Está en la página 1de 8

CÓMO ENCONTRAR LA AGUJA EN

EL PAJAR DE LA WEB (BÚSQUEDAS


EFICACES CON GOOGLE)
Continúa esta segunda entrega el repaso comenzado anteriormente con Gmail a los servicios que ofrece
Google, y que pueden ser aplicados con éxito al ámbito educativo.
En este caso, le toca el turno a la razón de ser de todo Google, el buscador. De hecho, Google nació para
facilitar a los usuarios encontrar información útil en la red, y a este servicio inicial le ha ido añadiendo
otros que, por un lado, surgen de la experiencia de hacer un gran buscador de Internet y, por otro lado, lo
complementan para mejorar otros ámbitos de actuación en la red.
La pretensión de este artículo es la de multiplicar las capacidades de búsqueda para lograr antes y con
menos esfuerzo llegar a la página que contiene la información que le interesa al usuario.

Un poco de historia
La web se ha hecho mayor de edad. El año 2009 cumplía 18 años y no ha hecho más que crecer.
Desde que se conectara el primer servidor que repartía páginas hasta la fecha en la que se
escribe este artículo han ido desarrollándose a un ritmo vertiginoso las tecnologías que permiten
compartir documentos usando Internet. Desde el punto de vista de los usuarios, cada vez hay
más información disponible. El ritmo de crecimiento de la web parece seguir una distribución
exponencial, así que cada vez es más difícil encontrar lo que se busca. Se impone, por tanto, la
necesidad de aplicar técnicas para bucear por la inmensidad de posibles páginas que puedan
resultar de nuestro interés para encontrar la aguja que buscamos en la maraña cada vez mayor
que es la red. Para poner en práctica las estrategias que se cuentan aquí se ha utilizado el
buscador Google (http://www.google.es), que a día de hoy es el más extendido y utilizado por
todo el mundo.
Google nació oficialmente el 7 de septiembre de 1998, como proyecto de investigación del
estadounidense Larry Page y del ruso Sergey Brin, estudiantes de Informática en la Universidad de
Stanford, que buscaban la forma de poner un poco de orden en el caos que empezaba a ser
Internet. Tras algunos intentos de clasificar las páginas mediante categorías, empezaron a surgir
con cada vez más fuerza los denominados motores de búsqueda, que consistían en solicitar una

Búsquedas eficaces con Google Juan Manuel García Molina Octubre/Noviembre de 2009 – Página 1
serie de términos al usuario y localizar las páginas más relevantes en las que aparecieran esos
términos.
Con el tiempo, se ha ido demostrando que ha tenido más éxito la aproximación de los motores
de búsqueda. El éxito de Google reside, en gran medida, en la tecnología PageRank, que consiste en
otorgar una especie de ránking a cada sitio web, en función de su popularidad en la red. Una
parte importante para calcular esa popularidad es el número de enlaces que apuntan a esos sitios
web.
Para que funcione el buscador, Google tiene una serie de rastreadores de la red (denominados
bots), que son programas que recorren continuamente la red registrando las novedades que se
van produciendo (páginas nuevas, eliminadas o contenido que ha cambiado) y almacenándolas en
la base de datos de Google. Toda esta información se procesa periódicamente para actualizar el
PageRank de los distintos sitios web y para darle al usuario siempre la información más actualizada
posible.
En los últimos tiempos, además, el buscador está girando hacia la web social, con la inclusión de
herramientas para que los usuarios indiquen qué resultados les han sido más útiles y pongan
comentarios sobre los resultados de las búsquedas.

Resultados
En una primera aproximación a los resultados que se quieren obtener, se escriben todas las palabras
(separadas por un espacio y con un límite de 10 términos) que se asocian con los resultados que se
asocian con los resultados deseados. Los resultados obtenidos son las páginas en las que aparecen todas y
cada una de las palabras que se están buscado.
En la lista de resultados (que aparecen de 10 en 10), hay varios puntos que pueden resultar de utilidad: el
título de la página (que aparece en color azul y al hacer clic sobre él se muestra la página), el contexto (un
par de líneas de texto en las que aparecen resaltadas las palabras buscadas), la dirección o URL (que puede
ser importante para certificar la fiabilidad de la información), la fecha y el enlace en caché (que permite
acceder a una copia de la página que reside en los servidores de Google, muy útil cuando no responde el

Búsquedas eficaces con Google Juan Manuel García Molina Octubre/Noviembre de 2009 – Página 2
servidor que aloja los contenidos). Esta información asociada ya permite cierto nivel de discriminación
entre los resultados.

Estrategias de poda
Pero hay que pensar en estrategias de poda del árbol de resultados. Hace falta acotar la búsqueda para
reducir el número de resultados potencialmente útiles. Una forma fácil es añadir más palabras a la
consulta, pero se puede combinar con otras más refinadas.
Eliminar términos Por ejemplo, si se utiliza - delante del término (ejemplo: -palabro) elimina de la lista de
resultados todos los resultados en los que aparece ese término.
Eliminar sinónimos Google usa sinónimos de las palabras que se le indican para aumentar la cantidad y la
calidad de las búsquedas. Si se quiere especificar un término exacto, sin permitir sinónimos, hay que
precederlo de + (ejemplo: +palabra).
Frases completas Si lo que se quiere buscar es una frase o un grupo de palabras que aparezcan
exactamente en un orden especificado, hay que entrecomillar el grupo (ejemplo: "en marcha con las tic").

Búsquedas eficaces con Google Juan Manuel García Molina Octubre/Noviembre de 2009 – Página 3
Comodines El asterisco también supone una buena ayuda, porque al buscar con él se sustituye el * por
una palabra exactamente (ejemplo: en * con las tic).
Búsquedas alternativas Otro de los aliados en la travesía es OR, todo escrito en mayúsculas, que permite
elegir los resultados que contengan el término que aparece a su izquierda o a su derecha (ejemplo: becas
educacion badajoz OR caceres).
Otras consideraciones Aunque no se ha mencionado antes, hay que indicar que Google no distingue
mayúsculas, minúsculas ni acentos en las búsquedas.

Búsquedas avanzadas
Para mejorar todavía más la búsqueda, se puede hacer clic en Búsqueda avanzada, disponible
también en la búsqueda de imágenes (http://images.google.es), que permite restringir los
resultados, por ejemplo, a una fecha en concreto, a un lugar de la página (sólo en el título o bien
en el contenido), elegir sólo tamaños de imagen grandes (en este tipo específico de búsquedas) y
muchas otras variables que son muy fáciles de incluir en las búsquedas.

Búsquedas eficaces con Google Juan Manuel García Molina Octubre/Noviembre de 2009 – Página 4
Pero estos operadores, en muchas ocasiones, se pueden añadir también como factor
discriminador de la búsqueda, para mejorar los resultados. Se muestran aquí los más relevantes.
Restringir la búsqueda a un dominio Por ejemplo, site: permite buscar resultados sólo en el
dominio que se indique (ejemplo: formacion profesorado site:doe.juntaex.es, que permite buscar los
anuncios relativos a formación del profesorado publicados en DOE).
Archivos de un tipo determinado En otras ocasiones, puede venir bien encontrar archivos de un
tipo en concreto, para lo que está previsto el operador filetype: (ejemplo: calentamiento global
filetype:swf, que sirve para encontrar animaciones sobre el calentamiento global).

Búsquedas eficaces con Google Juan Manuel García Molina Octubre/Noviembre de 2009 – Página 5
Mucho más que un buscador
Pero Google es más que un buscador. También es una calculadora. Si no, se puede probar a escribir
cualquiera de los siguientes ejemplos: 31*27, 15% de 131, 2^10, sqrt(9) o pi.
E incluso permite conseguir fácilmente algunos datos de interés como la población de una localidad,
región o país (ejemplo: poblacion de extremadura), así como el cógido postal (ejemplo: codigo postal de
azuaga).
Otra utilidad de Google es la conversión entre monedas. Si se persigue saber cuántos euros son 299
dólares estadounidenses, se puede usar la consulta 299 USD en EUR o bien 299 $ en €. Las dos producen el
mismo resultado, usando la tasa de conversión monetaria del propio día.

Con todos los conocimientos adquiridos para filtrar totalmente las búsquedas, se puede emplear el botón
Voy a tener suerte de la página principal del buscador, y que lleva directamente, y sin pasar por la lista, al
primer resultado obtenido.

Búsquedas eficaces con Google Juan Manuel García Molina Octubre/Noviembre de 2009 – Página 6
Búsquedas sociales
Como ya se indicó al principio, Google está dándole una orientación social muy al estilo de la web
2.0 al buscador. La idea es que sean los propios usuarios los que ayuden a mejorar las listas de
resultados, pudiendo personalizar sus búsquedas y hacer anotaciones cuando sea necesario.
Para esto, es necesario disponer de una cuenta de Google (vale, por ejemplo, la cuenta de Gmail
creada en el artículo anterior), y entrar haciendo clic en el enlace Acceder que aparece en la zona
superior derecha de la pantalla.
Toda la interacción en las búsquedas se hace ahora con tres botones, que aparece en cada
resultado:
 promociona la búsqueda, y con ella se indica que el resultado es muy relevante para el
usuario.
 o permiten indicar, respectivamente, que el resultado no es demasiado relevante o bien
que el resultado ha dejado de ser relevante (el segundo símbolo sólo está disponible para los
resultados de búsqueda que se han promocionado anteriormente.
 permite hacer un comentario sobre el resultado, que se puede hacer público y compartirlo
con el resto de usuarios.

Búsquedas eficaces con Google Juan Manuel García Molina Octubre/Noviembre de 2009 – Página 7
Conclusiones finales
A día de hoy, Google es el rey de Internet. Hasta tal punto llega su hegemonía que mucha gente incluso
confunde la red con el buscador, tecleando directamente en el buscador lo que quiere localizar en lugar
de escribir la URL.
Cada día crece el número de páginas disponibles en Internet, lo que es bueno y malo a la vez. Lo bueno es
que hay más posibilidad de encontrar cosas interesantes; lo malo es que cada vez es más difícil encontrar
justamente lo que se necesita. Es absolutamente necesario tener a mano una herramienta que ayude a
discriminar entre los resultados y lograr encontrar lo que se busca.
Pero las búsquedas en la red no son una ciencia exacta. No hay una píldora mágica que se pueda aplicar a
todas y cada una de las tareas para encontrar la información deseada. Se trata, más bien, de un proceso
parecido a la minería, en la que el usuario aplica su experiencia y sus herramientas para llegar hasta el
resultado deseado.
Felices búsquedas y hasta la próxima entrega.

Juan Manuel García Molina


Coordinador TIC del I.E.S. Bembézar
jmgarcia@iesbembezar.org

Juan Manuel García Molina, 2009. Algunos derechos reservados.


Esta obra está bajo una licencia Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia
3.0 España de Creative Commons. Para ver las condiciones de esta licencia, visite
http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/es/.

Búsquedas eficaces con Google Juan Manuel García Molina Octubre/Noviembre de 2009 – Página 8