Está en la página 1de 387

La Doctrina Sectaria

de los
Adventistas del Séptimo Día

• Un Recurso Evangélico
• Una Apelación a los
Dirigentes ASD

Dale Ratzlaff
Este libro es sólo para los que desean conocer la verdad y no temen
descubrir verdades que los harán libres.

Rey G. Cantú
William E. Castillo
Acerca del Autor
Dale Ratzlaff fue Adventista del Séptimo Día (ASD) de cuarta
generación. Se educó en escuelas ASD desde el primer grado
hasta el seminario. Sirvió como pastor en la Iglesia Adventista
durante 13 años, siete de ellos como instructor bíblico en la
Academia de la Bahía de Monterrey, La Selva Beach, California.
En la década de 1980, cuando se acercaba al fin de su
programa de doctorado en la Universidad de Andrews, Dale
Ratzlaff llevó a cabo un estudio en profundidad de la doctrina
ASD del Juicio Investigador y la Purificación del Santuario
Celestial, que los Adventistas comenzaron a enseñar en 1844. Se
convenció de que esta doctrina no se podía sustentar con las
Escrituras, era contraria a una clara enseñanza bíblica, y
socavaba el evangelio de gracia del nuevo pacto. Al no poder
enseñar más esta doctrina sin violentar su conciencia, Dale
Ratzlaff y su esposa, Carolyn, abandonaron la denominación
ASD.
Aproximadamente dos años después de abandonar la iglesia
ASD, Dale Ratzlaff dirigió a un grupo de cristianos en un estudio
bíblico inductivo del sábado, un estudio que duró siete meses.
Continuó estudiando el tema del evangelio, los pactos, y el
sábado, y publicó el libro Sabbath in Crisis [El Sábado en Crisis]
en 1990. Este libro, del cual se hicieron cuatro ediciones, ha sido
reemplazado por una versión revisada y expandida, Sabbath in
Christ [El Sábado en Cristo].
Dale Ratzlaff es también el autor de la obra The Truth About
Seventh-day Adventist “Truth” [La Verdad Sobre la “Verdad” de
los Adventistas del Séptimo Día], que está disponible en inglés y
en español. Es presidente de Life Assurance Ministries, Inc., y
editor fundador de la publicación bimestral Proclamation!,
dirigida a ex – Adventistas del Séptimo Día inquisitivos, así
como a otros grupos sabadistas.
Los Ratzlaff viven en Peoria, Arizona. Tienen dos hijos
casados, Bruce y Mike, y cuatro nietos.
La Doctrina Sectaria
de los
Adventistas del Séptimo Día

• Un Recurso Evangélico
• Una Apelación a los Dirigentes ASD

Dale Ratzlaff

LAM Publications, LLC


1042 N. Powderhorn Road,
Camp Verde Arizona 86322
Copyright  1996, 2003, 2005 por Dale Ratzlaff
Primera impresión, 1996
Segunda impresión, 1998
Tercera impresión; revisión, 2003
Impreso en los Estados Unidos de América

Equipo de traductores de este libro:


Rey G. Cantú
Román Quirós
William E. Castillo
Correo electrónico:
rey@cantu.us
capuII@yahoo.com

Todas las citas bíblicas han sido tomadas de la Santa Biblia,


NIV, Nueva Version International, 1999 Por la sociedad
Biblica Internacional.

Diseño de la portada: Richard Tinker


LAM Publications, LLC
1042 N. Powderhorn Road
Camp Verde, Arizona 86322
928-554-1001
Correo electrónico: dale@ratzla.com
Sitio Web: http://www.ratzlaf.com
http://LifeAssuranceMinistries.com
Número de control de la Biblioteca del Congreso (English):
9694063
ISBN 0-9747679-3-X
Prefacio
Por más de 28 años, participamos como líderes en los
diferentes departamentos de la Iglesia Adventista del
Séptimo Día. Incluso, Rey Cantú ayudó a pastorear varias
iglesias en el área de Dallas, Texas. También tuvimos
seminarios en muchas iglesias Adventistas de
Hispanoamérica y Estados Unidos.
Para nosotros, el ser Adventistas del Séptimo Día (ASD)
fue como un viaje. Con esta analogía explicamos: Estando
de pie en la terminal de autobuses, se anunció que había un
viaje especial, completamente gratis, a la gran ciudad de
Chicago. Pero había ciertas condiciones para ser pasajero
de este autobús e ir a Chicago: cada uno tenía que entregar
parte de sus ingresos, renunciar a las alhajas, vestirse de
forma diferente, alimentarse de forma diferente, y creer
ciegamente en la dueña de la compañía White. De todas las
líneas de autobuses, nos convencieron de subir al autobús
ASD, pues en él se servían comidas saludables, y decían
tener la franquicia y la exclusividad de la supercarretera
que nos llevaría a la ciudad de Chicago.
Desde el momento en que subimos al autobús, todos nos
trataron de maravilla. El conductor mismo nos dio un mapa
de la ruta, nos sentó en los primeros asientos y nos dijo que
podíamos ser sus ayudantes. En las siguientes paradas, aun
después de revisar el mapa, podíamos entender la
interpretación del mapa solamente según la forma en que
nos lo decía el conductor. Convencimos a muchos de que
nuestra ruta, nuestro autobús, y nuestra compañía eran los
únicos correctos, e igual que nosotros, subieron al autobús
y fueron parte de la compañía White.
Después de muchos días de viaje, en un área de
descanso, nos encontramos una libreta de apuntes escrita
por Dale Ratzlaff, quien por mucho tiempo también había
sido pasajero de este autobús. En estas notas encontramos
que la ruta que llevábamos estaba equivocada, era al revés,
e iba en dirección opuesta a la que indicaba el mapa. Al
comparar estas notas con el mapa y hacer preguntas en las
diferentes paradas, enfrentamos al conductor, quien nos
dijo que la máxima autoridad después de Dios aquí en la
tierra era la Conferencia General De Los Adventistas del
Séptimo Día (IASD), y que, por lo tanto, teníamos que
permanecer callados, de lo contrario nos mandarían al
ultimo asiento, y si continuábamos con nuestra idea, nos
iba a sacar del autobús con nuestro equipaje y nunca
llegaríamos a nuestro destino. Permanecimos callados por
un tiempo, porque varios pasajeros nos pidieron que no
habláramos, aunque ellos tambien sabían la verdad: Íbamos
rumbo al sur de los Estados Unidos, al sur de Texas, a la
ciudad de McAllen, no al norte de Estados Unidos, a la
gran ciudad de Chicago, como les habian dicho, pero que
estaban muy a gusto porque los hacían sentir bien.
Pero algo dentro de nosotros nos decía que no debíamos
guardar silencio y que teníamos una responsabilidad para
con los otros pasajeros, nuestras familias y el mundo
entero, la de gritar en cada parada la verdad de que este
autobús no tenía la exclusividad, ni era necesario cumplir
con los requisitos que esta linea nos exigía.
Descubrimos que, para ir a Chicago, lo único que teníamos
que hacer era tomar un mapa y seguir sus instrucciones, las
que, sin duda alguna, nos llevarían a Chicago. Al decirle
esto al chofer, éste detuvo el autobús y nos hizo bajar a la
fuerza, y les dijo a los otros pasajeros que no escuchasen lo
que decíamos, y que nunca llegaríamos a Chicago por no
haber hecho caso de lo que él nos decía.
La libreta de apuntes de Dale Ratzlaff es este libro,
Doctrinas Sectarias de los Adventistas del Séptimo Día, que
nos aclaró que, para salvarnos e ir al cielo, no necesitamos
pertenecer a la Iglesia ASD ni cumplir con sus requisitos.
Sólo necesitamos creer en Cristo y pertenecer a El.
Que Dios les bendiga y les guíe para encontrar la ruta
correcta para la vida eterna al leer esta obra.
Sus amigos y hermanos en Cristo
Rey Cantú
William Castillo
Contenido
Prefacio 13
1. Una Astilla en el Pie 15
2. Cómo Te Atreves! 29
3. Ellen White, Dios, y Miller 41
4. William Miller: Sus Métodos y su Mensaje 49
5. Lo Correcto es Erróneo y lo Erróneo es Correcto 79
6. La Verdad Cambia — ¡Otra Vez! 91
7. La Puerta que se Abre y Se Cierra 113
8. La Puerta se Abre Otra Vez — En Silencio 135
9. La Astilla — El Juicio Investigador 151
10. Una Cadena Rota – Una Evaluación Bíblica 165
11. Bultos Bajo la Alfombra — Una Evaluación Histórica 181
12. ¿Es Esto Verdad? — Una Evaluación Teológica 203
13. Vivir en el Juicio — Una Evaluación Experimental 223
14. Sabíamos Que Era Erróneo, Pero … Una Evaluación Ética 239
15. ¡He Sido Absuelto! — Las Buenas Nuevas del Juicio 255
16. La Columna — El Corazón de la Teología ASD 265
17. Las Marcas de una Secta - ¿Califican los Adventistas? 275
18. Manipulando la Palabra 307
19. La Prueba del Evangelio 321
20. Una Apelación a los Dirigentes Adventistas 345
Apéndice A: Creencias Fundamentales de los ASD 361
Apéndice B: Afirmaciones Cuestionables de EGW 373
Apéndice C: Bibliografía Selecta 381
Otros libros publicados por LAM Publications 389
Prefacio
Mi esposa, Carolyn, y yo fuimos Adventistas del Séptimo Día
de cuarta generación. Todavía conservamos—y conservaremos
siempre—muchos recuerdos sagrados de la vida y el servicio
en la iglesia ASD. Trabajé como pastor Adventista del
Séptimo Día durante 13 años, siete de los cuales fueron en la
Academia de la Bahía de Monterrey, donde yo enseñaba
Biblia. Tanto Carolyn como yo éramos Adventistas del
Séptimo Día conservadores y creíamos en el mensaje
Adventista. Ambos aceptamos los escritos de Ellen G. White
como inspirados y autorizados. Nos nutrimos de la teología, la
tradición, la cultura, y el sueño Adventistas.
Abandonamos la iglesia Adventista del Séptimo Día en
1981 porque ya no podíamos, sin violentar nuestras
conciencias, enseñar la doctrina de la purificación del
santuario celestial y el juicio investigador. Desde entonces,
muchos de nuestros amigos nos preguntan: “¿Por qué se
fueron?” Mi respuesta ha sido: “Porque estudiamos”. Esta
respuesta es completamente incomprensible para la mayoría
de los Adventistas del Séptimo Día. Ellos creen—como
nosotros lo creíamos—que los Adventistas del Séptimo Día
tienen “la verdad”, un mensaje especial dado por Dios para
los últimos días. ¿Cómo, pues—razonan ellos—puede alguien
dejar la verdad después de estudiar sin que eso signifique
abandonar la verdad y aceptar el error?
Se espera que este libro explique claramente por qué
Carolyn y yo ya no somos Adventistas del Séptimo Día. Hay
también otras tres razones de por qué se escribió este libro. Se
darán en el primer capítulo.
Mi verdadero deseo, y mi verdadera esperanza y mi
oración, es que la Iglesia Adventista acepte sinceramente que
ha cometido los errores doctrinales a cuya discusión se ha
dedicado este libro, y continúe progresando hacia la corriente
principal del evangelismo. ¿Quién, después de estudiar,
abandonaría una iglesia fundada en la Biblia sola y en la cual
el nuevo evangelio del pacto de gracia sea el centro de todas
sus enseñanzas?
Deseo expresar mi agradecimiento a las muchas personas
que leyeron los primeros borradores de este libro. Hicieron
muchas sugerencias útiles y proporcionaron evidencias
sustentatorias adicionales. La mayoría de estas personas eran
Adventistas del Séptimo Día, y desean permanecer anónimas.
Respetaré su solicitud.
Creo que la verdad no necesita ningún otro fundamento
más que una honesta investigación bajo la guía del Espíritu
Santo, y una disposición a acatar la verdad cuando sea
revelada. Es mi oración que cuando usted, lector, haya
considerado toda la evidencia presentada en este libro, le guíe
el Espíritu Santo a una conclusión correcta. Creo que lo hará.
Además, apelo humildemente a los dirigentes de la iglesia
Adventista del Séptimo Día. Por favor, lean este libro. Creo
que hay un gran futuro para la iglesia ASD, siempre y cuando
se libre de errores conocidos. Consideren cuidadosamente la
evidencia presentada en este libro. Que Dios les guíe a la
verdad.
Dale Ratzlaff
Peoria, Arizona
Febrero de 2005
Capítulo 1

La estilla en
el pie
A
mi me frustra tomar un libro de temas bíblicos o
teológicos que tenga muchas historias. ¡ A mi me
gusta la verdad; Olvídese de las historias ellas
pueden esperar a ser usadas en cualquier otro momento!
Sin embargo me encuentro iniciando un libro de esta
naturaleza con una historia. Así que por favor léalo. Esta es
una historia verídica acerca de mi experiencia la cual, en
una manera sorprendente, es un paralelo de lo que puedo
percibir que es el tema de este libro.
Todo sucedió sobre un piso de madera de una casa de
campo antigua como a cinco kilómetros de Bolton,
Carolina del Norte. Mi hermana mayor, Opal, y yo
jugábamos descalzos en la casa. Ella me estaba correteando
por todo la casa de cuarto en cuarto cuando de repente grité
de angustia y dolor y caí al suelo llorando. (Los niños de
diez años como quiera lloran cuando se lastiman) Sentí
como si me hubiesen enterrado una aguja roja-ardiente en
14 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

la parte de abajo del dedo gordo de mi pie izquierdo. Lo


único visible era una manchita roja, pero al juzgar por el
dolor que tenia estaba seguro que me había enterrado una
astilla en mi pie. Mi madre estuvo buscando y picándole el
área de la manchita roja con una aguja pero no pudo
encontrar nada. Ella intento asegurarme que no-tenia una
astilla en mi pie. Sin embargo mi pie me dolía tanto que me
llevo al médico más cercano, el cual estaba a diez
kilómetros de distancia.
Él médico, un hombre ya mayor de edad, vio mi pie y
dijo que no veía la astilla. Sin embargo, yo insistí que yo
tenía una astilla en mi pie porque podía sentir el dolor.
Luego me roció el pie con un líquido helado y me dijo que
estaría tan helado mi pie que no sentiría la navaja con la
que me iba a cortar. Después de que se “congelo” mi pie, él
comenzó a cortar. Me dijo que no dolería pero fue lo
contrario. Él le dijo a mi madre que no me estaba
lastimando, pero si lo estaba haciendo. Yo me sacudía,
gritaba y retorcía por el dolor que la navaja me estaba
provocando hasta que el se dio por vencido y dijo que no
había una estilla en mi pie. Me dijo que probablemente la
astilla entro en el pie y luego salió. Esta vez le creí pero mi
pie me seguía doliendo.
No todo el tiempo me dolía el pie, pero en otras
ocasiones sentía un dolor ardiente y punzante. Seguido
revisaba mi pie para ver si encontraba la estilla. Todo lo
que podía ver era la parte donde había cortado el doctor.
Pasaron semanas y en ocasiones mejoraba pero en otras
empeoraba. Cuando movía mi pie de cierta manera resurgía
el dolor ardiente y punzante.
Las semanas se tornaron en meses y los meses en años.
Mi familia se había mudado a California. En ocasiones
podía correr sin dolor; pero en otras me daba mucho dolor.
Hubo largos periodos en los que no sentía dolor alguno.
La estilla en el pie 15

Pero de vez en cuando regresaba aquel dolor ya familiar.


Finalmente, después de varios años, ya no me molesto el
dolor en mi pie. Sin embargo llego el tiempo cuando note
que la parte de encima de mi pie me comenzó a doler y ya
ni podía abrocharme las cintas del zapato sin que me diera
dolor. Recuerdo que tuve que cortar mi zapato para evitar el
dolor en mi pie.
Habían pasado siete años desde aquel día que Opal me
había correteado por toda aquella casa de campo antigua, y
con pisos de madera, que estaba en Carolina del Norte. Me
encontraba en una escuela de internados y en aquellos días
comencé a notar que la parte de arriba de mi pie se estaba
enrojeciendo y se había formado un nudo duro debajo de
mi piel. Yo le mostré esto a la enfermera de mi escuela y
me llevo al médico. Él médico decidió cortar el nudo en mi
pie. En esta ocasión él medico uso un anestésico que
funcionó. Después de cortar como por una hora por fin
logro separar el nudo de mi pie. ¡Por dentro encontramos
una estilla de cómo tres y medio centímetros de largo!
Había estado allí por siete años.
Después de remover la astilla mejoro mi pie. ¡Comencé
a correr solo por diversión—ya no había dolor! No mucho
tiempo después entre a competir en la carrera de tres
cuartos de kilómetro de mi escuela. ¡Gané el primer lugar
de la carrera!
De una manera similar, la Iglesia Adventista del Séptimo
Día (IASD) ha estado plagiada de lo que yo eh llamado una
“astilla”— la doctrina de “la purificación del santuario
celestial y el juicio investigador”1 (A los lectores

1
Para un mejor entendimiento de esta doctrina, a los lectores
evangélicos se les recomienda que lean primero el Capitulo 9 que esta
dedicado a este tópico. Cuando termine el capitulo vuelva a este punto
y siga adelante. Con esta única excepción, les recomiendo que lean
todos los capítulos sucesivamente.
16 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Evangélicos se les recomienda leer la nota a pie de página.)


Muchos hombres sinceros han intentado extirpar esta astilla
sin provecho alguno. Seguido, los que han intentado hacer
esto se les ha desairado, ridiculizado, y se les ha destituido
de sus puestos ministeriales y de la membresía en su
iglesia. Así como aquel viejo doctor de campo, los oficiales
de la iglesia han declarado, vez tras vez, que no existe una
astilla. Y la iglesia ha aprendido a vivir con el problema.
Han pasado años sin los síntomas. Luego por alguna razón
u otra se manifiesta de nuevo el dolor. Este ha sido un
patrón concurrente a través de la historia de la Iglesia
Adventista del séptimo día. Lo que hubiera sido de esta
iglesia si no hubiera tenido la astilla y otras doctrinas,
nunca lo sabremos.2 Sin embargo, yo creo que si extirpa la
astilla de la Iglesia Adventista del Séptimo Día ella también
correría sin dolor. Si, el proceso de remover la astilla seria
doloroso y con la astilla la tradición asociada a ella también
tendría que ser removida. Pero poco después, creo que la
iglesia ASD (Adventista del Séptimo Día) estaría
estableciendo nuevas metas y serian libres del dolor que la
astilla les ha causado.
Siendo un Adventista del Séptimo Día de cuarta
generación, yo me beneficie de todas las cosas buenas que
hay en la iglesia ASD—y hay muchas. Mi propósito al
escribir este libro es ayudar a la Iglesia ASD y no
estorbarle. Yo tengo y sigo teniendo muchas dulces
memorias de la vida y ministerio que viví dentro de la
iglesia ASD. Es por esta razón que en una pequeña manera
yo espero que este libro pueda ayudar a remover la estilla
para que venga una verdadera salud a este cuerpo.

2
Algunos Adventistas Históricos quizás argumenten que si no hubiese
sido por la doctrina de la purificación del santuario celestial y el juicio
investigador no existiera la Iglesia Adventista.
La estilla en el pie 17

En momentos esta tarea seria dolorosa al exponer los


errores. Esto seria especialmente importante para aquellos
adventistas que no conocen algunas verdades sobre la
historia del movimiento de la iglesia ASD. Seria dificultoso
que algunos Adventistas Históricos3 acepten la verdad y
den una seria evaluación de como la astilla fue usada aun
en luz de la Escritura, la historia, la teología, la experiencia
y la ética. Yo recuerdo muy bien el dolor que sufrí al
aprender estas cosas. Sin embargo, no tiene propósito
repasar los hechos. Si no que la cortada tiene que ser lo
suficientemente profunda para sacar la estilla que ha estado
cubierta por la tradición y el tiempo. Es mi convicción que
la verdad no necesita otro fundamento que el que se haga
una investigación bajo la guìa del Espíritu Santo y la
disposición de seguir la verdad cuando sea descubierta El
conocer y seguir la verdad, aun sabiendo que tan doloroso
es el proceso, traerá un verdadero gozo y una libertad al
final. ¿Acaso no fue Jesús el que dijo “la verdad os hará
libres”?4
Me gustaría poder enfocarme solamente en la astilla. Sin
embargo, como la astilla en mi pie, que estaba tan
profundamente enterrada y tenía tanto tiempo allí que para
extirparla se tuvo que cortar la carne en la que estaba
incrustada y de igual manera esta doctrina necesitara que le
cortemos una masa de tradición teológica en la que esta
enredada. Yo originalmente esperaba solamente tratar con
la doctrina de la purificación del santuario celestial y el
juicio investigador sin confrontar los escritos y el
ministerio de Elena G. White5 (EGW). Sin Embargo,

3
Este término será definido mas adelante en este capitulo.
4
Juan 8:32
5
Elena G. White es considerada por los Adventistas del Séptimo Día
como una persona que manifestó el verdadero don de Profecía y sus
escritos son considerados como un continuo y autoritativo recurso de la
18 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

después de hacer mis propios estudios encontré que esto


seria imposible. La purificación del santuario celestial y el
juicio investigador como doctrina continua son un legado
de Elena G. White y de nadie más. Es verdad que otros lo
inventaron, lo respaldan y lo explican pero ella lo cimentó
en el fundamento del Adventismo como una “verdad”
inmovible. Todo el movimiento ADS descansa en la
integridad de que en el 22 de Octubre de 1844 fue el día del
cumplimiento de Daniel 8:14 del cual los Adventistas
enseñan como el comienzo de la purificación del santuario
celestial y el juicio investigador. Lo que realmente sucedió
ese día ha sido el centro de un debate e interpretación
Adventista desde el 23 de Octubre de 1844 hasta este día.
El remover las doctrinas, la purificación del santuario
celestial y el juicio investigador de la teología de los ASD
pondría en cuestión la inspiración y autoridad de los
escritos de Elena White y la integridad del movimiento
Adventista. Algunos sienten que en ves de llamarle “una
astilla” a las doctrinas de la purificación del santuario
celestial y el juicio investigador mejor le hubiesen llamado
“la viga de apoyo.”6
Este libro se enfocara en la doctrina ASD de la
purificación del santuario celestial y el juicio investigador y
sus enseñanzas relacionadas. No se debe inferir que toda la
enseñanza y la doctrina de ASD esta en error. No lo esta.
Yo fui salvo mientras era Adventista y muchos otros
también fueron salvos bajo el Adventismo. La iglesia
Adventista del séptimo día tiene mucho de que ser alabada.
Su énfasis en la educación, la salud, la obra medica, el dar,

verdad. En ocasiones son llamados “un comentario inspirado” en la


Biblia.
6
Estos son comentarios de tanto Pastores Adventistas como Pastores
que anteriormente fueron adventistas cuando se hizo el primer borrador
de este libro.
La estilla en el pie 19

misiones foráneas, y la comunidad es un modelo que otras


iglesias deberían de seguir. Se debería mencionar también
que Elena G. White fue instrumental en respaldar, animar y
aun iniciar muchas de las cosas buenas del Adventismo.
Porque estoy escribiendo este libro
En 1981 fui forzado a hacer la decisión de elegir entre
prometer seguir enseñando las veintisiete doctrinas halladas
en Las Creencias Fundamentales de Los Adventistas del
Séptimo Día o renunciar a mi ministerio. Yo escogí
renunciar. Eso fue hace quince años. ¿Porque escribir hasta
ahora?
Años después de ver abandonado la iglesia ASD se me
dijo que por Pastores amigos de la iglesia ASD que la
iglesia ya no tenia una posición tan dura sobre la enseñaza
histórica de la doctrina ASD de la purificación del trono
celestial y el juicio investigador. Recientemente tres cosas
han ocurrido que me motivaron ha escribir este libro.
Primero, en 1990 escribí el libro titulado Sábado en
Crisis,7 el cual es un estudio Bíblico completo de los
Evangelios, el Sábado y los Pactos con facilidad de lectura.
Bueno, ya hay mas de diez mil copies en circulación de este
ejemplar. Eh recibido muchas llamadas y cartas de Pastores
evangélicos y de otros cristianos que me están pidiendo
más información acerca de los ASD. Espero que este libro
también sea una herramienta útil hasta el final.
Segundo, lo que había percibido como un movimiento
de cambio dentro de la iglesia ASD lejos de lo que yo
consideraba ser su posición firme acerca de la doctrina de
la purificación del santuario y el juicio investigador

7
La cuarta impresión de Sábado en Crisis (Sabbath in Crisis) se nos ha
terminado ahora (2003) y ha sido reemplazada con Sábado en Cristo o
(Sabbath in Christ) la cual es una mayor revisión del trabajo original y
ahora incluye cinco nuevos capítulos con un total de 438 paginas.
20 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

recientemente ha cambiado de dirección. En el ámbito


oficial de la iglesia parece ser que están regresando de
nuevo ha enfatizar las enseñanzas de estas doctrinas. Esto
es evidente por el número de libros que han salido de la
imprenta de la denominación de los ASD. Esto lo han
hecho aun sabiendo muchos de los eruditos adventista, que
esta doctrina no tiene respaldo Bíblico.
Tercero, y quizás lo mas significante, en mi manera de
pensar, es que la comunidad de los adventistas del séptimo
Día ha publicado dos de sus propias Biblias. Una es La
Biblia de Estudio (The Study Bible) una Biblia grande de la
versión King James (equivalente a la Reina Valera) la cual
tienen referencias a los comentarios de Elena White en los
margines de las paginas y sus citas están al pie pagina. Es
verdad que hay muchas Biblias de estudio hoy en día, sin
embargo, los comentarios en el prefacio de esta Biblia
necesitan una atención especial. La segunda Biblia es La
Biblia de la Palabra Clara (The Clear Word Bible) una
Biblia parafraseada la cual se ha vendido bien dentro de los
círculos de los ASD. Estas dos Biblias y el uso que se les ha
dado será evaluado en otros capítulos mas adelante.
El panorama de este libro es limitado. Mientras hay
otras doctrinas que la iglesia ASD mantiene y que muchos
Evangélicos consideran falsas,8 este libro se dirigirá a lo

8
muchos evangélicos consideran a la doctrina de la IASD del libro “El
conflicto de los Siglos” (no. 8) “el remanente y su misión” (no. 12), “El
espíritu de profecía” (no. 17), “El Sábado” (no. 19), “El Ministerio de
Cristo en el Santuario Celestial” (no. 24), y quizás algunos otros
quienes enseñan que el alma duerme y la inmortalidad condicional (no.
25), y la aniquilación (no. 26), A que todo (por lo menos en parte)
erróneo. Los números entre paréntesis se refieren al número de la
doctrina fundamental de la IASD, los cuales están enlistados en el
apéndice A. De estos, yo creo que la purificación del santuario y el
juicio investigador esta en la no. 24, es el más pernicioso porque
denigra el evangelio.
La estilla en el pie 21

que considero que es el problema fundamental de los ASD:


la doctrina de la purificación del santuario y el juicio
investigador. Este estudio, sin embargo, también evaluarà
los derechos que los ASD tienen sobre los escritos de Elena
White como “un recurso continuo y autoritativo de la
verdad” en su declaración doctrinal.9
Este libro también estará limitado en su profundidad.
Hay tanto que escribirse acerca de la doctrina de la
purificación del santuario y el juicio investigador10 que el
lector promedio se perdería siguiendo todas las líneas de la
densa selva de la historia denominacional y la palabrería.
Esta doctrina es el pilar fundamental en el desarrollo del
Adventismo y sigue teniendo importancia teológica. Por lo
tanto, seria imposible dar un cursillo de la examinacion de
toda la “piel” histórica y teológica a la que esta conectada.
He intentado destilar las verdades mas importantes y
nombrado por lo menos uno de los muchos recursos que
pueden ser citados.
Definiciones

¿Quiénes son los “verdaderos” Adventistas”?


La respuesta a esta pregunta no es una repuesta fácil.
Dentro de la iglesia ASD hay tres líneas de entendimiento
teológico.11 Mientras que las siguientes descripciones son
una sobre-simplicacion y muchos Adventistas del Séptimo

9
Véase Las Creencias Fundamentales No. 17, “El don de Profecía” en
el apéndice A.
10
Desmond Ford por ejemplo escribió aproximadamente 1000 paginas
in su “glaciar View Manuscript”, y su libro publicado, Daniel 8:14 El
Día de la Expiación y El Juicio Investigador, el cual tiene
aproximadamente 750 paginas en este tópico, sin mencionar muchos
otros libros dedicados a esta doctrina.
11
Véase el diario, Adventistas de Hoy (Adventist Today), Enero/Febrero
1994.
22 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Día no precisamente encajarían en alguna de estas


categorías y servirían solamente como para comunicarse.
Las tres ramas principales del entendimiento teológico
Adventista son: Adventismo Histórico,12Adventismo
Liberal, y Adventismo Evangélico.
Los Adventistas Históricos
Los Adventistas Históricos se mantienen atenidos a las
“verdades únicas” que les fueron “dadas” al Adventismo.
Ellos creen que la iglesia ASD fue levantada por Dios para
proclamar un mensaje especial al mundo. Este mensaje
único es el de los tres mensajes de los Ángeles que fue
tomado del libro de Apocalipsis 14:6–12. Este es el juicio
de la hora de proclamación del “eterno evangelio”; una
advertencia que sale de “Babilonia” la cual ellos creen ser
la “caída” de la Iglesia Protestante en la Cristiandad
(christendom);13 y una advertencia en contra de la
recepción de la marca dela bestia. El sábado para ellos es el
sello de Dios y la adoración del domingo según ellos creen
se convertirá en la marca de la bestia. Por lo tanto el sábado
mantiene una vital importancia en su manera de pensar y su
mensaje. Ellos ven la mano de Dios moverse a través de la
historia de la iglesia ASD como la luz de la “verdad” de
Dios para los últimos días. Los adventistas históricos creen
que los escritos de Elena G. White son un “continuo y
autoritativo recurso de la verdad”. Ellos creen que Elena G.
White era una mensajera de Dios y que sus escritos son
seguidamente considerados como un “comentario
inspirado” sobre la Escritura. Pocos de los llamados

12
Unos llamarían a este grupo Adventismo Tradicional.
13
Aquellos que enseñan la inmortalidad del alma y lo Sacro del
Domingo y el rechazo de la “la verdad” del Adventismo del Séptimo
Día.
La estilla en el pie 23

“Buenos Adventistas”14 admitirían que los escritos de


Elena G. White contradicen la Biblia o que contienen un
serio error teológico. Este grupo fuertemente respalda la
doctrina de la purificación del santuario celestial y el juicio
investigador.
Los Adventistas Liberales
Dentro del circulo de los Adventistas el Adventismo
Liberal es seguidamente usado para describir aquellos que
guardan la parte de la “teoría de la influencia moral” de la
expiación. Esta línea esta centrada en el área de loma Linda
en el Sur de California, un estado de los estados Unidos
Americanos. Enseñan que el punto de vista substitucional y
forense de la expiación es primitivo y no representa
correctamente el carácter de Dios. Los Adventistas
Liberales dirían que el punto de vista forense de la
expiación sirvió su propósito en tiempos Bíblicos pero esta
inadecuado hoy en día. Pablo enseño este punto de vista
porque era una estructura que la gente de ese tiempo podía
entender. Los cristianos modernos, sin embargo, han
progresado en su entendimiento del carácter de Dios para
poner esto en lugar de los modelos que ya no son
adecuados. Imaginar que Dios necesita una expiación
involucrando la sangre, ellos dirían, que es verlo en un
término salvaje o bárbaro. El modelo forense de la
expiación ya no es valido.
Mas bien, los Adventistas Liberales enseñan que el ser
salvo es simplemente conocer a Dios.15 Su énfasis esta en
entender el carácter de Dios. La cruz, dicen ellos,
solamente prueba que el hombre podían hacerle lo que
14
Un término usado por los Adventistas Históricos para referirse a
aquellos que observan todo el estilo de vida bajo las reglas establecidas
por Elena G. White.
15
Y ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios
verdadero, y a Jesucristo a quien tú has enviado. Juan 17:3
24 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

quisieran al Hijo de Dios y que El como quiera los amaría.


En otras palabras no hay razón de temer a Dios. El conocer
su carácter engendra confianza y que esta confianza en El
es lo que Dios esta realmente buscando. Cuando le
confiamos a dios lo suficiente entonces estamos”seguros de
ser salvos”. Un tema recurrente de los Adventistas
Liberales es que Dios no castigara al malo. Ellos se rebelan
a la idea de que habrá una destrucción dolorosa para los
malos y no dicen nada acerca de un infierno eternamente
ardiendo. El comunicar a otros acerca del carácter amoroso
de Dios es para ellos proclamar el evangelio. Seguido, estos
Adventistas Liberales usan los escritos de Elena White—
por lo menos porciones de ellos—para respaldar esta
teología.16
Los Adventistas Evangélicos
Los Adventistas Evangélicos son mas orientados así a
los evangelios que los Adventistas Históricos o Liberales. Y
la verdad es que la mayoría de los Adventistas evangélicos
no creen en una interpretación literal de varios puntos de
Las Creencias Fundamentales de los Adventistas del
Séptimo Día. Los Adventistas Evangélicos no creen que los
ASD sean los únicos que serán salvos en los últimos días. Y
lo más importante es que los Adventistas Evangélicos creen
en el Evangelio de la gracia. Su enfoque es la justificación
por la fe. Las buenas obras seguirán la experiencia genuina
de la fe en Cristo, pero estas obran no son parte del
fundamento de salvación.
Los Adventistas evangélicos están en desacuerdo acerca
de su entendimiento de Elena G. White. Algunos siguen
creyendo que Elena White demostró un verdadero don

16
Esta descripción es un resumen de mis pláticas personales con
aquellos que son considerados como Adventistas Liberales. Véase
también Adventista de hoy (Adventista Today) Enero/Febroro 1994.
La estilla en el pie 25

profético mientras que a la vez siguen en desacuerdo con


muchas de sus declaraciones. Otros, por lo menos en
privado, rechazan que sus escritos fueron un inspirado
recurso de la verdad.
La mayoría de los Adventistas Evangélicos no creen que
todos los verdaderos Cristianos tienen que o deberían
guardar el Sábado. Algunos ven el Sábado como algo
importante pero no esencial; otros dicen que el Sábado del
Antiguo Pacto fue una sombra del “verdadero descanso” de
gracia revelado en el evangelio.17 Este ultimo grupo esta
ganando influencia a un nivel de las raíces de los ASD y
poseen una seria amenaza para el Adventismo Histórico.
Un posible cuarto grupo dentro del Adventismo
Algunos han dicho que hay cuatro grupos dentro de la
iglesia Adventista y los han definido como aquellos que no
les importa nada acerca del caso y que tampoco se quieren
involucrar en la discusión de ellos. Ellos quieren solo
guardar la paz. Este cuarto grupo le llamaríamos
Adventismo Social, Cultural o Progresivo.18
Líneas borrosas de demarcación
No debemos de pensar que las líneas que demarcan estos
grupos de la iglesia ASD son claras y distintivas. Yo nací en
el hogar de Adventismo Histórico y creía completamente en
las enseñanzas del Adventismo. Después de descubrir el
Evangelio19 mi progreso de moverme del Adventismos
Histórico al Adventismo Evangélico y finalmente a no ser
adventista fue en pequeños incrementos. En recientes

17
La información citada aquí fue tomada de conversaciones recientes
(1994–1996) con Pastores Evangélicos ASD que quisieron permanecer
anónimos.
18
Véase Adventismo Ahora, Enero/ Febrero 1994.
19
No aprendí la claridad del Evangelio por medio de los recursos
Adventistas.
26 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

conversaciones con otros adventistas en diferentes etapas


de su jornada, puedo ver que lo mismo esta sucediendo con
ellos.
Recursos
La mayoría de las verdades que sacamos en este libro
son de los adventistas del Séptimo día o de recursos de Ex
ASD. Me gustaría dar crédito especial a las siguientes
cuatro personas. El trabajo de ellos probó ser invaluable
para este estudio: El Dr. Desmond Ford20 ha congeniado
muchos documentos de la temprana iglesia ASD. Su
estudio y análisis de las muchas facetas de la purificación
del santuario celestial y el juicio investigador han sido
monumentales.
Dr. Kai Arasola21 ha analizado los métodos de estudio
bíblico de William Miller22 junto con sus resultados y
conclusiones. El libro de Aráosla también contiene una
reimpresión de Miller de las “Quince Pruebas” de que
Cristo vendría en 1843.23 Muchas veces, por lo menos en
los círculos de los ASD, se ha reverenciado a William
Miller como una figura estimada y no ha sido evaluado
conforme a las verdades de sus métodos y su mensaje.
El trabajo de George R. Knight24 probó ser de ayuda
porque es una recopilación de muchas reproducciones de la
20
Desmond Ford Daniel 8:14, El Dìa de la Expiación y el Juicio
final(7955 Buller Drive, New Castle, California 95658: Desmond Ford
Publications, 1980)
21
Kai Arasola, EL Fin del Historicismo, (Sigtuna, Sweden: Datem
Publishing 1990).
22
William Miller es considerado el padre del segundo movimiento
adventista, y en ese sentido el padre de la Iglesia ASD y predice que
Cristo vendrìa en 1843. algunas de sus interpretaciones y conclusiones
llegaron a ser el fundamento sòlido de la Iglesia ASD.
23
Que despues fue cambiado para apoyar la venidad de Cristo en 1844.
24
George R. Knigt, 1844 Y el Levantamiento de los Adventista
Sabaticos, (Hagerstown, MD: Review an Herald Association, 1994).
La estilla en el pie 27

iglesia adventista Temprana y sus documentos. Es


especialmente de uso para los lideres ASD porque fue
imprimada por una imprenta denominacional y por lo tanto
ha sido un recurso de confianza para los lectores
Adventistas que cuestionarían las verdades a las que nos
referimos en este libro.
D. M. Cantright publico un libro muy bien documentado
de Elena White en 1919.25 El fue un contemporáneo de
Elena White y de muchos Adventistas pioneros. El fue un
fuerte creyente del mensaje de la iglesia ASD y de la
inspiración de Elena White. La información en este libro
llena muchos de los espacios vacíos que comúnmente están
en la historia de la iglesia ASD y da algo de racionalidad a
ciertos eventos históricos y cambios dentro de la teología
de la iglesia ASD.
Las convenciones usadas en este libro
Todas la citas Bíblicas fueron tomadas de American
Estándard Bible (Reina Valera Actualizada en español) al
menos que mencione algo diferente. En tiempos he
enfatizado una palabra o frase particular al ponerla en
cursivas. Esto es lo que he enfatizado, al menos que lo
anote de otra manera. He usado estas liberalmente,
especialmente en citas o frases para ayudar al lector a
entender y captar algunas palabras y conceptos. En
ocasiones he añadido alguna palabra o frase dentro de la
cita para que el lector pueda captar su sentido. Las palabras
añadidas al la frase siempre estarán encerradas en
anaqueles. Al final de la mayoría de los capítulos he

25
D.M. Canright, La vida de Ellen G. White, La Profeta Adventista, Sus
falsas predicciones refutadas, (The Standard Publishing Company,
Cincinati, Ohio, 1919). Este libro ha sido re-impreso y esta disponible a
traves de Life Assurance Ministries Publications.
28 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

resumido lo que yo he considerado como las verdades


pertinentes que han sido delineadas dentro del capitulo.
Yo confió que este libro será de bendición a la
comunidad Evangélica e igualmente en una pequeña
manera a la iglesia ASD.
Capítulo 2

¿Cómo Te
Atreves?
E s imposible hacer una evaluación de la doctrina de la
purificación del santuario celestial y del juicio
investigador sin evaluar a la vez los escritos de
Elena G. White. Pronto veremos que no podemos separar a
los dos. Esto dará lugar a muchas preguntas en las mentes
de los lectores Adventistas. Ellos me preguntarán: “¿Quién
crees que eres tú?” ¿Quién te puso para hacer juicio contra
la mensajera del Senor? ¿Por qué debería siquiera leer este
libro? Yo sé que Elena G. White respalda la purificación del
santuario celestial y el juicio investigador, y confío en que
es la mensajera del Señor. ¿Por qué debo olvidar lo que ella
escribió y creerte a tí? ¿Son tus credenciales mejores que
las de ella? ¿Te haces llamar profeta? ¿Has tenido visiones
de parte de Dios? ¿Has hablado con ángeles y te ha
mostrado Dios el futuro como sucedió con Elena G. White?
Estas preguntas son vitalmente importantes, no
solamente para los Adventistas, sino también para los
lectores evangélicos.
30 Las Doctrinad Sectarias del los ASD

Y en realidad, hay tres preguntas que tienen que hacerse


desde el principio: (1) ¿Quién es nuestro más alto recurso
de autoridad? (2) ¿Debemos evaluar los escritos de alguien
que profesa haber sido la mensajera de Dios y a la vez
haber tenido visiones de parte de Dios, que escribió por
inspiración, y que propone escribir con la autoridad de
Dios? Bueno, si es así, ¿sobre qué base? (3) ¿Qué es la
verdad?

¿Cuál es tu más alto recurso de autoridad?


Lo primero es la autoridad. Esto tiene que establecerse
en la mente del lector de una vez por todas. Si no estamos
de acuerdo aquí, entonces ya no hay diálogo. ¿Qué es la
autoridad final para el cristiano? Los evangélicos
contestarían: “La Biblia y ella solamente”. La mayoría de
los Adventistas contestarían lo mismo. Sin embargo, para
los Adventistas la respuesta no significa lo mismo que para
los evangélicos. Permítame explicarle.
Por ejemplo, el punto número uno en El Fundamento de
las Creencias de los Aventistas del Séptimo Día declara:
Las escrituras son la infalible revelación de Su voluntad. Son la
norma del carácter, la prueba de la experiencia, la revelación de
las doctrinas, y el archivo confiable de los hechos de Dios en la
historia.
Sin embargo, habiendo declarado esto, ahora nos
dirigimos al punto número 17 en la misma declaración de
las creencias, donde leemos:
Uno de los dones del Espíritu Santo es el de profecía. Este don
es una marca que identifica al remanente de la Iglesia, y se
manifestó en el ministerio de Elena G. White. Como mensajera
del Señor, sus escritos son un recurso continuo y autorizado de
la verdad, que proporcionan consuelo, guía, instrucción, y
corrección a la Iglesia. Esto también aclara que la Biblia es la
norma por la cual debe probarse toda enseñanza y experiencia.
¿Cómo Te Atreves? 31

Ahora podemos ver que los Adventistas tienen dos recursos


de autoridad: la Biblia y los escritos de Elena G. White. La
última parte del punto número 17, sin embargo, parece decir que
la Biblia es la autoridad final. Elena White misma ha hecho
declaraciones que corroboran esto.

Pero Dios tendrá un pueblo aquí en la tierra para mantener a


la Biblia, y la Biblia solamente, como modelo de todas las
doctrinas y base de todas las reformas... Antes de aceptar
cualquier doctrina o precepto, debemos exigir un claro: “ Así
dice el Señor” para respaldarlo.1
Este parece ser uno de los lugares donde sus escritos
dicen claramente que la Biblia, y la Biblia solamente, es el
único examen para probar toda doctrina y toda experiencia.
De todos modos, por favor vea cómo los Adventistas del
Séptimo Día han interpretado “La Biblia, y solamente la
Biblia.”
Cuando decimos que solamente en la Biblia y la Biblia
solamente, nos amarramos a recibir, sin equivocarnos en todo lo
que enseña la Biblia … No desechamos la Biblia, sino que
obedecemos la Biblia apoyando la visiones (de E.G. White).2
Las Escrituras son enfáticas en que son nuestra única regla
de fe y práctica. Esto, de todas maneras, no anula la importancia
de la visiones de Ellen G. White ni la hace a ella menos
inspirada, tal como los escritores de la Biblia.3
La comunidad de la Iglesia Adventista Del Septimo Día ha
publicado recientemente la Biblia de Estudio4,5, que fue impresa
por Review & Herald Publishing Association, que es dirigida y
manejada por la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Esta Biblia

1
Ellen G. White, The Great Controversy, p. 595.
2
Uriah Smith (reconocidos, escritos contemporáneos de los disidentes
Adventistas de Ellen G. White), Review and Herald, 1886-1-13,
tomado de Ministry, 1980-10-54.
3
Ministry, 1980-10-54
4
Publicado por Adventistas Históricos; algunos Adventistas Evangélicos
renuncian a esto.
5
La Biblia de Estudio, (Harrah, OK: Academy Enterprises, Inc.,
impreso por R& H Publishing Association, Hagerstown, MD, 1993).
32 Las Doctrinad Sectarias del los ASD

se vende en las tiendas Adventistas a través del país, y empieza


con esta nota de introducción:
Pero Dios, en su bondad, otra vez ha hecho que “nada os
falte en ningún don, esperando la manifestación de nuestro
Señor Jesucristo” ( 1 Corintios 1:6–7). El pueblo remanente de
los últimos días ha restaurado a través del sacerdocio de Ellen G.
White, “el testimonio de Jesús”, que es “el espíritu de la
profecía” (Apoc.12:17; 19:10). Combinar este comentario
inspirado con las Escrituras mismas es el propósito de este
volumen.
Con sus más sentidas plegarias, los editores ruegan que esta
Palabra inspirada, acompañada de un comentario inspirado, sea
esperanza para todo el mundo y prepare al pueblo para el gran
día de Dios.
La Biblia de Estudio apunta a cientos de referencias y
afirmaciones de Ellen G. White, que tienen la intención de
guiar al lector Adventista en su búsqueda de la verdad.
En la lección sabática para adultos de Octubre a
Diciembre de 1994, en el tema sobre el mensaje de los tres
ángeles, encontramos esta afirmación:
Entendemos que este don (Espíritu de Profecía) se ha
manifestado en los escritos de Ellen G. White, obras que
funcionan, no como otra Biblia, ni como suplemento de la
Biblia, sino como un comentario inspirado diseñado para
dirigirnos a un entendimiento claro de la Escritura.6
En lo práctico, ¿cómo funciona un “comentario
inspirado” ? Si la Biblia y los escritos de Ellen White están
en desacuerdo, cuál de los dos deberá ser la autoridad final?
Ya vemos la confusión. Si el “comentario inspirado” de
Ellen White nos da una interpretación particular, luego, un
“ buen Adventista” estará comprometido a tomar la

6
Erwin R. Gain, editor; Brian Jones, principal colaborador, Lecciones
de Escuela Sabática para Adultos, edición para maestros. El mensaje de
los tres ángeles - el último llamado al cielo (Nampa ID: Pacific Press
Publishing Association), p. 133.
¿Cómo Te Atreves? 33

interpretación del “ comentario inspirado” por encima,


digamos, de un comentario no inspirado escrito por un
erudito. Así que, en la práctica, muchos ASD le dan a los
escritos de ella una autoridad suprema.
En este punto se debe notar que hay muchos argumentos
en los escritos de Ellen White que estarían en desacuerdo
con lo dicho anteriormente.7 Pero también hay argumentos
que apoyan este argumento.8 En la práctica, lo que
realmente sucede es que la persona que esta enseñando cita
a Ellen G. White, seleccionando el pasaje mencionado
anteriormente, que está diseñado para apoyar y darle
credibilidad a lo que él o ella están enseñando.9 La
autoridad suprema de Ellen White es citada regularmente
7
El espíritu no se dio… ni tampoco puede ser otorgado … para que
estuviese por encima de la Biblia…. Pues las escrituras explícitamente
dicen que la Palabra de Dios es la base para probar toda las enseñanzas
y experencias. Así dice el apóstol Juan … Juan 4.1, e Isaías declara …
Isaíias 8.20. Ellen G. White, Conflicto de los Siglos, vii.
Una pequeña atención es dada a la Biblia, el Señor ha dado una
pequeña luz [en contexto, Ellen G. White se está refiriendo a sus
propios escritos] para dirigir a hombres y mujeres a la luz mayor. ¡Oh,
cuánto se podría alcanzar si estos libros que contienen esta luz fueran
leídos con determinación para llevar a cabo los principios que contiene!
Habría mucha mayor vigilancia, mucha mayor autonegación y esfuerzo
decidido. Y muchos más estarían gozando en la luz de la presente luz.
Ellen G. White, Review and Herald, Enero 20 de 1903.
8
Yo tengo lo más preciado para ser reproducido y puesto al alcance de
la gente en forma de testimonio. Mientras yo pueda hacer este trabajo,
la gente debe tener estas cosas, para revivir la verdad del pasado, sin
una sola frase herética, en lo que yo he escrito. En esto he sido
instruída, que debe ser una carta abierta para todos referente a mi fe.
Ellen G. White, Noviembre 16, 1905, dirigiéndose a “mi nieta Mabel”.
Obsérvese la fecha de esta carta. Fue escrita después que la mayoría de
los libros y artículos.
9
Por ejemplo, vea las aproximadamente 200 citas de Ellen White que
han sido modificadas para apoyar las enseñanzas de la purificación del
santuario celestial y el juicio investigador, descritas en la lección de
Escuela Sabática sobre los mensajes de los tres ángeles.
34 Las Doctrinad Sectarias del los ASD

en el contexto para defender la purificación del santuario y


el juicio investigador, unas doctrinas que fuera de los
escritos de Ellen White no se pueden probar.10,11
De todas formas, en su búsqueda de la verdad, uno debe
llegar a la conclusión de que es su autoridad final. Confío
en que tú, lector, puedas llegar a la conclusión en este
momento que la Biblia y la Biblia solamente es la única
fuente de autoridad.

¿Deberíamos evaluar a alguien que se diga y


que proclama ser la mensajera del Señor?
Porque los escritos de Ellen White y la doctrina del
santuario celestial y el juicio investigador están unidos, no
podemos evaluar al uno sin evaluar al otro. Esto levanta
preguntas serias en la mente de muchos Adventistas.
¿Debemos pasar o emitir juicio sobre los que dicen que
tienen un mensaje profético de Dios? La pregunta es
evidente. Cuando Pablo les escribió a los corintios, les dio
estas instrucciones12.

10
Por ejemplo, la revista Ministry de Octubre de 1980 apoya el punto
de vista de que los escritos de Ellen White deberían ser incluidos en la
expresión “la Biblia y solamente la Biblia”, y también que debemos
referirnos a sus escritos como comentarios inspirados. Este fue un
número especial de la revista Ministry dedicado al tema de Cristo y su
ministerio sacerdotal, publicado cuando, bíblicamente hablando, no se
podía probar o se cuestionaba bíblicamente el tema del santuario de
1844, y esto se publicó durante el tiempo en que el Dr. Desmond Ford
fue cuestionado.
11
Hay algunos Adventistas, como Hill Shea y el Dr. G. Hazle, que
dicen que apoyan la purificación del santuario y el juicio investigador
con la Biblia. Pero otros Adventistas eruditos cuestionan sus métodos
tipológicos de interpretación.
12
La definición bíblica de un profeta es la de alguien que habla por
Dios. El mensaje de un profeta puede o no puede incluir un mensaje
con una predicción. Ver Éxodo 4:14–17; 7:1.
¿Cómo Te Atreves? 35

En cuanto a los profetas, que hablen dos o tres, y que los


demás examinen con cuidado lo dicho (Corintios 14:29).
En su primera carta a los Tesalonicenses, Pablo de nuevo
habla respecto a evaluar los casos de profetas. El dice:
No desprecien las profecías, sométanlo todo a prueba,
aférrense a lo bueno (1 Tes. 5:20–21).
Examinarlo está en modo imperativo. No solamente dice
Pablo que juzguemos a los profetas, sino que dice, ordena,
que debemos examinarlo todo con cuidado y retener lo
bueno. Esto implica que si, según el examen, se encuentra
alguna profecía rara, debe ser rechazada.
Juan escribió:
Queridos hermanos, no crean a cualquiera que pretenda estar
inspirado por el Espíritu, sino sométanlo a prueba para ver si es
de Dios, porque han salido por el mundo muchos falsos
profetas. En esto pueden discernir quién tiene el Espíritu de
Dios: todo profeta que reconoce que Jesucristo ha venido en
cuerpo humano, es de Dios; todo profeta que no reconoce a
Jesús, no es de Dios, sino del anticristo. Ustedes han oído que
éste viene; en efecto, ya está en el mundo (1 Juan 4:1–3).
La Escritura está repleta de instrucciones para evaluar a
gente que se dice que han recibido sueños, señales,
maravillas, profecías de Dios13. Así que concluimos que no
solamente es permitido que con mucho cuidado
examinemos el mensaje de alguien que dice que habla con
la autoridad de Dios, sino que se nos manda que lo
hagamos. Al hacer esto, nosotros no estamos haciendo
ninguna afirmación de igualdad o superioridad del profeta o
el mensajero del Señor. En vez de eso, solamente estamos
haciendo nuestro trabajo como cristianos inteligentes,

13
Ver Deut. 13:1–5; 18:20–22; 1 Reyes 13:11–26; Jeremías 23:16,
25–32; Ezequiel 13:2; Mateo 7:15–20; Mateo 2:10–12; 2 Pedro
1:20–2:1; 1 Juan 4:1–3; 1Corintios 14:29–32.
36 Las Doctrinad Sectarias del los ASD

comparando esos escritos con la suprema autoridad—la


Biblia.

¿Qué es la verdad?
Esta también parece ser una pregunta sencilla. La verdad
es la realidad de las cosas. La verdad es lo que es. Tu
palabra es la verdad.14 De todas formas, antes de que
empecemos nuestro viaje de evaluación sobre la verdad,
debemos tener claro en nuestra mente la diferencia entre la
verdad y el error. En este punto, todavía no nos ocupamos
de definir la teología, la doctrina o verdad proposicional.
En este capítulo, queremos explicar nuestra comunicación
por definir qué es verdad.
Por ejemplo. Si mi destino fuera Tucson, Arizona [que
está al sur de Phoenix], y yo salgo de Phoenix, Arizona,
manejando hacia el norte en lugar de ir hacia el sur por la
carretera 17, y dos horas y media más tarde me encuentro
en la ciudad de Flagstaff, me pregunto: ¿Estaría yendo en la
dirección correcta? Todos de inmediato contestarían: No.
Pero, ¿cómo contestarías si yo te dijera que tuvimos un
viaje espléndido, pasamos por la bella ciudad de Sedona, y
nos fuimos por la ruta de bellos escenarios y la ruta
panorámica hacia Tucson? ¿Estaríamos yendo en la
dirección correcta, entonces? De nuevo, la mayoría, yo
espero, dirían que no íbamos en la dirección correcta. Pero,
digamos que yo soy un chofer de autobús, y tú eres un
pasajero. Cuando lleguemos a la ciudad de Flagstaff, me
doy cuenta de que voy en dirección equivocada. De todas
maneras, la mayoría de mis pasajeros no saben dónde están,
y se está haciendo tarde. Sé que pronto tú te vas a dormir,
asi que regreso por donde vine, regreso a Phoenix, y esta
vez sí me voy para el sur por la carretera 10, y en otras dos

14
Juan 17:17.
¿Cómo Te Atreves? 37

horas estamos en Tucson. Cuando llegamos a Tucson, tú


despiertas, y te digo que debes estar agradecido de que yo
supiera el camino de Phoenix a Tucson, y que te trajera a
Tucson sin perderme ni ir por caminos equivocados. ¿Sería
eso una verdad o una mentira? Si tú dices, Error, nos
entenderemos uno al otro a través de este libro. Si dices,
Verdad, ya estamos en problemas!

La verdad progresiva
El siguiente tema sobre la verdad progresiva se toca aquí
antes de empezar nuestro estudio. Pronto descubriremos
que hay muchos escritos de Ellen G. White, incluyendo sus
primeras visiones, que son claramente erróneas. Más tarde,
muchos de estos escritos fueron cambiados o
reinterpretados. Encontraremos que sus primeros escritos
contradicen sus propios escritos más tarde. Muchos en el
mundo Adventista explican esto como una revelación
progresiva. Así que es vital, muy importante, que nosotros
entendamos exactamente que es esto de la verdad
progresiva y la revelación progresiva.

Lo que es la revelación progresiva


La revelación progresiva tiene dos matices de
significado. La verdad progresiva cambia por dos razones.
La primera es que una verdad específica ya no tiene
aplicación. Como en los días de Noé, la verdad era que un
diluvio estaba por venir y que había que entrar al arca. Esa
era la verdad en aquel tiempo. Aunque este registro se
mantiene como una verdad hoy en día, no se aplica a una
verdad de hoy en día. Dos cosas se tienen que decir sobre
este primer matiz de significado. (1) La verdad involucrada
se aplicaba a ciertas circunstancias. (2) Bajo esas
circunstancias específicas, la verdad en realidad era la
verdad y no un error.
38 Las Doctrinad Sectarias del los ASD

El segundo matiz de significado en la revelación


progresiva es que no toda la verdad es dada en una hora, o
en un tiempo, sino que se da paso a paso, por medida. Lo
más importante que uno debe reconocer es que la verdad
adicional revelada no contradice la verdad presente. Por
ejemplo, hay muchas profecías del Antiguo Testamento que
apuntan a la venida de Cristo. Estas profecías, por sí solas,
son sólo atisbos de la realidad. Pero, cuando llegue la
realidad, estas profecías son todavía verdad y se convierten
en una verdad más grande. Es importante reconocer que
esta parte de la verdad es todavía verdad y no error. En
otras palabras, la verdad progresiva es una verdad que se va
desenvolviendo, no una verdad progresiva del error a la
verdad.

Lo que la revelación progresiva no es


Muy a menudo, errores han pasado si ser detectados
porque llevan la etiqueta de verdad progresiva. ¿Las
siguientes ilustraciones son verdad o error?
Si yo te dijera claramente que iba a comprar un carro
nuevo, un Dodge verde, y que lo iba a adquirir en dos días
y luego, después de algunos días, regreso a casa con un
carro usado marca Ford y de color gris y en diez días, ¿ eso
sería una verdad? Espero que tú digas: No, tú no dijiste la
verdad. Ahora, digamos que lo que yo te dije en realidad sí
es verdad, pues, porque el carro Dodge es verde gris, y
aunque te dije que era nuevo, no quise decir bien nuevo, de
fábrica, no de agencia. El carro Ford es verde gris y es casi
nuevo, casi ni lo usaron, parece un carro nuevo de la marca
Dodge. En realidad, compré el carro en dos días. Lo que
pasó es que no llené todos los papeles y formularios y no
hice el cheque sino hasta diez días mas tarde, así que en
realidad sí te dije la verdad. Dime una cosa, mi amigo
lector: ¿Cuál será ahora tu respuesta? Espero que digas: No,
¿Cómo Te Atreves? 39

tú todavía no me dijiste la verdad, y estás todavía tratando


de engañarme haciéndome pensar que me estás diciendo la
verdad, cuando en realidad, no lo estás haciendo. Si ésta es
tu respuesta, podemos proseguir. Si dices que esta ultima
ilustración es verdad, en verdad tenemos un problema serio
en nuestras manos.
Imagínate un continuo de negro a blanco, con varias
sombras de gris entre los dos. El negro es casi igual a un
gris oscuro, como también es igual a un color gris bajito.
En el otro lado del continuo, vemos que los colores grises
bajitos son casi blancos. Cuando nos movemos de un lado a
otro del continuo, en pequeños pasos progresivos, hay muy
poca percepción del cambio. Pero, ¿y si hacemos a lo negro
blanco, o a lo blanco negro? Si tú dices no, nos
entenderemos. Pero si tú dices, porque el negro en el
cambio continuo cambió a blanco y sin líneas claras entre
los dos colores, entonces el negro debe ser igual que el
blanco, pues esta es una revelación progresiva. Estamos en
problemas de nuevo. Esto no es revelación progresiva sino
un error engañoso. Aunque el error y la verdad estén
conectados por medio de grados, eso no convierte al error
en verdad. Evaluar la verdad y el error requiere un
pensamiento claro y preciso, en especial cuando los dos
están conectados por un cierto número de posiciones
contrarias o intermedias.

Resumen del capítulo


1. La Biblia es la más alta autoridad, y debe estar por
encima, y juzgar, todas las post-profecías
canonizadas escritas, afirmaciones, y experencias.
2. El Nuevo Testamento ordena a todos los cristianos
que evalúen cuidadosamente los mensajes proféticos
y a todos aquellos que se llaman profetas y que dicen
que hablan por Dios.
40 Las Doctrinad Sectarias del los ASD

3. La verdad es el estado real de las cosas. La verdad es


lo que es. La verdad es la realidad última y objetiva
de todo. Uno no puede ir en una dirección y luego ir
en otra dirección al mismo tiempo.
4. Mientras haya un mensaje especial o aspecto de la
verdad que es aplicable a ciertos juegos de
circunstancias o a un punto particular de la historia,
la verdad nunca es un error.
5. La revelación progresiva es una verdad que está
siendo revelada en incrementos. Bueno, verdad
incrementada no es un error, pero revelaciones
posteriores no pueden contradecir revelaciones que se
han dado antes.
6. La revelación progresiva no es algo continuo de
negro a gris y luego a blanco. Lo negro no es blanco,
ni tampoco lo blanco es negro, aunque estén
enlazados por bandas de gris. Ni tampoco el error es
verdad, ni la verdad es error, aunque estén unidas por
cierto número de posiciones intermedias. La verdad
progresiva no puede ser internamente inconsistente o
contradictoria.
Capítulo 3

White, Dios, y Miller

E l fundamento del Adventismo reside en el respaldo


abarcante que Elena White da al mensaje y a los
métodos de William Miller.
William Miller era un granjero que, usando su Biblia
King James y su concordancia, llegó a la conclusión de que
Cristo iba a venir en 1843. El respaldo de Elena White al
mensaje de William Miller se puede leer en sus primeros
escritos.1 Elena White no solamente respalda el mensaje de
Miller de 1843, sino que, profesando ser una autoridad
profética como mensajera de Dios,2 dice inequívocamente -
como pronto lo veremos - que Dios ha escogido, iluminado,
guiado, y dado el poder a Miller en sus métodos de estudio
y sus conclusiones.
En este momento, la Iglesia Adventista Del Séptimo Día
se enfrenta a un dilema. Si Miller estaba en lo correcto,
Elena White también lo estaba. Si Miller estaba
1
Ver Elena G. White, Primeros Escritos, pp. 229-231: Spiritual Gifts,
Vol. 1, 128–132
2
Elena White nunca dijo que ella era profeta; en su lugar, habló de sí
misma como una mensajera de Dios.” Para todo propósito y toda
práctica, la Iglesia Adventista acepta sus escritos como inspirados por
Dios, como escritos proféticos. Ver el libro de las 27 creencias
Adventistas, número 17, “El don de profecía” que respalda el ministerio
profético de Elena G. White y dice que “sus escritos son una fuente
continua y autorizada de verdad.”
42 Las Doctrinas Sectarias de los ASD

equivocado, también Elena G. White lo estaba. No hay


otras conclusiones. Debe resaltarse aquí que el respaldo de
Elena White sobre las conclusiones de Miller vino después
de 1844, cuando debería haber sido obvio que Miller estaba
equivocado. Si todas las citas de Elena G. White
mencionadas en este capítulo fueron escritas después de su
primera “visión” en el mes de diciembre de 1844, ¿por qué
ella apoya el error ya conocido?3 En las citas siguientes,
debe notarse que Elena G. White no solamente respalda la
interpretación de Miller del 22 de Octubre de 1844, como
una profecía completa de Daniel 8:14,4 sino que también
respaldó muchos de los métodos y las enseñanzas de Miller.
Ahora vamos a examinar detenidamente lo que Elena G.
White dice sobre William Miller, y luego, en el capítulo
siguiente, investigaremos y evaluaremos los métodos y los
mensajes de Miller.

Elena G. White dijo que Dios seleccionó a William


Miller, guió su mente, su método de estudios
bíblicos, sus conclusiones, sus cálculos, su
misión, y mucho más.
Para ayudar al lector a entender el significado del
respaldo de EGW a Miller, y poder resumir mejor el
3
Hay evidencias de que EGW tuvo “algo parecido a visiones”, que
experimentó en 1842, mucho antes de su mencionada primera visión.
“En 1842, yo asistí constantemente al segundo campamento de
Adventistas en Portland, Maine, y estaba completamente segura y creía
que el Señor venía. Un amor enorme por Jesús llenaba mi alma. Ola
tras ola de gloria llegaba sobre mí.” Primeros Escritos p. 11,12 Elena
G. White.
4
Miller no aceptó la reinterpretación de su mensaje de 1844, que movía
su enfoque de la segunda venida literal de Cristo a que ahora, de
acuerdo con Elena White, Cristo había venido, pero al Lugar Santísimo
del santuario celestial, como lo es para los Adventistas. Ver EGW,
Spiritual Gifts, Vol. 1, pp 167, 168.
White, Dios, y Miller 43

impacto, los números se pondrán en corchetes dentro de las


citas que corresponden al resumen numerado al final de
este capítulo. Estos números identifican varios aspectos que
ella respalda. Por ejemplo, (1) su referencia a que
frecuentemente los ángeles venían a ayudar a Miller.
Yo vi que Dios (1) envió a su ángel para que moviera el
corazón de un granjero que no había creído en la Biblia, y lo
dirigió a buscar las profecías. (1) Los Ángeles de Dios
repetidamente visitaban a este (2) escogido, y (3) guiaron su
mente, y (4) abrieron su entendimiento hacia las profecías que
habían estado en oscuridad para el pueblo de Dios. El inicio de
(5) la cadena de verdad fue dado a él, y fue dirigido a buscar
eslabón tras eslabón, hasta que miró con admiración hacia la
palabra de Dios. Él vio allí (5) una cadena de verdad perfecta.
La palabra a la cual él se había referido como inspirada, ahora se
abría ante sus ojos con belleza y gloria. (5) Él vio que una parte
de la escritura explicaba otra, y cuando una porción estaba
cerrada para su entendimiento, encontraba en otra porción de la
palabra que explicaba aquéllo que no entendía.5
Dios (2) lo llamó para que dejara su granja, (6) así como
Eliseo fue llamado para que dejara sus bueyes y su campo para
seguir a Elías. Con temblor, William Miller empezó a
desenvolver él (7) misterio del reino de Dios para el pueblo de
Dios. Tomaba fuerza con cada esfuerzo. Llevó a la gente a las
profecías, al segundo advenimiento de Cristo. (6) Como Juan el
Bautista llamó al primer advenimiento de Jesús, y preparó el
camino, así también William Miller, y todos los que se unieron a
él, proclamaron el segundo advenimiento del Hijo de Dios.6
Dios (3) dirigió la mente de William Miller a las profecías y
le dio (4) una gran luz sobre el libro de Apocalipsis.7
Dios (5) se movió sobre su siervo escogido, que con claridad
y en el (8) poder del Espíritu Santo, abrió las profecías, y (4)
enseñó la armonía de las visiones de Daniel y Juan, y otras
porciones de la Biblia, y selló la palabra de advertencia sagrada

5
Ellen G. White, Spiritual Gifts, Vol. 1, p. 129.
6
Ibid.
7
Ibid., p. 132.
44 Las Doctrinas Sectarias de los ASD

en el corazón de la gente, para prepararse para el pronto regreso


del Hijo del Hombre.8
Miller siguió de cerca las profecías con una exactitud que
convenció los corazones de los oyentes. Enfatizó el período de
las profecías, y trajo muchas pruebas para darle fuerza a su
posición.9
(1) Los ángeles de Dios acompañaron a William Miller en su
misión. Él estaba firme y sin dudas, y sin temor en proclamar
(4) el mensaje (2) encomendado él. Un mundo echado a la
perdición, y una iglesia mundana y fría fueron suficientes para
llevar todas sus energías a tomar acción y dirigirlo
voluntariamente a soportar pruebas, privaciones, y sufrimiento.
A pesar de que profesos cristianos y el mundo se oponían a él, y
que estaban controlados por Satanás y sus ángeles, el no dejó de
predicar (7) el evangelio eterno a las multitudes a donde él era
invitado, sonando como un clamor: “Temed a Dios, y dadle
honra, pues la hora de su juicio ya llegado.”10
Vi que (10) Dios estaba en la proclamación del tiempo de
1843. Era su voluntad levantar gente y traerlos a punto de
prueba, donde decidirían si estaban de parte de la justicia o en
contra.11
Los ministros que no aceptasen este (7) mensaje de
salvación estorbaban a aquellos que lo recibían.12
Los ángeles de Dios fueron enviados a protegerlos.13
La oposición manifestada por los miembros de la iglesia
hacia este mensaje les dio valor a las clases bajas para ir más
lejos; y sus enemigos planearon quitarle la vida, mientras él
abandonaba los lugares de reuniones. Pero (1) ángeles santos
estaban entre la gente, y uno de ellos, en forma de hombre, tomó
el brazo de este sirviente del Señor y lo llevó a un lugar seguro
lejos de esa multitud embravecida. Su trabajo todavía no había

8
Ibid.
9
Ellen G. White, Testimonies for the Church, Vol. 1, p. 14.
10
Ellen G. White, Early Writings, p. 232.
11
Ibid.
12
Ibid. p. 235.
13
Ibid.
White, Dios, y Miller 45

terminado, y Satanás y sus emisarios estaban disgustados en su


propósito.14
(1) Los ángeles estaban viendo con mucho interés los
resultados (7) del mensaje celestial, y cuando la iglesia les da la
espalda y los rechaza, ellos con tristeza consultan con Jesús. 15
William Miller poseía fuertes poderes mentales, disciplinados
en pensamiento y estudio; y agregaba a esto (3) la sabiduría del
cielo conectándose con la fuente de la sabiduría.16
Así como Dios mandó a su siervo a prevenir al mundo de
que vendría un diluvio, de la misma manera mandó mensajeros
seleccionados para que les hablara de la cercanía del juicio final.
Y así como (6) los contemporáneos de Noé se rieron y se
burlaron de las predicciones del predicador de la verdad, de la
misma manera lo hicieron en el tiempo de Miller, incluso los
profesos cristianos de Dios, se burlaron de las palabras de
advertencia.17
William Miller no simpatizaba con aquellas influencias que
dirigían al (2) fanatismo.18
Vi que (13) en el gráfico de 1843 fue dirigida por la mano de
Dios, y que no puede ser alterada; que todas las cifras son como
Él las quería.19

Resumen del respaldo de Elena G. White a Miller

1. Los Ángeles de Dios estaban activamente envueltos


con William Miller. Dios inició el interés de Miller
sobre las profecías mandando sus ángeles a ayudarle
mientras él todavía era un no creyente. Los ángeles
de Dios repetidamente visitaron a William Miller y lo
acompañaron en su misión. Protegieron a Miller de
14
Ellen G. White, The Great Controversy, P. 337.
15
Ellen G. White, Early Writings, p. 235.
16
Ellen G. White, The Great Controversy, p. 335.
17
Ibid. P. 339.
18
Ibid. P. 397.
19
Ellen G. White, Early Writings, p. 74
46 Las Doctrinas Sectarias de los ASD

que no le hicieran daño y en una ocasión un ángel


tomó forma de hombre y dirigió a Miller fuera de una
turba hostil. Los ángeles miraron con profundo
interés a los que aceptaban y rechazaban el mensaje
de Miller.
2. Dios escogió a Miller para esta obra. A Miller se le
llama “el escogido.” Dios llamó a Miller para que
dejara su granja y empezara a predicar, y le confió un
mensaje especial.
3. Dios guió la mente de Miller y lo dirigió en su
estudio de las profecías y lo conectó con la sabiduría
del cielo.
4. Dios guió a Miller en sus conclusiones. Dios le abrió
el entendimiento a Miller sobre las profecías, pues no
habían sido entendidas por la gente de Dios. A Miller
se le dio “una gran luz sobre el libro de Apocalipsis”
El Espíritu Santo le enseñó a Miller la armonía que
había entre las visiones de Daniel y Juan.
5. Dios le enseñó a Miller la correcta interpretación de
la profecía. Le fue dada una perfecta cadena de
verdades bíblicas. Él vio cómo una porción de la
escritura explicaba otra. Si no podía entender un texto
en su contexto, lo explicaba con otra porción de la
Escritura. Dios movió a su siervo, William Miller,
con claridad en el poder del Espíritu Santo.
6. Miller es asociado con los grandes de la historia de la
Biblia. Su llamado por Dios puede compararse con el
de Eliseo. La importancia del mensaje de Miller es
similar al mensaje de Juan el Bautista, que preparó el
camino para la primera venida de Cristo. La forma en
que la gente ridiculizó el mensaje de Miller era
similar a la de los antediluvianos que ridiculizaron a
Noé.
White, Dios, y Miller 47

7. El mensaje de Miller es llamado “los misterios del


reino de Dios,” “el evangelio eterno,” y “ el mensaje
celestial.”
8. Miller fue movido por el poder del Espíritu Santo
mientras estudiaba las profecías.
9. Miller estaba tenía razón al tener múltiples profecías
apuntando a 1843. Dios hizo que él entendiera los
períodos proféticos (plural). Miller presentó muchas
pruebas para fortalecer su posición.
10. Dios estaba en la proclamación de los tiempos en
1843.
11. Miller poseía poderosos poderes mentales. Era
disciplinado en sus pensamientos y su estudio.
12. William Miller no era un fanático.
13. El diagrama de Miller de 1843, que presenta una lista
de períodos proféticos y luego termina en 1843, fue
dirigido por la mano de Dios. Nunca debería ser
cambiada. Es tal como Dios lo quería.
Podemos ver que el apoyo de Elena White a William
Miller es abarcante. Es de gran importancia para nuestro
estudio darnos cuenta de que ella dijo inquívocamente que
Miller fue guiado por Dios en sus métodos, sus
conclusiones, y su mensaje.
Con esta luz, apoyo profético sobre Miller, nosotros
vemos hacia al frente, hacia delante, anticipando el
próximo capítulo, donde se examinarán los métodos de
Miller y sus conclusiones.
Capítulo 4

William
Miller:
Sus Métodos y Su Mensaje

E l origen de muchas de las doctrinas distintivas y


fundamentales de la iglesia Adventista del Séptimo
Día se remonta bien a Wiliam Miller, a una
reinterpretación de sus enseñanzas—después de que se
demostró que eran erróneas—o a otros que estaban
relacionados con él o fueron influidos por él.1
De acuerdo con cualquier criterio, Miller y su reavivamiento
representa una parte notable de la historia estadounidense del
siglo diecinueve. En realidad, el millerismo es uno de los
reavivamientos apocalípticos más difundidos de todos los
tiempos, y todavía hay varios millones de personas, Adventistas
del Séptimo Día, miembros de la Iglesia Radial de Dios [ahora

1
“El sostén principal de las quince pruebas de Miller era un complejo
sistema de profecías entrelazadas de los libros de Daniel y Apocalipsis,
que a su vez dieron forma a las enseñanzas de los Adventistas del
Séptimo Día”. Arasola, The End of Historicism, p. ii.
50 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

la Iglesia Mundial de Dios], y de las muchas pequeñas iglesias


Adventistas y hasta de Testigos de Jehová, que de una manera u
otra tienen que incluir a William Miller en su árbol genealógico
espiritual.2
Mucho se ha escrito sobre William Miller,3 pero, para
nuestros propósitos, todo lo que necesitamos saber es que él
inició “el gran movimiento del segundo advenimiento” con
su predicción de que Cristo vendría en 1843. Con esta
breve introducción, descubramos sus métodos y su mensaje
en las obras del propio Miller.
En el capítulo anterior, vimos que Ellen White dio a
William Miller un respaldo abarcante y entusiasta.
Hablando con “autoridad profética”, ella afirmó
inequívocamente que Dios escogió a Miller, guió su mente
en el estudio de las Escrituras, y le mostró un método de
interpretación bíblica que enlazaba una parte de la Escritura
con otra de tal manera que le ayudaba a descubrir una
“perfecta cadena de verdad”.
El propósito de este capítulo es examinar y evaluar el
método de Miller para estudiar la Biblia y las conclusiones
a las que llegó mediante el uso de este método. ¿Descubrió
en realidad “una cadena perfecta de verdad”, como dijo
Ellen White? Es mucho lo que está en juego para los
Adventistas. Si Miller estaba equivocado, entonces Ellen
White lo estaba igualmente.
Al evaluar los métodos y el mensaje de Miller, no
estamos evaluando el carácter ni la sinceridad de William
Miller. Tenemos que recordar que Miller no era un teólogo

2
Ibid., p. 2.
3
“La Universidad de Microfilminas ha publicado una colección de
microfilminas de libros y manuscritos raros sobre el millerismo. Estas
filminas incluyen más de 1000 títulos, milleristas y no milleristas, 110
tomos de publicaciones periódicas, y más de 1000 copias de cartas y
manuscritos…. La colección más grande se encuentra en Aurora
College, Illinois”. Ibid., p. 5.
William Miller: Sus Métodos y Su Mensaje 51

preparado, y que usó métodos que otros en su tiempo


también usaron. Sin embargo, nuestro propósito es
examinar seriamente los métodos que Miller usó y
establecer si, en verdad, estos métodos estaban respaldados
por Dios. ¿Fue, como dijo Ellen White, guiado realmente
por la sabiduría divina para entender porciones de la
Escritura y descubrir verdades que por mucho tiempo
habían permanecido ocultas al pueblo de Dios? Aunque
deseamos ser amables con Miller el hombre, tenemos que
ser francos en nuestra evaluación de los métodos y el
mensaje de Miller.
Miller publicó un documento
en enero de 1843, el mismo año en que él esperaba que Cristo
regresara. Esta sinopsis de su punto de vista enumera quince
modos de llegar a 1843 bajo el encabezado: “El tiempo probado
de quince maneras diferentes”.4
Más abajo se enumeran las quince pruebas que Miller
usó para probar que Cristo vendría en 1843. Estas pruebas,
junto con los gráficos que las acompañaban, se encuentran
en The End of Historicism [El Fin del Historicismo], escrito
por Kai Arasola, en las páginas 219–225. Este capítulo
utilizará mucho material de la obra del Dr. Arasola sobre
William Miller. El Dr. Arasola es un Adventista del
Séptimo Día que recibió su Doctorado en Teología en la
Universidad de Upsala, Suecia.
He tratado de reproducir con exactitud este importante
documento tal como se publicó originalmente. He decidido
no corregir ninguno de los errores originales. En este
capítulo, tampoco he introducido la notación erudita “(sic)”
para indicar que el error estaba en el original. Hacerlo
distraería al lector. Y animo al lector a pasar por alto
cualesquiera errores ortográficos o gramaticales y a que se
concentre en los argumentos bíblicos mismos. Sin embargo,
4
Arasola, Ibid., p. 91.
52 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

he cambiado la manera en que las referencias se


enumeraron originalmente, para que sea más fácil
identificarlas. Por ejemplo, en vez de “Mat. xvi. 27” como
lo tiene Miller, he puesto la referencia simplemente como
“Mt. 16:27”. Debido a la importancia de este material,
también he decidido dejar estas largas citas en el tamaño de
letra regular para que sea más fácil leerlas.
Insto—sí, hasta imploro—al lector para que se tome el
tiempo necesario para leer cuidadosamente cada una de las
quince pruebas de Miller. Examine el modo en que usa la
Escritura y sus conclusiones resultantes. Si no se
comprende completamente este capítulo, será imposible
comprender los argumentos y las conclusiones de este
libro. Este capítulo encierra—o deja fuera—muchos de los
aspectos únicos de la teología y la hermenéutica Adventista
y del ministerio profético de Ellen White.
Al final de cada “prueba”, se hará una corta evaluación.
No es mi propósito hacer una evaluación a fondo de estas
quince pruebas. La mayoría de los lectores arribará a sus
propias conclusiones inmediatamente.
EL TIEMPO
PROBADO DE QUINCE MANERAS DIFERENTES
UNA: Lo pruebo por medio del tiempo mencionado por
Moisés en el capítulo 26 de Levítico, siendo siete veces el
tiempo que el pueblo de Dios sería esclavos de los reinos
de este mundo; o en Babilonia, literal o mística; las cuales
siete veces no pueden entenderse menos que como siete
veces las 360 revoluciones de la tierra en su órbita, lo cual
hace 2520 años. Creo que esto comenzó según Jeremías
15:4: “Y los entregaré para terror a todos los reinos de la
tierra, a causa de Manasés hijo de Ezequías, rey de Judá,
por lo que hizo en Jerusalén”, y según dice en Isa. 7:8:
“Porque la cabeza de Siria es Damasco, y la cabeza de
Damasco, Rezín; y dentro de sesenta y cinco años Efraín
William Miller: Sus Métodos y Su Mensaje 53

será quebrantado hasta dejar de ser pueblo”—cuando


Manasés fue llevado cautivo a Babilonia, e Israel ya no fue
más nación—véase la cronología en 2 Crón. 33:9:
“Manasés, pues, hizo extraviarse a Judá y a los moradores
de Jerusalén, para hacer más mal que las naciones que
Jehová destruyó delante de los hijos de Israel”—el año 677
A. C. Ahora quitémosle 677 a 2520, lo cual deja 1843 D.
C., cuando terminará el castigo del pueblo de Dios.5

Evaluación
Esta “prueba” es una clásica ilustración de cómo el uso
de textos de prueba estaba fuera de control en el siglo
diecinueve. El contexto de los textos de prueba era
ignorado y los textos de apoyo eran relacionados unos con
otros de manera casual.6 Lev. 26:18 dice así:
Y sin aun con estas cosas no me oyéreis, yo volveré a castigaros
siete veces más por vuestros pecados (Lev. 26:18).
Esto no dice nada de la segunda venida de Cristo. No
sólo eso, sino que esta no es en absoluto ni siquiera una
profecía de tiempo. La palabra “veces” no está en hebreo, y
el énfasis de este pasaje está en el grado, no en la duración,
del castigo. El Profesor G. Bush llamó la atención de Miller
sobre esto. Sin embargo:
Miller insistió en la superioridad de la traducción King James
diciendo que era cincuenta veces mejor que cualquier otra
“opinión” del texto original, por erudita que fuera.7
Esta primera prueba carece totalmente de valor y
convierte en una burla la interpretación de la Biblia. Si este

5
Véase Miller´s Lectures [Las Conferencias de Miller], p. 251.
6
Esto contrasta con con el método histórico-gramatical usado por los
evangélicos.
7
Arasola,. The End of Historicism, p. 101.
54 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

es uno de los eslabones de la “cadena perfecta de verdad”,


es un eslabón roto.
DOS: Se prueba típicamente por el año de remisión.
Véase Deut. 15:1, 2: “Cada siete años harás remisión. Y
esta es la manera de la remisión: perdonará a su deudor
todo aquel que hizo empréstito de su mano, conm el cual
obligó a su prójimo; no lo demandará más a su prójimo, o a
su hermano, porque es pregonada la remisión de Jehová”.
También dice Jer. 34:14: “Al cabo de siete años dejará cada
uno a su hermano hebreo que le fuere vendido; le servirá
seis años, y lo enviará libre; pero vuestros padres no me
oyeron, ni inclinaron su oído”. Con este tipo se nos enseña
que el pueblo de Dios será librado de su servidumbre y su
esclavitud cuando haya servido sus 7 años proféticos. 7
veces 360 años son 2520. Comenzando con el cautiverio de
Israel y de Manasés, rey de Judá, 677 A.C., debe terminar
en el año 1843 D.C., cuando los hijos de Dios sean librados
de toda servidumbre y toda esclavitud.8

Evaluación
Este texto no dice nada de la segunda venida de Cristo.
Aquí parece que Miller usa el método alegórico de
interpretación, según el cual le atribuye a un pasaje un
significado que no es evidente en el pasaje mismo. Este
método fue usado por algunos de los padres de la iglesia
primitiva y también durante la Edad Media, pero fue
rechazado por los reformadores por carecer de valor. No
tiene controles, y al usarlo, uno puede hacer que la Biblia
pruebe cualquier cosa. Aquí encontramos otro eslabón roto
en la “cadena perfecta de verdad”.
TRES: Se prueba también por medio de la guerra de
siete años de Sión contra sus enemigos, que se nos describe
8
Ver Second Advent Library, No. 14.
William Miller: Sus Métodos y Su Mensaje 55

en Eze. 39:9,10: “Y los moradores de las ciudades de Israel


saldrán, y encenderán y quemarán armas, escudos, paveses,
arcos y saetas, dardos de mano y lanzas; y los quemarán en
el fuego por siete años. No traerán leña del campo, ni
cortarán de los bosques, sino quemarán las armas en el
fuego; y despojarán a sus despojadores, y robarán a los que
les robaron, dice Jehová el Señor”. Los hijos de Dios
combatirán contra sus enemigos, despojando a los que los
despojaron, y robando a los que les robaron. Comenzando,
como antes, cuando Babilonia comenzó a despojarles y a
robarles, y cuando por medio del fuego de la verdad
comenzaron a quemar las armas de sus enemigos en esta
guerra moral. Esto terminará en 1843.9

Evaluación
Aquí Miller toma una sección oscura, apocalíptica, de
Ezequiel, que menciona a gente que quema armas por siete
años, y Miller convierte esto en una profecía de la segunda
venida. En la Escritura, los siete años se presentan como el
tiempo durante el cual estas armas serán quemadas, no
como el tiempo que transcurre antes de que esta acción de
quemar tenga lugar. Dándose cuenta de esto, Miller enseñó
que las armas comenzaron a ser quemadas en el año 667
A.C. y que esto continuaría hasta 1843. Miller confía en
uno de sus principales principios hermenéuticos: el tiempo
profético, con lo cual quiere decir que un día profético
equivale a un año literal. Es absurdo llegar a la conclusión
de que esta “prueba” es un eslabón en aquella “cadena
perfecta de verdad”.10

9
Véase Miller´s Life and Views, p. 69.
10
Para una descripción más detallada de esta profecía y la absurda
interpretación de Miller, véase de Arasola, The End of Historicism, p.
105.
56 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

CUATRO: Queda probado también por la señal del


sábado. Éx. 31:13–17: “Tú hablarás a los hijos de Israel,
diciendo: En verdad vosotros guardaréis mis días de
reposo; porque es señal entre mí y vosotros por vuestras
generaciones, para que sepáis que yo soy Jehová que os
santifico. Así que guardaréis el día de reposo, porque santo
es a vosotros; el que lo profanare, de cierto morirá; porque
cualquiera que hiciere obra alguna en él, aquella persona
será cortada de en medio de su pueblo. Seis días se
trabajará, mas el día séptimo es día de reposo consagrado a
Jehová; cualquiera que trabaje en el día de reposo,
ciertamente morirá. Guardarán, pues, el día de reposo los
hijos de Israel, celebrándolo por sus generaciones por pacto
perpetuo. Señal es para siempre entre mí y los hijos de
Israel; porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra,
y en el séptimo cesó y reposó”. Hebreos 4:4, 9–11: “Porque
en cierto lugar dijo así del séptimo día: Y reposó Dios de
todas sus obras en el séptimo día”. “Por tanto, queda un
reposo para el pueblo de Dios. Porque el que ha entrado en
su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de
las suyas. Procuremos, pues, entrar en aquel reposo, para
que ninguno caiga en semejante ejemplo de
desobediencia”.
Dios creó en seis días los cielos y la tierra, y reposó en
el séptimo día; esto es una señal de que Cristo también
trabajará seis días creando los nuevos cielos y la nueva
tierra, y reposará en el séptimo. ¿Cuánto dura un día con el
Señor? Pedro nos dice en su segunda epístola 3:8: “Mas oh
amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es
como mil años, y mil años como un día”. Entonces, si para
con el Señor mil años son un día, ¿cuánto tiempo ha estado
trabajando Cristo para crear el nuevo? Respondo: Si
permitimos que la Biblia nos dé una cronología,
encontraremos que este año, 1843, completa los 6000 años
William Miller: Sus Métodos y Su Mensaje 57

transcurridos desde la caída de Adán. Entonces comenzará


el sábado antitípico de 1000 años. Apoc. 20:6:
“Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera
resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre
éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y
reinarán con él mil años”11

Evaluación
Parece que cada vez que el número siete se menciona en
las Escrituras, se convierte en una profecía de la segunda
venida. He escrito mucho sobre el tema del sábado en mi
obra Sabbath in Christ, donde he dedicado un capítulo
entero a esta referencia en Hebreos. Ni Éxodo 31 ni
Hebreos 4 podrían interpretarse como una profecía de la
segunda venida. Aquí vemos nuevamente el uso de
alegorías y cómo el uso de textos de prueba ha quedado
fuera de control. Este no es un eslabón de “una cadena
perfecta de verdad”, sino un evidente abuso de las
Escrituras.
CINCO: Nuevamente, podemos demostrar que es el
típico jubileo. Lev. 25:8–13: “Y contarás siete semanas de
años, siete veces siete años, de modo que los días de las
siete semanas de años vendrán a serte cuarenta y nueve
años. Entonces harás tocar fuertemene la trompeta en el
mes séptimo a los diez días del mes; el día de la expiación
haréis tocar la trompeta por toda vuestra tierra. Y
santificaréis el año cincuenta, y pregonaréis libertad en la
tierra a todos sus moradores; ese año os será de jubileo, y
volveréis cada uno a vuestra posesión, y cada cual volverá
a su familia. El año cincuenta os será jubileo; no
sembraréis, ni segaréis lo que naciere de suyo de la tierra,
ni vendimiaréis sus viñedos, porque es jubileo; santo será a

11
Véase Life and Views, p. 157.
58 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

vosotros; el producto de la tierra comeréis. En este año de


jubileo volveréis cada uno a vuestra posesión”. Ahora bien,
si podemos mostrar alguna regla para encontrar el antitipo,
podremos decir cuándo entrará el pueblo de Dios en la
herencia de la posesión comprada, y la redención de sus
cuerpos, y la trompeta del jubileo proclamará libertad, una
libertad gloriosa, por toda la tierra. Para hacer esto,
tenemos que notar nota del orden de los sábados. “Se
completarán siete sábados”. Hay siete clases de sábado,
todos los cuales se denominan siete.
Los judíos no guardaron sino seis sábados. Si hubiesen
guardado el séptimo, habrían sido perfectos sin nosotros.
Pero quebrantaron el séptimo. “Queda, pues, un reposo
para el pueblo de Dios”. Los sábados judíos eran:
1. El 7mo. día. Éx. 31:15.
2. El 50mo. día. Lev. 23:15,16.
3. La 7ma. semana. Deut. 16:9.
4. El 7mo. mes. Lev. 23:24,25.
5. El 7mo. año. Lev. 25:3,4.
6. Las 7 veces 7 años y el 50mo. año de jubileo.
7. Las 7 veces 7 jubileos y el 50mo. jubileo nos
llevarán a un sábado completo o perfecto—el gran
jubileo de jubileos. Así, 7, por siete, 50 años son 49
años 50 = 2450 años.
Es muy evidente que ningún año de remisión o jubileo
se guardó nunca después del reinado de Josías, el último
rey de Jerusalén que obedeció los mandamientos del Señor
o guardó los estatutos. El reinado de este rey terminó en el
año 607 A.C. Véase 2 Reyes 23; 2 Crón. 35, 36; y Jer. 22.
Después de lo cual los judíos nunca guardaron, ni pudieron
haber guardado, un año de remisión o jubileo, porque ni sus
reyes, ni sus nobles, ni su pueblo, ni su tierra podrían haber
sido redimidos después de esto. Jer. 44:20–23. Aquí
William Miller: Sus Métodos y Su Mensaje 59

terminaron los jubileos judíos, cuando no habían guardado


más de 21 jubileos, faltando 28 para el gran jubileo.
Y ahora la tierra debía quedar desolada, mientras el
pueblo de Dios estaba en la tierra de sus enemigos. Lev.
26:34. ¿Cuánto dura un jubileo de jubileos? Respuesta: 49
veces 50 años = 2450 años. ¿Cuándo comenzaron estos
años? Respuesta: Cuando los judíos cesaron de guardar los
sábados y los jubileos, al final del reiando de Josías, en el
año 607 A.C. Réstense 607 de 2450, lo cual deja el año
1843 D.C., cuando venga el jubileo de jubileos.12

Evaluación
Ellen White dice:
William Miller poseía grandes poderes mentales, disciplinados
por el pensamiento y el estudio; y añadía a éstos la sabiduría del
cielo al conectarse con la Fuente de la sabiduría.13
Teniendo claramente en mente el respaldo que antecede,
considérese lo siguiente: Miller no da ninguna referencia
para su llamado “séptimo sábado”. ¿Por qué? Porque no
hay ninguna.
Aun dentro de ideales historicistas, Miller debió haber visto
que, en su lista de los siete sábados, el segundo y el tercero eran
una y la misma fiesta, la fiesta de semanas o el Pentecostés.14
No hay registro de que los judíos jamás celebrasen el
jubileo. Parece que el jubileo apuntaba hacia la remisión
ofrecida por Cristo en el perdón de los pecados.15 En su
primera venida, Jesús leyó un pasaje profético sobre el
jubileo y luego dijo: “Hoy se ha cumplido esta Escritura
delante de vosotros” (Luc. 4:21). Parece que Miller buscaba

12
Véase Second Advent Library, No. 14.
13
Ellen G. White, The Great Controversy, p. 335.
14
Arasola, The End of Historicism, p. 116,117.
15
Véase de Ratzlaff, “Jubilee Sabbath”, en Sabbath in Christ.
60 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

profecías de la segunda venida que terminasen en 1843, e


hizo muchos esfuerzos para encontrarlas, aunque no
estaban allí. Tenemos que concluir en que este no es un
eslabón de “una perfecta cadena de verdad”.
SEIS: Lo demuestro por medio de Oseas 6:1–3: “Venid
y volvamos a Jehová; porque él arrebató, y nos curará;
hirió, y nos vendará. Nos dará vida después de dos días; en
el tercer día nos resucitará, y viviremos delante de él. Y
conoceremos, y proseguiremos en conocer a Jehová; como
el alba está dispuesta su salida, y vendrá a nosotros como la
lluvia, como la lluvia tardía y temprana a la tierra”. Esta
profecía es los dos días del Reino Romano, en su forma
imperial, real, y papal, con sus grandes dientes de hierro,
que desgarra y persigue al pueblo de Dios; el tercer día es
el mismo de Apoc. 20:6: “Bienaventurado y santo el que
tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no
tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de
Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años”; cuando el
pueblo de Dios viva a la vista de Dios, “vivirá y reinará con
él mil años”. Entonces, si el tercer día es mil años, los dos
días son de igual duración. ¿Cuándo comenzaron los dos
días? Respuesta: Cuando los judíos si coaligaron con los
romanos. Véase Oseas 5:13: “Y verá Efraín su enfermedad,
y Judá su llaga; irá entonces Efraín a Asiria, y enviará al
rey Jareb; mas él no os podrá sanar, ni os curará la llaga”.
Dan 11:23: “Y después del pacto con él, engañará y subirá,
y saldrá vencedor con poca gente”. I Macabeos 8:9. Esta
liga fue confirmada y ratificada, y el reino de Grecia cesó
de gobernar al pueblo de Dios en el año 158 A.C. Ahora
añádanse 158 a 1842, y tenemos 2000 años, o dos días;
como dice Pedro en 2 Pedro 3:8: “Mas, oh amados, no
ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil
años, y mil años como un día”. Y 1843 es el primer año de
los 3 mil años, o el tercer día del Señor. Desde la caída del
William Miller: Sus Métodos y Su Mensaje 61

hombre, el mundo ha permanecido 2000 años bajo los


patriarcas; 2000 años bajo los asirios, los babilonios, los
medo-persas, y los griegos, y 2000 años bajo la roma
pagana, papal, y real.16

Evaluación
Miller era muy aficionado a esta profecía, se refería a
ella como “la perla de gran precio, que yace en la
profundidad de las aguas de la profecía”.17 Un patrón que
corre a través del método interpretativo de Miller es el de
enlazar una suposición sin valor con otra igualmente sin
valor, y luego intentar trazar una “verdad” divina. Así como
una cadena no es más fuerte que su eslabón más débil, las
conclusiones construidas sobre suposiciones no son más
fuertes que la suposición más débil. Cuando varios textos
no relacionados entre sí tienen que ser reunidos a la fuerza
e interpretados usando para unirlos una serie de
suposiciones sin valor para “probar” lo que no se puede
probar mediante el estudio contextual, algo está mal. Lo
más—o debemos decir lo menos—que se puede decir al
evaluar este tipo de “estudio” bíblico es que es temerario, si
no francamente peligroso y engañoso.
SIETE: Puedo probarlo mediante la duración de la
visión que tuvo Daniel (8:1–14) del carnero, el macho
cabrío, y el cuerno, duración que se le informó a Daniel que
era de 2300 días. Dan. 8:13,14: “Entonces oí a un santo que
hablaba; y otro de los santos preguntó a aquel que hablaba:
¿Hasta cuándo durará la visión del continuo sacrificio, y la
prevaricación asoladora entregando el santuario y el
ejército para ser pisoteados? Y él dijo: Hasta dos mil
trescientas tardes y mañanas; luego el santuario será

16
Véase Second Advent Library, No. 3, p. 45.
17
Arasola, The End of Historicism, p. 118.
62 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

purificado”. De lo cual fueron cortadas y cumplidas 70


semanas, el año de la muerte de Cristo. Dan. 9:20–27.
Luego, habiendo cortado 70 semanas de años de los 2300
días, hagamos de estos días años; y habiéndose cumplido
490 años en el año 33 D.C., esto deja 1810 años hasta el
cumplimiento de la visión, los cuales, añadidos a 33, hacen
1843, cuando el santuario será purificado y el pueblo de
Dios será justificado.18

Evaluación
La mayoría de las personas—sin prejuicios—que lean
las referencias bíblicas precedentes en contexto, verán
inmediatamente que Daniel 8:1–14 no es una profecía de
tiempo de la segunda venida de Cristo. La mayoría de los
eruditos cree que este “cuerno pequeño”, este poder impío,
es Antíoco Epífanes IV, que contaminó el santuario.
Sacrificó una puerca en el altar de los holocaustos y erigió
una imagen a Zeus, lo que Daniel llama la “abominación
desoladora”19,20 La “purificación” a la que se alude en
Daniel 8:14 tiene en mente el santuario judío literal, no la
purificación del mundo, como pensaba Miller. Sin
embargo, la “prueba” que antecede era la sola prueba más
ampliamente usada por Miller, y aún más por sus
seguidores, y fue este texto el que, después del desengaño
de 1843, ayudó a los Adventistas a recobrar su impulso. Se
convirtió en la base del “movimiento del séptimo mes”, con
el establecimiento del 22 de octubre de 1844 como la nueva
fecha de la segunda venida de Cristo. Este texto es el único

18
Véase Miller´s Lectures, p. 73.
19
Véase Macabeos, capítulos 4–6 para una descripción de la obra de
Antíoco Epífanes IV y la purificación del santuario judío.
20
Es verdad que la profanación del tempo por Antíoco es usada por
Jesús y por Pablo como tipo del futuro anticristo. Véase Mat. 24:15; 2
Tes. 2:1–12.
William Miller: Sus Métodos y Su Mensaje 63

texto al cual todavía se aferran los Adventistas del Séptimo


Día como “la columna central del Adventismo”. Más tarde,
como veremos, los Adventistas reinterpretaron esta
“prueba” de Miller, y ella se convirtió en el fundamento de
su doctrina de la purificación del santuario celestial y del
juicio investigador, a la cual se dedica este libro. Esta
“prueba” será evaluada a fondo en capítulos subsiguientes.
Se verá que está construida sobre numerosas suposiciones,
más de la mitad de las cuales carecen de valor o son
directamente contrarias a una clara evidencia bíblica.
OCHO: Puede probarse por medio de Daniel 12:6,7: “Y
dijo uno al varón vestido de lino, que estaba sobre las aguas
del río: ¿Cuándo será el fin de estas maravillas? Y oí al
varón vestido de lino, que estaba sobre las aguas del río, el
cual alzó su diestra y su siniestra al cielo, y juró por el que
vive por los siglos, que será por tiempo, tiempos, y la mitad
de un tiempo. Y cuando se acabe la dispersión del poder del
pueblo santo, todas estas cosas serán cumplidas”. Se hace
la pregunta: ¿Cuánto tiempo pasaría hasta el fin de estas
maravillas? Estas maravillas son la resurrección. Véase los
versículos 2 y 3: “Y muchos de los que duermen en el
polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna,
y otros para vergüenza y confusión perpetua. Los
entendidos resplandecerán como el resplandor del
firmamento; y los que enseñan justicia a la multitud, como
las estrellas a perpetua eternidad”. La respuesta la da el
ángel, que informa a Daniel que será por tiempo, y tiempos,
y la mitad de un tiempo, y cuando haya acabado de esparcir
el poder del pueblo santo, todo habrá terminado. Eze.
12:10–15: “Diles: Así ha dicho Jehová el Señor. Esta
profecía se refiere al príncipe en Jerusalén, y a toda la casa
de Israel que está en medio de ella. Diles: Yo soy vuestra
señal; como yo hice, así se hará con vosotros; partiréis al
destierro, en cautividad. Y al príncipe que está en medio de
64 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

ellos llevarán a cuestas de noche, y saldrán; por la pared


abrirán paso para sacarlo de ella; cubrirá su rostro para no
ver con sus ojos la tierra. Mas yo extenderé mi red sobre él,
y caerá preso en mi trampa, y haré llevarlo a Babilonia, a
tierra de caldeos, pero no la verá, y allá morirá. Y a todos
los que estuvieren alrededor de él para ayudarle, y a todas
sus tropas, esparciré a todos los vientos, y desenvainaré
espada en pos de ellos. Y sabrán que yo soy Jehová, cuando
los esparciere entre las naciones, y los dispersare por la
tierra”. Jer. 15:4: “Y los entregaré para terror a todos los
reinos de la tierra, a causa de Manasés hijo de Ezequías, rey
de Judá, por lo que hizo en Jerusalén”. Esta dispersión
comenzó cuando Israel fue esparcida por Esar-Hadón, y
cuando Manasés, rey de Judá, fue llevado a Babilonia,en el
año 677 A.C. Así, continuaron siendo un pueblo dispersado
por los reyes de la tierra, hasta que huyeron al desierto en el
año 538 D. C., lo cual hace 1215 años. Allí permanecieron
en el desierto por un tiempo, y tiempos, y la mitad, lo cual
comenzó en 538 D.C., y continuó hasta 1798 D.C. Los
reyes de la tierra tenían entonces poder, y el tiempo, y los
tiempos, y la mitad de la dispersión del pueblo santo se
completa por 45 años, siendo el resto 1215, haciendo en
total 1260 años, bajo las naciones o reyes, y terminando en
el año de 1843, que es la plenitud de los tiempos. Efe.
1:9,10: “Dándonos a conocer el misterio de su voluntad,
según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí
mismo, de reunir todas las cosas en Cristo, en la
dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que
están en los cielos, como las que estan en la tierra”—
cuando el pueblo de Dios, tanto entre los judíos como entre
los gentiles, no esté más dispersado, sino reunido en un
cuerpo con Cristo21

21
Véase Second Advent Library, No. 6, p. 45.
William Miller: Sus Métodos y Su Mensaje 65

Evaluación
Al leer la “prueba” anterior, tuve que sacudir la cabeza y
decir: “¿Cómo puede hacer eso?”. Y luego: “¡No puede
hacer eso!”. Hay varias tenues suposiciones tras de estas
relaciones. El año 538 juega una papel clave en varias de
las “pruebas” de Miller, pero:
No es fácil convencer a la gente de una fecha de la cual la
historia secular generalmente no da testimonio.22
La cita de Efesios parece no tener nada que ver con
Daniel, Jeremías, o el tiempo de la segunda venida. La
mayoría cree que esto se refiere a lo que Cristo hizo en la
cruz y en la resurrección, más bien que alguna profecía de
tiempo que apuntaba a 1843. Este es otro eslabón roto en la
“perfecta cadena de verdad”.
NUEVE: Puede ser demostrado por medio de Daniel
7:11–13: “Y desde el tiempo que sea quitado el continuo
sacrificio hasta la abominación desoladora, habrá mil
doscientos noventa días. Bienaventurado el que espere, y
llegue a mil trescientos treinta y cinco días. Y tú irás hasta
el fin, y reposarás, y te levantarás para recibir tu heredad al
fin de los días”.
Los 1335 días, desde que fue quitada la Roma pagana en
el año 508 D.C. hasta que se estableció la Roma papal y el
reino del papado, es de 1290 días, que se cumplieron
exactamente en 1290 años, en 1798. Esto prueba que los
1335 días son años, y que Daniel apuntaba al año 1843.
Para textos de prueba, véase Dan. 11:31: “Y se levantarán
de su parte tropas que profanarán el santuario y la fortaleza,
y quitarán el continuo sacrificio, y pondrán la abominación
desoladora”. 2 Tes. 2:6–8: “Y ahora vosotros sabéis lo que
lo detiene, a fin de que a su debido tiempo se manifieste.

22
Arasola, The End of Historicism, p. 133.
66 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo


que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez
sea quitado de en medio. Y entonces se manifestará aquel
inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y
destruirá con el resplandor de su venida”. Job 19:25:
“Porque yo sé que mi Redentor vive, y al fin se levantará
sobre el polvo”23

Evaluación
Para producir esta “prueba”, Miller supuso que el fin de
los 1290 días era el año 1798, cuando el Papa de Roma fue
tomado prisionero. Él y los Adventistas llaman a esta fecha
“el tiempo del fin”. Desde esta fecha, Miller, usando el
método de día por año, calculó hacia atrás y llegó a 508. Su
método fue entonces buscar algo en el 508 que pudiera ser
un suceso clave. En la historia popular de Gibbon sobre el
imperio romano, Miller descubrió que:
Anastasio envió al papa el título y la enseña de patricio y cónsul,
y le confirió el título de Augusto24
Esto le pareció razonable a Miller y a sus asociados.
Ahora Miller simplemente añadió 45 años, la diferencia
entre 1335 y 1290, a la fecha de 1798 y llegó a 1843.
Este método me recuerda mi experiencia con la física en
la escuela secundaria. A veces practicábamos lo que
llamábamos “laboratorio en seco”. Calculábamos lo que se
suponía serían los resultados de laboratorio según las
fórmulas, luego hacíamos las mediciones en el laboratorio,
y nos asegurábamos de que concordaban con las
conclusiones a las que ya habíamos llegado. Al hacer esto,
no estábamos practicando buena ciencia. Tampoco estaba
Miller poniendo en práctica una buena interpretación

23
Véase Miller´s Lectures, p. 100.
24
Arasola, The End of Historicism, p. 135.
William Miller: Sus Métodos y Su Mensaje 67

bíblica. Esta “prueba” no es un sólido eslabón en la


“perfecta cadena de verdad”.
DIEZ: También puede probarse con las palabras de
Cristo en Luc. 13:32: “Y les dijo: Id y decidle a aquella
zorra: He aquí, echo fuera demonios y hago curaciones hoy
y mañana, y al tercer día termino mi obra”. Estos dos días,
en los cuales Cristo echa fuera demonios y hace curaciones,
son los mismos que los dos días de Oseas, al final de los
cuales el diablo será encadenado, lanzado al abismo, y
encerrado. Esto requerirá 2000 años de poder romano.
Apoc. 12:9: “Y fue lanzado fuera el gran dragón, la
serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual
engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus
ángeles fueron arrojados con él”. Y luego el pueblo de Dios
será perfeccionado. Apoc. 20:9: “Bienaventurado y santo el
que tiene parte en la primera resurrección; la segunda
muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán
sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años”.
Este tiempo comenzó con el “gran dragón”. Apoc. 12:3:
“También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran
dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y
en sus cabezas siete diademas, y su cola arrastraba la
tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la
tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para
dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como
naciese”.
Este gobierno arrastrará tras de sí la tercera parte del
tiempo que los hombres impíos tienen poder en la tierra, es
decir, 6000 años; y el año 7000, el año de Cristo, tomará
posesión y reinará con sus santos en perfecta felicidad.
Este poder en forma de dragón comenzó a reinar sobre
los santos cuando se hizo la liga con él, en el año 158
68 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

A.C.,—y terminará en 1842. Entonces comenzará el tercer


día en 1843.25

Evaluación
Este es otro ejemplo clásico del uso desbocado de textos
de prueba. Las suposiciones injustificadas aquí son casi
demasiado numerosas para mencionarlas. ¿Quién dijo que
“los dos días” de que habló Cristo son los mismos “dos
días” mencionados por Oseas? ¿Cómo sabemos cuándo un
día equivale a un año o a mil años? ¿Qué evidencia hay de
que los días de que habló Jesús comenzaron en el año 158
A.C., mucho antes de que Cristo naciese? Miller habla de
que el diablo arrastró la tercera parte del tiempo. La
mayoría interpreta esto como la tercera parte de los ángeles.
¿Sobre qué base obtiene Miller una medida del tiempo?
Seguramente, este uso temerario de textos de prueba y
alegorías no puede ser el resultado de Dios guiando la
mente de Miller. Seguramente, como sostiene Ellen White,
a Dios no se le puede dar crédito – ni culpar – por este tipo
de interpretación. ¿Es éste un ejemplo de Dios inspirando a
su siervo con claridad en el poder del Espíritu Santo? Creo
que no. Esta no es la manera de estudiar la Biblia, ni son
verdaderas las conclusiones de Miller.
ONCE: Las trompetas también son una revelación del
tiempo. Véase Apoc. 9:5: “Y les fue dado, no que los
matasen, sino que los atormentasen cinco meses; y su
tormento era como tormento de escorpión cuando hiere al
hombre”. Estos cinco meses comenzaron cuando los turcos
incursionaron en territorios griegos, según Gibbon, en el
año 1299, el día 27 de julio. 5 meses son 150 años, 5 x 30 =
150. Esta trompeta terminó en 1499. Y la sexta trompeta
comenzó a sonar, y debía sonar 391 años y 15 días, como

25
Véase Second Advent Library, No. 3, p. 61.
William Miller: Sus Métodos y Su Mensaje 69

en Apoc. 9:15: “Y fueron desatados los cuatro ángeles que


estaban preparados para la hora, día, mes, y año, a fin de
matar a la tercera parte de los hombres”. Terminó el 11 de
agosto de 1840. Luego comienza la séptima trompeta, y
termina con la plenitud del tiempo. Apoc. 10:5,7: “Y el
ángel que vi en pie sobre el mar y sobre la tierra, levantó su
mano al cielo, y juró por el que vive por los siglos de los
siglos, que creó el cielo y las cosas que están en él, y la
tierra y las cosas que están en ella, y el mar y las cosas que
están en él, que el tiempo no sería más, sino que en los días
de la voz del séptimo ángel, cuando él comience a tocar la
trompeta, el misterio de Dios se consumará, como él lo
anunció a sus siervos los profetas”. Esto se sincroniza con
Daniel 12:7. Véase la sección 7, donde se muestra que
termina en el año de 1843.26

Evaluación
¿Qué evidencia tiene Miiller para hacer comenzar esta
“profecía de la segunda venida” en 1299? Aquí no se hace
ninguna mención de la segunda venida. La “hora, el día, el
mes, y el año” de este pasaje no dice nada de la duración
del tiempo. Más bien, habla de un punto preciso en el
tiempo. Miller yerra el blanco por completo. Este es otro
eslabón roto en la “cadena perfecta de verdad” que Ellen
White dijo que Dios dio a Miller.
DOCE: Puede probarse por medio de los dos testigos
vestidos de cilicio durante 1260 años. Véase Apoc. 11:3. “Y
daré a mis dos testigos que profeticen por mil doscientos
sesenta días, vestidos de cilicio”. Este tiempo comenzó con
el papado, en el año 538, y terminó en 1798, tiempo
durante el cual la Biblia fue suprimida del laicato, en todos

26
Véase Miller´s Lectures, p. 190.
70 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

los países donde el papado tenía poder, hasta que las leyes
de la jerarquía papal fueron abolidas y se concedió
tolerancia religiosa a los estados papales en 1798. Entonces
el resto armoniza con las trompetas. Véase Apoc. 11:14,15:
“El segundo ay pasó; he aquí, el tercer ay viene pronto. El
séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el
cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de
nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de
los siglos”. Y esto termina en 1843 D.C.27

Evaluación
Esta parece ser sólo otra “prueba” que conduce a una de
las fechas clave de Miller: 1798. Él no muestra cómo saltó
de 1798 a 1843. Quizás sólo da esto por sentado.
TRECE: Puede probarse con Apoc. 12:6, 14: “Y la
mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por
Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta
días. Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila,
para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su
lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la
mitad de un tiempo”. Es evidente que la iglesia no está
ahora en el desierto, pues, si fuese así, debe haber estado
allí en los días de los apóstoles, porque disfruta de más
libertad ahora entre las naciones que en cualquier momento
anterior desde que se ha predicado el evangelio. Y es muy
evidente que, en épocas pasadas, la verdadera iglesia ha
sido proscrita entre los reinos que surgieron del Imperio
Romano. La iglesia fue expulsada al desierto, donde fue
entregada al poder del Papa. Daniel 7:25: “Y hablará
palabras contra el Altísimo, y a los santos del Altísimo
quebrantará, y pensará en cambiar los tiempos y la ley; y
serán entregados en su mano hasta tiempo, y tiempos, y

27
Véase Ibid.
William Miller: Sus Métodos y Su Mensaje 71

medio tiempo” en el año 538 D.C.; y estuvo en el desierto


1260 años, hasta 1798, cuando se concedió libertad
religiosa en los reinos de los territorios papales. Esto
también armoniza con los testigos y la trompeta.
Compárese Apoc. 11:15: “El séptimo ángel tocó la
trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los
reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su
Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos” con Apoc.
12:10: “Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía:
Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de
nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido
lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los
acusaba delante de nuestro Dios día y noche”.28

Evaluación
Esto no es sino una repetición de otras “pruebas” ya
discutidas.
CATORCE: Queda probado por Apoc. 13:5: “También
se le dio boca que hablaba grandes cosas y blasfemias; y se
le dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses”. Este
tiempo comenzó al tiempo que el anterior, cuando el Papa
recibió poder de Justiniano en el año 538 D.C., y duró hasta
que el Papa fue tomado prisionero, y su poder fue abolido,
en el año 1798. Véase el versículo 10: “Si alguno lleva en
cautividad, va en cautividad; si alguno mata a espada, a
espada debe ser muerto. Aquí está la paciencia y la fe de los
santos”. Esta bestia es la misma que el cuerno pequeño de
Daniel 7, y se sincroniza con la “abominación desoladora”
o “que causa asombro” de Daniel. (Véase la lectura
marginal). Compárese a Daniel 11:31 y 12:11 con Apoc.
13:3-8; y por supuesto, este poder queda abolido con el fin
de “establecimiento” y los 1290 años. Entonces Daniel

28
Véase Ibid., p. 20.
72 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

12:12: “Bienaventurado el que espere, y llegue a mil


trescientos treinta y cinco días” nos lleva al año 1843.29

Evaluación
Nuevamente, este es otro período que Miller ve como
igual a 1260 días-años de dominación papal. Recuérdese
que nada significativo ocurrió en el año 538.
QUINCE: Puede probarse por medio de los números de
Apoc. 13:18: “Aquí hay sabiduría. El que tiene
entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es
número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y
seis” conectado con Daniel 7:12, como se ha citado antes.
Este texto muestra el número de años que Roma existiría
bajo la blasfema cabeza del paganismo, después de que
coligó con el pueblo de Dios; comenzando en el año 158
A.C., añádanse 666 años, lo cual nos lleva al año 508 D.C.,
cuando fue quitado el continuo sacrificio. Ahora añádanse
Daniel 12:12, los 1335 a 508, se llega al año 1843, cuando
la bestia y su imagen serán atormentados en presencia de
los santos ángeles y del Cordero. Véase Apoc. 14:9–12: “Y
el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno
adora a la bestia y a su imagen, será atormentado en
presencia de los santos ángeles y del Cordero. Véase Apoc.
14:9–12: “Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz.
Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca
en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la
ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y
será atormentado con fuego y azufre delante de los santos
ángeles y del Cordero; y el humo de su tormento sube por
los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de
noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que
reciba la marca de su nombre. Aquí está la paciencia de los

29
Véase Ibid., p. 77.
William Miller: Sus Métodos y Su Mensaje 73

santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe


de Jesús”.30

Evaluación
El número de la marca de la bestia no es una profecía de
tiempo. Más bien, es una descripción de un poder impío
venidero, o una persona, que hace guerra contra el pueblo
de Dios. Presentar el número de la bestia—un poder
malvado—como una profecía de la segunda venida de
Cristo—un acontecimiento justo y santo—es completamente
injustificado.

Conclusión
Ahora hemos examinado las quince “pruebas” de Miller
y hemos visto sus métodos y sus conclusiones resultantes.
Que Miller estaba en error en sus conclusiones no se puede
negar: Cristo no vino en 1843, ni vino en 1844 cuando “el
error” de un año fue descubierto en sus cálculos.31

Evaluación de la hermenéutica de Miller


Al leer las quince pruebas de Miller, es obvio por qué
Miller estaba equivocado. Usaba métodos de interpretación
defectuosos. Entre sus métodos erróneos están los
siguientes:
1. Miller usaba el método de “texto de prueba”.
Explicaba un versículo de la Biblia con otro. En sí
mismo, eso no está mal. El error se produce cuando

30
Véase Ibid., p. 76.
31
Miller y sus seguidores no habían tomado en cuenta que el año 1
A.C. fue seguido por el año 1 D.C., y que no hubo ningún año cero.
Uno de los revisadores del primer borrador de este libro me desafió a
que encontrara prueba histórica de esta afirmación. Todavía no he
podido hacerlo. Sin embargo, esto es lo que se me enseñó en las clases
de Biblia de una academia y una escuela superior ASD.
74 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

el contexto es ignorado y los versículos elegidos no


tienen relación lógica entre sí.
2. Miller usaba el método alegórico de interpretación.
Este procedimiento ve más de un significado en cada
texto. Se deleita en encontrar—ver donde no hay
sería más exacto—un significado “oculto” en los
textos. Para hacer esto, uno tiene que definir un
término o un símbolo dado con otro significado que
se encuentra en otra parte de la Escritura. Este
método no tiene ningún control, y a menudo conduce
a un uso alocado de textos de prueba y conclusiones
sensacionales.
3. Miller confiaba en la numerología simbólica. Parece
que cada vez que se usaba el número siete, él lo
consideraba una profecía de la segunda venida.32
4. Miller construía sobre muchas suposiciones
enlazadas entre sí. Todas las quince “pruebas” de
Miller no son otra cosa que una cadena de
suposiciones. Muchas de ellas son suposiciones sin
valor, contrarias a métodos de estudio bíblico bien
fundados. Parece que Miller no pensó en este
problema. Como se dijo antes, y como señalaremos
en capítulos posteriores, las conclusiones basadas en
una cadena de suposiciones no son mejores que la
suposición más débil. El número de suposiciones
presentes en un argumento dado es inversamente
proporcional, por una razón exponencial, a la
posibilidad de que la conclusión sea correcta.
5. Miller confiaba en la exactitud del principio de “día
por año”. Este no es un principio de interpretación
bíblica válido para todas las profecías de “tiempo”.33

32
Una persona que revisó el primer borrador de este libro escribió esta
nota: “¡Parece que Miller hizo un estudio de concordancia del número
siete y terminó con un ‘perfecto’ enredo!”.
William Miller: Sus Métodos y Su Mensaje 75

6. Miller no daba importancia al significado del griego


y el hebreo originales. Se da por descontado que no
era erudito. Sin embargo, cuando se le presentaban
evidencias sobre el significado del idioma original
que debilitaba sus conclusiones, inmediatamente las
rechazaba con una actitud de presunción.34
7. Miller construía su escatología alrededor de la Roma
pagana y papal. Esto era común en sus días, y todavía
lo es en muchas iglesias, incluyendo la iglesia
Adventista del Séptimo Día. Sigue siendo un hecho,
sin embargo, que Miller estaba equivocado. Y el
continuo enfoque sobre Roma y el Papa fue uno de
los factores que le llevaron a sus erróneas
conclusiones.
8. Miller no practicaba una genuina exégesis, que es
permitir que la Escritura hable por sí misma. Es
bastante obvio que él llegó a muchas de sus
“pruebas” encontrando en la Biblia los textos que
quería encontrar, más bien que leyendo en los textos
lo que ellos decían.
Algunos de los textos del Antiguo Testamento que los
milleristas usaban no les parecen profecías a los lectores
modernos. Hay también varias explicaciones que reclaman la
reacción: Esta no es exégesis en absoluto.35
9. Miller parece no haber comprendido nada de la
diferencia entre el antiguo y el nuevo pacto, un
problema que existe en la iglesia Adventista del
Séptimo Día hasta la fecha. Miller podía saltar desde

33
Véase de Ford, Daniel 8:14, pp. A-118-126.
34
Véase de Arasola, The End of Historicism, p. 101.
35
Arasola, The End of Historicism, p. 3.
76 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

algún texto del Antiguo Testamento sobre Israel e


inmediatamente aplicarlo a la iglesia.36
10. Miller no era cristocéntrico en su interpretación de
las Escrituras. Este hecho, quizás más que ningún
otro, es el fundamento de sus erróneas conclusiones.
Hablando de las reglas de interpretación de Millerm,
dice el Dr. Arasola:
Finalmente, y posiblemente de la manera más significativa, uno
puede considerar qué ha sido omitido en las reglas de Miller. No
mencionan a Cristo, ni a la salvación, ni al evangelio. Esto
concuerda con la casi total ausencia de escritos devocionales en
las publicaciones periódicas milleristas.37

White, Miller, y los hechos


Ahora tenemos que habérnoslas con la tensión entre lo
que Ellen White dijo acerca de Miller, y los hechos. ¿Fue
Miller en verdad guiado por ángeles en su búsqueda de las
profecías? ¿Fue Miller realmente escogido por Dios, y se le
confió un mensaje especial de parte de Dios?38 ¿Fue la
36
Ratzlaff, Sabbath in Christ, tiene varios capítulos que tratan del
antiguo y el nuevo pacto y cómo se relacionan entre sí.
37
Arasola, The End of Historicism, p. 59.
38
Los Adventistas en general, aun algunos que se hacen llamar
Adventistas Evangélicos, continúan sosteniendo que, aunque Miller
estaba errado en sus fechas para la segunda vemida de Cristo, estaba en
lo cierto, sin embargo, en muchas cosas: enseñaba el premilenismo, y
usó el método historicista de interpretación profética, en el cual todavía
confían los Adventistas. Sostienen que Miller tenía razón al enseñar que
el 22 de octubre de 1844 se cumplió Daniel 8:14, en lo cual descansa la
integridad del movimiento ASD. (Tomado de notas de Adventistas que
leyeron el primer borrador de este libro). Se reconoce que, en el
Movimiento de Miller, mucha gente aceptó a Cristo. También debemos
dar crédito a Miller porque no aceptó ninguna interpretación fantástica
(como las de los que se convirtieron en ASDs) para hacer parecer que
sus predicciones era correctas aun cuando eran erróneas. Algunos le
acreditan a Miller el llevar el mensaje de la segunda venida de Cristo a
las iglesias protestantes, aunque las fechas de Miller eran erróneas. Sin
William Miller: Sus Métodos y Su Mensaje 77

mente de Miller verdaderamente guiada por Dios y estuvo


en comunicación con la fuente de la sabiduría? ¿Guió Dios
realmente a Miller en sus conclusiones? ¿Fueron las
conclusiones de Miller realmente una “gran luz” del cielo?
¿Abrió Dios realmente el entendimiento de Miller a las
profecías que siempre habían sido oscuras para el pueblo de
Dios? ¿Guió Dios a Miller en su descubrimiento de cómo
un texto de la Escritura abría el significado de otro, y
respaldó su método de textos de prueba? ¿Reveló Dios a
Miller una “perfecta cadena de verdad”? ¿Debería ser
asociado Miller con los “grandes” de la historia bíblica,
como Elías, Juan Bautista, y Noé? ¿Podríamos
honestamente describir el mensaje de Miller como “el
evangelio eterno”, “los misterios del reino de Dios”, “este
mensaje salvador”, y un “mensaje celestial”? ¿Estaba
Miller realmente en lo correcto en lo relativo a sus
múltiples períodos que terminaban en 1843 y sus “muchas
pruebas”? ¿Podemos decir con seguridad que Miller no era
fanático? ¿Era el gráfico de Miller, que enumeraba sus
múltiples pruebas, exactamente como Dios lo quería? ¿Lo
quiere Dios así todavía? Ellen White dijo: “Nunca debería
cambiarse”.

El fundamento ha sido puesto


Sólo estamos en el comienzo de este libro, pero los que
han aceptado a Ellen White como una verdadera profeta
tienen que comenzar a luchar con los hechos. ¿Estaba
Miller en lo cierto, o estaba equivocado? ¿Estaba Ellen

embargo, en retrospectiva, otros creen que, a causa de la fanática


excitación y la pobre hermenéutica usada por los Adventistas en su
proclamación de la segunda venida de Cristo, las iglesias protestantes
en general fueron inoculadas contra la doctrina de la pronta venida de
Cristo.
78 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

White en lo correcto, o estaba equivocada? Hay mucho en


juego, y los hechos hablan por sí mismos.
Si Ellen White hubiese apoyado a Miller antes de 1844,
uno podría excusarla si ella no hubiese afirmado que
hablaba en nombre de Dios. Sin embargo, lo que ella
escribió sobre Miller y de que había sido guiado por Dios
en sus métodos y conclusiones lo escribió después de 1844.
Es muy dudoso que algún erudito evangélico adiestrado
apoyase en la actualidad los métodos de Miller o alguna de
sus conclusiones. Pero aquí reside el principio de una saga
teológica e histórica que rivaliza con la ficción.
Siempre
aprendiendo,
y no llegando
nunca al
conocimiento
de la verdad
Capítulo 5

Lo verdadero está
equivocado —
Lo erróneo es correcto

P ara muchos de nosotros, el hecho de que Miller


estaba equivocado es evidente. En otras palabras, no
hay duda de que el hombre estaba equivocado. Pero,
de todas formas, el haber crecido en una iglesia Adventista
del Séptimo Día y habiendo aceptado una vez los escritos
de Ellen G. White como autoridad igual que la Biblia, yo se
cuán duro es para algunos que tienen mis antiguas
creencias enfrentar el hecho de que las predicciones de
Miller estaban equivocadas. De nuevo quiero dejar claro
que no estoy cuestionando la sinceridad de Miller ni su
caminar con Dios. Pero de todas formas, la verdad y la
sinceridad deben ser pesadas en balanzas diferentes. Viendo
las predicciones de la segunda venida de Cristo, no hay
duda de que … Miller estaba completamente equivocado.
Muchas de sus pruebas están basadas en escritos que no
eran profecías y no tenían nada que ver con la segunda
venida de Cristo. Sus métodos de interpretación estaban
equivocados. El dependía de fuentes históricas, muchas de
las cuales estaban equivocadas. Cada uno de sus “quince
80 Las Doctrinas Sectarias de los ASD

puntos” fue construido sobre una larga lista de suposiciones


cuestionables. Cada suposición dudosa aumenta
matemáticamente, en proporción geométrica, las
posibilidades en contra de las conclusiones correctas. El
hecho de que Cristo no vino en 1843, ni siquiera en 1844
después de haber “corregido” su “error,” es una prueba
empírica de que Miller estaba equivocado.

¡Empieza la historia de los Adventistas del


Séptimo Día!
Aunque algunas de las primeras declaraciones de EGW
fueron escritas antes de la organización oficial de los
Adventistas del Séptimo Día, no obstante, todos sus
escritos publicados - aún los escritos antes de 1863, la
fecha oficial de la organización denominacional- son
aceptados por la Iglesia Adventista del Séptimo Día como
parte de la herencia del tesoro de EGW. La señora Ellen
White hizo unas declaraciones fuertes acerca de los que no
aceptaron el mensaje de Miller de 1843. Por favor, nótese
que el énfasis en los siguientes párrafos es mío. Cualquier
adición hecha a los párrafos estará señalada en paréntesis.
Vi que Dios estaba en la proclamación del tiempo de 1843.
Fue su propósito levantar un pueblo y traerlo a un punto de
prueba, donde ellos decidieran a favor o en contra de la verdad.
Miles fueron guiados a abrazar la verdad predicada por William
Miller.1
Muchos pastores de rebaños, que profesan amar a Jesús,
dicen que no tienen ninguna oposición a la predicación de la
segunda venida de Cristo, pero se oponen a esta fecha fijada.2
Los ministros que no acepten este mensaje de salvación
(nótese que en este contexto, este “mensaje de salvación” se
refiere a aceptar un “tiempo definido o una fecha definida”)

1
Ellen G. White, Early Writings, p. 232.
2
Ibíd., 233.
Lo verdadero está equivocado 81

estorban a aquellos que lo podrían haber recibido. La sangre de


estas almas caerá sobre ellos. Los predicadores y la gente se
unieron para oponerse a este mensaje del cielo y persiguieron a
William Miller y a todos los que se unieron con él en esta tarea.3
El Señor me mostró que la gráfica de 1843 fue dirigida por
su mano, y que ninguna parte de este mensaje debería ser
alterado; que los cálculos eran tal y como él los quería. Que su
mano cubrió algunos errores en los cálculos, para que nadie los
viera, hasta que su mano fuera quitada. 4
Los más devotos amablemente recibieron el mensaje. Sabían
que era de Dios, y que fue dado en el momento preciso. Los
ángeles estaban vigilando con mucho interés los resultados de
este mensaje celestial (el mensaje de 1843), y cuando las
iglesias dieron la espalda y lo rechazaron, ellos con tristeza
consultaron con Jesús. Él apartó su rostro de las iglesias e invitó
a sus ángeles a vigilar fielmente a aquellas preciosas almas que
no rechazaron este testimonio, pues otra luz estaba por brillar
sobre de ellos.5
Debemos ser cuidadosos y no pasar por alto estas citas
de EGW. Fíjese cuidadosamente lo que ella dice:
1. Dios dirigió la fecha de 1843 como la fecha de la
segunda venida de Cristo.
2. Era el deseo de Dios traer un pueblo para ser probado
a favor o en contra de “la verdad.” Y “la verdad”, en
contexto, es aceptar la fecha errada de que Cristo
venía en 1843.
3. Miller predicó “la verdad”.
4. Los otros ministros no estaban en contra de que se
predicara la segunda venida de Cristo, pero sí se
oponían a fijar una fecha. Estos ministros, dijo Ellen
White, no aceptarán “el mensaje de salvación.” Así
que ella llama al mensaje de la fecha de la segunda

3
Ibid. p234.
4
Ellen G. White, Review and Herald, 1850-11-01.
5
Ellen G. White, Spiritual Gifts, Vol. 1, p. 136.
82 Las Doctrinas Sectarias de los ASD

venida de Cristo en 1843, “este mensaje de


salvación.”
5. Los ministros que no abrazaron el mensaje de la
fecha fijada por Miller y que motivaron a sus
miembros a rechazar este mensaje son descritos como
que tendrán “sobre ellos la sangre de estas almas.”
6. Se dice que el mensaje de 1843, fecha de la segunda
venida de Cristo, era un “mensaje del cielo.”
7. Las gráficas proféticas de 1843 que Miller y otros
usaron fueron exactamente como Dios las quería.
8. Dios, mantuvo a propósito su mano sobre los errores
de los cálculos de Miller y su gráfica de 1843.
9. Jesús apartó su rostro de las iglesias que no aceptaron
a 1843 como la fecha de su regreso.

Evaluación
¿Cómo debemos evaluar los hechos ya mencionados?
Para empezar, déjeme decirle que, mientras fui pastor de la
Iglesia Adventista del Séptimo Día, yo leí y releí estas
declaraciones muchas veces, y las creía. Porque cuando las
leía, veníia con la presuposición de la autoridad de Ellen
White. Si tenía problemas con mi lógica, pensaba que era
mi falta de entendimiento. De todas formas, ahora que he
estado fuera de la Iglesia Adventista del Séptimo Día por
quince años, creo que veo las cosas más objetivamente.
Ellen White está haciendo dos cosas a las que debemos
prestar atención.
Primero, ella dice que tiene la autoridad de Dios.
Segundo, hace numerosas declaraciones que fuerza a sus
lectores a aceptar o a rechazar completamente lo que ella
dice. No les da ninguna otra alternativa. ¿Se puede decir
que esto es control mental? Sus lectores son puestos en una
posición en relación con su autoridad, de la misma manera
que los hombres son puestos cuando tienen que decidir.
Lo verdadero está equivocado 83

¿Qué piensan de Cristo? ¿Es Cristo lo que él dice que es, o


es el impostor más grande que jamás haya caminado sobre
la faz de esta tierra. De todas maneras, en el caso de Cristo,
nosotros tenemos las evidencias de cientos de profecías que
fueron cumplidas. Tenemos muchas otras profecías que
fueron dadas por Cristo y que eran para el futuro, como la
destrucción de Jerusalén, etc., que se cumplió al pie de la
letra. Para aclarar la pregunta de una vez por todas -
tenemos una tumba vacía.
Pero, ¿cómo manejar la autoridad de Ellen White
proclamada por ella misma? Ella dice que Miller estaba en
lo correcto, cuando estaba equivocado. Ella dice que él
enseñó la verdad, cuando enseñó la mentira. Ella dice que
Dios guió la mente de Miller y lo dirigió a sus
conclusiones, que en realidad eran falsas. De sus cálculos,
que se ha probado que estaban errados, ella dijo que así era
como Dios los quería y que no se le debería hacer ningún
cambio. Más que eso, ella dijo que Dios mantuvo su mano
cubriendo los errores en las gráficas y los cálculos de
Miller. Al decir esto, ella hace a Dios parte y conspirador
de un ¡engaño! Ellen White menciona que Jesús apartó su
rostro de las iglesias que no aceptaron el mensaje de Miller,
un mensaje que ponía fecha a la segunda venida de Cristo,
lo cual se probó que era falso y equivocado. Lo peor de
todo lo que se menciona arriba no es sólo lo mal que se
entendió el evangelio, sino la perversión del evangelio. Ella
llama a la fecha fijada de 1843 “un mensaje de salvación.”
El hecho de que ella cree esto se demuestra cuando dice
que los pastores que hicieran que sus rebaños no aceptaran
el mensaje de Miller, que citaba una fecha para el pronto
regreso de Cristo, “tendrían sobre ellos la sangre de estas
almas.” Esto no es el evangelio. Trataremos más de cerca
este asunto en los siguientes capítulos. Debemos recordar
claramente lo que Pablo dijo cuando los gálatas se
84 Las Doctrinas Sectarias de los ASD

apartaron del nuevo pacto del evangelio de la gracia de


Dios,—creer y confiar en la vida perfecta, la muerte y la
resurrección de Cristo, y todo esto en favor el hombre
pecador.
Más si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciaren otro
evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.
Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os
predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea
anatema.6
Pablo era muy enfático con esas personas que pervertían
el evangelio que da estas advertencias dos veces. Ellen
White habla de que un “ángel” vino a Miller y guió su
mente hacia la “verdad” de fijar una fecha. Pablo dice que
si aún un ángel del cielo viniera y te predicara una
evangelio diferente, “que sea maldito.”

La verdad de 1843 se convierte en la verdad de


1844
El siguiente paso en el desarrollo de este drama fue
cuando 1843 llegó y se fue, pero Cristo no vino. Al revisar
sus cálculos, los milleristas descubrieron que no habían
tomado en cuenta el hecho que no había año cero entre el
año 1 A.C. y el año 1 D.C., 7 así que, en lugar de que Cristo
viniera en 1843 como ellos habían predicho, ahora debería
venir en 1844.
Pronto un evento llenó de ánimo a los seguidores de
Miller. Aunque Miller había usado a Daniel 8:14 junto con
Daniel 9 para probar que Cristo vendría en 1843 (ver la
prueba número #7 de Miller en el capítulo anterior), ahora
ellos habían encontrado una “conexión” en la profecía con
la purificación del antiguo santuario hebreo de

6
Gálatas 1:8,9.
7
En oposición, no he encontrado fuente original para esto, pero esto
fue lo que se me enseñó en las escuelas Adventistas.
Lo verdadero está equivocado 85

Levítico 16. Esa conexión procedía de una traducción


errada8 de Daniel 8:14 encontrada en la versión King James
de la Biblia.
Y él dijo: Hasta dos mil y trescientos días, luego el santuario
será purificado.
Usando el método de interpretación de textos de prueba,
quitando el contexto de la purificación de Daniel 8:14, que
trata de la restauración de los servicios del templo después
de que Antíoco Epífanes lo profanó, ellos razonaron que, si
la purificación de Daniel 8:14 apuntaba hacia la segunda
venida de Cristo como Miller enseñaba, y Levítico 16
menciona la purificación del santuario en conexión con el
Día de Expiación, entonces la venida de Cristo debía tener
lugar en el día exacto prescrito para el Día de Expiación.
Éste, concluyeron, era el día diez del mes séptimo judío,
que ellos creían era el 22 de Octubre de 1844. Ahora, no
solamente tenían el año del regreso de Cristo, sino que
también tenían el día especifico cuando él iba a volver. Al
principio, Miller se opuso al “movimiento del mes
séptimo,” pero más tarde se les unió. El entusiasmo
generado por esta nueva “luz” se propagó como fuego en
pasto seco.

Se dice que el mensaje de 1844 que fue


respaldado por Dios.
Aquellos creyentes, chasqueados, que no podían entender
por qué el Señor no vino, no fueron dejados en la oscuridad. De
nuevo, fueron llevados a su Biblia para que investigaran los
períodos proféticos. La mano del Señor fue quitada de los
cálculos, y el error fue explicado. Vieron que los períodos
proféticos (nótese que Ellen White menciona períodos,
refriéndose a las muchas pruebas de Miller) llegaban hasta

8
Ver a Ford, Daniel 8:14, p. 215ss., para ver el problema lingüístico de
la palabra “purificado.”
86 Las Doctrinas Sectarias de los ASD

1844, y que la misma evidencia que ellos habían presentado


para demostrar que el período profético se cerraba en 1843,
probaba que terminaría en 1844. La luz de la palabra de Dios
brilló sobre su posición, y descubrieron un tiempo tardío - si la
visión se tarda, espérala - en su amor por el pronto regreso de
Jesús, ellos no vieron lo tardío de la visión, que estaba calculada
para manifestarse a los que verdaderamente esperaban. De
nuevo tenían un tiempo específico. Pero también vi que muchos
de ellos no podían recuperarse de su gran chasco, para poseer el
grado de energía y celo que diferenciaba su fe en 1843.9
Satanás y sus ángeles triunfaron sobre ellos, y los que no
recibieron el mensaje, felicítense a sí mismos en su juicio y
sabiduría ciega en no recibir la desilusión, como ellos la
llamaban. No se dieron cuenta de que estaban rechazando el
consejo de Dios contra ellos mismos, y que estaban trabajando
en unión con Satanás y sus ángeles para molestar al pueblo de
Dios, que estaba viviendo el mensaje del cielo.10
Las iglesias no recibieron la luz del mensaje del primer
ángel (el contexto explica claramente que el mensaje del primer
ángel es el de 1843, que da fecha y día) y al rechazar ellos la luz
del cielo, cayeron del favor de Dios. Confiaron en sus propias
fuerzas, y se pusieron en una posición tal con respecto al primer
mensaje que no podían ver la luz y el mensaje del segundo
ángel (en contexto, el “mensaje del segundo ángel” llama a
salir de las iglesias caídas, que rechazaron la fecha puesta por
los milleristas y fueron doblemente “Babilonia” Esto se predicó
por primera vez en el verano de 1844.11 Así que estaba
conectado fuertemente con el movimiento del séptimo mes, que
sostenía el 22 de Octubre, de 1844 como el día de la segunda
venida de Cristo.) Pero los amados del Señor, que eran
oprimidos, respondieron al mensaje “Ha caído Babilonia”, y
abandonaron las iglesias caídas.12
… Parecía que esta multitud estaba en contra del mensaje, y
manifestaba el espíritu de Satanás. Se burlaron y mofaron, en

9
Ellen G. White, Spiritual Gifts, Vol. 1, p. 139.
10
Ibid.
11
Ellen G. White,The Great Controversy, p. 389.
12
Ellen G. White, Spiritual Gifts, Vol. 1, p. 140.
Lo verdadero está equivocado 87

todas partes se escuchó, no hay un hombre que sepa el día y la


hora.13

El mensaje de 1844 estaba equivocado


Una vez más, es muy fácil para todos los que no se han
criado ni han crecido en la historia de la Iglesia Adventista
del Séptimo Día, o que nunca han aceptado los escritos de
Ellen White, ver claramente el error del mensaje de 1844.
Basándose en la prueba 15 de Miller, a la par de la nueva
luz del “movimiento del séptimo mes”, que apunta
exactamente a la fecha del 22 de Octubre de 1844, los
milleristas predijeron que Cristo vendría ese día. Pero no
vino. Ellos estaban equivocados. Estaban tan equivocados
como algunos libros recientes: “Las 88 razones por las que
el rapto será en 1988”; 14 “Rapto, el regreso de Jesucristo
el 28 de Octubre de 199215 ó 1994.”16,17
Algunos Adventistas del Séptimo Día quizás agregarían:
“No, no estaban equivocados. Sólo el evento estaba
equivocado; la profecía de que vendría se cumplió, pero fue
en un lugar diferente.” La Biblia nos dice que seamos bebés
en la malicia, pero que en nuestro pensamiento seamos
maduros. Si su profecía era que Cristo vendría a la tierra - y
eso es lo que era - y si Cristo no venía a la tierra - y no vino
- su profecía estaba equivocada.
Ahora, si algún físico predijera que un temblor sucedería
en Los Ángeles en cierto día, y que en ese día habría un
13
Ibíd., p. 142.
14
Por Edgar C. Wisenant.
15
Por la Misión para los días que vendrán.
16
Por Harold Camping, de Family Radio.
17
Es curioso notar que estos libros que predecían la fecha del rapto
usaron algunas de las mismas profecías que usó Miller. Estos libros
también enseñan las mismas alegorías, los mismos textos de prueba, y
su metodología de interpretación con los mismos resultados: ellos
estaban equivocados.
88 Las Doctrinas Sectarias de los ASD

temblor en Japón, ¿estaría en lo correcto ese físico? No.


Miller y sus seguidores predijeron que Cristo vendría a esta
tierra el 22 de Octubre de 1844. Cristo no vino. Ellos
estaban equivocados.
Evaluación de la “verdad” de 1844.
De nuevo somos forzados a aceptar la autoridad de las
declaraciones de Ellen White y a rechazar todo
razonamiento y toda lógica, o tenemos que reconocer que
sus declaraciones están totalmente erradas. Ella parece
discutir a favor del error. Pone a aquellos que estaban en lo
correcto como rechazando el error de fijar fechas en el
campo de Satanás. Claramente indica que este mensaje
erróneo de fijar fechas era un “mensaje nacido en el cielo.”
Ella duda de las iglesias que rechazaron el mensaje erróneo
de fijar fecha para la venida de Cristo, y las llama
“Babilonia”- palabra usada para el término confusión y que
es símbolo del campamento de Satanás. Uno se pregunta:
¿Qué lado tiene la verdad? Debemos ver claramente qué es
lo que está pasando. Ellen White está hablando como
“mensajera de Dios,” con la “verdad de Dios,” y “la
autoridad de Dios” – y atribuyendo a Dios los errores del
mensaje de la fecha fijada por los milleristas, que estaba
equivocada.
Resumen del Capítulo
1. Ellen White dijo que Miller tenía razón en su mensaje
de 1843, pero estaba equivocado.
2. Ellen White dijo que los que rechazaron el mensaje
equivocado de Miller en 1843 estaban trabajando
para Satanás y rechazando a Dios.
3. Ellen White dijo que la gráfica de Miller de 1843 era
tal y como Dios la quería y que nunca debería ser
cambiada, aún cuando estaba equivocada.
Lo verdadero está equivocado 89

4. Ellen White dijo que Dios puso su mano sobre el


error de la tabla de Miller de 1843, haciendo a Dios
su cómplice en el engaño.
5. Ellen White dijo que tan pronto Dios quitó la mano,
se descubrió el error de la gráfica de Miller de 1843.
Los milleristas descubrieron su error, y así se
corrobora el hecho de que ella hace a Dios por lo
menos parcialmente responsable del error.
6. Ellen White dijo que todas las profecías—
probablemente las 15 pruebas de Miller—que
apuntaban a la fecha de 1843, también apuntaban
correctamente a la fecha de 1844.18
7. Ellen White dijo que cuando los cristianos repetían
las palabras de Jesús en Marcos 13:32 a los
milleristas: “Nadie sabe el día ni la hora,” ellos
estaban manifestando el espíritu de Satanás.
8. Ellen White dijo que el mensaje de 1844 era un
“Mensaje de Salvación” y “un mensaje del cielo.”
9. A los pastores que rechazaron el mensaje falso y
erróneo de Miller les fue dicho que “la sangre de esas
almas” sería sobre ellos.
10. Las iglesias que rechazaron el mensaje falso de
Miller en 1844 fueron identificadas como
“Babilonia,” y se consideran como apóstatas, iglesias
“caídas”.

18
No está claro si la señora Ellen White canonizó las quince “pruebas”
de Miller. Lo que sí sabemos es que ella habló de períodos proféticos
múltiples en varias ocasiones. También dijo que todas las evidencias
que apoyaban la fecha de 1843 se aplicaban correctamente a la fecha de
1844. También sabemos que en el esquema de Miller había por lo
menos seis pruebas, y algunos dicen que a lo mejor las quince. Veáse
Ellen G. White, Spiritual Gifts, Vol. 1, p. 138, 139, y Arasola, The End
of Historicism, p. 221.
90 Las Doctrinas Sectarias de los ASD

11. Resumiendo: lo que Ellen White dijo que era


correcto, estaba errado. Y lo que dijo que estaba
errado, era correcto.
Capítulo 6

La “Verdad” Cambia—
¡Otra Vez!

L os seguidores de Miller, incluyendo a Ellen White,


que más tarde se convirtieron en Adventistas del
Séptimo Día, han propuesto varias razones para
explicar por qué Cristo no vino en 1843. Entre ellas, están
las siguientes:
Dios quería probar al pueblo acerca de un punto
de “la verdad”.
Vi que Dios estaba en la proclamación del tiempo en 1843.
Era su propósito despertar a la gente y colocarla en un punto de
prueba donde se decidiese en pro o en contra de la verdad.1

Dios quería que sufriesen un desengaño.


Vi a los hijos de Dios que esperaban gozosamente a su
Señor. Pero Dios quería probarlos. Su mano encubrió un error
cometido al computar los períodos proféticos. Quienes
esperaban a su Señor no advirtieron la equivocación…Dios
quiso que su pueblo tropezase con un desengaño.2

1
Ellen G. White, Dones Espirituales, reproducido en Primeros
Escritos, p. 232.
2
Ibid., p. 235.
92 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

La visión se tardó.
La mano del Señor se apartó de las cifras, y echaron de ver
el error. Advirtieron que los períodos proféticos alcanzaban
hasta 1844, y que la misma prueba que habían aducido para
demostrar que los períodos proféticos terminaban en 1843
demostraba que terminarían en 1844. La luz de la Palabra de
Dios iluminó su situación y descubrieron que había un período
de tardanza. ‘Aunque [la visión] tardare, espéralo.3,4
Uno se pregunta por qué querría Dios probar a su
pueblo, sobre un punto de “verdad” que era en realidad un
error. Ellen White responsabiliza a Dios por el desengaño:
EGW dice que Dios cubrió con su mano el error y que Él
quería que su pueblo tropezase con un desengaño. Luego se
vio que la visión (los 2300 días de Daniel 8:14) se tardaba,
que iba más allá de su posición final. Y, sin embargo ¡EGW
dice que en realidad no se tardó!
La visión no se tardó.
Al principio no se percibió que, si el decreto no salió a
comienzos del año 457 A. C., los 2300 años no se completarían
al final de 1843. Pero se estableció que el decreto fue expedido
cerca del fin del año 457 A. C., y que, por lo tanto, el período
profético debía alcanzar al otoño de 1844. Por tanto, la visión
del tiempo no se tardó, aunque parecía haberlo hecho.
Aprendimos a confiar en el lenguaje del profeta: ‘Aunque la
visión tardará aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y
no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá,
no tardará”.5,6

3
Ellen G. White, Primeros Escritos, p. 236.
4
Esta es una cita de Habacuc 2:3. En contexto, tiene que ver con la
visión de Habacuc en relación con la venidera invasión de Judá por los
caldeos. No tiene nada que ver con Daniel 8:14, la venida de Cristo, o
el santuario celestial.
5
Ellen G. White, Testimonies for the Church, Vol. 1, p. 52.
6
“El profeta” aquí es Habacuc, no Daniel. Todavía en este lugar vemos
correcciones desbocadas. No se toma en cuenta el contexto para nada.
La “Verdad” Cambia—¡Otra Vez! 93

Con el problema del primer desengaño ahora


“claramente explicado”, nos trasladamos al gran
desengaño. Cuando Cristo no vino el 22 de octubre de
1844, aquello fue devastador – al principio. Ahora llegamos
al fundamento de lo que he llamado la “doctrina sectaria de
los Adventistas del Séptimo Día”, que es la purificación del
santuario celestial y el juicio investigador. Antes de que
consideremos la fuente de esta doctrina, hay que decir
ciertas cosas tanto como repaso y como introducción:
• Esta doctrina continúa construyendo sobre la “verdad”
de que el 22 de octubre de 1844 es una interpretación
válida de Daniel 8:14,7 una de las quince “pruebas”
cuestionables de Miller.
• Esta doctrina es una reinterpretación del “movimiento
del mes séptimo”, que predijo que Cristo vendría a la
tierra el 22 de octubre de 1844.
• Esta doctrina no se originó en un estudio diligente de la
Biblia.
• Esta doctrina es completamente desconocida en todos
los círculos teológicos e históricos cristianos.
• Esta doctrina nació de una “visión” de Hiram Edson, un
hombre del cual no se sabía de antemano, ni se supo
después, que manifestase el verdadero don de profecía,
ni que tuviese ninguna otra visión cuya validez pudiese
ser demostrada.
• Esta “visión” ocurrió el 23 de octubre de 1844, la
mañana después del gran desengaño, en un momento de
extrema inestabilidad emocional entre los Adventistas.8
• Esta doctrina fue escrita primero por O.R.L. Crosier, que
pronto renunció a ella al considerarla errónea.

7
Esto se evaluará en el Capítulo 10.
8
“Estaban desorientados…” Véase la nota del editor en Spirit of
Prophecy, Vol. 4, p. 499.
94 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

• Esta doctrina llegó envuelta en una mezcla teológica de


error espeso.
La siguiente es una cita de un manuscrito de Hiram
Edson, la persona que tuvo la visión del santuario.
Después del desayuno [el 23 de octubre, el día después del
desengaño], le dije a uno de mis hermanos: ‘Vamos a ver, y a
animar a algunos de nuestros hermanos. Salimos, y mientras
pasábamos por un campo grande, fui detenido como a medio
camino dentro del campo. El cielo pareció abrirse ante mis ojos,
y vi, clara y distintamente, no que el Sumo Sacerdote salía del
Lugar Santísimo en el santuario celestial para venir a esta tierra
el día décimo del mes séptimo al final de los 2300 días, sino
que, por primera vez entró en ese día en el segundo
compartimiento del santuario, y que tenía una obra que llevar a
cabo en el Lugar Santísimo antes de venir a la tierra…
Mientras yo estaba de pie en medio del campo, mi
compañero siguió adelante, casi hasta ponerse fuera del alcance
de la voz, antes de notar que yo no estaba con él. Preguntó:
‘¿Por qué te detuviste por tanto tiempo?’. Yo contesté: ‘El Señor
estaba contestando nuestra oración matutina, dándonos luz en
relación con nuestro desengaño’. Les conté estas cosas a mis
hermanos…
El hermano Han y yo nos consultamos sobre si era correcto
anunciar la luz sobre el tema del santuario. Decidimos que esto
era exactamente lo que necesitaba el remanente disperso, pues
esto explicaría nuestro desengaño, y pondría a los hermanos en
el camino correcto. Acordamos compartir los gastos, y le
dijimos a Crosier: ‘Escriba sobre el tema del santuario. Saque
otro número del Day Dawn, y nosotros trataremos de sufragar
los gastos’. Así lo hizo, y el Day Dawn fue despachado llevando
la luz del tema del santuario. El ejemplar cayó en manos de los
pastores James White y Joseph Bates, quienes en seguida
respaldaron la visión; y se mostró en visión [a EGW] que era la
luz para el remanente.9

9
Hiram Edson, Fragmento de un Manuscrito a mano, sin fecha,
reproducido en la obra de Knight, Rise of the Sabbatarian Adventism
[Surgimiento del Adventismo Sabadista], p. 126.
La “Verdad” Cambia—¡Otra Vez! 95

Algún tiempo después, O.R.L. Crosier escribió un


extenso artículo sobre el tema del santuario y lo publicó en
The Day Star Extra del 7 de febrero de 1846, titulado: “La
Ley de Moisés”. De interés para nuestro estudio son los
comentarios que él hace en relación con el ministerio de
Cristo en el Lugar Santísimo del santuario celestial y sus
enseñanzas relativas al macho cabrío de la expiación. Estos
puntos inciden directamente sobre la teología de lo que se
convertiría en la purificación del santuario celestial y el
juicio investigador. Las conclusiones de Crosier sobre el
ministerio de Cristo están cargadas de errores a gran escala.
Pero dicen nuevamente que la expiación fue hecha y
consumada en el Calvario, cuando el Cordero de Dios expiró.
Así nos han enseñado los hombres, y así lo creen las iglesias y
el mundo; pero no es por eso más cierto ni más sagrado, si no
está sustentado por la autoridad divina. Quizás sólo unos pocos
o ninguno de los que sostienen esa opinión han sometido a
prueba alguna vez el fundamento sobre el cual descansa. 10
1. Si la expiación se efectuó en el Calvario, ¿quién la
efectuó? La expiación es la obra de un sacerdote. Pero, ¿quién
ofició en el Calvario? Los soldados romanos y los malvados
judíos.
2. La muerte de la víctima no efectuaba la expiación; el
pecador sacrificaba la víctima. Lev. 4:1–4, 13–15, etc, después
de esto el sacerdote tomaba la sangre y efectuaba la expiación.
Lev. 4:5–12, 16–21.
3. Cristo era el Sumo Sacerdote designado para efectuar la
expiación, y ciertamente no podría haber actuado como tal sino
hasta después de la resurrección, y no tenemos ningún registro
de que haya hecho nada en la tierra después de su resurrección,
nada que pudiera llamarse expiación.
4. La expiación se llevó a cabo en el Santuario, pero el
Calvario no era ese lugar.
5. Según Hebreos 8:4, Él no podía efectuar la expiación
mientras estuviese en la tierra. “Si estuviese en la tierra, no

10
O.R.L. Crosier, “The Law of Moses”, impreso en The Day-Star
Extra, Feb. 7, 1846, p. 41, reproducido en Ibid., p. 152.
96 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

debería ser sacerdote”. El sacerdocio levítico era el sacerdocio


terrenal; el divino, el celestial.
6. Por lo tanto, no comenzó la obra de la expiación,
cualquiera que fuese la naturaleza de esa obra, sino después de
su ascensión, cuando por su propia sangre entró en el santuario
celestial por nosotros …
Después de citar Hechos 2:38, Crosier continúa:
Ahora pongamos al lado de este texto otro sobre este punto,
tomado de su discurso [el de Pedro] en la hora nona del mismo
día, Hech. 3:19: “Así que, arrepentíos y convertíos, para que
sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia
del Señor tiempos de refrigerio …” Cada uno puede ver que los
pecados no son borrados al arrepentimiento y a la conversión,
sino que el borrarlos sigue a estas operaciones y, por necesidad,
debe ser precedido por ellas. En ese tiempo, el arrepentimiento,
la conversión, y el bautismo se habían vuelto deberes
imperativos en el tiempo presente; y cuando se efectuaban, los
que los llevaban a cabo “lavaban” (Hech. 22:16), remitían o
alejaban de ellos los pecados. (Hech. 2:28;) [(sic.) Hech. 2:38] y
por supuesto, son perdonados y han “recibido la expiación”;
pero no la habían recibido [la expiación] plenamente en ese
momento todavía, porque sus pecados todavía no habían sido
borrados…11
La purificación del santuario no consumaba la purificación
del pueblo; porque, después de que el macho cabrío de la
expiación se llevaba lejos todas las iniquidades del pueblo, el
sumo sacerdote todavía tenía que ofrecer los holocaustos y
quemar la grasa de la ofrenda por el pecado en el atrio, que
formaba parte de la expiación del día y se requería la expiación
completa del día para purificar al pueblo. Lev. 16:22–30.12
Crosier también ve al “macho cabrío como tipo de
Satanás”.13 Éste es el origen de la interpretación Adventista
del Séptimo Día de que Satanás está representado por el

11
Ibid., p. 152.
12
Ibid., p. 153.
13
Ibid., p. 154.
La “Verdad” Cambia—¡Otra Vez! 97

macho cabrío en el servicio del Día de Expiación descrito


en Levítico 16.14
Resumen de la “verdad” de Crosier
En este punto, tenemos que resumir lo que hemos
encontrado: Crosier, escribiendo la teología de Hiram
Edson y de F.B. Hahn,15 llegó a varias conclusiones, entre
ellas las siguientes:
1. Cristo entró en el Lugar Santísimo del santuario
celestial por primera vez el 22 de octubre de 1844.
2. En la cruz no se hizo ninguna expiación.
3. La expiación es efectuada por el Sumo Sacerdote en
el santuario celestial.
4. El borramiento de los pecados no tiene lugar en el
momento del arepentimiento y la conversión.
5. La expiación no está completa sino hasta que Cristo
pone los pecados sobre Satanás, que está
representado por el macho cabrío de la expiación en
el Día de Expiación de Levítico.
6. La expiación no se completa sino hasta después de la
purificación del santuario celestial, que comenzó el
22 de octubre de 1844.
Evaluación
Aunque hemos reservado para un capítulo posterior la
evaluación bíblica de la doctrina Adventista de la

14
Los Adventistas del Séptimo Día creen que el macho cabrío en el
servicio del Día de Expiación de Levítico 16 representa a Satanás.
Enseñan que la sangre de Cristo transfiere el registro de los pecados de
los justos al santuario celestial. Luego, al final del juicio investigador,
estos pecados son colocados sobre la cabeza de Satanás, que en
definitiva llevará el castigo por ellos.
15
Véase su apoyo de este artículo, en The Day-Star Extra de Febrero 7,
1846, reproducido en la obra de Knight, Rise of Sabbatarian
Adventism, p. 155.
98 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

purificación del santuario celestial y el juicio investigador,


debemos observar que casi ningún erudito evangélico
concordaría con ninguna de las afirmaciones que
anteceden, si es que alguno lo haría. La mayoría los
consideraría errores crasos, si no francas herejías. Sin
embargo, nótese cómo evaluaba Ellen White esta nueva
teología , cambiando así “la verdad”.
El Señor me mostró en visión que Jesús se levantó y cerró la
puerta, y entró al Lugar Santísimo, en el séptimo mes [judío] de
1844…
Creo que el santuario, que debe ser purificado al final de los
2300 días, es el templo de la Nueva Jerusalén, del cual Cristo es
el ministro. El Señor me mostró en visión, hace más de un año,
que el hermano Crosier tenía la luz verdadera sobre la
purificación del santuario, etc.; [obsérvese el “etc.” en relación
con los otros puntos de su “verdad”] y que era su voluntad que
el hermano C. escribiera la visión que él nos dio en el Day-Star
Extra del 7 de febrero de 1846. Me siento plenamente
autorizada por el Señor para recomendar ese número del Extra
a cada uno de los santos.16
Muchos Adventistas evangélicos rechazarían por
completo esta “visión” de Edson y la teología que la
acompaña, como hizo el mismo Crosier.17 Sin embargo,
debe observarse que los principales escritores
denominacionales Adventistas todavía consideran esta
“revelación” a Edson como obra de Dios. Comentando la
16
A Word to the “Little Flock”, reproducido en la obra de Knight, Rise
of Sabbatarian Adventism, p. 171.
17
“El primero en encontrarle defectos a las enseñanzas Adventistas
sobre el santuario fue su creador, O.R. L. Crosier. Damsteegt nos dice
en relación con Crosier: ‘Aceptó el sábado en 1846, pero pronto lo
repudió, junto con sus propias enseñanzas sobre el santuario’”. Véase,
de P.G. Damsteegt, Foundations of the Seventh-day Adventist Message
and Mission, (Eerdmans Publishing Co., 1977), p. 23, citado por Ford
en Daniel 8:14, p. 29. D. M. Canright dice: “La teoría del santuario en
el cielo la aceptaron del pastor O.R.L. Crosier, que dspués la repudió”.
Canright, Life of Mrs. E.G. White, p. 66.
La “Verdad” Cambia—¡Otra Vez! 99

visión de Edson en su libro The Sanctuary, el Dr. Roy


Adams dice:
A pesar de las lágrimas de Edson, a la mañana siguiente
Dios se le reveló en la mejor forma posible. En las palabras de
Edson: “El cielo pareció abrise ante mis ojos, y vi, distinta y
claramente, que nuestro Sumo Sacerdote, en vez de salir del
Lugar Santísimo en el santuario celestial para venir a la tierra el
día décimo del mes séptimo al final de los 2300 días, ese día
entró por primera vez en el segundo compartimiento del
santuario…” Esta posición fue adoptada por el grupo de
milleristas que más tarde fueron conocidos como Adventistas
del Séptimo Día. Históricamente, esto ha ocupado un lugar
importante en nuestro sistema de creencias.18
Esta “verdad” del cambio de ministerio de Cristo en el
santuario celestial como cumplimiento de Daniel 8:14 es el
fundamento de la teología Adventista. Es vitalmente
importante recordar que esta “verdad” no surgió de un
estudio diligente y racional de la Biblia. Más bien, se
originó en una “visión” de Edson. Así como la
interpretación Adventista de Daniel 8:14 surgió en el marco
de las quince “pruebas” erróneas de Miller, la teología del
santuario surgió en un marco de crasos errores teológicos.
Sin embargo, algunos Adventistas prominentes todavía
se aferran a la “verdad” de Edson, aunque la declaran en
términos ligeramente diferentes. Por ejemplo, el Dr. Roy
Adams afirma:
Al final del período profético de Daniel 8:14, Cristo
comenzó una nueva fase de su ministerio—una fase que tenía
por meta la vindicación final del nombre y el honor de Dios, la
vindicación del santuario y el pueblo de Dios, y la seguridad
eterna de universo…Ahora nos apoyamos sus valerosos e
inspiradores hombros [de los pioneros ASD], y, sin alterar ni
una sola tabla de las columnas básicas de la fe, [énfasis suyo]

18
Del Dr. Roy Adams, The Sanctuary, Understanding the Heart of the
Adventist Theology, (Hagerstown MD: Review and Herald Publishing
Association, 1993) pp. 106, 107.
100 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

tenemos una visión más clara…Entonces, quizás un mejor modo


de expresar la misma verdad [énfasis suyo] que recibió Hiram
Edson en aquella mañana llena de lágrimas sería como sigue: A
su ascensión, Cristo entró a la presencia de Dios (y al decir esto,
concordamos con el Nuevo Testamento) y allí comenzó un
“ministerio del primer compartimiento” (de acuerdo con el
antiguo servicio típico del Día de Expiación)—es decir, la
restauración o vindicación o purificación del santuario celestial
(de acuerdo con Levítico 16 y Daniel 8:14).
Al evaluar lo que tuvo lugar en el Adventismo primitivo,
notamos la cambiante naturaleza de la “verdad”. El
“mensaje del primer ángel” era la “verdad” de que Cristo
vendría en 1843. El “mensaje del segundo ángel” era el
llamado para que los fieles “salieran de Babilonia”—las
iglesias que rechazaron la fecha fijada por los milleristas.
Este segundo mensaje fue predicado simultáneamente con
el movimiento del mes séptimo, que predecía que Cristo
regresaría a la tierra el 22 de octubre de 1844. Ahora,
usando las mismas profecías de Daniel 8:14 junto con
Levítico 16, la “verdad” es que Cristo, en vez de venir a la
tierra al final de la profecía de los 2300 días, entró en el
Lugar Santísimo del santuario celestial por primera vez.
Allí Cristo debía “completar la expiación” que no estaba
completa en la cruz, y borrar los pecados que no fueron
borrados durante el arrepentimiento y la llegada de la fe.
En el Capítulo 5, documentamos cómo fue que Ellen
White dijo que los pastores que rechazaron el mensaje con
la fecha de los milleristas se oponían a Dios y estaban de
parte de Satanás, que el rostro de Jesús se había apartado de
ellos, y que tenían sobre ellos la sangre de las almas por su
error. Además, ella llamó “Babilonia” a las iglesias que
rechazaron el movimiento del mes séptimo.
Ahora, todos estos mensajes han sido reinterpretados. La
“verdad” ya no es que Cristo debía regresar a la tierra, sino
que, exactamente el 22 de octubre de 1844, Cristo entró,
La “Verdad” Cambia—¡Otra Vez! 101

por primera vez, al Lugar Santísimo del santuario celestial


para completar la expiación.
Para entonces, muchos de los milleristas que habían sido
desengañados dos veces renunciaron al paquete entero de
fijación de fechas.19 Miller mismo se dio cuenta de que sus
predicciones eran erróneas. Continuó creyendo que la
venida de Cristo estaba cerca, pero nunca aceptó la
reinterpretación sobre el santuario celestial de Daniel 8:14
suscitada por el pequeño grupo de milleristas, muchos de
los cuales fueron más tarde los fundadores de la iglesia
Adventista del Séptimo Día.20
De interés para nosotros en este punto son las
afirmaciones de Ellen White relativas a los que no
aceptaron la nueva luz de la obra de Cristo en el santuario
celestial.
La profecía se cumplió en los mensajes del primero y
segundo ángeles. Estos mensajes se dieron en el momento
correcto, y llevaron a cabo la obra que Dios se propuso que
21
llevasen a cabo.
Después se me mostró el doloroso desengaño del pueblo de
Dios. No vieron a Jesús en el tiempo en que le esperaban. No
sabían por qué no había venido. No veían ninguna evidencia de
por qué el tiempo profético no había terminado. Dijo un ángel:
¿Ha fallado la palabra de Dios? ¿Ha dejado Dios de cumplir sus
promesas? No. Ha cumplido todo lo que prometió. Jesús
resucitó, cerró la puerta del Lugar Santo en el santuario
celestial, abrió la puerta del Lugar Santísimo, y entró para
purificar el santuario. Dijo el ángel: Todos los que esperan
pacientemente entenderán el misterio. El hombre ha errado;
pero no ha habido error de parte de Dios. Todo lo que Dios
prometió, se ha cumplido; pero el hombre miró erróneamente a
la tierra, creyendo que ella era el santuario que debía ser
purificado al final de los períodos proféticos. Las esperanzas del

19
Véase de Ellen G. White, Spiritual Gifts, Vol. 1, pp. 166,167.
20
Ibid., p. 167.
21
Ibid., p. 150.
102 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

hombre han fracasado; pero la promesa de Dios no ha fracasado


en absoluto. Jesús envió a sus ángeles para dirigir a los
desengañados, para guiar sus mentes hacia el Lugar Santísimo
donde Cristo había ido a purificar el santuario y hacer una
expiación especial por Israel. Jesús les dijo a los ángeles que
todos los que le encontrasen entenderían la obra que él llevaría
a cabo.22
Uno se pregunta cómo es que los hombres “erraron” y
“erróneamente” consideraron la tierra como el santuario
que debía ser purificado al fin de los períodos proféticos.
¿No era ésta la “verdad” que los ángeles habían revelado a
Miller? ¿No era ésta la enseñanza de los gráficos de Miller,
de los cuales se había demostrado que eran exactamente
como Dios los quería? ¿No fue este error el que los
pastores cristianos rechazaron, sobre los cuales dijo Ellen
White que caería la sangre de las almas por no aceptarlo?
¿Qué le ha ocurrido a la “cadena perfecta de verdades”?
Se me mostró lo que tuvo lugar en el cielo al terminar los
períodos proféticos en 1844. Vi que, al terminar el ministerio de
Jesús en el Lugar Santo, y cerrar la puerta de ese
compartimiento, descendió una gran oscuridad sobre los que
habían escuchado, habían rechazado los mensajes de la venida
de Cristo, y le habían perdido de vista.23
Las mentes de todos los que abrazan este mensaje están
dirigidas al Lugar Santísimo, donde Jesús está de pie delante del
arca, haciendo la intercesión final a favor de todos aquéllos para
los que la misericordia todavía permanece, y a favor de los que
por ignorancia han quebrantado la ley de Dios. Esta expiación se
hace a favor de los justos muertos, así como a favor de los justos
vivos. Jesús hace expiación a favor de los que murieron sin
recibir la luz acerca de los mandamientos de Dios, los que
pecaron por ignorancia.24

22
Ibid., p. 158.
23
Ibid., pp. 158,159.
24
Ibid., p. 163.
La “Verdad” Cambia—¡Otra Vez! 103

Comenzamos a ver que toda la “verdad” parece girar


alrededor del entendimiento de esta pequeña manada de
Adventistas. Aunque Ellen White nunca dio origen a una
sola doctrina del Adventismo,25 sus escritos ocupan una
posición central en la formación y la definición del centro
de la “verdad presente”.26 Aparentemente, EGW cree que la
“luz acerca de los mandamientos de Dios”, que descubrió el
pequeño grupo de Adventistas, era algo desconocido por
los cristianos a través de la historia. Creo que ella se refiere
específicamente al séptimo día sábado. Después de que este
grupo descubrió esta “verdad”, los Adventistas enseñaron
que Dios le pediría cuentas al mundo entero por el
sábado.27 Comenzamos a ver un modelo utilizado una y
25
“Ni él [James White] ni su esposa dieron origen jamás a una sola
doctrina sostenida por los Adventistas del Séptimo Día. La doctrina del
segundo advenimiento la recibieron de Miller; y todas las fechas
proféticas las aceptaron de él exactamente como él las había
establecido. El sábado lo recibieron de Bates.…La teoría del santuario
en el cielo la aceptaron del pastor O.R.L. Crosier….Más tarde,
aceptaron de Andrews la teoría de los tres mensajes y la bestia de dos
cuernos, como aplicada a los Estados Unidos. El sueño de los muertos
lo recibieron de los Adventistas del Primer Día”. Canright, The Life of
Mrs. E. G. White, p. 66.
26
Debe notarse que Ellen White misma descubrió muy pocas
“verdades” nuevas, si es que descubrió alguna. Por lo general, otros
Adventistas descubrían las “verdades” y luego ella las corroboraba y
les daba autoridad “divina” por medio de sus “visiones”. Véase de
Canright, The Life of Mrs. E. G. White, pp. 69,70.
27
“Vi que la prueba actual acerca del sábado no podía producirse antes
que terminase la mediación de Cristo lugar santo y él hubiese pasado al
interior del segundo velo. Por lo tanto, los cristianos que durmieron
antes que se abriese la puerta de acceso al santísimo cuando terminó el
clamor de medianoche, el séptimo mes, en 1844, sin haber guardado el
verdadero día de reposo, descansan ahora en esperanza; porque no
tuvieron la luz ni la prueba acerca del sábado que tenemos ahora desde
que la puerta se abrió. Vi que Satanás estaba tentando acerca de este
punto a algunos de los hijos de Dios. Debido a que tantos buenos
cristianos se durmieron en los triunfos de la fe sin haber guardado el
104 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

otra vez en la historia de los ASD. Las cosas eran correctas


mientras “Dios no le mostrase” a EGW que estaban
erradas. Se convertían en erróneas cuando ella decía que
eran erróneas, aunque ella hubiese dicho anteriormente que
eran correctas.28
A menudo, EGW usa las expresiones “mensajes del
primero, segundo, y tercer ángeles”, o los “mensajes de los
ángeles”. Con la frase “mensaje del primer ángel”, ella
quiere decir el mensaje de Miller en 1843.29 Mediante la

verdadero día de reposo, dudaban de que éste fuese una prueba para
nosotros ahora”. Ellen White, Primeros Escritos, p. 43.
28
Por ejemplo, algunos Adventistas del Séptimo Día fomentaban la
idea de renunciar a la carne de cerdo a causa de las leyes del pacto
antiguo acerca de las carnes limpias e inmundas. Sin embargo, Ellen
White se opuso a ellos. Más tarde, después de que “Dios le mostró” la
“verdad” sobre este asunto, ella insistió en que comer carne de cerdo
era incorrecto, y que todos los ASD debían abandonar esto. Parece que
la verdad se basa, no en un estudio diligente de las Escrituras, sino en
sus “revelaciones de Dios”. “Vi que los puntos de vista de ustedes
relativos a la carne de cerdo no serían perjudiciales si los conservasen
para sí; pero en el juicio y la opinión de ustedes, han hecho una prueba
de esta cuestión, y las acciones de ustedes han demostrado claramente
su fe acerca de este asunto. Si Dios requiere que su pueblo se abstenga
de la carne de cerdo, Él les convencerá acerca de la cuestión [dar una
visión a Ellen White]. Él está tan dispuesto a mostrar su deber a sus
honestos hijos como a mostrárselo a individuos sobre los cuales no ha
puesto la carga de su obra. Si es el deber de la iglesia abstenerse de la
carne de cerdo, Dios lo revelará a más de dos o tres. Él enseñará a su
iglesia su deber … Vi que ustedes dos deben ser llevados rápidamente a
donde ustedes están dispuestos a ser guiados, en vez de a donde deseen
llevar a otros, o Satanás intervendrá y les llevará por su camino, para
que sigan su consejo. Algunos miran las ideas fijas de ustedes, y las
consideran evidencia de humildad. Están engañados. Ambos están
trabajando para el arrepentimiento”. Ellen G. White, Testimonies for the
Church, Vol, 1, pp. 206, 207. Debemos observar que el verdadero
problema era que estas personas estaban tratando de ser dirigentes. Al
hacerlo, estaban usurpando el papel de EGW, y, por lo tanto, recibieron
su condena.
29
Véase de Ellen G. White, Spiritual Gifts, Vol. 1, pp. 133–140.
La “Verdad” Cambia—¡Otra Vez! 105

expresión “mensaje del segundo ángel”, ella se refiere al


llamado a salir de Babilonia—las iglesias caídas 30 que
rechazaron el sistema de fechas de Miller—junto con el
mensaje millerista de 1844, revisado y “corregido”.31,32
Con la frase “mensaje del tercer ángel”, ella se refiere al
mensaje reinterpretado y revisado del 22 de octubre de
1844, que enseña el cambio de ministerio de Cristo en el
santuario celestial, junto con la “verdad” del séptimo día
sábado.33 Más tarde, los Adventistas reinterpretarán algunos
de estos términos nuevamente, pero por ahora esta es
“verdad presente”.
Muchos de los que abrazaron el tercer mensaje no tenían
experiencia en los dos mensajes anteriores. Satanás entendió
esto, y puso sobre ellos sus malvados ojos para derribarles;
pero el tercer ángel les estaba señalando hacia el Lugar
Santísimo, y los que tenían experiencia en los mensajes pasados
les señalaban el camino hacia el santuario celestial. Muchos
vieron la cadena perfecta de verdades en los mensajes de los
ángeles y gozosamente la recibieron. Las abrazaron en su orden,
y siguieron a Jesús por fe hasta dentro del santuario celestial.
Estos mensajes me fueron representados como un ancla para
sostener el cuerpo. Y al recibirlos y entenderlos los individuos,
éstos son protegidos contra los muchos engaños de Satanás.34
En estos tres mensajes, EGW menciona nuevamente la
“cadena perfecta de verdades”. Esto parece difícil de
comprender. Acaba de mencionar los “errores” y las
conclusiones “erróneas” del hombre, que son exactamente

30
Iglesias tanto católicas como protestantes.
31
Parece que EGW relacionaba el mensaje del segundo ángel, que era
técnicamente el llamado a salir de Babilonia, con “el clamor de
medianoche: ‘He aquí viene el esposo’, “que era el movimiento del mes
séptimo o la interpretación de 1843, con el 22 de octubre de 1844.
Véase Spiritual Gifts, pp. 140, 141.
32
Ibid., pp. 140–143.
33
Ibid., pp. 160–168.
34
Ellen G. White, Spiritual Gifts, Vol. 1, pp. 165,166.
106 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

lo que se ha enseñado en los dos mensajes anteriores. Dice


que estos mensajes son “un ancla para el cuerpo” y que su
aceptación evitará que una persona sea engañada por
Satanás.
Después vi a William. Miller. Parecía perplejo, y estaba
doblegado de tristeza y dolor por su pueblo. Vio la compañía,
que estaba unida y en amor en 1844, perder el amor los unos por
los otros, y oponerse los unos a los otros. Les vio retroceder
hasta un estado de frialdad y reincidencia. El dolor agotaba sus
fuerzas. Vi a dirigentes observar a William. Miller, y temer que
abrazase el mensaje del tercer ángel y los mandamientos de
Dios [quiere decir en contexto, especialmente el séptimo día
sábado]. Y al inclinarse él hacia la luz del cielo, estos hombres
prepararon algún plan para alejar la mente de él. Vi que se
ejercía una influencia humana para mantener su mente en la
oscuridad y detener su influencia entre ellos. Después de mucho,
William. Miller alzó su voz contra la luz del cielo [la
reinterpretación de los 2300 días de Daniel 8:14]. No recibió el
mensaje que habría explicado plenamente su desengaño y
arrojado luz y gloria sobre el pasado, que habría revivido sus
agotadas energías e iluminado sus esperanzas, y le hubiese
llevado a glorificar a Dios. Pero se inclinó hacia la sabiduría
humana en vez de a la divina, y, quebrantado por la ardua labor
en la causa de su Maestro, y por la edad, no era tan responsable
como aquéllos que le impidieron ver la verdad. Ellos son
responsables, y el pecado descansa sobre ellos.35
Para Ellen White, la veracidad de de estos mensajes se
convierte en la piedra angular de toda la futura teología
Adventista. Ella nunca admitirá que estaba equivocada en
sus afirmaciones sobre la guía de Dios. Estos mensajes se
convirtieron en la verdad de prueba del Adventismo para
todos, y continúan siéndolo.
Se me mostraron estos tres pasos—uno, dos, y tres—los
mensajes del primer, segundo, y tercer ángeles. Dijo el ángel: Ay
del que mueva un bloque o un alfiler de estos mensajes. Es de
vital importancia comprender estos mensajes correctamente. El

35
Ibid., p. 168.
La “Verdad” Cambia—¡Otra Vez! 107

destino de las almas depende de la manera en que se reciban.


Nuevamente fui abatida por estos mensajes, y vi cuán alto era el
precio que el pueblo de Dios había pagado por su experiencia.
Había sido obtenida a través de mucho sufrimiento y severo
conflicto. Paso a paso, Dios había guiado, hasta ponerles en una
plataforma sólida, inamovible. Después vi a individuos
aproximarse a la plataforma, antes de subirse a ella y examinar
sus fundamentos. Algunos, con gozo, inmediatamente se
subieron a ella. Otros comenzaron a encontrarle defectos a la
disposición de los fundamentos de la plataforma. Deseaban que
se le hiciesen mejoras, y decían que luego la plataforma estaría
más perfecta, y el pueblo mucho más feliz. Algunos se bajaron
de la plataforma y la examinaron, y luego le encontraron
defectos, afirmando que el diseño era erróneo. Vi que casi todos
estaban firmes sobre la plataforma, y exhortaban a otros que se
habían bajado para que dejaran de quejarse, porque Dios era el
maestro constructor, y ellos estaban luchando contra él.
Relataban la maravillosa obra de Dios, que les había guiado a la
firme plataforma, y unidos, casi todos alzaron sus ojos al cielo,
y en alta voz glorificaron a Dios. Esto afectó a algunos de los
que se habían quejado y abandonado la plataforma, y con
mirada humilde, nuevamente se subieron a ella.36
Esta declaración cimentada en la enseñanza Adventista
la veracidad de lo que se conoce como “el gran movimiento
del segundo advenimiento” de Miller. Fija la fecha del 22
de octubre de 1844 como el cumplimiento de Daniel 8:14 y
la doctrina de la purificación del santuario celestial como
una plataforma perfecta de verdad. Condena a todos los que
deseen siquiera examinar esta plataforma.37 Más que eso,
socava el evangelio al convertir” fechas e interpretaciones
especulativas en “verdades probatorias”. EGW dice que los

36
Ibid., p. 169.
37
Este es otro ejemplo del control mental ejercido por Ellen White. Si
Dios le había revelado a ella que estos tres mensajes eran verdaderos,
entonces nadie debía siquiera examinar la evidencia. Esta no es la
enseñanza de las Escrituras. Pablo alabó a los bereanos por probar sus
enseñanzas con las Escrituras (Hechos 17:11). Sin embargo, este tipo
de control mental es hábitual en muchas sectas.
108 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

que se bajan de esta plataforma de “verdad” están


“combatiendo contra Dios”. Dice que “el destino de las
almas depende de la manera en que se reciban”.
Un pastor evangélico añadió esta nota después de revisar
el primer borrador de este libro.
Ella [refiriéndose a la cita de EGW más arriba] también
socava las reglas de la lógica y la epistemología, haciendo
imposible el discurso racional y la exégesis sensata. Lo único
que los ASD tienen es a EGW. Es claro que es EGW o la
Biblia.38
Según EGW, no se debe renunciar jamás a la
experiencia del movimiento Adventista primitivo, y las
doctrinas que surgieron de esa experiencia jamás deben ser
cambiadas. En la siguiente cita, ella establece esta
experiencia y estas doctrinas como la suprema verdad.
No debemos recibir las palabras de los que vienen con un
mensaje que contradice los puntos especiales de nuestra fe.
Ellos reúnen una cantidad de textos, y los amontonan como
pruebas alrededor de las teorías que afirman. Esto se ha hecho
una y otra vez durante los pasados cincuenta años. Y aunque las
Escrituras son la Palabra de Dios, y deben ser respetadas, si la
aplicación de ellas mueve una sola columna del fundamento que
Dios ha sustentado durante estos cincuenta años, es un gran
error. El que haga tal aplicación no conoce la maravillosa
demostración del Espíritu Santo que dio poder y fuerza a los
pasados mensajes que ha recibido el pueblo de Dios.39
Un análisis cuidadoso de la cita que antecede mostrará
que EGW está convirtiendo en normativa la experiencia de
los primeros Adventistas. Esta experiencia parece tener
prioridad por encima de las Escrituras.
Creo que los Adventistas del Séptimo Día deberían
considerar seriamente lo que hemos presentado hasta aquí.
Sin duda, habrá algunos que me condenarán por examinar

38
Dr. Bud Brown, pastor, West Sedona Baptist Church.
39
Ellen G. White, del folleto Call to the Watchman, 1910, p. 20.
La “Verdad” Cambia—¡Otra Vez! 109

siquiera esta “plataforma de verdad”. Sin embargo, en otra


parte Ellen White afirma:
Algunos han temido que, si reconocen estar en error siquiera
en un solo punto, otras mentes serían inducidas a dudar de toda
la teoría de la verdad. Por lo tanto, han creído que no debe
permitirse la investigación, pues ésta tendería a causar disensión
y desunión. Pero, si tal debe ser el resultado de la investigación,
mientras más pronto tenga lugar, mejor. Si existen aquéllos cuya
fe en la palabra de Dios no soporta la prueba de una
investigación de las Escrituras, mientras más pronto sean
revelados, mejor, porque entonces el camino se abrirá para
mostrarles su error. No podemos sostener que, una vez asumida
una posición y una vez defendida una idea, no deben ser
abandonadas bajo ninguna circunstancia. No hay sino uno que
es infalible – Aquél que es el Camino, la Verdad, y la Vida.40
Debemos reconocer, sin embargo, que, en cualquier
momento en que alguien señalase los errores en la manera
en que ella entiende los mensajes de los tres ángeles, ella
inmediatamente le condenaría.41 Además, el contexto de la
declaración precedente no tiene que ver con la “verdad”
que ella recibió “del cielo”, sino con lo que otros creían.
Resumen del Capítulo
1. Ellen White apoyó, en los términos más fuertes, la
reinterpretación del mensaje de Edson y Crosier de
1844. Ella dijo que: “El Señor le mostró en visión …
que el Hermano Crosier tenía la luz verdadera acerca
de la purificación del santuario, etc”. Dijo: “Me sentí
plenamente autorizada por el Señor para recomendar
ese número del Extra a cada uno de los santos”.
2. El artículo publicado en el Day Star Extra, al cual se
refería EGW, está lleno de errores doctrinales que
socavan el evangelio. Éstos son:

40
Ellen G. White, Gospel Workers, p. 125.
41
Véase de Ellen G. White, Loma Linda Manuscript, 1881, No. 149.
110 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

a. Cristo entró en el Lugar Santísimo del santuario


celestial por primera vez el 22 de octubre de 1844.
b. Cristo no hizo ninguna expiación por el pecado en
la cruz.
c. El borramiento de los pecados no tiene lugar en el
momento del arrepentimiento y la conversión.
d. La expiación no se completa sino hasta que Cristo
pone los pecados de los justos sobre la cabeza de
Satanás, lo cual tiene lugar después de la
purificación del santuario, que comenzó el 22 de
octubre de 1844.
3. El Dr. Roy Adams, editor asociado de Adventist
Review, afirma que Dios “se manifestó de la mejor
manera posible” al revelarle a Edson la “verdad” del
santuario celestial.
4. El Dr. Roy Adams dice que los Adventistas pueden
sostenerse sobre los hombros valientes e inspiradores
de los pioneros Adventistas, como Edson, “sin alterar
ni una sola tabla de las columnas básicas de la fe
[Adventista].
5. En relación con el primer y segundo mensajes, Ellen
White dijo que el “hombre ha errado” y que “el
hombre miró erróneamente a la tierra” como el lugar
al cual Cristo habría de venir. Sin embargo, éstas eran
exactamente las “verdades” que Miller predicó y que
EGW respaldó por medio de sus “visiones” de Dios.
6. EGW dijo que los mensajes del primer, segundo, y
tercer ángeles eran una “cadena perfecta de verdad”,
aunque discrepaban entre sí.
7. EGW dijo que estos tres mensajes eran “un ancla para
sostener el cuerpo”.
8. EGW dijo que la aceptación de estos tres mensajes
sería un escudo “contra los muchos engaños de
Satanás”.
La “Verdad” Cambia—¡Otra Vez! 111

9. EGW dijo que el destino de las almas depende de la


manera en que se reciban estos tres mensajes.
10. EGW dijo que estos tres mensajes eran una
“plataforma sólida, inamovible”.
11. EGW dijo que los que les encontraban defectos a
estos tres mensajes luchaban contra Dios.
12. EGW convirtió la experiencia de los primeros
Adventistas en normativa para interpretar la
Escritura; cualesquiera argumentos bíblicos en
contrario estaban errados.
Ciertamente
les aseguro
que el que
cree tiene
vida eternal
Capítulo 7

La Puerta Que Se
Abre y Se Cierra
D espués del desengaño de 1844, el movimiento
millerista se dividió en dos grupos. Uno de ellos, al
cual ingresó Miller más tarde, reconoció que, en
realidad, nada ocurrió el 22 de octubre de 1844,1 y continuó
esperando la pronta venida de Jesús. Estos Adventistas
rechazaron la reinterpretación del santuario en el mensaje
de 1844, y se conocieron como los “Adventistas de la
puerta abierta”.2 El otro grupo reinterpretó la profecía de
los 2300 días para aplicarla a la purificación del santuario
celestial, creía que la puerta de la misericordia estaba
cerrada, y se conoció como los “Adventistas de la puerta
cerrada”. De este último grupo salieron los fundadores de la
iglesia Adventista del Séptimo Día.3 El propósito de este
capítulo es documentar lo que yo llamo “la puerta
oscilante”, que sigue los pasos a la evolución de la manera
en que este grupo entendió la “verdad” desde 1844 hasta
1851.
1
Knight, Rise of Sabbatarian Adventism, pp. 131,132.
2
Ibid., p. 131.
3
Ibid., pp. 131,132.
114 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Había varias “puertas” en la primera teología


Adventista. Sin embargo, al principio todas estas puertas se
referían a la creencia de que “la puerta de la misericordia”
estaba cerrada, o que el tiempo de prueba había terminado.
“El fin del tiempo de prueba” es un término bien conocido
en los círculos Adventistas, y se refiere a un punto en el
tiempo en que la salvación ya no estará disponible.
Los milleristas creían que la parábola de las diez
vírgenes en Mateo 25:1–12 se aplicaba a su experiencia.
Ellos habían exclamado: “He aquí al Esposo”, pues
esperaban que Jesús vendría a la tierra el 22 de octubre de
1844. Los Adventistas de la puerta cerrada, que
continuaban creyendo que el 22 de octubre de 1844
marcaba un hito importante en el cumplimiento de la
profecía, procedieron a construir sobre la parábola de las
diez vírgenes. En la parábola, “las que estaban preparadas
entraron con él a las bodas, y se cerró la puerta”.4 Creyendo
que ellos eran los únicos que estaban preparados, enseñaron
que los que rechazaron el mensaje del 22 de octubre de
1844 estaban representados por las vírgenes fatuas de la
parábola, a las que, cuando tocaron a la puerta, el Esposo
les dijo: “No os conozco”.
En otras palabras, la “manada pequeña” o “banda
Adventista”, como se hacían llamar, eran los únicos para
los cuales la misericordia estaba disponible todavía. Para el
resto, la puerta estaba cerrada.
Simultáneamente con la puerta cerrada de la parábola de
las diez vírgenes, los Adventistas de la puerta cerrada
creían que Jesús cerró la puerta del primer departamento
del santuario celestial al pasar al segundo departamento.
Ellen White “vio” tener lugar este cambio.5 Las vírgenes

4
Véase Mat. 25:10.
5
“Luego se me mostró lo que había ocurrido en el cielo al terminar en
1844 los períodos proféticos. Cuando Jesús concluyó su ministerio en
La Puerta Que Se Abre y Se Cierra 115

fatuas—todos, excepto la banda Adventista—ya no


pudieron aprovechar la expiación de Jesús en el cielo
porque no se dieron cuenta de que Jesús había pasado de un
departamento al siguiente. Por lo tanto, como se dijo más
arriba, tanto la “puerta” en la parábola de las diez vírgenes
como la “puerta” del primer departamento del santuario
celestial eran “puertas cerradas” para los que no aceptaban
la reinterpretación de la profecía de los 2300 días.
Con esta corta introducción, presentaremos la evidencia
de la “puerta oscilante”.

La puerta se cierra—primer vaivén


El 22 de octubre de 1844 los Adventistas6 creían que la
puerta de la misericordia se cerró de golpe para todos los
que no aceptaron su reinterpretación de la profecía de los
2300 días.
Durante un tiempo después del desengaño de 1844, sostuve,
en común con el cuerpo Adventista, que la puerta de la
miericordia estaba cerrada para siempre para el mundo.7

el lugar santo cerró la puerta de ese departamento, densas tinieblas


envolvieron a quienes habían oído y rechazado el mensaje de su
advenimiento y lo habían perdido de vista a él. Jesús se revistió
entonces de preciosas vestiduras. Alrededor de la orla inferior de su
manto ostentaba en alternada sucesión una campanilla y una granada.
De sus hombros colgaba un pectoral de curiosa labor. Cuando él
andaba, el pectoral refulgía como diamantes y se ampliaban unas letras
que parecían nombres escritos o grabados en el pectoral. En la cabeza
llevaba algo que parecía una corona. Una vez que estuvo
completamente ataviado, le rodearon los ángeles y en un flamígero
carro penetró tras el segundo velo. Se me ordenó entonces que
observara los dos departamentos del santuario celestial. La cortina, o
puerta, estaba abierta y se me permitió entrar”. Ellen G. White,
Primeros Escritos, pp. 250, 251.
6
Es decir, los “Adventistas de la puerta cerrada” que se convirtieron en
Adventistas del Séptimo Día.
7
Ellen G. White, Selected Messages, Vol., p. 63.
116 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Casi todos los Adventistas, incluyendo al Sr. Miller,


creyeron durante un corto tiempo después de su desengaño de
1844, que el mundo había recibido su última amonestación…
Pero pronto se renunció a la idea de que la obra del evangelio
estaba terminada.8
Después de que pasó el tiempo de expectación en 1844, los
Adventistas todavía creían que la venida del Salvador estaba
muy cercana; sostenían que habían llegado a una crisis
importante, y que la obra de Cristo como intercesor del hombre
delante de Dios había cesado. Habiendo advertido del juicio
cercano, sentían que su obra a favor del mundo estaba hecha, y
perdieron su carga de alma a favor de la salvación de los
pecadores, mientras las burlas osadas y blasfemas de los impíos
les parecía otra evidencia de que el Espíritu de Dios había sido
retirado de los que rechazaron su misericordia. Todo esto les
confirmó en la creencia de que el tiempo de prueba había
terminado, o, como ellos lo expresaban, “la puerta de la
misericordia estaba cerrada”.9

La puerta se abre—segundo vaivén


En algún momento entre el 22 de octubre de 1844 y el
fin de diciembre de 1844, muchos Adventistas abandonaron
la enseñanza de la puerta cerrada. En el contexto de apoyar
las visiones de su esposa, Ellen, James White registra esta
declaración.
Cuando ella recibió su primera visión, en diciembre de 1844,
ella [EGW] y todo el grupo en Portland, Maine (donde sus
padres habían vivido) habían abandonado el clamor de
medianoche y la puerta cerrada como pertenecientes al
pasado.10
Esto muestra que Ellen White abandonó la puerta
cerrada en algún momento antes de diciembre de 1844. En

8
Nota del editor, Spirit of Prophecy, 1884, Vol. 4, p. 499.
9
Ibid., p. 268.
10
James White, A Word to the “Little Flock”, Mayo 30, 1847, p. 22,
reproducido en la obra de Knight, Rise of the Sabbatarian Adventism,
p. 176.
La Puerta Que Se Abre y Se Cierra 117

1848, Ellen White escribió la siguiente carta a Joseph


Bates.11 En esta carta, ella relata su visión “sobre la venida
del Esposo”, visión que ella recibió en febrero de 1845.
Ella proporciona evidencia de que un gran número de
Adventistas habían abandonado la puerta cerrada.
La visión de la venida del Esposo la tuve a mediados de
febrero de 1845 mientras estaba en Exeter, Maine, reunida con
Israel Dammon, James, y muchos otros. Muchos de ellos no
creían en la puerta cerrada. Sufrí mucho al comienzo de la
reunión. La incredulidad [en contexto, incredulidad en la puerta
cerrada] parecía estar por todas partes.
Había una hermana conocida como muy espiritual. Viajaba,
y había sido una poderosa predicadora la mayor parte del tiempo
durante veinte años. Había sido una verdadera madre en Israel.
Pero había surgido una división en el grupo de la puerta cerrada.
Ella tenía gran simpatía, y no podía creer que la puerta
estuviese cerrada. Yo no había sabido nada de sus diferencias.12
Estas afirmaciones de James y Ellen White demuestran
que por lo menos un número bastante grande de
Adventistas había abandonado la puerta cerrada; y esto
documenta la segunda oscilación de la puerta. Durante un
corto período de tiempo, la puerta de la misericordia se
abrió nuevamente.

La puerta se cierra nuevamente—tercer vaivén


Las dos primeras oscilaciones de la puerta proporcionan
los antecedentes históricos para esta importante “tercera
oscilación” de la puerta. Hasta ahora en nuestro estudio,
hemos visto muchas reinterpretaciones de la “verdad”
cambiante: desde 1843 hasta 1844; desde la venida de
11
Joseph Bates es una figura bien conocida en la historia ASD que
creyó en las visiones de EGW y las apoyó durante muchos años, pero
más tarde renunció a ellas en privado. Véase de Canright, The Life of
Mrs. E. G. White, pp. 225–231.
12
A.L. White, Ellen G. White y la Cuestión de la Puerta Cerrada, Carta
3, 1847, pp. 49–51. Impreso en la obra de Ford, Daniel 8:14, p. 418.
118 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Cristo a la tierra en 1844 hasta la entrada de Cristo en el


Lugar Santísimo del santuario celestial en 1844. Ahora,
vemos a los Adventistas moviéndose hacia delante y hacia
atrás acerca de la “verdad” de la puerta cerrada. Esta
tercera oscilación de la puerta es algo que los Adventistas
han tratado de explicar o negar,13 porque socava por
completo la autoridad profética de Ellen White. Puesto que
esta oscilación de la puerta es cuestionada a menudo en el
Adventismo, presentaré más documentación sobre ella que
la que presenté acerca de las primeras dos.
La siguiente evidencia mostrará que los Adventistas de
la “puerta cerrada” en general, y Ellen White en particular,
sostuvo una teología de la puerta cerrada desde diciembre
de 1844 hasta más o menos el 22 de octubre de 1851.14
Mostraremos que, por medio de sus visiones, Ellen White
enseñó que la puerta de la misericordia estaba cerrada. He
aquí las partes pertinentes de su primera visión, que recibió
en diciembre de 1844.
Otros [Adventistas de la puerta abierta] negaron
temerariamente la luz que brillaba tras ellos, diciendo que no era
Dios quien los había guiado hasta allí. Pero entonces se
extinguió para ellos la luz que estaba detrás y dejó sus pies en
tinieblas, de modo que tropezaron y, perdiendo de vista el
blanco y a Jesús, cayeron fuera del sendero abajo, en el mundo
sombrío y perverso. Era tan imposible para ellos volver al
sendero nuevamente e ir a la Ciudad de Dios, como para todo el
mundo perverso que Dios había rechazado. Cayeron uno tras
otro a todo lo largo de sendero, hasta que oímos la voz de Dios

13
Véase de Arthur L. White, Ellen G. White and the Shut Door
Question, (Washigngton, D. C.: Ellen G. White Estate, 1971). Véase
también de Robert W. Olson, The “Shut Door” Document,s
(Washington, D. C.: Ellen G. White Estate, 1982).
14
Veremos que esta puerta cerrada fue modificada un poco en 1849.
La Puerta Que Se Abre y Se Cierra 119

como el estruendo de muchas aguas, que nos anunciaba el día y


la hora de la venida de Jesús.15
A partir de esta primera visión, entendemos dos cosas.
Primera, a EGW se le mostró que era imposible que se
salvasen los que renunciaron al mensaje millerista o a su
reinterpretación. Segundo, Dios había rechazado a todo el
mundo malvado.
La segunda visión de Ellen White en febrero de 1843
enseña la misma puerta cerrada. Siguiendo con la carta a
Joseph Bates citada antes, EGW muestra que fue su visión
lo que hizo que este grupo de Portland, Maine, renunciara a
su “error” de abandonar la puerta cerrada. Esto deja claro
que EGW enseñó una puerta cerrada por medio de su
visión. Como vimos antes, este grupo no creía en una
puerta cerrada.
Finalmente mi alma pareció estar en agonía, y mientras ella
hablaba, caí de la silla al piso. Fue entonces cuando tuve una
visión de Jesús levantándose de su trono de mediación y yendo
hacia el santísimo y hacia el Esposo para recibir su reino. Todos
dijeron que esto era completamente nuevo para ellos. El Señor
trabajó con gran poder, estableciendo la verdad en sus
corazones.
La Hermana Durben conocía el poder del Señor, porque lo
había experimentado muchas veces; y poco después de que yo
caí, ella fue derribada, y cayó al piso, clamando al Señor para
que tuviese misericordia de ella. Cuando salí de la visión, mis
oídos fueron saludados por los cantos y los gritos de la Hermana
Durben en voz alta.
La mayoría de ellos aceptó la visión, y quedaron
establecidos acerca de la puerta cerrada.16

15
Ellen G. White, “To the Remnant Scattered Abroad”, en A Word to
the “Little Flock”, Mayo 30, 1847, p. 14. Reproducido en la obra de
Knight, The Rise of Sabbatarian Adventism, p. 172.
16
A. L. White, Ellen G. White and the Shut Door Question, Carta 2,
1847, pp. 49–51. Impreso en la obra de Ford, Daniel 8:14, pp. 417–
419.
120 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Vemos que las dos primeras visiones de Ellen White


enseñaban que la puerta de la misericordia estaba cerrada
para todos los que estaban fuera del pequeño grupo de
Adventistas. Aunque abandonaron la enseñanza de la puerta
cerrada por un corto tiempo, las visiones de ella corrigieron
este “error” y la puerta se cerró—nuevamente.
Hay todavía más evidencia de que esto es exactamente
lo que Ellen White creía. En otra parte de esta misma carta
a Joseph Bates, ella describe algunos incidentes
relacionados con su primera visión. Hay que notar dos
cosas: primera, hay evidencia—no prueba—de que Ellen
White puede haber obtenido el material o las ideas para su
primera “visión”, de Joseph Turner. Segunda, la primera
visión de Ellen White concordaba con la manera en que
Turner entendía la “verdad”. Se verá que Turner era un
creyente declarado en que la puerta de la misericordia
estaba radicalmente cerrada.
Quizás usted quisiera que yo le hiciera una declaración en
relación con ambas visiones. En el tiempo en que tuve la visión
del clamor de medianoche, la había abandonado [la puerta
cerrada] como cosa del pasado, y, como la mayoría de los
miembros del grupo, pensaba que estaba en el futuro. No sé en
qué tiempo sacó J. Turner su escrito. Yo sabía que había sacado
un número y que otro estaba en la casa editora, pero yo no sabía
lo que contenía, porque no había leído una sola palabra de él …
Después de que tuve la visión y Dios me dio la luz, me instó a
presentarla al grupo, pero no me atreví. Era joven, y pensé que
no querrían recibirla de mí. Desobedecí al Señor, y en vez de
permanecer en casa, donde la reunión debía tener lugar esa
noche, subí a un trineo en la mañana, viajé tres o cuatro millas,
y allí encontré a Joseph Turner. Sólo me preguntó cómo estaba,
y si iba de camino a cumplir con mi deber. No dije nada, porque
sabía que no lo estaba. Pasé a la cámara [un dormitorio o sala en
la casa de Turner] y no le volví a ver durante dos horas, cuando
se me acercó y me preguntó si yo estaría en la reunión de esa
noche. Le dije que no. Me dijo que quería oír mi visión, y creía
que era mi deber ir a casa. Le dije que no. No dijo nada más,
sino que se alejó.
La Puerta Que Se Abre y Se Cierra 121

Muy temprano a la mañana siguiente, Joseph Turner llamó,


me dijo que tenía prisa por salir de la ciudad en breve, y quería
que le contase todo lo que Dios me había mostrado en visión.
Fue con temor y con temblor que se le conté todo. Después de
que terminé, me dijo que él había relatado lo mismo la noche
anterior.17
La referencia que antecede hace palpablemente evidente
que Joseph Turner, al oír los detalles de la primera visión
de EGW, que enseñaba la puerta cerrada, dijo que era lo
mismo que él había dicho la noche anterior.18 Esta es
evidencia con la cual concuerdan EGW y Turner. Pero,
¿qué enseñaba Joseph Turner? En el número de enero de
1845 de The Advent Mirror, se encuentra un largo artículo
escrito por A. Hale y Joseph Turner,19 que “explica” la
parábola de las diez vírgenes, dando argumentos a favor de

17
Ibid.
18
Por esta carta, sabemos que Joseph Turner había preparado un escrito
apoyando la puerta cerrada. Ellen White sabía que él había publicado
un número, sabía que estaba en la casa editora, y afirmaba que no sabía
lo que contenía. Ella fue a la casa de él, contra la voluntad del Señor,
pasó dos horas sola, y luego regresó a su casa. Por las investigaciones
llevadas a cabo en los últimos treinta años, ahora sabemos que Ellen
White copió abundante material de obras ajenas, si no es que era una
plagiaria por entero. Sabemos que hasta algunas porciones de sus
visiones fueron copiadas de libros publicados antes de recibir sus
visiones. Véase la obra de Walter Rea, The White Lie, (M & R
Publications, Box 2056, Turlock, CA 95381). Con estos hechos en
mente, es interesante observar las circunstancias de esta carta. ¿Podría
ser que la información que EGW relató en su “visión” concerniente a la
puerta cerrada procediese en realidad de Joseph Turner? Debemos
observar que Turner fue la primera persona en oír la primera visión de
EGW y que dijo que “había relatado lo mismo la noche anterior”.
(Véase de Robert B. Tower, The True Story of the Beginning of
Seventh-day Adventism and of Mrs. Ellen G. White´s Claims, impreso
en la obra de Ford, Daniel 8:14, pp. 416,417).
19
Véase de Knight, Rise of Sabbatarian Adventism, pp. 133–136, para
leer el artículo completo.
122 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

la puerta de la misericordia cerrada. He aquí sólo un


extracto.
Pero, ¿pueden convertirse algunos pecadores si la puerta está
cerrada? Por supuesto que no, aunque algunos cambios pueden
hacer parecer que pueden tener lugar algunas conversiones. El
estado de la humanidad delante de Dios se parecería mucho a lo
que ha sido en los casos en que algunas comunidades fueron
abandonadas por Dios para que fuesen destruidas… Pero, pensar
en trabajar para convertir las grandes masas del mundo en un
momento así sería tan fútil como si los israelitas, cuando estaban
a la orilla del Mar Rojo, hubiesen dado media vuelta para
convertir a los egipcios.20
Vemos que EGW y Joseph Turner enseñaron la misma
teología de la puerta cerrada. Una evidencia adicional de
que Ellen White enseñaba la puerta cerrada puede verse en
los escritos de su esposo, James White.21 Él escribió lo
siguiente en 1850, aproximadamente seis años después de
la primera visión de EGW.
[El clamor] “He aquí viene el Esposo” se alzó, y aumentó
más y más por todo el territorio, hasta que el pueblo del
advenimiento estuvo completamente despierto, esperando
ansiosamente ver a Jesús el décimo día del mes séptimo [judío]
[22 de octubre de 1844].
Cuando llegamos a ese punto en el tiempo, toda nuestra
simpatía, nuestra carga, y nuestras oraciones por los pecadores
cesaron, y el sentimiento y el testimonio unánimes era que
nuestra obra a favor del mundo había concluído para siempre.
“Como él [Cristo] es, así somos nosotros en este mundo”. 1 Juan
4:17. En la tierra, las ramas vivientes simpatizarán y se moverán
en concierto con la “vid verdadera” en el cielo. La razón de que
las ramas vivientes sintiesen que su obra a favor del mundo
estaba concluída es que los 2300 días habían terminado y que

20
A. Hale y J. Turner, The Advent Mirror, Vol. 1, No. 1, Ene. 1845,
reproducido en Ibid., p. 136.
21
En algunas ocasiones, EGW discrepó con las creencias de su esposo,
James. Sin embargo, en la mayoría de los casos sí estuvieron de
acuerdo en lo que enseñaban.
La Puerta Que Se Abre y Se Cierra 123

había llegado el momento de que Jesús cerrara la puerta que


daba al Lugar Santo, recibiera el reino, y purificara el santuario.
Este cambio, tan maravillosamente descrito en Daniel 7:13,14,
responde a la venida del Esposo y a la puerta cerrada en la
parábola [de las vírgenes en Mateo 25]…Él todavía tiene
misericordia de sus santos, y siempre la tendrá; y Jesús es
todavía su abogado y su sacerdote. Pero el pecador, a quien
Jesús había extendido sus brazos todo el día, y quien había
rechazado las ofertas de salvación, quedó sin abogado cuando
Jesús salió del Lugar Santo y cerró aquella puerta en 1844. La
iglesia profesante, que rechazó la verdad [en el contexto
histórico, la “verdad” es el mensaje de 1844 y su
reinterpretación], también fue rechazada, y atacada de ceguera
y ahora, “con sus ovejas y sus vacas” va “a buscar al Señor”
como si Él todavía fuese el abogado de los pecadores; pero,
dice el profeta, [Oseas 5:6,7] “no lo encontrarán; SE HA
APARTADO DE ELLOS. Han actuado traicioneramente contra
el Señor, porque han engendrado hijos extraños”.
La razón de que no encuentren al Señor es simplemente que
le buscan donde no está; “se ha retirado al Lugar Santísimo”. El
profeta de Dios llama a sus conversos artificiales “HIJOS
EXTRAÑOS”; “ahora en un solo mes serán consumidos, ellos y
sus heredades”.
Dice el objetador: “Creo que Jesús todavía está sobre el
propiciatorio”. En respuesta a este aserto, que se repite a
menudo, permítaseme decir: Jesús nunca estuvo sobre el
propiciatorio, y nunca lo estará. El propiciatorio es el Lugar
Santísimo, donde Jesús entró al final de los 2300 días. Su
posición es sobre el arca de los diez mandamientos; y sobre él
están los querubines de gloria. Delante del propiciatorio está
nuestro Gran Sumo Sacerdote presentando su sangre a favor de
Israel.22
Que Ellen White estaba de acuerdo con la teología de su
esposo acerca de la puerta cerrada es evidente, no sólo por
sus dos primeras visiones, sino por otras afirmaciones
también. En 1849, cinco años después de su primera visión,
ella dijo:
22
James White, The Present Truth, Mayo 1850, impreso en Ford,
Daniel 8:14, pp. 351,352.
124 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Las reformas23 que se mostraron no eran reformas del error


hacia la verdad, sino de mal para peor, porque los que
profesaban un cambio de corazón sólo tenían un ropaje religioso
exterior, que ocultaba la iniquidad de un corazón malvado.
Algunos aparentaban haberse convertido realmente, para
engañar al pueblo de Dios; pero, si hubiese sido posible ver sus
corazones, se hubiesen visto tan negros como siempre.24
Esta es una hora muy importante para nosotros. Satanás ha
descendido con gran poder, y tenemos que esforzarnos mucho, y
apresurarnos en nuestro camino hacia el reino. Tenemos que
luchar contra un enemigo poderoso; pero tenemos un Amigo
Todopoderoso que nos protege y nos fortalece en el conflicto. Si
estamos firmemente establecidos en la verdad presente, y
tenemos nuestra esperanza, como ancla del alma, puesta más
allá del segundo velo, los varios vientos de las falsas doctrinas
y los errores no podrán conmovernos, porque sabemos que el
Amo de la casa se levantó en 1844, y cerró la puerta del primer
compartimiento en el tabernáculo celestial; y ahora ciertamente
esperamos que ellos [en el contexto histórico, éstos son los
pastores que rechazaron el mensaje de la purificación del
santuario celestial al fin de los 2300 días] “vayan con sus
rebaños” “a buscar al Señor, pero no le hallarán; se ha apartado
de ellos (dentro del segundo velo)”. El Señor me mostró que el
poder que está con ellos es meramente una influencia humana,
no el poder de Dios.25
Hay todavía más evidencia de que Ellen White enseñó
una puerta de la misericordia cerrada. La siguiente carta de
O. R. L. Crosier, el arquitecto de la teología Adventista del
Séptimo Día sobre el santuario, fue dirigida a D. M.
Canright con fecha de 1 de diciembre de 1887.

23
Estas “reformas” eran, o bien conversiones, o bien vidas
transformadas, que eran presentadas por otros cristianos a los
Adventistas de la puerta cerrada como evidencia de que la puerta de la
misericordia todavía estaba abierta.
24
Ellen G. White, The Present Truth, Ago. 1849, p. 22. Impreso en
Ford, Daniel 8:14, p. 356.
25
Ellen G. White, Review and Herald, 1850-03-01.
La Puerta Que Se Abre y Se Cierra 125

Guardé el séptimo día por casi un año, como en 1848. En


1846, expliqué la idea del santuario en un artículo publicado en
un número doble extra del Day Star de Cincinnati, O. El
propósito de ese artículo era apoyar la teoría de que la puerta de
la misericordia estaba cerrada, una teoría que yo y casi todos los
adventistas que habían adoptado los puntos de vista de William
Miller sostuvimos desde 1844 hasta 1848. Sí, yo sé [el énfasis es
suyo] que Ellen G. Harmon—ahora la Sra. White—sostenían la
teoría de la puerta cerrada en ese tiempo”26
En relación con la teología Adventista de la puerta
cerrada, Desmond Ford observa:
La visión de Camden debe ser tomada en cuenta también.
Un tiempo considerada como espuria, 27 las alusiones a ella que
hizo Uriah Smith en su libro Visions of Mrs. E. G. White indican
su autenticidad28…(Esto se descubrió por medio de algunos de
los primeros documentos de Ellen G. White). Aquí está, y las
ideas encajan exactamente en los años que siguieron
inmediatamente a 1844.29
Ahora citamos de la visión que Ellen White recibió en
Camden, N. Y., el 29 de junio de 1851, conocida como la
Visión de Camden.30
El Señor me mostró que, en respuesta a las oraciones, él
había dejado de fruncir su ceño contra este grupo, que ellos
podían tener la sonrisa de Jesús si eran muy humildes y andaban
cuidadosamente delante del Señor, que supiesen que Dios les
guiaba en cada paso que daban, que el grupo sería fuerte y
terror para sus enemigos, y que debía permanecer unido.

26
Canright, The Life of Mrs. E. G. White, pp. 106,107.
27
Hay alguna evidencia de que esta “acusación de espuria” puede haber
resultado de un intento de suprimir esta visión. Véase de Canright, The
Life of Mrs. E. G. White, pp. 145–169.
28
“La legitimidad de esta visión es reconocida por el editor Uriah
Smith y el pastor J. N. Loughborough en sus esfuerzos por justificarla”.
Ibid., p. 127.
29
Impreso en Ford, Daniel 8:14, p. 356.
30
Véase de Canright, The Life of Mrs. E. G. White, p. 127.
126 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Entonces vi al Hno. Wing y al Hno. Hyatt31—a quienes el


enemigo había estado tratando de destruir—que oraban pidiendo
luz acerca de algunos textos de las Escrituras, y mientras más
oraban más oscuro se les volvía todo. El enemigo estaba
tratando de encerrarles en un manto de oscuridad; justo cuando
estaban a punto de quedar encerrados por completo, fueron
librados. El manto fue roto, y escaparon. Vi la verdadera luz
sobre estos textos, etc. Vi que este reproche había sido hecho por
Jesús a los fariseos y a los judíos, que estaban llenos de justicia
propia, y sólo querían hablar con o saludar a los que estaban tan
llenos de justicia propia e hipocresía como ellos; descuidaban
por completo e ignoraban a los que no ganaban tanto como
ellos, y no recibían saludos en el mercado como ellos. Vi que
esto de ninguna manera se aplicaba a este tiempo, en el que
ahora estamos viviendo. Luego vi que Jesús oraba por sus
enemigos, pero que esto no debería hacernos orar por el mundo
impío, al que Dios había rechazado. Cuando él oraba por sus
enemigos, había esperanza para ellos, y ellos podían
beneficiarse de sus oraciones y ser salvos por medio de ellas, y
también después de que él fue mediador en el compartimiento
exterior para todo el mundo; pero ahora su espíritu y su
simpatía han sido retirados del mundo; nuestra simpatía debe
estar con Jesús, y apartada de los impíos. Vi que Dios amaba a
su pueblo, y que, en respuesta a las oraciones, hacía llover sobre
justos e injustos. Vi que ahora, en este tiempo, él regaba la tierra
y hacía brillar el sol sobre los santos y los malvados por medio
de nuestras oraciones, enviando nuestro Padre la lluvia sobre los
injustos, mientras que él la enviaba sobre los justos. Vi que los
impíos no podían beneficiarse de nuestras oraciones ahora. Y
aunque él la enviaba sobre los injustos, el día de ellos llegaría.
Luego vi lo concerniente a amar a nuestros enemigos. Vi que la
Escritura no quería decir que debíamos amar a los impíos a
quienes Dios había rechazado, sino que se refería a nuestros
prójimos en la casa, y esto no se extendía más allá de la casa;
pero vi que no debíamos cometer ninguna injusticia contra los
impíos, sino que los prójimos a quienes debíamos amar eran
aquéllos a quienes Dios amaba y que le servían.

31
Ellen White menciona al “Hermano Hyatt” en varias ocasiones en
sus escritos. Véase Manuscript Release, Vol. 1, p. 313; Vol. 2, p. 293;
Vol. 4, p. 395.
La Puerta Que Se Abre y Se Cierra 127

Al leer y releer la visión que antecede, no logro entender


la mente que pudo haberla escrito. ¿Qué enseña esto acerca
de Dios? Obtengo la imagen de un Dios airado contra su
pueblo, un pueblo que tiene que orar para que el ceño de Él
deje de estar fruncido.32 ¿Qué enseña esto sobre la oración?
Mientras más oraban, más oscuros se volvían. EGW habla
de ver la “verdadera luz” sobre textos de la Escritura, luego
los tuerce para hacerlos decir exactamente lo opuesto de su
significado bíblico y contextual. ¿No hacían los judíos
exactamente lo que EGW recomienda que hagan los
Adventistas de la puerta cerrada: amar sólo a su propio
pueblo? ¿No es éste el mismo espíritu exclusivo que Jesús
trataba de corregir? ¿No está el mensaje de “verdad” de
EGW directamente opuesto a la verdad de Jesús como la
conocemos en los evangelios? ¿Qué clase de espíritu está
activo aquí, torciendo la verdad, tratando de controlar las
mentes, socavando el evangelio de amor, de la gracia, y la
misericordia?
Ellen White continuó reforzando la teología de la puerta
cerrada estableciendo falsas analogías.
Los judíos quedaron en completo engaño y en completa
oscuridad. Perdieron toda la luz que podrían haber tenido sobre
el plan de salvación, y todavía confiaban en sus inútiles
sacrificios y ofrendas. No podían beneficiarse de la mediación
de Cristo en el Lugar Santo. El santuario celestial había tomado
el lugar del terrenal, pero ellos no tenían ningún conocimiento
del camino al santísimo.33
Vi que, así como los judíos habían crucificado a Jesús, las
iglesias nominales [las que habían rechazado el mensaje del
santuario en 1844] habían crucificado estos mensajes, y por lo
tanto no conocían el movimiento que había tenido lugar en el
cielo, ni el camino hacia el Santísimo, y no pueden beneficiarse
de la intercesión de Jesús allí. Como los judíos, que ofrecían sus
inútiles sacrificios, ellas ofrecen sus inútiles oraciones al

32
Un término usado más de 250 veces en los escritos de Ellen White.
33
Ellen White, Spiritual Gifts, Vol. 1, p. 170.
128 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

compartimiento que Jesús ha dejado, y Satanás, complacido con


el engaño de los profesos seguidores de Cristo, los atrapa en sus
redes, asume un carácter religioso, dirige hacia sí mismo las
mentes de estos profesos cristianos, y trabaja con su poder, sus
señales y sus maravillas mentirosas. A unos los engaña de una
manera y a otros de otra. Tiene diferentes engaños preparados
para afectar diferentes mentes. Algunos contemplan con horror
un engaño, mientras gustosamente aceptan otro. Satanás engaña
a algunos con el espiritismo. También viene como ángel de luz,
y extiende su influencia sobre la tierra. Por todas partes vi falsas
reformas. Las iglesias se regocijaban, y consideraban que Dios
trabajaba para ellas de modo maravilloso, cuando el espíritu era
otro. Se desvanecerá y dejará al mundo y a la iglesia en un
estado peor que el de antes.34
Resumiendo su investigación sobre las enseñanzas de
EGW relativas a la puerta cerrada, Robert B. Tower dice
después de mencionar la primera visión:
Como resultado de ésta [la primera visión de ella] y visiones
posteriores, la creencia en la puerta cerrada nuevamente se
afianzó y continuó en este grupo—que más tarde tomó el
nombre de Adventistas del Séptimo Día—por un período de
entre siete y diez años.35
Hay todavía más antecedentes fascinantes en las
enseñanzas de estos Adventistas entre 1844 y 1851, que
arrojan luz sobre muchas de las afirmaciones que EGW
hizo durante este tiempo. Joseph Bates, que era amigo
cercano y compañero de trabajo de James y Ellen White,
publicó en 1850 un tratado sobre el santuario. En la página
9 dice:
Los dos mil trescientos años están completos, habiendo
terminado en el otoño de 1844…Aquí su obra [la de Cristo] cesó

34
Ibid., p. 172.
35
Robert B. Tower, The True Story of the Beginnings of Seventh-day
Adventism and of Mrs. Ellen G. White´s Claims. Impreso en la obra de
Ford, Daniel 8:14, p. 417.
La Puerta Que Se Abre y Se Cierra 129

de ministrar y mediar a favor del mundo entero para


siempre…Aquí la puerta está cerrada.36
Luego Bates continúa afirmando su posición de que el
Día de Expiación durará siete años.
Estoy plenamente convencido de que las siete manchas de
sangre sobre el altar de oro y delante del propiciatorio
representan la duración del proceso judicial, en el Lugar
Santísimo, relativo a los santos vivos, los cuales permanecerán
en su aflicción todos esos siete años…Así que el número siete
concluirá el día de expiación…Esta es la duración del mensaje
del tercer ángel.37
Hay evidencia de que James y Ellen White aceptaron
esta enseñanza de Bates. Esto explica por qué EGW hizo
afirmaciones sobre lo corto del tiempo que faltaba. Estos
siete años comenzaron el 22 de octubre de 1844 y debían
terminar el 22 de octubre de 1851.
Al aproximarse esta fecha, Ellen White relata lo que su
ángel le dijo en visión.
En una visión dada el 27 de junio de 1850, mi ángel
acompañante dijo: “El tiempo está casi agotado. ¿Reflejáis
como debiérais hacerlo la hermosa imagen de Jesús?”. Luego se
me señaló la tierra y vi que era necesario realizar preparativos
entre aquellos que han abrazado últimamente el mensaje del
tercer ángel. Dijo el ángel: “¡Preparaos, preparaos, preparaos!
Tendréis que morir mucho más al mundo de lo que habéis
muerto hasta aquí”. Vi que tenían una obra que hacer y poco
tiempo en que hacerla.38
Algunos de nosotros hemos tenido tiempo para llegar a la
verdad, para avanzar paso a paso, y cada paso que hemos dado
nos ha fortalecido para tomar el siguiente. Pero ahora el tiempo

36
Véase la obra de Canright, The Life of Mrs. E. G. White, p. 112.
37
Joseph Bates, “The Typical and Anti-Typical Sanctuary”, pp. 10–13,
15. Como aparece impreso en Ibid., pp. 113, 114.
38
Ellen G. White, Primeros Escritos, p. 64.
130 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

está casi agotado, y lo que hemos tardado años en aprender,


ellos tendrán que aprenderlo en pocos meses.39
En septiembre de 1850, Ellen White tuvo una visión en
la cual ella afirmó:
Vi que casi ha terminado el tiempo que Jesús debe pasar en
el lugar santísimo, y que el tiempo sólo puede durar un poquito
más.40
En una carta dirigida al “Hermano y a la Hermana
Loveland”, y fechada el 1 de noviembre de 1850, EGW
escribió:
Mi visión surge ante de mí y, aún ahora, las palabras del
ángel parecen sonar en mis oídos: “¡Preparaos, preparaos,
preparaos!. El tiempo casi se ha agotado, casi se ha agotado.
Clamad, clamad, clamad para que se revele el brazo del Señor,
para que se revele el brazo del Señor. El tiempo casi se ha
agotado. ¡Lo que vayáis a hacer, tenéis que hacerlo pronto!”41
En una carta dirigida a la Sra. P. D. Lawrence, y fechada
el 29 de julio de 1850, la Srta. Sarah B. Harmon, la
hermana de EGW, escribió:
Creo que éste es el último invierno antes de que veamos
aparecer a Jesús, nuestro gran Sumo Sacerdote. Oh, vivamos
para Dios y sacrifiquémosnos fielmente por él.42
Las afirmaciones que anteceden encajan perfectamente
con la enseñanza Adventista de la puerta cerrada, y la
enseñanza de Bates de que el Día de Expiación duraría siete
años. Estas afirmaciones también demuestran una falta de
seguridad que se origina en una comprensión errónea del
evangelio. Tienen que “prepararse, prepararse, prepararse”.

39
Ibid., p. 67.
40
Ibid., p. 58. Véase también de Canright, The Life of Mrs. E. G. White,
p.114.
41
Ellen G. White, Carta 26, 1850, p. 2. Manuscript Releases, Vol. 8, pp.
222, 223.
42
Canright, The Life of Mrs. E. G. White, pp. 131, 132.
La Puerta Que Se Abre y Se Cierra 131

Algunos tendrán que hacer en unos pocos meses lo que le


tomó años hacer al grupo Adventista.43 Estas afirmaciones
demuestran confianza en las obras y el desarrollo del
carácter para tener la certeza de la salvación. Cuando el
evangelio se entiende correctamente, no se necesita mucho
tiempo para recibir a Cristo Jesús como Salvador y Señor.
D. M. Canright, en el capítulo de su libro sobre “La
Puerta Cerrada”, proporciona mucha evidencia adicional
para sustentar el hecho de la enseñanza Adventista de la
puerta cerrada entre 1844 y 1851.44 Luego, hace algunas
preguntas muy mordaces.
¿Guiaron Cristo y el Espíritu Santo a estos fundadores de la
Iglesia Adventista del Séptimo Día para que perdieran durante
años toda su carga de simpatía por los pecadores y dejaran de
orar por ellos? ¿Simpatizó Cristo con ellos cuando enseñaron
que Él ya no era amigo de los pecadores? ¿Simpatizó Cristo con
ellos cuando enseñaron que Él ya no abogaba por ellos, y que el
mundo entero había sido rechazado por Dios, había quedado sin
el Espíritu Santo, se había vuelto a Satanás, y que todas las
iglesias, excepto la suya, eran en realidad sólo sinagogas de
Satanás, y fortalezas del diablo? ¿Le entregó un ángel santo a la
Sra. White todo ese mensaje terriblemente falso? Tal teoría
parece una blasfemia. Si Dios no les guió entonces, ¿les ha
guiado desde entonces? ¿Les está guiando en la actualidad?45

Resumen del Capítulo

1. EGW y los otros Adventistas creían que la puerta de


la misericordia se cerró el 22 de octubre de 1844
(puerta cerrada, primer vaivén).

43
“Tendréis que morir al mundo más de lo que habéis muerto jamás”.
Ellen G. White, Early Writings, p. 64. Nótese que el énfasis es en el
desarrollo del carácter, no en la confianza en Cristo.
44
Ibid., pp. 103–144.
45
Canright, The Life of Mrs. E. G. White, pp. 131, 132.
132 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

2. EGW y muchos otros Adventistas abandonaron la


puerta cerrada en algún momento entre el 22 de
octubre de 1844 y diciembre de 1844 (puerta abierta,
segundo vaivén).
3. Por medio de sus visiones y sus escritos, EGW
corrigió el “error” de los que creían que la puerta de
la misericordia estaba abierta todavía, enseñando que
todavía estaba cerrada (puerta cerrada, tercer vaivén).
La evidencia de esto es:
a. En su primera visión, ella dijo que era “imposible”
que se salvaran los que habían abandonado la
“verdad” de 1844. Dijo, además, que todo el resto
del mundo había sido “rechazado”.
b. En su segunda visión, EGW corrigió el “error” de
los que habían abandonado la puerta cerrada.
c. Ellen White concordaba con Joseph Turner, que
enseñaba que la puerta de la misericordia estaba
cerrada.
d. James White enseñaba que la puerta de la
misericordia estaba cerrada.
e. EGW y otros Adventistas creían que las iglesias
que experimentaban reformas y conversiones
estaban inspiradas por otro espíritu, que Satanás
las controlaba, y que habían sido atrapadas en los
engaños de él. A los conversos de estas iglesias se
les llamaba “hijos extraños”.
f. En la visión de Camden, Ellen White enseñó que
los Adventistas no debían amar a nadie, ni orar por
nadie, fuera de su pequeño grupo Adventista.
g. Ellen White dijo que las oraciones de los que
habían rechazado el mensaje del santuario eran
inútiles.
h. Los investigadores como el Dr. Ford y Robert B.
Tower creen que los Adventistas sostuvieron la
La Puerta Que Se Abre y Se Cierra 133

puerta cerrada por lo menos siete años (1844–


1851).
i. D. M. Canright, un contemporáneo de EGW, creía
que los Adventistas enseñaron la puerta cerrada
entre 1844 y 1851, y tiene considerable
documentación para apoyar sus conclusiones.
4. EGW y otros Adventistas aplicaron las Escrituras
incorrectamente, incluyendo, pero no limitándose a,
Mat. 25:40 y Oseas 5:6,7.
5. EGW construyó algo de su teología sobre la puerta
cerrada mediante el uso de falsas analogías.
6. Hay alguna evidencia para creer que EGW aceptó la
teoría de Joseph Bates sobre el Día de Expiación de
siete años, y que esperaba que Cristo regresara el 22
de octubre de 1851.
Yo soy la
puerta: el
que entre
por esta
puerta, que
soy yo, sera
salvo
Capítulo 8

La Puerta Se Abre
Otra Ve—
En Silencio

E n el capítulo anterior, vimos que, después del


desengaño del 22 de octubre de 1844, los primeros
Adventistas enseñaban que la puerta de la
misericordia estaba cerrada. Poco después de esto, Ellen
White y otros Adventistas abandonaron esta enseñanza.
Luego, influidos por varias visiones de Ellen White, vieron
su “error” de abandonar la puerta cerrada, se arrepintieron,
y nuevamente enseñaron que la puerta de la misericordia
estaba cerrada. El Dr. Ford, que ha hecho un estudio
considerable en esta área de la historia Adventista, hace
esta observación.
Hasta el verano de 1851–1852, ésta [la puerta cerrada] fue la
posición consistente de los Adventistas observadores del sábado,
al negar repetidamente la posibilidad de que se convirtieran los
pecadores rechazados en la tierra. Hasta el verano de 1851,
nuestros pioneros consideraron su tarea limitada a la “manada
pequeña”, mientras se consideraba que los incrédulos habían
136 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

sido dejados en completa oscuridad desde el cierre de la puerta


en 1844.1

Una puerta abierta parcialmente

Se abre la puerta para los niños Adventistas


Al principio, los Adventistas eran inflexibles en el
sentido de que ninguna conversión legítima había tenido
lugar después de 1844.2,3,4 Con el paso de los años, se les
hizo más y más difícil sostener esta enseñanza. El primer
problema inesperado al que tuvieron que enfrentarse fue
que algunos de sus propios hijos, que habían sido recién
nacidos en 1844, ahora estaban llegando a la edad de la
responsabilidad.5 ¿Cómo podían hacer pasar a sus propios
hijos a través de la puerta cerrada?
En el tomo 4 de The Spirit of Prophecy [El Espíritu de
Profecía], encontramos estas palabras en el capítulo titulado

1
Ford, Daniel 8:14, p. 355.
2
“Vi que aumentarían y se extenderían las misteriosas señales y
maravillas y las falsas reformas. Las reformas que se mostraron no eran
reformas del error a la verdad, sino de mal para peor, pues los que
profesaban un cambio de corazón sólo se habían envuelto en un ropaje
religioso, que ocultaba la iniquidad de un corazón malvado. Algunos
parecían haberse convertido realmente, para engañar al pueblo de
Dios, pero, si se pudieran ver sus corazones, se verían tan negros como
siempre”. Ellen G. White, Review and Herald, 1849-08-01.
3
“Muchos nos señalarán a alguien, de quien se dice que se ha
convertido, como prueba positiva de que la puerta no está cerrada,
anteponiendo a la palabra de Dios la opinión de un individuo”. James
White, Present Truth, 1849-12-47.
4
Miller mismo sostuvo la teoría de la puerta cerrada por lo menos hasta
Feb. de 1845, cuando escribió: “No hemos visto ninguna conversión
genuina desde entonces [1844]”. Voice of Truth, Feb. 19, 1845, impreso
en la obra de Canright, The Life of Mrs. E. G. White, p. 107.
5
Véase de Canright, The Life of Mrs. E. G. White, p. 123, para un relato
más detallado de este incidente.
La Puerta Se Abre Otra Vez—En Silencio 137

“Una Puerta Abierta y Cerrada”. Lo siguiente fue tomado


de una visión que EGW tuvo en 1849.
Después de que pasó el tiempo de expectativa, en 1844, los
Adventistas todavía creían que la venida del Salvador estaba
muy cercana; sostenían que habían llegado a una crisis
importante, y que la obra de Cristo como intercesor del hombre
delante de Dios había cesado. Habiendo advertido del juicio
cercano, creyeron que su obra a favor del mundo estaba hecha, y
dejaron de sentir reponsabilidad por la salvación de los
pecadores, mientras las burlas atrevidas y blasfemas de los
impíos les parecían otra evidencia de que el Espíritu de Dios
había sido retirado de los que habían rechazado su misericordia.
Todo esto les confirmó en la creencia de que el tiempo de gracia
había terminado, o, como decían ellos, “la puerta de la
misericordia se había cerrado”.6

Pero se recibió más luz con la investigación de la cuestión


del santuario … “Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la
llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno
abre: Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una
puerta abierta, la cual nadie puede cerrar”. (Apoc. 3:7,8)… Así
que cuando Cristo pasó del lugar santo al lugar santísimo en el
santuario celestial, la puerta, o el ministerio, del primer
compartimiento se cerró, y la puerta, o el ministerio, del
segundo se abrió. Cristo había concluido una parte de su obra
como nuestro intercesor, para entrar en otra parte de su obra; y
todavía presentaba su sangre delante del Padre a favor de los
pecadores. “He aquí”, declara, “he puesto delante de ti una
puerta abierta, que ninguno puede cerrar”.
Los que por fe siguen a Jesús en la gran obra de expiación,
reciben los beneficios de esta mediación a favor suyo; pero los
que rechazan la luz que revela esta obra de ministerio, no se
benefician de ella.7
David Arnold, defendiendo la puerta cerrada, responde a
algunas de las objeciones que la gente hacía.

6
Ellen G. White, The Spirit of Prophecy, Vol. 4, p. 268.
7
Ibid., p. 269.
138 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Pero, dice el objetador, ¿no deja esto a la generación actual,


[que incluía a los niños Adventistas] que ha cruzado la línea de
la responsabilidad desde ese tiempo [1844], sin intercesor ni
mediador, y privada de los medios para su salvación? En
respuesta a esta objeción, deseo observar que, como entonces
estaban en un estado de INOCENCIA, tenían derecho a estar
grabados en el pectoral del juicio tanto como los que habían
pecado y recibido el perdón; y por lo tanto, son el objeto de esta
presente intercesión de nuestro gran sumo sacerdote”.8
Esta explicación parecía resolver el problema de los
hijos. Sin embargo, pronto tuvieron que abrir la puerta un
poquito más.

Se abre la puerta para los que se esfuerzan por


entrar
En 1850, un tal Sr. Churchill se casó con una hija de la
Hermana Benson, que era una “Adventista del ‘44”. Les
sorprendió mucho que alguien que había sido incrédulo en
1844 quisiera ahora convertirse en Adventista. Esta
conversión causó considerable conmoción fuera del país.9
Ellen White cuenta cómo se perdieron los que
rechazaron el mensaje de Noé, cómo la misericordia de
Dios dejó de suplicar a los culpables habitantes de
Sodoma,10 cómo les dijo Jesús a los judíos: “Vuestra casa
os es dejada desolada”, y luego ella dice:
Mirando hacia los últimos días, el mismo poder infinito
declara, concerniente a los que “no recibieron el amor de la
verdad para ser salvos”, “por esto Dios les envía un poder
engañoso, para que crean a la mentira; a fin de que sean
condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se
complacieron en la injusticia” (Mat. 23:38; 2 Tes. 2:10-12).
Puesto que rechazaron la enseñanza de su palabra [en contexto

8
David Arnold, “The Shut Door Explained”, The Present Truth, Dec.
1849, pp. 45, 46. Impreso en la obra de Ford, Daniel 8:14, p. 354.
9
Véase de Canright, The Life of Mrs. E. G. White, pp. 133, 134 para un
relato más detallado de este incidente.
10
Ellen G. White, The Spirit of Prophecy, Vol. 4, p. 270.
La Puerta Se Abre Otra Vez—En Silencio 139

“la enseñanza de Su palabra” es el ministerio del sumo


sacerdocio de Cristo en el Lugar Santísimo, que se supone
comenzó en 1844], Dios retira este Espíritu, y les deja en los
engaños que aman.
Pero Cristo aún intercede a favor del hombre, y se les dará
luz a los que la busquen. Aunque los Adventistas no entendieron
esto al principio, se les aclaró más tarde.11
Durante un corto tiempo, los Adventistas estuvieron unidos
en la creencia de que la puerta de la misericordia estaba cerrada.
Esta posición fue pronto abandonada.12

Resumen de las afirmaciones modificadas de EGW


sobre la puerta cerrada
1. EGW corrobora que los primeros Adventistas estaban
unidos en su creencia de que la puerta de la
misericordia estaba cerrada.
2. Ahora ella redefine la “puerta”. La primera puerta
cerrada era la puerta de la misericordia en la parábola
de las diez vírgenes, que se cerró al mismo tiempo
que la puerta que daba al primer compartimiento en
el santuario celestial. Ahora bien, ella no habla de la
puerta cerrada de la parábola de las diez vírgenes, ni
iguala siempre la puerta del primer compartimiento
con la puerta de la gracia. Ahora, ella iguala el tiempo
de la puerta cerrada del primer compartimiento con la
puerta abierta de Apocalipsis 3:7,8. De este modo,
ella todavía habla de una puerta cerrada, pero ahora
puede que esto tenga un significado diferente.
3. Después de 1844, cuando la puerta de la misericordia
se cerró de golpe en las dos primeras visiones de
EGW, ella dijo que para cualquiera que siquiera
profesara tener un cambio de corazón, aquél cambio
era sólo de “lo malo para lo peor”. Y estas
11
Ellen G. White, The Spirit of Prophecy, Vol. 4, p. 271.
12
Ibid.
140 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

conversiones eran obra de Satanás para engañar al


verdadero pueblo de Dios.13 Ahora la puerta de la
misericordia está abierta parcialmente. Está abierta
“para los que la busquen”.
4. Sin embargo, la puerta de la misericordia permanecía
cerrada todavía para los que no aceptaron el mensaje
del santuario en 1844. “Los que rechazan la luz que
revela esta obra de ministerio no se benefician de
ello”.14
5. Ellen White afirma que, al principio, los Adventistas
no entendían esta puerta parcialmente abierta, pero
ella no les recuerda que la razón de que no la
entendiesen era que ella y su esposo enseñaban que
la puerta estaba cerrada, y que ella tenía “visiones
de Dios” para sustentar la puerta herméticamente
cerrada.
6. Ellen White afirma que la creencia Adventista de que
la puerta de la misericordia estaba cerrada “fue
pronto abandonada”. Sin embargo, ella no les
recuerda que los que pronto abandonaron esta
enseñanza fueron confrontados con su “error” por
ella, y fueron instados a “arrepentirse de su error”
en respuesta a las “visiones” proféticas de ella. No
dice que ella y su esposo, así como buen número de
otros Adventistas, enseñaron la puerta cerrada hasta
1851.
De interés en este punto es el pie de página que aparece
en el apéndice de The Spirit of Prophecy, Vol. 4, y que trata
de la puerta cerrada. Citamos de la página 499, Nota 6:
Durante un corto tiempo después de su desengaño en 1844,
casi todos los Adventistas, incluyendo al Sr. Miller, creyeron

13
Ellen G. White, The Present Truth, Ago. 1849, p. 22. Impreso en la
obra de Ford, Daniel 8:14, p. 356.
14
Ellen G. White, The Spirit of Prophecy, Vol. 4, p. 269.
La Puerta Se Abre Otra Vez—En Silencio 141

efectivamente que el mundo había recibido su última


advertencia. Apenas podían pensar lo contrario, teniendo fe en el
mensaje que habían proclamado—“la hora de su juicio es
venida”. Apoc. 14:6,7. Naturalmente, pensaban que esta
proclamación debía concluir la dispensación. Eran tan incapaces
de darse cuenta en seguida de lo que estaba sucediendo como
los discípulos cuando su Señor, a quien habían saludado como el
rey que venía a su trono, fue crucificado y sepultado. En ambos
casos, fueron incapaces de comprender su terrible desengaño.
Pero pronto renunciaron a la idea de que la obra del
evangelio estaba concluida, excepto algunos fanáticos que no
querían ser aconsejados ni recibir instrucción. Pero la mayoría
de los que renunciaron a esta idea, y sin embargo conservaron su
fe en la obra, continuaron creyendo que los que vieron
claramente la luz de la amonestación enviada desde el cielo y la
rechazaron persistentemente, habían sido rechazados por el
Señor. No hay más fanatismo en ello que el que hay en la
creencia común de que aquellos obstinados judíos que
continuaron rechazando la luz de la verdad avanzada y enviada
a aquella generación habían sido rechazados por Dios.
Este pie de página es de interés por varias razones:
• Nuevamente corrobora el hecho de que, al principio, los
Adventistas estaban unidos en lo relativo a la puerta cerrada.
• Corrobora la puerta parcialmente abierta. Entonces, la
puerta de la misericordia estaba cerrada sólo para los
que habían entendido claramente el mensaje del
santuario y lo habían rechazado.
• Defiende esta puerta parcialmente abierta con paralelos
bíblicos que no son aplicables. Los discípulos no
tuvieron visiones del Señor para apoyar sus errores.
• Declara que pronto se renunció a las enseñanzas de la
puerta cerrada. Sin embargo, muchos Adventistas,
incluyendo a James y Ellen White, sostuvieron la
puerta cerrada hasta más o menos 1851.15

15
Véase de Ford, Daniel 8:14, pp. 350–362.
142 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

• Quizás lo más interesante de esta nota es que afirma


que los únicos que no renunciaron inmediatamente a la
puerta cerrada fueron los “fanáticos que no quisieron ni
ser aconsejados ni recibir instrucción”. Sin embargo, la
nota no les recuerda a los lectores que Ellen White
misma, con la autoridad de sus visiones proféticas, fue
quien, con fuerte voz, proclamó, con la “autoridad de
Dios”, que los que renunciaron inmediatamente a la
puerta cerrada estaban errados y que la puerta todavía
estaba cerrada. Si hemos de creer a esta afirmación,
parece que tenemos sólo dos opciones: O las visiones
de Ellen White que enseñaban la puerta cerrada eran
erróneas, o Ellen White misma era uno de aquellos
“fanáticos que no querían ni ser aconsejados ni recibir
instrucción”.

El problema de la credibilidad
Está claro que EGW sostuvo la puerta cerrada para los
que no habían aceptado la reinterpretación del mensaje del
santuario en 1844 hasta por lo menos el 29 de junio de
1851, cuando tuvo la visión de Camden. Hay alguna
evidencia que permite creer que James y Ellen White
aceptaron la teoría de Joseph Bates sobre el Día de
Expiación de siete años, que anticipaba el 22 de octubre de
185116 como el fin del ministerio de Cristo en el Lugar
Santísimo. Basándome en la evidencia que he podido
encontrar, parece que a la puerta cerrada (de la salvación)
se renunció poco a poco. En 1849, se abrió lo bastante para
los hijos de los Adventistas, y luego en 1850 se abrió un
poquito más para el Sr. Churchill, que se esforzó por entrar.
En algún momento del otoño de 1851, la doctrina de la

16
Véase de Ellen G. White, Early Writings, pp. 64,67, en que a Ellen se
le “mostró” que sólo quedaban unos pocos meses.
La Puerta Se Abre Otra Vez—En Silencio 143

puerta cerrada fue abandonada por los Adventistas.17


Canright dice:
Es evidente que la conversión de este Churchill, y el hecho
de que los propios hijos de ellos estaban creciendo, comenzaron
a abrir sus ojos a la estupidez de sus propios puntos de vista
sobre la “puerta cerrada”, y les hicieon apresurarse a
modificarlos y finalmente a abandonarlos por completo.18
Ahora bien. Los Adventistas en general, y EGW en
particular, tenían otro problema. Hasta este momento, las
visiones de EGW habían contenido tantas veces la frase “Se
me mostró”, etc., acerca de afirmaciones contradictorias en
las cuales se suponía que Dios apoyaba públicamente las
varias conclusiones de ellos sobre “la verdad”, que
cambiarlas otra vez habría creado un enorme problema de
credibilidad. Uno no esperaría que la gente saltara
demasiadas veces de aquí para allá y de allá para acá acerca
de la “verdad” que estaba apoyada por la autoridad
profética, sin que se hiciera evidente que algo era
fundamentalmente erróneo. En otras palabras, se
enfrentaban al problema de cómo cambiar las afirmaciones
erróneas que Ellen White había hecho basada en sus
“visiones de Dios”. Estas visiones habían sido impresas en
varias de sus primeras publicaciones periódicas y folletos.
Ahora necesitaban cambiar nuevamente estas doctrinas
“enviadas del cielo”. ¿Cómo harían esto?
Se dijo que los primeros errores en el establecimiento de
las fechas fueron causados por un error en el gráfico de
Miller, ayudado por el hecho, según EGW, de que Dios
había “cubierto el error con su mano”, y cuando “Él quitó

17
Sin embargo, para recibir la salvación, uno todavía tenía que aceptar
las enseñanzas Adventistas del santuario y el sábado. Basándome en
una reciente visita (Enero de 1996) a una iglesia ASD, algunos
Adventistas históricos todavía enseñan el mismo requisito.
18
Canright, The Life of Mrs. E. G. White, p. 135.
144 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

la mano”, ellos vieron instantáneamente su error y lo


corrigieron.19 Entonces descubrieron que su predicción de
la segunda venida en octubre de 1844 debía ser
reinterpretada. Esta reinterpretación incluía su enseñanza
sobre la puerta de la misericordia cerrada. Ahora se
enfrentaban al hecho de tener que reinterpretar la
reinterpretación. Este era el mensaje celestial de la puerta
de la misericordia cerrada, puerta que ahora habían abierto
nuevamente—la cuarta oscilación de la puerta. ¿Cómo
podían hacer esto y conservar su credibilidad?

Se añade una nueva puerta


Lo primero que hicieron los Adventistas al abrir la
puerta de la misericordia fue incluir la puerta abierta de
Apocalipsis 3:7, 8 en su “teología de la puerta”. Pero esto
no resolvió todos sus problemas. ¿Qué iban a hacer con
todos los anteriores documentos escritos que enseñaban
claramente que la puerta de la misericordia estaba cerrada?

Se cambian y se omiten afirmaciones


El Dr. Ford, que ha llevado a cabo estudios
considerables en esta área, comenta lo siguiente.
Cuando, en 1851 y 1852, James White reimprimió algunos
de sus primeros artículos, omitió o cambió varias de sus
anteriores afirmaciones sobre la puerta cerrada.20
Esto arregló lo que James White había escrito, pero él no
había tenido visiones, ni aseguraba haber escrito con
autoridad divina. ¿Qué iban a hacer con las primeras
visiones de EGW?

19
Ellen G. White, Spiritual Gifts, Vol. 1, pp. 137,138.
20
Ford, Daniel 8:14, p. 355.
La Puerta Se Abre Otra Vez—En Silencio 145

Se suprimen las visiones


Hay evidencia de que algunas de las primeras visiones
de EGW, que enseñaban la puerta cerrada, fueron
suprimidas. El prefacio a la primera edición de Early
Writings [Primeros Escritos] afirma que la edición incluye
todas las primeras visiones de EGW.21
Una visión que la Sra. White tuvo en Camden, N.Y., el 29 de
junio de 1851, falta por completo en este volumen [Early
Writings], que pretende incluir todos los primeros escritos de la
Sra. White.22
Uriah Smith, uno de los primeros Adventistas, que
trabajaba en la oficina de la Review, vio una copia de A
Word to the “Little Flock” [Una Palabra a la Manada
Pequeña] en 1851,23 más o menos por el tiempo en que los
Adventistas abandonaron las enseñanzas de la puerta
cerrada. Esta copia aparentemente desapareció, y durante
los siguientes veintiocho años, él nunca vio ninguna otra
copia de este importante documento de los primeros
Adventistas. Esto es muy raro, puesto que las visiones de
EGW eran documentos queridos e importantes.24

Se cambia la visión
Una tercera manera en que los Adventistas manejaron
los errores doctrinales en las primeras visiones de Ellen
White fue cambiar sus visiones. En su libro Early Writings,
hay esta nota en el prefacio.
A la primera edición de “Experience and Views”
[Experiencia y Visiones] se le han añadido dos sueños muy
interesantes, que fueron mencionados, pero no relatados, en la

21
Véase de Canright, The Life of Mrs. E. G. White, p. 148.
22
Ibid., p. 150.
23
Ibid., p. 158.
24
Ibid., pp. 157–159.
146 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

obra original. También se han añadido notas de pie de página,


dando fechas y explicaciones.
Aparte de esto, no se ha hecho ningún cambio al original,25
excepto el empleo ocasional de una palabra nueva, o un cambio
en la construcción de una oración, para expresar mejor la idea.
No se ha hecho ningún cambio en ninguna idea ni pensamiento
de la obra original, y los cambios verbales se han hecho bajo la
supervisión y con la aprobación de la propia autora.26
Ahora citamos dos versiones de la primera visión de
EGW. La de la izquierda es la original tomada de “To the
Remnant Scattered Abroad”27 [Al Remanente Disperso en
el Extranjero]. La de la derecha es la visión revisada, como
se publicó en la edición de 1882 de Early Writings, que
tiene en el prefacio la nota precedente. La porción
seleccionada es la que fue omitida en la versión revisada.

Visión Original:
Otros negaron precipitadamente la luz detrás de ellos, y
dijeron que no había sido Dios quien les había guiado hasta
ese momento. La luz detrás de ellos se apagó, dejando sus
pies en completa oscuridad, y tropezaron, y sus ojos se
apartaron del blanco, y perdieron de vista a Jesús, y, en la
oscuridad, cayeron del sendero hacia el impío mundo que
había abajo. Era tan imposible para ellos regresar al
sendero e ir a la ciudad como para todo el impío mundo
que Dios había rechazado. Cayeron uno tras otro a todo
lo largo del sendero, hasta que oímos la voz de Dios como
25
Parece haber algunas dudas en cuanto a qué “original” se hace
referencia aquí. Si es “Experience and Views”, entonces la afirmación
es correcta. Sin embargo, si la palabra “original” se refiere a la visión
original de White, entonces esto es engañoso porque la visión original
contenía una afirmación sobre la puerta cerrada. que fue dejada fuera.
26
Ellen G. White, Early Writings, p. 3.
27
Esta primera visión también está impresa en The Day-Star, p. 31, en
una “Carta de la Hermana Harmon”, Dic. 20, 1845. Véase de Knight,
Rise of Sabbatarian Adventism, p. 146.
La Puerta Se Abre Otra Vez—En Silencio 147

muchas aguas, anunciándonos el día y la hora de la venida


de Jesús.

La Visión Cambiada:
Otros negaron apresuradamente la luz detrás de ellos, y
dijeron que que no había sido Dios quien les había guiado
hasta ese momento. La luz detrás de ellos se apagó, dejando
sus pies en completa oscuridad, y tropezaron y perdieron de
vista el blanco y a Jesús, y cayeron del sendero hacia el
oscuro e impío mundo que había abajo. Pronto oímos la
voz de Dios como muchas aguas, anunciándonos el día y la
hora de la venida de Jesús.
Considerando la evidencia que antecede, podemos con
justicia llegar a las siguientes conclusiones:
1. El cambio en la visión fue intencional.
2. El cambio en la visión fue doctrinal.
3. El cambio en la visión fue de gran magnitud.
4. El cambio en la visión fue negado.28
5. Se dijo que el cambio en la visión se había hecho
“bajo la supervisión de y con la aprobación de la
propia autora”.

Se cambian el lugar y el tiempo de la puerta


cerrada
Hay todavía otra manera en que los primeros
Adventistas manejaron los errores doctrinales de la
primeras visiones de EGW. Redefinieron sus términos
silenciosamente. No sólo añadieron la puerta abierta de
Apocalipsis 3:7, 8, sino que redefinieron el significado de
la puerta abierta.
Es evidente que, con el término “puerta cerrada”, los
primeros Adventistas querían decir “la puerta de la

28
Véase la nota de pie de página No. 25.
148 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

misericordia” o “el fin del tiempo de gracia”. Y usaron la


parábola de las diez vírgenes de Mateo 25 para mostrar que
Cristo se levantó y cerró la puerta en 1844. Según ellos,
esto sucedió al mismo tiempo que se cerraba la puerta que
daba acceso al primer compartimiento del santuario
celestial.
Sin embargo, en revisiones posteriores de sus obras,
EGW cambió el lugar y el tiempo de la puerta cerrada. En
la cita que sigue, nótese cómo la “puerta cerrada” de la
parábola se aplica ahora de modo diferente.
Cuando la obra de investigación haya concluído, cuando se
hayan examinado y decidido los casos de todos los que en todas
las edades han profesado ser seguidores de Cristo, entonces, y
no antes, habrá terminado el tiempo de gracia, y la puerta de la
misericordia se cerrará. Así, la sola oración corta: “Las que
estaban preparadas entraron con él a las bodas, y se cerró la
puerta”, nos conduce a través del ministerio final del Salvador,
hasta el momento en que quede terminada la gran obra de la
salvación del hombre.29
Ahora la puerta cerrada de la parábola de las diez
vírgenes ya no está asociada a la puerta del primer
compartimiento del santuario celestial, sino que es aplicada
al final del ministerio de Cristo en el segundo
compartimiento del santuario. Esto cambia el tiempo de la
puerta cerrada, de 1844 a algún momento en el futuro. Esto
contradice directamente sus primeras visiones. Uno se
pregunta cuál interpretación es el “comentario inspirado” y
cuál ha de “continuar siendo la fuente autorizada de
verdad” para los Adventistas del Séptimo Día.
Canright hace el siguiente comentario picante:
¿Tienen que practicar estos métodos para ocultar sus errores
los Bautistas, los Metodistas, los Discípulos, o algún otro grupo
evangélico? Ni uno de ellos. Todos están orgullosos de su

29
Ellen White, El Gran Conflicto, p. 399.
La Puerta Se Abre Otra Vez—En Silencio 149

pasado. Pero los Adventistas del Séptimo Día se avergüenzan


del suyo, y con razón.
Al intentar defender las visiones de la Sra. White como
revelaciones divinas, y al permitir que ella y sus escritos ocupen
un lugar tan prominente en su obra, ellos simplemente han
provocado dificultades de las cuales les es imposible salirse sin
revelar los errores de ella y la falsedad de sus afirmaciones. Para
ocultar los errores de ella, se ponen en ridículo y endurecen sus
propias conciencias. Se convierten en jesuitas prácticos.30

Resumen del Capítulo


1. Es evidente que las primeras visiones de EGW
presentaban errores doctrinales de bulto.
2. Las primeras visiones de EGW presentaban este error
doctrinal en palabras autoritarias, como si fuesen una
revelación procedente de Dios.
3. Es claro que algunos Adventistas después de 1851
conocían los errores de las visiones de EGW.
4. Es claro que EGW también conocía estos errores.
5. Que yo sepa, ni Ellen White ni la iglesia ASD a nivel
oficial han reconocido jamás que ninguna
“revelación” que EGW recibió en visión era errónea
y estaba doctrinalmente equivocada.31
6. Ellen White sí admitió los errores de los “primeros
Adventistas”, y se incluyó en ese grupo, pero nunca
mencionó su propio papel en la promoción de estos
errores por medio de sus “visiones”.
7. Durante los años que transcurrieron entre 1849 y
1851 y quizás hasta después de este período, EGW y

30
Canright, The Life of Mrs. E. G. White, pp. 167,168.
31
Algunos eruditos ASD y algunos pastores Adventistas Evangélicos
admiten libremente estos errores que se cometieron al principio. Sin
embargo, sus reacciones a ellos son variadas. Aunque algunos ya no
tienen como autorizados los escritos de EGW, otros no creen que los
primeros errores socavan el ministerio profético de EGW, a causa de la
dinámica de la “revelación progresiva”.
150 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

sus colaboradores trataron, , de conservar su


credibilidad por lo menos de seis maneras diferentes,
cambiando al mismo tiempo la teología de ella y sus
primeras visiones equivocadas:
a. Suprimieron las primeras visiones de EGW que
enseñaban la puerta cerrada.
b. Añadieron la puerta abierta de Apocalipsis 3:7, 8
a su “teología de la puerta”.
c. Con el correr de los años, hicieron cambios
pequeños y progresivos. La puerta de la
misericordia se abrió para los hijos de los
Adventistas, para el Sr. Churchill, y para los que
aceptaron la purificación del santuario celestial en
1844, pero no para los que lo rechazaron.
d. De hecho, omitieron o cambiaron la redacción de
los primeros documentos escritos, incluyendo las
primeras visiones de EGW.
e. Redefinieron el significado y el lugar de la puerta
cerrada.
f. Cambiaron el tiempo de la puerta cerrada, de
1844 al fin de la mediación de Cristo en el
segundo compartimiento del santuario celestial.
8. Estos hechos ponen en duda la integridad del mensaje
de los primeros Adventistas y la autenticidad del
ministerio profético de EGW.32

32
Al menos, esta fue la conclusión de Canright y la razón de que
abandonase el Adventismo y escribiese el libro The Life of Mrs. E. G.
White, Seventh-day Adventist Prophet, Her False Claims Refuted.
Capítulo 9

La Astilla
La Purificación del Santuario Celestial y
El Juicio Investigador

H emos examinado brevemente el desarrollo histórico


de la “astilla”, la doctrina ASD de la purificación
del santuario celestial y el juicio investigador.1 Esta
2
doctrina es única en la iglesia ASD y constituye el centro
mismo de la teología Adventista, mucho más de lo que la
1
Aunque la doctrina ASD de la purificación del santuario celestial se
enseñó poco después del desengaño de 1844, la doctrina del juicio
investigador no se enseñó sino hasta 1857. [Véase, de Paul A. Gordon,
The Sanctuary, 1844, and the Pioneers, (Washington, D.C.: Review and
Herald Publishing Association, 1983) p. 87, 88.] Sin embargo, los
Adventistas enseñan que el juicio investigador comenzó en 1844.
Después de 1857, estas dos singulares doctrinas ASD están conectadas
inseparablemente entre sí en los escritos de EGW. (Ver de Paul A.
Gordon, The Sanctuary, 1844, and the Pioneers, (Washington, D. C.:
Review and Herald Publishing Association, 1983).
2
De ahora en adelante, en este libro, consideraremos la purificación del
santuario celestial y el juicio investigador como una sola doctrina.
Ambas se enseñan en Fundamental Beliefs of Seventh-day Adventists
152 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

mayoría de los Adventistas se da cuenta o está dispuesta a


reconocer. Este hecho se hará evidente en los capítulos
posteriores. Aunque ésta es la “columna central del
Adventismo”3, continúa siendo la doctrina más difícil de
explicar, sustentar, o entender. La explicación de esto se
hará evidente en capítulos posteriores, si ya no lo es. El
propósito de este capítulo es ayudar al lector a
comprender—hasta donde sea posible—la doctrina de la
purificación del santuario celestial y el juicio investigador.
La actual edición4 de Fundamental Beliefs of Seventh-
day Adventists [Creencias Fundamentales de los
Adventistas del Séptimo Día], ítem número 23, describe
esta doctrina como sigue:

El Ministerio de Cristo en el Santuario Celestial


Hay un santuario en el cielo, el verdadero tabernáculo que el
Señor erigió, y no hombre. En él, Cristo ministra a favor
nuestro, poniendo a disposición de los creyentes los beneficios
de su sacrificio expiatorio ofrecido una vez para siempre en la
cruz. Cristo fue entronizado como nuestro gran Sumo Sacerdote,
y comenzó su ministerio intercesor cuando ascendió al cielo. En
1844, al fin del período profético de los 2300 días, entró en la
segunda y última fase de su ministerio expiatorio. Es una obra
de juicio investigador, que es parte de la disposición final de
todos los pecados, tipificada por la purificación del antiguo
santuario hebreo en el Día de Expiación. En aquel servicio

[Creencias Fundamentales de los Adventistas del Séptimo Día], No. 23.


En la actualidad, la mayoría de los Adventistas—especialmente los
Adventistas evangélicos—llama al juicio investigador el “juicio pre-
advenimiento”, y algunos posiblemente le dan a este término un
significado diferente.
3
“El texto bíblico que, por encima de todos los demás, ha sido tanto el
fundamento como la columna central de la fe adventista, es esta
afirmación: ‘Hasta dos mil y trescientas tardes y mañanas; luego el
santuario será purificado’. Daniel 8:14.” Ellen G. White, The Great
Controversy, p. 409. Véase también Spirit of Prophecy, Vol. 4, p. 258.
4
Revisada en 1980 y todavía vigente en 1996.
La Astilla 153

típico, el santuario era purificado con la sangre de sacrificios de


animales, pero las cosas celestiales son purificadas con el
perfecto sacrificio de la sangre de Jesús. El juicio investigador
revela a las inteligencias celestiales quiénes, de entre los
muertos, duermen en Cristo, y por lo tanto, en Él, son
considerados dignos de tener parte en la primera resurrección.
También manifiesta quiénes, de entre los vivos, moran en
Cristo, guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús, y, en
Él, por lo tanto, están listos para ser trasladados a su reino
eterno. Este juicio vindica la justicia de Dios al salvar a los que
creen en Jesús. Declara que los que han permanecido leales a
Dios recibirán el reino. La terminación de este ministerio de
Cristo marcará el fin de la gracia para los seres humanos antes
del Segundo Advenimiento. (Heb. 8:1-5; 4:14–6; 9:21–28;
10:19–22; 1:3; 2:16,17; Dan. 7:9-27; 8:13,14; 9:24–27; Núm.
5
14:34; Eze. 4:6; Lev. 16; Rev. 14:6,7; 20:12,14; 22:12).
Ninguna doctrina es más confusa que ésta. Sin embargo,
le daremos al lector una segunda oportunidad para intentar
comprenderla. El 22 de octubre de 1994 marcó el
sesquicentenario [150] del engaño de William Miller en
1844 sobre su predicción de la segunda venida de Cristo, y
la “reinterpretación” de este “evento” por los Adventistas
del Séptimo Día. Para celebrar este “evento”, el folleto de
Escuela Sabática para Adultos de la iglesia Adventista del
Séptimo Día6 para el trimestre Octubre-Diciembre de 1994
fue dedicada a ésta y otras doctrinas relacionadas, llamadas
aquí El Mensaje de los Tres Ángeles—El Último Llamado
desde el Cielo. En la página 52 de la edición para maestros,
leemos estas preguntas bajo el encabezamiento general:
“La Hora de su Juicio (Apoc. 14:7)”. “¿Qué nos dice el

5
Para una lista completa de las Creencias Fundamentales de los
Adventistas del Séptimo Día, ver el Apéndice A.
6
Por conversaciones personales con pastores Adventistas evangélicos,
es evidente que los Adventistas evangélicos no consideran que las
Lecciones de Escuela Sabática hablan por todos los Adventistas.
154 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

mensaje del primer ángel acerca del tiempo del juicio?7


¿Qué luz arrojan Daniel 8:9-14 y 9:22–27 sobre este
tiempo?” ¡Luego sigue esta respuesta “clara, concisa,
lógica”!
Estos versículos de Daniel nos dicen cuándo llega la “hora”
de su juicio. Daniel 8:14 llama al juicio pre-advenimiento de
Daniel 7:9–14 la purificación del santuario. La purificación del
santuario debía comenzar después de 2300 días. La frase hebrea
traducida como “días” significa “tardes-mañanas”. Se refiere a
un período de veinticuatro horas. (Compárese con Gén. 1:5, 8,
13, 19, 23, 31; Éx. 27:20, 21). Daniel 8:14 no se refiere a los
sacrificios matutinos y vespertinos del santuario, sino a 2300
días de veinticuatro horas, que se usan como símbolo profético
de 2300 años. Se le dijo al profeta que la obra del cuerno
pequeño continuaría hasta el fin del tiempo (Dan. 8:17, 19, 25,
26). Dos mil trescientos días literales no alcanzarían hasta el fin
del tiempo. El propósito de los “días” es simbolizar años.
La visión de Daniel 9 se dio en el año 538 a. C., 13 años
después de la visión de Daniel 8 (551 a. C.). Gabriel le dijo a
Daniel que “setenta semanas” (hebreo: “setenta sietes”) serían
“cortadas” (hebreo) de los 2300 días. Estos “setenta sietes”
deben referirse a 490 años, porque habrían de alcanzar hasta el
tiempo del Mesías (Cristo). Los 490 años serían cortados del
comienzo de los 2300 días. No se pueden cortar 490 años de
2300 días literales. Los 2300 días son un símbolo profético de
2300 años.
La fecha en que comienzan los 490 años y los 2300 años se
da en Daniel 9:25: “la salida de la orden para restaurar y edificar
a Jerusalén”. Esdras 6:14 indica que la orden de Dios para la
completa restauración de Jerusalén fue ejecutada por medio de
los decretos de tres monarcas persas: El decreto de Ciro (537 a.
C.); el decreto de Darío I (519 o 518 a. C.); el decreto de
Artajerjes I (457 a. C.).
Contando 2300 años desde el año 457 a. C. nos lleva a 1844.
Puesto que el decreto de Artajerjes fue puesto en vigor en el

7
Aquí al juicio investigador se le llama el “juicio pre-advenimiento”,
un término que es más aceptable para los Adventistas contemporáneos.
Sin embargo, está claro que se piensa en el mismo juicio.
La Astilla 155

otoño del año 457 a. C., la purificación del santuario celestial, el


juicio pre-advenimiento comenzó en el otoño de 1844.

457 a. C. ---------------------2300 años----------------------1844 d. C


Orden para restaurar Comienza el
Jerusalén juicio pre-advenimiento
Este razonamiento se presenta como prueba de que la
purificación del santuario celestial y el juicio investigador
comenzaron en 1844. Evaluaremos al razonamiento
anterior en capítulos posteriores. Pero, por el momento,
recuérdese simplemente la importancia de 1844: el
comienzo de la purificación del santuario celestial y el
juicio investigador de los Adventistas.
La siguiente pregunta que tenemos que hacer es: ¿Qué
son la purificación del santuario celestial y el juicio
investigador, y qué abarcan?
Aquí los Adventistas enlazan la palabra “purificado” de
Daniel 8:148 con la “purificación” del santuario en el día de
expiación de Levítico 16. La “evidencia” de esto se da
como sigue:
Hay muchas conexiones lingüísticas interesantes entre
Daniel 8:14 y Levítico 16. He aquí dos ejemplos: (1) La palabra
hebrea que significa “santuario” en Daniel 8:14 es la misma que
se usa en Levítico 16 para especificar el santuario como el
objeto de la purificación. El santuario mencionado en Daniel
8:14 se refiere al santuario celestial porque la visión alcanza
hasta “el tiempo del fin” (Dan. 8:17). El santuario terrenal dejó
de tener significado en la cruz. (Véase Hebreos 8). (2) En Daniel
8:14, la palabra hebrea que se ha traducido como “purificado” es
nitsdaq. Viene de la palabra tsadaq, que significa “justificar, ser
o hacer justo, puro, o limpio”. En Levítico 16:30, el verbo
“purificar” se traduce como taher. En el Antiguo Testamento, se
usan tsadaq y taher como sinónimos. Por ejemplo, Job 4:17.
“¿Será el hombre más justo [tsadaq] que Dios? ¿Será el varón

8
Véase de Ford, Daniel 8:14, p. A-113, para una discusión de la
palabra “purificado” por el Dr. Raymond Cottrell.
156 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

más limpio [taher] que el que lo hizo? Por esto, la idea de


“purificación” puede atribuirse a la palabra nitsdaq. Es por esto
por lo que la Septuaginta (el AT griego) traduce el hebreo de
Daniel 8:14 como: “y el santuario será purificado”. Así como
tanto el santuario como el pueblo eran purificados (o
justificados, hechos justos) en el Día de Expiación, así también
lo serán en el Día de Expiación antitípico al que se refiere
Daniel 8:14.9
En este punto, es importante observar que los
Adventistas tienen que establecer un enlace entre Daniel
8:14 y Levítico 16. Sin este enlace, aunque no sea buena
exégesis, no existe en absoluto ningún fundamento para la
doctrina ASD de la purificación del santuario celestial y el
juicio investigador en 1844.
Ahora sabemos que los Adventistas del Séptimo Día
creen que la purificación del santuario celestial y el juicio
investigador comenzaron en 1844. Sabemos que los
Adventistas del Séptimo Día creen que la doctrina de la
purificación del santuario celestial y el juicio investigador
trata del Día de Expiación. Ahora, tenemos que hacer la
siguiente pregunta: ¿Qué tiene que ver eso con los
cristianos?
Así como, durante el Día de Expiación típico, la purificación
del santuario terrenal quitaba los pecados acumulados allí, así
también el santuario celestial es purificado mediante la
eliminación final de los pecados registrados en los libros del
cielo. Pero, antes de que los registros sean limpiados finalmente,
serán examinados para establecer quiénes, por medio del
arrepentimiento y la fe en Cristo, tienen derecho a entrar en su
reino eterno. La purificación del santuario celestial, pues,
involucra una obra de investigación o juicio, que refleja
plenamente la naturaleza del Día de Expiación como el día del
juicio.10

9
Lecciones de Escuela Sabática para Adultos, El Mensaje de los Tres
Ángeles, p. 50.
10
Los Adventistas del Séptimo Día Creen, p. 320. Citado en Ibid.
La Astilla 157

Si yo tratara de explicar y documentar todas las


minucias de la doctrina de la purificación del santuario
celestial y el juicio investigador, la mayoría de los lectores
se atascaría y perdería interés. Por lo tanto, he decidido
hacer un breve resumen de esta enseñanza con la
documentación de apoyo en las notas de pie de página, más
bien que con el texto.

Resumen de la purificación del santuario celestial


y el juicio investigador
La doctrina Adventista del Séptimo Día de la
purificación del santuario celestial y el juicio investigador
enseña que, a su ascensión, Cristo entró en el departamento
exterior del santuario celestial. Desde ese momento hasta
1844, Cristo llevó a cabo un ministerio de intercesión y
perdón análogo al del departamento exterior del santuario
terrenal.11 En 1844, Cristo entró por primera vez en el
Lugar Santísimo del santuario celestial12,13 para comenzar
11
“El ministerio del sacerdote durante todo el año en el primer
departamento del santuario, ‘dentro del velo’ que formaba la puerta del
lugar santo y lo separaba del atrio exterior, representa la obra de
ministerio en la cual Cristo entró a su ascensión. En el ministerio
diario, era la obra del sacerdote presentar delante de Dios la sangre del
holocausto, así como el incienso que ascendía con las oraciones de
Israel. Así presentaba Cristo su sangre delante del Padre a favor de los
pecadores, y presentaba también, con la preciosa fragancia de su propia
justicia, las oraciones de los creyentes penitentes. Tal era la obra del
ministerio que se llevaba a cabo en el primer departamento en el cielo”.
Ellen G. White, The Great Controversy, p. 420. Véase también
Primeros Escritos, p. 252; Review and Herald, 1850-03-01; 1905-11-
09; Spiritual Gifts, Vol. 1, p. 158.
12
Por los registros más antiguos, es claro que ésta era la enseñanza y la
doctrina de los primeros Adventistas. En el Fragmento Manuscrito de
Hiram Edson, Edson relata su experiencia en el campo el día después
del gran desengaño que echó las bases para la reinterpretación de la
profecía de Miller sobre 1844, profecía que, a su vez, echó las bases
para el juicio investigador de los Adventistas del Séptimo Día. “El cielo
158 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

pareció abrirse ante mis ojos, y vi, clara y distintamente, que nuestro
Sumo Sacerdote, en vez de salir del Lugar Santísimo del santuario
celestial para venir a la tierra el décimo día del séptimo mes, al final de
los 2300 días, entró ese día por primera vez en el segundo
departamento de ese santuario; y que tenía una obra que llevar a cabo
en el Lugar Santísimo antes de venir a la tierra”. Véase, de Knight, Rise
of Sabbatarian Adventism, p. 126. Ellen White afirma: “Así, los que
siguieron en la luz de la palabra profética vieron que, en vez de venir a
la tierra en 1844 al final de los 2300 días, Cristo entró entonces en el
Lugar Santísimo del santuario celestial para ejecutar la obra final de
expiación en preparación para su venida”. The Great Controversy, p.
422. “Como estaba pronosticado en el tipo y predicho en las Escrituras,
Cristo, en el tiempo señalado, entró en el Lugar Santísimo del templo
de Dios en el cielo. Él es representado por el profeta Daniel como
viniendo en este momento al Anciano de días: “Miraba yo en la visión
de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo
de hombre, que vino”—no a la tierra, sino—“al Anciano de Días, y le
hicieron acercarse delante de él”. Ellen G. White, Southern Watchman
1905-01-24. (En años recientes, los Adventistas del Séptimo Día
reconocieron este flagrante desacuerdo con las Escrituras y ahora dicen
que Cristo “fue entronizado como nuestro gran Sumo Sacerdote y
comenzó su ministerio intercesor en el momento de su ascensión”.
Véase la afirmación en las creencias ASD enumeradas en el texto
principal al principio de este capítulo. Nótese, sin embargo, que todo lo
que esto dice es que Cristo se convirtió en nuestro Sumo Sacerdote en
ese momento. No dice que Cristo entró al Lugar Santísimo. Creo que
esta afirmación está calculada para que sea un tanto nebulosa. Por sí
misma, no contradice explícitamente a Hiram Edson y a Ellen White,
algo que los ASD no querrían hacer, pero también deja lugar para una
interpretación individual por parte de los que desean hacer que esta
doctrina concuerde con las Escrituras, y quieren a Cristo en el Lugar
Santísimo a su ascensión, como lo enseña Hebreos).
13
Algunos Adventistas hacen todavía otra interpretación al tratar de
armonizar la afirmación de EGW de que Cristo entró al Lugar
Santísimo en 1844 con la enseñanza de Hebreos 6:19. Dicen que Cristo
entró al Lugar Santísimo a su ascensión para dedicar el Lugar
Santísimo y que luego se retiró al Lugar Santo hasta 1844.
La Astilla 159

una obra de juicio investigador.14 Este juicio tiene que ver


sólo con los que han profesado creer en Dios.15 Según la
teología ASD, los impíos serán investigados durante los
1000 años16 y ejecutados poco después del fin de los 1000
años de Apocalipsis 20.17 El juicio investigador comienza
con los casos de los muertos, retrocediendo hasta Adán, y
revisa el registro de la vida de cada persona que ha
profesado tener fe en Dios. Cada acto se examina
cuidadosamente. Cada generación subsiguiente es
investigada y juzgada.18 En algún momento, nadie sabe

14
“En 1844, nuestro gran Sumo Sacerdote entró al Lugar Santísimo del
santuario celestial para comenzar la obra del Juicio Investigador”. Ellen
G. White, Review and Herald, 1887-03-22. “Asistido por una nube de
ángeles celestiales, nuestro gran Sumo Sacerdote entra al Lugar
Santísimo, y allí aparece en la presencia de Dios para llevar a cabo los
últimos actos de su ministerio a favor del hombre, - para ejecutar la
obra de juicio investigador, y para hacer expiación por todos los que
aparecen como merecedores de sus beneficios”. Ellen G. White, Spirit
of Prophecy, Vol. 4, p. 308.
15
“En el servicio típico, sólo los que se habían presentado delante de
Dios con confesión y arrepentimiento, y cuyos pecados habían sido
transferidos al santuario por medio de la sangre de la ofrenda por el
pecado, tenían parte en el servicio del Día de Expiación. Así también,
en el gran día de la expiación final y del juicio investigador, los únicos
casos considerados son los del profeso pueblo de Dios”. Ellen G. White,
The Great Controversy, p. 480. Véase también Spirit of Prophecy, Vol.
4, p. 420.
16
“El juicio de los impíos es una obra distinta y separada, y tiene lugar
en un período posterior”. Ellen G. White, The Great Controversy, p.
480. “Después de que haya terminado el juicio de los impíos, al fin de
los mil años …”Ellen G. White, Early Writings, p. 292.
17
“Al fin de los mil años, Cristo regresa nuevamente a la tierra. Está
acompañado por la hueste de los redimidos y asistido por un séquito de
ángeles. Mientras desciende con terrible majestad, ordena a los impíos
muertos que se levanten para recibir su condena”. Ellen G. White, The
Great Controversy, p. 662.
18
“Al abrirse los libros de memoria en el juicio, las vidas de todos los
que han creído en Jesús pasan en revista delante de Dios. Comenzando
160 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

cuándo, los casos de los muertos terminan de ser examinados,


y Dios pasa entonces a examinar los casos de los muertos.19
Los ASD creen que no sabrán cuándo serán juzgados sus
nombres.20 Por lo tanto, es extremadamente importante que
no se ocupen de ninguna actividad frívola ni ningún
pecado. Cada pecado debe ser confesado. Los pecados
olvidados y no confesados testifican contra ellos en el
juicio.21 Sus caracteres deben demostrar perfecta
obediencia a la ley de los Diez Mandamientos, 22

con los que vivieron primero en la tierra, nuestro Abogado presenta los
casos de cada sucesiva generación, y termina con los vivos”. Ibid., p.
483.
19
“Solemnes son las escenas relacionadas con la obra final de
expiación. De trascendental importancia son los intereses envueltos en
ella. El juicio está teniendo lugar ahora en el santuario del cielo.
Durante muchos años, esta obra ha estado en progreso. Pronto—nadie
sabe cuán pronto—pasará a los casos de los vivos”. Ibid., p. 490.
20
“Cuán peligrosa es la condición de aquéllos que, cansándose de su
vigilia, se vuelven a las atracciones del mundo. Mientras el hombre de
negocios se absorbe en la búsqueda de ganancias, mientras el amante
de los placeres busca satisfacerlos, mientras la hija de la moda arregla
sus adornos—puede ser que esa hora el Juez de toda la tierra esté
pronunciando la sentencia: ‘Pesado has sido en balanza, y has sido
hallado falto’”. Ellen G. White, Spirit of Prophecy, Vol. 4, p. 315.
21
“Cada día que pasa a la eternidad lleva su carga de registros de los
libros del cielo. Las palabras que una vez se pronunciaron, y las
acciones que una vez se llevaron a cabo, nunca pueden ser revocadas.
Los ángeles de Dios han registrado tanto lo bueno como lo malo. El
más poderoso conquistador de la tierra no puede retirar el registro de
siquiera un solo día. Nuestras acciones, nuestras palabras, hasta
nuestros motivos más secretos, todos pesan al decidir nuestro destino
para fortuna o desgracia. Aunque los podamos haber olvidado, llevarán
su testimonio para justificarnos o condenarnos. Irán delante de nosotros
al juicio. El uso de cada talento será escrutado”. Ibid., p. 331.
22
“Cristo vivió una vida de perfecta obediencia a la ley de Dios, y en
esto dio un ejemplo para cada ser humano. La vida que él vivió en este
mundo, hemos de vivirla nosotros por medio de su poder y bajo sus
instrucciones”. Ellen G. White, Ministry of Healing, p. 180. “Dios
requiere perfecta sumisión y perfecta obediencia. La vida eterna vale
La Astilla 161

especialmente el sábado del cuarto mandamiento.23


Algunos nombres de esta lista de profesos creyentes serán
aceptados, otros serán rechazados.24 Cuando haya sido
examinada cada persona que haya confesado su fe en Dios,
entonces Jesús presenta su sangre delante del Padre a favor
de los que son encontrados dignos, y borra el registro de
sus pecados de los libros del cielo.25 Luego, sin saber si la

todo para nosotros. Usted puede establecer una estrecha relación con
Dios si agoniza para entrar por la puerta estrecha”. Ellen G. White,
Testimonies for the Church [Testimonios para la Iglesia], Vol. 4, p. 218.
23
“Muchos y decididos fueron los esfuerzos para destruir su fe. Nadie
podía dejar de ver que, si el santuario terrenal era la figura o el modelo
del celestial, la ley despositada en el arca de la tierra era una
transcripción exacta de la ley en el arca del cielo, y que la aceptación de
la verdad concerniente al santuario celestial envolvía el reconocimiento
de las exigencias de la ley de Dios, y la obligación del sábado del
cuarto mandamiento”. Ellen G. White, Spirit of Prophecy, Vol. 4, p.
257. “El sábado será la gran prueba de lealtad, porque es el punto de la
verdad especialmente controvertido. Cuando la prueba final se les
aplique a los hombres, se trazará una línea de distinción entre los que
sirven a Dios y los que no le sirven”. Ellen G. White, The Great
Controversy, p. 605.
24
“Cada nombre es mencionado, cada caso investigado
minuciosamente. Unos nombres son aceptados, otros son rechazados.
Cuando alguno tiene pecados todavía en los libros de memoria, pecados
de los cuales no se ha arrepentido y que no han sido perdonados, su
nombre es borrado del libro de la vida, y la memoria de sus buenas
obras es borrada del libro de memoria de Dios”. Ibid., p. 483.
25
“En el tiempo señalado para el juicio—el fin de los 2300 días, en
1844—comenzó la obra de investigación y borramiento de los pecados.
Todos los que alguna vez invocaron el nombre de Cristo tienen que
pasar su penetrante escrutinio. Tanto los vivos como los muertos deben
ser juzgados ‘por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus
obras’”. Ibid., p. 486. Véase también Spirit of Prophecy, Vol. 4, p. 266.
“Cada uno de vosotros tiene que despertar y enfrentarse a la necesidad
de salir del camino trillado del egoísmo. Mejorad el corto tiempo de
gracia concedido a vosotros trabajando con vuestras fuerzas para
redimir los fracasos de vuestra vida pasada. Dios os ha puesto en un
mundo de sufrimiento para probaros, para ver si sois encontrados
162 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

obra del juicio investigador ha terminado, ni cuándo, los


justos, todavía en su estado humano, antes de la segunda
venida de Cristo, tendrán que vivir a la vista de un Dios
santo sin un intercesor.26 Esto, pues, completa la
expiación.27 Luego, Jesús quita los pecados del pueblo de
Dios y los transfiere a Satanás, que está representado por el
macho cabrío de la expiación el Día de Expiación de
Levítico 16.28 Luego, Satanás lleva la responsabilidad final
por todos los pecados que ha hecho cometer a los justos.
Sufrirá por estos pecados en el lago de fuego, y después
será borrado de la existencia.29 El juicio investigador se
lleva a cabo delante de las inteligencias del universo. Esto,
pues, vindica el carácter de Dios delante de los seres no

dignos del don de la vida eterna”. Ellen G. White, Testimonies for the
Church, Vol. 3, p. 530.
26
“Cuando él [Cristo] abandone el santuario, la oscuridad cubre a los
habitantes de la tierra. En ese momento terrible, los justos deben vivir a
la vista de un Dios santo sin un intercesor”. Ellen G. White, Spirit of
Prophecy, Vol. 4, p. 432. Véase también Early Writings, p. 280;
Spiritual Gifts, Vol. 1, p. 198; The Great Controversy, pp. 614, 647.
27
“Así, los que siguieron en la luz de la profecía, vieron que, en vez de
venir a la tierra al fin de los 2300 días en 1844, Cristo entró al Lugar
Santísimo del santuario celestial para llevar a cabo la obra final de
expiación en preparación para su venida”. Ellen G. White, The Great
Controversy, p. 422.
28
“Cuando Cristo, en virtud de su propia sangre, quita los pecados de
su pueblo del santuario celestial al fin de su ministerio, los coloca sobre
Satanás, quien, en la ejecución del juicio, debe cargar con la pena
última”. Ibid., p. 422. Véase también Spirit of Prophecy, Vol. 4, p. 266.
29
“El macho cabrío era enviado a un territorio deshabitado, para no
regresar jamás a la congregación de Israel. Así también, Satanás será
desterrado de la presencia de Dios y de su pueblo, y será borrado de la
existencia en la destrucción final del pecado y los pecadores”. Ellen G.
White, Spirit of Prophecy, Vol. 4, p. 267.
La Astilla 163

caídos.30 Entonces, todos conocerán la inmutabilidad de la


ley de Dios y el justo carácter de Dios.31
Esta doctrina constituye el fundamento de la teología
Adventista histórica,32 y continúa siendo el problema
principal, no sólo de la teología ASD, sino también de su
historia, su ética, y su experiencia religiosa. Los siguientes
capítulos mostrarán cómo la doctrina Adventista del
Séptimo Día de la purificación del santuario celestial y el
juicio investigador se entrelaza con otras “verdades” ASD
distintivas, hasta el punto de que impregna todo el
Adventismo. Quitar esta “astilla” no será tarea fácil.

30
“De manera gravemente oportuna, estudiamos el tema del juicio
investigador de Dios sobre el sesquicentenario de su comienzo en el
Lugar Santísimo el 22 de octubre de 1844. Por medio de esta obra de
juicio, Dios se ha comprometido a explicar completamente al universo
de los seres no caídos su obra de redención, y su manera perfectamente
justa y amorosa de tratar con el pecado y los pecadores. El juicio pone
fin a todas las acusaciones y dudas, y concierne solamente a la justicia
y a la bondad de Dios”. Comentario, Lecciones de Escuela Sabática
para Adultos, El Mensaje de los Tres Ángeles, p. 47.
31
“El juicio final es un evento solemnísimo, que debe tener lugar ante
el universo reunido. Cuando Dios honre a su pueblo guardador de los
mandamientos, ni uno solo de los enemigos de la verdad y la justicia
estará ausente. Y cuando los transgresores reciban su condena, todos
los justos verán el resultado del pecado. Dios será honrado, y su
gobierno vindicado; y eso, en la presencia de los habitantes del
universo”. Ellen G. White, Review and Herald, 1901-06-18.
32
“El texto bíblico que, por encima de todos los demás, había sido
tanto el fundamento como la columna central de la fe adventista era la
afirmación: ‘Hasta dos mil trescientos días; luego el santuario será
purificado’. Daniel 8:14”. Ellen G. White, The Great Controversy, p.
409. Véase también Spirit of Prophecy, Vol. 4, p. 258. Nota: esta cita de
EGW fue escrita en 1911 en el capítulo “¿Qué es el Santuario?”
Sometanlo
todo a
prueba,
afórrense a
lo bueno
Capítulo 10

Una Cadena
Rota
Una Evaluación Bíblica

E n este capítulo haremos una corta evaluación bíblica


de la doctrina ASD de la purificación del santuario
celestial y el juicio investigador. Los que deseen un
tratamiento más completo de este estudio, pueden comprar
el libro de 750 páginas del Dr. Ford, Daniel 8:14, The Day
of Atonement, and the Investigative Judgment [Daniel 8:14,
El Día de Expiación, y el Juicio Investigador]1. Sin
embargo, unas pocas y claras referencias bíblicas son más
que suficientes para demostrar, sin sombra de duda, que la
doctrina de la purificación del santuario celestial y el juicio
investigador no tiene apoyo bíblico y es contraria a la
Biblia casi en todos los puntos.

1
Este libro está disponible [en inglés] en Publicaciones Desmond Ford,
7955 Bullard Drive, Newcastle, CA 95658.
166 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

El “texto clave”: Daniel 8:14.


Ellen White dice que éste es el texto clave y la “columna
central” del adventismo.
El texto que por encima de todos los demás había sido tanto
el fundamento como la columna central de la fe Adventista era
la declaración: “Hasta dos mil y trescientos días, y luego el
santuario será purificado”. Daniel 8:14.2
Está más allá del ámbito de este libro hacer un estudio a
fondo de Daniel 8, que otros ya han hecho.3 Sin embargo,
debemos examinar de cerca el contexto de Daniel 8 y su
significado para los que sostienen la doctrina de la
purificación del santuario celestial y el juicio investigador.
En Daniel8 encontramos varios poderes: un carnero, un
macho cabrío que tenía “un cuerno notable entre los ojos”,4
y luego este cuerno notable fue roto y en su lugar surgieron
cuatro cuernos.5
Y de uno de ellos salió un cuerno pequeño, que creció
mucho al sur, y al oriente, y hacia la tierra gloriosa . Y se
engrandeció hasta el ejército del cielo; y parte del ejército y de
las estrellas echó por tierra, y las pisoteó. Aun se engrandeció
contra el príncipe de los ejércitos, y por él fue quitado el
continuo sacrificio, y el lugar de su santuario fue echado por
tierra. Y a causa de la prevaricación le fue entregado el ejército
junto con el continuo sacrificio; y echó por tierra la verdad, y e
hizo cuanto quiso, y prosperó (Dan. 8:9–12).
Estos símbolos son interpretados para nosotros en
Daniel 8:15-27. El carnero representaba a “los reyes de
Media y de Persia”.6 El macho cabrío representaba a
“Grecia”.7 El cuerno grande representaba a su primer rey,
2
E. G. White, The Great Controversy, p. 409.
3
Ford, Daniel 8:14, p. 166ss.
4
Dan. 8:5.
5
Dan. 8:8.
6
Dan. 8:20.
7
Dan. 8:21.
Una Cadena Rota 167

Alejandro el Grande.8 Los cuatro cuernos representaban a


cuatro reinos que se levantarían de la nación de Alejandro,
aunque no con su poder. Hasta este punto, todos los
evangélicos, hasta los Adventistas del Séptimo Día, han
estado de acuerdo en que estos cuatro cuernos
representaban las cuatro divisiones del imperio de
Alejandro.9 Ahora bien, las Escrituras dicen:
Y al fin del reinado de éstos, cuando los transgresores
lleguen al colmo, se levantará un rey altivo de rostro y
entendido en enigmas. Y su poder se fortalecerá, mas no con
fuerza propia; y causará grandes ruinas, y prosperará, y hará
arbitrariamente, y destruirá a los fuertes y al pueblo de los
santos. Con su sagacidad hará prosperar el engaño en su mano;
y en su corazón se engrandecerá, y sin aviso destruirá a
muchos; y se levantará contra el Príncipe de los príncipes, pero
será quebrantado, aunque no por mano humana (Dan. 8:23–25).
Casi todos los eruditos bíblicos creen que el cuerno
pequeño representa a Antíoco Epífanes IV.10,11 Daniel dice
que este poder surgió de una de las divisiones del imperio
de Alejandro. Está claro que este era un poder impío, que
hizo grandes estragos contra los santos. Los Adventistas

8
Ibid.
9
Casandro, Lisímaco, Ptolomeo, y Seleuco. Véase Expositor´s Bible
Commentary, Vol. 7, p. 98.
10
Keil-Delitzsch, Commentary on the Old Testament, Vol. 9, pp. 295–
319; The Espositor´s Bible Commentary, Vol. 7, pp. 96–108; Josefo,
Antiquities of the Jews, X, 11, 7; y casi todos los demás comentarios.
Véase de Ford, Daniel 8:14, pp. A-69-75.
11
También es cierto que Cristo, en Mat. 24:15, y Pablo, en 2 Tesa. 2:1-
12, ven a Antíoco como tipo del venidero anticristo. Nótese, sin
embargo, que ni Cristo ni Pablo ven a Antíoco como tipo del santuario
celestial, ni prefigurando en manera alguna la obra de Cristo. Véase de
Ratzlaff, Sabbath in Christ, pp. 351–357, donde el autor discute las
similitudes entre Mat. 24:15 y la experiencia de los judíos que sufrieron
bajo las persecuciones de Antíoco.
168 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

dicen que este cuerno pequeño es Roma.12 Sin embargo, ¡la


evidencia de que esto se refiere a Antíoco es abrumadora!
Muchos eruditos liberales, que no creen en la profecía,
dicen que el libro de Daniel debe haber sido escrito después
del año 165 a. C., porque describe las persecuciones de
Antíoco con detalles tan exactos.13
Que este poder del “cuerno pequeño” es un poder impío
es innegable. Ahora nos encontramos de frente con la
“astilla”, la enseñanza de la purificación del santuario
celestial y el juicio investigador. Nótese bien el contexto
que conduce a este texto de prueba ASD de Daniel 8:14,
que es “tanto el fundamento como la columna central de la
fe adventista”.
Aun se engrandeció contra el príncipe de los ejércitos, y por
él fue quitado el continuo sacrificio, y el lugar de su santuario
fue echado por tierra. Y a causa de la prevaricación le fue
entregado el ejército junto con el continuo sacrificio; y echó por
tierra la verdad, e hizo cuanto quiso, y prosperó (Dan. 8:11,12).
Ahora, se hace una pregunta acerca de este poder impío,
que la mayoría de los eruditos cree que es Antíoco.
Entonces oí a un santo que hablaba; y otro de los santos
preguntó a aquél que hablaba: ¿Hasta cuándo durará la visión
del continuo sacrificio, y la prevaricación asoladora entregando
el santuario y el ejército para ser pisoteados? (Dan. 8:13).
Es transparentemente claro que esta pregunta se
relaciona con las actividades del poder impío del “cuerno
pequeño”, Antíoco. Nótese que la pregunta menciona
específicamente el sacrificio regular. La porción tiempo de
la pregunta trata de “hasta cuándo durará [un período de
tiempo durativo, no un punto específico en el tiempo, como
una fecha] la prevaricación asoladora entregando el
santuario y el ejército [el pueblo de Dios] para ser
12
Adams, The Sanctuary, p. 97.
13
The Expositor´s Bible Commentary, Vol. 7, p. 20s.
Una Cadena Rota 169

pisoteados”. Nuevamente, notamos que la pregunta


pertenece a un poder impío, con referencia al santuario
judío literal que Antíoco profanó ofreciendo una puerca en
su altar y erigiendo una imagen a Zeus.14 La pregunta habla
del tiempo durante el cual el santuario sería pisoteado.
Ahora, volvamos a la respuesta bíblica a esta pregunta.
Y él dijo: Hasta dos mil trescientas tardes y mañanas; luego
el santuario será purificado. (Dan. 8:14).
Como sería de esperarse, la respuesta alude a la pregunta
y la respuesta es clara. Después de 2300 “tardes y
mañanas”, el lugar santo sería restaurado apropiadamente.
La pregunta se refiere al poder del “cuerno pequeño”, y por
lo tanto, la respuesta debe ser acerca del poder del “cuerno
pequeño”. Note lo que los Adventistas, construyendo sobre
la interpretación de Miller, han hecho con este texto.
• Han hecho que el punto de partida de esta profecía sea
el año de 457 a. C., mucho antes de que Antíoco (o
Roma) comenzase a profanar el santuario.15 Pero la
profecía habla de un tiempo durante el cual el santuario
había de ser profanado.
• Han dicho que el santuario envuelto es el santuario
celestial, cuando la Escritura muestra claramente que es
el santuario judío literal profanado por el poder impío,
Antíoco.16
• Han dicho que la restauración, o “purificación”, del
santuario no era la rededicación del santuario por Judas
Macabeo, como está registrado en Primera y Segunda

14
Véase 1 Macabeos 1–4 y 2 Macabeos 4–10 para un relato detallado
de la profanación del santuario, la cesación de los servicios del
santuario, la restauración del santuario, y el sacrificio diario.
15
Ellen G. White, The Great Controversy, p. 410.
16
Compárese Dan. 8; 1 Macabeos 1–4, y E. G. White, Early Writings,
p. 252.
170 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Macabeos, que los judíos todavía celebran, sino la


purificación del santuario celestial en el antitípico Día
de Expiación, que ellos dicen comenzó el 22 de octubre
de 1844.17
• Y aquí llegamos a un error garrafal, ¡que muchos
llamarían flagrante herejía! Está claro en Daniel 8 que
es el poder impío, el “cuerno pequeño”, lo que profana
el santuario terrenal. Los Adventistas dicen que Daniel
8:14 habla del santuario celestial que fue profanado por
los pecados de los justos, pecados que fueron llevados
allí por la sangre de Cristo.
Así como, en la antigüedad, los pecados del pueblo eran
transferidos figurativamente al santuario terrenal por la sangre
del holocausto, nuestros pecados son, de hecho, transferidos al
santuario terrenal por la sangre de Cristo. Y así como la
purificación típica del terrenal se llevaba a cabo mediante la
remoción de los pecados con los cuales había sido
contaminado, la purificación real del celestial ha de llevarse a
cabo mediante la remoción, o el borramiento, de los pecados
que están registrados allí.18
Comentando la interpretación ASD, el Dr. Raymond
Cottrell, profesor y erudito Adventista del Séptimo Día
retirado hace esta penetrante declaración.
El contexto de Daniel 8:14 atribuye la profanación del
santuario al cuerno pequeño. La interpretación ASD la atribuye
a la transferencia de los pecados confesados al santuario
celestial por medio del ministerio sacerdotal de Cristo. Pretender
que la interpretación ASD lee a Daniel 8:14 en contexto sería
entonces identificar el cuerno pequeño con Cristo. En otras
palabras, no podemos tener tanto el contexto como la
interpretación Adventista por lo que concierne a la Biblia
misma. De modo similar, en el capítulo 9:27 [de Daniel],
atribuimos la cesación del sacrificio y la ofrenda a la muerte de
Cristo en la cruz. Mientras que el contexto lo equipara con el

17
E. G. White, The Great Controversy, p. 410.
18
E. G. White, Spirit of Prophecy, Vol. 4, p. 266.
Una Cadena Rota 171

cuerno pequeño quitando el continuo sacrificio en el capítulo


8:11–13.19
Es evidente que la doctrina ASD de la purificación del
santuario celestial y el juicio investigador no está apoyada
por su único y principal texto de prueba.
El santuario celestial
La purificación del santuario celestial y el juicio
investigador enseña que Cristo ministró en el
compartimiento exterior del santuario celestial hasta 1844,
y que entonces, por primera vez, entró al Lugar Santísimo20
para ejecutar el ministerio del Día de Expiación antitípico.
Esto tampoco tiene ningún apoyo bíblico, y es contrario a
la clara enseñanza bíblica.
Hebreos 6:19,20 dice:
La cual tenemos como segura y firme ancla del alma, y que
penetra hasta dentro del velo, donde Jesús entró por nosotros
como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre según el
orden de Melquisedec.
Nótese que este texto afirma que Cristo entró (tiempo
aoristo griego) dentro del velo. Hebreos se escribió en el
primer siglo después de Cristo, y dice claramente que en
ese tiempo ya Cristo había entrado al Lugar Santísimo del
santuario celestial. Ese “dentro del velo” significa que el
Lugar Santísimo es seguro por la Escritura. Cada vez que el

19
El Dr. Raymond Cottrell, como lo cita Ford en Daniel 8:14, pp. A-
115, 116.
20
Ellen G. White, The Great Controversy, p. 421. Nótese también el
apoyo, por parte de EGW, del artículo de Crosier. “El Señor me mostró
en visión, hace más de un año, que el Hermano Crosier tenía la luz
verdadera sobre la purificación del santuario … Me siento plenamente
autorizada por el Señor para recomendar ese número de Extra a cada
uno de los santos”. Ellen G. White, A Word to the “Little Flock”, p. 12,
Mayo 30, 1847, reproducido en la obra de Knight, Rise of Sabbatarian
Adventism, p. 171.
172 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Antiguo Testamento usa esta expresión en relación con los


servicios del santuario, siempre se refiere al velo que
separaba el Lugar Santo del Lugar Santísimo.21 Cada vez
que el Antiguo Testamento usa la expresión “fuera del
velo”, se refiere al velo que separaba el Lugar Santo del
Lugar Santísimo.22 Cuando se usa la expresión “delante del
velo”, también se refiere al velo que separaba los dos
apartamentos.23
Que Cristo entró al Lugar Santísimo del santuario
celestial a su ascensión lo enseñan otras referencias en
Hebreos, incluyendo las siguientes:
Dando el Espíritu Santo a entender con esto que aún no se
había manifestado el camino al Lugar Santísimo, entre tanto que
la primera parte del tabernáculo estuviese en pie (Heb. 9:8).
Y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por
su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar
Santísimo habiendo obtenido eterna redención (Heb. 9:12).
Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura
del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por
nosotros ante Dios (Heb. 9:24).
Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar
Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y
vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne…
(Heb. 10:19,20).
Note cómo contradice Ellen White las claras enseñanzas
de la Escritura. Ella redefine la expresión “dentro del velo”
para que sea la puerta entre el apartamento exterior y el
atrio exterior, contrario a todo uso bíblico.
El ministerio del sacerdote durante el año en el primer
departamento del santuario, “dentro del velo” que formaba la
puerta y separaba el lugar santo del atrio exterior, representa la

21
Véase Éx. 26:33; Lev. 16:2, 12, 15; Núm. 18:7.
22
Véase Éx. 26:35; 27:20,21; 40:22.
23
Véase Éx. 40:26; Lev. 4:5,6,17; 24:1–3.
Una Cadena Rota 173

obra de ministerio en la cual Cristo entró a su ascensión … Así


Cristo presentaba su sangre delante del Padre en nombre de los
pecadores, y también presenta delante de Él, con la preciosa
fragancia de su propia justicia, las oraciones de los creyentes
penitentes. Tal era la obra del ministerio en el primer
departamento del santuario en el cielo.24
El libro de Hebreos dice que Cristo entró al Lugar
Santísimo a su ascensión. Los Adventistas enseñan que Él
entró allí por primera vez en 1844.25 Para hacer esto, se ven
obligados a redefinir los claros términos de la Escritura.
Una cadena rota y sin valor.
La doctrina ASD de la purificación del santuario
celestial y el juicio investigador no se puede encontrar ni
probar lógicamente en ninguna parte de la Escritura.
Depende de un texto de prueba, la negación del contexto, el
método de interpretación que consiste en leer en la
Escritura lo que no está allí, y usa una tenue serie de
suposiciones, la mayoría contrarias a la evidencia bíblica.
Esta es la herencia de la “perfecta cadena de verdad” de
Miller, respaldada por las visiones de Elen White. Puesto
que una cadena no es más fuerte que su eslabón más débil,
las conclusiones basadas en una serie de suposiciones no
son mejores que la suposición más débil. Además, es
altamente improbable, matemáticamente, que las
conclusiones basadas en una larga serie de dudosas
suposiciones sean correctas.

24
Ellen G. White, The Great Controversy, p. 421. Véase también
Spiritual Gifts, Vol. 1, p. 159; Early Writings, p. 251.
25
Debe notarse que muchos ASDs, especialmente Adventistas
evangélicos, ahora creen que Cristo sí entró al Lugar Santísimo del
santuario celestial a su ascensión. Sin embargo, eso no elimina el
respaldo de Ellen White a esta “verdad”, ni cambia el hecho de que sus
escritos todavía son considerados “una fuente continua y autorizada de
verdad”.
174 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

El Dr. Ford señala que la doctrina del juicio investigador


cuelga de veintidós suposiciones. Éstas están enumeradas
abajo. Fueron tomadas de Daniel 8:14, The Day of
Atonement and the Investigative Judgment [Daniel 8:14, El
Día de Expiación y el Juicio Investigador].26 En cada una
de las siguientes suposiciones, el Dr. Ford expresa la
suposición y da su evaluación, que él incluye en paréntesis.
Seguidamente, yo hago un corto resumen. Mi resumen es
simplemente para que sirva como una manera de traducir el
resumen del Dr. Ford en una imagen visual del eslabón de
una cadena. Por favor, visualice cada suposición como el
eslabón de una cadena. Para que la purificación del
santuario celestial y el juicio investigador sea correcta,
todas las veintidós suposiciones tienen que ser válidas.27
1. Que Daniel 8:14 habla de 2300 días. (Aunque Daniel usa
repetidamente la palabra hebrea para días, ella no se encuentra
en 8:14. En vez de eso, tenemos la expresión ambigua “tardes y
mañanas”, que la mayoría aplica a los holocaustos de la tarde y
la mañana. Así, si estos exégetas están en lo cierto, en vez de
2300 días, sólo estamos hablando de 1150 días).
—Suposición ASD, probablemente incorrecta. El primer
eslabón de la cadena está muy agrietado.
2. Que estos 2300 “días” equivalen a 2300 años. (Aunque es
casi imposible probar que el principio de día por año es un dato
bíblico, y aun si pudiésemos probarlo, no se mencionan los
días28 ni en 8:14 ni en 9:24, así que no hay base para aplicar el
principio en estos casos).
—Suposición ASD, probablemente incorrecta. El segundo
eslabón de la cadena está agrietado.

26
Véase de Ford, Daniel 8:14, pp. 174–176.
27
Todas las 22 suposiciones son afirmaciones hechas en los escritos de
EGW.
28
Nota: “días” se mencionan en la King James Version, pero el original
dice simplemente “tardes y mañanas”.
Una Cadena Rota 175

3. Que estos 2300 años comienzan siglos antes de que el


“cuerno pequeño” inicie su ataque contra el santuario. (Aunque
en contexto, muchos ha entendido que los 2300 se aplican a la
duración del tiempo que el cuerno pequeño está pisoteando el
santuario y suspendiendo el continuo sacrificio).
—Suposición ASD, definitivamente errada. Daniel dice
claramente que este período de tiempo se refiere al tiempo
de “la prevaricación asoladora”. El tercer eslabón de la
cadena está definitivamente roto.
4. Que los 2300 años comienzan al mismo tiempo que las
setenta semanas. (Aunque ningún texto lo dice así. La palabra
hebrea chatchack significa “cortar” o “decretar”, y no hay modo
de probar que se quiere decir que los 490 años se cortan de los
2300).
—Suposición ASD. Posible. El cuarto eslabón de la cadena
puede o no puede estar agrietado.
5. Que es posible estar seguro del año exacto en que
comienzan las setenta semanas. (Aunque los exégetas han
estado de acuerdo sobre este punto. ¿Es el decreto como el de
9:23, un decreto celestial de Dios, o el decreto de un rey
terrenal?
—Suposición ASD. Posible. El quinto eslabón de la cadena
puede o no puede estar agrietado.
6. Que el decreto de Artajerjes registrado en Esdras 7 tiene
que ver con la restauración y la edificación de Jerusalén.
(Aunque no hay nada en Esdras 7 que diga esto. El contexto
indica que este decreto, como el de Ciro y el de Darío, tenía que
ver con el templo. Los magistrados debían hacer cumplir las
leyes del templo. Véase Esdras 6:14, que coloca este decreto
entre los del templo).
—Suposición ASD, definitivamente errónea. El sexto
eslabón de la cadena está roto.
7. Que el decreto de Esdras 7 “salió” en el año 457 a. C.,
cuando Esdras había llegado a Jerusalén y se había puesto a
trabajar. (Aunque Esdras nunca dice esto, y el decreto había sido
176 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

anunciado por lo menos seis meses antes. No hay nada en


Daniel que diga que este decreto debe ser fechado en la fecha de
su puesta en vigor y no en la fecha de su emisión).
—Suposición ASD, probablemente incorrecta. El séptimo
eslabón de la cadena está muy agrietado.
8. Que podemos demostrar que el 408 es el año en que se
completó la restauración de la ciudad. (Hasta los eruditos
Adventistas admiten que esta es una tarea imposible).
—Suposición ASD. Posible, pero no se puede probar. El
octavo eslabón de la cadena es incierto.
9. Que podemos demostrar que el año 27 d. C. fue la fecha
del bautismo de Cristo. (Una tarea similarmente difícil).
—Suposición ASD. Posible, pero no se puede probar. El
noveno eslabón de la cadena es incierto.
10. Que el año 31 d. C. es la fecha de la crucifixión. (Casi
todos los eruditos sostienen otros años, no éste. La evidencia de
las investigaciones de Grace Amadon, usada a menudo por los
ASDs, está basada en dudosas suposiciones, como lo admite
nuestro propio Comentario).
—Suposición ASD, probablemente incorrecta. El décimo
eslabón de la cadena está probablemente agrietado.
11. Que el año 34 d. C. es la fecha en que el evangelio fue
dado a los gentiles. (Aunque no hay manera de probar que el
año 34 d. C. es la fecha del apedreamiento de Esteban, y Hechos
13:46 presenta el volverse a los gentiles en una fecha muy
posterior).
—Suposición ASD, probablemente incorrecta. El undécimo
eslabón de la cadena está probablemente agrietado.
12. Que los 2300 días terminan con el comienzo del Día de
Expiación antitípico. (Aunque el Día de Expiación giraba
alrededor del sacrificio por el pecado, un evento que creemos
tenía lugar aproximadamente dieciocho siglos antes. El
despojarse el sumo sacerdote de su glorioso ropaje prefiguraba
la encarnación de Cristo, que no tuvo lugar en 1844. El libro de
Una Cadena Rota 177

Hebreos aplica claramente el Día de Expiación en antitipo a la


ofrenda sacerdotal de Cristo por sí mismo en el Calvario,
aunque la era cristiana está incluída mientras esperamos que
salga nuestro Sumo Sacerdote).
—Suposición ASD, claramente contraria a la evidencia. El
duodécimo eslabón de la cadena está muy roto.
13. Que hasta que llegó esta fecha, Cristo había estado
llevando a cabo la obra prefigurada por el primer departamento
fuera del velo. (Aunque Hebreos nos dice que la obra en ese
departamento simbolizaba las ineficaces ofrendas de la era
levítica, cuando los hombres tenían acceso restringido a Dios, y
experimentaban la purificación externa y ceremonial, más bien
que la perfección de la conciencia).
—Suposición ASD, claramente contraria a la evidencia. El
décimotercer eslabón de la cadena está muy roto.
14. Que la obra simbolizada por el segundo departamento del
santuario no habría de comenzar sino más de 1800 años después
de la cruz. (Aunque Heb. 9:8, 12, 24, 25; 10:19, 20; 6:19, 20
dicen que Cristo entró “dentro del velo” a su ascensión). El
rociamiento de la sangre sobre el propiciatorio tenía lugar
inmediatamente después de que era derramada).
—Suposición ASD, claramente contraria a la evidencia. El
décimocuarto eslabón de la cadena está muy roto.

15. Que el santuario de Daniel 8:14 significa el santuario del


cielo. (Aunque el contexto es sobre el santuario terrenal).
—Suposición ASD, claramente contraria a la evidencia. El
décimoquinto eslabón de la cadena está definitivamente
roto.
16. Que “purificado” es una traducción correcta de Daniel
8:14. (Aunque ciertamente esto no es así).
—Suposición ASD, probablemente errónea. El décimosexto
eslabón de la cadena está roto.
17. Que en el Día de Expiación, el santuario era purificado de
la profanación ocasionada por la confesión de los pecados y el
178 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

ministerio de la sangre. (Aunque Núm. 19:13, etc., indican que


el santuario se contaminaba cuando una persona pecaba, sin
importar si se había hecho confesión o no. En la mayoría de los
casos, la sangre nunca entraba al santuario).
—Suposición ASD, claramente contraria a la evidencia. El
décimoséptimo eslabón de la cadena está definitivamente
roto.
18. Que la purificación del santuario en Dan. 8: 14 tiene que
ver con los pecados de los profesos creyentes en Cristo.
(Aunque el contexto tiene que ver con la profanación producida
por el Anticristo, y el ejército del pueblo de Dios que están
sufriendo, no pecando).
—Suposición ASD, claramente contraria a la evidencia. El
décimoctavo eslabón de la cadena está muy roto.
19. Que esta purificación de Dan. 8:14 también se encuentra
en Dan. 7 en su escena del juicio, y que esto último tiene que
ver con la investigación de los pecados de los santos.
(Nuevamente, aunque en Dan. 7 y 8, es un poder impío el centro
de atención del juicio).
—Suposición ASD, claramente contraria a la evidencia. El
décimonoveno eslabón de la cadena está claramente roto.
20. Que Apoc. 14:7 tiene que ver con el mismo juicio
investigador de los pecados de los santos. (Aunque Juan nunca
usa la palabra krisis más que en un sentido negativo – para los
incrédulos, y aunque el mismo versículo siguiente nos dice que
es Babilonia la que sufre el juicio, como también lo atestiguan
los capítulos posteriores de Apocalipsis).
—Suposición ASD, claramente contraria a la evidencia. El
vigésimo eslabón de la cadena está muy roto.
21. Que versículos como Hech. 3:19 apuntan al juicio
investigador. (Ninguno de tales versículos, estudiados en
contexto, permite arribar a tales conclusiones).
—Suposición ASD, contraria a la evidencia. El vigésimo
primer eslabón de la cadena está muy roto.
Una Cadena Rota 179

22. Que mucho depende del 22 de octubre de 1844 como el


comienzo del Día de Expiación antitípico. (Aunque el 22 de
octubre de 1844 no era el día observado por los judíos
contemporáneos, ni siquiera la mayoría de los karaítas. Ni hay
tampoco evidencia de que el bautismo de Cristo, o el
apedreamiento de Esteban, tuvieron lugar el Día de Expiación,
lo cual habría sido necesario si los 49 años, los 434, los 490, y
los 2300 años hubiesen de tener un término. preciso. En
contraste, obsérvese que Ellen White pudo escribir: “Vi que
Dios estaba en la proclamación del tiempo en 1843 … Los
ministros estaban convencidos de lo correcto de las posiciones
asumidas acerca de los períodos proféticos” 1SG 132.29
Obsérvese que ella está hablando del término de 1843, no del 22
de octubre de 1844. Además, ella está hablando de períodos que
terminaban entonces, no sólo de un período. Miller tenía más de
una docena, incluyendo los 6000 años, los siete tiempos, los
1335 días, etc.).
—Suposición ASD, claramente contraria a la evidencia. El
último eslabón de esta “perfecta cadena de verdad” está
muy roto.
Considérense las anteriores suposiciones como una
cadena de veintidós eslabones. En numerosas ocasiones,
como ya hemos visto, EGW hace la aceptación y la
comprensión de la doctrina de la purificación del santuario
celestial necesarias para la salvación. ¿Confiaría su vida –
sí, su vida eterna – a una cadena de cuatro eslabones
cuestionables, ocho eslabones agrietados, y diez eslabones
rotos?
Resumen del Capítulo
1. El único texto clave, Daniel 8:14, “la columna central
del Adventismo”, no dice nada acerca de 1844, la
purificación del santuario celestial, o el juicio
investigador.

29
En círculos Adventistas, esta es una abreviatura bien conocida del
libro de Ellen White, Spiritual Gifts, Vol. 1, p. 132.
180 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

2. EGW y la iglesia ASD aseguran que Cristo no entró


al Lugar Santísimo del santuario celestial sino hasta
1844. El libro de Hebreos enseña claramente que
Cristo entró al Lugar Santísimo del santuario celestial
cuando ascendió al cielo.
3. Para que la doctrina de la purificación del santuario
celestial y el juicio investigador sea correcta, como
enseñaba Ellen White, todas las veintidós
suposiciones tienen que ser correctas. La mayoría de
ellas son claramente erróneas.
4. La purificación del santuario celestial y el juicio
investigador no tiene ningún apoyo bíblico.
Capítulo 11

Bultos Bajo
la Alfombra
Una Evaluación Histórica

E n capítulos anteriores, hemos visto las varias


maneras en que Ellen White y los primeros
Adventistas manejaron sus errores doctrinales. En
este capítulo, resumiremos brevemente y enumeraremos lo
que ya hemos descubierto, y añadiremos varios otros
métodos usados por Ellen White y la denominación ASD
en su intento actual de relacionarse con los problemas
doctrinales asociados con la purificación del santuario
terrenal y el juicio investigador.
Maneras en que EGW y/o los ASD manejaron sus
errores doctrinales.

1. Responsabilizaron a Dios.
Ellen White dijo que Dios cubrió con su mano el error
en el gráfico de Miller. Cuando ella afirmó que Dios había
182 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

quitado la mano, los primeros Adventistas inmediatamente


vieron su error.1 Ella dijo también que Dios quería que ellos
sufrieran un desengaño.2
2. Cambiaron o reinterpretaron el suceso
predicho.
Después del 22 de octubre de 1844, los Adventistas
cambiaron el suceso predicho. Habían profetizado que
Cristo vendría a purificar la tierra en esa fecha. Cuando no
lo hizo, dijeron que en esa fecha Él comenzó a purificar el
santuario celestial.3
3. Redefinieron la “puerta”.
Cuando los primeros Adventistas ya no pudieron
aferrarse a la puerta abierta de la misericordia, redefinieron
su “teología de la puerta”. En 1849, añadieron la puerta
abierta de Apocalipsis 3:8.4 Más tarde, reinterpretaron la
puerta en la parábola de las diez vírgenes5 —que al
principio aplicaron en 1844—a algún tiempo en el futuro al
fin del ministerio de Cristo en el Lugar Santísimo del
santuario celestial.6

1
Ellen G. White, Spiritual Gifts, Vol. 1, pp. 137, 138.
2
Ibid., p. 137.
3
Ibid., pp. 157, 158.
4
Compárese: Ellen G. White, Spiritual Gifts, Vol. 1, pp. 151–160, con
Spirit of Prophecy, Vol. 4, pp. 269–271.
5
Ellen G. White, The Spirit of Prophecy, Vol. 4, p. 268.
6
“Pero llegó una luz más clara con la investigación de la cuestión del
santuario. Ahora vieron que estaban en lo correcto al creer que el fin de
los 2300 días en 1844 marcaba una importante crisis. Pero, aunque era
verdad que la puerta de la esperanza y la misericordia, por medio de la
cual los hombres habían encontrado acceso a Dios durante mil
ochocientos años, estaba cerrada, otra puerta se había abierto, y se
ofrecía a los hombres el perdón de los pecados por medio de la
intercesión de Cristo en el Lugar Santísimo. Una parte de este
ministerio se había cerrado, sólo para dar paso a otro. Todavía había
Bultos Bajo la Alfombra 183

4. Cambiaron u omitieron sus afirmaciones


acerca de la puerta cerrada.
Cuando volvió a publicar sus primeras obras, James White
cambió u omitió en sus escritos las afirmaciones sobre la
puerta cerrada.7
5. Suprimieron las visiones.
Hay evidencia de que se hicieron intentos por suprimir
las primeras visiones de Ellen White que enseñaban la
puerta cerrada.8
6. Cambiaron la visión.
Cuando los Adventistas reimprimieron la primera visión
de Ellen White, cambiaron la visión, dejando por fuera las
palabras que enseñaban la puerta cerrada.9
7. Se contradijeron.
Algunos hasta dirían que faltaron a la verdad. En el
prefacio de Early Writings, una reimpresión de sus
primeras visiones, se dice:
No se ha cambiado ninguna idea ni ningún pensamiento de la
obra original, y los cambios en los tiempos verbales se han
hecho bajo la supervisión de la propia autora, y con su plena
aprobación.10

una “puerta abierta” hacia el santuario celestial, donde Cristo


ministraba a favor del pecador”. Ellen G. White, The Great
Controversy, p. 429.
7
Véase de Ford, Daniel 8:14, p. 355.
8
Específicamente, la visión de Camden. Véase de Canright, The Life of
Mrs. E. G. White, p. 148ss.
9
Compárese la primera visión de Ellen White como aparece registrada
en el Day Star, y reproducida en Knight, Rise of the Sabbatarian
Adventism, p. 146, con Ellen White, Early Writings, pp. 14, 15.
10
Ellen G. White, Early Writings, p. 3.
184 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Los hechos son que James11 y Ellen White dejaron por


fuera la porción de su primera visión que enseñaba la
doctrina de la puerta cerrada. EGW fue menos sincera—
algunos dirían que deshonesta—cuando negó que sus
primeras visiones enseñaban la puerta cerrada.
Durante un tiempo después del desengaño de 1844,
efectivamente sostuve, junto con el cuerpo adventista, que la
puerta de la misericordia se había cerrada para el mundo para
siempre. Asumí esta posición antes de que se me diera mi
primera visión. Fue la luz que Dios me dio lo que corrigió
nuestro error, y nos permitió ver la verdadera posición.12
Como hemos visto, la verdad es que la puerta cerrada
era enseñada, no sólo por la primera visión de EGW, sino
también su segunda visión, varias de sus otras
afirmaciones, y su visión de Camden.
8. Redefinieron la frase “dentro del velo”.
La frase bíblica “dentro del velo” siempre se refiere al
Lugar Santísimo, 13,14 y así, Hebreos 6:19, 20, por sí mismo,

11
James White era impresor, y sin duda compuso este prefacio con la
plena aprobación de su esposa.
12
Ellen G. White, Selected Messages, Vol. 1, p. 63.
13
Véase Éx. 26:33; Lev. 16:2, 15; Núm. 18:7.
14
Véase de Adams, The Sanctuary, pp. 107–111. Aquí Adams juega
hopscotch teológico. Muestra cómo Ballenger señaló los errores de
interpretación de Heb. 6:19,20 por parte de EGW. Luego dice: “…
podemos decidir que sería inapropiado e imprudente tomar una
posición del lado de un renegado [Ballenger] que ha gritado tanto al
criticar a la iglesia, especialmente alguien cuya teología ha condenado
Ellen G. White tan enérgicamente”. Luego, Adams continúa diciendo
que Ballenger “estaba en lo cierto sobre este particular”. Sin embargo,
su conclusión es que “no hay ningún conflicto esencial entre la
afirmación de Hebreos 6:19, 20 y la afirmación de nuestros pioneros”.
Sin embargo, Hebreos 6:19 enseña que Cristo entró al Lugar Santísimo
a su ascensión, y los pioneros ASD, incluyendo a EGW, dijeron que
Cristo entró allí por primera vez en 1844. Esto ciertamente parece ser
un conflicto esencial.
Bultos Bajo la Alfombra 185

prueba que el esquema entero de la teología Adventista está


errado. Ellen White, sin ningún apoyo bíblico, redefinió
esta frase para que significase la cortina que separaba el
lugar santo del atrio exterior.15
Los ocho puntos que anteceden son un resumen de lo
que se ha cubierto hasta ahora en este libro. Ahora nos
volvemos a más maneras en que EGW y los ASD
manejaron sus errores doctrinales.
Más maneras en que los Adventistas manejaron
sus propios errores.

9. EGW escribió testimonios para socavar a


sus críticos.
A. F. Ballenger, que en un tiempo fue un respetado
dirigente denominacional, desarrolló más tarde su propia
teología del santuario.16 Su interpretación del santuario
difería de la posición corriente de la ASD17 y demostró
algunos de los errores de la doctrina ASD de la purificación
del santuario celestial y el juicio investigador, incluyendo el
uso erróneo, por parte de Ellen White, de la frase “dentro
del velo”.18 Ballenger hizo circular su interpretación, que
pronto atrajo la atención de Ellen White. Para detener esta
“herejía”, Ellen White usó otros dos métodos para apoyar
su error. Léase cuidadosamente la siguiente cita.
Anhelo todos los días poder hacer doble trabajo. He estado
rogando al Señor que me dé fortaleza y sabiduría para
reproducir los escritos de los testigos que fueron confirmados en

15
Ellen G. White, The Great Controversy, p. 421. Véase también de
Ellen G. White, Spiritual Gifts, Vol, 1, p. 159; Ellen G. White, Early
Writings, p. 251.
16
Véase de Ford, Daniel 8:14, pp. 35–45.
17
Para mayores detalles de esta teología del santuario, véase Ibid., pp.
35, 36.
18
Ibid., pp. 37–42.
186 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

la fe al principio de la historia del mensaje. Después de que pasó


el tiempo en 1844, recibieron la luz y anduvieron en ella, y
cuando los hombres que afirmaban tener nueva luz quisieron
venir con sus maravillosos mensajes relativos a varios puntos
de las Escrituras, nosotros, por inspiración del Espíritu Santo,
tuvimos testimonios [en contexto, estas son sus visiones]
directamente al punto, que cortaron la influencia de mensajes
como el que el pastor A. F. Ballenger ha estado dedicando su
tiempo a presentar. Este pobre hombre ha estado trabajando
decididamente contra la verdad que las Sagradas Escrituras han
confirmado. Cuando el poder de Dios testifica de lo que es la
verdad, esa verdad ha de permanecer como verdad para
siempre. Ninguna suposición ulterior contraria a la luz que
Dios ha dado debe ser aceptada.19
Ellen White, que antes había condenado casi a todos
fuera de la pequeña manada de creyentes Adventistas que
no habían aceptado la forma en que ella entendía la
“verdad”20, descubrió que podía usar la misma técnica para
silenciar, dentro de los círculos denominacionales, a los que
discrepaban con ella. En la cita de más arriba, ella dice:
“tuvimos testimonios directamente al punto, que cortaron
la influencia de mensajes como el de A. F. Ballenger”.
Estos “testimonios”, que ella afirma fueron recibidos “por
inspiración del Espíritu Santo”, eran sus propios escritos,
con los cuales silenciaba la oposición. Muchos miembros
de la iglesia ASD, si no la mayoría, consideraban que sus
escritos tenían autoridad divina. Ellen White misma
afirmaba esa autoridad en cientos de lugares.21 Cuando,
pues, ella señalaba a un hombre y decía que estaba
19
Ellen White, Loma Linda Manuscript, No. 150.
20
Véase de E. G. White, Spiritual Gifts, Vol. 1, pp. 135, 136, 139, 140,
144, 151, 152.
21
Nótense las muchas afirmaciones de la clase “Se me mostró”, “Vi”,
“Oí”, etc., en las citas que ya se han enumerado en este libro. Por
ejemplo, “Vi una gran luz que brillaba sobre el pueblo de Dios … Oí
las voces de los ángeles que exclamaban, He aquí viene el Esposo”.
Ellen G. White, Spiritual Gifts, Vol. 1, p. 140ss.
Bultos Bajo la Alfombra 187

“trabajando decididamente contra la verdad”, para todos


los fines prácticos, la influencia y el empleo de ese hombre
dentro del Adventismo estaban terminados.
10. Enseñaron que la “verdad” confirmada no
debía ser investigada nunca.
Una vez que la “verdad” era confirmada por las visiones
o los testimonios de Ellen White, no se pensaba jamás en
nada que fuese contrario a esa “verdad”. Esa “verdad”
debía permanecer para siempre.
Cuando el poder de Dios testifica de lo que es la verdad, esa
verdad debe permanecer para siempre como la verdad. Ninguna
suposición ulterior contraria a la luz que Dios ha dado debe ser
aceptada.22
Esta afirmación merece una cuidadosa atención. Vuelve
al creyente en Ellen White incapaz de evaluar
objetivamente cualquier “verdad” confirmada por sus
“testimonios”. ¿Será ésta la razón de que la iglesia ASD
continúa teniendo tantos seguidores a pesar de que una
evaluación objetiva de la doctrina de la purificación del
santuario celestial y el juicio investigador demuestra que es
errónea?23 ¿Será ésta la razón de que tantos errores
documentados en los escritos publicados de Ellen White
jamás hayan sido discutidos seriamente por la iglesia
ASD?24

22
Ellen G. White, Loma Linda Manuscript, No. 150.
23
Ford, Daniel 8:14, pp. 25-66, A-107-116.
24
Véase de Gilbert M. Valentine, The Shaping of Adventism (Berrien
Springs, MI: Andrews University Press, 1992), pp 215-229. Por
ejemplo, W. W. Prescott, uno de los primeros dirigentes del
Adventismo, y muy respetado, escribió: “Me parece que estamos
traicionando nuestra confianza y engañando a los ministros y al pueblo.
Me parece que hay mucha más ansiedad para evitar una posible
conmoción que para corregir el error”. p. 227. Véase también a Ford en
Daniel 8:14. p. 370. En una carta dirigida a “Estimado Hermano
188 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

La cita que antecede no es una afirmación aislada de


EGW. Ella dice que el plan de Satanás es debilitar la fe en
los “Testimonios”, y que, si la gente pierde la fe en sus
escritos, terminará destruida.25 Ella dice que, cuando habla
en los Testimonios, “es Dios, y no un mortal falible, el que
ha hablado”.26

White” (el hijo de Ellen White), W. W. Prescott dice: “Me parece que
una gran responsabilidad descansa sobre aquéllos de nosotros que
sabemos que hay graves errores en nuestros libros autorizados [escritos
por EGW] y, sin embargo, no hacemos ningún esfuerzo especial para
corregirlos. La gente y el promedio de nuestros ministros confían en
que les proporcionemos declaraciones confiables, y usan nuestros libros
como autoridad suficiente en sus sermones, pero les dejamos continuar
año tras año afirmando cosas que sabemos que no son ciertas. No
puedo pensar que esto es correcto…La manera en que los escritos de su
madre [los de Ellen White] han sido manejados, y la falsa impresión
concerniente a ellos que todavía se fomenta entre la gente, me han
causado gran perplejidad y prueba. Me parece que lo que equivale a
engaño, aunque probablemente sin intención, se ha practicado al
componer algunos de los libros de ella, y que no se ha hecho ningún
esfuerzo serio para desengañar las mentes de la gente de lo que se sabía
era un punto de vista erróneo sobre los escritos de ella. Pero es inútil
ahondar en estas cosas. Yo he hablado con usted por años acerca de
ellas, pero no ha ocurrido ningún cambio”. p. 370.
25
“El plan de Satanás es debilitar la fe del pueblo de Dios en los
Testimonios. Después vendrá el escepticismo en relación con los puntos
vitales de nuestra fe, los pilares de nuestra posición, luego la duda en
cuanto a las Escrituras, y entonces la marcha descendente hacia la
perdición. Cuando se duda de los Testimonios, en los cuales se creyó
una vez, y se los abandona, Satanás sabe que los engañados no se
detendrán allí; y redobla sus esfuerzos hasta que les lanza a la rebelión
abierta, que se vuelve incurable y termina en destrucción”. Ellen G.
White, Testimonies for the Church, Vol. 4, p. 211. “Los que de algún
modo disminuyen la fuerza de los severos reproches que Dios me ha
indicado que haga tendrán que enfrentarse a sus obras en el juicio”.
Ibid., Vol. 5, p. 19.
26
En la sección “La Naturaleza y la Influencia de los Testimonios”
encontramos esta afirmación. “Los que son reprendidos por el Espíritu
de Dios [en contexto, aquéllos a quienes EGW se ha dirigido en sus
Bultos Bajo la Alfombra 189

Animo al lector para que contraste cuidadosamente el


método de control de Ellen White con el método de Pablo
para instar a sus oyentes a verificar lo que él, el apóstol de
Cristo, enseñaba.
Inmediatamente, los hermanos enviaron de noche a Pablo y
a Silas hasta Berea. Y ellos, habiendo llegado, entraron en la
sinagoga de los judíos. Y éstos eran más nobles que los que
estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda
solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas
cosas eran así. Así que creyeron muchos de ellos…(Hechos
17:10–12).
A diferencia de Pablo, Ellen White condenaba a la gente
que examinaba sus escritos para ver si concordaban con las
Escrituras. ¡No debían ni siquiera concebir la posibilidad de
que ella estuviese errada!
La referencia de “verdad” de Ellen White parece ser la
validez del movimiento de 1844. Acerca de Ballenger, ella
escribió:
La pruebas del pastor Ballenger nos son confiables. Si se las
recibe, destruirían la fe del pueblo de Dios en la verdad que nos
ha hecho ser lo que somos. Debemos ser decididos en cuanto a
este tema, porque los puntos que él está tratando de probar por
medio de las Escrituras no son válidos.27

11. Hicieron múltiples aplicaciones o


interpretaciones.

Testimonios] no deben levantarse contra el humilde instrumento


[EGW]. Es Dios, y no un mortal falible, quien ha hablado para
salvarles de la ruina…Dios ha dado suficiente evidencia, de manera que
todos los que lo deseen pueden quedar satisfechos del carácter de los
Testimonios; y habiendo reconocido que proceden de Dios, es su deber
aceptar el reproche, aunque ellos mismos no vean lo pecaminoso de su
conducta…Los que desprecian la advertencia, quedarán en su ceguera
para ser autoengañados”. Ibid., Vol. 5, p. 682.
27
Ellen G. White, Loma Linda Manuscript, No. 150.
190 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Al pasar el tiempo, nuevamente se hizo evidente que


muchas de las aplicaciones bíblicas hechas por Ellen White
al movimiento Adventista de 1844–1851, si no todas, eran
erróneas.28 Ahora comenzó a hacer lo que llamaremos
aplicaciones múltiples. Hay decenas de ejemplos que
podrían citarse.29 Aquí se dan sólo algunas para demostrar
este método.
En su libro Spiritual Gifts, Vol. 1, publicado en 1858,
Ellen White aplicó “el mensaje del primer ángel” a la
predicción de Miller en 1843 de que Cristo regresaría ese
año.30 EGW aplicó “el mensaje del segundo ángel” al
llamado a salir de Babilonia—las “iglesias caídas”—que
rechazaron la fecha de la segunda venida.31 EGW aplicó el
mensaje del tercer ángel a la reinterpretación del mensaje
de Miller de 1844 “corregido”, relativo a la purificación del
santuario celestial y el deber de guardar el séptimo día
sábado.32
Después de 1844, algunos llegaron a la conclusión de
que la interpretación Adventista del mensaje del primero y
segundo ángeles de Apocalipsis 14 era errónea. Pensaron
que el verdadero cumplimiento de estos mensajes estaba en

28
Por ejemplo, véase el uso que hace Ellen White de la parábola de las
diez vírgenes en Mateo 25:10, donde ella aplica la “puerta cerrada” a
1844; donde Cristo estaba “casado con la Nueva Jerusalén” (Spiritual
Gifts, Vol. I, p. 158; su aplicación del mensaje del primer ángel de
Apocalipsis 14:6, 7 al movimiento millerista de 1843 (Spiritual Gifts,
Vol. I, pp. 133–140; su uso de Hechos 3:19 como aplicable al juicio
investigador (The Great Controversy, p. 485); etc., todo lo cual es
claramente erróneo.
29
Véase Ford, Daniel 8:14, pp. 339, 340 para ver más de quince
ilustraciones.
30
Ellen G. White, Spiritual Gifts, Vol. 1, pp. 133–140. Note el título y
el contenido del capítulo.
31
Ibid., pp. 140–43.
32
Ibid., pp. 162–168.
Bultos Bajo la Alfombra 191

el futuro y no en el movimiento de 1844. En respuesta a


estas sugerencias, Ellen White escribió:
Después del gran desengaño de 1844, Satanás y sus ángeles
estuvieron muy ocupados poniendo trampas para minar la fe de
los creyentes. Afectaba las mentes de individuos que tenían
experiencia personal en estas cosas. Tenían apariencia de
humildad. Cambiaron el primero y segundo mensajes, y
señalaron al futuro como el tiempo de su cumplimiento,
mientras que otros señalaban hacia muy atrás en el pasado,
declarando que se habían cumplido. Estos individuos estaban
alejando las mentes de los inexpertos, y debilitando su fe.
Algunos escudriñaban la Biblia para tratar de construir su
propia fe, independiente del cuerpo de creyentes. Satanás se
regocijó por esto, porque sabía que los que se soltaban del
ancla, él podría afectarlos con diferentes errores y llevarlos de
aquí para allá con los vientos de doctrina. Muchos que habían
estado adelante en los mensajes del primero y segundo ángeles,
lo negaron, y hubo división y dispersión en todo el cuerpo de
creyentes.33
Dos cosas hay que decir acerca de la anterior afirmación
de EGW. Primera, ella dice que era Satanás quien hacía que
algunos escudriñaran las Escrituras para tratar de construir
su propia fe. Segunda, Ellen White dice que Satanás y sus
ángeles respaldaban a los que promovían un cumplimiento
futuro de los mensajes del primero y segundo ángeles. Con
esto bien presente, vemos que Ellen White misma hizo
exactamente lo que ella decía que Satanás respaldaba.
El mensaje del segundo ángel de Apocalipsis 14 se predicó
primero en el verano de 1844, y en aquel tiempo tenía una
aplicación más directa para las iglesias de los Estados Unidos,
donde la advertencia del juicio se había proclamado más
ampliamente y había sido rechazada de modo más generalizado,
y donde la decadencia de las iglesias había sido más rápida.
Pero el mensaje del segundo ángel no alcanzó su completo
cumplimiento en 1844. En ese tiempo, las iglesias
experimentaron una caída moral, a consecuencia de haber

33
Ibid., p. 168.
192 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

rehusado la luz del mensaje adventista; pero esa caída no fue


completa. Como han continuado rechazando las verdades
especiales para este tiempo, han caído más y más bajo. Sin
embargo, todavía no puede decirse que “ha caído Babilonia”.34
Aquí, Ellen White afirma que el verdadero
cumplimiento del mensaje del segundo ángel estaba todavía
en el futuro, la misma interpretación que ella misma había
dicho antes que procedía de Satanás. Uno comienza a
preguntarse qué ángel era el que le mostraba todas estas
cosas.
De interés para los evangélicos en este punto es lo que
EGW dice acerca de las otras iglesias. Anteriormente, ella
había dicho que los pastores que rechazaron las varias
“verdades” de los primeros Adventistas fueron rechazados
por Dios y estaban bajo los engaños de Satanás. Ahora
afirma: “Como han continuado rechazando las verdades
especiales [el mensaje Adventista] para este tiempo, han
caído más y más bajo”. Si las iglesias evangélicas en 1844
fueron rechazadas por Dios y estaban bajo los engaños de
Satanás, y desde entonces han caído más y más bajo, como
afirma EGW, los Adventistas deben pensar que las iglesias
evangélicas están ahora en una situación desesperada.35
En Spiritual Gifts, Vol. 1, el capítulo titulado “El
Mensaje del Primer Ángel” está dedicado a la predicción de
Miller de que Cristo vendría en 1843.36 En The Great
Controversy, EGW aplica el mensaje del primer ángel al
juicio investigador en el santuario celestial.
El mensaje del primer ángel de Apocalipsis 14, anunciando
la hora del juicio de Dios y llamando a los hombres a temer y
darle honra …37

34
Ellen G. White, The Great Controversy, p. 389.
35
Esta cita procede de The Great Controversy, publicado en 1911.
36
Véase a Ellen G. White en Spiritual Gifts, Vol. 1, pp. 133–140.
37
Ellen G. White, The Great Controversy, p. 379.
Bultos Bajo la Alfombra 193

¿Cuál es el correcto?
Este concepto de aplicaciones múltiples es una dinámica
muy importante en la teología ASD. Se refleja en el título
de una de las primeras publicaciones Adventistas llamada
La Verdad Presente. Como lo indica el nombre, la “verdad”
de ayer posiblemente no sea la misma “verdad” de hoy, ni
la “verdad” de hoy sea necesariamente la “verdad” de
mañana. Los Adventistas, aun sus eruditos respetados,
continúan hablando de “la visión más amplia”, queriendo
decir, por supuesto, los comentarios posteriores de EGW,
que a menudo contradicen las primeras visiones, que
estaban llenas de errores.
En la práctica, este método de hacer aplicaciones
múltiples para encubrir los errores del pasado se parece
mucho al método empleado por los Testigos de Jehová:
“Cuando seas perseguido en un texto, huye al siguiente”.
Cuando yo trataba de separar las inconsistencias de la
doctrina de la purificación del santuario celestial y el juicio
investigador, me puse en contacto con varios respetados
teólogos y maestros de Biblia Adventistas. Cuando quise
mostrarles las inconsistencias de las primeras afirmaciones,
que son en realidad el fundamento de la doctrina de la
purificación del santuario celestial y el juicio investigador,
por lo general me decían: “Sí, pero mire la ‘visión más
amplia’ que Ellen White presenta en …”, y luego se me
enviaba a una afirmación un poco más correcta. Sin
embargo, esto no cambiaba el hecho de que se había dicho
que las primeras afirmaciones erróneas habían procedido de
Dios.
12. Usaron afirmaciones conflictivas.
Ellen White usaba afirmaciones conflictivas para
“balancear” sus otras afirmaciones erróneas. A estas alturas,
cualquier “buen Adventista” que lea este libro ya me habrá
acusado de seleccionar las “malas afirmaciones” de ella e
194 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

ignorar las “buenas afirmaciones”. Sin embargo, si todas


sus afirmaciones son “una fuente continua y autorizada de
verdad”38 como se dice en Las Creencias Fundamentales
de los ASD, ¿por qué se hacen todas esas afirmaciones
conflictivas? Como ejemplo de este método, nótense las
dos citas siguientes:
Cuando el poder de Dios testifica de lo que es la verdad, esa
verdad ha de permanecer para siempre como la verdad. Ninguna
suposición ulterior contraria a la luz que Dios ha dado debe ser
aceptada.39 [En contexto, Ellen White se refiere a sus propias
visiones como la autoridad final].
Pero Dios tiene un pueblo sobre la tierra para mantener la
Biblia, y la Biblia sola, como el modelo para todas las doctrinas
y la base de todas las reformas … Antes de aceptar cualquier
doctrina o precepto, debemos exigir como apoyo un claro “Así
ha dicho Jehová”.40
¿Cuál es la afirmación correcta? Obviamente, la
segunda. Sin embargo, en la práctica, los Adventistas a
menudo buscan entre los escritos de ella para encontrar
apoyo “inspirado” para lo que desean probar.
13. Usaron falsas analogías.
Otro método para manejar sus propios errores, un
método usado con mucho éxito por Ellen White y los
dirigentes ASD, es la falsa analogía. Este método intenta
trazar una estrecha analogía entre la experiencia de los
primeros Adventistas y la de los grandes hombres de fe en
las Escrituras. Esto está calculado para ayudar a los
Adventistas a identificarse con los héroes bíblicos y, al
hacerlo, encontrar la garantía de su propia experiencia.

38
Creencias Fundamentales de los Adventistas del Séptimo Día, No.
17, El Don de Profecía.
39
Elen G. White, Loma Linda Manuscript, No. 150.
40
Ellen G. White, The Great Controversy, p. 595.
Bultos Bajo la Alfombra 195

En Spiritual Gifts, Vol. 1, en el capítulo “El Movimiento


Adventista Ilustrado”, Ellen White traza varias analogías
falsas.
El desengaño de los discípulos representa bien el desengaño
de los que esperaban a su Señor en 1844. Fui trasladada al
tiempo en que Cristo entró triunfante en Jerusalén a lomos de un
borrico. Los gozosos discípulos creían que en ese momento
tomaría posesión del reino y reinaría como un príncipe temporal
Lo que ellos esperaban no se realizó ni en un solo detalle.41
En contexto, esta afirmación intenta dar credibilidad a
las predicciones de Miller como verdad genuina mediante
el uso de falsas analogías. Sin embargo, EGW no menciona
que Jesús les dijo a los discípulos en varias ocasiones que
él debía ser rechazado y muerto.42 Tampoco admite ella que
Miller estaba errado en sus predicciones. Antes bien, traza
un reconfortante paralelo, dando a entender que todo está
bien.
En la página 154 del mismo capítulo, ella traza otra falsa
analogía con la experiencia de los desengañados milleristas
que recibieron las burlas de los que les habían dicho que
Miller y sus predicciones estaban en error.
Se me señaló en retrospectiva a la traslación de Elías. Su
manto cayó sobre Eliseo, y los niños (o jóvenes) impíos le
siguieron, burlándose, y exclamando: ¡Sube, calvo! ¡Sube,
calvo! Se burlaban de Dios, y encontraron su castigo allí. Lo
habían aprendido de sus padres. Y aquéllos [los que se burlaban
de los desengañados milleristas], los que se han mofado y se han
burlado de la idea de que los santos van al cielo, serán visitados
con las plagas de Dios, y reconocerán que no es poca cosa jugar
con él.43
Aparte de lo de las burlas, no hay ninguna analogía. Sin
embargo, al afirmar: “Se me señaló…”, Ellen White da a

41
Ellen G. White, Spiritual Gifts, Vol. 1, p. 150.
42
Mat. 17:22, Luc. 9:44.
43
Ellen G. White, Spiritual Gifts, Vol. 1, p. 154.
196 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

entender que Dios le dio esta analogía para consolar a la


pequeña manada de Adventistas. Entonces ellos se
identificarían con Eliseo, un verdadero profeta de Dios, que
también sufrió burlas. Es de interés que los que se burlaban
de Eliseo recibieron el juicio de Dios. Hasta donde sé, los
que se burlaban de los milleristas por su errónea teología no
recibieron ningún juicio así, aparte de la condena de Ellen
White.
14 & 15. Ocultaron problemas y negaron que
siquiera existieran problemas.
El siguiente relato fascinante—casi increíble—mostrará
otras dos maneras en que la iglesia ASD ha respondido a
los errores de la doctrina de la purificación del santuario
celestial y el juicio investigador.
En 1980, el teólogo Adventista retirado, Pastor
Raymond Cottrell, reveló algunos bultos de gran tamaño
que habían sido barridos hacia debajo de la alfombra
denominacional de los ASD muchos años antes.44
Al Dr. Cottrell, un erudito adiestrado, experto en hebreo,
y reconocido por sus amigos como hombre de gran
integridad, se le había asignado la posición de Editor
Asociado del Seventh-day Adventist Bible Commentary
[Comentario Bíblico Adventista del Séptimo Día]. Entre

44
La presentación del Dr. Cottrell está disponible en cinta en el Foro
Adventista de Loma Linda. La mayor parte de ella aparece en la obra
de Ford, Daniel 8:14, pp. A-107-116. Véase también la cinta del Dr.
Cottrell de marzo de 1984, “The Sanctuary Problem”, disponible en el
Foro Adventista de San Diego, P. O. Box 3148 La Mesa, CA 91944-
3148. El último trabajo del Dr. Cottrell sobre 1844 fue leído en el Foro
de San Diego el 9 de febrero de 2002. Está disponible en la siguiente
dirección: http://www.jesusinstituteforum.org/AssetOrLiability.html El
Dr. Cottrell falleció el 12 de enero de 2003 . Será recordado por mucho
tiempo como un amigo amable, cuidadoso, honesto, y leal, y como
erudito.
Bultos Bajo la Alfombra 197

otros deberes, se le asignó especialmente que escribiera un


comentario sobre el libro de Daniel. Al estudiar Daniel 8,
no pudo encontrar ningún apoyo bíblico para el juicio
investigador. Fue, pues, al editor principal, F. D. Nichol, y
le explicó su problema. Nichol le aconsejó que acudiera a
los mejores instructores bíblicos de la iglesia ASD. Por
tanto, el Dr. Cottrell preparó y distribuyó un cuestionario
relativo a los problemas contextuales de Daniel 8:14, con el
necesario enlace a Levítico 16. Lo envió a ocho instructores
de hebreo, varios instructores bíblicos experimentados, y
algunos dirigentes denominacionales respetados. Cuando
los cuestionarios fueron devueltos, ni uno solo tenía
respuestas. La mejor razón que dieron varios miembros de
comité fue: “El Espíritu de Profecía [Ellen White] lo aplicó
así”. Dos miembros dijeron que era “un afortunado
accidente” de traducción.45
Se quitaron los nombres de los cuestionarios, y éstos se
le dieron al entonces presidente de la Conferencia General,
R. R. Figuhr. Como resultado, se creó un comité
supersecreto46 llamado el “Comité Para los Problemas en el
Libro de Daniel”. El presidente de este comité era Harry
Lowe, y estaba compuesto por los mejores teólogos que
tenía la iglesia ASD.47 La tarea de ellos era encontrar la
45
Ibid., p. A-112.
46
Entiendo que, en ese momento, la mayoría de los miembros del
Comité de la Conferencia General no conocían la existencia de este
comité ad hoc. Se dice que Neal Wilson, que recientemente fue
presidente de la Conferencia General, ni siquiera supo de la existencia
de este comité sino hasta como quince años después.
47
Los miembros del comité eran: “H. H. Lowe como presidente, y R.
A. Anderson, Raymond F. Cottrell, Richard Hammill, Edward
Heppenstall, W. G. C. Murdoch, D. F. Neufeld, Leo Odom, y W. E.
Reed. Otros que más tarde fueron invitados a reunirse con el comité
incluían a Earle Hilgert, S. H. Horn, Alger John, Graham Maxwell, y
M. R. Thurber”. Como aparece citado de “un manuscrito sin publicar”
en la obra de Ford, Daniel 8:14, p. 62.
198 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

manera de apoyar honestamente con la Biblia la doctrina


ASD sobre la purificación del santuario celestial y el juicio
investigador. Este comité se reunió entre 1961 y 1966.
Durante este tiempo, no sólo el comité trabajó en los
problemas, sino que se les pidió a otros que presentaran
trabajos también.48 ¿A qué conclusión llegó el comité?
Ahora citamos al Dr. Cottrell.
La mayoría dijo que la interpretación Adventista puede
establecerse satisfactoriamente basándose en las suposiciones
mencionadas, y que los problemas, si los hay, deberían olvidarse
y que el comité debía preparar un informe que fortaleciese la fe
de nuestro pueblo en la interpretación tradicional.49
La minoría dijo que ignorar los problemas sería un
reconocimiento tácito de que no teníamos ninguna respuesta
para ellos. Recuérdese que el nombre del comité era Comité
para los Problemas con el Libro de Daniel, y la mayoría sugería
que olvidáramos los problemas, no dijéramos nada sobre ellos, e
hiciéramos aparecer al comité como ingenuo y tonto a los ojos
de los ASD informados y bíblicamente informados a los ojos de
los que no eran ASD.50
Se hicieron cuatro sugerencias diferentes para un informe de
comité que todos ellos pudiesen firmar.
Nuestra primera sugerencia fue que tratáramos los
problemas con ecuanimidad y estableciéramos ambos puntos de
vista. Bueno, la mayoría no quiso eso.
Así que hicimos una nueva sugerencia de que el informe del
comité se publicase sin adjuntar los nombres de los miembros
del comité. Bien, ellos [la mayoría] no quisieron eso. Querían
que nuestros nombres fuesen adjuntados a él.
Tres, sugerimos que los miembros presentasen sus trabajos
para que fuesen publicados bajo sus propios nombres solamente.
Cuatro, debía permitírsele a la minoría retirarse del comité
para que la mayoría pudiera emitir un informe unánime de
conformidad con sus deseos. Ofrecimos salir y permanecer fuera

48
Desmond Ford fue uno de los que entregaron trabajos al comité, pero
no era un miembro regular de él.
49
Véase de Ford, Daniel 8:14, p. A-114.
50
Ibid., p. A-114.
Bultos Bajo la Alfombra 199

de la puerta mientras ellos votaban, de modo que fuese unánime.


O, si insistían, estábamos listos para retirarnos del comité
completamente.
Bueno, ninguna de estas sugerencias fue aceptable para la
mayoría, así que el comité se suspendió por tiempo indefinido, y
no preparó ningún informe después de trabajar cinco años
completos sobre el tema.51,52
Como graduado de seminario, pastor, e instructor bíblico
en la iglesia ASD, conocí a mucha gente que sirvió en este
comité, pero nunca me hablaron de este comité ni de los
problemas doctrinales que fue incapaz de resolver. Si el Dr.
Cottrell, después de jubilarse, no hubiese compartido esta
información, posiblemente nunca habríamos sabido que los
mejores cerebros del Adventismo trabajaron diligentemente
durante cinco años y no pudieron encontrar apoyo bíblico
para la doctrina ASD de la purificación del santuario
celestial y el juicio investigador. Quizás esto debía llamarse
el INVESTI-GATE. Lo menos que podemos decir es que
algunos de los más altos dirigentes denominacionales y los
mejores eruditos ASD sabían que la doctrina ASD de la
purificación del santuario celestial y el juicio investigador
carecía de apoyo bíblico. Sin embargo, tristemente, todavía
hay dirigentes denominacionales, y hasta unos pocos
eruditos, que continúan promoviendo las enseñanzas
tradicionales. Aparentemente, algunos, como la mayoría de
los miembros del Comité para los Problemas con el Libro
de Daniel, todavía creen que, basándose en las
“suposiciones tradicionales”, cualesquiera problemas
deberían ser olvidados. Parecen creer que los dirigentes
denominacionales deben continuar haciendo lo que pueden
para fortalecer la fe del laicato ASD en la doctrina de la

51
Ford, 1844, pp. A-114, 115.
52
Entiendo que el Pastor Lowe escribió efectivamente, en privado, un
informe evasivo para el Pastor Figuhr, que entonces era presidente de la
Conferencia General.
200 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

purificación del santuario celestial y el juicio investigador.


Estos son grandes bultos bajo la alfombra denominacional
Adventista del Séptimo Día.
16. Dicen que Ellen White no siempre entendió
sus propias visiones.
Varias veces, Ellen White usa frases como: “Aunque al
principio esto no fue entendido por los Adventistas …”53.
En conversaciones recientes con Adventistas, les he
preguntado cómo reaccionan a los errores de las primeras
visiones de Ellen White. Una de las respuestas que recibí
fue que “algunas veces, EGW entendió mal sus visiones”.
No sé cuán ampliamente se usa este razonamiento en
círculos ASD. Sin embargo, hay que decir tres cosas de esta
manera de manejar los errores en los escritos de EGW.
Primera, es responsabilidad del comunicador comunicar. Es
es Comunicación 101. En esencia, se podría argüir que el
razonamiento que antecede es un modo poco limpio de
responsabilizar a Dios por los errores en los escritos de
EGW. ¿Por qué no habló Dios más claramente? Segunda, si
de hecho EGW entendió mal sus visiones, entonces este
hecho – si es que es un hecho – pone en duda todas sus
visiones. ¿Cómo se pueden diferenciar las que entendió de
las que no entendió? Las primeras y erróneas visiones
parecen ser aquéllas en las que ella habla con más
autoridad: “Vi, “dijo el ángel”, “por la luz que se me dio”.
Tercera, cuando en las Escrituras un ángel se comunicaba
con una persona, la comunicación se entendía claramente.54

53
Véase, de Ellen G. White, The Great Controversy, pp. 429, 431.
54
Agar le entendió al ángel (Gén. 16:1–4). Abraham le entendió al
ángel (Gén. 2:11–18. Obsérvese, por favor, que el mensaje a Abraham:
“Y en tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra” (Gén.
22:18) no fue entendido plenamente, pero—y éste es el punto
importante—era verdadero, sin embargo. No fue un error que tuvo que
ser cambiado y contradicho más tarde, en algún momento.
Bultos Bajo la Alfombra 201

Cuando un escritor bíblico no entendía una visión, como


sucedió con Daniel,55 inmediatamente expresó el hecho de
que no había entendido, y no trató de superponerle su
propia interpretación.
17. Dicen que Dios permitió los primeros errores
del Adventismo para el bien de un “propósito
mayor”.
Los primeros errores en los escritos de EGW, como el
amplio respaldo de los métodos y el mensaje de Miller, la
prueba del establecimiento de fechas, la puerta cerrada, y
las interpretaciones múltiples de la “verdad” eran erróneos
en sí mismos. Sin embargo, algunos Adventistas56 dicen
que la verdad mayor detrás de estos errores es la integridad
de 1844 como cumplimiento de Daniel 8:14, y la iglesia de
muchos millones de miembros que se ha desarrollado a
partir de estos primeros Adventistas.
No sé cuán ampliamente está difundido este
razonamiento, pero me parece defectuoso. Socava la
integridad del carácter de Dios. Promueve la ética de que
“el fin justifica los medios”. Convierte la ética situacional
en el método de operación de Dios. No sólo eso, sino
muchos de los primeros errores todavía están incorporados
en el movimiento Adventista.
Hay todavía otro modo en que algunos en la iglesia ASD
manejan este problema en la actualidad (1995). Sin
embargo, lo guardaremos para el capítulo titulado
“Alterando la Palabra”.

55
“Y yo Daniel quedé quebrantado, y estuve enfermo algunos días, y
cuando convalecí, atendí los negocios del rey; pero estaba espantado a
causa de la visión, y no la entendía” (Daniel 8:27).
56
Este es el razonamiento que se me dio en conversaciones privadas
con pastores Adventistas.
202 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Resumen del Capítulo


Ellen White y/o los dirigentes de la iglesia han manejado
los errores en la doctrina de la purificación del santuario
celestial y el juicio investigador, así como en los escritos de
Ellen White, de las siguientes maneras:
1. Responsabilizaron a Dios.
2. Cambiaron o reinterpretaron el evento predicho.
3. Redefinieron la “puerta”.
4. Cambiaron u omitieron afirmaciones relativas a la
puerta cerrada.
5. Pueden haber suprimido visiones.
6. Cambiaron las visiones.
7. Se contradijeron, quizás hasta el punto de ser
deshonestos.
8. Redefinieron la frase bíblica “dentro del velo”.
9. Escribieron testimonios para socavar a los críticos.
10. Enseñaron que no debía aceptarse ninguna suposición
ulterior en relación con la “verdad” que había sido
confirmada por los Testimonios de EGW.
11. Hicieron aplicaciones, interpretaciones o reinterpre-
taciones múltiples.
12. Usaron afirmaciones conflictivas.
13. Usaron falsas analogías.
14. Ocultaron problemas conocidos.
15. Negaron que siquiera existiese un problema.
16. Dicen que EGW no siempre entendió sus propias
visiones.
17. Dicen que Dios permitió los primeros errores del
Adventismo para bien de un “propósito mayor”.
18. La última manera, y la más alarmante, en que algunos
en la iglesia ASD están tratando actualmente de
ocultar el error de la purificación del santuario
celestial y el juicio investigador será tratada en el
capítulo “Adulteración de la Palabra”.
Capítulo 12

¿Es Esto la Verdad?

Una Evaluación Teológica

E n el capítulo 10 se hizo una breve evaluación bíblica


de la doctrina de la purificación del santuario
celestial y el juicio investigador. Se descubrió que
no tiene apoyo bíblico. Este capítulo examinará la
enseñanza de esta doctrina en las Escrituras. En otras
palabras, no evaluaremos la (supuesta) base bíblica para
esta doctrina, como lo hicimos en el Capítulo 10. Antes
bien, evaluaremos teológicamente algunas de las
enseñanzas que surgen esta doctrina, y que vienen junto
con ella.
Algunos de los primeros Adventistas, incluyendo a
EGW, parecen haber sido muy legalistas. En 1888, durante
la conferencia de Minneapolis sobre la justificación por la
fe, dos hombres, E. J. Waggoner y A. T. Jones, presentaron
enseñanzas que comenzaron a alejar a la iglesia de algo de
su primitivo legalismo. En este punto, Ellen White parece
haber progresado en su manera de entender el evangelio.
En sus publicaciones posteriores, hay algunas afirmaciones
que expresan la verdad de la justificación por la fe en
204 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

términos claros y precisos. Por ejemplo, la siguiente


afirmación sobre la justificación por la fe, escrita en 1893,
es una hermosa declaración, a la cual cualquier evangélico
podría pronunciar un robusto “Amén”.
Cuando Dios perdona al pecador, remite el castigo que éste
merece, le trata como si no hubiese pecado, le recibe en su favor
divino, y le justifica por los méritos de la justicia de Cristo. El
pecador puede ser justificado sólo por fe en la expiación
efectuada por medio del amado Hijo de Dios, que vino a ser
sacrificio por los pecados del mundo culpable. Nadie puede ser
justificado por ninguna de sus propias obras. Puede librarse de
la culpa del pecado, de la condenación de la ley, de la pena de la
transgresión, sólo en virtud del sufrimiento, la muerte, y la
resurrección de Cristo. La fe es la única condición por medio de
la cual puede obtenerse la justificación, y la fe incluye no sólo
creer sino confiar.1
Sin embargo, esta manera de entender el evangelio no
surge de la doctrina de la purificación del santuario celestial
y el juicio investigador, sino que se produjo como resultado
de enseñanzas ajenas, incuyendo las de Waggoner y Jones.2
Con esta corta introducción, ahora examinaremos las
creencias que llegaron junto con la doctrina de la
purificación del santuario celestial y el juicio investigador.

1
Ellen G. White, Selected Messages, Libro I, p. 389.
2
Yo no tengo las enseñanzas de Waggoner y Jones por ejemplos de
claridad evangélica. El modo en que ellos entienden el evangelio era un
tanto primitivo. Tampoco es la declaración de EGW, citada más arriba,
necesariamente un fiel reflejo de las enseñanzas de ellos. Sin embargo,
históricamente, Waggoner y Jones acercaron a la iglesia a una
comprensión más clara del evangelio. Tanto Waggoner como Jones
abandonaron la iglesia ASD más tarde, cuando fueron reprendidos por
EGW. Véanse Paulson Collection of EGW Letters, pp. 130-135;
Spalding and Magan´s Unpublished Manuscript Testimonies of EGW,
p. 328s; Battle Creek Letters, p. 92s.
¿Es Esto la Verdad? 205

Sangre Cargada de Pecados Contamina el


Santuario.
Ellen White afirma:
Así como en la antigüedad los pecados del pueblo eran
transferidos figuradamente al santuario terrenal por medio de la
sangre del holocausto, así también nuestros pecados son, de
hecho, transferidos al santuario celestial por medio de la sangre
de Cristo. Y, así como la purificación típica del terrenal se
llevaba a cabo borrando los pecados con los cuales se había
contaminado, así también la purificación real del celestial ha de
llevarse a cabo mediante la remoción o eliminación de los
pecados registrados allí.3
Sin embargo, la Biblia declara que no es sangre lo que
contamina al santuario, sino el pecado. Pueden verse
ilustraciones de esto en las siguientes dos citas bíblicas.
Entonces Jehová a Moisés diciendo: Dirás asimismo a los
hijos de Israel: Cualquier varón de los hijos de Israel, o de los
extranjeros que moran en Israel, que ofreciere alguno de sus
hijos a Moloc [esto era pecado] …Yo pondré mi rostro contra el
tal varón, y lo cortaré de entre su pueblo, por cuanto dio de sus
hijos a Moloc, contaminando mi santuario y profanando mi
santo nombre (Lev. 20:1–3).
Todo aquel que tocare cadáver de cualquier persona [esto era
pecado para cualquier israelita] y no se purificare, el
tabernáculo de Jehová contaminó …(Núm. 19:13).4
La Biblia, contrariamente a la teología de la purificación
del santuario celestial y el juicio investigador, enseña
consistentemente que la sangre purifica, no que contamina.

3
Ellen G. White, Spirit of Prophecy, Vol. 4, p. 266. Véase también The
Great Controversy, pp. 417–422, 425, 479–487; Patriarchs and
Prophets, pp. 357–358. Para una discusión más completa de este tema,
véase de Nordon Winger, que fue pastor Adventista: “Syllabus and
Source Material for the Seminar on 1844, The Sanctuary and the
Investigative Judgment”.
4
Véase también Lev. 15:31.
206 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Y casi todo es purificado, según la ley, con sangre; y sin


derramamiento de sangre no se hace remisión de pecados (Heb.
9:22).5
¿Cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu
eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará
vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios
vivo? (Heb. 9:14)6
Vemos, entonces, que la enseñanza de que la sangre
contamina—parte integral de la doctrina de la purificación
del santuario celestial y del juicio investigador—es
contraria a la clara enseñanza de las Escrituras.
Los pecados no son “borrados” sino al final del
juicio investigador.
Los adventistas enseñan que, cuando Dios perdona el
pecado, el registro del pecado permanece en la cuenta del
pecador en los libros del cielo, y no son “borrados” sino
hasta que el nombre de la persona es llamado y es aprobado
en el juicio investigador.
Ellen White escribió:
Los ángeles de Dios han mantenido un fiel registro de las
vidas de todos, y éstos han de ser juzgados según sus obras. En
vista de este juicio [el contexto es el juicio investigador], Pedro
exhortó a los hombres de Israel: “Arrepentíos, pues, y
convertíos, para que vuestros pecados sean borrados, cuando
lleguen los tiempos del refrigerio de la presencia del Señor; y él
enviará a Jesús, a quien el cielo debe recibir hasta la restitución
de todas las cosas …”7
Sin embargo, la Escritura declara que los pecados son
borrados en el momento del arrepentimiento y el perdón.

5
Véase también Lev. 12:7; 14:14; 17, 25, 28; Ford, Daniel 8:14, pp.
76,77.
6
Véase también Lev. 14:52; 16:19.
7
Ellen White, Spirit of Prophecy, Vol. 4, p. 308.
¿Es Esto la Verdad? 207

Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia;


conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones.
Lávame y más de mi maldad, y límpiame de mi
pecado…Esconde tu rostro de mis pecados, y borra todas mis
maldades (Sal. 51:1–2, 9).
En el pasaje que antecede, las expresiones “borra”,
“lávame”, “límpiame” se usan juntas en paralelismo hebreo
para indicar que la misma idea básica está envuelta en todas
las tres expresiones.
Yo deshice (tiempo pasado) como una nube tus rebeliones, y
como niebla tus pecados; vuélvete a mí, porque yo te redimí
(Isa. 44:22).
Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí
mismo, y no me acordaré más de tus pecados (Isa. 43:25).
Una de las promesas clave del nuevo pacto es que Dios
no se acordará de nuestros pecados.
Porque seré propicio a sus injusticias, y no me acordaré de
sus pecados ni de sus iniquidades (Heb. 8:12).
Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su
hermano, diciendo: Conoce a Jehová; porque todos me
conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande,
dice Jehová; porque perdonaré la maldad de ellos, y no me
acordaré más de su pecado (Jer. 31:34).
Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para
perdonarnos nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad
(1 Juan 1:9).
Como se señaló más arriba, las expresiones “borrar”,
“lavar”, y “limpiar” se usan sinónimamente para referirse al
perdón. Es claro, por estas referencias bíblicas, que esto
tiene lugar en el momento del arrepentimiento y el perdón.
Vemos nuevamente que la doctrina de la purificación del
santuario celestial y el juicio investigador es contraria a la
clara enseñanza bíblica.
208 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Cristo entró al Lugar Santísimo del santuario


celestial por primera vez en 1844.
Esto ha sido documentado en capítulos anteriores. EGW
apoyaba la afirmación de Crosier.
Vi, distinta y claramente, que nuestro Sumo Sacerdote, en
vez de salir del Lugar Santísimo en el santuario celestial para
venir a la tierra el día décimo del mes séptimo, al fin de los 2300
días, entró ese día por primera vez al segundo compartimiento
de ese santuario.8
El Nuevo Testamento enseña que Cristo entró al Lugar
Santísimo a su ascensión.9 Vemos nuevamente que la
teología de la purificación del santuario celestial y el juicio
investigador contradice la enseñanza bíblica.
Juzgados por las obras o los hechos personales.
Quizás más que ninguna otra, esta enseñanza socava el
evangelio de la gracia del nuevo pacto. Es obvio que, en las
primeras descripciones de Ellen White del juicio
investigador, el evangelio era mal entendido. EGW
enseñaba que uno es aceptado o rechazado en el juicio
investigador por sus hechos personales, antes que por su fe
en Cristo. Donde ella sí menciona la fe en Cristo, por lo
menos en los primeros años, es generalmente en el contexto
de la fe que lo capacita a uno para seguir perfectamente el
ejemplo de obediencia, más bien que la confianza en la
justicia sustitutiva de Cristo. Algunas de sus primeras
afirmaciones sólo pueden verse como galatismo10 o
flagrante legalismo.

8
Véase de Knight, Rise of Sabbatarian Adventism, p. 126. Véase
también de Ellen G. White, Spirit of Prophecy, Vol. 4, p. 266.
9
Véase Heb. 6:19; 9:8, 12, 24; 10:19, 20, y revísese el Cap. 10, la
sección sobre el “Santuario Celestial”, donde ya se ha discutido esto.
10
Galatismo es una mezcla de fe y obras. Uno confía en Cristo para los
pecados pasados, pero luego tiene que desarrollar su propia justicia
¿Es Esto la Verdad? 209

Un día tras otro, al pasar a la eternidad, lleva su carga de


registros para los libros del cielo. Las palabras una vez
pronunciadas, las obras una vez hechas, no pueden ser recogidas
jamás. Los ángeles de Dios han registrado tanto lo bueno como
lo malo. El conquistador más poderoso de la tierra no puede
revocar el registro ni siquiera de un solo día. Nuestros actos,
nuestras palabras, hasta nuestros más secretos motivos, todo
pesa al decidir nuestro destino para fortuna o desgracia.
Aunque puedan haber sido olvidados por nosotros, testificarán
para justificarnos o condenarnos. Van al juicio delante de
nosotros.11
Hemos de ser juzgados individualmente según las obras
hechas en el cuerpo …12
Entonces, que nadie considere sus defectos como incurables.
Dios dará fe y gracia para vencerlos…Les espera una guerra
intensa a todos los que deseen someter las tendencias malvadas
que luchan por obtener el control…Solemnes son las escenas
relacionadas con la obra final de expiación. Trascendentales son
los intereses envueltos en ella. El juicio está teniendo lugar en el
cielo en este momento. Esta obra ha estado transcurriendo
durante cuarenta años. Pronto—nadie sabe cuándo—llegará a
los casos de los vivos. En la terrible presencia de Dios, nuestras
vidas pasarán en revista. En este momento, por encima de todos
los demás, le toca a cada alma acatar la amonestación del
Salvador: “Velad y orad, pues no sabéis cuándo será el tiempo”.
“Velad, pues,…para que cuando venga de repente no os halle
durmiendo” (Mar. 13:33, 35, 36).
“Si no velas, vendré a ti como ladrón, y no sabrás a qué hora
vendré sobre ti” (Apoc. 3:3). Cuán peligrosa es la condición de

personal mediante su obediencia a la ley. A esta segunda fase se le


llama a menudo santificación. El error no está en enseñar que un
cristiano debe obedecer la ley de Cristo, sino en enseñar que su
obediencia se convierte en la base para su aceptación final por Dios.
Esta errónea enseñanza sostiene que uno se salva por gracia y su propio
esfuerzo diligente, aunque ese esfuerzo sea con el poder de Dios. Así,
en el galatismo, hay una mezcla de fe y obras como la base de la
salvación.
11
Ellen G. White, Spirit of Prophecy, Vol. 4, p. 311.
12
Ellen G. White, Review and Herald, 1887-03-22.
210 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

los que, cansados de estar en vela, se vuelven a las atracciones


del mundo. Mientras el hombre de negocios está absorto en la
búsqueda de ganancias, mientras el amante de los placeres busca
la diversión, mientras la hija de la moda arregla sus adornos, -
puede ser que en ese momento el Juez de toda la tierra
pronuncie la sentencia: “Pesado fuiste en balanza, y fuiste
hallado falto”.
Cada alma que ha invocado el nombre de Cristo tiene un
caso pendiente en el tribunal celestial. Es semana de tribunal
para nosotros, y el fallo pronunciado en cada caso será final.13
Debemos tener cuidado para no confundir el juicio
investigador con el juicio de recompensas que sí se enseña
en las Escrituras. El juicio investigador es un juicio de
salvación, para ver quién es digno de la vida eterna. Como
veremos más completamente en el Capítulo 15, en el nuevo
pacto, el juicio de salvación se basa en la fe en Cristo, no
en las obras, ni siquiera en las obras de justicia. Por lo
tanto, vemos nuevamente que la enseñanza de la
purificación del santuario celestial y el juicio investigador
se oponen directamente a las Escrituras.
Perfeccionismo
Al principio de la enseñanza de la purificación del
santuario celestial y el juicio investigador, hay una teología
de perfeccionismo. El “evangelio” según EGW parece ser
las “buenas nuevas” de que Cristo vino y vivió una vida de
perfecta obediencia a la ley de los Diez Mandamientos, y
que, al hacerlo, dio a la humanidad un ejemplo para que
nosotros podamos hacer lo mismo. Si uno tiene suficiente
fe en Cristo, entonces esa persona también puede vivir en
perfecta obediencia a la ley de los Diez Mandamientos. No
sólo puede, sino que, si ha de vivir durante “el tiempo de

13
Ellen G. White, Spirit of Prophecy, Vol. 4, pp. 314, 315.
¿Es Esto la Verdad? 211

angustia”14 y experimentar la segunda venida de Cristo,


tiene que alcanzar la perfección.
El rumbo del pueblo de Dios debe ser hacia arriba y hacia
delante, a la victoria. Uno más grande que Josué está dirigiendo
los ejércitos de Israel. Hay uno en nuestro medio, el Capitán de
nuestra salvación, que ha dicho para darnos ánimo: “He aquí, yo
estoy con vosotros siempre, aun hasta el fin del mundo”.
“Alegraos, yo he vencido al mundo”. Él nos conducirá a una
victoria segura. Lo que Dios promete, puede llevarlo a cabo en
cualquier momento. Y la obra que Él le da a su pueblo para que
la haga, Él puede llevarla a cabo por medio de ellos. Si vivimos
una vida de perfecta obediencia, sus promesas se cumplirán a
nuestro favor.15
Al salir Jesús del Lugar Santísimo, oí el tintineo de las
campanillas de sus vestiduras, y al alejarse, una nube de
oscuridad cubrió a los habitantes de la tierra. Entonces no hubo
mediador entre el hombre culpable y un Dios ofendido … En
ese tiempo terrible, después de que hubo terminado la
mediación de Jesús, los santos vivieron sin intercesor, en la
presencia de un Dios santo.16
La ley de Dios es la norma del gobierno de Dios, y por las
edades, será el modelo en su reino. Los que pisotean sus
demandas, están pisoteando la autoridad del cielo y el trono de
Dios. Si no cedemos a sus demandas en esta vida, aprendiendo a
amar a Dios con todo nuestro corazón y a nuestros prójimos
como a nosotros mismos, no tendremos ningún cambio de
carácter cuando Jesús aparezca.17
Cristo está esperando con anhelante deseo que haya una
manifestación de Sí mismo en su iglesia. Cuando el carácter de

14
Los Adventistas creen que estarán presentes durante la tribulación, o
como ellos la llaman, “el tiempo de angustia”.
15
Ellen G. White, Testimonies for the Church, Vol. 2, p. 122.
16
Ellen G. White, Spiritual Gifts, Vol. 1, p. 198.
17
Ellen G. White, Review and Herald, 1892-06-21.
212 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Cristo se reproduzca perfectamente en su pueblo, entonces


vendrá y lo reclamará como suyo.18
Algunos ASD argüirían que Ellen White no enseñó el
perfeccionismo. Una afirmación de ella, escrita en 1885,
apoyaría esto.
¿Por qué algunos aseguran ser santos y sin pecado? Porque
están muy lejos de Cristo. Yo nunca me he atrevido a afirmar tal
cosa. Desde que tenía 14 años de edad, si sabía cuál era la
voluntad de Dios, estaba dispuesta a hacerla. Nunca se me ha
oído decir que no tengo pecado. Los que contemplan la belleza
y el carácter exaltado de Cristo Jesús, que era santo y elevado, y
cuyas faldas llenan el templo, nunca lo dirán. Pero nos
encontramos con algunos que dicen tales cosas y más.19,20
Sin embargo, EGW escribió esta afirmación en 1898:
Así como el Hijo del hombre fue perfecto en su vida, así
también sus seguidores han de ser perfectos en sus vidas.21
Nótense los hechos de las citas anteriores:
1. El cumplimiento de las promesas de Dios para
nosotros son a condición de nuestra “obediencia perfecta”.
18
Ellen G. White, Christ´s Object Lessons, p. 69. Véase también
Counsels to Teachers, p. 324.
19
Ellen G. White, Manuscript 5, 1885, Selected Messages, Book 3, p.
354.
20
“Juan no afirma ni una sola vez que es sin pecado. Pero su vida es de
un intenso esfuerzo para conformarse a la voluntad de Dios. Era una
viva representación de santificación cristiana. Seguía a su Salvador
muy de cerca, y tenía tal sentido de la pureza y la exaltada santidad de
Cristo, que su propio carácter parecía, por contraste, sumamente lleno
de defectos. Y cuando Jesús, en su cuerpo glorificado, se le apareció a
Juan, una mirada fue suficiente para hacerle caer a tierra como muerto.
Tales serán siempre los sentimientos de los que conocen mejor a su
Señor y Maestro. Mientras más de cerca contemplen la vida y el
carácter de Jesús, menos estarán dispuestos a reclamar para sí la
santidad de corazón, o a ufanarse de su santificación”. Ellen G. White,
Second Advent Review and Sabbath Herald, 03-01-81.
21
Ellen G. White, The Desire of Ages, p. 311.
¿Es Esto la Verdad? 213

2. El pueblo de Dios, todavía en su estado humano antes


de la segunda venida de Cristo, tendrá que vivir “en
ese tiempo terrible” en presencia de un Dios santo sin
intercesor. Es obvio que este pueblo deberá estar en
un estado de perfección sin pecado.
3. Ellen White dice que no habrá ningún cambio de
carácter a la segunda venida de Cristo.
4. La segunda venida de Cristo se tarda, hasta que el
carácter de Cristo [que era sin pecado] esté
perfectamente reproducido en su pueblo.
5. Así como Cristo era perfecto en su vida, sus
seguidores han de ser perfectos en sus vidas.
Estas afirmaciones muestran que EGW sí creía y
enseñaba la perfección en los primeros años. Esta es la
enseñanza que vino integrada con la doctrina de la
purificación del santuario celestial y el juicio investigador.
Como le sucede en la mayoría de las áreas de teología,
EGW parece contradecirse a menudo. Se pueden encontrar
afirmaciones de EGW que enseñan la perfección, y
afirmaciones que la niegan.
El evangelio del nuevo pacto declara inequívocamente
que somos salvos por gracia.22
Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no
de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie
se gloríe (Efe. 2:8, 9).
Nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos
hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la
regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo (Tito 3:5).
Pues si por la transgresión de uno solo reinó la muerte,
mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que
reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia. Así
que, como por la transgresión de uno vino la condenación a
todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno

22
También lo enseñan algunas afirmaciones posteriores de EGW.
214 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

vino a todos los hombres la justificación de vida. Porque así


como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron
constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno,
los muchos serán constituidos justos (Rom. 5:17–19).23
El Nuevo Testamento no enseña la perfección humana
como fundamento de la salvación. Vemos la soteriología de
la purificación del santuario celestial y el juicio
investigador en una posición diametralmente opuesta al
evangelio de la gracia del nuevo pacto—y eso tiene
grandes ramificaciones, como veremos en capítulos
posteriores.
El juicio en Daniel 7 y 8 y en Apocalipsis 14 hace
referencia al juicio investigador del pueblo de
Dios.
Como se ha demostrado antes, Daniel 8:14 es el texto
clave para el juicio investigador.24 Además, EGW aplica el
juicio mencionado en Daniel 7 al juicio investigador.
Después de citar a Daniel 7:9, 10, 13, y 14, dice:
Así se presentó a la visión del profeta la apertura del juicio
investigador. La venida de Cristo que se describe aquí no es su
segunda venida a la tierra. Cristo viene al Anciano de días en el
cielo para recibir el dominio, y la gloria, y un reino, que se le
dará al fin de su obra de mediación. Esta es la venida, no su
segundo advenimiento a la tierra, que fue predicha en la profecía
que tendría lugar al fin de los 2300 días, en 1844. Asistido por
una nube de ángeles celestiales, nuestro gran Sumo Sacerdote
entra al Lugar Santísimo, y allí aparece en presencia de Dios
para ocuparse de los últimos actos de su ministerio a favor del
hombre – para llevar a cabo la obra del juicio investigador, y
para hacer expiación por todos los que se ha mostrado que
tienen derecho a sus beneficios.25

23
Véase de Ratzlaff, “The Testing Truth”, en Sabbath in Christ, para
una presentación más completa del evangelio del nuevo pacto.
24
Véase de Ellen G. White, Spirit of Prophecy, Vol. 4, p. 258.
25
Ibid., pp. 258, 307, 308.
¿Es Esto la Verdad? 215

En el sistema típico, que era una sombra del sacrificio y el


sacerdocio de Cristo, la purificación del santuario era el último
servicio que llevaba a cabo el sumo sacerdote en el ministerio
anual. Era la obra final de expiación – la remoción o el
borramiento del pecado de Israel. Prefiguraba la obra final en el
ministerio de nuestro Sumo Sacerdote en el cielo, en la
remoción o el borramiento de los pecados de su pueblo, que
están registrados en los archivos celestiales. Este servicio
envuelve una obra de investigación, una obra de juicio; y
precede inmediatamente a la venida de Cristo en las nubes del
cielo con poder y gran gloria; porque cuando Él venga, cada
caso habrá sido decidido. Dice Jesús: “Mi galardón es conmigo,
para dar a cada uno según sus obras”. Apocalipsis 22:12. Es esta
obra de juicio, que precede inmediatamente al segundo
advenimiento, la que se anuncia el en mensaje del primer ángel
de Apocalipsis 14:7: “Temed a Dios, y dadle honra, porque la
hora de su juicio es venida”.26
Sin embargo, debemos tener en cuenta que el juicio de
Daniel 7 y 8 no es para el pueblo de Dios, sino que son los
impíos los objetos del juicio.27
La explicación de la visión de Daniel 7 que se da en los
versículos 23–26 muestra claramente que este juicio trata
de la impía cuarta bestia, un poder malvado que habla
contra Dios y su pueblo.
Y hablará palabras contra el Altísimo, y a los santos del
Altísimo quebrantará, y pensará en cambiar los tiempos y la ley;
y serán entregados en su mano hasta tiempo, y tiempos, y medio
tiempo. Pero se sentará el Juez, y le quitarán su dominio para
que sea destruido y arruinado hasta el fin (Dan. 7:25, 26).
Del mismo modo, el juicio de Apocalipsis 14, que EGW
aplica al juicio investigador de sólo el pueblo profeso de
Dios, trata, en contexto, del poder impío llamado
“Babilonia”. Al desarrollarse y explicarse este tema, leemos

26
Ellen G. White, The Great Controversy, p. 352.
27
Es verdad que el pueblo de Dios se beneficia del juicio de los impíos:
sus enemigos son destruidos.
216 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

que Babilonia hace que todas las naciones beban de su


inmoralidad.28 Los que adoran a la bestia son descritos
como quemándose.29 Apocalipsis 17 y 18 describen este
juicio en estos términos:
Vino entonces uno de los siete ángeles que tenían las siete
copas, y habló conmigo, diciéndome: Ven acá, y te mostraré la
sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre
muchas aguas (Apoc. 17:1).
Por lo cual en un solo día vendrán sus plagas; muerte, llanto
y hambre, y será quemada con fuego; porque poderoso es el
Señor, que la juzga. Y los reyes de la tierra que han fornicado
con ella, y con ella han vivido en deleites, llorarán y harán
lamentación sobre ella, cuando vean el humo de su incendio,
parándose lejos, por el temor de su tormento, diciendo: ¡Ay, ay,
de la gran ciudad de Babilonia, la ciudad fuerte; porque en una
hora vino tu juicio! (Apoc. 18:8-10).
Nótese la similitud de términos en Apocalipsis 14 y
Apocalipsis 18, como “hora”, “Babilonia”, y “juicio”.
Diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la
hora de su juicio ha llegado, y adorad a aquél que hizo el cielo y
la tierra, el mar y las fuentes de las aguas (Apoc. 14:7).
Porque en una hora han sido consumidas tantas riquezas. Y
todo piloto, y todos los que viajan en naves, y marineros, y
todos los que trabajan en el mar, se pararon lejos (Apoc. 18:17).
Alégrate sobre ella, cielo, y vosotros, santos, apóstoles y
profetas; porque Dios os ha hecho justicia en ella (Apoc. 18:20).
Estos versículos dejan claro que el juicio venidero,
mencionado en Daniel 7 y 8 y en Apocalipsis 14, trata del
juicio de Dios contra el mal. Sin embargo, EGW afirma

28
“Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran
ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor
de su fornicación”. (Apoc. 14.8).
29
“Y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no
tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su
imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre”. (Apoc. 14:11).
¿Es Esto la Verdad? 217

que este juicio trata solamente del profeso pueblo de


Dios.30
Nuevamente, encontramos que esta enseñanza,
concomitante con la doctrina de la purificación del
santuario celestial y el juicio investigador, es contraria a la
Biblia.
Una expiación incompleta.
La expiación incompleta ha sido una espina en en el
costado de la ASD por muchos años.
La primera declaración Adventista de sus creencias, la
Declaración de 1872, negaba que la expiación comenzó en la
cruz.31
La mayoría de los eruditos Adventistas, si no todos,
sostienen ahora que la expiación estaba completa en la
cruz. Sin embargo, esto no elimina el hecho de que EGW
respaldara la expiación incompleta, ni cambia la
declaración ASD de creencias que tiene los escritos de
EGW por “una continua y autorizada fuente de verdad”.
Por esto, continúa el dilema ASD de cómo manejar este
problema. La expiación incompleta ASD encuentra su
fundamento en la “visión” de Edson que fue descrita por
Crosier, que recibió un fuerte respaldo de EGW por medio
de una “visión” dada por Dios. Sin embargo, continúa

30
“En el servicio típico, sólo los que habían ido delante de Dios con
confesión y arrepentimiento, y cuyos pecados, por medio de la sangre
del holocausto, habían sido transferidos al santuario, tenían parte en el
servicio el Día de Expiación. Así también, en el gran día de la
expiación final y del juicio investigador, los únicos casos considerados
son los del profeso pueblo de Dios. El juicio de los impíos es una obra
distinta y separada, y tiene lugar en un período posterior”. Ellen G.
White, The Great Controversy, p. 480.
31
Malcolm Bull y Keith Lockhart, Seeking a Sanctuary, Seventh-day
Adventism and the American Dream, (San Francisco, CA: Harper &
Row, 1989), p. 70.
218 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

siendo parte de la enseñanza relacionada con la doctrina


ASD de la purificación del santuario celestial y el juicio
investigador.
Así, los que seguían en la luz de la palabra profética, vieron
que, en vez de venir a la tierra al fin de los 2300 días en 1844,
Cristo entró entonces al Lugar Santísimo del santuario celestial
para llevar a cabo la obra final de expiación en preparación para
su venida.32
Contrariamente a EGW, la Biblia afirma claramente que
la expiación fue completada en la cruz.
Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es.
Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu (Juan 19:30).
Porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a
los santificados (Heb. 10:14).
Ellen White, en armonía con su enseñanza de una
expiación incompleta en la cruz, presenta a Cristo
ministrando de pie y suplicando delante del Padre.
El anuncio, pues, de que el templo de Dios se abrió en el
cielo y el arca del testimonio se veía, apunta a la apertura del
Lugar Santísimo en el santuario celestial en 1844 al entrar
Cristo allí para llevar a cabo la obra final de expiación. Los que
por fe siguieron a su gran Sumo Sacerdote al iniciar éste su
ministerio en el Lugar Santísimo, contemplaron el arca de su
testamento. Al haber estudiado el tema del santuario, habían
llegado a entender el cambio de ministerio del Salvador, y
vieron que él ahora oficiaba delante del arca de Dios,
ofreciendo su sangre en súplica a favor de los pecadores.33
Entonces, nuevamente me fueron mostrados los que no
estaban dispuestos a deshacerse de los bienes de este mundo
para salvar las almas que perecen enviándoles la verdad

32
Ibid., p. 422. Véase también Early Writings, p. 253; Patriarchs and
Prophets, pp. 357, 358; Spiritual Gifts, Vol. 1, p. 161; Knight, Rise of
Sabbatarian Adventism, pp. 126, 152, 171.
33
Ellen G. White, The Great Controversy, p. 433.
¿Es Esto la Verdad? 219

mientras Jesús está de pie delante del Padre ofreciendo su


sangre en súplica …”34
El libro de Hebreos es el único libro del Nuevo
Testamento que da una interpretación completa,
cristocéntrica, de los servicios del santuario en el Antiguo
Testamento. En contraste con EGW, Hebreos siempre
presenta a Cristo sentado, habiendo consumado la
expiación.
y diciendo luego: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu
voluntad; quita lo primero [el primer pacto], para establecer esto
último [el segundo pacto]. En esa voluntad somos santificados
mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para
siempre. Y ciertamente todo sacerdote [del antiguo pacto] está
día tras día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos
sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados; pero Cristo,
habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por
los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios, de ahí en
adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por
estrado de sus pies; porque con una sola ofrenda hizo perfectos
para siempre a los santificados (Heb. 10:9–14).
Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el
cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz,
menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de
Dios (Heb. 12:2).

Resumen del Capítulo


El Capítulo 10 mostró que la purificación del santuario
celestial y el juicio investigador no tiene apoyo bíblico. En
el Capítulo 11, se enumeraron las muchas maneras en que
la iglesia ASD ha reaccionado a sus errores doctrinales. En
este capítulo, vimos que las creencias teológicas que surgen
del juicio investigador, o vienen incorporadas a él, no sólo
34
Ellen G. White, Early Writings, p. 50. Véase también Spirit of
Prophecy, Vol. 4, p. 273; Signs of the Times, 1850-64-01; 1890-06-02;
Review and Herald, 1870-04-19; 1911-06-29.
220 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

contradicen las Escrituras casi en todos los puntos, sino que


son una burda perversión del evangelio.35 Esto es grave. La
iglesia ASD asegura ser la iglesia verdadera, la iglesia
remanente, que tiene el ministerio profético de Ellen White
como una de las marcas distintivas de su autenticidad.36
Hasta la fecha,37 en publicaciones oficiales recientes de
la iglesia, se hace referencia a los escritos de Ellen White
como “un comentario inspirado”. Aunque discutiremos más
completamente esta afirmación en el capítulo titulado
“Marcas de una Secta”, esto debería hacer que los
Adventistas del Séptimo Día pensaran seria y
objetivamente.
Enseñanzas del Enseñanzas de
juicio investigador: las Escrituras:
La sangre cargada de La sangre limpia
pecado contamina
Los pecados borrados Los pecados borrados
después de 1844 al arrepentimiento
Énfasis en obras personales Énfasis en la fe en Cristo
Hay que alcanzar la perfección Hay que confiar en la
38
de carácter personal perfección sin pecado de Cristo
35
Nótese, por favor, que yo no estoy diciendo que todos los Adventistas
en la actualidad tienen un evangelio pervertido. Tampoco estoy
diciendo que todo lo que EGW escribió demostró que ella tenía un
evangelio pervertido. Lo que estoy diciendo es que la enseñanza
presentada en la purificación del santuario celestial y el juicio
investigador pervierte el evangelio, o por lo menos lo compromete.
36
Véase de Ratzlaff, Sabbath in Christ, “The Sabbath and Seventh-day
Adventists”, en que el autor trata en mayor profundidad la afirmación
ASD de ser la iglesia remanente de la profecía bíblica.
37
Diciembre de 1995.
38
Yo no estoy diciendo que todos los miembros de la iglesia ASD creen
en el perfeccionismo ahora. Sin embargo, las afirmaciones de EGW en
relación con el juicio investigador parecen respaldar este punto de vista,
¿Es Esto la Verdad? 221

El juicio es del pueblo de Dios El juicio es de los impíos


La expiación no se completó La expiación se completó
en la cruz en la cruz
Cristo desempeña su Cristo desempeña su
ministerio de pie y ministerio victorioso
suplicando de pie
Estos hechos hablan por sí mismos. Nuestra evaluación
teológica de la doctrina de la purificación del santuario
celestial y del juicio investigador ha encontrado que “ha
sido pesada en balanza y ha sido hallada falta”.

De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me


envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de
muerte a vida. y por mi experiencia en la iglesia ASD, había, y sin duda
hay todavía, algunos Adventistas históricos que sotienen este punto de
vista.
Ciertamente les
aseguro que el
que oye mi
palabra y cree al
que me envoi,
tiene vida eternal
y no sera
juzgado, sino que
ha pasado de la
muerta a la vida
Capítulo 13

Vivir en el Juicio
Una Evaluación Experimental

E n este capítulo, hacemos una evaluación práctica de


la purificación del santuario celestial y el juicio
investigador. ¿Cómo entra la teología de esta
doctrina, que miramos en el capítulo anterior, en la
experiencia de los que creen en ella?
Ninguna seguridad de la salvación
Debido a que uno espera alcanzar un estado de santidad
personal que le permita vivir en aquel “tiempo terrible”
“sin intercesor”, en el Adventismo histórico hay poco de
una verdadera seguridad de la salvación. En varios lugares,
Ellen White enseñó que nadie debe decir jamás que es
“salvo”. ¿Por qué? Porque no había manera de esta seguro
de que todos los pecados habían sido confesados y
perdonados. Debemos recordar que EGW enseñaba que los
pecados no confesados, aun los pecados olvidados,
224 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

testificarían contra uno en el juicio investigador.1 Nótese


cuidadosamente lo que dice ella en las citas siguientes.
Los que enseñan esta doctrina (la gracia) hoy día tienen
mucho que decir con relación a la fe y la justicia de Cristo, pero
pervierten la verdad, y hacen que sirva a la causa del error.
Declaran que sólo tenemos que creer en Cristo Jesús, y que la fe
es suficiente; que la justicia de Cristo debe ser la credencial del
pecador; que esta justicia imputada cumple la ley en nombre
nuestro, y que no estamos obligados a obedecer la ley de Dios.
Esta clase de personas asegura que Cristo vino a salvar a los
pecadores, y que los ha salvado. “Soy salvo”, repiten una y otra
vez. Pero, ¿son salvos aunque transgredan la ley de Jehová?—
No; porque la vestidura de la justicia de Cristo no debe servir
para ocultar la iniquidad. Tal enseñanza es un burdo engaño, y
Cristo se convierte, para estas personas, en piedra de tropiezo,
como lo fue para los judíos,—para los judíos, porque no
quisieron recibirle como su Salvador personal; para estos
profesos creyentes en Cristo, porque ellos separan a Cristo de la
ley, y consideran la fe como sustituto de la obediencia. Separan
al Padre del Hijo, el Salvador del mundo. Prácticamente,
enseñan, tanto por precepto como por ejemplo, que Cristo, con
su muerte, salva a los hombres en sus transgresiones.2
Jamás debemos descansar en una condición satisfecha y
dejar de progresar, diciendo: “Soy salvo”. Cuando se acepta esta
idea, dejan de existir los motivos para la vigilancia, la oración,
los esfuerzos serios para seguir adelante a más altos logros.

1
“Grandes y pequeños, poderosos y humildes, ricos y pobres, han de
ser juzgados ‘por las cosas escritas en los libros, según sus obras’.
Pasando a la eternidad, cada día, uno tras otro, lleva su carga de
registros para los libros del cielo. Las palabras una vez habladas, los
actos una vez cometidos, jamás pueden ser revocados. Los ángeles de
Dios ha registrado tanto lo bueno como lo malo. El conquistador más
poderoso en la tierra no puede revocar el registro ni siquiera de un solo
día. Nuestros actos, nuestras palabras, hasta nuestros más secretos
motivos, todos pesan al decidir nuestro destino para fortuna o
desgracia. Aunque los hayamos olvidado, testificarán para justificarnos
o condenarnos. Van al juicio delante de nosotros”. Ellen G. White,
Spirit of Prophecy, Vol. 4, p. 311.
2
Ellen G. White, Bible Echo, 1897-02-08.
Vivir en el Juicio 225

Ninguna lengua santificada será encontrada pronunciando


estas palabras hasta que Cristo venga y entremos por las
puertas a la ciudad de Dios. Entonces, con la mayor propiedad,
podremos dar gloria a Dios y al Cordero por la liberación eterna.
Mientras el hombre esté lleno de debilidad— porque por sí
mismo no puede salvar su alma—jamás debe atreverse a decir:
“Soy salvo”. No es el que se pone la armadura el que puede
ufanarse de la victoria, porque tiene una batalla que pelear y una
victoria que ganar. Es el que persevera hasta el fin el que será
salvo. Dice el Señor: “Si alguno retrocede, mi alma no se
complacerá en él”. Si no vamos hacia adelante de victoria en
victoria, el alma retrocederá hacia la perdición. No debemos
levantar ningún estandarte humano con el cual medir el carácter.
Hemos visto suficiente de lo que los hombres llaman perfección
aquí abajo. La santa ley de Dios es la única cosa por medio de la
cual podemos establecer si estamos guardando sus caminos o
no. Si somos desobedientes, nuestros caracteres no están en
armonía con la norma moral del gobierno de Dios, y es
declarar una falsedad decir: “Soy salvo”. Nadie es salvo siendo
transgresor de la ley de Dios, que es el fundamento de su
gobierno en el cielo y en la tierra.3
Nadie puede decir: Soy salvo, sino hasta que haya sido
sometido a prueba y la haya pasado, hasta que haya demostrado
que puede vencer la tentación. Los que dejen de hacer la obra
que Dios ha dicho que debe hacerse pronto pierden la correcta
percepción de las cosas espirituales, y se enceguecen al carácter
de la verdad. No son aptos para hacer la obra que les haría
completos en Cristo.4
Como se dijo arriba, hay poca seguridad verdadera de la
salvación en la teología de la purificación del santuario
celestial y el juicio investigador.

3
Ellen G. White, Review and Herald, 1890-06-17.
4
Ellen G. White, The Kress Collection, p. 120.
226 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

¿Qué significan las afirmaciones de EGW citadas arriba5


en comparación con el evangelio de la gracia del nuevo
pacto?
Las afirmaciones de EGW sobre la salvación en
contraste con las enseñanzas bíblicas.
EGW dice que la justicia imputada de Cristo no es
suficiente para salvar a los pecadores.6 Sin embargo, la
Biblia dice:
Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios
por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados,
seremos salvos por su vida (Rom. 5:10).
EGW dice que las vestiduras de la justicia de Cristo no
pueden ser manto para cubrir la iniquidad. Ella enseña que
Cristo no puede salvar a la gente “en sus transgresiones”.7
La Biblia dice:
Aun estando nosotros muertos en pecados, [Dios] nos dio
vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos) (Efe. 2:5).
EGW llama “un burdo engaño”8 enseñar que uno pueda
decir: “Soy salvo”. Pero la Biblia dice:
…que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y
creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás
salvo (Rom. 10:9).
EGW dijo que son falsos maestros los que aseguran que
“Cristo vino a salvar pecadores”.9 La Biblia dice:

5
Obsérvese, por favor, que yo no estoy diciendo que todas las
afirmaciones de EGW enseñan un falso evangelio, sino que a menudo
lo hacen las que surgen de la purificación del santuario celestial y el
juicio investigador.
6
Ellen G. White, Bible Echo, 1897-02-08.
7
Ibid.
8
Ibid.
9
Ibid.
Vivir en el Juicio 227

Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo


Jesús vino al mundo a salvar a los pecadores, de los cuales yo
soy el primero (1 Tim. 1:15).
EGW dijo que, mientras el hombre esté lleno de
debilidad, no podrá jamás decir: “Soy salvo”.10 La Biblia
dice:
Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no
de vosotros, pues es don de Dios (Efe. 2:8); Porque Cristo,
cuando aun éramos pecadores, a su tiempo murió por los impíos
(Rom. 5:6).
EGW enseña que no podemos decir “Soy salvo”
mientras nuestros caracteres no estén en armonía con la
ley.11 La Biblia dice:
[Dios] nos salvó y llamó con llamamiento santo, no
conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la
gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de
los siglos (2 Tim. 1:8, 9).
EGW enseña que ninguna lengua santificada dirá jamás:
“Soy salvo” antes de la segunda venida de Cristo.12 La
Biblia dice:
…y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser
salvo? Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo,
tú y tu casa (Hechos 16:30, 31).
Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre
del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna (1 Juan
5:13).
EGW enseña que nadie puede decir “Soy salvo” sino
hasta que haya sido sometido a prueba y la haya pasado,
hasta que haya demostrado que puede vencer la tentación.13
La Biblia dice:
10
Ellen G. White, Review and Herald, 1890-06-17.
11
Ibid.
12
Ibid.
13
Ellen G. White, The Kress Collection, p. 120.
228 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos


hecho, sino por su miericordia, por el lavamiento de la
regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo (Tito 3:5).

El tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a


fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús (1 Cor.
5:5). Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien
él mismo será salvo, aunque así como por fuego (1 Cor. 3:15). 14
EGW enseña que, cuando uno asegura ser salvo, los
motivos para la vigilancia, la oración, y los esfuerzos serios
para seguir adelante, dejan de existir.15 La Biblia dice:
Porque el amor de Cristo nos constriñe, pensando esto: que
si uno murió por todos, luego todos murieron (2 Cor. 5:14).
Véase también la hermosa declaración de Pablo sobre la
motivación de la gracia en Filipenses 3:8–16.16
14
Además de los versículos bíblicos precedentes, las siguientes
afirmaciones bíblicas enseñan, sin ninguna sombra de duda, que
podemos y debemos decir que somos salvos, y la base de esa certeza no
es nuestras obras, sino solamente la gracia de Dios. “Pero yo no recibo
testimonio de hombre alguno; mas digo esto, para que vosotros seáis
salvos”. (Juan 5:34). “Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será
salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos”. (Juan 10:9). “Y TODO
AQUEL QUE INVOCARE EL NOMBRE DEL SEÑOR SERÁ
SALVO”. (Hech 2:21). “…alabando a Dios, y teniendo favor con todo
el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser
salvos” (Hech. 2:47). “…él te hablará palabras por las cuales serás
salvo tú, y toda tu casa”. (Hech. 11:14. “Antes creemos que, por la
gracia del Señor Jesús seremos salvos, de igual modo que ellos”.
(Hech. 15:11). “Porque en esperanza fuimos salvos; pero la esperanza
que se ve, no es esperanza; porque lo que alguno ve, ¿a qué esperarlo?”
(Rom. 8:24). “…porque TODO AQUEL QUE INVOCARE EL
NOMBRE DEL SEÑOR, SERÁ SALVO”. (Juan 10:13). “Porque la
palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se
salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios”. (1 Cor. 1:18). “… por el
cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si
no creísteis en vano”. (1 Cor. 15:2). “Porque para Dios somos grato
olor de Cristo en los que se salvan”. (2 Cor. 2:15).
15
Ellen G. White, Review and Herald, 1890-06-17.
Vivir en el Juicio 229

Evaluación
Nuevamente vemos un patrón que se ha manifestado una
y otra vez durante nuestro estudio. Lo que Ellen White dice
que es “verdad” es erróneo. Lo que ella dice que es una
“distorsión de la verdad” es la clara enseñanza del Nuevo
Testamento. Que ella pervierte el evangelio de la gracia con
estas afirmaciones es evidente. Es sus primeros escritos,
especialmente los relacionados con la purificación del
santuario celestial y el juicio investigador, hay a menudo un
entendimiento completamente erróneo del evangelio.
El pecado que satura
Que el pecado satura el corazón humano no es ninguna
perversión de la verdad. El nuevo pacto tiene un modelo de
moralidad más alto que el del pacto antiguo.17 Este hecho
sería una mala noticia si no fuese cierto también que Cristo

16
“Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la
excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del
cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo, y ser
hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la
que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe; a fin de
conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus
padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte, si en alguna
manera llegase a la resurrección de entre los muertos. No que lo haya
alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro
asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús. Hermanos,
yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago:
olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que
está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de
Dios en Cristo Jesús. Así que, todos los que somos perfectos, esto
mismo sintamos; y si otra cosa sentís, esto también os lo revelará Dios.
Pero en aquello a que hemos llegado, sigamos una misma regla,
sintamos una misma cosa”. (Fil. 3:8–16).
17
Véase de Ratzlaff, Sabbath in Christ, pp. 293–300.
230 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

es nuestra justicia y que, “cuando el pecado abundó,


sobreabundó la gracia”.18
Somos salvos por Su vida19, no por nuestras obras,20, ni
siquiera obras hechas en justicia.21 Sin embargo, en los
escritos de EGW, su testimonio contra el pecado se
encuentra a menudo en el contexto del desempeño personal
para ser hallado digno en el día del juicio. Lo siguiente es
sólo un poco de lo que puede ser listado.
El tiempo que usted pasa de pie frente al espejo preparando
su cabello para agradar a los ojos, debería dedicarlo a orar y a
escudriñar su corazón. En el corazón santificado, no habrá
lugar para el adorno exterior; pero habrá una búsqueda intensa,
ansiosa, del adorno interior, las gracias cristianas—los frutos del
Espíritu de Dios.22
Cada hora de trabajo pasa en revista delante de Dios, y
queda registrada para fidelidad o infidelidad. El registro de
momentos desperdiciados y oportunidades desaprovechadas
debe ser enfrentado cuando el juez se siente y los libros se abran
y cada uno sea juzgado según las cosas escritas en los libros. 23
Ellen White dijo que tomar, intercambiar, o exhibir
fotografías de la familia era “una especie de idolatría”.
Esto de tomar e intercambiar fotografías es una especie de
idolatría.24
En muchas familias, las repisas, los soportes, y las mesas
están llenos de adornos y fotografías. Los álbumes, llenos de
fotografías de la familia y los amigos, son colocados donde
atraigan la atención de los visitantes. De este modo, los
pensamientos, que deberían ocuparse de Dios y los intereses
celestiales, se rebajan las cosas comunes. ¿No es esto una

18
Véase Rom. 5:20.
19
Véase Rom. 5:10.
20
Véase Rom. 3:28.
21
Tito 3:5.
22
Ellen G. White, Testimonies for the Church, Vol. 1, p. 162.
23
Ellen G. White, Testimonies for the Church, Vol. 4, p. 453.
24
Ellen G. White, Review and Herald, 1907-06-13.
Vivir en el Juicio 231

especie de idolatría? El dinero así gastado, ¿no debería haber


sido usado para bendecir a la humanidad, para aliviar el
sufrimiento, para vestir al desnudo, y alimentar al hambriento?
¿No debería haber sido puesto en la tesorería del Señor para
adelantar su causa y construir su reino en la tierra?25
Es pecado olvidar, es pecado ser negligente. Si os formáis el
hábito de ser negligentes, podéis descuidar la salvación de
vuestras propias almas, y por fin encontraréis que no estáis
preparados para el reino de Dios.26
Es pecado enfermarse; porque toda enfermedad es resultado
de la transgresión.27
Los creyentes no deben formar colonias en ningún lugar. Es
pecado a la vista de Dios que los que conocen la verdad
colonicen un lugar, como se hizo en Battle Creek, y luego
rehusen ver que ha llegado el tiempo de cambiar la base de
operaciones, porque hay otras partes de la viña que necesitan
trabajadores.28
Es pecado poner en la mesa alimento mal preparado, porque
el comer concierne al bienestar de todo el sistema.29

25
Ellen G. White, Bible Echo, 1901-01-14. Véase también Review and
Herald, 1901-05-14. “Al visitar los hogares de nuestro pueblo y
nuestras escuelas, veo que todo el espacio disponible en mesas,
jugueteros, y repisas está lleno de fotografías. A la izquierda y a la
derecha, se ven fotografías de rostros humanos. Dios desea que cambie
este orden de cosas. Si Cristo estuviese en la tierra, diría: “Llevaos de
aquí estas cosas”. Se me han dado instrucciones de que estas
fotografías son otros tantos ídolos, pues ocupan el tiempo y los
pensamientos que debieran ser dedicados a Dios de modo sagrado”.
Review and Herald, 1901-09-10. “Las muchas, muchas fotografías en
vuestros hogares deshonran a Dios. Son testigos silenciosos de que
habéis caído de la justicia. Miro al cielo, y exclamo: ‘Señor, ¿hasta
cuándo distraerá este mal los recursos que deberían ser para tu
tesorería’?. Review and Herald, 1901-11-26.
26
Ellen G. White, Christ Object Lessons, p. 358.
27
Ellen G. White, Health Reformer, 1866-08-01.
28
Ellen G. White, Review and Herald, 1903-08-20.
29
Ellen G. White, Southern Watchman, 1901-10-30.
232 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Ni un solo bocado debería pasar entre los dientes entre


comidas.30
…la carne de cerdo no es adecuada como alimento.31
El queso es aun más objetable; [que la mantequilla] es
completamente inadecuado como alimento.32,33
Las exhibiciones de la locura de la bicicleta son una ofensa
para Dios. Su ira enciende contra los que hacen tales cosas. 34
Padres, sobre todas las cosas, vigilen a sus niños en sábado.
No les permitan violar el día santo de Dios jugando en la casa o
fuera de ella. Igualmente pueden quebrantar el sábado ustedes
mismos cuando les permiten a los niños quebrantarlo, y cuando
les dejan ir y venir, y jugar en sábado, Dios les considera a
ustedes quebrantadores del sábado.35
Lo que Dios requiere de los que entrarán por las perlinas
puertas es que sean como Jesús, que reflejen su imagen, y que
tengan su mente. Deben imitar su ejemplo, y vivir su vida.36
Entre los que esperan la venida del Señor, comer carne debe
ser eliminado; la carne debe dejar de ser parte de su dieta.
Debemos mantener a la vista este fin y esforzarnos por trabajar
con constancia para alcanzarlo. No puedo pensar que en la
práctica del comer carne estemos en armonía con la luz que a
Dios le ha placido darnos.37

30
Ellen G. White, Christian Temperance and Bible Hygiene, p. 50.
Véase también, Testimonies for the Church, Vol. 2, p. 373.
31
Ellen G. White, Ministry of Healing, p. 313.
32
Ibid., p. 302.
33
Dos días antes de revisar este capítulo, recibí una llamada telefónica
de un ASD que acababa de leer Sabbath in Crisis [El Sábado en Crisis].
Era un fuerte creyente en EGW, y compartió conmigo la terrible culpa
que sentía cuando salía a comer con otras personas, a lugares donde se
servían macarrones y queso. Sentía que pecaba al comer queso. Ahora
está siendo asesorado por un especialista que trabaja con víctimas de
sectas.
34
Ellen G. White, Testimonies for the Church, Vol. 8, p. 66.
35
Ellen G. White, Review and Herald, 1854-09-19.
36
Ellen G. White, Signs of the Times, 07-09-94.
37
Ellen G. White, Child Guidance [Conducción del Niño], p. 383.
Vivir en el Juicio 233

Sin perfección de carácter, nadie puede entrar por las


perlinas puertas de la ciudad de Dios, porque si, con todas
nuestras imperfecciones, se nos permitiera entra en aquella
ciudad, pronto habría en el cielo una segunda rebelión. Primero
debemos ser probados y escogidos, y hallados fieles y
verdaderos. En la purificación de nuestro carácter descansa
nuestra única esperanza de la vida eterna.38

Experiencia Personal
Tanto mi esposa, Carolyn, como yo somos ASDs de
cuarta generación. Carolyn pasó sus primeros doce grados
en escuelas ASD, y yo asistí a escuelas ASD desde el
primer grado hasta el seminario. Yo serví como pastor ASD
y maestro, y he leído casi todos los libros de Ellen White.39
Durante muchos años de mi vida, acepté sus escritos como
si tuvieran igual autoridad que la Biblia. Carolyn y yo
sabemos de primera mano lo que significa vivir en el juicio
investigador. Yo también conozco el peso de la culpa que la
teología del juicio investigador ha impuesto sobre otros, a
los cuales yo les ministré a través de los años.
Ellen White enseña que, cuando al nombre de uno le
toca el turno en el juicio, su destino será establecido por el
desarrollo que su carácter haya alcanzado hasta ese
momento. A continuación siguen algunas de sus
afirmaciones, con mis comentarios, en el capítulo titulado
“El Juicio Investigador”, en The Spirit of Prophecy, Vol. 4,
pp. 307-315.
Nuestros actos, nuestras palabras, aun nuestros más secretos
motivos, todos pesan al decidir nuestro destino para fortuna o
38
Ellen G. White, Manuscript Releases, Vol. 15, p. 36. “The Sabbath a
Sign; The Importance of Attention to Little Things”. [El Sábado Una
Señal; La Importancia de Prestar Atención a las Cosas Pequeñas”].
Sermons and Talks, Vol. 2, p. 294.
39
Digo “casi todos” porque no he leído los que fueron publicados
después de que abandoné el seminario ASD en 1981. La iglesia ASD
hizo públicos recientemente 21 tomos de materiales inéditos.
234 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

desgracia. Aunque los hayamos olvidado, testificarán para


justificarnos o condenarnos. Van al juicio delante de nosotros.40
¿Quién podrá pasar esta prueba? ¿Los motivos de quién
son correctos cien por ciento todo el tiempo? ¿Cómo
recuerda uno los pecados que ha olvidado? Esto no es el
evangelio. Es condenación.
Se escrutará el uso que hayamos hecho de cada talento.
¿Hemos aumentado el capital que Dios nos confió? ¿Recibirá el
Señor a su venida su propio capital con interés? La mera
profesión de fe en Cristo no tiene ningún valor; nada se
considera legítimo sino sólo el amor demostrado por las obras.41
El error fatal que se comete al confiar en las propias
obras es que nadie sabe nunca cuándo ha hecho lo
suficiente. ¿Quién puede permanecer en pie cuando Dios
escrute el uso de cada talento?
Los que deseen participar de los beneficios de la mediación
del Salvador no deben permitir que nada interfiera con su deber
de perfeccionar la santidad en el temor de Dios. Las horas que,
hasta ahora, habían sido dedicadas al placer, a la exhibición, o
la búsqueda de ganancias, ahora deben dedicarse a un estudio
ferviente, con oración, de la palabra de verdad. El tema del
santuario y el juicio investigador debería ser comprendido
claramente por el pueblo de Dios. Todos necesitan conocer por
sí mismos la posición y la obra de su gran Sumo Sacerdote. De
lo contrario, les será imposible ejercer la fe que es esencial en
estos tiempos, u ocupar la posición que Dios desea que
ocupen.42
Una lectura cuidadosa de la cita que antecede llenará de
culpa al mejor de los santos. En esencia, los que dedican
tiempo al placer, a la exhibición, o se involucran en la
“búsqueda de ganancias” deberían ahora tomar ese tiempo
y dedicarlo a la oración. La mayor parte de la gente

40
The Spirit of Prophecy, Vol. 4, p. 311.
41
Ibid.
42
Ibid., pp. 312, 313.
Vivir en el Juicio 235

encuentran que la “búsqueda de ganancias” es parte de una


buena mayordomía cristiana. No es ganar o tener dinero lo
que es incorrecto. El dinero se convierte en lazo cuando se
convierte en la fuerza que impulsa la vida, en detrimento de
otras virtudes cristianas.
EGW dice que el pueblo de Dios debe “comprender
claramente” el juicio investigador, o les será imposible
ejercer la fe que es esencial para estos tiempos. En todos
mis años, dentro o fuera del Adventismo, todavía no he
encontrado a nadie que entienda “claramente” el juicio
investigador y que lo pueda apoyar en las Escrituras.
El juicio está teniendo lugar en el santuario celestial en este
momento. Esta obra ha estado en proceso durante cuarenta años.
Pronto—nadie sabe cuándo—pasará a los casos de los vivos. En
la terrible presencia de Dios, nuestras vidas han de pasar en
revista. En este momento, por encima de todos los demás, le
corresponde a cada alma acatar la amonestación del Salvador:
“Velad y orad, porque no sabéis cuándo será el tiempo”. “Velad,
pues … no sea que venga de repente y os halle durmiendo”.43
Mientras el hombre de negocios está absorto en la búsqueda
de ganancias, mientras la amante de los palceres busca
satisfacciones personales, mientras la hija de la moda arregla sus
adornos, - puede ser que en esa hora el Juez de toda la tierra
pronuncie la sentencia: “Pesado fuiste en balanza, y fuiste
hallado falto”.44
Cada alma que haya invocado el nombre de Cristo tiene un
caso pendiente en el tribunal celestial. Es semana de tribunal
para nosotros, y el fallo emitido en cada caso será final.45
Cuando yo era ASD, recuerdo haber leído este capitulo y
sentir el peso de la culpa. ¿Y si a mi nombre le tocaba el
turno cuando me divertía jugando volleyball? ¿Y si a mi
nombre le tocaba el turno cuando estaba comprando ropa

43
Ibid., p. 315.
44
Ibid.
45
Ibid.
236 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

nueva? ¿Y si a mi nombre le tocaba el turno cuando estaba


ocupado ganándome la vida? ¿Y si a mi nombre le tocaba
el turno cuando tenía un pensamiento impuro? Peor
todavía: ¿Ya le había tocado el turno a mi nombre? ¿Quizás
mi suerte ya estaba echada para perdición?
En el grado 12, estudiamos el juicio investigador en la
clase de Biblia. Tanto Carolyn como yo recordamos los tres
tipos de reacción de los estudiantes a esta enseñanza. Uno
de los grupos abandonó por completo toda esperanza, y
supusieron que nunca podrían desarrollar la perfección de
carácter requerida. Se volvieron descuidados en su vida
cristiana. Otro grupo—el grupo por el cual opté yo—siguió
tratando, con esperanzas, pero viviendo con la culpa. Los
de un tercer grupo creían que habían llegado y eran
perfectos, y miraban con desdén a todos los demás.
Con el correr de los años, he asesorado a muchas
personas que traían antecedentes ASD conservadores. La
mayoría de ellos estaban llenos de sentimientos de culpa y
de temor. He descubierto que, a menudo, se requiere un
largo período de tiempo para ayudarles a deshacerse de un
falso sentimiento de culpa y aceptar el evangelio de la
gracia del nuevo pacto. Doy gracias a Dios de que el
evangelio ahora se está enseñando en algunas iglesias ASD.
Sin embargo, el juicio investigador continúa enseñándose,
aun a niveles oficiales,46 y los dos no se mezclan.
La experiencia de vivir continuamente con la
preocupación de que el nombre de uno sea llamado delante
de Dios de repente, sin previo aviso, y que el destino de
uno sea decidido por el desarrollo del carácter en ese punto
del tiempo es realmente terrible. ¡Qué contraste entre vivir
bajo el juicio investigador y vivir bajo las gozosas buenas

46
Véanse las lecciones de Escuela Sabática para Adultos, El Mensaje
de los Tres Ángeles.
Vivir en el Juicio 237

nuevas de la absolución en Cristo proclamada en las


Epístolas del Nuevo Testamento!
El jucio investigador quita la certeza y el gozo de la vida
cristiana. ¡Qué bueno es saber que no hay tal cosa como el
juicio investigador!47
Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no
de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie
se gloríe (Efe. 2: 8, 9).

Resumen del Capítulo


Vivir bajo el juicio investigador de EGW/ASD crea un
sentimiento de culpa. No hay seguridad de la salvación.
Uno nunca puede ni saber ni decir que es salvo. Hay
modelos imposibles de alcanzar. Es pecado comer entre
comidas, enfermarse, u olvidar. Es malo gastar tiempo
arreglándose el cabello, divertirse, o procurar obtener
ganancias financieras. Tomar, intercambiar, o mostrar
fotografías es una especie de idolatría. Si usted tiene planes
de ser trasladado48 en la segunda venida, tiene que ser
vegetariano. Y no se le olvide: el queso es totalmente
inadecuado como alimento. Esta lista de los requisitos de
Ellen White podría ser expandida muchísimo. Vivir en el
juicio investigador produce una ansiedad latente que es
muy evidente en los primeros escritos de EGW. Ella usa la
expresión “solemne advertencia” casi cien veces. Uno
nunca sabe si es lo bastante bueno para ser aprobado en la
penetrante investigación de Dios. EGW dice: “en la

47
Véase el capítulo “He sido Absuelto—Las Buenas Nuevas del
Juicio”.
48
Un término usado por los ASDs para referise al rapto. Sin embargo,
la manera en que los ASDs usan el término no significa exactamente lo
mismo que el rapto.
238 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

purificación de nuestro carácter descansa nuestra única


esperanza de la vida eterna”.49
La enseñanza ASD sobre el juicio investigador es un
grave error teológico, una flagrante perversión del
evangelio. Además, ha causado daño indecible a las vidas
de miles de personas que han tratado de vivir bajo las
imposibles demandas de su oscuridad y su condenación.
Desde un punto de vista experimental, la purificación
del santuario celestial y el juicio investigador—la singular
“contribución” del Adventismo a la teología cristiana—ha
sido nuevamente “pesada en balanza y ha sido hallada
falta”.

49
Ellen G. White, “The Sabbath a Sign; The Importance of Attention to
Little Things”. Sermons and Talks, Vol. 2, p. 294, Manuscript Releases,
Vol. 15, p. 36.
Capítulo 14

Sabíamos Que
Era Erróneo—
Pero…
Una Evaluación Ética

D entro del Adventismo tradicional, se ha


desarrollado lo que podríamos llamar una “teología
de la vindicación”. Encuentra sus raíces en los
escritos de Ellen White, y está íntimamente ligada a la
teología de la purificación del santuario celestial y el juicio
investigador. Es más o menos así: Satanás difamó el
carácter de Dios ante el universo. Hay varios “puntos en
disputa” en la gran controversia entre Cristo y Satanás que
todavía no se han resuelto por completo. Satanás ha
asegurado que el hombre no puede guardar la ley de Dios.
Su evidencia para esta acusación es el registro de los
pecados que él ha hecho cometer al pueblo de Dios.
Aunque es verdad que Cristo guardó la ley perfectamente,
Satanás ha asegurado que nadie más ha podido hacer esto,
240 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

y que, por lo tanto, su aseveración todavía se sostiene. La


teología de la vindicación trata de este punto en disputa,
esta acusación de Satanás, y sostiene que la última
generación demostrará ante el universo que, con la ayuda
de la gracia facultadora de Dios, el hombre puede obedecer
perfectamente la santa ley de Dios.1,2 Esta es la razón que
subyace por qué encontramos a Ellen White enseñando que
el pueblo de Dios vivirá a la vista de un Dios santo sin
intercesor. Es por esta razón que los ASDs enseñan que no
habrá ningún cambio de carácter cuando Cristo venga. Esta
es la razón de que deba haber perfecta obediencia
demostrada por la última generación. Es por esto que EGW
dice:
Cristo está esperando con anhelante deseo la manifestación
de sí mismo en la iglesia. Cuando el carácter de Cristo se haya
reproducido perfectamente en su pueblo, entonces Él vendrá
para reclamarlo como suyo.3
En otras palabras, algo que está demorando la segunda
venida de Cristo es que Dios está esperando que un grupo

1
“Estudiamos con sobria oportunidad el tema del juicio investigador de
Dios en el quincuagésimo aniversario… de su inicio en el Lugar
Santísimo del santuario celestial el 22 de octubre de 1844. Por medio
de esta obra de juicio, Dios se ha comprometido a explicar
completamente al universo de seres no caídos su obra de redención, y
su método perfectamente justo y amoroso de tratar con el pecado y los
pecadores. El juicio resuelve todas las acusaciones, dudas, y
preocupaciones sobre la justicia y la bondad de Dios”. Comentario,
Lecciones de Escuela Sabática para Adultos, El Mensaje de los Tres
Ángeles, p. 47.
2
“La esencia de la verdad que ellos [los primeros ASD, incluyendo a
EGW] estaban expresando … era la de que al fin del período profético
de Daniel 8:14, Cristo comenzó una nueva fase del ministerio, una fase
cuya meta era la vindicación final del nombre y el honor de Dios, la
vindicación del santuario y el pueblo de Dios, y la eterna seguridad del
universo”. Adams, The Sanctuary, pp. 112, 113.
3
Ellen G. White, Christ Object Lessons, p. 69.
Sabíamos Que Era Erróneo—Pero… 241

de personas pruebe al universo que su ley puede ser


guardada perfectamente por el hombre. Cuando esto quede
demostrado ante el universo, entonces Cristo vendrá. Los
Adventistas históricos se ven a sí mismos como este grupo
remanente. Esta es una de las dinámicas fundamentales en
la escatología ASD. Es contra este telón de fondo que ahora
evaluaremos el juicio investigador desde la perspectiva de
la ética.
El juicio final es un evento solemnísimo, que debe tener
lugar ante el universo congregado. Cuando Dios honre a su
pueblo guardador de los mandamientos, ni uno sólo de los
enemigos de la verdad y la justicia estará ausente. Y cuando los
transgresores reciban sus condenas, todos los justos verán el
resultado del pecado. Dios será honrado, y su gobierno
vindicado; y todo eso en presencia de los habitantes del
universo. ¡Oh, qué cambio tendrá lugar en las mentes de los
hombres! Todos verán entonces el valor de la vida eterna.4

Mi experiencia personal con la purificación del


santuario celestial y el juicio investigador.
Cuando yo estaba en el duodécimo grado en una clase de
doctrina bíblica de una academia ASD, me aprendí de
memoria las referencias bíblicas que se suponía enseñaban
el juicio investigador, y creía que entendía esta doctrina.
Cuando tomé teología en el Pacific Union College,5 traté de
revisar las referencias en orden lógico, y tuve numerosos
problemas al tratar de entender la razón para enlazar juntas
las varias referencias bíblicas para llegar a la conclusión
correcta. En ese tiempo, creía que el problema era mi falta
de comprensión. Traté de ser honesto con las Escrituras y la
interpretación Adventista de la purificación del santuario
celestial y el juicio investigador. Era obvio para mí que los
2300 días de Daniel 8:14 se referían al tiempo de “la

4
Ellen G. White, Review and Herald, 1901-06-18.
5
1965 a 1967.
242 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

prevaricación aoladora”. Sabía que los Adventistas decían


que este período de tiempo comenzó el año 457 a. C. y
terminó el 22 de octubre de 1844. Recuerdo vívidamente el
día en que le hice a uno de mis profesores, en quien había
depositado mucha confianza, algunas preguntas muy
específicas sobre algunos de los problemas a los que me
estaba enfrentando al tratar de encontrarle sentido al juicio
investigador. Le pregunté: “¿Qué fue pisoteado6 en el año
457 a. C. y que dejó de ser pisoteado en 1844?” Recuerdo
cómo me miró, fría y fijamente, y su respuesta. “Dale”,
dijo, “¿no estás estudiando para el ministerio? No deberías
estar haciendo preguntas como esa”. Nunca le hice ninguna
otra pregunta – por lo menos acerca de la purificación del
santuario celestial y el juicio investigador.
Ese mismo año, otro profesor, con quien tengo una
deuda de gratitud por su honestidad, su integridad, y su
asesoría, dijo: “El juicio investigador no es una doctrina
bíblica, y sólo se puede apoyar en los escritos de Ellen
White”. Esto llegó a los oídos de los otros profesores del
departamento de religión, y tuvieron una pequeña reunión
con los estudiantes de teología para “probar” que la
doctrina se podía apoyar en la Escritura. Yo asistí a la
reunión, y pude ver que los argumentos en apoyo del juicio
investigador estaban llenos de suposiciones injustificadas
que requerían sacar textos fuera de su contexto y/o leer en
los textos cosas que no estaban allí.
Más tarde, cuando asistía al seminario de la Universidad
de Andrews,7 me agradó ver que el bosquejo de la Clase de
Expiación incluía una sección sobre 1844. Sin embargo, el
maestro se demoró en el desarrollo del bosquejo, y nunca

6
El cuerno pequeño “… se engrandeció hasta el ejército del cielo; y
parte del ejército y de las estrellas echó por tierra, y las pisoteó”. (Dan.
8:10).
7
Berrien Springs, Michigan, 1967 a 1969.
Sabíamos Que Era Erróneo—Pero… 243

llegamos a la sección sobre 1844. Ahora creo que sé por


qué.
Mi siguiente gran encuentro con el problema del juicio
investigador ocurrió cuando el Dr. Desmond Ford, que
entonces enseñaba en el departamento de religión del
Pacific Union College, presentó su famosa (algunos dirían
que tristemente famosa) charla en el Foro Adventista del
Pacific Union College.8 Él también dijo que el juicio
investigador no podía apoyarse en la Escritura, y mencionó
algunos de los problemas. Se enviaron cintas grabadas con
su charla alrededor del mundo, y Ford se convirtió
inmediatamente en el punto focal de la controversia. Los
líderes denominacionales le despidieron inmediatamente de
su posición de profesor, y se le dio un plazo de seis meses
para que preparara documentos que probaran que sus
puntos de vista estaban en armonía con las enseánzas
oficiales ASD.9 Durante este período de seis meses, el Dr.
Ford escribió y/o reunió unas 992 páginas de material para
reforzar su caso. Esto se conoció como el “Manuscrito
Glacier View del Dr. Ford”.10 No debía ser duplicado, y la
idea era que fuera usado sólo por las personas que debían
establecer el futuro del Dr. Ford dentro de la iglesia ASD.
Sin embargo, quiso la providencia que una persona (que no
era el Dr. Ford) hiciera una copia. Fue copiado otra vez, y

8
Originalmente, el Foro Adventista fue diseñado para ser un lugar
seguro donde los ASDs educados que tuviesen un título de master
pudiesen discutir puntos en conflicto relevantes que la iglesia ASD
confrontaba. Ahora la membresía está abierta para todos.
9
Entiendo que la Conferencia General de los ASDs sí revocó las
credenciales ministeriales del Dr. Ford; sin embargo, como la
membresía en la iglesia es establecida por el voto de la iglesia local, el
Dr. Ford continúa siendo miembro de la iglesia ASD del Pacific Union
College.
10
Ahora se vende como Daniel 8:14, The Day of Atonement and the
Investigative Judgment.
244 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

yo recibí esa copia. Yo era amigo personal del Dr. Ford. Yo


respetaba su integridad, y también tenía problemas con la
doctrina de la purificación del santuario celestial y el juicio
investigador. Por lo tanto, decidí que era tiempo de que yo
llegara al fondo de esta doctrina. Estudié este voluminoso
documento, y me di cuenta de que los problemas de la
purificación del santuario celestial y el juicio investigador
eran mucho mayores de lo que yo había pensado y que no
había ninguna respuesta lógica, bíblica.11
Más o menos al mismo tiempo, se me envió también un
juego de cintas grabadas con una reunión secreta entre
Walter Rea12 y dirigentes denominacionales, en que Rea
documentaba los extensos plagios que había encontrado en
los escritos de Ellen White. Su evidencia era monumental y
devastadora para mi creencia en EGW como escritora
inspirada.
Entonces, no sólo había yo llegado a creer que el juicio
investigador no era una doctrina bíblica, sino que también
me daba cuenta de que no podía confiar en EGW como
escritora inspirada como base para una creencia doctrinal.
Si estas dos cosas no hubiesen ocurrido al mismo tiempo,
dudo de que yo hubiese abandonado la iglesia ASD, al
menos no en esa ocasión.
Entonces me encontré con un verdadero problema. Aquí
estaba yo, un pastor Adventista que no creía en el corazón
del Adventismo. Les pedí a dos de mis amigos pastores
ordenados, en quienes yo confiaba más, que me
concedieran tres horas de su tiempo para presentarles lo
11
La única respuesta a los problemas del juicio investigador es
enfrentar los hechos y aceptar que es una doctrina falsa, sin apoyo
bíblico.
12
Yo había conocido a Walter Rea cuando yo era pastor en el sur de
California, y él pastoreaba una iglesia cercana. Sabía que Walter Rea
era un erudito honesto, y en consecuencia, yo le atribuía peso
considerable a su evidencia.
Sabíamos Que Era Erróneo—Pero… 245

que yo había descubierto sobre el tema en mis estudios


bíblicos. Al final, dijeron que parecía que mis
descubrimientos eran correctos y que el juicio investigador
era erróneo. Me aconsejaron no convertir aquello en un
punto de contención. Traté (al principio) de seguir este
consejo.
Además del manuscrito del Dr. Ford y las cintas
grabadas de Walter Rea, recibí también una cinta con la
presentación del Dr. Cottrell en que él revelaba las
reuniones secretas del Comité para los Problemas del Libro
de Daniel a que se hace referencia en el Capítulo 11. En ese
momento me di cuenta de que los eruditos y dirigentes
denominacionales conocían los problemas con el juicio
investigador y habían tratado de ocultarlos.
Cometí el “error” de compartir la cinta del Dr. Cottrell
con algunos de los ancianos de mi iglesia. No pasó mucho
tiempo antes de que captara la atención del presidente de la
conferencia, y se me llamó a rendir cuentas de mis
actividades desorganizadoras y divisionistas. Le pedí tres
horas de su tiempo para presentar los resultados de mi
estudio bíblico sobre el tema del juicio investigador.
Prometió que me concedería ese tiempo. Sin embargo,
cuando el momento se acercó, retrocedió, e hizo que me
reuniese con un oficial de otra conferencia y un pastor
ordenado que había estado presente en la audiencia del Dr.
Ford en Glacier View. Este pastor tenía un título de Ph. D. y
pastoreaba una gran iglesia ASD. Los tres nos reunimos
como por cuatro horas, y la conversación fue grabada en
cinta. Nunca se me dio un juego de las cintas, y estoy
seguro de que ellas jamás serán dadas a la luz pública. En
aquellas cuatro horas de conversación privada, ambos
hombres admitieron que Daniel 8 se refería a Antíoco
Epífanes, que el juicio investigador era erróneo, y restaron
importancia a la autoridad de EGW. Sin embargo, no
246 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

mucho tiempo después de eso, escuché a estos hombres


apoyar vigorosamente la posición tradicional de la
denominación durante una gran reunión pública y citar a
EGW en sus charlas. Comencé a poner en duda la
integridad de los dirigentes denominacionales.
Un día, el oficial de la conferencia, con el cual había yo
estudiado anteriormente, me pidió hablar conmigo. En el
curso de nuestra conversación, me dijo: “Dale, los dos
sabemos que la doctrina (del juicio investigador) es
errónea. No es culpa nuestra, y no podemos hacer nada al
respecto. Somos demasiado viejos para salir a buscar un
empleo fuera de la iglesia. Considera que la iglesia es tu
empleador. Haz lo que puedas con conciencia limpia y no
hagas ninguna ola”.
Otro de mis amigos pastores estaba siendo entrevistado
para la posición de presidente de conferencia. Durante la
entrevista, el presidente de la conferencia de la unión le
preguntó: “¿Cree Ud. en 1844?”. La respuesta fue: “Claro
que sí. ¿Y usted?”. Al contarme esta entrevista, me dijo en
voz baja: “Dale, no sólo creo en 1844. También creo en
1981”.
Durante la misma conferencia, otro pastor me dijo que él
le diría al presidente de la conferencia cualquier cosa que el
presidente quisiera oír, con tal de conservar su propio
empleo.
El presidente de la conferencia me dijo que yo tenía que
aceptar enseñar todas las 27 doctrinas como están
enumeradas en las Creencias Fundamentales de los ASD, o
renunciar. Le dije que yo no podría enseñar el juicio
investigador a menos que alguien, utilizando sólidos
principios de interpretación, pudiera mostrarme cómo
hacerlo de acuerdo con las Escrituras.
Uno de los ancianos de la iglesia que yo pastoreaba en
ese tiempo dijo que conocía a alguien que podía contestar
Sabíamos Que Era Erróneo—Pero… 247

mis preguntas. Esta persona era un profesor del


departamento de religión de una de las universidades
Adventistas. Había servido en el Comité para los
Problemas con el Libro de Daniel y, según el anciano de
iglesia, “tenía todas las respuestas”. Mi anciano, sabiendo
que mi empleo estaba en juego, ofreció llevarme en avión
para que me reuniera con este erudito ASD. Le aseguré a
este anciano que sería una pérdida de tiempo porque no
había ninguna respuesta. Él insistió en que yo fuera, sin
embargo, e hizo arreglos para una prolongada cita para que
él mismo, otro anciano de iglesia, y yo nos reuniésemos
con este profesor. En esta reunión, le expliqué mi problema
y le pregunté si tenía respuestas para los problemas de la
purificación del santuario celestial y el juicio investigador,
y le pedí que me las diese, porque mi empleo estaba en
juego. En ese punto, comenzó una discusión de cinco horas,
y este profesor constantemente trató de apartarnos del tema
y llevarnos a lo que él llamaba “la visión más amplia”, lo
que era, según él, que uno simplemente tiene que conocer y
confiar en el carácter de Dios.
Esta conversación de cinco horas de duración fue
grabada, y yo tengo las cintas. Recientemente, las revisé.
En varias ocasiones, este profesor me indicó que, en
realidad, todo lo que querían los hermanos de la
conferencia era mi lealtad. Indicó que si yo solamente
alcanzaba mi blanco de recolección13, mantenía alto el
número de bautismos, y les hacía saber a los dirigentes que
yo apoyaba a la iglesia ASD, todo estaría bien. Luego me
preguntó si había alguna forma en que yo pudiese escoger
mis palabras cuidadosamente para que pudiese decirle al
presidente lo que él quería oír, y al mismo tiempo poner en

13
“Recolección” era una actividad anual para recoger fondos, en que a
cada iglesia se le asignaba un blanco. El dinero debía ser reunido por
medio de donaciones, por lo general solicitadas de la comunidad.
248 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

mis palabras mi propia interpretación privada. En otras


palabras, me sugirió que yo me comunicara con el
presidente de mi conferencia de tal manera que él creyese
que yo estaba de acuerdo con la purificación del santuario
celestial y el juicio investigador, y al mismo tiempo, yo
pusiese una interpretación diferente en lo que le decía. Eso
me permitiría ser “honesto” con mi desacuerdo con la
doctrina de la purificación del santuario celestial y el juicio
investigador, y sin embargo, transmitirle al presidente de la
conferencia mi lealtad hacia la iglesia. Para todos los fines
prácticos, me pidió que comunicara algo parecido a una
falsedad, pero no lo dijo con esas palabras.
Estábamos por terminar la reunión, pero todavía no me
había dado ninguna respuesta. Finalmente, forcé mi entrada
en la conversación para decirle que habíamos ido allí para
conseguir las respuestas a los problemas de la purificación
del santuario celestial y el juicio investigador. Yo quería
conocer el razonamiento y el apoyo bíblico necesarios para
comenzar en Daniel 8:14 y rematar en 1844. Su única
respuesta fue que Ellen White lo hizo y que ella “pensó”
que lo había obtenido de las Ecrituras.
Poco después de esto, fui suspendido del ministerio. En
mi audiencia ante el comité de la conferencia, se me dijo
expresamente que no podía hacer ninguna pregunta acerca
de la interpretación bíblica de la purificación del santuario
celestial y el juicio investigador. Durante la discusión, sin
embargo, uno de los miembros laicos del comité hizo una
pregunta de profundo significado. Dijo ella: “No
comprendo lo que está sucediendo aquí. Entiendo que todo
lo que el Pastor Ratzlaff quiere es que alguien le muestre
cómo probar el juicio investigador con la Biblia. Aquí
estamos en una habitación llena de pastores. ¿Por qué no lo
hace alguien en este momento?” Hubo un largo momento
Sabíamos Que Era Erróneo—Pero… 249

de tenso silencio, la pregunta fue ignorada, y se cambió de


tema.
Finalmente, llegó el día en que yo tenía que tomar la
decisión de renunciar o prometer enseñar todas las 27
doctrinas ASD. Renuncié. Inmediatamente después de mi
renuncia, un oficial de la conferencia me dijo: “Dale, tu
problema principal es que eres demasiado honesto”.
Cuando regresé a mi iglesia, compartí esta conversación
con los ancianos de mi iglesia. En una reunión subsiguiente
con estos ancianos, este oficial de conferencia negó
haberme dicho que mi principal problema era que yo era
demasiado honesto.
La ética del juicio investigador
Sin duda, algunos llegarán a la conclusión de que yo
estoy relatando estas cosas sólo para justificar mis propias
acciones. Esta no es mi intención. No siento amargura por
haber abandonado la iglesia ASD. En realidad, mi esposa y
yo con frecuencia nos comentamos el uno al otro cuán
agradecidos estamos de estar fuera de la iglesia ASD. Es
refrescante tener libertad para estudiar las Escrituras y
tomarlas por lo que dicen, sin tratar de hacerlas decir
alguna otra cosa. Carolyn y yo creemos que pertenecer a la
iglesia ASD y sostenerla sería participar en sus errores
doctrinales y sus nada éticas prácticas.
Muchos otros han abandonado la iglesia ASD a causa de
los mismos puntos de contención. La lista del Dr. Ford de
Adventitas del Séptimo Día que han tenido problemas con
la doctrina de la purificación del santuario celestial y el
juicio investigador ocupa setenta y cinco páginas.14 A esta
lista hay que añadir aproximadamente otros doscientos
obreros ASD que han dejado de ser empleados
denominacionales desde que el Dr. Ford escribió su libro.

14
Véase de Ford, Daniel 8:14, pp. 25–100.
250 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Antes que castigar a todos los que se van, lo cual ha sido


la manera en que la iglesia ha manejado históricamente los
problemas con el jucio investigador,15 es necesario que la
iglesia ASD se enfrente directamente al hecho de que la
purificación del santuario celestial y el juicio investigador
es errónea. Antes que ser el medio para vindicar la justicia
de Dios por medio del desarrollo del carácter de su pueblo
remanente, como asegura serlo, la iglesia ASD ha
demostrado que no es más que un terreno de cultivo para
todo tipo de maniobras cuestionables, que algunos
llamarían deshonestas. Ha quedado plenamente
documentado que los dirigentes denominacionales han
conocido los problemas asociados con la purificación del
santuario celestial y el juicio investigador.16 Pero no han
hecho nada para quitar esta “astilla”. ¿Es demasiado
esperar que, algún día, la iglesia ASD se enfrente a los
hechos oficialmente y se libere de esta “astilla” que
estorba?
Este capítulo concluirá con un resumen de la evidencia
presentada hasta ahora en nuestro estudio, evidencia que se
relaciona con la ética.

Resumen de la Ética ASD Sobre el Santuario


1. Está claro que las primeras visiones de EGW
presentaban garrafales errores doctrinales.
2. Las primeras visiones de EGW estaban llenas de
afirmaciones autorizadas asegurando que las visiones
eran de origen divino. Sus escritos publicados
contienen más de 970 afirmaciones de la clase “Se

15
Ibid.
16
Véase en el libro de de Ford, Daniel 8:14, el capítulo “Historia de los
Problemas con el Santuario en la Iglesia Adventista del Séptimo Día y
Reconocimiento de estos Problemas por los Escritores Adventistas”,
pp. 11–100.
Sabíamos Que Era Erróneo—Pero… 251

me mostró”, y más de 260 afirmaciones de la clase


“dijo el ángel”. Muchas, ciertamente no todas, de
estas afirmaciones están asociadas con el error
doctrinal de bulto mencionado arriba.
3. Está claro que los Adventistas conocían estos
problemas, y por lo menos algunos de estos errores,
en los escritos de EGW.
4. Está claro que EGW conocía los errores doctrinales
de sus propios escritos, pero nunca admitió su error.
5. EGW reconoció algunos errores de los “primeros
Adventistas”, pero nunca admitió que muchos de
estos primeros errores estaban fundamentados o
apoyados en sus “visiones de Dios”.
6. El cambio de la primera visión de EGW17 fue un
cambio importante, doctrinal, y a propósito. Fue
negado, y sin embargo, “se hizo bajo la supervisión
directa de la autora, y con su plena aprobación”.18
7. La iglesia ASD ha reinterpretado la “verdad” en
numerosas ocasiones, auque la reinterpretación era
contraria a la primera interpretación. Rara vez se ha
renunciado a la primera interpretación por errónea, si
es que alguna vez se hizo.
8. La iglesia ASD ha redefinido los términos de sus
doctrinas erróneas, como la de la puerta cerrada, para
evitar tener que admitir errores doctrinales anteriores.
9. Ellen White, usando su “autoridad divina”, por medio
de sus “testimonios”, socavó y condenó al ostracismo
a los que estaban en desacuerdo con sus puntos de
vista. A menudo, el punto en desacuerdo parecía ser
alguna posición sobre la verdad o el error, cuando en
realidad el desacuerdo era sobre quién tenía el

17
Véase el Capítulo 8, “Cambiar la Visión”.
18
Véase el Prefacio a Early Writings.
252 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

poder.19 A los que no aceptaban sus testimonios se les


decía que terminarían destruidos.20
10. Los dirigentes denominacionales ASD crearon el
Comité para los Problemas con el Libro de Daniel,
que estaba compuesto por los mejores cerebros
dentro del Adventismo, y le asignaron a este comité
la tarea de encontrar apoyo contextual para el juicio
investigador. Este comité se reunió durante cinco
años completos y no dejó ninguna acta de esas
reuniones. Algunas—ciertamente no todas—de estas
personas continuaron promoviendo el juicio
investigador tradicional al laicato de la iglesia ASD
como si no hubiese ningún problema.
11. Mi propia experiencia con los dirigentes
denominacionales ASD me mostró que muchos de
ellos—ciertamente no todos—parecen estar más
preocupados por mantener el status quo que por la
verdad. Aunque no he mencionado la experiencia de
otros pastores que abandonaron la iglesia ASD más o
menos al mismo tiempo que lo hice yo,21 los que
conozco tuvieron experiencias similares.
12. ¿Será que algo es éticamente erróneo en el corazón
del Adventismo? ¿Será que las tácticas necesarias
para manejar constantemente la falsa doctrina de la
19
Por ejemplo, el ataque de EGW contra Kellogg, un médico que era
uno de los primeros Adventistas, y era jefe del Sanatorio de Battle
Creek, se basaba en el supuesto panteísmo de Kellogg, cuando, en
realidad, el verdadero punto de contención era que Kellogg estaba
ganando más poder que el que tenían ella o su esposo.
20
Ellen G. White, Testimonies for the Church, Vol. 4, p. 221; Vol. 5, pp.
19, 682.
21
Entiendo que varios cientos de pastores abandonaron la iglesia ASD
en la década de 1980. Una fuente digna de crédito me dijo que, sólo en
la Conferencia Pacific Union, más de 180 “obreros” se fueron.
Conozco a varios pastores ASD que están en proceso de irse en el
momento en que esto se escribe.
Sabíamos Que Era Erróneo—Pero… 253

purificación del santuario celestial y el juicio


investigador, y el bagaje teológico que va con esta
doctrina, están produciendo malos frutos? ¿Será que
esta doctrina, que asegura desarrollar un remanente
especial, santo, que reflejará plenamente la imagen de
Jesús, en realidad ha contribuido a algunas prácticas
éticas cuestionables?
En consecuencia,
ya que hemos
sido
justificados
mediante la fe,
tenemos paz
con Dios por
medio de
nuestro Senor
Jesucristo
Capitulo 15

¡Yo he sido
absuelto!
Las buenas nuevas del Juicio.

L as buenas nuevas del juicio es que Cristo ha tomado


nuestro lugar. El fue juzgado como un pecador en la
cruz. Allí, Él pago el precio por todos los pecados,
los tuyos, los míos, pecados del pasado, presente, y futuro.
¡Una vez y para siempre! Allí en la cruz una graciosa
transferencia sucedió que ha cambiado la relación entre el
hombre y Dios para siempre. Nuestros pecados fueron
puestos en Cristo y juzgados para siempre. Su perfección
fue acreditada a nuestra cuenta. Este es el evangelio que
apasionó y que trasformó la vida de los apóstoles. Este es el
evangelio que debe ser proclamado a todo el mundo.
Hay tres aspectos del juicio, primero, esta la cruz - el
evento de Cristo - lo que ocurrió históricamente en la vida
perfecta de Cristo, su muerte, su entierro, su gloriosa
resurrección, y su ascensión al cielo para sentarse al diestra
256 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

del Padre. Segundo, está nuestra respuesta a lo que hizo


Cristo. Cuando el evangelio es proclamado a nosotros,
debemos responder. De verdad que somos juzgados por el
evangelio. Tercero, cuando Cristo venga por segunda ves
Él revelará el resultado de él habernos escogido a nosotros
y nosotros haberlo escogido a él. A todos aquellos que
respondieron a su oferta de salvación, aquellos escogidos
“en Cristo”, antes de la fundación del mundo, serán
conducidos a la bendición de la eternidad con Dios. Todos
aquellos que han rechazado el regalo gratuito de la
salvación serán mandados al lago de fuego. Consideremos
cada uno de estos tres aspectos del juicio.

Juzgado en Cristo

Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió


nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido
de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones,
molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre
él, y por su llaga fuimos nosotros curados. (Isaías 53:4–5)
A Isaías se le ha llamado “el profeta del evangelio,” y
por una buena razón. Mateo podía dirigir a sus lectores
Judíos a leer el viejo testamento y allí ver muchos tipos y
sombras de la venida del Mesías que se cumplían en el
evento de Cristo.
Un poco antes de que Cristo se convirtiera en hombre, el
ángel del Señor se le apareció a José en un sueño y dijo
acerca d Maria:
Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús, porque él
salvará a su pueblo de sus pecados (Mateo 1:21).
Cuando Juan el Bautista introdujo a Jesús en el rió
Jordán el dijo:
¡He aquí el cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!
(Juan 1:29)
¡Yo he sido absuelto! 257

A través del ministerio de Jesús lo vemos dirigirse sin


perder el rumbo, con determinación y previsión,
moviéndose hacia la cruz,—el juicio del mundo.
Como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para
servir, y para dar su vida en rescate por muchos (Mateo 20:28).
Desde entonces comenzó Jesús a declarar a sus discípulos
que el era necesario ir a Jerusalén y padecer mucho de los
ancianos, de los principales sacerdotes y de los escribas; y ser
muerto, y resucitar al tercer día (Mateo 16:21).
Ahora es el juicio de este mundo; ahora el príncipe de este
mundo será echado fuera. (Juan 12:31).
Jesús, con pleno conocimiento de lo que le iba a suceder
y sabiendo el significado de su muerte, esa noche antes de
ser traicionado dijo:
¡Cuanto he deseado comer con vosotros esta pascua antes de
que padezca! Porque os digo que no la comeré más, hasta que se
cumpla en el reino de Dios. Y habiendo tomado la copa, dio
gracias, y dijo: Tomad esto, y repartidlo entre vosotros; porque
os digo que no beberé más del fruto de la vid, hasta que el reino
de Dios venga. Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio,
diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced
esto en memoria de mí. De igual manera, después que hubo
cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en
mi sangre, que por vosotros se derrama. Mas he aquí, la mano
del que me entrega está conmigo en la mesa. A la verdad el hijo
del hombre va, según lo que esta determinado; pero ¡ay de aquel
hombre por quien es entregado! (Lucas 22; 15–22).
Mas tarde esa misma noche, Jesús esperando la venida
del Espíritu Santo, dijo estas palabras profundas sobre el
juicio y la honradez:
Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de
justicia y de juicio. De pecado, por cuanto no creen en mí; de
justicia, por cuanto voy al padre, y no me veréis más; Y de
juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido juzgado.
(Juan 16: 8–11)
258 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Estas son palabras altamente significativas en conexión


con nuestro estudio. Note que después de la muerte de
Cristo, pecado es definido no creer en Jesús. La rectitud
esta en la persona de Jesucristo quien está a la diestra del
Padre. Juicio trata con Satanás que ya ha sido juzgado.
El mensaje de la primera iglesia era:
Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para
que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él. (2Corintios
5:21)

Juzgado por el evangelio


La Biblia enseña que:
...Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo,
para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor
habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por
medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para
alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos
en el Amado, en quien tenemos redención por su sangre, el
perdón de pecado según las riquezas de su gracia. (Efesios 1:4–
7).
La escritura también enseña que nosotros debemos
responder a la gracia de Dios ofrecida en Cristo.
Más a todos los que recibieron, a los que creen en su
nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios. (Juan
1:12).
Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su
hijo unigénito, para que todo aquel que en el cree, no se pierda,
mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su hijo al mundo
para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por
él. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha
sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito
hijo de Dios. Y esa es la condenación: que la cruz vino al
mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz,
porque sus obras eran malas. (Juan 3:16–19).
¡Yo he sido absuelto! 259

Nótese que creer y juzgar están relacionados. Todo


aquel que cree no viene a juicio. El juicio esta puesto en el
contexto de tu decisión cuando te encuentras con la luz del
evangelio de Cristo. Esto, también, es de vital importancia
a nuestro estudio. Empezamos a ver que el concepto bíblico
acerca el juicio está diamétricalmente contrario con la
tradicionalmente doctrina ASD del juicio investigador.
En el evangelio de Juan, Jesús dice:
De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al
que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas
ha pasado de muerte a vida. (Juan 5:24)
Este es el juicio de justificación. Toma la realidad de los
eventos históricos del pasado de Cristo, substituyendo la
vida y la muerte, lo que nos provee a nosotros la rectitud
que necesitamos para pasar el futuro día del juicio de Dios,
y aplica perdón completo de pecados y nos imputa rectitud
en la experiencia presente del creyente. Así que Paulo
podía decir que morimos con Cristo.1 Fuimos levantados
con él a nueva vida y ya estamos sentados con Cristo en los
lugares celestiales.2

1
“Porque los que hemos muerto al pecado, ¿Cómo viviremos aún en
él?” (Romanos 6:2) “Porque el que ha muerto, ha sido justificado del
pecado. Y si morimos con Cristo, creemos que viviremos con él.”
(Romanos 6:7, 8) “Pero ahora estamos libres de la ley, por haber
muerto para aquella que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo
el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra.”
(Romanos 7:6) “Pues si habéis muerto con Cristo en cuanto a los
rudimentos del mundo, ¿por qué, como si vivieses en el mundo, os
sometéis a preceptos? (Colosenses 2:20) “Porque habéis muerto, y
vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.” (Colosenses 3:3)
“Palabra fiel es esta: Si somos muertos en él, también viviremos con
él.” (2 Timoteo 2:11).
2
“Y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los
lugares celestiales con Cristo Jesús.” (Efesios 2:6) “Sepultado con él en
el bautismo, en el cual fuisteis también resucitados con él, mediante la
fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos.” (Colosenses
260 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

En otras palabras, la verdad de justificación por fe es


que el veredicto de “no culpables” ¡ya ha sido dado a todos
aquellos que creen! ¡Y estas son las buenas nuevas del
evangelio! Y es por eso que los creyentes verdaderos “no
vendrán a juicio,” pues ya han sido juzgados “en Cristo.”
...Con gozo dando gracias al padre que nos hizo aptos para
participar de la herencia de los santos en luz; el cual nos ha
librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su
amado Hijo, en quien tenemos redención por su sangre, el
perdón de pecados. (Colosenses 1:1–14).
El enfoque del juicio investigador esta basado en obras
personales para que uno sea encontrado con derecho a la
vida eterna. Las buenas nuevas del evangelio es que el
Padre ya nos ha cualificado a todos aquellos que creemos
en Cristo, para compartir en la herencia eterna de Cristo.
Ya hemos sido rescatados de los dominios de la oscuridad.
Ahora tenemos la redención.
La vindicación de la justicia de Dios en la forma que
salva, a los pecadores sin esperanza, malos, quienes eran
enemigos de Dios3 ya ha sido arreglada.
Pero ahora, aparte de la ley, se manifestado lo justicia de
Dios, testificada por la ley y por los profetas; la justicia de Dios
por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él.
Porque no hay diferencia, por cuanto todos pecaron, y están

2:12) Si, pues, tú has sido resucitado con Cristo, busca las cosas de
arriba donde esta Cristo sentado a la diestra de Dios. (Col. 3:1).
3
“Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los
impíos. Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo,
pudiera ser que alguno osara morir por el bueno. Mas Dios muestra su
amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por
nosotros. Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él
seremos salvos de la ira. Porque si siendo enemigos, fuimos
reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando
reconciliados, seremos salvos por su vida. Y no solo esto, sino que
también nos gloriamos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo, por
quien hemos recibido ahora la reconciliación.” (Rom. 5:6–11).
¡Yo he sido absuelto! 261

destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados


gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en
Cristo Jesús, a quien Dios puso como propiciación por medio de
la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber
pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, con la
mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea
el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús. (Rom.
3:21–26).
Los Adventistas ven el futuro para la vindicación de
Dios cuando el remanente pueda reflejar la imagen de
Jesús. La Biblia, dice que la sangre de Cristo vindica el
carácter de Dios, y esto fue hecho por Cristo sin ayuda de
ninguna ayuda de un pueblo remanente.
Dense cuenta que todo esto toma lugar aparte de la ley,
o fuera del reino del viejo pacto de la ley.4 En el nuevo
pacto, el enfoque no es la ley, sino creer en Jesús. Nuestra
completa justificación esta aparte de las obras de la ley.5
Nuestra salvación no depende de nuestras buenas obras,
sino de la misericordia de Dios.
Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro
Salvador, y su amor para con los hombres, nos salvó, no por
obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su
misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la
renovación en el Espíritu Santo, el cual derramó en nosotros
abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador, para que
justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme
a la esperanza de la vida eterna (Tito 3:4–7).
Aquellos que escucharon el evangelio y lo han
rechazado serán juzgados sin merecer la vida eterna.
Escudriñad las escrituras; porque a vosotros os parece que en
ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de

4 Ver Ratzlaff, Sábado en Cristo, pp. 293–300 para más detalles sobre
este tema.
5
Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de
la ley (Rom. 3:28).
262 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

mí; y no queréis venir a mí para que tengas vida. (Juan 5:39,


40).
Dijo Jesús: Para juicio he venido yo a este mundo; para que
los que no ven, vean, y los que ven, sean cegados. Entonces
algunos de los fariseos que estaban con el, al oír esto, le dijeron:
¿Acaso nosotros somos también ciegos? Jesús les respondió: Si
fuerais ciegos, no tendríais pecado; mas ahora, porque decís:
Vemos, vuestro pecado permanece. (Juan 9:39–41).
Vemos que el hombre es juzgado por su respuesta a las
buenas nuevas del evangelio. La luz de la misericordia de
Dios ha sido revelada en Cristo. Ahora, las tinieblas del
pecado no tienen una excusa.

El segunda venida6 de Cristo revela el juicio de


Dios.
Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras
para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo
juicio de Dios (Romanos 2:5).
El texto de arriba implica que el veredicto del juicio ya
ha sido dado. En el sentido, que puede decir que fue un
juicio pre-advenimiento. De todas formas este juicio de pre
advenimiento no es un juicio investigador donde Jesús y
todo el universo estará viendo todos los libros de nuestros
hechos que según están en el cielo y que el universo estará
revisando, midiendo el carácter de Jesús para ver quien
pasa el examen, quien puede tener la vida eterna. Tan fácil
que es, solo toma responder al evangelio cuando ha sido
proclamado, entendido, y recibido y rechazado. Este último
juicio revela quien por fe aceptaron el regalo de Dios de la
vida eterna y a quien no.

6
No es mi intención ser mas preciso, sobre la revelación del juicio de
Dios que solamente”la segunda venida.” Esto puede ser interpretado
diferente por varias clases de personas. Yo escojo no ser muy
dogmático sobre estos últimos eventos de los días finales.
¡Yo he sido absuelto! 263

Para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa


que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea
hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado
Jesucristo (1Pedro 1:7).

Resumen del Capítulo


1. Jesús, nuestro substituto, fue juzgado en nuestro lugar
en la cruz. El ha pagado el precio por nuestros
pecados para siempre. El también ya proveyó
honradez perfecta la cual puede ser acreditada a
nuestra cuenta. Por su muerte en la cruz, Jesús juzgo
a Satanás y demostró la justicia de Dios en una forma
como Dios salva a pecadores.
2. Las buenas nuevas sobre el juicio es que todos
aquellos que creen y confían en la vida, muerte, y
resurrección de Cristo, pueden decir con seguridad,
¡he sido absuelto, soy inocente, no tengo cargos! Ya
hemos sido juzgados en Cristo. Todos aquellos que
rechazan el evangelio, se juzgan así mismos no
dignos de la vida eterna.
3. La segunda venida de Cristo será una revelación de
cómo el hombre responde al regalo de gracia de Dios
de la salvación.
De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que
me envió, tiene vida eterna: y no vendrá a condenación, mas ha
pasado de muerte a vida (Juan 5:24).
Yo soy el
camino, la
verdad y la
vida-le
contesto
Jesus-Nadie
llega al Padre
sino por mi
Capitulo 16

El pillar
central
El Corazón de la teología de los ASD

E
l propósito de este capítulo es demostrar que la
doctrina de la purificación del santuario celestial y el
juicio investigador es en verdad, “el fundamento y el
pilar central del Adventismo.”1
Mientras algunos Adventistas no estarán de acuerdo con
lo que acaba de decir, veremos que casi cada aspecto de
este mensaje está ligado a este pilar central, sin la cual las
otras doctrinas adventistas y su énfasis se perderían, y sino
mucho, de su significado.

1
“La escritura en la cual se ha fundado y ha sido el pilar central de la
fe adventista fue la declaración: Y hasta dos mil y trescientos días; y el
santuario será purificado. Daniel 8:14” Ellen G. White, El Conflicto de
los Siglos, p. 409.
266 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

La doctrina de la purificación del santuario celestial y el


juicio investigador están relacionados a los siguientes
aspectos claves del mensaje adventista.

El mensaje de los tres ángeles.


Para todos los adventistas el mensaje de los tres ángeles
tiene un significado singular. Mientras la mayoría del grupo
de adventistas evangélicos cuestionan la importancia de
1844, pocos rebajan lo central del mensaje de los tres
ángeles.2
Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha
llegado” (Apocalipsis 14:7).
Desde su inicio esto ha sido la clave del adventismo.
Los adventistas creen que este es el juicio investigador el
cual empezó en 1844.
Doctrina no. 12 en Las Creencias Fundamentales
Adventistas las cuales apoyan este punto.
Este remanente anuncia la llegad de la hora del juicio;
proclama salvación a través de Cristo, y anuncia la cercanía de
su segunda venida. Esta proclamación está simbolizada por el
mensaje de los tres ángeles de Apocalipsis 14; coincide con el
trabajo del juicio en el cielo y resulta en un trabajo de
arrepentimiento y reforma en la tierra. Cada creyente es llamado
a tener una parte personal en este testimonio mundial.3

El mensaje del Sábado de los Adventistas del


séptimo día.
El Eslabón Histórico.
2
2 De mis conversaciones personales con Pastores Adventistas
Evangélicos es evidente que hay algunos de ellos que no interpretan
Apo. 14:6–12 en la forma tradicional Adventista.
3
3 Ver también el capitulo “El Mensaje de los Tres Ángeles,” en
primeros escritos pp. 254–258 version en inglés.
¿Es Esto la Verdad? 267

Los primeros Adventistas reinterpretaban el mensaje de


Miller de 1844 que aplicaba a los eventos de cambios de
los ministerios de Cristo en el santuario celestial. Un poco
después de esto, a Ellen White le fue dada una visión del
lugar santísimo del santuario celestial y le fue mostrado que
el pueblo de Dios debería ser probado en las bases de
obediencia a los Diez Mandamientos en general, y al
Sábado en particular.
Después que Jesús abrió la puerta del lugar santísimo, la luz
del sábado fue vista, y el pueblo de Dios seria examinado y
probado, así como Dios probó a los hijos de Israel en el pasado,
para ver si guardaban la ley.4
Aquí encontramos, que fue a través de su interpretación
de “la verdad” del santuario, que los pioneros Adventistas
pronto vinieron a creer que Dios los juzgaría en base a los
Diez Mandamientos.5

Un eslabón teológico
Ellen White anclo este eslabón histórico como un pilar
inmovible de la teología Adventista a traves de sus
visiones.
Pero el Señor me dio una visión del santuario celestial. El
templo de Dios fue abierto en el cielo, y se me fue mostrada el
arca de Dios, cubierta con el trono de misericordia. Dos ángeles
de pie uno a cada lado del arca, con sus alas abiertas sobre el
trono de misericordia, y sus rostros viéndolo. Mi ángel
acompañante me informó que esto representaba a todas las
huestes celestiales viendo con reverencia hacia la ley santa la
cual había sido escrita por el dedo de Dios. Jesús quito la
cubierta del arca, y yo sostuve las tablas de piedra en las cuales

4
Ellen G. White, Spiritual Gifts, Vol. 1, p. 164.
5
El sábado, “la verdad” fue introducida a los adventistas por Joseph
Bates. Por consiguiente, asi como el juicio investigador, fué cimentado
a la teología Adventista por las visiones de Ellen G. White.
268 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

estaban escritos los diez mandamientos. Me sorprendió al ver el


cuarto mandamiento en el centro de los diez preceptos, con una
aureóla de luz, a su alrededor. Dijo el ángel: “es el único de los
diez que define al Dios viviente el cual ha creado los cielos y la
tierra y todas las cosas que hay. Cuando la fundación de esta
tierra fue puesta, también fue puesta la fundación del sábado.6
En las dos citas mencionadas, Ellen White, une el
mensaje del santuario al sábado y al juicio investigador.
Ella dice que el pueblo de Dios será examinado, probado en
base a los diez mandamientos. Y luego enseña que el
mandamiento del sábado es el más importante de los diez.
El mandamiento del sábado, brillaba sobre los demás; pues
el sábado fue puesto aparte para guardarlo y honrar el nombre
de Dios. El sábado santo se veía glorioso—una aureóla de gloria
lo rodeaba.7
En estos escritos de Ellen White, nosotros encontramos que
ella habla de esta aureola de luz y gloria que rodeaba el
mandamiento del sábado por lo menos ocho veces.8

El sello de Dios y la marca de la bestia9


Apocalipsis 14: 6–12 ha sido relacionado al movimiento
de 1844 desde los primeros días del Adventismo.10 este

6
Ellen G. White, Testimonies for the Church, Vol. 1, p. 76.
7
Ellen G. White, Early Writings, p. 32, Primeros Escritos.
8
Ellen G. White, Testimonies to the Church, Vol. 1, pg. 75; Early
Writings, pp. 32, 255, Primeros Escritos; Life Sketches, pp. 96, 100,
Review and Herald, 1851-7-21; Spiritual Gifts, Vol. 1, p. 164; Spiritual
Gifts, Vol. 2, p. 82.
9
Para los Adventistas el sello de Dios es la observancia del séptimo
día, el sábado, y la marca de la bestia es la adoración en domingo. Ellos
creen que la bestia no será dada hasta que haya una ley dominical
requiriendo que vallas a la iglesia el domingo.
10
Ver The Present Truth, April, 1850, Ver Knigth, Rise of Sabbatariam
Adventisim, pp. 186–190.
¿Es Esto la Verdad? 269

eslabón, no es un eslabón valido sino antes aceptar la


teología adventista.
Como hemos visto, la mayoría del inicio de la teología
adventista fue desarrollada usando un método de
interpretación sobre prueba de textos sin cuidado alguno.
Hay evidencias en abundancia, como se ha demostrado en
capítulos anteriores, que la “purificación” del santuario en
Daniel 8:14 no tiene que ver nada con la “purificación” del
santuario de Levíticos 16. No tiene que ver nada con 1844.
No tiene que ver nada con el ministerio de Cristo en el
cielo, como esta escrito en el libro de Hebreos. También
hemos visto que el mensaje de la hora del juicio de
Apocalipsis capítulo 14 no tiene que ver nada con 1844 o
los justos, sino que es un aviso de advertencia para los
impios. Los Adventistas de todas formas construyendo la
teología de 1844, continúan promoviendo “la verdad” de la
hora del juicio de Apocalipsis 14 como si se tratara
solamente con los justos, cuando en realidad es un aviso
para los impíos los cuales están a punto de recibir la marca
de la bestia. Así que en realidad no hay base bíblica entre el
juicio investigador y el sello de Dios y la marca de la
bestia. Pero para los Adventistas, el juicio investigador es
el eslabón que conecta, su mensaje con la marca de la
bestia, que también dicho de paso para ellos une también al
sábado.

El concepto de los IASD acerca del remanente


Así como la purificación del santuario celestial y el
juicio investigador fueron cimentados, en la teología
adventista por las visiones de Ellen G. White, también fue
1844, el juicio investigador, y el mensaje de los tres ángeles
unidos por el ministerio de Ellen White. Este paquete bien
unido, es lo que sostiene la teología del remanente
270 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Adventista. Esto también esta claro en el punto no. 12 de


las creencias adventistas.
Este remanente anuncia la llegada de la hora del juicio,
proclamando la salvación atreves de Cristo, y proclama la
llegada de su segundo advenimiento. Esta proclamación esta
simbolizada por los tres ángeles de Apocalipsis 14; que coincide
con el trabajo del juicio en el cielo.

El mensaje de salud de los Adventistas del


séptimo día.
Ellen White en muchas ocasiones unió el mensaje de
salud11 de los IASD con el mensaje del tercer ángel, que en
realidad es el mensaje de la hora del juicio.
La reforma pro salud, se me mostró que es parte del mensaje
del tercer ángel y que esta conectada como el brazo al cuerpo.12
El mensaje pro salud es un mensaje importante del mensaje
tercer ángel: y asi como la gente profesa esta reforma, no
debemos retroceder, sino avanzar continuamente.13

11
ADSD tiene un énfasis fuerte en vivir saludable. El principio que
ellos exponen en general es bueno. El problema esta en que al usar los
Escritos de Ellen White ellos en algunas ocasiones han hecho de la
reforma pro- salud algo meritorio. “La luz de Dios me ha dado la
reforma pro salud que es para nuestra salvación y la salvación del
mundo.” Ellen G. White, Testimonies for the Church, Vol. 7, p. 136.
12
Ellen G. White, Testimonies for the Church, Vol. 1 p. 486.
13
Ellen G. White, Review and Herald, 184-07-29.
¿Es Esto la Verdad? 271

La inminente segunda venida de Cristo


Este es el fundamento de los Adventistas. Fue el segundo advenimiento
que Miller predijo. La iglesia IADS nació en el contexto que Cristo
vendria pronto y a través de su historia, ha mantenido esto como un
mensaje especial.
Doctrina no. 24 de las creencias adventistas no solo dice
que Cristo viene pronto, sino que une esta creencia al
cumplimiento de la mayoría de estas profecías y hace
alusión a Apocalipsis 14:1–20, que inmediatamente sigue al
mensaje de los tres ángeles, como una de las escrituras que
apoya este punto.
Las casi cumplidas profecías de la mayoría de las líneas
proféticas, unidas con las condiciones del presente mundo,
indican que la venida de Cristo en inminente.14
Para los Adventistas la segunda venida es el evento
siguiente a la purificación del santuario celestial.
Aquellos que siguieron en el avance de la luz de la palabra
de la profecía, vieron que en lugar de que Cristo viniera a la
tierra al terminar los 2300 días en 1844, Cristo entro al lugar
santísimo del santuario celestial, en la presencia de Dios, para
terminar la obra de la redención, en preparación para su
venida.15

La misión evangélica de la iglesia IADS


La misión evangélica de la IASD desde su principio16 ha
sido asociado con el mensaje de los tres ángeles que en
realidad esta inseparablemente unida con la purificación del
santuario celestial y el juicio investigador.

14
La segunda venida de Cristo, Las creencias adventistas del séptimo
día no. 24.
15
Ellen G. White, Espíritu de Profecía, Vol. 4, p. 266.
16
Esto fue después de 1851, cuando la puerta de gracia fue abierta de
nuevo.
272 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Todo en el universo llama a aquellos que conocen la verdad


para que se concentren a proclamar la verdad como se les ha
dicho en el mensaje del tercer ángel. El cual nosotros vemos y
escuchamos que nos llama trabajar. El trabajo de la agencia
satánica llama a todo cristiano a enlistarse en sus filas.17
El mensaje del tercer ángel es el evangelio para estos
últimos días, y en ningún caso debe ser oscurecido por otros
intereses y hacer que parezca como una consideración esencial.
Cuando en nuestras instituciones cualquier cosa sea colocada
sobre el mensaje del tercer ángel entonces el evangelio no esta
allí ni el poder de lo alto.18
El Señor ha diseñado que la proclamación del tercer ángel
debería ser lo más alto, lo más grande, el trabajo más importante
que debiera hacerse en el mundo hoy.19
Cuando Ellen White se refiere al mensaje del “tercer
ángel”, ella casi siempre incluye el primero y el segundo
mensaje. Bajo el titulo, “Nuestro Mensaje.” EGW dice:
El mensaje del tercer ángel, abraza el mensaje del primer,
segundo ángel, es el mensaje para este tiempo. Debemos
levantar la bandera donde esta escrito: “Los mandamientos de
Dios, y la fe de Jesús.” El mundo pronto tendrá que enfrentarse
al gran dador de la ley sobre la ley que han roto. Este no es el
tiempo para que quitemos la vista de la gran situación en la que
nos encontramos. Dios esta llamando a su pueblo para que
magnifique la ley y la haga honorable.20,21

17
Ellen G. White, Testimonios para la iglesia, Vol. 9, p. 25.
18
Ibíd., Vol. 6, p. 241.
19
Ibíd., Vol. 8, P. 180.
20
Ibíd., p. 197.
21
EGW mas tarde dijo que el mensaje del tercer ángel fue justificación
por la fe. Muchos me han escrito, preguntándome si el mensaje de la
justificación por la fe es el mensaje del tercer ángel, y yo les he
contestado, es el mensaje del tercer ángel en verdad. Review and
Herald, 1890-4-1.
¿Es Esto la Verdad? 273

Conclusión
Vemos que en 1844 la purificación del santuario
celestial y el mensaje del juicio investigador es en verdad el
corazón de la teología Adventista. Esto no es solo evidencia
de las citas de EGW ya citadas, sino que pueden ser vistas
en el reciente libro de Roy Adams, editor asociado de la
revista Adventist Review.22 titulado El Santuario:
entendiendo el corazón de la teología adventista.23 ¿podría
esto explicar porque los líderes denominacionales, los
cuales debieran saber que no hay base bíblica para esta
doctrina, han aparentemente sido renuentes a desechar esta
“verdad”? esto esta fuertemente amarrado a las otras
doctrinas únicas del adventismo, que para sacar esta astilla
de la purificación del santuario, el juicio investigador
requeriría remover con mucho dolor un tejido teológico
enorme. O cambiar la metáfora, o remover el pilar central
puede causar una catastrófica caída de los adventistas
Históricos.24

Resumen del capítulo


Las doctrinas de la purificación del santuario y el juicio
investigador están unidas lo siguiente:
1. El mensaje del Sábado de los IASD.
2. El mensaje de los tres ángeles.
3. El sello de Dios y la marca de la bestia.

22
The Adventist Review es el órgano oficial de la iglesia adventista.
23
Roy Adams, El santuario: Entendiendo la teología del corazón de
los Adventistas. (Hagerstown, MD: Review and Herald Publishing
Association, 1993).
24
Varios Pastores Adventistas, como también varios pastores ex
Adventistas, que leyeron el primer manuscrito de este libro dijeron que
si la IASD cortara esta doctrina seria devastador para los Adventistas
Históricos.
274 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

4. El concepto de el remanente de la iglesia IASD


5. El mensaje de pro salud de la iglesia IASD
6. El inminente regreso de la segunda venida de Cristo.
7. La misión evangelística de la IASD
8. La pegadura que une todos estos mensajes de la IASD
que son el ministerio profético y las visiones de Ellen
White.
Capítulo 17

Marcas de Una Secta


¿Las Tiene la Iglesia ASD?

E n este capítulo: (1) catalogaremos las marcas de


identificación típicas de una secta “cristiana”, (2)
compararemos la iglesia ASD1 con estas
características, y (3) sacaremos algunas conclusiones
preliminares.

Características de una secta


¿Cuáles son las características o marcas distintivas de
una secta? Se han sugerido varias, y probablemente no hay
ninguna definición universal aceptada por todos.2 Las
quince siguientes características se han catalogado como

1
Este capítulo está dirigido mayormente al Adventismo histórico como
se enseña en las actuales Creencias Fundamentales de los ASD y en los
escritos de Ellen White.
2
“No existe ninguna definición de secta universalmente aceptada por
los sociólogos y los sicólogos de la religión. El término secta se aplica
popularmente a grupos que se caracterizan por algún tipo de devoción
caprichosa a una persona o práctica que está significativamente
separada de la corriente cultural principal”. Richard J. Bord, “Sectas”,
en la Academic American Encyclopedia.
276 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

marcas que se aplican a la mayoría de las sectas


“cristianas”.3,4
1. Afirmación de poseer revelación extra-bíblica: “Tenemos un
mensaje especial de Dios”.
2. Salvación exclusiva: “Sólo nosotros nos salvamos. Todos los
demás se pierden”.
3. Complejo de persecución: “El mundo está contra nosotros
porque tenemos la verdad”.
4. Cristología defectuosa: “Jesús murió por nuestros pecados,
pero…”
5. Ambigüedad doctrinal: “La verdad no tiene que tener sentido”.
6. Liderazgo presuntuoso: “Yo sé lo que es mejor para ustedes”.
7. Interpretación segmentada de la Biblia: “Estos versículos son
muy importantes”.
8. Acusación contra otras iglesias: “Todas las iglesias están
equivocadas, menos la nuestra”.
9. Escatología limitada: “Jesús sólo viene por nosotros”.
10. Complejo mesiánico: “Nosotros somos la única esperanza para
salvar al mundo”.
11. Negación de la naturaleza trina de Dios.
12. Negación de la deidad de Cristo.
13. Negación de la personalidad del Espíritu Santo.
14. Negación de la resurrección corporal de Cristo.
15. Negación de la justificación por la fe.
Ahora compararemos las enseñanzas de la iglesia ASD
con estas marcas sectarias para ver si las primeras se
ajustan a este criterio. La primera sección indica cuáles
características cumple la iglesia ASD, y la segunda sección
muestra cuáles no cumple.

3
Algunos dirán que los grupos que tienen estas características no son
cristianos.
4
Esta lista de quince características sectarias se ha extraído a su vez de
varias listas. Es una combinación de la lista de Ed Hindson “The Cultic
Mentality, Marks of Religious Cults” [La Mentalidad Sectaria, Marcas
de las Sectas Religiosas], publicada en Fundamentalist Journal, de Oct.
1995, y una lista de las características de las sectas tomada de una carta
personal de Kenneth Samples, Profesor de Filosofía y Religión,
Augustine Fellowship Study Center, Hemet, California.
Marcas de Una Secta 277

¿Tiene el Adventismo estas características?

1. Afirmación de poseer revelación extra-


bíblica: “Tenemos un mensaje especial de Dios”.
De que el Adventismo cumple esta condición no queda
en absoluto la menor sombra de duda. Los escritos de Ellen
G. White constituyen la revelación extra-bíblica para los
ASD.5 A través de casi toda, si no toda, su historia, la
iglesia Adventista ha declarado que es la “iglesia
remanente” de la profecía bíblica. Una de las afirmaciones
en apoyo de esto es que, por medio del ministerio de Ellen
G. White, Dios ha restaurado el “testimonio de Jesús” o el
“espíritu de profecía”.6 La historia de la iglesia ASD está
inextricablemente unida a la historia de EGW;7 no se puede
separar a la una de la otra. Los singulares aspectos de la
teología ASD dependen de los escritos de Ellen White.8 La

5
Algunos Adventistas evangélicos rechazan los escritos de EGW como
fuente autorizada.
6
“Pero Dios, en su bondad, ha hecho nuevamente que ‘el testimonio de
Jesús’ se confirme en su iglesia, para que ‘nada os falte en ningún don,
esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo’ (1 Cor. 1:7).
Por medio del ministerio de Ellen G. White, a su pueblo remanente de
los últimos días se le ha restaurado ‘el testimonio de Jesús’ que es ‘el
espíritu de profecía’ (Apoc. 12:17; 19:10)”. Tomado de la introducción
a La Biblia de Estudio.
7
Examínese cualquier libro sobre la historia denominacional ASD, o
cualquier bosquejo de un curso sobre historia denominacional ASD, y
se descubrirá que una porción importante de ellos está dedicado a la
vida y el ministerio de Ellen White. No importa lo que uno piense de
Ellen White, ella ha dejado su marca en la iglesia ASD para siempre.
8
Algunos cuestionarán esto y dirán que todas las doctrinas ASD pueden
ser probadas con la Biblia, y con la Biblia sola. La evidencia ya
presentada en este libro debería ser suficiente para demostrar lo
contrario. Muchos pastores (probablemente cientos) miembros de
iglesia (probablemente miles) han abandonado la iglesia ASD por la
razón específica de que se dieron cuenta de que una o más
278 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

actual declaración doctrinal oficial de la iglesia ASD apoya


esta primera calificación de secta.9

2. Salvación exclusiva: “Sólo nosotros nos


salvamos. Todos los demás se pierden”.
Pocos pastores, y aún menos eruditos de la iglesia ASD,
dirían en la actualidad que los ASD serán los únicos que se
salven. Sin embargo, es igualmente cierto que la mayoría
de los primeros Adventistas creían que ellos eran los únicos
que vivían en el favor de Dios.10 Este hecho ya ha sido
documentado en este libro. Un ejemplo es la enseñanza al
principio de que la puerta de la misericordia se había
cerrado para todos los que no habían aceptado el mensaje
profético de los tres ángeles. Sin embargo, la doctrina
oficial de la iglesia ASD y los escritos publicados de Ellen
White continúan enseñando la salvación exclusiva para los
Adventistas del Séptimo Día. Muchos Adventistas
históricos todavía creen que en los últimos días habrá sólo
dos bandos: los verdaderos observadores del séptimo día
sábado, que se salvarán, y los que adoran en domingo,
reciben la marca de la bestia, y se perderán.11 En el número
12 de las Creencias Fundamentales de los ASD, “El

declaraciones doctrinales ASD no podían apoyarse en la Biblia, y sólo


la Biblia.
9
“Uno de los dones del Espíritu Santo es la profecía. Este don es la
marca distintiva de la iglesia remanente, y se manifestó en el ministerio
de Ellen G. White. Como mensajera del Señor, sus escritos son una
fuente continua y autorizada de verdad que proporciona a la iglesia
consuelo, guía, instrucción y corrección. Además, dejan claro que la
Biblia es el modelo por medio del cual deben someterse a prueba toda
enseñanza y toda experiencia. No. 17, Creencias Fundamentales de los
Adventistas del Séptimo Día.
10
No uso la palabra “salvos” aquí porque a los ASD se les enseña a no
decir nunca que son salvos.
11
Esto es lo que yo creí una vez y se me enseñaba en las escuelas ASD.
Marcas de Una Secta 279

Remanente y su Misión”, leemos acerca de un grupo


exclusivo “en los últimos días”—refiriéndose a la iglesia
ASD.
La iglesia universal se compone de todos los que
verdaderamente creen en Cristo, pero en los últimos días, un
tiempo de general apostasía, ha sido llamado un remanente para
que guarde los mandamientos de Dios y la fe de Jesús. Este
remanente anuncia la llegada de la hora del juicio, proclama la
salvación por medio de Cristo, y proclama la cercanía de su
segundo advenimiento. Esta proclamación está simbolizada por
los tres ángeles de Apocalipsis 14; coincide con la obra de juicio
en el cielo y resulta en una obra de arrepentimiento y reforma
en la tierra. Cada uno de los creyentes está llamado a tener una
parte personal en este testimonio mundial.
Una lectura cuidadosa de la anterior declaración
mostrará que ella enseña que los ASD serán el único pueblo
salvo “en los últimos días”. Nótese lo siguiente: Dice que la
iglesia universal está compuesta por todos los que
verdaderamente creen en Cristo, “pero”, en contraste con la
anterior afirmación, en los últimos días (desde 1844), ha
sido llamado un remanente. Este remanente es llamado de
las otras iglesias. Habla de un “tiempo de apostasía
general”. En el contexto de las enseñanzas ASD, esta
apostasía significa la creencia en la inmortalidad del alma y
el carácter sagrado del domingo.12 Cuando esta afirmación
dice que el remanente es llamado para que “guarde los

12
“Por medio de los dos grandes errores, la inmortalidad del alma y el
carácter sagrado del domingo, Satanás pondrá al pueblo bajo sus
engaños. Mientras la primera echa las bases para el espiritismo, el
último crea un lazo de simpatía con Roma. Los protestantes de los
Estados Unidos serán los primeros en extender sus manos a través del
abismo para asir la mano del espiritismo; se extenderán a través del
abismo para estrechar la mano del poder romano; y bajo la influencia
de esta triple alianza, este país seguirá los pasos de Roma al pisotear los
derechos de la conciencia”. Ellen G. White, The Great Controversy, p.
588. Véase también Spirit of Prophecy , Vol. 4, p. 405.
280 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

mandamientos de Dios”, quiere decir los Diez


Mandamientos en general, y el cuarto mandamiento en
particular. Ellen White enseñaba que el sábado sería la
prueba de lealtad para todos los miembros del verdadero
pueblo de Dios en los últimos días.13 Es claro que ella creía
y enseñaba que ninguna persona que no guardase el sábado
en los últimos días se salvaría.14,15 En realidad, ella dijo que
los que quebrantaban el sábado deberían ser
desfraternizados de la iglesia remanente.16 Que la iglesia
13
“El sábado será la gran prueba de lealtad, porque es el punto de
lealtad especialmente controvertido. Cuando la prueba final se les
aplique a los hombres, entonces se trazará la línea que separará a los
que sirven a Dios de los que no le sirven. Mientras que la observancia
del falso sábado en obediencia a la ley del estado, y en oposición al
cuarto mandamiento, será una confesión de adhesión al poder que se
opone a Dios, la observancia del verdadero sábado, en obediencia a la
ley de Dios, es evidencia de lealtad al Creador. Mientras una clase, al
aceptar la señal de sumisión a los poderes terrenales, recibe la marca de
la bestia, la otra, al escoger la señal de su lealtad a la autoridad divina,
recibe el sello de Dios”. Ellen G. White, The Great Controversy, p. 605.
14
“Dios no permitirá jamás que pase por las perlinas puertas de la
ciudad de Dios ninguna persona que no lleve el sello de los fieles, la
marca de su gobierno [en contexto, el sello y la marca son el sábado].
Cada alma que sea salva amará los principios puros que dimanan de la
esencia misma de la verdad. Debe atarse, con cadenas de oro, al eterno
poder y amor del Dios de la verdad. Debe ser leal a los principios de la
palabra de Dios, leal al pacto sempiterno que es una señal entre el
hombre y su Hacedor”. Ellen G. White, Medical Ministry, p. 123.
15
Ellen White sí hizo lugar para la salvación de los que no habían
guardado el séptimo día sábado antes de 1844. Sin embargo, en aquel
tiempo, ella decía que el séptimo día sábado se había convertido en una
prueba para el pueblo de Dios. “Los que murieron antes de que se
hubiese dado la luz sobre la ley de Dios y las demandas del cuarto
mandamiento no eran culpables del pecado de violar el séptimo día
sábado”. Ellen G. White, Testimonies for the Church, Vol. 2, p. 693.
16
“Que el Espíritu de Dios moldée nuestro carácter y nuestra obra.
Somos responsables por la manera en que se presenta la verdad.
Debemos tratar de impresionar a los incrédulos con su exaltado
carácter. Cristo viene pronto, y los que no han guardado el sábado en su
Marcas de Una Secta 281

ASD continúa apoyando oficialmente la doctrina de que


sólo los ASD (quizás algunos otros observadores del
sábado también) serán salvos puede verse en el número 19
de las Creencias Fundamentales de los ASD, “El Sábado”.
El cuarto mandamiento de la inmutable ley de Dios requiere
la observancia del séptimo día sábado como día de reposo,
culto y ministerio en armonía con la enseñanza y la práctica de
Jesús, Señor del sábado. El sábado es el día de deliciosa
comunión con Dios y de los unos con los otros. Es símbolo de
nuestra redención en Cristo, señal de nuestra santificación, señal
de nuestra lealtad, y un anticipo de nuestro futuro eterno en el
reino de Dios. El sábado es la señal perpetua de su pacto
sempiterno entre Él y su pueblo.
Luego, notamos que la declaración doctrinal sobre el
remanente, citada anteriormente, sostiene que “cada
creyente es llamado a tener una parte personal en este
testimonio mundial”. En otras palabras, cada creyente
(nótese la inclusividad) participará en este (nótese la
exclusividad) testimonio mundial. En otras palabras, cada
creyente estará envuelto en la misión ASD.
Invito a los que duden de que la salvación exclusiva es
realmente la enseñanza oficial de la iglesia ASD a que lean
los capítulos “El Fuerte Pregón”, “La Gran Tribulación”, y
“El Pueblo de Dios Liberado” en The Spirit of Prophecy o
The Great Controversy.17

carácter sagrado deben reformarse. Dios fruncirá el ceño contra todos


los que descuidan sus mandamientos, y no puede bendecir a la iglesia
que conserva como miembros a los que quebrantan el sábado”. Ellen
G. White, Signs of the Times, 1890-06-02.
17
La serie El Espíritu de Profecía es una presentación anterior de “la
gran controversia entre Cristo y Satanás”, mientras que la serie
Conflicto de los Siglos es una edición revisada y ampliada del mismo
tema. El Vol. 4 de El Espíritu de Profecía contiene gran parte del
material de The Great Controversy, que es el Vol. 4 de la serie Conflicto
de los Siglos.
282 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

El Adventismo histórico, así como las enseñanzas


oficiales de la iglesia, sostienen que, en los últimos días,
sólo se salvarán los Adventistas del Séptimo Día.18,19
Vemos, pues, que la iglesia ASD cumple la segunda
característica de una secta.

3. Complejo de persecución: “El mundo está


contra nosotros porque tenemos la verdad”.20
Ya hemos documentado esta mentalidad de los sucesos
que siguieron a 1844. Sin embargo, el complejo de
persecución recibe un énfasis importante en la escatología
de los ASD. En este punto, los ASD no están muy lejos de
David Koresh.21
Desde su infancia, el Adventismo del Séptimo Día ha
enseñado que, en los últimos días, el sábado será la marca
de lealtad entre los verdaderos seguidores de Dios y los que
reciben la marca de la bestia. Creen que los Estados Unidos
será el primero en unirse al poder papal y el espiritismo y

18
Una posible excepción serían otros grupos cristianos que guardan el
séptimo día sábado. Según los Adventistas históricos, los otros grupos
observadores del sábado no se consideran parte del verdadero
“remanente” de Dios, pues no tienen la otra marca que identifica al
remanente – el ministerio profético de Ellen White.
19
Los Adventistas evangélicos no sostienen la doctrina ASD del
remanente ni la de la salvación exclusiva de los ASD.
20
Debe notarse que, aunque ésta es una característica común de una
secta “cristiana”, es una verdad bíblica que los que viven piadosamente
padecerán persecución. Sin embargo, los cristianos no deben tener
“complejo de persecución”.
21
Ha quedado bien establecido que David Koresh era un vástago de la
iglesia ASD. Casi todos sus discípulos eran antiguos Adventistas del
Séptimo Día. Aceptaban los escritos de Ellen White y también tenían
complejo de persecución. Véase The Watchman Expositor, Vol. II, No.
4, 1994, que documenta los estrechos vínculos entre la iglesia ASD y
David Koresh. Véase también de James D. Taboe y Eugene V.
Gallagher, Why Waco?, pp. 23–79.
Marcas de Una Secta 283

que luego, bajo la influencia de esta triple alianza, se


promulgará una ley nacional y universal para la
observancia del domingo. Según sus enseñanzas, vendrá el
tiempo en que se promulgará la pena de muerte contra los
que continúen guardando el séptimo día sábado. Esta
prueba, dice Ellen White, tendrá lugar cuando Cristo haya
concluido la expiación en el santuario celestial y los justos
(los ASD) estén viviendo en presencia de un Dios santo
pero sin mediador.
Por propia experiencia en la iglesia ASD y por haberles
ministrado a muchos antiguos Adventistas, puedo decir con
certeza que este “conflicto inminente” y este “tiempo de
angustia” ha causado indecible daño, temor, y ansiedad.
Nótese el impacto de algunas de estas afirmaciones.
Cuando él sale del santuario, las tinieblas cubren a los
habitantes de la tierra. En ese tiempo terrible, los justos tienen
que vivir sin mediador en presencia de un Dios santo. La
restricción que había sobre los impíos es quitada, y Satanás
tiene pleno control sobre los finalmente impenitentes. El poder
que acompaña la última advertencia les ha enfurecido, y su ira
se enciende contra todos los que han recibido el mensaje.
Luego, el pueblo de Dios es lanzado a las escenas de aflicción y
desolación descritas por el profeta como el tiempo de la angustia
de Jacob.22
A menudo sucede que la aflicción es mayor cuando se le
espera que cuando llega en realidad; pero no ocurre así en la
crisis que tenemos delante. La presentación más vívida no logra
alcanzar la magnitud de la prueba.23

22
Ellen G. White, Spirit of Prophecy, Vol. 4, p. 432.
23
¿Puede imaginarse la ansiedad que esta afirmación puede producir en
la mente de alguien que no tiene la certeza de la salvación,
especialmente cuando comienza a agrandarse en la imaginación? No
importa cuán terrible la pinte la imaginación, será aún peor.
284 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Y ahora, mientras el precioso Salvador está haciendo


expiación por nosotros, debemos tratar de ser perfectos en
Cristo.24
En el último conflicto, el sábado será el punto especial de
controversia a través de toda la cristiandad. Los gobernantes
seculares y los dirigentes religiosos se unirán para hacer cumplir
la observancia del domingo; y al fracasar las medidas más
benévolas, se promulgarán las más opresivas leyes. Se insistirá
que los pocos que se oponen a una institución de la iglesia y a
una ley del país no deben ser tolerados, y finalmente se
promulgará un decreto denunciándoles como merecedores del
castigo más severo, y dándole al pueblo libertad para
ejecutarlos después de cierto tiempo. El romanismo en el Viejo
Mundo y el protestantismo apóstata en el Nuevo, seguirán un
curso similar en relación con los que honran los divinos
preceptos.
Entonces el pueblo de Dios huirá de las ciudades y los
pueblos, y se reunirán en compañías, habitando en los lugares
más desolados y solitarios. Muchos encontrarán refugio en los
baluartes de las montañas.25
Vi un escrito, y copias de él esparcidas en diferentes partes
del país, ordenando que, a menos que los santos renunciaran a
su peculiar fe, abandonaran el sábado, y observaran el primer
día, la gente quedaba en libertad, después de cierto tiempo, de
ejecutarlos.26
Estas citas podrían multiplicarse. Indican que los ASD sí
tienen complejo de persecución, y esto es porque creen que
tienen la “verdad”.27 La iglesia Adventista del Séptimo Día
cumple la tercera característica de una secta.

24
Ellen G. White, Spirit of Prophecy, Vol. 4, p. 440.
25
Ellen G. White, Spirit of Prophecy, Vol. 4, p. 444.
26
Ellen G. White, Spiritual Gifts, Vol. 1, p. 201.
27
“Es porque los santos guardan todos los diez mandamientos que el
dragón hace guerra contra ellos. Si bajan el estandarte y abandonan las
peculiaridades de su fe, el dragón estará en paz; pero ellos despiertan su
ira porque se han atrevido a levantar el estandarte y desplegar su
bandera en oposición al mundo protestante, que adora la institución del
papado”. Ellen G. White, Testimonies for the Church, Vol. 1, p. 223.
Marcas de Una Secta 285

4. Cristología defectuosa: “Jesús murió por


nuestros pecados, pero…”
Esta afirmación parece referirse tanto de la cristología
como a la soteriología.28 En la iglesia ASD hay varias
corrientes teológicas. Esto es especialmente cierto en lo
relativo a la cristología. El Adventismo histórico enfatiza la
idea de que Cristo vino a poner a su pueblo en un segundo
período de prueba29,30 para que demuestre su lealtad y su
obediencia.31 La vida santa de Cristo es vista como ejemplo

28
La cristología trata de la doctrina de la persona de Cristo. La
soteriología es un estudio de la manera en que los hombres son salvos.
29
“La infinita sabiduría ideó el plan de redención, que pone a la raza
humana en un segundo período de prueba sometiéndolo a otra prueba”.
Ellen G. White, Testimonies for the Church, Vol. 3, p. 484. “El pecado
de Adán sumergió a la raza humana en una miseria desesperada; pero,
mediante el sacrificio del Hijo de Dios, se le concedió al hombre un
segundo período de prueba”. Ellen G. White, Christian Temperance
and Bible Hygiene, p. 15.
30
Como se señaló en la nota precedente, EGW ve este segundo período
de prueba como disponible para toda la humanidad.
31
“En su naturaleza humana, Cristo rindió perfecta obediencia a la ley
de Dios, demostrando a todos que esta ley puede ser obedecida. Él
mismo sufrió la pena de muerte, no para abrogar la ley, ni para
inmortalizar el pecado, sino para quitar el pecado. Es porque él llevó el
pecado que el hombre puede tener un segundo período de prueba. Si lo
desea, puede regresar a su lealtad. Pero, si rehusa obedecer las órdenes
de Dios, si rechaza las advertencias y los mensajes que Dios le envía, si
escoge más bien hacerse eco de las palabras del engañador, se hace
ignorante voluntario, y la condenación de Dios está sobre él. Escoge la
desobediencia porque la obediencia significa levantar la cruz y
practicar la auto-negación”. Ellen G. White, Southern Watchman, 1908-
02-04. “Cristo murió por un mundo en ruinas y, por medio del mérito
de Cristo, Dios ha decidido que el hombre tenga una segunda prueba,
un segundo período de prueba, una segunda prueba para ver si desea
obedecer los mandamientos de Dios o andar en los caminos de la
transgresión, como lo hizo Adán”. Ellen G. White, Review and Herald,
1897-09-28.
286 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

de cómo la humanidad, en combinación con el poder del


Espíritu Santo, puede guardar perfectamente la ley.32
Ahora el Señor requiere de su iglesia perfecta obediencia a
todos sus mandamientos. No aceptará menos de lo que le
corresponde. El hombre puede recibir la gracia y la verdad para
obedecer todos los mandamientos de Dios, que son razonables y
justos. Todas las justas demandas de Dios deben ser cumplidas
plenamente; porque este segundo período de prueba concedido
a la raza caída costó un precio infinito, aún la vida del Hijo de
Dios.33
El aspecto sustitutivo de la expiación es menospreciado
y el aspecto ejemplarizante es subrayado. El desarrollo del
carácter y la victoria son dos temas enfatizados en el
Adventismo histórico. Para este grupo, es importante que
Cristo tenga una naturaleza debilitada y pecaminosa como
el resto de los hijos de Adán. Nótese cómo apoya Ellen
White esta idea.
La historia de Belén es un tema que no se agota. En él se
oculta “la profundidad de las riquezas de la sabiduría y la
ciencia de Dios”. Rom. 11:33. Nos maravillamos del sacrificio
del Salvador al cambiar el trono del cielo por el pesebre, y la
compañía de los ángeles que le adoraban por la de las bestias del
establo. El orgullo y la auto-suficiencia humanas son
reprendidos en su presencia. Pero esto no era sino el principio
de su maravillosa condescendencia. Habría sido una humillación
casi infinita para el Hijo de Dios asumir la naturaleza del
hombre, aun cuando Adán permanecía en su inocencia en Edén.
Pero Jesús aceptó la humanidad cuando la raza humana se había
debilitado por cuatro mil años de pecado. Como todo hijo de
Adán, aceptó los resultados de la operación de la gran ley de la

32
“Por medio de su propio ejemplo, Cristo hizo evidente que el hombre
puede permanecer en integridad. Los hombres tienen un poder para
resistir el mal—un poder que ni la tierra, ni la muerte, ni el infierno
pueden dominar; un poder que les pondrá donde puedan vencer como
Cristo venció. En ellos, la divinidad y la humanidad pueden
combinarse”. Ellen G. White, Review and Herald, 1890-02-18.
33
Ibid., 1898-09-13.
Marcas de Una Secta 287

herencia. Lo que eran estos resultados se muestra en la historia


de sus antepasados terrenales. Vino con tal herencia para
compartir con nosotros nuestros dolores y nuestras tentaciones,
y para darnos el ejemplo de una vida sin pecado.
En el cielo, Satanás había odiado a Cristo por su posición en
las cortes de Dios. Le odió aún más cuando él mismo fue
destronado. Odió a Aquél que se ofreció a sí mismo para redimir
a una raza de pecadores. Pero al mundo sobre el cual Satanás
afirmaba tener dominio, Dios permitió que su Hijo viniese, un
bebé indefenso, sujeto a las debilidades de la humanidad. Le
permitió que se enfrentara a los peligros de la vida en común
con cada alma humana, para librar la batalla como debe
librarla todo hijo de la humanidad, a riesgo del fracaso y la
pérdida eterna.34
Cubierto con el ropaje de la humanidad, el Hijo de Dios se
rebajó al nivel de aquéllos a quienes deseaba salvar. En él no
había ni engaño ni pecaminosidad; fue siempre puro y sin
contaminación; y sin embargo, tomó sobre sí nuestra naturaleza
pecaminosa… Les hizo ver que, si se arrepentían, si sus
caracteres erfan transformados a la divina similitud, obtendrían
la inmortalidad.35
Pensemos en la humillación de Cristo. Tomó sobre sí la
naturaleza humana caída, sufriente, degradada y profanada por
el pecado. Tomó nuestras penas, soportando nuestro dolor y
nuestra vergüenza. Soportó todas las tentaciones que asaltan al
hombre. Unió a la humanidad con la divinidad; un espíritu
divino habitó en un templo de carne. Se unió con el templo. “El
Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros” porque, al hacerlo,
podía asociarse con los pecadores hijos y las pecadoras hijas de
Adán.36
Estas afirmaciones dejan claro que Ellen White sí
enseñaba la humanidad pecaminosa de Cristo. A menudo,
los Adventistas históricos citan las referencias precedentes
para probar esto. Además, debe notarse que algunos de los

34
Ellen G. White, Desire of Ages, p. 48.
35
Ellen G. White, Review and Herald, 1896-12-15.
36
Ellen G. White, Youth´s Instructor, 1900-12-20.
288 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

primeros Adventistas, como Uriah Smith, eran arrianos37 en


su cristología. Hay otras afirmaciones en los escritos de
EGW, sin embargo, en las cuales ella enseña claramente
una naturaleza de Cristo sin pecado, pero debilitada.
Él es nuestro hermano en nuestras enfermedades, pero no en
la posesión de pasiones semejantes.38
Cuando Cristo inclinó la cabeza y murió, se llevó con él a
tierra las columnas del reino de Satanás. Venció a Satanás
estando en la misma naturaleza sobre la cual Satanás había
obtenido la victoria. El enemigo fue vencido por Cristo en su
naturaleza humana. El poder de la divinidad del Salvador estaba
oculto. Venció en la naturaleza humana, dependiendo de Dios
para su poder. Este es el privilegio de todos. En proporción a
nuestra fe será nuestra victoria.39
De interés en este punto es un comentario hecho en un
periódico por Hermon Bauman.40
Aunque la Biblia parece clara en relación con la naturaleza
sin pecado de Jesús, tenemos la tendencia a meternos en
problemas cuando tratamos con el número más bien alto de citas
de los escritos de Ellen White.41
Como observó un anónimo revisor del primer borrador
de este libro, lo que Ellen White afirma por un lado lo
niega por el otro. Está claro que su cristología y su
soteriología encajan la una en la otra.42 Si la obra de Cristo

37
Este punto de vista enseña que Cristo era un ser creado.
38
Ellen G. White, Testimonies for the Church, Vol. 2, p. 202.
39
Ellen G. White, Youth´s Instructor, 1901-04-25.
40
Hermon Bauman es (en el momento en que esto se escribe)
presidente de la Conferencia de Arizona de los Adventistas del Séptimo
Día.
41
Hermon Bauman, “Jesus’ Human Nature: Sinless or Sinful?” [La
Naturaleza Humana de Jesús: ¿Sin Pedcado o Pecadora?] p. 5.
42
En sus primeros escritos, EGW parece inclinarse más hacia la
naturaleza pecaminosa de Cristo, y también promueve una salvación
por fe más obras. En sus escritos posteriores, parece haber mayor
Marcas de Una Secta 289

se ve principalmente en términos de ejemplo,43 como se


muestra en algunas citas y notas de pie de página más
arriba, entonces es importante que no se le dé a Cristo
ningún poder que el hombre no pueda poseer. De lo
contrario, el hombre, al alcanzar la perfección de carácter y
al rendir perfecta obediencia a la ley de Dios, habría hecho
algo aún más sobresaliente que lo que hizo Cristo. Por
ejemplo, si Cristo tuviese una naturaleza sin pecado y fuese
nuestro ejemplo para vencer la tentación, y si el hombre
caído tuviese una naturaleza pecaminosa y alcanzara el
mismo nivel de obediencia perfecta, entonces la humanidad
habría logrado una hazaña más sobresaliente que la de
Cristo. Los Adventistas evangélicos que subrayan la obra
de Cristo en términos sustitutivos, sin embargo, creen que
Cristo tenía una naturaleza sin pecado. Descansan en la
vida perfecta de Cristo, porque su certeza no se basa en
seguir perfectamente el ejemplo de Cristo, sino en el don
por gracia de la imputación de la justicia de Cristo. La
cristología y la soteriología están siempre estrechamente
entrelazadas. Si una de ellas es errónea, ambas serán

énfasis en la naturaleza sin pecado de Cristo y afirmaciones sobre la


salvación que se acercan más a lo correcto.
43
Véase Creencias Fundamentales de los ASDs, No. 10, “La
Experiencia de la Salvación”. “…Guiados por el Espíritu Santo,
sentimos nuestra necesidad, reconocemos nuestra pecaminosidad, nos
arrepentimos de nuestras transgresiones, y ejercemos fe en Jesús como
Señor y como Cristo, como Sustituto y como Ejemplo…”. Aunque es
verdad que Cristo es nuestro ejemplo, es peligroso ver el aspecto de
“ejemplo” de la vida de Cristo como parte del fundamento de nuestra
salvación. Por lo general, los evangélicos creen que seguir el ejemplo
de Cristo es parte de la vida cristiana después de la experiencia de la
salvación.
290 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

erróneas. Si una de ellas es correcta, es muy probable que


la otra lo sea también.44
Muchos Adventistas históricos se opondrían a esta
cuarta característica de una secta. EGW ha hecho
afirmaciones que pueden usarse, y se han usado, para
sostener tanto la naturaleza pecaminosa como la naturaleza
sin pecado de Cristo.45

5. Ambigüedad doctrinal: “La verdad no tiene


que tener sentido”.
No es necesario gastar mucho tiempo en esta
característica de una secta. Este libro está dedicado a la
doctrina de la purificación del santuario celestial y el juicio
investigador, y a estas alturas el lector debe haber visto las
inconsistencias y los errores de cada uno de los aspectos de
esta doctrina. Simplemente, no tiene sentido. Por ejemplo,
Ellen White dijo que las oraciones de los que rechazaron la
“verdad” de la purificación del santuario celestial en 1844
eran “inútiles” porque estaban dirigidas al primer
compartimiento, que Jesús había abandonado.46

44
Para una discusión más completa de este tema en la teología y la
historia Adventistas, véase de Douty, Another Look at Seventh-day
Adventism, pp. 48-64. (Grand Rapids, MI:Baker Book House, 1962).
45
Véase el trabajo de Herman Bauman, “Jesus´ Human Nature: Sinless
or Sinful?”.
46
“Vi que, así como los judíos crucificaron a Jesús, las iglesias
nominales habían crucificado estos mensajes, y que, por lo tanto, no
sabían del movimiento que había tenido lugar en el cielo, ni del camino
hacia el Lugar Santísimo, y no pueden beneficiarse de la intercesión de
Jesús allí. Como los judíos, que ofrecían sacrificios inútiles, ellos
ofrecen sus inútiles oraciones al compartimiento que Jesús ha
abandonado, y Satanás, complacido con el engaño de los profesos
seguidores de Cristo, les atrapa en sus redes, asume un carácter
religioso, guía las mentes de estos profesos cristianos hacia sí mismo, y
obra con su poder, sus señales y sus maravillas mentirosas”. Ellen G.
White, Spiritual Gifts, Vol. 1, pp. 171, 172.
Marcas de Una Secta 291

Sin embargo, fueron sólo los Adventistas de la puerta


cerrada los que enseñaron que Cristo entró al Lugar
Santísimo del santuario celestial por primera vez. Todas las
principales iglesias cristianas sostenían entonces, como lo
hacen en la actualidad, el punto de vista bíblico de que
Cristo, a su ascensión, entró en la presencia misma del
Padre y tomó asiento en el trono.47 Por lo tanto, la denuncia
de Ellen White contra los cristianos que no dirigían sus
oraciones al Lugar Santísimo era completamente ridícula y
tonta. Sin duda, el Adventismo histórico cumple la quinta
característica de una secta.

6. Dirigencia presuntuosa: “Yo sé lo que es mejor


para ustedes”.
Cualquiera que haya leído la obra de Ellen White
Testimonies for the Church habrá visto muchos ejemplos de
este tipo de liderazgo. En los primeros años de su obra,
EGW parece haber tenido un ministerio de condenación.
Cuando joven, yo creía plenamente en los escritos de EGW.
Cuando mi novia, que ahora es mi esposa, se graduó del
duodécimo grado, compré un juego de los Testimonies48 y
se los di como regalo. Ella comenzó a leerlos, y pronto
quedó abrumada con la condenación presente en ellos.
Donde podrían darse cientos de ilustraciones, presentaré
sólo una.49
No piensen que, porque siguen cierto curso de acción y
hacen ciertas cosas, esto es evidencia de que están en lo cierto y
47
Véase Heb. 9, 10.
48
“Testimonies” es un término abreviado, bien conocido en los círculos
ASD, para significar bien los escritos de Ellen White en general, o
específicamente el juego de nueve tomos de Testimonies for the
Church.
49
He incluído esta larga cita a propósito, para que el lector tenga la
oportunidad de tomarle el gusto a la denuncia. Este tipo de escritos
condenatorios es muy típico de los “testimonios” de EGW.
292 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

de que tienen que presentarlo a otros como regla o como guía.


No es lo mejor para ustedes sentirse en libertad de decir lo que
piensan sobre ciertos asuntos concernientes al bienestar de
nuestros jóvenes, recomendando libros que no tienden a la
espiritualidad ni a la piedad.
Al presente, lo mejor para usted es que se retire de la obra de
Dios. Hermano R., usted no tiene ni perseverancia ni columna
vertebral moral. Es muy deficiente en los rasgos de carácter que
son necesarios para la obra de Dios en este momento. No ha
recibido la educación en la vida práctica que es necesaria para
que tenga éxito como un práctico ministro de Cristo. Su
educación ha sido deficiente en muchos aspectos. Sus padres no
han leído su carácter, ni le han adiestrado para que supere sus
defectos, con el fin de que usted pueda desarrollar un carácter
simétrico y posea firmeza, auto-negación, auto-control,
humildad, y poder moral. Conoce muy poco de la vida práctica
o de la perseverancia en las dificultades. Tiene un fuerte deseo
de controvertir las ideas ajenas y hacer prevalecer las suyas
propias. Esto es el resultado de sus sentimientos de auto-
suficiencia y de seguir sus propias inclinaciones en su juventud.
No se ve a sí mismo ni a sus errores. No está dispuesto a
aprender, sino que tiene un gran deseo de enseñar. Se forma sus
propias opiniones y se aferra a sus peculiares ideas con una
persistencia que resulta agotadora. Está ansioso de hacer valer
sus puntos de vista y, según usted, sus ideas son más
importantes que el experimentado juicio de hombres de valor
moral que han sido probados en esta causa. Se ha sentido
halagado con la idea de que tiene una capacidad que sería
apreciada y que le haría un hombre valioso; pero estas
cualidades no han sido sometidas a prueba ni demostradas.
Tiene una educación unilateral. No siente ninguna inclinación ni
ningún amor por los deberes caseros de la vida. Su indolencia
sería suficiente para descalificarle para la obra del ministerio si
no hubiese ninguna otra razón para que no entrara en ella. La
causa no necesita predicadores tanto como necesita obreros. De
todas las vocaciones de la vida, no hay ninguna que requiera
obreros tan sinceros, fieles, perseverantes, y sacrificados como
la causa de Dios en estos últimos días.50

50
Ellen G. White, Testimonies for the Church, Vol. 3, p. 556.
Marcas de Una Secta 293

En los primeros tomos de los Testimonios, este tipo de


escritos condenatorios continúa en página tras página.
EGW se dirige a una persona tras otra en esta forma
polémica, crítica. Encontré que sólo revisar este material,
vacío de las buenas nuevas del evangelio, era muy
deprimente.
Ellen G. White tenía un ministerio de decir a otros lo que
era mejor para ellos. Y, como hemos visto, a menudo
condenaba completamente a los que no aceptaban sus
testimonios como la voz de Dios hablándoles a ellos. Por lo
tanto, la iglesia ASD se ajusta a esta característica de una
secta.

7. Interpretación segmentada de la Biblia:


“Estos versículos son muy importantes”.
Ellen White ha escrito unos 52 libros51 y muchos miles
de artículos52 y, al hacerlo, ha comentado muchos, muchos
pasajes bíblicos. Sin embargo, no hay duda de que ella
hacía énfasis especial tanto sobre ciertos pasajes bíblicos
como sobre ciertos temas. En sí mismo, esto no es
necesariamente malo, a menos que el énfasis especial
convierta cosas de menor importancia en cosas de mayor
importancia, y cosas de mayor importancia en cosas de
menor importancia.
Ellen White hacía mucho énfasis en el sábado. Como se
mencionó antes, ella afirma haber visto en visión que el
cuarto mandamiento tenía alrededor de él una aureola

51
Eso era hasta hace poco, cuando la iglesia ASD dio a la luz pública
otros 21 tomos de sus escritos inéditos.
52
Sabemos que tenía muchos ayudantes que componían sus libros.
También sabemos que copiaba profusamente. Sin embargo, porque ha
escrito tanto, ha comentado muchos, muchos pasajes bíblicos.
294 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

especial de luz que no tenían los otros nueve.53 Ella usa la


palabra “sábado” 3,315 veces54 cuando sólo se encuentra en
116 versículos de las Escrituras. Sus escritos mencionan a
Satanás 9,956 veces, cuando la Biblia sólo lo menciona 47
veces. Recientemente, cuando leía algunas de sus primeras
obras, como Dones Espirituales, me llamó la atención las
muchas veces que ella habla de “la desaprobación de Dios”
o “la desaprobación de Cristo” [“ceño fruncido”], la
mayoría de las cuales tenía que ver con la manera en que
Cristo o el Padre miraban a Ellen White o a algún otro
creyente Adventista que no estaba dando la talla en cuanto
a perfección. Encontré que ella usa esta expresión 147
veces.
Por propia experiencia en la iglesia ASD, recuerdo
discusiones en clase relacionadas con el tema de “un canon
dentro de otro”, refiriéndose al hecho de que los
Adventistas usan ciertos pasajes bíblicos una y otra vez,
mientras que, a menudo—no siempre—descuidan otras
porciones de la Biblia. Este canon ASD comprende los
textos de prueba que apoyan sus 27 creencias
fundamentales.55
Un ejemplo de esto se ve en la enseñanza ASD sobre la
condición del hombre en la muerte. Los ASD atribuyen la
máxima autoridad a la afirmación del Antiguo Testamento:
53
“El cuarto de la primera tabla brillaba más que los otros seis. Pero el
cuarto, el mandamiento del sábado, brillaba por encima de todos ellos;
porque el sábado fue apartado para ser guardado en honor del santo
nombre de Dios. El santo sábado se veía glorioso—había alrededor de
él una aureola de gloria”. Ellen G. White, Early Writings, p. 33.
54
Según el programa de búsqueda por computador en un disco
compacto sobre EGW.
55
No debe deducirse que no hay muchos buenos estudiantes de la
Biblia en la iglesia ASD. Tampoco estoy afirmando que los ASD no
estudian toda la Biblia. A la conclusión que llego, sin emabrgo, es que
ellos sí hacen énfasis sobre ciertos temas, como el sábado, más que
sobre otros.
Marcas de Una Secta 295

Porque los que viven saben que han de morir; pero los
muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es
puesta en olvido. (Ecle. 9:5).
Sin embargo, a menos que se vean obligados a hacerlo,
rara vez mencionan los pasajes del Nuevo Testamento que
parecen apoyar la existencia después de la muerte.56 Si
miramos la historia de los intereses teológicos Adventistas,
descubriremos que, a menudo, el Adventismo se enreda en
discusiones sobre lo que la mayoría de los evangélicos
considerarían puntos de contención de menor importancia.
Por ejemplo, el gran debate sobre el significado del
“continuo sacrificio”57, el momento para iniciar la
observancia del sábado58, la cuestión del lugar y la
autoridad de los escritos de EGW, y el significado de la
profecía. Todo ello apunta al hecho de que hay buen

56
“Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia. Mas si el
vivir en la carne resulta para mí en beneficio de la obra, no sé entonces
qué escoger. Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo
deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor”. (Fil.
1:21-23). “Porque sabemos que si nuestra morada terrestre, este
tabernáculo, se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no
hecha de manos, eterna, en los cielos. Y por esto también gemimos,
deseando ser revestidos de aquella nuestra habitación celestial; pues así
seremos hallados vestidos, y no desnudos. Porque asimismo los que
estamos en este tabernáculo gemimos con angustia; porque no
quisiéramos ser desnudados, sino revestidos, para que lo mortal sea
absorbido por la vida. Mas el que nos hizo para esto mismo es Dios,
quien nos ha dado las arras del Espíritu. Así que vivimos confiados
siempre, y sabiendo que entre tanto que estamos en el cuerpo, estamos
ausentes del Señor (porque por fe andamos, no por vista); pero
confiamos, y más quisiéramos estar ausentes del cuerpo, y presentes al
Señor. Por tanto, procuramos también, o ausentes o presentes, serle
agradables”. (2 Cor. 5:1-9).
57
De Daniel 8:12.
58
Véase de Canright, Life of Mrs. E. G. White, pp. 264–268. Describe
los nueve años de controversia de los Adventistas con relación al
momento en que se debe iniciar la observancia del sábado.
296 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

número de énfasis especiales—fuera del evangelio—que


son muy importantes para los ASD.

8. Acusación contra otros cristianos: “Todas


las iglesias están equivocadas, menos la
nuestra”.
Esta ha sido la principal enseñanza del Adventismo
desde sus mismos comienzos. Ellen White condenaba
vigorosamente a los que no aceptaban su clase de verdad.
Dice que las iglesias que no recibieron el erróneo mensaje
de Miller en 1843 eran “falsos pastores” que estorbaban la
obra de Dios, y que tenían “sobre ellos la sangre de las
almas”.59 Más tarde, cuando la “verdad” fue cambiada a
1844, ella acusó a las iglesias que no aceptaron el mensaje
de 1844, llamándoles “Babilonia” e “iglesias caídas”.60 Ella

59
“Muchos pastores del rebaño, que profesaban amar a Jesús, dijeron
que no se oponían a la predicación de la venida de Cristo; pero
objetaban el tiempo específico. [En contexto, el tiempo es 1843]. El ojo
de Dios, que todo lo ve, leía sus corazones. No amaban la cercanía de
Jesús. Sabían que sus poco cristianas vidas no podrían soportar la
prueba; porque no andaban en el humilde sendero trazado para ellos.
Estos falsos pastores estorbaban la obra de Dios. La verdad hablada al
pueblo en su convincente poder les despertó y, como el carcelero,
comenzaron a preguntar: Qué debo hacer para ser salvo. Pero estos
pastores se interpusieron entre la verdad y el pueblo, y predicaron cosas
suaves para alejarles de la verdad. Se unieron con Satanás y sus
ángeles, y exclamaron: Paz, paz, cuando no había paz. Vi que los
ángeles de Dios lo habían marcado todo, y que las vestiduras de
aquellos pastores no consagrados estaban cubiertas con la sangre de las
almas”. Ellen G. White, Spiritual Gifts, Vol. 1, p. 135.
60
“Las iglesias no quisieron recibir la luz del mensaje del primer ángel
[en contexto, 1843], y, como rechazaron la luz del cielo, cayeron del
favor de Dios. Confiaron en sus propias fuerzas, y por su oposición al
primer mensaje, se pusieron donde no podían ver la luz del mensaje del
segundo ángel [en contexto, 1844]. Pero los amados de Dios, que
estaban oprimidos, respondieron al mensaje: Ha caído Babilonia,
dejando las iglesias caídas”. Ibid., p. 140.
Marcas de Una Secta 297

nunca se retractó de su posición de que las iglesias


protestantes estaban incluidas en el término “Babilonia”.
Cuando la “verdad” cambió nuevamente y se convirtió en
la purificación del santuario celestial, EGW denunció
nuevamente a los que no siguieron el siguiente eslabón de
la “cadena perfecta” de la “verdad” desplegada.61 Cuando
el pueblo de las iglesias que no aceptaron la “verdad”
Adventista oraba, EGW dijo que sus oraciones eran
“inútiles” y que eran contestadas por Satanás.62 Según
Ellen White, todos los verdaderos creyentes abandonarían
estas “iglesias caídas” y se unirían al “remanente”.63
Este espíritu exclusivo y esta acusación contra todos los
que no aceptan la “verdad” del Adventismo no sólo
estuvieron manifiestos en los primeros años del
61
“Los que rechazaron y se opusieron a la luz del mensaje del primer
ángel, perdieron la luz del segundo, y no pudieron beneficiarse del
poder y la gloria que acompañaban el mensaje: He aquí viene el
Esposo. Jesús les dio la espalda con desaprobación. Le habían
menospreciado y rechazado”. Ibid., pp. 155, 156.
62
“Vi que las iglesias nominales habían crucificado estos mensajes
como los judíos habían crucificado a Jesús, y que, por lo tanto, no
tienen conocimiento del movimiento efectuado en el cielo, ni del
camino hacia el Santísimo, y no pueden beneficiarse de la intercesión
de Jesús allí. Como los judíos, que ofrecían sus inútiles sacrificios,
ellos ofrecen sus inútiles oraciones al compartimiento que Jesús había
abandonado, y Satanás, complacido con engaño de los profesos
seguidores de Cristo, les aprisiona en su trampa, asume un carácter
religioso, guía hacia sí mismo las mentes de estos profesos cristianos, y
obra con su poder, sus señales y maravillas mentirosas. A algunos
engaña de una manera, y a otros de otra. Tiene diferentes engaños
preparados para afectar diferentes mentes. Algunos miran horrorizados
un engaño, mientras aceptan otro en seguida. Satanás engaña a algunos
con el espiritismo. También viene con ángel de luz, y extiende su
influencia sobre el país. Vi falsas reformas por todas partes. Las iglesias
se regocijaron, y consideraron que Dios estaba obrando para ellos de
forma maravillosa, cuando era otro espíritu”. Ibid., pp. 169, 170.
63
“Brillará la luz, y cada uno de los honestos abandonará las iglesias
caídas, y se unirán al remanente”. Ibid., pp. 172, 173.
298 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Adventismo, sino que continúan siendo parte integral de la


escatología ASD.64 Léase el capítulo “El Fuerte Pregón” en
El Espíritu de Profecía, Vol. 4, y los capítulos finales de
The Great Controversy, y se hará transparente y evidente
que, según la escatología Adventista, todos los verdaderos
creyentes de los últimos días se unirán al pueblo
“remanente” de Dios—los Adventistas del Séptimo Día.
Hasta el nombre “Adventista del Séptimo Día” está
calculado para ser una marca divisoria entre los que están
en lo correcto y los que están errados.65 El evangelismo
tradicional ASD todavía practica la acusación contra los
que no guardan el sábado.66

64
“El mensaje del tercer ángel [ahora reinterpretado como acusación
contra los que adoran en domingo y tienen la marca de la bestia] debe
llevar a cabo su obra de separar de las iglesias a un pueblo que ocupará
su lugar en la plataforma de la verdad eterna”. Ellen G. White,
Testimonies for the Church, Vol. 6, p. 61. Véase también el
Australasian Union Conference Record, 1900-06-01. “Como el clamor
de medianoche de 1844, el mensaje será transmitido, no tanto por
medio de argumentos, como por medio de la profunda convicción del
Espíritu de Dios. Los argumentos han sido presentados. La semilla ha
sido plantada, y ahora pronto germinará y dará fruto. Las publicaciones
distribuidas por obreros misioneros han ejercido su influencia; pero a
muchos, cuyas mentes han sido impresionadas, se les ha impedido
comprender plenamente la verdad u obedecer. Ahora los rayos de luz
penetran por doquier, la verdad es vista con claridad, y los honestos
hijos de Dios cortan los lazos que les han atado. Los lazos familiares y
las relaciones en la iglesia son impotentes para detenerles ahora. La
verdad es más preciosa que todo lo demás. A pesar de los agentes
combinados contra la verdad, un gran número se pone del lado del
Señor”. Ellen G. White, Spirit of Prophecy, Vol. 4, p. 430.
65
“El nombre Adventista del Séptimo Día es un permanente reproche
contra el mundo protestante. Esta es la línea que separa a los
adoradores de Dios de los que adoran a la bestia y reciben su marca.
El gran conflicto es entre los mandamientos de Dios y los requisitos de
la bestia”. Ellen G. White, Spiritual Gifts, Vol. 4, p. 54.
66
Véase Sabbath in Christ, p. 383, para leer una carta que recibí en
1995 de una joven que asistió a un Seminario de Revelación ASD.
Marcas de Una Secta 299

Vemos, pues, que la iglesia ASD tiene esta octava


característica de una secta.

9. Escatología limitada: “Jesús sólo viene por


nosotros”.
Esta característica está estrechamente relacionada con el
número ocho y ha sido plenamente documentada en esa
sección. La declaración doctrinal ASD acerca del
“remanente”, discutida ya, establece que los ASD cumplen
esta novena característica de una secta. Sin embargo, si
alguno duda de que esta es la enseñanza de la iglesia,
sírvase leer “The Time of Trouble” [Tiempo de Angustia] y
“God´s People Delivered” [Liberación del Pueblo de Dios]
en The Spirit of Prophecy, Vol. 4. Se hará evidente en
seguida que los únicos que se salvarán son los que han
aceptado el sábado y permanecen leales a él a pesar de la
persecución.
Por lo tanto, la iglesia ASD cumple esta característica de
una secta.

10. Complejo mesiánico: “Nosotros somos la


única esperanza para salvar al mundo”.
Esta también es una de las principales enseñanzas de los
Adventistas del Séptimo Día. Se sienten llamados por Dios
para proclamar la “verdad” concerniente a la interpretación
Adventista de los mensajes de los tres ángeles de
Apocalipsis 14, y para preparar a un pueblo para
encontrarse con Dios. Los temas básicos de este mensaje
son la proclamación de la “verdad” del sábado en el
contexto del juicio investigador, y una advertencia para los
que adoran en domingo de que recibirán la marca de la
300 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

bestia.67 Hay muchas citas que expresan esto. He aquí sólo


unas pocas.
Ellos [los Adventistas] deben permanecer como súbditos del
reino de Cristo, llevando el estandarte en el cual está escrito:
“Los mandamientos de Dios y de la fe de Jesús”. Ellos deben
llevar la carga de la obra especial, un mensaje especial.
Tenemos una responsabilidad personal, y esto ha de ser revelado
ante el universo celestial, delante de los ángeles, y delante de los
hombres. Dios no nos llama a aumentar nuestra influencia
mezclándonos con la sociedad, relacionándonos con los
hombres en cuestiones políticas, sino permaneciendo como
partes individuales de su gran todo, con Cristo a nuestra cabeza.
Cristo es nuestro Príncipe,. y como súbditos suyos, debemos
hacer la obra que Dios nos ha señalado.68
Si se nos ha entregado un mensaje especial, como creemos,
ese mensaje tiene que ir, sin importar las costumbres o
prejuicios del mundo, sin ser gobernado por ninguna política de
temor o de favor. Algunos lo recibirán y serán santificados por
medio de él, aunque multitudes se opondrán a él y lo rechazarán.
Pero debe ir a todas partes hasta que la tierra misma se ilumine
de su gloria.69
El Señor tiene un mensaje especial para que lo llevemos al
mundo, el mensaje del tercer ángel. Los mensajes del primer y
tercer ángeles están vinculados al tercero.70
Sentí la profunda inspiración del Espíritu Santo sobre mí, y
sé que el Señor me ha dado un mensaje especial para su pueblo
en estos tiempos.71

67
“El pastor Haskell estaba presentando fuertes razones para explicar
por qué los libros que contienen el conocimiento que ha sido
comunicado a la Hermana White—los libros que contienen el mensaje
especial que ha de llegar al mundo en la actualidad—deben hacerse
circular más libremente”. Ellen G. White, Testimonies for the Church,
Vol. 9, p. 67.
68
Ellen G. White, Gospel Workers, p. 393.
69
Ellen G. White, Life Sketches, p. 314.
70
Ellen G. White, General Conference Bulletin, 1900-01-01.
71
Ellen G. White, Review and Herald, 1909-03-11.
Marcas de Una Secta 301

El Señor me ha dado un mensaje especial para las iglesias


que afirman creer en la verdad para estos últimos días. 72

En numerosas ocasiones, Ellen White sintió que tenía un


mensaje especial de parte de Dios. Entender este mensaje
era necesario para la salvación.73 La iglesia ASD cumple la
décima característica de una secta. Ahora hemos visto que
la iglesia ASD—por lo menos la iglesia Adventista
histórica—cumple diez de las caracteristicas típicas de una
secta “cristiana”.

11. Incredulidad en la naturaleza trina de Dios.


Los Adventistas creen en la Trinidad74, y por lo tanto, no
se ajustan a esta común característica de una secta.

12. Incredulidad en la deidad de Cristo.


En los primeros años del Adventismo, no se enseñaba
claramente la plena deidad de Cristo. Sin embargo, los
Adventistas hoy día creen en la plena deidad de Cristo,
como lo evidencian las Creencias Fundamentales de los
ASDs en los Nos. 2 y 4.75 Por lo tanto, no llenan esta
característica de una secta.

72
Ibid., 1909-09-23.
73
Las interpretaciones Adventistas tanto del ministerio de Cristo en el
Lugar Santísimo del santuario celestial como del sábado son puntos de
vida o muerte para EGW.
74
Véase la declaración No. 2 de las Creencias Fundamentales de los
ASDs.
75
Véase el Apéndice A, para una lista completa de las Creencias
Fundamentales de los ASDs.
302 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

13. Incredulidad en la personalidad del Espíritu


Santo.
Los Adventistas sostienen un punto de vista ortodoxo
sobre el Espíritu Santo, y no se ajustan a esta característica
de una secta.76

14. Incredulidad en la resurrección corporal de


Cristo.
Los Adventistas del Séptimo Día siempre han creído en
la resurrección corporal de Cristo, y no cumplen esta
característica de una secta.77

15. Una interpretación errónea de la justificación


por la fe.
Como hemos visto, la iglesia Adventista histórica no
entendió claramente esta importante doctrina. Esto se hará
más evidente en un capítulo posterior. Sin embargo, la
justificación por la fe es entendida claramente por los
modernos Adventistas evangélicos. La mayoría de los
Adventistas históricos dirán también que creen en la
justificación por la fe. Sin embargo, en este último grupo,
su comprensión de esta doctrina es a menudo limitada.
Creen que la justificación se ocupa de sus pecados pasados,
pero a menudo no tienen claro que la justificación
proporciona justicia presente y futura. A menudo, la
justificación por la fe es vista como sólo la mitad del
proceso de salvación. La otra mitad es la santificación. A
menudo, su concepto del evangelio – la base de la
salvación – incluye ambas. De esta manera, las obras

76
Véanse los Nos. 2 y 5 de las Creencias Fundamentales de los ASDs
en el Apéndice A.
77
Véase el No. 25 de las Creencias Fundamentales de los ASDs en el
Apéndice A.
Marcas de Una Secta 303

humanas—aunque estas obras sean obras de fe—están


incluidas en la santificación, que también está incluida en la
base de la salvación.78
Los Adventistas liberales dirán también que creen en la
justificación por la fe, pero para ellos esta doctrina no es
vista en términos forenses. Su justificación por la fe no está
enraizada en los aspectos sustitutivos de la expiación, sino
en la completa confianza en el carácter amoroso, no
castigador, de Dios.
Concluimos, pues, en que sólo los Adventistas
evangélicos entienden claramente la justificación por la fe.
En las otras dos escuelas de pensamiento Adventista hay a
menudo alguna confusión sobre esta importantísima
doctrina.79 Por lo tanto, algunos en la iglesia ASD no llenan
las características de una secta, pero otros sí.80
Resumiendo esta sección, vemos que la iglesia ASD, por
lo menos la iglesia ASD histórica, cumple muchas de las
características de una secta. Sin embargo, hay que
acreditarle el hecho de que no las cumple todas.
No hay una regla fija de cuántas características de una
secta debe cumplir una organización para que sea
considerada una secta. Quizás por esta razón, los

78
A fines de la década de 1970 y a principios de la década de 1980, éste
era el tema candente de debate en círculos Adventistas. Véase de
Paxton, The Shaking of Adventism [El Zarandeo del Adventismo], pp.
121-156. Véase también de Brinsmead, Judged by the Gospel
[Juzgados por el Evangelio].
79
No quiero dar a entender que ningún Adventista histórico ni liberal
entiende la justificación por la fe. Más bien, hablo en términos
generales.
80
Mientras visitaba una clase de Escuela Sabática ASD a principios de
enero de 1996, se hizo la pregunta: “¿Cuál es nuestro boleto para el
cielo?” Una persona (que no era ASD) respondió: “Creer en Cristo”. El
maestro dijo: “¿Qué dijo usted?” La persona que había respondido
primero no contestó, y luego hubo un coro de los Adventistas: “Los
mandamientos de Dios y la fe de Jesús”.
304 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

evangélicos han metido y han sacado a los Adventistas del


ámbito de las sectas.
Por cierto número de conversaciones recientes81 con
pastores ASD evangélicos, parece que está teniendo una
polarización dentro de la iglesia ASD. Los Adventistas
históricos parecen estar en control de ciertas instituciones82
y publicaciones denominacionales ASD.83 Los Adventistas
liberales parecen controlar algunas instituciones ASD.84 Se
dice que los Adventistas evangélicos controlan al menos
una publicación ASD.85 Varios pastores han expresado la
idea de que, tarde o temprano, habrá un cisma en la iglesia
ASD, porque las creencias de los dos grupos son
mutuamente excluyentes. Parece que los Adventistas
evangélicos están haciendo lo que pueden para reinterpretar
nuevamente el mensaje ASD para que sea bíblico. En
algunas áreas, sin embargo, se me dijo que esto era
imposible.
Tengo reacciones encontradas sobre los Adventistas
evangélicos. A veces, me pregunto si ellos realmente
debieran llamarse Adventistas.86 En otras ocasiones, me he
regocijado de que sostengan tal teología ortodoxa y sin
embargo permanezcan en la iglesia ASD. Este hecho trae
esperanza de que la iglesia, por lo menos en algunos
sectores, se esté moviendo hacia la aceptación de las
81
Enero de 1996.
82
El Seminario ASD en la Universidad de Andrews y la Conferencia
General.
83
Las Lecciones de Escuela Sabática.
84
Columbia Union College y quizás la Universidad de Loma Linda.
85
Ministry Magazine.
86
Muchos Adventistas evangélicos—quizás la mayoría—discrepan con
las siguientes Creencias Fundamentales de los ASDs: el concepto ASD
del remanente, la purificación del santuario celestial y el juicio
investigador, los escritos de EGW como fuente continua y autorizada
de verdad, y el séptimo día sábado como prueba de para todos los
verdaderos cristianos, ahora o en el futuro.
Marcas de Una Secta 305

creencias evangélicas. Me siento agradecido de esto. Un


revisor del primer borrador de este libro tuvo una tercera
reacción a los Adventistas evangélicos.
Los pastores Adventistas evangélicos sólo están ayudando a
apuntalar a una institución espiritualmente abusiva y sectaria, en
la cual no encajan ni a la cual pertenecen realmente. Su
presencia allí sólo proporciona un vellón más blanco a los lobos,
haciendo mucho más pernicioso el engaño de esos lobos.87

Resumen del Capítulo


1. Muchos evangélicos creen que el Adventismo
histórico original debe ser considerado una secta.
2. La actual iglesia ASD—al menos el ala de los
Adventistas históricos—llena muchas de las características
de las sectas típicas, pero no todas.
3. Los Adventistas evangélicos no deben ser
considerados una secta.

87
Esta persona solicitó permanecer en el anonimato.
Yo testifico a todo
aquél que oye las
palabras de la
profecía de este
libro: Si alguno
añadiere a estas
cosas, Dios traerá
sobre él las plagas
que están escritas
en este libro
Capítulo 18

Falsificación de la Palabra
Adiciones a las Escrituras

U
na de las marcas de una secta es que tiene una
fuente adicional de autoridad. Ya hemos
documentado el hecho de que, para los ASD, esta
fuente adicional consiste de los escritos de Ellen G. White.
Algunas sectas, como la de los Mormones y la de los
Testigos de Jehová, tienen sus propias Biblias, que ellos
aseguran son más exactas que las otras Biblias. Me parece
que hay alguna indicación de que los Adventistas históricos
pueden estarse moviendo en esta misma dirección.

Las nuevas Biblias impresas y vendidas por las


entidades ASD
Cuando yo era pastor y maestro de Biblia en la iglesia
ASD, acostumbraba decir a mis estudiantes que una de las
cosas buenas de la iglesia ASD era que no tenía su propia
traducción de la Biblia como los Testigos de Jehová o los
Mormones. Más bien, las doctrinas ASD podían ser
apoyadas por cualquier traducción digna de confianza. Esto
era antes de que me diera cuenta plenamente de que
algunas de las doctrinas ASD no podían ser probadas con la
Biblia solamente. Como se mencionó en el primer capítulo
de este libro, una de las cosas que me impulsaron a escribir
este libro fue descubrir que la comunidad ASD había salido
308 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

con dos nuevas Biblias. Esto es alarmante, y debería llamar


la atención de la comunidad evangélica.
La Biblia de Estudio
La Biblia de Estudio es una King James voluminosa,
cara, encuadernada en cuero. El derecho de autor está
registrado en 1993 por Academy Enterprises, Inc., 6200
Academy Lane, Harrah, Oklahoma 73405, que es una
escuela superior Adventista del Séptimo Día
económicamente independiente y conservadora. Esta Biblia
es impresa por la Review and Herald Publishing
Association, Hagerstown, Maryland, que es propiedad de
los ASD y operada por ellos. Ahora cito de la introducción,
titulada “Acerca de la Biblia de Estudio”.
Sopla todo viento de doctrina (Efe. 4:14). Satanás está
obrando “con todo poder y señales y maravillas mentirosas” (1
Tes. 2:10). Los engaños son tan grandes, que “engañarían, si
fuese posible, aun a los escogidos” (Mat. 24:24). Pero Dios, en
su bondad, ha hecho nuevamente que “el testimonio de Cristo”
sea confirmado en su iglesia, para que “nada nos falte en ningún
don, esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo” (1
Cor. 1:6,7). Su pueblo remanente de los últimos días ha
restaurado, por medio del ministerio de Ellen G. White, “el
testimonio de Jesús” que es “el espíritu de profecía”
(Apoc.12:17; 19:10). Combinar este comentario inspirado con
las mismas Escrituras es el propósito del presente volumen.
Es la sincera y fervorosa oración de los editores, que esta
Palabra inspirada, junto con el inspirado comentario que la
acompaña, salga a todo el mundo y prepare a un pueblo para el
gran día de Dios. Instamos al fiel pueblo de Dios en todas partes
a estudiar la Palabra con diligencia: “Por tanto, pondréis estas
mis palabras en vuestro corazón y en vuestra alma” (Deut.
11:18), “lígalos a tus dedos, escríbelos en la tabla de tu corazón”
(Prov. 7:3), “la palabra de Cristo more en abundancia en
vosotros” (Col. 3:16). Que un poderoso ejército de obreros se
levante así para terminar la obra—un ejército equipado con el
carácter de Cristo, y el mensaje del evangelio eterno.
Hay que notar varias cosas.
Falsificación de la Palabra 309

• La Biblia de Estudio fue impresa en una imprenta


oficial, denominacional, y se vende en los Centros de
Literatura Adventista [Adventist Book Centers] por
todos los Estados Unidos. Por lo tanto, tiene por lo
menos la aprobación pasiva de los dirigentes
denominacionales.
• Es una Biblia King James. El juicio investigador
depende de que se lea Daniel 8:14 en la Biblia King
James. Aunque los ASD deben desestimar por completo
el contexto de Daniel 8:14, todavía es importante para
ellos por tener la palabra “purificado”, pues sin esto es
imposible que encuentren ningún apoyo para esta
doctrina.
• Los escritos de Ellen White, llamados el “testimonio de
Jesús” y el “espíritu de profecía”, se consideran parte de
la iglesia remanente de los últimos días.1
• Los escritos de Ellen White son llamados “un
comentario inspirado”.
• El propósito de La Biblia de Estudio es “combinar este
comentario inspirado con las Escrituras mismas”.
• La Biblia de Estudio tiene cientos de citas de EGW y
miles de referencias a EGW. Hay dos columnas en cada
página. En una columna hay referencias cruzadas de la
Biblia y en la otra, referencias cruzadas de EGW. En la
parte inferior de la mayoría de las páginas hay citas
reales de Ellen White dando su “comentario inspirado”.
• De interés para nuestro estudio, en Daniel 8:14 están
catalogadas unas 32 referencias a “comentarios
inspirados” de EGW sobre esta columna central de la fe
Adventista.

1
Véase Sabbath in Christ, pp. 372 ss., donde esto es examinado en
profundidad.
310 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Este “combinar” el “comentario inspirado” de Ellen


White con la Escritura suscita muchas cuestiones serias. En
sí mismas, las Biblias de estudio no son necesariamente
malas, y hay muchas de ellas. Sin embargo, no sé de
ninguna otra Biblia de estudio, fuera de las sectas, que
afirme que los comentarios añadidos son “comentarios
inspirados”. Esto, unido al hecho de que los ASD tienen los
escritos de EGW por una “fuente continua y autorizada de
verdad”, suscita serias preguntas sobre la dirección en que
va ahora la iglesia ASD. Pero esto es sólo la punta del
témpano de hielo. Ahora nos volvemos a la segunda nueva
Biblia ASD.
La Biblia de la Palabra Clara
La Biblia de la Palabra Clara está registrada como
propiedad intelectual de Jack J. Blanco, Th. D., director del
Departamento de Religión del Southern College en
Chattanooga, Tennessee—una escuela superior propiedad
de la denominación de los Adventistas del Séptimo Día y
manejada por ella. La Biblia de la Palabra Clara es
impresa por la Review and Herald Publishing Association,
propiedad de la denominación, y fue registrada como
propiedad intelectual en 1994. Además, es distribuida por la
Review and Herald Publishing Association, y se vende en
los Centros de Literatura Adventista [ABC, por su nombre
en inglés] de todo el país. Las últimas veces que estuve en
un ABC2, La Biblia de la Palabra Clara se exhibía y/o se
vendía de manera prominente, y según pude averiguar, era
muy recomendada. Entiendo que, por lo menos algunos
eruditos ASD han criticado esta obra, pero permanece en

2
Agosto de 1995 a Febrero de 1996.
Falsificación de la Palabra 311

las librerías Adventistas y es usada por muchos


Adventistas.3
La Biblia de la Palabra Clara es “una paráfrasis para
nutrir la fe y el crecimiento”. En la tapa posterior,
encontramos esta cita:
La Biblia de la Palabra Clara permite que los antiguos textos
sean revelados en la actualidad Nótese que, si una alusión
necesita explicación, es explicada dentro del texto. El resultado
de esta cuidadosa paráfrasis es que se encuentra, no sólo mayor
comprensión al leer la Biblia, sino mayor gozo. Al volverse más
transparente el significado de las Escrituras, se ve más de la
gracia de Dios. Su amor resplandece, aún en los pasajes difíciles
del Antiguo Testamento. Es un placer leer esta Biblia desde
Génesis hasta Apocalipsis. La Biblia de la Palabra Clara ha
renovado las vidas devocionales de millares de personas.
Permita que renueve la suya.
Dentro de la sobrecubierta leemos:
Cada texto está redactado para poner el significado original tan
claro como sea posible para el lector moderno.
Hay que hacer notar varias cosas antes de que vayamos
al texto propiamente dicho de esta “Biblia”.
• Es producida por el director del Departamento de
Religión de una escuela superior propiedad de la
denominación ASD.
• Es publicada y distribuida por entidades denominacionales
oficiales.
• Se dice que, en esta “Biblia”, los textos antiguos “salen
a la luz”, o se les da su verdadero significado.
• Se dice que es una “paráfrasis cuidadosa”.
• Asegura hacer el significado de las Escrituras “más
tranparente”.

3
Recientemente (Enero de 1996), cuando visité un servicio ASD, La
Biblia de la Palabra Clara fue usada para la lectura bíblica en el culto.
312 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

• En esta “Biblia”, “el amor de Dios resplandece, aún en


los pasajes difíciles del Antiguo Testamento”.
• Afirma estar “redactada para poner el significado
original lo más claramente posible”.
• El título, La Biblia de la Palabra Clara, anuncia que es
una obra digna de confianza.
Ahora, pongo delante de la comunidad evangélica una
de las cosas que deben ayudar a responder a la pregunta:
“¿Es la iglesia ASD una secta?”. Aparentemente, razonando
como los Mormones y los Testigos de Jehová, alguien, o
algún grupo, dentro de la iglesia ASD, dijo: “Si la Biblia no
apoya al juicio investigador en Daniel 8:14, cambiemos la
Biblia para que lo apoye”. En la página siguiente, a dos
columnas, aparece Daniel 8:12–14—la “columna central”
de la fe Adventista. La columna de la izquierda está tomada
de The New American Standard Bible. La columna de la
derecha ha sido tomada de La Biblia de la Palabra Clara.
Sírvase notar las injustificadas adiciones al texto, que
incorporan a esta “Biblia” la enseñanza ASD sobre el
juicio investigador.
Falsificación de la Palabra 313

The New American Standard La Biblia de la Palabra Clara

Daniel 8:12–14 Daniel 8:12–14


12 12
Y a causa de la transgresión, A causa de sus pecados, el
el ejército será entregado al pueblo de Dios fue entregado a
cuerno junto con el continuo este poder, y los servicios del
sacrificio; y pisoteará la verdad Templo cesaron. Luego vi al
y hará su voluntad y prosperará. cuerno pequeño cambiar su
13.
Luego oí a un santo que apariencia y atacar la verdad
hablaba a aquel santo sobre el Santuario de Dios y la
particular que había hablado: intercesión diaria en el cielo.
“¿Hasta cuándo se aplicará la El cuerno pequeño intrigó y
visión del continuo sacrificio, prosperó.
13
mientras la transgresión cause Luego uno de los ángeles
horror, para permitir que sean dijo algo a mi ángel, y mi
pisoteados tanto el lugar santo ángel le hizo las mismas
como el ejército?” preguntas que yo quería
14
Y me dijo: “Hasta 2,300 hacerle. Él dijo: “¿Hasta
tardes y mañanas; luego el cuándo permitirá Dios que el
lugar santo será adecuadamente cuerno pequeño ocupe el lugar
restaurado”. de Dios? ¿Cuánto tiempo más
le permitirá Dios pervertir la
verdad sobre Sí mismo y el
Santuario en el cielo, y le
permitirá perseguir a su
pueblo?”
14
Le dijo: “Después de dos mil
trescientos días proféticos (o
dos mil trescientos años), Dios
intervendrá, proclamará la
verdad sobre Sí mismo, y
restaurará el ministerio del
Santuario en el cielo a su
debido lugar. Es entonces
cuando comenzará el juicio,
del cual la purificación del
santuario terrenal era tipo”.
314 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Fue cuando leí esto que me sentí impulsado a escribir


este libro. ¿Cuál fue el motivo para insertar en el texto lo
que no estaba allí? ¿Podía haber sido para hacer pensar al
lector ASD que el juicio investigador es bíblico? ¿Por qué
querría hacer esto alguien que posee un doctorado en
teología? Las adiciones al texto no tienen absolutamente
ninguna base en el texto original, aunque esas adiciones
estén entre comillas como si fuesen del ángel. ¿Está esto
realmente “redactado para que el significado original sea
tan claro como sea posible”? ¿Podría ser esto otro resultado
de la ética del juicio investigador? ¿Podría ser esto un
subproducto de considerar a Ellen G. White “un comentario
inspirado” de la Biblia? ¿Podría ser esto un fin predecible
cuando los escritos de Ellen White se incluyen en el
término “la Biblia sola”?4
Entré en contacto por primera vez con La Biblia de la
Palabra Clara cuando dos miembros de la Comunidad
Cristiana Sedona, donde yo era pastor en el momento de
escribir esto, me pidieron que les acompañara a un estudio
bíblico. Este estudio bíblico había sido solicitado por dos
Adventistas del Séptimo Día y había de tener lugar en su
casa. Durante nuestra discusión, los Adventistas trajeron a
colación La Biblia de la Palabra Clara, presentándola
como una de las mejores traducciones, y afirmando que ella
presentaba la verdad de forma muy clara y comprensible.5

4
“Cuando afirmamos que nos apoyamos en la Biblia y la Biblia sola,
nos comprometemos a aceptar, inquívoca y plenamente, todo lo que la
Biblia enseña. … En consecuencia, no descartamos, sino que
obedecemos, la Biblia respaldando las visiones [de E. G. White]”. Uriah
Smith [renombrado dirigente de los primeros Adventistas y
contemporáneo de Ellen White], Review and Herald, Ene. 13, 1886,
citado en Ministry, Oct. 1980, p. 54.
5
Debe notarse que La Biblia de la Palabra Clara parece ser, en
general, una paráfrasis muy buena. Sin embargo, en los lugares en que
el texto de una traducción literal, como la de The New American
Falsificación de la Palabra 315

Ellos la usaban como base para el estudio doctrinal.


Cuando leí esta porción de Daniel, quedé mudo.
Mis ojos se abrieron a los errores del Adventismo
cuando estudié seriamente el juicio investigador y lo hallé
falto. Ahora bien, el Adventista laico promedio, que confía
en la “erudición” ASD y en la “integridad” de las Biblias
publicadas por la editorial ASD y vendidas en los Centros
de Literatura Adventista, van a creer que Daniel 8:14 es
una base válida para el juicio investigador. ¿Hay alguna
diferencia entre esto y el hecho de que los Testigos de
Jehová tradujeron a Juan de tal manera que la divinidad de
Cristo fue comprometida para que se ajustara a su teología?
¿Hay alguna diferencia entre esto y el hecho de que los
Mormones tradujeron su propia Biblia con las adiciones y/o
correcciones de Joseph Smith para que se ajustara a sus
enseñanzas?
Hace años, G. A. Irwin, Presidente de la Conferencia
General de los ASD, escribió que los escritos de EGW eran
6
...los únicos intérpretes infalibles de los principios bíblicos.
Aparentemente, esta idea todavía no ha muerto en la iglesia
Adventista.
El Dr. Verle Streifling, antiguo pastor Adventista, ha
escrito veintidós páginas documentando las omisiones, los
cambios, y las adiciones en La Biblia de la Palabra Clara
que afectan la enseñanza doctrinal. Esto incluye
distorsiones en el relato de la creación; distorsiones que
socavan la plena deidad de Cristo; distorsiones que
presentan a Jesús como un ser angélico; distorsiones para

Standard Bible, no apoya la teología cuestionable de los ASD, La


Biblia de la Palabra Clara puede mostrar injustificado prejuicio, como
en el caso de Daniel 8:12–14. También descubrí que varios lugares en
las epístolas de Pablo, que tratan de los pactos, bastante confusos.
6
G. A. Irwin, The Mark of the Beast, p. 1, como aparece en la obra de
Canright, The Life of Mrs. E. G. White, p. 35.
316 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

apoyar la teología ASD sobre el santuario; distorsiones


sobre la naturaleza del hombre y la condición del hombre
en la muerte; distorsiones que hacen obligatorias prácticas
del pacto antiguo para los cristianos del nuevo pacto,
especialmente el séptimo día sábado, y distorsiones
relativas a la doctrina del infierno.7

¿En qué dirección va la iglesia ASD?


En la sesión de la Conferencia General celebrada en
1980, se le hicieron cambios a las Creencias
Fundamentales de los ASD. De interés para nosotros en
este punto son las declaraciones sobre las “Escrituras” y
“El Don de Profecía”. En cada uno de los siguientes pares,
resaltaré en letra cursiva la diferencia importante en
redacción.
La declaración sobre las Escrituras de antes de 1980
dice como sigue:
1. Que las Sagradas Escrituras del Antiguo y el Nuevo
Testamentos fueron dadas por inspiración de Dios, contienen
una revelación todo suficiente de su voluntad para los hombres,
y son la única regla infalible de fe y práctica.8
La declaración de 1980, que ha sido cambiada, dice
como sigue:
1. Las Sagradas Escrituras, el Antiguo y el Nuevo Testamentos,
son la Palabra de Dios escrita, dada por inspiración divina por
medio de los santos hombres de Dios, que hablaron y
escribieron inspirados por el Espíritu Santo. En esta Palabra,
Dios ha entregado al hombre el conocimiento necesario para la
salvación. Las Sagradas Escrituras son la infalible revelación de
su voluntad. Son el modelo del carácter, la prueba de la

7
Este trabajo puede descargarse del sitio web de LAM, Inc. en esta
dirección: http://www.ratzlaf.com/downloads.htm
8
Seventh-day Adventist Church Manual, 1976, p. 32.
Falsificación de la Palabra 317

experiencia, el autorizado revelador de doctrinas, y el confiable


registro de los actos de Dios en la historia.9
Se verá inmediatamente que, en la declaración revisada,
han dejado por fuera las palabras “todo suficiente” y
“única”. ¿Por qué harían esto? La respuesta se obtiene
cuando comparamos las dos declaraciones sobre el Don de
Profecía que tienen diferentes números en las dos
declaraciones. La primera declaración, más abajo, es la de
antes de 1980, la segunda es la revisada.
19. Que Dios ha puesto en su iglesia los dones del Espíritu
Santo, como están enumerados en 1 Corintios 12 y Efesios 4.
Que estos dones funcionan en armonía con los principios
divinos de la Biblia, y son dados “para la perfección de los
santos, para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo
de Cristo” (Efe. 4:12). Que el don del Espíritu de profecía es
una de las marcas de identificación de la iglesia remanente (1
Cor. 1:5-7; 12:1-28; Apoc. 12:17; 19:10; Amós 3:7; Oseas
12:10, 13). Reconocen que este don se manifestó en la vida y el
ministerio de Ellen G. White.10
17. El Don de Profecía
Uno de los dones del Espíritu Santo es el de profecía. Este don
es una marca de identificación de la iglesia remanente y se
manifestó en el ministerio de Ellen G. White. Como mensajera
del Señor, sus escritos son una fuente continua y autorizada de
verdad, que proporciona consuelo, guía, instrucción, y
corrección. Además, dejan claro que la Biblia es al modelo por
el cual debe probarse toda enseñanza y toda experiencia.11
Puede verse que, en 1980, la iglesia ASD se alejó de la
Escritura como la única regla todo suficiente e infalible de
fe y práctica, y aceptó los escritos de Ellen G. White como
fuente continua y autorizada de verdad. Debe notarse que
este cambio ocurrió cuando la doctrina de la purificación

9
Ibid., 1990, p. 23.
10
Ibid., 1976, p. 37.
11
Ibid., 1990, p. 28.
318 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

del santuario celestial y el juicio investigador estaba siendo


cuestionada.
¿Hacia dónde se está moviendo ahora (2003) la iglesia
ASD en su teología? En un reciente artículo de la Review
and Herald, Jan Paulson, presidente de la Conferencia
General de los Adventistas del Séptimo Día, dejó muy claro
que la iglesia continuaría enseñando todas las veintisiete
Creencias Fundamentales. Además, reforzó la exclusividad
de los ASD al decir:
…Creemos que ser Adventista del Séptimo Día influye
directamente en nuestra salvación; que, mientras que un
creyente puede salvarse como católico, yo pondría en peligro
toda mi vida espiritual y mi salvación si abandonara lo que
ahora soy y me uniera a cualquier otra comunidad.12

Resumen del Capítulo


1. El propósito declarado de La Biblia de Estudio es
combinar los “comentarios inspirados” de los escritos
de Ellen G. White con las Escrituras mismas.
2. La Biblia de la Palabra Clara, que asegura “hacer su
significado original lo más claro posible”, tiene
adiciones injustificadas al texto de Daniel 8:12–14,
haciendo parecer que la purificación del santuario
celestial y el juicio investigador es una doctrina bíblica.
3. Un anterior presidente de la Conferencia General
declaró que los escritos de Ellen G. White eran “el
único intérprete infalible de los principios bíblicos”.
4. En 1980, la denominación ASD se alejó de las
Escrituras como la única regla todo suficiente e
infalible de fe y práctica, e incluyó los escritos de Ellen
G. White como “fuente continua y autorizada de

12
Jan Paulson, “The Theological Landscape”, No. 4, “The Idea of
Remnant” publicado en Adventist Review, (Review and Herald
Publishing Association, Hagerstown, MD, 2002).
Falsificación de la Palabra 319

verdad”. Sin embargo, también declara (en teoría) que


la Biblia debe ser la prueba definitiva de todos los
escritos proféticos.
5. Los ASD continúan (en 2003) apoyando todas las
veintisiete “Creencias Fundamentales” y sostienen la
exclusividad de la iglesia ASD.
Como ya lo
hemos dicho,
ahora lo repito: si
alguien les anda
predicando un
evangelio distinto
del que
recibieron, que
caiga bajo
maldicion!
Capítulo 19

La Prueba del Evangelio

E l Capítulo 15 fue un corto estudio bíblico sobre el


juicio, que contrastaba las enseñanzas de la
purificación del santuario celestial y el juicio
investigador con las Escrituras. En este capítulo, nos
concentraremos en el evangelio de la gracia del nuevo
pacto. Aunque estos dos temas se traslapan, hay, sin
embargo, importantes diferencias. La cuestión que ahora
dilucidamos es: ¿La doctrina ASD de la purificación del
santuario celestial y el juicio investigador distorsiona,
socava, o contradice el único evangelio de la gracia del
nuevo pacto? Esta es la prueba del ácido. Todo lo que se ha
dicho hasta ahora—por importante que sea—palidece en
relación con esta prueba. Pablo fue muy osado en sus
comentarios sobre personas que llegaban, a las iglesias que
él había fundado, con el requisito adicional de la
observancia de la ley para la salvación.
Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado de del
que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio
diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os
perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Mas si aun
nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio
diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes
hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica
322 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema. (Gál.


1:6-9).
Una de las principales características de una secta, según
Watchman Fellowship,1 es que una secta multiplica los
requisitos para la salvación.2
Hay dos fórmulas para la salvación. Una es bíblica y la otra
es la de las sectas. ¿Cuál es la fórmula que traerá la vida eterna,
y cuál traerá destrucción eterna?
Fe = Salvación + Obras
o
Fe + Obras = Salvación
La primera es la fórmula usada por los escritores de la
Biblia. En Efesios 2:8-10, Pablo explica que la salvación es un
don de Dios basado en la fe. Pero la fe misma viene de Dios.
Entonces, después de la salvación vienen las buenas obras. ¿Por
qué es salva la gente por la gracia inmerecida de Dios? Una
razón, dice Pablo, es hacer buenas obras. La salvación hace que
la humanidad se convierta en una nueva criatura en Cristo “para
buenas obras”. Los cristianos hacen buenas obras, no porque
deben hacerlas para obtener la salvación, sino más bien porque
esto es su nueva naturaleza. A causa de que se han convertido en
nuevas criaturas en Cristo, desearán hacer buenas obras. De aquí
que la primera fórmula sea bíblica.
Sin embargo, es la segunda fórmula la que las sectas usan
siempre. Ponen las obras delante de la salvación. ¿Cuáles obras?
Cada grupo tiene su propia y única lista que debe ser obedecida
al pie de la letra de la Ley, o de lo contrario la salvación queda
fuera del alcance …
Una manera final en que las sectas enlazan las obras con la
salvación es por medio de la obediencia a la Ley del Antiguo
Testamento. Algunos grupos explican que el culto debe tenerse
el domingo [el sábado del Antiguo Testamento] y que deben

1
Watchman Fellowship, P. O. Box 13340, Arlington, TX 76094. Esta
organización tiene un ministerio dirigido a las sectas, e instruye a los
cristianos sobre las sectas.
2
Véase de Rick Branch, “Profile, Patterns in the Cults”, en Watchman
Expositor, Vol. 11, No. 2, 1994.
La Prueba del Evangelio 323

observarse los días festivos. Además, promueven la idea de


obedecer las leyes sobre la dieta. Algunos sabadistas y grupos de
identidad caen en esta categoría.
Resumiendo lo que ya hemos descubierto con relación a
las afirmaciones de EGW y la salvación, encontramos lo
siguiente:
• El mensaje de la segunda venida en 1843 era un
“mensaje salvador” y los pastores que resistieron este
mensaje tenían sobre ellos “la sangre de las almas”.3
• Las iglesias que rechazaron la “verdad” del santuario,
revisada en 1844, cayeron del favor de Dios y se
convirtieron en “Babilonia”. El pueblo de estas
iglesias fue engañado por Satanás, y sus oraciones
eran inútiles.4
• Los cristianos nunca deberían decir: “Soy salvo”.5
• Sólo los que guardan el sábado serán salvos en los
últimos días.6
• No habrá ningún cambio de carácter a la segunda
venida.7

3
Ellen G. White, Early Writings, p. 243.
4
Ellen G. White, Spiritual Gifts, Vol. 1, pp. 140, 172, 173.
5
“Jamás debemos descansar en una condición satisfecha, y dejar de
progresar, diciendo: ‘Soy salvo’. Cuando se contempla esta idea, dejan
de existir los motivos para estar alerta, para orar, para hacer esfuerzos
denodados para avanzar hacia logros más altos. Ninguna lengua
santificada debe ser encontrada pronunciando estas palabras sino
hasta que Cristo venga, y entremos por las puertas a la ciudad de
Dios”. Ellen G. White, The Kress Collection, p. 120. Lo importante es
por qué dijo esto EGW. “Ningún hombre puede decir, soy salvo, sino
hasta que sido sometido a prueba y haya demostrado que ha vencido la
tentación”. Ellen G. White, Review and Herald, 1890-06-17. EGW
enseñaba que sólo los que han demostrado que pueden vencer la
tentación pueden reclamar la salvación. Y luego ponía ésta fuera del
alcance de todos diciendo que sólo puede tenerse la certeza de la
salvación después de la segunda venida.
6
Ellen G. White, Medical Ministry, p. 123.
324 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

• Ellen White dice que no somos salvos por fe


solamente.8
• Tenemos que vivir una vida de “perfecta obediencia”
antes de que las promesas de Dios se cumplan en
nosotros.9
• Hemos de ser juzgados por nuestros “hechos”.10
Si leemos los escritos de EGW y de otros Adventistas,
especialmente los de antes de 1888, será evidente que los
Adventistas tenían un evangelio diferente. No era el
evangelio paulino de la justificación por la fe. Más bien, era
completo legalismo o, en el mejor de los casos, galatismo.
7
Ellen G. White, Review and Herald, 1892-06-21.
8
“La fe y las obras son dos los dos remos con los cuales debemos
avanzar en la vida cristiana. El Señor llama a todos los que creen que
saben lo que es la fe, a estar seguros de que no están impulsándose con
un solo remo, y que su pequeña barca [bote] no está dando vueltas y
vueltas, sin hacer absolutamente ningún progreso. La fe sin obras
inteligentes es muerta. La fe en el poder sanador de Dios no salva, a
menos que esté combinada con buenas obras”. Ellen G. White,
Australasian Union Record, 1905-10-15. “Es el estudiado esfuerzo de
Satanás distraer las mentes de los hombres del camino de la
salvación—fe en Cristo, y obediencia a la ley de Dios”. Sketches from
the Life of Paul, p. 192.
9
“Si vivimos una vida de perfecta obediencia, sus promesas se
cumplirán en nosotros”. Ellen G. White, Testimonies for the Church,
Vol. 2, p. 122. “Lo que Dios promete, Él lo puede cumplir en cualquier
momento, y la obra que Él le da para hacer a su pueblo, Él puede
llevarla a cabo por medio de él. Si viven de acuerdo con cada palabra
que Él ha hablado, cada buena palabra y cada promesa se cumplirá para
ellos. Pero si no alcanzan la perfecta obediencia, las grandes y
preciosas promesas qudan distantes, y ellos no pueden alcanzar su
cumplimiento”. Ellen G. White, Testimonies for the Church, Vol. 2, p.
148.
10
“Nuestros actos, nuestras palabras, hasta nuestros más secretos
motivos, todo pesa al decidir nuestro destino para fortuna o desgracia.
Aunque los hayamos olvidado, testificarán para justificarnos o
condenarnos. Irán delante de nosotros al juicio”. Ellen G. White, Spirit
of Prophecy, Vol. 4, p. 311.
La Prueba del Evangelio 325

En todo caso, el evangelio ASD, especialmente la teología


enseñada en relación con la purificación del santuario
celestial y el juicio investigador, se haría merecedor de la
condena de Pablo en Gálatas 1:6–9.
Es importante que entendamos bien el contexto de la
afirmación de Pablo. Los gálatas enseñaban que los
cristianos eran salvos por fe y por las obras de la ley. Que
esta ley era la ley del pacto antiguo, que incluía los Diez
Mandamientos, es evidente. Hasta Ellen White misma
admitió finalmente esto.11 Pablo dijo:
¡Oh gálatas insensatos! ¿quién os fascinó para no obedecer a
la verdad, a vosotros ante cuyos ojos Jesucristo fue ya
presentado claramente entre vosotros como crucificado? Esto
sólo quiero saber de vosotros: ¿Recibísteis el Espíritu por las
obras de la ley, o por el oír con fe? ¿Tan necios sois? ¿Habiendo
comenzado por el Espíritu ahora vais a acabar por la carne?
(Gál. 3:1–3).
Pablo afirma que la ley fue dada 430 años después de
Abraham12 y habría de continuar hasta Cristo.13 Pablo
define la ley como un “tutor”,14 y luego dice:
Pero venida la fe, ya no estamos bajo tutor (Gál. 3:25).
Pablo dice que el problema con los gálatas era que
querían estar bajo la ley.15 En las epístolas está claro que el

11
“Se me pregunta con respecto a la ley en Gálatas. ¿Cuál ley es el ayo
que nos lleva a Cristo? Respondo: Ambas. la ceremonial y el código
moral de los diez mandamientos”. Ellen G. White, Ms. 87, 1900, en
1888 Materials, p. 1725, Oakland, California.
12
“Esto, pues, digo: El pacto previamente ratificado por Dios para con
Cristo, la ley que vino cuatrocientos treinta años después, no lo abroga,
para invalidar la promesa”. Gál, 3:17).
13
“Entonces, ¿para qué sirve la ley? Fue añadida a causa de las
transgresiones, hasta que viniese la simiente a quien fue hecha la
promesa”. Gál. 3:19.
14
“De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a
fin de que fuésemos justificados por la fe”. Gál. 3:24.
326 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

pacto antiguo es visto en su totalidad. Incluye tanto los


Diez Mandamientos como las otras leyes.16

Evaluación
Es bastante evidente para este escritor que el
Adventismo histórico17 tenía, y algunos Adventistas
históricos puede que todavía tengan, un evangelio
diferente.18 Es claramente un evangelio de:
Fe + Obras = Salvación
Esto, de acuerdo con Watchman Fellowship, es la marca
de una secta. Esto, de acuerdo con Pablo, es una distorsión
del verdadero evangelio de Cristo, y las fuertes palabras a
los gálatas son aplicables.
Ellen White asegura haber visto en visión que un ángel
de Dios guió a William Miller en sus métodos y
conclusiones erróneas, y ella llamó a este mensaje un
“mensaje salvador”. Ellen White usó el término “Vi” 1,933
veces; “se me mostró” 978 veces; “el ángel dijo” 265

15
“Decidme, los que queréis estar bajo la ley: ¿no habéis oído la ley?”
Gál. 4:21.
16
Véase Sabbath in Christ, en el capítulo “Sabbath in the Epistles”,
donde esto es cubierto en profundidad. Nótese también lo siguiente: 2
Cor. 3:3-11 define el pacto antiguo como escrito tanto como con “tinta”
como en “tablas de piedra”. En Heb. 8:13, donde el autor afirma que el
primer pacto es ahora “viejo”, continúa definiendo lo que estaba
incluido en el primer pacto, y concluye con “las tablas del pacto”. (Heb.
9:4). El Antiguo Testamento declara que los Diez Mandamientos son
las “palabras del pacto”. Véase también Éx. 31:18; 34:28; Deut. 9:9, 11,
15; 1 Reyes 8:9, 21.
17
Con este término, quiero decir la iglesia ASD primitiva, de antes de
1888. Hay muchos ASD evangélicos que sí entienden el evangelio
correctamente.
18
Debe observarse que, en la amonestación de Pablo a los gálatas, las
palabras en griego dejan claro que el evangelio diferente no es en
realidad otro evangelio, sino un evangelio espurio, falsificado.
La Prueba del Evangelio 327

veces; “en visión” 320 veces; y “luz que se me dio” 153


veces.19 Es evidente que ella reclama autoridad divina para
sus escritos. Como hemos visto a través de este libro,
muchas de sus afirmaciones son totalmente erróneas, y aquí
está el punto importante: muchas de ellas distorsionan,
socavan, o contradicen el evangelio de la gracia del nuevo
pacto. Si aplicamos la enseñanza de Pablo en Gálatas 1:8, 9
a estas primeras afirmaciones de EGW que distorsionan,
socavan, o contradicen el evangelio, entonces Ellen White
sería el objeto de la condena de Pablo.
Hay otras afirmaciones de EGW, posteriores, en las
cuales ella enseña el evangelio correctamente. Sin embargo,
a menudo ofrece el evangelio con la mano derecha y luego
lo quita con la izquierda. Esta era una continua frustración
para mí mientras trataba de entender el evangelio. Leía
pasajes de Selected Messages [Mensajes Selectos], Vol. 1,
páginas 300–400, y encontraba muchas citas que
armonizaban con el evangelio; luego leía otros escritos
suyos, en los cuales sus afirmaciones o eran erróneas o
comprometían el evangelio.
La hermenéutica de “un poquito aquí y otro poquito
allá”.
Cuando les he señalado a los Adventistas, aun
Adventistas evangélicos, las legalistas y erróneas
afirmaciones de EGW que distorsionan el evangelio, a
menudo responden diciendo: “Sí, pero mire en … para una
afirmación correcta”. No me gusta hacer la comparación,
pero encuentro esto muy similar a lo que los Testigos de
Jehová hacen con la Escritura. ¿Debe un escritor inspirado
post-neotestamentario comprometer jamás el evangelio?
Dos cosas deben decirse sobre las erróneas afirmaciones
de EGW relativas al evangelio. Primera, a menudo se hacen

19
Según un disco compacto sobre EGW.
328 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

en relación con la purificación del santuario celestial y el


juicio investigador. Segunda, EGW asegura ser una
“mensajera de Dios” y hablar con autoridad divina. Por lo
tanto, a la persona que evalúa sus escritos le corresponde
buscar inconsistencias y errores. Si no hay afirmaciones
erróneas de importancia, especialmente en relación con el
evangelio, entonces su afirmación puede ser auténtica. Sin
embargo, si sus escritos tienen una mezcla de verdad y
error, y aunque en la mezcla haya más verdad que error, el
error revela como falsa su afirmación de que tiene
autoridad divina. No sólo eso, sino que un errorcito
mezclado con grandes cantidades de verdad hace al error
aun más peligroso, pues es menos probable que el lector
discierna el error. Una porción grande de buen alimento
puede hacer a un veneno aun más peligroso porque no es
detectado. En conversaciones recientes20 con pastores
Adventistas, muchos me han criticado por asumir una
posición de todo o nada en relación con Ellen White.
Algunos han citado a 1 Tes. 5:19–21.
No apaguéis al Espíritu. No menospreciéis las profecías.
Examinadlo todo; retened lo bueno.
Esto debe significar una de dos cosas: O uno debe
escoger de entre los pronunciamientos de un verdadero
profeta, o uno debe discriminar entre un profeta verdadero
y uno falso por medio del pronunciamiento profético. Creo
que la última es la manera correcta de entender esto.21 Sin

20
Enero de 1996.
21
“Por lo tanto, Pablo afirma cuál curso de acción debe tomar la
congregación…El modelo según el cual puede distinguirse el verdadero
profeta del falso es que el primero no declarará nada, en su especial
revelación, que sea contrario a lo que Dios ha dado a conocer
anteriormente”. William Hendricksen, New Testament Commentary,
Thessalonians, Timothy, and Titus (Grand Rapids, MI: Baker Book
House, 1955) p. 140.
La Prueba del Evangelio 329

embargo, si uno considera la primera, como me indicaron


varios pastores Adventistas, entonces la afirmación
doctrinal sobre los escritos de EGW debe decir: “algunos
de los escritos de Ellen G. White son una fuente continua y
autorizada de verdad”. Sin embargo, si ése es el caso,
¿cómo saber cuáles afirmaciones conservar y cuáles
descartar? El dilema es obvio.
Sin embargo, en la práctica, los Adventistas a menudo se
sienten en libertad para aceptar a EGW como profeta
inspirada, y luego discriminan en sus escritos, tomando lo
que es bueno y armoniza con el evangelio, y descartando el
resto. Recuerdo una presentación sobre EGW, hecha más o
menos en 1981, por un profesor del Seminario ASD de la
Universidad de Andrews durante una Reunión Distrital de
la ASD Pacific Union Conference en el sur de California.
Después de su presentación, se le preguntó al profesor qué
se debe hacer acerca de algunas de las afirmaciones
erróneas encontradas en los escritos de Ellen White. Su
respuesta fue en la forma de una ilustración. “Cuando uno
come pescado, toma la carne y descarta las espinas”. ¿Están
dispuestos los Adventistas a usar este método
discriminatorio de “un poquito aquí y otro poquito allá” al
evaluar los escritos de otros modernos movimientos
religiosos o profetas?
Los cristianos que evalúan las enseñanzas de los
Testigos de Jehová enfocan su atención sobre su errónea
doctrina sobre Cristo, su teoría de salvación por obras, y la
importancia de de 1914, y concluyen que estos errores
socavan el sistema. Lo mismo puede decirse de los
Mormones. Joseph Smith y Brigham Young tenían muchas
cosas buenas que decir. Vienen a la mente inmediatamente
su énfasis sobre la vida saludable, el trabajo honrado, la
ayuda a los pobres, y el apoyo de los valores familiares. Sin
embargo, su evangelio es “otro evangelio”, que es extraño a
330 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

la Escritura. Las escalofriantes afirmaciones de Brigham


Young sobre la expiación por sangre22 son suficientes para
identificarle como un falso maestro, aunque no hubiese
ningunos otros errores en sus escritos. Se da por sentado
que estos errores son de mayor magnitud que los de los
escritos de EGW. Sin embargo, uno podría usar la
hermenéutica de “un poquito aquí y otro poquito allá” y
concluir que los escritos de los Testigos de Jehová y los de
los Mormones son inspirados. ¿Se deben simplemente
pasar por alto las afirmaciones erróneas de “escritores
inspirados” que comprometen el evangelio? ¿Qué clase de
“fuente continua y autorizada de verdad” es la que requiere
esta clase de tratamiento? Añádase a esto el hecho de que
EGW instruye a los Adventistas a que no sean selectivos
con sus escritos. Enseñaba una actitud de “esto o lo otro”
acerca de sus propios escritos. Ella misma fuerza la
situación. Afirma que sus escritos son de Dios o de
Satanás. No deja lugar para un término medio.23 Ella
22
Por ejemplo, Brigham Young enseñó: “¿Amaréis a vuestros
hermanos y a vuestras hermanas lo mismo después de que hayan
cometido un pecado que no puede ser expiado sin derramar su sangre?
¿Amaréis a ese hombre o a esa mujer lo bastante bien como para
derramar su sangre?” “Esto es amar a nuestro prójimo como a nosotros
mismos: si necesita ayuda, ayúdalo; y si quiere la salvación y es
necesario derramar su sangre sobre la tierra para que pueda salvarse,
derrámala … Esa es la manera en que se ama a la humanidad”. Véase
de Brigham Young, Journal of Discourses, Vol. 4, pp. 179, 219, 220,
1857; Vol. 8, p. 61, 1860. Véase también The Watchman Expositor, Vol.
11, No. 1, 1994, p. 8.
23
“Y ahora, hermanos, les ruego que no se interpongan entre mí y mi
pueblo, y que no apaguéis la luz que Dios quiso enviarles. No quiten,
con sus críticas, toda la fuerza, todo el propósito y el poder de los
Testimonios [sus escritos]. No sientan que pueden examinarlos
detenidamente para ajustarlos a sus propias ideas, afirmando que Dios
les ha dado la capacidad de discernir lo que es luz del cielo y lo que es
expresión de mera sabiduría humana. Si los Testimonios no hablan de
acuerdo con la palabra de Dios, rechácenlos. Cristo y Belial no pueden
La Prueba del Evangelio 331

afirma que sus escritos “no contienen ni una sola frase


herética”.24 Ella dice que, en sus Testimonios, “es Dios, no
un mortal falible, quien ha hablado”.25 En nuestro estudio
hasta ahora, ya hemos descubierto muchas afimaciones
heréticas que no pueden ser de Dios. ¿Cómo pueden los
escritos de EGW continuar siendo “una fuente autorizada
de verdad”? Si seguimos su propio consejo de no aceptar la
hermenéutica de “un poquito aquí y otro poquito allá”,
entonces deberíamos hacer lo que ella dijo:
Si los Testimonios no hablan de acuerdo con la palabra de
Dios, rechácenlos.26
La conclusión parece obvia. Recordemos, Pablo dijo que
dejáramos hablar a los profetas “y que los demás
juzguen”.27

El evangelio todavía es mal entendido por muchos ASD


Cuando yo era pastor en la Conferencia del Sur de
California de los ASD más o menos en 1971, una de las
reuniones ministeriales mensuales de la conferencia

estar unidos. Por amor de Dios, no confundan las mentes de la gente


con sofismas humanos y escepticismo, y no anulen la obra que el Señor
desea hacer. Con vuestra falta de discernimiento espiritual, no hagan de
esta agencia de Dios una piedra de ofensa por la cual muchos
tropezarán y caerán, ‘y serán entrampados y tomados’”. Ellen G. White,
Testimonies for the Church, Vol. 5, p. 691.
24
“Tengo el más precioso material para reproducir y poner delante del
pueblo en forma de testimonio. Mientras yo pueda hacer esta obra, el
pueblo debe tener estas cosas, para revivir pasadas verdades, sin una
sola frase herética, en lo que yo he escrito. Se me han dado
instrucciones en el sentido de que esto debe ser una carta viviente para
todos con relación a mi fe”. Ellen G. White, dirigiéndose a “Mi querida
nieta Mabel”, Nov. 16, 1905. Sírvase notar la fecha tardía de esta
afirmación.
25
Ellen G. White, Testimonies for the Church, Vol. 5, p. 682.
26
Ibid., p. 691.
27
1 Cor. 14:29.
332 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

presentó oradores de Campus Crusade. Nos presentaron las


Cuatro Leyes Espirituales. Oí decir a varios pastores ASD:
“¿Qué están haciendo aquí estos babilonios tratando de
enseñarnos el evangelio a nosotros? Creen que uno se
puede salvar sin guardar la ley”.
Mientras enseñaba en una escuela secundaria Adventista
del Séptimo Día,28 preparé una prueba de cierto y falso
sobre el evangelio, y se la di a mi clase de Doctrinas
Bíblicas de undécimo grado. Esta prueba fue puesta durante
varios años consecutivos a más de 200 estudiantes. La
mayoría de estos estudiantes se habían criado en hogares
ASD y se habían educado en escuelas ASD que requerían
tomar una clase de Biblia cada año. El resultado fue que
fallaron aproximadamente el cincuenta por ciento de las
preguntas. En una prueba de cierto y falso con sólo dos
respuestas posibles, podrían haber adivinado todas las
respuestas y obtenido la misma puntuación. Puse esta
misma prueba a un grupo grande de Adventistas del
Séptimo Día adultos con los mismos resultados. Algunos
años más tarde, puse la misma prueba a miembros adultos
de una iglesia de la Alianza Cristiana y Misionera y
también a miembros de una iglesia del Pacto Evangélico.
En estas dos iglesias, una abrumadora mayoría contestó
correctamente. ¿Por qué? Con toda la luz extra dada por
medio de EGW, con todos los miles de páginas de
“comentarios inspirados”, ¿por qué hay tantos ASD que
todavía no entienden el evangelio? En mis recientes29
conversaciones con pastores y maestros ASD evangélicos,
una de las razones que dieron para permanecer en la iglesia
ASD es que tienen una oportunidad para enseñar el
evangelio a los ASD que todavía no lo entienden. ¡Es
trágico que esto sea necesario!

28
1972 a 1979.
29
Enero de 1996.
La Prueba del Evangelio 333

En el número de Ministry30 de octubre de 1992, aparece


una carta que el editor J. David Newman escribió al
presidente de la Conferencia General. En esta carta,
Newman alude a la dificultad de ser totalmente abierto
cuando uno se enfrenta a problemas en la iglesia ASD.
Cualquiera que sugiera que no todo está bien se hace
sospechoso y es acusado de deslealtad a la iglesia.
Luego pasa a mostrar que la iglesia ASD todavía no
entiende los fundamentos de la salvación. Las siguientes
citas han sido tomadas de la sección bajo el
encabezamiento “Dos Puntos de Vista Sobre la Salvación”.
Lo que aparece en corchetes es comentario mío.
Hermano Presidente, usted me dijo que la carga que pesa
sobre su corazón es ver que nuestro pueblo tenga la certeza de la
salvación. ¿Por qué, después de casi 150 años de existencia,
nuestro pueblo no entiende la más elemental de todas las
doctrinas? Mis editores asociados y yo encontramos lamentable
confusión a través del campo mundial en esta área. Creo que es
porque no hemos establecido cuál es la base de nuestra
salvación. Algunos de nosotros [se supone que quiere decir
Adventistas históricos] estamos enseñando una teología de la
salvación católica romana disfrazada. Otros están confundidos
en cuanto a qué equilibrio deben tener al subrayar la obra de
Cristo por nosotros y la obra de Cristo en nosotros.31
Me han sorprendido las cartas y los comentarios que hemos
recibido indicando que nuestra misión no es exaltar a Cristo
Jesús … Nuestro énfasis ahora debe ser la victoria sobre el
pecado, alcanzar una perfección de carácter que ninguna
generación ha logrado.32
El último párrafo refleja la teología de los Adventistas
históricos. Esta es la teología que surge de la doctrina de la

30
La revista para pastores ASD, de la cual se dice que está del lado
evangélico del Adventismo.
31
J. David Newman, Ministry, 1992-10-6.
32
J. David Newman, Ministry, 1992-10-7.
334 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

purificación del santuario celestial y el juicio investigador


enseñada por EGW. También vemos la actitud triunfalista
asociada con esta enseñanza. Y aquí está el punto
importante. La confusión de la iglesia ASD con relación al
evangelio hay que atribuírsela de lleno a Ellen G. White.
Esto no es porque ella no hizo ninguna afirmación
correcta acerca del evangelio, sino porque sus escritos
contienen afirmaciones tanto verdaderas como erróneas
acerca de este importantísimo artículo de fe. Son los
Adventistas históricos, los que continúan leyendo los
escritos de EGW y considerando estos escritos como
“fuente continua y autorizada de verdad”, los que no tienen
claro el evangelio. Es difícil que el Adventismo admita
esto, pero ésta es la raíz de su problema. Esta raíz
encuentra sus ramas en el mensaje principal del
Adventismo—el mensaje del tercer ángel.
Nuestra confusión surge porque nuestra iglesia comenzó con
un auditorio y en la actualidad tenemos dos. Originalmente,
predicábamos a un auditorio principalmente cristiano [haciendo
prosélitos de entre otros grupos cristianos que no guardan el
séptimo día sábado]… Tenemos que entender la diferencia entre
el evangelismo cuya meta es la conversión, y el evangelismo
que produce crecimiento espiritual y la aceptación de verdades
descuidadas, como el sábado. Tenemos que establecer cuál de
estas metas es la necesidad del auditorio particular al cual nos
estamos dirigiendo.33
Luego, bajo el encabezamiento de “Nuestra Misión”,
Newman continúa diciendo:
Apocalipsis 14:6–12 es nuestro estatuto, pero parece que nos
especializamos más en el mensaje del tercer ángel (la marca de
la bestia) que en el del primer ángel (el evangelio eterno).34

33
Ibid.
34
Ibid., 1992-10-8.
La Prueba del Evangelio 335

Mi conclusión es que la doctrina ASD de la purificación


del santuario celestial y el juicio investigador, que está
plenamente apoyada por los escritos de Ellen G. White, con
frecuencia pervierte, distorsiona, y contradice el evangelio
de la gracia del nuevo pacto.

Conclusión: ¿Es la iglesia ASD una secta?


El Adventismo Histórico Primitivo
Creo que el Adventismo histórico35 primitivo era por lo
menos sectario, si no completamente una secta.36
El Adventismo Histórico Contemporáneo
Los que están en esta ala del Adventismo continúan
amando la historia ASD y no ven los flagrantes errores y
las flagrantes contradicciones que son tan evidentes para
los demás. Aceptan el origen divino y la autoridad de los
escritos de EGW y esperan—si bien con algo de temor
latente—la gloriosa consumación del “mensaje del tercer
ángel”.37 Cuando hablan de que el evangelio debe ir a todo
el mundo, es en el contexto del singular mensaje ASD con
sus verdades especiales probatorias del sábado, etc. La
interpretación del evangelio en este grupo es a menudo
enturbiada, comprometida, o mal entendida. Yo estaba en
este grupo, y me es difícil admitir esto, pero creo que
algunos, quizás la mayoría, de este grupo satisfacen
numerosas características de las sectas.

35
Con este término quiero decir el período aproximadamente entre
1844 y 1888.
36
Invito a cualquiera que dude de esto a leer la obra de D. M. Canright,
Life of Mrs. E. G. White [La Vida de la Sra. E. G. White]. Canright era
contemporáneo de EGW, conoció y trabajó con los primeros pioneros
Adventistas, y y tiene muchos y bien documentados materiales
desconocidos para la mayoría de los Adventistas en la actualidad.
37
Lo sé, porque yo era uno de ellos.
336 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

El Adventismo Evangélico
Los Adventistas evangélicos no deben ser considerados
una secta. Ellos no se consideran como los únicos que se
van a salvar. La mayoría ve la purificación del santuario
celestial y el juicio investigador como una doctrina que
debe ser relegada al depósito de chatarra histórico y
olvidada. La mayoría cree en un “juicio pre-advenimiento”,
pero, cuando se les pregunta, admiten que esto no tiene
nada que ver con 1844. La mayoría entiende que este
“juicio pre-advenimiento” es la respuesta de una persona
cuando se ve confrontada con el evangelio. Creen en el
evangelio paulino de la justificación por la fe. Muchos en
esta ala del Adventismo no creen que el séptimo día sábado
es, o debe ser, la prueba final para todos los auténticos
cristianos. La mayoría no cree que los escritos de Ellen
White deben ser considerados como autoridad en
cuestiones de doctrina. Por lo tanto, los Adventistas
evangélicos no deben ser considerados una secta. Sin
embargo, uno se pregunta sobre qué base deben ser
considerados realmente Adventistas. Descubrí que a
menudo están en desacuerdo con varias de las Creencias
Fundamentales de los ASD.
El Adventismo liberal
No es el propósito de este libro hacer una evaluación
completa del Adventismo liberal. Ciertos Adventistas
liberales, especialmente los del área de Loma Linda en
California,38 admitirían libremente que no creen en los
aspectos sustitutivos de la expiación. Para ellos, la sangre
de Cristo no significa nada para Dios y ya no sirve como
medio adecuado para comunicar el verdadero carácter de
Dios. Para ellos, el evangelio es confiar en Dios a causa de
38
Esta observación procede de mi propia experiencia y de
conversaciones con varios pastores Adventistas evangélicos.
La Prueba del Evangelio 337

su carácter amoroso. A menudo, el error no es lo que uno


afirma, sino lo que niega. Si aplicáramos la prueba de Pablo
en Gálatas 1:8, 9 al Adventismo liberal, creo que
encontraríamos que es “otro evangelio”.
El Adventismo denominacional
A nivel denominacional, la iglesia ASD, como EGW,
parece hablar ambiguamente. Se da por sentado que los
dirigentes denominacionales desean mantener las varias
ramas del Adventismo bajo una sola organización; por lo
tanto, tienen que ser pluralistas. Algunos podrían decir que
la iglesia ASD, a nivel denominacional, es sectaria, por las
siguientes razones:
• Continúa manifestando muchas características sectarias.
• Jamás ha renunciado oficialmente a las muchas
afirmaciones erróneas en los primeros escritos de Ellen
White.
• No enseña que las Escrituras son la “única” y “todo
suficiente” regla de fe.39
• Continúa considerando los escritos de Ellen White
como “fuente continua y autorizada de verdad” en sus
Creencias Fundamentales.
• Continúa enseñando la purificación del santuario
celestial y el juicio investigador como doctrina bíblica,
aunque la evidencia en contrario ha sido demostrada
una y otra vez por los mejores cerebros de la iglesia
Adventista. Como hemos visto, esta doctrina
contradice, o por lo menos compromete, el evangelio de
la gracia del nuevo pacto.
• Continúa asegurando que es la iglesia remanente de la
profecía bíblica, cuando sus eruditos saben que los

39
En 1980, la iglesia ASD en su Conferencia General en Dallas, Texas,
quitó estas palabras exactas de su declaración de las Creencias
Fundamnetales.
338 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

textos claves que se ofrecen en apoyo de esta doctrina


no enseñan tal cosa.40
• Continúa enseñando que el séptimo día sábado será la
prueba final para todos los cristianos en los últimos
días, mientras que la Biblia deja bien claro que la
creencia en Cristo es el criterio que servirá de prueba.41
• No siempre se enseña el evangelio con claridad.
Sin embargo, a la denominación ASD le ha tomado largo
tiempo descartar algunos de sus errores históricos. Ahora
afirma la Trinidad, la deidad de Cristo, y la justificación por
la fe.
En un artículo sobre el Adventismo del Séptimo Día
publicado en 1996, [Walter] Martin consideró cuatro doctrinas
que los Adventistas supuestamente sostenían:
1. La expiación de Cristo no se consumó en la cruz.
2. La salvación es el resultado de la gracia, más las obras de
la ley.
3. El Señor Jesucristo era un ser creado, no de toda la
eternidad.
4. En la encarnación, Cristo participó de la naturaleza
pecaminosa, caída, del hombre.42
Después de considerable investigación, llegó a la conclusión
de que “¡acusar a la mayoría de los Adventistas en la actualidad
de sostener estos puntos de vista heréticos es injusto, inexacto, y
decididamente anticristiano!”.43 Sobre la cuestión de la
eternidad de Cristo, la evaluación de Martin probablemente era
exacta … Pero, sobre los otros tres temas, el juicio de Martin
era prematuro. Desde la publicación de Questions on Doctrine

40
Esto lo han reconocido varios profesores de escuela superior y varios
pastores Adventistas evangélicos en conversaciones personales
conmigo.
41
Véase de Ratzlaff, el Capítulo 27 de “The Testing Truth”, en Sabbath
in Christ.
42
Walter R. Martin, “Seventh-day Adventism Today”, Our Hope, Nov.
1956, p. 275.
43
Ibid.
La Prueba del Evangelio 339

en 1957 y hasta la década de 1980, la expiación, la encarnación,


y la naturaleza de la salvación han sido temas de constante
debate.
Que Martin juzgó mal la medida de acuerdo dentro del
Adventismo es innegable. Su error fue aceptar sin crítica los
argumentos que más tarde se publicaron en Questions on
Doctrine.44 Del lado Adventista, el diálogo con Martin y
Barnhouse fue considerado un ejercicio en relaciones públicas.
Hubo poco intento de dar todo el peso a la historia Adventista,
mucho menos a consultar la membresía existente.45
Una palabra de cautela
Cuando se evalúa a los Adventistas del Séptimo Día, de
los cuales hay millones, no debemos hacer generalizaciones
abarcantes. A menudo se me pregunta: “¿Son salvos los
Adventistas del Séptimo Día”? La misma pregunta puede
hacerse de cualquier persona de cualquier denominación, y
la respuesta debe ser siempre la misma. Los que confían en
la vida perfecta de Cristo para su justicia; los que
reconocen que Cristo murió por sus pecados; los que creen
que Cristo fue levantado de entre los muertos para su
justificación; los que creen que ellos están sentados ahora
en los lugares celestiales y que ya son vencedores en Cristo
Jesús, tienen vida eterna.
La salvación es por gracia solamente, por medio de la fe
solamente, y en Cristo solamente. Y los que son
verdaderamente salvos, se darán a sí mismos en servicio a
Dios desde un corazón rebosante de gratitud y amor por lo
que Dios ya ha hecho por su justificación. Obedecerán a
Dios. Harán buenas obras. Amarán a otros como Cristo les
amó a ellos. Sin embargo, y he aquí el punto importante,

44
Es de interés reconocer que Questions on Doctrine ya no se imprime.
Algunos ven esto como evidencia de que la denominación se está
retrayendo de las afirmaciones evangélicas contenidas allí.
45
Bull and Lockart, Seeking a Sanctuary, p. 69.
340 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

estas buenas obras no entran en modo alguno en el


fundamento de su aceptación por Dios para la salvación.
A menudo, el intento de las sectas “cristianas” es
promocionar estricta obediencia a la ley.46 Al principio, esto
parece admirable. Sin embargo, cuando esta obediencia se
convierte siquiera en una parte pequeña del fundamento de
nuestra aceptación por Dios, como sucede con la enseñanza
de los Adventistas históricos acerca de la purificación del
santuario celestial y el juicio investigador, aunque esta
obediencia esté aparejada con la fe en Cristo, el evangelio
queda comprometido. Uno nunca sabe cuándo ha
obedecido lo bastante perfectamente. Por lo tanto, para
tener cierta certeza y aliviar algo la conciencia,
inevitablemente se establecen ciertos patrones humanos
como la norma aceptada, y se prepara el camino para la
auto-justificación, el legalismo, y el perfeccionismo, como
se encuentra en el Adventismo histórico.
Por otra parte, al principio, uno pensaría que el
evangelio de la gracia gratuita del nuevo pacto le quita
mérito a la obediencia. ¿Por qué deberíamos obedecer
cuando la obediencia requerida para la salvación ya ha sido
efectuada por Cristo? Sin embargo, cuando uno acepta esta
gracia gratuita de Dios, tiene lugar una transformación. El
cristiano se convierte en una nueva criatura en Cristo Jesús.
Ya no tiene que trabajar para ganar la salvación. Antes
bien, aceptando el veredicto de “no culpable” de parte de
Dios, reconociendo que “Cristo es el fin de la ley para
justicia”,47 ahora es libre para hacer buenas obras por
ningún otro motivo que no sea el amor y la gratitud.48
46
Para los Adventistas, esta ley es la ley de los Diez Mandamientos del
pacto antiguo, especialmente el sábado, la creencia en la no
inmortalidad del alma, las leyes sobre carnes limpias e inmundas, etc.
47
Rom. 10:4.
48
A menos que el motivo sea las recompensas eternas, lo cual no tiene
nada que ver con la salvación.
La Prueba del Evangelio 341

Ahora, ya no está preocupado por producir suficiente


obediencia para ser aceptado por Dios, porque esa
obediencia ya le ha sido imputada en Cristo, que está
sentado a la diestra de Dios. Ahora su corazón está
quebrantado y puede extender a otros la misma gracia
gratuita y el amor que se le han extendido a él en el
evangelio. Ahora, y solamente ahora, puede verdaderamente
amar a otros. Por lo tanto, Jesús dice:
En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis
amor los unos con los otros. (Juan 13:35).

Resumen del Capítulo


1. Hay sólo un evangelio verdadero.
2. Los que enseñan que la salvación es una combinación
de fe más obras enseñan un falso evangelio, y deben
ser considerados sectarios, si no una secta.
3. Pablo dijo que cualquiera, aun un ángel del cielo, que
predicase un evangelio contrario a su evangelio de
justificación por la fe debe ser maldito.
4. Los primeros escritos de Ellen White en general, y
sus afirmaciones en relación con la purificación del
santuario celestial y el juicio investigador en
particular, a menudo—no siempre—enseñan un falso
evangelio.
5. Ellen White ha escrito muchas cosas buenas que
están en armonía con el evangelio y con las
Escrituras. Sin embargo, alguien que asegure hablar
con la autoridad de Dios, como lo hace ella, no debe
tener ninguna afirmación que comprometa el
evangelio.
6. Ellen White coloca a sus lectores en una posición de
“esto o aquello” con respecto a sus escritos. Exige
que sus escritos sean aceptados en su totalidad o
rechazados en su totalidad. Asegura no haber escrito
342 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

ni una sola frase herética y dice que sus testimonios


son las palabras de Dios.
7. El Adventismo histórico primitivo lleva la marca de
una secta.
8. El Adventismo histórico contemporáneo puede ser
sectario, pero no hasta el mismo grado que muchas
otras sectas.
9. El Adventismo evangélico no debe ser considerado
una secta. Sin embargo, uno se pregunta si sus
miembros deben ser considerados realmente
Adventistas.
10. El Adventismo denominacional enseña otro
evangelio, y por esta razón debe ser considerado
sectario.
11. El Adventismo denominacional puede ser
considerado sectario por las siguientes razones:
a. Continúa manifestando muchas características
sectarias.
b. Nunca ha renunciado oficialmente a las muchas
afirmaciones erróneas en los primeros escritos de
Ellen White.
c. No enseña que las Escrituras son la “única” y
“todo suficiente” regla de fe.
d. Continúa sosteniendo los escritos de Ellen White
como “continua y autorizada fuente de verdad” en
sus Creencias Fundamentales.
e. Continúa enseñando la purificación del santuario
celestial y el juicio investigador como doctrina
bíblica, aunque la evidencia en contrario ha sido
demostrada una y otra vez por los mejores
cerebros de la iglesia Adventista. Como hemos
visto, esta doctrina contradice, o por lo menos
compromete, el evangelio de la gracia del nuevo
pacto.
La Prueba del Evangelio 343

f. Continúa asegurando ser la iglesia remanente de la


profecía bíblica, cuando sus eruditos saben que los
textos claves ofrecidos en apoyo de esta doctrina
no enseñan tal cosa.
g. Continúa enseñando que el séptimo día sábado
será la prueba final para todos los cristianos de los
últimos días, mientras que la Biblia deja bien claro
que la creencia en Cristo es el verdadero criterio
de prueba.49
h. No siempre se enseña el evangelio.
12. Nunca debemos juzgar si alguien es salvo o está
perdido por su afiliación denominacional. La
salvación se basa en la aceptación de la gracia
gratuita de Dios por parte del individuo.

49
Véase de Ratzlaff, Capítulo 27, “The Testing Truth”, en Sabbath in
Christ.
No los temáis;
porque nada hay
encubierto que no
haya de ser
manifestado, ni
oculto que no haya
de saberse.
Capítulo 20

Una Apelación a los


Dirigentes ASD

E ste capítulo es una carta abierta a los dirigentes


denominacionales Adventistas del Séptimo Día. En
este capítulo, haré un breve resumen de las
conclusiones a las que hemos llegado, invitaré a los
dirigentes ASD a afrontar directamente algunas decisiones
difíciles, y luego les haré una amable apelación a seguir la
verdad—sin importar las consecuencias.

Resumen de nuestras conclusiones


Basándonos en la evidencia ya presentada, me parece
que las siguientes afirmaciones resumidas son conclusiones
razonables.
• La iglesia ASD nació del rápido colapso del
millerismo—un erróneo fechamiento de la venida de
Cristo.1
• El abarcante respaldo, por parte de Ellen White, de los
erróneos métodos de interpretación y las conclusiones de

1
Revísese el Capítulo 4, “William Miller: Sus Métodos y Su Mensaje”.
346 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Miller pone en duda sus escritos, sus visiones, y su


pretendida autoridad.2
• Muchos de los primeros errores del Adventismo están
basados en los escritos de Ellen White, o apoyados por
ellos.3
• Cuando algunos de los primeros errores del Adventismo,
incluyendo errores en las visiones de EGW, fueron
evidentes, se intentó cambiarlos, omitirlos, o
suprimirlos.4
• Ellen White ha interpretado y aplicado erróneamente las
Escrituras en numerosas ocasiones.5
• No hay fundamento bíblico para la doctrina de la
purificación del santuario celestial y el juicio
investigador.6
• El juicio en Daniel y en Apocalipsis es principalmente
un juicio de los impíos, no de los santos.7
• Los máximos dirigentes denominacionales y eruditos de
la iglesia ASD han sabido de los problemas exegéticos
relacionados con la purificación del santuario celestial y
el juicio investigador, y han sido incapaces de
resolverlos adecuadamente.8

2
Revísese el Capítulo 3, “Ellen, Dios, y Miller”.
3
Revísense el Capítulo 5, “Lo Correcto Es Erróneo y lo Erróneo Es
Correcto”; 6, “La Verdad Cambia Otra Vez”; y 7, “La Puerta Que Se
Abre y Se Cierra”.
4
Revísese el Capítulo 8, “Se Abre Otra Puerta—En Silencio”.
5
Revísense los Capítulos 5–8.
6
Esto es, a menos que uno recurra a los métodos alegorizantes, con
textos de prueba, de Miller, o use La Biblia de la Palabra Clara.
Revísese el Capítulo 10, “La Cadena Rota”.
7
Revísense los Capitulos 10, “Una Cadena Rota”; 4, “William Miller:
Sus Métodos y Su Mensaje”.
8
Revísese el Capítulo 11, “Bultos Bajo la Alfombra”.
Una Apelación a los Dirigentes ASD 347

• La teología que surge del juicio investigador está


cargada de graves errores.9
• Las enseñanzas del juicio investigador debilitan la
certeza de la salvación y el gozo del evangelio.10
• En vez de conducir a la vindicación de Dios por medio
de la perfección del “remanente”, la purificación del
santuario celestial y el juicio investigador ha sido caldo
de cultivo para toda suerte de éticas cuestionables.11
• El creyente cristiano ya tiene el veredicto de “no
culpable” en la verdad del nuevo pacto de la
justificación por la fe.12
• El juicio investigador está estrechamente relacionado
con los otros aspectos singulares de la teología y la
misión ASD.13
• La denominación ASD todavía tiene ciertas características
sectarias.14
• La denominación ASD ha dado por lo menos aprobación
pasiva a La Biblia de Estudio, cuyo propósito declarado
es combinar los “comentarios inspirados” de los escritos
de Ellen White “con las Escrituras mismas”.15
• La denominación ASD ha dado por lo menos aprobación
pasiva a La Biblia de la Palabra Clara, que asegura ser
una traducción del original, pero que tiene adiciones,
prejuiciadas doctrinalmente, al texto de Daniel 8:12-14,
así como en muchos otros lugares. Estas adiciones no
tienen absolutamente ningún apoyo en el texto original,

9
Revísese el Capítulo 12, “¿Es Esto Verdad?”.
10
Revísese el Capítulo 13, “Vivir Bajo el Juicio”.
11
Revísese el Capítulo 14, “Sabíamos Que Era Erróneo, Pero…”.
12
Revísense los Capítulos 15, “He Sido Absuelto”, y 18, “La Prueba
del Evangelio”.
13
Revísese el Capítulo 16, “La Columna”.
14
Revísese el Capítulo 17, “Las Marcas de Una Secta”.
15
Revísese Ibid.
348 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

y hacen parecer que el juicio investigador es una


doctrina bíblica cuando no lo es.16
• El Adventismo histórico, apoyado por los escritos de
Ellen White, enseñaba, y quizás enseña todavía, un
“evangelio” de “fe más obras equivale a salvación”. Esto
es condenado en los términos más enérgicos por el
apóstol Pablo.17

Algunas preguntas penetrantes para los ASD


sobre el tema del juicio.
1. ¿Creen todavía que el juicio investigador es
realmente una doctrina bíblica aplicable a todos los
cristianos?
2. ¿Por qué un informe completo del Comité Para
Problemas Con el Libro de Daniel no ha sido dado a
conocer oficialmente a los miembros de la iglesia
ASD en general?
3. ¿Creen todavía, como lo enseñaba Ellen White, que
la expiación no se consumará sino hasta después del
fin del juicio investigador, que ustedes sostienen será
para el tiempo de la segunda venida de Cristo?
4. ¿Creen todavía, como lo enseñaba Crosier y como lo
apoyaban las visiones y los escritos de Ellen White,
que Cristo entró en el Lugar Santísimo del santuario
celestial por primera vez en 1844?
5. ¿Creen todavía, como lo enseñaba Ellen White, que
el juicio investigador es un juicio de salvación y que
el resultado será determinado por la confesión de los
pecados y la perfección del carácter y/o la ejecución
de “hechos”?18,19

16
Revísese Ibid.
17
Revísese el Capítulo 18, “La Prueba del Evangelio”.
18
“Dice Juan: ‘Los muertos fueron juzgados por las cosas que estaban
escritas en los libros, según sus obras’. Los ángeles de Dios han
Una Apelación a los Dirigentes ASD 349

6. ¿Creen todavía, como lo enseñaba Ellen White en la


purificación del santuario celestial y el juicio
investigador, que el borramiento de los pecados no
tiene lugar al arrepentimiento y la conversión, sino al
final del juicio investigador?
7. ¿Creen todavía, como lo enseñaba Ellen White y se le
mostró en visión, que Crosier tenía la “luz verdadera”
sobre la purificación del santuario, etc.?20
Si la respuesta es no, entonces ¿por qué no repudian
como errónea la doctrina de la purificación del santuario
celestial y el juicio investigador, o por lo menos la quitan
de su declaración en Creencias Fundamentales?
Algunas preguntas penetrantes para los ASD en
relación con Ellen White.

mantenido un fiel registro de las vidas de todos, y han de ser juzgados


según sus obras. En vista de este juicio, Pedro exhortó a los hombres
de Israel: ‘Arrepentíos, pues, y convertíos, para que vuestros pecados
sean borrados, cuando vengan tiempos de refrigerio de la presencia del
Señor; y él enviará a Jesús, a quien el cielo debe recibir hasta los
tiempos de la restitución de todas las cosas, que Dios ha hablado por
boca de sus santos profetas desde la fundación del mundo’”. Ellen G.
White, Spirit of Prophecy, Vol. 4, p. 308.
19
La declaración de EGW en la nota que antecede es un ejemplo típico
del uso obviamente erróneo de las Escrituras. Ella cita a Apoc. 20:11,
12, que, en contexto trata de los impíos en el juicio del trono blanco al
fin de los mil años, en apoyo del juicio investigador de la justificación
que los Adventistas dicen terminará antes de que comiencen los mil
años. También usa Hechos 3:19–21 en apoyo de “este juicio”. Si
aceptáramos esta enseñanza como “comentario inspirado”, tendríamos
que equiparar el derramamiento del Espíritu Santo el día de Pentecostés
con el juicio del trono blanco al final de los mil años, y ver ambos
como si se refiriesen al juicio investigador que comenzó en 1844.
20
El “etc.,” muestra que EGW también respaldaba los otros aspectos de
las enseñanzas de Crosier.
350 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

1. ¿Creen todavía, como lo enseñaba Ellen White, que


un ángel de Dios guió a William Miller en su estudio
de las profecías?
2. ¿Creen todavía, como lo enseñaba Ellen White, que
William Miller descubrió una “perfecta cadena de
verdad”?
3. ¿Creen todavía, como lo enseñaba Ellen White, que
el gráfico de 1843 de Miller, que tenía por lo menos
seis, si no quince, líneas de “profecía” que apuntaban
a 1844, era dirigido por Dios, y que ninguna parte de
él debería ser alterada porque las cifras eran tal como
Dios las quería?
4. ¿Creen todavía, como se le mostró a Ellen White en
visión, que Dios cubrió con su mano el error del
gráfico y los cálculos de las fechas de Miller?
5. ¿Creen todavía, como lo enseñaba Ellen White, que
los pastores de las iglesias cristianas que rechazaron
el mensaje de Miller en 1843 “tenían sobre ellos la
sangre de las almas” y que Jesús “volvió su rostro”
contra esas iglesias?
6. ¿Creen todavía, como lo enseñaba Ellen White, que
el mensaje de Miller en 1843 era un “mensaje
salvador”?
7. ¿Creen todavía, como lo enseñaba Ellen White y
como se le mostró en su primera visión, que los que
habían aceptado el mensaje de Miller y luego lo
rechazaron después de 1844, “fueron dejados en
completa oscuridad”, y que era “imposible” que
regresaran al sendero que conducía al cielo?
8. ¿Creen todavía, como lo enseñaba Ellen White, que
las oraciones de los cristianos que rechazaron el
mensaje del santuario de 1844 eran “inútiles”?
9. ¿Creen todavía, como lo enseñaba Ellen White, que
“ninguna lengua santificada” dirá: “Soy salvo”?
Una Apelación a los Dirigentes ASD 351

10. ¿Creen todavía, como lo enseñaba Ellen White, que


la muerte de Cristo en la cruz no vindicó por
completo el carácter de amor y justicia de Dios ante
el universo?
Esta lista podría extenderse por muchas páginas, pero
creo que el argumento ha sido presentado. Desde una
perspectiva evangélica, las enseñanzas de Ellen White a
menudo parecen contener errores doctrinales que con
frecuencia contradicen las Escrituras y socavan el
evangelio. Además de esto, la siguiente cita, escrita en
1856, debería zanjar la cuestión de la autenticidad profética
de EGW.
Se me mostró la compañía presente en la Conferencia. Dijo
el ángel: “Algunos son pasto de gusanos, algunos están sujetos a
las siete últimas plagas, algunos estarán vivos y permanecerán
en la tierra para ser trasladados a la venida de Jesús”.21
Considerando lo anterior, parece que Ellen White no
pasa las pruebas bíblicas de un verdadero profeta. Todas las
personas presentes en aquella reunión22 han estado muertas
por muchos años.
El profeta que tuviere la presunción de hablar palabra en mi
nombre, a quien yo no le haya mandado hablar, o que hablare en
nombre de dioses ajenos, el tal profeta morirá. Y si dijeres en tu
corazón: ¿Cómo conoceremos la palabra que Jehová nos ha
hablado?; si el profeta hablare en nombre de Jehová, y no se
cumpliere lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que Jehová no
ha hablado; con presunción la habló el tal profeta; no tengas
temor de él. (Deut. 18:20–22).
Cuando se cumpla la palabra del profeta, será conocido
como el profeta que Jehová en verdad envió. (Jer. 28:9)

21
Ellen G. White, Testimonies for the Church, Vol. 1, p. 131.
22
Esta conferencia tuvo lugar el 27 de mayo de 1856. Véase Ibid., p.
127.
352 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Así que, preguntamos, ¿creen todavía que los escritos de


Ellen White son “comentarios inspirados” y una “fuente
continua y autorizada de verdad”?
Si su respuesta es no, entonces por qué no repudian los
muchos errores en los escritos de Ellen White, o por lo
menos quitan sus escritos de su declaración de las
Creencias Fundamentales como “una fuente continua y
autorizada de verdad”?
El autor envió la siguiente carta registrada al entonces
presidente de la Conferencia General justo antes de la
segunda impresión de la Doctrina Sectaria.
Mayo 1, 1997
Robert S. Folkenberg,
Presidente de la Conferencia General de los ASD
12501 Old Columbia Pike
Silver Spring, MD20904-6600
Estimado Pastor Folkenberg.
Gracias por tomar tiempo de su apretada agenda para leer esta
carta. Yo era un Adventista del Séptimo Día de cuarta
generación que creía en la Iglesia Adventista del Séptimo Día
como la verdadera iglesia remanente de Dios de la profecía
bíblica. Leí la mayoría de los escritos de Ellen White publicados
hasta entonces, si no todos, y creía que ella era una verdadera
mensajera de Dios, inspirada para preparar a un pueblo para
comparecer en el gran día de la venida de Cristo. Asistí a
escuelas ASD desde el primer grado hasta el seminario.
Abandoné el ministerio ASD cuando ya no pude apoyar más el
juicio investigador. Hice esto sólo después de considerable
estudio bíblico, oración, y discusión con los mejores eruditos
SDA, que reconocieron en privado que el juicio investigador no
era una doctrina bíblica.
Envié a usted dos libros por correo registrado hace como ocho
meses. Se titulaban Sabbath in Crisis y The Cultic Doctrine of
Seventh-day Adventists: An Evangelical Resource, An Appeal to
SDA Leadership. La Fundación White ha comprado varias
copias de Cultic Doctrine, y algunas copias de Sabbath in
Una Apelación a los Dirigentes ASD 353

Crisis. Muchas otras entidades ASD también han comprado


estos libros. Algunos pastores ASD los están recomendando en
privado a sus miembros de iglesia. La verdad es que se han
vendido muchos millares de estos libros, y me preparo para
reimprimirlos nuevamente. Recibo muchas solicitudes de
lectores que me preguntan cuál ha sido la respuesta de los
dirigentes ASD. Hasta la fecha, no hecibido ninguna. Me
gustaría incluir su respuesta, o por lo menos un resumen de ella,
en la siguiente impresión.
Para que yo pueda representar al Adventismo correctamente, le
solicito que responda a las preguntas que aparecen en Cultic
Doctrine (Véase el Capítulo 20). También le solicito que
responda a varias otras preguntas enumeradas más abajo.
Muchas de las preguntas pueden ser contestadas con un simple
“Sí” o “No”.

1. ¿Sostiene todavía la iglesia Adventista del Séptimo Día las


siguientes Creencias Fundamentales como aparecen
impresas en su Anuario Adventista del Séptimo Día para
1996?:
No. 12, El Remanente y Su Misión
No. 17, El Don de Profecía
No. 19, El Sábado
No. 23, El Ministerio de Cristo en el Santuario Celestial
No. 25, La Muerte y la Resurrección
2. ¿Tiene un pastor Adventista del Séptimo Día que estar de
acuerdo con todas las 27 Creencias Fundamentales de los
Adventistas del Séptimo Día para estar bien con la iglesia
y tener buen crédito?
3. Si un pastor no tiene que estar de acuerdo con todas las 27
Creencias Fundamentales de la Iglesia Adventista del
Séptimo Día, ¿con cuántas puede estar en desacuerdo y
todavía continuar siendo pastor en la denominación
Adventistas del Séptimo Día?
4. ¿Hay ciertas Creencias Fundamentales no negociables, con
las cuales un pastor ASD tiene que estar de acuerdo para
estar bien con la iglesia y tener buen crédito? Si es así,
¿cuáles serían?
354 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

5. Si un pastor ASD no estuviera de acuerdo con todas las


cinco Creencias Fundamentales mencionadas más arriba
en la pregunta 1, ¿ sería, o debería ser, considerado todavía
pastor “Adventista”?
6. ¿Hay diferentes requisitos para adherirse a las 27
Creencias Fundamentales tanto para pastores como para
miembros de iglesia? Si es así, por favor explíquelo.
7. ¿Se espera cambiar alguna de las 27 Creencias
Fundamentales de los Adventistas del Séptimo Día en el
futuro cercano (1–3 años)? Si es así, por favor explíquelo.

Pastor Folkenberg, sé que usted debe conocer los hechos.


Muchas de las cosas que los Adventistas creían originalmente
son erróneas. Sin embargo, en sus Seminarios sobre Apocalipsis,
la iglesia Adventista continúa enseñando cosas que sus eruditos
saben que son falsas. Apelo a usted para que siga los pasos de
otros que han sido francos con la verdad. ¿Por qué no seguir los
pasos de los reformadores que estuvieron dispuestos a ponerse
del lado de la verdad sin importarles lo que sucediese? ¿Por qué
no seguir el ejemplo de los recientes cambios en la Iglesia
Mundial de Dios? Esta iglesia ha admitido públicamente los
errores pasados. Han ayudado a los miembros de su iglesia a ver
el largo alcance de las afirmaciones y los resultados de entender
correctamente el evangelio. Es verdad que muchos no lo han
entendido. Es verdad que muchos se han ido. Es verdad que lo
mismo sucedería en el Adventismo. ¿No es la verdad más
valiosa que los números, el dinero y el poder? He hablado
personalmente con varios pastores ASD que reconocen en
privado que la iglesia ASD está errada en varias de sus
Creencias Fundamentales. Están trabajando, según piensan que
es seguro, para cambiar la iglesia desde adentro. Me han
expresado aprecio por mi trabajo externamente. Esperan y oran
para que la iglesia ASD admita sus pasados errores y llegue a
ser una iglesia verdaderamente basada en la Biblia. Apelo a
usted para que estudie cuidadosamente y con oración los dos
libros que se le enviaron. Gracias por responder a esta carta.
Quiero realmente ser honesto en mi evaluación del Adventismo.
Si tiene alguna pregunta, por favor siéntase libre para llamar o
escribir.
En el gozo del Señor, Dale Ratzlaff
Una Apelación a los Dirigentes ASD 355

Algunas semanas más tarde, recibí una carta de uno de


los Asistentes del Presidente. Decía que el Pastor
Folkenberg no tenía tiempo para responder a mi carta y que
lo que los Adventistas creen era bien sabido.

Reflexiones personales
Como Adventista del Séptimo Día de cuarta generación,
crecí creyendo plenamente que la iglesia ASD era
realmente la única iglesia verdadera, remanente, de Dios.
Creía que buscar y vivir la verdad era el corazón mismo del
Adventismo del Séptimo Día. Me impactó enterarme de lo
contrario. Recuerdo vívidamente los meses de angustia que
sufrí mientras luchaba con los hechos. Amaba los escritos
de EGW, aunque hubiese algunas cosas que no lograba
reconciliar. Amaba la historia ASD, y a menudo me
maravillaba de la enseñanza de cómo Dios condujo a este
pequeño grupo de Adventistas a descubrir “verdades
especiales” para los últimos días. El destino futuro de los
ASD siempre fue un desafío para mi imaginación. Me veía
a mí mismo como un leal Adventista hasta el fin, dispuesto
a dar mi vida, si Dios así lo disponía, guardando fielmente
el sábado.
Entonces descubrí que el juicio investigador no era una
doctrina bíblica, que contradecía la Escritura y socavaba el
evangelio. Más o menos por el mismo tiempo, recibí
evidencia concreta de que Ellen White había copiado
profusamente, aunque ella lo negaba, y que hasta había
trasladado los errores de los libros de los cuales había
copiado. Esto fue un golpe terrible. No abandoné la iglesia
ASD sin un estudio serio.
Ahora, veintidós años más tarde, parece obvio que los
dirigentes ASD conocen los hechos. Parece también que
todavía no están nada dispuestos a reconocer los errores del
Adventismo primitivo.
356 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

La oportunidad y el dilema de los Adventistas


Estoy seguro de que los dirigentes ASD se enfrentan a
muchos dilemas. No sería fácil descartar la doctrina de la
purificación del santuario celestial y el juicio investigador
porque está estrechamente entrelazada con casi todo en el
Adventismo histórico. Si los dirigentes denominacionales
hicieran esto, sin duda muchos Adventistas históricos
formarían grupos disidentes y reformistas, asegurando que
la corriente principal del Adventismo había abandonado el
“modelo”23 y que había apostatado.
Recientemente, la Iglesia Mundial de Dios se enfrentó a
un desafío similar. Había sido considerada por la mayoría
de los evangélicos como una “secta cristiana”. Sin
embargo, sus dirigentes, sabiendo lo que les costaría,
decidieron seguir la verdad, sin importar lo que costara.
Cambiaron públicamente sus creencias sobre varias
doctrinas importantes. Se alejaron de las creencias erróneas
y se acercaron a la corriente principal del cristianismo.
Abandonaron su fuerte énfasis en el pacto antiguo, y ahora
enseñan el evangelio de gracia del nuevo pacto. Han
cambiado la manera en que entienden el Espíritu Santo y la
doctrina de Cristo. Ya no requieren la observancia del
sábado o las fiestas anuales. Puede que no estén todavía en
la mitad de la corriente principal del evangélismo, pero
ciertamente se están moviendo rápidamente en esa
dirección.
Este cambio de doctrina les costó caro. Perdieron
aproximadamente el cuarenta por ciento de sus pastores y
el treinta por ciento de sus miembros, para no mencionar
sus ingresos. En la actualidad, sin embargo, los que

23
Un término bien conocido en el Adventismo histórico para referirse a
los escritos de Ellen White.
Una Apelación a los Dirigentes ASD 357

quedaron están siguiendo a Cristo y se regocijan en el


evangelio de gracia del nuevo pacto.24
Cuando se trata de estar de parte de la verdad, Jesús es
nuestro ejemplo. Aunque las multitudes eran grandes, Jesús
no comprometía la verdad por el interés de los números.
Estar de parte de la verdad le costó caro. Muchos de sus
seguidores le abandonaron25 y luego hubo el costo de la
cruz.
Cuando se trata de cambios, los dirigentes ASD podrían
seguir la tradición de los primeros pioneros del
Adventismo. Como hemos visto, ellos también cambiaron
su manera de entender la verdad en más de una ocasión. Al
estudiar los escritos de EGW, es evidente que ella también
cambiaba sus creencias. Hay que acreditarle que, a
diferencia de otros “profetas” de su tiempo, su cambio de
doctrina era por lo general26 hacia la corriente principal del
cristianismo. Es verdad que ni la iglesia Adventista ni EGW
han sido tan francos al admitir pasados errores como a
muchos les gustaría, pero ¡qué oportunidad tiene ahora la
iglesia ASD! ¿Por qué no seguir la verdad, sin importar el
costo?
La iglesia ASD no debe ser evaluada en la actualidad
basándose en lo que fue hace muchos años, sino en sus
actuales creencias y prácticas. Y he aquí la oportunidad y el
24
He hablado personalmente con varios de los máximos dirigentes
denominacionales, un gran número de pastores, y muchos cientos de
miembros de la Iglesia Mundial de Dios. Me he sentido muy
estimulado por su sinceridad y su deseo de seguir la verdad, sin
importar el costo, manifestados en casi todas las conversaciones.
25
“Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya no
andaban con él” (Juan 6:66).
26
No siempre, como en sus primeras visiones, en que “cerró la puerta”
otra vez. Sin embargo, en relación con su manera de entender el
evangelio, la deidad de Cristo, la naturaleza sin pecado de Cristo, etc.,
su cambio de creencias fue en dirección de la corriente principal del
cristianismo.
358 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

dilema Adventistas. Me parece que hay muchos en la


denominación que están cambiando y quieren más cambios.
Sin embargo, no quieren repudiar abiertamente sus pasados
errores. Por ejemplo, en su libro The Sanctuary, the Heart
of Adventist Theology [El Santuario, el Corazón de la
Teología Adventista], Roy Adams hace varias
concesiones,27 pero entonces hace un imaginativo juego de
pies para demostrar que esto en ninguna manera altera ni un
solo tablón de los pilares básicos de la fe Adventista.28 Me
parece ilógico afirmar dos o más posiciones que son
fundamentalmente contradictorias.
Algunos Adventistas han progresado del juicio
investigador al ministerio de Jesús en el santuario celestial
en “dos compartimientos”, al ministerio de Jesús en el
santuario celestial en “dos fases”, al “juicio pre-
advenimiento” (en el contexto del juicio investigador post-
1844), al “juicio pre-advenimiento” (aceptación del
evangelio, el contexto de 1844 es irrelevante). A menudo,
esto se hace bajo la dinámica de “revelación progresiva”.
Una cuidadosa evaluación de esta progresión de creencias
muestra que la primera y la última se contradicen entre sí, y
una no surge de la otra. Es como el continuo de blanco a
negro en pequeños aumentos, mencionado en el capítulo
dos. El negro no es blanco, no importa cuántos variados
tonos de gris conecten a los dos. Ni el error es verdad, no
importa cuántos pasos graduales se den, tratando de
convertir el error en verdad.
Estoy asombrado de los comentarios de muchos de los
pastores Adventistas, aun los Adventistas evangélicos, que

27
La contribución de A. F. Ballenger a la verdad, p. 86; los pecados, no
la sangre, contaminan el santuario, p. 87; y varios otras.
28
“…sin alterar un solo tablón de los pilares básicos de la fe
Adventista, sí percibimos una visión más clara”. Adams, The Sanctuary,
p. 11.
Una Apelación a los Dirigentes ASD 359

leyeron el primer borrador de este manuscrito. Algunos


repudiaron los errores de las primeras afirmaciones de
Ellen White sobre la puerta cerrada, sus perversión de las
afirmaciones del evangelio, etc., pero continúan
considerando a EGW como profeta inspirada. Su
razonamiento era simplemente “revelación progresiva”. Sin
embargo, dos posiciones contrarias entre sí no pueden ser
ciertas. Si he entendido correctamente la revelación
progresiva, una nueva revelacón de la verdad no contradice
la primera revelación de la verdad. Puede añadir nuevas
vislumbres, nuevos hechos, y mayor entendimiento, pero la
primera revelación de la verdad encaja en la imagen mayor
de la verdad sin ser contradictoria.
Por lo tanto, me parece que la única manera en que los
Adventistas pueden realmente “salir limpios” y entrar a la
corriente principal del evangelismo es repudiar
abiertamente los primeros errores de la purificación del
santuario celestial y el juicio investigador, y abandonar los
escritos de Ellen White como fuente de autoridad.

Una apelación humilde—¿por qué no aprovechar


el momento?
¿Es demasiado esperar que los dirigentes ASD se suelten
algún día de los errores del millerismo y los errores en los
escritos de Ellen White? ¿Por qué no cortar la “astilla” de la
purificación del santuario celestial y el juicio investigador,
aunque les duela y el costo sea alto? ¿Por qué no decidirse
a ser fieles sólo al evangelio de gracia del nuevo pacto y la
palabra de Dios? ¿Por qué no liberar a la iglesia
Adventista—dejarla libre para que haga las buenas obras
que se producen como resultado natural de saber que Dios
ya ha dado al creyente cristiano el veredicto de “no
culpable” en Cristo Jesús?
360 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Sé que la iglesia Adventista se ve a sí misma como “el


remanente”. Sin embargo, me parece que esta afirmación
no se funda en una sólida interpretación bíblica. Sé que
sería una terrible sorpresa para muchos Adventistas
históricos darse cuenta de que la iglesia ASD no fue, ni es,
la iglesia remanente. Sin embargo, si la iglesia Adventista
se soltara de los errores del pasado, entonces sería
verdaderamente parte del remanente—todos verdaderos
creyentes en Cristo.
A veces, lo que he dicho en este libro probablemente ha
cortado hasta doler. Sin duda, algunos han retrocedido ante
el cortante cuchillo, como lo hice yo cuando el anciano
médico de campo trataba de encontrar la astilla en mi pie.
He cortado, no con la intención de causar dolor, sino con la
esperanza de que el corte fuese lo bastante profundo para
quitar la astilla. ¡Cuán maravilloso sería ver a la iglesia
ASD correr libre—libre de la astilla paralizante, libre del
estorbo de pasados errores!
Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis
verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la
verdad os hará libres. (Juan 8:31, 32).
Es mi sincera oración y esperanza que este libro pueda,
de una manera modesta, impulsar a la iglesia Adventista
hacia la corriente principal del evangelio.
Apéndice A

Creencias Fundamentales de los Adventistas del


Séptimo Día
(Revisadas en 1980 y actuales en 2004)

Los Adventistas del Séptimo Día aceptan la Biblia como su único


credo, y sostienen que las Sagradas Escrituras enseñan ciertas creencias
fundamentales. Como quedan establecidas aquí, estas creencias
constituyen la manera en que la iglesia entiende y expresa las
enseñanzas de las Escrituras. Puede esperarse que estas declaraciones
sean revisadas durante una sesión de la Conferencia General, cuando la
iglesia sea guiada por el Espíritu Santo a una comprensión más plena
de la verdad bíblica, o encuentre un mejor lenguaje en el cual expresar
las enseñanzas de la santa Palabra de Dios.

1. Las Sagradas Escrituras: Las Sagradas Escrituras, que


comprenden el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento, son la
Palabra de Dios escrita, dadas por inspiración divina por medio de
los santos hombres de Dios que hablaron y escribieron movidos
por el Espíritu Santo. En esta Palabra, Dios ha entregado al hombre
el conocimiento necesario para la salvación. Las Sagradas
Escrituras son la infalible revelación de su voluntad. Ellas son el
modelo del carácter, la prueba de la experiencia, la revelación
autorizada de las doctrinas, y el registro digno de confianza de los
actos de Dios en la historia. (2 Ped. 1:20, 21; 2 Tim. 3:16; Sal.
119:105; Prov. 30:5,6; Isa. 8:20; Juan 17:17; 1 Tesa. 2:13; Heb.
4:12).
2. La Trinidad: Hay un solo Dios: Padre, Hijo, y Espíritu Santo, una
unidad de tres Personas coeternas. Dios es inmortal, todopoderoso,
omnisapiente, superior a todos, y omnipresente. Es infinito y está
más allá de la comprensión humana, pero es conocido por medio
de su auto-revelación. Es por siempre digno de culto, adoración, y
servicio por parte de la creación entera. (Deut. 6:4; Mat. 28:19; 2
Cor. 13:14; Efe. 4:6–4; 1 Ped. 1:2; 1 Tim. 1:17; Apoc. 14:7).

3. El Padre: Dios el Padre Eterno es el Creador, el Origen, el


Sustentador, y el Soberano de toda la creación. Es justo y santo,
misericordioso y lleno de gracia, lento para la ira, y abundante en
362 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

amor y fidelidad constantes; las cualidades y los poderes


demostrados en el Hijo y en el Espíritu Santo son también
revelaciones del Padre. (Gén. 1:1; Apoc. 4:11; 1 Cor. 15:28; Juan
3:16; 1 Juan 4:8; 1 Tim. 1:17; Éx. 34:6,7; Juan 14:9).

4. El Hijo: Dios el Hijo eterno encarnó en Jesucristo. Por medio de


Él fueron creadas todas las cosas, se revela al carácter de Dios, se
efectúa la salvación de la humanidad, y es juzgado el mundo. Para
siempre verdaderamente Dios, se hizo también verdaderamente
hombre, Jesús el Cristo. Fue concebido del Espíritu Santo y nacido
de la virgen María. Vivió y experimentó la tentación como ser
humano, pero demostró perfectamente la justicia y el amor de
Dios. Por medio de sus milagros, manifestó el poder de Dios, y se
testificó que era el prometido Mesías de Dios. Sufrió y murió
voluntariamente en la cruz por nuestros pecados y en nuestro lugar,
fue resucitado de entre los muertos, y ascendió a ministrar en el
santuario celestial a favor nuestro. Vendrá otra vez en gloria para
la liberación final de su pueblo y la restauración de todas las cosas.
(Juan 1:1–13, 14; Col. 1:15–19; Juan 10:30; 14:9; Rom. 6:23; 2
Cor. 5:17-19; Juan 5:22; Luc. 1:35; Fil. 2:5-11; Heb. 2:9–18; 1
Cor. 15:3,4; Heb. 8:1,2; Juan 14:1–3).

5. El Espíritu Santo. Dios el Espíritu eterno estuvo activo con el


Padre y el Hijo en la encarnación y la redención. Inspiró a los
escritores de la Escritura. Llenó con poder la vida de Cristo. Atrae
y convence de pecado a los seres humanos; y a los que responden,
los renueva y los transforma a imagen de Dios. Enviado por el
Padre y el Hijo para que estuviese siempre con sus hijos, extiende
los dones espirituales a la iglesia, le capacita para dar testimonio de
Cristo, y, en armonía con las Escrituras, le conduce a toda verdad.
(Gén. 1:1,2; Luc. 1:35; 4:18; Hech. 10:38; 2 Ped. 1:21; 2 Cor. 3:18;
Efe. 4:11,12; Hech. 1:8; Juan 14:16-18, 26; 15:26,27; 16:7–13).

6. La Creación: Dios es el Creador de todas las cosas, y ha revelado


en las Escrituras el relato auténtico de su actividad creadora. En
seis días el Señor hizo “los cielos y la tierra” y todas las cosas
vivientes de la tierra, y reposó el séptimo día de aquella primera
semana. Así estableció el sábado como recordatorio perpetuo de su
obra creadora terminada. El primer hombre y la primera mujer
fueron hechos a imagen de Dios como la obra cimera de la
creación, se le dio dominio sobre el mundo, y se le encargó que lo
Apéndice A 363

cuidase. Cuando el mundo fue terminado, era “bueno en gran


manera”, declarando la gloria de Dios. (Gén. 1, 2; Éx. 20:8–11,
Sal. 19:1–6; 33:6,9; 104; Heb. 11:3).

7. La Naturaleza del Hombre: El hombre y la mujer fueron hechos


a imagen de Dios con individualidad, así como poder y libertad
para pensar y hacer. Aunque creado como ser libre, cada uno es
una unidad indivisible de cuerpo, mente, y alma, que depende de
Dios para la vida, el aliento, y todo lo demás. Cuando nuestros
primeros padres desobedecieron a Dios, negaron su dependencia
de Él y cayeron de su alta posición por debajo de Dios. La imagen
de Dios en ellos se empañó, y quedaron sujetos a la muerte. Sus
descendientes comparten esta naturaleza caída y sus
consecuencias. Nacen con debilidades y tendencias al mal. Pero en
Dios, Cristo reconcilió al mundo consigo mismo, y por medio de
su Espíritu restaura en los mortales penitentes la imagen de su
Hacedor. Creados para gloria de Dios, son llamados a amarle y a
amarse los unos a los otros, y a cuidar de su ambiente. (Gén. 1:26–
28; 2:7; Sal. 8:4–8; Hech. 17:24–28; Gén. 3; Sal. 51:5; Rom. 5:12–
17; 2 Cor. 5:19,20; Sal. 51:10; 1 Juan 4:7, 8, 11, 20; Gén. 2:15).

8. La Gran Controversia: Toda la humanidad está ahora envuelta en


una gran controversia entre Cristo y Satanás con relación al
carácter de Dios, su ley, y su soberanía en el universo. Este
conflicto se originó en el cielo cuando un ser creado, dotado de
libertad de elección, al exaltarse a sí mismo, se convirtió en
Satanás, el adversario de Dios, y llevó a la rebelión a una parte de
los ángeles. Introdujo el espíritu de rebelión en el mundo cuando
indujo a pecar a Adán y Eva. Este pecado humano resultó en la
distorsión de la imagen de Dios en la humanidad, el desorden del
mundo creado, y su eventual devastación durante el diluvio
universal. Observado por la creación entera, esto se convertiría en
la arena del conflicto universal, del cual el amor de Dios será
finalmente vindicado. Para ayudar a su pueblo en esta controversia,
Cristo envió al Espíritu Santo y a los ángeles leales para guiarles,
protegerles, y sustentarles en el camino a la salvación. (Apoc.
12:4–9; Isa. 14:12–14; Eze. 28:12–18; Gén. 3; Rom. 1:19–32;
5:12–21; 8:19–22; Gén. 6–8; 2 Ped. 3:6; 1 Cor. 4:9; Heb. 1:14).

9. La Vida, Muerte, y Resurrección de Cristo: En la vida de


perfecta obediencia de Cristo a la voluntad de Dios, su sufrimiento,
364 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

su muerte, y resurrección, Dios proporcionó el único medio para


expiar el pecado humano, de modo que los que por fe aceptan esta
expiación pueden tener vida eterna, y la creación entera puede
entender mejor el amor infinito y santo del Creador. Esta perfecta
expiación vindica la justicia de la ley de Dios y la gracia de su
carácter; porque ella condena nuestro pecado y hace provisión para
nuestro perdón. La muerte de Cristo es substitutiva y expiatoria,
reconciliadora y transformadora. La resurrección de Cristo
proclama el triunfo de Dios sobre las fuerzas del mal, y para los
que acepten la expiación, asegura su victoria final sobre el pecado
y la muerte. Declara el señorío de Jesucristo, ante el cual se
doblará toda rodilla en el cielo y en la tierra. (Juan 3:16; Isa. 53; 1
Ped. 2:21; 1 Cor. 15:3, 4, 20–22, 2 Cor. 5:14, 15, 19–21; Rom. 1:4;
3:25; 4:25; 8:3, 4; 1 Juan 2:2; 4:10, Col. 2:15; Fil. 2:6–11).

10. La Experiencia de la Salvación: En su infinito amor y


misericordia, Dios hizo a Cristo, que no conoció pecado, pecado
por nosotros, para que en Él pudiéramos ser hechos justicia de
Dios. Guiados por el Espíritu Santo, sentimos nuestra necesidad,
reconocemos nuestra pecaminosidad, nos arrepentimos de nuestras
transgresiones, y ejercemos fe en Jesús como Señor y Cristo, como
Sustituto y Ejemplo. Esta fe que recibe la salvación viene por
medio del divino poder de la Palabra y es el don de la gracia de
Dios. Por medio de Cristo, somos justificados, adoptados como
hijos e hijas de Dios, y librados del dominio del pecado. Por medio
del Espíritu, nacemos nuevamente y somos santificados; el Espíritu
renueva nuestras mentes, escribe la ley del amor de Dios en
nuestros corazones, y nos da el poder para vivir una vida santa.
Morando en él, somos participantes de la naturaleza divina, y
tenemos la certeza de la salvación ahora y en el juicio. (2 Cor.
5:17-21; Juan 3:16; Gál. 1:4; 4:4–7; Tito 3:3–7; Juan 16:8; Gál.
3:13,14; 1 Ped. 2:21,22; Rom. 10:17; Luc. 17:5; Mar. 9:23, 24;
Efe. 2:5–10; Rom. 3:21–26; Col. 1:13, 14; Rom. 8:14–17; Gál.
3:26; Juan 3:3–8; 1 Ped. 1:23; Rom. 12:2; Heb. 8:7–12; Eze.
36:25–27; 2 Ped. 1:3, 4; Rom. 8:1–4; 5:6–10).

11. La Iglesia: La Iglesia es la comunidad de creyentes que confiesan


a Jesucristo como Señor y Salvador. En continuidad con el pueblo
de Dios en los tiempos del Antiguo Testamento, somos llamados
del mundo; y nos reunimos para tener culto, tener comunión, ser
instruidos en la Palabra, celebrar la Cena del Señor, servir a toda la
Apéndice A 365

humanidad, y proclamar el evangelio a todo el mundo. La iglesia


deriva su autoridad de Cristo, que es el Verbo encarnado, y de las
Escrituras, que son la Palabra escrita. La iglesia es la familia de
Dios; sus miembros son adoptados por Él como hijos, que viven
basados en el nuevo pacto. La iglesia es el cuerpo de Cristo, una
comunidad de fe de la cual Cristo mismo es la Cabeza. La iglesia
es la esposa por la cual Cristo murió para poder santificarla y
purificarla. A su regreso en triunfo, Él se la presentará a sí mismo
como iglesia gloriosa, los fieles de todas las edades, la compra de
su sangre, no teniendo mancha ni arruga, sino que es santa y sin
mancha. (Gén. 12:3; Hech. 7:38; Efe. 4:11–15; 3:8-11; Mat. 28:19,
20; 16:13–20; 18:18; Efe. 2:19–22; 1:22, 23; 5:23–27; Col. 1:17,
18).

12. El Remanente: La iglesia universal está compuesta por todos los


que verdaderamente creen en Cristo, pero en estos últimos
tiempos, tiempos de general apostasía, ha sido llamado un
remanente para que guarde los mandamientos de Dios y la fe de
Jesús. Este remanente anuncia la llegada de la hora del juicio,
proclama la salvación por medio de Cristo y la cercanía de su
segundo advenimiento. Esta proclamación está simbolizada por los
tres ángeles de Apocalipsis 14; coincide con la obra de juicio en el
cielo, y resulta en una obra de arrepentimiento y reforma en la
tierra. Cada creyente es llamado a tener parte personal en este
testimonio mundial. (Apoc. 12:17; 14:6–12; 18:1–4; 2 Cor. 5:10;
Judas 3, 14; 1 Ped. 1:16–19; 2 Ped. 3: 10–14; Apoc. 21:1–14).

13. Unidad en el Cuerpo de Cristo: La iglesia es un cuerpo con


muchos miembros, llamados de toda, nación, y tribu, y lengua, y
pueblo. En Cristo somos una nueva creación; las distinciones de
raza, cultura, educación, y nacionalidad, y las diferencias entre
altos y bajos, ricos y pobres, machos y hembras, no deben causar
divisiones entre nosotros. Todos somos iguales en Cristo, quien
por un solo Espíritu nos ha unido en una sola comunidad con Él y
los unos con los otros; debemos servir y ser servidos sin
parcialidad ni reservas. A través de toda la revelación de Cristo
Jesús en las Escrituras, compartimos la misma fe y esperanza, y y a
una testificamos a todos. Esta unidad tiene su origen en la unidad
del Dios trino, que nos ha adoptado como hijos suyos. (Rom. 12:4,
5; 1 Cor. 12:12–14; Mat. 28:19, 20; Sal. 133:1; 2 Cor. 5: 16, 17;
366 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Hech. 17:26, 27; Gál. 3:27, 29; Col. 3:10–15; Efe. 4:14–16; 4:1–6;
Juan 17:20–23).

14. El Bautismo: Por medio del bautismo, confesamos nuestra fe en la


muerte y la resurrección de Jesucristo, y damos testimonio de
nuestra muerte al pecado y de nuestro propósito de andar en
novedad de vida. De este modo, reconocemos a Cristo como Señor
y Salvador, llegamos a ser su pueblo, y somos recibidos como
miembros por su iglesia. El bautismo es símbolo de nuestra unión
con Cristo, del perdón de nuestros pecados, y de que hemos
recibido el Espíritu Santo. El bautismo es por medio de la
inmersión en agua y es contingente con la afirmación de fe en
Jesús y la evidencia del arrepentimiento del pecado. El bautismo
sigue a la instrucción en las Sagradas Escrituras y la aceptación de
sus enseñanzas. (Rom. 6:1–6; Col. 2:12, 13; Hech. 16:30–33;
22:16; 2:38; Mat. 28;19, 20).

15. La Cena del Señor: La Cena del Señor es una participación en los
emblemas del cuerpo y la sangre de Jesús como exprsión de fe en
Él, nuestro Señor y Salvador. En esta experiencia de comunión,
Cristo está presente para encontrarse con su pueblo y para
fortalecerlo. Al participar, proclamamos gozosamente la muerte
del Señor hasta que venga nuevamente. La preparación para la
Cena incluye el autoexamen, el arrepentimiento, y la confesión. El
Maestro ordenó el servicio del lavamiento de los pies para
significar una renovada purificación, expresar una disposición para
servir los unos a los otros en humildad cristiana, y unir nuestros
corazones en amor. El servicio de comunión está abierto para todos
los creyentes cristianos. (1 Cor. 10:16, 17; 11:23–30; Mat. 26: 17–
30; Apoc. 3:20; Juan 6:48–63; 13:1–17).

16. Los Dones Espirituales y los Ministerios: Dios otorga a todos los
miembros de su iglesia en todas las épocas dones espirituales que
cada miembro debe emplear en ministerio amoroso para el bien
común de la iglesia y de la humanidad. Condedidos mediante la
agencia del Espíritu Santo, que los da a cada uno como quiere, los
dones proporcionan todas las capacidades y ministerios necesarios
para que la iglesia cumpla sus funciones divinamente ordenadas.
Según las Escrituras, estos dones incluyen ministerios tales como
la fe, el sanamiento, la profecía, la proclamación, la enseñanza, la
administración, la reconciliación, la compasión, y el servicio
Apéndice A 367

abnegado y la caridad para ayudar y animar a las personas.


Algunos miembros son llamados por Dios y dotados por el Espíritu
con funciones reconocidas por la iglesia en ministerios pastorales,
evangelísticos, apostólicos, y de enseñanza, que se necesitan
particularmente para preparar a los miembros para el servicio, para
fortalecer la iglesia hasta que alcance la madurez espiritual, y para
fomentar la unidad de la fe y el conocimiento de Dios. Cuando los
miembros emplean estos dones espirituales como fieles
mayordomos de las variadas gracias de Dios, la iglesia queda
protegida contra la destructora influencia de las falsas doctrinas,
crece con un crecimiento que es de Dios, y es fortalecida en fe y
amor. (Rom. 12:4–8; 1 Cor. 12:9–11, 27, 28; Efe. 4:8; 11–16;
Hech. 6:1–7; 1 Tim. 2:1–3; 1 Ped. 4:10, 11).

17. El Don de Profecía: Uno de los dones del Espíritu Santo es el de


profecía. Este don es una marca que identifica la iglesia remanente,
y se manifestó en el ministerio de Ellen G. White. Como mensajera
del Señor, sus escritos son una fuente continua y autorizada de
verdad, que proporciona a la iglesia consuelo, guía, instrucción, y
corrección. También explican que la Biblia es el modelo por medio
del cual debe ser puesta a prueba toda enseñanza y toda
experiencia. (Joel 2:28, 29; Hech. 2:14–21; Heb. 1:1–3; Apoc.
12:17; 19:10).

18. La Ley de Dios: Los grandes principios de la ley de Dios están


personificados en los Diez Mandamientos y ejemplificados en la
vida de Cristo. Ellos expresan el amor, la voluntad, y los
propósitos de Dios concernientes a la conducta y las relaciones
humanas, y son obligatorios para todas las personas en todo
tiempo. Estos preceptos son la base del pacto de Dios con su
pueblo y el modelo para el juicio de Dios. Por medio de la agencia
del Espíritu Santo, señalan el pecado y despiertan una sensación de
necesidad de un Salvador. La salvación es completamente por
gracia y no por obras, pero su fruto es la obediencia a los Diez
Mandamientos. Esta obediencia desarrolla el carácter cristiano y
resulta en una sensación de bienestar. Es evidencia de nuestro
amor por el Señor y nuestro cuidado por el prójimo. La obediencia
de fue demuestra el poder de Cristo para transformar vidas, y
fortalece el testimonio cristiano. (Éx. 20:1–17; Sal. 40:7, 8; Mat.
22:36–40; Deut. 28:1–14; Mat. 5:17–20; Heb. 8:8–10; Juan 16:7–
10; Efe. 2:8–10; 1 Juan 5:3; Rom. 8:3, 4; Sal. 19:7–17).
368 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

19. El Sábado. Después de los seis días de la creación, el benévolo


Creador reposó el séptimo día e instituyó el sábado para todo el
mundo como memorial de la creación. El cuarto mandamiento de
la inmutable ley de Dios requiere la observancia del séptimo día
sábado como día de reposo, culto, y ministerio en armonía con las
enseñanzas y la práctica de Jesús, Señor del sábado. El sábado es
un día de deliciosa comunión con Dios y de los unos con los otros.
Es un símbolo de nuestra redención en Cristo, una señal de nuestra
santificación, una muestra de nuestra lealtad, y un anticipo de
nuestro futuro eterno en el reino de Dios. El sábado es la señal
perpetua del pacto eterno de Dios entre Él y su pueblo. La gozosa
observancia de este período de tiempo santo de tarde a tarde, de
puesta de sol a puesta de sol, es una celebración de los actos
creadores y redentores de Dios. (Gén. 2:1–3; Éx. 20:8–11; Luc.
4:16; Isa. 56:5, 6; 58:13, 14; Mat. 12:1–12; Éx. 31:13–17; Eze.
20:12, 20; Deut. 5:12–15; Heb. 4:1–11; Lev. 23:23; Mar. 1:32).

20. Mayordomía: Somos mayordomos de Dios, que nos ha confiado


el tiempo y las oportunidades, las capacidades y las posesiones, y
las bendiciones de la tierra y sus recursos. Somos responsables
ante él por el uso adecuado de ellos. Reconocemos la propiedad de
Dios por medio del servicio fiel a Él y a nuestro prójimo, y al
devolver los diezmos y al dar ofrendas para la proclamación de su
evangelio y el sostenimiento y el crecimiento de su iglesia. La
mayordomía es un privilegio que Dios nos ha concedido para
nuestra nutrición en amor y la victoria sobre el egoísmo y la
codicia. El mayordomo se regocija en las bendiciones que reciben
los demás como resultado de su fidelidad. (Gén. 1:26–28; 2:15; 1
Crón. 29:14; Hag. 1:3–11; Mal. 3:8–12; 1 Cor. 9:9–14; Mat. 23:23;
2 Cor. 8:1–15; Rom. 15:26–27).

21. La Conducta Cristiana: Somos llamados a ser un pueblo piadoso


que piensa, siente, y actúa en armonía con los principios del cielo.
Para que el Espíritu recree en nosotros el carácter de nuestro Señor,
participamos sólo en cosas que produzcan en nuestras vidas la
pureza, la salud, y el gozo cristianos. Esto significa que nuestra
diversión y nuestro entretenimiento deberían concordar con los
más altos patrones de gusto y belleza cristianos. Aunque
reconocemos diferencias culturales, nuestro vestido debe ser
sencillo, modesto, y pulcro, como corresponde a aquéllos cuya
verdadera belleza no consiste en el adorno externo sino en el
Apéndice A 369

adorno imperecedero de un espíritu amable y tranquilo. También


significa que, como nuestros cuerpos son templo del Espíritu
Santo, debemos cuidarlos con inteligencia. Junto con el adecuado
ejercicio y reposo, debemos adoptar la dieta más saludable posible
y abstenernos de los alimentos inmundos identificados en las
Escrituras. Puesto que las bebidas alcohólicas, el tabaco, y el uso
irresponsable de drogas y narcóticos son perjudiciales para
nuestros cuerpos, debemos abstenernos de ellos también. En su
lugar, debemos ocuparnos de las cosas que pongan nuestros
pensamientos y nuestros cuerpos en la disciplina de Cristo, que
desea nuestra integridad, nuestro gozo, y nuestra bondad. (Rom.
12:1, 2; 1 Juan 2:6; Efe. 5:1–21; Fil. 4:8; 2 Cor. 10:5; 6:14–7:1; 1
Ped. 3:1–4; 1 Cor. 6:19, 20; 10:31; Lev. 11:1–47; 3 Juan 2).

22. El Matrimonio y la Familia: El matrimonio fue divinamente


establecido en el Edén y afirmado por Jesús como una unión de por
vida entre un hombre y una mujer en amorosa compañía. Para el
cristiano, un compromiso matrimonial es hacia Dios así como al
cónyuge, y en él deben participar sólo personas que compartan una
fe común. Esta relación, que consiste del mutuo amor, honor,
respeto, y la responsabilidad, debe reflejar el amor, la santidad, la
intimidad, y la permanencia de la relación entre Cristo y su iglesia.
En relación con el divorcio, Jesús enseñó que la persona que se
divorcia de su cónyuge, a no ser por causa de fornicación, y se casa
con otra persona, comete adulterio. Aunque algunas relaciones
familiares no alcancen este ideal, los cónyuges que se entregan por
completo el uno al otro en Cristo pueden lograr una amorosa unión
por medio de la guía del Espíritu y la nutrición de la iglesia. Dios
bendice a la familia y quiere que sus miembros se ayuden
mutuamente a alcanzar la completa madurez. Los padres deben
criar a sus hijos para que amen y obedezcan al Señor. Por medio de
su ejemplo y sus palabras, deben enseñarles que Cristo disciplina
en amor, y es siempre tierno y cuidadoso, que desea que ellos sean
miembros de su cuerpo, la familia de Dios. La creciente intimidad
de la familia es uno de los distintivos del mensaje final del
evangelio. (Gén. 2:18–25; Mat. 19:3–9; Juan 2:1–11; 2 Cor. 6:14;
Efe. 5:21–33; Mat. 5:31, 32; Mar. 10:11, 12; Luc. 16:18; 1 cor.
7:19, 11; Éx. 20:12; Efe. 6:1–4; Deut. 6:5-9; Prov. 22:6; Mal. 4:5,
6).
370 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

23. El Ministerio de Cristo en el Santuario Celestial: Hay un


santuario en el cielo, el verdadero tabernáculo que el Señor erigió y
no hombre. En él, Cristo ministra a favor nuestro, poniendo a
disposición de los creyentes los beneficios de su sacrificio
expiatorio ofrecido una vez por todas en la cruz. Fue entronizado
como nuestro gran Sumo Sacerdote, y comenzó su ministerio
intercesor cuando ascendió al cielo. En 1844, al final del período
profético de los 2300 días, entró en la segunda y última fase de su
ministerio expiatorio. Es una obra de juicio investigador, que es
parte de la disposición final del pecado, tipificada por la
purificación del antiguo santuario hebreo en el día de expiación.
En aquel servicio típico, el santuario era purificado con la sangre
de sacrificios de animales, pero las cosas celestiales son
purificadas con el perfecto sacrificio de la sangre de Jesús. El
juicio investigador revela a las inteligencias celestiales quiénes de
entre los muertos duermen en Cristo y, por lo tanto, en Él, son
considerados dignos de tener parte en la primera resurrección.
También pone de manifiesto quiénes de entre los vivos moran en
Cristo, guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús, y en Él,
por lo tanto, están listos para ser trasladados a su reino eterno. Este
juicio vindica la justicia de Dios al salvar a los que creen en Jesús.
Declara que los que han permanecido fieles a Dios recibirán el
reino. La conclusión de este ministerio de Cristo marcará el fin del
tiempo de gracia para los seres humanos antes del Segundo
Advemimiento. (Heb. 8:1-5; 4:14–16; 9:11–28; 10:19–22; 1:3;
2:16, 17; Dan. 7:9–27; 8:13, 14; 9:24–27; Núm. 14:34; Eze. 4:6;
Lev. 16; Apoc. 14:6, 7; 20:12; 14:12; 22:12).

24. La Segunda Venida de Cristo: La segunda venida de Cristo es la


bendita esperanza de la iglesia, el gran punto culminante del
evangelio. La venida del Salvador será literal, personal, visible y
mundial. Cuando Él regrese, los muertos justos serán resucitados, y
junto con los vivos justos, serán glorificados y llevados al cielo,
pero los impíos morirán. El casi completo cumplimiento de la
mayoría de las profecías, junto con la condición actual del mundo,
indican que la venida de Cristo es inminente. El tiempo de ese
acontecimiento no se ha revelado, y por lo tanto, se nos exhorta a
estar listos en todo momento. (Tito 2:13; Heb. 9:28; Juan 14:1–3;
Hech. 1:9–11; Mat. 24:14; Apoc. 1:7: Mat. 26:43, 44; 1 Tes. 4:13–
18; 1 Cor. 15:51–54; 2 Tes. 1:7–10; 2:8; Apoc. 14:14–20; 19:11–
21; Mat. 24; Mar. 13; Luc. 21; 2 Tim. 3:1–5; 1 Tes. 5:1–6).
Apéndice A 371

25. La Muerte y la Resurrección. La paga del pecado es muerte. Pero


Dios, el único que es inmortal, concederá la vida eterna a sus
redimidos. Hasta ese día, la muerte es un estado inconsciente para
todas las personas. Cuando Cristo, que es nuestra vida, aparezca,
los justos resucitados y los justos vivos serán glorificados y
arrebatados para encontrarse con su Señor. La segunda
resurrección, la resurrección de los impíos, tendrá lugar mil años
más tarde. (Rom. 6:23; 1 Tim. 6:15, 16; Ecle. 9:5, 6; Sal. 146:3, 4;
Juan 11:11–14; Col. 3:4; 1 Cor. 15:51–54; 1 Tes. 4:13–17; Juan
5:28, 29; Apoc. 20:1–10).

26. El Milenio y el Fin del Pecado: El milenio es el reino milenial de


Cristo con sus santos en el cielo entre la primera y la segunda
resurrección. Durante este tiempo, serán juzgados los impíos
muertos; la tierra quedará completamente desolada, sin habitantes
humanos, pero ocupada por Satanás y sus ángeles. Al fin de este
período, Cristo con sus santos y la Santa Ciudad descenderán dwel
cielo a la tierra. Los impíos muertos serán entonces resucitados, y
con Satanás y sus ángeles rodearán la ciudad; pero fuego de Dios
les consumirá y purificará la tierra. Así, el universo será liberado
del pecado y de los pecadores para siempre. (Apoc. 20:1; 1 Cor.
6:2, 3; Jer. 4:23–26; Apoc. 21:1–5; Mal. 4:1; Eze. 28:18, 19).

27. La Tierra Nueva: En la nueva tierra, en la cual mora la justicia,


Dios proporcionará un hogar eterno para los redimidos y un
entorno perfecto para la vida, el amor, el gozo, y el aprendizaje
eternos en su presencia. Porque aquí Dios mismo habitará con su
pueblo, y el sufrimiento y la muerte habrán pasado. La gran
controversia habrá terminado, y el pecado no será más. Todas las
cosas, animadas e inanimadas, declararán que Dios es amor; y Él
reinará para siempre. Amén. (2 Ped. 3:13; Isa. 35; 65:17–25; Mat.
5:5; Apoc. 21:1–7; 22:1–5; 11:15).
Apéndice B

Afirmaciones Cuestionables de Ellen G. White

Las características físicas adquiridas se convierten


en genéticas
Al ajustar el corsé, los órganos internos de las mujeres son
empujados fuera de sus posiciones.… Estas mujeres que se visten a la
moda no pueden transmitir buenas constituciones a sus hijos. Algunas
mujeres tienen cinturas estrechas por naturaleza. Pero, antes que
considerar tales formas como hermosas, deberían ser consideradas
defectuosas. Estas cinturas de avispa pueden haberles sido transmitidas
por sus madres, como resultado de la práctica pecaminosa de apretar
el corsé, y a consecuencia de una respiración imperfecta. Los pobres
niños nacidos de estas miserables esclavas de la moda tienen una
vitalidad disminuída, y están predispuestos a contraer enfermedades.
Las impurezas retenidas en el sistema a consecuencia de la respiración
imperfecta son transmitidas a su descendencia.1
“Pero mi cintura es naturalmente más estrecha”, dice una mujer.
Ella quiere decir que ha heredado pulmones pequeños. Sus
antepasados, más o menos de ellos, comprimían sus pulmones de la
misma manera que lo hacemos nosotros, y en su caso se ha convertido
en una deformidad congénita.2

Ajustar el corsé hace que los pulmones


sobresalgan por el cuello
En el hotel DIEU, el gran hospital de París, una joven de dieciocho
años se presentó a Breschet para pedir su consejo. En el lado derecho
de la garganta, tenía un tumor de considerable tamaño, pero no mayor
que el puño. Llegaba desde la clavícula hasta el cartílago de la tiroides.
Cuando se lo apretaba hacia abajo, desaparecía por completo; pero, tan
pronto se quitaba la presión, se volvía indoloro, suave, y elástico. Se
observó que alcanzaba su mayor tamaño cuando el corsé se apretaba
fuertemente en el pecho. Resumiendo, al aplicarle el oído, se podía oír

1
Ellen G. White, Health Reformer, 1871-11-01.
2
Ibid., 1871-10-31.
374 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

el murmullo de la respiración en el tumor, lo que demuestra que los


pulmones habían sobresalido. En otras palabras, que el corsé de la
pobre muchacha había sido apretado tanto que sus pulmones, no
teniendo ya espacio suficiente en sus posiciones naturales, habían sido
empujados fuera de ellos, y avanzaban por fuerza hacia arriba a lo
largo del cuello.3

El cerebro contiene órganos animales, las


pelucas causan imprudencia en la moral
El cabello artificial y los cojincillos que cubren la base del cerebro
calientan y excitan los nervios espinales que se centran en el cerebro.
La cabeza siempre debe mantenerse fresca. El calor causado por estas
cubiertas artificiales induce la sangre al cerebro. La acción de la sangre
sobre los órganos inferiores o animales del cerebro causa actividad no
natural, tiende a causar imprudencia en la moral, y la mente y el
corazón quedan en peligro de corromperse.4

Los bebés que maman de una nodriza heredan la


moral de la nodriza
Las madres dependen a veces de una nodriza … Una desconocida
desempeña los deberes de la madre, y da de su seno el alimento para
sustentar la vida. Ni es esto todo. Ella también imparte su estado de
ánimo y su temperamento al niño que mama. La vida del niño está
ligada a la de ella. Si la nodriza es una mujer ruda, apasionada e
irrazonable; si no tiene cuidado con su moral, el niño que mama será,
con toda probabilidad, del mismo tipo o similar. La misma calidad de
alimento que corre por las venas de la nodriza es la que corre por las
del niño.5

Los tobillos no deben ser expuestos a la vista de


los hombres
Es común ver el vestido levantado media yarda, revelando un
tobillo casi descubierto a la vista de los caballeros, pero nadie parece
sonrojarse por esta inmodesta exposición. La sensible modestia de
nadie parece impactarse, por la razón de que esto es habitual. Es la

3
Ibid., 1871-12-01.
4
Ellen G. White, Healthful Living, p. 185.
5
Ibid., p. 145.
Apéndice B 375

moda, y por esta razón se soporta. No se oye ninguna protesta contra


esta inmodestia, aunque lo es en el sentido más completo de la
palabra.6

La unión sexual entre seres humanos y bestias es


evidente en ciertas razas de hombres
Todas las especies animales que Dios creó fueron preservadas en el
arca. Las especies confusas que Dios no creó, que eran el resultado de
la amalgama [unión sexual], fueron destruidas por el diluvio. Desde el
diluvio, ha habido amalgamas entre seres humanos y bestias, como
puede verse en las casi interminables variedades de especies animales,
y en ciertas razas de hombres.7

Los terremotos y los volcanes son causados por


el carbón y el petróleo que arden bajo la
superficie
En ese tiempo [después del diluvio], quedaron enterrados inmensos
bosques. Desde entonces, esos bosques se han transformado en carbón,
formando los extensos yacimientos de carbón que ahora existen, y que
también producen grandes cantidades de petróleo. Con frecuencia, el
carbón y el petróleo se incendian y arden bajo la superficie de la tierra.
Por eso se calientan las rocas, arde la piedra caliza, y se funde el
mineral de hierro. La acción del agua sobre la piedra caliza añade furia
al intenso calor, y causa los terremotos, los volcanes, y las erupciones
ardientes.

Afirmaciones de Ellen White que


parecen contradecir la Biblia

¿Cuándo se ideó el plan de salvación?


EGW: El reino de la gracia se instituyó inmediatamente después de la
caída del hombre, cuando se ideó un plan para la redención de la raza
culpable. Este plan existía entonces en el propósito y por la promesa de

6
Ellen G. White, Health Reformer, 1872-05-01.
7
Ellen G. White, Spiritual Gifts, Vol. 3, p. 75. Véase también Spiritual
Gifts, Vol. 3, p. 64, Spirit of Prophecy, Vol. 1, p. 69, 78.
376 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Dios; y, por medio de la fe, los hombres podían convertirse en sus


súbditos. Pero no fue establecido realmente sino a la muerte de Cristo. 8
La Biblia: Quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no
conforme a nuestras obras, sino sedgún el propósito suyo y la gracia
que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos (2
Tim. 1:9).
Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que
fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos
predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo,
según el puro afecto de su voluntad (Efe. 1:4, 5).

¿Fue Adán engañado?


EGW: Eva cedió a la tentación, y por medio de su influencia, Adán
fue engañado también.9
La Biblia: Y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo
engañada, incurrió en transgresión (1 Tim. 2:14).

¿Tienen los cristianos que presentar ofrendas por


el pecado todavía?
EGW: Por lo menos, podían haber hecho esfuerzos para corregir sus
actos de injusticia hacia sus prójimos. No pueden hacer justicia en
todos los casos, porque algunos de aquéllos a quienes perjudicaron han
bajado a sus tumbas, y los hechos permanecen registrados contra
ustedes. En estos casos, lo mejor que pueden hacer es traer una ofrenda
por el pecado al altar del Señor, y Él la aceptará y les perdonará.10
Si todos aquéllos a quienes Dios ha prosperado con riquezas
terrenales llevaran a cabo su plan de entregar fielmente la décima parte
de todos sus ingresos, y si no retuvieran sus ofrendas por el pecado y
sus ofrendas de agradecimiento, la tesorería estaría llena
constantemente.11,12

8
Ellen G. White, The Great Controversy, edición de 1888, p. 347.
Véase también Early Writings, pp. 126, 149-151.
9
Ellen G. White, Spirit of Prophecy, Vol. 4, 352.
10
Ellen G. White, Testimonies for the Church, Vol. 5, p. 339. Véase
también Vol. 5, p. 150.
11
Ellen G. White, Testimonies for the Church, Vol.3, p. 408.
Apéndice B 377

Pero ha habido un gran descuido del deber. Muchos han retenido


los medios que Dios reclama como suyos, y al hacerlo, han robado a
Dios. Sus egoístas corazones no han entregado la décima parte de
todas sus ganancias, que Dios reclama. Tampoco han traído las
recolecciones anuales con sus ofrendas de buena voluntad, sus
ofrendas de agradecimiento, y sus ofrendas por el pecado.13
Todas nuestras bendiciones vienen de la abundancia de su mano. A
su vez, Él quiere que los hombres y las mujeres muestren su gratitud
devolviéndole una porción en diezmos y ofrendas—en ofrendas de
agradecimiento, en ofrendas de buena voluntad, en ofrendas por el
pecado. Si fluyeran medios a la tesorería de acuerdo con este plan
divinamente señalado,—la décima parte de todas las ganancias, y
ofrendas liberales—habría abundancia para el avance de la obra del
Señor.14
Queridas hermanas, ¿continuará este orden de cosas; o decidirán
hacer a un lado sus adornos, y volver su atención por completo para
buscar al Señor? Traigan sus ofrendas por el pecado, sus ofrendas de
agradecimiento, y sus ofrendas de buena voluntad; humillen sus
corazones delante del Señor, y él estará siempre listo para aceptar y
perdonar.15
La Biblia: Pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un
solo sacrificio por los pecados … (Heb. 10:12).
Y cuando estos han sido perdonados, ya no hace falta otro
sacrificio por el pecado (Heb. 10:18).

¿Hay más de un evangelio?


EGW: El evangelio de la salud debe ser enlazado firmemente con el
ministerio de la palabra. Es el propósito del Señor que la influencia
restauradora de la reforma pro salud sea parte del último y gran
esfuerzo para proclamar el mensaje del evangelio.16

12
Debe observarse que las “ofrendas por el pecado” no pueden
interpretarse aquí como si se refiriesen a las ofrendas de
agradecimiento, pues éstas se mencionan por separado.
13
Ellen G. White, Testimonies for the Church, Vol. 3, p. 510.
14
Ellen G. White, Acts of the Apostles, p. 75.
15
Ellen G. White, Review and Herald, 1880-07-08.
16
ellen G. White, Counsels on Diet and Foods, p. 75.
378 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Los que enseñan los principios de la reforma pro salud deben ser
inteligentes con respecto a la enfermedad y sus causas, entendiendo
que cada acción del agente humano debe estar en perfecta armonía con
las leyes de la vida. La luz que Dios ha dado sobre la reforma pro
salud es para nuestra salvación y la salvación del mundo.17
La Biblia: Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro
evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema (Gál.
1:8).

¿Cuál es el sello de Dios para el cristiano?


EGW: La señal, o el sello, de Dios es revelado en la observancia del
séptimo día sábado, el recordatorio de Dios de la creación.18
La Biblia: Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual
fuisteis sellados para el día de la redención (Efe. 4:30. Véase también 2
Cor. 1:22, Efe. 1:13).

¿Cuándo tentó Satanás a Cristo?


EGW: Tan pronto comenzó el largo ayuno de Cristo, [Satanás] estuvo
listo con estas tentaciones. Vino vestido de luz, asegurando ser un
ángel enviado desde el trono de Dios para que simpatizara con Cristo y
le aliviara de su condición sufriente. Le hizo ver que Dios no deseaba
que pasase por el dolor y la auto-negación que había anticipado.
Aseguró traer el mensaje del cielo que Dios había diseñado para probar
la disposición de Cristo para soportar la prueba.19
La Biblia: Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta
noches, tuvo hambre. Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de
Dios, dí que estas piedras se conviertan en pan (Mat. 4:2,3).

¿Podemos orar libremente por los enfermos?


EGW: Bajo el encabezamiento “Oración por los enfermos”,
encontramos esta afirmación: Primero debemos averiguar si el enfermo

17
Ellen G. White, Testimonies for the Church, Vol. 7, p. 136.
18
Ibid., Vol. 8, p. 117.
19
Ellen G. White, Spirit of Prophecy, Vol. 2, p. 89.
Apéndice B 379

ha estado reteniendo los diezmos o ha causado problemas en la


iglesia.20
La Biblia: Y cuando llegó la noche, trajeron a él muchos
endemoniados, y con la palabra echó fuera a los demonios, y sanó a
todos los enfermos (Mat. 8:16).

¿Es correcto orar de pie?


EGW: ¿Dónde obtuvieron nuestros hermanos la idea de que deben
estar de pie cuando oran a Dios? A alguien que fue educado en Battle
Creek como por cinco años se le pidió que guiara en oración antes de
que la Hermana White hablara a la gente. Pero, al verle permanecer
derecho sobre sus pies mientras sus labios estaban a punto de abrirse
en oración a Dios, mi alma me impulsó a reprenderlo abiertamente.
Llamándole por su nombre, le dije: “Póngase de rodillas”. Esta es
siempre la posición correcta.
La Biblia: Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra
alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os
perdone a vosotros vuestras ofensas (Mar. 11:25).

¿Requiere Dios que su pueblo sea vegetariano?


EGW: Los que han recibido instrucción relativa a los males causados
por el uso de la carne … no deben continuar saciando su apetito por
alimento que ellos saben que no es saludable. Dios exige que el apetito
se purifique. Esta es una obra que debe hacerse antes de que su pueblo
pueda estar de pie delante de Él como pueblo perfecto.21
La Biblia: Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros
tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus
engañadores y a doctrinas de demonios; por la hipocresía de
mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia, prohibirán casarse,
y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción
de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la
verdad (1 Tim. 4:1–3).

20
Ellen G. White, Healthful Living, p. 237.
21
Elen G. White, Counsels on Diet and Foods, p. 36.
380 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

¿Pueden los ministros cristianos comer carne?


EGW: Que ninguno de nuestros ministros ponga el perverso ejemplo
de comer carne. Que ellos y sus familias vivan de acuerdo con la luz de
la reforma pro salud.22
La Biblia: Y les dijo: ¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta
pascua [este cordero] antes de que padezca! (Luc. 22:15).

¿Está un cristiano bajo condenación si come


carne?
EGW: Cuando la luz de la reforma pro salud nos alumbró, y desde ese
tiempo, las preguntas han llegado todos los días. “¿Estoy practicando
la temperancia en todas las cosas?” “¿Es mi dieta tal que me ponga en
una situación en que pueda hacer el mayor bien?” Si no podemos
contestar estas preguntas en sentido afirmativo, estamos condenados
delante de Dios, porque él nos hará responsables por la luz que ha
brillado en nuestro camino …23
La Biblia: Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están
en Cristo Jesús (Rom. 8:1).

¿Estorba nuestra oración el comer huevos?


EGW: Ustedes ponen sobre su mesa mantequilla, huevos, y carne, y
sus niños participan de ellos. Son alimentados con las mismas cosas
que excitan sus pasiones animales, y luego ustedes vienen a
encontrarse con Dios y a pedirle que bendiga y salve a sus niños.
¿Hasta dónde llegan sus oraciones?24
La Biblia: ¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una
piedra? ¿o si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente? O si
le pide un huevo, le dará un escorpión? Pues si vosotros, siendo malos,
sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre
celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?

22
Ibid., p. 399.
23
Ibid., p. 20.
24
Ibid., p. 366.
Apéndice C

Bibliografía Selecta

Las obras al lado de las cuales aparece un asterisco son las que, de una
manera u otra, documentan algunos de los errores en la teología ASD.
Incluidos en la bibliografía están muchos libros escritos por ASDs.

Adams, Roy, The Sanctuary, Understanding the Heart of Adventist


Theology, (Hagerstown, MD: Review and Herald Publishing Associa-
tion, 1993)
_____, The Nature of Christ, (Hagerstown, MD: Review and Herald
Publishing Association, 1994)
*Arasola, Kai, The End of Historicism, (Sigtuna, Sweden: Datem Pub-
lishing, 1990)
*Anderson, Dirk, White Out, (Glendale, AZ: Life Assurance Ministries
Publications, 2001)
Bacchiocchi, Samuele, Rest for Modern Man, (Hagerstown, MD: Re-
view and Herald Publishing Association, 1988)
Biblical Research Committee, The Sanctuary and the Atonement,
(Washington, D.C.: Biblical Research Committee of the General
Conference of Seventh-day Adventists, 1992)
Bird, Herbert S., Theology of Seventh-Day Adventism, (Grand Rapids,
MI: Wm. B. Eerdmans Publishing Company, 1961)
Blanco, Jack J., The Clear Word Bible, (Hagerstown, MD: Review and
Herald Publishing Association, 1994)
*Brinsmead, Robert D., Judged by the Gospel, (Fallbrook, CA: Verdict
Publications, 1980)
*_____, 1844 Re-Examined, (Fallbrook, CA: Verdict Publications,
1979)
Bull, Malcom & Lockhar, Keith, Seeking a Sanctuary, Seventh-day Ad-
ventism and the American Dream, (San Francisco, CA: Harper and
Row, 1989)
*Canright, D. M., Life of Mrs. E. G. White, Seventh-day Adventist
Prophet, Her False Claims Refuted, (Cincinnati, OH: The Standard
382 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

Publishing company, 1919) This book is now out of print but may be
available through Life Assurance Ministries, Box 3745, Sedona, AZ
86340.
*_____, Seventh-day Adventism Renounced, (Nashville TN: Gospel
Advocate Company, 1888)
*Carson, D. A., Editor, From Sabbath to Lord’s Day, (Grand Rapids,
MI: Zondervan Publishing House, 1982)
*Cleveland, Sydney, White Washed, (Glendale, AZ: Life Assurance
Ministries Publications, 2000)
*Cottrell, Raymond, “The ‘Sanctuary Doctrine’—Asset or Liability”
Paper presented to the San Diego Adventist Forum, Feb. 9, 2002.
Christoffel, Larry; Rader, Michelle; & VanDenburgh, David; “Evan-
gelical Adventism: Clinging to the Old Rugged Cross,” Adventist To-
day, January/February, 1994)
_____, “I, if I be Lifted up—A Response,” Ministry, Oct. 1992.
Daily, Steve, Adventism for a New Generation, (Portland/Clackamas,
OR: Better Living Publishers, 1993)
*Damsteegt, P.G., Foundations of the Seventh-day Adventist Message
and Mission, (Grand Rapids, MI: Erdmans Publishing Co., 1977)
Dick, Evertt N., William Miller and the Advent Crisis, (Berrien Springs,
MI: Andrews University Press, 1994)
Finley, Mark A., The Almost forgotten Day, (Siloam Springs, AR: Con-
cerned Group, Inc., 1988)
*Ford, Desmond, Daniel 8:14, The Day of Atonement and the Investi-
gative Judgment, (7955 Bullard Drive, Newcastle, CA 95658: Des-
mond Ford Publications, 1980)
_____, Daniel, (Nashville, TN: Southern Publishing Association, 1978)
_____, The Forgotten Day, (Newcastle, CA 95658, Desmond Ford
Publications, 1981)
Froom, LeRoy, The Prophetic Faith of Our Fathers, 4 Vol., (Washing-
ton, D.C.: Review and Herald Publishing Association, 1946-54.)
_____, Movement of Destiny, (Washington, D. C.: Review and Herald
Publishing Association, 1971)
Gaebelein, Frank E., The Expositor’s Bible Commentary, Vol. 7,
(Grand Rapids, MI: The Zondervan Corporation, 1985)
Apéndice C 383

*Gane, Erwin R., Editor; Jones, Brian, Principle Contributor, Adult


Sabbath School Lessons, Teacher’s Edition, Three Angels’ Mes-
sage—Last Call for Heaven, (Boise ID: Pacific Press Publishing As-
sociation, 1994)
Gaustad, Edwin Scott, editor, The Rise of Adventism, (New York, NY:
Harper and Row, 1974)
*Gladson, Jerry, A Theologian’s Journey from Seventh-day Adventism
to Mainstream Christianity, (Glendale, AZ: Life Assurance Minis-
tries Publications, Glendale, AZ 2000)
Goldstein, Clifford, 1844 Made Simple, (Boise, ID: Pacific Press Pub-
lishing Association, 1988)
Gordon, Paul A., The Sanctuary, 1844, and the Pioneers, (Washington
D.C.: Review and Herald Publishing Association, 1983)
Gulley, Norman, Christ Our Substitute, (Washington, D. C.: Review
and Herald Publishing Association, 1982)
Hammill, Richard, L., Pilgrimage, Memoirs of an Adventist Adminis-
trator, (Berrien Springs, MI: Andrews University Press, 1992)
Hendricksen, William, New Testament Commentary, Thessalonians,
Timothy and Titus, (Grand Rapids, MI: Baker Book House 1955)
Heppenstall, Edward, Salvation Unlimited, (Washington, D. C.:
Review and Herald Publishing Assciaiton, 1974)
Holbrook, B. Frank & Van Dolson, Leo, Issues in Revelation and In-
spiration, (Adventist Theological Society Publications, 1992)
Holbrook, B. Frank, editor, Symposium on Daniel, Daniel and Revela-
tion Committee Series, Vol. 2, (Washington, D. C.: Biblical Research
Institute, General Conference of Seventh-day Adventists, 1986)
_____, editor, 70 Weeks, Leviticus, Nature of Prophecy, Daniel and
Revelaiton Committee Series, Vol. 3, (Washington, D. C.: Biblical
Research Institute, General Conference of Seventh-day Adventists,
1986)
_____, editor, Issues in the Book of Hebrews, Daniel and Revelaiton
Committee Series, Vol. 4, (Silver Spring, MD, D. C.: Biblical Research
Institute, General Conference of Seventh-day Adventists, 1989)
_____, editor, Doctrine of the Sanctuary, Daniel and Revelaiton
Committee Series, Vol. 5, (Silver Spring, MD, D. C.: Biblical Research
Institute, General Conference of Seventh-day Adventists, 1989)
384 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

_____, editor, Symposium of Revelation, Daniel and Revelaiton


Committee Series, Vol. 6, (Silver Spring, MD, D. C.: Biblical Research
Institute, General Conference of Seventh-day Adventists, 1992)
_____, editor, Symposium of Revelation, Daniel and Revelaiton
Committee Series, Vol. 7, (Silver Spring, MD, D. C.: Biblical Research
Institute, General Conference of Seventh-day Adventists, 1992)
Johnson, William G., The Fragmenting of Adventism, (Boise, ID: Pa-
cific Press Publishing Association, 1995)
Josephus, Flavius, The Complete Works of Flavius Josephus, (Philadel-
phia, PA: Porter and Coates, 1867, Grand Rapids, MI: Kregel Publi-
cations, 1960)
Keil, C.F. and Delitzch, F., Commentary on the Old Testament, Vol. 9,
(Grand Rapids, MI: Wm. B. Eerdmans Publishing Company, Re-
printed April, 1991)
*Knight, George R., 1844 and the Rise of Sabbatarian Adventism,
(Hagerstown, MD: Review and Herald Publishing Association, 1994)
_____, The Pharisee’s Guide to Perfect Holiness, (Boise, ID: Pacific
Press Publishing Association, 1992)
_____, Anticipating the Advent, (Boise, ID: Pacific Press, 1993)
_____, Millennial Fever and the End of the Word, (Boise, ID: Pacific
Press, 1993)
_____, My Gripe With God, (Hagerstown, MD: Review and Herald
Publishing Association, 1990)
Kubo, Sakae, Acquitted—A Message from the Cross, (Hagerstown, MD:
Review and Herald Publishing Association, 1975)
Linden, Ingemar, The Last Trump, (Frankfurt am Main, Las Vegas NV:
Peter Lang, 1978)
Lloyd, Marjorie Lewis, Too Slow Getting Off, (Hagerstown, MD: Re-
view and Herald Publishing Association, 1993)
*Martin, Mark J., “Foundations of Adventism” Cassette tape set on
SDAs, (Calvary Community Church, P. O. Box 39607, Phoenix AZ
85069)
*Martin, Walter R., The Truth About Seventh-day Adventism (Grand
Rapids, MI: Zondervan, 1960)
Maxwell, Mervan C., God Cares, Vol. 1 Daniel, (Boise, ID: Pacific
Press Publishing Association, 1982)
Apéndice C 385

_____, “Seventh-day Adventism Today,” Our Hope, Nov. 1956.


Ministerial Association, Seventh-day Adventists Believe, (Hagerstown,
MD: Review and Herald Publishing Association, 1988).
Ministry, (Hagerstown, MD: Review and Herald Publishing Associa-
tion).
Mazzaferri, Fred, As in a Mirror, Unpublished Manuscript, (as of May
2003) which is an in-depth scholarly answer to SDAs DARCOM apo-
logia. This work may be published by Life Assurance Ministries Pub-
lications. Check our web site at: www.ratzlaf.com
Nichol, Francis, D., Ellen G. White and Her Critics, (Hagerstown, MD:
Review and Herald Publishing Association, 1951)
*Numbers, Ronald, Prophetess of Health: Ellen G. White and the Ori-
gin of Seventh-day Adventist Health Reform, (Knoxville, TN: Univer-
sity of Tennessee Press, 1991)
*Numbers, Ronald & Butler, Jonathan, M., The Disappointed, (Indiana
University Press, 1987)
Onjukka, Lauri, The Sanctuary and Perfection, (Temecula, CA: Life-
mark Press, 1982)
Olson, Norskov, V., editor, The Advent Hope in Scripture and History,
(Washington, D. C.: Review and Herald Publishing Association,
1987)
Ott, Helmut, Perfect in Christ, (Hagerstown, MD: Review and Herald
Publishing Association, 1987)
*Paxton, Geoffrey, The Shaking of Adventism, (Grand Rapids, MI:
Baker Book House, 1978)
Paulien, Jon, What the Bible Says About the End-Time, (Hagerstown,
MD: Review and Herald Publishing Association, 1994)
Provonsha, Jack W., A Remnant in Crisis, (Hagerstown, MD: Review
and Herald Publishing Association, 1993)
*Ratzlaff, Dale, Sabbath in Christ, (Glendale, AZ: Life Assurance
Ministries Publications, 2003)
_____, The Truth About Seventh-day Adventist “Truth”, (Glendale,
AZ: Life Assurance Ministries Publications, 2000)
*Rea, Walter, The White Lie, (Turlock, CA 95381: M & R Publications,
1982)
386 Las Doctrinad Sectarias de los ASD

*Riggle, The Sabbath and the Lord’s Day, (Glendale, AZ: Life Assur-
ance Ministries Publications, reprinted)
Samples, Kenneth, Prophets of the Apocalypse, (Baker Book House,
1994)
_____, “From Controversy to Crisis—An Updated Assessment of
Seventh-day Adventism,” Christian Research Journal, 1988.
_____, “The Recent Truth about Seventh-day Adventism,” Christianity
Today, Feb. 5, 1990.
Seventh-day Adventists Answer Questions on Doctrine, (Washington,
D. C.: Review and Herald Publishing Association, 1957)
Shea, William H., Selected Studies on Prophetic Interpretation, Daniel
and Revelation Committee Series, Vol. 1, (Washington DC: Review
and Herald Publishing Association, 1982)
*Stanform, A. Ray, Handbook of Personal Evanglism, (13610 Scotts-
dale Road, Scottsdale, AZ 13610: Forerunner Ministries, 1995)
Staples, Russell L., “Adventism,” The Variety of American Evangeli-
calism, Downers Grove, IL: Inter Varsity Press, 1991)
Strand, Kenneth, Editor, The Sabbath in Scripture and History, (Wash-
ington, D. C.: Review and Herald Publishing Association, 1992)
Stringfellow, Bill, The Ultimate Rip-off, (Bemidji, MN: Concerned
Publications, Inc. 1987)
*The Study Bible, (Harrah, OK: Academy Enterprises, Inc., printed by
R & H Publishing Association, Hagerstown, MD: 1993.)
*Talbot, Louis, T. What’s Wrong with Seventh-day Adventism?
(Findlay, OH: Dunham Publishing Company, 1956)
Thompson, Alden, Inspiration, (Hagerstown, MD: Review and Herald
Publishing Association, 1991)
Valentine, Gilbert M., The Shaping of Adventism, (Berrien Springs, MI:
Andrews University Press, 1992)
*Van Baalen, J.K. The Chaos of Cults, (Grand Rapids, MI: Wm. B.
Eerdmans Publishing Comopany, 1958)
_____, When God Made Rest, (Boise, ID: Pacific Press Publishing As-
sociation, 1987)
Wallenkampf, Arnold V. & Lesher, Richard W, editors, The Sanctuary
and the Atonement, (Biblical Research Committee of the General
Conference of SDA, 1991)
Apéndice C 387

Weber, Martin, Some Call it Heresy, (Hagerstown, MD: Review and


Herald Publishing Association, 1985)
_____, Who’s Got the Truth? (Silver Springs, MD: Home Study
International Press, 1994)
*Winger, Nordon, Syllabus and Source Material for the Seminar,
“1844, The Sanctuary, and the Investigative Judgment.”
(Unpublished Manuscript, 1982)
Whitten, Woodrow W. I, Ellen White on Salvation, (Hagerstown, MD:
Review and Herald Publishing Association, 1995)