Está en la página 1de 8

CAPÍTULO

16
Este contenido es parte de la obra: Fonseca-Correa. Comunicación oral y escrita. 2a. ed. 2016. Pearson Educación.

El placer de
lo correcto
La primera condi-
ción de toda comuni-
cación es el respeto.
Albert Jacquard

Reservados todos los derechos. Ni la totalidad ni parte de esta publicación pueden reproducirse, registrarse o transmitirse en
ninguna forma ni por ningún medio sin permiso previo por escrito del editor o de sus representantes.
Comunicación oral y escrita
324

El placer de lo correcto
Sociolecto bajo Sociolecto alto
Norma popular Norma culta
La Real Academia Española La Real Academia Española
de la Lengua no acepta de la Lengua acepta
1. habemos hay, hubo (tercera persona de plural)
2. promociona promueve
Este contenido es parte de la obra: Fonseca-Correa. Comunicación oral y escrita. 2a. ed. 2016. Pearson Educación.

3. maldeciste maldijiste
4. veniste viniste
5. vinimos hoy (tiempo presente) venimos hoy
6. venimos ayer (tiempo pasado) vinimos ayer
7. conducí conduje
8. polvadera polvareda
9. mallugue magulle
10. aereopuerto aeropuerto
11. solda suelda (el mofle se suelda)
12. forza fuerza (no fuerces la puerta)
13. negocía negocia
14. reverencía reverencia
15. financía, financea financia
16. evidencía evidencia
17. diferencía diferencia
18. adecúa adecua
19. licúa licua
20. evacúa evacua
21. aliniar alinear (yo alineo)
22. fuistes fuiste
23. dijistes dijiste
24. haiga haya
25. preveer prever
26. delen denle
27. paderón paredón
28. nadien nadie
29. cozo (la carne) cuezo (la carne) cocer,
coso (la ropa) coser
30. caracter carácter
31. satisfaceré ni satifacerá satisfaré y satisfará
32. satisfací satisfice
33. producí produje
34. concientizar tomar conciencia de o concienciar
35. en base a con base en
36. respecto de respecto a, al respecto
37. en relación a en relación con/con relación a
38. mas sin embargo sin embargo
39. mas sin en cambio sin embargo
40. quiero decirte de que quiero decirte que
No se dice ni se escribe la preposición de después de un verbo conjugado (ejemplo: Él comentó
de que deseaba escribir un libro. Dijo de que no era posible enviarlo). Esto es un error. Excepcio-
nes lógicas: carecer (carezco de tiempo), hablar (habló de mí), saber (supo del problema), necesi-
tar (necesito de tu ayuda), adolecer (adolece de una grave enfermedad), entre otros.
Reservados todos los derechos. Ni la totalidad ni parte de esta publicación pueden reproducirse, registrarse o transmitirse en
ninguna forma ni por ningún medio sin permiso previo por escrito del editor o de sus representantes.
Capítulo 16 • El placer de lo correcto
325

Sustituya la palabra en cursivas por otra más adecuada:


1. Entrega el tícket en la puerta.
2. Por favor, cacha la pelota.
3. Enciende el bóiler.
4. En este plato échame el guisado.
5. Me gusta esa onda.
6. Me compré un negliyé.

Este contenido es parte de la obra: Fonseca-Correa. Comunicación oral y escrita. 2a. ed. 2016. Pearson Educación.
7. Guarde su tícket de compra.
8. Échame una mano.
Algunas reglas para evitar los errores más frecuentes en el uso de la lengua son las
siguientes:
• Los verbos terminados en –ciar se conjugan como anunciar
(hay algunas excepciones: rociar se conjuga como guiar).
• Los verbos terminados en –cuar y –guar se conjugan como averiguar: evacuo, licuo,
adecuo. Los verbos terminados en –tuar se conjugan como actuar; por ejemplo, efec-
túa, perpetúa, tatúa, puntúa, acentúa.
• El verbo satisfacer se conjuga como hacer: satisfaré, satisfaría, satisfizo.
• El verbo prever se conjuga como ver.
Realice el siguiente ejercicio, cópielo y distribúyalo entre todos sus amigos. Todos
ganaremos si dejamos de “checar”.

¿Quiere dejar de checar?


En cada enunciado, sustituya el verbo por otro de los que se encuentran en la lista del lado
derecho. Use uno diferente en cada caso.
1. Las cuentas no checan. Verificar
Revisar
2. Chequemos los precios. Corregir
Observar
3. Necesitamos checar el trabajo. Ajustar
Cotejar
4. Checa los ejercicios. Supervisar
Ver
5. Me haré un chequeo médico. Corroborar
Coincidir
6. Checaré si está listo el automóvil. Certificar
Comparar
7. No me checan las cantidades. Comprobar
Marcar
8. Cheque su tarjeta a la salida. Rectificar
Examinar
Como se aprecia, existen maravillosos verbos del español que pueden sustituir, afortu-
nada y correctamente, a ese verbo que nos quita riqueza léxica.
Reservados todos los derechos. Ni la totalidad ni parte de esta publicación pueden reproducirse, registrarse o transmitirse en
ninguna forma ni por ningún medio sin permiso previo por escrito del editor o de sus representantes.
Comunicación oral y escrita
326

140 caracteres
En no más de 140 caracteres, defina los siguientes conceptos.

• #Real academia española de la lengua


Este contenido es parte de la obra: Fonseca-Correa. Comunicación oral y escrita. 2a. ed. 2016. Pearson Educación.

• #Sociolecto bajo

• #Sociolecto alto

• #Norma lingüística

• #Corrección lingüística

• #Duda lingüística

• #Vicios del lenguaje

• #Léxico

Reservados todos los derechos. Ni la totalidad ni parte de esta publicación pueden reproducirse, registrarse o transmitirse en
ninguna forma ni por ningún medio sin permiso previo por escrito del editor o de sus representantes.
Capítulo 16 • El placer de lo correcto
327

• #Diccionario

• #Errores gramaticales

Este contenido es parte de la obra: Fonseca-Correa. Comunicación oral y escrita. 2a. ed. 2016. Pearson Educación.
Leer es un placer
Lea el texto que aparece a continuación y responda las preguntas que aparecen al final.

Policías lingüísticos
Silvia Peña-Alfaro (diciembre 4 de 2014)
http://algarabia.com/lengua/policias-linguisticos/

Podríamos decir que, en términos generales, a todos nos interesa usar nuestra lengua con propie-
dad. No obstante, a veces tengo la impresión de que la mayoría de las personas está más preocupa-
da por los errores de los demás que por los propios.
El mensaje subliminal sería: “Si quieres liberarte de la culpa que te causa tu propia ignorancia
lingüística y sentir que por fin haces algo por tu sacrosanta lengua española, dedícate a corregir el
lenguaje de los demás, no importa si reparas en nimiedades o si hablas sin bases”.
De este modo, los hablantes suelen recibir las reprimendas de los policías lingüísticos, quienes
a veces dan cátedras como las siguientes:
Hablante: “Señorita, por favor tráigame un vaso de agua”.
Policía lingüístico: “¿Vaso de agua? Dirás: Vaso con agua. Ni modo que el vaso esté hecho de agua”.
Comentario: en cuanto al empleo de la preposición bastará con dar una ojeada a los usos de la
preposición de para confirmar que esta partícula no sólo designa la materia de que está hecha una
cosa, sino también el contenido de algo. Por lo tanto, vaso de agua está perfectamente bien dicho.
Hablante: “Venía por unos papeles”.
Policía: “¿Venía o viene?”.
Comentario: el copretérito venía, empleado en vez del presente vengo, tiene en nuestro país una
función muy clara: moderar el rigor de las peticiones. José Moreno de Alba en su obra Valores de las
formas verbales en el español de México registra el “copretérito de cortesía” con valor de presente y
expresa que es un uso que “sin duda se puede calificar de frecuente en el español coloquial mexi-
cano”.
Hablante: “El evento se llevará a cabo en la sala Chopin”.
Policía: “Un evento es un suceso imprevisto, casual, ocasional, algo que puede suceder o no. Por lo
tanto, no puedes emplear el término evento para referirte a algo que se ha programado con antelación”.
Comentario: a partir de la vigésima segunda edición el Diccionario de la lengua española ya
registra una nueva acepción de evento: “suceso importante y programado, de índole social, acadé-
mica, artística o deportiva”.

Reservados todos los derechos. Ni la totalidad ni parte de esta publicación pueden reproducirse, registrarse o transmitirse en
ninguna forma ni por ningún medio sin permiso previo por escrito del editor o de sus representantes.
Comunicación oral y escrita
328

Hablante: “Es una mujer sofisticada”.


Policía: “Deberías saber que sofisticado proviene de sofisma. Por lo tanto, estás diciendo que ella
es una mujer falsa”.
Comentario: en el diccionario académico ya citado, el adjetivo sofisticado tiene entre sus acep-
ciones la de “elegante, refinado”. Hay que recordar que la lengua está en constante transformación
y que con el tiempo las palabras no sólo pueden cambiar de forma sino también de sentido.
Hablante: “No te preocupes. Ya lo agendé”.
Policía: “El verbo agendar no está en el diccionario. Por lo tanto no debes emplearlo. Puedes, en
su lugar, decir calendarizar o programar”.
Este contenido es parte de la obra: Fonseca-Correa. Comunicación oral y escrita. 2a. ed. 2016. Pearson Educación.

Comentario: ni calendarizar ni programar responden al sentido de agendar, el cual parece ex-


presar que el compromiso es seguro porque se ha anotado en la agenda —además, el verbo agendar
sí aparece en el Diccionario de americanismos.
El que una palabra no esté en un diccionario no significa precisamente que no deba emplearse.
Si es necesaria para expresar un concepto que ninguna otra palabra ofrece, los hablantes la segui-
rán usando y es muy probable que, con el tiempo, el diccionario acabe incluyéndola.
Hablante: “Cóbrese la cuenta, joven”.
Policía: “Definitivamente no sabes hablar bien español. Ni modo que el mesero se cobre la cuen-
ta a sí mismo”.
Comentario: la partícula “se” no sólo funciona como pronombre reflexivo; tiene muchos otros
sentidos. Uno de ellos, según estudios recientes, es el de indicar que la acción se ha realizado de
manera completa o con mayor involucramiento, como cuando decimos: “Se tomó su medicina”, en
vez de “Tomó su medicina” o “Me desayuné unos huevos rancheros”, en vez de “Desayuné unos
huevos rancheros”. Este matiz resulta imprescindible en muchas construcciones imperativas, como
la del ejemplo presentado, ¿o acaso sería natural decir: “Cobre la cuenta, joven”?
Por todo lo expuesto, llego a la misma conclusión que Antonio Hass cuando decía que primero
habría que defender al idioma de sus defensores. De esto modo, aconsejo precaución. Está visto que
muchos policías lingüísticos andan sueltos por ahí.

Preguntas

1. ¿A qué se refiere la escritora con el término “policías lingüísticos”?

2. ¿Según la autora, cuál es la intención real de estos “policías” lingüísticos?

3. ¿Según su opinión, es necesario que existan estos “policías” lingüísticos?

4. ¿Qué papel juega usted en las conversaciones, le corrigen o corrige?

Reservados todos los derechos. Ni la totalidad ni parte de esta publicación pueden reproducirse, registrarse o transmitirse en
ninguna forma ni por ningún medio sin permiso previo por escrito del editor o de sus representantes.
Capítulo 16 • El placer de lo correcto
329

5. ¿Cuáles cree que sean los errores más comunes en la práctica del español?

Este contenido es parte de la obra: Fonseca-Correa. Comunicación oral y escrita. 2a. ed. 2016. Pearson Educación.
El supercódigo
Abra el siguiente código y revise el diccionario en línea de la RAE y las dudas comunes
del español.
Si le es posible, baje la aplicación (gratuita) de la RAE a su celular y utilícela siem-
pre que tenga alguna duda.

Lo que sé (y lo que no)


Responda las siguientes preguntas y luego evalúe si sus respuestas son correctas.

Pregunta Sí No ¿Por qué?


1. ¿El uso correcto del verbo venir, en      
pretérito y segunda persona del singular
(tú) es viniste?
2. ¿La conjunción “más sin embargo” es una      
forma incorrecta de unir dos oraciones
simples?
     
3. ¿La expresión: “Delen pastel a Rosa” tiene
el verbo conjugado de forma correcta?

4. ¿La expresión: “Conduje dos horas por      


toda la ciudad” tiene el verbo conjugado
de forma correcta?
5. ¿La expresión: “Habemos estudiantes      
que no comprendemos el ejercicio” tiene
el primer verbo conjugado de forma co-
rrecta?
6. ¿La expresión: “Producí cuatro ejercicios      
de forma correcta” tiene el verbo
conjugado de forma correcta?

Compare sus respuestas con las que aparecen a continuación:


Respuestas: 1. Sí 2. Sí 3. No 4. Sí 5. No 6. No

Reservados todos los derechos. Ni la totalidad ni parte de esta publicación pueden reproducirse, registrarse o transmitirse en
ninguna forma ni por ningún medio sin permiso previo por escrito del editor o de sus representantes.
Comunicación oral y escrita
330

Y a la final
Escriba un texto argumentativo justificando la existencia de reglas en el español. Es decir, si el mensaje
se entiende, cuál sería el problema de escribir siguiendo cada quién sus propias reglas gramaticales y de
sintaxis.
Titule su texto: “Pork no puedo eskrivir komo kiero”
Este contenido es parte de la obra: Fonseca-Correa. Comunicación oral y escrita. 2a. ed. 2016. Pearson Educación.

Para conocer más


Abra los siguientes códigos donde encontrará:
1. Ejemplos de vicios del lenguaje.
2. Ejercicios: vicios del lenguaje.
También puede consultar otros sitios web o materiales que le permitan trabajar sobre este tema.

Reservados todos los derechos. Ni la totalidad ni parte de esta publicación pueden reproducirse, registrarse o transmitirse en
ninguna forma ni por ningún medio sin permiso previo por escrito del editor o de sus representantes.