Está en la página 1de 18

“Incuestionablemente, cualquier defecto

psicológico, al desintegrarse, es reemplazado


por alguna virtud, poder, fuerza o ley que
cristaliza en nuestra personalidad humana.
Así es como, poco a poco, vamos cristalizando
Alma”.
Samael Aun Weor

Las enseñanzas que contiene este folleto han sido extraídas íntegramente
de la obra hablada y escrita del V.M. Samael Aun Weor, antropólogo y
filósofo contemporáneo que ha sabido reunir y develar los tesoros más
valiosos de la Sabiduría Universal.

w w w. a g e a c . o r g
cursos@ageac.org
EL SONIDO UNIVERSAL
El iniciado ama la música de los grandes clásicos, y siente repugnancia por la música infernal de las gentes vul-
gares. La música afrocubana despierta los más bajos fondos animales del hombre.

El iniciado ama la música de los grandes compositores. Por ejemplo, la “Flauta Encantada” de Mozart nos recuerda
una Iniciación egipcia.

El Alma comulga con la Música de las Esferas cuando escucha las “Nueve Sinfonías” de Beethoven o las compo-
siciones de Chopin, o la divina “Polonesa” de Liszt. La música es la Palabra del Eterno.

Nuestras palabras deben ser música inefable, así sublimamos la energía creadora hasta el corazón. Las palabras
asqueantes, sucias, inmodestas, vulgares, etc., tienen el poder de adulterar la energía creadora, convirtiéndola en
poderes infernales.

La música debe despertar en el organismo humano para parlar el Verbo de Oro.

Los grandes ritmos del Mahaván y del Chotaván, con sus tres compases eternos, sostienen el Universo firme en
su marcha. Esos son los ritmos del fuego. Cuando el Alma flota deliciosamente en el Espacio Sagrado tiene el deber de
acompañarnos con su canto, porque el Universo se sostiene por el Verbo.

El Matrimonio Perfecto

Todo movimiento es coesencial al sonido. Donde quiera que exista el movimiento, existe el sonido.
El oído humano sólo logra percibir un limitado número de vibraciones sonoras. Empero por encima
y por debajo de estas vibraciones que el oído registra existen múltiples ondas sonoras que nadie alcanza
a percibir. Los peces de la mar producen sus sonidos peculiares. Las hormigas se comunican entre sí por
sonidos inaudibles para nuestra percepción física.
Las ondas sonoras, al actuar sobre las aguas, producen movimientos de elevación y de presión de las
aguas. Las ondas sonoras, al actuar sobre el aire, producen movimientos concéntricos... Los átomos, al girar
alrededor de sus centros nucleares, producen ciertos sonidos imperceptibles para el hombre. El fuego, el
aire, el agua y la tierra tienen sus notas sonoras particulares.

LA NOTA CLAVE
Las siete vocales de la Naturaleza, I-E-O-U-A-M-S, ¡resuenan en toda la Creación!...
Cada flor, cada montaña, cada río... tiene su nota peculiar, su NOTA SÍNTESIS. El conjunto de todos los
sonidos que se producen en el globo planetario vienen a dar una nota síntesis en el coro inmenso del Espacio
infinito. ¡Cada mundo tiene su nota clave! Y el conjunto de todas las notas claves del Infinito forma la orques-
tación inefable de los Espacios estrellados. ¡Esta es la Música de las Esferas de la que nos hablaba Pitágoras!

LA AFINIDAD VIBRATORIA
Si un músico, tocando un instrumento, diera la nota clave de un hombre, y si prolongara esa nota hasta
el máximum, entonces ese hombre moriría instantáneamente.
Todas las celdillas del organismo humano se sostienen por el sonido, por el Verbo. Los átomos de todo
el organismo viven en incesante movimiento. Y todo lo que está en movimiento suena. ¡Y el Logos suena!

www.ageac.org 2 cursos@ageac.org
La nota síntesis de todo movimiento atómico del organismo humano podría, por una Ley de Afinidad
Vibratoria, matar instantáneamente al ser humano.
Se dice que cuando Josué tocó la trompeta cayeron los muros de Jericó. Pues Josué dio con la nota
clave de esos muros. En el ejército se sabe que cuando un batallón va a atravesar un puente debe romper
la marcha para no destruir con su ritmo sonoro la estabilidad de ese puente.
Si se toca la nota de un piano, y cerca hay otro piano, este último repetirá la misma nota del primero.
Eso se debe a la Ley de Afinidad Vibratoria.
Realmente, si el músico produjera la nota clave de un hombre y la prolongara demasiado, por Ley de
Afinidad Vibratoria se repetiría en el organismo del hombre el fenómeno de los dos pianos, significando esto
la muerte instantánea, es decir, una conmoción intensísima fuera de la resistencia del equilibrio normal de
la estructura del hombre.

RELACIÓN LARINGO-SEXUAL
Existe una íntima relación entre las glándulas sexuales y la laringe creadora. Cuando el niño llega a la
edad de 14 años, su voz se transforma en la voz del hombre. Dicha transformación se debe a que entran en
actividad las glándulas sexuales.
¡Así, pues, es incontrovertible esa íntima relación entre las glándulas sexuales y la laringe creadora!

DEFORMACIÓN DE LA PALABRA
El sonido del cañón, su estampido, destruye los vidrios de una ventana. Por otra parte, una palabra
suave apacigua la ira; pero una palabra grosera, inarmónica, produce enojo, o melancolía, tristeza, odio...
Dicen que el silencio es oro. Mejor es decir: ¡Es tan malo hablar cuando se debe callar, como callar
cuando se debe hablar!
Hay silencios delictuosos, hay palabras infames. Débese calcular con nobleza el resultado de las palabras
habladas, pues muchas veces se hiere a otros con las palabras en forma inconsciente.
Las palabras llenas de mal intencionado (doble) sentido, producen fornicaciones en el mundo de la
mente. Y las palabras arrítmicas engendran violencia en el mundo de la mente cósmica.
¡Nunca se debe condenar a nadie con la palabra, porque jamás se debe juzgar a nadie! La maledicencia,
el chisme y la calumnia han llenado el mundo de dolor y de amargura.
Es necesario comprender el valor de la palabra y no profanarla con pensamientos indignos.

MANTRAMS
La combinación fonética hecha con sabiduría produce los MANTRAMS. Así, pues, un mantram es una
sabia combinación de las letras cuyos sonidos determinan efectos espirituales, anímicos y también físicos.
Antes de que se revelaran todos los idiomas de la Torre de Babel sólo existía una lengua única, un Len-
guaje de Oro, un idioma universal...
Ese idioma tiene su gramática cósmica perfecta. Las letras de esa Lengua de Oro están escritas en toda
la Naturaleza. Quien haya estudiado las runas nórdicas y los caracteres hebreos, chinos y tibetanos, podrán
intuir ese Lenguaje Cósmico con sus letras enigmáticas.
Esa Lengua Universal de vida solo la hablan los ángeles, arcángeles, serafines, etc.

www.ageac.org 3 cursos@ageac.org
Cuando el Fuego Sagrado florece en nuestros labios fecundos hecho verbo, la palabra se hace carne
en nosotros.
Todos los mantrams que conocen los ocultistas son únicamente sílabas, letras, palabras aisladas del
Lenguaje de la Luz.
“Al que sabe, la palabra da poder, nadie la pronunció, nadie la pronunciará, sino solamente aquel que
lo tiene encarnado”.

EL PODER DE LOS MANTRAMS


Los ignorantes ilustrados, que tanto abundan en este siglo, pueden reírse como idiotas de lo que des-
conocen. Esas gentes suponen que nuestros mantrams son palabras sin valor alguno y que su energía se
pierde en el espacio.
Ellos ignoran el valor interno de las palabras. Ellos desconocen la substancia principal de la palabra, y
por ello se ríen de nuestros mantrams.
En toda palabra existe un valor externo y otro interno. Es, precisamente, el valor interno, la substancia
principal de la palabra. El elemento interno de la palabra no se encuentra comprendido dentro de nuestro
espacio tridimensional. El elemento interno de la palabra hay que buscarlo en el espacio superior, con di-
mensiones superiores a las nuestras.
Nuestro espacio aparece ante nosotros únicamente como una parte del espacio superior. Así es como
llegamos a la conclusión de que nosotros no conocemos todo el espacio. Lo único que conocemos es esa
pequeña parte que puede ser medida en términos de longitud, latitud y altura.
La palabra produce figuras geométricas objetivas. Tales figuras se llenan de materia cósmica y cristali-
zan materialmente. Las figuras geométricas de las palabras están demostradas concretamente en las cintas
magnetofónicas. Basta hacer pasar la aguja para que resuenen con intensidad todas las palabras que el
parlante haya pronunciado.
Realmente es el elemento interno de la palabra el que se procesa geométricamente, y lo hace en las
dimensiones superiores del espacio. Así es como con los mantrams se producen efectos en esas dimensiones,
invisibles estos para los ojos físicos, pero perfectamente visibles para el sexto sentido.
Nada saben los científicos sobre la cuarta dimensión de la materia en el espacio. Nada saben sobre la
hipergeometría de ese tipo espacial de cuarta dimensión. Definir el espacio como la forma de la materia
en el Universo padece de la deficiencia más grave, cual es introducir el concepto de materia, es decir, de lo
desconocido, porque realmente la materia continúa siendo lo desconocido. Todos los intentos de definición
física de la materia solo conducen a un callejón sin salida: x=y, y=x. Este es el callejón sin salida de los físicos.
Las definiciones psicológicas sobre la materia conducen también al mismo callejón sin salida. Un sabio
dijo: “La materia (como la fuerza) no nos da ninguna dificultad. Entendemos todo lo que a ella se refiere,
por la muy buena razón de que nosotros la inventamos. Cuando hablamos de materia pensamos en obje-
tos sensibles. Con lo que nos cuesta trabajo tratar es con el cambio mental de los hechos concretos pero
complicados”.
“Hablando estrictamente, la materia existe solo como un concepto. Para decir la verdad, el carácter de
la materia, aun cuando se habla de ella solo como un concepto, es tan poco obvio que la mayor parte de las
personas son incapaces de decirnos exactamente qué es lo que entienden por ella”. Nadie sabe realmente
qué cosa es materia, y sin embargo sobre ese concepto está fundada la escuela conservadora y reaccionaria
del positivismo materialista.

www.ageac.org 4 cursos@ageac.org
Aun cuando a los físicos no les guste, tenemos nosotros que afirmar que la materia y la energía son pa-
labras aceptadas oficialmente para designar una larga serie de hechos complicados cuyo origen substancial
desconoce la ciencia. ¿Quién ha visto la materia? ¿Quién ha visto la energía? Nosotros únicamente vemos
fenómenos. Nadie ha visto la materia independientemente de la substancia. Nadie ha visto la energía se-
parada del movimiento. Así, pues, con esto queda demostrado que la materia y la energía son únicamente
conceptos abstractos.
Nadie ve la materia separada del objeto. Nadie ve la energía separada del movimiento. La materia y la
energía separadas de las cosas y de los fenómenos son un misterio para el ser humano. El ser humano es
subconsciente en un 97% y consciente en un 3%. El ser humano sueña con los fenómenos de la Naturaleza
y los denomina materia, energía, etc. Antes de que existiera el Universo, antes de que existieran todos los
fenómenos, existía la Palabra. Realmente el Logos suena.
En el amanecer de la vida, el Ejército de la Voz celebró los Rituales del Fuego cantando en Lengua Sa-
grada. La Gran Palabra cristalizó en figuras geométricas que se condensaron mediante la materia prima de
la Gran Obra, dando origen a todos los fenómenos de la Naturaleza.
El mundo y la Conciencia son realmente el resultado de la palabra. El espacio tridimensional es una
propiedad de nuestra percepción material. Cuando mejoramos la calidad de las representaciones mejora
también la calidad de las percepciones, y entramos en las dimensiones superiores del espacio, donde el
mundo tridimensional ya no existe y sólo queda en nuestra memoria como un sueño.
Realmente, el mundo que se presenta ante nuestra Conciencia es solo la mecánica de todas esas causas
combinadas que dan origen a una serie definida de sensaciones.
Más allá del mundo y de la Conciencia se halla la causa principal de toda existencia; esta es la Palabra.
Es el Verbo quien crea mundos.
Existe en todo el Cosmos la escala sonora de los siete tonos; en todo el Universo resuenan los siete tonos
de la gran escala con los ritmos maravillosos del Fuego.
La Santa Ley Sagrada del Heptaparaparshinokh sirve de basamento a toda la septenaria escala musical.
El mahaván y el chotaván son los ritmos del Fuego que sostienen el Universo firme en su marcha.
Los Siete Cosmocratores de la Aurora de la Creación celebraron los Rituales del Fuego cantando en los
Templos.
Sin el Verbo creador, sin la magia de la palabra, sin la música, el Universo no existiría. El mundo fue
creado con la música, con el Verbo, y debemos sostenerlo con la música, con el Verbo, y revitalizarlo con la
música, con el Verbo.
“En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con
Dios. Todas las cosas por él fueron hechas; y sin él, nada de lo que es hecho hubiera sido hecho. En él estaba
la vida, y en la vida era la luz de los hombres. Y la luz en las tinieblas resplandece, mas las tinieblas no la
comprendieron”.

www.ageac.org 5 cursos@ageac.org
LOS CHAKRAS O CENTROS MAGNÉTICOS

En la literatura ocultista abundan datos y referencias interesantísimas sobre todos esos chakras, iglesias, flores
de loto o centros magnéticos de la espina dorsal.

Sin los poderes maravillosos del chakra prostático o SVADHISTHANA sería imposible lograr el completo control
sobre las aguas de la vida.

Sin los formidables poderes ígneos del chakra umbilical o MANIPURA ningún mago podría dominar el fuego de
los volcanes de la Tierra.

Sin los poderes extraordinarios del ANAHATA o centro magnético del corazón no podrían los gnósticos desdoblarse
a voluntad o poner el cuerpo físico en estado de Jinas para volar por los aires, o caminar sobre las aguas, o atravesar
una montaña de lado a lado por entre el mundo subterráneo y sin recibir daño alguno.

Sin los misteriosos poderes del verbo contenidos en el VISHUDDHA o chakra laríngeo no existiría el sintetismo
conceptual de los grandes Iniciados, y sería a todas luces imposible desarrollar la clariaudiencia u oído de los Sabios.

Sin los formidables poderes esotéricos del AJNA, el famoso chakra frontal, nadie podría desarrollar la clarividencia,
esa facultad maravillosa que nos permite leer los pensamientos ajenos como un libro abierto.

Sin la Corona de los Santos, el famoso Loto de los Mil Pétalos situado en la glándula pineal, parte superior del
cerebro, ningún Iniciado podría conquistar los poderes de la polividencia y de la intuición.

Revelaciones de un Avatara

El hombre es un trío de cuerpo, alma y espíritu. Entre el espíritu y el cuerpo existe un mediador; este
es el alma. Los gnósticos sabemos que el alma está vestida con un traje maravilloso. Ese es el cuerpo astral.
Ya sabemos, por nuestros estudios gnósticos, que el astral es un doble organismo dotado de maravillosos
sentidos internos.
Los grandes clarividentes nos hablan de los siete chakras, y el señor Leadbeater los describe con lujo
de detalles. Estos chakras son realmente los sentidos del cuerpo astral: los sentidos con los que se pueden
tocar y palpar las grandes realidades de los Mundos Superiores. Dichos centros magnéticos se encuentran
en íntima correlación con las glándulas de secreción interna.
En el laboratorio del organismo humano existen siete ingredientes sometidos a un triple control ner-
vioso. Los nervios, como agentes de la Ley del Triángulo, controlan el septenario glandular.
Los tres controles nerviosos diferentes que interactúan entre sí son los siguientes: primero, el sistema
nervioso cerebro-espinal, agente de las funciones conscientes; segundo, sistema nervioso gran simpático,
agente de las funciones subconscientes, inconscientes e instintivas; tercero, sistema parasimpático o vago,
quien colabora frenando las funciones instintivas bajo la dirección de la mente.
El sistema cerebro-espinal es el trono del Espíritu divino. El sistema gran simpático es el vehículo del
astral. El vago o parasimpático obedece las órdenes de la mente. Tres rayos y siete centros magnéticos son
la base para cualquier Cosmos, tanto en los infinitamente grande como en lo infinitamente pequeño. “Tal
como es arriba es abajo”.

www.ageac.org 6 cursos@ageac.org
Las siete glándulas más importantes del organismo humano constituyen los siete laboratorios contro-
lados por la Ley del Triángulo. Cada una de estas glándulas tiene su exponente en un chakra del organismo.
Cada uno de los siete chakras se halla vivamente representado con las Siete Iglesias de las que nos habla
San Juan en el Apocalipsis.
Cada chakra tiene sus respectivos mantrams. Con dichos mantrams es posible despertar poderes ocul-
tos. Así hay un gran número de mantrams para salir en cuerpo astral; o para dominar el fuego, el aire, las
aguas y la tierra; y otros para la defensa ante las entidades tenebrosas que moran en el Abismo.
Ha llegado el momento, pues, de aprender a vocalizar, de aprender a deletrear el Lenguaje de Oro para
despertar los chakras, discos o ruedas magnéticas del cuerpo astral. Así, cualquiera puede ver, oír, tocar y
palpar las grandes realidades misteriosas de los Mundos Superiores.
Vivimos en un mundo tridimensional; desafortunadamente, las gentes solo perciben el mundo de tres
dimensiones. Es necesario, pues, aprender a vocalizar para desarrollar otras facultades que nos permitan
conocer la cuarta vertical.
Afortunadamente, en la anatomía oculta del ser humano se encuentran, en estado latente, los sentidos
que, convenientemente desarrollados en forma científica, pueden darnos acceso no solamente a la cuarta
vertical, sino a las dimensiones quinta, sexta y séptima.
Hay que ponerse en acción. Pero en acción suprafísica, intencionalmente... Porque todo en el Universo
vive en incesante movimiento. Y todo movimiento que exista es coesencial al sonido. ¡Donde quiera que
exista el movimiento existe el sonido! ¡Dominemos, pues, el sonido!

ANÁLISIS INDIVIDUAL DE LOS CHAKRAS


En la espina dorsal de los seres humanos, en estado latente, se hallan divinales poderes; la espina dorsal
es el asentamiento de los siete chakras principales. Empecemos por examinar el CENTRO COXÍGEO.
En el coxis existe un centro magnético especial: el CHAKRA MULADHARA. Este chakra reside en la base
misma de la columna espinal y se halla situado entre los órganos sexuales y el ano.
Dentro del chakra Muladhara subyace un poder eléctrico formidable; quiero referirme, en forma enfáti-
ca, a Devi-Kundalini Shakti, la Serpiente Ígnea de nuestros mágicos poderes. Los indostanos dicen que esta
Serpiente está encerrada dentro del chakra Muladhara, enroscada tres vueltas y media...
Nosotros tenemos poderes latentes, y uno de ellos es precisamente el de la Kundalini (algunas escuelas
temen equivocadamente el despertar del Kundalini). Es un poder explosivo, maravilloso. Quien logre des-
pertar la Serpiente Ígnea de nuestros mágicos poderes puede salirse de una caja herméticamente cerrada;
quien logre despertar ese poder ígneo, flamígero, puede caminar sobre las aguas sin hundirse, volar por
los aires como lo hicieron muchos ascetas místicos tanto en el Oriente como en el Occidente del mundo...
Hay que despertar ese poder ígneo, flamígero, que subyace, como ya dije, dentro del centro magnético
del coxis, del chakra Muladhara. En el Apocalipsis de San Juan a ese chakra se le denomina Iglesia de ÉFESO.
Despertar, poner en actividad tal chakra Muladhara, es algo grandioso. Quien lo haga adquirirá poder
sobre el elemento TIERRA: podrá con su voluntad hacer caer una roca, podrá con su voluntad dominar los
terremotos, etc.
El asceta que despierte totalmente este chakra y se realice a fondo, además, puede recibir el “ELIXIR DE
LARGA VIDA” y conservar su cuerpo físico durante millones de años.

www.ageac.org 7 cursos@ageac.org
El chakra Muladhara es un loto con cuatro pétalos esplendorosos. Este chakra tiene la brillantez de diez
millones de soles.
Estudiemos ahora el segundo centro magnético de la espina dorsal del hombre: el CHAKRA SVADHIS-
THANA. Este chakra se haya ubicado a la altura de la próstata en el hombre; el útero en la mujer.
En el Apocalipsis de San Juan este chakra es conocido como la Iglesia de ESMIRNA.
Este chakra tiene seis pétalos maravillosos, y dentro de él hay una luna creciente de extraordinaria
belleza.
El yogui que despierta el chakra Svadhisthana pierde el temor al AGUA, conquista poderes ocultos y
aprende a manejar las criaturas elementales de las aguas; entonces podrá dominar las tempestades del
océano, o desatarlas a voluntad.
Este chakra despierta el plexo prostático, el cual es fundamental en el ejercicio de la magia práctica y
para aprender a conocer las distintas entidades astrales. El yogui, además, conquista la misma muerte con
el despertar de este chakra.
El chakra Svadhisthana controla los riñones, el abdomen y los órganos principales de la parte inferior
de dicho abdomen.
El tercer poder existente en la espina dorsal del hombre, se haya ubicado a la altura del plexo solar, es
decir encima del ombligo. El nombre de este chakra es MANIPURA.
En el Apocalipsis de San Juan a dicho chakra se le denomina, esotéricamente, Iglesia de PÉRGAMO.
El chakra Manipura tiene diez pétalos maravillosos y su color es de fuego resplandeciente.
Dicho chakra controla el bazo, el hígado, el páncreas, etc., y cuando despierta, evidentemente, hace
entrar en actividad los plexos hepático y esplénico.
Aquel que logre poner en actividad el chakra Manipura no temerá al FUEGO, dominará este ígneo
elemento y podrá permanecer vivo entre las llamas. Los yoguis indostánicos que han despertado tan ma-
ravilloso poder pueden ordenar a los volcanes en erupción que cesen en su actividad, y ellos obedecerán.
El asceta que ha conseguido el despertar de ese centro puede manejar las potencias de la vida universal;
puede enterrarse vivo durante meses enteros, y cuando alguien lo saque, hallará que no ha recibido daño
de ninguna especie.
En el plexo solar está también el centro telepático o cerebro de emociones. Las ondas mentales de
las personas que piensan en nosotros llegan al plexo solar, y luego pasan a nuestro cerebro. Así, pues, este
chakra es nuestra “antena receptora”, siendo la glándula pineal nuestro centro emisor.
El chakra Manipura recoge las fuerzas solares y con ellas nutre todos los plexos. El yogui que despierte
este chakra adquiere, evidentemente, además, el sentido de la telepatía.
Muchas veces, vais vosotros por la calle y de pronto veis a una persona en la cual estabais pensando
hace algunos minutos. No hay duda de que, telepáticamente, ya os habíais comunicado con esa persona.
La telepatía nos permite captar a distancia los pensamientos de las gentes.
El cuarto poder existente en la espina dorsal se halla exactamente situado a la altura del corazón. Es el
CHAKRA ANAHATA.
En el Apocalipsis de San Juan, a ese chakra se le denomina Iglesia de TIATIRA. El yogui que aprende a
desarrollarlo podrá disipar los huracanes y gobernar los vientos a voluntad.

www.ageac.org 8 cursos@ageac.org
Algunos yoguis dicen que meditando en este chakra puede el yogui flotar en el aire. Indudablemente,
flotar en el aire lo puede hacer cualquiera, aunque hasta ahora sea un principiante en estos estudios.
Flotar en el aire es más fácil que tomarse uno un vaso de agua. El secreto es muy sencillo: bastara que
el discípulo aprenda a meterse con su cuerpo físico en el plano astral.
La facultad de desdoblarse en astral, los mismísimos estados Jinas, etc., se hallan latentes en el chakra
del corazón.
Mucho habla don Mario Roso de Luna en sus distintas obras sobre los estados Jinas... Es necesario que
ustedes sepan que no sólo existe este mundo de tres dimensiones; más allá de este mundo tridimensional
se encuentra, por ejemplo, la cuarta vertical.
En nombre de la verdad he de decirle que allí existe una humanidad, gentes que aún viven en el Edén,
personas de carne y hueso como nosotros, pero que a diferencia de esta civilización no se han degenerado;
personas físicas con poderes extraordinarios, que no hablarán inglés, ni francés, ni español, sino que parlan
en el lenguaje primitivo que “como un río de oro corre bajo la selva espesa del sol”...
Aquellos que quieran conocer el mundo astral deberán despertar el chakra Anahata.
Tiene este chakra doce maravillosos pétalos. Su color es el del fuego vivo, y dentro de él existe, realmente,
un exagonal espacio de color azabache.
El chakra del corazón nos proporciona también la preciosa facultad de la intuición. ¿Qué se entiende por
intuir? Voy a decírselo: la intuición nos confiere el poder de saber sin necesidad de razonar. En la razón hay
un proceso comparativo: esto es blanco porque aquello es negro, o viceversa. En la intuición no; la intuición
es conocimiento directo sin el proceso deprimente de la elección conceptual.
El razonador es totalmente esclavo de los sentidos externos, y su alma está inválida como el bote que
el viento extravía sobre las aguas.
El intuitivo, sin embargo, sabe leer donde el Maestro no escribe y escuchar donde el Maestro no habla.
Continuando con el análisis de los centros magnéticos de la espina dorsal llegamos a la altura de la glán-
dula tiroides, en la laringe creadora. Bien sabemos que la tiroides excreta el yodo biológico, muy necesario
para el organismo humano. Existe un centro magnético, un chakra, asociado a esta glándula: el CHAKRA
VISHUDDHA.
Este maravilloso chakra tiene dieciséis hermosos pétalos, y su centro parece una luna llena.
El chakra laríngeo es la Iglesia de SARDIS, como menciona el Apocalipsis de San Juan.
Desarrollando este chakra se adquiere la clariaudiencia: el poder de oír a las criaturas que viven en las
dimensiones superiores de la Naturaleza y del Cosmos, el poder de oír la Música de las Esferas.
Ese extraordinario poder puede desarrollarse si nos lo proponemos... Si a las horas de la madrugada
todos nos concentramos en la Música de las Esferas con el propósito de escucharla, día llegará en que po-
dremos escuchar, realmente, esas melodías insonoras que resuenan en el coro maravilloso del Infinito.
Obviamente, todos los sonidos que se producen en el planeta Tierra dan una nota síntesis; todos los
sonidos que se producen en el planeta Venus dan también su nota síntesis; todos los sonidos que se produ-
cen en Marte dan su nota síntesis...
Ahora bien, el conjunto de todos los mundos que pueblan el Espacio estrellado forman la Música de
las Esferas citada por Pitágoras, el gran filósofo griego... Melodías inefables vibran en el Espacio estrellado,
melodías imposibles de describir con palabras; exquisitas melodías dentro de los ritmos del Mahaván y el
Chotaván, que sostienen el Universo firme en su marcha.

www.ageac.org 9 cursos@ageac.org
Con justa razón dice San Juan que “en el principio era el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era
Dios; por él todas las cosas fueron hechas, y sin él nada de lo que es hecho hubiera sido hecho”...
La Música de las Esferas es una tremenda realidad. Todo lo que es, todo lo que ha sido y todo lo que será
vibra deliciosamente en el Infinito estrellado; la flor del hermoso jardín perfumado refleja la luz de la luna,
y entre la flor y la luna hay un coloquio de melodías exquisitas que ningún ser humano podría comprender;
la sinfonía que se escapa de la fuente cantarina hace vibrar completamente los átomos que pululan a su
alrededor, y luego repercute entre las entrañas de los bosques y se precipita como una catarata de sinfonías
en el cielo estrellado...
Así, pues, la música es la base de toda creación. Cuando uno despierta el centro de la tiroides puede
escuchar esas sinfonías exquisitas de la gran coral cósmica; cuando uno despierta ese centro maravilloso
adquiere también el sintetismo conceptual; cuando uno despierta ese centro formidable se hace más inte-
ligente, más comprensivo, más sabio...
Los yoguis de la India sostienen, además, que practicando la meditación sobre este chakra podrá sos-
tenerse uno con el cuerpo físico aun durante el mismo Pralaya (Noche Cósmica).
El que desarrolle el chakra Vishuddha puede conocer el más elevado esoterismo de todos los libros
sagrados. El que desarrolle este chakra alcanzará el estado grandioso del TRIKALA JNANA, o sea, aquel que
puede conocer todo lo pasado, lo presente y lo futuro.
Por encima de la tiroides, a la altura del entrecejo, conectado a la glándula pituitaria, encontramos no-
sotros el CHAKRA AJNA, el Ojo de la Sabiduría, donde mora el Padre que está en secreto.
Este chakra tiene dos pétalos fundamentales y muchísimas radiaciones esplendorosas. Es de un purí-
simo color blanco.
Este centro es la Iglesia de FILADELFIA citada en el “Libro de las Revelaciones”.
El poder de esta Iglesia se llama clarividencia. Con la clarividencia podemos ver el cuerpo vital de todas
las criaturas (el cuerpo que sirve de fundamento al cuerpo físico); podemos ver las tierras de Jinas; ver qué
se esconde dentro del organismo humano, etc.
Con la divina clarividencia podemos, pues, ver el ultra de todas las cosas. Aquellos que quieran conocer
por sí mismos y en forma directa qué es lo que sucede cuando uno se muere, qué es lo que pasa cuando
uno nace, qué son los misterios de la vida y de la muerte, etc., necesitan desarrollar esta preciosa facultad.
Sin embargo debemos saber que ningún verdadero clarividente dice que lo es. Ningún verdadero cla-
rividente dice: “Yo vi”. El clarividente iniciado dice: “Nosotros conceptuamos”.
Todo clarividente necesita Iniciación. El clarividente sin Iniciación está expuesto a caer en muy graves
errores. El clarividente que vive contando sus visiones a todo el mundo está expuesto a perder su facultad.
El clarividente hablador puede también perder el equilibrio de la mente. El clarividente debe ser callado,
humilde, modesto. El clarividente debe ser como un niño...
El último vórtice energético en ese maravilloso septenario glandular que estamos estudiando está en
la parte superior de nuestra cabeza, en la glándula pineal; nos referimos, claro está, al chakra coronario, de-
nominado en Oriente CHAKRA SAHASRARA. Corresponde, tal centro, a la última Iglesia citada por el Apóstol
Juan: la Iglesia de LAODICEA.
Esta flor de loto tiene mil pétalos resplandecientes. Es la Corona de los Santos.
La glándula pineal está influenciada por Neptuno e íntimamente relacionada con los chakras de las
gónadas o glándulas sexuales. A mayor grado de potencia sexual mayor grado de desarrollo de la glándula

www.ageac.org 10 cursos@ageac.org
pineal. A menor grado de potencia sexual menor grado de desarrollo de la glándula pineal. Urano en los
órganos sexuales y Neptuno en la glándula pineal se unen para llevarnos a la Realización total...
Los hombres de genio tienen la glándula pineal muy desarrollada. En los cretinos se ha descubierto que
la glándula pineal se halla atrofiada.
En el chakra Sahasrara se encuentra en estado latente una facultad llamada polividencia. Con esta fa-
cultad entramos en los Mundos Superiores, donde reina la Verdad.
La clarividencia psíquica por sí sola, sin el desarrollo del chakra coronario, podría conducir al yogui a
gravísimos errores.
En los planos astral y mental existen billonadas de Magos Negros que se disfrazan de Santos o que asu-
men la figura de los Maestros de la Logia Blanca para engañar a los discípulos o para dictar oráculos falsos.
La única forma para curarnos de esos posibles errores es despertar el Ojo de Diamante, que confiere
al neófito la visión intuitiva. El clarividente que no despierte este tipo de intuición puede convertirse en un
calumniador del prójimo y hasta en un asesino.
La visión intuitiva nos permite conocer la realidad interna de todas las imágenes que flotan en la luz
astral. El clarividente intuitivo es omnisciente.
(Distíngase entre la intuición que confiere la polividencia asociada al discernimiento objetivo de las
percepciones visuales del Tercer Ojo, y la ya mencionada intuición del corazón, que como llamarada ardiente
inunda el cardias haciendo sentir eso que es lo Real).
Hasta ahora hemos estudiado las características de esos siete chakras de la espina dorsal de los que
nos hablan muchas tradiciones, empero no debemos olvidar que también existen chakras en otros plexos
del cuerpo.
Cabe citar a este respecto los CHAKRAS PULMONARES. Tanto en el pulmón derecho como en el izquierdo
hay centros magnéticos.
Los dos chakras pulmonares son maravillosos; despertando esos chakras pueden ustedes recordar con
exactitud las PASADAS EXISTENCIAS.
El retorno y la reencarnación son un hecho. Para unos la reencarnación y el retorno pueden ser un teoría;
para otros pueden ser una superstición; para otros una creencia, o lo que sea. Pero, realmente, para los que
recordamos nuestras existencias pasadas, la reencarnación y el retorno son un hecho.
Uno puede llegar a recordar sus existencias pasadas si despierta los chakras pulmonares. Pasar del
mundo ilusorio, lleno de teorías, supersticiones y creencias, al mundo de lo real, al mundo de las vivencias,
no cuesta tanto. Vean realmente, mis caros amigos, solo tienen que poner a funcionar correctamente ese
par de centros magnéticos... ¿No creen ustedes que esto vale la pena?...

www.ageac.org 11 cursos@ageac.org
¡A VOCALIZAR MANTRAMS!

No hagamos procesos mecánicos! ¡No, por Dios! Vamos a crear células nuevas, vamos a establecer ritmos per-
fectos en nuestro organismo: poner a girar los vórtices, los chakras (el occipital, el frontal, el laríngeo, el hepático, el
prostático, las dos “ruedas” de las rodillas).

Claro, ellos son vitales para el organismo, y en conjunto todos los chakras son vitales. Por allí entra la vida; entran
los tattvas, dijéramos, al interior del cuerpo. Esos tattvas entran, sí, y se convierten en hormonas (hormona viene de
una palabra griega que significa “ansia de ser”, “fuerza de ser”).

Indubitablemente, los tattvas entran por la puerta de los chakras en las glándulas de secreción interna, y dentro
de tales glándulas se convierten en hormonas.

Si ponemos a girar los chakras intensamente creamos tejidos y células nuevas y tendremos un organismo nuevo
siempre.

Conferencia “La Salud del Cuerpo Físico”.

Vamos a estudiar ahora algunos mantrams para que todos vosotros podáis despertar vuestras facul-
tades.
Empecemos por conocer algunos mantrams que sirven para despertar la clarividencia, el Tercer Ojo de
la glándula pituitaria. Este sentido nos permite, como dijimos, ver el ultra de todas las cosas.
La vocal fundamental de esta facultad es la vocal “I”. Sobre esa vocal se sostienen todos los mantrams
relacionados con el poder de la divina clarividencia.
La vocal “I” se pronuncia así: IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII... (Se puede vocalizar esta letra muchas veces). También
con esta vocal se pueden combinar algunas consonantes, y el resultado es asombroso (así se forman los
mantrams).
Hay un mantram que nos permite desarrollar la clarividencia en muy poco tiempo: el mantram “ISIS”.
Como sabéis vosotros, Isis era muy venerada en el antiguo Egipto.
Aquel que logre levantar el Velo de Isis ve el ultra de toda la Creación. Es necesario que vosotros levantéis
el Velo de Isis, es urgente que vosotros aprendáis a deletrear los mantrams.
La vocal “I” es el fundamento del mantram “ISIS”. Este mantram se pronuncia así:
IIIIIIIIIIIIIIIIISSSSSSSIIIIIIIIIIIIIIIIISSSSSSS...
Como veis vosotros, la “S” se debe prolongar, como un silbido dulce y apacible. La letra “S” hace vibrar
intensamente el loto maravilloso que está situado exactamente entre las dos cejas.
Llegará el día en que, si vosotros continuáis con esta práctica, desarrollaréis la divina clarividencia. En-
tonces todos los misterios de la vida y de la muerte serán para vosotros visibles y tangibles.
Otro mantram también muy importante para el desarrollo de la clarividencia es la letra “R”. Lo funda-
mental es aprender a vocalizar esa letra, dándole una entonación muy aguda, muy fina, imitando la voz de
un niño o el zumbido vibratorio de un motor en marcha; así: RRRRRRRRRRRRR... Con esta letra despertaréis
la clarividencia muy rápidamente.

www.ageac.org 12 cursos@ageac.org
Podéis vocalizar este mantram media hora diaria. Lo importante es no cansarse, lo importante es la
tenacidad (es urgente que cada uno aprenda a ser tenaz). Así es, amigos, como vosotros lograréis vuestras
facultades; es indispensable que seáis constantes, es indispensable que tengáis fe, es necesario que tengáis
profunda devoción interior.
Pasemos ahora a estudiar la CLARIAUDIENCIA, la facultad del chakra laríngeo. Recordad que con esta
preciosa facultad podréis vosotros oír el ultra, oír las voces de los desencarnados y las voces de los ángeles,
de los tronos, de los querubines, serafines, etc., etc.
Los mantrams para el despertar de la clariaudiencia son muchos. Voy a enseñaros algunos. En todo caso
empecemos por la “E”. Sabed vosotros que la “E” es el fundamento de todos los mantrams relacionados con
la clariaudiencia. La letra “E” se vocaliza así: EEEEEEEEEEEEEEE... Esto se hace muchas veces, durante diez,
quince minutos, media hora. Al terminar uno de vocalizar la letra hay que volver a inhalar el oxígeno; se
inhala por la nariz, claro está, y luego, al exhalarlo, se vocaliza nuevamente el mantram.
Ahora voy a enseñaros otro mantram para que desarrolléis el oído mágico; es el mantram “AUM-CHI-
VA-TUM-E”. Se vocaliza así:
AAAAAAAUUUUUUMMMMMM
CHIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII
VAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
TUUUUUUUUUMMMMMMMM
EEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE
Como veis, este mantram es maravilloso; su vibración es formidable. Con estos mantrams lograréis el
desarrollo de la clariaudiencia.
¡Despertad la clariaudiencia, mis caros amigos! Es necesario que aprendáis a oír en los Mundos Su-
periores. Sed constantes y vocalizad un tiempo los mantrams hasta el desarrollo de vuestras facultades
superlativas, trascendentales...
Veamos ahora el asunto aquel de la intuición: la preciosa facultad del corazón.
Empecemos con la vocal “O”, la letra principal del centro del corazón. Se inhala bien el oxígeno por la
nariz y luego se exhala lentamente articulando la letra “O” así: OOOOOOOOOOOO...
Podéis vocalizar también para despertar vuestra intuición la “O” con la “M”; así obtendréis el sagrado
mantram “OM”. Esa sílaba se vocaliza así: OOOOOOOOOMMMMMMMMM...
Sabed que la oración, la meditación, la contemplación, son caminos que nos llevan a la intuición.
Pasemos ahora, amigos, a analizar la TELEPATÍA, la facultad que está latente en el chakra del plexo solar.
Hay muchos ejercicios para el desarrollo de la telepatía. Voy a enseñaros dos.
El primero es el siguiente: sentaos en un cómodo sillón, de frente al oriente. Imaginad que las radiacio-
nes solares penetran, todas, en el plexo solar. Imaginad que el plexo solar es como una flor de loto que gira
de izquierda a derecha. Imaginad que los rayos son de un bello color azul y dorado; sentid en vuestro plexo
solar toda la sensación de esos rayos inefables. Practicad sin cansaros; con media hora diaria es suficiente.
El segundo ejercicio consiste en concentraros intensamente en el plexo solar y vocalizar la vocal “U”,
así: UUUUUUUUUUUU...
¡Haced vuestras prácticas con intensidad, no os canséis! Lo importante es que no os canséis, mis esti-
mados amigos. Es necesaria la constancia, la tenacidad. Son muchos los hermanos que comienzan a hacer

www.ageac.org 13 cursos@ageac.org
estas prácticas y luego se cansan. Si queréis verdaderamente desarrollar vuestros poderes no os canséis. Hay
que ser tenaz, muy tenaz. Sin tenacidad es completamente imposible despertar las facultades superiores
del alma.
Veamos ahora cómo podemos desarrollar esa trascendental facultad que nos permite recordar las
existencias pasadas.
Como dijimos, el recuerdo de nuestras existencias pasadas brota al activar nosotros los chakras pul-
monares.
La vocal “A” hace vibrar intensamente estos chakras. Se vocaliza así: AAAAAAAAAAAA... ¿Comprendido?
El Dr. Arnoldo Krumm-Heller aconsejaba a sus discípulos una hora diaria de vocalización. Decía el Dr.
Krumm-Heller que se debe vocalizar en el siguiente orden: I-E-O-U-A. Aconsejaba llevar el sonido de cada
vocal desde la cabeza hasta los pies. Quería decir el Dr. Krumm Heller que nos identificáramos con el sonido,
llevándolo imaginativamente desde la cabeza hasta los pies; y así despertarían todos los poderes del hombre.
El método del Dr. Krumm-Heller es como sigue (una inhalación y una exhalación para cada vocal):
IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII
EEEEEEEEEEEEEEEEEEEE
OOOOOOOOOOOOOOOO
UUUUUUUUUUUUUUUU
AAAAAAAAAAAAAAAAA
Decía el Dr. Krumm-Heller que una hora diaria de vocalización era mejor que leer un millón de libros de
pseudoesoterismo y pseudoocultismo.
Es posible también a cada vocal añadirle la letra “N” para darle un sonido acampanado al mantram. Esa
es la virtud de la “N”: darle cierto sonido acampanado a las vocales.
En ese caso vocalizaríais así:
IIIIIIIIIIIIIIIIIIIINNNNNNNNN
EEEEEEEEEEENNNNNNNNN
OOOOOOOOONNNNNNNNN
UUUUUUUUUNNNNNNNNN
AAAAAAAAANNNNNNNNN
Nosotros, en los inicios del Movimiento Gnóstico vocalizábamos combinando las vocales con la “CH”
(al inicio) y la “S” (al final); así:
CHIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIISSSSSSSS
CHEEEEEEEEEEEESSSSSSSS
CHOOOOOOOOOOSSSSSSSS
CHUUUUUUUUUUSSSSSSSS
CHAAAAAAAAAASSSSSSSS
La combinación de la “CH” con la vocal, y poniendo la “S” al final del mantram, es algo extraordinario,
algo maravilloso: giran los chakras potentemente, se despiertan los sentidos internos del hombre. Empero,
vuelvo a repetir, amigos, no deben cansarse.
Otra serie de mantrams que despiertan los sentidos de percepción interna son los siguientes:

www.ageac.org 14 cursos@ageac.org
SUIIIIIIIIIIIIIIIIIIII RRRRRRAAAAAA
SUEEEEEEEEEEE RRRRRRAAAAAA
SUOOOOOOOOO RRRRRRAAAAAA
SUUUUUUUUUU RRRRRRAAAAAA
SUAAAAAAAAA RRRRRRAAAAAA
Fíjese el estudiante en la acentuación de las vocales que forman esta serie de sonidos y en la acentua-
ción de la “A” en cada mantram.
En el sublime SUARA, según los Vedas, está contenido el silencioso Gandharva, el Músico Celeste.
Con estos mantrams se conduce el fuego del plexo solar a cada uno de los chakras del cuerpo astral.
Insistimos: las primeras sílabas mántricas de esta serie: SUI, SUE, SUO, SUU, SUA, se vocalizan con ento-
nación de diptongo acentuado en la última vocal, la cual se prolongará largamente. La sílaba “RA” de cada
uno de estos mantrams se vocalizará dando a la “R” ese sonido agudo que ya hemos mencionado. La vocal
“A” se prolonga largamente...
Les estamos dando los mantrams que se necesitan para el despertar de los poderes; pero si ustedes
no son tenaces, realmente están perdiendo el tiempo. Lo que se requiere es que sean tenaces, ¿entendido?
Podéis, vosotros, vocalizar todo estos mantrams dentro de vuestra propia casa, dentro de vuestra propia
recámara. Si veis que alguien os está escuchando, tenéis una forma muy fácil de evitarlo: poned un poco de
música, pero con el volumen alto. Entonces el sonido de la música evitará que las gentes externas puedan
escucharos.
Así hay que hacer en la vida moderna, porque como nosotros vivimos una vida tan artificiosa, las gen-
tes, curiosas, nos mirarían raro. Ya no estamos en las épocas aquellas de la India, del Tíbet o de la antigua
Jerusalem, en las que cada cual podía hacer sus prácticas sin que a los demás les interesara “un comino” lo
que uno estaba haciendo. Ahora hay que saber manejarse lo mejor posible dentro de este ambiente tan
rudo en que vivimos...
Los chakras prostático (o uterino) y coxígeo también tienen sus mantrams.
Voy a enseñaros un par de mantrams para desarrollar el chakra Svadhisthana: el chakra prostático. El
primero es el mantram “M”. Inhalad profundamente e imitad el mugido de una vaca alargando el sonido,
así: MMMMMMMMMM...
Otro mantram para el desarrollo de este importante centro es el mantram “BHUVAR”, y se pronuncia así:
BHUUUUUUUUVAAAAAAAARRRRRRRR...
Para el chakra Muladhara o coxígeo, donde duerme enroscada tres veces y media Devi-Kundalini
Shakti, podéis vocalizar el mantram “S”. Este mantram se pronuncia como un silbo dulce y apacible, así:
SSSSSSSSSSSSS...
Otro mantram con el que también podréis poner en actividad vuestro chakra coxígeo es el mantram
“BHUR”. Pronunciad este mantram de esta forma: BHUUUUUUUUURRRRRRRRR...
Debéis hacer girar vuestros chakras intensamente. Sabed vosotros que los chakras giran positivamente
de izquierda a derecha, como las manecillas de un reloj, visto el reloj de frente...
Imaginad un reloj en la pared... Ved como giran sus manecillas... Así giran vuestros chakras.
Desafortunadamente, algunos estudiantes gnósticos se han venido confundiendo espantosamente
con estos pequeños detalles...

www.ageac.org 15 cursos@ageac.org
Vosotros no os preocupéis de esto. Vocalizad intensamente y dejad que vuestra Divina Madre, Kundalini
Shakti, se encargue de desarrollar todos vuestros chakras en forma positiva.
Hay que dejarle la correcta activación de los chakras a la Divina Madre; ella sabe lo que hace. Ustedes
conténtense con vocalizar; hacer lo que hace el jardinero, que riega diariamente su jardín hasta que brotan
las flores; la Madre Naturaleza las hace brotar, la Madre Naturaleza abre los pétalos de las rosas, etc.
Así, ustedes, rieguen su jardín diariamente, cultiven su “rosal”, que ella, la Bendita Diosa Madre, sabrá
cómo hacer girar los chakras...
Pero NO SE CANSEN NUNCA DE PRACTICAR. Estos ejercicios los debe uno practicar durante toda la vida;
uno debe acostumbrarse a estos ejercicios lo mismo que al desayuno. Si en la vida coge uno tantos vicios,
si en la vida a muchos les da por coger el vicio del licor, el vicio del cigarrillo, etc., ¿por qué no podemos
nosotros voluntariamente coger el hábito, muy sano por cierto, de realizar estos ejercicios, que son mucho
mejor que todos esos vicios?...
¡Sed tenaces, amigos, sed tenaces! Vocalizad, meditad y practicad la oración intensamente. Ese es el
consejo que yo os doy a vosotros...

www.ageac.org 16 cursos@ageac.org
w w w. a g e a c . o r g
cursos@ageac.org

© AGEAC
El texto íntegro de esta obra, por voluntad expresa
de su autor (Samael Aun Weor), es patrimonio de toda la humanidad.
La composición y el diseño, tanto de la portada como del interior
de la presente obra, están registrados a nombre de AGEAC.
Ninguna parte de ellas puede ser reproducida, modificada, publicada,
cargada, transmitida o distribuida de ninguna manera
sin la previa autorización escrita de AGEAC.

Reservados los derechos de imagen.