Está en la página 1de 9

ESCUELA NORMAL URBANA

FEDERAL CUAUTLA

DISCAPACIDAD INTELECTUAL Y APRENDIZAJE

PROFESORA: SACNITÉ GILES SOLÓRZANO


ALUMNA: MARIA ELEAZAR TLAPALA ESCOBAR

2º A. EDUCACIÓN ESPECIAL

TEORÍAS DE INTELIGENCIA

04/05/2017
Índice

Índice 2

Introducción 3

Teorías de inteligencia. Importancia del contexto 4

Relación con la discapacidad 7

Conclusiones 8

Bibliografía 9

2
Introducción

Durante muchos años las personas han y siguen entendiendo la inteligencia como
aquella capacidad de resolver problemas escolares relacionados con asignaturas
como Matemáticas. Esto hace que a aquellos niños que no alcanzan a dominar esos
conocimientos sean catalogados como “tontos” y “sin inteligencia”, hasta cierto punto
es comprensible por el desconocimiento que se tiene acerca de la inteligencia, pero
es cierto también que esas etiquetas resultan perjudiciales para los alumnos, en
cuestión emocional y en su desarrollo cognitivo.

Existen diferentes teorías que explican el desarrollo del niño y de su inteligencia,


éstas son analizadas y utilizadas en el ámbito educativo. Se sabe que hay periodos
de maduración cerebral que permiten su desarrollo, pero también que el o los
contextos en los que se involucra el niño tienen influencia.

A continuación se analizan cinco teorías que explican lo anterior, tomando en cuenta


sus características y se exponen las razones para adoptar una, otra o varias,
buscando beneficiar a las personas con discapacidad.

3
Teorías de inteligencia. Importancia del contexto

Jean Piaget propone una teoría en la explica mediante cuatros estadios (sensorio motor,
pre operacional, operaciones concretas y operaciones formales) el desarrollo motor y
cognitivo del niño a medida que su edad aumenta, éste autor plantea que no es
necesaria la interacción del pequeño con los demás para aprender y desarrollarse,
estipula que venimos predispuestos a ello. Otras teorías no están de acuerdo con él en
la cuestión de que el contexto si influye en el desarrollo cognitivo, del lenguaje y del
pensamiento.

Partiendo del supuesto de que el niño necesita de su contexto para aprender,


analizaremos de qué manera se da este hecho.

En primer lugar analizaremos la teoría sociocultural de Lev Vigotsky la cual no está


distanciada de la teoría de Piaget pues creía que “Tanto la manipulación física como la
interacción social son necesarias para el desarrollo del niño […] La construcción
cognitiva es mediada socialmente y está siempre influenciada por la interacción social
presente y pasada.” Vigostky (1979) Reconoce la importancia del contexto en el
desarrollo del lenguaje. Vigotsky le llama “Teoría de doble formación” y se refiere a que
en los primeros años de vida del niño, son los adultos que lo rodean los que regulan su
conducta mediante el lenguaje, con la interacción el niño comienza a adquirir las
palabras y los conceptos puesto que los escucha todo el tiempo, por medio de la
imitación eventualmente podrá emplearlas de manera independiente, poco a poco será
capaz de hablarse a sí mismo para regularse, por ejemplo, cuando le han dicho tantas
veces que no debe jugar con tierra, llegará un momento en el que el mismo se diga “no
jugar con tierra”. El pensamiento surge cuando ya no necesita hablarse en voz alta a sí
mismo, cuando se interioriza el lenguaje.

En esta teoría se reconoce la importancia de la interacción social, se puede afirmar que


de manera involuntaria el contexto influye en el desarrollo del niño, en su lenguaje, su
pensamiento y su aprendizaje.

4
Otras teorías como la de “Modificabilidad cognitiva” de Reuven Feuerstein también
hablan de la influencia del contexto, pero de manera intencional. En ésta el autor define
la inteligencia como “La propensión o tendencia del organismo a ser modificado en su
propia estructura; como respuesta a la necesidad de adaptarse a nuevos estímulos,
sean de origen interno o externo.” Lo que nos indica que tiene su base en la plasticidad
cerebral, considerando que cualquier persona tenga la edad que tenga o se encuentre
en “x” periodo de desarrollo, posee la capacidad de cambiar su estructura de acuerdo a
sus necesidades, por lo que mediante un “mediador” (persona que guía y manipula el
contexto de la persona) y un entorno enriquecido, se pueden adquirir nuevos
conocimientos, desarrollar la inteligencia y de alguna manera revertir el daño causado
por la circunstancia que sea.

Una tercera teoría ha analizar es la “Teoría triárquica de la inteligencia” de Robert


Sternberg, que como las dos anteriores, sigue considerando que sólo hay una
inteligencia que se desarrolla, pero esta además describe tres componentes, el análisis,
la creatividad y la practicidad, cada uno va de la mano del otro de modo no se puede ser
inteligente si uno de los elementos se encuentra menos desarrollado que otro, por
ejemplo, cuando una persona presenta dificultades para analizar una situación, no podrá
ser creativo para encontrar diferentes alternativas de solución, y por tanto no podrá
llevarlo a la práctica de manera satisfactoria.

En cuanto al contexto, esta teoría dice que una persona inteligente, en primer lugar
debe desarrollar los tres componentes antes mencionados y bajo esta condición puede
adaptarse a diversos entornos, en los que gracias a su capacidad de análisis, a su
creatividad podrá solucionar cualquier problema, de manera burda es comparable con el
dicho que reza “el que es perico donde quiera es verde”.

La teoría de las “Inteligencias múltiples” de Howard Gardner da un salto que la separa


de las anteriores, él establece que no es existe una única inteligencia medible mediante
el IQ, si no que como mínimo podemos hallar 8 tipos de inteligencia: interpersonal,
intrapersonal, ecológica, lógico-matemática, espacial, musical, verbal-lingüística y
kinestésica. Esto no quiere decir que sólo se desarrolle una en una persona. “Cada
individuo posee ocho inteligencias. La mayor parte de las personas pueden desarrollar

5
cada inteligencia hasta un nivel adecuado de competencia” (Gardner, 1993), de manera
que todos las poseen pero no al mismo nivel, es una vez más con un contexto
enriquecido como éstas se desarrollan. Muchos niños demuestran tener habilidades
para la música, o el baile, siguiendo los principios de esta teoría se debería proporcionar
al niño el contexto que favorezca el desarrollo de sus habilidades, pero no se debe dejar
en segundo plano la parte académica y de autonomía personal, que es básica para
ingresar al mundo y facilitar la vida de cualquier persona, de este modo, se puede
afirmar que los niños deben mantener sus diferentes inteligencias en un nivel aceptable
siempre que su condición se lo permita y potencializar aquellas en las que muestre
mayor afinidad.

Ésta teoría demuestra que todos somos inteligentes, pero dicha inteligencia se
demuestra de manera diferente en cada individuo, y que si no se es fuerte en una de
ellas si se puede ser en otras.

Por último un teoría que reconoce totalmente la importancia del contexto es la del
“Enfoque ecológico” propuesta por Bronfenbrenner, ésta teoría analiza las diferentes
formas en las que influye el contexto en el desarrollo del niño en diferentes niveles;
relaciones interpersonales (padre-hijo, maestro-hijo), relaciones entre escenarios
(escuela-hogar), relaciones grupales (vecindario, trabajo, escuela) y sociedad que son
los diversos entornos donde interactúa el niño y a los cuales se adapta desarrollando así
su inteligencia como lo da a entender con la siguiente frase. “Todos los individuos se
conciben como personas dinámicas y en crecimiento, que se mueven en forma
progresiva hacia los escenarios en que se encuentran y los reestructuran”
(Bronfenbrenner, 1979).

6
Relación con la discapacidad.

La discapacidad se refiere a una condición de vida causada por una deficiencia a nivel
físico, psicológico o cognitivo, una condición que acarrea dificultades para la persona
que vive con ella. Retomando el análisis que ya se ha hecho, no es solamente la
deficiencia de la persona la que la limita en su vida cotidiana, si no más bien el contexto
en el que se desenvuelve el que no le favorece, por ejemplo, una persona que se
encuentra en silla de ruedas no podrá valerse por sí misma si en los lugares a donde
normalmente debe asistir no tienen vías de acceso y adecuadas para su estado, en el
plano de la discapacidad intelectual, debemos conocer primero que ésta es medible en
niveles: leve, moderada, severa y profunda, en los niveles más graves las personas
necesitan de alguien a su lado prácticamente todo el tiempo pues no pueden valerse por
sí mismos, el niveles menos fuertes el individuo necesita apoyos y adecuaciones para
ser autónomo y competente en su contexto dentro de tres categorías de habilidades:
prácticas, conceptuales y sociales. Pero la deficiencia sólo es una característica del
individuo que influye en su inteligencia, no es definitivo, dependerá de los apoyos que
tenga a su alcance, el desarrollo que pueda lograr. Esto significa que para las personas
con discapacidad hay posibilidades de mejora, enriquecer los contextos favorece el
desarrollo de su inteligencia, su capacidad de adaptación y permite que sea competente
en la sociedad, por tanto su calidad de vida aumenta al poder participar como cualquier
persona aparentemente sin dificultad.

7
Conclusiones

Habiendo analizado las diversas teorías, podemos afirmar varias cosas, entre ellas que
no existe persona que no posea inteligencia, siguiendo algunos enfoques se puede
tener un nivel bajo de ésta pero nunca nula.

Considerando lo que manifiestan los autores, la inteligencia se desarrolla e incluso se


considera que existen varios tipos de inteligencia.

Otro punto relevante es la importancia del contexto para el desarrollo de la inteligencia,


el enfoque ecológico analiza profundamente cómo es que los diferentes entornos donde
participa la persona con o sin discapacidad influyen en su aprendizaje, ya sea
potencializando o limitando sus capacidades.

Adoptar totalmente una teoría de las antes mencionadas y descartar las demás no sería
posible puesto que cada una propone condiciones bajo las cuales se da la inteligencia y
que de alguna manera las hacen coincidir. De manera personal rescataría posibilidad de
modificar la estructura cognitiva de una persona a cualquier edad y bajo cualquier
condición, los entornos estimulantes que propone Gardner para potencializar aquellas
habilidades en las que la persona demuestre mayor predisposición sin dejar de lado los
conocimientos básicos que le permiten ser competente, los componentes de la teoría
triárquica permiten detectar en cuál de ellos se presenta dificultad y gracias a ello una
intervención podría tener mayores resultados y claramente el enfoque ecológico que
permite analizar los contextos para mejorar la calidad de vida, otro aporte de Gardner es
la afirmación de que no existe una inteligencia única y absoluta que limite a la persona,
sino más bien que existen diferentes maneras de demostrarla.

8
Bibliografía

Gardner, H. 1994. Estructura de la mente. La teoría de las inteligencias múltiples. FCE.


México

Feuerstein, R. 1997, Teoría de la Modificabilidad cognitiva estructural. ¿Es modificable


la inteligencia? Madrid.

Thomas, M. 2003, Educación especial. Un enfoque ecológico. El enfoque ecológico.