Está en la página 1de 3

Michael von Hagen

Dr. William Childers


Spanish 4715W
Marzo 7, 2019

Un análisis parcial de don Quijote


Introducción
Desde la creación de Don Quijote en 1605, muchos eruditos han contemplado el significado
detrás del trabajo novelístico de Miguel de Cervantes Saavedra. A lo largo de todo el texto, se
continúan introduciendo nuevos personajes y escenas que transforman el significado literal de
su obra, al permitir al lector darle su propia interpretación al usar su propia percepción de la
misma. Es dentro de escenas como la de los molinos de viento, el célebre discurso de la Edad
Dorada y la escena de los batanes entre otras, donde los lectores son desafiados a pensar
críticamente y mucho más allá de la amorfa obra de Cervantes. Tesis…

Análisis

" y quitarles a todos las vidas, con cuyos despojos comenzaremos a enriquecer; que ésta es
buena guerra, y es gran servicio de Dios quitar tan mala simiente de sobre la faz de la tierra.
(cuando se está aproximando a los molinos de viento)
a. Esto es similar a la mentalidad española en el momento en que la Monarquía
Católica Española actuaba durante la conquista española.
b. Este extracto proporciona casi directamente el propósito de esa escena, en la que
Cervantes está indirectamente refiriéndose a la conquista española.
c. Aunque muchos lectores pueden estar distraídos con la inteligente redacción
quijotesca, es importante pensar más allá del alcance de esta escena.

Sancho le responde a Don Quijote, sintiéndose confundido por las aseveraciones de Don
Qujiote acerca de que los molinos de viento son los enemigos gigantes, atreviéndose a
preguntarle a que se refería. "Mire vuestra merced —respondió Sancho— que aquellos que allí
se parecen no son gigantes, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos son las
aspas, que, volteadas del viento, hacen andar la piedra del molino". Intentando explicarle a Don
Quijote que no representaban peligro. Para lo que Don Qujiote respondió que aquellos
imponentes enemigos de acero eran la creación de de una tormenta de viento y el sudor.
(Poder y lágrimas?)

En cuanto Don Quijote se aproxima a los molinos de viento, les empieza a dar nombres
individuales. Esto personifica cada molino de viento, mostrando que el propósito de los molinos
de viento es más que representar a un hombre que está loco y se atreve a luchar contra un
objeto inanimado, sino lo que busca es mostrar que incluso tienen un propósito más grande
que ellos mismos.

En este punto, Don Qujote se prepara para entrar en la batalla. Aunque entiende que el
resultado puede no estar en su favor, que él está entrando en una batalla en la que no tiene
muchas oportunidades de ganar, siente es algo que debe hacer. Por otro lado, su compañero
fiel Sancho continúa tratando de decirle a Don Quijote que los molinos de viento no pueden
causarles ningún daño, son simplemente objetos y que no vale la pena luchar. Para lo que Don
Quijote responde 'son gigantes'.

Venid a mi ayuda, mi señora Dulcinea. Cuando Don Quijote dice esto, él está reafirmando que
para el Dulcienea es de alguna manera su versión de "Dios". La idolatra y la ama tanto que la
invoca cuando piensa que necesita intervención divina. El "Dios Omnipotente y Omnipresente"
es un símbolo del cristianismo.

"Ella nunca ha visto un verdadero Moro, pues tal es la reserva de su crianza". xxxxxxx
Si Dulcinea fuese la nueva versión de Dios, ella no vería ninguna diferencia entre las
personas al convertirse en una deidad, por lo que iría en contra del objetivo que ella
trae a la historia.

Como Don Quijote se aproxima a el primer molino, se cae hacía atras en su espalda y Sancho
Panza se le acerca diciéndole que le había dicho que tuviese cuidado porque eran molinos de
viento pero no le había querido escuchar.

Don Quijote piensa que el encantador Frestón tiene algo que ver con esto.

- "Tal es la enemistad que me tiene; mas al cabo al cab han de poder poco sus malas artes
contra la bondad de mi espada".

La representación de Frestón y sus "malas artes" al transformar gigantes en molinos, reafirma


su visión del mundo justifica su delirio. No puede ver el mundo tal y como los otros lo ven,
siempre lo transforma. Durante la época en la que se escribió esta obra maestra, la sociedad
cristiana estaba en búsqueda de naciones aliadas para patrocinar su campaña colonizadora,
pero estas naciones podrían parecer amigas pero realmente eran enemigos, definitivamente se
podía experimentar un clima de desconfianza y de guerras.

Cuando Don Quijote los enfrenta, él representa a un valiente soldado que realmente se da
cuenta de las injusticias que se viven en la sociedad de su tiempo, decide enfrentar todo lo que
parece "seguro y correcto" ya que es un visionario que puede ver por encima de su tiempo. Y
con él, trajo a su ayudante leal para ayudar a derrotar a cada molino.

La respuesta de Sancho se correlaciona a la respuesta promedio de los moros en España para


esa época, ya que estaban más abiertos a la conversión, pues no lo veían como un gran
problema, ya que lo que les interesaba era adaptarse a la cultura y religión española para
poderse camuflar entre los cristianos y así poder disfrutar de los beneficios de un país tan
próspero como lo era España en ese entonces. Sancho es un compañero leal que aunque no
está de acuerdo con todas las ideas de su amo, decide apoyarlo y seguirlo en sus aventuras. Sin
embargo, Don Quijote considera que Sancho es ignorante al ver a los molinos de viento de una
manera tan inocente, porque para el, estos son el verdadero peligro desde el comienzo de su
viaje.

Con relación a la Parte II

Don Quijote y Sancho Panza se enfrentan a un evento sorpresivo, al parecer se ha escrito un


libro de sus hazañas y aventuras. Don Quijote no sabe si Sancho ha hablado con otros acerca
de sus experiencias y por eso lo confronta. Sin embargo, se da cuenta que su ayudante es fiel y
no ha pronunciado una palabra al respecto. Luego de unas averiguaciones, se enteran de que es
un Moro quien ha escrito su historia. Al comienzo, ambos se preocupan pues el considera que
los Moros son mentirosos porque son "embelecadores, falsarios y quimeristas" Sin embargo,
acuden al bachiller Carrasco quien les confirma los rumores y les cuenta que ya hay circulando
varias copias de su historia. También les cuenta que se describe a Don Quijote como un hombre
virtuoso, valiente y visionario. Aunque los detalles no son 100% acertados, lo que le interesa a
Don Quijote es la imagen que todos tienen de el y en ese momento le deja de importar que
quien escribió el libro es un musulmán, y empieza de cierta manera a sentir aprecio y respeto
por el autor. Sancho Panza, por otro lado no parece muy satisfecho, pues es descrito al
comienzo de la obra como un hombre muy simple, mentecato y sin opinión propia, también
con una apariencia brusca y sin educación. Por supuesto, Sancho no esta satisfecho con esta
versión de la historia.

Sin embargo, cambia de parecer al darse cuenta que a medida que la historia avanza, podemos
ver en Sancho la voz de la razón, valores como la humildad y la lealtad que eran tan escasos y
poco a poco empieza a tomar un papel co-protagónico en la historia, por lo que empieza a
gustarle la versión que el Moro ha hecho. De cierta manera, ambos personajes empiezan a
sentir cierto tipo de respeto por un extranjero que es el único que se atreve a ver a los
personajes con una mirada diferente a con la que la sociedad tradicional los veía. El libro, es
una invitación abierta a escuchar a las personas que son diferentes de nuestras creencias e
ideologías, porque pueden darnos sorpresas muy placenteras. Esta enseñanza continua siendo
valedera hoy y las aventuras de Don Quijote pueden seguir siendo interpretadas en nuestro
contexto social

También podría gustarte