Está en la página 1de 4

La subordinacion

Para la formación del contrato de trabajo es necesario que la persona que


mediante una retribución presta sus servicios personales a otra, lo haga
bajo la dependencia y dirección de esta última.

Dependencia y dirección son, pues, los dos factores que conforman el


estado de subordinación en que la ley sitúa al asalariado para permitir así
el funcionamiento de la empresa capitalista.

Importancia

La subordinación sirve para distinguir el contrato de trabajo de otras


convecciones parecidas. En efecto, si la prestación de servicios y la
remuneraciones son elementos comunes de otros negocios jurídicos. En
cambio la subordinación es un factor peculiar y propio del contrato de
trabajo

Para un análisis de la subordinación se deberá precisar cuáles son sus


fundamentos para luego establecer sus múltiples formas de
manifestaciones y así poder hacer uno de ellas con la finalidad de
comparar el contrato de trabajo con otras figuras contractuales.

Fundamentos de la subordinación

Tres concepciones esenciales se han expuestos tratando de explicar las


bases de la subordinación, una que la explica a través de la dependencia
económica; otra que recurre a la dependencia técnica para fundamentarla;
y una tercera, la cual ha sido denominada subordinación jurídica.

a) Dependencia económica

La dependencia económica está presente desde el momento en que una


persona tenga en su trabajo, y por ende en la remuneración que recibe, su
fuente única o principal de subsistencia.

Es evidente que la generalidad de los trabajadores encuentra en su salario


el medio que les permite vivir, pero son varias las razones por las cuales la
dependencia económica no siempre sirve para caracterizar el contrato de
trabajo.

Una de estas es la imprecisión y vaguedad del concepto, el cual puede


referirse a situaciones sociales muy diferentes y complejas que hacen
difícil su aplicación práctica.

b) Dependencia Técnica

Esta dependencia técnica se da en la gran mayoría de los trabajadores,


especialmente entre aquellos que realizan una labor prevalecientemente
muscular. No obstante algunos trabajadores poseen conocimientos
técnicos superiores a los de su patrono, como sucede con el médico
contratado para servir en el consultorio de la empresa, que en la ejecución
de su labor contrario con una competencia ignorado por su patrono.

En consecuencia la dependencia técnica no puede utilizarse como criterio


para caracterizar el contrato de trabajo ya que en muchos casos no se
presentara esta modalidad y sin embargo nadie pondrá en duda que la
relación laboral entre las partes ha tenido su origen en un contrato de este
tipo.

c) Subordinación Jurídica

La subordinación del trabajo es una creación de la ley que dimana del


derecho de propiedad que ejerce el patrono sobre su empresa.

Esta subordinación impuesta por la ley permitirá el funcionamiento de la


empresa capitalista, pues obligara al trabajador a obedecer las órdenes de
su patrono y le permitirá a este dirigir las actividades de aquel dictándole
instrucciones para la realización de sus faenas.

En consecuencia, la subordinación no es más que una situación creada


por la ley para regir las relaciones de producción en el sistema capitalista.

Manifestaciones

Como las formas en que se manifiestan la dependencia del trabajador y el


poder de dirección del patrono son complejas y variadas, la determinación
de la subordinación puede resultar una tarea complicada, pues si bien es
cierto que con frecuencia será fácil detectar su presencia, no es menos
cierto que también que en ocasiones se podrá dudar de su existencia.

Los principales signos que hacen presumir la existencia de un trabajo


subordinado son:

a) Lugar de trabajo: generalmente la persona que presta servicio en


virtud de un contrato de trabajo ejecuta su labor en un local que
pertenece en propiedad o arrendamiento al patrono, a diferencia del
trabajador independiente que realiza su faena en su propio taller u
oficina
b) Horario de trabajo: en la generalidad de las ocasiones la
subordinación exige el cumplimiento de un horario durante el cual el
trabajador se halla a la disposición de su patrono; por el contrario en
labor se ejecuta de manera independiente no hay exigencia de un
horario de trabajo.
c) Suministro de materias primas, maquinarias o
instrumentos de trabajo: comúnmente la persona que realiza
su labor bajo la dependencia y dirección de otra recibe de su patrono
las materias primas para manufacturarlas en maquinas y con
instrumentos pertenecientes a la empresa, en tanto que el trabajador
independiente lleva a cabo su tarea con materia prima que el
adquiere y con útiles de su propiedad.
d) Exclusividad: por regla general el asalariado presta servicios a
una sola persona, al contrario de lo que sucede con el trabajador
independiente que casi siempre ofrece sus servicios a varias
personas.
e) Ausencia de personal dependiente: normalmente el
trabajador subordinado ejecuta su labor sin auxiliares ni subalternos,
a diferencia del trabajador independiente que frecuentemente los
usa.
La exclusividad

En Derecho Laboral, la nota de exclusividad expresa que sólo existe o


sólo debe existir un ajuste, una relación de subordinación del trabajador
con respecto a una empresa.

La exclusividad se entiende de dos maneras: a) la absoluta, la que no


permite sino una ocupación laboral; b) la relativa, la que tolera o reconoce
la variedad de empleos o tareas en forma sucesiva; por ejemplo, si por las
mañanas se trabaja en una actividad y por la tarde en otra; o si la primera
se le reservan unos días de la semana, y los restantes a la segunda.