Está en la página 1de 2

La geomorfología de La Paz

Columna

JOSÉ GUILLERMO TORREZ G. O.


PLUS ULTRA
Publicado el 14/07/2018

La geomorfología es parte de la ciencia geológica, que es el estudio del relieve terrestre y que se subdivide
en geomorfología aplicada: que trata de la lucha permanente contra la erosión de las tierras cultivadas y
otras formas del deterioro del ambiente natural, es decir de los problemas que depara la intemperie, tales
como la lluvia, los vientos, corrientes de agua y otros. Por otra parte se considera la geomorfología
climática, que es el fenómeno que se presenta por la influencia de los agentes atmosféricos y de la
vegetación en la evolución del relieve. Por último la geomorfología estructural que como su nombre lo
indica se trata de la investigación de todos y cada uno de los agentes que concurren a la estructura en la
evolución del relieve.
La cuenca, donde está situada la ciudad de La Paz, en un pasado periodo geológico, formaba un gran lago
que en un largo proceso y después de haber llegado a su máximo caudal, progresivamente fue bajando sus
niveles de agua hasta lograr un vaciado completo y desaparecer, por medio de la falla de Aranjuez, que
así se la denomina, en la parte sur dejando huellas de este impacto en las diferentes elevaciones aún
existentes, mostrando en detalle estas marcas estratigráficas, dejadas por los diferentes niveles de agua en
los afloramientos que se muestran, en los diferentes niveles que ha dejado el agua de este lago , hasta llegar
a lograr un vaciado completo de estos caudales en la falla geológica que se produjo y que se así se la
denomina como la falla de Aranjuez, y que actualmente llega hasta lo que es Mallasa, Ventilla, y otras
poblaciones de la zona sur.
Todos estos antecedentes geomorfológicos han dejado un paisaje, especial y único en la ciudad, tales como
el Valle de la Luna, El valle de Ánimas, el Cañadón de Aranjuez, el Parque Central de Laicacota y tantos
otros.
Esta estructura geomorfológica, esta evolución del relieve, este paisaje que se describe de la ciudad de La
Paz, muestra claramente las diferentes agujas, columnas, relieves con una coloración de distintas
tonalidades, desde la formación del Valle Alto de la Ciudad de El Alto, las laderas de la Zona Central, el
Valle de Achocalla, toda el área de la Zona Sur, hasta rematar en río abajo, a los pies de ese gran coloso
como es el Illimani, requiere de una política de conservación e inventariación de estos recursos turísticos
y una recuperación cultural, protección y uso sostenible, que hace ver que esta muestra geomorfológica y
estratigráfica sea una de las pocas que existen y sea una muestra única de los Andes Centrales.
Todo un esfuerzo de mapas, perfiles, preciosas fotografías de todo este panorama, muy especial de la
ciudad de La Paz, cursa en poder de un ciudadano que ha dedicado horas días meses y años que hacen por
todos los medios la necesidad de que en forma detallada y explicativa sea expuestas en el museo
especializado que tiene a su cargo la Oficialía Mayor de Cultura del Gobierno Municipal de La Paz.
Los trabajos mencionados tienen por objeto la cuantificación de legados geomorfológicos, aptos para su
protección y conservación y evitar ante todo la destrucción por el tiempo, del uso indebido de suelos,
loteamientos, riesgos físicos y otros hacen ver a todas luces, que esta selección de fotografías, con un
inventario documentado, mapas geológicos y otros, ligados a la formación del valle paceño, constituye
actualmente un importante patrimonio que se encuentra en poder de su autor el Señor Jaime Mendizábal
S. ( James )que bien vale la pena que todo este delicado trabajo sea transferido a la Oficialía Mayor de
Cultura del Gobierno Autónomo Municipal de la Ciudad de La Paz, tendiente a poder exponer e
incrementar este interesante trabajo en el Museo de Patrimonio Cultural correspondiente, por una parte y
un museo virtual de áreas protegidas, hoy en día dentro de un marco moderno de nuevas tecnologías.