Está en la página 1de 95

ESTUDIO SOBRE EL USO DEL MÉTODO DE LA INTEGRAL DE RAYLEIGH EN LA

DETERMINACIÓN DEL CAMPO ACÚSTICO DE RADIADORES 3D

ALEXANDER ORTEGA GRIBENCHENKO

UNIVERSIDAD DEL VALLE


FACULTAD DE CIENCIAS NATURALES Y EXACTAS
PROGRAMA ACADEMICO DE FÍSICA
Santiago de Cali
2010
ESTUDIO SOBRE EL USO DEL MÉTODO DE LA INTEGRAL DE RAYLEIGH EN LA
DETERMINACIÓN DEL CAMPO ACÚSTICO DE RADIADORES 3D

ALEXANDER ORTEGA GRIBENCHENKO

Trabajo de grado presentado como requisito


parcial para optar al título de Físico

Director: Dr. Jorge Arenas


Instituto de Acústica
Universidad Austral de Chile

Codirector: Dr. Otto Vergara


Departamento de Física
Universidad del Valle

UNIVERSIDAD DEL VALLE


FACULTAD DE CIENCIAS NATURALES Y EXACTAS
PROGRAMA ACADEMICO DE FÍSICA
Santiago de Cali
2010
UNIVERSIDAD DEL VALLE
FACULTAD DE CIENCIAS NATURALES Y EXACTAS
PROGRAMA ACADEMICO DE FÍSICA

ALEXANDER ORTEGA GRIBENCHENKO

ESTUDIO SOBRE EL USO DEL MÉTODO DE LA INTEGRAL DE RAYLEIGH EN LA


DETERMINACIÓN DEL CAMPO ACÚSTICO DE RADIADORES 3D

TEMAS:
• Acústica Física
• Monopolo acústico
• Dipolo acústico
• Campos de presión acústica
• Integral de Rayleigh
• Matriz de propagación
• Método SVD
NOTA DE APROBACIÓN

El trabajo de grado titulado “Estudio sobre el uso del Método de la Integral


de Rayleigh en la determinación del campo acústico de radiadores 3D”
presentado por el estudiante ALEXANDER ORTEGA GRIBENCHENKO, para
optar al título de físico, fue revisado por el jurado y calificado como:

Aprobado.

Jorge Arenas
Director

Otto Vergara
Codirector
AGRADECIMIENTOS

Agradezco al profesor Jorge Arenas por sugerir el tema de tesis y presentarme la


oportunidad de formarme y desarrollar este trabajo en la Universidad Austral de Chile.
Al profesor Otto Vergara por su formación y por aceptar la codirección de este
trabajo en la Universidad del Valle.
A todos quienes desarrollaron las Matemáticas y la Física, y me permitieron hacer
estos malabares con el raciocinio.
A las Letras por justificar las Ciencias y obrar como una geometría paralela.
A mi Universidad del Valle, universidad pública, por entregarme lo valuable e in-
valuable: medios y amigos.
A mis amigos por las piedritas puestas que impidieron que el carro se me fuera
pa’tras, y por la compañía mientras andaba.
A mi Negro, hermano, por las duras y las maduras, por los sonidos, las letras y el
afecto siempre compartido.
A mi familia, por ser la más profunda prueba de amor que he conocido.

1
RESUMEN

En el presente trabajo se desarrolla una implementación numérica basada en la


Integral de Rayleigh para calcular el campo acústico de radiadores 3D.
Dada la representación matricial que presenta el problema, se implementa el Método
de Descomposición en Valores Singulares que permite hacer más eficiente el cálculo
computacional.
En particular, la implementación numérica se evalúa calculando el campo acústico
de estructuras monopolares y dipolares, aunque el código computacional desarrollado
permite calcular el campo de presión en una distribución arbitraria de puntos, cono-
ciendo únicamente la geometría particular de la fuente y su distribución superficial de
velocidades.
Tras comparar los resultados numéricos con los teóricos, se concluye que el método
numérico propuesto resulta eficiente para calcular el campo de presión generado por
frecuencias bajas y medias en el espectro 20Hz-20KHz.

2
OBJETIVOS

Objetivo general
Implementar el Método de la Integral de Rayleigh, mediante una representación
matricial, en problemas de radiación sonora de objetos tridimensionales, deter-
minando sus alcances y limitaciones.

Objetivos especificos
Desarrollo e implementación numérica de un modelo para la discretización de una
superficie esférica en elementos de igual área.

Implementación numérica de una rutina basada en la Integral de Rayleigh que


permita calcular la matriz de propagación, el vector de distribución de velocidades
y el campo de presiones, para sistemas acústicos monopolares y dipolares.

Implementación del método de Descomposición en Valores Singulares (SVD) a la


matriz de propagación con el fin de optimizar recursos computacionales.

Comparación de resultados numéricos con resultados teóricos para las fuentes


acústicas monopolares y dipolares.

3
Índice general

1. Introducción 6

2. Fundamentos de acústica 8
2.1. Conservación de masa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9
2.2. Fenómeno adiabático . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 12
2.3. Segunda ley de Newton aplicada al caso acústico . . . . . . . . . . . . . . . . 13
2.4. Ecuación de onda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15
2.5. Fuentes acústicas elementales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16
2.5.1. Monopolo acústico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16
2.5.2. Dipolo acústico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19
2.6. Integral de Kirchoff-Helmholtz . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22
2.7. Integral de Rayleigh . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 26
2.8. Pistón circular acústico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28

3. Implementación numérica del problema de radiación sonora 33


3.1. Representación matricial del problema . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 34
3.2. Matriz de propagación G . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 35
3.3. Discretización de una corteza esférica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36
3.3.1. Relaciones geométricas puntos fuente - puntos medición . . . . . . . . 41
3.4. Distribución superficial de velocidades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 43
3.4.1. Distribución de velocidades en un monopolo acústico . . . . . . . . . . 43
3.4.2. Distribución de velocidades en un dipolo acústico . . . . . . . . . . . . 44

4
3.5. Método SVD . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 46
3.5.1. Formulación matemática del método SVD . . . . . . . . . . . . . . . . 46
3.5.2. Ventajas computacionales asociadas al método SVD . . . . . . . . . . 47
3.6. Desarrollo de algoritmos computacionales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 48

4. Resultados 50
4.1. Resultados Monopolo Acústico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51
4.1.1. Variación axial: Monopolo Acústico (20Hz) . . . . . . . . . . . . . . . 51
4.1.2. Variación axial: Monopolo Acústico (1KHz) . . . . . . . . . . . . . . . 52
4.1.3. Variación axial: Monopolo Acústico (20KHz) . . . . . . . . . . . . . . 53
4.1.4. Error relativo Vs Discretización: Monopolo Acústico (20Hz-500Hz) . . 54
4.1.5. Error relativo Vs Discretización: Monopolo Acústico (1KHz-20KHz) . . 55
4.2. Resultados Dipolo Acústico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 56
4.2.1. Variación axial: Dipolo Acústico (20Hz) . . . . . . . . . . . . . . . . . 56
4.2.2. Variación axial: Dipolo Acústico (1KHz) . . . . . . . . . . . . . . . . . 57
4.2.3. Variación axial: Dipolo Acústico (20KHz) . . . . . . . . . . . . . . . . 58
4.2.4. Error relativo Vs Discretización: Dipolo Acústico (20Hz-500Hz) . . . . 59
4.2.5. Error relativo Vs Discretización: Dipolo Acústico (1KHz-20KHz) . . . 60
4.2.6. Variación angular: Dipolo Acústico (1KHz) . . . . . . . . . . . . . . . 61
4.3. Exactitud Vs SVD : Dipolo Acústico (1KHz) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 62
4.4. Esquema del Dipolo Acústico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 63
4.5. Análisis de resultados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64

5. Conclusiones 69

6. Perspectivas 71

A. Códigos computacionales
(MATLAB) 72

Bibliografía 90

5
Capítulo 1

Introducción

El estudio de la radiación sonora de estructuras vibratorias, es en la actualidad, uno


de los campos de la acústica con mayor número de publicaciones científicas, debido al
alcance tanto teórico como práctico que presenta su investigación.
La mayor parte de los fenómenos prácticos de radiación sonora incluyen una es-
tructura superficial que vibra producto de alguna fuerza de excitación. Las fuerzas de
excitación, de origen mecánico, inducen una vibración en la estructura, que se traduce
también en una respuesta mecánica de ésta. Debido a que el fluido que rodea la es-
tructura presenta una resistencia a la vibración (carga de radiación), esta respuesta
mecánica se convierte en una respuesta acústica [1]. Lo anterior describe la base del
problema vibro-acústico: la transferencia de energía vibratoria a energía acústica. En
ciertas aplicaciones, nos interesa que la eficiencia de esta transferencia sea alta, como
en el caso de los altavoces, y en la mayoría de los problemas que involucran ruido, nos
interesa que esta eficiencia sea mínima.
La principal complicación en la determinación de la respuesta acústica, radica en
los acoplamientos que se producen entre la estructura y el fluido. Estos acoplamientos
son, en la mayoría de los casos, difíciles de determinar y se debe resolver el problema
mediante aproximaciones analíticas, métodos numéricos o métodos estadísticos.
Bajo ciertos supuestos, el problema de radiación puede ser simplificado, lo que
permite emplear el método de la Integral de Rayleigh. En particular este método se

6
emplea en el caso de fuentes planas radiando en aire libre, y aunque en estricto rigor,
no es aplicable a problemas tridimensionales, bajo ciertas condiciones puede extenderse
su uso a este tipo de estructuras [2].
El uso de la Integral de Rayleigh y el hecho de que el fenómeno acústico pueda
considerarse lineal, permite estudiar estructuras complejas discretizándolas en un con-
junto de elementos superficiales que presentan distintos tipos de contribuciones. Estos
métodos son denominados Métodos de Elementos de Contorno (BEM-Boundary Ele-
ments Method) y generalmente tienen representaciones matriciales. Es común que la
discretización de la superficie de la fuente a analizar se haga en elementos de áreas
iguales, que de modo individual, se asume, vibran con la misma velocidad superficial.
Cada uno de estos elementos se representa de modo equivalente por un pistón circular
para el cual el campo de presión es conocido [3].
Dada la representación matricial en este tipo de métodos, una mayor discretización
de la fuente de estudio se refleja en resultados de valores de presión más exactos, pero ll-
eva asociado un costo computacional relacionado con el aumento de la dimensionalidad
matricial. Es por ello que se emplea el método de Descomposición en Valores Singulares
(SVD-Singular Value Descomposition) que permite extraer parámetros característicos
con los cuales pueden representarse, con un número reducido de elementos, matrices
de gran dimensionalidad [2].
Las publicaciones más recientes implementan la metodología de la Integral de
Rayleigh mediante la representación matricial a estructuras planas [2, 4]. El presente
trabajo constituye una primera aproximación a la evaluación de dicha metodología en
estructuras 3D. Para ello estudia las posibilidades y limitaciones mediante la compara-
ción de simulaciones numéricas con resultados teóricos en estructuras monopolares y
dipolares, para los cuales existen soluciones analíticas. Los resultados permitirán in-
ferir su posible aplicación en estructuras tridimensionales arbitrarias, para las cuales
no existe solución analítica.

7
Capítulo 2

Fundamentos de acústica

El estudio de sistemas acústicos está relacionado de manera directa con las carac-
terísticas del medio en el cual ocurre el fenómeno. Es por ello que la propagación
ondulatoria en medios como líquidos, sólidos o gases, presenta distintos tipos de com-
portamientos.
En el presente documento, el estudio centra su interés en medios tales como el aire
en los cuales el análisis sobre las partículas puede omitir los efectos de la fuerza de
gravedad, y por tanto, asumir constantes los valores de presión en equilibrio y de den-
sidad inicial del medio, que se supone además homogéneo, isotrópico y perfectamente
elástico (es decir, no hay fuerzas de disipación presentes, tales como las derivadas de
la viscosidad o pérdidas por conducción de calor).
Finalmente, el análisis es limitado a ondas de amplitudes pequeñas de tal forma
que los cambios de densidad del medio son pequeños comparados con su valor en
equilibrio estático. Todas las anteriores características permiten considerar el fenómeno
de propagación acústica, en dicho medio, como un fenómeno absolutamente lineal.
Este capítulo expone detalladamente las herramientas acústicas básicas que per-
mitirán implementar un modelo numérico, para el cálculo de presión sonora de una
estructura tridimensional arbitraria.
En adelante, denominaremos elemento de volumen a un fragmento del volumen
total que sea grande, en el sentido de contener millones de moléculas y que pueda

8
asumirse como un fluido continuo, pero suficientemente pequeño, de manera que ciertas
variables acústicas, tales como la presión, densidad y velocidad de partícula, puedan
ser consideradas constantes dentro de este elemento.
Los principios físicos fundamentales empleados en el presente capítulo hacen parte
de las referencias [6, 7]. El desarrollo guiado desde dichos principios hasta las ecuaciones
finales es propuesto por el autor de éste documento.

2.1. Conservación de masa


Cuando una onda plana se mueve a lo largo de un determinado eje de propagación,
los planos adyacentes de las moléculas en el fluido son desplazados de sus posiciones de
equilibrio. En general, este tipo de desplazamientos son funciones de las coordenadas
de posición y del tiempo, y pueden ser representados por una función ξ(x, t).

ξ(x) ξ(x+Δx)

x x+Δx

Figura 2.1: Elemento de volumen perturbado.

Es de interés en el campo de la acústica deducir una ecuación que relacione dichos


desplazamientos con los cambios de densidad del medio. Al pasar una onda sonora,
el plano originalmente en x es desplazado una magnitud ξ(x) y el plano que estaba
en la posición x + ∆x es desplazado una magnitud ξ(x + ∆x). Consecuentemente,
la densidad del fluido entre los dos planos se altera de modo tal que la masa total
permanece constante, ya que en el fenómeno acústico hay propagación de energía, mas

9
no de materia. Con tal fin, se aplica el principio de conservación de masa a un elemento
de fluido no perturbado contenido entre los planos con posición x y x + ∆x, y que tiene
una masa característica ρo S∆x:
ρo Vo = ρf Vf (2.1)

donde S es el elemento de superficie común a todos los planos, ρo es la densidad del


elemento en equilibrio con Vo como el volumen inicial que ocupa, y ρf y Vf la densidad
y el volumen respectivo del elemento una vez ha ocurrido la perturbación.
De acuerdo con la Fig(2.1) podemos observar que los volúmenes ocupados por
un elemento cualquiera del fluido, sometido a una perturbación en la dirección x,
pueden ser calculados a partir de los valores iniciales y finales de posición de los planos
perpendiculares al eje de propagación, es decir:

ρo (S ∗ (xof − xoi )) = ρf (S ∗ (xf − xi ))

donde xof y xoi corresponden a las posiciones de los planos final e inicial, respectiva-
mente, antes de la perturbación, y xf y xi corresponden a las posiciones de los planos
final e inicial, respectivamente, después de la perturbación. Las relaciones para cada
uno de los valores de posición de los planos son:

xoi = x

xof = x + ∆x

xi = x + ξ(x)

xf = (x + ∆x) + ξ(x + ∆x)

Empleando las anteriores relaciones podemos reescribir la Ec(2.1) como:


  !
 
   
ρo S ∗ (x + ∆x) − (x) = ρf S ∗ x + ∆x + ξ(x + ∆x) − x + ξ(x) (2.2)

Cuando los cambios de densidad son pequeños (caso del espectro audible) la den-
sidad final ρf puede ser considerada como la suma de la densidad inicial ρo con un

10
pequeño valor de perturbación ρ para el cual ρo >>> ρ, es decir, podemos reescribir
la Ec(2.1) como:
    
ρo (S ∗ ∆x) = ρo + ρ ∗ S ∗ ∆x + ξ(x + ∆x) − ξ(x) (2.3)

Desarrollando la Ec(2.3) y despreciando los términos de segundo orden origina-


dos por productos entre variaciones infinitesimales de desplazamiento y de densidad,
obtenemos:

ρ ξ(x + ∆x) − ξ(x)


− = (2.4)
ρo ∆x
Tomando finalmente el límite cuando ∆x → 0, y escribiendo el resultado para una
dirección de propagación arbitraria, la ecuación anterior puede expresarse como:

∂ξi ρi
=− (2.5)
∂xi ρo

La ecuación Ec(2.5) es una forma especial de la ecuación de conservación de masa


empleada continuamente en acústica, y expresa que tanto las expansiones como las
compresiones de un elemento de volumen, vienen acompañadas de un cambio de den-
sidad contrario al proceso de que fueron origen, es decir, cuando existe un aumento
en el volumen debido a que el volumen del elemento tras la perturbación es mayor al
volumen del elemento en equilibrio, la densidad disminuye, y viceversa.
La ecuación Ec(2.5) también puede ser escrita en función de las velocidades de
partícula vi si se deriva temporalmente:

∂ 2 ξi 1 ∂ρi
=− (2.6)
∂t∂xi ρo ∂t

Permutando el orden de las derivadas parciales del término izquierdo de la ecuación


anterior obtenemos:
∂ 2 ξi
 
1 ∂ξi ∂vi
= = (2.7)
∂t∂xi ∂xi ∂t ∂xi

11
con lo que podemos reescribir la Ec(2.5) como:
∂vi 1 ∂ρi
=− (2.8)
∂xi ρo ∂t
Tomando sumatorias a cada lado de la ecuación de la Ec(2.8) obtendremos las
siguientes relaciones:
X ∂vi
= div(~v ) = ∇ · ~v (2.9)
i
∂x i
X ∂ρi ∂ρ
= (2.10)
i
∂t ∂t
con las que podemos finalmente reescribir Ec(2.8) como:
1 ∂ρ
∇ · ~v = (2.11)
ρo ∂t
Existe, además, una relación entre la densidad y la presión dada por ρ = p/c2 , donde
ρ es la densidad, c la velocidad de propagación del sonido en él, y p su presión. Esta
relación solo se cumple bajo el supuesto de la característica adiabática del fenómeno
que sera discutido en el numeral siguiente. Empleando dicha relación obtenemos:
1 ∂p
∇ · ~v = − (2.12)
ρo c2 ∂t
Esta es finalmente la ecuación de continuidad en el caso acústico, escrita de manera
generalizada. Aunque la deducción de la ecuación tomó como base el uso de coordenadas
cartesianas, el resultado expresado por la Ec(2.12) es completamente compatible con el
uso de otros sistemas coordenados, en los cuales debe tomarse únicamente la precaución
de escribir los operadores vectoriales de manera adecuada, es decir, acorde al sistema
coordenado elegido.

2.2. Fenómeno adiabático


Otra relación importante, necesaria en la caracterización del campo acústico, es la
que relaciona los cambios de presión con los cambios de densidad del medio. En general
existen muchas relaciones dependiendo del proceso termodinámico involucrado.

12
Cualquier compresión de un elemento de volumen de un fluido requiere disipación
de energía; energía que es convertida en calor incrementando la temperatura, a menos
que el proceso sea muy lento y la energía se disipe en el fluido circundante.
Cuando se transmiten ondas sonoras a través de un fluido, los gradientes de tem-
peratura entre las partes adyacentes al fluido, comprimidas y expandidas, son relativa-
mente pequeños. Consecuentemente, poca energía se disipa en forma de calor antes de
que cese la compresión. Bajo tales circunstancias el proceso termodinámico puede con-
siderarse adiabático, y es por ello el más adecuado para describir cambios de presiones
y de densidad en fluidos [5].
Así, en el caso de compresiones y expansiones alternadas de un pequeño elemento de
volumen S∆x generadas a causa de ondas sonoras, la ecuación que describe la relación
entre presiones y densidades es:  γ
pt ρt
= (2.13)
p ρ
donde pt y ρt son respectivamente las presión y densidad del fluido perturbado, p y ρ
la presión y densidad en reposo, y γ una constante propia para cada tipo de fluido.

2.3. Segunda ley de Newton aplicada al caso acústico


Cuando un medio es deformado tal como fue descrito en la sección dedicada al de-
sarrollo de la ecuación de conservación de masa Ec(2.1), las presiones resultantes en las
dos superficies del elemento de volumen S∆x, serán levemente diferentes, produciendo
una fuerza resultante que acelera el elemento.
La fuerza externa que actúa en cada superficie es igual al producto de la presión
por el área de la superficie. Así, la fuerza resultante sobre el elemento de volumen S∆x
en la dirección x es:

∂ 2ξ
∆Fx = p(x) ∗ S − p(x + ∆x) ∗ S = m 2 (2.14)
∂t

13
p(x) p(x+Δx)

Figura 2.2: Elemento de volumen sobre el cual se ejerce el gradiente de presión.

En la deducción de la anterior ecuación se ignoraron las fuerzas causadas por la


presión en equilibrio Po (atmosférica), pues éstas siempre se cancelan. El gradiente
de presión sonora es el único elemento que da origen a la fuerza resultante sobre el
elemento de volumen. Empleando la expresión m = ρo S∆x que relaciona la masa del
elemento con su densidad y volumen, podemos reescribir la Ec(2.14) como:

∂ 2ξ
p(x) ∗ S − p(x + ∆x) ∗ S = ρo S∆x (2.15)
∂t2
p(x + ∆x) − p(x) ∂ 2ξ
− = ρo 2 (2.16)
∆x ∂t

Tomando finalmente el límite, cuando ∆x → 0 reescribimos la ecuación anterior


como:
∂p ∂ 2ξ
= −ρo 2 (2.17)
∂x ∂t
La Ec(2.17) también puede ser escrita en función de las velocidades de partícula v
∂ξ
empleando la relación ∂x
= vx como:

∂p ∂vx
= −ρo (2.18)
∂x ∂t

Esta ecuación es conocida en acústica como ecuación de Euler y puede expandirse al


caso de una dirección de propagación arbitraria representándose por:

∂p ∂vi
xbi = −ρo xbi (2.19)
∂xi ∂t

donde xbi representa un vector unitario en una dirección en particular.

14
Tomando sumatorias a cada lado de la Ec(2.19) obtendremos las siguientes rela-
ciones:
X ∂p
xbi = grad(p) = ∇p (2.20)
i
∂xi
X ∂vi ∂~v
xbi = (2.21)
i
∂t ∂t
Así, la Ec(2.19) puede escribirse como:

∂~v
∇p = −ρo (2.22)
∂t

Esta es finalmente la ecuación de Euler escrita de manera generalizada. De igual modo


que en el caso de la ecuación de conservación de masa, aunque la deducción de la
ecuación tomó como base el uso de coordenadas cartesianas, el resultado expresado por
la Ec(2.22) es completamente compatible con el uso de otros sistemas coordenados, en
los cuales debe tomarse únicamente la precaución de escribir los operadores vectoriales
de manera adecuada, es decir, acorde al sistema coordenado elegido.

2.4. Ecuación de onda


El fenómeno acústico, como cualquier otro tipo de fenómeno ondulatorio, basa su
representación en la ecuación de onda; ecuación que en este caso relaciona las varia-
ciones espaciales y temporales de un campo de presión. En el caso acústico, la ecuación
de onda surge de la combinación de las ecuaciones de conservación de masa y de la
ecuación de Euler.
Aplicando el operador divergencia a la ecuación de Euler Ec(2.22) obtenemos:
 
  ∂~v
div grad(p) = ∇ · (∇p) = ∇ · − ρo (2.23)
∂t

El operador ∇ · (∇p) es denominado Laplaciano de p, y se representa de manera


concreta como ∇2 p. Dado que la divergencia opera únicamente sobre características

15
espaciales, la derivada temporal se puede permutar obteniendo:

∂(∇ · ~v )
∇2 p = −ρo (2.24)
∂t

La divergencia del campo de velocidades es ya conocida y está representada por la


ecuación de conservación de masa Ec(2.12). Empleando esta relación obtenemos:
 
2 1 1 ∂p
∇ p = −ρo − (2.25)
∂t ρo c2 ∂t

1 ∂ 2p
∇2 p = (2.26)
c2 ∂t2
La ecuación Ec(2.26) es finalmente la ecuación de onda y junto con las ecuaciones de
conservación de masa Ec(2.12) y la ecuación de Euler Ec(2.22), forman las herramientas
base para el análisis de cualquier tipo de problema acústico.

2.5. Fuentes acústicas elementales

2.5.1. Monopolo acústico

Un monopolo acústico puede ser caracterizado matemáticamente como una esfera


pulsante que desplaza todo el volumen del medio que la circunda, y que tiene además
una frecuencia de oscilación constante con amplitudes pequeñas comparadas con el
radio de la misma (lo que permite considerar el fenómeno como lineal) [6].
Denotaremos en adelante como R el radio de la esfera y como ξ el desplazamiento
radial de la superficie. Así, el comportamiento armónico de compresión y expansión del
monopolo esta caracterizado por:
ξ = ξo ejwt (2.27)

donde ξo corresponde a la amplitud compleja de dicho desplazamiento, w a la frecuencia



angular de oscilación, j al número complejo identidad ( −1) y t al tiempo.

16
ξ ξ
R R

Figura 2.3: Izquierda: Monopolo acústico en fase de expansión. Derecha: monopolo


acústico en fase de compresión. Tanto los vectores azules como los verdes indican la
distribución de velocidad superficial en ambos casos.

De allí que las expresiones para la velocidad y aceleración de partícula estén respec-
tivamente dadas por:

v= = jwξo ejwt = jwξ (2.28)
dt
dv
a= = −w2 ξo ejwt = jwv (2.29)
dt
Debido a este tipo de oscilación, el monopolo genera un campo con simetría esférica,
pues la velocidad de desplazamiento de cualquier elemento de la superficie es siempre
la misma, con componente únicamente radial, e independiente de cualquier ángulo. De
este modo se genera un frente de onda esférico que se aleja de la fuente y que satisface
evidentemente la ecuación de onda en coordenadas esféricas.
El operador Laplaciano en coordenadas esféricas esta descrito por:

∂ 2p
   
2 1 ∂ 2 ∂p 1 ∂ ∂p 1
∇ p= 2 r + 2 sin θ (2.30)
r ∂r ∂r r sin θ ∂θ ∂θ r2 sin2 θ ∂φ2

y debido a las simetrías ya descritas, en las cuales no existe variación con respecto a
las coordenadas θ ni φ, podemos simplificarlo como:

∂ 2 p 2 ∂p
∇2 p = + (2.31)
∂r2 r ∂r

17
Así, la ecuación de onda asociada a la propagación debida por el monopolo es:

∂ 2 p 2 ∂p 1 ∂ 2p
+ = (2.32)
∂r2 r ∂r c2 ∂t2

Puede corroborarse fácilmente, realizando las derivadas correspondientes, que la


solución que satisface la ecuación anterior en el régimen estacionario está dada por:

A −jkr
p(r) = e (2.33)
r

donde A es una constante a determinar relacionada con las propiedades del medio, r
representa la distancia al monopolo y k el numero de onda relacionado con la frecuencia
angular como w = ck.
Para determinar la constante A emplearemos la ecuación de Euler, Ec(2.22). El
operador gradiente en coordenadas esféricas está dado por:

∂p 1 ∂p 1 ∂p
∇p = r̂ + θ̂ + φ̂ (2.34)
∂r r ∂θ r sin θ ∂φ

y dadas las simetrías ya descritas, puede simplificarse como:

∂p
∇p = (2.35)
∂r

Así, la ecuación de Euler en el caso del monopolo está expresada por la relación:

∂p ∂v
= −ρo (2.36)
∂r ∂t

Reemplazando la relación para la presión Ec(2.33) y la relación para la aceleración


Ec(2.29) en la Ec(2.36) obtenemos:

A −jkr A
− 2
e − jk e−jkr = −ρo (jwv) (2.37)
r r

Evaluando sobre la corteza esférica, que representa la condición de frontera, y despe-


jando la amplitud de oscilación obtenemos la expresión:

jwρo vR2 jkR


A= e (2.38)
(1 + jkR)

18
La relación anterior también puede ser reescrita en términos de una cantidad de-
nominada velocidad de volumen, definida como:
Z
~
u = ~v · dS (2.39)
S

~ el vector de superficie.
donde ~v representa el vector de velocidad y dS
Dado que en el caso de una esfera pulsante, todos los elementos se mueven única-
mente con componentes de velocidad paralelas al vector de superficie, la velocidad de
volumen queda expresada por:
u = v · 4πR2 (2.40)

De este modo, la amplitud de oscilación expresada en términos de la velocidad de


volumen es:
jwρo u
A= ejkR (2.41)
4π(1 + jkR)
Reemplazando el valor de amplitud encontrado en la ecuación general de presión
para el monopolo Ec(2.33), obtenemos:
  
jwρu 1
p(r) = e−jk(r−R) (2.42)
4πr 1 + jkR
La ecuación anterior es la expresión general para el campo de presión generado por un
monopolo acústico y puede simplificarse en casos específicos. De la ecuación anterior en
adelante denotaremos a ρo únicamente como ρ para no acarrear el subíndice, recordando
que hace referencia a la densidad del medio.
Para grandes distancias y bajas frecuencias, es decir, para R/r << 1 y kR << 1 la
ecuación Ec(2.42) se reduce a:
 
jwρu
p(r) = e−jkr (2.43)
4πr

2.5.2. Dipolo acústico

Consideramos un dipolo acústico a un sistema generado por dos monopolos acústi-


cos con un desfase π en su oscilación, separados una distancia d. Este desfase implica

19
que cuando un monopolo se contrae el otro se expande, y viceversa. Dada la carac-
terística lineal del fenómeno acústico, el campo de presión generado por este tipo de
arreglos puede conseguirse sumando las contribuciones individuales de cada uno de los
monopolos [6].

r2
r
r1
l θ
d
l
θ

Figura 2.4: Representación del Dipolo Acústico como resultado de una distribución
monopolar en oposición de fase.

Así, para una distribución dipolar como la observada en la Fig(2.4), las contribu-
ciones monopolares individuales representadas por la Ec(2.33) permiten describir el
campo de presión del dipolo como:

A −jkr1 A −jkr2
p(r, θ) = e − e (2.44)
r1 r2

A grandes distancias, es decir, para r  d, podemos observar en la Fig(2.4) que se


cumplen las siguientes relaciones:

r1 ≈ r + lcosθ (2.45)

20
r2 ≈ r − lcosθ (2.46)

Las relaciones expresadas por las Ec(2.45) y Ec(2.46) nos permite reescribir la
Ec(2.44) como:
e−jk(r+l cos θ) e−jk(r−l cos θ)
 
p(r, θ) = A − (2.47)
r + l cos θ r − l cos θ
que a su vez, puede ser reescrita como:
−1 −1 !
Aejkr
 
l cos θ l cos θ
p(r, θ) = 1+ e−jkl cos θ − 1 − ejkl cos θ (2.48)
r r r

Dado que la aproximación se considera para grandes distancias, se cumple la relación


l/r  1. Como además la función | cos θ| < 1, en general se cumple la relación
l cos θ/r  1. Lo anterior, permite emplear la aproximación en serie de potencias
(a + x)n ≈ an + nan−1 x obteniendo:
 −1  
l cos θ l cos θ
1± ≈ 1∓ (2.49)
r r

Reemplazando este resultado en la Ec(2.48) se obtiene:


!
Aejkr
   
l cos θ −jkl cos θ l cos θ jkl cos θ
p(r, θ) = 1− e − 1+ e (2.50)
r r r

Si se considera la aproximación en bajas frecuencias, es decir cuando kl  1,


podemos emplear la aproximación en serie de potencias ex = 1 + x obteniendo:

e±jkl cos θ = 1 ± jkl cos θ (2.51)

Reemplazando este resultado en la Ec(2.50) se obtiene:


!
Aejkr
   
l cos θ l cos θ
p(r, θ) = 1− (1 − jkl cos θ) − 1 + (1 + jkl cos θ) (2.52)
r r r

Desarrollando cada uno de los términos y recordando que d = 2l, obtenemos:


 
A 1 + jkr
p(r) = d cos θe−jkr (2.53)
r r

21
Reemplazando el valor de A = jwρu/4π que fue ya determinado para el caso
monopolar (Ec(2.43)), se obtiene finalmente la expresión general del campo de presión
generado por una distribución dipolar en la aproximación para grandes distancias y
bajas frecuencias de oscilación:
 
jwρu 1 + jkr
p(r) = d cos θe−jkr (2.54)
4πr r

Cabe destacar que en el caso del dipolo acústico, en comparación con el monopolo,
el decaimiento de presión por distancia es mas rápido dada la dependencia de modo
cuadrático y no lineal con su inverso, y que además, la isotropía del campo de presión
se pierde, conservando únicamente las simetría axial (respecto al eje que une los dos
monopolos).
Este mismo sistema puede ser modelado matemáticamente, con la misma solución
dada en la Ec(2.54), por una esfera que oscila armónicamente con respecto a un eje
determinado [7]. En este caso la distribución de velocidades normales a la superficie de
la esfera es la que contribuye de manera significativa al campo de presión. Este modelo
se empleará mas adelante en el cálculo de la distribución de velocidades del dipolo
acústico.

2.6. Integral de Kirchoff-Helmholtz


Una vez conocidos los campos de presión de estructuras elementales, el principio
de superposición permite representar estructuras con geometrías complejas mediante
arreglos desarrollados a partir de este tipo de fuentes ya conocidas [7]. Empleando
dicho principio, cada pequeño elemento de superficie de análisis es reemplazado por
distribuciones continuas con contribuciones monopolares y dipolares, lo que permite
expresar el campo de presión total de una determinada estructura cómo:

p(r) = pm (r) + pd (r) (2.55)

22
Para emplear al principio de superposición, resulta conveniente representar los re-
sultados de los campos de presión monopolar y dipolar, en forma diferencial. De manera
común, estas contribuciones quedan expresadas mediante la función de Green, definida
de modo general como:
~0
e−jk|~r−r |
g(~r|r~0 ) = (2.56)
4π|~r − r~0 |
En el caso particular en el cual en vector r~0 coincide con el origen de coordenadas,
tal como en el caso del monopolo acústico, podremos representar la función de Green
de modo reducido como:
e−jkr
g= (2.57)
4πr
Empleando la función de Green, podemos representar la expresión para la presión
monopolar de la Ec(2.43) como:

pm (r) = jwρo gu (2.58)

Dado que es necesario conocer la contribución individual de cada monopolo, el


termino de velocidad de volumen se expandirá según su definición inicial u = vn δS
donde el subíndice n hace referencia a la componente en la dirección normal. Lo anterior
nos permite reescribir la Ec(2.58) como:

pm (r) = jwρo gvn δS (2.59)

Empleando la ecuación del Euler (Ec(2.22)), que permite relacionar la velocidad de


partícula con el gradiente de presión, se obtiene finalmente la representación diferencial
de la contribución de un único elemento monopolar:
 
∂p
pm (r) = − gδS (2.60)
∂n S
En el caso dipolar, empleando la función de Green, podemos representar la expresión
del campo de presión (Ec(2.54)) como:
 
1 + jkr
pd (r) = jwρug d cos θ (2.61)
r

23
Se puede comprobar fácilmente que la siguiente relación se satisface:
 
∂g 1 + jkr
= −g (2.62)
∂r r

Así, la Ec(2.61) puede reescribirse como:


 
∂g
pd (r) = −jwρud cos θ (2.63)
∂r

Teniendo en cuanta las relaciones vectoriales existentes entre las direcciones de


propagación y las direcciones normales a la superficie oscilatoria, encontramos que:
   
∂g ∂g ∂n ∂g 1
= = (2.64)
∂r ∂n ∂r ∂n cos θ
 
∂g ∂g
= cos θ (2.65)
∂n ∂r
Empleando esta relación, la expresión para la presión dipolar de la Ec(2.63) puede
ser reescrita como:  
∂g
pd (r) = −jwρud (2.66)
∂n
Por otra parte, la fuerza que actúa sobre un pequeño elemento de superficie repre-
sentado mediante un dipolo, puede escribirse como:
 
F = p(n + d) − p(n) δS (2.67)

Dado que las variaciones de presión son muy pequeñas respecto a la presión en
equilibrio, esta puede aproximarse mediante series como:

∂p
p(n + d) ≈ p(n) + d (2.68)
∂n

Así, la expresión para la fuerza que actúa sobre el elemento de superficie (Ec(2.67))
puede ser reescrita como:
 
∂p
F = p(n) + d − p(n) δS (2.69)
∂n

24
∂p
F = dδS (2.70)
∂n
Por la ecuación de Euler (Ec(2.22)) conocemos que, en estado estacionario, en el
cual la velocidad de oscilación varía armónicamente con el tiempo, el gradiente de
presión esta dado por:
∂p
= −jwρvn (2.71)
∂n
Empleando esta expresión en la Ec(2.70) obtenemos:

F = −jwρvn dδS (2.72)

La relación de velocidad de volumen u = vn δS nos permite escribir finalmente la


fuerza que actúa sobre el elemento infinitesimal como:

F = −jwρud (2.73)

La anterior expresión permite reescribir en términos de la fuerza la Ec(2.66) como:


 
∂g
pd (r) = F (2.74)
∂n

pero por definición la fuerza que actúa sobre un elemento infinitesimal está dada por:

F = p δS (2.75)

δS

Así, la contribución dipolar puede escribirse en conclusión como:


 ∂g 
pd (r) = p δS (2.76)

δS ∂n

Agrupando finalmente las contribuciones monopolares (Ec(2.60)) y dipolares (Ec(2.76))


y haciendo la integración sobre toda la superficie, podemos representar el campo de
presión generado por una superficie oscilatoria con geometría arbitraria mediante:

∂g(r|r0 ) 0
ZZ  
0 0 ∂p(r , w)
p(r, w) = p(r , w) − g(r|r ) dS (2.77)
∂n ∂n
S

25
En general la frecuencia de oscilación, puede no ser constante y es por ello que el campo
de presión tiene una dependencia directa con w. La variable r0 está asociada a todo
el barrido superficial sobre la fuente, y r al punto donde se desea conocer el valor de
presión.
Esta ecuación es conocida como Ecuación Integral de Kirchoff-Helmholtz y es la
base de una familia de métodos numéricos empleados para el cálculo de campos de
presión sonora conocidos como Métodos de Elementos de Contorno (BEM, Boundary
Element Methods).

2.7. Integral de Rayleigh


Aunque la Ecuación Integral de Kirchoff-Helmholtz representa el tipo de superposi-
ción más general que pueda tenerse para representar campos de presión de elementos
con geometrías arbitrarias en términos monopolares y dipolares, son pocas las estruc-
turas para las cuales pueden obtenerse soluciones analíticas por integración directa.
Es por ello que casos de mayor complejidad tratan de aproximarse a estructuras que
tengan solución analítica, o tratan de implementarse métodos numéricos para poder
conocer su solución.
Un tipo de estructura que permite realizar una primera simplificación de la Ecuación
Integral de Kirchoff-Helmholtz, es el de una placa vibrante superpuesta en un sonode-
flector infinito. Un sonodeflector consiste en una estructura completamente rígida sobre
la cual la función de Green satisface la condición de borde de Neumann [7].
Dado que el sonodeflector es completamente rígido, la velocidad de partícula sobre
el mismo es nula, lo cual conlleva también que ∂g/∂n = 0. Así, en este caso, no existe
contribución del término dipolar de la ecuación de Kirchoff-Helmholtz.
A su vez, dado que la presión generada por cada término monopolar no puede
distribuirse en todo el espacio, pues el sonodeflector constituye un límite donde nece-

26
Fuente Fuente
imagen d d real

Sonodeflector
rígido
Punto
medición

{δg/δn=0=0 un

Figura 2.5: Método de imágenes: la reflexión de la perturbación sobre el sonodeflector


se modela como una fuente adicional, ubicada especularmente.

sariamente debe darse una reflexión de la perturbación, se crean contribuciones adi-


cionales a las que se tendrían en campo libre (sin el sonodeflector). Estas contribuciones
adicionales pueden interpretarse como contribuciones de fuentes imagen ubicadas de
modo especular tomando como frontera el sonodeflector [7]. Cuando la distancia entre
la fuente monopolar y el sonodeflector tiende a cero (d → 0), es decir, cuando la placa
esta superpuesta al sonodeflector, la fuente real y la fuente imagen coinciden geométri-
camente en un mismo punto y la contribución monopolar simplemente se duplica.
Agrupando los resultados de los dos párrafos anteriores, la Ecuación Integral de
Kirchoff-Helmholtz (Ec(2.77)) puede escribirse, para el caso de la placa montada sobre
un sonodeflector infinito, como:

∂p(r0 , w)
ZZ
p(r, w) = −2 g(r|r0 ) dS (2.78)
∂n
S

Empleado la definición del la función de Green (Ec(2.56)) y la ecuación de Euler

27
(Ec(2.22)), la Ec(2.78) puede escribirse como:

e−jkR
ZZ
jwρ 0
p(r, w) = v(r , w) dS (2.79)
2π R
S

donde, recordemos, r hace referencia a la coordenada del punto donde queremos conocer
el valor de presión, r0 al la coordenada de los puntos sobre la superficie de la placa que
son considerados fuentes, R = |r−r0 |, w es frecuencia angular de oscilación de la fuente,
k el número de onda asociado a dicha frecuencia, v la velocidad de partícula y dS el
elemento infinitesimal de superficie sobre el cual se encuentran distribuidas las fuentes.
Esta ecuación es conocida como Integral de Rayleigh y constituye una primera
aproximación de la Ecuación Integral de Kirchoff-Helmholtz. Empleando como base
esta integral, se calculan campos de presión para distintas estructuras planares; estruc-
turas que presentan gran relevancia ya que la mayoría de estructuras prácticas están
compuestas de estas mismas [4].

2.8. Pistón circular acústico


Un tipo de estructura en la cual se puede calcular fácilmente el campo de radiación
empleando la Integral de Rayleigh es la de un pistón circular acústico. Un pistón circular
acústico consiste en un elemento circular rígido que presenta la propiedad de tener una
velocidad superficial uniforme en cualquier punto sobre el mismo. Sus características
de simetría geométrica y velocidad superficial uniforme permiten obtener de manera
simple una solución analítica para el campo de presiones generado [5]. Este tipo de
estructura presenta además gran relevancia en el estudio de distintos tipos de superficies
planas, pues con base en ella se extrapolan resultados, por superposición, a otro tipo
de geometrías más complejas [4].

28
x ;lkj
x
R
dS dx
r Φ
dS a
θ
a
z y
y

Figura 2.6: Vista lateral y frontal del Pistón Acústico.

Para emplear la Integral de Rayleigh debemos encontrar la correspondencia que


tiene cada uno de los términos de la ecuación(2.79) con los de la geometría particular
que estamos tratando. Así, subdividiendo inicialmente el pistón en pequeños elementos
infinitesimales de superficie dS como los que se pueden observar en la Fig(2.6), podemos
corroborar por trigonometría simple que el área de estos elementos corresponde con:

dS = |2a sin φdx| (2.80)

Las coordenadas x y φ están relacionadas mediante x = a cos φ, de donde podemos


concluir a su vez que dx = −a sin φdφ. Así, el elemento de área puede quedar finalmente
reescrito como:
dS = 2a2 sin2 φdφ (2.81)

Para obtener el área total de la superficie del pistón debemos integrar la anterior
ecuación para valores de 0 ≤ φ ≤ π.

29
x
R
dS
aCosφ r
θ

Δr z

Figura 2.7: Vista del plano perpendicular al Pistón Acústico.

Observando desde un plano perpendicular al pistón (Fig(2.7)), podemos corroborar


que si se toma un punto a una distancia r muy grande (r >> a, r medido desde
el centro del pistón), cada elemento particular de superficie dS se encontrara a una
distancia R = |r − ∆r| de dicho punto, donde el elemento ∆r satisface la relación:

∆r = a cos φ sin θ (2.82)

Empleando la propiedad de la velocidad superficial uniforme, la Integral de Rayleigh


puede escribirse en el caso del pistón acústico como:

e−jkR
ZZ
jwρ
p(r, w) = vo dS (2.83)
2π R
S

donde vo corresponde evidentemente con la constante relacionada a la velocidad uni-


forme en el pistón.
Expresando el término de distancia R, esta relación puede ser reescrita como:
Z Z −jk(r−∆r)
jwρvo e
p(r, w) = dS (2.84)
2π |r − ∆r|
S

Dado que el elemento superficial dS no depende la distancia r (Ec(2.81)), y que el


campo que deseamos analizar es el lejano en el cual r >> ∆r, la ecuación(2.84) puede

30
ser reescrita como:
jwρvo e−jkr
ZZ
p(r, w) = ejk∆r dS (2.85)
2π r
S
Reemplazando ahora las relaciones conocidas para el elemento de superficie dS
(Ec(2.81)) y para el elemento ∆r (Ec(2.82)), la ecuación (2.85) corresponde con:

jwρvo e−jkr
p(r, w) = ejka cos φ sin θ (2a2 sin2 φdφ) (2.86)
2π r
0


jwρa2 vo e−jkr
p(r, w) = ejka cos φ sin θ sin2 φdφ (2.87)
π r
0
La representación exponencial de la integral presente en la ecuación anterior puede
expandirse según:
Zπ Zπ
jka cos φ sin θ 2
e sin φdφ = [cos(ka cos φ sin θ) + j sin(ka cos φ sin θ)] sin2 φdφ (2.88)
0 0

Dados los límites de integración indicados, la integral del segundo término del lado
derecho de la igualdad es nula debido a la simetría, es decir:

sin(ka cos φ sin θ) sin2 φdφ = 0 (2.89)
0

La integral del primer término del lado derecho de la igualdad de la ecuación (2.88)
puede resolverse según la identidad:

J1 (z)
cos(z cos φ) sin2 φdφ = π (2.90)
z
0

tomando adecuadamente z = ka sin θ, donde J1 corresponde a la funcion de Bessel de


primera especie y de primer orden [8].
Empleando los resultados obtenidos en las ecuaciones (2.89) y (2.90), la ecuación
(2.87) puede ser reescrita como:
jwρa2 vo e−jkr
 
J1 (ka sin θ)
p(r, w) = π (2.91)
π r ka sin θ

31
Recordando que el término u = πa2 vo corresponde con el término de velocidad de
volumen u, y que la frecuencia guarda relación con el número de onda como w = ck,
entonces la anterior ecuación puede reescribirse como:

jρcu J1 (ka sin θ) −jkr


p(r, w) = e (2.92)
πa r sin θ

Podemos observar que la presión en un medio con densidad homogénea ρ, en un


punto r y a una frecuencia w determinada, depende de parámetros geométricos del
pistón, y de su velocidad de volumen u. Así, podemos reescribir la presión separando
estos términos como:
p(r, w) = Gu (2.93)

donde el elemento de propagación G esta definido como:

jρc J1 (ka sin θ) −jkr


G= e (2.94)
πa r sin θ

Las expresiones dadas por las ecuaciones (2.93) y (2.94) son de gran importancia
en el campo de la acústica, pues son la herramienta base para conocer los campos de
presión de fuentes con estructuras más complejas empleando los Métodos de Elementos
de Contorno. El modo en el cual se emplean estos resultados para tal cálculo, se explica
en detalle en el capítulo siguiente.

32
Capítulo 3

Implementación numérica del


problema de radiación sonora

El estudio de estructuras acústicas con geometrías complejas, presenta la dificul-


tad de no poder obtener, como en el caso de estructuras con algún tipo de simetrías,
soluciones analíticas para el campo de presión que generan. Esta dificultad puede so-
brellevarse discretizando la estructura compleja en pequeñas subestructuras para las
cuales se conocen soluciones analíticas. De este modo, bajo condiciones para las cuales
se puede considerar el fenómeno acústico como un fenómeno lineal, puede conocerse
el campo de presión generado por la fuente completa, como resultado de la superposi-
ción de los campos debidos a cada una de las subestructuras en las cuales se hace la
discretización.
Un modo común de realizar dicha discretización es dividiendo la superficie en ele-
mentos de igual área, lo que permite representarlos de manera posterior por pistones
circulares equivalentes con radios iguales pero con orientaciones distintas de oscilación
dependientes de la distribución de velocidades sobre la superficie de la fuente. Un
modo eficiente de agrupar la información que debe emplearse para calcular el campo
de presión como resultado de una superposición, es implementando la representación
matricial.
Dado que este documento presenta interés por el estudio del caso monopolar y

33
dipolar acústico, la geometría para la cual se desarrolla la discretización, es la geometría
esférica.
Este capítulo expone detalladamente la implementación matricial del problema de
radiación sonora, describiendo uno a uno los elementos necesarios para su cálculo,
así como la implementación del Método de Descomposición en Valores Singulares que
permite que el método matricial sea mucho más eficiente.

3.1. Representación matricial del problema


De modo análogo a la ecuación (2.93), caso de un único pistón, en la cual se podía
conocer la presión en un punto particular r para una frecuencia w; una vez discretizada
la superficie en pistones equivalentes, puede representarse la distribución de presión
para un conjunto i-ésimo de puntos como un vector columna de presión pi , que surge
como resultado del producto matricial entre una matriz de propagación Gik con un
vector de distribuciones de velocidades uk , característico de un conjunto k-ésimo de
elementos en que se ha discretizado la fuente, es decir:

pi = Gik uk (3.1)
    
p1 G · · · G1α u1
  11
 ..   .. ..   .. 
  
...
 . = . .  .  (3.2)
    
pβ Gβ1 · · · Gβα uα
Puede observarse que cada uno de los elementos del vector pi , es decir, cada uno
de los valores de presión en un punto de medición externo a la fuente, surge como
resultado de la combinación lineal que se obtiene a partir del producto punto entre una
fila determinada de la matriz Gik y el vector de distribución de velocidades uk respecto a
dicho punto. Cada uno de los elementos contenidos en tal combinación lineal representa
la contribución individual, a la presión en un punto determinado, de cada uno de los
elementos en los cuales se ha discretizado la fuente.

34
3.2. Matriz de propagación G
La expresión general, extendida de la ecuación (2.94), en el caso matricial, permite
obtener la matriz de propagación Gik en términos de relaciones geométricas entre los
puntos en los cuales queden ubicados los pistones equivalentes con los que se represen-
tará la fuente y la distribución de puntos donde se desea conocer el valor de presión,
es decir:
ρc J1 (krp sinθik )
Gik = j exp(−jkrik ) (3.3)
πrp rik sinθik
donde, recordemos, j es el complejo identidad, k el número de onda asociado a una
frecuencia determinada de evaluación, ρ la densidad del aire, c la velocidad del sonido
en el aire, rp el radio del pistón equivalente (que será constante en nuestro caso), J1
la función de Bessel de primera especie y de primer orden, rik es la distancia entre el
centro de del k-ésimo pistón equivalente y el i-ésimo punto de medición, y θik el ángulo
formado entre el vector normal al plano generado por el k-ésimo pistón equivalente y
el i-ésimo punto de medición. Cabe aclarar que la variable k, también empleada como
subíndice, no tiene relación alguna con el número de onda, por lo cual no debe prestarse
a confusión alguna.
Para determinar de modo especifico cada uno de los elementos rik y θik de la matriz
de propagación, es necesario conocer inicialmente la manera en la cual se discretiza la
superficie de la fuente de estudio.

3.3. Discretización de una corteza esférica


Aunque en el caso del dipolo y monopolo acústicos las distribuciones de velocidad
sobre su superficie sean distintas, ambos pueden ser modelados matemáticamente a par-
tir de esferas con características geométricas idénticas. Es por ello que la discretización
de una esfera es importante en el estudio de campos acústicos generados por estos dos

35
tipos de fuentes.
Por la simetría que presenta la esfera, basaremos nuestro análisis a un octante de
la misma y extenderemos los resultados a su totalidad cuando se considere necesario.

z
θi

Pistón
equivalente

x Φim

Figura 3.1: Esquema representativo de la discretización de un octante de esfera.

Tomemos la superficie del primer octante de una esfera de radio R (r = R, 0 ≤ θ ≤


π/2, 0 ≤ φ ≤ π/2).
Dividamos inicialmente el ángulo θ en N intervalos angulares iguales de valor π/2N
donde los θn = πn/2N con (n = 0, 1, ..., N ) corresponderán a cada uno de los N + 1
valores angulares que determinarán los límites de cada semicorteza que se obtiene tras la
división. Así cada semicorteza i-ésima (i = 1, 2, ..., N ) caracterizada por θn ≤ θi ≤ θn+1
tendrá un área Si . Recordemos que tenemos N + 1 valores angulares correspondientes a
los limites de todas la semicortezas y N intervalos correspondientes a las N semicortezas
obtenidas tras la división. Así, cada vez que i tome un valor, n tomara el correspondiente
valor n = i − 1.
El elemento de área en coordenadas esféricas esta dado por dS = r2 sin θdθdφ.

36
Realizando la integración podemos obtener una expresión para el área Si de cada una
las N semicortezas esféricas. Así:
Z θn+1 Z π/2
2
Si = R sin θdθ dφ (3.4)
θn 0

π
Si = R2 (cos θn − cos θn+1 ) (3.5)
2
donde el area de la semicorteza fundamental (i = 1, 0 ≤ θ1 ≤ π/2N ) estara represen-
tado por:
 π π
S1 = R2 1 − cos (3.6)
2N 2
Como ya fue mencionado, en el método de elementos de contorno representaremos
cada elemento que resulte tras la división de la esfera en áreas iguales, por un pistón
circular de área equivalente. Así, el radio que debe tener este pistón para tener un área
igual al de la semicorteza fundamental, debe ser:
p
rp = S1 /π (3.7)
r 
1 π 
rp = R 1 − cos (3.8)
2 2N
Dado que todos los elementos en los cuales se discretiza la superficie esférica deben
tener áreas iguales, dividimos cada semicorteza i-ésima en un número m-ésimo de partes
iguales entre sí, e iguales además al área S1 de la corteza fundamental. El número Mi
de divisiones en que habrá que fraccionar la semicorteza i-ésima estará descrito por:

Si cos θn − cos θn+1


Mi = = π (3.9)
S1 1 − cos 2N
 
πn
− cos π(n+1)

cos 2N 2N
Mi = π
 (3.10)
1 − cos 2N
En general los valores que toma Mi en el problema de la superficie esférica, no son
valores enteros, pero se tomarán como el valor entero más próximo al mismo. El error
asociado a la diferencia entre las áreas de los elementos pertenecientes a la semicorteza

37
i-ésima y el área Si de la corteza fundamental tiende a minimizarse con el aumento
del número N de divisiones angulares que se haga de θ, es decir, haciendo más fina
discretización.
El valor Mi nos entrega entonces información acerca de la cantidad de elementos que
debe tener cada semicorteza i-ésima, y por consiguiente, información sobre el número
de intervalos angulares en que deberemos dividir el ángulo φ para cada una de ellas.
Así, el número total de elementos en que quedara discretizado el primer octante de
esfera será:
N
X
α1oct = Mi (3.11)
i=1

Entreguemos ahora la coordenada del centro del elemento m-ésimo de la n-ésima


corteza esférica.
Cada semicorteza i-ésima está caracterizada por θn ≤ θi ≤ θn+1 . Así, tomaremos θi
como el valor correspondiente al centro del intervalo angular de i-ésima semicorteza, es
decir:
1 π π
θi = + (i − 1) (3.12)
2 2N 2N
donde i = 1, 2, ..., N . Este ángulo será compartido por todos los elementos que hagan
parte de la semicorteza i-ésima
Ahora, el valor angular central de la coordenada φim del m-ésimo elemento de la
i-ésima semicorteza estará dado por:

1 π π
φim = + (m − 1) (3.13)
2 2Mi 2Mi

donde m = 1, ..., Mi .
Evidentemente por tratarse de elementos de superficie de una esfera, la coordenada
r para todos los elementos, resulta ser r = R.
De este modo están completamente definidas las coordenadas asociadas a cada uno
de los puntos centrales de los elementos en que se ha hecho la discretización del primer
octante de esfera.

38
Una vez obtenidos los elementos y las coordenadas respectivas que resultan tras la
discretización del primer octante de esfera, cada uno de los elementos se r de acuerdo
a la siguiente convención:

1. Se parte del elemento con menor valor angular θi y se enumeran en orden respec-
tivo los elementos de dicha semicorteza comenzando por los elementos de menor
valor de angular de φ y continuando sucesivamente con los de mayor valor.

2. Una vez agotados todos los elementos de la semicorteza i-ésima siguiendo el nu-
meral anterior, se toma el siguiente valor angular de θi y se continúa enumerando
hasta completar el total de elementos de dicha corteza. El proceso se sigue iterati-
vamente hasta completar la totalidad de las semicortezas, y con ello, de elementos
del octante.

En resumen, los elementos se contabilizan de la semicorteza con menor cantidad


de elementos a la de mayor cantidad de elementos, siguiendo siempre un barrido en el
sentido horario, hasta completar el total de elementos del octante.
Así, cada elemento queda representado ahora por un valor α = (α1 , α2 , α3 ) donde
α1 , α2 , α3 corresponden a cada una de las coordenadas cartesinas x, y, z respectiva-
mente. Eventualmente α1 , α2 , α3 podrán también representar cada una de las coorde-
nadas esféricas r, θ, φ. En cada caso será indicado que tipo de relación se empleará por
considerarse de mayor utilidad.
Extendiendo ahora el resultado a la esfera en general, los elementos para los octantes
restantes podemos obtenerlos de acuerdo a las siguientes relaciones:

En el primer octante ( x > 0 , y > 0 , z > 0 ) los elementos corresponden a los


encontrados en la descripcion anterior

En el segundo octante ( x < 0 , y > 0 , z > 0 ) los elementos corresponden a la


reflexión de los elementos del primer octante respecto al plano yz.

39
En el tercer octante ( x < 0 , y < 0 , z > 0 ) los elementos corresponden a
reflexiones de los elementos del primer octante respecto a los planos yz y xz
respectivamente.

En el cuarto octante ( x > 0 , y < 0 , z > 0 ) los elementos corresponden a la


reflexión de los elementos del primer octante respecto al plano xz.

En el quinto octante ( x > 0 , y > 0 , z < 0 ) los elementos corresponden a la


reflexión de los elementos del primer octante respecto al plano xy.

En el sexto octante( x < 0 , y > 0 , z < 0 ) los elementos corresponden a


reflexiones de los elementos del primer octante respecto a los planos xy y yz
respectivamente.

En el séptimo octante ( x < 0 , y < 0 , z < 0 ) los elementos corresponden a


reflexiones de los elementos del primer octante respecto a los planos xy, yz y xz
respectivamente.

En el octavo octante ( x > 0 , y < 0 , z < 0 ) los elementos corresponden a


reflexiones de los elementos del primer octante respecto a los planos xy y xz
respectivamente.

La numeración de los elementos de cada uno de los octantes restantes se completa


siguiendo el orden de los mismos. Dentro de cada octante se numera continuando
respectivamente con el orden del elemento del cual se obtuvieron como resultado de la
reflexión sobre los planos.
Así, el número total de elementos con áreas equivalentes en que se discretiza una
esfera esta dado por:
8
X
αesf = αioct (3.14)
i=1

donde cada elemento α tiene coordenadas α = (α1 , α2 , α3 ) con α = 1, 2, ..., αesf .

40
3.3.1. Relaciones geométricas puntos fuente - puntos medición

Dada una distribución arbitraria de puntos externos a la superficie de una esfera,


caracterizados por β = (β1 , β2 , β3 ) donde β1 , β2 , β3 corresponden respectivamente a las
coordenadas x, y, z de cada uno de los puntos β, la distancia rβα entre cualquier par
de puntos fuente-campo puede encontrarse mediante la relación :
3
!1/2
X
rβα = (βi − αi )2 (3.15)
i=1

Otro elemento que es necesario conocer es el ángulo θβα formado entre el vector
normal a la superficie de la esfera en el elemento α y el vector que une el centro de
dicho elemento con el punto de medición β.

θβα y
rβα

Figura 3.2: Relaciones geométricas puntos fuente - puntos medición necesarias para el
cálculo de la matriz de propagación.

Para encontrar el ángulo θβα , consideramos inicialmente (como herramienta geomé-


trica) vectores normalizados orientados en dirección radial en cada uno los elementos

41
de la superficie esférica. Las coordenadas origen de estos vectores corresponden a las
coordenadas del elemento α = (α1 , α2 , α3 ) que hace parte de la superficie, y las coorde-
nadas fin η = (η1 , η2 , η3 ) son propias para cada elemento. El hecho de que los vectores
estén normalizados garantiza que la distancia rηα entre su punto origen y su punto fin
(lo que es evidentemente su norma) cumpla siempre la relación:

3
!1/2
X
rηα = (ηi − αi )2 =1 (3.16)
i=1

Ahora, las distancias rβη entre los puntos distribuidos externamente a la superficie
β = (β1 , β2 , β3 ) y los puntos fin de los vectores normalizados sobre la superficie η =
(η1 , η2 , η3 ) se calculan según:

3
!1/2
X
2
rβη = (βi − ηi ) (3.17)
i=1

Relacionado trigonométricamente las tres ecuaciones anteriores podemos concluir:

2 2 2
rβη = rηα + rβα − 2rηα rβα cos θβα (3.18)

Despejando la anterior ecuación se encuentra finalmente el ángulo de interés θβα :


2 2
1 + rβα − rβη
 
−1
θβα = cos (3.19)
2rβα

Aunque en este aparte se emplean los subíndices α y β para hacer referencia a los
puntos de medición y a los pistones equivalentes respectivamente, este uso corresponde
de manera idéntica a los subíndices i y k del la sección (3.2). Se había omitido la misma
notación en la presente sección, para que no llevara a confusión con algunos subíndices
empleados en otro tipo de conteos. De este modo, empleando las Ec.(3.8,3.15,3.19),
junto con un valor de frecuencia determinado (k fijo), tenemos todas las entradas
necesarias para el cálculo de la Matriz de Propagación Gik dada por la ecuación (3.3).

42
3.4. Distribución superficial de velocidades
El segundo elemento importante en el cálculo del campo de presión acústico ex-
puesto en la ecuación (3.1), es el vector de distribuciones de velocidad uk . Dicho vector
da cuenta de la componente de velocidad de cada uno de los elementos en que fue
discretizada la fuente, vista desde un punto de medición arbitrario.

3.4.1. Distribución de velocidades en un monopolo acústico

Como fue descrito, el monopolo acústico se modela como una esfera que oscila ra-
dialmente de manera armónica. Así, cada elemento de superficie se mueve con una
velocidad normal idéntica al de todos los demás elementos resultantes tras la dis-
cretización, presentándose una distribución de velocidad uniforme en toda la superficie
de la esfera.

θik

Figura 3.3: Distribución de velocidades en un monopolo acústico.

Por la simetría que presenta la esfera, y además la distribución de velocidades en el


caso del monopolo, cualquier punto externo al mismo, a una distancia dada, tendrá un
valor de presión independiente del ángulo tanto axial como acimutal en que se haga la

43
medición. De este modo la componente de velocidad del pistón i-ésimo que influye en
el campo de presión en el punto k-ésimo está únicamente determinada por el ángulo
θik formado entre el vector normal a la superficie del pistón y el punto de medición.
Así, las componentes de velocidad de cada uno de los elementos i-ésimos vistos desde el
punto de medición k-ésimo están descritas por el vector de distribuciones de velocidad
uk como:
uk = uo cos(θik ) (3.20)

donde uo corresponde a la amplitud del vector velocidad .

3.4.2. Distribución de velocidades en un dipolo acústico

En el caso del dipolo acústico, el sistema es representado por una esfera que oscila
armónicamente respecto a un eje determinado. Así, cada elemento i-ésimo de superficie,
resultante de la discretización, se mueve con una velocidad normal ui dependiente del
ángulo θi formado entre el vector normal al elemento de superficie y el eje de oscilación:

ui = uo cos(θi ) (3.21)

Además de ello, del mismo modo que en el caso del monopolo acústico, la compo-
nente de velocidad del pistón i-ésimo que influye en el campo de presión en el punto
k-ésimo, está determinada por el ángulo θik formado entre el vector normal a la super-
ficie del pistón y el punto de medición. De acuerdo a ello, el vector de distribuciones de
velocidad uk presenta únicamente simetría respecto al eje de oscilación del dipolo, mas
no a simetría angular respecto al eje polar, lo que hace que el vector uk sea diferente
en cada punto de medición, pues siempre se observará una distribución de velocidades
distinta en cada punto de medición, contrario al caso monopolar.

44
θik

Figura 3.4: En azul y verde se encuentran representados los ciclos de de ascenso y


descenso del dipolo respecto al eje de oscilación. El esquema izquierdo representa la
distribución de velocidades lineales en el dipolo, y en el derecho la distribución de
velocidades radiales, distribución que presenta mayor interés, pues a ella es debido el
gradiente de presión.

Así, las componentes de velocidad de cada uno de los elementos i-ésimos vistos
desde el punto de medición k-ésimo están descritas por el vector de distribuciones de
velocidad uk como:
uk = ui cos(θik ) = uo cos(θi ) cos(θik ) (3.22)

Con las ecuaciones (3.20,3.22) completamos las herramientas necesarias para repre-
sentar matricialmente el problema del cálculo del campo de presión acústica monopolar
y dipolar, planteado en la ecuación (3.1).

45
3.5. Método SVD
Dada la representación matricial propuesta para el cálculo del campo de presión
sonora en una distribución particular de puntos, puede intuirse, de modo evidente, que
la exactitud en el cálculo de los valores de dicho campo guarda relación directa con el
grado de discretización de la fuente que se desea estudiar. A mayor discretización, el
orden de las matrices aumenta, y con ello, la cantidad de información que es necesario
almacenar, lo cual puede llegar a ser un inconveniente para la eficiencia del cálculo
numérico. El Método de Descomposición en Valores Singulares (SVD) permite extraer
parámetros representativos de matrices de gran orden, y con ello, representar de modo
aproximado, con un número reducido de elementos, el conjunto total de valores [9].
En nuestro caso de estudio, el método SVD se emplea para caracterizar la matriz
de propagación Gik que depende únicamente de la geometría propia de la fuente y de
los puntos donde se desee conocer el valor de presión. Esta matriz puede almacenarse
para estudiar distintas distribuciones de velocidad de una misma fuente, optimizando
de este modo recursos computacionales.

3.5.1. Formulación matemática del método SVD

El método SVD establece que dada una matriz Am×n , existen entonces matrices
ortogonales U y V tales que U 0 AV = D donde D es una matriz diagonal de orden m×n
cuyas entradas di son llamadas Valores Singulares de la matriz A y están organizados
en orden decreciente, es decir d1 > d2 > ...dr > 0 donde r es el rango de la matriz A.
Los valores restantes, que pueden incluir también valores de la diagonal de la matriz
A por encima del valor del rango de A, son idénticamente cero [9].
U es una matriz cuadrada de orden m×m que contiene en sus columnas (u1 , u2 , ..., um )
los vectores singulares izquierdos de la matriz A, es decir los vectores propios de la ma-

46
triz AA0 .
(AA0 )U = D2 U (3.23)

A su vez, V es una matriz cuadrada de orden n × n que contiene en sus columnas


(v1 , v2 , ..., vn ) los vectores singulares derechos de la matriz A, es decir los vectores
propios de la matriz A0 A.
(A0 A)V = D2 V (3.24)

De la ecuación anterior podemos observar que los valores singulares de A son las raíces
cuadradas de los autovalores de A0 A.
Así, podemos reconstruir A a partir de sus valores singulares, y de sus vectores
singulares derechos e izquierdos como:
r
X
A= di ui viH (3.25)
i=1

donde r es el rango de la matriz A.


En nuestro caso la matriz A representa la matriz de propagación Gik sobre la que
se implementa el método SVD.

3.5.2. Ventajas computacionales asociadas al método SVD

Dado que los valores singulares di están organizados de modo decreciente, puede
obtenerse una buena aproximación de la matriz A desarrollando la sumatoria hasta
un valor k menor que r, elegido de acuerdo al grado de exactitud con que se desee
representar la matriz A. La organización de los valores singulares di en modo decreciente
garantiza que al realizar la sumatoria, los primeros elementos que se sumen sean los
que tengan contribuciones mayores [4].
Así una matriz A de orden m × n que contiene evidentemente m × n elementos,
puede representarse de modo aproximado por k(1 + m + n) elementos, correspondientes
a k valores singulares, k vectores singulares izquierdos de longitud m (k ∗ m elementos),
y por k vectores singulares derechos de longitud n (k ∗ n elementos).

47
Computacionalmente este hecho se ve reflejando en la cantidad de memoria que debe
emplearse para almacenar información, reduciéndola de este modo en gran número.

3.6. Desarrollo de algoritmos computacionales


En esta sección presentamos el diagrama de flujo que representa de manera gene-
ral el funcionamiento del algoritmo desarrollado para la implementación matricial del
problema de radiación sonora monopolar y dipolar. El algoritmo está basado en las
relaciones descritas en el presente capítulo, y fue desarrollado en el software MATLAB
R2008a.
El programa macro para el cálculo del campo de presión sonora emplea subpro-
gramas que desarrollan rutinas específicas dentro del mismo, con el fin de presentar
los ciclos de trabajo con mayor claridad. La rutina con que se implementa el Método
SVD, es una rutina propia incorporada dentro del mismo software MATLAB, denom-
inada svds. Tanto el programa, como cada uno de los subprogramas, encuentran una
descripción detallada de su funcionamiento en el Anexo (A) del presente documento.
El software MATLAB se emplea debido a las ventajas que presenta, en tiempo de
cómputo y herramientas particulares, en el desarrollo de problemas matriciales.
Los resultados de toda la implementación numérica descrita en el presente capítulo
se encuentran expuestos en el capítulo siguiente.

48
Coordenadas de los puntos Tipo de superficie y
donde se desea conocer el número de elementos en Distribución de velocidad
valor de presión que se desea discretizar sobre la superficie

Discretización de la
superficie
(Coordenadas y dirección
de los pistones
equivalentes)

Relaciones Relación de
angulares θik distancias rik

Matriz de propagación Componentes de velocidad


Gik que influyen en el campo
de presión
uik
Representación SVD
Gik

Vector de presión con


componentes para cada
punto de medición
pi

Figura 3.5: Diagrama de flujo representativo del código computacional presentado como
anexo, que permite calcular la distribución de presiones para un conjunto de puntos,
implementando el método de la integral de Rayleigh y la representación matricial.

49
Capítulo 4

Resultados

El código implementado para el cálculo del campo de presión sonora presentado


en el Anexo (A) del presente documento, permite evaluar comparativamente la repre-
sentación numérica para el monopolo y dipolo acústico, respecto al resultado teórico
ya conocido para ambos tipos de estructuras.
Los resultados que a continuación se presentan buscan encontrar la relación entre el
grado de discretización de las fuentes y la exactitud con que se conoce el valor del campo
mediante la representación numérica. Además, observar para qué rango de frecuencias
la representación es más exacta respecto al resultado analítico.
Para lograr este objetivo se comparan los resultados teóricos y numéricos de las
distribuciones de presión axial para el monopolo y dipolo; en el caso del dipolo se
compara además la distribución angular de presión respecto al eje de oscilación dada
la anisotropía característica de su campo.
La eficiencia de la representación matricial mediante valores singulares (método
SVD) también es evaluada presentando resultados para distintas cantidades de ele-
mentos, estableciendo con ello, el porcentaje de valores que es necesario emplear para
obtener una representación confiable.
Todas las figuras que muestran estos resultados son presentadas en conjunto a
continuación, y posterior a las mismas se expone de modo detallado el análisis que les
corresponde.

50
4.1. Resultados Monopolo Acústico

4.1.1. Variación axial: Monopolo Acústico (20Hz)


Amp. de presión (Log) Amp. de presión (Log) Amp. de presión (Log) Amp. de presión (Log)

0
10 100

Error relativo (%)


N=1 N=1

−1
10 50

−2
10 0
0 20 40 60 80 100 0 20 40 60 80 100
0
10 100
N=2 Error relativo (%) N=2

−1
10 50

−2
10 0
0 20 40 60 80 100 0 20 40 60 80 100
0
10 100
Error relativo (%)

N=3 N=3

−1
10 50

−2
10 0
0 20 40 60 80 100 0 20 40 60 80 100
0
10 100
Error relativo (%)

N=4 N=4

−1
10 50

−2
10 0
0 20 40 60 80 100 0 20 40 60 80 100
Distancia relativa al monopolo (r/R) Distancia relativa al monopolo (r/R)

Figura 4.1: Amplitudes de presión y errores relativos en la aproximación numérica de


un monopolo acústico para una frecuencia de 20Hz y distintos valores de discretización
N . Los gráficos de la columna izquierda corresponden a las amplitudes normalizadas
de presión teórica (línea azul) y numérica (línea roja), para distintos valores de N , en
función de la distancia relativa al radio de la esfera r/R. Los gráficos de la columna
derecha corresponden a los errores relativos de la amplitud numérica calculada, respecto
a la amplitud teórica, en función de la distancia r/R.
51
4.1.2. Variación axial: Monopolo Acústico (1KHz)
Amp. de presión (Log) Amp. de presión (Log) Amp. de presión (Log) Amp. de presión (Log)

0
10 100

Error relativo (%)


N=1 N=1

−1
10 50

−2
10 0
0 20 40 60 80 100 0 20 40 60 80 100
0
10 100

Error relativo (%)


N=2 N=2

−1
10 50

−2
10 0
0 20 40 60 80 100 0 20 40 60 80 100
0
10 100
Error relativo (%)

N=3 N=3

−1
10 50

−2
10 0
0 20 40 60 80 100 0 20 40 60 80 100
0
10 100
Error relativo (%)

N=4 N=4

−1
10 50

−2
10 0
0 20 40 60 80 100 0 20 40 60 80 100
Distancia relativa al monopolo (r/R) Distancia relativa al monopolo (r/R)

Figura 4.2: Amplitudes de presión y errores relativos en la aproximación numérica de


un monopolo acústico para una frecuencia de 1KHz y distintos valores de discretización
N . Los gráficos de la columna izquierda corresponden a las amplitudes normalizadas
de presión teórica (línea azul) y numérica (línea roja), para distintos valores de N , en
función de la distancia relativa al radio de la esfera r/R. Los gráficos de la columna
derecha corresponden a los errores relativos de la amplitud numérica calculada, respecto
a la amplitud teórica, en función de la distancia r/R.

52
4.1.3. Variación axial: Monopolo Acústico (20KHz)
Amp. de presión (Log) Amp. de presión (Log) Amp. de presión (Log) Amp. de presión (Log)

0
10 100

Error relativo (%)


N=1 N=1

−1
10 50

−2
10 0
0 20 40 60 80 100 0 20 40 60 80 100
0
10 150

Error relativo (%)


N=2 N=2
100
−1
10
50
−2
10 0
0 20 40 60 80 100 0 20 40 60 80 100
0
10 100
Error relativo (%)

N=3 N=3

−1
10 50

−2
10 0
0 20 40 60 80 100 0 20 40 60 80 100
0
10 100
Error relativo (%)

N=4 N=4

−1
10 50

−2
10 0
0 20 40 60 80 100 0 20 40 60 80 100
Distancia relativa al monopolo (r/R) Distancia relativa al monopolo (r/R)

Figura 4.3: Amplitudes de presión y errores relativos en la aproximación numérica de un


monopolo acústico para una frecuencia de 20KHz y distintos valores de discretización
N . Los gráficos de la columna izquierda corresponden a las amplitudes normalizadas
de presión teórica (línea azul) y numérica (línea roja), para distintos valores de N , en
función de la distancia relativa al radio de la esfera r/R. Los gráficos de la columna
derecha corresponden a los errores relativos de la amplitud numérica calculada, respecto
a la amplitud teórica, en función de la distancia r/R.

53
4.1.4. Error relativo Vs Discretización: Monopolo Acústico (20Hz-
500Hz)
Error relativo promedio (%)

30 30
20Hz 31Hz

20 20

10 10

0 0
0 5 10 15 0 5 10 15
Error relativo promedio (%)

30 40
63Hz 125Hz
30
20
20
10
10

0 0
0 5 10 15 0 5 10 15
Error relativo promedio (%)

150 40
250Hz 500Hz
30
100
20
50
10

0 0
0 5 10 15 0 5 10 15
Número de discretizaciones (N) Número de discretizaciones (N)

Figura 4.4: Error relativo promedio de presión en función del valor de discretización N,
para distintas frecuencias en el caso de un monopolo acústico. En todas las figuras, el eje
vertical representa el porcentaje de error relativo promedio, y el eje horizontal, el valor
de discretización N para el cual se obtiene. Los promedios de errores son calculados
sobre el intervalo [10,100] de la variable R/r, en el cual, las amplitudes de presión
toman sus valores más significativos. Las frecuencias presentadas en ésta figura hacen
parte del rango 20Hz-500Hz.

54
4.1.5. Error relativo Vs Discretización: Monopolo Acústico (1KHz-
20KHz)
Error relativo promedio (%)

40 80
1KHz 2KHz
30 60

20 40

10 20

0 0
0 5 10 15 0 5 10 15
Error relativo promedio (%)

150 100
4KHz 8KHz

100
50
50

0 0
0 5 10 15 0 5 10 15
Error relativo promedio (%)

100 80
16KHz 20KHz
60

50 40

20

0 0
0 5 10 15 0 5 10 15
Número de discretizaciones (N) Número de discretizaciones (N)

Figura 4.5: Error relativo promedio de presión en función del valor de discretización N,
para distintas frecuencias en el caso de un monopolo acústico. En todas las figuras, el eje
vertical representa el porcentaje de error relativo promedio, y el eje horizontal, el valor
de discretización N para el cual se obtiene. Los promedios de errores son calculados
sobre el intervalo [10,100] de la variable R/r, en el cual, las amplitudes de presión
toman sus valores más significativos. Las frecuencias presentadas en ésta figura hacen
parte del rango 1KHz-20KHz.

55
4.2. Resultados Dipolo Acústico

4.2.1. Variación axial: Dipolo Acústico (20Hz)


Amp. de presión (Log) Amp. de presión (Log) Amp. de presión (Log) Amp. de presión (Log)

0
10 100

Error relativo (%)


N=1 N=1

−2 80
10

60
−4
10
0 20 40 60 80 100 0 20 40 60 80 100
0
10 100
N=2 Error relativo (%) N=2

−2
10 50

−4
10 0
0 20 40 60 80 100 0 20 40 60 80 100
0
10 100
Error relativo (%)

N=3 N=3

−2
10 50

−4
10 0
0 20 40 60 80 100 0 20 40 60 80 100
0
10 100
Error relativo (%)

N=4 N=4

−2
10 50

−4
10 0
0 20 40 60 80 100 0 20 40 60 80 100
Distancia relativa al dipolo (r/R) Distancia relativa al dipolo (r/R)

Figura 4.6: Amplitudes de presión y errores relativos en la aproximación numérica de


un dipolo acústico para una frecuencia de 20Hz y distintos valores de discretización
N . Los gráficos de la columna izquierda corresponden a las amplitudes normalizadas
de presión teórica (línea azul) y numérica (línea roja), para distintos valores de N , en
función de la distancia relativa al radio de la esfera r/R. Los gráficos de la columna
derecha corresponden a los errores relativos de la amplitud numérica calculada, respecto
a la amplitud teórica, en función de la distancia r/R.
56
4.2.2. Variación axial: Dipolo Acústico (1KHz)
Amp. de presión (Log) Amp. de presión (Log) Amp. de presión (Log) Amp. de presión (Log)

0
10 100

Error relativo (%)


N=1 N=1

−2
10 50

−4
10 0
0 20 40 60 80 100 0 20 40 60 80 100
0
10 100

Error relativo (%)


N=2 N=2

−2
10 50

−4
10 0
0 20 40 60 80 100 0 20 40 60 80 100
0
10 100
Error relativo (%)

N=3 N=3

−2
10 50

−4
10 0
0 20 40 60 80 100 0 20 40 60 80 100
0
10 100
Error relativo (%)

N=4 N=4

−2
10 50

−4
10 0
0 20 40 60 80 100 0 20 40 60 80 100
Distancia relativa al dipolo (r/R) Distancia relativa al dipolo (r/R)

Figura 4.7: Amplitudes de presión y errores relativos en la aproximación numérica de


un dipolo acústico para una frecuencia de 1KHz y distintos valores de discretización
N . Los gráficos de la columna izquierda corresponden a las amplitudes normalizadas
de presión teórica (línea azul) y numérica (línea roja), para distintos valores de N , en
función de la distancia relativa al radio de la esfera r/R. Los gráficos de la columna
derecha corresponden a los errores relativos de la amplitud numérica calculada, respecto
a la amplitud teórica, en función de la distancia r/R.

57
4.2.3. Variación axial: Dipolo Acústico (20KHz)
Amp. de presión (Log) Amp. de presión (Log) Amp. de presión (Log) Amp. de presión (Log)

0
10 100

Error relativo (%)


N=1 N=1

−2
10 50

−4
10 0
0 20 40 60 80 100 0 20 40 60 80 100
0
10 100

Error relativo (%)


N=2 N=2

−2
10 50

−4
10 0
0 20 40 60 80 100 0 20 40 60 80 100
0
10 100
Error relativo (%)

N=3 N=3

−2
10 50

−4
10 0
0 20 40 60 80 100 0 20 40 60 80 100
0
10 100
Error relativo (%)

N=4 N=4

−2
10 50

−4
10 0
0 20 40 60 80 100 0 20 40 60 80 100
Distancia relativa al dipolo (r/R) Distancia relativa al dipolo (r/R)

Figura 4.8: Amplitudes de presión y errores relativos en la aproximación numérica de


un dipolo acústico para una frecuencia de 20KHz y distintos valores de discretización
N . Los gráficos de la columna izquierda corresponden a las amplitudes normalizadas
de presión teórica (línea azul) y numérica (línea roja), para distintos valores de N , en
función de la distancia relativa al radio de la esfera r/R. Los gráficos de la columna
derecha corresponden a los errores relativos de la amplitud numérica calculada, respecto
a la amplitud teórica, en función de la distancia r/R.

58
4.2.4. Error relativo Vs Discretización: Dipolo Acústico (20Hz-
500Hz)
Error relativo promedio (%)

60 80
20Hz 31Hz
60
40
40
20
20

0 0
0 5 10 15 0 5 10 15
Error relativo promedio (%)

80 80
63Hz 125Hz
60 60

40 40

20 20

0 0
0 5 10 15 0 5 10 15
Error relativo promedio (%)

200 80
250Hz 500Hz
150
60
100
40
50

0 20
0 5 10 15 0 5 10 15
Número de discretizaciones (N) Número de discretizaciones (N)

Figura 4.9: Error relativo promedio de presión en función del valor de discretización N,
para distintas frecuencias en el caso de un dipolo acústico. En todas las figuras, el eje
vertical representa el porcentaje de error relativo promedio, y el eje horizontal, el valor
de discretización N para el cual se obtiene. Los promedios de errores son calculados
sobre el intervalo [10,100] de la variable R/r, en el cual, las amplitudes de presión
toman sus valores más significativos. Las frecuencias presentadas en ésta figura hacen
parte del rango 20Hz-500Hz.

59
4.2.5. Error relativo Vs Discretización: Dipolo Acústico (1KHz-
20KHz)
Error relativo promedio (%)

80 150
1KHz 2KHz
60
100
40
50
20

0 0
0 5 10 15 0 5 10 15
Error relativo promedio (%)

200 150
4KHz 8KHz
150
100
100
50
50

0 0
0 5 10 15 0 5 10 15
Error relativo promedio (%)

150 150
16KHz 20KHz

100 100

50 50

0 0
0 5 10 15 0 5 10 15
Número de discretizaciones (N) Número de discretizaciones (N)

Figura 4.10: Error relativo promedio de presión en función del valor de discretización
N, para distintas frecuencias en el caso de un dipolo acústico. En todas las figuras, el eje
vertical representa el porcentaje de error relativo promedio, y el eje horizontal, el valor
de discretización N para el cual se obtiene. Los promedios de errores son calculados
sobre el intervalo [10,100] de la variable R/r, en el cual, las amplitudes de presión
toman sus valores más significativos. Las frecuencias presentadas en ésta figura hacen
parte del rango 1KHz-20KHz.

60
4.2.6. Variación angular: Dipolo Acústico (1KHz)

1 1
N=1 N=2
0.8 0.8
Amplitud de presión

Amplitud de presión
0.6 0.6

0.4 0.4

0.2 0.2

0 0
0 0.2 0.4 0.6 0.8 1 0 0.2 0.4 0.6 0.8 1
θ/ π θ/ π

1 1
N=3 N=4
0.8 0.8
Amplitud de presión

Amplitud de presión

0.6 0.6

0.4 0.4

0.2 0.2

0 0
0 0.2 0.4 0.6 0.8 1 0 0.2 0.4 0.6 0.8 1
θ/ π θ/ π

Figura 4.11: Amplitudes de presión para una variación angular, respecto al eje de
oscilación, en la aproximación numérica de un dipolo acústico para una frecuencia
de 1KHz y distintos valores de discretización N . En los gráficos las amplitudes se
encuentran normalizadas y corresponden con la presión teórica (línea azul) y numérica
(línea roja).

61
4.3. Exactitud Vs SVD : Dipolo Acústico (1KHz)

1 1
Numérico Numérico
0.9 SVD(1) 0.9 SVD(2)
Amplitud de presión

Amplitud de presión
0.8 0.8

0.7 0.7

0.6 0.6

0.5 0.5

0.4 0.4
0 0.2 0.4 0.6 0.8 1 0 0.2 0.4 0.6 0.8 1
θ/ π θ/ π

1 1
Numérico Numérico
0.9 SVD(3) 0.9 SVD(4)
Amplitud de presión

Amplitud de presión

0.8 0.8

0.7 0.7

0.6 0.6

0.5 0.5

0.4 0.4
0 0.2 0.4 0.6 0.8 1 0 0.2 0.4 0.6 0.8 1
θ/ π θ/ π

Figura 4.12: Amplitudes de presión para una variación angular, respecto al eje de osci-
lación, en la aproximación numérica de un dipolo acústico para una frecuencia de 1KHz,
una discretización N=4, y distintos números de valores singulares en la representación
SVD. En los gráficos la línea roja corresponde con el representación numérica que em-
plea la matriz Gik de manera completa, y la línea verde la que emplea su representación
SVD para un número de valores singulares determinado (1, 2, 3 y 4 valores singulares
respectivamente).

62
4.4. Esquema del Dipolo Acústico

Figura 4.13: Esquema representativo de discretización de un dipolo acústico. Los puntos


azules corresponden con los puntos donde se ubican los pistones circulares equivalentes,
los puntos verdes con los puntos finales de los vectores que caracterizan la distribución
de velocidad sobre la superficie, y las cruces rojas, con una distribución arbitraria de
puntos de medición.

63
4.5. Análisis de resultados
El análisis correspondiente a los resultados encontrados puede exponerse del siguien-
te modo:

1. Figuras 4.1, 4.2, 4.3: Comparando las tres figuras puede corroborarse cómo
para los mismos grados de discretización N , las tres frecuencias presentan errores
relativos distintos en el caso del monopolo acústico. Como era de esperarse, pues
fue descrito en el desarrollo teórico del Capitulo (2), la aproximación numéri-
ca presenta mejores resultados para bajas frecuencias. Las frecuencias de 20Hz,
1KHz y 20KHz son empleadas como patrón en todos los resultados, pues son
representativas de las bandas de bajas, medias y altas frecuencias, en el espectro
acústico audible, respectivamente.

Puede corroborarse además cómo la aproximación numérica se hace más fiable


en la medida en que el grado de discretización N aumenta, sin importar el tipo
de frecuencia para el cual se evalúe.

En particular, para frecuencias bajas y medias, el error relativo es inferior al


10 % para un grado de discretización N =4, para distancias mayores a 20 veces
el radio del monopolo. Para frecuencias altas, el mismo error puede alcanzarse
sobre distancias mayores a 40 veces el radio del monopolo para el mismo grado
de discretización.

2. Figuras 4.4, 4.5: Estas figuras nos permiten corroborar cómo el grado de dis-
cretización de la esfera influye en el error relativo promedio para cada valor de fre-
cuencia. Puede observarse que, en general, a medida que el valor de discretización
incrementa, el error relativo promedio disminuye, hasta un determinado valor,
tras el cual una mayor discretización no se ve reflejada en valores mas exactos de
presión. Dado que una mayor discretización requiere mayores recursos computa-

64
cionales en capacidad de procesamiento y almacenamiento, este valor frontera,
tras el cual no existe mayor aporte es de gran importancia en la implementación
del algoritmo.

Puede observarse que en el caso del monopolo, el valor que representa de mejor
modo la relación discretización-error relativo, es el grado de discretización N =4.
De acuerdo a las ecuaciones presentadas en el Capítulo (3), implementadas en el
código computacional, podemos deducir que los grados de discretización N =1,2,3,4
corresponden con 8, 24, 64, y 104 pistones equivalentes para representar la esfera
respectivamente.

Puede observarse también, que a medida que las frecuencias aumentan, el in-
cremento en los valores de discretización, en ciertos casos, no beneficia en modo
alguno resultados más precisos en los valores de presión, dado que como ya fue des-
crito de modo teórico, la aproximación numérica tiene un mejor comportamiento
en bajas frecuencias.

3. Figuras 4.6, 4.7, 4.8: Estas figuras, de manera análoga al comportamiento de


las figuras 4.1, 4.2, y 4.3 del caso del monopolo, permiten corroborar, en el caso
del dipolo, cómo para los mismos grados de discretización N , las tres frecuencias
presentan errores relativos distintos.

Nuevamente, se corrobora que la aproximación numérica presenta mejores resul-


tados para bajas frecuencias y que además se hace más fiable en la medida en
que el grado de discretización N aumenta, sin importar el tipo de frecuencia para
el cual se evalúe.

Aunque el comportamiento en general es análogo al del monopolo, los errores en


el caso del dipolo son mayores. Para frecuencias bajas y medias, el error relativo
es inferior al 20 % para un grado de discretización N =4, para distancias mayo-
res a 20 veces el radio del dipolo. Para frecuencias altas, manejando la misma

65
discretización, el error no logra ser menor al 25 % sobre distancias mayores a 40
veces el radio del dipolo.

4. Figuras 4.9, 4.10: De modo análogo a las figuras 4.4 y 4.5 del caso monopolar,
estas figuras nos permiten corroborar cómo el grado de discretización de la esfera
influye en el error relativo promedio para cada valor de frecuencia.

En el caso del dipolo los errores son mayores a los del monopolo y no se encuentra
un comportamiento tan predecible de decaimiento del error con el incremento de
la discretización. Para frecuencias inferiores a 1KHz se encuentra que el mejor
grado de discretización es N =2, y para las frecuencias sobre 1KHz es de N =4.

5. Figura 4.11: Dado que el dipolo acústico no presenta únicamente un decaimiento


de presión de modo axial, sino también angular, esta figura nos permite eva-
luar la manera en la que influye el grado de discretización en la exactitud de la
representación dipolar.

Para valores angulares fuera del intervalo [3π/10, 7π/10] la aproximación numéri-
ca para la discretización N =4 presenta errores relativos inferiores al 1 %. En el
intervalo restante, aunque el ajuste respecto a los valores teóricos no es tan exac-
to, asemeja el comportamiento cosenoidal que describe la representación teórica
de la variación angular de presión del dipolo.

Aunque no se presentan valores de discretización mayores a N =4, los resultados


superiores a este valor no presentan mayor exactitud.

6. Figura 4.12: El cálculo de la matriz Gik para un dipolo acústico fue desarrollado
empleando una esfera discretizada en 104 elementos de aéreas iguales y 51 puntos
externos de medición, dando como resultado una matriz de orden 51 × 104 con
5304 elementos. Los 51 puntos de medición corresponden a un barrido angular
0 < θ < π respecto al eje de oscilación. La frecuencia de oscilación fue f=1KHz.

66
El cálculo se desarrolló hasta completar 4 valores singulares, pues ello ya permitió
que el error relativo promedio fuera inferior al 1 %.

En el cuadro (4.1) se presenta un resumen de valores comparativos entre la can-


tidad de elementos necesarios para la representación SVD y el error asociado
a la implementación del método. En la columna (1) se presenta la cantidad de
valores singulares usados, en la columna (2) el número total de elementos que se
necesita para hacer la representación SVD de la matriz Gik , en la columna (3) el
porcentaje de elementos que se necesitan para representar la matriz Gik mediante
el SVD respecto al número total de elementos de Gik , y en la columna (4) el error
relativo promedio para cada caso.

Cuadro 4.1: Valores comparativos de eficiencia de la representación SVD para una


matriz de 5304 elementos.

SVD # Elem.Nec. %Elem.Nec. %Er.Rel.Prom.


1 156 2.95 30.62
2 312 5.89 5.69
3 624 11.76 1.02
4 1248 24.21 0.13

En el caso concreto del dipolo acústico discretizado en 104 elementos, podemos


observar que con 25 % de los valores de entrada de la matriz de propagación Gik
se puede representar el campo presión con un error relativo promedio inferior al
1 %.

7. Figura 4.13: Este esquema se desarrolla únicamente con el fin de ilustrar, gráfi-
camente, un tipo de distribución física que representa una medición en particular.
La corteza esférica esta discretizada en 104 pistones equivalentes (N =4) y tiene

67
una distribución superficial de velocidades característica de un dipolo acústico.
Respecto a esta distribución, se presentan puntos de medición para corroborar
cual es la distribución angular de presión.

68
Capítulo 5

Conclusiones

1. Se revisaron de manera detallada todos los fundamentos teóricos necesarios del


problema vibroacústicos y la bibliografía mas reciente referida al problema.

2. Se desarrolló un modelo analítico para la discretización de una corteza esférica;


estructura base para el estudio del monopolo y dipolo acústico.

3. Se implementaron eficientemente códigos computaciones para medir el campo


de presión acústica para estructuras monopolares y dipolares en distribuciones
espaciales arbitrarias empleado el Método de la Integral de Rayleigh.

4. La comparación entre los modelos teóricos y los resultados numéricos de los cam-
pos de presión presentan buena concordancia en el caso monopolar y resultados
aceptables en el caso dipolar.

5. Se pudo comprobar, que si bien el grado de discretización de la fuente influye


en la exactitud del valor de presión que se desea conocer, tras un determinado
grado de discretización, una discretización mayor no necesariamente se ve refleja-
da en resultados más exactos. Se conocieron de manera concreta estos valores de
discretización y pudieron fijarse como límites para hacer más eficiente el método
numérico.

69
6. La implementación del método SVD a la matriz de propagación, permitió repre-
sentar con una cantidad mínima de términos, una matriz en su totalidad, re-
duciendo con ello de manera satisfactoria recursos computaciones de almace-
namiento y procesamiento. Ello permite concluir que el método SVD entrega
buenos resultados en problemas vibroacústicos.

70
Capítulo 6

Perspectivas

A futuro pueden tenerse en cuenta las siguientes propuestas para continuar con el
desarrollo de tema:

1. Crear una interfaz gráfica de usuario para la implementación numérica desarro-


llada, que permita a cualquier persona hacer cálculos de distribuciones de presión
de un modo más simple, sin conocer a fondo el código que lo genera.

2. Evaluar el método con otro tipo de estructuras distintas a la monopolar y dipo-


lar, y corroborar si sus resultados numéricos corresponden con las expresiones
analíticas. Para ello se propone la estructura de un cilindro oscilante, y esferas
con otros tipos de distribuciones de velocidad, tales como las dadas por los es-
féricos armónicos.

3. Medir experimentalmente una distribución de presión generada por la vibración


de una estructura física, y comparar los resultados obtenidos con la implementación
numérica de la misma.

71
Apéndice A

Códigos computacionales
(MATLAB)

72
27/07/09 03:36 PM C:\Users\Alexander\Desktop\M_T\Defi...\ARCHIVO_PROGRAMA_MACRO.m 1 of 2

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%ARCHIVO_PROGRAMA_MACRO%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

%El actual programa permite calcular al campo de presión generado por estructuras tipo
%monopolo o dipolo acústico, para distribuciones angulares y radiales empleando la matriz
%de propagación y el vector de distribución de velocidades.

%Este, el archivo macro, está comprendido a su vez se sub-programas que


%desarrollan rutinas particulares y que son descritas (junto con las entradas y salidas
%de cada uno maneja) de manera detallada en cada uno de los documentos que son presentados
%por programa.

% En la estructura de cada una de las subrutinas que se encuentra a


% continuación, se presenta en forma resumida la siguiente información:
%1.Proposito general de la rutina. (Comentario)
%2.Nombre del programa que emplea. (Comentario)
%3.Salidas del programa.
%4.Entradas del programa.
%5.Nombre de entradas del programa. (Comentario)

clc
close all
clear all
tic

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%COORDENADAS_ELEMENTOS_DISCRETIZACION_ESFERA%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%PROGRAMA:"Elementos_esfera"%%%%%%%%%%%
[S_1,r_p,alpha_esf,esfe_r_theta_phi_alpha_esf,carte_x_y_z_alpha_esf]...
=Elementos_esfera(1,10)
%=Elementos_esfera(R,N)
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%COORDENADAS_VECTORES_NORMALES_UNITARIOS%%%%%
%%%%%PROGRAMA:"Vec_nor_uni_esf"%%%%%%%%%%%%%%%%%%
[esfe_r_theta_phi_vec_nor_uni, carte_x_y_z_vec_nor_uni]...
=Vec_nor_uni_esf(esfe_r_theta_phi_alpha_esf)
%=Vec_nor_uni_esf(esfe_r_theta_phi_alpha_esf)
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%COORDENADAS_PUNTOS_MEDICION%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%PROGRAMAS: BARRIDO RADIAL "Pm_barrido_r" (Activar con opcion=1)%%%%%%%%%%%
%%%%%%%%%%%%%%% BARRIDO ANGULAR "Pm_barrido_theta" (Activar con opcion=2)%%%%%%
opcion=1;
if opcion==1
%%%%%COORDENADAS_PUNTOS_MEDICION_BARRIDO_R%%%%%%%%%
[esfe_r_theta_phi_beta_med,carte_x_y_z_beta_med,beta_med]...
=Pm_barrido_r(10,100,10,0,0)
%=Pm_barrido_r(val_in_r_med,val_fin_r_med,N_med_r_beta,theta_unico_med,phi_unico_med)

73
27/07/09 03:36 PM C:\Users\Alexander\Desktop\M_T\Defi...\ARCHIVO_PROGRAMA_MACRO.m 2 of 2

else
%%%%%COORDENADAS_PUNTOS_MEDICION_BARRIDO_THETA%%%%%
[esfe_r_theta_phi_beta_med,carte_x_y_z_beta_med,beta_med]...
=Pm_barrido_theta(0,pi,101,10,0)
%=Pm_barrido_theta(val_in_theta_med,val_fin_theta_med,N_med_theta_beta,r_unico_med,...
% phi_unico_med)
end
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%DISTANCIAS_PUNTO_MEDICION-PUNTO_FUENTE%%%%%
%%%%%PROGRAMA:"distancia"%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
[r_beta_alpha]...
=distancia(carte_x_y_z_beta_med,carte_x_y_z_alpha_esf)
%=distancia(carte_x_y_z_beta_med,carte_x_y_z_alpha_esf)
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%ANGULO_VECTOR_NORMAL_PUNTO_MEDICION-PUNTO_FUENTE%%%%%
%%%%%PROGRAMA:"theta_beta_alpha"%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
[theta_beta_alpha]...
=theta_beta_alpha(r_beta_alpha,carte_x_y_z_beta_med,carte_x_y_z_vec_nor_uni)
%=theta_beta_alpha(r_beta_alpha,carte_x_y_z_beta_med,carte_x_y_z_vec_nor_uni)
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%MATRIZ_DE_PROPAGACION%%%%%%%%%%%
%%%%%PROGRAMA:"G_beta_alpha"%%%%%%%%%
[G_beta_alpha]...
=G_beta_alpha(r_beta_alpha,theta_beta_alpha,r_p,100)
%=G_beta_alpha(r_beta_alpha,theta_beta_alpha,r_p,f)
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%DISTRIBUCION_DE_VELOCIDADES%%%%%%%%%%%%
%%%%%PROGRAMA:"dis_vel_beta_alpha"%%%%%%%%%
[dis_vel_beta_alpha]...
=dis_vel_beta_alpha(1,1,esfe_r_theta_phi_alpha_esf,theta_beta_alpha)
%=dis_vel_beta_alpha(opc_mon1_dip2,v_max,esfe_r_theta_phi_alpha_esf,theta_beta_alpha)
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%VECTOR_PRESION%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%PROGRAMA:"vect_pres_beta"%%%%%%%%%
[vect_pres_beta]...
=vect_pres_beta(G_beta_alpha,dis_vel_beta_alpha)
%=vect_pres_beta(G_beta_alpha,dis_vel_beta_alpha)
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

toc

74
27/07/09 11:11 AM C:\Users\Alexander\Desktop\M_T\Definitivos\Elementos_esfera.m 1 of 4

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%ELEMENTOS_ESFERA%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

% El programa "Elementos_esfera" permite dividir una superficie esférica en elementos de


% igual área, entregando información acerca de cada uno de los parámetros de
% discretización. El fundamento teórico del desarrollo de los cálculos aquí presentados
% se encuentra descrito en el documento de tesis.

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
% Las entradas de "Elementos_esfera" son:
% R = Radio de la esfera.
% N = Numero de semicortezas esféricas que se desea tener en un octante de esfera.

% Las salidas de "Elementos_esfera" son:


% S_1 = Área de la semicorteza fundamental
% r_p = Radio del pistón circular equivalente.
% alpha_esf = Número total de elementos en que se discretizo la esfera.
% esfe_r_theta_phi_alpha_esf = Matriz de coordenadas esféricas (r,theta,phi)
% (Cada columna representa una coordenada y cada fila un elemento,)
% para cada uno de los elementos en que fue discretizada la esfera
% organizados según la convención descrita en el documento de tesis.
% carte_x_y_z_alpha_esf = Matriz de coordenadas cartesianas (x,y,z)(Cada columna
% representa una coordenada y cada fila un elemento), para cada uno de los
% elementos en que fue discretizada la esfera organizados según la convención
% descrita en el documento de tesis.
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

function [S_1,r_p,alpha_esf,esfe_r_theta_phi_alpha_esf,carte_x_y_z_alpha_esf]...
=Elementos_esfera(R,N)

% i = Sub-índice para cada elemento de semicorteza esférica


i=1:1:N;

% n = Sub-índice para cada valor angular de theta


n=0:1:N;

% S_1 = Área de la semicorteza fundamental (i=1,0<=theta_1<=pi/2N)


S_1=(R^2)*(1-cos(pi/(2*N)))*(pi/2);

% r_p = Radio del pistón circular de área equivalente S_1


r_p=(S_1/pi)^(1/2);

% M_i = # de elementos en que debe dividirse la i-ésima semicorteza esférica


% para que cada uno de ellos tenga un área igual al de la semicorteza
% fundamental.
% (NOTA: el valor de K_i en general no es un entero, por lo cual se
% aproximara al entero más próximo renombrándolo del mismo modo "M_i".
% Por lo anterior, el área de los elementos las cortezas i-ésimas no será
% idéntica a la fundamental, pero diferirá en un factor que decrementara
% entre mayor sea el numero N de cortezas esféricas)

75
27/07/09 11:11 AM C:\Users\Alexander\Desktop\M_T\Definitivos\Elementos_esfera.m 2 of 4

xxx=0:1:N-1;
M_i=(cos(pi*xxx/(2*N))-cos(pi*(xxx+1)/(2*N)))/(1-cos(pi/(2*N)));
M_i=round((M_i)');

% alpha_1oct = # total de elementos en que sera dividido el octante de esfera.


alpha_1oct=sum(M_i);

% alpha_esf = # total de elementos en que se dividió la esfera completa.


alpha_esf=8*alpha_1oct;

% theta_i = coordenada theta de los puntos centrales de los elementos


% de la i-esima semicorteza.
theta_i=(1/2)*(pi/(2*N))+(i-1)*(pi/(2*N));
theta_i=(theta_i)';

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%COORDENADAS_CENTRALES_DE_ELEMENTOS%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

%%%%%COORDENADA_PHI_PRIMER_OCTANTE%%%%%
% phi_im = coordenada central phi del m-ésimo elemento de la i-ésima
% semicorteza. Cada columna de phi_im corresponde a cada corteza i-ésima.

for i=1:1:N;
for m=1:1:M_i(i);
phi_im(m,i)=(1/2)*(pi/(2*M_i(i)))+(m-1)*(pi/(2*M_i(i)));
end
end
phi_im; %Matriz de orden (M_i x N)
% Dado que la matriz contiene muchos elementos que son cero, pues no todos
% las semicortezas tienen igual número de elementos, reorganizamos la
% matriz phi_im en una única columna superponiendo todas las columnas en
% orden respectivo. Posteriormente utilizamos la función find, que nos
% permite encontrar los elementos que son distintos de cero y para luego
% escribirlos con un ciclo "for" en un único vector.
% (Los nombres de las variables B y a0 son arbitrarias y solo se emplean
% como herramientas emergentes en esta parte del cálculo)
B = reshape(phi_im,[],1);
a0=find(B);
for i=1:length(a0);
eee(i)=B(a0(i));
end

% phi_alpha = Coordenada phi de los elementos del primer octante


% organizados según la convención descrita en el documento de tesis.
phi_alpha=eee';

%%%%%COORDENADA_THETA_PRIMER_OCTANTE%%%%%
% theta_alpha = Coordenada phi de los elementos del primer octante
% organizados según la convención descrita en el documento de tesis.
% (El proceso de cálculo es completamente análogo al desarrollado para el
% cálculo de phi_alpha)

76
27/07/09 11:11 AM C:\Users\Alexander\Desktop\M_T\Definitivos\Elementos_esfera.m 3 of 4

for xxx=1:1:length(M_i);
for ppp=1:1:M_i(xxx);
theta_alpha(ppp,xxx)=theta_i(xxx);
end
end
theta_alpha;
C = reshape(theta_alpha,[],1);
c0=find(C);
for i=1:length(c0);
sss(i)=C(c0(i));
end

theta_alpha=sss';

%%%%%COORDENADA_R_PRIMER_OCTANTE%%%%%
% r_alpha = Coordenada r de los elementos del primer octante
% organizados según la convención descrita en el documento de tesis.
r_alpha=R*(ones(length(phi_alpha),1));

%%%%%RELACION_ESFERICAS_CARTESIANAS_PRIMER_OCTANTE%%%%%
x_alpha=r_alpha.*sin(theta_alpha).*cos(phi_alpha);
y_alpha=r_alpha.*sin(theta_alpha).*sin(phi_alpha);
z_alpha=r_alpha.*cos(theta_alpha);

%%%%%COORDENADAS_CARTESIANAS_PRIMER_OCTANTE%%%%%
carte_x_y_z_alpha=[x_alpha y_alpha z_alpha];

%%%%%COORDENADAS_CARTESIANAS_OCTANTE_POR_OCTANTE%%%%%
OC1_carte_x_y_z_alpha=[x_alpha y_alpha z_alpha];
OC2_carte_x_y_z_alpha=[(-1)*x_alpha y_alpha z_alpha];
OC3_carte_x_y_z_alpha=[(-1)*x_alpha (-1)*y_alpha z_alpha];
OC4_carte_x_y_z_alpha=[x_alpha (-1)*y_alpha z_alpha];
OC5_carte_x_y_z_alpha=[x_alpha y_alpha (-1)*z_alpha];
OC6_carte_x_y_z_alpha=[(-1)*x_alpha y_alpha (-1)*z_alpha];
OC7_carte_x_y_z_alpha=[(-1)*x_alpha (-1)*y_alpha (-1)*z_alpha];
OC8_carte_x_y_z_alpha=[x_alpha (-1)*y_alpha (-1)*z_alpha];

%%%%%COORDENADAS_CARTESIANAS_ESFERA_TOTAL%%%%%
% carte_x_y_z_alpha_esf = Matriz de coordenadas (x,y,z)(Cada columna
% representa una coordenada y cada fila un elemento),para cada uno de los
% elementos en que fue discretizada la esfera organizados según la
% convención descrita en el documento de tesis.
carte_x_y_z_alpha_esf=[OC1_carte_x_y_z_alpha;
OC2_carte_x_y_z_alpha;
OC3_carte_x_y_z_alpha;
OC4_carte_x_y_z_alpha;
OC5_carte_x_y_z_alpha;
OC6_carte_x_y_z_alpha;
OC7_carte_x_y_z_alpha;
OC8_carte_x_y_z_alpha;];

77
27/07/09 11:11 AM C:\Users\Alexander\Desktop\M_T\Definitivos\Elementos_esfera.m 4 of 4

%%%%%COORDENADAS_ESFERICAS_PRIMER_OCTANTE%%%%%
polar_r_theta_phi_alpha=[r_alpha theta_alpha phi_alpha];

%%%%%COORDENADAS_ESFERICAS_OCTANTE_POR_OCTANTE%%%%%
OC1_polar_r_theta_phi_alpha=[r_alpha theta_alpha phi_alpha];
OC2_polar_r_theta_phi_alpha=[r_alpha theta_alpha pi-(phi_alpha)];
OC3_polar_r_theta_phi_alpha=[r_alpha theta_alpha pi+(phi_alpha)];
OC4_polar_r_theta_phi_alpha=[r_alpha theta_alpha 2*pi-(phi_alpha)];
OC5_polar_r_theta_phi_alpha=[r_alpha pi-(theta_alpha) phi_alpha];
OC6_polar_r_theta_phi_alpha=[r_alpha pi-(theta_alpha) pi-(phi_alpha)];
OC7_polar_r_theta_phi_alpha=[r_alpha pi-(theta_alpha) pi+(phi_alpha)];
OC8_polar_r_theta_phi_alpha=[r_alpha pi-(theta_alpha) 2*pi-(phi_alpha)];

%%%%%COORDENADAS_ESFERICAS_ESFERA_TOTAL%%%%%
% esfe_r_theta_phi_alpha_esf = Matriz de coordenadas (r,theta,phi)(Cada columna
% representa una coordenada y cada fila un elemento,)para cada uno de los
% elementos en que fue discretizada la esfera organizados según la
% convención descrita en el documento de tesis.
esfe_r_theta_phi_alpha_esf=[OC1_polar_r_theta_phi_alpha;
OC2_polar_r_theta_phi_alpha;
OC3_polar_r_theta_phi_alpha;
OC4_polar_r_theta_phi_alpha;
OC5_polar_r_theta_phi_alpha;
OC6_polar_r_theta_phi_alpha;
OC7_polar_r_theta_phi_alpha;
OC8_polar_r_theta_phi_alpha;];

78
27/07/09 11:39 AM C:\Users\Alexander\Desktop\M_T\Definitivos\Vec_nor_uni_esf.m 1 of 1

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%VECT_NOR_UNI_ESF%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

% El programa "Vec_nor_uni_esf" permite encontrar las coordenadas tanto esféricas


% como cartesianas de los vectores unitarios normales ubicados sobre los elementos
% de superficie en que fue discretizada la esfera.

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
% La entrada de "Vec_nor_uni_esf" es:
% esfe_r_theta_phi_alpha_esf = Matriz de coordenadas esféricas (r,theta,phi)
% (Cada columna representa una coordenada y cada fila un elemento,)
% para cada uno de los elementos en que fue discretizada la esfera
% organizados según la convención descrita en el documento de tesis.
% (Esta entrada, es una de las salidas del programa "Elementos_esfera")

% Las salidas de "Vec_nor_uni_esf" son:


% esfe_r_theta_phi_vec_nor_uni = Matriz de coordenadas esféricas (r,theta,phi)
% (Cada columna representa una coordenada y cada fila un elemento,)
% para cada uno de los vectores unitarios normales ubicados sobre la
% superficie en que fue discretizada la esfera, organizados según la
% convención descrita en el documento de tesis.
% carte_x_y_z_vec_nor_uni = Matriz de coordenadas cartesianas (x,y,z)
% (Cada columna representa una coordenada y cada fila un elemento,)
% para cada uno de los vectores unitarios normales ubicados sobre la
% superficie en que fue discretizada la esfera, organizados según la
% convención descrita en el documento de tesis.
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

function [esfe_r_theta_phi_vec_nor_uni, carte_x_y_z_vec_nor_uni]...


=Vec_nor_uni_esf(esfe_r_theta_phi_alpha_esf)

%%%%%COORDENADAS_ESFERICAS_VECTORES_NORMALES_UNITARIOS%%%%%
% Los vectores unitarios normales en cada uno de los puntos de la esfera se
% pueden encontrar tomando únicamente la coordenada esférica "r" del respectivo punto y
% agregándole el valor de 1.
r_vec_nor_uni=esfe_r_theta_phi_alpha_esf(:,1)+1;
theta_vec_nor_uni=esfe_r_theta_phi_alpha_esf(:,2);
phi_vec_nor_uni=esfe_r_theta_phi_alpha_esf(:,3);

esfe_r_theta_phi_vec_nor_uni=[r_vec_nor_uni theta_vec_nor_uni phi_vec_nor_uni]

%%%%%COORDENADAS_CARTESIANAS_VECTORES_NORMALES_UNITARIOS%%%%%
x_vec_nor_uni=r_vec_nor_uni.*sin(esfe_r_theta_phi_alpha_esf(:,2)).*cos
(esfe_r_theta_phi_alpha_esf(:,3));
y_vec_nor_uni=r_vec_nor_uni.*sin(esfe_r_theta_phi_alpha_esf(:,2)).*sin
(esfe_r_theta_phi_alpha_esf(:,3));
z_vec_nor_uni=r_vec_nor_uni.*cos(esfe_r_theta_phi_alpha_esf(:,2));

carte_x_y_z_vec_nor_uni=[x_vec_nor_uni y_vec_nor_uni z_vec_nor_uni]

79
27/07/09 11:31 AM C:\Users\Alexander\Desktop\M_T\Definitivos\Pm_barrido_r.m 1 of 2

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%PM_BARRIDO_R%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

% El programa "Pm_barrido_r" permite encontrar las coordenadas tanto esféricas


% como cartesianas de puntos de medición externos a la esfera, generados por un barrido
% discretizado en intervalos iguales de r.

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
% Las entradas de "Pm_barrido_r" son:
% val_in_r_med = Valor inicial de r.
% val_fin_r_med = Valor final angular de theta.
% N_med_r_beta = # de puntos en los que se desea hacer la medición, en el
% intervalo [val_in_r_med,val_in_r_med].
% theta_unico_med = Valor (único) de ángulo theta para el que se desea hacer el barrido.
% phi_unico_med = Valor (único) de ángulo phi para el que se desea hacer el barrido.

% Las salidas de "Pm_barrido_theta" son:


% esfe_r_theta_phi_beta_med = Matriz de coordenadas esféricas (r,theta,phi)
% (Cada columna representa una coordenada y cada fila un elemento), para cada uno de
% los puntos de medición en el intervalo [val_in_r_med,val_in_r_med]
% organizados en orden creciente.
% carte_x_y_z_beta_med = Matriz de coordenadas cartesianas (x,y,z)
% (Cada columna representa una coordenada y cada fila un elemento), para cada uno de
% los puntos de medición en el intervalo [val_in_r_med,val_in_r_med]
% organizados en orden creciente.
% beta_med = Sera en este caso idénticamente N_med_theta_beta, sin embargo se escribe
% pues es necesaria como entrada de otros programas.
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

function [esfe_r_theta_phi_beta_med,carte_x_y_z_beta_med,beta_med]...
=Pm_barrido_r(val_in_r_med,val_fin_r_med,N_med_r_beta,...
theta_unico_med,phi_unico_med)

% beta_med = número total de puntos de medición.


beta_med=N_med_r_beta,

%%%%%COORDENADAS_ESFERICAS_PUNTOS MEDICION%%%%%
% r_beta = Vector columna de coordenadas r de cada uno de los N_med_r_beta
% puntos de medición, obtenidos con divisiones iguales del intervalo elegido.
r_beta=val_in_r_med:(val_fin_r_med-val_in_r_med)...
/((N_med_r_beta)-1):val_fin_r_med;
r_beta=(r_beta)';

% phi_beta = Vector columna de coordenadas phi de cada uno de los N_med_r_beta


% puntos de medicion.
phi_beta=phi_unico_med*(ones(beta_med,1));

% theta_beta = Vector columna de coordenadas theta de cada uno de los N_med_r_beta


% puntos de medicion.
theta_beta=theta_unico_med*(ones(beta_med,1));

80
27/07/09 11:31 AM C:\Users\Alexander\Desktop\M_T\Definitivos\Pm_barrido_r.m 2 of 2

esfe_r_theta_phi_beta_med=[r_beta theta_beta phi_beta];

%%%%%COORDENADAS_CARTESIANAS_PUNTOS MEDICION%%%%%
% Coordenadas cartesianas de cada uno de los puntos de medición.
x_beta=r_beta.*sin(theta_beta).*cos(phi_beta);
y_beta=r_beta.*sin(theta_beta).*sin(phi_beta);
z_beta=r_beta.*cos(theta_beta);

carte_x_y_z_beta_med=[x_beta y_beta z_beta];

81
27/07/09 11:33 AM C:\Users\Alexander\Desktop\M_T\Definitivos\Pm_barrido_theta.m 1 of 2

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%PM_BARRIDO_THETA%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

% El programa "Pm_barrido_theta" permite encontrar las coordenadas tanto esféricas


% como cartesianas de puntos de medición externos a la esfera, generados por un barrido
% discretizado en intervalos angulares iguales de theta.

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
% Las entradas de "Pm_barrido_theta" son:
% val_in_theta_med = Valor inicial angular de theta.
% val_fin_theta_med = Valor final angular de theta.
% N_med_theta_beta = # de puntos en los que se desea hacer la medición, en el
% intervalo [val_in_theta_med,val_in_theta_med].
% r_unico_med = Valor (único) de radio para el que se desea hacer el barrido.
% phi_unico_med = Valor (único) de ángulo phi para el que se desea hacer el barrido.

% Las salidas de "Pm_barrido_theta" son:


% esfe_r_theta_phi_beta_med = Matriz de coordenadas esféricas (r,theta,phi)
% (Cada columna representa una coordenada y cada fila un elemento), para cada uno de
% los puntos de medición en el intervalo [val_in_theta_med,val_in_theta_med]
% organizados en orden creciente.
% carte_x_y_z_beta_med = Matriz de coordenadas cartesianas (x,y,z)
% (Cada columna representa una coordenada y cada fila un elemento), para cada uno de
% los puntos de medición en el intervalo [val_in_theta_med,val_in_theta_med]
% organizados en orden creciente.
% beta_med = Sera en este caso idénticamente N_med_theta_beta, sin embargo se escribe
% pues es necesaria como entrada de otros programas.
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

function [esfe_r_theta_phi_beta_med,carte_x_y_z_beta_med,beta_med]...
=Pm_barrido_theta(val_in_theta_med,val_fin_theta_med,N_med_theta_beta,...
r_unico_med,phi_unico_med)

% beta_med = número total de puntos de medición.


beta_med=N_med_theta_beta,

%%%%%COORDENADAS_ESFERICAS_PUNTOS MEDICION%%%%%
% theta_beta = Vector columna de coordenadas theta de cada uno de los N_med_theta_beta
% puntos de medición, obtenidos con divisiones angulares iguales del intervalo elegido.
theta_beta=val_in_theta_med:(val_fin_theta_med-val_in_theta_med)...
/((N_med_theta_beta)-1):val_fin_theta_med;
theta_beta=(theta_beta)';

% theta_beta = Vector columna de coordenadas phi de cada uno de los N_med_theta_beta


% puntos de medición.
phi_beta=phi_unico_med*(ones(beta_med,1));

% theta_beta = Vector columna de coordenadas theta de cada uno de los N_med_theta_beta


% puntos de medición.
r_beta=r_unico_med*(ones(beta_med,1));

82
27/07/09 11:33 AM C:\Users\Alexander\Desktop\M_T\Definitivos\Pm_barrido_theta.m 2 of 2

esfe_r_theta_phi_beta_med=[r_beta theta_beta phi_beta];

%%%%%COORDENADAS_CARTESIANAS_PUNTOS MEDICION%%%%%
% Coordenadas cartesianas de cada uno de los puntos de medición.
x_beta=r_beta.*sin(theta_beta).*cos(phi_beta);
y_beta=r_beta.*sin(theta_beta).*sin(phi_beta);
z_beta=r_beta.*cos(theta_beta);

carte_x_y_z_beta_med=[x_beta y_beta z_beta];

83
27/07/09 11:44 AM C:\Users\Alexander\Desktop\M_T\Definitivos\distancia.m 1 of 1

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%DISTANCIA%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

% El programa "distancia" calcula la distancia cartesiana entre los elementos de una


% matriz A con componentes filas (xia,yia,zia) y una matriz B con componentes en sus filas
% (xib,yib,zib) donde "i" hace referencia al número del elemento en cada matriz.
% Las matrices A y B deben tener el mismo orden.

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
% Las entradas de "distancia" son:
% B = Matriz de coordenadas cartesianas con elementos fila (xib,yib,zib).
% A = Matriz de coordenadas cartesianas con elementos fila (xia,yia,zia).

% La salida de "distancia" es:


% C = Matriz con componentes fila correspondientes a las distancias entre el elemento
% i-ésimo de la Matriz B respecto a cada uno de los elementos de la matriz A.
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

function [C]=distancia(B,A)

[b,rrr]=size(B);
[a,ttt]=size(A);

for fff=1:b
for xxx=1:a
C(fff,xxx)=...
(((B(fff,1)-A(xxx,1))^2)...
+((B(fff,2)-A(xxx,2))^2)...
+((B(fff,3)-A(xxx,3))^2))^(1/2);
end
end

84
27/07/09 11:50 AM C:\Users\Alexander\Desktop\M_T\Definitivos\theta_beta_alpha.m 1 of 1

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%THETA_ALPHA_BETA%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

% El programa "theta_beta_alpha" permite encontrar el ángulo formado entre los vectores


% normales en cada punto sobre la corteza esférica y cada uno de los puntos externos de
% medición.

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
% Las entradas de "theta_beta_alpha" son:
% r_beta_alpha = Matriz con componentes fila correspondientes a las distancias entre el
% i-ésimo elemento de medición respecto a cada uno de los elementos de la superficie
% de la esfera.
% carte_x_y_z_beta_med = Matriz de coordenadas cartesianas (x,y,z)
% (Cada columna representa una coordenada y cada fila un elemento),
% para cada uno de los puntos externos de medición).
% (Salida del programa "Pm_barrido_theta" o del programa "Pm_barrido_r").
% carte_x_y_z_vec_nor_uni = Matriz de coordenadas cartesianas (x,y,z)
% (Cada columna representa una coordenada y cada fila un elemento,)
% para cada uno de los vectores unitarios normales ubicados sobre la
% superficie en que fue discretizada la esfera.

% Las salidas de "Pm_barrido_theta" son:


% theta_beta_alpha = Matriz con componentes fila correspondientes a los ángulos formados
% entre el i-ésimo elemento de medición respecto a cada uno de los vectores normales
% a los elementos de superficie de la esfera.
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

function [theta_beta_alpha]=...
theta_beta_alpha(r_beta_alpha,carte_x_y_z_beta_med,carte_x_y_z_vec_nor_uni)

[r_beta_eta]=distancia(carte_x_y_z_beta_med,carte_x_y_z_vec_nor_uni)

[beta_med,rrr]=size(carte_x_y_z_beta_med);
[alpha_esf,ttt]=size(carte_x_y_z_vec_nor_uni);

% El desarrollo teórico del cálculo se explica de manera detallada en el documento tesis.


for xxx=1:beta_med
for ppp=1:alpha_esf
theta_beta_alpha(xxx,ppp)=...
acos((1+(r_beta_alpha(xxx,ppp))^2-(r_beta_eta(xxx,ppp))^2)/(2*r_beta_alpha(xxx,ppp)));
end
end

85
27/07/09 12:01 PM C:\Users\Alexander\Desktop\M_T\Definitivos\G_beta_alpha.m 1 of 1

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%G_BETA_ALPHA%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

% El programa "G_beta_alpha" permite encontrar la matriz de propagación con elementos


% fila correspondientes a la contribución de todos los elementos fuente en el i-ésimo
% punto de medición.

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
% Las entradas de "G_beta_alpha" son:
% r_beta_alpha = Matriz con componentes fila correspondientes a las distancias entre el
% i-ésimo elemento de medición respecto a cada uno de los elementos de la superficie
% de la esfera.
% theta_beta_alpha = Matriz con componentes fila correspondientes a los angulos fomados
% entre el i-ésimo elemento de medición respecto a cada uno de los vectores normales
% a los elementos de superficie de la esfera.
% r_p = radio del pistón equivalente (Salida del programa "Elementos_esfera").
% f = Frecuencia de oscilación del pistón equivalente.
% NOTA IMPORTANTE: El programa tiene dos elementos predefinidos que no se establecen como
% entradas debido a que los cálculos siempre serán estimados para condiciones en que el
% medio sea el aire. Estos son ro=1.18(Densidad del aire Kg/m3) y c=340(Velocidad del
% sonido en el aire m/s).

% Las salida de "G_beta_alpha" es:


% G_beta_alpha = Matriz con componentes fila correspondientes a la contribución de todos
% los elementos fuente en el i-ésimo punto de medición.
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

function [G_beta_alpha]= G_beta_alpha(r_beta_alpha,theta_beta_alpha,r_p,f)

% Valores predefinidos para la velocidad del sonido y la densidad del aire respectivamente
c=340;
ro=1.18;

% k = Numero de onda asociado a la frecuencia de oscilación elegida.


k=2*pi*f/c;

%%%%%MATRIZ_DE_PROPAGACION%%%%%
% El desarrollo teórico del cálculo se explica de manera detallada en el documento tesis.
[beta_med,alpha_esf]=size(r_beta_alpha);
for xxx=1:beta_med
for ppp=1:alpha_esf
G_beta_alpha(xxx,ppp)=...
abs((j*ro*c/(pi*r_p))*...
(besselj(1,k*r_p*sin(theta_beta_alpha(xxx,ppp)))/...
(r_beta_alpha(xxx,ppp)*sin(theta_beta_alpha(xxx,ppp))))*...
exp(-j*k*r_beta_alpha(xxx,ppp)));
end
end

86
27/07/09 12:37 PM C:\Users\Alexander\Desktop\M_T\Definitivos\dis_vel_beta_alpha.m 1 of 2

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%DIS_VEL_BETA_ALPHA%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

% El programa "dis_vel_beta_alpha" permite encontrar la matriz de distribución de


% velocidades con elementos columna correspondientes a la componente de velocidad vista
% desde el i-ésimo punto de medición.

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
% Las entradas de "dis_vel_beta_alpha" son:
% opc_mon1_dip2 = Esta variable permite elegir entre la distribución de velocidades de
% un monopolo o un dipolo, definiéndola como 1 o 2 respectivamente.
% v_max = Valor máximo de velocidad de la distribución en (m/s).
% esfe_r_theta_phi_alpha_esf = Matriz de coordenadas esféricas (r,theta,phi)
% (Cada columna representa una coordenada y cada fila un elemento,)
% para cada uno de los elementos en que fue discretizada la esfera
% theta_beta_alpha = Matriz con componentes fila correspondientes a los ángulos formados
% entre el i-ésimo elemento de medición respecto a cada uno de los vectores normales
% a los elementos de superficie de la esfera.

% La salida de "dis_vel_beta_alpha" es:


% dis_vel_beta_alpha = matriz de distribución de velocidades con elementos columna
% correspondientes a la componente de velocidad vista desde el i-ésimo
% punto de medición.
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

function [dis_vel_beta_alpha]=...
dis_vel_beta_alpha(opc_mon1_dip2,v_max,esfe_r_theta_phi_alpha_esf, theta_beta_alpha)

[alpha_esf,rrr]=size(esfe_r_theta_phi_alpha_esf);

%%%%%DISTRIBUCION_DE_VELOCIDADES_MONOPOLO_SOBRE_SUPERFICIE%%%%%
% dis_vel_mono_alpha = vector columna de distribución de velocidades para cada uno de los
% elementos sobre la esfera en el caso de un monopolo acustico independiente del punto
% desde el cual sea visto (es decir, sobre la superficie). La distribución de velocidades
% es uniforme en este caso para todos los elementos de superficie.
dis_vel_mono_alpha=v_max.*ones(alpha_esf,1);

%%%%%DISTRIBUCION_DE_VELOCIDADES_DIPOLO_SOBRE_SUPERFICIE%%%%%
% dis_vel_dipo_alpha = vector columna de distribución de velocidades para cada uno de los
% elementos sobre la esfera en el caso de un dipolo acústico independiente del punto desde
% el cual sea visto (es decir, sobre la superficie). La distribución de velocidades
% radiales tiene en este caso una dependencia con el coseno del ángulo formado entre el
% centro del vector al elemento y el eje de oscilación de la esfera.
dis_vel_dipo_alpha=v_max.*abs(cos(esfe_r_theta_phi_alpha_esf(:,2)));

% opc_mon1_dip2 = matriz relacionada con la variable de entrada del mismo nombre que
% permite elegir en adelante el cálculo de las distribuciones de velocidad vistas
% desde los puntos de medición.
opc_mon_dip=[dis_vel_mono_alpha dis_vel_dipo_alpha];

87
27/07/09 12:37 PM C:\Users\Alexander\Desktop\M_T\Definitivos\dis_vel_beta_alpha.m 2 of 2

[beta_med,alpha_esf]=size(theta_beta_alpha);

%%%%%MATRIZ_DISTRIBUCION_VELOCIDADES%%%%%
% dis_vel_beta_alpha = matriz de distribución de velocidades. Cada columna representa
% la magnitud de velocidad vista desde el i-ésimo punto de medición de cada uno de los
% elementos sobre la esfera. Los ángulos de la matriz theta_beta_alpha>=(pi/2) no
% contribuirán a la presión en el punto que cumpla dicha propiedad. La exposición
% teórica se presenta en el documento tesis.

for ppp=1:beta_med;
for xxx=1:alpha_esf;
if theta_beta_alpha(ppp,xxx)>=(pi/2);
dis_vel_beta_alpha(xxx,ppp)=0;
else
dis_vel_beta_alpha(xxx,ppp)=...
opc_mon_dip(xxx,opc_mon1_dip2)*(cos(theta_beta_alpha(ppp,xxx)));
end
end
end

88
27/07/09 12:52 PM C:\Users\Alexander\Desktop\M_T\Definitivos\vect_pres_beta.m 1 of 1

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%VECT_PRES_BETA%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

% El programa "vect_pres_beta" permite encontrar el vector columna con elementos de


% presión asociados a cada uno de los puntos de medición.

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%
% Las entradas de "dis_vel_beta_alpha" son:
% G_beta_alpha = Matriz con componentes fila correspondientes a la contribución de todos
% los elementos fuente en el i-ésimo punto de medición.
% dis_vel_beta_alpha = matriz de distribución de velocidades con elementos columna
% correspondientes a la componente de velocidad vista desde el i-ésimo
% punto de medición.

% La salida de "dis_vel_beta_alpha" es:


% vect_pres_beta = vector columna con elementos de presión asociados a cada uno de los
% puntos de medición.
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

function [vect_pres_beta]=vect_pres_beta(G_beta_alpha,dis_vel_beta_alpha)

[beta_med,alpha_esf]=size(G_beta_alpha);

%%%%%VECTOR_DE_PRESION%%%%%
% El desarrollo teórico del cálculo se explica de manera detallada en el documento tesis.
for ppp=1:beta_med
vect_pres_beta(ppp,1)=G_beta_alpha(ppp,:)*dis_vel_beta_alpha(:,ppp);
end

89
Bibliografía

[1] Arenas, J.P. (2008). "Aproximaciones al problema de radiación sonora de estruc-


turas vibratorias". VI Congreso Iberoamericano de Acústica - FIA 2008, Buenos
Aires, Argentina.

[2] Arenas, J.P. (2008). "Numerical computation of the sound radiation from a planar
baffled vibrating surface". Journal of Computational Acoustics, 16:321–41.

[3] Kirkup, S.M. (1994). "Computational solution of the acoustic field surrounding a
baffled panle by the Rayleigh integral method ". Applied Mathematical Modelling,
18, 403-407.

[4] Arenas, J.P. (2010). "Estimation of the sound pressure field of a baffled uniform
elliptically shaped transducer". Applied Acoustics, 71, 128–133.

[5] Gerges, S.N.; Arenas, J.P. (2004). Fundamentos del control de ruido y vibraciones.
NR Editora, Florianópolis, Brasil.

[6] Möser, M. (2009). Engineering Acoustics. Springer, Berlin, Germany.

[7] Fahy, F.(2001). Fundations of Engineering Acoustics. Academic Press, London,


UK.

[8] Abramowitz, M.; Stegun, I. (1964). Handbook of Mathematical Functions. Depart-


ment of Commerce, Washington, U.S.A.

90
[9] Horn, R.; Johnson, C. (1985). Matrix Analysis. Cambridge University Press, New
York, U.S.A.

91