Está en la página 1de 9

Asignatura:

Contabilidad III

Título del Trabajo:

Conversión del Decreto 2649 de 1993 hacia las normas NIIF

presenta:

Geidy Andrés Castaneda Ardila ID 679166

Jorge Santiago Saavedra Flórez ID 669842

Luis Gabriel Garcés Gonzales ID 672668

DOCENTE:

Dumar Fredy Álvarez Hernández

NRC: 31242

Colombia – Villavicencio marzo 22 de 2019


Introducción

En un mundo cada vez más abierto, en el que los flujos de capital van y vienen, las
empresas tienen la posibilidad de acceder a los mercados de capital externo para
financiarse. Esto sin embrago, sólo es posible si cada una de ellas y los demás entes
organizacionales del país manejan los esquemas contables que exigen los mercados a los
cuales quieren acceder. La respuesta a la pregunta del por qué converger a unos estándares
internacionales de Contabilidad es muy clara en cuanto a que éstos permiten a nuestro país
además de todo lo mencionado anteriormente, la búsqueda de alianzas estratégicas tanto
locales como extranjeras; y el esquema de información financiera, transparente y confiable,
se convierte entonces en la herramienta relevante para llevar a cabo este tipo de
operaciones. Tener un sistema contable global facilitará la comparación de los Informes
Financieros de las empresas locales con el exterior y de esta forma analizar rentabilidades,
productividades, poder competitivo y participación de las empresas en los mercados, lo cual
se vuelve importante en la evaluación de la posición empresarial.
Pasos para la conversión del Decreto 2649 de 1993 hacia las normas NIIF

A partir de la Ley 1314 de 2009, Ley de Convergencia a Normas Internacionales de


Información financiera, Colombia le apostó a que el sector económico del país produzca
una información financiera comprensible, transparente y comparable, pertinente y
confiable, útil para la toma de decisiones, con el objetivo de internacionalizar las
relaciones de comercio y de crear un sistema uniforme, con un mismo lenguaje que facilite
el libre comercio, para lo cual y por medio de esta Ley, se establece qué autoridades son
responsables del proceso de formalización y las entidades encargadas de vigilar su
cumplimiento.
Las Normas Internacionales de Información financiera a aplicarse en el país para
el sector privado según la regulación establecida en los Decretos 2784 de 2012, que
corresponde al Grupo 1 y que aplica NIIF plenas, Decreto 3022 de 2013, que corresponde a
la reglamentación para el Grupo 2 y que debe aplicar NIIF para PYMES y el Decreto 2076
DE 2012, que reglamenta la aplicación de NIIF simplificadas para las microempresas y
personas naturales obligadas a llevar Contabilidad, difieren de las normas y principios
contables establecidos en el Decreto 2649 de 1993, y que continua vigente hasta el 31 de
diciembre de 2015; podemos empezar por hacer claridad en cuanto, a que el organismo
emisor que fue elegido por el Concejo Técnico de Contaduría Pública (CTCP), el IASB es
un organismo privado por lo tanto las normas que emite no tienen carácter vinculante y no
pueden ser impuestas directamente, son las autoridades o entidades quienes se encargan de
su aplicación y de la vigilancia de su cumplimiento en el país. (Gerardo & Magda, 2015)

El resumen esta ley reglamenta la convergencia de nuestras normas contables es


decir el decreto 2649 con las normas internacionales con las niif y las nic, evita la
incoherencia de reglamentaciones entre intendencias y otros organismos busca unificar
criterios y establecer un solo emisor de normas contables, imponiendo al Consejo Técnico
de la Contaduría pública con redactor único de las normas de convergencias ; separa las
normas contables de las fiscales donde fija los plazos entre el 2010 y el 2014 para la puesta
en marcha de esa convergencia que se establecen con todos los decretos que han salidos
del 691 del 2010 hasta el decreto 2615 que salió el año 2014 Y obliga a llevar contabilidad
régimen simplificado y complementaria. En el artículo 2 estipula el ámbito de aplicación
donde recalca que “La presente ley aplica a todas las personas naturales y jurídicas que,
de acuerdo con la normatividad vigente, estén obligadas a llevar contabilidad, así como a
los contadores públicos, funcionarios y demás personas encargadas de la preparación de
estados financieros y otra información financiera, de su promulgación y aseguramiento.”
(REPÚBLICA, 2009)

Las empresas que desean aplicar las NIIF deben tener en cuenta los decretos que
han salido donde establecen desde reglamentos hasta los cambios que han venido
presentando hasta la fecha como lo estipula (Lopez & Lourido) en su análisis de
documentos para la convergencia a estándares internacionales de información financiera;
“En relación con la contabilidad pública, la regulación heredada del modelo español ha
tenido importantes cambios a lo largo del siglo pasado. Empieza con las leyes 34 y 42 de
1923, luego el Decreto 294 de 1973, que estableció el estatuto orgánico del presupuesto y
asignó la responsabilidad de la contabilidad pública al MHCP. A partir de la creación de la
figura del Contador General de la Nación, mediante la Constitución de 1991, la
contabilidad pública logra modernizarse con la expedición de la Resolución 4444 del Plan
General de Contabilidad Pública que constituye un hito en la historia de la contabilidad. La
Resolución 400 del 2000 adopta el plan contable que ajusta los postulados y principios de
la contabilidad pública a la realidad conceptual del ámbito internacional, y a partir del 2006
con la Resolución 222, que expide el Régimen de Contabilidad Pública, se armoniza con
estándares internacionales de contabilidad pública internacional promulgados por el
Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad para el Sector Público, International
Public Sector Accounting Standards Board, IPSASB (Castillo 2009). Es necesario
mencionar que dicho régimen tuvo vigencia hasta el 13 de septiembre del 2007, fecha en la
cual se expidió la Resolución 354 que adoptó un nuevo régimen de contabilidad pública.”

Para hacer la apertura del estado de situación financiera se deben definir las
políticas contables que se van a aplicar dentro de la organización; por ejemplo, el
reconocimiento de los activos y pasivos bajo NIF, la eliminación de las partidas que las
NIIF no incluyan, las reclasificaciones que proponga la aplicación de las NIF y la
implementación de los parámetros de medición que de igual manera mencionan estas. A
continuación, se muestra un ejemplo de (Galego, 2011) en la presentación de un estado de
situación financiera bajo NIIF en una entidad del sector financiero.

“De acuerdo a la ley 1314 de julio 13 de 2009, la presentación de la


información financiera de las empresas bajo las Normas Internacionales de
Información Financiera (IFRS), está proyectada para ser aplicada a partir de
enero 1 del 2012; pero para efectos del trabajo, se ha considerado pertinente
adoptar como fecha de inicio, el primero de enero del 2009, con cierre a diciembre
31 del mismo año como balance de transición y balance de información bajo las
Normas Internacionales de Información Financiera (IFRS)” (Galego, 2011)
Conclusión

 Cada día son más las empresas que elaboran sus estados financieros con base en las

NIIF, y aunque desde hace varios años atrás se ha expuesto el marco legal para su

aplicación, sería deseable que el proceso que se está llevando a cabo cuente con una mayor

celeridad acorde con la dinámica del mundo de los negocios y con lo previsto en la ley.

Preocupa que a la velocidad con la cual se viene desarrollando el proceso de convergencia,

los plazos de implementación de las NIIF no se cumplan como lo estableció la ley.

La profesión contable debe introducir prácticas profesionales que estén acorde con

los nuevos procesos internacionales que se están dando en estos momentos en Colombia,

pues la sociedad se encuentra en un proceso de crecimiento haciendo más compleja la

actividad económica, exigiendo más creatividad, innovación e interdisciplinariedad. La

armonización de la información contable es posible en la medida en que se concilien

criterios, fundamentales conceptos de Contabilidad y prácticas en generales para alcanzar la

uniformidad de la información, permitiendo la comparabilidad de la información financiera.

Además, bajo un criterio uniformizado de las normas, se puede llegar a la formulación de

estados financieros claros, comprensibles y comparables a nivel internacional, con todas las

consecuencias económicas, financieras, e inclusive políticas que esto implicará.


Referencias
Estupian, R. (2017). ESTADOS FINANCIEROS BÁSICOS BAJO NIC/NIIF. ECO

EDICIONES.

Galego, A. (febrero de 2011). Presentación de estados fiancnieros de la compañia ABC

planta y equipo S.A bajo Norma Internacional de Información Financiera.

Obtenido de

http://repository.lasalle.edu.co/bitstream/handle/10185/4682/T17.11%20G135p.pdf;

jsessionid=62DBAB80BE2F0752A482A2ACB0A73F32?sequence=1

Gerardo, C. D., & Magda, M. L.-I. (04 de 11 de 2015). gerenica.com. Obtenido de NIIF

para principiantes: diferencias normas contables decreto 2649/93 (PCGA) y NIIF-

IFRS para el tratamiento de intangibles y activos diferidos:

https://www.gerencie.com/diferencias-normas-contables-y-niif-ifrs-para-el-

tratamiento-de-intangibles-y-activos-diferidos.html

Lopez, C., & Lourido, F. (s.f.). Antecedentes de la regulación contable en Colombia. En

Cobergencia a estanderes internacionales de información financuera y de

aseguramiento en Colombia: Análisis de documetnos de direccionamiento

estratégico del CTCP (págs. 104-105).

REPÚBLICA, C. D. (13 de 07 de 2009). secretariasenado.gov.co. Obtenido de

http://www.secretariasenado.gov.co/senado/basedoc/ley_1314_2009.html