Está en la página 1de 3

Afrodescendientes En Cartagena

Andrea Paola Martinez correa


Adriana Lucia Ospino Bossa

Psicología I

Lic.
Alfonso Cassiani Herrera

Universidad Elías Bechara Zainum

Cartagena- Bolívar

17/05/2016
Afrodescendientes en Cartagena

Los afrodescendientes juegan un papel muy importante en todo ya que contribuyen con
nuestra identidad como nación la cual por medio de danza, gastronomía, arte y folclor busca
la reivindicación de sus derechos. Las comunidades afro descendientes hacen grandes aportes
a la cultura colombiana, son personas llenas con mucho talento como toda persona, pero el
gran problema que se presenta es el racismo en estas personas, pero no saben que hacen un
gran aporte de cultura tanto en Colombia como en Cartagena.
La población negra de Colombia se constituye con los descendientes de africanos de las
etnias provenientes del áfrica ecuatorial, esclavizados y traídos a América desde la época de
la colonia, en el siglo XVI su llegada tiene lugar dentro de los inicios del capitalismo mundial,
cuando la colonización europea introduce esclavos en el continente americano para la
explotación de materias primas como el algodón, azúcar, arroz, tabaco entre otros.
Ingresan legalmente al país por Cartagena de Indias, haciendo parte de la trata de negros, en
un mercado dominado por holandeses y portugueses, como contrabando, llega por el litoral
pacífico a buenaventura, Gorgona o por el Atlántico a las costas de Riohacha, santa marta,
tolú, y el Darién.
En 1984, la Unesco declaró a Cartagena de Indias como Patrimonio Histórico y Cultural de
la Humanidad. El uso de esta patrimonialización se ha basado fundamentalmente en la
valoración estética de la arquitectura y poco o nada en la implementación de políticas
públicas que defiendan o incluyan el patrimonio inmaterial de quienes hicieron posible, con
su trabajo cotidiano, la edificación de las obras históricas que tanto se veneran. La valoración
al componente humano se queda en los límites del reconocimiento a los arquitectos o a los
ingenieros militares, pero no hay un interés por entender al pueblo negro que participó en
este proceso.
Howard Donson, director del Centro para la Investigación de la Cultura Negra de Estados
Unidos, dijo en la ciudad que «la restauración y conservación de las ciudades coloniales como
Cartagena deben servir para mostrar el aporte de los afro descendientes, que fueron sus
verdaderos maestros y constructores, y no para honrar la memoria de la élite colonial, como
pareciera suceder». De modo que el reconocimiento de los sitios de memoria afro
descendiente es una forma de reconocer el valor de esta población en la construcción de la
sociedad y la cultura, y de buscar estrategias de inclusión ciudadana, en un espacio que ha
estado marcado históricamente por las dinámicas de exclusión y marginalización sustentadas
en el color de la piel.
Superando la exclusión y el racismo imperante contra esta población, es necesario fomentar
una memoria histórica cotidiana que destaque la importancia de la influencia afro
descendiente en la construcción cultural y material de la ciudad. A pesar de que los recientes
estudios históricos han demostrado hasta la saciedad que no se puede entender la formación
de Cartagena desconociendo el aporte negro, la ciudad no se ha reconciliado con su memoria
afro descendiente.
Cartagena cuenta desde hoy con un espacio para la comunidad afro descendiente de la ciudad,
se trata de ALKU casa afro, el cual inaugurado por la alcaldesa Judith Pinedo Flórez, este
nuevo lugar esta ubicad en el barrio militar crespo y fue concebido como un espacio de
encuentro entre la comunidad afro descendiente y el gobierno local que servirá para debatir
temas políticos que promoverán la participación de dicho grupo en estos escenarios, la
alcaldesa pinedo dijo “ en Cartagena el mapa de la población afro, coincide con el mapa de
la población negra y por esto es un logro que se abran este tipo de escenarios en los cuales
pueden incursionar fácilmente si se forma adecuadamente, esta es una herramienta para
lograrlo” Agrego que “ es importante que ese porcentaje de personas que se reconocen como
afro entiendan que Cartagena tiene un propósito fundamental que es salir de la pobreza y
convertirse en una sola ciudad”.
Expresión espiritual Yoruba que convoca a la vida y a resistir ante la adversidad, fue el
nombre escogido por las organizaciones afro descendientes de Cartagena de Indias, en la
Costa Caribe colombiana, para bautizar la casa que el PNUD acaba de entregar a esta ciudad
con la cual ha venido cooperando de forma integral durante tres años continuos.

La Casa Afro Aikú será escenario de encuentros y debates entre la Dirección de Asuntos
Étnicos de la Alcaldía municipal y los representantes de las comunidades afro cartageneras,
reunidos en la Mesa de Diálogo Afro, una plataforma de organizaciones afro descendientes
creada con el apoyo del PNUD en enero de 2010.

Esta Mesa la conforman 57 organizaciones afros de Cartagena, en un significativo proceso


para la ciudad pues permitió a la sociedad civil superar la atomización de organizaciones.
Estas carecían de una voz unificada frente a las autoridades locales, lo cual impedía que la
reivindicación de sus derechos e intereses tuviera un impacto sobre las políticas públicas
territoriales.

En el marco del Año Internacional de los Afrodescendientes, la Mesa de Diálogo Afro de


Cartagena constituye un paso fundamental para el cumplimiento efectivo de los derechos y
la participación política de esta comunidad, en un país muy representativo en lo que refiere
a presencia de población y cultura afros. La puesta en marcha de la Casa Afro Aikú viene a
consolidar este proceso.