Está en la página 1de 2

Es una respuesta a los que han defendido que la cuestión del canon es una propuesta

ideológica. El canon responde a los intereses de un determinado grupo social. Lo que han
intentado ha sido menospreciar y atacar la cuestión del canon. Consiguen poner en entredicho
la idea de canon.

Canon hace alusión a que obra y autores han sido mas relevantes en la historia y por qué. El
texto intenta legitimar la idea del canon y desmarcarse de las objeciones de la oposición.

1º El canon aparece siempre ligado al tiempo. El tiempo es limitado y somos seres finitos, por
lo que el canon nos permite distinguir. El canon responde a qué debo leer, qué lecturas tienen
valor por sí mismas sin subordinarse a otra causa. Esta idea tiene su máxima expresión en las
sociedades de masas.

2º tomar conciencia de la propia finitud. Esta relacionada con el temor a la muerte, el autor
defiende que la obra artística de una época se contagia de los males propios de ella. tiene su
auge en la modernidad cuando empieza a tambalearse la religión y la idea de una existencia
después de la muerte. Tomamos conciencia de que nuestra existencia no es finita, ya que el
artista no puede perdurar físicamente, pretende que su obra perdure en el tiempo.

GENEALOGÍA DEL CANON

Definición del canon: especie de lista de supervivientes, elección de distintos textos que
quieren perdurar. Depende en buena medida de que haya buenos lectores, con capacidades
intelectuales y conocimientos que aprecien los textos.

Va en contra de la escuela del resentimiento. La elección no se lleva a cabo por un sesgo


ideológico o político, la elección se lleva a cabo únicamente en términos elitistas, los propios
artistas y eruditos informados y educados en el tema que son los únicos capaces de
determinar quien entra en el canon o no.

Se recupera la idea de que los factores y elementos que determina el canon deben ser
literarios, como el valor o la fuerza estética. son los principios de selectividad que usamos para
discernir que obra entra o no en el cano. Son principios puramente artísticos, estéticos o
intelectuales. El autor se sitúa en la línea de lo que denominamos esteticismo, el arte tiene un
valor inherente, vale por si mismo y no debe supeditarse a ningún interés o finalidad
ideológica.

La estética es un asunto individual más que social. La relación tiene lugar entre un sujeto con
su determinada sensibilidad y el objeto. Cabe preguntarse hasta qué punto la sensibilidad del
sujeto esta influida por cuestiones políticas y sociales.

Esta escuela del resentimiento esta constituida por marxista, estructuralistas y exigen que el
canon debe abrirse a nuevas obras por cuestiones de justicia social o morales. El autor sostiene
que el canon ya esta abierto inherentemente y no se puede pretender ingresar obras por esas
cuestiones. Solo pueden ingresar obras por cuestiones esteticistas. Irrumpir o no en el canon
tiene que ver con cuestiones puramente estéticas, uno mismo debe abrirse hueco en el
mediante conocimiento del lenguaje metafórico, de la sensibilidad, sabiduría.

Cuando nos enfrentamos a un texto hay algún indicio que nos haga saber que estamos ante
una obra canónica. Solo puede ser canónica si existe una relectura, lo que no quiere decir que
toda obra que exija una relectura sea canónica. Si no exige una relectura podemos intuir que
no va a contar con los requisitos de originalidad o fuerza estética para irrumpir en el canon.
La obra se ha desentendido tanto de nosotros que exige que el lector se prepare, se eduque
para poder leerla. Si no podemos atraparla y nos provoca extrañeza, lo que nos produce es
displacer. Si queremos que la obra se resuelva debemos esforzarnos en formarnos para
entender su sentido.

En este punto no somos simples espectadores, ahora el espectador tiene mucho que decir en
la práctica artística.

Solo con esfuerzo conseguimos superar ese displacer.

Tiene que ver con el nacimiento de la cultura popular, hay una alianza implicita. Esta renuncia
al esfuerzo da lugar al nacimiento de esta cultura en la que colaboran los medios de
comunicación, nos hace pensar que lo bueno es lo fácil. Así se pierden los criterios
intelectuales y estéticos que fundamentan el canon. Se pierde la erudición por el mero
entretenimiento.

¿Para qué sirve el canon? Los valores de las obras están más allá del bien y del mal

1º función pragmática. Recordar y ordenar las lecturas de toda una vida. Discernir o establecer
un patrón de medida que determine que tiene valor en sí mismo literariamente hablando.

2º función real. Los autores canónicos nos inventaron a todos nosotros. No es simple
literatura sino un intermediario que ha condicionado la relación de los individuos consigo
mismo y el mundo que los rodeo. Permite hablar de nosotros mismos y aceptar el cambio.

ESCUELA DE RESENTIMIENTO.

- Exige responsabilidades morales y sociales tanto al crítico como al autor. Se considera


bueno en términos artísticos aquello que da pie a buenos ciudadanos y buenos
valores. Consideran la literatura como una mistificación de los intereses burgueses que
tiene detrás una determinada ideología e intereses. Todo se reduce a ideología

La literatura tiene valor en si misma y no debe subordinarse a ninguna causa. Bloom considera
que lo individual participa en lo social, pero lo individual no puede resumirse a lo social. La
escuela del resentimiento considera lo social por encima de lo individual.

- Los valores estéticos emanan de la lucha de clases. En un primer momento Bloom


reconoce que el individuo participa en la sociedad.