Está en la página 1de 62

..

--
COLOMBIA EN 1907

BAJO LA ADMINISTRACION

DEL

SR. GENERAL RAFAEL REYES


POR

LISIM.AOC> PA.LAU

BOGOTA
IMPRENTA NACIONAL
Edición ojÛial .
<SXCl11-0, cSt;, §e1tUa{!lJ, tIlafctet §k1/e¡)
Presidente cONstitucional de Colombia
GENERAL RAFAEL REYES

='J"acióeste distinguido colombiano en la ciudad de Santa


Ro,;<\de Viterbo, capital hoy del Departamento de Tundama,
_el di,,_ ~4_~~ g~!u?r~_ de 1850. Fueron sus padres el distin-
- ----
guida caballero D. Ambrosio Reyes More-no y la virtuosa
matrona D.' Antonina Prieto.
Hizo sus estudios en el Colegio de DltÜama, bajo la di-
rección del Dr. Zenón Solano, notable institutor nacional.
En 1868 emprendió viaje para el Cauca, en donde su
hermano Elías le procuró los medios de entrar á ejercer el
comercio. Así lo hizo, y cuando se hubiera creído que el há-
bito mercantil redujese, como de ordinario sucede, su capaci-
dad illtelectual, Rafael Reyes cultivaba su espíritu al par que
aumentaba los negocios de su casa comercial, los dirigía con
acierto y los realizaba con provecho.
En el año de 1872, por causa de negocios, hizo un viaje
á .Europa. Los colombianos residentes en París recibieron á
Reyes con demostraciones de marcado aprecio. Pronto estu-
vo de regreso al prtís, yen 1873 concertaba en Bogotá una
empresa industrial de las más audaces: la exploración cientí-
fica y comercial de la Amazonia colombiana, con el fin de
buscar un río navegable que pusiera en comunicación las ri-
cas selvas del territorio del Caquctá con la grande arteria
americana, el Amazonas, en asocio de sus hermanos Néstor y
Enrique.
-6-

El General Reyes con sus hermanos y diez compafíeros


I

más partió en 1875 de Pasto, cruzó la iamensa cordillMa,


bajó al territorio del Caquetá y descubrió el río Putumayo,
que lleva suficiente caudal de llgllas navegables al Amazonas.
Recorri6 en el transcgJsodé vario,> años cerca de 20,000 ki-
lómetros. Con intrepidez é inquebrantable perseverancia ven-
ció todos los obstáculos, adquiriendo vastos dominios para su
Patria, campo ,á la acción civilizadora y á la actividad comer-
cial de las naciones americanas y europeas.
Merced á su prodigiosa exploración se pudo descubrir
la cuenca por donde es dable penetrar desde el Océano Atlán-
tico hasta la .falda misma de los Ande~, por los ríos Amazo-
nas, Putumayo y Caquetá.
La narración de tales exploraciones, acompañada de ma-
pas y descripciones geográficas, forma parte interesantísima
de la bibliografia· colombiana.
En hermoso libro se publicó en el Exterior, bajo el título
deAl través de la América del Sur, el relato de los viajes por
.el Caquetá y el Amazonas. Su autor, el General Reyes, expuso
, allí, en páginas inmortales, al par que instructivas y agrada-
bles, la importancia (\e la regi6n oriental no solamente paHl;
Colombia sino también para Sur América.
be la magnitud de esa empresa y de la manera satisfac-
toria y heroica como se llevó á feliz término ha hablado
la prensa americana y europea, con los encomios que mere-
ce. Ella fue fecunda y de benéficos resultados para Colombia.
La segunda Conferencia Panamericana reunida en Méjico en
1901 decretó que se grabara una lápida conmemorativa en
honor de 105 hermanos Reyes. Asimismo la Asamblea Nacio-
nal Constituyente y Legislativa de Colombia, de IQ07, ordenó
por medio de la Ley,-número 19 del mismo año que se erigie-
ra un monumento en la capital de la República que perpetúe
la memoria de los hermanos Reyes.
Bien conocido es el sacrificio con que sellaron su vida
Enrique y Néstor Reyes en la exploración de que era jefe su
hermano Rafael. Enrique, al remontar el Amazonas á bordo
de la, lancha de vapor TU1zdama, fue acometido de fiebre ma-
ligna y murió á los pocos días. Su cadáver fue llevado al pue-
blo de Iquitos, en donde los peruanos levantaron un monu-
mento de mármol á su memoria. Néstor pereció trágicamente
á orillas del río Putumayo, víctima de la ferocidad de los sal-
vajes. Sus restos ensangrentados se encontraron en una selva,
y allí permanecieron por varios años. Después fueron traídos
con los de Enrique, y hoy reposan en la Basílica de Bogotá.
Volvió al Cauca el General Reyes, y en 1877 contrajo
matrimonio en la ciudad de Popayán con la distinguida Srita.
Sofia Angulo.
Estando dedicado en el valle del Cauca á empresas agrí-
colas y comerciales, sobrevino la guerra civil de 1884. Rafael
Reyes ofreció sus servicios al Gobierno constitucional, los que
fueron inmediatamente aceptados por el Gobernador del Es-
tado. El intrépido Jefe de la expedición al Amazonas entró
á servir como Comandante general de la 4." División del ague-
rrido ejército caucano.
Al aceptar el puesto de Jefe de una División en esa
tierra en donde todos pueden ser militares en cuanto son va-
lientes, Reyes asumía gravísima responsabilidad; pero su ca-
pacidad natural, su arrojo y su inteligencia, educada en
otros sentidos, lo podían salvar.
Después de los primeros combates favorables á la legi-
timidad, una fuerza respetable de los rebeldes se retiraba hacia
el Norte con ánimo de unirse al ejército antioqueño. El Ge-
neral Rafael Reyes, entonces Coronel, fue destinado á cortar-
les la retirada. Las fuerzas necesitaban hacer marchas forza-
dísimas para alèanzar su objeto. Tenían que pasar el río
Cauca; las canoas estaban en el lado opuesto; nadie podía
proporcionárselas. Pero había que pasar, y era necesario ob-
tenerlas. Cualquier Jefe, escogiendo de sus soldados los menos
inútiles, les hubiera impuesto el deber de arriesgar su' vida en
beneficio de la victoria; eso quizá lo ordenaba la prudencia;
pero Reyes no comprendía así su obligación, ni creyó lícito
poner en peligro la vida de uno solo de sus soldados. Enton-
ces, dejando sus vestidos en la ribera y acompailado de un
héroe niño, llamado Benjamín Castro, se arrojó á nado sobre
las lentas aguas del río, ganó la orilla opuesta y pronto tuYO
las embarcaciones que para pdsar necesitaba el ejército.
Así pudo continuar la marcha, yellS de Febrero, con
poco más de cuatrocientos hombres, estuvo en RoldanilIo al
frente de los enemigos, cuyo número pasaba de ochocientos.
Aunque éstos habían elegido posiciones ventajosas, los otros
iban á combatir. A una cuadra de distancia se rompieron
los fuegos, y después de cuatro horas de reñido combate la
derrota de los rebeldes quedó consumada, dejando en po-
der del ejército de Reyes y de su digno compañero, el
Coronel José María Domínguez, Jefe de Estado Mayor, todas
sus municiones, cuatrocientos prisioneros y muchas armas, y
abandonando en las angustias de la derrota otra parte de sus
armas y número considerable de muertos y heridos.
Pero las derrotas sufridas por los rebeldes no eran sino
preludios de una sangrienta batalla, porque las fuerzas del
Gobierno de Antioquia habían avanzado sobre Cartago, y el
22 de Marzo estaban situadas en la ya ensangrentada posición
de Santa Bárbara. El General Payán dispuso el combate, lo
dirigió en persona, y eon la victoria ya obtenida, á la cual
cooperó Reyes eficàzmente, abrió la puerta de bronce que
creía haber cerrado el Presidente de Antioquia cuando les fue
señalado á los israelitas de ese Estado, desde las alturas de
Manizales, el valle del Cauca como tierra ¡>rometida. Más
tarde la rebelión concentraba sus fuerzas en los Estados de la
Costa; el río Magdalena era vigilado por vapores al servicio
de los rebeldes, y estaba por tanto cerrado para el Gobierno;
la expedición que había salido de Antioquia era de proble-
mático suceso por lo inmenso de las distancias, el rigor del
clima y la escasez dé recursos; por Santander era impo-
sible bajar hasta Barranquilla; Cartagena estaba asediada;
Panamá había caído en poder de Prestán y Aizpuru. Era
preciso redimir á Cartagena y auxiliar á Ramón Ulloa. que
había combatido como un Bayardo contra los malhechores
-9-

de Colón. No había otra vía practicable que la de Buenaven-


tura, ni había más vehículo que la cañonera Boyacá, porque
los vapores del Pacífico habían resuelto no tocar en aquel
puerto hasta que no hubiese sido restablecido cI orden. Se
presentó entonces un pequeño vapor de la Compañía del
Canal, conduciendo á los que se llamaban comisionados. de
paz para tratar con el Gobierno sobre la situación del Istmo.
Después de lo ocurrido allí, el decoro y la honra de la Nación
no permitían reconocer en ellos ese carácter, y así se hizo ;
tomóse cI vapor que los había conducido á Buenaventura é
internóseles hasta Cali. Pero esas dos pequeñas naves no lle-
naban todavía su objeto. Entonces el Dr. Núñe7., hijo de la
ci ud;¡d sitiada, en la cual suponía sufriendo los rigores del
hambre, de la peste ó de la batalla á sus numerosos deudos,
considerando que no sólo era Magistrado sino hombre de
corazón, y que junto á su cerebro pensador latía su corazón
de hijo, puso un telegrama al General Reyes en estos 6
semejantes términos: "Para realizar esa expedición lo espero
todo de la facultad con que usted sabe vencer imposibles."
El explorador del Putumayo estaba ya, no en presencia
de un río desconocido, sino de ese Océano al que las alucina-
ciones de su descubrimiento dieron el nombre de Pacífico. El
telegrama del Dr. N úiiez le imponía el más solemne de los
compromisos, y para cumplirlo, si necesario fuera, Reyes
pondría de testigo el Océano.
En efecto, cosa de diez aiias há se veían en la bahía de
Buenaventura los despojos de un buque que había navegado
por no se sabe qué mares. Esos despojos consistían simple-
mente en un casco que las aguas habían teñido de verde y
los moluscos convertido en nido. En sus ya luengos años, el
que fue buque y resistió orgulloso el embate de tántas ondas,
relevado ya del servicio, como inválido y viejo, y reducido al
modesto oficio de recibir la carga en un puerto que el reflujo
deja á veces en seco, fue habilitado de nuevo, sin examen de
peritos, y encadenado á la cañonera y cargado y tripulado y
conducido de Buenaventura á Panamá con esa expedición
-10-

que sería de dudarse aún si no naufragó. Cuatro días duró la


travesía, que es de treinta y seis horas, pero el imposible fue
vellcido.
Al llegar á Panamá, Reyes encentr61a.- población cons-
ternada con el incendio de ColóJt.:;-En aquella ciudad, que
posee una sociedad culta, en la cual el elemento extranjero
tiene considerable influjo, se levantó unánime clamor contra
los incendiarios de Colón. La prensa de los Estados U nidos
había emitido conceptos que demostraban e' gravísimo peligro
de la impunidad; toda la opini6n sensata del Istmo e"igía un
castigo ejemplar; en una palabra, los más notorios autores de
aquel crimen debían ser juzgados. Reyes reunió un Consejo
de guerra, se estudió el negocio, y los incelldiarios fueron con-
denados á la pena capital.
Reyes cumplió su deber ejecutando, como era ordenado,
la sentencia de la Corte Marcial sobre las cenizas de la ciudad
de la América española que lleva el nombre del descubridor
del Nuevo Mundo.
Terminada la guerra de 1884 y 1885 con el triunfo
completo de la causa constitucional, entró victorioso e! Gene-
ral Reyes á la capital de la República, en medio de las de-
mostraciones de honor y de júbilo. El Gobierno le había dis-
cernido el alto cargo de Jefe de Estado Mayor general del
Ejército.
En todos los sucesos más importantes de la política de
regeneración iniciada entonces, tuvo parte importantísima el
General Reyes. El Senado de Colombia lo ascendió á Gene-
ral en Jefe, que es el grado más alto que se reconoce en la
milicia nacional.
Restablecido el orden público, convocó el Presidente
Núñez un Consejo Nacional de Delegatarios, que asumió des-
pu¢s las funciones de Cuerpo Constituyente y Legislativo. A
él concurrió el General Reyes como Delegatario por el De-
partamento de! Cauca. Su labor en esa corporación fue de
grandes beneficios para el país. De allí salió la Constituci6n
política de Colombia que rige hoy en la Nación.
- I[-

Nombrado en los años subsiguientes Ministro Plenipoten- .


dario de la República en varias Cortes europeas, desempeñó
con acierto é inteligencia las Legaciones conferidas á su cui-
dado.
En las Administraciones nacionales de 1890 á 1894 for-
016 parte del Ministerio, y desempeñó las Carteras de Fomen-

to, Guerra y Gobierno, sirviéndolas con alto patriotismo y


consagración.
Fue Senador de la República en varios períodos legisla-
tivos, por los Departamentos del Cauca, Bolívar y Cun:.lina-
marca.
En Enero de 1895 estalló formidable guerra en el país.
El General Reyes, que siempre ha profesado el gran princi-
pio de autoridad y que siempre ha defendido la legitimidad,
ofreció inmediatamente sus servicios al Gobierno, que presi-
día en ese año el Sr. Caro.
El Presidente de Colombia lo nombró Jefe de las fuer-
zas militares que debían obrar sobre los revolucionarios del
norte de la República, que era el teatro principal de la guerra.
Esa misión confiada al hombre que sabía vencer obstácu-
los fue desempeñada por el General Reyes con eficacia admi-
rable y grandioso éxito. Salió de la capital de la República á
fines de Febrero de 1895, con su Ejército, por la vía de Occi·
dente. En las jornadas de CllUmba1nuy y La Tribuna desba-
rató á los revolucionarios que le interceptaban el paso. Des-
pués de estas victorias organizó de nuevo su ejército y con
él se embarcó en el Magdalena, con ci plan de invadir el De_
partamento de Santander por Ocaña y sorprender al grueso
del ejército enemigo, que dominaba la Provincia de García
Rovira. Con una actividad prodigiosa, con la audacia que le
es característica y después de vencer mil obstáculos, se iIJter-
nó por Ocaña al interior de Santander, sorprendió al Ejército
revolucionaria en la mañana del 15 de Marzo de 1895 en el
campo de Enciso, y tras largo luchar lo venció, obteniendo
gloriosa y decisiva victoria. Su proceder para con los venci-
dos fue noble y generoso.
-12-

Esa campafta fue brillante y çélebre en la historia militar


de Colombia, pues se veritk6 en diez y seis días y dio por
resultado la terminación de la g1letlay el triunfo de la legi-
timidad.
El héroe regresó á Bogotá después de haber pacificado
el país. La capital le hizo un recibimiento extraordinario en
aplausos y ovaciones.
Como estuviese reunido á la sazón el Congreso Nacional,
esta augusta Corporación nombró al General Reyes Designa-
.do para ejercer el Poder Ejecutivo en el período legal de 189&
á 1902, aclamándole á la vez candidato para la Presidencia de
la República en el período constitucional de 1898 á 1904'
Esa aclamación fue secundada con entusiasmo en todo el
país. Sin embargo, los sucesos políticos posteriormente cum-
plidos dieron otro rumbo á la Nación, y ésta no pudo ver
realizados sus deseos en los comicios.
El hogar del Genera1~eyes se cubrió de luto el 7 de Oc-
tubre de 1898. En este día falleció en Bogotá su dignísima
y virtuosa esposa.
Toda la Nación tomó parte en ese duelo por medio de
manifestaciones públicas de sincera condole~cia.
El Presidente de la República juzgó necesarios los servi-
cios del General Reyes en el Exterior. Con este motivo le
nombró, á principios de 1900, Ministro Plenipotenciario en
varias Cortes de Europa, empleo que desempeñó hasta 1902,
y luégo fue designado como Delegado de Colombia en la se-
gunda Conferencia Panamericana reunida en Méjico.
A fines de 1903 regresó el General Reyes á la Patria, y
la encontró dcsangrada y casi anarquizada, á causa de la gue-
rra que asoló su territCl'tio en los años de 1899 á 1903. Ha-
llándose en Bogotá, .gobrevillo la separación del Departamen-
to de Panamá, ocurrida el 3 de Noviembre de 1903. Este
inesperado suceso agravó la situación de la República y puso
en peligro la unidad nacional.
Inmediatamente ofreció sus servicios al Gobierno, en de-
fensa de los intereses nacionales. El Presidente 10 nombró Jefe
- 13-

de operaciones sobre el Atlántico y Panamá, con facultades


presidenciales, y Enviado Extraordinario cerca del Gobierno
de los Estados U nidos.
El General Reyes abandonó hogar, tranquilidad é inte·
reses, y con la celeridad que usa en todos sus actos se puso
en marcha en desempeño de su alta misión. Los servicios que
prestó á la Nación en el conflicto de Panamá son bien conoci-
dos en el país. En los Estados Unidos sostuvo en altísimo
pueste el honor, la justicia y la dignidad de Colombia.
En la misma época su nombre fue lanzado como candi-
dato para Presidente de la República para el períqpo legal de
1904 á 1910, y aunque hizo renuncia formal de esa candida-
tura, el Directorio n.lciúnal eleccionario no la aceptó.
Su nombre salió triunfante en los comicios populares, )"
su elección fue solemnemente declarada en los escrutinios que
hizo el Gran Consejo electoral de la República.
Tomó posesión de la Presidencia de Colombia el día 7
de Agosto de 1904, ante el Congreso nacional. Su período
presidencial le fue ampliado por la Asamblea Nacional Cons-
tituyente y Lcgislativa de 1905 hasta el 3 I de Diciembre de
1914.
El General Rafael Reyes ha sido distinguido con honro-
sas condecoraciones por el Sumo Pontífice Pío x, por el Go-
bierno de Francia y por muchas Sociedades científicas y geo-
gráficas de Europa.
La obra que ha llevado á cabo durante el tiempo de su
Administración ha sido de verdadera reconstrucción.
Su preciosa existencia estuvo en inminente peligro el 10
de Febrero de 1906 en eI ataque alevoso que le hicieron infe-
lices mercenarios, obra de espíritus pequeños; pero la Divina
Providencia salvó la vida deI egregio Magistrado para bien
de Colombia. El General Reyes, que por grandes méritos
y servicios ha logrado llegar á la primera Magistratura en el
país, ha tenido implacables calumniadores, como los han te-
nido los grande hombres.
A su alma !emplada al fuego del catolicismo y de la
energía no llegan otras aspiraciones que las de la caridad y
el patriotismo. En su cQrazón D.Qbilísimo,cariñoso, delicado
y consecuente s610 el bien tieDeea~~ y asilo el más acen.'
drado amor por la justicia. Es~¿.Mindas personales son la
garantía de su recto proceder cómô- servidor público. •

L. PALAU
Bogotá, 7 de Agosto de 1907.

COLOMBIA
Entre las Repúblicas hispanoamericanas que en su últi·
ma etapa evolutiva merecen ser miradas con mayor atención,
es sin duda la más interesante la República de Colombia,
hermoso país cuya feracidad y riqueza son tales que su fama
ha pasado ya los límites de lo fabuloso.
Mas á pesar del esplendor de su naturaleza y de los teso-
ros que guarda en las entrañas de sus montes, el flagelo for-
midable de la ~uerra civil ha sido hasta hace poco'S años la
herida abierta y dolorosa de la joven nación, que, á semejanza
de sus vecinas hermanas, venía consumiéndose en el fuego de
los odios políticos.
El lapso de paz más considerable era en Colombia "
, el de una década, pero nunca !lin pasar un año libre de
flmenaza y de peligro inminente de turbación del orden. Pen-
~ar en una quietud estable, era algo así como un sueño de
,oro destinado á realizarse quizá con plazo de siglos.
Con semejantes conmociones, la parte económica y fiscal
del país empezó á resentirse de manera desastrosa; y puede
juzgarse de ello por la situación monetaria, que fue llevada á
un grado inverosímil de anormalidad. Podrá formarse 'una
idea de tal situación quien conozca estos ligeros datos:
Hace unos treinta años, próximamente, la circulación me·

* "Varios de estos importantes datos los hemos tomado de Las Noticias de


Bogota\.
-15-

tálica bastaba á satisfacer las necec;idades colectivas, y figura.


ba en proporción numérica individual con mayor ventaja que
en el resto de la América española. La moneda amarilla era
tan abundante, que en muchas ocasiones los candores de oro
de alta leyeran desdeñados en el comercio interior, prefirién.
dose la moneda de plata. Hoy el cambio se ha fijado al diez
mil por ciento; es decir, cien pesos duros en papel apenas re-
presentan el valor de un dóllar americano. Durante la última
guerra subió hasta el veintiún mil por ciento de premio, y sus
fluctuaciones eran de millares de puntos, haciendo casi imposi- ,
hIes las transacciones de comercio. Todo por causa de las gue • .I

rras civiles. La sangre ibérica, bajo el sol de los trópicos, ha \


persistido en sus rojos hervores, y la raza luchadora é indoma-
ble de la Península se prolonga con sus virtudes y sus vicios
por los fecundos valles y planicies de las cordilleras andinas.
iCuántas figuras verdaderamente gallardas y dignas por
su heroicidad de verse luégo cuajadas en el bronce donde en-
carna la gloria, han gastado un vano esfuerzo en esas luchas
fratricidas, que no son sino fiebre de pasiones desbordadas!
Allí los combates formidables en que se ha luchado du-
rante diez y siete días con sus noches, sin tregua, sin descan-
so, bajo las llamaradas de un sol de fuego, entre un hacina-
miento de cadáveres putrefactos; tal aconteció en el campo
de Palo1¡egro, donde treinta mil colombianos enloquecidos
galantearon á la muerte, hasta que uno de los dos ejércitos
fue vencido por el agotamiento de municiones. Legiones de
valientes, con el pecho y brazos desnudos para pelear mejor,
á manera de gladiadores, sin más arma que un machete, se
arrojaban en asaltos épicos contra triples cordones de infante-
ría armada de mat/ser, erizada de bayonetas y reforzada por
las ametralladoraz.
Cuando al final de la guerra se quiso dar sepultura á
los restos dispersos de los héroes sin nombre, formáronse pi-
rámides de cráneos en todo el campo de combate, pirámides
enormes, elocuente!', que brillaban al sol como una protesta,
como un reproche sobrehumano de una intensidad abru.
madora.
-16-

La perdida de hombres durante la última guerra, ya por


el plomo 6 por las fatigas de la campaia, ascendi6, según cál-
culos razonados, á más de; fien m!l ....
Al finalizar esta lucha el palS quedó en un estado de
postración tan grande. que ninguno de los hombres públicos
de reconocida capacidad se resolvía á aceptar las Carteras
ministeriales de Hacienda y Tesoro; aquello era un abismo de
complicaciones que nadie se atrevía á sondear. Grandes sec-
dones del territorio, juzgándose con fuerza suficiente para
hacer vida de naciones libres, y más que todo, influenciadas
por el nefasto ejemplo de Panamá, trataban de romper los
lazos de la unión colombiana, y la idea separatista soplaba
como un viento suicida en todas direccionec;. La disolución de
la República era inminente.
En semejante estado de cosas, el actual Presidente, Ge-
neral Rafael Reyes, fuee1evado al solio por sufragio nacional.
Diremos algo acerca de esta gran figura americana, que
comparte hoy con Porfirio Díaz la gloria de haber encaminado
á su patria por la senda de la paz, del progreso y la concordia.
-Fue Reyes quien, hace veinte años, emprendió la explo-
ración de la hoya amazónica que abarca los territorios limí-
trofes ùe Colombia con el Perú y el Brasil, en compañía de
sus dos hermanos Néstor y Enrique. Abriéndose paso al tra-
vés de las selvas sombrías, recorrieron centenares de legu~s,
alimentándose de la caza cuando se concluyeron las provisiœ.
nes. En lucha constante con las fieras y las tribus de salyajes
~aníbales, durmiendo sobre l.os árboles, atormentados por el
hambre y las privaciones de todo género, aquellos tres titanes,
dignos descendientes de los conquistadores, lIegaron hasta el
gran río y reivindicaron los derechos de Colombia sobre
aquella región opulenta y salvaje, donde los productos vege-
tales rinden hoy valores inmensos á los que empiezan á explo-
tarlos. Y continuaron su peregrinación á trayés de los bosques,
trazando mapas y señalando las rutas posibles entre aquel1a
maraña gigantesca.
De aquellos tres hombres sali6 uno solamente: Rafael
-17-
Reyes. Sus dos hermanos, héroes de la civilización, fueron allá,
en el fondo somb';-íü .de las selvas, devorados por los antro-
pófagos.
Mezcla extraña de guerrero indomable y de político de
gran cultura, Reyes asumió la Presidencia, y con una activi-
dad fatigad ora lo resolvió todo, 10 transformó todo en menos
de un año. Dividió las regiones en que la idea separatista era
un peligro j con mano férrea y voluntad incontrastable apagó
todo conato de revuelta, sin contemplación de ningún géne-
ro, siendo quizá más riguroso con miembros de su propia fa-
milia; fijó el cambio, dando firmeza á las operaciones comer-
ciales; pagó todos los intereses de la deuda exterior, largo
tiempo detcnidos, y así levantó el crédito de la República
hasta obtener quc los capitales extranjeros volviesen á ella
nuevamente; y como nota culminante de su tarea redentora,
estableció de una manera formal las bases de tina paz estable,
á cuyo amparo el país avanza de una manera sorprendente.
En tres años se han construido más líneas férreas que la
stlma de todo lo hecho en épocas anteriores. Los caminos na-
cionales sol} mejorados sin cesar por el Ejército •. dividido y
organizado'7:asi en su totalidad en Cuerpos de zapadores. Más
de veinte mil hombres reparten sus fatigas entre la instrucción
militar y los avances del progreso. El ferrocarril que ha de
unir á Bogotá con la costa del Atlántico, obra considerada
como irrealizable, será terminada al finalizar este año. Milla-
res de trabajadores, como inquieto hormiguero, se mueven

sobre los enormes flancos de la cordillera, en cuyas alturas se
adormece Ia ciudad de los Zipas.
Ya las locomotoras, los nuevos conquistadores, avanzan
con sus brillantes armaduras de hierro y su crespo penacho
de humo, despertando los ecos con sus clarines de vapor. Esta
obra asegura el porvenir de Colombia, como nación civilizada
é importante, para época bien cercana.
Como puede juzgarse por estas líneas, rápidamente tra-
zadas, es la República de Colombia uno de los países ameri-
canos que más prometen al adelanto universal, si se considera
2
-18-

de un modo relativo. Su territorio inmenso, de fecundidad


asombrosa j la variedad de sus climas y la diversidad de sus
tesoros, abren ancho campo al desarrollo de las industrias. La
agri~ultura ~llí e~95i desconocida: confiados todos en la bon-
dad dé la tierra, se
recoge lo que ella da, sin preocuparse de
abonarIa ni de mejorar sus condiciones. La ganadería, la mi-
nería y toda clase de industrias íabriles tienen allí vida segura.
A pesar de la crisis monetaria por que atraviesa aún, puede
decirse que Colombia es la tierra abundosa y hospitalaria don-
de los hombres de buena voluntad hallarán siempre bienestar
y trabajo.
(De El A ttn(O de Madrid, número 59, bajo el titulo de Información (x/ra,,'
in-a).

RECONSTRUCCION NACIONAL
Apenas han transcurrido tres años desde que se inauguró
la Administración ejecutiva nacional del Excmo. Sr. General
Rafael Reyes, y ya las obras llevadas á cabo en los diversos
ramos de su Gobierno constituyen una verdadera reconstruc-
ción nacional.
Revela la reconstrucción de Colombia la actividad inte-
ligente del primer Magistrado de la República, cuyos buenos
deseos y cuya firme voluntad de trabajar por el engrande-
cimiento de la Nación ha elogiado todo el país.
El Presidente de Colombia ha estudiado y resuelto los
problemas más importantes que estaban p~ndientes al inau-
gurar su Administración. La Hacienda pública se halla defi·
nitivamente organizada; el asunto rentístico y fiscal que por
igual interesa á todos, está libre de toda solvencia; se ha res-
tablecido el crédito del país en el Exterior; las enconadas
luchas de la política y de la religión han cesado por completo
en el país y son ajenas al Gobierno y á los partidos; la paz
está sólidamente ~rada; la reconciliación entre todos los
miembros de la f~Uia colombiana se ha efectuéJ,dQ,y .1àsg~-
rras civiles han cesado para siempre en el territorio llocion~1.
-19-

Ha llegado para Colombia la época de la prosperidad que


por tantos conceptos merece esta gloriosa República, y ya se
vislumbran trazas de su próximo engrandecimiento.
La estabilidad del Gobierno y de las instituciones nacio-
nales, tan necesaria para el adelanto del país, es al presente,
para Colombia, una gran realidad. El personal de altos em-
pleados, de relevantes aptitudes y consagración, es perma-
nente, en 10 posible.
El program'a de Gobierno se cumple con eficacia: admi.
nistración basada en la moralidad, en el trabajo, en la justi-
cia y en el respeto á la autoridad.
La obra de la reconstrucción nacional está realizada en
todos los ramos de la Administración pública: gobierno yor-
den público, justicia, relaciones exteriores, hacienda y te-
soro, división territorial política, administrativa y judicial;
crédito público; Ejército nacional, instrucción pública, fomen-
to y obras públicas.
Tal obra es de permanencia porque se ha realizado á
costa de grandes desvelos y sacrificios, impuesta por la ley de
altísimo patriotismo acometida por un mandatario de buena
voluntad.
Las consecuencias se están tocando en la actualidad, y
es indudable que de seguir el derrotero de Gobierno hábil.
mente iniciado el 7 de Agosto de 19°4, la faz de Colombia
vendrá á aparecer renovada de una manera próspera y fe-
cunda en bienes inestimables.
Nos conduce á cambio tan radical y nos prepara tan fe-
liz porvenir la labor de reorganización, el plan trazado en 1904,
y que no es otro que el que presentado á la Nación en impor-
tantes documentos oficiales, se acomete sin vacilaciones, con
las reformas políticas, administrativas y económicas indispen-
sables, sin haber alterado en su esencia la Constitución nacio-
nal de 1886. Se está ejecutando ese plan, y ya estamos reco-
giendo el fruto.
La obra de reconstrucción y de mejoramiento ha aumen-
tado también la producción y extendido los cauces de rique.
za¡ colocando en distinguido orden los principios fundamen-
tales de la autoridad, del crédito IlAcional y del estímulo á la
industria ..
Con la triste experienciâiaâ pasado, la nueva vida de
Colombia se presenta lozana y vigorosa y los esfuerzos se de-
dican á servir á la Patria y á engrandecerIa, á la sombra de la
paz y de la concordia entre todos los colombianos.

LA CONCORDIA NACIONAL

U na gran conquista se ha realizado en Colombia bajo la


Administración del General Rafael Reyes: la concordia entre
los miembros de la familia nacional. .~
Se ha establecido la iibertad en los límites de la verda-
dera justicia, después de haber alcanz~do la reconciliaci6n ne-
cesaria entre las diversas agrupaciones ·políticas. De ella se ha
hecho nobilísimo uso, dando participación én la cosa pública
á todos los colombianos de buena voluntad.
La paz, con la acci6n eficaz de la energía, de la moral y
del trabajo, se ha consolidado en todo el país.
El caciquismo político de todas las clases y categorías
que existía en las antiguas secciones dè la República federal
ha cesado con la fundaci6n de la nueva Colombia central y
unitaria.
Las intrigas políticas, los sobornos eleccionarios y los
Congresos revolucionarios no tienen ya lugar en el país, ni son
móviles para imponer su oprobioso yugo á las clases obreras é
industriales.
Con la política basada en la concordia nacional é implan-
tada desde 1904 por el actual Presidente de Colombia, existe
ya en la República cristiana una masa compacta de ciudada-
nos, resueltamente dispuesta á sosten~ á costa de todo sacri-
ficio la paz nacional y el imperio de':)a legitimidad.
-21-

LA UNIDAD NACIONAL
Al ocurrir el desastre nacional de 1903, que trajo la des-
membración de la Patria por ]a separación del istmo de Pa-
namá, otro desastre estaba á punto de ocurrir en la República:
la disolución nacional que amenazaba en aquellos críticos mo-
mentos.
Se hablaba de planes y conatos antipatrióticos para la
insurrección y consiguiente separación de los Departamentos
del Atlántico, Cauca y Antioquia.
En 19°4 la situación había llegado á un estado tan críti-
co, á un extremo tan penoso, que lo mismo los colombianos
que los extranjeros sintieron el temor de la disolución del
país y se hablaba de él como de nación moribunda próxima
él la ruina. El vaticinio podía considerarse como exagerado,
pero era fuerza reconocer que aquellas tristes presunciones
tenían desgraciadamente fundamento.
Para afirmaria así bastaba comprender la realidad de la si-
tuación que arrancando de años atrás venía á condensarse en
quellos tristes días de duelo y de miseria.
Por mucho que se elogie la obra del primer Magistrado
de la Nación, que con perseverante labor y con firmeza de
voluntad hasta entonces desconocida dio por resultado la
convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente, la
cual, reunida en 1905 con representación de todos los parti-
dos políticos, reconstituyó el país, no se llegará á lo que justa-
mente merece ese Magistrado, pues el plan de nueva divisi6n
territorial política y administrativa que él propuso á la Asam-
blea y que bien pronto fue ley de ]a República, fundó la uni-
dad nacional y organizó el Estado en nuevos Départamentos.
Las consecuencias salvadoras de ese plan se están tocan-
do en la actualidad: el edificio de la reconstrucción nacional
permanece sólido; las nuevas secciones territoriales se desen-
vuelven á la sombra benéfica de la paz, sin emulación, labran-
do su verdadero progreso j el buen camino iniciado en 1905
ha asegurado y fortificado las instituciones nacionales y levan-
tado el crédito público.
-22-

LA HACIENDA PUBLICA
G{}m~çonsecuencia de la~:igtler~a que asoló á Colombia
durante los años de 1899 á 1903 vino la completa Jesorga-
nización de la Hacienda pública, y con ella la insolvencia del
Tesoro, la pérdida del crédito y la ruina del país.
Un déficit continuo y aterrador pesaba sobre los presu-
puestos nacionales; las rentas públicas que anualmente se
recaudaban para hacer frente á los gastos ordinarios eran
insuficientes j las partidas fatídicas de la deuda flotante, con-
solidada y militar, como enfermedad crónica de la Hacienda
y como elocuente comprobaci6n del desequilibrio entre in-
gresos y gastos, eran abrumadoras; la apremiante deuda de
Tesorería por sueldos civiles devengados y no pagados del
servicio corriente llegaba á la cifra de $ 2.500,000 oro; el
servicio de intereses de la deuda exterior, suspendido desde
1899, ascendía á la cantidad de £ 351,000; los créditos re-
clamados por extranjeros, por exacciones hechas en la gue-
rra, eran por $ 4.700,000 oro; y por último, la estrechez y
pobreza del Erario eran extremas: tal era en síntesis la si-
tuación fiscal en Colombia cuando se inauguró la Administra-
ci6n del General Rafael Reyes, y no era, por tanto, de ex-
trañar que sobre el paf!; y sobre el Tesoro se hiciesen, por
propios y extraños, fatídicos augurios.
En semejante emergencia la atención del nuevo Go-
bierno se dirigió al resfablecimiento del crédito de la Naci6n,
en la convicción de que un país no puede desarrollarse y .
prosperar sin fundarol cre::lito público sobre la base de la
honradez ofidal. Pn)Cedi6se á la creación de nuevas rentas, á
la reconstrucción del Presupuesto y al equilibrio entre gastos
é ingresos. La labor del ilustre y entendido hacendista Jefe
de la Nación fue en ese asunto meritísima y trascendental,
y trajo con su magnífico éxito la· sal\taci6n de Colombia.
Con el nuevo plan fiscal las rentas nacionales se han
hëèho súblr en el presenteáfio á la cantidád de $ IS.494,S83
-23-

oro; los gastos no pasan de $ 14.650,000; qued6 eliminada


la práctica oficial de abrir créditos suplementales y extraor-
dinarios al Presupuesto de gastos; los intereses de la deuda
exterior, mediante convenio celebrado con los tenedores de
los bonos extranjeros, están pagados puntualmente; e! servi-
cio de la deuda consolidada y flotante está atendido con la
mayor exactitud; los vales de e:rtranjeros por expropiaciones
causadas á éstos en la guerra de 1899 á 19°3 se están amorti-
zando en las aduanas, y ya queda una escasa suma de ellos en
circulación; e! pago de sueldos civiles, diplomáticos, judiciales
y militares se hace con estricta religiosidad; los créditos por
subvenciones á las empresas de fomento y vías férreas se
amortizan igualmente con las unidades de Aduana y con los
fondos que les han asignado las leyes y contratos oficiales.
En el curso pues de tres años la situación fiscal del
país ha cambiado, y de crítica y penosa que era en 1904, ha
venido á transformarse en otra próspera y normal.
Con perseverante labor y con firmeza de voluntad ha
logrado el Presidente de la República levantar muy en alto
el crédito de la Nación, organizar el Tesoro público, estable-
cer la normalidad de la Hacienda y resolver satisfactoria-
mente el problema fiscal.

Re'lltas de Colombt'a elZ 19°7:


Ad uanas .. __ ... _• ••. _ .. _.••• __ • _ •• 7·35°,000
Salinas .•• __ ••• _ . _...•.• __ ••. __ . __ .••.. 650,000
Pape! sellado y timbre nacional. .•. _ . _ •••• 200,000
Co rreos ._ • __ •. _ •.. _ ••••••••••....•. _. 98,000
Telégrafos .. __ ...••...........•. __ .. _ .. 120,000
Derechos consulares .• _ • _•.•••.• . _ .. _ 380,000
Minas de esmeraldas y derechos sobre minas 658,000
Ingresos varios • _ • __ •. _ ••••. _ .• _•. _ • _ •• 100,000
Patentes de privilegio ... __ •• , ., _ •••.• __ •. 1,000
Bienes nacionales .•.• _ •.• _ •••..••••••.• 20,000
Derechos de faro y tonelaje •• _ ••••••••••• 2°7,000

Pasan .•••.••••••• $
-%4-

Vienen •••••..••••• $ 9-784,000


...
Derechos de pesca de caimanes .••••••.•..
Renta de licores nacionales y extranjeros .••
1,250
1.990,000
Id. de cigarrillos ..•••..• __ ~•••• •.... 350,000
Id. de fósforos .• +:.~
.• _• __._. 120,000
Consumo de tabaco ..... ': ~..•• _ .. _.
I
• 560,000
Derecho de degüello y pieles ..• ... .. 1.020,000
Producto de ferrocarriles ..•••••. , _• _.... _ 78,000
Ren ta de lazaretos .....••• _••••.•••• __ . _ 193,000
Id. para la destrucci6n de la langosta. __ ... 5°,000
Id. de vigencias anteriores _• _•••• _•. . I .34~,333

Total -- •••••• -- -- ••.•..•.••• $ 15.494,583

LA PRENSA NACIONAL
Mil veces dichosos los colombianos que hemos conquis.
tado el gran principio de libertad de la prensa sabiamente
armonizado con el de h restricción en su abuso, que pone la
honra privada, el orden social y la causa católica á cubierto-
del ataque alevoso de la calumnia y de la sedici6n.
La acción firme y vigorosa del Gobierno nacional ha
robustecido ese' gran principio. Los decretos oficiales vigen-
tes por él expedidos han reglamentado el importante ramo
de ]a prensa.
Ya las enconadas luchas de la política, las discusiones
religiosas, las recriminaciones de partido, los ataques alevosos
á la honra de los ciudadanos, las publicaciones sediciosas y
los artículos contra la moral y la religión han cesado por com-
pleto. A realizar el saludable principio de la libertad de prensa
con el no menos benéfico de su restricción ha contribuido el
cumplimiento firme del Decreto sobre Alta Policía Nacional.
La estabilidad, sin là cual no hay ni puede haber orden,
ni buen plan de Gobierno que prospere, ni mejora que se con-
solide, es hoy para Colombia verdadera realidad.
-25-

Tan satisfactorios resultados obtenidos para la causa de


la paz son debidos en gran parte á la constante vigilancia del
Gobierno para hacer cumplir sus disposiciones sobre prensa.
Fiel en un todo el actual Jefe de la Nación al programa
de Gobierno que lanzó al país el 7 de Agosto de 1904, no ha
vacilado ni un solo instante en cumplirlo religiosamente, sacri.
ficando su reposo personal al interés común. El rudo batallar,
la continua labor de tántas horas de trabajo no han quebran~
tado afortunadamente las energías ni las fuerzas del infatigable
gobernante.

LA OBRA DE LOS LAZARETOS

Una de las principales atenciones del ilustre Jefe de la


Nación al inaugurar su Gobierno fue la de organizar los la-
zareto::>y crear rentas suficientes para llegar á obtener el ais.
lamiento de los enfermos de la lepra.
Los lazareto::> estaban abandonados; los leprosos se
habían retirado en gran parte á los caminos públicos y pue-
blos circunvecinos á implorar la caridad, propagando al mis-
mo tiempo la terrible epidemia, por falta de recursos para
vivir. Una estadística mal formada había hecho creer, con re-
sultados perniciosísimos para Colombia en el Exterior, que
el número de leprosos existentes en el país pasaba de 30,000.
El Presidente de la República, para medir con precisión
la extensión de la lepra en toda la Nación y calcular los sa~
crifidos que fuera preciso hacer para detener el mal, se ocupó
en la formación de una verdadera estadística de los leprosos
existentes en el país, la cual se lo{~róobtener por medio de
los Gobernadores de los Departamentos y con el auxilio efi.
caz de los médicos.
De los datos reunidos á fines de 1906 aparece que en·
Colombia el número de enfermos de lepra solamente es de
4,963, los cuales recogidos en su mayor parte en los tres la-
zaretos nacionales de Agua de Dios, Contratación y Caño de
-t6-

Loro, están hoy ¡(tendidos con marcada munificencia por parte


del Gobierno.
Los leprosos asilados en esos lazaretos gozan de.buen
servicio médico, reciben puntualmente sus raciones en la mo-
neda metálica especial acuñada ..para ellos, están atendidos y
consolados por Hermanas de la Caridad y los Reverendos
Padres Salesianos, y visitados frecuentemente por las autori-
dades y comisiones nacionales.
Bien pronto se fundarán dos lazaretos más, para asegu-
rar la absoluta separaci6n entre sanos y enfermos. Las provi-
dencias que diariamente dicta el Gobierno tienden á recoger
los leprosos ambulantes, para que todos queden asilados, á fin
de obtener un verdadero aislamiento en beneficio de la so-
ciedad.
La obra, pues, del Sr. General Reyes sobre un asunto de
tánta y tan grave trascendencia como es el de la organizaci6n
de los lazaretos, está realizada satisfactoriamente.
Ya no se señala á Colombia en el Exterior con fa mancha
amarilla, como antes se la señalaba; iya no se la con3idera
como la leprosería del mundo I
Resultado tan satisfactorio significa para la Patria motivo
-de plácemes y ecos de aplauso para su gobernante.
Los enfermos de lepra asilados en los lazaretos están
distribuidos así:
En el Lazareto de Agua de Dios .• •... _•••• 1,500
En el de Contratación .. -- •••.•••. -- - -- .... , 559
En el de Caño de Loro ••••••• •• • , .•. 80
Los leprosos ambulantes ingresarán pronto á dichos es-
tablecimientos, de conformidad con el Decreto orgánico del
Ramo.

CORREOS Y TELEGRAFaS
Los esfuer7.0s realizados por êl Gobierno E}1iê ~einauguró
.el 7 de Agosto dè 1904 han e'Àcat1tiilado et {)aís á una vèr-
-27-

dad era reconstrucción nacional. "Más administración y me-


nos política" fue la promesa hecha á la Nación por el Jefe
del l'oder Ejecutivo en el recinto augusto del Congreso de
Colombia.
Las mejoras introducidas en el Ramo de correos y telé.
grafos por la actual Administración ejecutiva han contribuido
poderosamente al progreso nacional.
Aparece evidenciado que el servicio de correos para el
interior y Exterior ha tomado notable incremento durante
los años de 1906 y 1907. Tiene ese Ramo quince secciones
en la capital de la República, quinientas tres en los Departa-
mentos y seis agencias postales en los litorales del Atlántico
y del Pacífico Las líneas de correos han aumentado con la
creación de otras nuevas. Hoy funcionan cuarenta y cuatro
líneas de correos, entre directas y transversales, las cuales
prestan activo y efica7. servicio en toda la República. Están
establecidos, por convenios especiales con las principales na-
ciones del Exterior, los canjes d,~ encomiendas postales.
Incompletos serían los adelantos alcanzados en el Bamo
de correos si ellos no se hubieral1 hecho extensivos al de
telégrafos; pero para el bien del país este Ramo ha sido ob-
jeto de preferente atención por parte del Gobierno.
No han transcurrido muchos años-tres á lo sumo-y ya
la red telegráfica colombiana llega á cerca de 20,000 kilóme-
tros. La guerra pasada destruyó por completo todo el apa-
rato telegráfico, y obra de gran costo y esfuerzo ha sido ne-
cesaria para volver á reconstruirIo.
Todas las poblaciones de Colombia están al presente
comunicadas entre sí por el hilo eléctrico. El cable subma-
rino del Pacífico pone en pronta y fácil comunicación al país
<:on los Estados del Exterior y no muy tarde ie establecerá
el cable del Atlántico.
La perseverancia en el firme y honrado proceder del
Gobierno nacional presenta este adelanto como resultado de
-su alta gestión administrativa.
-z8-

RELACIONES EXT&RIORES

De cómo ha correspondido la Administraci6n nacional


del Sr. General Reyes al importante Ramo de las relaciones
exteriores y al hábil arreglo de los límites pendientes con las
naciones vecinas de Colombia, da prueba el magnífico estado
de nuestras relaciones cordiales con todas las naciones ami.
gas de la República, y la manera satisfactoria con que se han
celebrado los Tratados y Convenios públicos con el Ecuador,
Perú y Brasil.
La dificil situación en que se hallaba Colombia con esas
tres Repúblicas por asuntos de límites ha quedado en la
actualidad resuelta para bien y tranquilidad del país.
Por un Tratado especial se ha sometido al arbitraje del
Emperador de Alemania la cuestión de límites entre el Ecua·
dor y Colombia. Un" comisión mixta de árbitros de los dos
países determinará, en cuanto sea posible. una línea fronte-
riza justa y conveniente, dejando al fallo definitivo del árbi-
tro imperial los puntos en que un acuerdo directo no !legare
á obtenerse. Con la misma República del Ecuador se ha ce-
lebrado un nuevo Tratado "de amistad, comercio y navega-
ci6n, y un Convenio para asegurar la estabilidad de la comu-
nicación telegráfica entre los dos Estados, los cuales satisfacen
plenamente las aspiraciones de ambos países.
Colombia celebró con el Perú en el mes de Julio de 1906
un Convenio sobre el modus vivendi, con el fin de rI1jntener
el statl~ quo en el territorio litigioso entre 105 dos países hasta
. la definitiva solución de la controversia. que dirimirá la Santa
'o"~ Sede. Así se definió -la tirantez de las relaciones que antes
existía con el Perú. Por lo demás el Gobierno que preside el
Sr. General Reyes no ha dejado ni un instante de trabajar
para a~egurar los derechos de Colombia en los territorios
orientales.
Con la República del Brasil se han llevado á satisfactoria
solución las cuestiones pendientes con esa nación limítrofe,
-19-

que nunca habían podido arreglarse. Se han celebrado en el


presente año los Tratados públicos sobre arreglo de fronte-
ras, así como los relativos á libre navegación de los ríos de la
región oriental.
Las relaciones con la Santa Sede son hoy más cordiales-:
y estrechas que nunca. El Gobierno ha procurado cultivarias
,con especial esmero. Entre el Gobierno y la Iglesia colombia-
nos existen armónicas relaciones.
Las negociaciones con el Gobierno de los Estados Uni.
dos de América se prosiguen de una manera satisfactoria.
Bien pronto se celebrará un acuerdo conforme al honor y á
los intereses de Colombia, en orden á los asuntos de Panamá,
Canal interoceánico, etc.
La labor pues de la Cancillería colombiana ha sido fe-
cunda para el país, trayendo por resultado la solución conve-
niente ùe los problemas internacionales, el afianzamiento del
crédito de la República y el perfecto mantenimiento de las
buenas relaciones con todas las naciones amigas.
No terminará el presente año sin que tengamos el agrado
de entrar en leales relaciones con el Imperio del Japón. A la
previsiva acción del Presidente de Colombia no se ha ocultado
la importancia que traerán para el país esas relaciones. Está
ya determinado el envío de una Legación de primera clase
acreditada ante el Gobierno de TokÍo.

FINANZAS Y TESORO NACIONAL

La orgaI:lización de las finanzas y del Tesoro ha rC-1uerido


incesantes esfuerzos del Gobierno para llegar al magnífico
resultado que hoy palpa la Nación en el crecimiento de sus
rentas y buena administración de éstas.
Los resultadps numéricos obtenidos eu los ingresos al
Erario en 1906 y primer semestre de 1907 demuestran la
-30-
gran labor oficial por medio de la cual se dio solución al pro-
blema fiscal que se presentaba- ~~ta Ig05 con caracteres
aterradores ...
Reorganizáronse las antigttas?Rentas departamentales de
licores, degüello, pieles, tabaco, etc., y fueron cedidas para su
administración al Banco Central, dejando una participación de
ellas á dichos Departamentos. El Banco les dio en 1905 una
completa organización, y hoy marchan con toda regularidad
y buenos resultados. Su producto ha llegado á $ 5.057,682
oro, recaudado en el año de 1906 y primeros mesas de 1907-
Las Rentas nacionales de aduanas, salinas, timbre nacio-
nal, derechos consulares, minas, faros, cigarrillos, fósforos,
lazaretos, patentes, etc. han tenido notable rendimiento.
El Ramo del Tesoro, que comprende todo lo relativo á
presupuestos nacionales, servicio de Tesorería, crédito públi-
co, papel moneda y contabilidad oficial, ha quedado perfec-
tamente constituido, se ha simplificado su mecanismo, se ha
hecho eficaz y oportuno -el pago del servicio público y re-
gularizádose el sistema monetario y cotización del papel
moneda.
Debido á eso el billete nacional ha conservado su poder
liberatorio y su carácter de curso forzoso en la proporción
dello,ooO por 100 sobre el oro. Quedó asimismo potestativo
en toda clase de contratos á los particulares estipular libre-
mente en cualquiera especie de monedas, nacionales ó extran~
jeras.
No ha omitido el Gobierno dotar á la Nación con mone-
das de níquel, en reemplazo de la moneda menuda de papel
deteriorada, para las necesidades del comercio en las pequeñas
transacciones. Los Departamentos de Nariño y Santander,
en los cuales sólo corre la Qloneda de piata, han sido provis-
tos de esa especie. En la Casa de Moneda de Bogotá, recien-
temente reconstruida,., ~ ht1n acuñado piezas de plata de
cincuenta centavos á la ley de 0'800 en cantidad suficiente
para el envío á dichos Departamefitos.
Para evitar el contagio de la lc:pra por el uso común de
-31 -

la moneda se ordenó igualmente adaptar moneda metálica


especial con destino á los lazaretos nacionales. El papel
moneda de edición antigua, casi deteriorado en su totalidad,
ha sido cambiado por billetes ingleses de la nueva edición ..
El crédito del país se ha restablecido en el Exterior con
el pago inmediato de los intereses, hasta la fecha, de confor-
midad con lo pactado con el Comité de Londres. Está al día
el pago del servicio público en sus diversas ramificaciones y
arreglado el modo del pago de la deuda interior consolidada
y flotante.
La redentora labor emprendida por el Presidente de
Colombia ha salvado el país de la ruina y solucionado el
problema fiscal.

MILICIA NACIONAL

El canon de Alta Policía Nacional introducido cn la


legislación del país por el actual gobernantc ha traído la tran-
quilidad á los pueblos de Colombia, extirpado el ocio, elimi-
nado las riñas, los juegos ilícitos y las licencias de la prensa.
Ese canon ha acabado también con los golpes de cuartel y
asegurado en definitiva la paz nacional.
Hoy se puede viajar de un extremo á otro de la Repú-
blica con la seguridad más completa para las personas y sus
intereses, sin !emores de asaltos y violencias aun en los des-
poblados. Enrtos caminos y en los Municipios vigila la Gen-
darmería nacional y cumple con lealtad y eficacia las disposi-
ciones de la Alta Policía Nacional.
Desde que se inauguró la Administración ejecutiva del
General Reyes se emprendió la recolección de todas las armas
y municiones diseminadas en el país en las guerras y las que
existían en poder de particulares, y todas ellas han sido rein-
tegradas en los parques nacionales. Ya no tienen los enemig()s
del reposo público elemento ninguno de guerra para trastor-
-32-

nar el orden, ni para convertir, como á menudo sucedía, el


caro suelo de la Patria en campos de tala y de muerte.
El ejército nacional en la presente éra de paz ha sido
-reducido á su mínima expresi6;, dejando un pie de fuerza
armada estrictamente necesario para el servicio, y aun la
mayor parte de los soldados que constituyen la milicia nacio-
·nal han sido destinados á trabajos de zapadores, y trabajan en
las vías públicas en beneficio del comercio, de la industria y
del fomento.
La creación de las Colonias militares y penales como
nuevo sistema penitenciario h1 demostrado el inmediato bene.
ficio recibido por la sociedad. En esas Colonias van recibien.
do gradualmente los reos hábitos de trabajo y de moralidad
con la adquisición de la propiedad raíz que les adjudica la
Nación.
Con el fin de levantar la institución militar el Gobierno
ha fundado magníficos establecimientos, dirigidos por hábiles
oficiales y profesores extranjeros: la Escuela Militar, la Es.
cuela Naval, Batería de Artillería, etc. El territorio militar ha
sido dividido en zonas militares, en las cuales el Ejército, la
Policía y la Gendarmería de la Nación hacen su servicio con
abnegación y severa disciplina.
El efectivo del Ejército en el presente año es de 6,528
hombres con sus respectivos jefes y oficiales; la Gendarmería
consta de 1,567 agentes, r la Policía Nacional se compone de
660 individuos.

INSTRUCCION PUBLICA

Este importante Ramo de la Administración pública ha


tomado un desarrollo notable en la época presente, y prom:ete
mayor incremento, atendido el inter~s que le presta el actual
Gobierno. --
Del informe presentado por el Sr. Ministro de Instruc-
- 33-'

ción Pública á la Asamblea Nacional en sus sesiones del pre-


sente alla tomamos los siguientes datos, verdaderamente sa-
tisfactorio para el país:

INSTR UCCIÓN PÚBLICA PRIMARIA

N úmero de alumnos matriculados en los diversos plan-


teles. __ •. ._ . 227,283
N úmero de planteles de educación. _ __ • __ 2,875
N úmeto de maestros. - - - • _.. _ 4,143
Cifras que se descomponen así;
Alumno" PI I Macstlos
matriculados ante es
Antioquia .. __ .•.......... 50,69 I 708 485
Atlántico. " .. _ . 4,916 69 69
Bolívar. _ _ __." 15.440 5 Ia 234
Boyacá .•... .. _ . 9,067 253 166
Caldas. _.. _•. _. _••. _ . 19,270 242 145
Cauca. ••. ._ .. _. 26,195 564 3°7
Cundi·namarca. _. _..•... 9,368 166 166
Distrito Capital __ 15,021 228 126

Galán _ __ ._ 8,088 228 129


H uilà . __ . __ •. , _.• __ . _.. 5,023 86 84
Magdalena _. __ •.. _.. _.. 2,670 83 83
Nariño. • _.•••..••• _.. 16,227 202 145
Quesada ........•.... _. 11,723 171 171
Santander ...•.. _.. .. 12,605 243 218
Tolima. __ . .•... _.. 9,295 179 164
Tundama _.. __ . 9.295 159 131
Casan are y San Martín. _.. 1,129 32 32
Goajira. _ . __" 121 6 6
Tierraden tro ....• •. __ 539 14 14
4,143 2,875
Resmnm de la Ùlstrucción prÙnatt'a.
Planteles .• _• _••. __••• __ •• __ • _•.• _•• __ • _• 2,875
Alumnos matriculados ••••••. __•• _• _•• , •••• 227,283
Maestros .••.• _••••• __ •.. _•••••••• _..•••• 4,143
3
-34-

INSTITUTO DE ARTESANOS

El Instituto de f'\rtesancs~ de reciente creación, ha toma-


do un ensanche extraordinario. El éxito ha superado á las
esperanzas. La solicitud por la creación de nuevas escuelas
nocturnas en los Departamentos ha sido general. Existen
actualmente 208 escuelas con 16,036 alumnos matriculados.

INSTR UCCIÓN SECUNDARIA

El Gobierno ha atendido cuidadosamente este segundo


Ramo de la instrucción.
Existen en la República colegios bien establecidos yes-
cuelas normales para varones y señoritas, reglamentados con-
venientemente y con un personal docente que es prenda de
seguridad y garantía para los p~dres de familia. Matricula-
dos, 18,845.
La Asamblea Nacional decretó la apertura de escuelas
normales costeadas por la Nación en todas las capitales de
los Departamentos y ciudades principales.

ENSEÑANZA INDUSTRIAL

Escuela Nacional dé Agricultura.


Está ya establecida y funciona con 16 becados, uno por
cada Departamento y por el Distrito Capital; estas becas son
costeadas por el Gobierno nacional.

Taller nacio1zal de Te.;ïdos.


Para tan importante establecimiento se han encargado
máquinas· adecuadas con los perfeccionamientos modernos.
Con éstos confia el Gobierno fundadamente que dentro de
poco tiempo se conseguirá el fin deseado. En el Taller reci-
ben enseñanza 36 alumnas: 19 befadas por la Nación y el
resto por cuenta de la Comunidad ~ue lo dirige.

Escuela central de Artes JI Oficios.


Están convenientemente organizados los talleres y fun-
cionan en un amplio local recién .construido.
-35-

Escuela Salesialla de Artes y Oficios.


Están establecidos y funcionan con bastante regularidad
los talleres de sastrería, imprenta, fundición, carpintería, he-
rrería, talabartería, mecánica y encuadernación. Los alumnos
se manifiestan satisfechos, pues han visto que á la par que se
ilustran se les asegura el porvenir. En este tallcr tiene el
Gobierno 6 I becados, y además el establecimiento sostiene
89 alumnos.

ENSE~ANZA ARTÍSTICA

Escuela Nadonal de Be/las Artes.


Tiene ISO alumnos matriculados. Está bien organizada
y actualmente se ejecutan trabajos de fundición en bronce y
de escultura en mármol, adelanto no conseguido anterior-
mente. Están establecidas las clases de escultura, acuarela,
ornamentación, paisaje, dibujo, grabado en madera, litogra-
fía, cerámica, química industrial y fotograbado.

Academia Nacional de Ml¿sica.


Alumnos matriculados, 267, de los cuales son becados
por cuenta de la N ación 176.

Academia BeethovC1l.
Sostiene el Gobierno en este establecimiento 30 bt:cas, y
además reciben instrucción en el mismo roo alumnos.

INSTR UCCIÓN PROFESIONAL

Funcionan en la República las Facultades de ciencias


naturales y medicina, de derecho y ciencias políticas, de ma-
temáticas é ingeniería, de cirugía dental, escuelas de minas,
Escuela de Comercio y el Colegio Mayor de Nuestra Señora
del Rosario, en donde se dan diplomas de doctor en filoso-
fia y letras. Satisfactorio es manifestar que la labor de estas
escuelas ha sido harto benéfica. Gran número de jóvenes han
coronado su carrera obteniendo diploma que no sólo honra
-36-
, .-'.

al que lo ha recibido sino al Gobierno que ha podido soste- .


ner á la altura de las necesidades de la Naci6D·y de 109 ade-
lantos de ta ciencia estos planteles.

Facultad de Mediâna JI CÙndas Naturales.


Veintiséis Profesores. Se estudian en esta Facultad las
siguientes asignaturas:
Botánica médica; física médica; biología; química mi-
neral ó inorgánica y orgánica ó biológica; zoología médica;
histología; anatomía general, especial, topográfica y patoló-
gica; materia médica; farmacia; fisiología; patología general,
externa é interna; cirugía mayor >' menor; bacteriología;
terapéutica; clínica de patología general, infantil, obstetrical,
ginecológica, de patología externa y quirúrgica, de cirugía
menor y de patología interna; obstetricia; higiene; medicina
legal y toxicología.

Facultad de Illgmieria y Matemáticas.


Hay en esta Facultad veinticinco Profesores que regen-
tan las siguientes cátedras:
Aritmética analítica, algebra elemental, geometría ele-
mental, trigonometría, cosmografía. física, química, dibujo,
álgebra y geometría superiores, geometría ·analítica y des-
criptiva, topografía, <:álculo infinitesimal, mecánica racional,
arquitectura, estereotomía, mineralogía, geología y explota-
ción de minas, astronomía y geodesia práctica, resistencia de
materiales y estabilidad, electricidad industrial, maquinaria,
hidráulica, física industrial y máquinas de vapor, caminos,
puentes, ferrocarriles, tecnología física y mecánica, química
industrial y mineralogia.

Facultad de Derecho y Ciencias políticas.

Cuenta esta Facultad con diez y siete profesores que


-corresponden á las siguientes cátedras: '
Filosofía del derecho, derecho constitucional, derecho
romano, derecho civil, derecho español, derecho can9nico,
-37-.
economía política, derecho penal, derecho internacional pú-
blico y privado, organización y procedimientos civiles, prác-
tica forense, derecho mercantil y legislación fiscal, pruebas
judiciales.
En algunas capitales de Departamentos se da también
instrucción. Las Universidades de Medellín, Cartagena, Po-
payán y Pasto funcionan con regularidad, y (as asignaturas
que cn ellas se ens.eñ.1n sail en general las mismas que se
dictan en Bogotá.
En la Universidad de Nariño están comprendidas las
Facultades de Derecho con veinticinro alumnos y la de
ingeniería con veitisiete.
En la Universidad dcl Cauca se dictan las cátedras co-
rrespondientes á las Facultades de Filosofía y Letras y Dere-
cho y Ciencias Políticas. Cuenta con ci~nto cuarenta y dos
alumnos matriculados y treinta y tres profesores.

OBSEI{VACIONES GENERALES

Oportunamente se han hecho las remesas de dinero á


los Administradores de Hacienda nacional de los Departa.
mentos y se han legalizado las cuentas que han enviado. Los
pagos de sueldos, becas y otros se han hecho con regula-
ridad.
Se dispuso que todos los alumnos fueran vacunados y
que se diera cumplimiento á los Decretos números 188 de
1905 y 895 de 1906, y á todas las disposiciones que emanan
del artíéulo 41 de la Ley 39 de 1903 y de los acuerdos de la
J unta central de Higiene.
RESUMEN GENERAL DE ALUMNOS EN LA REPÚBLICA

Instrucción primaría. ••.....• . 227,283


Instituto de Artesanos .......•..•. _ ..•. 16,036
Instrucción secundaria .•... _ .•......... 18,845
I nstrucción profesional. ....• .•••• __ 3,439
Tata!. ..•.... ' , ..• __ .. __ 265,603
COMPAR~CIÓN

Al terminar el año de 1905 existían ma-


triculados '" _••.•••.••••••••••.• _••••••• 184,598

Han aumentado de la fecha citada á ésta. _ 81,005

OBRAS PUBLICAS Y FOMENTO NACIONAL

La inmensa labor con que el Gobierno que preside el Sr.


General Reyes ha realizado las principales obra¡; públicas y de
fomento, da pruebas irrecusables de las mejoras que el país
está presenciando en todas sus secciones.
Bastan seguramente para demostrar lo fundado de nues-
tro aserto las obras que actualmente están en ejecución, como
son los ferrocarriles, las carreteras, construcción de puentes y
edificios, colonización, fomento á las industrias y demás que
el progreso de Colombia reclama.
En materia de ferrocarriles ha querido el Gobierno cons-
truirlos bajo el acertado plan de que' formen una sola línea,
así: de Buenaventura, en el Pacífico, á Cali j de aquí hacia el
Norte por las principales ciudades del Cauca y siguiendo el
curso del río de este nombre á través de Caldas y Antioquia
hasta Medellín, en donde se enlazará con el ferrocarril que se
construye desde Puerto Berrío sobre el Magdalena; de ec:te
puerto hacia el Sur, por la orilla izquierda del río, á empal-
mar en La María con el Ferrocarril de La Dorada, que ha
llegado ya hasta Ambalema; un ramal unirá á esta ciu-
dad con la estación de Tocaima del Ferrocarril de Girardot,
que subirá á la Sabana á empalmar en Facatativá con el que
de esta ciudad viene á Bogotá; de aquí por el Ferrocarril del
Norte y su prolongaci6n á Chiquinquirá, en construcción, y la
línea contratada para salir por Bucaramanga á un puerto cer-
cano á Puerto Wilches, se llegará á la parte baja del río
-39-

Magdalena, desde donde en todo tiempo es navegable este


río. Además, una línea férrea á través del Quindío pondrá en
inmediata comunicación á Cartago con Girardot, y otra línea
se extenderá de Medellín al golfo de U rabá.
Este plan, además de aprovechar muchas líneas en
construcción ó contratadas, sir'¡e para unir en estrecho abra-
zo los Departamentos de Cauca, Caldas, Antioquia, To-
lima, Cundinamarca, el Distrito Capital, Quesada, Boyacá,
Tundama, Galán y Santander; y prolongada la comunicación
por el Magdalena hasta el Océano Atlántico, enlazará tam-
bién los de Atlántico, Bolívar y Magdalena. Tendremos así
una línea interoceánica que recorra todas las secciones del país,
con excepción de Huila y Nariño; pero éstas quedarán unidas
también porque el Ferrocarril de Girarùot, que se cnla7.ará en
Tocaima con la línea general, debe seguir de Girardot á Car-
lago por una parte, y de Girardot á La ~)Iata por otra, pasan-
do por Neiva j y el de Buenaventura se prolongará hacia el
Sur por Popayán y Pasto, hasta la frontera ecuatoriana, con
un ramal de esta última ciudad al Pacífico. Entra también en
este plan una línea que partiendo de alguna de las estaciones
del ferrocarril que pase por Bucaramanga vaya hasta Cúcuta,
á fin de vincular al resto del país la rica región que vierte sus
aguas alIaga de Maracaibo.
Así lo expresa el Sr. Ministro de Obras Públicas y Fo-
mento en su informe presentado á la Asamblea Nacional del
presente año.
El Gobierno colombiano tiene contratados los siguientes
ferrocarriles:
El del Cauca, entre el puerto de Buenaventura (Pacífi-
co) y la ciudad de Cali. Están construido>.; 47 kilómetros hasta
la estación de J untas. Los contratistas trabajan con actividad.
El de Alltt'oquz"a, cntre Puerto Berrío y Mcdellln. Está
construido y dado al servicio el trayecto de 8 S killimetros,
entre dicho puerto y Providencia.
La terminación de este ferrocarril se impulsa de una
manera vigorosa por parte del Gobierno nacional Cil asocio
con ci de Antioquia.
-40-

El de La j)orada abarca el trayecto comprendido entre


La María y el puerto de Honda, en la orilla izquierda del
Magdalena, en una extensión de 35 kilómetros, construido ya
y dado al servicio público. Se ha \levado ya hasta el puer-
to de Ambalema y mide 88 ~ kilómetros.
El de Girardot comprende la línea entre el pue-rto de
Girardot sobre la banda oriental del río Magdalena, en direc-
ción á la capital de la República. Está construido hasta El
Hospicio, en un trayecto de 77 kilómetros. Se empalmará
con el de la Sabana. Mide toda la línea 15 S kilómetros. Los
trabajos para su conclusión se han duplicado y se calcula que
estará terminado á mediados del entrante año.
Et del Norte comprende el trayecto desde la"capital de
la República hasta Puerto Wilches. Está construida y puesta
al servicio la línea entre Bogotá y Nemocón, en una exten-
sión de 75 kilómetros.
El del Tolima, entre el puerto de Girardot y la ciudad
de Ibagué. Está terminado el trayecto hasta el Espinal, que
mide 27 kilómetros. Los trabajos de construcción avanzan.
Toda la linea mide 60 kilómetros.
El de Santa Marta, entre la ciudad de Santa Marta y
el Banco. Está construido hasta La Fundación, con una ex-
tensión de 95 kilómetros. La línea total comprende 251 kiló-
metros.
El de Urabá, entre el golfo de Urabá y la ciudad de
Medellín. Están principiados las trabajos é importados los
materiales para su construcción.
El de NarÙïo pondrá en comunicación directa la ciu-
dad de Pasto con el mar Pacífico, al sur del río Guapi. El
trazado está hecho y próximamente empezarán los tral1ajos.
El de Bucaramanga, entre esta ciudad y Bahiahonda
sobre el Atlántico, á travé; de los Departamentos de Santan-
der y Magdalena.
El de Rz'oltacha, entre el puerto de Riohacha, en el
Atlántico, y Valledupar, 6 hasta el río Magdalena.
El Cmtral del Norte, contratado para construiria des-
-41-

de Puerto Wilches ó de cualquier otro punto del río Magda-


lena, arriba ó abajo del puerto, en dirección á Bucaramangar
de aquí á la frontera de Boyacá, y luégo seguirá hasta Zipa-
quirá para empalmado con éste, que viene á Bogotá.
El de Amagá, entre la ciudad de Medellín y un punto
de las márgenes del río Cauca situado en las bocas de la que-
brada de Amagá y del río Po blanco. Será la continuación del
ferrocarril de Puerto Herrío á Medellín.

FERROCARRILES CONSTR UIDOS

El de la Sabana. Esti\ línea entre la ciudad de Bogotá


y la de Facatativá, cünstruida en la altiplanicie occidental
de Bogotá, mide 40 kilómetros. Presta inmensos servicios al
comercio del interior. Quedara empalmada con el Ferrocarril
de Girardot.
El del Norte, entr'~ la ciudad de Bogotá y la de Zipa-
quirá, altiplanicie norte de Bogotá, en una extensión de 40
kilómetros. Se empalmará después con ci central. El servicio
está hasta Nemoeón en un trayecto más de 63 kilómetros.
El del Sur, entre la capital de la República y Sibaté,
altiplanicie sur de Bogotá, en una extensión de 30 kilómetros.
El de CÚCllta, entre la ciudad de San J osé de Cúcuta y
Puerto Villamizar, en la frontera con Venezuela. Mide 71
kilómetros.
El de Puerto Colombia, entre este puerto del Atlántico
y la ciudad de Barranquilla, que mide 28 kilómetros.
El de Calamar, entre este puerto del MagdalL.,a y la
ciudad de Cartagena, en una extensión de 105 kilómetros.
La construcción de nuevos caminos y carreteras ha sido
continua en los Departamentos. Parte del ejército nacional ha
estado trabajando en ellos como Cuerpo de zapadores, 10
mismo que en la construcción de puentes y edificios.
La ciudad de Bogotá ha recibido grandísimo adelanto en
obras de ornato y embellecimiento en la presente Adminis-
tración ejecutiva. Con la acción reparadora del Gobierno
centralIa capital de Colombia será bien pronto una residencia
-,,2-
digna de los altos poderes nacionales. Según el informe del
Sr. Ministro de Obras Públicas dirigido á la Asamblea Nacio-
nal Constituyente y Legislativa del presen!e año, el Gobierno
ha reparado los siguientes edificiOIl.:4ela capital:

" EDIFICIOS

"La guerra dejó arruinados casi todos los edificios nacio-


nales, pues en más de tres años no se atendió sino insuficien-
temente á su conservaci6n y reparación. Las oficinas públicas
se encontraban casi del todo desmanteladas, con muebles des-
vencijados y escasos y paramentos gastados. La actual Ad-
ministración ha atendido á esa~ necesidades y llevado muy
adelante su acción reparadora.
" El Palacio de San Carlos, el de la Carrera, el edificio del
Buen Pastor, el de la Escuela de Artes y Oficios, los cuarte-
les de San Agustín, el Pasaje Rufino Cuervo, Santo Domingo,
el Palacio de la Delegación Apostólica, la Escuela de Mate-
máticas, el Observatorio Astronómico, el cuartel de la Policía
Nacional, la Casa de Moneda, la Escuela de Ingeniería. la Es-
euela de Cadetes, el Colegio de La Merced, la Escuela
Normal de Institutoras y otros edificios en esta capital han
'Sido reparados ó están reparándose.
"El Gobierno se propone concluir el Capitolio nacional,
y ya están aprobados los planos presentados por el distin.
guido arquitecto Sr. Pietro Cantini, con un presupuesto de
$ 700,000, gasto que puede distribuirse en cuatro años, á
razón de $ 175,000 en cada uno. II

Ese mismo informe nos suministra los siguientes impor-


tantes datos acerca de la

••COLONIZAC[ÓN y FOMENTO

., En la relación de 105 contratos celebrados en el pre-


sente año por este Ministerio se verá cuánto se ha esforzado
.el Gobierno por colonizar nuestros desiertos y fomentar la
-explotación de bosque~, el desarrollo de la agricultura y el
establecimiento de nuevas industrias.
-43-

" Es de suma importancia el contrato celebrado con


el Sr. D. Manuel Antonio Angel para la colonización de
la Sierra Nevada de Santa Marta, región que mediante ese
contrato puede convertirse en fue nte inmensa de enriqueci-
miento nacional.
"También tienen excepcional importancia los contratos
relativos á las fábricas de tejidos de Cartagena, Medellín y
Samacá. Se ha prestado apoyo á estas empresas, que están
ya produciendo i'.rtículos de muy buena calidad, y á las que
se proponen fundar los Sres Teófilo Moncada é hijo en Bo-
gotá, y el Sr. Carlos M. Mayans en Atlántico y Magdalena,
porque esta industria no podrá desarrollarse en el país sin
decidido apoyo del Gobierno. La industria de t~jidos, ade.
más de dar trabajo á muchos brazos, desarrolla otras como
la algodonera y textiles de toda clase. Cuando tengamos fá-
bricas de tejidos en varios puntos del país se convertirán en
productivos campos hoy eriales ó abandonados, y multitud
de familias tendrán trabajo seguro y remunerador. Por otra
parte, si consideramos que la mayor parte del valor que hoy
invertimos en mercaderías extranjeras se refiere á tejidos de
lana y algodón, y que una vez que ese dinero no tenga que
salir del país porque produzcamos los artículos que hoy pa-
gamos con él, se aliviará grandemente la situaciÓn económica;
si consideramos esto, repito, se verá la raz(ín que ha tenido
el Gobierno para hacer un esfuerzo que asegure el buen éxito
de esta ind ustria.
A la vez se ha prestado apoyo decidido á la agricultura
procurando la baja de los fletes, la supresión de peajes, la
introducci(ín de semílIas para repartirias equitativamente, la
difusión de provechosas cnseiÏanzas en el periódico del Mi-
nisterio; imponiendo gravámenes, dentro de límites raciona-
les, á la introducción de artículos alimenticios extranjeros;
envianJo á persona tan cOl11petente como D. Antonio Iz-
quierdo á NlJrte América, Europa y el Oriente á estudiar los
progresos de la agricultura y la gan;-¡dena, colectar semillas,
escoger herramientas y aparato.:; que faciliten las labores, etc.;
-44-

fomentando el establecimiento de ingenios de azúcar en la


Cosh y en el interior, pues un país que produce como pocos
la caña de azúcar debe procurar "_c09vertirse de importador
en exportador de este productoJrepartiendo los terrenos
baldios entre los cultivadores con la mayor equidad posible ~
y lo que es más que toJo, abriendo caminos y conservando
el orden público."
El Gobierno ha protegido y estimulado la industria, el
comercio y la3 artes con exposiciones agrícolas é industriales
é instalaciones de obras nacionales de interés general.
En Bogotá se abrió el día 20 de Julio del presente año,
97° aniversario de la independe'lcia nacional, un concurso
rural, en el cual se exhibieron plantas de algodón de las di.
versas semillas ql\~ el Gobierno introdujo al país, cultivadas
en la Estación Agronómica de Apulo, y quedó probado prác-
ticamente que ese artículo puede ayudar prontamente á do-
minar la crisis económica qUI: por causas diversas viene pe-
sando sobre la Nación hace varios años.
También se abrió un concurso hípico para estimular las
crías, el cual superó á lo que se esperaba, improvisado en
menos de un mes.

ADMINISTRACION DE JUSTICIA
y DESPACHO ADMINISTRATIVO

Muchas é importantes reformas ha habido necesidad de


introducir en los Ramos judicial y administrativo para llevar
á feliz término la obra de la reconstrucción nacional.
l

Las reformas introduc}das poco á poco en el Ramo judi-


cial han sido de vital importancia y han traído al país bienes-
inmensos. Para la buena administración de justicia se ha di.
vidido el territorio de la República en Distritos judiciales, con
u n Tribunal en cada uno de ellos, con el suficiente número de
Magistrados para el conocimiento de los asuntos tanto en lo
civil como en lo criminal, con la colaboración de los respec-
tivos Fiscales. Se ha aumentado el número de Juzgados de
Circuito y de Distrito para el pronto despacho judicial, con
personal inteligente y activo.
La Corte Suprema de Justicia con su ilustrado personal
de siete Magistrados y con la colaboración del Procurador
general de la Nación \lena sus funciones de una manera satis-
factoria.
El despacho en los Ministerios de Estado y en sus de·
pendencias se efectúa con eficacia y notable consagración.
U na de las reformas má•• trascendentales que en bene-
ficio del progreso del país se ha introducido en el Ramo ad-
ministrativo ha sido la creación del Ministerio de Obras
Públicas y Fomento. Las labores de ese nuevo Ministerio
han empujado á la Nación en el movimiento de prosperidad
que demandaban los intereses comunes representados por la
industria, el comercio y producción agrícola.
Entre las instituciones de crédito fundadas por el Jefe
de la Nación debe contarse en primer término el estableci-
miento del Banco Central, que representa en mucho el movi-
miento bancario del país. Fundado bajo sólidas bases, co-
rresponde al f;lVorque el crédito público le ha otorgado desde
el principio.

ESTIMULO A LA INDUSTRIA Y A LA EXPORTACION

El GOuierno del General Reyes no ha olvidado los inte-


reses económicos del país. Ha fomentado la industria y ex-
portación de varios artículos nacionales.
En reciente Decreto ejecutivo (número 832 de 20 de
Julio próximo pasado) se concedieron primas á la exporta-
ción, en esta forma:
Por cada quintal de algodón arreglado para el consumo
del país 6 para la exportación, $ loro;
-46-

Por cada quintal de café que se 'exporte hasta el año de


1910, $ loro j

f.or caJa qQi~t:Ià~~ab~mQue~EE~~gn¡~.:~~~el año


de 1910,$ loro; y
l)or cada quintal de caucho que se produzca en plantacio.
nes que se hagan y cultiven, hasta el 20 de Julio de 1814,
$ 4 oro.
Esa importante disposición contribuirá á conjurar la cri-
sis económica colombiana.
Una recolección de muestras de minerales, decretada
por el Gobierno, dará á conocer la riqueza mineral de Co-
lombia,

DIVISION TERRITORIAL
P O L íT 1 CA Y A D MI N1 S T R A T 1V A
<.

La nueva divisién territorial política y administrati~a


propuesta por el Sr. General Reyes á la Asamblea Nacional
Constituyente y Legislativa de 1905, después de haber oído
el concepto de los Consejos municipales. y de personas de
notorio valer, fue resuelta satisfactoriamente, con laborioso y
detenido estudio de muchos días consagrados á tan impor-
tante asunto.
La antigua división territorial de la República en diez
grandes Departamentos hacía dificil en mucho la buena mar-
cha del país y traía graves inconvenientes para el manteni-
miento de la unidad nacional, para la buena administración
nacional y para el progreso~eccionaL
Concienzudamente se llevó á término ese trabajo. Qued6
muy bien dividido el inmenso territorio colombiano (1.206,200
kilómetros cuadrados, con 4-500,000 habitantes), en quince
Departamentos, tres Intendencias nacionales y un Distrito
capital, con las siguientes denominaciones, Provincias y Mu-
nicipios :
-47-

DEr AR T AMENTOS

1.0 Departammlo de A1llioquia-Capital Medellín. Divi-


dido en diez Provincias.
I-Provinda del Cmlro. Consta de 15 Municipios:
Medellín, capital ~arzobispado); Barbosa, Caldas, Copa-
cabana, Envigado, L;¡ Estrella, Guarne, Itagüí, Girardota,
Puerto Berrío, Prado, Santo Domingo, San Pedro, San
Roque, Yolombó.
II-Provincia de Orieule. Consta de 14 Municipios:
Marinilla, capital; Carmen, Cocorná, Concepción, Gua-
tapé, Peñol, Rionegro, San Carlos, San Luis, San Rafael,
Santuario, San Vicente, Vahos (Granada) y Alejandría.
III-ProvÙzcia de Atires. Consta de 5 Municipios:
Sonsón, capital; Abejorral, La Ceja, San Agustín, San-
ta Bárbara, Nariño.
IV-ProvÙzcia de Frcdonia..~ta de 7 Municipios:
Fredonia, capital; Ama~ Angelópolis, Armenia, He1i-
conia, Retiro, Titiribí,
V-Provincia de Suroeste. Consta de 9 Municipios:
Jericó, capital; Andes, Bolívar, Concordia, Jardín, Nue.
va Caramanta, Salgar, Támesis, Valparaíso.
VI-Provincia de Nordeste. Consta de 9 Municipios:
Santa Rosa de Osas, capital; Amalfi, Carolina, Don Ma-
tías, Entrerríos, Gómez Plata, Remedios, Segovia, Zaragoza.
VII- ·Província de! Norte. Consta de 8 Municipios:
Yarumal, capital; Angostura, Anorí, Campamento, Cá-
ceres, Ituango, San Andrés, Zea.
VIII-Provincia de Sopetráll. Consta de 7 Municipios:
Sopetrán, capital; Belmira, Ebéjico, Liborína, Sabana-
larga, San Jerónimo, Sucre.
IX-Provincia de Occidente. Consta de (j Municipios:
Antioquia, capital (Sede Episcopal); Anzá, J3etulia, Bu-
ritiGá, Giraldo, Urrao.
X-Provincia de Urabá. Consta de 7 Municipios:
Frontino, capital; Cañasgordas, Dabeiba, Murindó, Pa-
varandocito, Riosucio, Turbo.
2.0 Depattamento del Atlántico, creado por la Ley nú-
mero 17 de 1905-Capital, Bat:ranq~il}¿¡,.Dividido en 2 Pro-
~nc~: "
1. Provincia de Barra1U¡1iidâ.""Consta de 7 Municipios:
Barranquilla, capital; Galapa, Palmar de V,arela, Santo
Tomás, Sabanagrande, Soledad, Tubará.
II-ProvÍ1zc£a de Sabanalarga. Consta de 7 Municipios:
Sabanalarga, capital; Baranoa, Campo de la Cruz, Juan
de Acosta, Manatí, Polonuevo, Usiacurí.

3.o Departamento de Bolívar-Capital Cartagena (arzo-


bispado). Dividido en 8 Provincias:
I-Provincia de Cartagena. Dividida en tO Municipios:
Cartagena, capital; Arjona, Calamar, Mahates, Santa
"Catalina, San Estanislao, Santa Rosa, Turbaco, Villanueva y
Puerto Colombia. lf'1... "
II-ProvÙzda del ~n~onsta de 7 Municipios;
Lorica, capital; Cereté, Ciénaga de Oro, Chimá, Mon-
tería, Purísima, Sah Pelayo.
III-ProvÙléia ~St·ncelej(}. Consta de 7 ~unicipios:
Since1ejo, capital; Palmito, Sampués, San Andrés, San
Onofre, Toluviejo, Toltí.
IV-Provlnda del Carmen. Consta de 7 Municipios:
El Carmen, capital; Guamo, San Jacinto, San Juan,
Sambrano, Tetón, Yucal.'
V -Provincia de Corozal. Consta de 6 Municipios:
Corozal, capital; Sahagún, Chinó, Morroa, <lvejas,
Sincé.
VI-Provincia de Maçal1gué. Consta de 6 Municipios:
Magangué, capital; Ayapel, Caimito. Majagual, Sucre,
San Benito.
VII. Provincia de Mompós Consta de 8 Municipios:
Mompós, capital; Barranco de Loba, Margarita, Mora-
les, Pinillos, Simití, San Martín de Loba, San Fernando.
VIII.-Provincia de Provide1tcia. Capital, San Andrés.
Municipios: los de este antiguo Territorio y San Luis de
Providencia.
-49 -

4.° DepartamefJtode Boyacá-Capital, Tunja (Obispado),


Dividido en 6 Provincias:
I-ProvÙzcia del Celltro. Consta de 17 Municipios:
Tunja, capital; Boyacá, Chíquisa, Iguaque, Cómbita,
Cucaita, Chívatá, Leiva, Motavita, Oicatá, Sáchica. Samacá.
Sora, Soracá, Sotaquirá, Toca, Tuta, Ventaquemada.
II-Provincia de Occidmte. Consta de 12 Municipios:
Chiquinquirá, ~apital; Briceño, Buenavista, Caldas, Ca-
per, Maripí, Muzo, Pauna, Ráquira, Saboyá, Sutamarchán,
Tinjacá.
III -ProzJitlcia de Ricattrtt!. Costa de 8 Municipios:
Moniquirá, capital; Arcabuco. Chitaraque, Gachantivá,
Guatoque, Pare, Santa Ana, TogÜí.
IV -Provmcia de Neira. Consta de 7 Municipios:
Miraflores, capital; Garagoa, Chámcza, Chinavita, Ma-
canal, Pachavíta, Páez.
V-Provincia de Tenza. Consta de 6 Municipios:
Guateque, capital; Capilla de Tenza, Guayatá, Somon-
doca, Sutatenza, Tenza.
VI- ProvÙlda de Márquez. ConSta de Il Distritos:
Ramiriquí, capital; Ciénaga, Chiriví (Nuevo Colón),
Jenesano, San Rafael, Siachoque, Tibaná, Turmequé, Úm-
bita, Viracachá, Zetaquirá.

5.° Departamento de Caldas, creado por la Ley número


17 de I90S-Capital, Manizales (Obispado). Dividido en S
Provillcias :
I-Plovincia de Manizales. Consta de 4 Municipios:
Manizales, capital; Filadelfia, María, Neira.
II-Provincia de Aranzazu. Consta de 4 Municipios:
Salamina, capitâl; Aranzazu, Aguadas, Pácora.
VI-Provincia de Robledo. Consta de 4 Municipios:
1.}ereira,capital; San Francisco, Santa Rosa de Cabal,
Segovia.
IV-Província de Marmato. Consta de 8 Municipios:
Riosucio, capital; Apía, Ansermanuevo, Ansermaviejo,
Marmato, Quinchía, Sanclemente, Supía y Santuario.
4
-50-
V-Provinda de Manzanares. Consta de 4 Municipios:
Manzanares, capital; Victoria con el Corregimiento de
Buenavista, y Pensilvania. con los Corregimientos de San
Agustín, Florencia y Arboleda. (Decreto número 763 de ~9
de Junio de 1907).

6.° Departamento del Cauca-Capital, Popayán (Arzobis-


pado). Dividido en 12 Provindas y un Territorio:
I-ProvÙ¡cia de Popayá1J. Consta de I I Municipios:
Popayán, capital; Cajibío, Coconucos, Dolores, Morales,
Patía, I'uracé, Silvia, Tambo, Timbío, Totoró, Tunía.
II-Provincia de La Plata. Consta de 6 Municipios:
La Plata,· capital; Nátaga, Carnicerías, Paicol, Páez,
Inzá.
III-Provincia de Santander. Consta de 4 Municipios:
Santander, capital; Buenos Aires, Caldono, Jambaló.
IV-Provincia de Caldas. Consta de 7 Municip~os:
Bolí\'ar, capital; Arbela, Almaguer, La Vega, Mercade-
res, San Pablo, San Sebastián.
V-Provincia de Palmira. Consta de 4 Municipios:
Palmira, capital; Candelaria, Florida, Pradera.
VI -Provincia del Qt¿z'ndío.Consta de 7 Municipios:
Cartago, capital; Armenia, Calarcá, Filandia, Victoria,
Circasia y Montenegro.
VII-Provincia de Tuluá. Consta de 4 Municipios:
Tuluá, capital; Bugalagrande, San Vicente, Zarzal.
VIII-Provincia de Buga. Consta de <1 Municipios:
Buga, capital; Cerrito, Guacarí, San Pedro.
IX-Provincia de Cali. Consta de 7 Municipios:
Cali, capital; Jamundí, Pavas, Dagua, Vljes, Yotoco,
Yumbo.
X-ProvÙ¡cia de Buenaventura. Consta de 6 Municipios,
Buenaventura, capital; Anchicayá, Centro, Micay,Naya:
Timbiquí.
XI-Provincia de Alboleda. Consta des Municipios:
Roldanillo, capital; Bolívar, Huasanó, Toro, Unión.
- SI -

XII-Provincia de Camilo Torres. Consta de 4 Muni.


cípios:
Calota, capital; Espejuelo, Corinto, Toribío.
Territorio del Caquetá. Capital Florencia.

DepartamC1lto de Czmdi1liimarca - Capital, Facatativá.


Dividido en 6 Provincias:
I -PrO'Zlincia de Facatativá. Consta de 12 Municipios:
Facatativá, capital; Anolaima, Bajad. Zipacón, La Vega,
Madrid, San Francisco, Sasaima, Síquima, Subachoque, Su
patá, ViJleta.
II-Pro'vÙzcia de Girardot. Consta de 9 Municipios:
Girardot, capital; Guataqui, Nariño, NHo, Ricaurte,
Cunday, Carmen, Melgar, Santa Rosa.
III-Provincia de Guadllas. Consta de II Municipios:
Guaduas, capital; Beltrán, Bituima, Chaguaní, La Paz,
Nocaima, Nimaima, Quebradanegra, San J uan, Vergara,
Vianí.
IV-Provincia el.? TC(jllCJ1dama.Consta de 10 Muni.
cipios:
La Mesa, capital; Anapoima, El Colegia, Jerusalém,
Pulí, Quipilc, San Antonio, Tocaima, Tcna, Viotá.
V-Pro'i)incia de Oriente. Consta de 9 Municipios:
Cáqucza, capital; Chipaque, Choachí, FÓmeque, Fosca,
Gutiérrez, Quetame, Ubaque, Une.
VI-Provincia de SUlIla/a?:. Consta de 5 Municipios:
Fusagasugá, capital; Arbeláez, Pandi, Pasea, Tibacuy.

8~ DepartameJ1to de Galán, creado por la Ley número


17 de 1905-Capital, San Gil. Dividido en S Provincias:
I-GuítllC1ltá. Consta de 5 Municipios:
San Gil, capital; Aratoca, El Valle, Curití, Jordán, Mo-
gotes, Onzaga, Pinchote, San Joaquín.
II-Cha/alá. Consta de S Municipios:
Charalá, capital; Cincelada, Confines, Encino, Oca-
monte.
-52-

III-Socorro. Consta de 8 Municipios:


Socorro, capital, Obispado i Gámbita, Guadalupe, Gua-
potá, Oiba, Palmas, Párama, Suaita.
IV -Suárez. Consta de I Í Municipios:
Zapatoca, capital; Barichara, Betulia, Cabrera, Chima,
Contratación, Galán, Hato, Palmar, San Vicente de Chucurí,
Simacota.
V-Vllez. Consta de 12 Municipios:
Vélez, capital; Aguada, Bolívar. Chipatá, Guavatá,
Güepsa, Jesús María, La Paz, Puente Nacional, San Benito,
Cite, Sucre.

9.° Departamento del Huila, creado por la Ley número


46 de 1906-Capital, Nèiva. Dividido en 2 Provincias:
I-Neiva. Dividida en 13 Municipios:
Neiva. capital; Aipe, Baraya, Campoalegre, Colombia,
Palermo (antes Guagua), Hobo. Íquira, Retiro, Unión, Villa.
vieja, Yaguará, Uribe.
Il-Carzó't. Dividida en 13 Municipios:
Garzón, capital, Obispado; Agrado, Altamira, Elías,
Gigante, Guadalupe, Hato, La Jagua, Naranjal, Pital, Pita-
lito, Santa Librada, Timaná.

10. Departamento del Magda/má-Capital, Santa Mar-


ta (Obispado)-Dividido en 4 Provincias y un Territorio:
I--Sa1lta Marta. Consta de I I Municipios:
Santa Marta, capital; Ciénaga, El Cerro, Heredia, Pe-
draza, Piñón, Pivijay, PuebloViejo, Remolino, Salamina, Sitio-
nuevo.
II-El Baflc/}. Divididã en 6 Municipios:
El Banco, capital; Guamal, Plato, Santa Ana, Tamala-
meque, Tenerife.
III-Padilla. Dividida en 7 Municipios:
Riohacha, capital; Barrancas, Camarones, Dibulla, Fon-
seca, San Juan de Cesar, Trl:inta.
IV - Valledupar. Dividido en 7 Municipios:
-53 -

Valledupar, capital; Chiriguaná, Chimichaguél, Espíritu-


santo, La Paz, Valencia de Jesús, Villanueva.
Yel Territorio de Nevada y Motilones, capital Espíritl~-
santo.
Corrcgimientos y caseríos:
Palmira, Jaba, Atánquez, San José, Marocaso, Caracolí,
Rosario, Guayacanal, Totuma, San Sebastián, San Antonio,
Palomino, San Miguel, Espíritusanto.

IL DepartalJtCllto de Nariiïo, creado por la Ley nú-


mero 1.0 de 1904-Capital, Pasto (Obispado). Dividido en 7
Provincias:
I-Pasto. Dividido en 9 Municipios:
Pasta, capital; Bue,;aco, Consacá, Florida, Funes, Sando.
ná, Tambo, Tagua, Yacuanquer.
II-Jua1lamM. Dividido en 8 Municipios:
La Unión, capital; San Lorenzo, Taminango, Berrue-
cos, El Rosario.
!II-Barbacoas. Dividido en 4 Municipios:
Barbacoas, capital; Magüí, San José, San Pablo.
IV-Tztquures. Dividida en I I Municipios:
Túquerres, capital; Ancuyá. Guaitarilla, Guac:haves,
Imúes, Linares, Mallama, Ospina, Samaniego, Sapuyes, Yas-
cual.
V- Oba1ldo. Dividida en 9 Municipios:
Ipiales, capital; Carlosama, Contadero, Cumbal, Gua-
chucal, Gualmatán, Iles, Puerres, Pupiales.
VI-N¡tjiez. Dividida en 4 Municipios.
Tumaco, capital; Guapi, Iscuandé, Mosquera.
VII-La Cruz, Dividida en los Municipios de La Cruz
(capital), Albán y Tablón, con los Corregimientos de Las
Minas, Génova y Santa Rosa. Creada, por Decreto 1067
de 1907.

12. Departamento di; Quesada, creado por la Ley nú.


mero 46 de 1905-Capital, Zipaquirá. Dividido en 6 Pro-
vincias :
-54-

I-Zipaquirá. Dividida en 8 Municipios:


Zipaquirá, capital; Cogua, Cajicá, Gachancípá, Nemo-
eón, Tabio, Tenjo, Tocancipá. _
Il-Ubaté. Dividida en_~~_Municipios :
Ubaté, capital; Cucunubá, Carmen de Carupa, Fúque-
ne, Guachetá, Lenguazaque, Sutatausa, Susa, Simijaca, Tausa.
IlI-Guatavita. Dividida en 4 Municipios:
Guatavita, capital; Guasca, SesquUé, Sopá.
IV -Rionegro. Dividida en 9 Municipios:
Pacho, capital; Caparrapí, Yacopí, La Palma, La Peña,
Paime, El Peñón, San Cayetano, Utica.
V-Clwcontá. Dividido en 6 Municipios:
Chocontá, capital; Villapinzón, Machetá,. Manta, Suesca,
Tibirita.
VI-El Guavio. Dividida en 6 Municipios:
Gachetá, capital; Gachalá, Gama, Junín, Ubalá, Medina.

13. Departamento de Santander-Capital, Bucaramanga.


Dividido en 8 Provincias:
I-Soto. Dividido en 8 Provincias:
Bucaramanga, capit~l; California, Florida, Girón, Le-
brija, Matanzas, Rionegro, Suratá.
II-García Rovira. Dividido en 10 Municipios:
Málaga, capital; Concepción, Capitanejo, Carcasí, Ce-
rrito, Enciso, San Miguel. Tequla, Servitá.
III-Ocalza. Dividida en 6Municipios:
Ocaña, AspasÎca, La Cruz, San Calixto, San Pedro,
T eorama.
IV -Cúcuta. Dividido en I I Municipios:
San José de Cticuta, capital; Arboleda, Bochalema,
Cócuta, Concordia, Chinácota, Gramalote, Rosario, San Ca-
yetano, Salazar, Sardinata.
V-Río de Oro. Dividida en 10 Municipios:
El Carmen, capital; Aguachica, Brotaré, Convenci6n,
CQrredor, Los Angeles, Puerto Nacional, González, Río de
Oro, La Gloria.
-55-

VI-Pamp!ona. Dividida en 8 Municipios:


Pamplona (Obispado), capital; Cácota, Cucutilla, Chita-
gá, Labatec<i, Mutiscua, Silos, Toledo.
VII-Los Santos. Dividida en 3 Municipios:
Piedecuesta, capital; Los Santos, Umpalá.
VIII - Portoltl. Dividida en 4 Municipios:
San Andrés, capital; Ccpitá, Guaca, San Andrés y Mo-
lagavita. (Decreto número 1138 de 1906).

14. Dt'partammto del Tolima-Capital, Ibagué (Obis-


pado). Dividido en 6 Provincias.
l-Combcz'ma. Dividida en 5 Municipios:
Ibagué, callital; Coello, :\'liraflorc;;, San Luis, El Valle.
n -Salda1ía. Dividido en I I Municipios:
Guamo, capital; Alpujarra, Ataco, Coyaima, Chaparral,
Dolores, Espinal, Natagaima, Ortega, Prado, Purificación.
IlI-.Llmbalema. Dividida en 5 Municipios;
Ambalema, Lérida, Piedras, Calùas, Venadillo.
IV -Honda. Dividida en 4 Municipios;
Honda, capital; Gu<¡yabal, l\¡lariquita, Santa Ana.
V-I-fcrvt'o. Dividida en 2 Municipios:
El Fresno, capital; Soledad.
VI-LíbaJlo. Dividida en 3 Municipios:
Líbano (capital), Casabianca y ViHahermosJ.. Creada por
Decreto número 1025 de 1907.

15. Departamcnto de Tzwdama, creado por la Ley nú .


mero 46 de ¡90S-Capital, S<lnla Rosa de Viterbo. Dividido
en 5 Provincias:
1- Tlt1ldama. Dividida en 13 Municipios;
Santa Rosa de Vïterbo, capital; Belén, 13etéitiva, Bus-
banzá, Ccrinza, Corrales, Duitama, Floresta, N obsa. Paipa,
Tibasosa.
II-Norte.-Dividida en 1 I Municipios:
Soatá, capital; Boavita, Covarachia, La Pa;'., Sátivanorte,
Sátivasur, Susacón, Tutasá, Uvita,
III-Suglwwxi. Dividida en 16 Municipios:
-56-
Sogamoso, capital; Cuítiva, Firavitoba, Gámeza, Iza,
Labranzagrande, Mongua, Monguí, Pesca, Puebloviejo, Re-
cetor, T6paga, Tata, Zapatoca, Pajarito.
IV-Coctt~v. Dividida en 9 MuniCipios:
Cocuy, capital; Capilh, Chiscas, Chita, Espino, Guaca-
mayas, Güicán, Panqueba, Salina.
Y-Valderrama. Dividida en 6 Municipios:
Tasco, capital; Socha, Socotá, JericÓ, Paya, Pisba (De-
creto 275 de 2 de Marzo de 1907).
VI-Provincia de Casanare constituye el antiguo Te-
rritorio de Casanare, que le fu'e agregado al Departamento
por Decreto número 990 de 1906. Capital, Nunchía, con 8
Municipios:
Nunchía, Chire, Marroquín, Moreno, Pore, Sácame,
Ten, Tám<l.ra.

INTENDENCIAS NACIONALES

I-Intendmda de La Goa/ira, creada por Decreto nú-


mero 390, de 8 de Marzo de 1906. Tiene por cabecera el
Municipio de San Antonio.
Abarca toda la península de La Goajira y consta de los
siguie~tes corregimientos y caseríos:
Laguna de Tucacas, Maguaipa, Puerto Estrella, Taroa,
Bahiahonda. El Cabo de la Vela, Carrir.al, Tucuraca, El Pá-
jaro, Marahuyén, Carazúa, Guincúa, Calabacito, Caraipía,
Guamaná, San Antonio, Marichá, Soldado, Guayamaná,
Aguada, Ipare, Chinare, Soachí, San José, Mascote, Totu-
mo, Montes de Oca, Salado, Pozones, Talanquera, Pedraza,
Soledad, Iguanas, Dos Monjes, Toro, Remedios y J ugachí.

II-l1ztmdencia del Meta. Capital, Villavicencio. Consta


de 12 Municipios:
Arauca, Arauquita, Cravo, Lope, Tame, Maní, Orocué,
Santa Elena, Cabuyaro, Trinidad, San Martín, Villavicencio.

III-Intendentia del Clzocó-Capital; Quibdó. Dividida


en 2 Provincias:
-57-

I -San Juan, capital, Istmina. Consta de 6 Munici·


pios:
Istmina, Baud6, Condoto, Sipí, Tadó, N óvita.
II-Atrato, capital, Quibdó. Consta de 6 Municipios:
Quibdó, Bagadó, Carmen, Lloró, San Nicolás de Tituma~
te, San Rafael de Meguá y el litoral del Pacífico. (Creada por
Decreto ejecutivo número 1347, de 5 de Noviembre de 1906.
Diario Oficz'al número 12,808).

I;istrito Capital, creado por la Ley número 17 de 1905.


Bogotá. capital de la República (Arzobispado primado). Cons-
ta de 12 Municipios:
Funza, Basa, Cota, Chía, Engatívá, Fontibón, La Ca-
lera, Mosquera, Soacha, Suba, Usaquén, Usmc y el barrio ó
caserío de Chapinero.

PERSONAL
DEL GOBIERNO DE COLOMBIA EN 1907

Excmo. Sr. General Rafael Reyes, Presidente de la Re-


pública.
General D. Euclides de Angulo, Ministro de Gobierno,
Designado para ejercer el Poder Ejecutivo, llegado el caso.
General Alfredo Vásquez Cobo, Ministro de Relaciones
Exteriores.
Dr. Tobías Valenzuela, Ministro de, Hacienda y Tesoro.
General Manuel María Sandemente, Ministro de Guerra.
Dr. José M. Rivas Groot, Ministro de Instrucción Pú-
blica.
Dr. Francisco de P. Manotas, Ministro de Obras PÚ~
blicas.
Dr. Camilo Torres Elicechea, Secretario general de la
Presidencia de la República y del Consejo de Ministros.
-58-

GOBERNADORES DE LOS DEPARTAMENTOS

Antioquia, Dr. Dionisio Arango.


Atlántico, Dr~ Fagçi~o J. Insignares.
Boyacá, Dr. Aristides Rodríguez.
Bolívar, General Manuel M. Torralho.
Cundinamarca, Dr. Elida Medina.
Cauca, General Julio Caicedo.
Caldas, General Alejandro Gutiérrez.
Galán, Dr. Juan Francisco Mantilla.
Huila, Dr. Rafael Puyo.
Magdalena, Dr. Luis J. B.arros.
Nariño, Dr. Julián Bucheli.
Quesada, General Manuel Brigard.
Santander, General Alejandro Peña Solano.
Tolima, General Félix A. Vélez.
Tundama, Dr. Marco A. Torres E.
Distrito Capital, Dr. Alvaro Uribe.

SUBSECRETARIOS DE L0S MINISTERIOS

De Gobierno, Dr. Luciano Herrera.


De Relaciones Exteriores, Dres. Francisco José Urrutia
y Francisco Ruiz Quintero.
De Hacienda y Tesoro, Dres. Valentín Ossa y Baldo-
mero Sanín Cano.
De Guerra, Dr. Clímaco Losada.
De Instrucción Pública, Dr. Diego R. de Guzmán.
De Obras Públi~s, Dr. Martín Restrepo Mejía.

CORTE SUPREMA DB JUSTICIA

Presidente, Dr. Germán Pardo.


Magistrados, Dres. Felipe Silva, Miguel W. Angulo,
Enrique Esguerra, Isaías Castro, Alberto Portocarrero, An-
tonio M. Rueda Gómez; Secretario, Dr. AR$elIno Soto Arana.
-59-

MINISTERIO PÚBLICO

Procurador general de la Nación, Dr. Gerardo Pulecio.

CORPORACIONES NACIONALES

Corte de Cucntas.

Magistrados, Dres. Rafael Cárdenas Piñeros, Presidente;


Ramón Corrales, Aurelio Rueda A., Miguel A. Peñarredon-
da, Fernando Restrepo Briceño, José María Lazcano Ca-
razo, Francisco J. ùe Toro, Clímaco Silva, Emilio Cuervo
M. ; Secretario, Cándido Pontón.
Tesorero general de la República, Dr. Abel Paúl.
Procuradores Revisores de Cuentas. Enrique Ramos Ruiz
y Lisímaco Paláu; Secretario Arsenio Zamudio.
Superintendente de las rentas públicas, Dr. Lino de
Pombo.

Comisión !tadona! de Suministros, Empréstt'tos


y Expropiacio1les.

Miembros, Dr. Graciliano Acebedo, Presidente; Alejan-


dro Motta, Rafael María Barrera, Lino Ruiz, Julián de Men-
daza; Secretario, Gabriel Cubicles.
Gerente del Ballco Central, Dr. Félix Salazar.

Junta nacional de A mortÙ:acióll.

Miembros, Sres. Rafael l'ortocarrero, Francisco de Paula


de la Torre, José Joaquín Pérez.
Director de la Litografía Nacional, D. Roberto Pardo.
Director general de. Correos y Telégrafos, Dr. Manuel
J osé Manuel Guzmán.
Administrador general de Correos, D. Braulio Vélez.
Jefe de Estado Mayor general, General Manuel María
Castro U ricoechea.
Director de la Policía Nacional, General Juan María
Marcelino Gilibert.
-60-

Director de la Gendarmería Nacional, General Pedro A.


Pedraza.
Guardaparque general, Coronel Alejandro Concha.
Director de la Imprenta Nacional, Dr. Miguel Navia.
Director de la Estadística nacional, Dr. Vicente Parra.
Bibliotecarios nacionales, Benjamín Vribe y Eduardo·
Coronado.
Archivero nacional, Ambrosio Peña.
Director del Museo Nacional, Rafael Espinosa Escallón.
Director del Ceremonial Diplomático, D. Louis Hal-
berstadt.
Inspector del Ejército, General Víctor Calderón.
Tesorero del Montepío Militar, D. Carlos Verós.
Director de la Contabilidad general; D. José Joaquín
Liévano.
Gerente de las Nuevas Rentas Na,cionales, Dr. Salvador
Franco.
Médico Jefe de lazaretos, Dr. Julio Manrique.
Visitador de lazaretos, R. P. Rabagliati.
Rector de la Facultad de Derecho, Dr. Ignacio R.
Piñeros.
Rector de la Facul~ad de Medicina, Dr. Luis. F. Cal-
derón.
Rector de la Facultad de Ingeniería, Dr. R. Santamaría.
Director del Observatorio Nacional, Dr. Julio Garavito.
Inspector general de las Oficinas de la Contabilidad ge-
neral, Dr. Eloy Truque.
-6(-

ESTIMULO A LA INDUSTRIA MINERA

DECRETO NUMERO 1065 DE 1907


(30 DE AGOSTO)
en desarrallo de la Ley 21 del presente año.

El Presiden té tie la Reptiblica dé Colombia,

En uso de sus facultades legales y vistas las disposiciones


de la Ley 21 del presente año sobre minas,
DF.CRETA:

Art. lÇ' Para el efecto de hacer conocer en la República


y {uéra de ella las riquezas minerales que existen en el terri-
torio, se procederá inmediatamente á recoger por comisiona-
dos competentes las muestras de piedras y metales preciosos
y las de minerales metaloides que tengan valor comercial re-
conocido. Estas muestras deben tomarse por triplicado con el
objeto de formar con ellas varias colecciones iguales, destina-
das \Ina para el Museo Nacional y las restantes para enviarias
á los Consulados de París y de Londres, á fin de que los Cón-
sules puedan hacer conocer esas riquezas en las exposiciones
y en las oficinas de información á su cargo.
En la Escuela de Ingeniería se formarán las colecciones
bajo la inspección del Director de ese establecimiento, quien
despachará á su destino las colecciones de acuerdo con el Co-
misionado recolectar que. reside en Bogotá.
Art. 2<:' Los Comisionados de formar estas colecciones
serán tres, así: dos para recoger en todos los Departamentos
de la República los minerales expresados, y uno encargado en
la capital de la República para recibirlos, ordenarias y colo-
carIas, formando al efecto un catálogo ó dirección del mues-
trario, en el cual debe constar el número que lleve cada mues-
tra, contenido de ella, el nombre de la mina á que pertenece,
el Municipio y Departamento en donde está ubicada, el ancho
del filón y la calidad de las rocas que lo encajan y capacidad
del mineral.
-62-

Art. 39 Todos los dueños de minas en laboreo ó titula-


das 6 avi~adas tienen el deber de enviar al Alcalde del Muni-
cipio en donde se hallen situadas una muestra de cada uno de
los filones que tengan esas minas, en cantidad suficiente cuan-
do menos para que los Comisionados puedan tomarIas en la .
Alcaldía, sin perjuicio de buscarias en la respectiva mina
cuando no se haya cumplido esta formalidad por el dueño de
ella. El propietario de minas dará informe escrito á los Comi-
sionados sobre los detalles de,su propiedad.
Art. 4<:' Los Alcalde~ deberán auxiliar á los Comisiona·
dos y facilitarles la adquisición de muestras de los conocidos
en la respectiva localidad.
Art. 5<:' Los Administradores de Correos admitirán y re·
mitirán de oficio las encomiendas de muestras minerales que
los Comisionados recolectores envíen al encargado de redbir-
las y clasificarlas en esta <;:apital.
Art 69 Los Comisionados de que trata el presente De.,
creto gozarán de las asignaciones que en seguida se expresan:
El Comisionado residente en Bogotá, ochenta pesos
($ 80) oro mensuales; y
Los Comisionados que deben viajar, ciento sesenta pesos
($ 160) oro mensuales, quedando incluidos en este sueldo los
gastos de viaje; y los nombramientos para proveer. estos em-
pleos se harán por decreto especial.
Art. i? Los Comisionados viajer9S durarán en el ejercicio
de sus funciones por el término de seis meses, durante el cual
deben cumplir su comisión.
Art. 8.0 Los sueldos de los Comisionados se pagarán por
la Tesorería general de la República, con imputaci6n al capí-
tulo 79, artículo 359 del Presupuesto de Gastos para la vigen-
cia en €urso.
Comuníquese y publíquese.
Dado en Bogotá, á 30 de Agosto de 1907.
R. REYES
El Ministro de Obras Públicas y Fomento,
F. DE P. MANOT AS
INDICE

Págs.
General Rafael Reyes . 5
Colombia I4
Reconstrucción nadonal 18
La concordia nacional . 20

La unidad nacional . 21

La hacienda pública. :i2


La prensa nacional .
La obra de los lazarctos
Correos y telégrafos.
Relaciones exteriores
Finanzas y Tesoro nacional •
Milicia nacional .
Instrucci6n pública .
Obras públicas y fomento nacional.
Administración de justicia y despacho administrativo.
Estímulo á la industria y á la exportaci6n.
Divisi6n territorial política y administrativa.
Personal del Gobierno de Golombia en 1907
Estimulo á la industria minera •

También podría gustarte