Está en la página 1de 3

ESCUELA SUPERIOR POLITECNICA DE CHIMBORAZO

FACULTAD DE CIENCIAS PECUARIAS


ESCUELA DE INGENIERIA EN INDUSTRIAS PECUARIAS

TEMA
SITUACION DE LA PRODUCCION Y CONSUMO A NIVEL NACIONAL Y
MUNDIAL DE GRASAS Y ACEITES.

INTEGRANTES
 JENNYFER GALEAS  LUCIA ALLAUCA
 ANDREA GUALLPA  DAYANARA INCA

ASIGNATURA
INDUSTRIA DE GRASAS Y ACEITES
CURSO
OCTAVO “A”
DOCENTE
ING. TATIANA SANCHEZ

PERIODO ACADEMICO
MARZO 2019 – JULIO 2019
I. INTRODUCCION.
II. OBJETIVOS.
A. OBJETIVO GENERAL.

1. Investigar sobre la situación de la producción y consumo a nivel nacional y mundial


de grasas y aceites.
B. OBJETIVOS ESPECIFICOS.
1. Conocer acerca de la industrialización y comercialización de grasas y aceites

2. Saber cuál es la cantidad en la que se consume grasas y aceites a nivel nacional y


mundial

III. REVISION BIBLIOGRAFICA

A. SITUACION DE LA PRODUCCION DE GRASAS Y ACEITES


B. CONSUMO DE GRASAS Y ACEITES A NIVEL NACIONAL Y
MUNDIAL
Consumo de grasas y aceites a nivel nacional
En Ecuador el 40% de la producción de aceite de Palma es destinada para el consumo interno,
en el último año el consumo interno ha presentado un crecimiento de alrededor del 1.1%,
donde podemos encontrar que el aceite de palma es el que lidera el mercado. Siendo este el
cuarto producto que más aporta en el consumo total de energía a escala nacional de los
ecuatorianos.
El comportamiento del consumo de grasas muchas veces puede variar de acuerdo al género
como podemos observar en estudios realizados. La encuesta de nutrición en Ecuador revela
que el 20% del consumo nacional de grasas proviene del aceite de palma. Además se
evidencia que las mujeres ingieren más alimentos grasosos, con un 7,2%, versus los hombres
con un 4,8%. En la sierra urbana la ingesta es mayor con un 8.2% mientras que en la costa
urbana es de un 4.8%. (Rugel, 2017)
Consumo de grasas y aceites a nivel mundial
Las grasas y aceites de origen vegetal y animal que se consumen a nivel mundial comprende
los aceites vegetales como el aceite de oliva y semillas oleaginosas y grasas comestibles de
origen vegetal como la margarina, manteca de palma entre otros y grasas de origen animal
como la manteca de cerdo, sebos comestibles y otras grasas animales.
En un estudio realizado en 2014 el promedio mundial de consumo de grasas saturadas supuso
el 9,4% de la ingesta de grasas diaria. Los países con mayor consumo de grasas saturadas son
las islas de Samoa y Kiribati en el Pacífico, y se cree que la causa es que su economía se basa
casi exclusivamente en la producción de aceite de palma, el cual también consumen
elevadamente. Seguidamente están Sri Lanka, Rumania y Malasia. Indonesia es el país con
hábitos menos saludables en cuanto al consumo de grasas, puesto que consume más del doble
de grasas saturadas recomendadas (20,9%) y la mitad de las poliinsaturadas (3,5%).
Los países con menor consumo de ácidos grasos saturados son Bangladesh, Nepal, Bolivia,
Bután y Pakistán. En los países desarrollados, la disponibilidad diaria de grasas por persona
era de 128 gramos, mientras que en los países en desarrollo no excedía de los 49 gramos. En
Africa (excluyendo Egipto, Libia y Sudáfrica), la disponibilidad de grasas y aceites es baja,
mientras que en América del Norte el nivel disponible de grasas es elevado.
En cuanto al consumo específico de grasas trans varió desde 0,2% hasta 6,5% del total de
grasas ingeridas por día, siendo el promedio mundial de un 1,4%. (Calzada, 2014)

Tabla 1: Consumo mundial de aceites vegetales por producto (en millones de toneladas).

(Calzada, 2014)

IV. CONCLUSIONES.
V. BIBLIOGRAFIA