Está en la página 1de 12

AÑO lxxvIii N° 129 DIRECTOR: JORGE HORACIO ALTERINI Tomo La Ley 2014-D

BUENOS AIRES, argentina - LUNES 14 DE JUlIO DE 2014 ISSN 0024-1636

Suspensiones del régimen de comunicación filial


Mauricio Luis Mizrahi

SUMARIO: I. Introducción. Límites para disponer suspensiones.- II. La cuestión de la oposición filial a mantener la comunicación. Doctrina y jurisprudencia.- III. Relativización de la resistencia filial.
Decisiones judiciales.- IV. Precedentes que otorgaron prioridad a la negativa del hijo a vincularse con su progenitor.- V. La orden judicial de prohibición de acercamiento. Las denuncias de violencia
familiar.- VI. Requerimientos de suspensión del contacto tras la invocación de efectos perjudiciales en los hijos.- VII. Jurisprudencia concordante que ha denegado las suspensiones. Diversas si-
tuaciones.- VIII. Otros casos de suspensiones de los contactos.- IX. Suspensiones justificadas de la comunicación. Alcance de las medidas.- X. Suspensiones o cambio de modalidad del régimen.-
XI. Régimen de comunicación y privación de la responsabilidad parental.- XII. Suspensión, cesación y extinción del régimen de comunicación.

La suspensión del régimen de fácil para el juez hacerlo de esa manera por- radamente los deberes que se le imponen; una de las tareas a realizar es determinar si
que muchas veces —al resolverse el corte del aunque, sobre el punto, lo principal a valorar la resistencia del niño es genuina o, en cam-
comunicación debe tener sólo una vínculo— no se sabe a ciencia cierta cuándo por el juez son los efectos que la conducta in- bio, resulta una reproducción de la resisten-
duración temporal y, habida cuenta del quedará superada la situación que dio origen cumplidora produce en el niño o adolescente. cia materna.
a la medida. En este aspecto, es verdad que la respuesta
carácter excepcional de la medida, y la del ordenamiento no dependerá tanto de la Nuestros tribunales han dispuesto, tras
aplicación restrictiva, tendrá que ser La jurisprudencia ha sostenido que la co- calificación jurídica que merezca el compor- comprobarse la falta de colaboración de la
municación entre el padre excluido del cuida- tamiento en cuestión —esto es, su levedad o madre a cargo del cuidado del hijo, la obliga-
por el mínimo tiempo posible. Enton- do personal y sus hijos reviste los caracteres gravedad—, sino las consecuencias fácticas ción de aquélla de adoptar los recaudos para
ces, dado que la orden judicial que dis- de inalienable e irrenunciable, pues tiende a que sobre el hijo tenga o pueda tener el accio- que se efectivice el régimen de encuentros
la conservación y subsistencia de un lazo fa- nar del padre (2). con el padre, y bajo el apercibimiento de re-
ponga la suspensión ejercerá segura- miliar y afectivo. Por ese motivo, la suspen- considerar la guarda que ejerce del niño (5).
mente una incidencia de peso en la vida sión del régimen sólo debe disponerse por Seguidamente analizaremos diversas si- Tres ítem, por lo menos, se vinculan con los
causas de extrema gravedad que pongan en tuaciones que pueden acontecer durante el casos como el referido: la posibilidad de im-
afectiva y relacional del niño, regirá el peligro la seguridad o la salud del niño; vale desarrollo del vínculo materno o paterno- poner un tratamiento terapéutico al grupo
principio que señala que únicamente decir, que le cause perjuicio, o bien que sea filial, para desentrañar la factibilidad de re- familiar; la aplicación de astreintes a la pro-
susceptible de que éste acontezca. A su vez, solver o no en cada caso la suspensión de los genitora que detenta la custodia; y, también,
cabe disponerla cuando se considere la apreciación de las circunstancias invoca- encuentros. la designación de un tutor especial para que
que el perjuicio que ella ocasiona al hijo das para requerir dicha suspensión debe ha- represente al niño en el juicio.
cerse con un criterio restrictivo y riguroso, II. La cuestión de la oposición filial a mantener la
—o puede ocasionarle— será de menor ya que, además, ella ha de impedir al proge- comunicación. Doctrina y jurisprudencia No se nos escapa que, conforme al art. 12 de
entidad que el que provoque el propio nitor afectado ejercer el control sobre el ré- la Convención sobre los Derechos del Niño y
gimen educacional y la formación de su hijo Como principio general, la oposición del 24 de la ley 26.061, podría sostenerse que hay
riesgo que se quiere prevenir. y los privará a ambos de desplegar la natural niño a la comunicación con su padre o ma- que respetar la opinión del propio hijo para
corriente de afecto surgida del vínculo que dre no es causa suficiente para la suspensión decidir acerca de la concreción del régimen
los anuda (1). del régimen de contacto (3). El juez tendrá en atención a que el niño no es más un objeto
I. Introducción. Límites para disponer suspen- que ordenar las indagaciones del caso para de la comunicación reclamada, sino un sujeto
siones No cabe duda que, por definición, la sus- conocer los motivos reales que originan la re- en la plenitud de sus derechos. Dentro de esta
pensión del régimen de comunicación debe sistencia filial. El niño debe ser informado de perspectiva tal vez se considere objetable al-
La suspensión del contacto entre el padre tener sólo una duración temporal y, habida que no le asiste el derecho de hacerse daño gún fallo que confirmó una resolución que
(o madre) e hijo es un hecho que reviste una cuenta del carácter excepcional de la medi- a sí mismo, como tampoco al padre o madre dispuso un amplio régimen de encuentros, a
particular gravedad, ya que la consecuencia da, y la ya mencionada aplicación restric- que ama y al que cuestiona con su oposición a pesar de que los hijos —de quince y diecisiete
ha de ser la privación temporal de la comu- tiva, tendrá que ser por el mínimo de tiempo mantener la debida relación. Los encuentros años— dieron cuenta de un categórico deseo
nicación entre ellos, pues, por algún tiem- posible. Entonces, dado que la orden judicial entre uno y otro integran un juego recíproco de no mantener contacto ni régimen alguno
po, ese vínculo no se ha de mantener. Más que disponga la suspensión ejercerá segura- de deberes, antes que de derechos. con su padre. El argumento de la Cámara
delicado aun es cuando el régimen queda mente una incidencia de peso en la vida afec- fue que en el acta labrada —en la entrevista
suspendido sin indicación de plazo, habida tiva y relacional del niño, regirá el principio En el trabajo interdisciplinario para remo- celebrada con la Defensora de incapaces—
cuenta que —dadas las demoras que generan que señala que únicamente cabe disponerla ver la resistencia a la comunicación (pues no no constaban las razones de la oposición; a
los trámites tribunalicios— en la práctica esa cuando se considere que el perjuicio que ella se trata de imponer con violencia el encuen- lo que se le sumaba que dicha funcionaria se
ruptura de la relación podrá extenderse por ocasiona al hijo —o puede ocasionarle— será tro con el progenitor), se tiene necesariamen- inclinaba en su dictamen por mantener una
períodos muy prolongados; y ello debido a de menor entidad que el que provoque el pro- te que incluir al padre que ejerce el cuidado adecuada comunicación. Quizás el reparo
que no se producirá su levantamiento si no pio riesgo que se quiere prevenir. Así, un personal. En especial, esta intervención será que nos merece esta decisión —más allá de
media una orden judicial que ordene res- caso típico que amerita la suspensión es que clave cuando la custodia estuviere asignada a que no sabemos si el deseo de los niños era
tablecer la comunicación. En este sentido, se pruebe que el progenitor no conviviente la madre: su rol es básico para que el hijo se genuino— es que, en la especie, tal negativa
son susceptibles de producir efectos menos ha tenido una conducta grave irregular, in- interese por el padre. Con acierto se sostuvo de los hijos obligaba al tribunal a mantener
perniciosos las suspensiones dispuestas por moral o delictiva contra sus hijos que torna que la figura paterna cobra importancia en la —previo a la sentencia— un contacto direc-
un tiempo determinado, ya que, operado el insostenible —al menos por el momento— la vida del hijo cuando la madre le habla de él,
vencimiento, acontece automáticamente la continuación de la relación. Otro supuesto y, según la forma en que lo haga, la imagen
reanudación del régimen. Sin embargo, no es es que dicho padre incumpla grave y reite- será positiva o negativa (4). En consecuencia, continúa en la página 2

doctrina. Suspensiones del régimen de comunicación filial te riesgosa (CNFed. Contenciosoadministrativo).........................................................7


CORREO
Mauricio Luis Mizrahi................................................................................................................... 1
ARGENTINO

CENTRAL B
NOTA A FALLO. Responsabilidad estatal ante la muerte de un mediador Actualidad en Derecho de Seguros
Edgardo I. Saux............................................................................................................................ 8 María Fabiana Compiani............................................................................................................ 9
FRANQUEO A PAGAR
CUENTA N° 10269F1

jurisprudencia Panorama QUINCENAL


Daños y perjuicios. Conciliadora del SECLO asesinada en una audiencia. Inexis- Corte Suprema de Justicia de la Nación . . ......................................................11
tencia de responsabilidad del Estado. Actividad que no puede considerarse naturalmen-
2 | LUNES 14 DE JUlIO DE 2014

Suspensiones interés en rectificar sustancialmente graves


conductas anteriores” (10). Sin embargo, la
centes a la revinculación con su progenitor
no era genuina sino inducida; de manera que
ca de los protagonistas del conflicto” y de es-
tablecer “un marco terapéutico para lograr

del régimen de experiencia indica que muchas veces la re-


sistencia del niño obedecerá a una suerte de
“complicidad” con el progenitor que está a
era harto improbable que las palabras que
verbalizaban los hijos —dada su identifica-
ción masiva con la madre—correspondan a
la recuperación de la relación de la hija con
su progenitor” (15).

comunicación filial cargo de su cuidado personal; o sea, que el


discurso real pertenecerá a éste, aunque se
su verdadero deseo; y de ahí que el discur-
so que emitían eran más propio de la madre
Otras resoluciones, dadas las peculiarida-
des que presentaban los expedientes, igual-
viene de tapa verbalice por aquél. Ello determina, por lo que el real de ellos, de lo que se seguía que mente no suspendieron el régimen de comu-
tanto, que en esos casos la oposición del hijo su resistencia a conectarse con su padre era, nicación, no obstante la oposición de los hijos
no responderá a su verdadero deseo y, conse- en verdad, una resistencia de la propia ma- a relacionarse con su padre. Los informes
to con ellos a los fines de esclarecer o des- cuentemente, tampoco a su legítimo interés. dre. Ésta, en definitiva, estaba envuelta en técnicos revelaban el “gran apego” de aqué-
entrañar el sentido de la oposición filial. En una campaña de denigración del progenitor llos hacia su madre y la actitud que tenían los
todo caso, creemos que el pronunciamiento En concreto, aunque exista un fuerte re- en la que los voceros eran los mismos hijos; niños respecto de su progenitor, que era “de
tenía que haber condicionado el régimen de chazo del hijo, entendemos que el tribunal que utilizaban ideas, palabras y gestos de desvalorización y gran negativa” al contacto.
comunicación a lo que resultare de las entre- tiene que poner todos los medios a su alcan- su progenitora. Dadas esas circunstancias, Se consideró por los magistrados que el “in-
vistas e informes emergentes del servicio de ce para restablecer una adecuada relación, el Tribunal ordenó —entre otras medidas— cumplimiento sistemático de los intentos de
orientación familiar, al que los padres e hijos obrando con sumo cuidado y cautela. Sin he- que, más allá de la voluntad que expresaban revinculación” determinaba la responsabili-
debían concurrir según lo dispuso el juez de sitación, el tratamiento psicológico individual los hijos, éstos tenían el deber de concurrir al dad de la madre, la que no podía excusarse
la instancia anterior (6). de los padres e hijo, un proceso terapéutico espacio terapéutico para trabajar allí la razo- en la negativa de los hijos. Así las cosas, se
de revinculación, e incluso un tratamiento de nes de la resistencia filial; deber que, en caso decidió mantener el régimen de comunica-
Por lo dicho, aparece como clave saber las coparentalidad de los progenitores, se puede de incumplimiento, generaba la aplicación de ción con el padre sin admitirse como excusa
reales causas de la resistencia filial. De ahí tornar indispensable si se pretende remover severas sanciones contra la madre (12). la resistencia de los niños, por lo cual éstos
que la exigencia de atender a la opinión del de plano los serios escollos que se presen- debían ser persuadidos por la madre a acatar
niño deberá evaluarse conforme a dos preci- tan para normalizar la comunicación. Pare- En otra causa, a pesar del rechazo de dos la orden judicial o bien admitirse su incapaci-
siones: una, que es indispensable decodificar ce indiscutible las severas dificultades que niñas a encontrarse con su padre, el tribunal dad fáctica para ejercer idóneamente el cui-
su discurso, pues no en todos los supuestos el afrontará el judicante —debido al natural re- también resolvió que de todos modos tenía dado de ellos (16).
tenor de las palabras se corresponde con su pliegue que se producirá en la personalidad que cumplirse el régimen de comunicación.
verdadero deseo; y la otra es que la opinión del niño— para poder penetrar y leer con Se instó a la madre, que tenía el cuidado per- En un caso presentado ante la jurisdicción
vertida tiene necesariamente que coordinar- claridad cuál es su verdadero sentir; y, por sonal de aquéllas, para que no se exhiba como de la Capital Federal, se comprobó que el hijo
se con su verdadero interés, a mérito que no ende, habrá que acudir al inevitable auxilio “incompetente y débil” y reflexione en pro de —cuyo padre tenía su cuidado personal—
pocas veces la voluntad expresada por el hijo de la interdisciplina. Sobre la cuestión, se re- las hijas y tome las medidas del caso para que se resistía a conectarse con la madre. En el
está compuesta por el “mal querer” del pro- vela como cierto que el magistrado, más que las adolescentes —de 14 y 13 años— se acer- informe del Cuerpo Interdisciplinario, que
genitor que tiene el cuidado personal; esto es, atender a la voluntad del niño o adolescente quen al progenitor en aras de lograr su buen tomó contacto con los afectados, se resaltó
cuando el niño no tiene un discurso genuino, y tomarla en consideración como tal, debe crecimiento y desarrollo psicológico. Los que el adolescente estaba identificado con el
sino que transmite el propio de la madre o otorgar prioridad a las razones o causas de la jueces se resistieron a tolerar que la madre discurso paterno. En los dichos del hijo, re-
el padre (7); lo cual conlleva a disponer las inclinación volitiva que verbalice aquél (11). adoptara ante sus hijas un “tono suplicante”, sultaba difícil distinguir si lo que manifesta-
llamadas terapias bajo mandato judicial. Al aceptando la actitud díscola que desplegaban ba era algo que pensaba por sí mismo o, por
respecto, se ha sentenciado que a una edad III. Relativización de la resistencia filial. Decisio- y avalando que terminaran “manejando la si- el contrario, trasmitía lo que había recogido
temprana (en el caso, siete años) el enten- nes judiciales tuación”. A mérito del cuadro planteado, el de los dichos del progenitor. Aquél identifi-
dimiento del niño no alcanza a percibir los be- Tribunal decidió “que la madre le imponga a có a éste como “bueno” y, a la par, calificó de
neficios del vínculo paterno o materno-filial. Numerosos precedentes judiciales no han las hijas el cumplimiento del régimen de co- “mala” a la madre; a quien no quería verla
Por eso, si bien no hay que pasar por alto la otorgado una prioridad relevante a la opo- municación con el padre bajo apercibimiento “porque nunca le dio nada”. Se percibió así
voluntad del hijo, cabe realizar un necesario sición del hijo a contactarse con su padre o de reconsiderar la guarda que tenía sobre que se estaba ante un vínculo paterno-filial
análisis para comprobar cuándo la negativa madre, disponiendo la realización de las inda- ellas” (13). “controlador y simbiótico”. De los estudios
al contacto con su padre o madre es espon- gaciones pertinentes. Por ejemplo, en un caso practicados se concluyó que el progenitor
tánea, inducida o justificada, y si la cuestión la Cámara ordenó que los adolescentes —a pe- También en otro fallo se estableció que la “se había apropiado de la subjetividad del
obedece a pura subjetividad o se conecta con sar de su férrea oposición a relacionarse con corta edad de la niña no la habilitaba “a de- niño, lo que conllevaba a su socavamiento” y
hechos que tienen verdadera entidad (8). su padre— tenían la obligación de concurrir al finir el establecimiento y modalidades del a no permitirle mantener con su madre una
espacio terapéutico que se había dispuesto a régimen de contacto”; sobre todo cuando, de relación adecuada. Se certificó además que el
Alguna doctrina ha señalado que la opi- los efectos de analizar la posible revinculación. acuerdo a las circunstancias de la causa, era distanciamiento afectivo propiciado desde el
nión del hijo debe ser atendida imperativa- Esta medida fue decidida al comprobarse los muy posible que ella resultara “predispuesta padre contra la madre, y la pérdida de con-
mente, si cuenta con más de diez años (9). reiterados incumplimientos de la progenitora en uno u otro sentido por factores externos tacto de ésta con el adolescente, era ni más
No coincidimos con ese enfoque. Por nuestra a concurrir a esas entrevistas terapéuticas; que la influencian y distorsionan” (14). En ni menos que una “represalia” contra ella;
parte, nos parece que no cabe una sujeción impidiendo que sus hijos también lo hicieran. la misma línea se ordenó que el régimen de actuación que el progenitor desarrollaba “a
del modo que se plantea y que, al menos, no Los informes técnicos de los especialistas comunicación entre el padre y la niña no se través de un hábil y perverso juego de man-
corresponde computar una edad cronológica alertaban sobre el nivel de tensión psicológica suspenda, a pesar de la férrea oposición de datos y lealtades”.
determinada, pues todo dependerá de su ma- que se ejercía sobre los hijos, tras el vínculo la madre —que invocaba situaciones de vio-
durez intelectual y psicológica. Este criterio, de naturaleza simbiótica que se pudo verificar lencia— y de la propia hija. La Alzada enten- A mérito de lo observado en la referida
por lo demás, es el de la Convención sobre los entre éstos y su madre; la que, a su vez, invo- dió que si bien la causa reflejaba que habían causa, la Cámara estimó que había que in-
Derechos del Niño, que incorpora el concepto caba todos sus supuestos derechos y no admi- acontecido hechos violentos, éstos queda- tervenir para emancipar al hijo del cuadro
de la autonomía progresiva y la capacidad de tía ningún deber para acordar parentalmente. ron circunscriptos a la relación de pareja; de sometimiento en el que se hallaba. Y ello
ejercicio y, también, el de la ley 26.061 (art. 19, Se pudo observar que la progenitora siempre no obstante reconocerse la repercusión que porque su resistencia a comunicarse con la
inc. a, y 24, inc. b). quería imponer sus premisas, ya que se sentía tales situaciones podía tener en la niña. Se madre no era genuina ni se correspondía con
la “dueña” de sus hijos y se ubicaba en una po- comprobó, asimismo, que ésta “retomaba el su verdadero deseo; todo lo cual le impedía
Claro está que cada causa merecerá un sición de autoridad inefable; lo que comporta- discurso de su madre para no contrariarla, pensar autónomamente y desear por sí mis-
estudio particularizado. Podrá surgir, por ba un freno para que los adolescentes tuvieran asumiendo una actitud distante respecto del mo. El discurso del hijo, en concreto, no era
ejemplo, que la cerrada oposición de los hijos un juicio y discernimiento autónomos. padre”. Partiendo de esas constancias, la Al- propio de él sino que traducía la resistencia
a reunirse con su padre o madre tenga plena zada dispuso que no se suspenda el régimen del padre. Ante tal panorama, el fallo hace
justificación en actitudes asumidas por ellos, En el caso referido, la Sala interviniente de contacto; ello dicho sin perjuicio “de la caso omiso a la negativa expresada por el
de las que se evidencia “la falta de un efectivo concluyó que la resistencia de los adoles- realización de una evaluación psicodiagnósti- adolescente y ordena que éste concurra “a

{ NOTAS }

Especial para La Ley. Derechos reservados (Ley 11.723) “Régimen de Visitas”, p. 124, ed. Universidad, Buenos nulidad de matrimonio”, en “Terapia Familiar”, nº 15, nados regímenes de visitas”, JA, 2003-III-422.
(1) CNCiv., Sala A, 10/7/92, LA LEY, 1994-B, 679; íd., Aires, 2010; SAMBRIZZI, Eduardo A., “Tratado de De- 1986, p. 257; CNCiv, Sala B, 3/8/89, ED, 137-562. (10) Ver CNCiv., Sala G, 29/12/95, ED, bol. nº 1, 1996,
Sala B, 3/8/89, ED, 137-562; íd., Sala C, 1/11/90, ED, 141- recho de Familia”, T. V, p. 83, ed. La Ley, Buenos Aires, (5) CNCiv., Sala C, 1/11/90, LA LEY, 1992-B-2, y ED, p. 43.
796; íd., Sala F, 10/2/94, JA, 1994-IV-173, secc. índice, nº 2010; OTERO, Mariano C., “Tenencia y régimen de visi- 141-796. (11) Ver RIVERO HERNÁNDEZ, Francisco, “El dere-
14; C2ªCivCom La Plata, Sala I, 5/9/96, LLBA, 1998-150; tas”, p. 253, ed. La Ley, Buenos Aires, 2012. (6) Ver CNCiv., Sala K, 29/11/95, ED, 170-239, dicta- cho de visita”, ps. 247 y 261, ed. Bosch, Barcelona, 1997;
BOSSERT, Gustavo A. - ZANNONI, Eduardo A., “Ma- (2) Ver SERRANO CASTRO, Francisco de Asís, “Re- men del asesor de menores; en sentido contrario, CCiv. y SERRANO CASTRO, Francisco de Asís, “Relaciones
nual de derecho de familia”, p. 396, § 458, ed. Astrea, laciones paterno-filiales”, ps. 143/144 y 147/148, ed. El De- Com. San Isidro, Sala I, 5/4/97, LLBA, 1997-1060. paterno-filiales”, p. 140, ed. El Derecho, Madrid, 2010.
Buenos Aires, 6ta. Edición, 2005; ALLES MONASTE- recho, Madrid, 2012. (7) GOWLAND, Alberto, “Visitas de la abuela a la nie- (12) Ver CNCiv., Sala B, 19-3-2009, “K., M. c/ K., M.
RIO de CERIANI CERNADAS, Ana, “Derecho de visitas (3) Ver BORDA, Guillermo A., “Tratado de Derecho ta”, ED, 170-236; MAKIANICH de BASSET, Lidia N., D.”, LA LEY, 2009-B, 709, con nota de Osvaldo Afredo
a los hijos por el padre no conviviente”, LA LEY, 1994-B, Civil. Familia”, T. 1, ps. 491, ed. Perrot, novena edición, “Derecho de visitas”, p. 93, ed. Hammurabi, Buenos Ai- Gozaíni, y LA LEY, 2009-C, 408.
679; MAKIANICH de BASSET, Lidia N., “Derecho de vi- Buenos Aires, 1993; SAMBRIZZI, Eduardo A., “Tratado res, 1997. Ver, también, BORDA, Guillermo A., “Tratado (13) Ver CNCiv., Sala C, 1-11-1990, “I. de V., C. c/ V., M.
sitas”, p. 159, ed. Hammurabi, Buenos Aires, 1997; GIL, de Derecho de Familia”, T. V, p. 69/71, ed. La Ley, Buenos de Derecho Civil. Familia”, T. 1, ps. 491, ed. Perrot, Bue- J.”, LA LEY, 1992-B, 2.
Gabriela, “El incumplimiento del régimen de visitas y Aires, 2012. nos Aires, 1993. (14) Ver CNCiv., Sala D, 25-4-1985, “G., A. E. c/ Y., S.”,
las astreintes”, LLBA, 1998-149; BLANCO, Luis Guiller- (4) Ver DOLTO, Françoise, “Cuando los padres se se- (8) Ver CNCiv., Sala B, 3/8/89, ED, 137-561, con nota LA LEY, 1985-C, 588, AR/JUR/131/1985.
mo, “Visitas. Derecho de”, en Enciclopedia de Derecho paran”, Bs. As., Paidós, 1989, ps. 14, 55, 59 y 60; CÁRDE- aprobatoria de BIDART CAMPOS, Germán y HE- (15) Ver CNCiv., Sala M, 10-11-1997, “R. c/ P.”, R.
de Familia, T. III, p. 922, ed. Universidad, Buenos Aires, NAS, Eduardo, “La familia y el sistema judicial”, p. 207, RRENDORF, Daniel, “El régimen de visitas de los hijos Nº 227.246.
1994; BORDA, Guillermo A., “Tratado de Derecho Civil. ed. Emecé, Buenos Aires, 1988; GROSMAN, Cecilia P., con sus padres, y el deber constitucional de protección (16) Ver Cám. de Apel. en lo Civ. del Neuquén,
Familia”, T. 1, ps. 486/487, novena edición, ed. Perrot, “Intercambio interdisciplinario acerca del derecho de a la familia”. Sala I, 21-4-2009, “O. M. C. c/ A. M. G.”, La Ley Online
Buenos Aires, 1993; BELLUSCIO, Claudio Alejandro, visita de los hijos en los casos de divorcio, separación o (9) DI LELLA, Pedro, “La legitimación de los denomi- AR/JUR/14.470/2009.
LUNES 14 DE JUlIO DE 2014 | 3

un proceso de revinculación con su madre, el las verbalizaciones de su progenitora, de tal tensión que le provocaba a ese hijo la posibi- de su domicilio, en el ingreso o egreso del es-
que deberá cumplirse en un ámbito supervi- guisa que las palabras de aquél no respon- lidad de tales encuentros, lo que le acarreaba tablecimiento escolar, en alguno de los luga-
sado y terapéutico” (17). dían a dichos genuinos. En suma, tras los es- un “alto costo psíquico”. Padecía el temor res habituales a los que aquéllos concurren,
tudios efectuados, saltó a la superficie que la de “ser sacado de su familia”; “de tener que etcétera.
Conforme a los fallos mencionados, la di- resistencia del hijo a contactarse con su pa- dejar a su mamá y a sus hermanos”. Asimis-
rectiva que puede extraerse es que no bas- dre era, en verdad, la resistencia de la propia mo, los estudios técnicos indicaron que, para El dispositivo en análisis es acertado como
ta la expresión del hijo de que no quiere ver madre. Por tales razones, se consideró que el poder en el futuro mantenerse un vínculo en- principio, pues sin duda constituye una he-
a su progenitor para ordenar la suspensión joven no se hallaba en condiciones psíquicas tre el niño y el reclamante, se requería de los rramienta eficaz cuando sobrevienen cir-
del régimen. Por ello, una regla a aplicar es y emocionales de opinar libremente; lo que adultos una voluntad común de protegerlo; cunstancias que lo justifiquen. Por ejemplo,
que, ante la negativa del hijo a ver a su padre, comportaba resaltar que no se advertía en él para lo cual previamente devenía indispen- en casos extremos donde se percibe seria-
tiene que existir un necesario análisis crítico —respecto de sus referentes familiares— un sable el cese de la disputa entre ellos a tra- mente que los hijos pueden ser objeto de un
para comprobar —como ya lo dijimos— si la grado de autonomía aceptable como para dar vés de una terapia focalizada. Era necesario real maltrato por parte de su padre o madre
oposición filial es espontánea, inducida o jus- prioridad a las expresiones que emitía. En obrar del modo indicado para que se pueda y no se considera procedente acudir a un ré-
tificada y, en este último supuesto, discernir consecuencia, si bien no se dispuso por el mo- otorgar al niño un marco de seguridad que gimen asistido de contacto; o cuando las sen-
si los motivos alegados se refieren a pura mento un régimen de comunicación regular, sirva de basamento para intentar una poste- tencias —como último recurso—proceden a
subjetividad o si se conectan con hechos cuya se ordenó que el hijo tenía el deber de concu- rior revinculación (23). ordenar el cambio del cuidado personal de los
gravedad alcanza para dar respaldo a la sus- rrir a un espacio terapéutico para que, en el niños (se traslada de un progenitor a otro) y
pensión del régimen de comunicación (18). marco adecuado y con total libertad y seguri- Otras sentencias, que se hicieron eco de terapéuticamente resulta aconsejable cortar
Dentro de esta misma concepción, también dad, pueda plantear todas sus inquietudes y la oposición de los niños o adolescentes, re- en forma transitoria el vínculo entre el padre,
se resolvió revocar una decisión de primera pareceres. Se delega, pues, en los terapeutas sultan más discutibles. En una de ellas, hacía a quien se lo priva del mentado cuidado, y sus
instancia que había suspendido el régimen de designados para que determinen las técnicas cuatro años que las hijas no tenían vincula- hijos (26).
encuentros con el padre no conviviente. La a utilizar y, en su caso, sugieran cuándo y de ción con su padre y, ante el requerimiento
Alzada consideró que no alcanzaba la labor qué modo podían tener lugar las entrevistas de éste, en la instancia de grado se dispuso Sin embargo, lamentablemente, no pocas
cumplida en la instancia anterior, la que se entre padre e hijo (21). que los contactos se realicen por intermedio veces se cometen excesos por parte de los tri-
había limitado a recoger las expresiones de de una institución especializada, “siempre y bunales y se dispone la medida en comenta-
los niños relativas a que no querían comuni- IV. Precedentes que otorgaron prioridad a la ne- cuando las hijas así lo deseen y de acuerdo a la rio —de por sí harto grave y delicada— sin
carse con su progenitor. Se destacó que era gativa del hijo a vincularse con su progenitor oportunidad y modo que aconsejen los terapeu- realizar las verificaciones pertinentes e inau-
necesario abordar la problemática integral tas”. El progenitor interpone el pertinente dita parte; o de un modo indiscriminado para
que subyacía en el caso, partiendo del cri- A pesar de lo narrado y de los fallos men- recurso requiriendo que el régimen de comu- todo el grupo familiar; o, en fin, se la decreta
terio básico de que no es dable tolerar que cionados, en otras resoluciones se ha dado nicación se reanude “en forma coactiva”; lo con una amplitud tal que, a la postre, deviene
se desnaturalice la relación paterno-filial, o mayor peso a la oposición del hijo y, por lo cual es denegado por la Cámara. Ésta evaluó perjudicial para los niños involucrados.
que ésta quede a la voluntad de los interesa- tanto, se decidió no disponer contacto alguno que las interesadas tenían ya 17 y 11 años de
dos (19). con el progenitor. Así, en un caso la Alzada edad, por lo que no resultaba aconsejable uti- En efecto, sucede en muchos supuestos
comprobó “la cerrada oposición de los hijos lizar el imperium judicial para la concreción que la mera denuncia unilateral de uno de
El tema de desentrañar los verdaderos para tener relaciones con su padre, incluso de los encuentros (24). Lo así decidido resulta los padres, y algunos pocos elementos de la
deseos de los hijos, tras un análisis serio, es expresado personalmente al Sr. Defensor de al menos opinable; por de pronto respecto de causa, impulsa al juez —a nuestro juicio equi-
recurrente en nuestros tribunales. En una Menores de Cámara, como resultado de ha- la niña de once años. Tal vez hubiera sido ne- vocadamente— a disponer sin fundamentos
de las tantas causas ventiladas, se puso én- ber sido partícipes de una contienda entre cesario indagar un poco más con estudios es- atendibles la prohibición de acercamiento
fasis en señalar que, una vez mantenido por sus progenitores con límites poco comunes”. pecializados para definir la situación; sobre del progenitor cuestionado; lo cual, como ya
los magistrados un profundo diálogo con los No obstante, lo interesante a destacar aquí todo para conocer cuál era la voluntad de las lo señalamos, determina que dicha decisión
hijos, se advertía que la negativa de éstos a es que las constancias de los autos demostra- hijas y si se la podía considerar genuina, y no se transforme en la práctica en una medida
mantener contacto con su padre no era sos- ban el escaso interés del padre en rectificar inducida por la madre. En todo caso, no se dañina para los vínculos materno o paterno-
tenida con un fundamento concreto, por lo conductas anteriores, obstruyendo manifies- trata de imponer coactivamente un sistema filiales; más allá de la afectación injustificada
que no era más que una copia del discurso tamente —él mismo— las posibilidades de de comunicación, sino —lo que es distinto— a la garantía de defensa en juicio (art. 18, CN).
materno impuesto. Los niños, así, repetían reencontrarse con sus hijos. de establecer el compromiso de la progenito- Es por eso que la Cámara se ha visto constre-
textualmente las palabras de su progenitora; ra de conducir a sus hijas (o, al menos, a la ñida, en diversas oportunidades, a revocar
sin poder justificar con argumentos propios En el decisum apuntado se destaca que ha que tenía bastante menor edad) a un espacio tales resoluciones de la primera instancia. Al
los motivos de su resistencia. Se comprobó sido infructuoso el prolongado esfuerzo del terapéutico y que sean los profesionales in- respecto, ante interlocutorias de grado que
entonces que aquéllos sólo cumplían la fun- órgano jurisdiccional, y de la Defensoría de tervinientes los que propongan el camino a ordenaron la prohibición de acercamiento
ción de “sostén” y “portavoz” de ese discurso Cámara, para remediar la situación. Se es- seguir. del padre a todo el grupo familiar, se la ha
de la madre; y de ahí que la mentada negativa timó entonces que, dado ese cuadro, los en- sustituido por un régimen de comunicación
no era óbice para que, tras la realización del cuentros no podían sostenerse, ya que— ante Más cuestionable todavía es otro fallo que asistido a los fines de no interrumpir tan
trabajo adecuado, se pueda llegar a sostener el accionar del progenitor que no tenía inten- se atuvo secamente a la constancia obrante drásticamente el contacto que se venía desa-
una aceptable relación paterno-filial (20). ción de colaborar ni de rectificar su conducta en la causa donde se certificaba que los niños rrollando entre padres e hijos.
precedente— era de toda razonabilidad pen- —que se los consideraba con el discernimien-
La cuestión en análisis, empero, no es de sar que los hechos graves vivenciados por los to necesario para hacer valer su decisión— Con acierto se sentenció en la Alzada que,
resolución sencilla. Repárese, verbigracia, niños en el pasado, se mantengan vivos en la no querían por el momento mantener en- sin desconocer la gravedad de los hechos
que la Defensoría de Cámara llegó a soste- actualidad y se entorpezca de ese modo todo cuentros con su padre, ni siquiera asistidos denunciados, debido a la falta de elementos
ner que, en función del principio de la ca- intento de reencuentro paterno-filial (22). En o controlados por un trabajador social (25). concretos que generen la convicción sobre lo
pacidad progresiva, y considerando la edad situaciones como éstas puede comprobarse Volvemos a lo señalado anteriormente, en el realmente sucedido, si bien por el momento
y madurez que evidenciaba el niño, debía que, en definitiva, la responsabilidad por la sentido de que no estimamos acertado tomar no puede determinarse la comisión de un de-
respetarse su opinión de no querer tener suspensión decretada reside paradójicamen- la expresión negativa de los hijos para decidir lito, ni su autor, tampoco existen garantías
encuentros con su padre. Por el contrario, la te en el propio padre que reclama el contacto. sin antes realizar comprobaciones para de- sobre la ausencia de riesgos para los niños.
Sala interviniente en el caso no lo entendió terminar en qué medida las eventuales opo- En consecuencia, ante ese cuadro, al par
de esa manera estimando que, más allá de En otra interesante causa resultó también siciones se las puede considerar realmente que parece prudente suspender el régimen
que al realizarse el contacto con el joven se altamente justificada la oposición del hijo a te- auténticas y razonables. de comunicación habitual que tenía el padre
haya observado a primera vista que exhibía ner encuentros con quien aparecía emplaza- con sus hijos, también se estima adecuado
en general una capacidad para razonar, in- do como su padre; lo que impulsó al Tribunal V. La orden judicial de prohibición de acer- reemplazarlo por uno supervisado; y confor-
dagando más a fondo se percibía que dicho a suspender el régimen de comunicación. En camiento. Las denuncias de violencia familiar me a las modalidades que los profesionales
adolescente era objeto de influencias indebi- la especie, se planteaba hace años una suerte actuantes en la causa consideren más ade-
das y presiones por parte de su madre. Ello de conflicto de identidad en el niño, en aten- El decreto judicial mediante el cual se dis- cuadas (27).
hacía que el hijo transitara por una situación ción a que si bien quien reclamaba el contacto pone la prohibición de acercamiento —en un
vivencial traumática e inestabilidad afectiva, figuraba registralmente como su progenitor, radio determinado— de un progenitor a su En otra causa también se decidió el levan-
la que a la postre le impedía o le dificultaba en la realidad aquél era hijo biológico de la grupo familiar suele ser una medida comple- tamiento de la prohibición de acercamiento,
severamente comprender las consecuencias pareja de su madre, con los que convivía. El mentaria que acompaña a la suspensión del no obstante comprobarse que el progenitor
de sus actos, con lo cual no lograba trasmitir niño, en los encuentros que tuvo con la Defen- régimen de contacto materno o paterno-filial en cuestión presentaba rasgos de impulsivi-
a sus interlocutores una visión confiable de sora de Menores de primera instancia y de (ante ciertas situaciones que se presentan); y dad y que los niños no querían tomar contac-
sus necesidades. Cámara, había expresado su rotunda negati- persigue el objetivo de asegurar la mentada to con él por los hechos de violencia que vivie-
va a vincularse con el peticionante. suspensión. Su finalidad, entonces, es evitar ron. Ello, tras verificarse que no había riesgo
En efecto, en los citados actuados se termi- que el padre — privado del contacto— logre
nó comprobando que en la realidad mediaba En el mismo caso, los informes especiali- burlar la orden judicial acudiendo a subterfu-
una fuerte identificación del adolescente con zados obrantes en el expediente revelaban la gios, tales como esperar a sus hijos a la salida continúa en la página 4

{ NOTAS }

(17) Ver CNCiv., Sala B, 20-5-2013, “M., K. P. c/ P., C. 2012, “G. P. G. c/ V. A. K.”, en “Derecho de Familia”, 2013- R. Nº 199.001. 2013-II-105, con nota aprobatoria de CASALS, Cristina
A.”, R. Nº 617.330. II-105, Buenos Aires, ed. Abeledo-Perrot. (24) Ver CNCiv., Sala E, 4-6-2009, “V., H. R. c/ C., E. M., “Un análisis desde la teoría y una propuesta desde
(18) Ver CNCiv., Sala B, 3-8-1989, “I., M. G. c/ S., S. (21) Ver CNCiv., Sala B, 29-2-2012, “C., V. S. c/ S., R. G.”, La Ley Online AR/JUR/18.364/2009. la práctica en un caso de obstrucción del régimen de
N.”, LA LEY, 1990-A, 109. D.”, R. Nº 590.131. (25) Ver CNCiv., Sala K, 1-2-2005, “R. R., G. D. c/ A., F. comunicación y cambio de tenencia”, Buenos Aires, ed.
(19) Ver CN Civ., Sala C, 5-12-2006, “P., P. E. c/ G., L. (22) Ver CNCiv., Sala G, 29-12-1995, “Y. de I. c/ I., J. R. A.”, DJ, 2005-3, 225. Abeledo-Perrot.
M.”, Doctrina Judicial Online. O.”, R. Nº 132.720. (26) Ver Trib. Familia Lomas de Zamora Nº 3, 28- (27) Ver CNCiv., Sala M, 8-5-2007, “G., C. c/ B., H. A.”,
(20) Ver Trib. Familia Lomas de Zamora Nº 3, 28-9- (23) Ver CNCiv., Sala B, 10-4-1997, “O., C. H. c/ D., A.”, 9-2012, “G. P. G. c/ V. A. K”, en “Derecho de Familia”, DJ, 2007-III, 1272 y La Ley Online AR/JUR/2650/2007.
4 | LUNES 14 DE JUlIO DE 2014

viene de PÁGINA 3 debía dársele cauce por la vía ordinaria a tra- ciales de violencia familiar, en los cuales se estará ante reacciones que no tienen su ori-
vés de la solicitud de un régimen de comuni- suele decretar la prohibición de acercamien- gen en un rechazo del hijo a su progenitor.
cación (31). to contra algún miembro de la familia. Aqué- Es común que los fenómenos contemplados
de que dicho padre pudiere causar daño in- llos están instrumentados como un proceso no sean atribuibles a personas en concre-
tencional a sus hijos y, además, que se obser- A primera vista se advierte un yerro en la urgente, en el que se prioriza el principio de to, sino a la peculiaridad de la situación; y
vaba un vínculo afectivo positivo entre unos citada decisión, ya que pensamos que era un celeridad en perjuicio de la bilateralidad y de por ello tales síntomas podrían constituir
y el otro. A pesar de lo expuesto, el Tribunal deber de los magistrados actuar con rapidez un análisis más profundo de la problemática una forma particular de lenguaje de que
aclaró que el levantamiento que se disponía de un modo oficioso, dejando de lado pruritos planteada; criterio que se impone con el obje- se vale el niño; el que habrá que descifrar
no implicaba la reanudación automática del procesales inaplicables en el derecho de fa- tivo de lograr una tutela eficaz. mediante la pertinente intervención tera-
contacto paterno-filial, sino que éste queda- milia. Más aún, si, por caso, se presentaban péutica (36).
ría supeditado, tanto en su efectividad como inconvenientes para instrumentar paralela- Ahora bien. El lineamiento expresado, que
en su modalidad, a lo que resolviera el juez mente un régimen de contacto asistido, por no se discute, se traduce en la práctica —en Hubo pronunciamientos que dispusieron
en el juicio sobre régimen de comunicación la eventual negativa de los hijos a comuni- no pocas oportunidades— en desnaturaliza- la suspensión provisoria del régimen de co-
tramitado entre las partes (28). carse con su progenitor, nos parece que se ciones inaceptables por los abusos cometidos municación, a raíz de la “traumatización psí-
tenía que haber ordenado directamente en por los litigantes y, lamentablemente, tolera- quica” que padecía el pequeño al entablarse
Que se disponga la prohibición de acer- esa misma causa un proceso terapéutico de dos no pocas veces por la justicia. Para de- la comunicación con el padre (37), pero rei-
camiento de un progenitor a su hijo no sig- revinculación paterno-filial y adoptarse las cirlo en otras palabras, se acude en exceso a teramos que el criterio general vigente es
nifica necesariamente que ambos no puedan medidas correspondientes para hacer cesar estos trámites como una vía tangencial para que, salvo casos muy graves debidamente
tener algún vínculo. En un caso, así, se sen- la conducta de la madre que, de una manera eludir otros procedimientos, en los cuales al comprobados, no resultarán convenientes ni
tenció que la circunstancia de que se man- sistemática, boicoteaba la relación entre el denunciante le sería más difícil obtener las siquiera las suspensiones provisorias, al me-
tenga la mentada prohibición no implicaba padre y sus hijos (32). medidas perseguidas. El objetivo es claro: se nos mientras no se cuente con un dictamen
dejar sin efecto una medida anterior estable- echa mano a la denuncia de violencia fami- de especialistas que las aconsejen. Asimismo,
cida que ordenó encuentros vinculares en un En la misma equivocación incurrieron fa- liar, porque se percibió por los justiciables siempre el tribunal tendrá la posibilidad de
ámbito terapéutico. En tal virtud, la Cámara llos de primera instancia que ordenaron la que con este mecanismo —en que la defensa proceder a la designación de asistentes socia-
especificó que en la especie no se había pro- prohibición de acercamiento del padre, inclu- en juicio es harto limitada— se consigue con les para tener un informe objetivo y prevenir
hibido toda comunicación entre el padre y la yendo a los hijos en la resolución, extendién- mayor facilidad el fin buscado; obviamente en que el niño se vea envuelto en posibles situa-
niña (29). dola “hasta tanto se de cumplimiento a las perjuicio de los denunciados. ciones de riesgo o que afecten su equilibrio
diligencias que se han ordenado”. Tal como emocional (38).
Asimismo, cuando se presentan episodios se dispuso, por supuesto que el plazo de du- Los jueces no pueden ignorar la preceden-
de violencia familiar, en nuestra justicia se ración de la restricción puede ser imprede- te realidad tribunalicia. Por eso, como bien se Vale la pena reiterar, entonces, que las
incurre a veces en el error de ordenar pro- cible, en razón de que su cese va a depender dijo, la cautela de los magistrados para dis- suspensiones de los encuentros entre el pa-
hibiciones de acercamiento de una manera también del impulso que otorguen a la cau- poner las medidas requeridas debe ser extre- dre (o la madre) y sus hijos sólo correspon-
indiscriminada con relación a toda la familia sa los adultos litigantes; de forma tal que la ma (34) e, incluso, a nuestro juicio no tendrían den cuando medien causas de extrema gra-
del afectado; por lo que —sin mayor justifi- eventual rémora de las partes ocasionará un que ser dispuestas sin previa sustanciación, vedad que pongan en peligro la seguridad de
cación— se interrumpe la relación entre el severo perjuicio a los derechos de los niños. salvo situaciones muy graves debidamente éstos o su salud física, psíquica, emocional
padre destinatario de la medida y sus hijos. Es que, como arriba se señaló, éstos tienen acreditadas. No debe olvidarse que la de- o moral. A su vez, las causales —según ya
Al advertirse precisamente los efectos no- que ser amparados oficiosamente por la judi- fensa en juicio es un principio constitucional lo señalamos— tienen que apreciarse con
civos de esas resoluciones, se ha criticado catura, la que debe respetar el principio de (art. 18, CN) y, sobre todo, corresponde tener un criterio restrictivo y riguroso. El funda-
también que tales medidas se decidan por lo efectividad (art. 2º, segundo párrafo, y 29 de en cuenta los severos efectos negativos que mento de esta posición es que las fáciles y
común sin que el tribunal haya tomado con- la ley 26.061); todo lo cual obliga a los tribuna- pueden causarse a los niños cuando se orde- ligeras decisiones que ordenen suspender
tacto con los niños. Esta situación conlleva les a no permanecer impasibles. Advirtiendo nan cortes abruptos de los vínculos materno el régimen de comunicación pueden llegar
a la consolidación de la desvinculación por estas severas falencias, la Cámara ha modi- o paterno-filiales mediante un mero análisis a importar un mecanismo nocivo que cau-
el desapego que padece el hijo en su vínculo ficado resoluciones como las comentadas, superficial de los hechos denunciados. De ahí se al niño severos trastornos de conducta,
con el progenitor apartado; lo que va en de- destacando que “debe valorarse la delicada que, además, el judicante tiene que tener a la cuyos alcances pueden ser irremediables;
trimento de aquél, ya que se lo priva de una naturaleza que comporta la prohibición de vista elementos contundentes para que se halle y por ello se trata de uno de los pronuncia-
relación que hace a su interés superior. Bien acercamiento adoptada por el juez de prime- habilitado a obrar conforme a su imperium mientos más graves que puede dictar cual-
se dijo que ese enfoque desacertado puede ra instancia, que significó prolongar por un judicial. quier Tribunal con competencia en asuntos
ser remediado mediante la convocatoria a lapso de tiempo indefinido la suspensión del de familia. En tal virtud, tales medidas ex-
una audiencia con presencia de los niños. De contacto entre los hijos y su padre”. En el sentido indicado, advirtiéndose los tremas requieren, para su viabilidad, que
ese modo resultará posible, sin perjuicio de daños de los que pueden ser víctimas los hi- se colecten en el expediente terminantes y
mantenerse la prohibición de contacto con el En el mencionado caso se reconoció que jos, se destacó que era un compromiso de la concretos elementos que, por su condición
adulto denunciante de la violencia familiar, podía inferirse que el progenitor excluido del judicatura “poner un freno y establecer los de definitorios, descarten la eventualidad de
que se establezca paralelamente un régimen contacto cumpliría un rol paterno inadecua- adecuados límites para que no se desnatura- continuar sosteniendo el contacto (39). De lo
provisorio asistido de comunicación entre el do por no tener claros los límites generacio- lice la operatividad de la ley 24.417, tras una contrario, insistimos, la resolución judicial
denunciado y sus hijos; desde luego, en tanto nales (trataba a los hijos como pares), lo que invocación abusiva de sus preceptos como no debería ir más allá de la designación de
los terapeutas designados en el expediente brindaría una verosimilitud suficiente a lo or- una suerte de manipulación de los adultos un trabajador social que controle cómo se
no aconsejen lo contrario (30). denado por el magistrado de grado; ello dicho resultante de sus propios enfrentamien- desenvuelven los vínculos.
sin perjuicio de puntualizarse que esos mis- tos” (35).
Las precauciones que se acaban de men- mos estudios revelaban que el citado padre VII. Jurisprudencia concordante que ha denega-
cionar, y que han sido propiciadas por la bue- no presentaba criterios de riesgo agudo que VI. Requerimientos de suspensión del contacto do las suspensiones. Diversas situaciones
na doctrina, no fueron seguidas por diversos impidan la vinculación con su grupo familiar. tras la invocación de efectos perjudiciales en los
pronunciamientos, los cuales volvieron a no A mérito de esas circunstancias, en segunda hijos En línea con lo explicitado, se ha denegado
discriminar entre los adultos y los niños. Así, instancia se decidió limitar la prohibición de la suspensión del régimen de comunicación
por ejemplo, en una resolución de la Cáma- acercamiento —para conjugar los intereses Los tribunales reciben a menudo pedidos cuando se advirtió que los cuestionamientos
ra de Familia de Mendoza no sólo no se ha afectados— y, consecuentemente, ordenó de suspensión del régimen de comunicación efectuados por la apelante “parecen respon-
hecho esta distinción (privando por completo que dicha medida tendría sólo una duración que se desarrolla con uno de los padres; re- der más a una puja de intereses de los adul-
a los niños de vincularse con su padre), sino de cuarenta y cinco días —plazo durante el querimientos que suelen estar fundamenta- tos que a una actitud motivada en lo que re-
que también se dispuso la medida práctica- cual tenían que llevarse a cabo las medidas dos en los eventuales perjuicios que esos en- sulta el mejor interés del niño involucrado”.
mente de un modo indefinido. Obsérvese que que se dispusieron de oficio— a cuyo ven- cuentros provocarían en el hijo. Por supuesto, no ha de impedir el contacto la
en el caso se ordenó la prohibición de acer- cimiento “la decisión acerca de la comunica- circunstancia de que los estudios realizados
camiento del padre respecto de todo el grupo ción paterno-filial debería ser reevaluada por El órgano judicial tiene que obrar con la comprueben que en el caso los progenitores
familiar sin establecer plazos concretos, pues el juez a la luz de los elementos colectados en debida precaución ante las denuncias en del citado niño conforman “una pareja de pa-
se encomendó que se instrumentaran las es- las actuaciones” (33). las que se sostenga los malestares físicos dres altamente disfuncional y conflictiva, con
trategias idóneas para superar la conflictiva o psíquicos que se producen en el niño a dificultades para revertir la situación”; y que
parental permitiendo la vinculación gradual Resulta oportuno que hagamos ahora cier- causa de los contactos paterno o materno- el hijo “se encuentra inmerso en el entrampe-
entre el padre y sus dos hijos; cuestión que tos comentarios acerca de los trámites judi- filiales; sobre todo porque muchas veces se vínculo familiar, llegando a ocupar el lugar de

{ NOTAS }

(28) Ver CFamilia, Mendoza, 3-7-2013, “O., C. F. c/ C., (32) Ver PAGANO, Luz María, “Cuando los progeni- R. nº 516.010. RIANI CERNADAS, Ana, “Derecho de visitas a los hijos
W. D.”, en Rev. de Derecho de Familia y de las personas, tores no reconocen a sus hijos como sujetos de derechos, (36) DOLTO, Françoise, “Cuando los padres se sepa- por el padre no conviviente”.
año V, nº 11, diciembre de 2013, p. 53, ed. La Ley, Buenos la violencia se cuela por todos lados”, en Rev. de Dere- ran”, Bs. As., Paidós, 1989, p. 53 a 55; MIZRAHI, Mau- (39) Ver CNCiv., Sala M, 13-3-2000, “G. de A., G. G. c/
Aires. cho de Familia y de las Personas, año V, Nº 9, octubre de ricio Luis, “Familia, matrimonio y divorcio”, p. 662, ed. D.”, Expte. Nº M268684; íd. Sala B, 10-4-1997, “O., C. H.
(29) Ver CNCiv., Sala C, 16-4-2013, “D. R., C. G. c/ G. 2013, p. 80, ed. La Ley, Buenos Aires. Astrea, Buenos Aires, 2006. c/ D., A.”; íd. íd. 20-6-1989, “B. A. C. J. y otro c/ E. R. A.
M.”, LA LEY, 2013-D, 131 y Online AR/JUR/13512/2013. (33) Ver CNCiv., Sala B, 20-4-2012, “R. A., M. M. D. V. (37) Citas de BOSSERT, Gustavo A. y ZANNONI, A.”; íd. Sala F, 22-12-2003, “C., L. B. c/ B., C. A. T.”, La Ley
(30) Ver ORTEMBERG, Osvaldo Daniel, “El Derecho c/ P., L. A.”, R. Nº 594.226. Eduardo A., “Régimen legal de filiación y patria potes- Online; íd. íd. 29-6-1979, LA LEY, 1979-D, 274; íd. Sala J,
de visitas en los casos de violencia familiar”, La Ley Ac- (34) Ver BLANCHARD, Victoria, “Régimen de ade- tad”, p. 279/280, en particular notas 33 y 37, ed. Astrea, 14-12-2004, “M., M. N. c/ M., M. F. y otro”, La Ley Online;
tualidad, 9-8-2011, p. 1. En el mismo sentido, OTERO, Ma- cuada comunicación en los procesos de violencia fami- Buenos Aires, 1992; BELLUSCIO, Augusto C., “Derecho íd. Sala L, 26-12-1997, “A., G. P. c/ M., C. T.”, LA LEY,
riano C., “Tenencia y régimen de visitas”, p. 253, ed. La liar”, en Rev. de Derecho de Familia y las Personas, año de familia”, ed. Depalma, Buenos Aires, 1981, t. III, p. 402 1998-D, 245; íd. Sala D, 25-4-1985, ED, 117-622; íd. íd., 31-
Ley, Buenos Aires, 2012. V, nº 11, diciembre de 2013, p. 53, ed. La Ley, Buenos Ai- y ss., nº 802, y fallos allí citados. 12-1958, La Ley, 94-80; íd. Sala C, 13-5-1982, “P., M. A.”;
(31) Ver CFamilia, Mendoza, 6-2-2013, “R. D. S. c/ A., res. (38) Ver CNCiv., Sala A, 10/7/92, LA LEY, 1994-B-679, íd. íd., 13-4-1983, “Ch. de N., S. c/ N., R.”; íd. íd. 2-6-1982,
M. E.”, La Ley Online, AR/JUR/188/2013. (35) Ver CNCiv., Sala B, 9-2-2009, “B., A. c/ R., E. A.”, con nota aprobatoria de ALLES MONASTERIO de CE- LA LEY, 1982-D, 261; íd. Sala A, 18-3-1954, JA, 1954-III-31.
LUNES 14 DE JUlIO DE 2014 | 5

objeto de disputa entre los progenitores” (40). necesario recuperar, a mérito que “obtener dentro del marco terapéutico apropiado a la el agredido. Es que, si se trata de privar de
Ello es así, porque no importa una solución la revinculación del niño con su padre hacía a problemática familiar” (46). comunicación a un niño con su padre, claro
aceptable el corte de los vínculos cuando se la preservación de su salud mental, en aten- está que sólo puede disponerse cuando se
está ante familias con claros rasgos patoló- ción a que aquél todavía no había completado Tampoco se hizo lugar a la suspensión del demuestra que la continuación del contacto
gicos. la constitución de su aparato psíquico”. régimen de comunicación a pesar de que el represente un evidente perjuicio para aquél
padre de las niñas había sido procesado por (ver el punto V).
En otro precedente, el que tenía a su cargo Asimismo, los estudios obrantes en el men- abuso sexual en perjuicio de éstas. En su lu-
el cuidado personal de la hija, denunció una cionado juicio demostraron que nada indica- gar, el tribunal dispuso que la comunicación En la causa a la que estamos haciendo alu-
situación de abuso sexual cuyo presunto vic- ba que los referidos episodios respiratorios se realice de una manera supervisada. Se sión, no obstante, la denuncia de la madre se
timario sería el padre. Tras un tiempo donde del niño los generaba la presencia del padre, precisó que la realización de estos encuen- sustentaba únicamente en sus propias mani-
no hubo relación entre éste y la niña (de cua- aunque sí la existencia de una situación de tros, en un ámbito neutral, devenía positivo; festaciones; y ello a pesar que la requirente
tro años de edad), y luego de producirse el conflicto. Se destacó, en fin, que los progeni- pues intervendrían profesionales que, por un revestía la condición de abogada, lo cual
sobreseimiento del imputado en sede penal, tores habían impulsado al hijo común a “to- lado, han de garantizar y tutelar la comuni- hacía presumir que tenía el conocimiento
el juez de grado decide la revinculación pa- mar partido de un conflicto no elaborado por cación con el padre; pero, por el otro, se pre- respectivo sobre la necesidad y convenien-
terno-filial en un ámbito supervisado; situa- los adultos”“, por lo que era prioritario que servará el interés superior de la niña, la que cia de documentar los hechos a los fines de
ción que motiva el recurso de la progenitora, éstos “puedan debatir sus hostilidades y de- ha de quedar protegida en condiciones de se- su oportuna prueba. La Cámara, al revocar
la que se opone a la reanudación de los con- jar al hijo en libertad de tener que vérselas guridad. A ello se le adicionó que los terapeu- la suspensión decretada, señaló que repre-
tactos. El argumento central de ésta residía con las presiones de los padres”. La Alzada, tas actuantes efectuarían las evaluaciones sentaba un hecho lamentable, prima facie
en que, a raíz de los encuentros asistidos con consecuentemente, ordenó que el niño co- pertinentes (47). Se trata, sin duda, de una injustificado, que la comunicación entre el
su padre, la niña se vería afectada por una mience de inmediato un tratamiento psico- medida difícil y, tal vez, sujeta a cuestiona- progenitor y sus hijos se haya interrumpido
supuesta agudización de la enuresis, enco- lógico individual con el objeto de trabajar en miento, dado que la circunstancia del proce- por diez meses, siendo los niños víctimas de
presis y actos masturbatorios. Sin embargo, su terapia “todo lo relacionado con la figura samiento excede a lo que constituye una mera esa penosa situación. Como ya lo precisamos
con los análisis especializados efectuados, se paterna, y orientado a favorecer la posibili- denuncia. Empero, desde otra perspectiva, si en el punto V, alertó el Tribunal que era un
comprobó que los problemas que presentaba dad de una futura revinculación con su pro- se cortara la relación y después al progenitor compromiso de la judicatura poner un fre-
la pequeña eran más bien una consecuencia genitor”. Paralelamente, los padres no sólo se lo exonera de responsabilidad, resultará no y establecer los adecuados límites para
de la frustración derivada de la separación debían realizar tratamientos similares, sino evidente el perjuicio de las hijas por la falta que no se desnaturalice la operatividad de
de sus padres, y que aquélla estaría siendo que también se les impuso la obligación de de contacto durante los extensos períodos de la ley 24.417, tras una invocación abusiva de
sometida a una fuerte presión emocional; concurrir a un espacio de coparentalidad (42). tiempo que consumen estos procesos. sus preceptos como una suerte de manipula-
aclarándose que la ansiedad descripta en los ción de los adultos resultante de sus propios
juegos, la encopresis, enuresis y ciertas reac- Podrá advertirse que si bien numerosas Con similar orientación, la justicia ha re- enfrentamientos; actos éstos que se ejecutan
ciones masturbatorias, estaban presente en decisiones judiciales, ante el pedido de uno de chazado las suspensiones reclamadas —en con total despreocupación por el genuino in-
dicha hija mucho antes de que se dispusiera los padres de suspender el régimen de comu- el vínculo materno o paterno-filial— cuando terés de los hijos. De ahí que se entendió que
la revinculación con su padre. nicación por los eventuales riesgos para los no había elementos probatorios que avala- urgía arbitrar los remedios inmediatos para
hijos, han desestimado esos planteos, al mis- ran las denuncias de hechos irregulares. En restablecer el vínculo paterno-filial (50).
Vale decir, que en los citados actuados se mo tiempo adoptaron el recaudo de que los el trámite de un expediente, por ejemplo,
verificó, con los informes técnicos colecta- encuentros se realicen con la presencia de un donde una niña había aparecido con lesiones En otras actuaciones se presentan connota-
dos, que no habría una asociación necesaria asistente social. Así, en denuncias por “abuso —que determinó a su hora que se suspendie- ciones parecidas a las que se acaba de narrar;
entre esas reacciones de la niña y la imagen deshonesto” en perjuicio de la hija, se consi- ra el contacto con el padre—, tanto en pri- aunque en este supuesto la férrea oposición
paterna; como tampoco se percibieron vincu- deró que de los elementos incorporados, sin mera como en segunda instancia no se hizo es la del padre a cargo del cuidado personal
laciones con posibles experiencias traumáti- bien no alcanzaban para suspender el vínculo lugar a la oposición de la madre que clama- del hijo, el que se oponía a que éste retomara
cas referidas al progenitor. La Alzada valoró paterno-filial, “justifican que se lleve a cabo ba para que se continuara con la suspensión el vínculo con su madre. Se advirtió en la re-
además —como dato significativo— que en bajo la supervisión de un asistente social, a decretada. El tribunal ordenó la reanudación solución que la postura esgrimida por el pro-
la pareja parental había existido un quiebre fin de que no sólo esté presente en los en- del contacto, porque no se entendió acredita- genitor no se presentaba conveniente para los
afectivo altamente doloroso y conflictivo, y cuentros sino que informe cada quince días do que las lesiones sufridas por la hija fueran intereses del niño; y ello a la luz de lo que ema-
que es sólo después del fracaso de esa unión acerca del desarrollo de los mismos” (43). producidas cuando ésta se encontraba al cui- naba del dictamen pericial interdisciplinario
cuando la madre denuncia los supuestos in- dado de su progenitor (48). obrante en los autos respectivos. En particu-
dicios mediante los cuales sospechaba acerca En un caso —donde se requería la suspen- lar, el mentado estudio puso al descubierto el
de la existencia de un posible abuso sexual a sión de toda relación ante la denuncia de he- Del mismo modo, los tribunales rechaza- razonamiento unidireccional del oponente, el
su hija. Lo narrado tuvo como colofón, desde chos graves supuestamente cometidos por ron la queja de la progenitora que peticio- que —sin ninguna justificación ante la falta
luego, que en la segunda instancia se desesti- el padre en perjuicio de su hijo— también naba que se hiciera lugar al apercibimiento total de verosimilitud suficiente— proponía
mara la oposición de la progenitora al resta- se dijo que la circunstancia de que el juez de oportunamente decretado contra el padre sistemáticamente la limitación del contacto
blecimiento del vínculo paterno-filial (41). grado haya decidido poner en conocimiento —consistente en el corte de la relación con del hijo común con su progenitora. A mérito
de la Cámara Criminal y Correccional los he- su hijo— debido a que supuestamente no ha- de lo narrado, se resolvió desestimar la re-
También podríamos hacer alusión a una chos denunciados por la madre, “no implica bría respetado la prohibición de contacto que ferida oposición del padre que apuntaba a la
causa que tiene puntos de contacto con la que afirmar o convencerse de que el delito haya había sido dispuesta con relación a los abue- suspensión del proceso terapéutico de revin-
se acaba de comentar. A raíz del quiebre de existido efectivamente”; de manera que no los del niño. El requerimiento de la madre se culación materno-filial (51).
la unión de una pareja, se produjo una rup- había certezas sobre el ilícito imputado ni de sustentó en que su hijo le habría manifestado
tura en la relación que existía entre el padre los perjuicios que se ocasionarían al niño tras que estuvo con sus abuelos y que a ese en- Por supuesto, en fin, tampoco resulta ati-
y su hijo; y, por ende, se acuerda en prime- la revinculación con su padre. Al respecto, se cuentro fue conducido por su padre. La Cá- nada la suspensión de la comunicación por
ra instancia iniciar un proceso de revincu- hizo hincapié en que los encuentros entre pa- mara sostuvo que la “sola manifestación de la más que el progenitor en cuestión se encuen-
lación paterno-filial. Más allá de la negativa dre e hijo “han sido fijados con la asistencia y apelante era insuficiente para hacer efectivo tre atravesando por circunstancias muy de-
que verbalizaba el hijo, se invocó por la ma- supervisión de especialistas del Departamen- un apercibimiento de la naturaleza y grave- licadas y difíciles; como ser los casos en que
dre que —con motivo de la iniciación de ese to de Salud Integral dependiente del Consejo dad como el solicitado”“, ya que implicaba el padre no conviviente se halle en prisión.
proceso— aquél padecía perniciosos efectos Nacional del Menor, Adolescencia y Familia, nada menos que privar de relación al proge- Es verdad que las relaciones paterno o ma-
emocionales e incluso físicos, como ser com- lo cual tiende a garantizar que la comunica- nitor con su hijo (49). terno-filiales no tendrían que verse afectadas
plicados episodios respiratorios. La progeni- ción que se establece entre padre e hijo sea —más allá de los cambios que se produzcan
tora requiere, pues, la suspensión de estos adecuada y sana” (44). Cabe destacar que es llamativa la insisten- en las modalidades— por la circunstancia
encuentros terapéuticos, lo que es acogido cia con que se plantean infundadamente ante de que un padre tenga privada su libertad
por el juez de grado; en el entendimiento que En igual sentido a lo descrito, se sentenció los tribunales pedidos de suspensiones de los individual. Al respecto, téngase presente
su continuación “podría perjudicar al niño en en otros autos que no se corroboró por nin- contactos materno o paterno-filiales; incluso que el art. 11, tercer párrafo, de la ley 26.061,
lugar de beneficiarlo”. guna prueba que la personalidad del padre a pesar de que —como sucedió en un caso— dispone que “En toda situación de institucio-
pueda ser peligrosa para la hija; sin perjui- la denunciante contaba con conocimientos nalización de los padres, los organismos del
La Cámara revoca la medida que acaba- cio de lo cual “la intervención de un asistente específicos en la materia. En efecto, en pri- Estado deben garantizar a las niñas, niños y
mos de mencionar, ya que entendió que la social y de un establecimiento adecuado ga- mera instancia se cometió el error de acce- adolescentes el vínculo y el contacto directo
decisión de suspensión apelada por el padre rantiza suficientemente la integridad física der a la mera solicitud de la accionante, quien y permanente con aquéllos, siempre que no
no respondía al interés superior del hijo afec- y moral de la niña” (45). En la misma línea, planteó la medida en el ámbito de la ley 24.417 contraríe el interés superior del niño”.
tado y comportaba desoír lo aconsejado por fue resuelto que si del material suministrado de violencia familiar. Sin embargo, conforme
los profesionales especialistas. Es que en el no se arrojan certezas sobre la existencia de a la jurisprudencia conocida en este terreno, Por su lado, la Corte Interamericana de
expediente se logró comprobar que resultaba hechos traumáticos de índole sexual, “resul- debe demostrarse, para que se ponga en fun- Derechos Humanos señaló que, cuando por
terapéuticamente indispensable que el niño ta adecuada la revinculación paterno-filial cionamiento el engranaje previsto por la cita-
se someta a un tratamiento para desmitificar a través de encuentros dispuestos en forma da ley, que una persona padece los daños que
una imagen paterna terrorífica, la que era paulatina, supervisados por un profesional, menciona el art.  1º y que existe riesgo para continúa en la página 6

{ NOTAS }

(40) Ver CNCiv., Sala B, 16-4-2012, “R., R. M. c/ P., L. A., L. A.”, LA LEY, 2008-F, 487 y La Ley Online AR/ (46) Ver CNCiv., Sala K, 29-8-2007, “B. S. G. E. c/ M. (49) Ver CNCiv., Sala B, 16-3-2007, “V. D. H., G. c/ L.,
V.”, R. Nº 594.906. JUR/10090/2008. H. G.”, Expte. Nº K314224. M. M.”, R. Nº 475.302.
(41) Ver CNCiv., Sala B, 28-12-2012, “M., A. E. c/ G., S. (44) Ver CNCiv., Sala K, 16-8-2006, “A., J. E. c/ (47) Ver Cám. Apel. en lo Civil del Neuquén, Sala I, (50) Ver CNCiv., Sala B, 9-2-2009, “B., A. c/ R., E. A.”,
D.”, R. Nº 592.724. M., C. C.”, LA LEY, 2006-F, 589 y La Ley Online AR/ 4-8-2009, “L, S. E. D. c/ A., V. C.”, La Ley Online AR/ R. Nº 516.010.
(42) Ver CNCiv., Sala B, 27-4-2012, “U., D. F. c/ C., G. JUR/5109/2006. JUR/71092/2009. (51) Ver CNCiv., Sala B, 24-4-2013, “S., J. c/ C., M. T.”,
A.”, R. Nº 594.675. (45) Ver CNCiv., Sala E, 23-7-1981, “G. c/ O. de G.”, La (48) Ver CNCiv., Sala K, 25-9-2003, “D., W. A. c/ V., R. Nº 615.996.
(43) Ver CNCiv., Sala E, 29-10-2008, “P. P., V. E. c/ Ley Online AR/JUR/3595/1981. L.”, DJ 2004-2, 142 y La Ley Online AR/JUR/4811/2003.
6 | LUNES 14 DE JUlIO DE 2014

viene de PÁGINA 5 de lo cual se entiende acertado cortar toda hecho denunciado ha tenido efectivamente A veces las suspensiones de las comunica-
comunicación con aquél, porque se le pro- lugar. De lo contrario, cabe insistir que en el ciones materno o paterno-filiales se mantie-
voca a los niños una “situación nociva”. Se interregno, lo que se manifiesta como lo me- nen transitoriamente no ya por causas ati-
el encarcelamiento se separa de manera for- señala así que éstos padecen “la inadecua- nos perjudicial es instrumentar un sistema nentes al progenitor no conviviente —como
zosa a uno de los miembros de la familia, el da interacción entre los padres en sus roles de comunicación asistido por trabajadores acabamos de ver—, sino por cuestiones re-
Estado tiene la obligación de facilitar y regla- parentales”, pues las distintas experticias sociales o, si correspondiere, ordenar la con- lativas al propio hijo. Así, en una causa se
mentar el contacto entre los reclusos y sus practicadas exhibían “rasgos de personali- currencia de los afectados a un dispositivo comprobaron los trastornos de conducta
familias, respetando los derechos fundamen- dad negativos” en uno y otro progenitor; de terapéutico. psíquica y física que se originaba en la niña
tales de las personas (52). En tal sentido, se manera que “ninguno de ellos podía preser- ante la posibilidad de reanudación del con-
ha decidido que no corresponde disponer la var a sus hijos de tales disputas” (55). IX. Suspensiones justificadas de la comunica- tacto entre padre e hija. Entonces, si bien
cesación del contacto por el hecho de que la ción. Alcance de las medidas en principio se mantuvo la suspensión en el
madre se halle en prisión. Se afirmó que, en Tal como se narra el conflicto de marras, sentido de que no se producía la reanudación
tanto se pueda dar con un lugar agradable resulta todavía más inexplicable el decisum; Más allá de las situaciones en que la natu- inmediata del vínculo, se ordenó a la par que
para los encuentros familiares, éstos deben habida cuenta que toda la “artillería pesada” raleza de los hechos ejecutados por uno de en primera instancia se dieran “los pasos ne-
llevarse a cabo; ya que “la realidad, por dolo- se descarga exclusivamente en un solo padre; los padres contra su hijo —y debidamente cesarios para avanzar en el camino del resta-
rosa que sea, no será tan nociva para el niño al par que el otro —a los ojos de todos— apa- probados— revisten una gravedad de tal blecimiento de la vinculación entre la niña y
como las fantasías que pudiera despertar el rece como el “triunfante”, no obstante que magnitud que torna insostenible mantener su padre”. Sin embargo, al estar acreditados
ocultamiento” (53). Sin embargo, no faltaron su disfuncionalidad parental no es menor. un régimen de comunicación (y que no me- los padecimientos de la hija, se reitera que “a
pronunciamientos en contrario; tal como ha- Repetimos entonces que, más allá de que en recen consideración especial por lo obvio partir de ese dato fáctico debe generarse la
cemos mención en el punto X. el caso son acertados los estudios ordenados del caso), la jurisprudencia nos muestra solución del caso”; y por ello se dispone “que
para remediar la situación imperante, en el otras circunstancias donde también surgi- el contacto con su progenitor se establecerá
En síntesis, el basamento de la posición tan ínterin lo más saludable habría sido instau- ría tal vez como entendible el corte transi- sólo a partir de que aquella se encuentre en
restrictiva que adoptan los jueces para sus- rar un contacto asistido. Desde luego, que torio del contacto. Verbigracia, son los su- condiciones físicas y psicológicas, debida-
pender el régimen de comunicación paterno la negativa de los hijos —que seguramente puestos en que el progenitor que peticiona mente comprobadas”. Por lo tanto, se aclara
o materno-filial, reside en que éste reviste eran voceros del discurso materno— no era los encuentros no exhibe voluntad alguna en el decisum que “no se está indicando que
los caracteres de inalienable e irrenuncia- óbice para así disponerlo; en todo caso, de en modificar sus actitudes, a pesar de haber los encuentros tengan que acontecer inme-
ble, pues tiende a la subsistencia de un lazo verificarse la resistencia filial, lo atinado hu- sido intimado a cesar con su conducta; así, diatamente, porque los tiempos de los senti-
familiar y afectivo de medular importancia biera sido ordenar la concurrencia del grupo la hipótesis en que el padre en cuestión se mientos tienen su ritmo propio” (63).
para la formación equilibrada del niño. Por lo familiar a un espacio terapéutico de revincu- resiste a acreditar en la causa el tratamien-
demás, este vínculo entre padres e hijos está lación. to psicoterapéutico que se le encomendó ex- Por supuesto que, cuando hablamos de la
amparado por los arts. 9.1 y 9.3 de la Conven- presamente (58). conveniencia de ordenar suspensiones pro-
ción sobre los Derechos del Niño y el art. 11 de Son también discutibles otras resolucio- visorias o por un plazo determinado, no nos
la ley 26.061. nes que afirmaron la necesidad de suspender La cuestión no es de sencilla resolución, estamos refiriendo a casos extremadamente
el régimen de comunicación “ante la mera porque si prescindimos de los estudios en- graves y comprobados; por ejemplo, cuando
VIII. Otros casos de suspensiones de los contac- posibilidad de que las cuestiones planteadas comendados (ante la resistencia a practicar- se entienda acreditado —o con un alto grado
tos puedan resultar ciertas” (56), por más que los), será muy difícil remover la difícil trama de verosimilitud— el abuso sexual cometido
exista algún informe técnico que dé cuenta que se presenta en una determinada familia por un progenitor en perjuicio de su hija. En
Nos parecen equivocadas las resoluciones de la seriedad del marco familiar. Con este y, precisamente por ello, se justifica que apa- estas situaciones son evidentemente acerta-
judiciales que han acudido a la suspensión tipo de fallos todo indica que no se alcanza a rezca en escena la llamada terapia bajo man- das las suspensiones indefinidas, pues es muy
de los contactos materno o paterno-filiales percibir las graves consecuencias que los ni- dato (59). En otros casos, de igual manera, el probable que se esté ante vínculos irrecupe-
con sustento en que los informes técnicos ños han de sufrir; a tal punto que podríamos mantenimiento de la suspensión deviene ne- rables.
han comprobado “una grave disfunción decir que éstos se convierten en las principa- cesaria cuando la madre, a quien se le había
parental”. Tal lo sucedido en un caso don- les víctimas de la pesada y burocrática maqui- cortado la comunicación por haber generado X. Suspensiones o cambio de modalidad del ré-
de se señaló que los hijos eran “rehenes y naria judicial; y ello por los dilatados tiempos escenas de violencia familiar, no evidencia la gimen
víctimas de tales disfunciones”, y que ello que después transcurren en la tramitación voluntad de producir un genuino cambio de
en sí constituía un “factor de riesgo por el de las causas. actitud respecto de la situación vivenciada Claro está que pueden presentarse situa-
maltrato emocional que representa”. Ya por sus hijos (60). A la misma conclusión se ciones susceptibles de generar la suspensión
hicimos referencia en el punto VI que una Son muy opinables, igualmente, otras dos arriba en el supuesto —similar al arriba co- transitoria de los contactos; así, un traslado
herramienta eficaz, que neutraliza todos los sentencias que denegaron restablecer el mentado— en que el progenitor no demues- lejano del progenitor que obedece a cuestio-
riesgos posibles, es encaminar los encuen- contacto paterno-filial con el argumento de tra intención de colaborar ni de rectificar nes laborales u otras circunstancias; o del
tros entre padres e hijos —en supuestos que aún estaban en trámite las respectivas su conducta, obstruyendo manifiestamente mismo hijo por razones de estudios u otros
como los que ahora comentamos— a través causas penales donde se había denunciado las posibilidades de reencontrarse con sus motivos justificados. Muchas veces, aun
de la intervención de asistentes sociales, se al progenitor como presunto autor de abu- hijos (61); o, en fin, el caso en que el padre dados estos eventos, no acontecerá propia-
realice o no en espacios institucionales (54). so sexual con relación a sus hijos. Al menos, que exhibió un evidente descontrol emocio- mente una suspensión del régimen de co-
Creemos que los jueces no pueden apartarse estimamos insuficiente el fundamento des- nal, persiste en él generando un ambiente de municación, sino el cambio de su modalidad;
de la realidad que acontece donde desempeñan plegado en ambas decisiones —a las que me gran tensión (62). tras la necesidad de que los protagonistas
sus funciones; y esta realidad se constituye, estoy refiriendo— donde se dijo que era más se adapten a los nuevos hechos acontecidos;
nos guste o no, en las irreparables demoras conveniente mantener la suspensión en ra- Dados los eventos relacionados, conside- como ser pasar de un régimen ordinario de
que suceden tras la interrupción de todo zón de que, de comprobarse después la per- ramos de todas maneras que, en función del comunicación a otro extraordinario (64). Lo
mecanismo de comunicación. Así, mientras petración del delito, ello traería a los niños interés superior del niño por el que el juez mismo ha de suceder —esto es, el cambio
se realizan los estudios, otros trámites ju- un “costo psicológico” y que, por ende, “los tiene el compromiso de velar, no sería bueno de modalidad y no la suspensión— cuando
diciales y se resuelven incidencias, muchas efectos en la psiquis de ellos serían irrepa- suspender indefinidamente el contacto, pues tengan lugar hechos sobrevinientes que pro-
veces pasan años en los que los niños crecen rables” (57). la privación de éste —a no dudarlo— provo- voquen que el padre carezca de la infraes-
y se desarrollan con total ausencia de uno de cará un perjuicio a los mismos hijos. De ahí tructura habitacional adecuada para recibir
los progenitores; y estamos convencidos de Se advierte que, con el criterio que se aca- que, en la inteligencia de que la comunica- a su hijo; que exigirá moldearse al nuevo
que, al menos, habría cierto grado de res- ba de esbozar, resultaría que en toda denun- ción del padre o la madre con su hijo consti- panorama que se presenta. Se arriba a idén-
ponsabilidad de la judicatura cuando adop- cia que efectúa uno de los padres habría que tuye un deber de ellos (y no un derecho subje- tica conclusión, en fin, cuando por razones
tan estas decisiones. suspender automáticamente el contacto con tivo al que se puede alegremente renunciar), de salud el progenitor o el hijo debieran ser
los hijos ante el riesgo de que se acreditaran lo acertado es suspender la relación por un internados en algún establecimiento médico
Es verdad que en el caso que analizamos los hechos articulados; actitud que evalua- plazo acotado y, al mismo tiempo, intimar o aquél sufriera su detención en una institu-
parece haberse comprobado que los hijos mos inadmisible. En definitiva, estimamos al progenitor discontinuo o no conviviente ción carcelaria; casos todos éstos en que, en
sufrían una suerte de “maltrato físico y ver- que decisiones como las comentadas sólo —bajo apercibimiento de aplicarle sancio- principio, no se justifica el corte total de la
bal por parte de su padre”, pero no es menos pueden considerarse prudentes si el magis- nes conminatorias u otras que se estimen comunicación (ver el punto VII) (65).
cierto que en el pronunciamiento se admite trado arribó a la convicción moral de que adecuadas— para que subsane la falencia
también que “ambos progenitores han teni- el abuso —u otro severo daño— pudo real- que se le imputa; de modo tal de preparar Sin embargo, el tema de la privación de la
do su cuota de responsabilidad” y, más aún, mente haber acontecido; es decir, cuando el cuadro para que —vencido el período de libertad del progenitor no siempre ha sido
se reconoce que no necesariamente el padre objetivamente ha llegado a su manos cons- suspensión— se cuente con una perspectiva entendido como que no se justifica la sus-
sea una persona violenta “ni que en sí misma tancias de la causa criminal de las cuales se razonable que permita la reanudación de los pensión del contacto. En efecto, en un prece-
represente un riesgo para sus hijos”; a pesar desprendería la fuerte verosimilitud de que el encuentros. dente se rechazó la demanda de fijación de

{ NOTAS }

(52) Ver Comisión Interamericana de Derechos Hu- acompañamiento terapéutico en el régimen de comuni- otro c/ U., A. B.”, LA LEY, 2002-E, 604, Online AR/ (63) Ver Tribunal Superior del Neuquén, 14-9-2007,
manos, Informe 38/96, caso 10.506, 15-10-1996, LA LEY, cación filial”, La Ley, ejemplar del 21-5-2014, p. 1. JUR/3662/2002. “A. L. E. c/ C. L. A.”, La Ley Online AR/JUR/6501/2007.
1997-E, 784. Ver, también, ALESI, Martín B., “El pro- (55) Ver CFamilia Mendoza, 6-2-2013, “R., D. S. c/ (59) Ver MIZRAHI, Mauricio Luis, “Familia, matri- (64) Ver MIZRAHI, Mauricio Luis, “Régimen de co-
ceso de ejecución del régimen de comunicación ante el A., M. E.”. monio y divorcio”, p. 306, ed. Astrea, Buenos Aires, 2006. municación de los padres con los hijos”, La Ley, 10-3-
incumplimiento del progenitor custodio”, p. 29, en Dere- (56) Ver CNCiv., Sala L, 4-10-1999, “G., M. C. c/ L., M. (60) Ver CNCiv., Sala A, 18-5-1999, “B., C. R. y M., J. y 2014, p. 1.
cho de Familia, octubre de 2013, 2013-V-17, ed. Abeledo- F.”, Expte. Nº 55.208. otro”, La Ley Online AR/JUR/2731/1999. (65) Ver MAKIANICH de BASSET, Lidia N., “Dere-
Perrot, Buenos Aires. (57) Ver CNCiv., Sala J, 14-12-2004, “M., M. N. c/ M., (61) Ver CNCiv., Sala G, 29-12-1995, “Y. de I. c/ I., J. cho de visitas”, ps. 164/165, ed. Hammurabi, Buenos Ai-
(53) Ver CNCiv., Sala F, 23-2-1993, “V., A. R. c/ G., F. M. F. y otro”, La Ley Online,; y Juz. Paz Letrado Villa Ge- O.”, R. Nº 132.720. res, 1997.
V.”, Expte. Nº F011790, JA., 1994-I-372. sell, 14-8-2006, “B., G. c/ R., M. N.”, LLBA, 2006-1393. (62) Ver CNCiv., Sala L, 5-10-1995, “V. de J., J. c/ J.,
(54) Remitimos a nuestro trabajo “La asistencia y el (58) Ver CNCiv., Sala K, 21-5-2002, “S., M. J. y R.”, Expte. Nº 49.282.
LUNES 14 DE JUlIO DE 2014 | 7

un régimen de comunicación entre un niño No obstante lo dicho, habrá otras situacio- acercamiento entre padres e hijos y no para compartido alternado en el art.  650 del
de tres años y su padre, quien se hallaba de- nes donde la decisión no ha de ser tan fácil provocar su mayor distanciamiento. antes citado Proyecto); cuando el cuidado
tenido. Los jueces se atuvieron al informe y lineal. Por ejemplo, si se da el caso de la personal de hijo se transfiera al padre que
especializado que señalaba que la alcaldía en privación de la responsabilidad parental por XII. Suspensión, cesación y extinción del régi- venía cumpliendo un régimen de comunica-
cuestión —donde el padre se encontraba— el abandono del hijo en hipótesis en que éste men de comunicación ción; si se reanuda la convivencia entre los
no era un ámbito apropiado. Se consideró quedara bajo la guarda del otro progenitor progenitores que, estando separados, te-
que el espacio no constituía un lugar afable o un tercero (art.  307, inc.  2º del Cód. Civil La suspensión del régimen de comunica- nían establecido un mecanismo de encuen-
y adecuado, a lo que se le sumaba que el pe- y art.  700, inc.  b), del mencionado Proyec- ción debe diferenciarse de la cesación o su- tros materno o paterno-filiales; si se produ-
queño sería objeto de una revisación física to). Es que, a pesar de lo harto reprochable presión de él. En la primera el contacto se lo ce el fallecimiento del padre o del hijo entre
para ingresar a la dependencia; todo lo cual de la conducta del padre en el supuesto en difiere por algún tiempo; es decir, que lo que quienes se mantenía el contacto. Fuera de
no se compadecía con el ambiente de intimi- análisis, si tanto éste como el hijo exhiben está en juego es una privación temporal, que los vínculos entre padres e hijos, también
dad que se requiere en el despliegue de los de algún modo cierta voluntad de no perder puede ser o no por un plazo determinado. La acontecería la extinción del régimen cuan-
vínculos paterno-filiales. La Cámara, ade- totalmente la relación, tal vez pueda ser eva- cesación, en cambio, apunta a la supresión; do un abuelo, que por ejemplo tenía esta-
más de acudir a los argumentos referidos, luada la posibilidad de su conservación. En esto es, a la desaparición de lo que se venía blecido un dispositivo de comunicación, se
insistió en el sentido de que la denegatoria definitiva, el interés del niño constituirá el realizando, y por eso tiene la connotación de convierte en tutor del niño (73).
se justificaba porque el niño podría verse elemento protagónico que orientará la deci- lo definitivo; al par que su opuesto, lo proviso-
afectado en su salud psíquica y en el desa- sión judicial en un sentido u otro (68). rio, es el rasgo que caracteriza a la suspen- Podría decirse que la extinción del régi-
rrollo de su personalidad, dado que ese lugar sión. Es por eso que disponer el cese de la men de comunicación es también recupera-
se presentaba como hostil para el buen de- Otro cuadro tiene lugar cuando se pro- comunicación es una medida gravísima (por ble, pues, no obstante que se produjo su fin
senvolvimiento de las relaciones entre padre pone privar de la responsabilidad parental su carácter de “definitiva”), lo que genera ipso jure, es posible que se restablezca; por
e hijo; situación que, a la postre, desdibujaría precisamente, porque se incumple con el una renuencia de los jueces a disponerla (71). lo que aquí es viable realizar la misma ejem-
la imagen nutricia de aquel ante el niño (66). régimen de comunicación; se trate del pro- En todo caso, el cese del régimen de comu- plificación del párrafo precedente: son los
La decisión se hallaría en un punto de ten- genitor que está cargo del cuidado del niño nicación sólo podría justificarse cuando la supuestos en que el hijo mayor de edad se
sión con la previsión del art. 11 de la ley 26.061 o del otro padre. Fallos de décadas atrás ha- situación planteada se estima irreversible; incapacita; que desaparezca la guarda alter-
y con sentencias de la Corte Interamericana bían habilitado esa posibilidad —o sea, la an- o tal vez en supuestos en que la suspensión nada del niño para volverse a un régimen de
de Derechos Humanos, a las que nos referi- tes llamada pérdida de la patria potestad—, temporaria antes decretada resultó inútil o cuidado personal unilateral; que dicho cui-
mos en el punto VII. cuando el renuente es el mismo progenitor insuficiente. dado del hijo regrese al padre que lo tenía
no conviviente y, además, mediaba un in- originalmente; y, por último, que los proge-
XI. Régimen de comunicación y privación de la cumplimiento prolongado en el pago de la No obstante lo relacionado, aun cuando se nitores avenidos o reconciliados se separen
responsabilidad parental cuota alimentaria. Se trataba de casos donde ordene la cesación de la comunicación, nada nuevamente. Sin duda, cabe excluir del lista-
sin dificultades —por la total ausencia de la impide que —evaluadas nuevas circunstan- do los supuestos de la muerte del progenitor
Si se produce la privación de la responsa- figura paterna— no se presentaban mayores cias— el contacto se pueda volver a resta- no conviviente o del niño, ya que el régimen,
bilidad parental (por las causales previstas dubitaciones para encuadrar el asunto en la blecer; lo que nos está indicando, de algún dados tales eventos, no tendrá obviamente la
en el art.  307 del Código Civil, equivalente causal de abandono prevista en el art.  307, modo, la relatividad de la distinción entre posibilidad de reanudarse. l
al art.  700 del Proyecto de Código Civil de inc. 2º, del Código Civil (69). En cambio, otros ambas figuras. Es que, sin hesitación, puede
2012) no necesariamente ha de acontecer pronunciamientos han rechazado la priva- concluirse que si la privación de la respon-
la suspensión del régimen de comunicación ción de la patria potestad cuando el padre sabilidad parental se puede dejar sin efecto Cita on line: AR/DOC/2166/2014
entre el hijo y el padre objeto de esa medida demandado demostró —de algún modo— un (art. 308 del Cód. Civil y art. 701 del Proyecto
extrema. Bien se dijo que la responsabilidad interés para preservar el vínculo; como ser de Código Civil de 2012), con mayor razón
parental y la posibilidad del padre de mante- recurrir a las vías procesales pertinentes resulta susceptible que acontezca lo mismo MAS INFORMACIÓN
ner relaciones con sus hijos son cosas distin- para obtener el contacto con sus hijos, lo que con la cesación del contacto paterno o ma-
tas. Sin embargo, la realidad es que muchas al menos demostraba que no se hallaba acre- terno-filial. De ahí que la cesación o supre- Raganato, Claudia G., “La adopción de medidas
veces el corte del contacto se ha de produ- ditado en las respectivas causas el desinterés sión de los encuentros materno o paterno- de oficio con el fin de garantizar el restablecimiento
cir; verbigracia, en delitos graves en perjui- del emplazado que es propio de la causal de filiales, si bien es definitiva por definición, del vínculo entre un niño y su padre no conviviente y
cio del niño; por haberse conducido a éste a abandono (70). también se la debe estimar recuperable, en el el derecho a tener una adecuada comunicación entre
actos de inmoralidad manifiesta; o que, con sentido que no cabe considerar irreversible ellos”. LLGran Cuyo 2014 (julio), 593.
intención, se ejecutara contra el hijo malos Parecería que, fuera del supuesto de la la decisión (72). Mizrahi, Mauricio Luis, “La asistencia y el acom-
tratamientos de envergadura. Pero en estos figura del abandono, previsto en la norma pañamiento terapéutico en el régimen de comuni-
supuestos, entonces, el corte de la comuni- legal antes citada (y que desde luego merece Finalmente, podríamos hablar de casos cación filial”. La Ley 21/05/2014, 1; “Régimen de
cación será por los actos gravísimos cometi- una interpretación restrictiva), se advierte de extinción del régimen de comunicación; comunicación de los padres con los hijos”. LA LEY,
dos, y no por habérsele privado al progenitor en principio como improcedente privar de la y ello se debe a que el instituto no es perpe- 2014-B, 545 - DFyP 2014 (mayo), 16.
de la responsabilidad parental (67). responsabilidad parental porque el padre no tuo. En estos supuestos específicos se pro- Blanchard, Victoria, “Régimen de adecuada co-
conviviente incumple el régimen de comuni- duce ipso iure la cesación y termina la vida municación en los procesos de violencia familiar”.
La suspensión de la comunicación en los cación, aunque tal incumplimiento sea rei- jurídica de esta figura. Así sucede cuando DFyP 2013 (diciembre), 53 - LLGran Cuyo 2014
casos referidos se debe a que, sin duda, re- terado. Es que sería una medida que ahon- el hijo alcanza la mayoría de edad; en las (marzo), 144 - Sup. Doctrina Judicial Procesal 2014
sulta poco concebible entender de qué ma- daría el quiebre de la relación materno o hipótesis en que se establezca entre los pro- (abril), 9.
nera la relación puede ser mantenida si el paterno-filial, lo cual en nada beneficiaría al genitores un sistema de guarda compartida
progenitor llevó a cabo semejantes actos. niño. La labor de la justicia es para lograr el alternada (denominado cuidado personal

{ NOTAS }

(66) Ver Cám. de Apel. Trelew, Sala A, 22-5-2013, SDF Guillermo A., “Tratado de Derecho Civil. Familia”, T. 1, sadas, Sala I, 4-6-2009, “P. M. M. P. c/ S. S.”, La Ley Onli- MAKIANICH de BASSET, Lidia N., “Derecho de Visi-
3/2013, eureka.juschubut.gov.ar. p. 486, novena edición, ed. Perrot, Buenos Aires, 1993. ne AR/JUR/18926/2009. tas”, p. 177 y sgtes., ed. Hammurabi, Buenos Aires, 1997;
(67) Ver RIVERO HERNÁNDEZ, Francisco, “El de- (69) Ver CNCiv., Sala A, 18-11-1980, “C., B. F. c/ B. U., (71) Ver, entre otros, CNCiv., Sala D, 31-12-1958, La BELLUSCIO, Claudio Alejandro, “Régimen de visitas”,
recho de visita”, p. 89, ed. Bosch, Barcelona, 1997; SE- F”, La Ley Online AR/JUR/6450/1980; Trib. Colegiado Ley, 94-81; íd., Sala F, 29-6-1979, LA LEY, 1979-D, 273; íd. p. 127, ed. Universidad, Buenos Aires, 2010.
RRANO CASTRO, Francisco de Asís, “Relaciones pa- de Juicio Oral de 3ª Nominación de Rosario, 27-8-1987, íd., 6-9-1979, LA LEY, 1979-D, 582; íd., Sala C, 1-11-1990, (73) Ver RIVERO HERNÁNDEZ, Francisco, “El de-
terno-filiales”, p. 93, ed. El Derecho, Madrid, 2010. “P., M. c/ M., J. J.”, La Ley Online AR/JUR/270/1987. LA LEY, 1992-B, 1. recho de visita”, ps. 354/356, ed. Bosch, Barcelona, 1997.
(68) Ver CNCiv., Sala II, Cap. Fed., 28-10-1938, La Ley, (70) Ver CCiv. y Com. San Nicolás, 7-11-2000, “O. de (72) Ver RIVERO HERNÁNDEZ, Francisco, “El de-
12-512; CNCiv, Sala E, 6-10-1961, La Ley, 105-65; BORDA, R., M. D. c/ V., G. A.”, LLBA, 2001-843; CCiv. y Com. Po- recho de visita”, ps. 349/350, ed. Bosch, Barcelona, 1997;

jurisprudencia

Daños y perjuicios ciliación Laboral Obligatoria (SECLO) fue


atacada y herida de muerte por un indivi-
un individuo que concurrió a una audien-
cia, pues las consecuencias del fatal he-
Cita on line: AR/JUR/16974/2014

duo que concurrió a una audiencia. Su hija cho eran manifiestamente imprevisibles,
Conciliadora del SECLO asesinada en una promovió acción de daños contra el Estado por cuanto la actividad desempeñada por COSTAS
audiencia. Inexistencia de responsabi- Nacional. En primera instancia se admitió el la fallecida letrada no puede considerarse
lidad del Estado. Actividad que no puede reclamo. La Cámara revocó el decisorio. naturalmente riesgosa, dado que no colo- Por el orden causado.
considerarse naturalmente riesgosa. ca a los profesionales en situación de pe-
El Estado Nacional no puede ser respon- ligro de manera regular.
Véase en página 8, Nota a Fallo sabilizado por la muerte de una abogada
que se desempeñaba como conciliadora 117.900 — CNFed. Contenciosoadministrati-
Hechos: Una abogada que se desempeñaba para el Servicio de Conciliación Laboral vo, sala IV, 06/05/2014. - A. M. F. c. EN – M. [El fallo in extenso puede consultarse en Aten-
como conciliadora para el Servicio de Con- Obligatoria —SECLO— y fue atacada por Justicia y otros s/ daños y perjuicios. ción al Cliente, o en laleyonline.com.ar]
8 | LUNES 14 DE JUlIO DE 2014

nota a fallo

Responsabilidad estatal ante la muerte de un mediador


SUMARIO: I. Breve relación de los hechos. — II. Nuestro punto de vista. Crítica parcial. primera instancia, y es, aun para refutarlo
en el sub lite —no a nivel dogmático—, el que
emplea con mayor desarrollo argumental la
Edgardo I. Saux midad con los términos de la doctrina judi-
cial de la CSJN sentada en Fallos 306:2030
Sala.

y 326:4445, la supervisión del Ministerio de Incluso, a nivel conceptual, los fundamen-


I. Breve relación de los hechos do”, alejado del sistema “de responsabilidad Trabajo resulta insuficiente para adjudicar- tos que la Sala expone para justificar que en
objetiva amplia”, y haciendo aplicación de un les el rango de funcionarios públicos a los el caso el riesgo era excepcional e imprevi-
La hija de una abogada —que además tenía criterio o pauta que no está contemplado en fines de la aplicación del artículo 1.112 del Có- sible, y que la actividad de los conciliadores
título de mediadora y ejercía tal función— la ley (cuando el artículo 1113 del Código Civil digo Civil. laborales no puede ser ontológicamente ca-
demanda al Estado Nacional por los daños sólo regula el riesgo o vicio de las cosas, aun- lificada como riesgosa, ya que la valoración
sufridos como consecuencia del homicidio que no de las actividades riesgosas); señalan- b) Respecto de la teoría del riesgo como apriorística de una “actividad riesgosa” no
del que fuera víctima su madre (junto con su do que la tarea que llevan a cabo los conci- pauta corporizadora de un factor objetivo de puede ser un “posterius” (cuando el daño se
secretaria o asistente) a manos de una perso- liadores laborales no puede considerarse en atribución en la responsabilidad civil, luego produjo) sino un “prius” (en un análisis ex
na que había sido convocada como parte en modo alguno como riesgosa, y que la lamen- de recordar la génesis de su inserción en el ante, genérico para toda actividad similar, y
una conciliación obligatoria relacionada con table muerte de la madre de la actora consti- Código a partir de la reforma de la ley 17.711 de rango abstracto), es perfectamente com-
un conflicto de rango laboral. tuyó un hecho absolutamente impredecible, y su estructuración histórica en la dogmá- partible.
y por ello inevitable. Agrega además que el tica francesa con Saleilles y Josserand, se-
El luctuoso evento tuvo lugar en el estudio rol de fiscalizador que desempeña el Estado ñala la doctrina judicial de la Corte Federal Es un dato de la realidad que hay una cla-
jurídico de la víctima, en el curso de una au- Nacional en relación con la conciliación labo- argentina respecto a las dificultades para ra tendencia a extender el factor objetivo de
diencia convocada por ella mientras se des- ral obligatoria no es suficiente para atribuirle proyectar tales pautas a las actividades que atribución del riesgo o vicio de las cosas a las
empeñaba como conciliadora laboral en el responsabilidad en el hecho en cuestión, ya se califiquen como riesgosas, señalando que actividades riesgosas (con cosas o sin ellas),
“Servicio de Conciliación Laboral Obligato- que con excepción de la primera audiencia ella se corporiza cuando lo es por su propia tal como lo evidencia el texto del artículo 1757
ria” (SECLO), creado en el año 1997 median- que se señala a través del sistema ministe- naturaleza o por las circunstancias de su del Proyecto de Código Civil y Comercial uni-
te ley nacional 24.635, que reglamenta la ins- rial, el resto de la agenda la confecciona el realización, pero que en el caso analizado tal ficados del año 2012  (1). Incluso la legitima-
tancia obligatoria de conciliación laboral y en mediador o conciliador, y el homicidio ocu- calificación no podría aplicarse a la cumplida ción pasiva cuando un daño se produce me-
la que se contempla la fiscalización y control rrió en el decurso de la segunda audiencia, por los mediadores o conciliadores laborales diante el cumplimiento de actividades riesgo-
del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social oportunidad en la cual el Estado Nacional “ni obligatorios, siendo totalmente imprevisible sas es más amplio que el inherente al deriva-
sobre los profesionales que intervienen en di- siquiera conocía la existencia del acto”. Con- el ataque y la muerte de los que fuera víctima do del riesgo o vicio de las cosas (2), lo cual
cha estructura. cluye cuestionando los montos indemnizato- directa la madre de la reclamante, no siendo resulta de absoluta lógica: por la actividad
rios por excesivos. sostenible la pauta de “riesgo circunstancial” riesgosa responde quien la cumple o ejercita,
El reclamo resarcitorio se dirige contra acogida por la sentencia de anterior instan- por el daño derivado del riesgo o vicio de las
los Ministerios de Justicia y de Trabajo de la La Alzada interviniente revoca el fallo a cia para viabilizar la pretensión, “ya que la cosas quien es su titular dominial (dueño) o
Nación señalando la reclamante que la muer- quo al hacer lugar al recurso del Estado Na- noción de riesgo no es un posterius sino un quien tiene la guarda jurídica de ella.
te se produjo “con motivo y en ocasión de su cional y desestimar el de la actora, pero im- prius”, con lo cual se derivaría que toda ac-
trabajo”, de lo cual deriva la peligrosidad del poniendo las costas por su orden en atención tividad de la cual se derive un daño pasaría, Pero en el primer supuesto, creemos, an-
rol que su progenitora cumplía —aun cuando a “la naturaleza compleja de la cuestión que por ello mismo, a ser riesgosa. Con ello, deri- tes que calificar a determinada actividad
ese riesgo fuera imprevisible—, siendo que la se resuelve”. va la Sala que “no se probó el factor de atri- como riesgosa o no, y de evaluar si podemos
doctrina ha extendido la aplicación del factor bución” respecto del daño producido, y por emplear el concepto por extensión analógica
objetivo de atribución que dimana del riesgo Para decidir de tal manera, la Sala —según ende la demanda no debe prosperar. del texto vigente del Código de Vélez con las
o vicio de las cosas según el texto del artículo nuestra modesta apreciación— trabaja con modificaciones de la ley  17.711, tenemos que
1.113 del Código Civil a las actividades riesgo- dos líneas argumentales: II. Nuestro punto de vista. Crítica parcial precisar el vínculo entre quien cumplió la ac-
sas (con la intervención de cosas o sin ella), y tividad —legitimado pasivo, o responsable—
ampliando la legitimación pasiva de quienes a) Señala que la ley  nacional 24.635 que A título personal, si bien coincidimos con el y quien sufrió el daño —legitimado activo,
“generan, controlan, potencian o fiscalizan” crea el Servicio de Conciliación Laboral criterio final que informa el fallo de la Sala IV o víctima—, y saber si existe una razonable
tal actividad. Obligatoria (SECLO) genera un “organismo de la Cámara Contencioso Administrativa Fe- conexión (que no pasará por el factor de atri-
de instancia administrativa establecido en deral cuya nota nos ocupa —en el sentido de bución, que la Sala estima “no probado”, en
El fallo de primera instancia admite inte- la órbita del Ministerio de Trabajo, Empleo modificar el pronunciamiento a quo y concluir conclusión que no compartimos, no porque
gralmente la demanda, haciendo aplicación y Seguridad Social”, ante el cual se dirimen en el rechazo integral de la demanda—, quizás, lo esté o no lo esté, sino porque no pasa por
de los fundamentos fácticos y normativos con rango obligatorio y previo al inicio de respetuosamente, disentimos parcialmente ahí el eje del “thema decidendum”) a nivel de
expuestos por la pretensora, y sólo dispo- la demanda judicial los reclamos que ver- con los fundamentos en cuya virtud se lo hace. relación causal entre uno y otro.
niendo que las costas fueran soportadas por sen sobre conflictos de derecho del trabajo
su orden en atención a que la aplicación de que se correspondan con la competencia de En nuestra apreciación (y es sabido que En otras palabras, en nuestra modesta opi-
responsabilidad por actividades riesgosas no la Justicia Nacional de ese fuero. Recuerda los anotadores de sentencias ajenas somos nión no se trata de que se haya probado o no
está normada y se llega a ella por vía analógi- que conforme a la reglamentación —decreto acreedores de una suerte de beneficio de el factor de atribución, sino que más bien lo
ca, en relación con la previsión contemplada 1169/96—, presentado el reclamo, se sortea el inventario, ya que no contamos con el expe- que no se advierte es un vínculo de causali-
para el riesgo o vicio de las cosas por el ar- conciliador y se fija la fecha y hora de la pri- diente en su integralidad sino sólo con el tex- dad adecuada entre el hecho dañoso (el ho-
tículo 1113 del Código Civil. mera audiencia, la que se celebra en oficinas to de la sentencia a comentar), yerra el plan- micidio) y el rol que en el caso le incumbe al
del conciliador a menos que él mismo peticio- teo jurídico de la actora, reitera el yerro la demandado (el Estado), toda vez que no hay
La sentencia es apelada por ambas partes. ne por razones justificadas otro lugar. Deriva sentencia de primera instancia, y la Sala, aun dependencia funcional de la víctima respecto
La actora se agravia por el monto que se le la Sala de ello que “los conciliadores labora- arribando a lo que estimamos que es la justa del demandado como para habilitar el recla-
reconoce como compensación por el daño les no componen un órgano mediante el cual composición de la litis, dedica gran parte de mo resarcitorio.
psíquico sufrido. La demandada lo hace por el Estado exterioriza sus potestades y volun- su pronunciamiento a abordar un tema que,
el acogimiento de la pretensión contenida en tad, sino que son abogados independientes, bien mirado, no representa el eje nuclear de Todo eso hace, en nuestro parecer, que
la demanda, señalando que se emplea inde- con título habilitante y matrícula expedida la controversia. toda la argumentación hecha por la senten-
bidamente la analogía para declarar una im- por el Registro Nacional de Conciliadores cia a qua (a la que refiere el fallo de la Sala)
procedente responsabilidad civil del Estado Laborales (RENACLO)”; y sus funciones no El andamiaje estructural (a nivel jurídico- y gran parte de la desarrollada por esta úl-
que tradicionalmente y, conforme a criterios pueden ser caracterizadas como públicas por normativo) que desarrolla la demanda para tima en orden a la operatividad, naturaleza
de la Corte Suprema de Justicia de la Na- el mero hecho de encontrarse vinculadas con reclamar la responsabilidad civil del Estado y perfiles del factor objetivo de atribución
ción, se han regido “por un criterio mesura- la administración de justicia, pues, de confor- Nacional por la muerte a manos de un terce- derivado del cumplimiento de actividades
ro de una profesional que ejercía, al momento riesgosas sea irrelevante, y ello, entendemos,
de ser asesinada, el rol de conciliadora labo- es así por lo siguiente: la actividad riesgosa,
{ NOTAS } ral en el marco del SECLO creado por ley na- aun aceptada como pauta integrativa analó-
cional 24.635 y su decreto reglamentario gica del riesgo derivado del empleo de cosas
Especial para La Ley. Derechos reservados (Ley 11.723) considerada como tal, generalizando la responsabilidad de 1169/96, pasa por invocar la existencia de un aunque no se cumpla “con” cosas (v.g. admi-
(1) El que califica como tales “a las que sean riesgosas o modo excesivo y sin precedentes en el derecho comparado”, factor objetivo de atribución consistente en tidamente es actividad riesgosa integrar un
peligrosas por su naturaleza, por los medios empleados o con lo cual, si bien se postula un criterio más bien amplio, se la existencia de una actividad riesgosa, equi- grupo de potenciales dañadores, como barra-
por las circunstancias de su realización”, lo cual, si bien deja precisan los alcances del concepto. parable por vía analógica ante la ausencia de bravas, o piqueteros, o manifestantes violen-
abierta a la apreciación judicial el análisis de tales pautas, (2) Tal como lo evidencia el texto del citado artículo previsión normativa expresa, al previsto por tos, aunque no se empleen “cosas riesgosas o
impone una mirada apriorística y no derivada del hecho 1757 en comparación con el 1758 del mencionado el artículo 1113 del Código Civil para la res- viciosas” para causa potencialmente daños),
ya causado. En los fundamentos del Proyecto, entre otras Proyecto de Código Civil y Comercial unificados del ponsabilidad civil del dueño o guardián de las implica un opus o quehacer del dañador, y no
apreciaciones sobre el tema, se consigna que sobre la noción año 2012, por el daño causado por actividades riesgosas cosas viciosas o riesgosas. del dañado.
de “actividades riesgosas” hay muchas discrepancias, responde “toda persona...”, mientras que del derivado
y que “la inclusión de la actividad riesgosa sin ninguna del riesgo o vicio de las cosas lo hacen “el dueño y el Ese pareciera ser el fundamento en cuya Decir que la actividad desarrollada por un
precisión, hace que cualquier actividad humana pueda ser guardián” de la cosa. virtud se sostiene la sentencia de condena en mediador o conciliador, aun en gestiones pre-
LUNES 14 DE JUlIO DE 2014 | 9

vias que son declaradas obligatorias por ley, del Cód. Civil o la del 1113, según el caso), es Como tal se lo ha caracterizado como “...el El propio fallo aquí comentado así lo re-
es en sí mismo “actividad riesgosa”, luce ca- quien daña a un tercero, el criterio dirimente abogado que, habiéndose inscripto y, previo conoce (bien que como argumentación más
rente de sustento lógico. Como lo declara la elaborado por consolidada doctrina judicial a todo juicio, es sorteado, a fin de promover adventicia que sustancial, conforme al desa-
Sala en el fallo anotado, ese “riesgo circuns- de la Corte Federal pasa por la noción de la comunicación directa entre las partes rrollo argumental que lo sustenta), señalan-
tancial”, impredecible, impropio, anómalo, “falta de servicio”. Allí hay un factor objetivo para la solución extrajudicial de la contro- do que “los conciliadores laborales no com-
que sólo se puede calificar una vez acaecido de atribución del principal (el Estado), y una versia” (5). ponen un órgano mediante el cual el Estado
el resultado pero nunca en un análisis “ex imputación subjetiva, dolosa o culposa, a su exterioriza sus potestades y voluntad, sino
ante” de rango abstracto u objetivo, no puede dependiente. Ahora bien, cuando como aquí Obviamente, la naturaleza jurídica de su que son abogados independientes, con título
servir de base para tal calificación. la víctima no es un tercero sino alguien que cargo (por darle una designación, ya que más habilitante y matrícula expedida por el RE-
se pretende que depende de alguna manera que un cargo es un rol) no es la de un funcio- NACLO”“; y “sus funciones no pueden ser
Pero además —y esto es basilar—, la no- del Estado, y que ha sufrido el daño (causado nario público “propio” ni “impropio” (como la caracterizadas como públicas por el mero
ción de actividad riesgosa se emplea para por un tercero, a quien ni siquiera se deman- del Escribano Público, que no depende direc- hecho de encontrarse vinculadas con la ad-
calificar el quehacer del dañador, y no del da- da) en ejercicio de funciones que lo vinculan tamente del Estado pero recibe de él la potes- ministración de justicia, pues, de conformi-
ñado. Y si quien cumple la actividad riesgosa con este último, hay que probar tal relación. tad de otorgar fe pública), a punto tal que sus dad con los términos de Fallos 306:2030 y
(como lo postula la demanda) es la víctima, y honorarios normalmente integran las costas 326:4445, la supervisión del Ministerio de
en función de eso es ella quien sufre el daño y Y nos parece que aquí anida la vulnera- del proceso judicial, si éste no es evitado por Trabajo, Empleo y Seguridad Social resulta
no quien lo causa, para activar este factor ob- bilidad de la pretensión y no tanto en la no su intervención previa, y “va a acumularse a insuficiente para adjudicarles el rango de
jetivo de atribución hay que probar, primero, prueba del factor de atribución, siendo ello los de los letrados, peritos y demás intervi- funcionario público, a los fines previstos en el
que entre el comitente de esa actividad y la un tema al cual la Sala le dedica atención, nientes con derecho a regulación” (6). artículo 1112 del Cód. Civil”.
víctima que la cumple y sufre el daño hay una aunque minoritaria a nivel argumentativo.
relación de dependencia, directa o indirecta. Su labor es ajena al ámbito propio del En conclusión, no habiendo dependencia
El mediador —o conciliador obligatorio Poder Judicial, ya que como se ha señalado directa ni indirecta del Estado, ni implican-
Dicho en otras palabras —y en muy po- laboral, que en el caso es el modo en el cual con acierto: “...la instancia mediadora posee do el ejercicio de su actividad el de funciones
cas, atento a la entidad del tema y a la estre- la víctima directa del daño cumplía su rol naturaleza prejudicial, pues se desarrolla en públicas, mal puede pretenderse que ese Es-
chez de extensión de esta glosa—, cuando se cuando fue asesinada— es un “intermediario un ámbito extraño al Judicial, y como activi- tado deba responder por los daños sufridos
predica la responsabilidad civil del Estado entre la administración y los administrados, dad necesariamente previa para la habilita- por los mediadores o conciliadores cuando
de rango aquiliano (en el caso aquí juzga- un ‘intercesor’ como se ha dicho a veces” (3), ción de la instancia” (Cám. Nac. Civ., Sala H, se desempeñan como tales, ni aun en el su-
do queda claro que no hay reclamo por in- quien “cumple su función como nexo entre la 27/10/97, “Agüero c/Gilberto”, ED 179-506) puesto como el juzgado en el fallo bajo nota,
cumplimiento contractual alguno), hay dos administración y los administrados, encarga- cuando dicha mediación es obligatoria y no
alternativas: cuando el Estado, a través de do de recibir e investigar las reclamaciones Con ello, no depende del Estado de modo voluntaria.
sus agentes (funcionarios o dependientes, individuales de éstos a fin de obtener solucio- directo ni indirecto, no recibe de él directi-
lo que activará la normativa del artículo 1112 nes justas” (4). vas ni pautas (más allá de las que surgen de Esa es la razón, según nuestro parecer, por
la ley y su reglamentación, que aluden a las la cual exclusivamente debió ser desestima-
exigencias de capacitación técnica y profe- da la demanda, siendo sobreabundantes to-
{ NOTAS } sional para actuar como tales, al registro das las consideraciones sobre el alcance del
en el cual deben inscribirse los interesados concepto de actividad riesgosa, que errónea-
en ser sorteados, la cantidad de audiencias mente aborda el juzgador a quo, y que la Alza-
(3) Conf. MÉNIER, Jacques, “La ubicación del Juez. Mediador. Registrador”, Ed. Depalma, Buenos previas a la eventual etapa jurisdiccional, da debió encaminar conforme a la aplicación
mediador en la política de reforma administrativa”, en Aires, 1998, pág. 34. si la hay, y a todas las pautas instrumenta- del “iura novit curiæ”. l
Régimen de la administración pública, Ed. Ciencias de la (6) Conf. COLERIO, Juan P. - ROJAS, Jorge A., les inherentes a su quehacer), no desarro-
Administración, Buenos Aires, diciembre 1985, pág. 10. “Mediación obligatoria y audiencia preliminar”, Ed. lla sus tareas en dependencias públicas ni
(4) MÉNIER, op.cit., pág. 13. Rubinzal-Culzoni, Santa Fe, 1998, pág. 25. la retribución por ellas surge de las arcas Cita on line: AR/DOC/2170/2014
(5) GATTARI, Carlos Nicolás, “Abogado. Escribano. oficiales.

Actualidad en Derecho de Seguros


María Fabiana Compiani
I. Presentación Agentes Institorios (RAI) dentro de la propia de un bien o servicio a la contratación de los Otro grupo de tres resoluciones se vinculan
Superintendencia, estableciendo requisitos y seguros que este ofrezca. No se entenderá al seguro automotor e intentan actualizar los
Inauguramos con esta entrega la sección obligaciones mínimas que los agentes instito- que existe condicionamiento cuando el segu- valores económicos depreciados por la pér-
de actualidad en materia de Derecho de Se- rios deberán cumplir para poder operar, ten- ro sea exigido para dar cobertura al interés dida de valor de nuestra moneda. La resolu-
guros, dando cuenta de las novedades más dientes a lograr mayor control y mayor capa- asegurable del agente institorio en el mar- ción 38.066 de la Superintendencia de Segu-
relevantes producidas durante el primer se- citación e idoneidad. Asimismo, puso límites a co de la financiación otorgada por la venta ros de la Nación del 27 de diciembre del 2013
mestre del año, tanto en materia normativa, la operatoria de la oferta masiva de seguros. de un bien o servicio, debiendo en este caso modificó los límites de cobertura del seguro
como jurisprudencial. ofrecerse a los usuarios por lo menos tres obligatorio del art. 68 de la ley 24.449 (Ley de
De esta manera se trató también de pro- compañías aseguradoras no vinculadas entre Tránsito) a partir del 1º de marzo del 2014:
Asimismo, atento haberse efectuado por mover la transparencia en las transacciones las que pudieren optar. El premio del seguro muerte o incapacidad total y permanente por
parte del Superintendente de Seguros de la comerciales y mejorar los procesos de elec- deberá ser el mismo que la compañía elegida persona $200.000; incapacidad parcial y per-
Nación el anuncio oficial de un nuevo régimen ción por parte de los usuarios de seguros. perciba por operaciones con particulares y manente: por la suma que resulte de aplicar
proyectado en materia de ley  de contrato de en ningún caso podrá ser superior al que co- el porcentaje de incapacidad padecida sobre
seguro, de la actividad aseguradora y su con- El Agente Institorio es aquella persona rresponda a una operación similar en la que el monto previsto para el caso de muerte o
trol, así como con relación a la intermediación, física o jurídica designada por la compañía hubiese intervenido un productor asesor de incapacidad total y permanente. Dicha inca-
formularemos un breve resumen del mismo. de seguros para que en su nombre y repre- seguros; los agentes institorios con mandato pacidad parcial y permanente se sujetará al
sentación, celebre, ejecute y extinga con- vigente deberán adecuarse a la norma a par- baremo que figura en el cuadro de la Cláusu-
II. Resoluciones de la Superintendencia de Se- tratos de seguro. Hasta aquí la regulación tir del 30 de junio de 2014. No obstante, los la 9 de la misma resolución; y un límite por
guros de la Nación de sus actividades era escasa (art.  54 de la mandatos que estén inscriptos en el Registro acontecimiento en caso de producirse plura-
ley 17.418; la escueta Resolución SSN 30418 Público de Comercio e informados a la SSN, lidad de reclamos igual al doble del previsto
Entre las novedades normativas más im- del 2005; la normativa sobre mandato del tendrán validez hasta el 31 de diciembre de para el caso de muerte o incapacidad total y
portantes puestas en vigencia durante el pri- Código Civil (art. 1869 y sigtes.) y la relativa 2014. permanente.
mer semestre del año se inscriben las reso- a obligaciones y sanciones de la ley  20.091
luciones de la Superintendencia de Seguros -arts. 55, 59, 60, 67-). Se intenta con la norma descrita regular Se cubre la obligación legal autónoma
de la Nación que regulan la figura del agente la problemática generada alrededor de esta por gastos sanatoriales por persona hasta
institorio; las que actualizan los límites eco- De la nueva regulación emitida por el orga- figura que entra en conflicto con la función $ 15.000 y por gastos de sepelios por persona
nómicos tanto del seguro automotor obliga- nismo oficial deben destacarse varios aspec- que cumplen los productores asesores de se- hasta $ 8.000, los que deberán ser abonados
torio como del voluntario y del seguro para tos: habrá un registro obligatorio de agentes guros, quienes veían amenazada su actividad por la aseguradora al tercero damnificado,
autotransporte público de pasajeros; y la institorios; el agente institorio deberá contar debido a que aquéllos ofrecían distintos se- a sus derechohabientes o al acreedor subro-
que aumenta los mínimos de inversión de las con un gerente de seguros, cuyo responsable guros a su cartera de clientes —mayormente gante dentro del plazo máximo de 5 días con-
aseguradoras en actividades productivas. deberá acreditar idoneidad para el cargo y vinculada al mercado financiero— de mane- tados a partir de la acreditación del derecho
deberá designar en cada uno de los puntos ra masiva. Otro tema que generaba contro- al reclamo respectivo, al que no podrá opo-
A través de la Resolución nº 38052 la Su- de venta donde ofrece el servicio a un depen- versias era el cobro de la remuneración que nérsele ninguna defensa sustentada en la fal-
perintendencia reguló la actividad de los diente con el cargo de “responsable de aten- percibía el agente institorio por su labor y los ta de responsabilidad del asegurado respecto
agentes institorios creando un Registro de ción al cliente asegurado”; el agente institorio conflictos que generaba en el seguro colecti- del daño.
deberá garantizar el resguardo del derecho vo de vida sobre saldo deudor el cobro de los
del tomador del seguro, estándole especial- premios por parte de las entidades financie-
Especial para La Ley. Derechos reservados (Ley 11.723) mente vedado condicionar el otorgamiento ras. continúa en la página 10
10 | LUNES 14 DE JUlIO DE 2014

viene de PÁGINA 9 Reproduce la franquicia actualmente exis- Por último, otra Resolución de la SSN es consumo, por lo que le son inaplicables las
tente y que tanta litigiosidad ha producido digna de mención durante este primer se- disposiciones de los arts. 1195 y 1199 del Có-
—motivando un pronunciamiento plenario mestre del año, me refiero a la nº 38.186 del digo Civil, en cuando sientan el principio del
Los pagos que efectúe la Aseguradora por de la Cámara Civil capitalina y numerosos 7 febrero de 2014, por la que se ampliaron efecto relativo de los contratos.
estos conceptos, serán considerados como fallos de la Corte Suprema de Justicia de la los porcentajes mínimos para que las asegu-
realizados por un tercero con subrogación Nación— señalando que el asegurado parti- radoras inviertan en proyectos productivos La Corte Suprema de Justicia de la Na-
en los derechos del acreedor y no importarán cipará en cada acontecimiento cubierto que (inciso k del punto 35.8.1 del Reglamento Ge- ción en una muy importante decisión dejó
asunción de responsabilidad alguna frente al se tramite por la vía administrativa o judi- neral de la Actividad Aseguradora). sin efecto la decisión referida y sentó algu-
damnificado. El Asegurador tendrá derecho cial con un importe obligatorio a su cargo de nos principios rectores en materia de Dere-
a ejercer la subrogación contra quien resul- $ 40.000 (art. 2). Al cierre del ejercicio anual del 30 de junio cho de Seguros:
te contractual o extracontractualmente res- de 2014 las entidades tienen que alcanzar un
ponsable. Asimismo, teniendo en cuenta los con- mínimo de inversiones productivas del 14% a) En primer lugar, la Corte dijo en su
flictos que plantea la franquicia en cuanto para el ramo de seguros generales, vida y considerando nueve que “...sin perjuicio de
Asimismo, el Asegurador toma a su cargo, a la aplicación de la carga de dirección del reaseguro; del 13% para seguros de retiro; señalar que el acceso a una reparación inte-
como único accesorio de la obligación asumi- proceso, en forma pormenorizada, la citada y del 7% para ART. Al 30 de setiembre de gral de los daños sufridos por las víctimas de
da, el pago de costas judiciales en causa civil resolución prevé: 2014 dichas inversiones deben ampliarse al accidentes de tránsito constituye un principio
incluido los intereses, y de los gastos extra- 18%, 14% y 8%, respectivamente, con máxi- constitucional que debe ser tutelado, y que
judiciales en que se incurra para resistir la A efectos de un acuerdo transaccional mos del 30% para los dos primeros ramos y esta Corte Suprema ha reforzado toda inter-
pretensión del tercero. con la víctima o tercero damnificado o sus del 20% para el último. pretación conducente a su plena satisfacción,
representantes legales y/o apoderados: a) ello no implica desconocer que el contrato de
A su vez, en materia de seguro volunta- La Aseguradora asumirá la representación Ello implicó un aumento del 10 al 18% de seguro rige la relación jurídica entre los otor-
rio automotor, la Resolución  38.065 del 27 del Asegurado. b) En el caso que la Asegu- inversiones en proyectos productivos, lo gantes (arts. 1137 y 1197 del Código Civil) y los
de diciembre del 2013, que comenzó a regir radora intentara arribar a un acuerdo tran- que generó preocupación en el mercado ase- damnificados revisten la condición de terce-
el 1 de marzo del 2014 estableció los límites saccional, solicitará previa conformidad del gurador por la débil calidad crediticia y li- ros frente a los mismos porque no participa-
de cobertura por acontecimiento que se de- Asegurado, indicándole el monto respecti- mitada liquidez de los activos comprendidos ron de su realización, por lo que si desean in-
tallan a continuación: $  4.000.000 para los vo, debiendo éste expedirse dentro de las por el Comité de Elegibilidad (creado por la vocarlo deben circunscribirse a sus términos
automóviles y camionetas, vehículos remol- Cuarenta y Ocho (48) horas de notificado. resolución SSN 37.163 del 2012), lo cual ge- (arts.  1195 y 1199 del Código Civil, voto del
cados, autos de alquiler sin chofer, motovehí- c) Ante el silencio o negativa del Asegurado, nerará riesgos a la hora de la necesidad de juez Lorenzetti en la causa “Cuello” y Fallos:
culos y bicicletas con motor, casas rodantes; concluirá la representación procesal de la cumplimiento por las empresas asegurado- 330:3483)”.
$ 13.000.000 para los taxis y remises, maqui- Aseguradora y ésta quedará liberada de su ras de sus compromisos asumidos (nota de
narias rurales y viales, camiones y semitrac- responsabilidad en el siniestro mediante la María Sol Oliver, Revista Estrategas, mayo Ello significa que el principio de repara-
ciones, acoplados y semirremolques, servi- realización del pertinente pago por consig- 2014, pág. 42). ción integral de las víctimas tutelado cons-
cios de urgencias, fuerzas de seguridad. nación judicial de los montos que hubieran titucionalmente no implica que aquéllas ac-
resultado a su cargo, en caso de haberse ce- III. Jurisprudencia cedan a la indemnización en todos los casos,
Alternativamente a los límites máximos de lebrado el acuerdo transaccional propuesto sino que tal derecho debe ajustarse a los tér-
cobertura establecidos, las entidades asegu- conforme el inciso b) anterior. La jurisprudencia más destacada del se- minos del contrato de seguro que invoca y
radoras podrán celebrar contratos, de acuer- mestre es sin duda la dictada por la Corte que le es oponible en los términos que pres-
do a los límites mínimos que se enumeran a Si el acuerdo transaccional propuesto Suprema de Justicia de la Nación. La misma criben el juego armónico de los arts.  1195,
continuación: por la Aseguradora lo fuere por un importe acapara la atención en forma excluyente, 1199 del Código Civil y el art.  118 de la Ley
igual o inferior al de la franquicia, y existiese porque se pronuncia sobre una de las cues- de Seguros.
Para los vehículos con cobertura máxima silencio o negativa del Asegurado, la Asegu- tiones de mayor litigiosidad en el seguro
hasta $ 4.000.000: radora quedará liberada de toda obligación contra la responsabilidad civil: la cuestión Los dos primeros en cuanto establecen el
respecto del siniestro en cuestión. de la oponibilidad de las cláusulas contrac- principio de la relatividad de los contratos
1) Lesiones y/o Muerte a Terceros Trans- tuales al tercero damnificado. Asimismo, por el cual sus efectos sólo comprenden a las
portados: $ 1.200.000 por acontecimiento, no En caso de desacuerdo por parte del hace foco en la cuestión del diálogo de fuen- partes y sus sucesores, y no pueden perjudi-
correspondiendo una indemnización mayor Asegurado con el monto de la transacción tes entre la Ley del Contrato de Seguro y car a terceros; el último, en cuanto expre-
de $ 300.000 por persona afectada. propuesto por la Aseguradora conforme los la Ley de Defensa de los Consumidores y samente sienta la excepción, la oponibilidad
párrafos primero y segundo del presente Usuarios. por la aseguradora al tercero de las defen-
2) Lesiones y/o Muerte a Terceros no inciso c), el Asegurado deberá manifestar sas anteriores al siniestro.
Transportados: $  2.000.000 por aconte- tal desacuerdo mediante notificación feha- El pasado 8 de abril la Corte Suprema de
cimiento, no correspondiendo una indem- ciente dentro de las cuarenta y ocho horas Justicia de la Nación dictó un importante b) En el considerando diez agregó que
nización mayor de $  500.000 por persona indicando el monto que estima adecuado precedente judicial en materia de seguros “...la función social que debe cumplir el segu-
afectada. bajo pena de caducidad para manifestar su que dejó sin efecto un fallo de la Excma. Sala ro no implica, empero, que deban repararse
disconformidad en el futuro. H de la Excma. Cámara Nacional en lo Ci- todos los daños producidos al tercero víctima
3) Daños Materiales a cosas de terceros: vil. El tribunal de la segunda instancia había sin consideración a las pautas del contrato que
$ 800.000 por acontecimiento. En tal caso la Aseguradora acreditará el declarado la inoponibilidad de la exclusión se invoca, máxime cuando no podía pasar in-
monto de la transacción sumariamente me- opuesta por la aseguradora. advertido para los damnificados que estaban
Para los vehículos hasta $ 13.000.000: diante la presentación de la propuesta escri- viajando en un lugar no habilitado para el
ta elevada a tal fin por el tercero reclamante La exclusión de cobertura impetrada por transporte de personas y que de tal modo po-
1) Lesiones y/o Muerte a Terceros Trans- o la parte actora según el caso. la aseguradora se encontraba fundada en dían contribuir, como efectivamente ocurrió, al
portados: $ 2.000.000 por acontecimiento, no que el fallecido y el lesionado no eran con- resultado dañoso cuya reparación reclaman”.
correspondiendo una indemnización mayor En caso de existir tal desacuerdo del Ase- ducidos en el habitáculo destinado a tal
de $ 500.000 por persona afectada. gurado con el monto transaccional propues- fin en el vehículo asegurado, sino que eran En consecuencia, tampoco puede ampa-
to, notificado a la Aseguradora conforme el transportados en lugar no habilitado (en la rarse el apartamiento del clausulado con-
2) Lesiones y/o Muerte a Terceros no párrafo tercero del presente inciso c), y de cabina del utilitario). La cláusula 2 del Capí- tractual en la función social del seguro, que
Transportados: $  6.000.000 por aconte- no existir propuesta del tercero reclaman- tulo A de la póliza que cubría al automotor existe desde que a través del seguro se logra
cimiento, no correspondiendo una indem- te o de la actora conforme el cuarto párrafo siniestrado limita el riesgo asumido por la distribuir el daño individual entre la masa
nización mayor de $  750.000 por persona del presente inciso, el monto será fijado por aseguradora respecto a los daños sufridos de asegurados y resguarda a la víctima de la
afectada. un tribunal arbitral formado por tres árbi- por terceras personas transportadas en el posible insolvencia del responsable, pero no
tros designados uno a instancia del Asegu- habitáculo destinado a tal fin y siempre que puede desconocer tampoco que tal repara-
3) Daños Materiales a cosas de terceros: rado, otro a instancia de la Aseguradora y su número no exceda la capacidad indicada ción debe sujetarse a los términos del con-
$ 5.000.000 por acontecimiento. el tercero por los dos árbitros anteriores; la en las trato de seguro que se invoca.
designación deberá ser realizada por cada
Por otra parte, la Resolución Nº  38.218 parte dentro de los tres días de requerida, La Cámara había considerado que tra- c) Por lo demás, la Corte ratificó en el
del 20 febrero de 2014, aprobó con carácter en caso contrario la designación será efec- tándose de un seguro obligatorio no era considerando once el principio general de
general y de aplicación uniforme las Condi- tuada por la otra parte. oponible tal exclusión dado que por la fun- la oponibilidad de las cláusulas contrac-
ciones Generales del Seguro de Responsabi- ción social de este seguro, su propósito es tuales “...la oponibilidad de las cláusulas
lidad Civil de Vehículos Automotores desti- Los árbitros deberán expedirse sobre el la protección del patrimonio de los damnifi- contractuales ha sido el criterio adoptado por
nados al Transporte Público de Pasajeros monto correspondiente dentro de los trein- cados y no del asegurado. Asimismo, había el Tribunal en los supuestos de contratos de se-
hasta la suma máxima por acontecimiento ta días corridos a contar desde la notifica- juzgado aplicable la Ley de Defensa de los guro del transporte público automotor (Fallos:
de $  13.000.000 por lesiones y/o muerte a ción a las partes de la designación del tercer Consumidores y Usuarios (Ley 24.240) por 329:3054 y 3488; Página 5/6 331:379, y causas
personas, sean éstas transportadas o no árbitro. la que deben juzgarse abusivas las cláusu- 0.166. XLIII. “Obarrio, María Pía c/ Microóm-
transportadas y por daños materiales, has- las que desnaturalicen las obligaciones o li- nibus Norte S.A. y otros” y G.327.XLIII. “Gau-
ta el monto indicado precedentemente para La decisión de los árbitros será irrecurri- miten la responsabilidad por daños (art. 37, na, Agustín y su acumulado c/ La Economía
cada acontecimiento sin que los mismos ble y la diferencia entre el monto fijado por inc. a). Comercial S.A. de Seguros Generales y otro”,
puedan ser excedidos por el conjunto de in- los árbitros y el de la franquicia será la que sentencias del 4 de marzo de 2008)”.
demnizaciones que provengan de un mismo deba consignar judicialmente la Asegura- A ello añadió que por la modificación in-
hecho generador. dora si pretende liberarse en los términos troducida por la ley  26.361 a la citada Ley La Corte ya había adoptado el principio de
del párrafo primero del presente inciso c); de Defensa de los Consumidores y Usuarios la oponibilidad de las cláusulas del contra-
Asimismo, se cubre la obligación legal au- si el monto fijado por los árbitros resulta- (Ley 24.240, art. 1) las víctimas de los acci- to de seguro a los damnificados no sólo en
tónoma por gastos sanatoriales por persona ra inferior a la franquicia, la Aseguradora dentes de tránsito resultan consumidores los numerosos pronunciamientos que deja-
hasta $  15.000 y por gastos de sepelios por quedará liberada de su responsabilidad en con relación al asegurador del responsable, ron sin efecto las sentencias de la Cámara
persona hasta $ 8.000. el siniestro. como sujetos expuestos a esa relación de Civil Capitalina en aplicación del plenario
LUNES 14 DE JUlIO DE 2014 | 11

“Obarrio”, sino mucho antes (1) y ratificado ley  anterior, las dudas aparecen cuando no En síntesis, la Corte ha decidido que el cripción (tiempo que se establece para recla-
poco antes del citado plenario de la Cámara resulta nítida la intención del legislador. En establecimiento de una obligación legal de mar en derecho) de uno a tres años.
Civil (2). esos casos, el principio aplicable razona que contratar un seguro no ha deslegalizado el
la ley  posterior deroga a la ley  anterior exi- régimen del seguro automotor obligatorio, d) Para los casos de siniestros que gene-
Sin embargo, no debe perderse de vista que giéndose, a esos fines, la absoluta incompati- desplazando de su aplicación a la Ley de ren controversias, se incorpora la instancia
como todo principio encontrará excepción en bilidad entre la norma anterior y la posterior. Contrato de Seguro. Ello requeriría el es- previa obligatoria (antes de una mediación o
aquellos casos en los que se constate la irra- La excepción se halla constituida en el caso tablecimiento de un régimen singular que demanda judicial).
zonabilidad de lo previsto contractualmente que se trate de una ley general respecto a una derogue, modifique o complemente al ge-
y ello resultó lo que precisamente la misma ley  especial anterior, a la que no deroga tá- neral de la ley 17.418, lo que entre nosotros e) Se faculta a la SSN para determinar los
Corte se encargó de juzgar en el caso de las citamente salvo abrogación expresa o mani- no ha acontecido, a pesar del reclamo de la activos autorizados para las inversiones de
franquicias para el transporte ferroviario fiesta incompatibilidad. doctrina. las aseguradoras, priorizando instrumentos
de pasajeros a las que consideró abusivas y en línea con lo que hoy se conoce como In-
violatorias del derecho constitucionalmen- En ocasiones, la cuestión radica en que la La solución para una adecuada protección ciso k).
te garantido de las víctimas a la reparación ley posterior amplía o completa una anterior, de las víctimas no debe ser otra, pues, que el
plena (3). por lo que en esos casos no se verifica abro- dictado de una ley de seguro obligatorio au- f) Se crea un sistema de alertas tem-
gación. Sólo cuando la nueva ley es contraria tomotor que regule acabadamente la cues- pranas escalonadas. Se implementarán
En consecuencia, la exclusión de cobertura al principio que servía de base a la ley ante- tión, que vede las tradicionales exclusiones Planes de Regularización para las asegu-
resultará igualmente nula en cuanto resulte rior, pueden considerarse derogadas todas de cobertura del seguro voluntario, que cree radoras, pero se establecerá legalmente
irrazonable, contraria a la finalidad económi- sus disposiciones. Fuera de estas hipótesis, un fondo de garantía y que genere un siste- que su incumplimiento supone automáti-
ca jurídica del contrato, carente de contenido no pueden considerarse derogadas sino las ma de responsabilidad estricta, con un sis- camente la revocatoria de la autorización
por su generalidad o ajena a las circunstan- disposiciones que resulten absolutamente in- tema de pronto pago y límites económicos para operar.
cias que constituyan una mayor probabilidad compatibles con la ley nueva (4). suficientes.
o intensidad del riesgo asumido. g) En referencia al régimen de reaseguros,
No cabe dudar en este sentido que la IV. La reforma de las leyes de seguro, interme- se elimina la operatoria de fronting (fuente:
d) Por último, el máximo Tribunal afirmó ley de seguros constituye una ley especial en diación y actividad aseguradora Revista Estrategas, “NUEVO MARCO NOR-
que “...no obsta a lo dicho la modificación intro- relación a la que regula los contratos de con- MATIVO DEL SEGURO: LOS PLAZOS DE
ducida por la Ley 26.361 a la Ley de Defensa del sumo (Ley de defensa de los Consumidores En el marco del Programa de la Super- PRESCRIPCIÓN SUBEN A TRES AÑOS
Consumidor, pues esta Corte ha considerado que y Usuarios). Por tanto, no puede seriamente intendencia de Seguros de la Nación Pla- Y SE CREAN DOS FONDOS DE GARAN-
una ley general posterior no deroga ni modifica, sostenerse la derogación o modificación de NeS (Plan Nacional Estratégico del Seguro TÍAS”, del 7.3.14).
implícita o tácitamente, la ley especial anterior, la primera por la segunda. Por otra parte, 2012/2020) y luego de más de un año de tra-
tal como ocurre en el caso de la singularidad no obstante que la ley  que rige el contrato bajo, la autoridad de control de la actividad h) Eliminación de la Mora Automática. Se
del régimen de los contratos de seguro (M.1319. de consumo fue dictada con posterioridad a aseguradora concluyó la elaboración del an- requerirá la constitución en mora del asegu-
XLIV “Martínez de Costa, María Esther c/ Va- la Ley de Seguros, no puede de ello predi- teproyecto de Ley de Seguro, de la actividad rado y la concesión de un plazo para que re-
llejos, Hugo Manuel y otros s/ daños y perjui- carse que haya sido intención del legislador aseguradora y de intermediación. gularice su situación.
cios”, fallada el 9 de diciembre de 2009”). ni que exista incompatibilidad absoluta, que
permita tener por derogada las disposicio- El nuevo cuerpo normativo que regirá la i) Implementación de un sistema de oferta
El máximo Tribunal fijó posición no sólo nes de esta última. Tampoco puede soste- actividad una vez que se convierta en ley uni- motivada ante los reclamos de asegurados y
en cuanto a la inaplicabilidad de la noción de nerse que todo contrato de seguro sea de fica las leyes existentes e introduce distintas terceros.
bystander al damnificado por el responsable consumo, ya que el artículo primero de la innovaciones, entre las cuales destacamos
asegurado, sino también en cuanto a que la ley 24.240 ha exigido antes, y lo reitera aho- sólo algunas, dado que el mismo no ha sido j) Autorización de la acción directa del
Ley de Defensa del Consumidor es ley gene- ra, el destino final ajeno a la actividad profe- dado a conocer más que por conferencias tercero. Se excluyen los supuestos donde la
ral posterior respecto a la ley  especial del sional para ser tal. dictadas por distintos funcionarios de la au- participación del asegurado resulte nece-
contrato de seguro, por lo que no la deroga ni toridad de control. saria. Puso como ejemplo los casos de mala
la modifica, tácita ni implícitamente, sino que Indudablemente, el fallo analizado pondrá praxis, o supuestos en que exista franquicia,
resultará aplicable en todo aquello que ésta fin a confusiones conceptuales e interpreta- a) Se incorporan dos capítulos hasta ahora o se reclame una suma por sobre el límite del
no prevea. ciones difusas, que tanta inseguridad jurídica no incluidos en las leyes que rigen la activi- seguro.
han generado, contribuyendo a la consagra- dad, el Reaseguro Nacional y la Defensa del
En este sentido, si bien es claro que una ción de la necesaria armonización de nuestro Asegurado. En la actualidad, el anteproyecto ha salido
ley  posterior puede dejar sin efecto una derecho privado. de la órbita de la Superintendencia de Segu-
b) Se crean dos fondos de garantías, uno ros de la Nación y fue elevado al Poder Eje-
para seguros obligatorios y otro para riesgos cutivo Nacional para su análisis y remisión al
{ NOTAS } catastróficos. Para este último caso, se im- Honorable Congreso de la Nación. Aguarda-
pulsará la creación de una extraprima que mos su presentación para conocer pormeno-
(1) CSJN, 02/10/90, JA, 1990-IV-953. 2009-XI, 112, La Ley 12/11/2009, 6 - DJ 30/12/2009, se cobrará con cada póliza. El fondo estaría rizadamente su contenido. l
(2) CSJN, 29.08.06, “Villarreal c. Fernández”, La Ley, 3707. destinado a eventos climáticos.
09/10/2006. (4) COMPIANI, M. Fabiana-STIGLITZ, Rubén S., “La
(3) CSJN, 20/10/2009, “Ortega, Diego Nicolás c. prescripción del contrato de seguro y la ley de defensa c) En concordancia con la ley  de Defensa Cita on line: AR/DOC/2075/2014
Transporte Metropolitano General Roca S.A.”, RCyS del consumidor”, LA LEY, 2004-B, 1231. del Consumidor, se eleva el plazo de pres-

Emergencia en el transporte Tribunal de origen: Cámara Nacional de Ape-


panorama QUINCENAL ferroviario. Incumplimientos de laciones en lo Contencioso Administrativo
Federal (Sala III)
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA NACION la concesionaria en la prestación
del servicio público Firmantes: Ricardo L. Lorenzetti. — Elena I.
Highton de Nolasco. — Carlos S. Fayt (Ver su
Sumarios de sentencias relevantes publicadas durante la última quincena El rechazo de la acción interpuesta por disidencia). — Enrique S. Petracchi. — Juan
una asociación de consumidores contra la C. Maqueda.
empresa concesionaria del servicio de fe-
Exceso de rigor formal en el cesales dispuesta por el transcurso de 2 años, rrocarriles, el Estado Nacional y la CNRT
con sustento en que existía un expediente solicitando que se condene a la transpor-
rechazo de una acción de amparo. análogo en el que se habían ordenado medi- tista a cesar en la práctica consistente en
Servicio público de transporte das probatorias. brindar un servicio de peor calidad a los
Inmunidad de jurisdicción
ferroviario CS, 24/06/2014, Defensor del Pueblo de la Na-
usuarios de un ramal respecto de usua-
rios de otro —Once/Moreno y Retiro/Ti- La emisión de los certificados fitosanitarios
El rechazo de la acción de amparo interpues- ción c. Trenes de Buenos Aires (TBA) y otro s/ gre respectivamente— debe ser revocado, expedidos por una autoridad extranjera —en
ta por el Defensor del Pueblo de la Nación amparo ley 16.986. pues el fundamento de la existencia de un el caso, Gran Bretaña— en una compraventa
contra la empresa concesionaria del servicio estado de emergencia pública o la alega- internacional es una actividad que trasunta
de ferrocarriles —ramales Once-Moreno y Tribunal de origen: Cámara Nacional de Ape- da cuestión técnica, ajena, en principio, el ejercicio de imperium por parte del Estado
Retiro-José León Suárez— y contra el Estado laciones en lo Contencioso Administrativo a la revisión judicial, no autoriza a avalar y, por lo tanto, está comprendida en el art. 1
Nacional, para que se garantice la prestación Federal (Sala III) el incumplimiento del estándar mínimo de la ley 24.488 de Inmunidad Jurisdiccional
del servicio en forma digna y eficiente, y el que establece el art. 42 de la Constitución de los Estados Extranjeros ante los Tribuna-
desplazamiento de personas con discapaci- Firmantes: Ricardo L. Lorenzetti. — Elena I. Nacional. les Argentinos no pudiendo éstos juzgar su
dad, debe ser revocado, pues la necesidad de Highton de Nolasco. — Carlos S. Fayt (Ver validez (del dictamen de la Procuradora Fis-
un mayor debate y prueba exigida por el juz- sus fundamentos). — Enrique S. Petracchi. CS, 24/06/2014, Unión de Usuarios y Consu- cal que la Corte hace suyo).
gador constituyó un exceso de rigor formal si — Juan C. Maqueda. midores c. EN -MO V. E. Inf. - Sec. Transporte
se observa el material probatorio agregado al - dto. 104/01 y otros s/ amp. proc. sumarísimo
expediente y la suspensión de los plazos pro- (art. 321, inc. 2º, CPCC). continúa en la página 12
12 | LUNES 14 DE JUlIO DE 2014 Síganos en /thomsonreuterslaley @TRLaLey

viene de PÁGINA 11 se computarán las variaciones en la carrera Requisitos del recurso ordinario concreto y actual al apelante aun cuando se
a efectos de la retención de aportes debe ser aleguen vicios o errores procedimentales.
privada de validez, pues altera un mecanismo de apelación. Sentencia
CS, 10/06/2014, Louge, A. Beltrán y otro c. Go- legislado a nivel nacional, resulta contrario a definitiva. Rechazo de un pedido CS, 10/06/2014, Ministerio de Trabajo c. Fede-
bierno de Su Majestad Británica s/ daños y per-
juicios.
la letra de la ley 24.049 y desvirtúa el derecho
de los beneficiarios del sistema, ya que la Ley
de nulidad. Sanción impuesta a ración Nacional de Trabajadores Camioneros y
Obreros del Transporte Automotor de Cargas
referida determina que la afiliación prosigue un sindicato Logística y Servicios s/ ley de Asoc. Sindicales.
Tribunal de origen: Cámara Nacional de Ape- después de la transferencia, con el claro pro-
laciones en lo Civil y Comercial Federal (Sala pósito de no alterar el status de los docentes y Si la resolución impugnada mediante el re- Tribunal de origen: Cámara Nacional de Ape-
I). los beneficios que se derivan del régimen pre- curso ordinario de apelación desestimó un laciones del Trabajo (Sala X)
visional complementario, y nada autoriza a planteo de nulidad del Ministerio de Trabajo
Firmantes: Ricardo L. Lorenzetti. — Elena concluir que las mejoras en la situación esca- deducido respecto de la providencia que ha- Firmantes: Elena I. Highton de Nolasco. —
I. Highton de Nolasco. — Carlos S. Fayt. — lafonaria y salarial no deban ser consideradas bía fijado una audiencia en donde se discuti- Carlos S. Fayt. — Enrique S. Petracchi. —
Juan C. Maqueda. al momento de computar el aporte. ría la sanción pecuniaria impuesta a un sin- Juan C. Maqueda.
dicato, el recurso debe ser desestimado, pues
CS, 10/06/2014, Provincia de Catamarca c. Caja la decisión no es una sentencia definitiva, ya
Transferencia de Servicios Complementaria para la Actividad Docente s/ ac-
ción declarativa de certeza.
que no pone fin a la discusión, no impide la
continuación del proceso y carece de proyec-
TEXTO completo de estos fallos
Educativos Nacionales ción directa e inmediata sobre las cuestiones www.laleyonline.com.ar
Firmantes: Ricardo L. Lorenzetti. — Juan debatidas, sin que se le genere un gravamen
La cláusula novena del convenio de transfe- C. Maqueda. — Elena I. Highton de Nolasco
rencia de Servicios Educativos Nacionales (Ver su disidencia). — Carlos S. Fayt. —
que la Provincia de Catamarca celebró con
el Estado Nacional, en tanto establece que,
Enrique S. Petracchi.
edictos
con relación a los docentes transferidos, no
El Juzgado Nacional de Primera Instancia en cinco días, bajo apercibimiento de dar interven- a herederos y acreedores de JUAN BAUTISTA
lo Civil N° 45 Secretaría única cita y emplaza por ción al Sr. Defensor Oficial. OLIVATO. Publíquese por tres días en “La Ley”.
30 días a herederos y acreedores de LANNES Buenos Aires, 3 de junio de 2014 Buenos Aires, 23 de junio de 2014
ALEJANDRO CIRILO. Publíquese por tres días. Mercedes Maquieira, sec. int. Hernán L. Coda, sec.
Buenos Aires, 18 de junio de 2014 LA LEY: I. 14/07/14 V. 14/07/14 LA LEY: I. 11/07/14 V. 15/07/14
Andrea A. Imatz, sec.
LA LEY: I. 14/07/14 V. 16/07/14 El Juzgado Nacional de Primera Instancia en El Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo
lo Civil y Comercial Federal Nro. 8, Secretaría Civil Nº 29 cita y emplaza por treinta días a he-
108358/2011. YAÑES ALBERTO CLEMENTE Nro. 15, sito en Libertad 731, 7º piso de Capital rederos y acreedores de NELIDA IRENE BER-
RAUL s/SUCESION AB-INTESTATO. El Juz- Federal, hace saber que a KATERINA SCARLE LUZCONI. Publíquese por 3 días en LA LEY.
gado Nacional de Primera Instancia en lo Civil TORREZ TERRAZAS, nacida en Santa Cruz Buenos Aires, 16 de junio de 2014
N° 60, cita y emplaza a herederos y acreedores – Bolivia, el día 02 de julio de 1977, con D.N.I. Claudia Alicia Redondo, sec. int.
de ALBERTO CLEMENTE RAUL YAÑEZ por Nº 94.143.618, ha peticionado la concesión de LA LEY: I. 10/07/14 V. 14/07/14
el término de treinta días. Publíquese por tres la ciudadanía argentina, a fin de que los intere-
días en el diario “La Ley”. sados hagan saber a este Juzgado las circuns- El Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo
Buenos Aires, 27 de 2014 tancias que pudiesen obstar a dicho pedido. Civil Nº 20, Secretaría única de Capital Federal,
Diego Fernando Bagnato, sec. int. Buenos Aires, 7 de marzo de 2014 cita y emplaza por treinta días a herederos y
LA LEY: I. 14/07/14 V. 16/07/14 José Luis Cassinerio, sec. acreedores de MIGUEL ANGEL CURI a efectos
LA LEY: I. 14/07/14 V. 14/07/14 de hacer valer sus derechos.
El Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Buenos Aires, 18 de junio de 2014
Civil N° 97, Secretaría Única a mi cargo, cita y El Juzgado de Primera Instancia en lo Civil Nº 19, Juan Carlos Pasini, sec.
emplaza por treinta días a herederos y acreedo- cita y emplaza por treinta días a herederos y LA LEY: I. 10/07/14 V. 14/07/14
res de BELLO ROGELIO CARLOS a los efectos acreedores de STELLA MARIS VIOLA, a efec-
de hacer valer sus derechos. Publíquese por tos de hacer valer sus derechos. El presente de- El Juzgado Nacional de Primera Instancia en
tres días en el diario “LA LEY”. berá publicarse por tres días en el Diario LA LEY. lo Civil Nº 55, a cargo del Dr. Hernán B. Lieber,
Buenos Aires, 12 de junio de 2014 Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Secretaría única a cargo de la Dra. Olga Ma-
María Verónica Ramírez, sec. 5 de junio de 2014 ría Schelotto, sito en Av. de los Inmigrantes
LA LEY: I. 14/07/14 V. 16/07/14 María Belén Puebla, sec. 1950 4º piso, cita y emplaza por treinta días
LA LEY: I. 11/07/14 V. 15/07/14 a herederos y acreedores de ODILIO GODOY
El Juzgado Nacional de 1ª Instancia en lo Civil a efecto de que comparezcan a hacer valer sus
N° 105, cita y emplaza a herederos y acreedo- El Juzgado Nacional de 1º Instancia en lo Civil derechos. Publíquese por tres días en el diario
res de AURELIO CARLOS DIAZ por el plazo de Nº 90, Secretaría Única, cita y emplaza por “LA LEY”.
treinta días, a fin de que hagan valer sus dere- treinta días a herederos y acreedores de EU- Buenos Aires, 27 de junio de 2014
chos. El presente edicto deberá publicarse por TIMIA HERNANDO MUÑOZ y de ANDRES Olga María Schelotto, sec.
tres días en el diario LA LEY. PEREZ MARCOS, a efectos de que hagan valer LA LEY: I. 10/07/14 V. 14/07/14
Buenos Aires, 3 de febrero de 2014 sus derechos. El presente deberá publicarse por
Santiago Strassera, sec. tres días en el diario “La Ley”. El Juzgado Nacional de Primera Instancia en
LA LEY: I. 14/07/14 V. 16/07/14 Buenos Aires, 26 de febrero de 2014 lo Civil Nº 103 a cargo del Dr. Martín A. Chris-
Gustavo Alberto Alegre, sec. tello, Secretaría a mi cargo, sito en la Av. de los
El Juzgado Nacional de 1ª Instancia en lo Civil LA LEY: I. 11/07/14 V. 15/07/14 Inmigrantes 1950 piso 1º cita y emplaza por el
N° 105, cita y emplaza a herederos y acreedo- término de treinta días a herederos y acreedo-
res de LUCRECIA HELENA MARIA JIJENA 33802/2014. CABRERA, IRMA ANGELICA res de Doña OFELIA PATRICIA FREIRE a los
por el plazo de treinta días, a fin de que hagan (INTERNO N 2) s/SUCESION AB-INTESTA- efectos de hacer valer sus derechos. Publíquese
valer sus derechos. El presente edicto deberá TO. Juzgado Nacional en lo Civil Nº 31 cita y por tres días en el Diario La Ley.
publicarse por tres días en el diario LA LEY. emplaza por treinta días a herederos y acree- Buenos Aires, 16 de junio de 2014
Buenos Aires, 7 de marzo de 2014 dores de CABRERA, IRMA ANGELICA. Publí- Eduardo Alberto Villante, sec.
Santiago Strassera, sec. quese por tres días. LA LEY: I. 10/07/14 V. 14/07/14
LA LEY: I. 14/07/14 V. 16/07/14 Buenos Aires, 6 de junio de 2014
Laura B. Frontera, sec. int. El Juzgado Nacional de Primera Instancia en
El Juzgado Nacional de 1° Instancia en lo Civil LA LEY: I. 11/07/14 V. 15/07/14 lo Civil Nº 20, secretaría única a mi cargo, cita
N° 16, cita y emplaza por treinta días a herederos y emplaza por treinta días a herederos y acree-
y acreedores de AMUCHASTEGUI ASTRADA, El Juzgado Nacional de 1º Instancia en lo Civil dores de MATTEO CAPUTO y ANITA CON-
MIGUEL ENRIQUE a fin que comparezcan a ha- Nº 16, cita y emplaza por treinta días a herede- CEPCION D’AQUINO, a fin de hacer valer sus
cer valer sus derechos. Publíquese por tres días. ros y acreedores de CIUFFARDI, HILDA ANA derechos. Publíquese por tres días.
Buenos Aires, 23 de junio de 2014 a fin que comparezcan a hacer valer sus dere- Buenos Aires, 27 de junio de 2014
Adrián E. Marturet, sec. chos. Publíquese por tres días. Juan Carlos Pasini, sec.
LA LEY: I. 14/07/14 V. 16/07/14 Buenos Aires, 23 de junio de 2014 LA LEY: I. 10/07/14 V. 14/07/14
Adrián E. Marturet, sec.
El Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo LA LEY: I. 11/07/14 V. 15/07/14 Juzgado Nacional de Primera Instancia en
Civil y Comercial Federal Nro. 1 a cargo del Dr. lo Civil Nº 28, cita y emplaza a herederos y
Horacio C. Alfonso, Juez Federal Subrogante El Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo acreedores de GALASSI, JUAN RAÚL, por el
Secretaría Nro. 2 desempeñada por la Dra. Civil Nº 96, Secretaría única, sito en Av. de los término de 30 días. Publíquese por el término
Mercedes Maquieira, interina, sito en la calle Inmigrantes 1950 Piso 6º de esta ciudad cita y de tres días en el diario “LA LEY”.
Libertad 731, piso 9, de esta Capital Federal, emplaza por treinta días a herederos y acreedo- Buenos Aires, 26 de mayo de 2014
en los autos caratulados “BANCO DE LA NA- res de WECHSLER, MERCEDES GLORIA a los Bárbara Rastellino, sec.
CIÓN ARGENTINA c/ORTEGA LUCAS EZE- efectos de hacerles saber que deben compare- LA LEY: I. 10/07/14 V. 14/07/14
QUIEL s/ PROCESO DE EJECUCIÓN” expe- cer a hacer valer sus derechos. El presente debe-
diente Nro. 5918/09 conforme lo establecido rá publicarse por tres días en el Diario “LA LEY”. El Juzgado Nacional de 1º Instancia en lo Civil
por el art. 531, inc. 2 in fine del Código Procesal, Buenos Aires, 19 de junio de 2014 Nº 16, cita y emplaza por treinta días a herede-
publíquense edictos por un día en el Boletín María Constanza Caeiro, sec. ros y acreedores de MARIANA BONDI BRIN-
Oficial, por medio del Sistema Electrónico de LA LEY: I. 11/07/14 V. 15/07/14 DISI a fin que comparezcan a hacer valer sus
Consulta y Publicación de Edictos (resolución derechos. Publíquese por tres días.
1687/12 y en el diario La Ley (art. 146 y 147 del El Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Buenos Aires, 26 de junio de 2014
código citado), citando al ejecutado para que Civil Nº 104, sito en la calle Talcahuano 490, 1º Adrián E. Marturet, sec.
comparezcan a estar a derecho en el plazo de piso, de esta ciudad, cita y emplaza por 30 días LA LEY: I. 10/07/14 V. 14/07/14

Propiedad de La Ley S.A.E. e I - Administración, Comercialización y Redacción: Tucumán 1471 (C. P. 1050 AAC) Teléfono: 54-11-4378-4765 - Bs. As. Rep. Arg. - Registro Nacional de la Propiedad Intelectual Nº5074180
Impreso en La Ley, Rivadavia 130, Avellaneda, Provincia de Buenos Aires.