Está en la página 1de 10

Criterios de selección de donantes

Periodo Menstrual
La mayoría de mujeres sanas que menstrúan pierden alrededor o
menos de 40-50ml de sangre en cada periodo, entonces se puede
decir que la pérdida anual normalmente no excede los 650ml. No
hay motivos para diferir a mujeres que están menstruando cuando
asisten a donar sangre, a menos que indiquen que no se sienten
bien o que tienen dolor, estos son los síntomas más frecuentes en
las mujeres con sangrado menstrual abundante. Se puede definir la
menorragia como la perdida menstrual que sobrepasa los 80ml por
periodo y puede relacionarse con alteraciones hereditarias de la
coagulación u otras condiciones clínicas.
OPS: Las mujeres que desean donar sangre durante su periodo
menstrual no deben ser diferidas como donantes de sangre,
siempre y cuando se sientan bien al momento de la donación y que
cumplan con los requisitos de selección. Los factores a tener en
consideración especial son los niveles de hemoglobina y
hematocrito, el intervalo entre donaciones y el peso corporal. Las
mujeres que en forma rutinaria tienen una perdida excesiva en su
periodo menstrual y tienen bajos niveles de hemoglobina deben ser
referidas para evaluación clínica.
Periodo de Gestación (embarazo)
La gestación es un periodo de cambios fisiológicos dinámicos
diseñados para promover el desarrollo saludable de un feto. El
sistema respiratorio, gastrointestinal, musculo-esquelético y
circulatorio maternos, se adaptan para responder al incremento de
las necesidades metabólicas de la madre y el feto. Los cambios
fisiológicos durante el embarazo incluyen la resistencia a la insulina,
la trombofilia, la inmunosupresión y la hipovolemia, cambios que
modifican las necesidades nutricionales de la madre. La donación
de sangre durante el embarazo puede afectar negativamente al
feto. Debe considerarse un periodo de diferimiento posterior al
parto y la lactancia que permita la recuperación de los depósitos de
hierro en la madre.
La Organización Panamericana de la Salud recomienda que las
embarazadas no deben donar sangre debido a su requerimiento de
nutrientes, especialmente el hierro, durante la gestación.
Además, es necesario evitar sobrecargas funcionales al sistema
circulatorio materno-fetal. Después del parto, las madres deben
evitar donar sangre, no solo para reponer sus reservas de hierro,
sino para promover una lactancia exitosa.
Lactancia Materna
La lactancia materna protege a los niños de infecciones y alergias,
ya que esta provee los nutrientes del tipo y cantidad que el niño
requiere por lo menos hasta el sexto mes de vida. La lactancia
materna promueve un mejor desarrollo del niño.
La lactancia materna se ha asociado a la disminución de diabetes
juvenil insulinodependiente, de hipertensión y obesidad en los
niños amamantados, los cuales también muestran un mejor
desarrollo cognitivo. Las mujeres que alimentan a sus hijos con su
leche materna tienen menos riesgo de padecer cáncer de ovario y
de mama.
Las mujeres que estén amamantando deben ser diferidas de la
donación de sangre, según la Organización Panamericana de la
Salud. Se recomienda alimentación excesiva con leche materna por
seis meses después del parto.
Criterios de exclusión de donantes
Criterios de exclusión son características que impiden la
participación en un ensayo. Según los requisitos estos pueden ser:
la edad, el sexo, peso corporal, el tipo o fase de una enfermedad y
la presencia de otras enfermedades.

Procedimientos Odontológicos
La Organización Panamericana de la Salud recomienda que los
individuos que fueron sometidos a tratamientos odontológicos 72
horas previas a la donación, que no presentan fiebre y se sientan
bien, pueden ser aceptados como donantes de sangre, siempre y
cuando no hayan tomado aspirina durante esas 72 horas.
La cavidad oral normalmente tiene microorganismos. La profilaxis
dental, la extracción de dientes, el tratamiento de conductos y
otros procedimientos odontológicos pueden generar bacteriemia
transitoria sintomática o asintomática en personas sanas. Los
pacientes inmunodeprimidos, a diferencia de los individuos sanos,
pueden desarrollar enfermedades severas cuando se infectan con
microorganismos de la cavidad bucal.
Vacunas (Inmunización)
Las vacunas que deben ser consideradas son:
Vacunas con bacterias o virus atenuados, como son: BCG, fiebre
amarilla, sarampión, poliomelitis (oral), parotiditis, fiebre tifoidea y
cólera.
Toxoides y vacunas con microorganismos muertos, entre ellos:
ántrax, difteria, influenza, fiebres paratifoideas, pertusis, peste
bubónica, poliomielitis (parenteral), tétanos, fiebres tifoideas y tifus
exantemático.
Según la OPS las personas que fueron vacunadas deben ser
diferidas por periodos que varían según el tipo de vacuna que se le
administro. La planificación de campañas masivas de inmunización
de adultos debe incluir en sus consideraciones la disponibilidad de
donantes de sangre durante el tiempo de diferimiento
correspondiente.
Las vacunas son utilizadas para inmunizar a las personas contra
algunas enfermedades mediante la estimulación de los sistemas de
defensa habilitándolos para que reconozcan microorganismos o sus
toxinas. Los microorganismos atenuados se replican en el cuerpo
humano pudiendo causar enfermedades clínicas en los pacientes
inmunodeprimidos.
Medicamentos
Algunas personas toman medicamentos ya sea para tratar o
prevenir enfermedades, y para mantener los niveles adecuados de
sustancias biológicas que son necesarias para mantener el balance
metabolico normal.
Cuando un donante refiere estar ingiriendo algún medicamento, se
hace necesario que se evalue el daño potencial para el receptor de
la transfusión que podría ocasionar la condición clínica por la que el
donante ha tomado medicamentos y las características de los
medicamentos propiamente dichos. La mayoría de medicamentos
que toman los donantes no requieren diferimiento, pero la causa
por la que se esté tomando ese medicamento puede afectar la
elegibilidad de un donante de sangre.
Los donantes que tomen anticoagulantes, antibióticos o
corticoesteroides deben ser diferidos.
La aspirina inactiva en forma irreversible la función de las
plaquetas. Se acepta al donante 36 horas luego de la ingesta de
aspirina.
La acitretina (Soriatane) es utilizado para el tratamiento de la
psoriasis severa, incluyendo la presenta eritrodermia y la de tipo
pustular generalizada. Esta droga produce malformaciones fetales
severas. La sangre donada que contiene acitretina, si fuera
transfundida a una mujer embarazada, podría causar
malformaciones en el feto. Los donantes que han ingerido este
medicamento deben ser diferidos durante tres años.
Los preparados de insulina bovina pueden contener priones, que
son los agentes causales de las encefalopatías espongiformes.
Debido esto, los donantes deben ser diferidos permanentemente.
La dutasteride se utiliza para el tratamiento del agrandamiento de
la próstata, afección conocida como hipertrofia prostática benigna.
Si esta droga llega a la sangre de una mujer embarazada puede
producir anormalidades en los órganos sexuales de su feto
masculino. Se difiere al donante por seis meses, después de la
última dosis.
El etritinato (Tegison), se utiliza para el tratamiento del acné y la
psoriasis, esta asociados con serias malformaciones fetales.
Después de tratamientos prolongados este puede acumularse en la
grasa corporal y en las proteínas plasmáticas. Se necesita diferir el
donante de forma permanente.
Con relación a los antibióticos, el tiempo de diferimiento lo debe
definir el médico de la institución.
Viajes
Viajar a áreas en las que están presentes las infecciones zoonoticas
y las transmitidas por vectores, puede exponer en forma
inadvertida a infecciones como la malaria, leishmaniasis, fiebre
amarilla, dengue y brucelosis. Algunos entes patológicos pueden
producir infecciones asintomáticas que podrían transmitirse por
transfusión.
Es importante que en la entrevista se le pregunte al donante si ha
viajado en los últimos seis meses y a cuales países, para determinar
si existe algún riesgo potencial.
Lesiones en el sitio de Venopuntura
Los piel del brazo de los donantes es la fuente más importante de
contaminación bacteriana de los hemocomponentes. Las bacterias
de las manos del flebotomista también pueden alcanzar la sangre
colectada. El calibre de la aguja, la calidad de la asepsia de la piel
del donante y el ambiente en el que se realiza la extracción al
donante, son factores determinantes, ya que influyen directamente
en el riesgo de ingreso de microorganismos a la bolsa de colecta de
sangre.
Las lesiones en la piel pueden estar asociadas con la presencia de
bacterias patogénicas que pueden contaminar la unidad de sangre
colectada y, por lo tanto, causar enfermedad grave en el paciente
transfundido con dicha unidad. La OPS recomienda que la piel del
sitio de la venopuntura debe estar libre de infección activa. Los
donantes que presenten lesiones activas en el lugar de la
venopuntura deben ser diferidos hasta que las lesiones se curen. El
personal a cargo de la extracción de la sangre debe estar
capacitado para aplicar un procedimiento estandarizado de
limpieza y asepsia del brazo del donante.
Perforaciones (Piercing)
Es posible que los establecimientos que realcen piercing y que no
están debidamente hsbilitados y regularmente inspeccionados,
utilicen equipos que no han sido esterilizados. Los equipos no
esterilizados pueden actuar como vehículos para la transmisión de
agentes patógenos presentes en la sangre. Para evitar el riesgo de
transmisión de infeciones en periodo de ventana, se debe diferir en
forma temporal a las personas que se han realizado perforaciones
cosméticas.
Las personas que se efectúen perforaciones cosméticas (piercing)
deben ser diferidos durante 12 meses. Es importante informar a los
donantes de sangre potenciales acerca de los riesgos que
envuelven las perforaciones y los medios para prevenirlos, todo
esto según la OPS.
Tatuajes
Los tatuajes son penetraciones de la piel con instrumentos o
equipos que pueden contaminarse con sangre. El maquillaje
permanente y el arte corporal han sido asociados con sangrado,
infecciones locales y transmisión de hepatitis C (VHC) y VIH. El
riesgo de infección es sumamente alta cuando los tatuajes se hacen
sin tener en consideración los procedimientos adecuados de
control de infecciones, como son limpieza y esterilización de los
instrumentos, así como cuando el personal que los utiliza no tiene
la capacitación requerida.
Tanto la OPS como demás organismos recomiendan un
diferimiento de 12 meses para las personas que han sido tatuadas y
se efectuaron maquillaje permanente, también recomienda que los
donantes potenciales deben ser advertidos sobre los riesgos que
implican estos procedimientos.
Uso de estupefacientes con fines no médicos
El uso de drogas ilegales y el abuso de drogas legales constituyen
uno de los problemas más graves para el sistema de salud pública.
El uso de heroína o cocaína es uno de los factores de riesgo más
significativo para la infección con los virus de hepatitis y el VIH, lo
cual es consecuencia del uso común de agujas y otros instrumentos
que puedan contaminarse con sangre. La inyección de drogas no
prescritas por un médico debe ser considerada riesgo para
infecciones que son altamente contagiosas durante el periodo de
ventana inmunológico y durante un tiempo prolongado luego de la
infección inicial, y que pueden ser transmitidas por transfusión de
una unidad de sangre contaminada.
La OPS recomienda: Los donantes que han utilizado drogas ilegales
intravenosas deben ser diferidos durante 12 meses con
posterioridad a la última vez que la utilizó. Las personas con
historial de uso drogas de este tipo deben ser estimulados para que
se realicen pruebas de VIH, hepatitis B y hepatitis C, con el fin de
proteger su salud y la de sus parejas sexuales, recomendándoseles
que practiquen sexo seguro. Todos los donantes deben ser
advertidos acerca de los riesgos que el uso de drogas y sustancias
adictivas, sean legales o ilegales, acarrean para su salud.
Comportamientos Sexuales
El virus de la inmunodeficiencia humana adquirida y las hepatitis B y
C pueden ser transmitidas mediante las relaciones sexuales entre
varon y mujer asi como en las relaciones entre varones. Estos virus
pueden transmitirse durante el periodo de ventana como durante
la fase asintomática de la infección. Pagar o recibir dinero o drogas
por tener sexo, tener multiples parejas sexuales, practicar sexo sin
protección, practicar sexo anal y varones que tienen sexo con
varones, son consideradas conductas de alto riesgo.
El programa de las Naciones Unidas para VIH/SIDA establece que
“el termino varones que tienen relaciones sexuales con varones
describe un fenómeno social y de comportamiento más que un
grupo específico de personas. En él se incluyen los varones gais y
bisexuales que se reconocen como tales, sino también a los que
mantienen relaciones sexuales con varones y se reconocen
asimismo como heterosexuales o no se reconocen como tales en
absoluto, y también a los varones transexuales. En todos los países
hay varones que tienen relaciones sexuales con varones; no
obstante, en muchos lugares son mayoritariamente invisibles”
Las personas involucradas en conductas sexuales de riesgo deben
ser diferidas como donantes de sangre por 12 meses después de la
última oportunidad en que tuvieron esas conductas, según la OPS.
Los servicios de sangre deben diferir por un periodo de 12 meses a
todas aquellas mujeres que ofrecen donar su sangre si su pareja
sexual masculina ha tenido sexo anal activo o pasivo con otro
hombre durante los últimos 12 meses. La orientación sexual,
heterosexualidad, bisexualidad, homosexualidad no debe ser
utilizado como criterio para la selección de donantes de sangre ya
que no representa un riesgo por sí misma. Se recomienda que no se
done sangre durante seis meses después de tener sexo con una
nueva pareja. Los donantes deben ser estimulados a protegerse
ellos y a sus parejas mediante la práctica de sexo seguro.
Infecciones
Los donantes de sangre deben encontrarse en buen estado de
salud siempre que vayan a donar sangre. En el caso de la
infecciones, una persona que este enferma o que se está
recuperando de una enfermedad reciente, puede sufrir
consecuencias adversas a la donación de sangre debido a que no
está fisiológicamente preparado para donar sangre. En
consecuencia, la extracción de sangre puede empeorar su
enfermedad. Por otro lado, las transfusiones realizadas con la
sangre donada por un individuo asintomático que un
microorganismo patógeno en su sangre, representan riesgo de
trasmitir infecciones.