Está en la página 1de 2

Propagandas en las revista caretas (1954-1956)

Empezaremos mencionando que al igual que en la actualidad las revistas


contenían propagandas y estas iban dirigidas más para mujeres ya q se dice
que somos las mujeres las que nos “cuidamos más y tratamos de vernos
mejor”, encontraremos desde lencería hasta joyerías.
Solo nos basamos en la revista caretas y esta contenía lo siguiente:
Propagandas sobre
 Cremas de belleza: como por ejemplo PASTEURIZED FACE CREAM;
decía q con esta crema podrías rejuvenecer y/o mantener la piel
linda y suave. Como si los años no pasaran para tu rostro.
 LUX; el jaboncillo con aroma y q mantendría fresca tu piel (este
jaboncillo aún está a la venta, si bien ha cambiado la envoltura pero
de ahí todo está casi igual).
 Vestidos: los vestidos usados para la ocasión, tanto para verano
como para invierno, ya sea de algodón, de seda, de polar o
terciopelo.
 Polvos o base(actualmente)
 Perfume lavanda, un perfume que huele a lluvia, que huele a sol, etc
 para el verano; trajes de baños de la marca, OECHSLE
 entre otras cosas más.
No solo encontramos eso, sino que también había talleres para que las
mujeres aprendan a coser, diseñar crear prendas,
Como podemos darnos cuenta las propagandas eran para incentivar o
motivar a las mujeres para q puedan verse bellas, no solo por fuera, sino
también por dentro ya que daban algunas recetas de como estar
saludables.
OECHSLE, marca de ropa que llego a Arequipa, un 20 de noviembre en el
1955, para la exhibición de sus pendras, todo el lugar estuvo repleto por lo
mejor de la sociedad arequipeña, este desfile nos traía la moda de Paris y
New York. Y todo fue un éxito.
Pero ahora veamos, todas estas cosas solo la podrían ver y disfrutar
aquellas personas con “cultura” por así decirlo,
¿Cómo era la moda en esos tiempos? ¿Quiénes disfrutaban de esa moda?
Si bien habían migrantes (personas que tal vez no sabían leer o
simplemente no les llamaba la atención leer), aparte esas prendas y todo
ello que estaban en las propagandas costaban muy caras, por ejemplo, los
vestidos más baratos costaban entre 300 a 400 soles, una persona que, no
sé, pobre o de provincia no podría comprar una de esas prendas y no
porque no tuviese plata tal vez, sino porque con esa plata podría hacer algo
más productivo.
Entonces veamos qué tan importante era verse bellas para esos tiempos, y
cuanto invertían cada una por ello.

Lizeth Fiorela Chacon Silva

Intereses relacionados