Está en la página 1de 3

6.

Resuma los principales elementos del ideario político de Gaitán que


presenta el documental.
En esta fecha en que campesinos, trabajadores, intelectuales, mujeres y hombres
jóvenes se movilizan para expresar, una vez más el repudio al asesinato de Jorge
Eliécer Gaitán, consideramos necesario publicar el ideario del líder popular para
demostrar la actualidad y vigencia de su pensamiento y su lucha. Hemos seleccionado
la valoración gaitanista sobre el imperialismo, el capital, la oligarquía, las clases
sociales, la unidad del pueblo, entre otras cuestiones sobre las cuales encontramos
referencias en sus discursos y en sus textos políticos. Si bien es cierto que Gaitán
define de manera sui generis el socialismo, no hay dudas que algunos elementos sobre
su concepción socialista difieren poco de la concepción socialista del PCC. En cambio,
las críticas contra el imperialismo y en pro de la soberanía y la recuperación de los
recursos naturales nuestros, no difieren en nada de los planteamientos de los
comunistas colombianos. Encontramos la misma identidad en cuanto se refiere a la
caracterización de la oligarquía, la solución al problema del latifundio y las tierras
ociosas. El lector tendrá la oportunidad de valorar el pensamiento político y económico
de Jorge Eliécer Gaitán, así como su vigencia, al leer esta selección de textos del
colombiano inmortal.

7. ¿Qué consecuencias dejo el Bogotazo para la posterior situación del país?

El Bogotazo es el nombre que se le da a una serie de protestas violentas, desórdenes y


represiones gestadas en el centro de Bogotá el 9 de abril de 1948, como consecuencia del
asesinato de Jorge Eliecer Gaitán. Se le considera uno de los primeros actos violentos de la
época conocida como "La Violencia" y es uno de los hechos más relevantes de la historia
colombiana del siglo XX.
Diversos analistas consideran que tras estos hechos iniciaron la creación de posteriores
movimientos guerrilleros como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y el
Ejército de Liberación Nacional. También estos actos contribuyeron al paramilitarismo y el
narcotráfico.

8. ¿Qué dudas subsisten acerca del asesinato?


Sesenta años después del magnicidio de Jorge Eliécer Gaitán, Colombia todavía se
pregunta quién mandó matar al caudillo liberal. Interrogante que jamás obtendrá una
respuesta satisfactoria, puesto que el autor del crimen, Juan Roa Sierra, una vez
cometido el asesinato, fue ajusticiado por las turbas enardecidas y sedientas de
venganza.
Si el ejecutor obró a instancias de terceras personas, nunca será posible descubrir la
intriga, si es que la hubo, ni quienes pudieron ser sus inspiradores.
A pesar de las tinieblas, subsisten hipótesis que apuntan hacia distintos sectores de la
vida política nacional.
Las teorías alrededor de la conspiración antigaitanista señalan tanto a la extrema
izquierda como a la extrema derecha, e incluso, alguna responsabiliza a la CIA como
instigadora del trágico episodio del Bogotazo.
9. ¿Qué podemos aprender de los hechos del 9 de abril?
Gaitán salía de su oficina a encontrarse con un joven estudiante de Derecho de
origen cubano de nombre Fidel Castro, a quien, según dicen, le concedería
una entrevista con motivo del Congreso de las Juventudes
Latinoamericanas. La cita nunca se daría y ese mismo día, sobre las tres de
la tarde, Gaitán moriría en la Clínica Central, producto de dos disparos en
la cabeza y uno en el pecho.
Según testigos, el autor material del magnicidio fue Juan Roa Sierra, quien
murió linchado rápidamente por la muchedumbre enfurecida, lo que en gran
medida no dejó muchos indicios para investigar los móviles de su asesinato así
como de la autoría intelectual.

10. ¿Qué cree que habría pasado si Gaitán no hubiera sido asesinado.
Eso ocurrió en Colombia el 9 de abril. En el plomizo mediodía de ese
viernes un hombre del pueblo, un desocupado que creía en otra
fatalidad, la de los astros, y que no tenía razón lógica alguna para hacer
lo que hizo, apuntó sobre otro hombre del pueblo, Jorge Eliécer Gaitán,
un revólver tan viejo y averiado que ha debido fallar y en menos de un
segundo cambió para siempre la historia del país. Lo que vino después,
ya se conoce. Basta repasar la historia de Colombia en los últimos 50
años o simplemente mirar alrededor para constatar todo lo que Roa
Sierra desencadenó. Lo que hay que preguntarse entonces y lo que nos
hemos preguntado siempre millones de colombianos, como en la historia
virtual - no es qué consecuencias trajo el asesinato de Gaitán, porque
ellas son evidentes, sino qué hubiera ocurrido si ese día el taciturno
operario cesante de una vulcanizadora no hubiera derribado de tres
balazos diabólicamente certeros al gran caudillo popular.
HABRIA SIDO PRESIDENTE? Sin duda alguna, sí. El prestigio y la
popularidad de Gaitán eran ya tan grandes que a pesar de la terrible
violencia a que estaba sometido el Partido Liberal, su elección como
Presidente en 1950 resultaba inevitable. Al triunfar en las elecciones de
1947 sobre el sector oficialista de su partido, encabezado por Eduardo
Santos, Gaitán logró unir al liberalismo en torno suyo sin una sola
excepción. Pero además, con un programa de gran contenido social que
exponía con la más convincente elocuencia, consiguió ganarse la
simpatía de otros sectores, incluyendo unos cuantos conservadores que,
a pesar de la tradicional polarización del país, ya habían votado por él en
las presidenciales de 1946. Paradójicamente, a la conversión de
conservadores al gitanismo contribuyó el propio Jefe Conservador,
Laureano Gómez, quien durante buena parte de la campaña de ese año
había apoyado a Gaitán desde El Siglo con el fin de atizar la división del
Partido Liberal. Así ocurrió y, como se sabe, por obra de la división
liberal, hábilmente estimulada por Gómez, Mariano Ospina, proclamado
candidato conservador casi a última hora, derrotó a los liberales
divididos entre Gabriel Turbay y el mismo Gaitán.