Está en la página 1de 31

LA CREACIÓN Y EL FUNCIONAMIENTO DE LOS TRIBUNALES

COMERCIALES INTERNACIONALES:
ESTUDIO DE SUS EFECTOS EN EL ÁMBITO DEL ARBITRAJE
COMERCIAL INTERNACIONAL+

THE CREATION AND FUNCTIONING OF INTERNATIONAL


COMMERCIAL COURTS:
STUDY OF THEIR EFFECTS IN THE FIELD OF INTERNATIONAL
COMMERCIAL ARBITRATION

Katia Fach Gómez*

Resumen: Este capítulo centra su atención en los tribunales comerciales


internacionales, una figura jurídica novedosa -especialmente en el contexto europeo- y
que presenta fascinantes retos para disciplinas como el Derecho internacional privado
(DIPr). El objetivo último del presente capítulo es reflexionar sobre los diversos tipos de
interacciones que pueden darse entre los referidos international commercial courts y la
Convención de Nueva York sobre el reconocimiento y la ejecución de las sentencias
arbitrales extranjeras (CNY). Aparte de dejar constancia de que existen recientes y
controvertidas creaciones, como la posibilidad de convertir la sentencia de un tribunal
comercial internacional -concretamente, de los DIFC courts- en un laudo arbitral que
aspira a beneficiarse del mecanismo de reconocimiento y ejecución instaurado por la
CNY, este capítulo considera igualmente otros posibles puntos de contacto entre los
sectores del arbitraje internacional y la litigación internacional. Así, se recapacita sobre
si la “cuota del mercado jurídico global” que desean adquirir los tribunales comerciales
internacionales depende de la implantación a nivel internacional de un mecanismo de
reconocimiento y ejecución de sentencias que emule los aspectos exitosos de la CNY.
Ello a su vez conecta con otra relevante cuestión: el papel de las organizaciones
internacionales jurídicas (UNCITRAL, Conferencia de La Haya, etc.) en el desarrollo del
arbitraje comercial y la litigación internacional.

This chapter focuses on the creation and functioning of international commercial


courts, a novel legal institution -especially in the European context-, which presents
fascinating challenges for legal areas such as Private International Law. The ultimate
objective of this chapter is to reflect on the various types of interactions that may occur
between the referred international commercial courts and the New York Convention on
the recognition and enforcement of foreign arbitral awards. Apart from indicating that
there are recent and controversial creations, such as the possibility of “converting” the

+
Para citar este trabajo: Fach Gómez, Katia, “La   creación   y   el   funcionamiento   de   los   Tribunales  
comerciales  internacionales:  Estudio  de  sus  efectos  en  el  ámbito  del  arbitraje  comercial  internacional”,  
en   López   Rodríguez,   AM/   Fach   Gómez,   K   (eds.),   Reconocimiento   y   ejecución   de   sentencias   arbitrales  
extranjeras  en  España  y  Latinoamérica,  Tirant  lo  Blanch,  2019,  pp.  33-­‐68.  

*
Profesora titular de Derecho internacional privado en la Universidad de Zaragoza y miembro del Instituto
Europeo de Integración Regional (IDEIR). (katiafachgomez@gmail.com). Katia  Fach  Gómez  es  miembro  
del  proyecto  de  investigación  nacional  DER2017-­‐85585-­‐P  así  como  del  regional  LegMIBIO  S12_17R  DGA.

  1  
judgment of an international commercial court - specifically, of the DIFC courts - into an
arbitration award that aims at benefitting from the mechanism of recognition and
enforcement established by the NYC, this chapter also considers other possible points of
contact between the areas of international arbitration and international litigation. Thus, it
is recalled whether the "share of the global legal market" that international trade tribunals
wish to acquire depends on the implementation at the international level of a mechanism
for recognition and enforcement of judgments that emulates the successful aspects of the
CNY. It also connects with another relevant issue addressed by this chapter: the role of
international legal organizations (UNCITRAL, The Hague Conference, etc.) in the
development of commercial arbitration and international litigation.

Palabras clave: Tribunal comercial internacional, Derecho internacional privado (DIPr),


controversia comercial internacional, Brexit, litigación internacional, ADR, Arbitraje
comercial internacional, Convención de Nueva York sobre el reconocimiento y la
ejecución de las sentencias arbitrales extranjeras (CNY), Convenio de La Haya sobre
Acuerdos de Elección de Foro, reconocimiento, ejecución, laudo, sentencia.

International Commercial Court, Private International Law; International Commercial


Controversy, Brexit, International Litigation, ADR, International Commercial
Arbitration, New York Convention on the Recognition and Enforcement of Foreign
Arbitral Awards (CNY), The Hague Convention on Forum Election Agreements,
recognition, execution, award.

I. Introducción

Este capítulo centra su atención en los tribunales comerciales internacionales,


una figura jurídica novedosa -especialmente en el contexto europeo- y que presenta
fascinantes retos para disciplinas como el Derecho internacional privado (DIPr). El
objetivo último del presente capítulo es reflexionar sobre los diversos tipos de
interacciones que pueden darse entre los referidos international commercial courts y la
Convención de Nueva York sobre el reconocimiento y la ejecución de las sentencias
arbitrales extranjeras (CNY). Aparte de dejar constancia de que existen recientes y
controvertidas creaciones, como la posibilidad de convertir la sentencia de un tribunal
comercial internacional -concretamente, de los DIFC courts- en un laudo arbitral que
aspira a beneficiarse del mecanismo de reconocimiento y ejecución instaurado por la
CNY, este capítulo considera igualmente otros posibles puntos de contacto entre los
sectores del arbitraje internacional y la litigación internacional. Así, se recapacita sobre
si la “cuota del mercado jurídico global” que desean adquirir los tribunales comerciales
internacionales depende de la implantación a nivel internacional de un mecanismo de
reconocimiento y ejecución de sentencias que emule los aspectos exitosos de la CNY.
Ello a su vez conecta con otra relevante cuestión: el papel de las organizaciones
internacionales jurídicas (UNCITRAL, Conferencia de La Haya, etc.) en el desarrollo del
arbitraje comercial y la litigación internacional.

Todos estos objetivos finales, recogidos en la sección VI, requieren previamente


que el presente capítulo transite por diversos lugares comunes como el análisis -en las
secciones II y V- de las ventajas y desventajas de los distintos mecanismos de solución
de controversias comerciales internacionales. Conocer el entramado básico del arbitraje
comercial internacional y de la litigación internacional es una antesala necesaria para
poder emprender el estudio jurídico –en la sección III-, de una novedosa figura híbrida:

  2  
los tribunales comerciales internacionale. Tal análisis, a su vez, nos conduce a recapacitar
sobre los beneficios que la incorporación de dichos tribunales es capaz de generar al
organigrama judicial nacional, así como los déficits o peligros que puede traer consigo la
generalización de los referidos tribunales –sección IV-.

En definitiva, se presenta a continuación un capítulo que apunta, entre otras


cosas, que la potencialidad de la CNY todavía no se ha agotado. La CNY no sólo lleva
varias décadas desempeñando un papel crucial en el día a día del arbitraje comercial
internacional, sino que actualmente otros sectores jurídicos como la litigación comercial
internacional están tomando a la CNY como referente para construir su propio futuro.

II. ¿Auge y caída del arbitraje comercial internacional?

La extensa bibliografía existente en materia de arbitraje comercial internacional


-elaborada por juristas que en ocasiones simultanean práctica arbitral y academia-
coincide a la hora de enumerar el cúmulo de motivos que justifica el recurso al arbitraje
internacional para solventar controversias de naturaleza comercial. En este sentido, se
afirma que el arbitraje comercial internacional es un mecanismo neutral, barato, veloz,
flexible y eficiente; que es gestionado por expertos que otorgan a las partes un amplio
margen de actuación en cuestiones claves como el procedimiento arbitral o el grado de
confidencialidad y que además genera un laudo final fácilmente ejecutable en el contexto
internacional gracias a la Convención de Nueva York sobre el reconocimiento y la
ejecución de las sentencias arbitrales extranjeras (CNY).1

Si lo recién expuesto constituye una muy apretada síntesis de la teoría al respecto


de las bondades del arbitraje comercial internacional, no es sorprendente que la práctica
en este sector haya ido generando un buen número de situaciones imprevistas, dudas y
conflictos que han puesto a prueba los precitados beneficios. Tales circunstancias
controvertidas se han intentado resolver con la velocidad y precisión que requiere el
complejo entramado económico-jurídico que sustenta a la arquitectura del arbitraje
comercial internacional. Sin embargo, con frecuencia los cambios y novedades que se
han incorporado al panorama arbitral internacional no han conseguido satisfacer las
expectativas de una pluralidad de actores de muy dispares características (empresas,
instituciones arbitrales, árbitros, despachos de abogados, asociaciones profesionales,
legisladores nacionales, organizaciones supranacionales, etc.) que confluyen en este
sofisticado sector jurídico. Ello ha impulsado un profundo y amplio debate que sigue muy
vivo en la actualidad, en torno al eufemísticamente denominado “otoño del arbitraje
comercial internacional”. 2

Muy simplificadamente, se apunta que las ventajas que inicialmente


caracterizaron al arbitraje internacional han ido palideciendo con el paso del tiempo y
también como consecuencia de la influencia negativa que presuntamente se ha ejercido
desde el ámbito de la litigación internacional. Desde dicha perspectiva, se apunta que la
interacción entre ambos sectores –el arbitraje y el que podría calificarse como su
“hermano mayor”, la litigación- han traído consigo una creciente normativización,

1
G. B. Born. International Arbitration. Law and Practice, Wolters Kluwer, n.d., segunda edición, 2014,
pp. 7-14.
2
W. W. Park. “Procedural Tension in International Arbitration: Arbitration in Autumn”, International
Arbitration, 2013, pp. 3-37.

  3  
complejidades innecesarias, retrasos, e incrementos de costes en el contexto arbitral3. Este
resultado ha sido denominado despectivamente como arbitigation en algunos foros.
Adicionalmente, se traen también a colación varias limitaciones intrínsecas del arbitraje,
como la no arbitrabilidad de determinados tipos de disputas o la problemática jurídica
derivada de arbitrajes como el multiparte.4

No obstante, no todos consideran que el arbitraje comercial internacional ha


perdido su sex-appeal. Siguen existiendo abundantes y acérrimos defensores del arbitraje,
en ocasiones constituidos en poderosos lobbies. Para ellos, este mecanismo extrajudicial
de resolución de conflictos se halla actualmente en un fructífero periodo de madurez, que
le está permitiendo paladear la experiencia adquirida a lo largo de décadas de irrefrenable
boom.5 Es innegable que el arbitraje comercial internacional, al igual que el de
inversiones, sigue siendo un negocio boyante no sólo en el ámbito de la abogacía
internacional, sino también en otros sectores empresariales así como en el mundo
académico global.

Entre los dos posicionamientos recién apuntados existe claramente una amplia
paleta de grises que, sin duda, merece ser tenida en consideración en otros estudios
centrados en reflexionar sobre el presente y el futuro del arbitraje comercial internacional.
Como ya se ha apuntado, el presente capítulo tiene un objetivo más focalizado,
encaminado a estudiar las interacciones entre los tribunales comerciales internacionales
y el arbitraje comercial internacional.

III. Origen y proliferación de los tribunales comerciales internacionales

En estos últimos años, Estados muy diversos entre sí han desarrollado un interés
creciente por la figura de los tribunales comerciales internacionales. Ello se ha plasmado
en la instauración de un reseñable número de tribunales comerciales internacionales en el
contexto asiático y también en el europeo.6 Tanto es así que en el año 2017 se creó en
Reino Unido el Standing International Forum of Commercial Courts (SIFOCC), con el
objetivo de desarrollar buenas prácticas entre los 37 tribunales de 28 países que hasta el
momento se han vinculado a dicha iniciativa.7

3
T. J. Stipanowich. “Arbitration: The ´new litigation´”, University of Illinois Law Review, 2010, pp. 1-2.

4
Q. Loh. “The Limits of International Arbitration and Introduction to the Concept of the Singapore
International Commercial Court”, en R. Geimer, A. Kaissis y R. C. Thümmel (eds) Ars Aequi et Boni in
Mundo. Festschrift für Rolf A. Schütze zum 80. Geburtstag, C.H. Beck, n.d., 2014, pp. 343-354.

5
Ibid, pp. 3-5. L. E. Trakman y H. Montgomery, “The Judicialization of International Commercial
Arbitration: Pitfall or Virtue”. Leiden Journal of International Law, vol. 30, 2017, pp. 405 y ss.

6
Adicionalmente, en otros países como Australia se ha generado el debate público en torno a la posible
creación de un tribunal comercial internacional. M. Warren. “An International Commercial Court for
Australia. Looking beyond the New York Convention”, 13 Abril 2016.
http://assets.justice.vic.gov.au/supreme/resources/2a7ead53-9ae9-4e26-9bad-
56ef25d7d34c/aninternationalcommercialcourtforaustralialookingbeyondthenewyorkconvention.pdf.
7
SIFOCC, “Members”, https://www.sifocc.org/countries/

  4  
A la hora de perfilar los tribunales comerciales internacionales que se han ido creando en
Asia y Europa, un referente indiscutible han sido los English Commercial Courts. Ello es
debido a que, desde el año 1895, un elevado número de pretensiones comerciales han sido
resueltas en Reino Unido por dichas courts, a través de un procedimiento simplificado y
veloz gestionado por jueces especializados.8 Atendiendo a las estadísticas, las
Commercial Courts ubicadas en Londres presentan una relevancia especialmente
destacada, teniendo en cuenta que por ejemplo en el periodo marzo 2017- abril 2018 se
resolvieron 158 casos, planteados por demandantes (no británicos, en el 60% de los
supuestos) procedentes de 69 países.9

Centrando la atención de esta sección en las iniciativas más recientes, y


comenzando por Asia, el Singapore International Commercial Court (SICC) es el
tribunal comercial internacional moderno que frecuentemente se ha tomado como
referente en el momento de constituir otros tribunales de esta naturaleza10. SICC comenzó
a planificarse oficialmente en el año 201311; entró en funcionamiento en el año 2015;
resolvió su primer caso en mayo de 201612; y en la actualidad cuenta en su haber con
casi una treintena de judgments.13 Este tribunal, constituído como una sección especial de
la High Court de Singapur que a su vez es parte del Supreme Court de dicho país, dispone
también de una instancia de apelación y a él se accede, cumplidos una serie de
requisitos14, por un acuerdo de sumisión de las partes a dicho tribunal15 o bien por una
transferencia del caso por parte de la High Court de Singapur16. Como se detallará en la
sección siguiente, el tribunal está conformado por un pool de 35 jueces expertos en
comercio internacional (actualmente, 20 jueces del Supreme Court de Singapur y 15
juristas internacionales -denominados International Judges-) procedentes de
jurisdicciones de civil law y common law. En determinadas circunstancias se autoriza
también la intervención de abogados extranjeros -en el sentido de abogados no colegiados
de pleno derecho en el bar de Singapur y por tanto sin posibilidad de intervenir con
carácter general ante tribunales singapureses distintos al SICC-17. En sus actuaciones el

8
Jowitt´s Dictionary of English Law. “Commercial causes”, J. Burke, segunda edición, Sweet and
Maxwell, London 1997, p. 379. Take a Business dispute to the Commercial Court. How to Use the
Commercial Court to solve a large, complex or international business dispute.
https://www.gov.uk/guidance/take-a-business-dispute-to-the-commercial-court.
9
Portland Communications. “Commercial Courts Reports 2018”, https://portland-
communications.com/publications/commercial-courts-report-2018-portland/
10
Es por ello que la doctrina le ha dedicado una atención preferente a dicho tribunal: A. Godwin, I. Ramsay
y M. Webster. “International Commercial Courts: The Singapore Experience”, Melbourne Journal of
International Law, 18 (2), 2017, pp. 1-41; M. Yip. “The Resolution of Disputes Before the Singapore
International Commercial Court”, International and Comparative Law Quarterly 65(2), 2016, pp. 439-473;
J. Landbrecht. “The Singapore International Commercial Court (SICC) – An Alternative to International
Arbitration?”, ASA Bulletin, 34 (1), 2016, pp. 112-125.
11
Aunque la idea en sí ya había sido apuntada públicamente en la década de los noventa. R. Q. C. Southwell.
“A Specialist Commercial Court in Singapore”, Singapore Academy Law Journal, 1990, p. 274.
12
BCBC Singapore Pte Ltd and Anor v PT Bayan Resources TBK and Anor.
https://www.sicc.gov.sg/docs/default-source/modules-document/judgments/bcbc-singapore-pte-ltd-and-
anor-v-pt-bayan-resources-tbk-and-anor_1a989d20-2254-46e4-8ed0-11473dee08bc_e58fcfbb-1e9e-42ba-
b279-eae60dbd4ce1.pdf.
13
https://www.sicc.gov.sg/hearings-judgments/judgments-
14
Article 18 D of the Supreme Court of Judicature Act. https://sso.agc.gov.sg/Act/SCJA1969.
15
Article 18 F of the Supreme Court of Judicature Act. https://sso.agc.gov.sg/Act/SCJA1969.
16
Article 18 J (2) of the Supreme Court of Judicature Act. https://sso.agc.gov.sg/Act/SCJA1969.
17
SICC “Representation by foreign lawyers”, https://www.sicc.gov.sg/guide-to-the-sicc/representation-by-
foreign-lawyers.

  5  
tribunal se caracteriza por manejar el inglés como working language y por conceder a las
partes un amplio margen de maniobra en diversas y relevantes cuestiones
procedimentales (reglas sobre prueba, prueba de derecho extranjero, discovery, nivel de
confidencialidad, etc.), siendo todavía más proclive a admitir dicho ejercicio consensuado
de la autonomía de la voluntad en los casos en que la controversia no presenta vínculos
sustanciales con Singapur (offshore cases).

En la región asiática también existen otros tribunales comerciales


internacionales -algunos de ellos, de hecho, pre-existen cronológicamente al SICC- como
los siguientes: Dubai International Financial Centre Courts (DIFC Courts); Abu Dhabi
Global Market Courts (ADGM Courts); y Civil and Commercial Court of the Qatar
Financial Centre (también conocida como Qatar International Court-QIC). Las
estadísticas que ofrecen estos tribunales muestran datos sobre la relevancia económica y
jurídica de estos tribunales: por ejemplo, en el año 2017 el valor de las reclamaciones y
contra-reclamaciones planteadas ante el CFI fue de 400,313,48118 AED19; o desde el año
2013 el QIC ha emitido 55 sentencias20. Dichos tribunales comparten muchas de las
características definitorias del SICC (jueces internacionales21, posible participación de
abogados extranjeros, idioma inglés, trámites procedimentales simplificados que tienen
en cuenta las características y voluntad de las partes, posibilidad de apelación, etc.). Los
citados tribunales presentan no obstante algunas diferencias respecto del CISS, como por
ejemplo mayores reticencias a asumir competencia respecto de casos no conectados con
el país del tribunal22 o una mayor desvinculación respecto del sistema judicial nacional.23

18
DIFC Annual Review 2017. http://issuu.com/difccourts/docs/difc-
annualreview2017_jpgs?e=29076707/58783045#new_tab.
19
United Arab Emirates dirham. (Dirham de los Emiratos Árabes Unidos).
20
https://www.qicdrc.com.qa/the-courts/judgments. Ha de apuntarse, como sucede en el caso de CIADI,
que un número no excesivamente alto de decisiones emitidas no tiene por qué significar que estos tribunales
no sean relevantes en el contexto internacional, ya que para valorar adecuadamente su importancia hay que
tener en cuenta otros muchos parámetros (características de los casos, sofisticación de la reclamación,
cuantía reclamada, etc).
21
Por ejemplo, en el contexto del DIFC Courts pueden ser jueces: “A person is qualified to be appointed
as a Judge if the person is or has been the holder of high judicial office in any jurisdiction recognised by the
Government of the United Arab Emirates and the person has significant experience as a qualified lawyer
or Judge in the common law system”. Actualmente: “The Chief Justice for the DIFC Courts is Justice
Michael Hwang, SC (Singapore), and the Deputy Chief Justice is Justice Sir David Steel (UK). The other
judges of the DIFC Courts are H.E. Justice Omar Al Muhairi (UAE), H.E. Justice Ali Shamis Al Madhani
(UAE), H.E. Justice Shamlan Al Sawalehi (UAE), Justice Roger Giles (Australia), Justice The Hon Sir
Jeremy Cooke (UK), Justice Sir Richard Alan Field (UK), Justice Tun Zaki Azmi (Malaysia), and Justice
Judith Prakash (Singapore).” https://www.difccourts.ae/court-structure/

22
En el caso del tribunal del DIFC, por ejemplo, el opt in a favor de poder asumir competencia respecto de
casos en que no están conectados con el DIFC es una decisión legislativa sobrevenida. Esto es, no se recogía
tal posibilidad en la Law 12 of 2004 in Respect of the Judicial Authority at Dubay International Financial
Centre, pero ésta se modificó en el año 2011 para añadir un artículo 5(A)(2) que reza: “The Court of First
Instance may hear and determine any civil or commercial claims or actions where the parties agree in
writing to file such claim or action with it whether before or after the dispute arises, provided that such
agreement is made pursuant to specific, clear and express provisions”.
https://www.difc.ae/files/7014/5510/4276/Dubai_Law_No._12_of_2004_as_amended_English.pdf.

23
No obstante, esta mayor desconexión no parece imponer un lastre a las sentencias generadas en el seno
de las DIFC courts. En este sentido, se explicita que: “DIFC Courts judgements are, under Dubai Law,
registrable in the state courts of mainland Dubai without any challenge posed to the substance of the

  6  
A priori, puede resultar sorprendente que la República Popular China haya
decidido subirse al carro de la creación de tribunales comerciales internacionales. La
explicación oficial es que este tribunal es una plasmación de los ambiciosos objetivos
perseguidos por la Belt and Road Inititative (BRI- Iniciativa del cinturón y ruta de la
seda).24 Si se compara dicho tribunal con las instituciones asiáticas ya perfiladas en este
apartado, se aprecia no obstante que el tribunal comercial internacional chino
recientemente creado (CICC)25 no comparte alguna de las características principales de
sus congéneres extranjeros.26 Por citar dos ejemplos, dicho tribunal, que forma parte de
la Supreme People´s Court, está constituido únicamente por jueces de nacionalidad china.
Así lo proclama el Artículo 4 de las Provisions of the Supreme People´s Court on Several
Issues Regarding the Establishment of the International Commercial Court27 -documento
que entró en vigor el 1 de julio de 2018-. A los juristas extranjeros, a través de su
pertenencia a un International Commercial Law Expert Commitee, únicamente se les
asignan roles no decisorios (como desempeñar labores de mediación -Artículo 12- o de
prueba del derecho extranjero – Artículo 8.4-)28. Por otra parte, la vigente normativa
procesal china no permite que el idioma de trabajo ni de los jueces chinos ni de las partes
y sus representantes en el CICC sea el inglés29, por lo que la norma precitada solamente
realiza guiños menores hacia un idioma que no es oficial en China (por ejemplo, no será
necesario traducir del inglés la prueba escrita que presente una de las partes si así lo
admite la otra parte- Artículo 9.2-).

La novedad de las citadas provisions y por tanto su falta de aplicación práctica


hasta el momento genera diversas dudas interpretativas. Dado que el presente capítulo
conecta estrechamente la CNY y con el sector del reconocimiento y la ejecución
internacional, es relevante apuntar que el Artículo 2 de las provisions, aparte de proclamar
la competencia del tribunal respecto de tres tipos de casos comerciales internacionales
(selección de ese foro por las partes + una cuantía económica relevante; remisión por
parte de otro tribunal chino; y casos que tengan un impacto significativo a nivel nacional),
también afirma la competencia del tribunal comercial internacional chino respecto de
“casos que impliquen la ejecución de laudos comerciales internacionales según el articulo

judgment. When registered, those judgments (translate into Arabic), will become judgments of the
mainland Dubai courts and will be treated as such in the United Arab Emirates (UAE)”. M. Hwang,
“Commercial courts and international arbitration-competitors or partners?”, Arbitration International 31,
2015, pp. 193-212, esp. p. 203.
24
S. Finder. “Update on China´s international commercial court”, 11 marzo 2018,
https://supremepeoplescourtmonitor.com/2018/03/11/update-on-chinas-international-commercial-court/
25
China International Commercial Court. http://cicc.court.gov.cn/html/1/219/208/210/index.html
26
Ello no debería sorprendernos, dadas las características políticas y jurídicas del conocido como gigante
asiático.
27
https://www.chinalawtranslate.com/wp-content/uploads/2018/07/Siyi-Lin-Translation-China-
International-Commercial-Court.pdf.

28
En el mes de agosto de 2018 se hicieron públicos los nombres de los 16 juristas extranjeros (van den
Berg, Mantakou, Unterhalter, Donovan, Gaillard, Kaufmann-Kohler, Born, Bermann, Spigelman, Comair-
Obeid, Kaplan, Malanczuk, Blair, Rajoo, Finder y Kurilov) que conforman este comité de 32 miembros.
http://cicc.court.gov.cn/html/1//219/235/237/index.html.
29
W. Sun. “International commercial Court in China: Innovations, Misunderstandings and Clarifications”,
Kluwer Arbitration Blog, 4 July 2018.
http://arbitrationblog.kluwerarbitration.com/2018/07/04/international-commercial-court-china-
innovations-misunderstandings-clarifications/

  7  
14”30. Este ultimo precepto alude a “la ejecución de un laudo arbitral emitido por una
institución internacional de arbitraje comercial”31, remitiendo a su vez al Artículo 11.1,
el cual anuncia que se van a seleccionar “instituciones de arbitraje y de mediación
comercial internacional que cumplan determinadas condiciones para construir junto con
el CICC una plataforma de resolución de conflictos en la que la mediación, el arbitraje y
la litigación estén eficientemente conectados, de forma que se cree un único mecanismo
de resolución de las controversias comerciales internacionales”32. Una lectura conjunta
de dichos artículos conduce a pensar que no se está concediendo al CICC chino
competencia en materia de reconocimiento y ejecución de laudos extranjeros, sino que
más bien se hace referencia a procedimientos de naturaleza interna.33

En el contexto europeo, la doctrina ya habla del efecto dominó de los tribunales


comerciales internacionales34. Ello es consecuencia de que en los últimos meses se han
planificado o se han puesto en marcha este tipo de tribunales en cinco países europeos
(Bélgica, Alemania, República de Irlanda, Holanda y Francia). Esta eclosión puede
obedecer a múltiples motivos (ofrecer un nuevo mercado a los operadores jurídicos,
descargar de trabajo a los tribunales internos tradicionales, presentar a la comunidad
internacional una imagen moderna del país en cuestión, etc.). Un relevante factor
adicional apuntando por diversos analistas jurídicos es el Brexit y sus efectos en el

30
El texto alude a: “cases involving (…) enforcement of international commercial arbitration awards
according to Article 14” (traducción de la autora). https://www.chinalawtranslate.com/wp-
content/uploads/2018/07/Siyi-Lin-Translation-China-International-Commercial-Court.pdf.
31
Literalmente: “enforcement of an arbitral award rendered by an international commercial arbitration
institution”, (traducción de la autora). https://www.chinalawtranslate.com/wp-
content/uploads/2018/07/Siyi-Lin-Translation-China-International-Commercial-Court.pdf.
32
Textualmente: “international commercial mediation institutions and international commercial arbitration
institutions that meet certain conditions to build up together with the International Commercial Court a
dispute resolution platform which [sic] mediation, arbitration, and litigation are efficiently linked, thereby
creating a “one-stop” international commercial dispute resolution mechanism”. (traducción de la autora).
https://www.chinalawtranslate.com/wp-content/uploads/2018/07/Siyi-Lin-Translation-China-
International-Commercial-Court.pdf.
33
En consonancia con ello, algunos autores apuntan que aunque el Artículo 11 formalmente alude también
a instituciones arbitrales extranjeras, en la práctica parece improbable que el mercado se abra a instituciones
no chinas. W. Sun. “International commercial Court in China: Innovations, Misunderstandings and
Clarifications”, Kluwer Arbitration Blog, 4 July 2018.
http://arbitrationblog.kluwerarbitration.com/2018/07/04/international-commercial-court-china-
innovations-misunderstandings-clarifications/En el mismo sentido, se ha afirmado que: “which mediation
and arbitration institutions will link to the CICC are unclear (…) but the policy document underpinning the
CICC refers to domestic rather than foreign or greater China institutions”. S. Finder. “Comments on China’s
international commercial courts”, https://supremepeoplescourtmonitor.com/2018/07/09/comments-on-
chinas-international-commercial-courts/. Con independencia del caso chino, parece apreciarse un interés
creciente por parte de los legisladores nacionales a favor de derivar a los tribunales comercial
internacionales cuestiones de arbitraje comercial internacional. En este sentido, el Supreme Court of
Judicature Act de Singapur se ha modificado muy recientemente con el objetivo de que el SICC tenga la
misma competencia que el Singapore International Arbitration Act había venido otorgando al Singapore
High Court. G. Bajaj, “Singapore International Commercial Court and IAA related litigation”, 17 enero
2018. https://www.dlapiper.com/en/australia/insights/publications/2018/01/singapore-international-
commercial-court-and-iaa-related-litigation/

34
G. Antonopoulou y E. Themeli. “The domino effect of international commercial courts in Europe-Who´s
next?”, 20 febrero 2018, http://conflictoflaws.net/2018/the-domino-effect-of-international-commercial-
courts-in-europe-whos-next/

  8  
contexto judicial europeo35. Así, se estima que el Brexit va a traer consigo un importante
aumento de los litigios comerciales internacionales en los próximos años, por lo que
varios países centroeuropeos han decidido configurar una alternativa judicial eficiente
frente a los London commercial courts. Previsiblemente estos tribunales británicos
sufrirán un declive en su volumen de trabajo en el futuro ya que, entre otras cosas, se
estima que las sentencias dictadas por dichos órganos judiciales tendrán la consideración
de sentencias de terceros países en el contexto de su reconocimiento y ejecución en el
marco de los 27 países de la UE. Se presupone que este cambio en panorama normativo
impulsará a los agentes implicados en el comercio internacional a buscar otros tribunales
nacionales frente a los que dirimir sus controversias

Las explicitadas a continuación son algunas de las características más destacadas


de cada uno de estos nuevos tribunales europeos, que en principio se ubican -menos en
caso alemán- en las capitales de dichos países, pero no se descarta que en el futuro se
ubiquen también en otras ciudades relevantes en el contexto comercial36:

El 15 de mayo de 2018 se presentó ante la Chambre des Représentants de


Belgique un extenso Projet de Loi instaurant la Brussels International Business Court
(BIBC).37 Este tribunal estatal anglófono, que prevé estar operativo antes del año 2020,
estará compuesto por una combinación de jueces belgas de carrera prestados ad hoc por
otros tribunales belgas y de jueces no profesionales frecuentemente extranjeros (por
ejemplo, abogados o profesores expertos en la materia) a los que también se recurrirá ad
hoc, según el volumen de trabajo del BIBC. Este tribunal se perfila como una instancia
única en Bélgica, justificándose la inexistencia de apelación en la gran calidad de sus
resoluciones.38 El proyecto de ley belga afirma expresamente que las normas
procedimentales que aplicará este BIBC serán, mutatis mutandis, las contenidas en la Ley
Modelo de CNUDMI sobre Arbitraje Comercial Internacional, lo que trae consigo la no
aplicación de gran parte del derecho procesal común contenido en el Code judiciaire
belge.

En el año 2017 se presentó en Alemania la Frankfurt am Main Justice


Initiative.39 En ella se prevé la próxima creación del Chamber for International

35
M. Cross. “News focus: Jurisdictions across Europe are seeking to usurp London´s pre-eminence in
commercial law”, 10 julio 2017, https://www.lawgazette.co.uk/news-focus/news-focus-jurisdictions-
across-europe-are-seeking-to-usurp-londons-pre-eminence-in-commercial-law/5061941.article.
36
Por ejemplo, en el contexto francés y por su relevancia marítima, nuevos tribunales comerciales
internacionales podrían enclavarse en Marsella o Le Havre. E. Gaillard, Y. Banifatemi y C. Vialard, “The
International Chambers of the Paris Courts and their Innovative Rules of Procedure”, 23 de abril de 2018,
https://www.shearman.com/perspectives/2018/04/paris-courts-and-their-innovative-rules-of-procedure.
37
http://www.lachambre.be/FLWB/PDF/54/3072/54K3072001.pdf.

38
Así en el Projet de Loi se afirma que: “Une jurisprudence collégiale développée par d’éminents
spécialistes dans le domaine du droit commercial international permet également à la BIBC de statuer en
premier et dernier ressort, ce qui contri- buera à l’efficience de la procédure et l’autorité de ces jugements.
Elle aidera aussi les parties concer- nées à effectuer un choix réfléchi entre une instance unique en Belgique
ou un double degré de juridiction à l’étranger. Il est d’ailleurs évident que l’expertise et la collégialité
particulières de la BIBC organisées au sein du modèle belge auront pour premier effet que le recours au
degré d’appel sera moins nécessaire, comme le montre clairement la quasi-absence de recours dans
l’arbitrage.” http://www.lachambre.be/FLWB/PDF/54/3072/54K3072001.pdf, p. 4.

39
B. Hess. “The Justice Initiative Frankfurt am Main 2017”, http://conflictoflaws.net/2017/the-justice-
initiative-frankfurt-am-main-2017-law-made-in-frankfurt/

  9  
Commercial Disputes dentro del organigrama judicial del Land de Hessen -en la ciudad
de Frankfurt-. Del documento presentado se deduce que dicha Chamber estaría
conformada por una combinación de jueces alemanes de carrera y jueces no profesionales
-lay judges- expertos en materias específicas (comercio internacional, finanzas, banca,
auditoría, etc.) y que habrían sido seleccionados con intervención de la Cámara de
Comercio alemana.40 El tribunal contaría con unas normas procedimentales propias,
inspiradas en parte por best practices del contexto arbitral internacional (por ejemplo, el
personal administrativo vinculado al tribunal desarrollaría un papel activo en el desarrollo
del caso, al estilo de un case manager de las instituciones arbitrales). El idioma inglés
tendría un papel relevante en la práctica de la Chamber, aunque a priori no se prevé
modificar las normas procesales alemanas referidas al idioma del procedimiento, por lo
que el idioma alemán no se verá desplazado por completo en el contexto del tribunal
comercial internacional alemán.

La creación del Netherlands Commercial Court (NCC) empero sí que ha traído


consigo modificaciones de textos como el Dutch Code of Civil Procedure o el Dutch Civil
Proceedings (Court Fees) Act para permitir que tanto el idioma del procedimiento sea el
inglés como que la sentencia se dicte en inglés.41 Frente a la propuesta alemana, el NCC
(incardinado en la Court of Amsterdam y que también dispone de un nivel de apelación
dentro del Amsterdam Court of Appeal) sólo está conformado por jueces holandeses.42
Esta circunstancia, así como el peso predominante en el funcionamiento del NCC del
derecho procesal holandés ordinario, ha generado críticas entre la doctrina holandesa,
quien considera que esta iniciativa es menos rompedora que por ejemplo el SICC.43

En el caso de Irlanda, la prensa especializada informa de que varios relevantes


actores nacionales en materia de justicia y litigación (Bar of Ireland, IDA Ireland,
Ministerio de Justicia, despachos de abogados, etc.) han unido esfuerzos con el fin de
promocionar su sistema jurídico en el extranjero y de posicionar a Dublin en el mercado
jurídico global a la vista de los relevantes cambios que podría generar un hard Brexit.44

40
En otras iniciativas nacionales también existe constancia de la lógica intervención en el proceso de
creación de los tribunales comerciales internacionales de instituciones directamente afectadas por su
creación (en el caso francés, el Colegio de Abogados de Paris y el Haut Comité Juridique de la Place
Financière de Paris han colaborado con el Ministerio de Justicia francés).
41
En relación con el proceso para llegar a aprobar el Netherlands Commercial Court Bill (proceso aún no
completado en el momento de terminarse de escribir el presente capítulo), https://netherlands-commercial-
court.com/
42
El sistema holandés apuesta por premiar la formación específica de sus jueces nacionales,
seleccionándolos para trabajar en el NCC tendiendo en cuenta su conocimiento de derecho privado, de legal
English y de derecho procesal americano y británico, así como su experiencia en el manejo de disputas
comerciales internacionales grandes y complejas. W. Zeldin. “Netherlands: Draft Law on New
International Commercial Court”, Global Legal Monitor, 11 Agosto 2017,
https://www.loc.gov/law/foreign-news/article/netherlands-draft-law-on-new-international-commercial-
court/. Por su parte, el sistema francés puede tener en consideración las recomendaciones contenidas en el
HCJP Report, a favor de ofrecerle un training técnico y lingüístico a los jueces que compongan los
tribunales comerciales internacionales. https://publications.banque-
france.fr/sites/default/files/rapport_07_a.pdf.
43
B. Wessels. “International commercial courts: the Netherlands is lagging behind”, 5 febrero de 2018,
https://leidenlawblog.nl/articles/international-commercial-courts-the-netherlands-is-lagging-behind; A.
Scholten. “An International Netherlands Commercial Court?”, 28 febrero 2017,
https://blogs.law.nyu.edu/transnational/2017/02/an-international-netherlands-commercial-court/
44
A. Beesley y B. Thompson. “Ireland joins race to be EU’s post-Brexit legal hub”, 12 de enero de 2018,
https://www.ft.com/content/4b6768ba-f6e5-11e7-88f7-5465a6ce1a00; C. Gallagher, “Ireland could

  10  
En el contexto francés, ya en el año 1995 se había creado dentro del tribunal de
commerce de Paris una chambre de droit international, que posteriormente se fusionó
con una chambre de droit de l´Union Européene creada en 199745. La doctrina indica que
estas iniciativas no llegaron a disponer de una normativa propia, por lo que las reglas
procedimentales francesas impusieron sus requisitos generales respecto de por ejemplo
el francés como idioma de dichos procedimientos46. Aunque en su momento se afirmó
que las referidas chambres contaría con jueces con capacidad para por ejemplo poder
evaluar pruebas presentadas en idiomas extranjeros, la práctica francesa indica que en la
realidad nunca se llegó a utilizar un idioma distinto al francés en estos casos.47
Recientemente, el actual ejecutivo francés ha retomado las ideas de fondo de la iniciativa
precedente, desarrollándolas sin embargo con un enfoque mucho más ambicioso que tiene
en cuenta buena parte de las recomendaciones ofrecidas en mayo de 2017 por el Haut
Comité Juridique de la Place Financière de Paris (HCJP)48.

En este sentido, el 12 de febrero de 2018 y contando con el respaldo de sendos


Protocoles, se inauguraron la International Chamber of the Paris Commercial Court y la
International Commercial Chamber of the Paris Court of Appeals (conocida con el
acrónimo inglés CICAP). Una vez asumida su competencia –a consecuencia de un pacto
de sumisión de las partes o bien por intervención de la chambre de placement (Artículo
1)-, el tribunal comercial internacional francés de primera instancia resolverá “disputas
de naturaleza económica y comercial que tengan una dimensión internacional y en
particular aquellas en las que disposiciones de derecho comunitario o de derecho
extranjero sean aplicables o probablemente aplicables” (Artículo 1)49. Aunque la
sentencia se emite en francés (acompañada de una traducción jurada en inglés elaborada
bajo la responsabilidad del secretario de dicho tribunal- artículo 7-), los protocolos
precitados conceden una relevancia procedimental inusitada al inglés (Artículo 2), viraje
que ha generado controversia en el contexto jurídico francés.

Por último, dentro de este contexto europeo ha de aludirse a la muy reciente


propuesta de crear un tribunal comercial europeo50. Frente a la duda de que los nuevos
tribunales nacionales abordados en los párrafos precedentes consigan atraer un número

become ‘a leading legal centre post-Brexit’, https://www.irishtimes.com/news/crime-and-law/ireland-


could-become-a-leading-legal-centre-post-brexit-1.3371294.

45
Protocole relatif à la procedure devant la chambre internationale du tribunal de commerce,
https://www.leclubdesjuristes.com/wp-content/uploads/2018/04/protocole-relatif-a-la-procedure-devant-
la-chambre-internationale-du-tribunal-de-commerce.pdf.
46
G. Cuniberti. “Paris, the Jurisdiction of Choice”, 2 febrero de 2011, http://conflictoflaws.net/2011/paris-
commercial-court-creates-international-division/
47
E. Gaillard, Y. Banifatemi y C. Vialard, “The International Chambers of the Paris Courts and their
Innovative Rules of Procedure”, 23 de abril de 2018,
https://www.shearman.com/perspectives/2018/04/paris-courts-and-their-innovative-rules-of-procedure.
48
http://www.justice.gouv.fr/publication/Rapport_chambres_internationales.pdf.
49
El artículo 1 indica: “disputes of an economic and commercial nature with an international dimension
and in particular those in which provisions of European law or of a foreign law apply or are likely to apply”
(traducción de la autora).
50
En el año 2006 Dalhuisen había propuesto la creación de una International Commercial Court en el
contexto comunitario, que respondiese cuestiones prejudiciales planteadas por tribunales comerciales
nacionales y árbitros y que también asumiese funciones de asistencia judicial en el contexto arbitral
internacional. J. H. Dalhuisen. “The Case for an International Commercial Court”, 7 de mayo de
2014, https://ssrn.com/abstract=2433513 or http://dx.doi.org/10.2139/ssrn.2433513, pp. 12 -13.

  11  
relevante de nuevos casos comerciales internacionales, se ha presentado un estudio al
Parlamento Europeo en el que se defiende la creación de un auténtico tribunal
internacional. Dicho estudio propone que este European Commercial Court, caso de que
su creación llegase a contar con el beneplácito de la Unión Europea, se perfile como un
complemento a los sistemas jurídicos nacionales que también atraiga para sí los
beneficios del sistema de arbitraje comercial internacional, lo que lo convertiría en una
alternativa sólida frente a tribunales comerciales no europeos como los precitados51.

IV. Características principales de los tribunales comerciales internacionales

En la presente sección se van a exponer de forma muy esquemática las


características más relevantes de la pléyade de tribunales comerciales internacionales
existentes en la actualidad -poniendo especial énfasis en los tribunales referidos de forma
individualizada en la sección precedente-. Atendiendo al número creciente de estos
órganos, su diverso origen y cronología así como su muy variado enclave geográfico, es
lógico que también existan no desdeñables divergencias entre ellos, a las que asimismo
se aludirá sin pretensión de exhaustividad en esta sección.

Dado que el término tribunal comercial internacional que se maneja


habitualmente en esta materia puede resultar engañoso, es necesario realizar la siguiente
aclaración inicial: dichos tribunales no son realmente tribunales internacionales, sino que
-como se ha ido apuntando en secciones precedentes- son órganos judiciales nacionales
(municipal courts, en la terminología anglosajona) que forman parte del organigrama
judicial de un determinado Estado. El recurso a los adjetivos comercial e internacional52
viene entonces justificado por la naturaleza de las controversias a las que dichos
tribunales ofrecen una respuesta jurídica. La normativa que regula los tribunales
comerciales internacionales maneja unas definiciones muy amplias de sendos
calificativos comercial e internacional.53 Además, en casos como el del SICC, se permite

51
G. Ruehl. “Towards a European Commercial Court”, 11 Agosto 2018,
http://conflictoflaws.net/2018/towards-a-european-commercial-court/

52
A modo de ejemplo, el Artículo 18 D del Supreme court of judicature Act establece que: “Jurisdiction of
Singapore International Commercial Court: The Singapore International Commercial Court shall have
jurisdiction to hear and try any action that satisfies all of the following conditions: (a) the action is
international and commercial in nature (…)”. https://sso.agc.gov.sg/Act/SCJA1969.

53
Es importante señalar que la totalidad de la doctrina (y también este capítulo de libro) han optado por
usar la terminología “tribunal comercial internacional”. No obstante, un análisis de la diversa normativa
nacional generada en torno a estos tribunales muestra cómo a veces el término “comercial” no es el único
utilizado para definir la naturaleza de las controversias objeto de resolución por dichos tribunales. A modo
de ejemplo, en el contexto holandés, se alude a “a civil or commercial matter”. Article 1.2.1(1) (a) y (b)
del Annex III del Rules of Procedure for the International Commercial Chambers of the Amsterdam District
Court (Netherlands Commercial Court) and the Amsterdam Court of Appeal (Netherlands Commercial
Court of Appeal) (The NCC Rules. Concept. Draft translation June 2017).
https://www.rechtspraak.nl/SiteCollectionDocuments/concept-procesreglement-ncc_en.pdf. En el
contexto francés, las disputas que son competencia del tribunal se califican como de “naturaleza económica
y comercial” y se ven ejemplificadas de la siguiente forma: “In this context, the following disputes in
particular may fall within the jurisdiction of the International Chamber: - disputes regarding commercial
contracts and the termination of commercial relationships; - disputes regarding transport; - disputes
regarding unfair competition; - actions for damages arising from anticompetitive practices; - disputes
regarding operations on financial instruments, framework agreements, and financial contracts, instruments

  12  
que sean las propias partes las que acuerden darle naturaleza internacional y/o comercial
a su pretensión, completando ellas mismas de esta forma el subject matter jurisdiction
requerido por estos tribunales comerciales internacionales.54 El precitado enfoque
internacional, que no cuenta con una definición armonizada en los diversos tribunales
analizados55, permite a su vez distinguir a estos tribunales comerciales internacionales de
otro tipo de tribunales nacionales que están especializados en materia comercial
(specialised commercial division) pero que carecen de una orientación internacional.56

Habitualmente es el poder ejecutivo de un Estado quien tiene el primer impulso


favorable a la creación de un tribunal comercial internacional, requiriendo la puesta en
marcha efectiva de dicho órgano que se adopten posteriormente una serie de
modificaciones en sede legislativa. Tales cambios se suelen plasmar en normativa
preexistente de diverso rango y naturaleza –textos de esencia procesal o incluso en la
propia Constitución del país-57. Ello es así porque se estima que la implementación

and products”. https://www.shearman.com/-


/media/Files/Perspectives/2018/04/Protocol_relating_to_the_procedure_before_the_International_Chamb
er_of_the_Paris_Commercial_Court.pdf?la=en&hash=BEE7E9D9833EC33B9DADCFA576972DE8791
EA49E.

54
Rule 1(2)(a) of the Order 110 of the Rules of Court de Singapur: “(a) a claim is international in nature if
— (i) the parties to the claim have their places of business in different States; (ii) none of the parties to
the claim have their places of business in Singapore; (iii) at least one of the parties to the claim has its
place of business in a different State from (A) the State in which a substantial part of the obligations of the
commercial relationship between the parties is to be performed; or (B) the State with which the subject
matter of the dispute is most closely connected; or (iv) the parties to the claim have expressly agreed that
the subject-matter of the claim relates to more than one State”. Rule 1(2)(b) of the Order 110 of the Rules
of Court de Singapur: “a claim is commercial in nature if (i) the subject matter of the claim arises from a
relationship of a commercial nature, whether contractual or not, including (but not limited to) any of the
following transactions: (A) any trade transaction for the supply or exchange of goods or services; (B) a
distribution agreement; (C) commercial representation or agency; (D) factoring or leasing;
(E) construction works; (F) consulting, engineering or licensing; (G) investment, financing, banking or
insurance; (H) an exploitation agreement or a concession; (I) a joint venture or any other form of industrial
or business cooperation; (J) a merger of companies or an acquisition of one or more companies; (K) the
carriage of goods or passengers by air, sea, rail or road; (ii) the claim relates to an in personam intellectual
property dispute; or (iii) the parties to the claim have expressly agreed that the subject matter of the claim
is commercial in nature”. (Cursivas añadidas por la autora con objeto enfatizador).

55
A modo de ejemplo así se define la internacionalidad de los casos comerciales en los dos textos
siguientes: Article 3 de las [Chinese] Provisions of the Supreme People´s Court on Several Issues
Regarding the Establishment of the International Commercial Court: “ A commercial case with one of the
following situations can be regarded as an international commercial case under these Provisions: (a) one or
both parties are foreigners, stateless persons, foreign enterprises or other organizations; (b) one or both
parties have their habitual residence outside the territory of the People’s Republic of China; (c) the object
in dispute is outside the territory of the People’s Republic of China; (d) legal facts that create, change, or
terminate the commercial relationship have taken place outside the territory of the People’s Republic of
China”.

56
F. Tiba. “The Emergence of Hybrid International Commercial Courts and the Future of Cross Border
Commercial Dispute Resolution in Asia”, Loyola University Chicago International Law Review, 14(1),
2016, pp. 31-53, esp. p. 32.
57
En el caso de Singapur, la Constitución fue modificada para que el Presidente de la República pueda
designar a los jueces internacionales que participan en el SICC. Asimismo se modificaron, entre otras, la
Supreme Court of Judicature Act, la Legal Profession Act y the Rules of Court. L. Teh, “The Singapore
International Commercial Court”, Dispute Resolution International, 11-2, 2017, pp. 143-150.

  13  
exitosa de un tribunal comercial internacional necesita contar con un “ecosistema
jurídico” que le sea favorable.

A continuación, se enumeran de forma muy esquemática una serie de


características de estos tribunales comerciales internacionales. Su presentación muestra
las peculiaridades que presentan estos órganos frente a los clásicos tribunales nacionales
y al sistema arbitral:

a) Los tribunales comerciales internacionales cuentan, en algunos casos, con


juristas extranjeros de reconocido prestigio, quienes actúan en calidad de jueces “de pleno
derecho”. Ello supone una muy reseñable novedad para tribunales que, como ya se ha
indicado, están incardinados en la casi totalidad de los casos dentro de la estructura
judicial ordinaria de su respectivo país. Además, en algún caso no se está exigiendo que
dichos juristas extranjeros sean jueces en su país de origen, habiendo órganos como el
SICC que actualmente cuenta con académicos y abogados extranjeros en su plantilla de
jueces internacionales (esto es, este tribunal cuenta con sujetos que ni son sus nacionales
ni son jueces en sus respectivos países de origen).58

b) Los tribunales comerciales internacionales también admiten en ocasiones la


intervención de abogados extranjeros como representantes de parte ante dichos
tribunales.59 Se suele crear un mecanismo ad hoc para que dichos abogados extranjeros
puedan representar a sus clientes ante ese concreto tribunal comercial internacional, sin
necesidad de que cumplan con todos los requisitos que se les exigen a los abogados
extranjeros para poder incorporarse válidamente a un colegio de abogados nacional y
poder ejercer la profesión ante la totalidad de tribunales existentes en dicho país.60

c) Los tribunales comerciales internacionales disponen de reglas ad hoc de


funcionamiento, que con frecuencia se inspiran en prácticas del contexto comparado o en
prácticas propias del ámbito arbitral internacional.61 Paradigmática en este ámbito es la
afirmación contenida en el Proyecto de Ley que instaura la Brussels International
Business Court, proclamando que las reglas procesales de dicho tribunal serán la

58
Véase por ejemplo los curricula públicos de Justice Yasuhei Taniguchi y Justice Simon Thorley en
https://www.sicc.gov.sg/about-the-sicc/judges.

59
El artículo 18M del cap. 322 del Supreme Court of Judicature Act afirma:” Representation by foreign
lawyers. A party to a case in the Singapore International Commercial Court, or to an appeal from that Court,
may in accordance with the Rules of Court be represented by a foreign lawyer who is registered in
accordance with Part IVB of the Legal Profession Act (Cap. 161).” Más información sobre esta
participaciíon de abogados extranjeros y sobre cómo definir la tipología de casos en los que habitualmente
participan (offshore cases) puede hallarse en la extensa Nota 3 del Singapore International Commercial
Court User Guides. https://www.supremecourt.gov.sg/docs/default-source/default-document-
library/rules/sicc_user_guide_1.pdf.

60
Este es un fenómeno que está comenzando a apreciarse también en otros contextos jurídicos. Por ejemplo,
admitiendo la posibilidad de que abogados extranjeros no colegiados en el Californian bar lleven a cabo
arbitration talks and resolution en dicha jurisdicción, J. Breslin. “Act allowing foreign international
arbitration lawyers to operate in California widely welcomed”.
https://norcalrecord.com/stories/511544968-act-allowing-foreign-international-arbitration-lawyers-to-
operate-in-california-widely-welcomed.
61
Subrayando la importancia que pueden alcanzar en el contexto judicial las pautas procesales que se
manejan en el contexto del arbitraje internacional, véase S.I. Strong. “General Principles of Procedural Law
and Procedural Jus Cogens”, Penn State Law Review, 122, 2018, pp. 347-409.

  14  
consecuencia de una transposición a este contexto judicial de la Ley Modelo de CNUDMI
sobre Arbitraje Comercial Internacional.62

d) Los tribunales comerciales internacionales están respaldados por normativa


que concede gran relevancia a la autonomía de la voluntad. Por ejemplo, en ocasiones se
prevé en determinadas materias la “desconexión” respecto del derecho procesal general
del foro, optándose por la aplicación en su lugar de otras disposiciones que sean acordadas
por las partes de la controversia y que se perciban como más apropiadas a las
características del litigio. Desde la perspectiva del DIPr, nos hallamos por tanto ante una
renuncia expresa por parte del legislador al juego de la máxima lex fori regit processum
en estos contextos comerciales internacionales. Dando un paso más, a veces se estima
que dichas disposiciones elegidas por las partes ni siquiera han de pertenecer a un sistema
jurídico nacional concreto. Así, se interpreta que la referencia a “or otherwise” del
artículo 18 K del Supreme Court of Judicature Act de Singapur permite acordar la
aplicación de por ejemplo las Reglas de la International Bar Association (IBA) sobre
práctica de pruebas en el arbitraje comercial internacional.63 En este sentido, los
tribunales comerciales internacionales podrían representarse como un caballo de Troya,

62
El texto afirma que: “En ce qui concerne la procédure, le choix s’est porté sur une application mutatis
mutandis, du moins en prin- cipe, de la loi type sur l’arbitrage commercial internatio- nal de la Commission
des Nations Unies pour le droit commercial international (Cnudci). Cette loi type est, à cet égard,
l’instrument le plus adapté, précisément en raison du fait qu’elle a été élaborée en vue du règlement de
litiges commerciaux internationaux et donc qu’elle tient également compte des différences d’approche entre
les systèmes juridiques occidentaux-continen- taux et anglo-américains, notamment en matière de
l’administration de la preuve. Les acteurs des milieux d’affaires internationaux la connaissent donc très
bien. Ce n’est pas pour rien que cette loi type a également inspiré la nouvelle loi belge sur l’arbitrage 4,
même si elle ne peut, également en l’espèce, être reprise que mutatis mutandis, principalement en raison
du fait que la BIBC est bel et bien un tribunal étatique et non un tribunal arbitral. Vu également qu’à la
lumière des évo- lutions de la procédure civile interne, un certain nombre de règles dérogatoires doivent
encore être prises, cette transposition s’effectue donc dans différentes disposi- tions légales particulières,
le cas échéant, adaptées”, http://www.lachambre.be/FLWB/PDF/54/3072/54K3072001.pdf, p. 11.

63
Article 18 K of the Supreme Court of Judicature Act: “Rules of evidence in certain cases (1) The
Singapore International Commercial Court (a) shall not be bound to apply any rule of evidence under
Singapore law in such cases and to such extent as the Rules of Court may provide; and (b) may, in those
cases, apply other rules of evidence (whether such rules are found under any foreign law or otherwise) in
accordance with the Rules of Court”. https://sso.agc.gov.sg/Act/SCJA1969. Igualmente, Order 110, rule
23(1) de las Rules of Court: “Court may specify applicable rules of evidence. The Court may, on the
application of a party, order that — (a) any rule of evidence found in Singapore law, whether under the
Evidence Act (Cap. 97), in these Rules (but not in this Rule) or elsewhere, shall not apply; and (b) such
other rules of evidence (if any), whether such rules are found in foreign law or otherwise, shall apply
instead. (2) An application under paragraph (1) can only be made if all parties agree on — (a) the rules of
evidence that shall not apply for the purposes of paragraph (1)(a); and (b) any rules of evidence that shall
apply instead for the purposes of paragraph (1)(b). (3) In making an order under paragraph (1), the Court
may, for the just, expeditious and economical disposal of the proceedings — (a) modify the parties’
agreement under paragraph (2), but only with the parties’ consent; and (b) stipulate such further conditions
that supplement and are consistent with the parties’ agreement (or modified agreement) as the Court sees
fit. (4) The Court may, from time to time, amend or supplement any order under paragraph (1), but only in
accordance with paragraph (3) and after hearing the parties. (5) Despite any order under paragraph (1), the
Court must exclude from evidence any document or statement (whether oral or written). where there are
grounds of special political or institutional sensitivity (including anything that has been classified as secret
by the Government, a foreign government or a public international institution) that the Court determines or
the Attorney-General certifies to be compelling. (6) In this Rule and Rule 24, “rule of evidence” includes
any rule of law relating to privilege or the taking of evidence” , https://sso.agc.gov.sg/SL/SCJA1969-R5.

  15  
en el que su armazón nacional en realidad contiene en su interior un componente a-
nacional.64

e) Los tribunales comerciales internacionales también incorporan importantes


novedades idiomáticas que traen consigo, en mayor o menor medida, la admisión del
inglés como idioma válido en el manejo de las pretensiones que se planteen ante estos
tribunales. Se estima que ello atrae a reclamantes no nacionales, de la misma forma que
supone una contribución reseñable a la contención de tiempos y gastos generados por
dichos procedimientos. Aparte de los ya indicados beneficios de contar, cuando ello se
admita, con jueces internacionales anglófonos que sean expertos de reconocido prestigio
en materia comercial, la admisión del idioma inglés también puede ser un imán para
prestigios juristas que desempeñen el rol de abogados o de expertos en la fase probatoria
de dichos litigios comerciales internacionales.

f) Los tribunales comerciales internacionales comparten su firme voluntad de


ofrecer a sus usuarios un procedimiento judicial veloz y que cuente con horizontes
temporales previsibles. Es por ello que, inspirándose en el arbitraje comercial
internacional, las normas que rigen dichos tribunales con frecuencia permiten que los
jueces establezcan un calendario procesal firme y a priori obligatorio. Así se indica en el
artículo 3 del Protocol relating to the procedure before the International Chamber of the
Paris Commercial Court65 y en el Artículo 3.4 de las Rules of Procedure for the
Netherlands Commercial Court and the Netherlands Commercial Court of Appeal, que
da un paso adelante indicando expresamente cuáles son limites temporales concretos
aplicables a actos procesales clave (“for a claim or defence or similar statement: six
weeks; for an extensive brief: four weeks; and for a simple brief: two weeks”) y subraya
asimismo la conexión entre estos límites temporales y el esencial principio del due
process. 66

g) Los tribunales comerciales internacionales utilizan el -en principio, ajustado-


precio de su servicio como una ventaja competitiva frente al arbitraje internacional y la
litigación tradicional. Así, la propia web de la NCC proclama a este tribunal como una
alternativa frente a “foros caros como Londres o Estados Unidos”.67 Muestra del efecto

64
Reflexionando sobre el carácter a-nacional y deslocalizado del arbitraje, en contraposición con el carácter
local de los sistemas judiciales nacionales, G. A. Bermann, International Arbitration and Private
International Law, The Hague Academy of International Law. A collection of law lectures in pocketbook
form, Brill Nijhoff, 2017, pp. 52-58.

65
Article 3: ”Procedural calendar: The judge can set a mandatory procedural calendar including, in
particular: - the date(s) on which the parties will be asked to appear in person; - the date(s) on which
parties must submit the written declarations of the witnesses they have requested to hear and which shall
form the basis on which those witnesses will be heard; - the date(s) on which any witness and expert
testimony will take place; - the date on which counsel will be heard on their closing statements, after which
the trial shall be declared closed; - the date on which the decision will be rendered. This calendar may be
modified throughout the proceedings, in particular in the event of an incident or of additional requests that
delay the review of the merits of the case”. https://www.shearman.com/-
/media/Files/Perspectives/2018/04/Protocol_relating_to_the_procedure_before_the_International_Chamb
er_of_the_Paris_Commercial_Court.pdf?la=en&hash=BEE7E9D9833EC33B9DADCFA576972DE8791
EA49E.

66
Article 3.4. https://www.rechtspraak.nl/SiteCollectionDocuments/concept-procesreglement-ncc_en.pdf.
67
NCC. “The Netherlands Commercial Court”, https://netherlands-commercial-court.com. Información
sobre costes de este proceso aparece recogida en el Anexo II del Rules of Procedure for the International

  16  
favorable que puede tener en la contención de gastos, estos tribunales también se
caracterizan por presentar una actitud receptiva al uso de nuevas tecnologías en el curso
del procedimiento judicial. Por ejemplo, la extensa Part VIII de la Singapore
International Commercial Court Practice Directions se dedica al Electronic Filing and
Use of Technology Facilities. 68

h) Los tribunales comerciales internacionales prometen previsibilidad en sus


resultados, recalcando que ese es un valor que no puede garantizarse en el contexto
arbitral.69

i) Los tribunales comerciales internacionales, al estar incardinados en el sistema


judicial nacional, dictan sentencias que no presentan ninguna particularidad en materia
de reconocimiento y la ejecución, por lo cual se benefician de la existencia de contextos
jurídicos armonizados y simplificados como el que existe en el ámbito de la Unión
Europea.

V. Posibles ventajas de los tribunales comerciales internacionales frente al arbitraje


y a la litigación

Es bien sabido que la capacidad de los tradicionales tribunales nacionales para


resolver conflictos comerciales internacionales ha sido cuestionada por los prácticos del
derecho, de la misma forma que lo han sido las respuestas que ofrece el DIPr clásico
respecto de fenómenos empresariales contemporáneos caracterizados por su espíritu
global. Este es uno de los motivos que explica, como ya se ha apuntado en un apartado
precedente, que el arbitraje comercial internacional se haya desarrollado con una fuerza
inusitada en estas últimas décadas.

No puede ignorarse, sin embargo, que los sistemas judiciales nacionales en


ningún momento han dejado de resolver controversias derivadas de relaciones
comerciales internacionales. Al contrario, podría decirse que la litigación comercial
internacional ha seguido gozando de buena salud pese a la irrupción del arbitraje
comercial internacional. Esto es, el mercado legal internacional hasta ahora ha ofrecido,
grosso modo, dos grandes opciones para solventar sus conflictos a los agentes implicados
en dichas relaciones comerciales internacionales: arbitraje internacional o litigación
internacional. Hoy en día ambos mecanismos de solución de controversias cuentan con

Commercial Chambers of the Amsterdam District Court (Netherlands Commercial Court) and the
Amsterdam Court of Appeal (Netherlands Commercial Court of Appeal) (The NCC Rules. Concept. Draft
translation June 2017), https://www.rechtspraak.nl/SiteCollectionDocuments/concept-procesreglement-
ncc_en.pdf.
68
https://www.supremecourt.gov.sg/rules/practice-directions/singapore-international-commercial-court-
practice-directions.
69
NCC “The Netherlands Commercial Court”, https://netherlands-commercial-court.com.

  17  
su respectiva cuota de mercado,70 lo cual es lógico teniendo en cuenta la amplia tipología
de conflictos comerciales y los muy diversos perfiles de los referidos agentes.71

Alguno de los beneficios comparativos que se destacan de la litigación


internacional “clásica” frente al arbitraje comercial internacional son, expuestos de forma
muy simplificada, los siguientes: La seguridad que ofrece la existencia de una detallada
reglamentación nacional que las partes conocen ex ante -tanto en materia procesal y
sustantiva como respecto a las reglas que han de regir el comportamiento de los propios
jueces y representantes de partes-; la naturaleza pública y la transparencia inherente al
procedimiento judicial nacional; la tranquilidad que otorga la existencia de un sistema
generalizado de recursos y los efectos que ello genera a la hora de ir configurándose un
cuerpo de jurisprudencia.

Frente a este binomio litigación/arbitraje, bien asentado y profusamente


estudiado, en una sección precedente de este capítulo se ha dado cuenta del reciente
florecimiento de una especie de tercius genus o híbrido: los denominados tribunales
comerciales internacionales, que parecen nacer con el ambicioso objetivo de crear un
sistema de justicia transnacional. En uno de los visionarios trabajos de Sundaresh Menon,
el autor incide en la idea de que el arbitraje comercial internacional no se creó para llegar
a configurar una superestructura legítima y fiable que facilitase el comercio global (sino
como una mera solución ad hoc para resolver de forma propicia las controversias de
ciertas partes). Es por ello que el arbitraje no puede afrontar cuestiones cruciales como la
armonización de las normas comerciales sustantivas, de sus prácticas y de las pautas
éticas que han de imperar entre los participantes en dicho sector. A través de la creación
de tribunales comerciales internacionales, empero, sí se ambiciona que tales elevados
objetivos se alcancen; de la misma forma que se espera que el escrutinio a nivel
internacional de los procesos y decisiones de estos nuevos tribunales impulse a su vez el

70
Las ya tradicionales encuestas de arbitraje internacional impulsadas por Queen Mary University ofrecen
resultados muy contundentes, como la afirmación contenida en la edición del 2018 de que el 99% de los
encuestados recomendarían en arbitraje internacional como mecanismo para resolver controversias
transfronterizas. Se estima no obstante que para valorar en su justa medida resultados como el recién
apuntado ha de tenerse en cuenta que los participantes en dichas encuestas son mayoritariamente
profesionales especializados en arbitraje internacional (y no en litigación internacional). Esto es, el gran
desarrollo del sector jurídico de las controversias internacionales está generando cada vez con mayor
frecuencia perfiles de abogados y de académicos que o bien se especializan en arbitraje internacional o bien
lo hacen en litigación internacional. White & Case: The Evolution of International Arbitration.
http://www.arbitration.qmul.ac.uk/media/arbitration/docs/2018-International-Arbitration-Survey---The-
Evolution-of-International-Arbitration-(2).PDF, p. 2.

71
Conscientes de dicha realidad, enclaves como Singapur aspiran a ser un international dispute resolution
hub lo más omnicomprensivo posible. Esto es, el SICC se constituye como una iniciativa complementaria
a la existencia de tanto un cuidado sistema judicial nacional como de poderosas instituciones arbitrales
(Singapore International Arbitration Center - SIAC) y de mediación (Singapore International Mediation
Centre -SIMC). Singapore International Commercial Court Committee, Report, November 2013,
https://www.mlaw.gov.sg/content/dam/minlaw/corp/News/Annex%20A%20-
%20SICC%20Committee%20Report.pdf.

  18  
rule of law en el ámbito del comercio global.72 Se aspira asimismo a que el corpus de
jurisprudencia que generen estos tribunales sea una fuente de lex mercatoria.73

El análisis de los primeros resultados ofrecidos por los diversos tribunales


comerciales internacionales que ya se hallan en funcionamiento -y que compiten entre sí
por hacerse un hueco en el complejo mundo del international dispute resolution-74
muestra que los beneficios derivados del recurso a dichos tribunales pivotan
fundamentalmente en torno a los siguientes factores75:

a) Especialización y excelencia jurídica: por ejemplo, expertos internacionales


decidiendo el caso o eminentes abogados extranjeros litigando en él;

b) Independencia y neutralidad -en el sentido de implantación de herramientas


que luchan contra el national bias que tradicionalmente se achaca a los tribunales
estatales-: herramientas como el reconocimiento del inglés como lengua franca del
derecho comercial internacional, incluso en países en los que el inglés no es idioma oficial
o la referida participación de abogados extranjeros;

c) Celeridad y economía del foro: por ejemplo, para estos casos comerciales
internacionales el tribunal suele crear y aplicar un detallado case management plan76 y se
ha elaborado asimismo una normativa procesal más light en materias como discovery o
prueba del derecho extranjero77;

72
S. Menon. “International Commercial Courts: Towards a Transnational System of Dispute Resolution.
Opening Lecture for the DIFC Courts Lecture Series 2015”,
https://www.supremecourt.gov.sg/docs/default-source/default-document-library/media-room/opening-
lecture---difc-lecture-series-2015.pdf, pp. 8 y 10-11. Es sintomático en este sentido que las Provisions of
the Supreme People´s Court on Several Issues Regarding the Establishment of the International
Commercial Court aludan expresamente al rule of law en su exposición de motivos.
http://cicc.court.gov.cn/html/1/219/199/201/817.html.
73
S. Menon. “The Somewhat Uncommon Law of Commerce”, Singapore Academy of Law Journal 26,
2014, p. 48.
74
Un estudio publicado por el Ministerio de Justicia Británico muestra por ejemplo que el SICC podría
“robarle” futuros caso al English Commercial Court si “Singapore [were] able to deliver the same quality
of law, lawyers and judgments as London, but for a lower price, and if the Singaporean Commercial Court
judgments were enforceable in the country in which enforcement is sought”. British Institute of
International and Comparative Law, “Factors Influencing International Litigants´ Decisions to Bring
Commercial Claims to the London Based Courts” 2015,
https://assets.publishing.service.gov.uk/government/uploads/system/uploads/attachment_data/file/396343
/factors-influencing-international-litigants-with-commercial-claims.pdf, p. 28.
75
Desde el plano doctrinal y práctico se han apuntado otros potenciales beneficios de la puesta en marcha
de tribunales comerciales internacionales, como una creciente elección del derecho sustantivo del foro
como derecho aplicable a dichos contratos internacionales. I. Knoll-Tudor, “Specialised Chambers for
International Commercial Disputes: Paris in the Spotlight”, 14 Febrero de 2018.
http://arbitrationblog.kluwerarbitration.com/2018/02/14/specialised-chambers-international-commercial-
disputes-paris-spotlight/. En el contexto irlandés se ha afirmado que: “A serious effort needs to be made to
ensure that the community of corporate lawyers in Ireland recommend Irish law, and Irish jurisdiction,
wherever possible”. C. Gallagher. “Ireland could become ‘a leading legal centre post-Brexit’”,
https://www.irishtimes.com/news/crime-and-law/ireland-could-become-a-leading-legal-centre-post-
brexit-1.3371294.
76
Part XII SICC Practice Directions. https://www.supremecourt.gov.sg/rules/practice-
directions/singapore-international-commercial-court-practice-directions.
77
Por ejemplo, en el contexto de SICC, se permite probar el derecho extranjero por medios menos
formalistas que los recogidos en la legislación nacional de Singapur para casos que no se catalogan como

  19  
d) Alta toma en consideración de la voluntad de las partes, que lleva implícito la
admisión en ocasiones de tradiciones legales ajenas al foro.

e) Esta tipología de ventajas, que con frecuencia nos remiten a las ya apuntadas
respecto del arbitraje comercial internacional, vienen además complementadas por otras
que son ajenas al contexto arbitral, como la creación de una jurisprudencia coherente y
previsible en el amplio ámbito comercial en el que dichos tribunales poseen
competencia.78

Al hilo de todas estas potenciales -y, sin duda, muy atractivas- aportaciones de
los tribunales comerciales internacionales, también es posible perfilar algunos reproches
respecto de este novedoso fenómeno. Hasta el momento no se ha evidenciado que exista
una corriente cohesionada realmente crítica con el trasfondo de la creación de tribunales
comerciales internacionales.79 Más bien, lo que diversas voces han puesto de manifiesto
son sus dudas personales respecto del grado de consecución de los objetivos
ambicionados.80

Caso de que el número de estos tribunales siga aumentando en el futuro y vayan


resolviendo un volumen creciente de casos, sí parece factible que en paralelo se cree un
frente más articulado de detractores. Especulando sobre las posibles reprobaciones que
los tribunales comerciales internacionales pueden recibir, surgen las siguientes cuestiones
de calado: dichos tribunales, perfilados teniendo en cuenta las necesidades de los
empresarios, ¿suponen una subordinación de los intereses públicos frente al poder de las
transnacionales, constituyendo una especie de privatización de la justicia?81 Esto es, ¿por
qué los Estados están dedicando recursos adicionales a litigios de naturaleza empresarial,

comerciales internacionales. Esto es, en el marco del SICC se pueden considerar suficientes las written
submissions del propio abogado en materia de prueba de derecho extranjero, sin requerirse una proof strictu
sensu que podría traer consigo la cross- y re-examination oral de expertos en derecho extranjero. A.
Godwin, I. Ramsay y M. Webster. “International Commercial Courts: The Singapore Experience”,
Melbourne Journal of International Law, 18 (2), 2017, 1-41, esp. pp. 19-20.
78
D. Saam. “Herman Hoffmann´s Kammern für international Handelssachen: Can Arbitration Serve as a
Model for the Law of Civil Procedure?”, German Law Journal, 14(7) 2013, pp. 949-958, esp. 958.
79
Cuestionando la necesidad de crear un tribunal de estas características en Nueva Zelanda, W. Steel. “The
judiciary as an Institution: Judicial Specialisation in a Generalist Jurisdiction: Is Commercial Specialisation
within the High Court Justified?”, Virginia University of Wellington Law Review, 46, 2005, pp. 307-359.
80
A. Ross. “Paris´s English-speaking court meets with mixed response”, GAR, 15 Febrero 2018,
https://globalarbitrationreview.com/article/1159078/pariss-english-speaking-court-meets-with-mixed-
response. Véanse igualmente los diversos “hilos” generados en OGEMID e ITAFOR a lo largo de los años
2017 y 2018.

81
Parece claro que los legisladores nacionales están modificando su sistema judicial para que este sea capaz
de responder mejor a los intereses del empresariado. Así se proclama, por ejemplo, en la exposición de
motivos del siguiente protocolo francés: “The purpose of the present protocol is to specify the procedures
by which cases will be examined and judged before this Chamber, in which ample room has been made for
the use of the English language and for testimonial evidence, in order to meet the expectations of economic
actors who wish to benefit from an attractive jurisdictional system.” (Cursivas añadidas por la autora con
objeto enfatizador). Protocol Relating to the Procedure before the International Chamber of the Paris
Commercial Court. https://www.shearman.com/-
/media/Files/Perspectives/2018/04/Protocol_relating_to_the_procedure_before_the_International_Chamb
er_of_the_Paris_Commercial_Court.pdf?la=en&hash=BEE7E9D9833EC33B9DADCFA576972DE8791
EA49E.

  20  
en vez de, por ejemplo, mejorar el sistema de justicia respecto de individuos con
reclamaciones de naturaleza familiar?; ¿los Estados están invirtiendo en la creación y
mantenimiento de tribunales comerciales internacionales con el fin de obtener beneficios
económicos que repercutan positivamente en el conjunto de su sistema de justicia, o se
trata más bien de una moda que permite que países desarrollados o que desean presentarse
como tales orquesten una campaña de auto-promoción de su estado de derecho a nivel
internacional? ¿debería la sociedad civil requerir que los tribunales comerciales
internacionales se autofinancien82 o que incluso generen unos réditos que retornen a la
ciudadanía? Centrando la atención en la figura de los jueces internacionales que en
ocasiones componen estos tribunales, el hecho de que en ocasiones no sean jueces de
carrera sino prácticos del derecho o académicos, ¿les hace más susceptibles de sufrir
presiones por parte de los empresarios usuarios del sistema?; los estados que cuentan con
tribunales comerciales internacionales que permiten la participación de los referidos
jueces, ¿han tomado las precauciones necesarias para exigir a dichos juristas un estricto
cumplimiento de sus deberes éticos en el ejercicio de su cargo?

VI. Reconocimiento y ejecución como factor clave en el contexto judicial y arbitral


internacional

Según una reciente encuesta en la materia, la facilidad con la que se reconocen


y ejecutan los laudos extranjeros es, según el 64% de los usuarios encuestados, la
característica más valiosa del arbitraje comercial internacional.83 El mérito de esta
realidad es sin duda imputable a la CNY, cuyo peso específico es hoy en día
incuestionable. Tal y como se recalca a lo largo de esta obra colectiva, la CNY es uno de
los instrumentos legislativos contemporáneos más exitosos en términos de Estados parte
(rozando los 160 en la actualidad), que ha traído consigo previsibilidad y eficiencia en el
contexto del arbitraje comercial internacional.

Dado que el reconocimiento y la ejecución en el ámbito internacional son el


talón de Aquiles tanto del sistema arbitral como del judicial, parece lógico aventurar que
el éxito o fracaso de los tribunales comerciales internacionales estudiados a lo largo del
presente capítulo va a depender en buena medida de la facilidad con la que se puedan
reconocer y ejecutar sus decisiones en el extranjero.84 No ha de olvidarse que algunos de
estos tribunales pueden asumir jurisdicción también respecto de casos escasamente

82
Una preocupación manifiesta por este tema muestra el Projet de Loi instaurant la Brussels International
Business Court, al afirmar taxativamente que; “La BIBC sera donc en principe “autosuffisante”, ce qui se
justifie non seulement en raison de la limitation des ressources publiques, qui ne peuvent être affec- tées
sans plus à des nouveautés, mais également en raison des coûts particuliers qui vont de pair avec le recours
à d’éminents experts respectés au plan international (et donc pas uniquement des belges). Les parties
s’acquitteront donc de frais d’inscription substantiels, une rétribution qui couvrira ces coûts, notamment les
jetons de présence particuliers des juges non professionnels.”
http://www.lachambre.be/FLWB/PDF/54/3072/54K3072001.pdf, p. 4.

83
White & Case. “Queen Mary University y School of International Arbitration, 2018 International
Arbitration Survey: The Evolution of International Arbitration”,
http://www.arbitration.qmul.ac.uk/media/arbitration/docs/2018-International-Arbitration-Survey---The-
Evolution-of-International-Arbitration-(2).PDF, p. 2, pag. 7.
84
K. Poon y P. Tan. “The Development of the Singapore International Commercial Court”, Rajah & Tann
LPD, diciembre 2013, https://eoasis.rajahtann.com/eOASIS/lu/pdf/1292013236362013-12-
Development_SICC.pdf; D. H. Wong. “The Rise of the International Commercial Court: What is it and
will it work?”, Civil Justice Quarterly, 33(1), 2014, pp. 205-227, p. 226.

  21  
vinculados con su territorio -por ejemplo, los denominados offshore cases en Singapur-,
por lo que es posible que las partes no posean patrimonio en el país donde se ubica la sede
del tribunal comercial internacional. Parece por ello demasiado naíf afirmar que, puesto
que en muchos casos estos tribunales van a ser competentes como consecuencia de un
pacto de sumisión de las partes85, ello va a traer siempre consigo un cumplimiento
voluntario de la sentencia. Ergo, al seguir existiendo en la práctica jurídica internacional
casos de no cumplimiento voluntario de la sentencia, se hace imprescindible contar con
un sistema efectivo, que permita el reconocimiento y ejecución de las sentencias emitidas
por tribunales comerciales internacionales extranjeros.

Afirmada ya la importancia que presenta el mecanismo del reconocimiento y


ejecución en el contexto internacional, si actualmente se realiza una foto fija de dicho
mecanismo tanto dentro del sistema arbitral como del judicial, puede decirse que el
sistema arbitral se halla hoy en día en un estadio superior.86 Esto es, frente al consolidado
reinado de la CNY, el panorama actual en el contexto del reconocimiento y ejecución de
decisiones judiciales extranjeras es mucho más fragmentario y, por lo tanto, parece
arrastrar consigo un mayor riesgo de inoperatividad. Expuesto de forma muy
simplificada, a falta en el contexto judicial de convenciones globales como la CNY,
actualmente el reconocimiento y la ejecución no arbitral pivotan en torno a algunos
instrumentos regionales (Reglamento Bruselas I bis, Gulf Cooperation Council (GCC)
Convention for the Execution of Judgments, Delegations and Judicial Notifications87,
etc.) y en torno a una pluralidad -más o menos nutrida, según cada país- de convenios
bilaterales.

Desde la perspectiva de los tribunales comerciales internacionales, este


panorama presenta una serie de “agujeros negros” que oscurecen claramente la viabilidad
futura de dichas instituciones nacionales. Esto es, la red de textos bilaterales o
multilaterales que abordan el reconocimiento y la ejecución de decisiones judiciales
extranjeras en materia comercial dista mucho de ser completa a nivel global.
Específicamente, algunos países asiáticos por ejemplo se encuentran todavía en una fase
incipiente por lo que respecta a este tipo de cooperación judicial internacional.

Tal y como se ha venido indicando a lo largo de este capítulo, no es suficiente


con que un tribunal comercial internacional sea muy puntero en relación con múltiples
cuestiones de naturaleza procesal, sino que el éxito de dicho órgano depende en gran
medida de que su sentencia no devenga papel mojado en el contexto global. Es por ello
que varios tribunales comerciales internacionales, conscientes de las limitaciones

85
Esta afirmación es, además, cuestionable. Un estudio de los casos resueltos por el SICC muestra cómo
hasta el momento la competencia del SICC ha derivado de una remisión realizada por el High Court. Parece
lógico que tenga que trascurrir un tiempo hasta que se empiecen a incluir cláusulas de sumisión al SICC o
tribunales similares en los contratos comerciales internacionales de nueva elaboración. A. Godwin, I.
Ramsay y M. Webster. “International Commercial Courts: The Singapore Experience”, Melbourne Journal
of International Law, 18 (2), 2017, 1-41, esp. pp. 23-25.
86
Aparte de la cuestión que se aborda en el texto principal de este capítulo -la abultada diferencia de Estados
miembros de la CNY frente al discreto número de Estados que han secundado algunos regímenes de
exequatur referidos a sentencias judiciales-, no puede ignorarse tampoco que la regulación sustantiva que
se perfila en ambos contextos presenta divergencias (motivos de denegación de reconocimiento y ejecución
no idénticos en ambos contextos).

87
http://www.diac.ae/idias/rules/GCC/

  22  
derivadas del actual status quo, han perfilado, implementado o secundado en los últimos
años diversas iniciativas que pretenden allanar el camino internacional del
reconocimiento y ejecución de sus sentencias.88 En el horizonte de dichas iniciativas
siempre parece hallarse la imagen de la CNY, hacia cuyo envidiable status quo se desea
converger.

Como se va a exponer brevemente a continuación, tales iniciativas en el contexto


judicial presentan variados horizontes temporales, así como diversos grados de
pragmatismo y ortodoxia:

a) El SICC es posiblemente el tribunal comercial internacional que más ha


reflexionado en la esfera pública sobre las dificultades a las que se pueden enfrentar sus
sentencias a la hora de ser reconocidas y ejecutadas en el extranjero.89 Con el fin de
avanzar en este sentido, la normativa reguladora del SICC proclama que, salvo
manifiestación en contra de las partes que se someten a dicho tribunal, estas se
comprometen también a “to carry out any judgment or order of the Singapore
International Commercial Court without undue delay” así como a “waive any recourse to
any court or tribunal outside Singapore against any judgment or order of the Singapore
International Commercial Court, and against the enforcement of such judgment or order,
insofar as such recourse can be validly waived”.90 Este denominado “derecho a la
ejecución” se plasma asimismo en las cláusulas modelo que el SICC ofrece a potenciales
litigantes que deseen incorporarlas a sus contratos.91

b) Junto a este impulso pro reconocimiento y ejecución que se pretende dar ex


ante por la vía consensual – impuso no desprovisto de dificultades desde la perspectiva
del DIPr-, varios tribunales comerciales internacionales –o los órganos judiciales dentro
de los que estos se incardinan- han explorado también la vía de negociar los conocidos

88
Por cuestiones cronológicas, hasta el momento tales iniciativas se han impulsado fundamentalmente
desde el contexto asiático. Con la implantación de nuevos tribunales comerciales internacionales en Europa,
es muy posible que en el futuro estos u otros caminos sean transitados por dichos tribunales de ubicación
europea.
89
SICC, “Note on Enforcement of SICC Judgments”, https://www.sicc.gov.sg/docs/default-source/guide-
to-the-sicc/sicc_enforcement_guide.pdf; SICC, “Report of the SICC Committee”, November 2013,
https://www.mlaw.gov.sg/content/dam/minlaw/corp/News/Annex%20A%20-
%20SICC%20Committee%20Report.pdf.

90
Article 18 F of the Supreme Court of Judicature Act : “Effect of jurisdiction agreement (1) Subject to
subsection (2), the parties to an agreement to submit to the jurisdiction of the Singapore International
Commercial Court shall be considered to have agreed (a) to submit to the exclusive jurisdiction of the
Singapore International Commercial Court; (b) to carry out any judgment or order of the Singapore
International Commercial Court without undue delay; and (c) to waive any recourse to any court or tribunal
outside Singapore against any judgment or order of the Singapore International Commercial Court, and
against the enforcement of such judgment or order, insofar as such recourse can be validly waived. (2)
Subsection (1)(a), (b) and (c) applies only if there is no express provision to the contrary in the agreement”.
https://sso.agc.gov.sg/Act/SCJA1969.

91
SICC Model Clauses. Additional Points. Compliance: “In order to ensure and reinforce the enforceability
of the SICC judgments and orders obtained in the proceedings, the parties may agree to comply with, and
waive any recourse against, such judgements and orders and/or the recognition or enforcement of such
judgments and orders”. https://www.sicc.gov.sg/docs/default-source/guide-to-the-
sicc/sicc_model_clauses.pdf.

  23  
como Memoranda of Guidance (MOGs). Tanto el DIFC92 como el SICC93 están siendo
muy activos en este sentido y cuentan en la actualidad con un buen número de MOGs.
Dichos textos -calificados como court-to-court arrangements-94 no son jurídicamente
vinculantes, pero sí generan en opinión de la doctrina especializada un mayor
conocimiento de la normativa extranjera lo que a su vez trae consigo un contexto más
propicio al reconocimiento y ejecución de las sentencias de los tribunales comerciales
internacionales en estos contextos bilaterales. 95 Sin negar dicha relevancia, los MOGs
parecen ser una solución transitoria, tal vez la antesala a la negociación de auténticos
tratados bilaterales que engloben la cuestión del reconocimiento y ejecución de sentencias
en materia comercial.

c) Entre los caminos emprendidos por los tribunales comerciales internacionales


para mejorar las perspectivas de reconocimiento y ejecución de sus sentencias, merece la
pena aludir brevemente a una iniciativa recientemente impulsada por el DIFC que ha
suscitado polémica en el plano doctrinal. Se trata del mecanismo -calificado como
“experimento” por sus propios creadores96- que se ha implementado a través de la
Amended DIFC Courts Practice Direction Number 2 de 27 de mayo de 2015 (Annex
A2)97. A través de él, una sentencia emitida por su tribunal comercial internacional se
puede transformar en un laudo arbitral teóricamente susceptible de obtener
reconocimiento y ejecución en el extranjero a través de la CNY. Con el fin de lograr dicho
objetivo, el DIFC propone que al acuerdo de sumisión de las partes a sus tribunales se le
incorpore una cláusula con el siguiente texto: “Any Judgment Payment Dispute that
satisfies all of the Referral Criteria set out in the Practice Direction may be referred to
arbitration by the judgment creditor, and such dispute shall be finally resolved by
arbitration under the Arbitration Rules of the DIFC-LCIA Arbitration Centre, which
Rules are deemed to be incorporated by reference into this clause”98. Dicha cláusula
permite que, caso de que la obligación pecuniaria recogida en la sentencia del tribunal

92
DIFC ha celebrado estos memoranda con instituciones judiciales como las siguientes: the Commercial
Court of England, the Supreme Court of Singapore, the United States District Court for the Southern
District of New York, New South Wales Supreme Court, Federal Court of Australia, The Kazakhstan
Supreme Court, the High Court of Kenya, the National Court Administration of Korea, the High Court of
Zambia, The Hight Court of the Hong Kong Special Administrative Region of the People’s Republic of
China. https://www.difccourts.ae/courts-programmes/protocols-and-memorandums-of-understanding/.
93
El Supreme Court of Singapore ha concluido memoranda con los siguientes tribunales: Supreme Court
of Bermuda, Qatar International Court and Dispute Resolution Center, Abu Dhabi Global Market Courts y
Dubai International Financial Centre Courts. A modo de ejemplo, https://www.sicc.gov.sg/docs/default-
source/guide-to-the-sicc/mog-as-to-enforcement-between-supreme-court-of-singapore-and-adgm-courts--
-signed40b63033f22f6eceb9b0ff0000fcc945.pdf.
94
Sería interesante profundizar en la siguiente cuestión: si se puede hallar algún paralelismo entre
iniciativas concretas como los MOGs y la noción - mucho más amplia - de diplomacia científica (entendida
en este caso desde una perspectiva de la “diplomacia jurídica”).

95
A. Saito. “International Commercial Arbitration and International Commercial Courts: Towards a
Competitive and Cooperative Relationship”, en Harmonizing Trade Law to Enable Private Sector Regional
Development, Hors Serie Volume XX, 2016, https://www.victoria.ac.nz/law/research/publications/about-
nzacl/publications/special-issues/hors-serie-volume-xx,-2017, pp. 33-57, p. 56.

96
M. Hwang. “Commercial courts and international arbitration-competitors or partners?”, Arbitration
International 31, 2015, pp. 193-212, esp. p. 203.
97
DIFC Courts Practice Direction No. 2 of 2015 – Referral of Judgment Payment Disputes to Arbitration
https://www.difccourts.ae/2015/02/16/difc-courts-practice-direction-no-2-2015-referral-judgment-
payment-disputes-arbitration/
98
Ibid.

  24  
DIFC no se cumpla voluntariamente por parte del deudor, el acreedor pueda acudir a un
arbitraje que “convierta”99 la sentencia en un laudo arbitral. Doctrinalmente se ha
cuestionado si este artificio no fuerza en exceso el ámbito de aplicación originario de la
CNY -concretamente, la interpretación de términos convencionales como “sentencias
arbitrales” y “diferencias”-, al igual que se han planteado dudas en torno a la adecuación
del grado de independencia que destila el mecanismo implementado por el DIFC.100

d) Al margen de iniciativas como la recién apuntada, que por ahora no se ha replicado en


el seno de otros tribunales comerciales internacionales, parece que para mejorar con
carácter general el grado de reconocimiento y ejecución de las sentencias emitidas por
dichos tribunales, lo más efectivo sería que en el plano intergubernamental se negocien y
firmen nuevos convenios multilaterales o bilaterales en esta materia. Aparte de la
posibilidad de que en marcos regionales como el Association of Southeast Asian Nations
(ASEAN) se avance en el futuro en este sentido, actualmente existe ya un texto a nivel
global en la que los agentes implicados en los tribunales comerciales internacionales han
depositado grandes esperanzas: el Convenio de la Conferencia de La Haya sobre
Acuerdos de Elección de Foro.101 Dicho texto, elaborado en 2005 y en vigor desde el 1
de octubre de 2015, cuenta en la actualidad con 32 partes contratantes102, entre las que se
hallan los países de la Unión Europea incluido Dinamarca, así como también México y
Singapur – lo cual toda una declaración de intenciones por lo que respecta a su SICC-.103
Adicionalmente, relevantes países como la República Popular China, Estados Unidos de
América y Ucrania también han firmado el texto, por lo que podrían llegar a convertirse
en partes contratantes en el futuro. El artículo 8 de este Convenio sobre Acuerdos de
Elección de Foro104 establece que “una resolución dictada por un tribunal de un Estado
contratante que haya sido designado en un acuerdo exclusivo de elección de foro, será
reconocida y ejecutada en los demás Estados contratantes conforme a lo dispuesto en el
presente Capítulo. El reconocimiento o la ejecución sólo podrá denegarse por las causas
establecidas en el presente Convenio”. Como apunta la doctrina, este texto de la

99
Se utiliza el término “conversion”, que el que maneja el propio Hwang, quien en el momento de publicar
su trabajo ostentaba el cargo de Non-Resident Chief Justice of the DIFC Courts. Sin embargo, el autor
advierte de que no se trata de una conversión en el sentido estricto del término, ya que esta tramitación le
ofrece al acreedor una opción adicional de ejecutar su sentencia “without losing its rights under the
judgment in any way”. Esta afirmación merecería una explicación adicional, por las abundantes dudas que
puede generar en una práctica jurídica de naturaleza global. M. Hwang, “Commercial courts and
international arbitration-competitors or partners?”, Arbitration International, 31, 2015, pp. 193-212, esp.
p. 205.
100
D.R. Demeter, K.M. Smith. “The Implications of International Commercial Courts on Arbitration”,
Journal of International Arbitration, 33(5), 2016, pp. 441-469, esp. pp. 454-466.
101
Así, a la Convención de la Haya se la ha calificado recientemente como “a game changer“ y como “a
sort of mini version of the New York Convention”. A. Emmerson, S. Jhangiani y J. Lewis. “The
enforcement of foreign court judgments: where the conventional meets the unconventional”, 20 enero de
2016, https://www.clydeco.com/insight/article/the-enforcement-of-foreign-court-judgments-where-the-
conventional-meets-the.
102
“Estado de situación”, https://www.hcch.net/es/instruments/conventions/status-table/?cid=98.
103
La Convención ya ha sido traspuesta a la legislación interna de Singapur a través del Choice of Court
Agreements Act. K. Chng, “The impact of the Singapore International Commercial Court and Hague
Convention on Choice of Court Agreements on Singapore´s private international law”, Civil Justice
Quarterly, 37(1), 2018, 124-147.
104
T. C, Hartley. Civil jurisdiction and judgments in Europe : the Brussels I Regulation, the Lugano
Convention, and the Hague Choice of Court Convention, OUP, 2017.

  25  
conferencia de La Haya aspira a replicar en el marco de la litigación comercial
internacional la efectividad de la CNY.105  

De cara al futuro, es esencial asimismo atender a los efectos que puede tener en
el contexto de los tribunales comerciales internacionales el trabajo que está desarrollando
la Comisión Especial de la Conferencia de La Haya sobre Reconocimiento y Ejecución
de Sentencias Extranjeras106. Dicha Comisión presentó en el mes de mayo de 2018 un
proyecto de Convenio de 32 artículos, centrado en el reconocimiento y a la ejecución de
sentencias en materia civil o comercial.107 Caso de que la tramitación de este texto llegue
a buen puerto y halle asimismo el respaldo de la comunidad de estados, sin duda tendrá
efectos relevantes en el contexto de los tribunales comerciales internacionales.

VII. Conclusiones

En la conferencia internacional que da origen a esa obra colectiva se debatió en


extenso sobre si la CNY requería un mero face-lift o si por el contrario era necesario
implementar medidas más profundas sobre dicho texto internacional. Dejando de lado
dicha discusión, el presente capítulo opta por subrayar la relevancia que puede alcanzar
la CNY en contextos jurídicos diversos al del propio arbitraje comercial internacional. Y
es que el arbitraje comercial internacional, como ejemplo de transnational private
governance sin duda ha impulsado la creación de tribunales comerciales internacionales,
figura a la que se dedica el presente capítulo y que supone una manifestación
contemporánea y remozada del transnational judicial governance.108

Efectivamente, este capítulo aborda el estudio de los tribunales comerciales


internacionales, una institución jurídica que en modo alguno puede calificarse como una
entelequia, puesto que en diversos enclaves del planeta dichos tribunales se hallan ya en
pleno funcionamiento. Se estima que el DIPr no debe ignorar esta nueva y controvertida
realidad. Al contrario, los tribunales comerciales internacionales merecen ser estudiados
en profundidad, ya que dicho estudio -apasionante per se- genera también un productivo
diálogo entre el DIPr y otras imprescindibles disciplinas y nociones contemporáneas,
como el derecho comparado y el derecho transnacional y global.109
En este sentido, los tribunales comerciales internacionales son actualmente un
semillero que muestra claramente, por ejemplo, cómo el clásico mapa de las familias
jurídicas ha devenido obsoleto. El mestizaje jurídico no sólo existe ya en el contexto de
los sistemas jurídicos individualmente considerados, sino también dentro del propio
105
M. Yip. “The Resolution of Disputes Before the Singapore International Commercial Court”,
International and Comparative Law Quarterly 65(2), 2016, pp. 439-473; R. Garnett, “The Resurgence of
Litigation in International Commercial Disputes”,
https://law.unimelb.edu.au/__data/assets/pdf_file/0010/2154484/SCV-Conference-2016_Richard-
Garnett.pdf.
106
“Special Commission on the Judgments Project 24-29 May 2018”,
https://www.hcch.net/en/projects/legislative-projects/judgments/special-commission
107
Proyecto de Convenio de mayo de 2018, https://assets.hcch.net/docs/5396532c-81c4-484b-a3c7-
cee5cd0ef7c3.pdf.
108
Terminología utilizada en: C. A. Whytock. “Litigation, Arbitration, and the Transnational Shadow of
the Law”, Duke Journal of Comparative & International Law, 18, 2008, pp. 449-475.
109
K. Fach Gómez. “Enforcing Global Law: International arbitration and informal regulatory instruments”,
The Journal of Legal Pluralism, 47-1, 2015, pp. 112-139.

  26  
marco jurídico por el que se rigen los tribunales comerciales internacionales, siendo dicho
marco un auténtico patchwork legal creado para satisfacer las necesidades de relevantes
agentes globales. Como se ha apuntado a lo largo de este capítulo, los tribunales
comerciales internacionales hacen que se tambaleen binomios bien asentados en el
contexto arbitraje/litigación (e.g., el arbitraje permite que las partes elijan a expertos en
la materia objeto de controversia, mientras que el juez predeterminado por la ley muy
posiblemente no tenga una expertise específica en la referida materia).

Sirva este trabajo por tanto como punto de partida para impulsar el debate
doctrinal en el ámbito académico hispanoparlante. Frente al creciente interés que la
doctrina angloparlante viene dedicando a la figura de los tribunales comerciales
internacionales, se añoran manifestaciones en este sentido tanto en España como en
Latinoamérica -ámbitos geográficos a los que se dedica la presente obra colectiva-. Sería
sin duda muy sugestivo debatir sobre la necesidad y procedencia de implantar un tribunal
comercial internacional en España. De la misma forma, sería relevante extrapolar dicho
debate al contexto latinoamericano, analizando asimismo el papel que podrían llegar a
desempeñar los tribunales de justicia de corte regional que ya existen en dicha región.

   

Bibliografía:

Antonopoulou, G. y Themeli, E. “The domino effect of international commercial courts


in Europe-Who´s next?”, 20 febrero 2018, http://conflictoflaws.net/2018/the-domino-
effect-of-international-commercial-courts-in-europe-whos-next/

Bajaj, G. “Singapore International Commercial Court and IAA related litigation”, 17 de


enero 2018.
https://www.dlapiper.com/en/australia/insights/publications/2018/01/singapore-
international-commercial-court-and-iaa-related-litigation/

Beesley, A. y Thompson, B. “Ireland joins race to be EU’s post-Brexit legal hub”, 12 de


enero de 2018, https://www.ft.com/content/4b6768ba-f6e5-11e7-88f7-5465a6ce1a00.

Bermann, G. A. International Arbitration and Private International Law, The Hague


Academy of International Law. A collection of law lectures in pocketbook form, Brill
Nijhoff, 2017.

Born, G. B. International Arbitration. Law and Practice, Wolters Kluwer, n.d., segunda
edición, 2014, pp. 7-14.

Breslin, J. “Act allowing foreign international arbitration lawyers to operate in California


widely welcomed”. https://norcalrecord.com/stories/511544968-act-allowing-foreign-
international-arbitration-lawyers-to-operate-in-california-widely-welcomed.

British Institute of International and Comparative Law, “Factors Influencing International


Litigants´ Decisions to Bring Commercial Claims to the London Based Courts” 2015,
https://assets.publishing.service.gov.uk/government/uploads/system/uploads/attachment

  27  
_data/file/396343/factors-influencing-international-litigants-with-commercial-
claims.pdf.

Burke, J. Jowitt´s Dictionary of English Law. “Commercial causes”, segunda edición,


Sweet and Maxwell, London 1997, p. 379.

Chng, K. “The impact of the Singapore International Commercial Court and Hague
Convention on Choice of Court Agreements on Singapore´s private international law”,
Civil Justice Quarterly, 37(1), 2018, pp. 124-147.

Cross, M. “News focus: Jurisdictions across Europe are seeking to usurp London´s pre-
eminence in commercial law”, 10 julio 2017, https://www.lawgazette.co.uk/news-
focus/news-focus-jurisdictions-across-europe-are-seeking-to-usurp-londons-pre-
eminence-in-commercial-law/5061941.article.

Cuniberti, G. “Paris, the Jurisdiction of Choice”, 2 Febrero de 2011,


http://conflictoflaws.net/2011/paris-commercial-court-creates-international-division/

Dalhuisen, J. H. “The Case for an International Commercial Court”, 7 de mayo de


2014, https://ssrn.com/abstract=2433513 or http://dx.doi.org/10.2139/ssrn.2433513.

Demeter, D. R. y Smith, K. M. “The Implications of International Commercial Courts on


Arbitration”, Journal of International Arbitration, 33(5), 2016, pp. 441-469.

Emmerson, A; Jhangiani, S. y Lewis, J. “The enforcement of foreign court judgments:


where the conventional meets the unconventional”, 20 enero de 2016,
https://www.clydeco.com/insight/article/the-enforcement-of-foreign-court-judgments-
where-the-conventional-meets-the.

Fach Gómez, K. “Enforcing Global Law: International arbitration and informal


regulatory instruments”, The Journal of Legal Pluralism, 47-1, 2015, pp. 112-139.

Finder, S. “Comments on China’s international commercial courts”,


https://supremepeoplescourtmonitor.com/2018/07/09/comments-on-chinas-
international-commercial-courts/.

Finder, S. “Update on China´s international commercial court”, 11 de marzo 2018,


https://supremepeoplescourtmonitor.com/2018/03/11/update-on-chinas-international-
commercial-court/

Gaillard, E; Banifatemi, Y; y Vialard, C. “The International Chambers of the Paris Courts


and their Innovative Rules of Procedure”, 23 de abril de 2018,
https://www.shearman.com/perspectives/2018/04/paris-courts-and-their-innovative-
rules-of-procedure.

Gallagher, C. “Ireland could become ‘a leading legal centre post-Brexit’,


https://www.irishtimes.com/news/crime-and-law/ireland-could-become-a-leading-legal-
centre-post-brexit-1.3371294.

  28  
Garnett, R. “The Resurgence of Litigation in International Commercial Disputes”,
https://law.unimelb.edu.au/__data/assets/pdf_file/0010/2154484/SCV-Conference-
2016_Richard-Garnett.pdf.

Godwin, A; Ramsay I; y Webster, M. “International Commercial Courts: The Singapore


Experience”, Melbourne Journal of International Law, 18 (2), 2017, pp. 1-41.

Hartley, T. C. Civil jurisdiction and judgments in Europe : the Brussels I Regulation, the
Lugano Convention, and the Hague Choice of Court Convention, OUP, 2017.

Hess, B. “The Justice Initiative Frankfurt am Main 2017”,


http://conflictoflaws.net/2017/the-justice-initiative-frankfurt-am-main-2017-law-made-
in-frankfurt/

Hwang, M. “Commercial courts and international arbitration-competitors or partners?”,


Arbitration International 31, 2015, pp. 193-212.

Knoll-Tudor, I. “Specialised Chambers for International Commercial Disputes: Paris in


the Spotlight”, 14 Febrero de 2018.
http://arbitrationblog.kluwerarbitration.com/2018/02/14/specialised-chambers-
international-commercial-disputes-paris-spotlight/.

Landbrecht, J. “The Singapore International Commercial Court (SICC) – An Alternative


to International Arbitration?”, ASA Bulletin, 34 (1), 2016, pp. 112-125.

Loh, Q. “The Limits of International Arbitration and Introduction to the Concept of the
Singapore International Commercial Court”, en R. Geimer, A. Kaissis y R. C. Thümmel
(eds) Ars Aequi et Boni in Mundo. Festschrift für Rolf A. Schütze zum 80. Geburtstag,
C.H. Beck, n.d., 2014, pp. 343-354.

Menon, S. “International Commercial Courts: Towards a Transnational System of


Dispute Resolution. Opening Lecture for the DIFC Courts Lecture Series 2015”,
https://www.supremecourt.gov.sg/docs/default-source/default-document-library/media-
room/opening-lecture---difc-lecture-series-2015.pdf.

Menon, S. “The Somewhat Uncommon Law of Commerce”, Singapore Academy of Law


Journal 26, 2014, p. 48.

Park, W. W. “Procedural Tension in International Arbitration: Arbitration in Autumn”,


International Arbitration, 2013, pp. 3-37.

Poon, K. y Tan, P. “The Development of the Singapore International Commercial Court”,


Rajah & Tann LPD, diciembre 2013,
https://eoasis.rajahtann.com/eOASIS/lu/pdf/1292013236362013-12-
Development_SICC.pdf.

Ross, A. “Paris´s English-speaking court meets with mixed response”, GAR, 15 de


febrero 2018. https://globalarbitrationreview.com/article/1159078/pariss-english-
speaking-court-meets-with-mixed-response

  29  
Ruehl, G. “Towards a European Commercial Court”, 11 de agosto 2018,
http://conflictoflaws.net/2018/towards-a-european-commercial-court/

Saam, D. “Herman Hoffmann´s Kammern für international Handelssachen: Can


Arbitration Serve as a Model for the Law of Civil Procedure?”, German Law Journal,
14(7) 2013, pp. 949-958.

Saito, A. “International Commercial Arbitration and International Commercial Courts:


Towards a Competitive and Cooperative Relationship”, en Harmonizing Trade Law to
Enable Private Sector Regional Development, Hors Serie Volume XX, 2016,
https://www.victoria.ac.nz/law/research/publications/about-nzacl/publications/special-
issues/hors-serie-volume-xx,-2017, pp. 33-57.

Scholten, A. “An International Netherlands Commercial Court?”, 28 de febrero 2017,


https://blogs.law.nyu.edu/transnational/2017/02/an-international-netherlands-
commercial-court/

Southwell, R. Q. C. “A Specialist Commercial Court in Singapore”, Singapore Academy


Law Journal, 1990, p. 274.

Steel, W. “The judiciary as an Institution: Judicial Specialisation in a Generalist


Jurisdiction: Is Commercial Specialisation within the High Court Justified?”, Virginia
University of Wellington Law Review, 46, 2005, pp. 307-359.

Stipanowich, T. J. “Arbitration: The ´new litigation´”, University of Illinois Law Review,


2010, pp. 1-2.

Strong, S. I. “General Principles of Procedural Law and Procedural Jus Cogens”, Penn
State Law Review, 122, 2018, pp. 347-409.

Sun, W. “International commercial Court in China: Innovations, Misunderstandings and


Clarifications”, Kluwer Arbitration Blog, 4 July 2018.
http://arbitrationblog.kluwerarbitration.com/2018/07/04/international-commercial-
court-china-innovations-misunderstandings-clarifications/

Teh, L. “The Singapore International Commercial Court”, Dispute Resolution


International, 11-2, 2017, pp. 143-150.

Tiba, F. “The Emergence of Hybrid International Commercial Courts and the Future of
Cross Border Commercial Dispute Resolution in Asia”, Loyola University Chicago
International Law Review, 14(1), 2016, pp. 31-53.

Trakman, L. E y Montgomery, H. “The Judicialization of International Commercial


Arbitration: Pitfall or Virtue”. Leiden Journal of International Law, vol. 30, 2017, pp.
405 y ss.

Warren, M. “An International Commercial Court for Australia. Looking beyond the New
York Convention”, 13 Abril 2016.
http://assets.justice.vic.gov.au/supreme/resources/2a7ead53-9ae9-4e26-9bad-

  30  
56ef25d7d34c/aninternationalcommercialcourtforaustralialookingbeyondthenewyorkco
nvention.pdf.

Wessels, B. “International commercial courts: the Netherlands is lagging behind”, 5


febrero de 2018, https://leidenlawblog.nl/articles/international-commercial-courts-the-
netherlands-is-lagging-behind.

White & Case. “Queen Mary University y School of International Arbitration, 2018
International Arbitration Survey: The Evolution of International Arbitration”,
http://www.arbitration.qmul.ac.uk/media/arbitration/docs/2018-International-
Arbitration-Survey---The-Evolution-of-International-Arbitration-(2).PDF.

Whytock, C. A. “Litigation, Arbitration, and the Transnational Shadow of the Law”, Duke
Journal of Comparative & International Law, 18, 2008, pp. 449-475.

Wong, D. H. “The Rise of the International Commercial Court: What is it and will it
work?”, Civil Justice Quarterly, 33(1), 2014, pp. 205-227.

Yip, M. “The Resolution of Disputes Before the Singapore International Commercial


Court”, International and Comparative Law Quarterly 65(2), 2016, pp. 439-473.

Zeldin, W. “Netherlands: Draft Law on New International Commercial Court”, Global


Legal Monitor, 11 agosto 2017, https://www.loc.gov/law/foreign-
news/article/netherlands-draft-law-on-new-international-commercial-court/.

  31