Está en la página 1de 2

La alimentación correcta

Una alimentación correcta tiene las siguientes características:

Equilibrada: los alimentos se encuentran en proporciones


recomendadas para crecer, desarrollarse y mantenerse sano.

Inocua: los alimentos tienen la limpieza necesaria para no


enfermarse.

Suficiente: consumir en cada comida la cantidad necesaria de


alimentos para cubrir las necesidades nutricias.

Variada: incluir alimentos de diferentes sabores, colores,


olores y consistencias en cada comida, para asegurar el
consumo de los diferentes nutrimentos que requerimos.
Adecuada: que sea adecuada al gusto, costumbres,
disponibilidad y accesibilidad de las personas.

Recuerda que para que una comida sea correcta ésta debe
incluir alimentos de los tres grupos: frutas y verduras,
cereales y tubérculos, así como alimentos de orígenes
animales y leguminosos.

No debemos olvidar que una alimentación correcta no es


necesariamente más cara, podemos seleccionar alimentos de
temporada que se encuentren en nuestra región y ajustarnos a
nuestro presupuesto. Además, debemos recordar que no
porque los alimentos sean muy llamativos quiere decir que
sean más nutritivos.

Es importante saber que no existen las dietas grupales, sino


que como describimos en los puntos de una alimentación
correcta, la dieta es individual. Por esta razón, aquellas
personas que requieran de una dieta especial deben acudir con
su médico y con un licenciado en nutrición para que se
determine la dieta correcta.

También podría gustarte