Está en la página 1de 5

https://ressources.campusfrance.org/catalogues_recherche/.../sciences_humaines_es.pd...

1.

Las ciencias humanas, nos hacen más humanos


13 de junio de 2015 Tweet

Patricio Elías Guzñay


Lema. Santo Domingo
de los Tsáchilas,
Ecuador.
IBERCIENCIA.
Comunidad de
Educadores para la
Cultura Científica.
Actualmente las
ciencias exactas
(naturales), son más
aceptados o
reconocidas por la
sociedad de manera
general, y en el otro
caso las ciencias humanas (sociales), no son tan aceptadas y en ocasiones
denigradas desde un punto científico; dado que es extenso el estudio de las
ciencias humanas, se pretenderá resumir sus líneas de aporte a la misma
sociedad.

La ciencia en su concepto básico y general es “considerada un conjunto de


métodos ytécnicas para la adquisición y organización de conocimientos”.Dado el
concepto, la misma ciencia no solo seadjudica y se encierra a un solo objeto de
estudio, sino que se divide, principalmente en dosestudios diferentes: las ciencias
naturales y las ciencias humanas (sociales).

Las cienciasnaturales se focalizan en estudiar los fenómenos naturales


(naturaleza), mientras que lasciencias humanas se centran en estudiar al hombre
(relación, conducta, comportamiento...). Si bien el objeto de estudio de las ciencias
naturales esmuy fundamentada, científica y reconocida a nivel de la sociedad,
podríamos preguntarnos ¿Hasta qué punto las ciencias humanas sonconsideradas
menos científicas porque su objeto de estudio es más complejo ymenos eficiente
para la adquisición de conocimiento?
Las ciencias humanas no solo son aquellas ciencias o disciplinas científicas quese
ocupan de aspectos del comportamiento y actividades de los sereshumanos, sino
todo lo que envuelve al ser humano en su aspecto individual y colectivo; mientras
que las ciencias naturales no estudian estos aspectos sino que están inmersas en
los fenómenos de la naturaleza misma.Lo cierto es que las ciencias humanas al
tener un objeto de estudio muy subjetivo ymuy variable, debemos preguntarnos si
¿la hace menos confiable? para la adquisición deconocimiento. Mientras que las
ciencias naturales al ser más exactas,presentar variables controladas y basarse
en un método exclusivamenteempírico, permite que haya una mayor confiabilidad
de los resultados yconocimiento, es por ello que se considera más científica. Por
ejemplo unfísico puede determinar qué es lo que va a ocurrir si se calientan
losmetales, al igual que un químico con la mezcla de hidrogeno y oxigeno (H2O);
mientras que un sociólogo no cuenta con lamisma capacidad de predicción
cuando se estudia una situación social. Lasociedad tiende a adjudicar y segmentar
a las ciencias naturales como única ciencia, yaque son más exactas, y no le
permite una oportunidad a las cienciashumanas para que se desarrollen como tal.

Las ciencias humanas es su concepto epistemológico este designa a un grupo de


ciencias cuyo objeto es el ser humano o los grupos humanos y su cultura. No es
de utilización muy generalizada, aunque está presente en algunas
denominaciones institucionales.Puede considerarse de alguna manera similar a
conceptos poco utilizados en la actualidad, como los de ciencias morales y
ciencias políticas, o más utilizado de humanidades. Es habitual agrupar a las
ciencias humanas junto con el concepto de ciencias sociales, de las que no tienen
una distinción clara(historia, geografía, economía, ciencia política, sociología,
antropología, etc.); incluso en algunos casos se enumeran con ellas disciplinas del
entorno de las ciencias de la salud, como la psicología, o saberes más generales,
como la filosofía.

Las ciencias humanas, nos permite estudiar al ser humano de manera individual o
colectiva a través de sus interrelaciones con sus semejantes y con el medio
ambiente dondehabita; permitiéndonos entender por qué las personas son
cooperativas, orgullosas, desarrolladoras, etc., y pudiendo ver cómo avanza y que
diferente es de otras especies. Aportando así las ciencias humanas a que el ser
humano, pueda conocer su antes, ahora y después de la aplicación de las
diversas conclusiones que aporta esta ciencia para una vida más comprendida,
mejorada y de bien para una sociedad.

Las ciencias humanas y sociales, son aquellas que estudian al ser humano y su
relación con la sociedad. Sus discursos se entrecruzan y enlazan; por ello es
costosa una diferenciación entre estas ramas del conocimiento. No todas las
disciplinas que estudian al hombre reclaman el carácter científico, incluso dentro
de aquellas que se catalogan como ciencias, existen pensadores que no guían sus
reflexiones con el método científico.

Sin embargo, el positivismo considera adecuado y necesario un estudio del ser


humano enmarcado en este método, tanto en su aspecto individual como
colectivo, y es básicamente esta corriente epistemológica la que exige y busca
que los estudios sobre el hombre alcancen el reconocimiento de ciencias, aun
cuando varios autores critiquen los aspectos fundamentales de esta corriente
epistemológica y prefieran alejarse de la denominación científica.

Las ciencias humanas pueden dar apariencias a ser menos científicas que las
ciencias naturales, ya que presentan una menor confiabilidad en sus métodos de
estudio y conclusiones pertinentes, pero hay que concluir en que ambas son
ciencias, ninguna más científica que la otra, cada una con sus propias limitantes,
que el mayor beneficiado de los resultados de las ciencias humanas, son los
propios seres humanos.

Palabras clave: ciencias, sociales, humanas, persona, ser humano, estudio,


conocimiento.

https://www.oei.es/historico/divulgacioncientifica/?Las-ciencias-humanas...humanos

1.

LA HISTORIA: ENTRE LAS CIENCIAS HUMANAS Y LAS CIENCIAS


SOCIALESSusana Aldana RiveraPeriódico
Expreso. Sección cultural
(2000)Lima, domingo 27 de febreroEn los años de 1970 se discutió arduamente sobre
si la Historia era una disciplinapropia de las Humanidades o Ciencias Humanas o
si por el contrario y sin lugar adudas, su sitial estaba entre las Ciencias Sociales.
Una acalorada discusión que,como muchas otras de la época, nunca concluyó en
nada y simplemente se dejóallí. En este caso, sin embargo y desde la metodología
de la enseñanza, hayalgunas conciliaciónes teóricas poco conocidas.Si hablamos
de
Humanidades
y consideramos a la Historia como parte de ellas esporque estamos haciendo
referencia directa a una etapa de nuestro conocimiento yanálisis de nuestra
sociedad en la que el Hombre saltó a un primer plano y seconvirtió en el centro de
interés: el Humanismo y todo el desarrollo intelectual propiode este movimiento
cultural de finales del siglo XV y XVI. Recordemos como en estemovimiento fue
fundamental el redescubrimiento de los clásicos latinos y griegospara el
conocimiento del pasado y vitalizar ese presente.Pero así como nosotros
cambiamos, la vida cambia y también los hacen lassociedades y las perspectivas
de análisis para entenderlas. Desde fines del sigloXVIII y sobre todo en la primera
mitad del XIX, se dio una revolución que cambiódrásticamente el tipo de
relaciones entre los hombres: la industrialización.Fenómeno radicalmente nuevo,
propio del mundo moderno, que implicó la crecientepresencia de obreros y
proletarios aglomerados en ciudades y cuya presión paraparticipar en la vida
política de sus sociedades fue bastante más fuerte que la de loscampesinos,
generalmente dispersos en el campo y a merced del poder de losseñores.Este
proceso irreversible implicó la emergencia de grupos sociales hasta esemomento
no percibidos y el surgimiento de complejas y problemáticas -pordesconocidas-
relaciones sociales. Relaciones que, más que nunca, necesitabanser
comprendidas puesto que de ellas dependía la sobrevivencia social. Así,
lasrelaciones del hombre con el hombre saltaron a un primer plano.Pero ya no era
la etapa primera del mundo moderno sino por el contrario, se estabaante un
momento en el que los grandes avances de las ciencias naturales
permitíanentender el entorno en que se movía el hombre. Si con la observación,
laexperimentación y la comparación se podía conocer a la naturaleza cuanto no
mása la creación por excelencia de la misma, el hombre. Lógicamente, se buscó
aplicarla misma metodología científica para entenderlo en sí y en su relación con
otroshombres. Así como contraparte a las Humanidades, convertidas en
CienciasHumanas al compás del nuevo tiempo, surgió la sociología como la
ciencia social
por excelencia. Es decir, como la disciplina con la que se analizaría
rigurosamente,cual ciencia, el comportamiento social del hombre. Se sentaba, de
paso, las bases

para otra discusión tampoco definida sobre si el comportamiento del hombre


puedeser explicado en términos matemáticos como la ciencia. Pero la perspectiva
de lasociología fue rápidamente rebasada y se abrieron otras nuevas y
diferente, laantropología, la etnografía, la psicología social, entre otras, que juntas
y porseparado desafiaron el sitial preeminente de la historia.La fascinación por la
ciencia y su exactitud culminó en el positivismo que, comosistema filosófico sólo
admite lo experimental y rechaza las nociones a priori y losconceptos universales
y absolutos. Y si bien, la masa emergió ineludiblemente ymarcó todo el siglo XX,
muchas veces la historia, a la sombra del positivismo, semantuvo fiel a la
necesidad de recuperar el pasado lineal y puntualmente,terminando por ser poco
más que una mera relación cronológica. De modosemejante, las nacientes
disciplinas sociales se ensimismaron en sus propiasperspectivas y fueron
estableciendo una creciente separación entre ellas. Seríarecién para mediados de
la mitad del siglo XX cuando el conflcitivodesenvolvimiento social y el
descubrimiento del relativismo en la física, cambiaranuestras percepciones en
cuanto a la vida y se buscara, con urgencia, lageneralmente poco lograda
interdisciplinaridad.La metodología siguió obviamente estos avatares y se llegó a
establecer una suertede posición intermedia. Bajo el término Ciencias Humanas
se engloba a aquellasdisciplinas que se estudian los productos de la inteligencia
humana como el Arte, laLiteratura, la Filosofía. Y como Ciencias Sociales,
aquellas cuya esencia es analizarlas relaciones humanas en el conjunto
social. Aunque claro, el lugar de la historia esaltamaente problemático: la
construimos a partir de la obra de los hombres (libros,crónicas, etc.) pero también
de las huellas que deja en sus relaciones con otroshombres, sólo que en el
tiempo.Sólo nos queda esperar los resultados de la nueva revolución que vivimos,
lacibernética, y ver como se modifica nuestra percepción del análisis del hombre.
Esposible que cual computadora, con varios
“programas”
a la vez y con un softwareen actualización continua y constante.

www.academia.edu/.../LA_HISTORIA_ENTRE_LAS_CIENCIAS_HUMANAS_Y_L...

1.