Está en la página 1de 3

Los objetivos de este capítulo son:

1. Describir las características y objetivos de la entrevista de evaluación (en este


capítulo, más centrada en los aspectos clínicos y de diagnóstico) dentro del proceso
general de evaluación psicológica.
2. Describir los ámbitos de actuación y usuarios de la entrevista de evaluación clínica.
3. Describir aspectos relevantes de la entrevista de evaluación clínica respecto al
proceso, comunicación e interacción.
4. Describir qué aspectos se evalúan en las entrevistas clínicas y cómo.
5. Describir los aspectos diferenciales de la entrevista de evaluación clínica.

Definición
La entrevista establece uno de los puntos básicos dentro del proceso general de la
evaluación psicológica en la cual se busca la conceptualización de un problema la
formulación de hipótesis, la selección y definición de metas terapéuticas y la
evaluación del progreso y seguimiento.

Aspectos básicos de los 4 pasos del proceso de evaluación.

Análisis del caso, organización e información de los resultados, Planificación de


la intervención, valoración y seguimiento.

Análisis detallado y preciso del problema de la persona hablamos de análisis de caso


desarrollo de hipótesis de evaluación descriptivas, clasificatorias, explicativas y
predictivas recogida de toda la información necesaria para poder contrastar las
hipótesis, para lo cual se deberá planificar el procedimiento de evaluación y su
posterior aplicación, análisis de los datos y formulación de las conclusiones en base a
las hipótesis planteadas.

Organización e información de los resultados.

Formulación global del caso con los resultados, devolución de los resultados y
conclusiones la devolución de resultados se realizara por medio de un informe oral o
escrito que contendrá información importante.

Planificación de la intervención.

La intervención no forma parte de la evaluación

Valoración y seguimiento.

Finalizada la intervención o el tratamiento, se continuará el proceso de evaluación con


la recogida de datos sobre los efectos de la intervención.
ÁMBITOS DE ACTUACIÓN Y USUARIOS

La entrevista realizada con una función evaluadora y diagnóstica tiene lugar


principalmente en el ámbito clínico y con personas que pueden presentar patología
mental,
Se realiza en diferentes contextos, como, por ejemplo, en centros de salud mental,
servicios de urgencias, hospitales.
en ella participan un profesional de la salud (por ejemplo, psicólogo clínico, psiquiatra,
terapeuta) y un cliente o paciente.
no sólo se aplicará al cliente, sino que también puede requerirse entrevistar a la
familia, amigos u otros profesionales.

HERRAMIENTAS MÁS ÚTILES (COMUNICACIÓN, INTERACCIÓN Y PROCESO).

Inicialmente la comunicación

La principal estrategia en este campo son las preguntas lo que son las preguntas
abiertas que te permiten entrar en confianza y abrir el rapport con el paciente. Las
cerradas que van enfocadas en descubrir que es la problemática que tiene el paciente
en el momento y la comunicación no verbal que es por medio de las posturas
corporales que nos pueden estar transmitiendo el paciente.

Peculiaridades respecto a la interacción

La relación que se produce en este tipo de entrevistas es la propia entre un


profesional y una persona que necesita ayuda. Por tanto, este tipo de interacción está
lejos de la reciprocidad social habitual, ya que en este caso se da una desigualdad de
poder y la relación se orienta básicamente hacia las necesidades de la persona
entrevistada.

Peculiaridades respecto al proceso


El proceso que se sigue en la entrevista de evaluación psicológica en el ámbito clínico
es el mismo que en cualquier otra entrevista, pudiendo dividirse en tres fases (inicial,
intermedia y final),

Fase inicial

Consta en dos o tres minutos en esta se da lo que es el saludo y crear el ambiente


agradable para el paciente y tener en cuenta que se van a preguntar cosas que
pueden llegar hasta la intimidad.

Fase intermedia
Los objetivos específicos de esta fase serán la identificación del problema, la
elaboración y confirmación de hipótesis diagnósticas y una primera toma de decisiones
en cuanto a la conveniencia o no de tratamiento o derivación a otro profesional.
Fase final

Es recomendable no finalizar de forma brusca, dedicar entre cinco o diez minutos a la


información sensible que se ha compartido

Es muy importante no dejar marchar al paciente con un estado de ánimo bajo o peor
del que mostraba al comienzo de la entrevista

RECOGIDA DE INFORMACIÓN: ¿QUÉ INFORMACIÓN RECOGER Y CÓMO?

Siguiendo la descripción inicial realizada de este tipo de entrevistas, la información a


recoger aborda las siguientes áreas:

1) historia clínica o historia personal y del problema;

2) examen del estado mental o psicopatograma, y

3) diagnóstico clínico.

A continuación se enumera cada uno de los aspectos que habría que evaluar para
cubrir estas tres áreas. Sin embargo, queda fuera de los objetivos de este capítulo el
desarrollo de estos aspectos. Para poder definir y comprender adecuadamente cómo
se ha desarrollado el problema, se requerirá obtener información sobre el estilo de 253
La función evaluadora de la entrevista vida, preocupaciones, debilidades y fortalezas
de la persona, etc., es decir, completar lo que se conoce como historia clínica, que
entre otros aspectos incluirá los siguientes:

1) datos de identificación del paciente;

2) datos del referente y motivo de referencia o derivación;

3) queja o motivo de consulta;

4) descripción del problema actual;

5) interferencia/ consecuencias del problema actual en la vida diaria;

6) historia y evolución del problema actual;

7) historia psiquiátrica: problemas mentales anteriores y tratamientos;

8) historial médico;

9) información biográfica relevante para la comprensión del problema (por ejemplo,


aspectos familiares, infancia, académicos, laboral, social, sexual);

10) antecedentes familiares, y

11) personalidad premórbida.