Está en la página 1de 3

Construcción

Los túneles se construyen excavando en el terreno, manualmente o con máquinas. Los


sistemas habituales de excavación subterránea son medios mecánicos, voladuras y
manual:

 Los medios mecánicos mediante minador puntual (rozadora), minador a sección


completa o TBM o tuneladora (Tunnel Boring Machine) o con maquinaria
convencional (martillo picador, excavadora...)
 Perforación y voladura mediante explosivos.
 Manual, método derivado de la minería clásica del carbón de las cuencas
asturianas, en el que los operarios pican con martillo neumático la sección a
excavar y otra partida de obreros desescombran manual o semimanualmente.

Falso túnel

Método de falso túnel para construir el metro de París.

El método falso túnel, también conocido como la técnica de cavar y cubrir y corte y
cubierta, (cut and cover en inglés), es un método de construcción para túneles
superficiales, donde se excava desde la superficie la totalidad o parte del hueco que
ocupa el túnel, se construye dentro del hueco a cielo abierto y se cubre una vez
terminado para formar el túnel. Requiere un sistema de sostenimiento fuerte para
soportar las cargas del material que cubre el túnel.

Existen dos formas de realizar un falso túnel:

 Método 'bottom up': se excava a cielo abierto la totalidad del hueco ocupado
por el túnel y se construye en el interior. El túnel puede ser de hormigón
fabricado in situ, hormigón pretensado, arcos pretensados, arcos con acero
corrugado y también con ladrillo, que se solía usar al principio.
Túneles de la M-30 excavados con el método top down.

 Método 'top down': este método se encuentra en auge para la construcción de


túneles en el interior de las ciudades. Requiere poca maquinaria especializada,
apenas más de la utilizada en la construcción convencional de sótanos. En la
superficie, desde la calle, se ejecutan las paredes del túnel cavando una zanja
que se hormigona para formar muros pantalla o una hilera de pilotes. Cuando las
paredes están terminadas se ejecuta la losa superior, que se apoya en las paredes,
excavando solo el hueco que ocupa la losa y apoyándola durante su construcción
contra el terreno. Cuando la losa y las paredes están terminadas, puede
reconstruirse la superficie mientras continúan los trabajos en el interior del túnel.
La tierra del interior del túnel no se extrae hasta esta fase, en la que como los
elementos portantes del túnel están ya construidos se puede excavar con
retroexcavadoras. Cuando se ha excavado hasta el nivel adecuado se ejecuta la
contrabóveda, losa generalmente de hormigón que hace de suelo del túnel. Se
pueden crear losas intermedias para realizar túneles de varias plantas.

Tuneladora

Una tuneladora usada en la montaña Yucca, Nevada.


Artículo principal: Tuneladora

Las máquinas tuneladoras y los sistemas asociados de retroceso y avance hacen el


proceso de excavación más automatizado. Existe una gran variedad de tuneladoras en
función de las condiciones de puesta en obra, desde roca densa a suelo disgregado y
saturado de agua. Algunos tipos de tuneladoras son las escudos, topos, dobles escudos...
Hasta hace poco la mayor tuneladora jamás construida se usó en el "tunnel Groeene
Hart" en Holanda, ésta tenía un diámetro de 14,87 metros.1 En la actualidad existen
máquinas aún mayores como los usados en la Autopista de Circunvalación de Madrid
M-30 que miden 15 metros de diámetro,2 y los túneles Chong Ming en Shanghái, China.
El récord lo ostenta "Bertha", de unos 19 metros de diámetro, que actualmente se
encuentra detenida en su avance en Seattle por problemas técnicos.