Está en la página 1de 10

Autoconocimiento1: 5 herramientas que pueden ayudarte a

conocerte más a ti mismo y alcanzar tus objetivos.


BY LAURA MATEO CATALÁN ON 09/02/2012 IN PSICOLOGÍA, REFLEXIONES, SIN
CATEGORÍA

“La vida es como un eco, si no te gusta lo que recibes, ten cuidado con lo
que emites”

El autoconocimiento, primera aptitud de la inteligencia emocional, es


fundamental y más en los tiempos en los que nos vemos inmersos. Después
de publicar un post sobre liderazgo y recibir varias consultas sobre cómo
podemos conocernos a nosotros mismos, me decidí a escribir este post. En estas
letras quiero transmitir la importancia de conocernos, saber cuales son
nuestros puntos fuertes y débiles.
Conocer los objetivos que tenemos y las herramientas para conseguirlos.
Este es el primer paso para lograr lo que nos propongamos.
En estos momentos en los que vivimos quién más y quién menos se enfrenta a
cambios en su vida personal y laboral. Cómo a mi me ocurrió, tuve que
replantearme muchas cosas y conocerme a mi misma para orientarme
profesionalmente hacia lo que me gusta y mejor sé hacer.

Seguro que os ha ocurrido que necesitas conocer datos sobre ti y te cuesta


mucho. Cuando hablamos sobre nosotros mismos nos resulta
difícil. Creemos que nos conocemos pero no nos detenemos a pensar y menos
a escribir nuestras metas y las características que facilitarán o dificultarán que
las alcancemos. Es importante objetivar lo que sabemos sobre nosotros mismos.
Tenemos claro que es importante el autoconocimiento pero, ¿Qué
herramientas pueden ayudarnos a conocernos un poco más a nosotros
mismos?

1Fuente: http://lauramateo.es/2012/02/autoconocimiento-5-herramientas-que-pueden-ayudarte-
a-conocerte-mas-a-ti-mismo-y-alcanzar-tus-objetivos/. Tomado el 26 de abril 2018.

1
1. Tener un diario de emociones. Escuchar nuestras emociones puede darnos
muchos detalles sobre nosotros mismos, otras personas o distintas
situaciones, se trata de una técnica para facilitar el autoconocimiento. Ser
conscientes de nuestro estado emocional, conocer cuales son las emociones
que más se repiten, analizarlas, etc. puede facilitar nuestro autoconocimiento en
la vida diaria y también en la laboral.

2. La línea de la vida. Este ejercicio nos permite crear una línea horizontal que
representa a nuestra vida. En esa línea marcamos un punto medio que es el
ahora. A partir de este momento comenzaremos a incluir los distintos hitos en
nuestra existencia que hayamos vivido en el pasado, de esta forma veremos por
escrito todo lo que consideramos relevante en nuestra vida. La segunda parte
consiste en cumplimentar parte de nuestro futuro, reflejando nuestros objetivos
más inmediatos y más alejados en el tiempo.
Una vez finalizada esta línea de vida hemos de reflexionar sobre lo que hemos
vivido y sobre cómo nos planteamos alcanzar los objetivos marcados en nuestro
futuro.

Este ejercicio puede completarse con la autobiografía. Al tener marcados


nuestros momentos de vida más importantes, podemos redactar una pequeña
biografía de dichos momentos.
Existen herramientas que nos facilitan la realización de este ejercicio, como por
ejemplo usando una hoja de excel.

3. Quién soy.
Este ejercicio nos permite ver por una parte quienes somos en este momento
y quienes queremos llegar a ser. Lo más importante es decidir cómo vamos
a conseguir llegar a ser las personas que deseamos, cuál es nuestra
estrategia al respecto. Realizaremos este ejercicio, por tanto, incluyendo en
una hoja quienes somos, en otra quienes queremos llegar a ser, y cómo vamos
a hacerlo. Podemos complementar este ejercicio con un feedback por parte de
los demás para conocer cómo nos ven otras personas.
4. Tests online. Puedes utilizar distintos test que tienes a tu disposición de
forma online y que te permiten saber más sobre tu personalidad,

2
talento, inteligencia, etc. De esta forma, al conocerte mejor, podrás saber, por
ejemplo, cómo venderte en una entrevista de trabajo, resaltando tus puntos
fuertes o fortalezas. Otros test que tienes a tu disposición son
los psicotécnicos. Te puede venir bien practicar en estos últimos aunque
debes cuidar los test que realizas ya que existen muchos que no son realmente
fiables.

5. Crear tu DAFO personal. Al igual que si analizásemos nuestra posible


empresa o idea empresarial, en este análisis vas a poder detectar
tus debilidades / amenazas y fortalezas /oportunidades. Para ello has de
tener en cuenta que estás valorando tus caracterísiticas tanto internas como
externas o de la situación. En el apartado interno, para el que utilizarás una hoja,
deberás indicar tus debilidades y fortalezas, lo que consideras que te diferencia
y los puntos débiles que tienes.
A nivel externo analizaremos las amenazas y oportunidades que pueden
perjudicarte o ayudarte en el cumplimiento de tus objetivos.
Todas herramientas pueden ayudarte en la difícil andadura de conocerte a ti
mismo. Si lo consigues sabrás cómo sacar partido a tus fortalezas y como
minimizar tus debilidades
“Conocer a bien a los otros es inteligente, conocerse bien a si mismo, es
sabiduría”. Einstein.

3
¿PARA QUÉ SIRVE EL AUTOCONOCIMIENTO? PAR A
MEJORAR EL AUTOCONTROL2
By Alberto Peña Chavarino19 noviembre, 2015 Eneagrama, Inteligencia
Emocional, Neurociencia

– “Yo sé quién soy… y sé qué puedo ser”, dijo Don Quijote.

Cervantes fue un tipo muy sabio: conocía bien al ser humano. El Quijote de la
Mancha es una extraordinaria representación de los autoengaños que vivimos
las personas. La mente soñadora y surrealista del Quijote no es muy diferente
a la del resto de nosotros: creemos que somos de una manera que muchas
veces difiere enormemente de la realidad.

Para esto sirve el autoconocimiento: darnos cuenta de cómo somos para no


autoengañarnos e ir como Quijotes por la vida, y tener mucho más autocontrol
de nosotros mismos.

EL AUTOCONOCIMIENTO Y LA INTELIGENCIA EMOCIONAL


El autoconocimiento es la base de la Inteligencia Emocional. Howard Gardner
explica que la Inteligencia Emocional tiene dos vertientes, la Inteligencia
Intrapersonal y la Inteligencia Interpersonal.

La Inteligencia Intrapersonal es la capacidad de autoanalizarnos y entender


cómo somos, cómo son nuestros procesos de pensamiento, nuestras
emociones, cómo reaccionamos, cuáles son nuestros defectos y nuestras
virtudes.

Y la Inteligencia Interpersonal -también llamada Inteligencia Social o


Relacional- es la capacidad que tenemos para entender la forma de ser de los
demás, que es el fundamento de la empatía y las habilidades sociales.
Así pues, la Inteligencia Emocional es la habilidad del autocontrol de nuestras
propias emociones y la habilidad de empatizar o comprender las emociones de

2
Fuente: http://albertochavarino.com/autoconocimiento-y-autocontrol/

4
los demás. Y la buena noticia es que el autocontrol es una habilidad que se
puede entrenar, ¿cómo? pues aprendiendo a gestionar bien nuestras
emociones y que no sean las emociones las que nos dominen. Veamos a
continuación un ejemplo de cómo trabajar el propio autocontrol.

EL AUTOCONTROL y LA DETECCIÓN DE LOS “PUNTOS CALIENTES”


Si queremos trabajar nuestro desarrollo personal tenemos que empezar por
identificar las áreas de mejora de nuestros comportamientos, y para ello
podemos empezar identificando las situaciones psicológicas ó puntos calientes
donde nos estresamos y perdemos el control. Se llaman “puntos calientes”
porque son los botones que nos activan reacciones automáticas. Son como los
disparadores automáticos de emociones excesivas. Son emociones “calientes”
porque de repente pueden estallar como un volcán.

En la medida que entendemos el funcionamiento de una máquina, más control


tendremos sobre su funcionamiento. Exactamente igual sucede con nuestra
forma de ser: en la medida que nos conocemos mejor, mayor capacidad de
autocontrol tendremos de nuestros pensamientos, emociones y
comportamientos.

La moderna neurociencia y la epistemología de la personalidad (el Eneagrama)


demuestran que nuestro comportamiento no es generado por rasgos generales
estables que coherentemente se expresan siempre igual en diversas
situaciones, sino que dependiendo del contexto y nuestra percepción de la
situación, reaccionaremos de una manera diferente.

Esto quiere decir que una persona a la que consideramos “miedosa” (por
ejemplo, una persona tipo 6 del eneagrama) será discriminativamente miedosa
en unas situaciones, pero en otras no. De hecho, todos conocemos a personas
que tienen miedos en algunas circunstancias (agorafobia, fobia social, fobia a
coger el aviones, fobia a la oscuridad) sin embargo en otras situaciones son
increíblemente valientes y arriesgadas (hacen alpinismo, trabajan como
policías o bomberos, se lanzan al mar para salvar a una persona que se está
ahogando…).

Así pues, si queremos comprendernos a nosotros mismos y trabajar nuestro


desarrollo personal, tenemos que dejar de generalizar y evitar ponernos
“etiquetas” como: “soy inseguro”, “soy agresivo”, “soy muy rígido”, “soy
perezoso”“soy depresivo”, y empezar a cambiar nuestro lenguaje, siendo más
objetivos y precisos, hablando en términos de comportamientos específicos: -
“tengo miedos en ciertas situaciones”, “es en estos momentos cuando me suelo
enfadar”, “ante el comportamiento de ciertas personas me pongo rígido“,

5
“cuando no tengo estímulos motivantes me vuelvo muy pasivo”, “hay cosas que
me hacen entristecer”.

LOS PATRONES SI-ENTONCES

Cuando llevamos emociones abstractas a situaciones más concretas y


específicas las podemos controlar mejor. Y para esto podemos empezar
identificado los PATRONES “SI-ENTONCES” de nuestro comportamiento,
porque son los que revelan los PUNTOS CALIENTES donde reaccionamos de
manera descontrolada.

Este ejercicio lo llevé a cabo con un consultante llamado Antonio que se sentía
mal consigo mismo porque se consideraba muy “agresivo”. Se enfadaba mucho
con su mujer, gritaba a sus hijos, se enfrentaba con sus compañeros del
trabajo y hasta discutía con los camareros de los restaurantes. El hombre se
sentía mal porque sus “explosiones agresivas” le estaban causando graves
problemas en sus relaciones.

Bien, lo primero que hice con Antonio fue tranquilizarle y preguntarle en qué
situaciones había excepciones, es decir, cuándo no se comportaba
agresivamente e incluso reaccionaba de manera pacífica y paciente. Y
descubrimos que en realidad este hombre solía ser muy amable casi todo el
tiempo: era paciente ante la hiperactividad de sus hijos, también era muy
servicial cuando su mujer y sus compañeros de trabajo tenían alguna
necesidad, e incluso se comportaba de manera respetuosa en los restaurantes
cuando tenía que esperar los retrasos de los camareros en traer la comida. En
realidad, este hombre era una buena persona pero que tenía ciertos “puntos
calientes” que le hacían perder el control de sí mismo y era cuando se volvía
momentáneamente violento.

Entonces fue cuando pasamos a identificar las situaciones que activaban su


agresividad, y encontramos estos patrones:
– Si su mujer le corregía su comportamiento delante de los niños, entonces él
reaccionaba gritando.
– Si algún compañero de trabajo contradecía sus opiniones en público,
entonces él atacaba agresivamente.
– Si se sentía ignorado por una camarero que no le mostraba interés, entonces
él montaba un follón en el restaurante.

Así pues, encontramos un patrón común en situaciones muy diferentes: si


sentía que alguien le faltaba el respeto, entonces era cuando reaccionaba
violentamente. El origen de sus enfados era cuando sentía que perdía
autoridad y poder delante de los demás. En el resto de las situaciones de su
vida, en general era un hombre bastante amable y pacífico. El patrón

6
problemático de la agresividad de Antonio aparecía sólo cuando sentía que
perdía públicamente su autoridad.

LA INTELIGENCIA EMOCIONAL PARA LA REPROGRAMACIÓN DE


CONDUCTAS

¿Qué hicimos entonces? Utilizar la Inteligencia Emocional para mejorar su


autocontrol, ¿cómo? ayudando a Antonio a reprogramar la forma de entender
cómo los demás “le faltaban el respeto a su autoridad y cómo sentía que perdía
su poder”.

– Querido amigo Antonio, entiendo que en esos momentos donde sientes que
te contradicen públicamente reacciones agresivamente para defender tu
autoridad. Sin embargo, reaccionando excesivamente en vez de conseguir más
respeto y poder, lo pierdes. Las formas te hacen perder la razón. A lo mejor en
el momento logras imponerte con la violencia, pero después lo único que
consigues es que los demás eviten tratar contigo y te acaben ignorando. Y de
esta manera pierdes todavía más tu autoridad y tu poder de influencia en los
demás.

Por lo tanto, ¿no crees que si controlaras mejor esos puntos calientes, y en vez
de enfadarte cuando te llevaran la contraria te tranquilizaras, serías más capaz
de responder con serenidad? Puesto que estando sereno serías más capaz de
acceder a tus recursos internos y encontrarías una manera más sutil e
ingeniosa de hacer valer tus opiniones, logrando así todavía mayor autoridad y
respeto de los demás. Es decir, que en vez de perder poder reaccionando
violentamente, serenándote podrías responder de una mejor manera que te
haría ganar todavía más poder.

Nota: Antonio era una personalidad tipo “8 Sexual”, en el Eneagrama el 8


sexual es el tipo de personalidad más vehemente de todos. Es el tipo de
personalidad que busca sentirse poderoso y transmitir a los demás que tiene
ese poder. (Antonio no es su nombre real, pero por motivos de privacidad lo
hemos cambiado).

A continuación, lo que hice con a este hombre fue animarle a llevar un diario de
trabajo personal, donde hiciera un seguimiento de todas las situaciones
específicas que activaban sus “puntos calientes”, los momentos que
desencadenaban sus reacciones explosivas.

7
Conclusión, ¿Quieres conseguir más autocontrol? pues lo primero de todo
ponte a identificar los momentos y situaciones que activan tus patrones “SI-
ENTONCES” que desencadenan las reacciones que quieres modificar. Una vez
identificados estos patrones reactivos, estarás en condiciones de
reprogramarlos, dándoles otro significado y buscando una manera más
adaptativa de actuar.

5 estrategias para mejorar la autoestima

Mejora la autoestima con un diario

POR: CONSUELO HERNÁNDEZ


Editora de Salud180.com, egresada de la UAM-X. Disfruta de la música y la
naturaleza. Fan del ciclismo y del buen humor.

Muchas personas se preguntarán ¿Qué es la autoestima? Hay muchas


definiciones pero te comparto una sencilla que es “creer en ti”. Si crees en ti
normalmente vas a tener un confianza y amor propio alto, pero si no lo haces,
lo más seguro es que necesites mejorar la autoestima.

¿Crees que te puede afectar una autoestima baja? Definitivamente te puede


impactar en más de un área de tu vida, ya que cuando no creemos en nosotros
comenzamos a tener muchos problemas en el trabajo, familia, pareja, amigos y
nuevos proyectos. Si no lo crees, checa este video y descubre la clave para
engrandecer tu amor propio.

8
¡Toda la fuerza está en ti!

Además cuando no creemos en nosotros o debemos mejorar la autoestima, los


demás lo notan (recuerda que el 93% de la comunicación es no verbal) y esto
afecta en cómo los demás nos ven y cómo nos tratan.

El no creer en nosotros mismos es una espiral negativa (no creo en mí y eso lo


comunico a los demás, es decir, notan que hay falta de confianza, por lo que
me tratan diferente o no me dan las oportunidades que busco. Por lo tanto, la
baja autoestima favorece la reducción del nivel de confianza personal.
x

¿Qué se puede hacer para mejorar la autoestima?

Para que mejores la autoestima y logres tus metas, te damos cinco estrategias
que podrías poner en práctica en tu vida personal:
1. Elimina la negatividad: Aprende a interrumpir tu plática interna negativa
que es una de las causas más importantes de no creer en nosotros mismos.
2. Diario: Para aumentar la autoestima anota en un diario tus dudas
sobre la capacidad de lograr ciertos objetivos y hazte solo una pregunta:
¿Cómo sabes que lo que estás escribiendo es cierto? Te darás cuenta
que muchas de tus creencias son limitantes y la mayoría de las veces
las no son reales.
3. Listado positivo: Haz una lista de todas las cosas que has hecho bien
en el pasado. A veces se olvida que fuimos o somos buenos al realizar,
así que usa esas mismas habilidades para mejorar la autoestima. Tan
pronto comiences a hacer algo bien (no necesariamente perfecto)
aumentará tu confianza en ti.
4. Inspiración: Para mejorar la autoestima agrega a tu pensamiento y
vocabulario frases, lecturas y audios inspiracionales. Muchas de las
personas con autoestima alta recomiendan escuchar audios y/o leer
libros de autoayuda en la mañana y en la noche.
9
5. Recompensas: Ayuda a que los niños crean en ellos mismos. Ayuda a
premiar los comportamientos adecuados y refuerza constantemente lo
que el niño hace bien. Cuando el infante y el adulto se dan cuenta que
se puede lograr un objetivo, se queda almacenado en el sistema de
creencias.
x

Lo único que necesitas hacer para mejorar la autoestima es dar unos pasos
hacia adelante en alguno de tus proyectos personales o profesionales. Haz una
lista de las metas a corto plazo para fortalecerte en alguna área de tu vida.

Recuerda que una mente y un cuerpo que se siguen fortaleciendo y utilizando


se mantienen mucho mejor que las mentes y cuerpos inactivos. El movimiento
genera confianza. Es momento de moverse y mejorar la autoestima.
Y tú, ¿cómo está tu autoestima?
Aclaracion:
El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista,
mas no la ideología de Salud180.com

10

También podría gustarte