Está en la página 1de 7

LA HISTORIA DEL ALGEBRA

La historia del álgebra comenzó en el antiguo Egipto y Babilonia, donde fueron capaces de
resolver ecuaciones lineales (ax = b) y cuadráticas (ax2 + bx +c = 0) entre otras. Los antiguos
babilonios resolvían cualquier ecuación cuadrática empleando esencialmente los mismos
métodos que hoy se enseñan.

Los matemáticos alejandrinos Herón y Diofante continuaron con la tradición de Egipto y


Babilonia, aunque el libro “Las aritméticas” de Diofante es de mucho más nivel. Esta antigua
sabiduría sobre resolución de ecuaciones encontró, a su vez, acogida en el mundo islámico, en
donde se le llamó ciencia de reducción y equilibrio. La palabra árabe “al−jabru” que significa
“reducción”, es el origen de la palabra álgebra. En el siglo IX, el matemático _Al−Jwrizm;
escribió uno de los primeros libros árabes de álgebra, una presentación sistemática de la teoría
fundamental de ecuaciones, con ejemplos y demostraciones incluidas. A finales del siglo IX,
el matemático egipcio Abu Kamil enunció y demostró las leyes fundamentales e identidades
del álgebra y resolvió problemas matemáticos muy complicados.

El álgebra en la antigua babilonia:

La principal fuente de información sobre la civilización y la matemática babilónica procede


de textos grabados con inscripciones cuneiformes en tablillas de arcilla. Los textos se
escribían sobre las tablillas cuando la arcilla estaba aún fresca. Después podían borrarse y
usarse otra vez o también cocerse en hornos o simplemente se endurecían al sol. Las tablillas
más antiguas que se conservan son del 2000 a.C. Varios miles de tablillas esperan todavía ser
descifradas.

Estas tablillas han proporcionado abundante información sobre el sistema numérico y los
métodos de cálculo que usaban. También las hay con textos que contienen problemas
algebraicos y geométricos. Los babilonios disponían de fórmulas para resolver ecuaciones
cuadráticas. No conocían los números negativos por lo que no se tenían en cuenta las raíces
negativas de las ecuaciones. Su sistema de numeración era de base 60 y ha llegado hasta
nosotros en la medida del tiempo y de los ángulos. Llegaron a resolver problemas concretos
que conducían a sistemas de cinco ecuaciones con cinco incógnitas e incluso se conoce un
problema astronómico que conduce a un sistema de diez ecuaciones con diez incógnitas.
Tampoco conocían el cero lo que lleva a problemas de interpretación de las cantidades. A
partir del siglo VI a.C., fue utilizado un signo de omisión, es decir una especie de cero.

El álgebra en la civilización egipcia:

Dejaron pocas evidencias matemáticas. El papiro es un material que resiste mal el paso del
tiempo. Hay dos papiros de gran importancia: el papiro Rhind y el Moscú. El Rhind fue
confeccionado hacia 1650 a.C. por un escriba llamado Ahmes quien dice haberlo copiado de
un original doscientos años más antiguo. Expone 87 problemas y sus soluciones. El Moscú es
parecido con 25 problemas y sus soluciones. En lo referente al álgebra, los papiros contienen
soluciones a problemas con una incógnita.

El álgebra en la civilización china:

De la época de la primera dinastía Han (206 a. C. hasta 24 d.C.) procede el tratado


“Matemáticas en nueve Libros”. Posteriormente matemáticos como Liu Hui (siglo III), Sun-zi
(siglos II-IV), Liu Zhuo (siglo VI) y otros hicieron aportaciones a este tratado. El texto trata
problemas económicos y administrativos como medición de campos, construcción de canales,
cálculo de impuestos etc. Tenían un procedimiento algorítmico para resolver sistemas de
ecuaciones lineales parecido al que hoy conocemos como método de Gauss que les llevó al
reconocimiento de los números negativos. Estos números constituyen uno de los principales
descubrimientos de la matemática china.

La escuela algebraica china alcanza su apogeo en el siglo XIII con los trabajos de Quin Jiu-
shao, Li Ye, Yang Hui y Zhu Shi-jie que idearon un procedimiento para la resolución de
ecuaciones de grado superior llamado método del elemento celeste o tian-yuanshu. Este
método actualmente se conoce como método de Horner, matemático que vivió medio milenio
más tarde.

El desarrollo del álgebra en esta época es grandioso: sistemas de ecuaciones no lineales,


sumas de sucesiones finitas, utilización del cero, triángulo de Tartaglia (o Pascal) y
coeficientes binomiales así como métodos de interpolación que desarrollaron en unión de una
potente astronomía.

Él álgebra en la civilización india:

Son muy escasos los documentos de tipo matemático que han llegado a nuestras manos, pese
a tener constancia del alto nivel cultural de esta civilización. Aún más que en el caso de
China, existe una tremenda falta de continuidad en la tradición matemática hindú y al igual
que ocurría con las tres civilizaciones anteriores, no existe ningún tipo de formalismo teórico.

Los primeros indicios matemáticos se calculan hacia los siglos VIII-VII a.C, centrándose en
aplicaciones geométricas para la construcción de edificios religiosos y también parece
evidente que desde tiempos remotos utilizaron un sistema de numeración posicional y
decimal. Fue, sin embargo, entre los siglos V-XII d.C cuando la contribución a la evolución
de las matemáticas se hizo especialmente interesante, destacando cuatro nombres propios:
Aryabhata (s.VI), Brahmagupta (s.VI), Mahavira (s. IX) y Bhaskara Akaria (s.XII). La
característica principal del desarrollo matemático en esta cultura, es el predominio de las
reglas aritméticas de cálculo, destacando la correcta utilización de los números negativos y la
introducción del cero, llegando incluso a aceptar como números validos las números
irracionales. Profundizaron en la obtención de reglas de resolución de ecuaciones lineales y
cuadráticas. Matemáticamente se considera indiscutible la procedencia hindú del sistema de
numeración decimal y las reglas de cálculo.

El álgebra en la civilización griega:

La Escuela Pitagórica (fundada en el siglo V a.C.) incorpora resultados de la tradición


babilónica aritmética algebraica. La primera finalidad de esta secta era religiosa pero
secundariamente, el desarrollo matemático que de ella se derivó fue enorme.

Destacamos la época del Álgebra Geométrica (450 – 300 a.C.), que trata los problemas
algebraicos con la ayuda de construcciones geométricas. El núcleo lo constituye el método de
anexión de áreas cuya finalidad básica era resolver ecuaciones. Este método se puede usar
para resolver ecuaciones lineales y no lineales. En el tratado “Los Elementos” de Euclides se
tratan diversas ecuaciones cuadráticas según los métodos del álgebra geométrica. También
Teodoro de Cirene, Teeteto y Eudoxo de Cnido, consolidan este álgebra geométrica.
PRINCIPALES PERSONAJES QUE APORTARON AL ÁLGEBRA

Máximos representantes del Álgebra

El matemático François Viète (1540-1603) falleció un 13 de diciembre.


Se le considera uno de los principales precursores del álgebra: en efecto, fue el
primero en representar los parámetros de una ecuación mediante letras.
Fue consejero privado de los reyes de Francia Enrique III y Enrique IV.

Al-Khwarizmi

Fue el primero en resolver ecuaciones, el indeterminado de ecuaciones lineales, ecuaciones


cuadráticas, ecuaciones indeterminadas de segundo orden y ecuaciones con múltiples
variables (considerado el "padre del álgebra").

(Mohammed ibn Musa al-Khwarizmi; Bagdad, 780 - ?, 850) Matemático y astrónomo árabe. Su
principal aportación fue la de introducir a los matemáticos europeos en los numerales
indoarábigos y en los principios fundamentales del álgebra.

Al-Khwarizmi vivió en Bagdad bajo los califatos de al-Ma'mum


y al-Mu'tasim, en la edad de oro de la ciencia islámica. Su
obra Kitab al-jabr wa al-muqabalah fue traducida al latín en el
siglo XII dando origen al término "álgebra". En ella se compilan
una serie de reglas para obtener las soluciones aritméticas de las
ecuaciones lineales y de las cuadráticas; su método de resolución
de tales ecuaciones no difiere en esencia del empleado en
nuestros días.
Otra obra de este insigne matemático árabe, de la que sólo se
conserva su traducción al latín, es Algoritmi de numero Indorum,
de la que se derivó a su vez el término "algoritmo".

DIOPHANTUS

* El matemático helenístico Diophantus conocido tradicionalmente como el "padre del álgebra".


Hecho discutido.
Diofanto fue un matemático griego helenístico (o posiblemente egipcio, judío o incluso caldeo)
que vivió en Alejandría durante el siglo III a. A veces se le llama "el padre del álgebra", y
escribió una serie de libros influyentes llamados "Aritmética", una colección de problemas
algebraicos que influyeron enormemente en el desarrollo posterior de la teoría de los números.
También hizo importantes avances en la notación matemática, y fue uno de los primeros
matemáticos en introducir el simbolismo en el álgebra, utilizando una notación abreviada para
operaciones frecuentes, y una abreviatura para lo desconocido y para los poderes de lo
desconocido. Quizás fue el primero en reconocer fracciones como números por derecho propio,
permitiendo números racionales positivos para los
coeficientes y soluciones de sus ecuaciones.
Diophantus se aplicó a algunos problemas algebraicos
bastante complejos, particularmente lo que desde
entonces se conoce como Análisis diofántico, que trata de
encontrar soluciones enteras para tipos de problemas que
conducen a ecuaciones en varias incógnitas. Las
ecuaciones diofánticas se pueden definir como ecuaciones
polinomiales con coeficientes enteros a las que solo se
buscan soluciones enteras.
Por ejemplo, exploraría problemas como: dos enteros
tales que la suma de sus cuadrados es un cuadrado ( x 2 + y2 = z 2 , los ejemplos son x = 3 y y =
4 dando z = 5, o x = 5 y y = 12 dando z = 13); o dos enteros tales que la suma de sus cubos es un
cuadrado ( x 3 + y 3 = z2 , un ejemplo trivial es x = 1 y y = 2, dando z= 3); o tres enteros tales
que sus cuadrados estén en progresión aritmética ( x 2 + z 2 = 2 y 2 , un ejemplo es x = 1, z = 7
e y = 5). Su enfoque general fue determinar si un problema tiene infinitos, o un número finito de
soluciones, o ninguna.
El trabajo principal de Diophantus (y el trabajo más destacado sobre álgebra en todas las
matemáticas griegas) fue su "Aritmética", una colección de problemas que dan soluciones
numéricas de ecuaciones tanto determinadas como indeterminadas. De los trece libros originales
de la "Aritmética", solo seis han sobrevivido, aunque algunos problemas diofánticos de la
"Aritmética" también se han encontrado en fuentes árabes posteriores. Sus problemas ejercieron
la mente de muchos de los mejores matemáticos del mundo durante gran parte de los próximos
dos milenios, con algunas soluciones particularmente famosas proporcionadas
por Brahmagupta , Pierre de Fermat , Joseph Louis Lagrange y Leonhard Euler , entre otros. En
reconocimiento a su profundidad, David Hilbert.propuso la solvencia de todos los problemas
diofánticos como la décima parte de sus problemas celebrados en 1900, una solución definitiva a
la que solo surgió con el trabajo de Robinson y Matiyasevich a mediados del siglo XX.
Uno de los problemas en una antología griega de los juegos de números en el siglo quinto se
considera a veces el epitafio de Diofanto:
“Aquí yace Diofanto.
Dios le dio su infancia una sexta parte de su vida;
Una doceava más en la juventud, mientras que los bigotes crecían;
Y entonces, sin embargo, un séptimo comenzó el matrimonio.
En cinco años vino un nuevo hijo rebotando;
Por desgracia, el querido hijo del maestro y el sabio,
Después de alcanzar la mitad de la medida de la vida de su padre, el frío se lo llevó.
Después de consolar su destino con la ciencia de los números durante cuatro años, terminó su
vida ".
El rompecabezas implica que Diofanto vivió hasta los 84 años (aunque su precisión biográfica
es incierta)
OMAR KHYYAM
* El matemático persa Omar Khyyam desarrolló la geometría
algebraica y encontró la solución geométrica de la ecuación cúbica.
Se lo considera uno de los más destacados matemáticos de su época
por sus aportes a las matemáticas, y afines. En efecto, escribió un libro
de álgebra, que fue el más notable de su tiempo, y también preparó
unas tablas astronómicas exactas.
Se ocupó de problemas algebraicos: intentó clasificar ecuaciones de diversos grados según el
número de términos que aquéllas contuvieran y operó ecuaciones cuadráticas con éxito, aunque
no pudo encontrar la solución para todas las ecuaciones cúbicas, pese a estar seguro de que era
posible hacerlo, ya que en algunos casos halló soluciones geométricas.

MASHAVIRÁ Y BHASKARA II

* Los matemáticos indios Mashavirá y Bhaskara II, el matemático persa Al-


Karaji, y el matemático chino Zhu Shijie, resolvieron varios casos de
ecuaciones de grado tres, cuatro y cinco, así como ecuaciones polinómicas de
orden superior mediante métodos numéricos.

GOTTFRIED LEIBNIZ

* Gottfried Leibniz. Desarrollo de sistemas de ecuaciones lineales


simultáneas utilizando matrices.

- PRINCIPALES APORTES:

 Descubrió que todo número puede expresarse mediante una


serie formada por ceros y unos
 Se le debe la difusión del punto en la multiplicación
 Obtuvo series del arco tangente circular e hiperbólico
mediante el cálculo de los sectores elípticos e hiperbólicos desarrollados en serie
 Trabajó los números complejos, pero no entendió nunca su naturaleza
 Ofreció varios argumentos para demostrar que los logaritmos de los números negativos
no existen.
 Descubrió la relación inversa entre métodos de trazado de tangentes (diferenciación) y
las cuadraturas (integración)
 Generalizó el concepto de diferencial al caso de exponente negativo y fraccionario
 Introdujo la ecuación de la catenaria
 Resolvió ecuaciones de primer orden
 Perfeccionó el simbolismo combinatorio con ayuda del sistema de índices
 Encontró una expresión en serie para 
 Se le debe el primer criterio para establecer la convergencia de una serie
 Obtuvo la fórmula de los coeficientes multinomiales aunque no la publicó
 Se le debe la expresión de "cantidades trascendentes"
 Introdujo la notación actualmente utilizada en el cálculo diferencial e integral
 Usó números infinitamente grandes como si fueran números ordinarios
 Utilizó el término "imaginario" para los números complejos
 Estableció las primeras bases de la lógica simbólica
 Introdujo la combinatoria como disciplina matemática.
 Generalizó el teorema binomial y multinomial
· Primera referencia en Occidente de los determinantes.
· Demostró el "pequeño teorema de Fermat".
· Se le considera el iniciador del cálculo geométrico y de la topología.

AL-SAMAWAL. SAMAWAL IBN YAHYÀ AL-MAGRIBI


Al-Samawal. Samawal ibn Yahyà al-Magribi, poco sabemos
de la vida de este sabio iraní, salvo que murió a finales del
siglo XII, hacia el año 1174. Al-Samawal ha pasado a la
historia de la ciencia, principalmente, por dos razones: por
haber descubierto en su día la generación de coeficientes
por medio de un triángulo que ahora nosotros llamamos de
Pascal o de Tataglia y por ser el continuador de la obra
algebraica del ya citado matemático iraní al-Karaji. En lo
que respecta al progreso del cálculo algebraico, sabemos
que, un siglo después de al-Jwarizmi, el matemático
instalado en la corte de Bagdad al-Karaji concibe otra línea
de investigación: aplicar la Aritmética al Álgebra, es decir, estudiar sistemáticamente la
aplicación de leyes aritméticas y de algunos de sus algoritmos a expresiones algebraicas y, en
particular, a los polinomios, dejando, por el momento, de lado las preocupaciones o la atención
de los estudios de la teoría de las ecuaciones algebraicas. Revista digital Matemática, Educación
e I nternet (www.cidse.itcr.ac.cr/revistamate/). Vol 11, No 1. Agosto − Diciembre 2010. 9 Esta
línea de investigación del Álgebra aritmética de al-Karaji va a ocupar un papel central en los
estudios matemáticos durante los siglos posteriores al X, creando incluso una escuela en la que
alSamawal ocupa un lugar clave entre los seguidores de al-Karaji que fueron maestros suyos
−Ibn Abi Turba, Ibn al-Jassab, al-Sahrazuri, etc.y la generación siguiente −al-Farisi, al-Kasi, al-
Yazdi, etc. La gran obra de al-Samawal sobre temas algebraicos se titula Al-Bahir, de la cual nos
ha llegado sólo una parte, y en la que acomete el estudio de operaciones aritméticas sobre
monomios y polinomios, en especial sobre la divisibilidad de polinomios. Asimismo, en el
problema de la extracción de la raíz de un entero, al-Samawal ya aplicó en 1173 el llamado hoy
método de Ruffini-Horner para la extracción de la raíz de un entero sexagesimal, llegando a
formular un concepto claro de aproximación.

SHARAF AL-DIN AL-TUSI.


* Otro matemático persa, Sharaf Al-Din al-Tusi, encontró la
solución numérica y algebraica a diversos casos de
ecuaciones cúbicas; también desarrolló el concepto de
función.
Sharaf al-Din al-Tusi. Este matemático y astrónomo iraní nació en
el año 1180 y murió en el año 1214 y es un estudioso clave en el
tema de la transformación de las teorías de las ecuaciones
algebraicas. Hasta no hace mucho, se creía que la contribución de
las Matemáticas a la teoría de las ecuaciones algebraicas se
limitaba a la obra de al-Jayyam (1048-1131), pero, en realidad, lo
que hizo fue abrir una vía de investigación que fue seguida por su
discípulo Saraf al-Din al-Mas’udi, pero que fue consolidada y
desarrollada por el matemático Saraf al-Din al-Tusi, dos
generaciones más tarde, en su magnífica obra titulada Las Ecuaciones. Este tratado de al-Tusi, escrito
hacia el año 1170 aporta innovaciones relevantes a las teorías de al-Jayyam que, de un carácter global y
algebraico, pasan a tener un aspecto más local y analítico, lo que significa, en opinión del estudioso de la
historia de la ciencia Roshdi Rashed, un cambio radical particularmente importante en la historia de las
matemáticas clásicas. A modo de ejemplo, citaremos su novedad en la clasificación de ecuaciones de
grado inferior o igual a tres. Contrariamente a al-Jayyam, no opta por un criterio de clasificación
intrínseco, sino extrínseco, pues mientras al-Jayyam expone las ecuaciones ordenadas según el número
de monomios que forman dicha ecuación, al-Tusi elige como criterio de sucesión de ecuaciones la
existencia o no de soluciones positivas, es decir, que las ecuacio-nes son ordenadas según admitan o no
casos imposibles. Asimismo, para la resolución de las ecuaciones, procede, en primer lugar, a la
construcción geométrica de las raíces, para acabar con la resolución numérica con la ayuda del método
llamado de Ruffini-Horner, especialmente a las ecuaciones polinomiales.