Está en la página 1de 6

INTRODUCCIÒN

Cuando el reino del norte, Israel, fue llevado cautivo por Asiria, en el año 721 a. C., Asiria
gobernaba la mayor parte del mundo conocido. Sin embargo, en unas breves décadas, el
imperio se había derrumbado ante el ataque violento de los babilonios. Bajo el mando de
Nabucodonosor, Babilonia llegó a ser un imperio mundial, y heredó territorios y pueblos
anteriormente conquistados en su mayoría por Asiria. Si estos pueblos se resistían a sus
nuevos amos, Nabucodonosor respondía rápida y salvajemente. Así cayó Judá en el año 586
a. C. Aunque el Señor se valió de los imperios conquistadores para azotar y castigar a los
reinos rebeldes, Israel y Judá, una vez que aquéllos cumplieron su propósito, ellos también
llegaron a un pronto fin.

En el presente trabajo se ahondara más sobre el tema de Israel como pueblo escogido por
Dios y su fe mostrada durante el periodo del cautiverio y la Restauración, incluyendo
personajes importantes de la Biblia presentes en ese tiempo. Esta información servirá para
conocer a profundidad los propósitos de Dios para su pueblo y como a pesar de la rebeldía no
dejo de lado su Plan de Cumplir con darles la Tierra Prometida y bendecirles como fue
prometido a sus antepasados.
LA FE DE ISRAEL EN LA EPOCA DEL CAUTIVERIO Y LA RESTAURACION

EL CAUTIVERIO

La Penosa situación judía después de 587, dejo al país vacío; fue espantosa y quebró la vida
judía en Palestina. Fueron arrasados, para no ser reconstruidos, en la mayoría de los casos,
hasta muchos años después, la población del país fue diezmada, aparte de los deportados
debieron morir en las batallas o de inanición y enfermedad, algunos fueron ejecutados,
mientras que otros huyeron para salvar sus vidas. No conocemos después que sucedió en
Judá durante los cincuenta años siguientes, podemos sospechar que volvieron de nuevo, pero
su situación era miserable y precaria. El templo, aunque reducido a escombros, siguió siendo
un lugar santo al que continuaron yendo los peregrinos, incluso del norte de Israel, pero la
religión se había contaminado con elementos paganos.

Después de la suerte posterior de los exiliados no se sabe nada, con el tiempo muchos judíos,
como veremos se dedicaron al comercio y algunos se hicieron ricos. Un numero considerado
se fue a Egipto, que huyo halla después del asesinato de Godolias llevándose a Jeremías
consigo. Aunque algunos volvieron una vez pasada la tormenta, muchos no lo hicieron, pero
otros fueron a regiones Israelitas, Israel había comenzado a dispersarse entre las naciones,
no volvieron a ser identificados con alguna entidad política geográfica.

La fe de Israel estaba concentrada en un solo Dios y habían declarado que los demás dioces
eran paganos “no dioses” y cuando sucumbieron ante estos dioses paganos de Babilonia
vieron que no eran poderosos, así debieron razonar muchos judíos entre sí. Por eso, la
tentación de abandonar por completo la fe ancestral. A través del llanto suplicaban misericordia
pero no paraba ya que sus sufrimientos seguían.

Aquí se ve el riesgo de una pérdida total de la fe. Esto se agravo cuando los judíos, arrancados
de su suelo patrio, ya que se encontraban frente a una riqueza de poder insólito de dioses
paganos, por lo que para muchos debió parecerles que Yahvéh era incapaz de defenderles de
todo esto. La fe de Israel tenia sometida a prueba su propia existencia.

Aunque la prueba fue dura la fe de Israel la afrontó con éxito, mostrando tenacidad y vitalidad
asombrosas. Ya antes de que el problema se presentase, le habían dado de antemano los
verdaderos profetas que estuvieron presentes en la catástrofe, como Jeremías y Ezequiel, una
solución apropiada en aquel entonces. Por el hecho de haberla anunciado incesantemente
como justo castigo de Dios por el pecado de la nación, dieron estos profetas una explicación
coherente de la tragedia, que permitió considerarla no como contradicción, sino como la
reivindicación de la fe histórica de Israel. El exilio podía ser considerado como un castigo
merecido y como una purificación preparada para Israel para un futuro nuevo.

Y en efecto, comenzó a aparecer una nueva comunidad aunque los detalles son casi por
entero oscuros. No existió ya más una comunidad cultico-nacional, sino una comunidad
caracterizada por su adhesión a la tradición y a la ley. El sábado y la circuncisión en especial,
aunque instituciones antiguas, comenzaron a cobrar importancia inigualada hasta entonces.
La estricta observancia del primero se fue imponiendo poco a poco como señal de un judío
fiel. La circuncisión, que había sido practicada por los antiguos vecinos de Israel (excepto
filisteos), pero no, al parecer por los babilonios, vino a ser también, que en los judíos que vivian
en un país “impuro” y no en último lugar entre los discípulos de Ezequiel se descubra una gran
preocupación por el problema de la pureza ritual.

Durante el exilio, aunque no sabemos decir con precisión, donde fueron celosamente
preservados los recuerdos y tradiciones del favor de Yahvéh.

Restauración

Ingrid

Durante el periodo de la restauración, la fe paso por dos etapas. Por una parte el entuciasmo
por el nuevo establecimiento del gobierno de Yahveh fuemenguando, se comenso a dudar del
poder de Yahveh, de echo aquella comunidad no era el Irsael reavivado y purificado, donde la
fe se vio confrontada por la supervivencia.

Por otra parte, estaban aquellos que luego de vueltos del exilio, estuvieron movidos por los
altos ideales profeticos y la devoción a la fe.

Entre ambas perspectivas, fue el coraje y persistencia de los dirigentes y profetas quienes
imfluyeron durante esta etapa, ellos se encargaron de que la fe siguiera permanente en el
pueblo; fue la fe y energía suficiente que ayudada por un cambio de suscesos que vivieron, al
final consiguió animar al pueblo.

Resumen Raquel: (CAUTIBERIO) El imperio Babilónico, fue de vida corta Habiendo sido
creado por Nabucodonosor y su padre, y al morir Nabucodonosor, veinticinco años después
de la caída de Jerusalén señaló el principio del fin.
En Babilonia apareció una nueva amenaza externa, por lo que la débil Babilonia no
podía hacer frente, y especialmente no podía hacer frente a los medos quien el rey en
ese entonces era Astiages, sin embargo en este imperio suscitó una revuelta a cargo de
Ciro el persa, con el deseo de debilitar Naboides ayudó a Ciro, pero tuvo que
lamentarlo, Ciro a había conquistado a los mismos medos, por ello Naboides temiendo
del poder de Astiages, hizo alianza con Faraón y el rey de Lidia creso, pero tampoco de
nada sirvió ya que Ciro tuvo la mayor parte de Asia menor, creando con unos pocos
golpes un gigantesco imperio, mientras tanto era evidente que Babilonia estaba
perdida, Ciro estaba seguro que podía tomarla en cualquier momento. Mientras tanto
la fe de Israel, permaneció solo en algunos de los del pueblo de Israel.
CONCLUSIONES

Después de haber realizado el estudio sobre la fe de Israel durante el periodo de cautiverio y


restauración, llegamos a las siguientes conclusiones:

- Durante el periodo del cautiverio, el pueblo de Israel mantuvo su fe en Dios, sin


embargo es importante recalcar, que no todo el pueblo permaneció firme en su fe. Un
grupo de ellos mantuvo su fe intacta, entre ellos encontramos a los profetas; otro grupo
mantuvo una fe débil y la practicaba a su manera; y otro grupo dejo su fe a causa de
la influencia de la religión pagana.
- Frente a todo los acontecimientos vividos por el pueblo de Israel durante el periodo del
cautiverio, Yahvé, como lo llamaban a Dios en ese periodo, permaneció junto a ellos
a pesar de su rebeldía y su palabra se daba a conocer a través de los profetas, quienes
eran usados para animar al pueblo a volver a su fe en Dios y esperar que los libere y
asi regresen a su tierra.
BIBLIOGRAFÌA