Está en la página 1de 6

1

SOCIEDAD DE LA IGNORANCIA

PRESENTADO POR:
CLAIDI DAYANA MONSALVE MADRID

AUTOR: ANTONI BREY

TITULO: LA SOCIEDAD DE LA IGNORANCIA

CIUDAD:

EDITORIAL:

NUMERO DE PÁGINAS:
2

PRESENTACION DEL AUTOR.

ANTONI BREI (Sabadell, 1967) Es ingeniero de telecomunicaciones. Ha sido miembro del


grupo de información Cuántica del Instituto de Física de Altas Energías y autor de los ensayos
La Generación Fría y El Fenómeno Wi-fi, Miembro fundador del Fiasco Awards Team y director
del documental Un Tiempo Singular.
3

RESUMEN.

Se trata de una interesante reflexión acerca de la influencia que tiene las nuevas formas de
comunicación sobre nosotros los individuos. El autor nos muestra la cara de la sociedad de la
ignorancia en la que ciudadanos inundados de información se enfrentan a una dificultad para
interpretar la realidad de un mundo que es cada día más complejo. Este ensayo constituye una
síntesis de nuestro comportamiento social como personas. La evolución exponencial de la
tecnología y la aplastante presión de los recursos están produciendo una situación de
incertidumbre sobre nuestro futuro en el planeta.
4

JUICIO.

Hemos necesitado muchos años de indiferencia y estupidez para hacernos tan ignorantes y
convertirnos en los creadores de este adjetivo. Este juicio es un juicio de valor, porque el
problema que vivimos como sociedad no es un problema de educación, es un problema de
valores. Es decir la prioridad de la mayoría de las personas van determinadas en función de la
economía y del materialismo y no de la ética y la espiritualidad. El conocimiento debe estar
ligado con ideas y valores fundamentales en nuestras vidas, porque el sentido esencial del
conocimiento no es solo para estar informados, sino para vivir bien.
5

ARGUMENTOS.

Karl Taro Greenfeld (S.F). Escribe un artículo en el New York Times: Nunca ha sido tan fácil
fingir que sabemos sin verdaderamente saber nada. Dado que siempre queda más por saber que
lo sabido, es importante reconocer que cualquier persona resulta ser en mayor medida más
ignorante que sabía. Recordemos la frase que escribió el filósofo Sócrates: “Yo solo sé que nada
se”. Esto es lo que se llama tener el don de la sabiduría que se va adquiriendo a través del
conocimiento, porque a veces resulta hasta más simpático no saber lo que todos saben.
El conocimiento es poder (Francis Bacon). Aprender cosas nuevas nos permite crecer como seres
humanos y nos convierte en personas más preparadas para adaptarnos a cualquier entorno, pero
al fin de cuentas toda sociedad se define por el tipo de conocimiento del cual dispone.
Antiguamente el conocimiento era visto como algo sagrado. Desde siempre el ser humano se ha
esforzado por acumular y transmitir conocimientos. En la modernidad el conocimiento es
representado por un lado por el saber oficial marcado por las ciencias naturales y por otro lado la
inteligencia libre.
6

La falta de conocimiento puede ser enmendada, pero las creencias falsas pueden ser más difíciles
de desmantelar. Cuidado con el falso conocimiento es más peligroso que la ignorancia (George
Bernard Shaw). El conocimiento es la adquisición de verdades y en las verdades se nos muestra
al realidad y la ignorancia es la falta de tener conocimiento ósea que en pocas palabras, con
conocimiento no hay ignorancia; hay que llenarnos de conocimientos verdaderos y de
experiencias para así ir alcanzando el camino de la sabiduría y progresar como personas y como
sociedad.
La nueva revolución industrial se interesa por diseñar y construir robots o aparatos que realicen
operaciones o trabajos, sin medir las consecuencias de este fenómeno que se ve reflejada en la
fuerza del trabajo, ósea genera menos condiciones de empleo; mientras las revoluciones se
centran en la industria se olvidan de un elemento muy importante, que es el medio ambiente; hay
una gran amenaza contra el medio natural. El mundo ha avanzado tanto que hay grandes
extensiones de tierras ocupadas por ciudades y muchas de estas tierras eran usadas anteriormente
en funciones agrícolas, en pocas palabras el conocimiento está siendo utilizado para crear países
desarrollados y no para crear un mejor futuro o un mejor vivir. Tal y como lo describe, Méndez
(2006) debe de ser denunciado que un concepto tan pedagógico como el conocimiento este
siendo utilizado casi únicamente por la dimensión de los expertos en economía y globalización.