Está en la página 1de 47

!

!
ISSN:!2665)2315!(En!línea)!
!

!
!
Avances!y!retos!para!la!equidad!!
de!género!en!la!Universidad!Nacional!
de!Colombia.!
Marco!conceptual!y!metodológico!de!orientación!del!diagnóstico!
para!la!implementación!de!la!Política!Institucional!de!Equidad!de!
Género!en!la!Universidad!Nacional!de!Colombia!
!
!

!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! !
!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
!
!
!
!

!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!

!
Universidad!Nacional!de!Colombia!
Vicerrectoría!General!
Dirección!Nacional!de!Bienestar!Universitario!
Escuela!de!Estudios!de!Género!
!
!
!
!

Avances!y!retos!para!la!equidad!de!género!en!
la!Universidad!Nacional!de!Colombia.!
Marco!conceptual!y!metodológico!de!orientación!del!diagnóstico!para!la!
implementación!de!la!Política!Institucional!de!Equidad!de!Género!en!la!
Universidad!Nacional!de!Colombia!
!
!
!
!
Elaborado!por!la!Secretaría!Técnica!del!Observatorio!de!Asuntos!de!
Género!de!la!Universidad!Nacional!de!Colombia:!
!
Luz!Gabriela!Arango!!
Socióloga!Ph.D.,!Profesora!Asociada,!Escuela!de!Estudios!de!Género,!Facultad!de!
Ciencias!Humanas!

Cindy!Jeanet!Caro!Cárdenas!!
Trabajadora!Social,!Magistra!en!Estudios!de!Género!

Oscar!Alejandro!Quintero!Ramírez!
Sociólogo!Ph.D.,!Profesor!Asistente,!Departamento!de!Sociología,!Facultad!de!Ciencias!
Humanas.!Secretario!Técnico!del!OAGLUN.!
!
!
!
!
!
!
!
!
Bogotá!D.C.,!octubre!de!2018!!
Colombia!

!
!
!
ARANGO, Luz Gabriela; CARO, Cindy y QUINTERO, Oscar. 2018. “Avances y retos para la equidad
de género en la Universidad Nacional de Colombia. Marco conceptual y metodológico de
orientación del diagnóstico para la implementación de la Política Institucional de Equidad de
Género en la Universidad Nacional de Colombia”. Género & Universidad. Cuadernos de
Trabajo del Observatorio de Asuntos de Género. Bogotá: Universidad Nacional de
Colombia; Observatorio de Asuntos de Género; Secretaría Técnica-Escuela de Estudios de
Género.

Título: Género & Universidad. Cuadernos de Trabajo del Observatorio de Asuntos de Género.

Título abreviado: Género & Universidad.

Editor: Universidad Nacional- Observatorio de Asuntos de Género

ISSN: 2665-2315 (En línea)

Secretaría Técnica-Escuela de Estudios de Género

Calle 44 # 45 – 67
Bloque A5– Oficina 613
Tél: 3165000 – Ext. 10297
obsgenero_nal@unal.edu.co
http://www.bienestar.unal.edu.co/observatorio/

Ciudad: Bogotá D.C.

!!!!!! !!

! !

!
!
!

Contenido(
Prefacio!......................................................................................................................................!i!
Presentación!.............................................................................................................................!1!
1.! Antecedentes: equidad de género y educación superior ................................................... 4!
1.1!Panorama!internacional!sobre!la!equidad!de!género!en!la!educación!superior!................!4!
1.2!..............................................................!La!equidad!de!género!en!el!panorama!nacional
!..................................................................................................................................................!5!
1.3!Normativa!sobre!inclusión!y!equidad!de!género!en!la!Universidad!Nacional!de!Colombia!7!
1.4!Los!estudios!de!Género!y!la!inclusión!de!la!perspectiva!de!género!y!diversidad!sexual!
en!la!Universidad!Nacional!de!Colombia!..............................................................................!8!
2.! Experiencias de institucionalización de políticas de equidad de género en la educación
superior ....................................................................................................................................... 10!
2.1!Universidad!Autónoma!de!México!LUNAML!.....................................................................!12!
2.2!Universidad!Autónoma!de!Barcelona!LUABL!....................................................................!14!
2.3!Aprendizajes!de!las!experiencias!de!institucionalización!de!políticas!de!equidad!de!
género!en!la!educación!superior.!...........................................................................................!15!
3.! Marco conceptual del diagnóstico para la implementación de la política institucional
de equidad de género en la UNAL ............................................................................................ 16!
3.1!Categorías!analíticas!desde!los!estudios!feministas!y!de!género!.....................................!16!
3.2!!Perspectivas!de!la!política!pública:!justicia!social!y!enfoque!diferencial!de!derechos!....!17!
4.! Ejes temáticos para la elaboración del diagnóstico y recomendaciones para la
implementación de la política institucional ............................................................................. 21!
4.1!Ejes!temáticos!para!la!elaboración!del!diagnóstico!y!las!recomendaciones!para!la!
implementación!de!la!política!institucional!de!equidad!de!género!.......................................!22!
Eje!1.!Acceso,!permanencia,!movilidad!y!egreso!................................................................!23!
Eje!2.!Prevención,!atención!y!acompañamiento!en!relación!con!las!violencias!y!las!
discriminaciones!basadas!en!género.!.................................................................................!24!
Eje!3.!Transversalización!curricular!e!investigativa!............................................................!25!
Eje!4.!!Vida!cotidiana!y!participación!universitaria.!............................................................!26!
Eje!5.!Comunicación!con!equidad!de!género!.....................................................................!26!
5.! Metodología del diagnóstico y elaboración de recomendaciones .................................. 27!
5.1!Sobre!la!evaluación!de!programas!sociales!y!principios!metodológicos!de!la!propuesta
!............................................................................................................................................!27!
5.2!Estrategia!metodológica,!fases!y!actividades!para!realizar!el!diagnóstico!...................!29!
Bibliografía ................................................................................................................................. 35!
Anexos ......................................................................................................................................... 38!
!

!
(

! i!
(

Prefacio(
!

La Secretaría Técnica del Observatorio de Asuntos de Género se ha permitido lanzar esta


serie de publicaciones que hemos decidido titular como Género y Universidad.
Cuadernos de trabajo del Observatorio de Asuntos de Género. Pensado como una
publicación de divulgación en donde se pueda conocer de manera ágil y con calidad, los
avances que se desarrollan no sólo desde el Observatorio de Asuntos de Género, sino
también por parte de la comunidad académica y la comunidad universitaria en general
sobre las problemáticas y las soluciones en torno al género en la institución.

El primer número de estos cuadernos de trabajo corresponde a un documento que fue


escrito inicialmente a cuatro manos por parte de la profesora Luz Gabriela Arango y
Cindy Caro en los inicios de las actividades formales de la Secretaría Técnica del
Observatorio de Asuntos de Género de la Universidad Nacional de Colombia desde el
2016.

Cuando la profesora Luz Gabriela Arango enfermó de gravedad a mediados de 2017 se


me pidió asumir la Secretaría Técnica y la Dirección Nacional de Bienestar Universitario
de la universidad nos solicitó unos ajustes al documento, los cuales se hicieron en
septiembre de 2017.

El documento quedó guardado en los discos duros por más de un año cuando nos dimos
cuenta de la importancia de publicarlo, no sólo como un gesto de reconocimiento al
legado de Luz Gabriela Arango en el tema de la equidad de género en la universidad, sino
también por la necesidad que ha demostrado la comunidad universitaria por tener
herramientas claras para enfrentar los complejos y diversos problemas de género que se
presentan en todas las sedes de nuestra universidad.

En esta última versión que se está publicando se han quitado elementos administrativos y
burocráticos que no son interés del público general, como lo es el cronograma para el
2017 en razón de que ya no tiene vigencia alguna. El resto del contenido sigue
relativamente igual a la versión de septiembre de 2017; sólo se ha hecho un cambio de
fondo en la parte de los Ejes temáticos del observatorio (Cap. 4), los cuales eran seis en
la primera versión y se redefinieron a cinco para la presente versión, a partir de los
aprendizajes concretos que ha dejado la implementación del Observatorio a través de su
Secretaría Técnica. Este documento se constituye además en el insumo guía para
comenzar el trabajo con los Comités de Asuntos de Género en las distintas Sedes de la
Universidad Nacional de Colombia, reglamentados por el Acuerdo 18 de 2017 del
Consejo de Bienestar Universitario.

Oscar Alejandro Quintero Ramírez, Secretario Técnico.

! i!
(

Presentación(
!

La Universidad Nacional de Colombia -UNAL- firmó en el año 2003 el Acuerdo Nacional


por la Equidad entre Mujeres y Hombres, propuesto por la Consejería Presidencial para
la Equidad de la Mujer, en el que se estipuló que las instituciones firmantes se
comprometían “a contar con un programa de institucionalización de la perspectiva de
género, que establezca metas específicas y cuantificables para el corto, mediano y largo
plazo” (Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer, 2003: 3)1.

Nueve años más tarde, la Universidad Nacional de Colombia crea la “política


institucional de equidad de género y de igualdad de oportunidades para mujeres y
hombres” mediante el Acuerdo 035 de 2012 del Consejo Superior Universitario
(CSU)2. En dicha política se establecen diferentes medidas para la materialización de
medidas de equidad de género en la universidad, una de ellas es la creación del
Observatorio de Asuntos de Género -OAG-.

Durante los años 2013 y 2014 la Dirección Nacional de Bienestar, junto con varios
comités de sede e instancias universitarias, empezó el proceso aún vigente de
consolidación y materialización del Observatorio de Asuntos de Género. De manera
paralela también se discutió la materialización del Observatorio de Inclusión Educativa,
que estaba estipulado en el Acuerdo 036 de 2012 del CSU, “Por el cual se establece la
política institucional para la inclusión educativa de las personas con discapacidad en la
Universidad Nacional de Colombia"3.

Es en ese contexto que surge una primera propuesta para crear un único observatorio que
incluyera el objetivo de las dos políticas, la de género y la de inclusión educativa de
personas con discapacidad, bajo un observatorio que sería llamado como Observatorio
de la Vida Universitaria. La propuesta fue evaluada tanto por las directivas de la
universidad como por las unidades académicas de estudios de género y de discapacidad
e inclusión educativa. Si bien se consideró que la propuesta podría generar un trabajo
articulado, también podría dificultar la visibilización particular de cada una de las
problemáticas asociadas a los campos que se deseaban intervenir.

Es así como en 2015 se retorna al proceso inicial de creación de dos observatorios, uno
para la inclusión educativa de personas con discapacidad y otro para los asuntos de
género4. De esta forma, el Consejo de Bienestar Universitario (CBU) reglamentó en el
!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
1
! Disponible! en! http://www.bdigital.unal.edu.co/53831/1/acuerdonacionalporlaequidad.PDF.! Última!
revisión!el!29/08/2017.!
2
! El! acuerdo! está! disponible! en:! http://www.legal.unal.edu.co/sisjurun/normas/Norma1.jsp?i=46785.!
Última!revisión!el!29/08/2017.!
3
! Disponible! en! http://www.legal.unal.edu.co/sisjurun/normas/Norma1.jsp?i=46769.! Última! revisión! el!
29/08/2017.!
4!
La! creación! del! OAG,! se! hizo! de! manera! simultánea! a! la! del! Observatorio! de! Inclusión! Educativa!
(Resolución!779!de!2016!"Por!la!cual!se!reglamenta!el!Observatorio!de!Inclusión!Educativa!para!Personas!

! 1!!
2016 el Observatorio de Asuntos de Género –OAG-, mediante el Acuerdo 013 del mismo
año, como instancia asesora y de seguimiento a la política institucional sobre equidad de
género en la Universidad Nacional de Colombia5.

Una vez creado el OAG, y con el propósito de apoyar el desarrollo de sus funciones, se
ha trabajado junto a la Dirección Nacional de Bienestar buscando fortalecer la inclusión
en asuntos de género en la Universidad Nacional de Colombia, a través de un estudio
diagnóstico y de recomendaciones que den cuenta del nivel de implementación y de
visibilización de las políticas institucionales en estos temas.

En este marco, se asignó a la Escuela de Estudios de Género –EEG–, como Secretaría


Técnica del OAG, la tarea de construir un documento de diagnóstico y recomendaciones
sobre la implementación de la política institucional de equidad de género e igualdad de
oportunidades para mujeres, hombres y personas con otras identidades de género y
orientación sexual en la Universidad Nacional de Colombia, siendo su primera fase la
elaboración del presente documento que diera cuenta de los avances y retos para la
equidad de género y creara un marco de lineamientos conceptual y metodológico para
adelantar el diagnóstico necesario para la implementación y seguimiento a la política de
equidad de género en la universidad.

El presente marco conceptual y metodológico se propone como una guía para orientar
tanto la recolección de la información para el mencionado diagnóstico como la
formulación de recomendaciones y lineamientos que permitan definir planes y programas
para la implementación de la política institucional de equidad de género en la universidad.
En ese sentido, se espera ofrecer herramientas para acompañar los procesos de las
dependencias de la UNAL en la transversalización de esta política, brindando metas
observables y cuantificables en el corto, mediano y largo plazo, para la promoción de
espacios de equidad en la Universidad.

El documento se realizó teniendo como base los principales marcos internacionales y


nacionales sobre equidad de género, las experiencias de políticas de equidad de otras
universidades, así como el respaldo y acompañamiento presencial (reuniones, actividades
culturales, seminarios y talleres) y virtual (correos electrónicos, comunicados de prensa,
seguimiento a campaña contra el acoso sexual realizado por grupos estudiantiles a través
de medios y redes sociales) que se han realizado con algunas de las dependencias y grupos
estudiantiles que hacen parte de la comunidad universitaria.

El documento está organizado en cinco partes principales. En primer lugar se presentan


los antecedentes sobre la equidad de género en la educación superior. Allí se ubica la
importancia que adquiere la equidad de género en los sistemas de educación superior a

!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
con! Discapacidad! en! la! Universidad! Nacional! de! Colombia"! Rectoria! de! la! UNAL,! disponible! en!
http://www.legal.unal.edu.co/sisjurun/normas/Norma1.jsp?i=87187.!Última!revisión!el!29/08/2017).!
5
! Disponible! en! http://www.legal.unal.edu.co/sisjurun/normas/Norma1.jsp?i=86754.! Última! revisión! el!
29/08/2017).!
!

! 2!
nivel internacional, así como su impacto en la normativa del país y el surgimiento del
tema y los avances realizados en la Universidad Nacional de Colombia.

En segundo lugar, se mencionan algunas experiencias internacionales de


institucionalización de políticas de equidad de género en el ámbito universitario,
destacando la trayectoria de la Universidad Nacional Autónoma de México –UNAM- y
la Universidad Autónoma de Barcelona –UAB-.

En tercer lugar, se establecen los lineamientos conceptuales para el diagnóstico. En este


apartado se encuentran las categorías analíticas que guían el espíritu de la política de
equidad de género, así como también la perspectiva interseccional que articulará la
materialización del diagnóstico y las recomendaciones para la creación de planes y
programas de intervención, desde las teorías de la justicia social vista desde sus
componentes de redistribución, reconocimiento y participación, así como desde el
enfoque diferencial de derechos.

En cuarto lugar, se presentan los 5 ejes temáticos del OAG, los cuales están articulados
con lo reglamentado en el Acuerdo 035 de 2012 del CSU, así como con los estudios y
diagnósticos que ha realizado la EEG.

Finalmente, se ubica la metodología del diagnóstico y elaboración de recomendaciones.


En este apartado se enuncian las fases contempladas para realizar el trabajo de diagnóstico
necesario para la implementación y seguimiento a la política de equidad de género.

! 3!
1.! Antecedentes: equidad de género y educación superior
!

1.1( Panorama( internacional( sobre( la( equidad( de( género( en( la( educación(
superior((

La Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Convención sobre la eliminación


de todas las formas de discriminación contra la mujer –CEDAW por sus siglas en inglés–
en 19796. Esta convención, ratificada por Colombia, marca un hito en la visibilidad de los
derechos de las mujeres. Es un instrumento jurídico internacional, aprobado por los
Estados y que los compromete con una serie de obligaciones para con las mujeres.

Sobre el panorama educativo, la CEDAW (artículo 10) indica que “Los Estados Partes
adoptarán todas las medidas apropiadas para eliminar la discriminación contra la
mujer, a fin de asegurarle la igualdad de derechos con el hombre en la esfera de la
educación”7.

Siguiendo la misma tendencia, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación,


la Ciencia y la Cultura –Unesco–, promulgó en 1998 la Declaración Mundial Sobre la
Educación Superior en el Siglo XXI: Visión y Acción (Unesco, 1998)8. En ella se
menciona la importancia que la educación superior adquiere para el desarrollo
económico, cultural y social a nivel mundial, indicando explícitamente en el artículo 4 el
Fortalecimiento de la participación y promoción del acceso de las mujeres. En este
artículo se advierte que, aunque se hayan realizado progresos considerables en cuanto a
mejorar el acceso de las mujeres a la enseñanza superior, en muchas partes del mundo
todavía subsisten distintos obstáculos de índole socioeconómica, cultural y política, que
impiden su pleno acceso e integración efectiva.

Así mismo, establece que se requieren más esfuerzos para eliminar todos los estereotipos
fundados en el género en la educación superior, por lo cual es necesario tener en cuenta
el punto de vista del género en las distintas disciplinas, consolidar la participación
cualitativa de las mujeres en todos los niveles y las disciplinas en que están
insuficientemente representadas, e incrementar sobre todo su participación activa en la
adopción de decisiones (Unesco, 1998: artículo 4).

De manera similar, el informe de la European Tecnology Assessment Network –ETAN


por sus siglas en inglés– sobre la Política de investigación científica de la Unión Europea
que promovió la excelencia mediante la integración de la igualdad entre géneros, indicó
que si bien las mujeres han logrado el ingreso en mayor medida al espacio científico y
específicamente a las universidades, persiste una marcada diferencia en sus posibilidades
!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
6! Disponible! en! https://www.unicef.org/panama/spanish/MujeresCo_web.pdf.! Última! revisión! el!
29/08/2017.!
7
!Ibíd.!!
8
!Disponible!en!http://www.unesco.org/education/educprog/wche/declaration_spa.htm#marco.!Última!
revisión!el!29/08/2017.!

! 4!
de acceso a la investigación y en las posibilidades de ascenso en la carrera académica
(European Commission, 2000)9. El informe menciona que las barreras socioculturales que
perpetúan la discriminación de las mujeres e invisibilizan sus logros en el campo
científico deben eliminarse mediante la creación de acciones afirmativas que permitan la
igualdad de oportunidades.

Por otro lado, los convenios internacionales, además de atender y promover la equidad de
género, han tenido en cuenta que una de las herramientas fundamentales para afrontar la
discriminación hacia las mujeres, es la lucha contra las violencias. Es así que la
convención interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la
mujer “Convención de Belem do Pará” de 1994, indica medidas específicas para el
campo de la educación, reconociendo su papel transformador para “eliminar los
prejuicios y las prácticas consuetudinarias o de otra índole basadas en la idea de la
inferioridad o la superioridad de uno de los sexos y en la atribución de papeles
estereotipados al hombre y a la mujer” (Artículo 8)10.

Así como es de suma importancia el marco internacional sobre equidad de género,


también lo es el respeto por la diversidad de identidades y orientaciones sexuales. En
2007, el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas –
ONU– adoptó los principios de Yogyakarta, en los que se establece la Aplicación de la
Legislación Internacional de Derechos Humanos a las Cuestiones de Orientación Sexual
e Identidad de Género11.

En el documento se describen los principios legales para garantizar la aplicación de las


leyes internacionales de Derechos Humanos referidos a las orientaciones sexuales e
identidades de género. Cabe destacar que los artículos 12 al 18 establecen el valor de la
no discriminación en cuanto al goce de los derechos económicos, sociales y culturales,
ellos incluyen la no discriminación en el empleo, en el acceso a la vivienda, en la
seguridad social, en los servicios de salud y en la educación. En este marco los espacios
educativos, además de ser espacios libres de violencia y discriminación, deben propagar
una formación integral al estudiantado que respete la diversidad.

1.2!La(equidad(de(género(en(el(panorama(nacional((

La Constitución Colombiana como la regla normativa y jurídica más importante del


territorio nacional, consigna la garantía del igual goce de derechos y libertades de toda la
ciudadanía (Artículo 13). Algunas leyes nacionales han sido herramientas de
reglamentación de la Constitución en dicha materia, entre las cuales cabe destacar:

!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
9! Disponible! en! ! https://cordis.europa.eu/pub/improving/docs/g_wo_etan_en_199901.pdf.! Última!
revisión!el!29/08/2017.!
10
! Disponible! en! https://www.unicef.org/argentina/spanish/ar_insumos_ConvencionBelem.pdf.! Última!
revisión!el!29/08/2017.!
11
!Disponible!en!!
http://www.refworld.org/cgiLbin/texis/vtx/rwmain/opendocpdf.pdf?reldoc=y&docid=48244e9f2.!Última!
revisión!el!29/08/2017.!

! 5!
La Ley 581 de 2000, Ley de cuotas, que busca la participación de las mujeres en la vida
política, e indica que en el campo de la educación debe “existir la igualdad de sexos y
promoción de los valores de la Mujer (artículo 10).

La Ley 823 de 2003, Ley de igualdad de oportunidades para las mujeres; en cuyo artículo
9 se indica que se debe eliminar el sexismo y otros criterios discriminatorios en los
procesos, contenidos y metodologías de la educación formal, no formal e informal.

En relación con las disposiciones legales que abordan el tema de violencias contra las
mujeres cabe destacar dos leyes. Por una parte, la Ley 1257 de 2008, Ley de prevención
y sanción de formas de violencia y discriminación contra las mujeres, en esta ley se
establecen explícitamente en el Artículo 11, las Medidas Educativas que se deben generar
para la erradicación de las violencias que incluyen transformaciones curriculares de
contenidos sexistas y rutas de atención en los espacios educativos. En esta misma ley, en
el artículo 22c, se señala que: “se debe generar acceso preferencial de la víctima a cursos
de educación técnica o superior, incluyendo los programas de subsidios de alimentación,
matrícula, hospedaje, transporte, entre otros”.

Por otro lado, la ley 1761 de 2015 (mejor conocida como Ley Rosa Elvira Cely en
homenaje a la mujer torturada, violada y asesinada en Bogotá en el 2012) tiene por
objetivo tipificar el feminicidio como delito autónomo, ello implica que el Estado debe
garantizar la investigación y sanción de las violencias contra las mujeres por motivos de
género y discriminación, así como prevenir y erradicar dichas violencias y adoptar
estrategias de sensibilización de la sociedad colombiana”. Para lograr la sensibilización
propuesta en la ley se indicada varias estrategias, entre ellas cabe destacar por una parte,
el papel que se le otorga al Ministerio de Educación Nacional en la elaboración de
lineamientos curriculares para el abordaje de la perspectiva de género en los espacios
educativos. Y por otro lado, la formación en Derechos Humanos y perspectiva de género
para las y los servidores públicos que tengan competencia en la prevención, atención,
investigación, judicialización y sanción en los caso de violencia contra las mujeres.

De igual forma, los Lineamientos generales de la política pública para la garantía plena
de los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgeneristas –LGBT–
elaborados por la Alcaldía de Bogotá y publicados en el año 2007, evidencian la
importancia de la erradicación de todos los tipos de violencia y discriminación, dando un
lugar transversal a la educación, tanto en la promoción de espacios no violentos como en
la formación de profesionales que no sean ajenos a las temáticas de las diversidad sexual
y de género.

El Ministerio de Educación Nacional –MEN–, también se ha ocupado del tema de la


diversidad en el ámbito de la educación superior. En 2013, publicó los Lineamientos de
la Política de educación superior inclusiva, como guía orientadora que promociona la
inclusión en la educación terciaria en todos los niveles. Los lineamientos mencionan que
“en educación superior, no son los estudiantes los que deben cambiar para acceder,
permanecer y graduarse: es el sistema mismo que debe transformarse para atender la
riqueza implícita en la diversidad estudiantil” (MEN, 2013: 5). En este mismo

! 6!
documento se menciona que uno de los principios para el desarrollo de la educación
inclusiva es el enfoque de género, entendido como una “categoría de análisis social que
permite comprender y evidenciar los intereses, necesidades, relaciones de poder y/o
demandas entre mujeres, hombres y otras identidades (lesbianas, gays, bisexuales,
transexuales e intersexuales) (MEN, 2013: 22).

Para buscar la consolidación del enfoque de género y diversidad sexual en los


lineamientos de la política de educación superior inclusiva se suscribió el Contrato 878
de 2014 entre la Escuela de Estudios de Género –EEG- de la UNAL y el MEN. El objetivo
del contrato fue integrar la perspectiva y el enfoque de género y diversidad sexual a los
lineamientos propuestos. Para lograr esta tarea la EEG hizo una lectura de los
lineamientos, un rastreo internacional sobre la literatura relacionada con la inclusión de
la perspectiva de género en la educación superior, y se realizaron mesas de trabajo con
docentes especialistas en educación, género y diversidad sexual. Así mismo trabajó con
grupos estudiantiles de diferentes universidades públicas y privadas que abordan temas
de equidad y erradicación de las violencia de género y /o promoción de los derechos de
las personas con identidad y orientaciones de género diversas. El documento finalmente
denominado Enfoque e Identidades de Género para los Lineamientos de Política de
Educación Superior Inclusiva, fue publicado por el Ministerio de Educación Nacional, en
agosto de 2018. (MEN, 2018)

1.3(Normativa(sobre(inclusión(y(equidad(de(género(en(la(Universidad(Nacional(
de(Colombia((

El Estatuto General de la Universidad Nacional de Colombia adoptado mediante el


acuerdo 011 de 2005, dictamina que “la Universidad estará orientada por valores como
la transparencia, la equidad, la justicia, la responsabilidad, la rectitud y la inclusión”.
Con base en este marco general, otras reglamentaciones de la Universidad han tenido
como uno eje la inclusión social, por ejemplo el acuerdo 044 de 2009 “Por el cual se
adopta el Estatuto Estudiantil de la Universidad Nacional de Colombia en sus
disposiciones de Bienestar y Convivencia” indica que uno de los principios de la
institución es la equidad, entendida como las prácticas académicas y administrativas que
se desarrollen asignan valor ético a las diferencias de género, etnia, clase, edad,
orientación sexual y a las situaciones de discapacidad de quienes concurren en la vida
universitaria. La igualdad de oportunidades en el acceso y permanencia a la educación
superior pública impartida por la Universidad Nacional de Colombia, impone reconocer
las diferencias entre todos sus integrantes, en un ambiente de pluralidad y reconocimiento
de las vulnerabilidades.

En este mismo sentido el Acuerdo 007 de 2010. “Por el cual se determina y organiza el
Sistema de Bienestar Universitario en la Universidad Nacional de Colombia” también
dictamina entre sus valores la promoción de la inclusión social como un fundamento para
la consecución de la equidad en la universidad. De esta forma, la universidad dentro de
sus normativas generales ha tenido en cuenta la inclusión social y la equidad.

! 7!
Específicamente, en relación a la promoción de acciones institucionales para el tema de
inequidad en términos de género, la Universidad expidió el Acuerdo 035 de 2012 "Por el
cual se determina la política institucional de equidad de género y de igualdad de
oportunidades para mujeres y hombres en la Universidad Nacional de Colombia", en
este acuerdo se estipuló la creación del Observatorio de Asuntos de Género-OAG-, que
fue creado 5 años después mediante el Acuerdo 013 de 2016 del Consejo de Bienestar
universitario –CBU-, el Observatorio es reglamentado como un cuerpo colegiado de la
Universidad cuya Secretaría Técnica está a cargo de la Escuela de Estudios de Género.

En este marco, como primera actividad de la Secretaría técnica del Observatorio se


planteó el diagnóstico de implementación de la política, ejercicio que le permitirá conocer
las dependencias universitarias a las cuales les compete la realización de acciones para la
materialización de una cultura de equidad de género en la Universidad. En este sentido es
importante tener en cuenta que el cumplimiento del Acuerdo 035 abarca todos los niveles
de la estructura institucional, sedes y poblaciones universitarias. En este sentido, la
equidad de género en la Universidad como objetivo institucional y tarea por la cual vela
el Observatorio debe contar con el acompañamiento y compromiso efectivo de todas las
instancias universitarias, así como con condiciones materiales, humanas y académicas
adecuadas.

Teniendo en cuenta el tamaño de la UNAL y la magnitud de la tarea, será necesario


diseñar estrategias para ampliar la base de apoyo del OAG en los distintos espacios y
niveles universitarios, garantizar un compromiso efectivo de las instancias directivas y
una amplia participación de la comunidad universitaria.

1.4( Los( estudios( de( Género( y( la( inclusión( de( la( perspectiva( de( género( y(
diversidad(sexual(en(la(Universidad(Nacional(de(Colombia((
!

En la Universidad Nacional de Colombia, el tema de mujer y género se empieza a hacer


visible con el Grupo Mujer y Sociedad, creado en la Facultad de Ciencias Humanas a
finales de la década de 1980 y que impulsa, con docentes de diferentes campos
disciplinares, el Programa de Estudios de Género, Mujer y Desarrollo, creado en 1994.
Adscrito inicialmente al Departamento de Trabajo Social, este programa curricular dio
paso a la posterior creación de la Escuela de Estudios de Género -EEG-, la cual se
consolidó en 2001 como unidad académica básica con oferta de dos programas de
posgrado como lo son la Maestría en Estudios de Género y la Especialización en Estudios
Feministas y de Género, así mismo ofrece el curso “La cuestión femenina”, como materia
de libre elección para todos los pregrados de la sede Bogotá.

La EEG y particularmente el Grupo Interdisciplinario de Estudios de Género –GIEG-,


reconocido por Colciencias e integrado por docentes de esta y otras unidades académicas,
egresadas de sus programas curriculares y varias docentes de otras instituciones tanto
nacionales como internacionales, han adelantado tareas de extensión e investigación, con

! 8!
participación en proyectos nacionales e internacionales relacionados con el campo de la
equidad de género en la educación superior.

En el campo de estudios sobre la inclusión de la perspectiva de género en la educación


superior, la EEG ha participado activamente en dos proyectos de cooperación
internacional cuyo propósito fue el de promover la inclusión y la equidad en los espacios
universitarios.

El primero de ellos fue el proyecto Fortalecimiento de la Equidad de Género en la


Educación Superior -FEGES- (2012-2015) financiado por la Organización Neerlandesa
para la Cooperación Internacional en Educación Superior- NUFFIC por sus siglas en
inglés–, bajo la dirección internacional de MDF Training & Consultancy, con la asesoría
académica internacional de la Universidad Utrecht de Holanda. En este proyecto
participaron cuatro universidades colombianas: la Universidad Central, institución a
cargo de la dirección nacional del proyecto, la Universidad Autónoma de Colombia, la
Universidad Industrial de Santander y la Universidad Nacional de Colombia12.

El objetivo de este proyecto fue fortalecer las capacidades institucionales en equidad de


género e igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en las universidades
participantes mediante el desarrollo y consolidación de programas académicos, la
formación de docentes, la sensibilización de la comunidad universitaria, la investigación,
el fortalecimiento del Fondo de Documentación Ofelia Uribe de Acosta y la creación de
la Biblioteca Digital Feminista en la UNAL.

Cabe destacar dos impactos del proyecto FEGES en la vida universitaria. Por una parte
la transversalización curricular, lograda en asignaturas ofrecidas por parte de la Escuela
de Estudios de Género (como el curso de contexto La Cuestión Femenina y toda la oferta
académica de los programas de especialización y maestría)13 en la que se discutió la
perspectiva de género en las disciplinas académicas y por otro lado las capacitaciones
realizadas en el año 2014 al personal de seguridad de la Universidad sobre al importancia
de una atención libre de sexismo en casos de violencia basada en género, como también
las capacitaciones a profesionales de las áreas de comunicaciones y de bienestar
universitario sobre la transversalización del enfoque de género en sus quehaceres
profesionales.

Por otro lado, el proyecto Medidas para la Inclusión Social y la Equidad en las IES de
América Latina –MISEAL- (2012-2014), financiado por la Unión Europea y el Programa
Alfa III, en el que participaron 16 universidades (4 europeas y 12 latinoamericanas), entre
ellas la Universidad Nacional de Colombia. El objetivo del proyecto fue la promoción de
medidas y procesos de inclusión social y equidad en las Instituciones de Educación
Superior. Para dar cumplimiento a este objetivo se realizaron investigaciones
comparativas entre las universidades socias, se analizaron normas y programas, se
!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
12
! Para! mayor! información,! visitar! http://www.kbasemiseal.org/es/search/bestpractice/1737.! Última!
revisión!30/08/2017.!
13
!Para!mayor!información!visitar!la!página!de!la!EEG!
!http://www.humanas.unal.edu.co/genero/programasLcurriculares/maestria/.!!
Última!revisión!30/08/2017.!

! 9!
elaboraron cartillas y talleres de sensibilización, se diseñó una formación transnacional
en Estudios en inclusión, interseccionalidad y equidad -ESIINE-, se crearon el
Observatorio Transnacional de Inclusión y Equidad en la Educación Superior –OIE-, la
Red Social Académica MISEAL y la base de datos sobre buenas prácticas en equidad e
inclusión en la educación superior KBase Miseal14.

Los dos proyectos tuvieron en común la promoción de la inclusión y la equidad en las


universidades para las tres poblaciones principales de la comunidad educativa: docentes,
estudiantes y trabajadores-as. La participación en estas iniciativas nacionales y
transnacionales permitió no solo hacer un análisis introspectivo de la universidad en
términos de equidad de género, sino también hacer análisis comparativos con otras
universidades públicas y privadas, dentro y fuera del país. Dichas comparaciones
permitieron valorar los grandes retos y desafíos que tiene la tranversalización del enfoque
de género en la Universidad.

Asimismo, los proyectos permitieron ver las potencialidades con las que cuenta la
universidad para la materialización de marcos normativos que identifiquen la equidad de
género en las políticas de la institución, como ocurrió con el Acuerdo 035 de 2012 del
CSU y el Acuerdo 013 de 2016 del CBU. También alertaron sobre la presencia de
indicadores de género preocupantes como la baja participación de profesoras en la planta
docente y la reducción del ingreso de estudiantes mujeres a los pregrados de la UNAL,
así como la necesidad de generar indicadores discriminados por sexo en los distintos
sistemas de información de la universidad.

Se reconoció que la Escuela de Estudios de Género como unidad académica, ha cumplido


un papel significativo en la tranversalización de la formación, la investigación y la
extensión universitaria con perspectiva de género pero que no tiene la capacidad
institucional ni puede recaer sobre ella la responsabilidad de abarcar todos los planes
académicos de la universidad.

En este panorama, las lecciones aprendidas en la participación en ambos proyectos es que


la UNAL ocupa un lugar de liderazgo en la construcción de equidad de género e inclusión
social en la educación superior en Colombia, al contar con una unidad académica
especializada con alta experiencia; con una política institucional y con un Observatorio
de Asuntos de Género. El paso siguiente es fortalecer la capacidad del OAG para definir
planes y programas institucionales que permitan materializar la política de equidad de
género e igualdad de oportunidades, a lo largo y ancho del alma mater.

2.! Experiencias(de(institucionalización(de(políticas(de(equidad(
de(género(en(la(educación(superior(

!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
14
!Para!mayor!información!visitar!la!página!http://www.miseal.net/.!Última!revisión!31/08/2017.!

! 10!
A partir de la primera década del 2000, con la Declaración Mundial sobre la Educación
Superior en el Siglo XXI: Visión y Acción, el tema de inclusión de las mujeres e igualdad
de oportunidades en las instituciones de educación superior, toma una importancia a nivel
internacional. Países como España, por ejemplo, instauraron leyes orgánicas de carácter
nacional que obligaban a las universidades a tener dependencias y planes de acción de
promoción de la equidad de género (Ley Orgánica 3/2007 de España). En Latinoamérica,
proyectos de cooperación internacional financiados por la comunidad Europea como
MISEAL, FEGES y Equality15 potenciaron las discusiones sobre temas de género,
fortaleciendo las unidades académicas que en las Instituciones de Educación Superior
latinoamericanas adelantaban actividades en este tema, potenciando procesos de
transversalizacion institucional.

Teniendo en cuenta este panorama, se hizo una revisión selectiva de algunas experiencias
de políticas de equidad de género en instituciones de educación superior en países
iberoamericanos. Como criterio de selección se tuvo en cuenta el reconocimiento que
cada una de las universidades tiene en su propio país así como los avances en términos
normativos y de ejecución de la política que se evidenciaban en las páginas web de cada
institución. Con algunas de estas experiencias, como la Universidad Nacional de
Autónoma de México –UNAM- y la Universidad Autónoma de Barcelona –UAB-,
tuvimos contacto y conocimiento a través del proyecto MISEAL, del cual fueron socias
estas universidades.

La tabla 1 presenta las 5 políticas analizadas: en la primera columna se indica el nombre


de la institución, en segundo lugar el país, posteriormente el año en el que fue emitida,
luego se menciona el nombre que se le otorgó, y en la última columna señala la instancia
al interior de la universidad responsable de hacer seguimiento a los procesos relativos a
dicha política.

Tabla!1.!Políticas!de!equidad!de!género!en!universidades!de!países!iberoamericanos!
Universidad País Año Denominación Instancia
Universidad de El El Salvador 2007 Política de Equidad de Género de Centro de Estudios de
Salvador la Universidad de El Salvador Género
-U El Salvador-

Universidad de Chile Chile 2014 Política de Equidad e Inclusión Oficina de Equidad e


-U de Chile- Estudiantil Inclusión en la
Universidad de Chile
Universidad México 2015 Lineamientos generales para la Comité de equidad y
Autónoma de Igualdad de Género en la violencia de género
Chihuahua Universidad Autónoma de
-UAC- Chihuahua

Universidad España 2007 Ley Orgánica 4/2007, de 12 de Observatorio para la


Autónoma de abril, por la que se modifica la Igualdad
Barcelona Ley Orgánica 6/2001, de 21 de
-UAB- diciembre, de Universidades.

!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
15
! El! proyecto! de! Fortalecimiento! del! liderazgo! femenino! en! las! IES! Latinoamericanas! y! la! sociedad!
Equality,!fue!subvencionado!por!la!cooperación!europea!en!Colombia,!donde!participó!la!Universidad!del!
Rosario.!!

! 11!
Universidad País Año Denominación Instancia
Universidad Nacional México 2013 Lineamientos generales de la Comité asesor de
Autónoma de México política de equidad de género en institucionalización
-UNAM- la UNAM

Las políticas revisadas comparten el objetivo de velar por principios de equidad de género
y respeto a la diversidad sexual al interior de las universidades. Pese a ello, no todas
abarcan la totalidad de las poblaciones universitarias; por ejemplo la política de la
Universidad de Chile centra su atención en la población estudiantil y, además de poseer
un énfasis en el tema de género, también tiene como eje a la población en condición de
discapacidad. Las restantes cuatro políticas sí tienen en cuenta a la población docente y
administrativa pero sus desarrollos y alcances son diferentes.

La política de equidad de género de la Universidad de El Salvador nació de forma paralela


a la apertura del Centro de Estudios de Género-CEG-. Aunque la política enuncia la
importancia de la transversalización de género en todas las dependencias de la
universidad, esta centra su atención en la potenciación del CEG.

La Universidad Autónoma de Chihuahua posee unos lineamientos de política muy


recientes que no han sido implementados, y que guardan grandes similitudes con la
política realizada por la UNAM.

Las instituciones en las que se evidencia mayor desarrollo de la implementación de la


política son la Universidad Autónoma de Barcelona y la Universidad Nacional de
Autónoma de México. A continuación se hará una breve descripción del desarrollo de
estas políticas ya que las consideramos buenos ejemplos para tener insumos para los
desarrollos de los lineamientos de la UNAL.

2.1(Universidad(Autónoma(de(México(IUNAMI((

La UNAM es una universidad pública mexicana, caracterizada como la institución de


educación superior más grande e importante de ese país y una de las más reconocidas a
nivel latinoamericano, cuenta con el Programa Universitario de Estudios de Género –
PUEG–, creado en el año 1992. Este programa es uno de los más reconocidos centros
académicos de estudios feministas y de género en América Latina y asume entre sus
objetivos, desde 2013, el proyecto de institucionalización de la perspectiva de género.
Para esto se apoyó en la Administración Central de la UNAM, en institutos de nivel
nacional y en proyectos de cooperación internacional, entre ellos MISEAL.

El proyecto de institucionalización fue diseñado con la participación de un grupo


interdisciplinario de académicas especializadas en temas de género. Dicho grupo
constituyó el Comité Asesor de Institucionalización, instancia que orienta la toma de
decisiones y evalúa los avances de la política de equidad de la universidad. Uno de los
logros más importantes fue la creación de la Comisión Especial de Equidad de Género en
el Consejo Universitario. Este consejo, equivalente al Consejo Superior Universitario de

! 12!
la UNAL, es el espacio más importante de toma de decisiones de la UNAM, en donde se
establecen las normas y disposiciones generales para la universidad. Entre las normativas
más importantes creadas para temas relacionados con la equidad de género se encuentran
los lineamientos de la política de equidad y el protocolo para la atención de casos de
violencia de género de la UNAM.

Las acciones de promoción de la equidad de género en esta universidad tienen tres ejes
de acción: investigación, sensibilización-formación y difusión. En el campo investigativo
se encuentran los análisis de los indicadores de la universidad; de esta forma, se realizan
investigaciones y boletines periódicos sobre la situación de la universidad con enfoque
de género: Segregación ocupacional, Participación económica de las mujeres, Violencia
Contra las Mujeres son algunos de los títulos de los Boletines. Las investigaciones son
coordinadas por el PUEG, contando con la ayuda de las dependencias encargadas de las
estadísticas de la universidad.

En relación con la formación y sensibilización en género, se trabaja con funcionarios y


funcionarias de la universidad en la promoción de reflexiones acerca del respeto a las
diferencias y la búsqueda de la equidad, por medio del abordaje de temas como el sexismo
en el lenguaje, la división sexual del trabajo, la violencia de género, entre otros.

En el caso de los cursos a docentes,! se busca capacitar en temas de género, y de esta


manera incorporar prácticas libres de discriminación en el ejercicio de la enseñanza. Por
ejemplo se indica la importancia de reivindicar el papel de las mujeres en todas las
disciplinas, analizar los contenidos de los cursos y cuestionar las relaciones de aula con
el estudiantado.

La promoción de una asignatura transversal sobre la perspectiva de género, busca que las
y los estudiantes hagan visibles las elaciones de género como relaciones de poder entre
mujeres y hombres y sobre las minorías raciales, étnicas y sexuales, teniendo como
sustento lógicas discriminatorias que generan desigualdades sociales. La asignatura tiene
cuatro temáticas que son abordadas desde la perspectiva de género para ser aplicadas a
cualquier área del saber, estas son: cambio climático, innovación tecnológica, pobreza y
violencias.

Los cursos de formación los asumen dependencias de la universidad como el Programa


Universitario de Derechos Humanos –PUDH–; el Programa de Actualización y
Superación Académica –PASD– de la Dirección General de Asuntos del Personal
Académico –DGAPA–, con la asesoría del PUEG.

Por último, en el tema de difusión se realizan campañas, series radiofónicas y actividades


culturales. Estas tienen como objetivo la promoción y la apropiación de la política. Las
instancias que asesoran los contenidos de las campañas son el PUEG, los programas de
artes de la Universidad y la dependencia de comunicaciones16.

!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
16
!Desde!enero!de!2017,!el!pleno!del!Consejo!Universitario!aprobó!por!unanimidad!la!transformación!del!
Programa!Universitario!de!Estudios!de!Género!(PUEG)!en!Centro!de!Investigaciones!y!Estudios!de!Género!

! 13!
2.2(Universidad(Autónoma(de(Barcelona(IUABI(

Como se indicó al principio de este apartado, en España existe una ley orgánica que insta
a las universidades a la creación de dependencias u organismos dedicados a la
transversalización de políticas con enfoque de género.!

Varias universidades cuentan con políticas e instancias relacionadas con los asuntos de
género, se destaca la experiencia de la Universidad Autónoma de Barcelona, por ser una
de las instituciones de educación superior públicas más importantes de este país y por
tener en su estructura organizativa un observatorio sobre los temas de género, de manera
similar al propuesto por la UNAL.

En el año 2005 la UAB creó el Observatorio para la Igualdad, que tuvo como objetivo la
erradicación de desigualdad entre mujeres y hombres, y para el 2008 amplió su campo de
acción a otras poblaciones discriminadas en razón de (inmigración, edad y orientación
sexual, clase social o discapacidad)17.

El observatorio está compuesto por dos órganos, por un lado, se encuentra el Equipo de
trabajo, instancia técnica que realiza las tareas propias del observatorio (estadísticas,
seguimiento a políticas, mantenimiento de comunicación de resultados etc.) compuesto
por un grupo de docentes y un grupo técnico de profesionales y pasantes. Por otro lado se
encuentra el Consejo Asesor, instancia compuesta por docentes expertos y expertas en
temas de equidad, género, discapacidad y clase social, todas estas personas son
académicas que dan las orientaciones sobre los temas que deben ser analizados e
investigados por el equipo de trabajo.

El observatorio realiza estudios y diagnósticos sobe el sexismo y las desigualdades desde


una perspectiva interseccional, brindando información acerca de las desigualdades en la
universidad, visibilizando y sensibilizando sobre las diferentes formas de desigualdad y
discriminación, y dando a conocer las acciones y recursos para eliminarlas. De esta forma
da soporte experto a las políticas de igualdad. El observatorio cumple cuatro tareas
fundamentales:

1.! Realiza estudios de evaluación, seguimiento y valoración del grado de


cumplimiento de los principios y políticas; para ello pública boletines anuales
sobre el estado de algunos de los temas de inclusión en la universidad.
2.! Elabora las propuestas de Planes de Igualdad de Oportunidades –PIO– o planes
de acción para la consolidación de la equidad en la universidad. El observatorio
ha elaborado 3 planes de acción: el primero comprendió los años 2006-2007; el
segundo y el tercero comprendieron los cuatrienios del 2008 al 2012 y del 2013
al 2017. Todos fueron aprobados por el Consejo de Gobierno Universitario que
es máximo órgano del gobierno universitario.
!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
(CIEG),! que! impulsará! el! conocimiento! teórico! y! aplicado! en! este! ámbito,! desde! un! enfoque!
interdisciplinario.!Para!mayor!información!ver!http://www.cieg.unam.mx.!Última!revisión!31/08/2017.!
17
! Para! mayor! información! véase! http://www.uab.cat/web/lLobservatori/consejoLasesorL
1345697311939.html.!Última!revisión!31/08/2017.!

! 14!
3.! Difunde la información que permita hacer visible las diferentes formas de
desigualdad y discriminación, y las actuaciones encaminadas a corregirlas, por
medio de la publicación de investigaciones.
4.! Asesora a la comunidad universitaria y las dependencias que soliciten
acompañamiento en procesos de integración de la perspectiva de género

Los aprendizajes de estas dos experiencias de inclusión de la perspectiva de género en la


educación superior, son una de las guías para el planteamiento de la metodología y plan
de trabajo del OAG de la UNAL.

2.3(Aprendizajes(de(las(experiencias(de(institucionalización(de(políticas(
de(equidad(de(género(en(la(educación(superior.(
!

Teniendo en cuenta el panorama de institucionalización de la equidad de género en la


Educación superior, se hace notorio que la inclusión de esta perspectiva en las
instituciones universitarias es una tendencia global. Esta ha tenido diferentes desarrollos
según el contexto local y según las posibilidades que brinda el hecho de contar con
programas de estudio en las temáticas feministas y de género. La comunidad de feministas
académicas ha logrado entonces incidir en las estructuras universitarias, demostrando la
importancia de realizar cambios organizacionales en las universidades con el propósito
de responder y erradicar las desigualdades y discriminaciones que se viven en los espacios
académicos.

Las experiencias de la UNAM y la UAB muestran que si bien la presencia y el respaldo


académico son trascendentales para el desarrollo de la perspectiva de género, también lo
es el apoyo institucional. Este se ve representado tanto en la emisión de normas y
regulaciones, como en la asignación de recursos para el desarrollo de los lineamientos de
las diferentes acciones que cada institución ha generado para materializar las políticas.

La promoción de equidad de género en las dos universidades citadas ha contado con


recursos físicos y humanos para la realización de investigaciones, la divulgación de los
resultados y su uso en la implementación de acciones de política. De esta manera se
evidencia que el apoyo de las instancias de toma de decisiones en cada universidad es un
motor de transformación institucional.

La Universidad Nacional de Colombia, para seguir los pasos de una inclusión de


perspectiva de género en la vida académica, debe contar con las mismas posibilidades de
apoyo institucional y además fortalecer el sustento académico (en especial por medio de
la ampliación de su planta docente) que brinda la Escuela de Estudios de Género como
centro especializado para brindar orientaciones que guíen el desarrollo de la política de
equidad de género en la universidad.

! 15!
3.! Marco(conceptual(del(diagnóstico(para(la(implementación(de(
la(política(institucional(de(equidad(de(género(en(la(UNAL(
(

La realización del presente documento responde a la necesidad de brindar un marco que


sustente conceptualmente el camino a seguir para implementar la política de equidad de
género en la UNAL. En tal sentido se ampara en los conceptos contenidos en los Acuerdos
035 de 2012 del CSU y 013 de 2016 del CBU.

Para este trabajo se realizó un análisis de los derroteros teóricos que fueron plasmados en
las normas que institucionalizan la equidad de género en la Universidad, los cuales se
organizan en dos conjuntos. El primero corresponde a las categorías de análisis
provenientes de los estudios feministas y de género. Estas permiten analizar y comprender
las lógicas sociales y culturales que intervienen en la producción, reproducción o
transformación de las desigualdades por razones de género, sexualidad y de otros
marcadores de diferencia. El segundo recoge enfoques de política pública que tiene como
sustento conceptos relacionados con equidad y justicia social.

3.1$Categorías$analíticas$desde$los$estudios$feministas$y$de$género(
!

Para comprender cada uno de los conceptos que orientan la política, retomamos las
definiciones incorporadas en los mencionados acuerdos. Se entiende al género como la
categoría que organiza y da significado a las prácticas y relaciones sociales basadas en
las diferencias jerarquizadas que distinguen a los sexos. Comprende la interrelación entre
sus dimensiones simbólicas, normativas, institucionales y subjetivas.

El sexo sería entonces la distinción de la especie humana en grupos sexuales con base en
sus diferencias corporales, siendo un continuo no estático que resulta de la combinación
de por lo menos cinco áreas fisiológicas: genes, gónadas, hormonas, órganos
reproductivos internos y genitales. Por razones culturales, se reduce a dos unidades: lo
femenino y lo masculino. Sin embargo, con el auge de interpretaciones biológicas y
sociales más complejas que comprenden el sexo como construcción social, se ha
introducido el concepto de la intersexualidad para dar cuenta de sujetos cuyas
características fisiológicas poseen características tanto femeninas como masculinas y no
se circunscriben en un solo sexo.

La sexualidad es la formación sociocultural que da cuenta de los valores, normas,


prácticas y comportamientos relacionados con el erotismo, la vinculación afectiva y el
placer, de la cual se deriva la orientación sexual, que es la que describe un patrón de
atracción erótica, afectiva y sexual hacia personas del sexo opuesto, de ambos sexos o del
mismo sexo. La orientación sexual hegemónica es aquella en la cual el individuo
manifiesta atracción hacia el sexo opuesto. Por el contrario, las atracciones que se sienten
o manifiestan hacia personas del mismo sexo son entendidas como fuera de la norma y
han sido objeto de censura social.

! 16!
Además de las interpretaciones analíticas sobre los conceptos “clásicos” de las teorías de
género, la normativa de la UNAL también tuvo en cuenta la forma en que el género, el
sexo, la sexualidad y la orientación sexual están interrelacionadas con otros marcadores
de diferencia social que pueden agudizar o atenuar la discriminación social y la exclusión.
Por estas razones las políticas institucionales también definieron la raza-etnia y la clase
social, como elementos que debe ser analizados y atendidos en las políticas de equidad
de género.

Por una parte, se entiende por grupos étnico/racializados a los colectivos humanos que
comparten rasgos identitarios distintivos (diferenciados de la identidad nacional
hegemónica), entre los que se destaca la creencia en un origen común y un destino social
compartido, como por ejemplo los grupos afrocolombianos, indígenas o gitanos. Por su
parte, la clase o posición socioeconómica se entiende como una división jerarquizada de
la sociedad basada principalmente en el nivel de ingresos, riquezas y acceso a la
propiedad, los recursos económicos, los bienes materiales y simbólicos.

Cada uno de los conceptos describe relaciones de poder de acuerdo a marcadores de


diferencia del sujeto, ya sea el género, el sexo, la sexualidad, la pertenencia étnico-racial,
la clase social, existiendo otros marcadores posibles18. Sin embargo ninguno de estos
marcadores es explicativo de manera aislada sino que están imbricados entre sí. En otras
palabras, a cada persona se le atribuye un sexo, un género, una orientación sexual, una
posición social etc. Cada una de estas características le ubica simultáneamente en
diferentes jerarquías sociales – por ejemplo hombre, negro, homosexual; o mujer, mestiza
con altos recursos económicos-. A esta imbricación de marcadores de diferencia es lo que
se le denomina como perspectiva interseccional, que no es más que la mirada compleja,
contextual y relacional de las formas en las que las relaciones de poder se desarrollan
(Viveros, 2016).

La perspectiva interseccional, en la política de equidad de la UNAL, es una herramienta


metodológica y teórica que permite visibilizar las particularidades de las personas que
integran la comunidad universitaria, entendiéndolas más allá de su posición como
hombres, mujeres u otras identidades de género, en su relación con múltiples marcadores
de diferencia que les ubican con necesidades especiales y diferenciadas en el marco de
las acciones que deben ser contempladas.

3.2( ( Perspectivas( de( la( política( pública:( justicia( social( y( enfoque(


diferencial(de(derechos(
!

Como se ha indicado a lo largo del documento, el propósito de la política es lograr el


reconocimiento de las diferencias y jerarquías entre mujeres y hombres, generar equidad
!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
18
! Los! marcadores! de! diferencia! abarcan! una! amplia! gama! de! relaciones! sociales! que! superan! los!
enunciados! en! el! presente! documento.! La! edad,! la! discapacidad,! la! nacionalidad! entre! otras! variables!
también!influyen!en!las!dinámicas!sociales.!Sin!embargo,!en!términos!analíticos!en!los!conceptos!definidos!
en! el! acuerdo! 013! del! 2016,! por! el! cual! se! creó! el! OAG,! se! tuvieron! en! cuenta! las! definiciones! acá!
enunciadas,!ello!no!implica!que!!tanto!en!la!elaboración!participativa!del!diagnóstico!como!en!los!planes!
de!acción!no!se!deba!tener!en!cuenta!otras!variables!emergentes.!!!

! 17!
de género y superar los desequilibrios sociales por razones de sexo u orientación sexual.
Es decir, construir una universidad justa e incluyente.

En este sentido “la equidad es un concepto de carácter distributivo y material sensible a


las diferencias de ingresos, poder y estatus social que definen la posición del individuo
en el espacio social (...) es dar a cada uno lo que le corresponde” (Viveros, 2012: 111).

La equidad social se ha vuelto un lugar común en el campo de las políticas públicas. Este
concepto tomó impulso desde los años 90 con desarrollos teóricos importantes desde la
filosofía política y la economía.

En primera instancia, hay una asociación fuerte entre la equidad y el concepto de Justicia
a partir de dos principios fundamentales: que cada persona tenga un derecho igual al más
extenso sistema total de libertades básicas, compatible con un sistema similar de libertad
para todos; que las desigualdades económicas y sociales deben ser estructuradas de tal
manera que garantice el mayor beneficio a los menos aventajados, según un principio de
“ahorro justo”, unidos a los cargos y las funciones asequibles a todos, es decir en
condiciones de igualdad de oportunidades (Rawls, 1995: 280).

La justicia como equidad es entendida en ese sentido según el principio de “diferencia” y


el de “igualdad de oportunidades”. Así, no sólo se reconoce explícitamente la desigualdad
sino también se propone una posición ética y moral a partir de la cual la sociedad no puede
ser indiferente a los menos favorecidos por el bien de la misma sociedad. Esto quiere
decir, a su vez, que la sociedad debe consolidar un marco de reglas y procedimientos
transparentes con el fin de garantizar la “igualdad de oportunidades” y que sean
escogidos, en el acceso a bienes o servicios escasos, aquellos individuos que, en teoría,
demuestren tener los méritos suficientes.

Algunas críticas a esta concepción de la justicia como equidad se basan en la posición


preponderante que se le ha dado al principio de libertad sobre otros principios de la
justicia, generando así una tensión entre los principios de igualdad y libertad (Sen,
1995:103). Por otro lado, la perspectiva rawlsiana no tiene en cuenta las diferencias
biológicas, que pueden ser desventajas sociales y culturales acumuladas
generacionalmente, de dotaciones iniciales entre hombres y mujeres y según los grupos
etarios por lo cual sus necesidades no son homogéneas; así pues, se propone centrar la
atención en la preocupación exclusiva por el bienestar personal (Fuentes, 2006). En ese
contexto, el “conjunto de capacidades” individuales representa, en teoría, la libertad de
elección que una persona tiene entre los modos de vida alternativos que puede llevar (v.gr.
estudiar tal o cual carrera). Estas capacidades se relacionan tanto con las “dotaciones
iniciales” de los individuos como con las “titularidades” de la sociedad en la que se
encuentran.

Así pues, de acuerdo con sus dotaciones iniciales (pueden ser mercantiles, no mercantiles,
tangibles, no tangibles, de mérito, etc.), una persona ocupa un lugar en la sociedad y tiene
o no tiene la posibilidad de potenciar sus capacidades, su libertad de desempeño y su
rango de oportunidades. Es en el uso de esas potencialidades que se ejercen derechos, los
cuales se traducen finalmente en la calidad de vida de la persona, en su manera de ser y

! 18!
hacer. Estos derechos son entendidos como el dominio sobre un conjunto de bienes y de
servicios, por un lado, y sobre el espacio de reconocimiento y participación social, por el
otro (Sen, 1992). En relación con las titularidades, cabe señalar que las realizaciones de
los individuos también dependen de las capacidades de la sociedad y del Estado en el que
se encuentran; por ejemplo, de las condiciones institucionales en las que se legitima el
derecho a la educación superior.

Amartya Sen (2002) recuerda que existen dos aproximaciones principales a los derechos
en las teorías contemporáneas sobre la economía del bienestar. La primera es conocida
bajo la etiqueta de independiente, en la cual los derechos son “correctos” más que
“buenos”. La importancia de los derechos es entonces independiente de sus
consecuencias, y así toman la forma de “restricciones secundarias” que sencillamente no
deben ser violadas. Una segunda perspectiva es la denominada integrada, en la cual los
derechos son algo socialmente importante aunque no necesariamente exclusivos; en ese
sentido el cumplimiento de los derechos tiene en cuenta el análisis de sus consecuencias.
En palabras del autor, “hay diferentes derechos que pueden en ocasiones colisionar unos
con otros, debiendo ser considerada la posibilidad de ‘transacciones’ entre ellos” (Sen,
2002: 16).

Lo anterior quiere decir que la importancia de los derechos puede variar con las
circunstancias y el contexto sociopolítico y cultural, no todos los derechos son igualmente
importantes, no es lo mismo tener derecho a la propiedad privada que tener derecho a
vivir. En ese sentido “lo correcto” de los derechos se define de acuerdo con la importancia
relativa de derechos diferentes y de acuerdo con la situación diferencial de los individuos
o grupos sociales. La perspectiva integrada propone entonces una distinción muy sutil
pero fuerte a la hora de abordar los derechos: su propósito es realizar los derechos, más
no prevenir su violación. Se trata entonces de una aproximación positiva hacia los
derechos y, por ende, hacia el estudio de la equidad.

Algunas ventajas de esta perspectiva de los derechos consiste en lograr hacer abierta y
explícita la necesidad de juicios de valor político, proveer un marco de referencia
transparente para expresar los pesos relativos de derechos de diferentes tipos y su
respectiva importancia, reconocer la interdependencia de diferentes derechos personales,
y de su realización; y permitir un reconocimiento explícito del hecho de que asignamos
importancia tanto a tener procesos justos como a evitar resultados inaceptables (Sen,
2002: 30-32).

La perspectiva integrada de derechos también se convierte en sujeto de reclamo y


demanda social, lo cual está en armonía con una visión democrática y “no dolorosa” del
desarrollo. En ese sentido, la valoración de la calidad de vida y las capacidades del ser
humano deben ser sujeto de debates públicos como parte de un proceso más amplio de
“elección social”. Así pues, el planteamiento de cualquier indicador de medición de la
equidad debe permitir que éste sea susceptible de examen y crítica, así como de ser
modificado por parte de la opinión pública.

! 19!
En el campo de la educación la conceptualización sobre la equidad social se ha orientado
por lo general al problema del acceso, incluso en su dimensión más fáctica de la cobertura,
sin concebir la importancia de una perspectiva más integral para abordar el problema, por
ejemplo la equidad en la permanencia y el logro escolar. Por otro lado, en la dimensión
de equidad en la que menos se ha explorado es en la relacionada con la diversidad, pues
tradicionalmente se ha enfatizado en la desigualdad de ingresos, sin profundizar en otras
formas de discriminación o subalternización, incluidas prácticas de violencia física y
simbólica.

Estos dos aspectos son entendidos bajo la propuesta conceptual de justicia redistributiva
y justicia de reconocimiento (Fraser, 1997). Distinción más del orden analítico pues en la
realidad estos dos tipos de justicia siempre están imbricados, “cada lucha contra la
injusticia implica demandas para la redistribución y el reconocimiento” (Fraser, 1995:
70). La primera está relacionada con la injusticia socioeconómica, la cual está
fundamentada en la estructura político-económica de la sociedad. Algunos ejemplos de
ella son la explotación, la marginalización económica y la deprivación. La justicia
redistributiva estaría definida entonces por un compromiso igualitario frente a estas
injusticias socioeconómicas.

El segundo tipo de injusticia es de tipo cultural o simbólico y se fundamenta en los


patrones sociales de representación, interpretación y comunicación. Ejemplos de ella
incluyen la dominación cultural, el no reconocimiento y el irrespeto. Es entonces un tipo
de injusticia cultural distinto de la injusticia socioeconómica (Fraser, 1995). La misma
autora propone que estos dos tipos de injusticia son permanentes en las sociedades
contemporáneas y que ambas están fundamentadas en procesos y prácticas que
sistemáticamente ponen en desventaja a determinados grupos sociales en relación con
otros, por lo cual “ambas injusticias deben ser remediadas” (Fraser, 1995: 72).

Finalmente, la justicia de participación es un componente fundamental de la justicia social


puesto que garantiza el ejercicio de ciudadanía de todos y todas, la capacidad de las
distintas personas y grupos de intervenir en las decisiones que conciernen su vida, su
bienestar, sus oportunidades educativas, sociales y políticas, así como la posibilidad de
expresar sus demandas y de que estas sean tenidas en cuenta de manera efectiva (Arango
et Al., 2014: 42).

La democracia se caracteriza por considerar la participación como uno de los principales


ejes que posibilitan el ejercicio de la ciudadanía. En otras palabras, la participación de la
población en los asuntos públicos es lo que marca la diferencia en el ámbito democrático
de un país.

Con el ánimo de garantizar el derecho a la participación se insta a los Estados a generar


condiciones y mecanismos para que los derechos políticos puedan ser ejercidos de forma
efectiva, respetando el principio de igualdad y no discriminación. “Las mujeres tienen
derecho a vivir en un sistema social en el que no existan relaciones de poder basadas en
el género, a una vida libre de violencia -en el ámbito público y privado-, a vivir sin
discriminación alguna, (…) a participar en igualdad de condiciones que el hombre en las

! 20!
esferas política, económica, social, cultural o de cualquier otra índole.” (Oficina en
Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos,
2002)

En la educación superior colombiana, dicha participación está inscrita en las


prescripciones de la Ley 30 de 1992 que exige a las IES establecer un régimen de
participación democrática de la comunidad educativa en la dirección de la institución y
regirse por los principios de la participación ciudadana.

En una línea cercana a estas aproximaciones conceptuales, la teórica feminista Marta


Nussbaum propone que es necesario “preservar las libertades y oportunidades para todas
y cada una de las personas, tomadas una por una, respetando a cada una de ellas como un
fin más que simplemente como el agente y el soporte de los fines de otros” (Nussbaum,
2002: 93). En ese sentido, el enfoque de las capacidades se propone con el fin de
identificar aquello que los individuos son realmente capaces de hacer y ser, esa pregunta
lo diferencia de los enfoques utilitaristas o basados en los recursos. Su problema central
no es si las personas sienten satisfacción con lo que hacen y con lo que tienen, sino qué
hacen y qué están en condiciones de hacer para “vivir de una manera verdaderamente
humana” (Fuentes, 2006).

En ese sentido, la autora propone una serie de capacidades centrales que superan la noción
de bienes primarios de Rawls; por ejemplo, la salud corporal que incluye tener buena
salud, alimentación y vivienda, así como la salud reproductiva; la integridad corporal,
como la capacidad de moverse libremente y donde los límites del cuerpo sean tratados
como soberanos; los sentidos, la imaginación y el pensamiento (educación y libertad de
expresión); las emociones (amor y cuidado); la razón práctica entendida como la
capacidad de “plasmar una concepción del bien” y planear de manera crítica la propia
vida; la afiliación como la capacidad de vivir con otros y mostrar preocupación por los
demás; el cuidado por las otras especies; el juego y el control del propio entorno tanto
político como material (participación política y propiedad).

Estas capacidades centrales incluyen aspectos decisivos para el desarrollo y


funcionamiento de las personas, y en particular para el despliegue del ser y el hacer de las
mujeres. De otra parte, la relación que establece entre capacidades y derechos humanos
amplía el horizonte político de dichas capacidades, en la medida en que su objetivo no se
limita simplemente al funcionamiento real de los individuos, sino a que estos tengan la
capacidad de decidir cómo funcionan (Nussbaum, 2002).

4.! Ejes( temáticos( para( la( elaboración( del( diagnóstico( y(


recomendaciones( para( la( implementación( de( la( política(
institucional(
(

Con el fin de adelantar un diagnóstico sobre la equidad de género en la UNAL, que


abarque de manera significativa las dimensiones de la vida universitaria y que permita

! 21!
simultáneamente identificar necesidades y proponer acciones, hemos establecido una
estrategia metodológica a partir de 5 ejes temáticos que involucran a las distintas
dependencias y niveles de la gestión institucional.

La identificación de estos ejes se realizó partiendo del análisis y organización de las


Medidas institucionales para la consolidación de la política de equidad de género
descritas en el articulo 6 del Acuerdo 035 de 2012 del Consejo Superior Universitario y
de las Funciones del Observatorio de Asuntos de Género contempladas en el Artículo 3
del Acuerdo 013 de 2016 del Consejo de Bienestar Universitario (Ver Anexo 1).

De igual forma la organización de los ejes temáticos también respondió a la lógica


consignada en los fundamentos teóricos de los estudios de género y del enfoque de
política desarrollados en el Capítulo 3 del presente documento; el análisis de la
experiencia de otras universidades en la implementación de políticas de equidad
enunciadas en el Capítulo 2; la experiencia acumulada de la Escuela de Estudios de
Género de la UNAL en el marco de los proyectos FEGES y MISEAL y en la elaboración
del enfoque de género y diversidad sexual para los lineamientos de educación superior
inclusiva realizada por la EEG en el marco de la consultoría solicitada por el Ministerio
de Educación Nacional (Arango et Al., 2014).

Estos ejes temáticos están relacionados con diversos procesos académicos, sociales,
culturales y normativos presentes en la vida universitaria y en los que se producen
dinámicas de desigualdad/ equidad, exclusión/ inclusión con base en el género, la
sexualidad y otros marcadores de diferencia que afectan a las distintas poblaciones
universitarias.

El primer eje tendrá como objetivo analizar y atender el problema de acceso,


permanencia, movilidad y egreso; el segundo, analizará el tema de las violencias y las
discriminaciones basadas en género; el tercero abordará la transversalización tanto en el
currículo como en la investigación; el cuarto se centrará en la vida cotidiana y
participación universitaria; el quinto y último en la comunicación con equidad de género.

Para cada uno de estos ejes, hemos identificado en la estructura institucional de la UNAL
las dependencias e instancias que tienen la capacidad de incidir en ellos y a partir de allí,
hemos definido una ruta para adelantar un diagnóstico que conduzca a la elaboración de
recomendaciones.

4.1(Ejes(temáticos(para(la(elaboración(del(diagnóstico(y(las(
recomendaciones(para(la(implementación(de(la(política(institucional(
de(equidad(de(género(

Los ejes propuestos representan las temáticas que abordará el observatorio, sin embargo
el diagnóstico sobre la equidad de género en cada uno de ellos dependerá del avance que
cada una de las dependencias correspondiente haya realizado. Es así que la secretaria
técnica priorizará y organizará las temáticas a tratar de acuerdo a los apoyos
institucionales que se cuenten y las necesidades que la comunidad universitaria demande.

! 22!
Eje(1.(Acceso,(permanencia,(movilidad(y(egreso(
!

Este eje temático agrupa los momentos que marcan el tránsito por la vida universitaria y
la distribución de las oportunidades. En el caso de las y los estudiantes, el acceso hace
referencia a las posibilidades de ingreso a la universidad, a las distintas carreras y niveles
de formación; la permanencia remite a las posibilidades de mantenerse en el proceso
educativo; la movilidad a las oportunidades de avanzar en el desarrollo de la formación,
los ritmos y condiciones para lograrlo y el egreso se refiere a la posibilidad de acceder al
grado y a procesos subsiguientes como la inserción laboral o la continuación hacia otros
niveles de formación.

En el caso de docentes19 y personal trabajador20, encontramos que las fases de la vida


universitaria tienen que ver con las oportunidades y condiciones de ingreso a la planta
docente y administrativa, a las distintas categorías, la posibilidad de permanecer en ella y
de desarrollar una carrera, el acceso a promociones, ascensos y movilidad horizontal
dentro de la estructura universitaria. El egreso remite a las posibilidades de acceder a
condiciones de retiro o jubilación equitativas.

El caso de la población estudiantil es un ejemplo que plantea retos a la política de equidad


de género. Colombia, en consonancia con la tendencia nacional e internacional, posee una
mayor participación femenina en la matrícula universitaria. Sin embargo, la Universidad
Nacional no responde a la tendencia nacional. En el año 2015, del total de personas
admitidas e inscritas para pregrado en la universidad, tan solo 33% son mujeres y 67%
son hombres21. Esta baja participación de las mujeres se inscribe dentro de una reducción
progresiva identificada en los últimos 20 años: en 1997, las mujeres representaban el 43%
del estudiantado de pregrado, porcentaje que se ha reducido de manera sostenida. La baja
participación de las mujeres en el ingreso a la universidad se acompaña de una
segregación horizontal; es decir, las dificultades de acceder a determinadas profesiones,
encontrando por ejemplo la preponderancia de hombres en carreras científicas y
tecnológicas como las ingenierías mientras las mujeres se concentran en las profesiones
de la salud, la educación y lo social, profesiones que pese a su importancia no cuentan
con un reconocimiento económico alto.

!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
19
!El!concepto!docente!incluye!a!todas!las!personas!que!se!dedican!a!la!labor!de!la!enseñanza!sin!importar!
el! tipo! de! contratación! que! tengan! con! la! Universidad.! Incluimos! en! este! concepto! a! todas! aquellas!
personas!que!se!dedican!!a!la!docencia!ocasional.!!
20
!El!presente!documento!comprende!que!las!y!los!trabajadores!!no!solo!se!limita!al!personal!de!planta.!El!
funcionamiento! de! la! universidad! depende! de! personas! contratadas! por! medio! de! Órdenes! de!
Presentación! de! Servicio! –OPSL,! y! la! tercerización! de! servicios! como! el! de! seguridad! y! aseo.! En! este!
sentido,!los!diagnósticos!que!guiaran!el!desarrollo!de!la!política!de!equidad!de!género!contemplan,!en!la!
medida!de!lo!posible,!a!toda!la!comunidad!que!habita!la!universidad!como!trabajadores!de!la!misma!sin!
importar! el! tipo! de! contratación! que! posean,! ya! sea! con! la! universidad! o! por! medio! de! empresas! de!
subcontratación.!!!
21
!Información!de!la!Revista!No.!21!L!Estadísticas!e!Indicadores!de!la!Universidad!Nacional!de!Colombia!
tomado!de!http://www.onp.unal.edu.co/!!
!
!

! 23!
Además de la segregación horizontal, se encuentran las dificultades asociadas con el
avance en la vida laboral o académica que viven las mujeres y las personas con
orientaciones e identidades sexuales diversas. En este sentido la segregación vertical hace
referencia a las barreras que obstaculizan el ascenso de las mujeres en igualdad de
oportunidades para ocupar cargos decisorios en el espacio universitario.

Atendiendo a la complejidad y la variedad de los temas que abarca este eje para las tres
poblaciones universitarias, será necesario tener en cuenta aspectos como la generación de
indicadores discriminados por sexo, con perspectiva interseccional; identificar y
cuestionar los estereotipos relacionados con las divisiones y jerarquías disciplinares o
laborales; desarrollar estrategias que permitan la permanencia y movilidad de todas las
mujeres en la universidad, entre las cuales se debe considerar acciones concretas para
conciliar las responsabilidades de cuidado y la vida académica, entre otros.

Eje(2.(Prevención,(atención(y(acompañamiento(en(relación(con(las(
violencias(y(las(discriminaciones(basadas(en(género.((

Las violencias son el uso del poder físico, material o simbólico para afectar a un individuo
o colectivo social siendo la expresión más extrema de la segregación y discriminación.
Las Violencias Basadas en Género –VBG–, son los daños causados a mujeres y personas
con identidades y orientaciones sexuales diversas por su condición de género. Es decir,
la VBG agrupa los actos que atentan contra las mujeres por el hecho de serlo, así como a
mujeres, hombres o transexuales, que tiene una orientación o identidad sexual no
hegemónica y son maltratados por esta razón. Las violencias se agudizan cuando están
articuladas con discriminaciones socio-económicas, étnicas, raciales, en razón de las
capacidades y otras. Las violencias de género son múltiples como su manera de operar, y
respondiendo a formas de control sobre las decisiones, los cuerpos y la sexualidad de las
mujeres y de los grupos sexuales diversos.

La Ley 1257 de 2008 por la cual se dictan normas de sensibilización, prevención y


sanción de formas de violencia y discriminación contra las mujeres tipifica diferentes
formas de daños contra las mujeres. Entre ellos menciona las violencias de carácter
psicológico como la consecuencia de las acciones u omisiones que degradan o controlan
las decisiones del individuo, por medio de intimidación, manipulación, amenaza entre
otras; La violencia física como el maltrato de la integridad corporal de una persona; La
Violencia sexual como todas aquellas acciones que obligan a una persona a mantener
contacto sexualizado, físico o verbal, o a participar en otras interacciones sexuales
mediante el uso de fuerza; y la Violencia económica, como la interferencia en el libre
desarrollo de los derechos de propiedad por medio de la destrucción, retención o
distracción de cualquier tipo de pertenecía o documento que las mujeres posean.

Teniendo en cuenta denuncias realizadas por estudiantes, docentes y trabajadoras en


instancias como Bienestar Universitario, comités de convivencia y de asuntos
disciplinarios, así como las denuncias realizadas por colectivos estudiantiles, difundidas
a través de redes sociales, se ha encontrado que en la universidad se presentan casos de

! 24!
violencias contra las mujeres y grupos sexuales diversos. Muchos de ellos relacionados
con violencias psicológicas, físicas y sexuales. Encontrando que la Universidad no cuenta
con un sistema de registro de estas denuncias, ni contaba con un sistema de atención
especializado para atenderlas.

Sin embargo, el proyecto Violencias de género: Ser mujer estudiante en la UN. Una
mirada desde el enfoque de derechos, que hace parte del programa Convivencia y
Cotidianidad de la División de Acompañamiento Integral de la Dirección de Bienestar
Universitario de la sede Bogotá, ha realizado notorios avances en la visibilización y
discusión de las VBG que se presentan en esta sede. Para el segundo semestre de 2016,
se realizó una encuesta a mujeres estudiantes, buscando identificar situaciones de acoso
y abuso sexual. En la encuesta participaron 1.602 mujeres estudiantes, encontrando que
un porcentaje elevado manifestó haber sentido algún tipo de acoso en el campus, así
mismo se aumentó el caso de estudiantes que denunciaron hostigamiento por parte de
algún docente o compañero de clase, incluso un grupo de estudiantes solicitó a las
profesionales que trabajan en este proyecto un taller de difusión sobre las rutas de
atención distrital en caso de acoso. Gran parte del éxito del proyecto tuvo que ver con las
campañas comunicativas realizadas y las tareas de sensibilización que desde este proyecto
se generaron en diferentes facultades (Dirección de Bienestar Universitario Sede Bogotá,
2016).

El contexto de movilización estudiantil, particularmente de organizaciones feministas en


la sede Bogotá, el trabajo adelantado por el proyecto de Bienestar- Bogotá anteriormente
citado, así como el interés de diferentes dependencias Universitarias que atienden este
tipo de denuncias (como la Dirección Nacional de Veeduría, la Dirección de Personal
académico y Administrativo, Dirección Nacional de Bienestar, Unisalud entre otras).
Brindó la oportunidad de acordar encuentros entre diferentes instancias universitarias que
analizaron el tema del acoso y violencia sexual en la Universidad. Así pues, el trabajo de
las diferentes dependencias desemboco en la creación del Protocolo para la Prevención
y Atención de Casos de Violencias Basadas en Género y Violencias Sexuales, expedido
mediante la Resolución de 1215 de 2017.

El Protocolo es una herramienta normativa que permite orientar la actuación que las
dependencias universitarias para prevenir, atender y acompañar las denuncias. Sin
embargo, el Protocolo per se, no garantiza la eliminación de las violencias basadas en
género en el espacio universitario, se hace necesario la sensibilización sobre las temáticas
de género a la comunidad educativa, así como la realización de diagnósticos en todas las
sedes de la universidad, buscando la participación no solo de las estudiantes sino también
de todas las personas que habitan los campus. De esta manera es responsabilidad de las
instancias universitarias en todas las sedes lograr que la universidad sea un espacio libre
de violencias.

Eje(3.(Transversalización(curricular(e(investigativa((

La Universidad Nacional como la institución más importante de educación superior en el


país, tiene la responsabilidad de abanderar temas neurálgicos para la producción de

! 25!
conocimiento social, la construcción de ciudadanía y la transformación cultural, entre los
que se encuentran los estudios feministas, de género y sexualidad. La transversalización
de estos enfoques y conocimientos buscará fortalecer los procesos académicos de todos
los programas curriculares de la universidad y favorecer una formación holística de las y
los profesionales.

En este sentido el incluir el enfoque de género y de diversidad sexual en los planes


curriculares, los contenidos de los cursos, la investigación y la extensión universitaria,
debe permitir poner en evidencia los currículos ocultos que reproducen visiones sexistas,
heteronormativas y androcéntricas, y contribuir a potenciar y hacer visibles los aportes de
las mujeres en todos los campos disciplinares.

Eje(4.((Vida(cotidiana(y(participación(universitaria.

Una línea de investigación que deberá estimularse en particular es el análisis de las


relaciones de género en la UNAL, en sus múltiples dimensiones, espacios y
temporalidades. En la cotidianidad universitaria se reproducen prácticas androcéntricas,
heterosexistas y discriminatorias que han obstaculizado el acceso de las mujeres en
igualdad de condiciones. Estereotipos relacionados con la feminidad, la masculinidad, las
identidades sexuales y de género, han generado el encasillamiento o estigmatización de
algunas poblaciones, e incluso imposibilitado su acceso a algunos espacios tanto
académicos, culturales como de representación democrática.

En los salones de clase, las oficinas, las zonas verdes, las bibliotecas, los cuerpos
colegiados entre otros espacios, se realizan acciones que consciente o inconscientemente
reproducen ideas y representaciones discriminatorias sobre las mujeres, la diversidad
sexual, las identidades étnico-raciales, la discapacidad, entre otras.

En este sentido se requieren investigaciones cualitativas y cuantitativas acerca de la forma


en que la comunidad universitaria siente y percibe las prácticas de discriminación o
inclusión en la universidad y como considera que estas afectan el desarrollo de las
actividades institucionales. De este modo, la política institucional de equidad de género
deberá tener en cuenta estos aspectos e incidir particularmente en las relaciones sociales
cotidianas que se desarrollan en los campus, por medio de intervenciones en los ámbitos
académicos, artísticos, culturales y deportivos que promuevan la equidad y busquen la
erradicación de estereotipos sexistas.

Eje(5.(Comunicación(con(equidad(de(género(
!

La comunicación es el ejercicio de informar, difundir, dar conocer e incluso sensibilizar,


sobre diferentes temas, según el objetivo del mensaje. En la universidad las herramientas
comunicativas son imprescindibles para mantener relaciones, no solo entre la comunidad
universitaria, sino también con la sociedad. En este sentido la universidad posee por una
parte medios de comunicación intra-universitarios, como los correos electrónicos y
posters, que además de mantener las comunicaciones entre los miembros de la comunidad

! 26!
universitaria son el vehículo de la información sobre las agendas científicas, académicas
y culturales que se desarrollan en los campus.

Por otro lado, se encuentran los medios de comunicación masivos de la universidad, como
el canal de televisión institucional, la estación de radio, el periódico universitario y todas
las páginas web, dichos medios cumplen la doble función, comunicar a las y los
integrantes de la universidad como también ser la cara de la universidad no solo en el país
sino a nivel mundial. La importancia de conocer e incidir en los protocolos comunicativos
que estructuran la imagen institucional de la universidad, radica en poder generar pautas
que institucionalicen prácticas comunicativas con equidad de género, como por ejemplo
el uso de un lenguaje incluyente y la no reproducción de estereotipos sexistas en las
diferentes piezas comunicativas que circulen en los campus y en los medios de
informativos.

5.! Metodología(del(diagnóstico(y(elaboración(de(
recomendaciones(
!

5.1(Sobre(la(evaluación(de(programas(sociales(y(principios(metodológicos(de(la(
propuesta(
!

Como se puede apreciar en la descripción de cada uno de los ejes, en algunos de ellos se
cuenta con mayores elementos para consolidar el diagnóstico, ya que se ha tenido como
insumo los avances de investigaciones en el marco de los proyectos FEGES y MISEAL,
otros estudios de investigadoras y docentes afiliados a la Escuela de Estudios de Género,
así como las demandas de la comunidad universitaria, en especial en relación con las
denuncias sobre violencias de género y acoso sexual, que han implicado una respuesta
institucional. Partiendo de este desarrollo previo y comprendiendo la gran labor que
implica la transverzalización de la política de equidad de género en la universidad y la
amplitud de los 5 ejes propuestos, se presentarán a continuación algunos principios
metodológicos que guiarán el trabajo de diagnóstico y de elaboración de
recomendaciones para la aplicación de la política de equidad de género en la Universidad
Nacional de Colombia.

Sobre la perspectiva analítica en el seguimiento y evaluación de políticas y programas


sociales, se tiene en cuenta la definición de la “evaluación de programas” propuesto por
Ballart (1992) en tres aspectos importantes:

En primer lugar, la evaluación es aplicación sistemática de procedimientos de


investigación social. Existe, por tanto, un compromiso por seguir las prescripciones y los
métodos de las ciencias sociales con el fin de producir evidencia empírica válida y fiable.
En segundo lugar, la evaluación se aplica con el fin de valorar y eventualmente
perfeccionar, primero, la conceptualización y diseño, segundo, la implementación, y
tercero, la utilidad de los programas de intervención social. La evaluación completa de
un programa incluiría, por tanto, estas tres cuestiones. En tercer lugar, el ámbito de la

! 27!
investigación evaluativa se limita a los programas de intervención social, esto es, a
cualquier combinación de objetivos y recursos que se organiza para que tenga un efecto
en el bienestar de individuos o grupos sociales concretos. Programas, por tanto, muy
diversos que pueden tratar de educación, bienestar social, salud, vivienda, seguridad,
rehabilitación social, desarrollo económico, entre otros (Ballart, 1992).

Para el presente diseño metodológico, se tienen en cuenta dos tipos de evaluación de


programas planteados en la literatura experta sobre el tema,

Está en primer lugar la Evaluación de la Conceptualización y del Diseño de los


Programas. En esta se intenta proporcionar información, primero, sobre el problema del
que se ocupa o se debería ocupar el programa, segundo, sobre el proceso de formulación
y diseño del programa y tercero, sobre la racionalidad intrínseca del mismo programa, es
decir, hasta qué punto el diseño del programa sirve sus objetivos (Rossi y Freeman, 1985;
citado en Ballart, 1992: 5). Se incluye aquí la recolección de datos sobre la incidencia,
prevalencia, y distribución en el espacio físico y social del problema en cuestión, así́ como
la investigación básica sobre los procesos políticos y sociales que tienen que ver con la
formulación, negociación y aprobación de nuevas intervenciones.

El segundo tipo de evaluación es el de la Implementación de los Programas. Este segundo


tipo de evaluación consiste en la valoración sistemática y periódica de dos cuestiones
fundamentales: la cobertura del programa, es decir, hasta qué punto el programa está
alcanzando la población o el área a los que se dirige; y la forma en que el programa se
administra, tanto desde el punto de vista de la utilización de los recursos de que dispone,
como de los servicios finalmente distribuidos (Rossi y Freeman, 1985; citado en Ballart,
1992: 5).

Se trata, por tanto, de una supervisión o control del funcionamiento del programa que
indudablemente puede interesar a los gestores del programa que pueden tomar acciones
de tipo correctivo en relación con problemas de gestión (problemas de distribución, de
utilización de recursos humanos, de flujo de la información) pero que también puede
interesar a quienes deciden sobre su continuidad y su financiación y que por tanto tienen
un interés evidente en conocer los problemas que existen con su puesta en práctica,
independientemente de su preocupación por los resultados finales (Ballart, 1992).

De manera complementaria a estos dos tipos de evaluaciones, entendidos como las guías
para la realización del diagnóstico objeto del presente documento, se propone el
diagnóstico participativo como principio metodológico, ético y político transversal. El
diagnóstico participativo consiste en identificar, definir y jerarquizar los problemas, así
como elaborar estrategias de solución a los mismos y establecer un sistema de
seguimiento y evaluación a los planes de acción por parte de los miembros de una
comunidad educativa y otras organizaciones comunitarias, fuerzas vivas de la comunidad
y entes gubernamentales (Amado, Cristalino y Hernández, 2004: 96).

Este es un elemento que impactará de manera importante en el primer eje temático de


fortalecimiento del OAG mediante la ampliación de la base de apoyo del observatorio en

! 28!
los distintos espacios y niveles universitarios, garantizando un compromiso efectivo de
las instancias directivas y una amplia participación de la comunidad universitaria.

diseñar estrategias para ampliar la base de apoyo del OAG en los distintos espacios y
niveles universitarios, garantizar un compromiso efectivo de las instancias directivas y
una amplia participación de la comunidad universitaria.

Desde un punto de vista de las técnicas de investigación y las fuentes de información, la


metodología para la elaboración del diagnóstico es mixta y flexible, con perspectivas
cuantitativas y cualitativas, información de tipo estadístico de bases de datos
institucionales y datos cuantitativos levantados con instrumentos diseñados previamente,
así como información más cualitativa a partir de revisión documental, realización de
entrevistas y estrategias colectivas como talleres o grupos focales.

Con base en los anteriores elementos sobre la conceptualización en torno a la teoría de la


justicia social, los dos tipos de evaluación de programas sociales, la apuesta transversal
en construcción de diagnósticos participativos y el carácter mixto y flexible de la
metodología en términos de técnicas de investigación y fuentes de información, se
presentará a continuación la estrategia metodológica más específica para el desarrollo del
diagnóstico en equidad de género y seguimiento de la política de equidad de género en la
Universidad Nacional de Colombia como plan de acción del Observatorio de Asuntos de
Género.

5.2(Estrategia(metodológica,(fases(y(actividades(para(realizar(el(diagnóstico(

La estrategia metodológica está estrechamente relacionada con la construcción


conceptual de la equidad de género vista a través de las tres características de la justicia
social presentados en el tercer capítulo del presente documento. Así mismo, está
relacionada con los dos tipos de evaluación de programas sociales que se presentaron
anteriormente y que están relacionadas a su vez con las tres fases de la propuesta. Para
cada una de ellas compete entonces una pregunta guía (adaptadas del trabajo de Ballart,
1992), la cual está relacionada con un objetivo que se desarrolla por medio de distintas
actividades de investigación. Para cada una de ellas se describen los principales métodos
así como la descripción de las distintas fuentes de información.

Como se puede apreciar en el siguiente esquema, la estrategia metodológica está


organizada en tres fases principales. La primera fase está enfocada en responder por el
grado y distribución del asunto de la equidad de género en la Universidad Nacional, es
decir identificar el estado de la equidad de género en la UNAL para las distintas
poblaciones de la comunidad universitaria: estudiantes, docentes, trabajadores-as. En
esta fase se privilegia un trabajo de corte más cuantitativo con un fuerte énfasis en el

! 29!
trabajo estadístico a partir de las bases de datos institucionales existentes sobre las
distintas poblaciones que componen la comunidad universitaria.

Por otro lado, la fase 2 está más enfocada en asuntos relacionados con la justicia de
reconocimiento y en segunda medida con la justicia de distribución. En esta se pretende
responder a la pregunta sobre el alcance o implementación específico de la Política de
Equidad de Género en la Universidad.!Esta fase es quizás la más compleja y diversa desde
el punto de vista metodológico, está compuesta por tres actividades de investigación.

! 30!
Esquema((1(Ruta(Metodológica(para(el(diagnóstico(
Preguntas( Referente(
FASE( Tipo(de(evaluación(( guía22( conceptual( Objetivos(
Actividad(investigativa( Método( Fuentes(de(información(
Análisis!estadístico!
descriptivo!y!formulación!
de!indicadores!de!género!
Cuantitativo!
Identificar!el! para!la!población!
estado!de!la! estudiantil!de!la! Bases!de!datos!
¿Cuáles!son!el! equidad!de! universidad! institucionales!
Evaluación!de!la! grado!y!la! género!en!la! Análisis!estadístico!
conceptualización!y! distribución!de! Justicia!de! UNAL!para!las! descriptivo!y!formulación!
del!diseño!de!la! los!problemas! distribución distintas! de!indicadores!de!género!
FASE(1( Cuantitativo!
Política!de!Equidad! de!equidad!de! Justicia!de! poblaciones!de!la! para!la!población!
de!Género!en!la! género!a!los! reconocimiento! comunidad! docente!de!la! Bases!de!datos!
UNAL! que!se!dirige!la! universitaria:! universidad! institucionales!
política?! estudiantes,! Análisis!estadístico!
docentes,! descriptivo!y!formulación!
trabajadoresMas! de!indicadores!de!género!
Cuantitativo!
para!la!población!
trabajadora!de!la! Bases!de!datos!
universidad! institucionales!

!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
22
!Las!preguntas!son!adaptadas!de!la!guía!metodológica!y!conceptual!para!análisis!de!políticas!públicas!y!programas!planteada!por!Ballart!(1992).!

! 31!
Preguntas( Referente(
FASE( Tipo(de(evaluación(( guía22( conceptual( Objetivos( Actividad(investigativa( Método( Fuentes(de(información(
Dependencias!de!la!
universidad:!documentos!
de!políticas!y!programas,!
bases!de!datos!de!
beneficiarios!de!
programas,!entrevistas,!
grupos!focales!o!talleres!
Análisis!de!la!
con!funcionarios!
transversalización!de!la!
Levantamiento!de!
equidad!de!género!en! Documental!
información!a!través!de:
políticas!y!programas!de! Mixto!
¿Hasta!qué! Instrumento!de!análisis!de!
Conocer!el!estado! las!dependencias!de!la!
punto!la! contenido!de!documentos!
Evaluación!de!la! de! universidad!
política!está! Justicia!de! de!políticas!y!programas,
Implementación!de! implementación!
alcanzando!la! reconocimiento! Instrumento!de!
FASE(2( la!Política!de! de!la!política!de!
población! Justicia!de! recolección!de!
Equidad!de!Género! equidad!de!
específica!o!el! distribución! información!en!
en!la!UNAL! género!en!la!
área!a!los!que! dependencias!,
UNAL!
se!dirige?! Guías!de!entrevista,!
talleres!o!grupos!focales!
Comunidad!universitaria!a!
través!de:
Instrumento!de!
Identificación!de!
recolección!de!
iniciativas!y!prácticas!en!
Mixto!! información!sobre!
pos!de!la!equidad!de!
iniciativas!y!prácticas!
género!en!la!universidad!
relacionadas!con!la!
equidad!de!género!en!la!
universidad!

! 32!
Preguntas( Referente(
FASE( Tipo(de(evaluación(( guía22( conceptual( Objetivos( Actividad(investigativa( Método( Fuentes(de(información(

Producción!académica!
Estado!del!arte!sobre!
sobre!asuntos!de!género!
producción!académica!en!
en!la!Universidad!Nacional!
asuntos!de!género!en!la! Documental!!
de!Colombia:!
Universidad!Nacional!de!
investigaciones,!libros,!
Colombia!
artículos!científicos,!
informes,!tesis,!literatura!
gris.!
¿En!qué!
Evaluación!de!la! medida!el!
Implementación!de! esfuerzo!de! Justicia!de! Todas!las!anteriores!y!
intervención!se! participación Identificar! Formulación!de! distintos!productos!
FASE(3( la!Política!de! Analítico!
está!llevando!a! Justicia!de! avances!y! recomendaciones! parciales!(documentos!de!
Equidad!de!Género!
en!la!UNAL! cabo!como!se! reconocimiento limitaciones!en!la! trabajo,!informes,!
especificó!en!la! Justicia!de! implementación! boletines!producidos!por!
política?! redistribución! de!la!política! el!OAG)!

! 33!
Las tres actividades de investigación que hacen parte de la fase 2 son complementarias
entre sí pero cada una de ellas tiene un diseño metodológico específico. En primer lugar
está el análisis de la transversalización de la equidad de género en políticas y programas
de las dependencias de la universidad, el cual contempla un importante trabajo de análisis
documental además de estrategias cuantitativas y cualitativas de análisis de información
(método mixto) recabada de distintas fuentes primarias y secundarias (véase el Esquema
1, supra). Esta actividad de investigación privilegia una lectura “institucional”, de arriba
hacia abajo, en el análisis de la implementación de la Política de Equidad de Género en
la UNAL.

La segunda actividad de la fase 2 tiene que ver con la identificación de iniciativas y


prácticas en pos de la equidad de género en la universidad. De manera complementaria
a la anterior actividad, en esta se privilegia una estrategia de análisis más
“constructivista”, de abajo hacia arriba, haciendo hincapié en las actividades que se
desarrollan de manera espontánea, auto-organizada y no necesariamente
institucionalizada por parte de distintos sectores de la comunidad académica.

La tercera y última actividad de la fase 2 consiste en la obligada revisión del estado del
arte sobre producción académica en asuntos de género en la Universidad Nacional de
Colombia. La estrategia metodológica privilegiada es la revisión y análisis documental
de investigaciones, libros, artículos científicos, informes, tesis, literatura gris y demás
documentos que den cuenta de este campo de conocimiento en la universidad.

El conjunto de la estrategia metodológica se cierra en fin con una tercera fase en la cual
se pretende evaluar la Implementación de la Política de Equidad de Género en la UNAL,
con base en el análisis y la reflexión de lo aprendido en las fases 1 y 2 y la elaboración de
un documento de recomendaciones útiles a las distintas dependencias de la universidad
para llevar a cabo la política o hacer mejoras en lo que se ha venido desarrollando.
# #

34#
#
Bibliografía++

Alcaldía Mayor de Bogotá, Mesa Intersectorial de Diversidad Sexual (2007)


Lineamientos generales de la política pública para la garantía plena de los derechos de
las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgeneristas –LGBT. Recuperado
http://old.integracionsocial.gov.co/anexos/documentos/2014_politicas_publicas/politica
_publica_lgbt_balances_y_perspectivas.pdf

Amado, Rosa; Cristalino, Flor y Hernández, Egyanis (2004) “El diagnóstico participativo
como herramienta para la elaboración de proyectos educativos”. Agora Trujillo. Revista
del Centro Regional de Investigación Humanística, Económica y Social, Año 7, No. 13,
enero-junio, pp. 91-110.

Arango, Luz Gabriela et Al. (2014) Construcción de un enfoque de género y diversidad


sexual para los lineamientos de educación superior inclusiva. Informe final del Contrato
878 de 201, suscrito entre el Ministerio de Educación Nacional y la Universidad Nacional
de Colombia. Bogotá: Escuela de Estudios de Género-Facultad de Ciencias Humanas-
MEN.

Ballart, Xavier (1992) ¿Cómo evaluar programas y servicios públicos?: aproximación


sistemática y estudios de caso. Madrid: Instituto Nacional de Administración Pública
(INAP).

Consejería Presidencial Para la Equidad de la Mujer (2002) Acuerdo Nacional por la


Equidad entre Mujeres y Hombres; recuperado de
https://observatoriodemujeresantioquia.files.wordpress.com/2011/12/acuerdo-nacional-
por-la-equidad.pdf

Consejo Superior Universitario –UNAL– (2012) Acuerdo 035 de 2012"Por el cual se


determina la política institucional de equidad de género y de igualdad de oportunidades
para mujeres y hombres en la Universidad Nacional de Colombia" recuperada
http://www.legal.unal.edu.co/sisjurun/normas/Norma1.jsp?i=46785

Consejo de Bienestar Universitario –UNAL– (2016) Acuerdo 13 de 2016 "Por la cual


se reglamenta el Observatorio Asuntos De Género en la Universidad Nacional de
Colombia" recuperada
http://www.legal.unal.edu.co/sisjurun/normas/Norma1.jsp?i=86754

Constitución política de Colombia [Const.] (1991). 2da Ed. Legis

Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer –


CEDAW- (1979). Recuperada
https://www.unicef.org/panama/spanish/MujeresCo_web.pdf

35#
#
Dirección de Bienestar Universitario Sede Bogotá (2016) Rompiendo el silencio. Análisis
de encuesta sobre violencia sexual a estudiantes mujeres. Bogotá: Universidad Nacional
de Colombia- Dirección de Bienestar Universitario Sede Bogotá.

El Congreso de Colombia (mayo 31) por la cual se reglamenta la adecuada y efectiva


participación de la mujer en los niveles decisorios de las diferentes ramas y órganos del
poder público [Ley 581 de 2000]. Recuperada
http://www.alcaldiabogota.gov.co/sisjur/normas/Norma1.jsp?i=5367

El Congreso de Colombia (Julio 7) Por la cual se dictan normas sobre igualdad de


oportunidades para las mujeres [Ley 823 de 2003]. Recuperada
http://www.alcaldiabogota.gov.co/sisjur/normas/Norma1.jsp?i=8787

El Congreso de Colombia (Diciembre 4) Por la cual se dictan normas de sensibilización,


prevención y sanción de formas de violencia y discriminación contra las mujeres [Ley
1257 de 2006]. Recuperada
http://www.alcaldiabogota.gov.co/sisjur/normas/Norma1.jsp?i=34054

El Reino de España (2007) Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad


efectiva de mujeres y hombres. Recuperada de
http://www.empleo.gob.es/es/publica/pub_electronicas/destacadas/revista/numeros/Extr
aIgualdad07/Docu01.pdf

European Comission. (2000) Science policies in the European Union: Promoting


excellence through mainstreaming gender equality. Recuperada
https://cordis.europa.eu/pub/improving/docs/g_wo_etan_en_199901.pdf
#

Fraser Nancy (1997) Iustitia Interrupta. Reflexiones críticas desde la condición


postsocialista. Bogotá: Siglo del Hombre Editores, Universidad de los Andes.

_____________ (1995) “From Redistribution to Recognition? Dilemmas of Justice in a


‘Post-Socialist’ Age”. New Left Review I/212, July-August, pp. 68-93.

Fuentes, Lya Yaneth (2006) “Género, equidad y ciudadanía: análisis de las políticas
educativas”. Nómadas, No. 24, abril, Bogotá: Universidad Central- IESCO, pp. 22-35.

Ministerio de Educación Nacional –MEN– (2013) Lineamientos de la Política de


educación superior inclusiva. Recuperado
http://www.dialogoeducacionsuperior.edu.co/1750/articles-327647_documento_tres.pdf

Ministerio de Educación Nacional –MEN– (2014) informe Construcción de un enfoque


de género y diversidad sexual para los lineamientos de educación superior inclusiva.

36#
#
Contrato 878 de 2014, Suscrito entre el Ministerio de Educación Nacional y la
Universidad Nacional de Colombia.

Ministerio de Educación Nacional –MEN– (2018) Enfoque e Identidades de Género para los
Lineamientos Política de Educación Superior Inclusiva. Recuperado
https://www.mineducacion.gov.co/1759/articles-357277_recurso_3.pdf

Nussbaum, Martha (2002) Las mujeres y el desarrollo humano. Barcelona: Herder.

OEA (1994) Convencion de belem do para, recuperada


http://www.oas.org/dil/esp/Convencion_Belem_do_Para.pdf

Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos
Humanos (2002) Derechos de la Mujer. Bogotá: Oficina en Colombia del Alto
Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Organización de las Naciones Unidas –ONU– (1979) Convención sobre la eliminación


de todas las formas de discriminación contra la mujer –CEDAW– recuperada
https://www.unicef.org/panama/spanish/MujeresCo_web.pdf

Organización de las Naciones Unidas –ONU– (2007) Principios de Yogyakarta,


recuperada
http://www.equidadecuador.org/es/todo/ATT1174672484-2.pdf

Rawls, John (1995) Teoría de la Justicia. México: Fondo de Cultura Económica.

Sen, Amartya (2002) Economía de Bienestar y dos aproximaciones a los derechos.


Bogotá: Universidad Externado de Colombia.

_____________(1995) Nuevo examen de la desigualdad. Madrid: Alianza editorial.

UNAL (2015) Estadísticas e Indicadores de la Universidad Nacional de Colombia.


Revista indicadores (21) recuperado de http://www.onp.unal.edu.co/

UNESCO (1998) Declaración Mundial Sobre la Educación Superior en el Siglo XXI:


Visión y Acción, recuperada
http://www.unesco.org/education/educprog/wche/declaration_spa.htm#marc

Viveros, Mara (2016) La interseccionalidad: una aproximación situada a la dominación,


Debate Feminista (52)1-17

___________ (2012) El acuerdo 035 de 2012 un escenario favorable para la equidad de


género en la Universidad Nacional de Colombia, Boletina Anual Escuela de Estudios de
Género (2) 106-116.

37#
#
Anexos+
Relación de las Medidas institucionales para la consolidación de la política de equidad de
género (Acuerdo 035 de 2012, Articulo 6), las Funciones del Observatorio de Asuntos de
Género (Acuerdo 013 de 2016, Articulo 3) y los ejes de trabajo propuestos para el
funcionamiento del Observatorio de Asuntos de Género.

Eje 1. acceso , permanencia, movilidad

Acuerdo 035 Articulo 6 a. Fomentar y promover el acceso y la permanencia de las mujeres


de 2012 y los grupos sexuales minorizados en la educación superior en la
Numeral 1 Universidad.

Acuerdo 035 Articulo 6 b. Fomentar el acceso de más mujeres y personas de grupos


de 2012 sexuales minirizados a niveles de formación de posgrado en la
Numeral 1 Universidad.

Acuerdo 035 Articulo 6 c. Realizar diagnósticos sobre situaciones de equidad de género,


de 2012 Numeral 1 referidas a la igualdad de oportunidades en las actividades
institucionales.

Acuerdo 035 Articulo 6 e. Fomentar acciones que eviten la segregación por género, en las
de 2012 Numeral 1 actividades de formación, investigación, extensión, prácticas
profesionales y laborales.

Acuerdo 035 Articulo 6 g. Focalizar, y hacer acompañamiento integral a las estudiantes


de 2012 Numeral 1 con mayor vulnerabilidad, para contribuir con su permanencia
exitosa en la Universidad. Brindar igualdad de oportunidades de
acceso y ascenso a las mujeres, servidoras públicas de la
Universidad.

Acuerdo 035 Articulo 6 e. Elaborar las estadísticas institucionales con enfoque diferencial
de 2012 Numeral 2 que incluya la perspectiva de género.

Acuerdo 035 Articulo 6 i. Promover la vinculación de mujeres y hombres a todas las


de 2012 Numeral 2 carreras sin sesgos de género.

Acuerdo 013 Articulo 3 2. Promover y velar porque los sistemas de información


de 2016 Funciones institucionales registren los datos discriminados por sexo, género,
estrato socioeconómico, grupo étnico, discapacidad, edad,
procedencia, entre otros, que permitan elaborar indicadores con
enfoque de género y perspectiva interseccional.

Eje 2. Prevención, atención y acompañamiento en relación con las violencias y


discriminaciones

Acuerdo 035 Articulo 6 a. Promoción y seguimiento a los derechos sexuales y


de 2012 Numeral 3 reproductivos en la comunidad universitaria.

38#
#
Acuerdo 035 Articulo 6 b. Sensibilización a la comunidad universitaria en relación con la
de 2012 Numeral 3 existencia de estereotipos de género y sexualidad que causan
perjuicios a mujeres y grupos minoritarios.

Acuerdo 035 Articulo 6 c. Sensibilización a la comunidad universitaria en relación con las


de 2012 Numeral 3 violencias sexistas y sexuales.

Acuerdo 035 Articulo 6 d. Fortalecer estrategias de detección de violencia de género en la


de 2012 Numeral 3 Universidad Nacional de Colombia.

Acuerdo 035 Articulo 6 e. Promover el derecho a la denuncia, ante las autoridades


de 2012 Numeral 3 competentes, de las distintas expresiones de la violencia sexista y
sexual que ocurran dentro y fuera del campus universitario

Acuerdo 035 Articulo 6 f. Promover una educación relacional y afectiva fundada en una
de 2012 Numeral 3 ética del cuidado y del respeto mutuo.

Acuerdo 035 Articulo 6 g. Elaborar estrategias de apoyo y asesoría, para las personas de
de 2012 Numeral 3 la comunidad universitaria cuyos derechos sexuales han sido
vulnerados.

Acuerdo 13 Articulo 3 5. Apoyar iniciativas, actividades y eventos que sensibilicen y


de 2016 Funciones fortalezcan una cultura institucional de equidad de género e
igualdad de oportunidades, respeto a la diferencia, y que
prevengan las violencias de género y sexualidad en la vida
universitaria.

Acuerdo 13 Articulo 3 7. Asesorar a las instancias universitarias competentes en el


de 2016 Funciones manejo de situaciones relacionadas con discriminación, abuso o
maltrato, por razones de género, sexo, sexualidad y orientación
sexual.

Eje 3. transverzalización curricular e investigativa

Acuerdo 035 Articulo 6 g. Promover la investigación en estudio de género, de cuidado y


de 2012 Numeral 2 áreas relacionadas.

Acuerdo 035 Articulo 6 h. Promover cátedras y planes curriculares con perspectiva de


de 2012 Numeral 2 género e interseccionalidad.

Acuerdo 13 Articulo 3 3. Promover la creación y desarrollo de asignaturas, programas


de 2016 Funciones de posgrado, cursos de extensión con perspectiva de género e
interseccionalidad y enfoque diferencial de derechos.

Acuerdo 13 Articulo 3 4. Fomentar la realización de las investigaciones y la divulgación


de 2016 Funciones de los estudios de género y sexualidad.

Acuerdo 13 Articulo 3 12. Promover y fortalecer redes y eventos en asuntos de género y


de 2016 Funciones sexualidad que involucren a las sedes de la Universidad y
permitan la actualización e intercambio de conocimientos y
experiencias.

39#
#
Acuerdo 13 Articulo 3 13. Fortalecer el Fondo de Documentación Mujer y Género y la
de 2016 Funciones Biblioteca Digital Feminista Ofelia Uribe de Acosta, con la
participación de todas las sedes.

Eje 4. Vida cotidianidad y participación universitaria

Acuerdo 035 Articulo 6 d. Promover la equidad de género en las instancias de dirección,


de 2012 Numeral 1 representación y participación en la vida Universitaria.

Acuerdo 035 Articulo 6 f. En caso de empate, adjudicar con enfoque diferencial, los
de 2012 Numeral 1 apoyos socioeconómicos, becas, créditos, pasantías nacionales e
internacionales, y demás estímulos estudiantiles.

Acuerdo 035 Articulo 6 h. Facilitar el acceso a los programas de bienestar universitario


de 2012 Numeral 1 que las favorezca, a mujeres embarazadas, con personas a cargo,
en situación de discapacidad, desplazadas o marginalizadas en
razón del género.

Acuerdo 035 Articulo 6 i. Promover la flexibilidad en los horarios académicos y laborales


de 2012 Numeral 1 para quienes tengan personas dependientes que les generen una
carga de cuidado, con previa información soportada ante la
instancia competente.

Acuerdo 035 Articulo 6 a. Favorecer el reconocimiento equitativo de mujeres y hombres


de 2012 Numeral 2 en toda la normatividad universitaria.

Acuerdo 035 Articulo 6 b. Desarrollar y consolidar un plan institucional que adopte


de 2012 Numeral 2 medidas de inclusión con equidad de género.

Acuerdo 035 Articulo 6 d. Disuadir el uso de estereotipos y significados que reducen a los
de 2012 Numeral 2 grupos sociales a unas características específicas.

Acuerdo 035 Articulo 6 f. Promover programas que apoyen a los miembros de la


de 2012 Numeral 2 comunidad universitaria que tienen a su cargo el cuidado de
personas dependientes.

Acuerdo 035 Articulo 6 j. Promover la ética del cuidado de sí y de otros, en el ámbito


de 2012 Numeral 2 universitario.

Eje 5. Comunicación con equidad de género

Acuerdo 035 Articulo 6 c. Fomentar el uso del lenguaje incluyente y no sexista en la


de 2012 Numeral 2 Universidad.

Acuerdo 13 Articulo 3 11. Desarrollar estrategias de comunicación e información para


de 2016 Funciones interactuar con la comunidad universitaria acerca de los asuntos
de género y sexualidad en la Universidad Nacional de Colombia.

40#
#