Está en la página 1de 4

EDUCACIÓN EN VALORES.

UNA
PERSPECTIVA TEÓRICA
UNA PERSPECTIVA TEÓRICA PARA EL ESTUDIO DE LOS VALORES
García Susana y Vallena Liliana. (s/f) Una perspectiva Teórica para el estudio de los valores...
Pascual Antonia. (s/f) La Educación en valores desde la perspectiva del cambio.
ambos en la antología de "Educación en valores para la transformación social" de UPN pags 56 a 82

En un primer acercamiento al tema de los valores, Vallena y García se refieren al valor como una
categoría multiconceptualizada; en filosofía, antropología, sociología, pedagogía y otras ciencias se le
define con una perspectiva distinta; en el texto que presentan sustentan su concepto de valor en las
ideas de la socióloga húngara Agnes Heller quien los identifica como "preferencias conscientes e
inconscientes que tienen vigencia para la mayoría de los integrantes de una sociedad
y están socialmente regulados" de modo que todo puede ser valor en la medida en que los hombres lo
constituyan como tal (objetos, actitudes, instituciones, procesos...)

Ahora bien, los valores pueden perdurar si el consenso social asi lo elige; así, hay valores
universales (libertad, socialidad, dignidad, respeto...) que se significan en alto aprecio en la jerarquía
de los valores; otros valores tienen vigencia limitada pues solo son reconocidos y válidos para una
sociedad particular (obediencia, castidad, pobreza en las sociedades religiosas); de modo que es
válido afirmar que el valor tiene distintas formas de existencia y que en una misma sociedad existen
valores heterogéneos.

Los valores existen en diferentes formas: arte, ciencia, filosofía, normas sociales, normas
educativas [la educación debe ser laica, obligatoria, gratuita, democrática, nacionalista,,,], los usos y
costumbres de las sociedades [fiestas, saludos, etc].

El comportamiento cotidiano se rige por distintos valores, niveles y contenidos que varían según la
esfera de relación de la práctica social: trabajo, amigos, familia, religión, escuela, individualidad,
matrimonio, noviazgo, etc. de modo que los valores a veces se superponen y a veces se contradicen
dado que los ámbitos de la relación social también lo hacen.

Además de los anterior, conviene saber que los valores se adquieren, se desarrollan, se fortalecen
y mutan dentro de una sociedad puesto que desde que el hombre nace y hasta que muere lo hace en
sociedad; es su práctica social la fuente principal de socialización.

Durante la socialización el hombre enfrenta dos supuestos contradictorios: subordinarse y


elegir; como la norma social es obligatoria y transgredirla amerita sanción entonces el hombre se
subordina a ella, sin embargo le es permitido elegir los valores que desea practicar según sus
preferencias y sus intereses; excepto en la escuela en donde no hay posibilidad de elección pues
como institución la escuela debe inculcar y "transmitir" los valores establecidos en el marco jurídico-
político que orienta su actividad pedagógica.

La escuela tiene normas específicas de operación; el marco jurídico-político del Estado, la


reglamentación interna [asistencia, puntualidad, ceremonias, disciplina, rituales...] y las normas no
escritas de comportamientos propios de la institución; de modo que en el seno escolar el niño amplia
sus valores familiares, reformula, jerarquiza, agrega, cuestiona y fortalece sus valores.

En un segundo texto sobre la educación en valores desde la perspectiva del cambio, Antonia
Pascual nos invita a la reflexión sobre la desaparición progresiva de los valores en el curriculum y la
incorporación e insistencia del desarrollo de habilidades y conocimientos para una formación
profesional.
Pascual atribuye la transformación social (deterioro social) como consecuencia del olvido de los
valores; dice que "de nada sirve un cambio de estructuras si este no va unido a una actitud
responsable, solidaria y comprometida del hombre; no se puede transformar al mundo si no
nos transformamos nosotros"

Desde hace tiempo la educación intenta rescatar los valores - y agrego yo a las actitudes, a las
habilidades y conocimientos - de manera que el perfil de egreso contempla sujetos
libres, críticos, solidarios, respetuosos, tolerantes. democráticos, pro'activos en lugar de los sujetos
pasivos que obedecen sin analizar.

La educación debe atender los valores a la par de las habilidades y los conocimientos; formar
hombres íntegros; la escuela tiene el poder de hacerlo; enfatizar en la educación con valores que
inciten al alumno a ejercer sus capacidades, potenciarlas de manera que se identifiquen con ellos, con
su sociedad y con su entorno; para lograrlo la escuela debe evolucionar del modelo vertical [en la
escuela manda el profesor y el alumno obedece] al modelo horizontal en el que se compartan
responsabilidades y se reconocen en el alumno capacidades de acción y elección; en este modelo es
posible formar alumnos/hombres autónomos, participativos, capaces de colaborar, juzgar, crear e
integrarse positivamente a su comunidad.

Lectura: Una Perspectiva Teórica Para El


Estudio De Los Valores

Enviado por taviezo00053 • 1 de Mayo de 2013 • 1.092 Palabras (5 Páginas) • 3.086 Visitas

Página 1 de 5

Tema: La educación en valores para la transformación social

Lectura: Una perspectiva teórica para el estudio de los valores

Susana García y Liliana Vallena. En: “Normad y valores en el salón de clases”.

La categoría “Valor”

“Abordar el estudio de los valores en la escuela, implica tratar la cuestión a partir


de la referencia empírica como escenario vital, donde se articulan formas y contenidos
concretos y diversos de los valores, en cuanto realidad social”.

Para el estudio y sistematización de los valores en un sentido empírico, es


necesario la reflexión unida con la abstracción de los valores que la sociedad ha
establecido como válidos ante el comportamiento humano. De acuerdo con esto, los
individuo tienen la responsabilidad de razonar sobre su propio actuar y el de los
demás, con su operatividad con el mundo.
“El estudio de los valores desde la psicología y la pedagogía, siendo
conceptualizados como actitudes ya internalizadas o necesarias de adquirir a través
del proceso de enseñanza-aprendizaje o en el proceso de socialización formal o
informal”:

La interiorización de los valores en el individuo, en un supuesto necesario ante la


sociedad en general, trae consigo que el sujeto se adecue a los estatutos requeridos
por las mismas escuelas (por ejemplo), para poder estar dentro de la normativa
permitida. Es decir, una socialización determinada como formal, ante los supuestos
que el sujeto tenga como base de su comportamiento, muchas de las veces contrarios
a las reglas obligatorias.

Los valores como preferencias conscientes e inconscientes

“Los valores se identifican como preferencias consientes e inconscientes que


tienen vigencia para la mayoría de los integrantes de una sociedad y están socialmente
regulados”.

La adquisición de valores y su misma ejecución se produce de manera consiente


a mi parecer, en tanto que el sujeto es reflexivo de sus propias acciones ante la
sociedad al interactuar con los demás, ya sea de manera funcional como orgánica. A
pesar que el apropiamiento sea de manera inconsciente, en algunas ocasiones, el
individuo recae en la primera premisa, si no es así solamente es un ser con valores,
más carente de ética para ejercerlos.

“Hay valores universales que tienen vigencia en cualquier tiempo y espacio, pues
hacen referencia al vínculo específico de los hombre en cuanto seres humanos: la
socialidad”.

La socialidad como valor universal engloba características como la legitimidad


de la misma, su reconocimiento como factor inicial en la aculturación de las
sociedades; la base del origen de las organizaciones y organismos gubernamentales
tanto como independientes. En una estrecha vinculación, los diversos procesos,
agentes y actuaciones surgidas desde la socialidad son parte de ella, sin la necesidad
de deslindar su legado, finalizando en las situaciones donde los valores son utilizados
en forma práctica, como responsable.

Formas de existencia de los valores

“El comportamiento cotidiano se rige entonces por una heterogeneidad de


valores, niveles y contenidos que varían en las diferentes esferas de relación que
constituyen la práctica social: trabajo, producción científica, convivencia cotidiana,
etcétera”.

Nuestro actuar diario está determinado por valores, pautas de comportamiento,


reglamentos, que se reproducen en diversas esferas sociales: la familia, la escuela, el
trabajo, eventos comunitarios y todos aquellos espacios donde estén presentes valores
como: el respeto, la responsabilidad, equidad, justicia, los necesarios para que los
objetivos de cada núcleo social se logren en el

...

También podría gustarte