Está en la página 1de 43

EXÉGESIS BÍBLICA

Tema 1
MÉTODO EXEGÉTICO (Parte I)

¿QUÉ ES EXÉGESIS?

La palabra EXÉGESIS, se deriva de la palabra griega “exomai” que


significa “explicación, narración o relato”.

La Exégesis investiga, busca el contexto histórico, lingüístico, geográfico,


arqueológico, etc.

En la actividad de leer la Palara de Dios y la preparación para la exposición de un tema


requiere de una constante y responsable preparación en el estudio de las Escrituras.

En el proceso de estudiar la Palabra de Dios, es importante seguir una guía que permita de
manera ordenada obtener todos aquellos datos que proporcionen una comprensión de lo
que se está leyendo.

De manera que, podemos afirmar que: “La exégesis es el arte de investigar la Palabra divina
escrita”. Es una acción que contiene:
a. Leer, que es la función de una persona.
b. El texto bíblico es el objeto que se estudiará.
c. Investiga desde un contexto histórico específico.

Estos tres elementos unidos de manera inseparable, forman el conjunto que permitiría
escuchar la Palabra de Dios en forma más fidedigna, obviamente existen otros elementos
importantes, pero estos tres son los más generales.

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 1|Page


EXÉGESIS BÍBLICA

Es importante que estar dispuestos para que la Palabra de Dios, nos hable, nos enseñe, nos
desacomode, nos confronte y nos restaure. Para desarrollar un estudio de la Palabra de
Dios debemos:

1. Acercarnos al texto.
2. Permitir que el texto se acerque a nosotros.
3. Que el texto nos confronte.

4. Acercarse Al Texto
Este paso en la interpretación del texto reconoce que el pasaje en estudio proviene de un contexto
histórico distinto al nuestro; pertenece a situaciones culturales diferentes, consideraciones
científicas, y a una cosmovisión (manera de ver al mundo, a la vida) diferentes. Esa “distancia” hace
que tengamos que ver al texto desde- afuera; estudiarlo “objetivamente”, como se estudian otras
piezas literarias de la antigüedad. El propósito principal de esta primera tarea es tratar de alcanzar,
hasta donde sea posible, el significado original tal como lo debieron de haber entendido los primeros
receptores
Aplicando el proceso de acercarse al texto con las herramientas descritas, desarrollaremos un
listado de pasos que permitirán visualizar el contexto de la lectura:
1. Hacer una lista de lugares.
2. Hacer una lista de personajes.
3. Situaciones contextuales (aspectos económicos, sociales, culturales, religiosos, agrícolas,
etc.)
4. Características de personajes.
5. Aspectos políticos imperantes en el pasaje.
6. Establecer fechas.

Para obtener todo lo anterior hay que hacer uso de los siguientes recursos:

1. Biblias: Nótese que ponemos Biblias (en plural) porque consideramos de antemano que no existe
una traducción perfecta de la Biblia. Lo ideal sería que todos pudiésemos leer la Biblia en hebreo
(la mayor parte del Antiguo Testamento), arameo (mitad de Daniel, partes de Esdras, y algunos
textos aislados en otros libros) y griego (todo el Nuevo Testamento). Aun los que manejan bien
estos idiomas recurren a otras traducciones para comparar su propia traducción. Todo esto
significa que no se debe usar una traducción sola de la Biblia. Hacerlo limita al lector a las
preferencias exegético-hermenéuticas y a los métodos de traducción del traductor o traductores.
 El estudiante de la Biblia debe hacer uso de dos o tres versiones diferentes de la Biblia, pero
¿Cuáles escoger? Para elegir con entendimiento, hay que conocer algo sobre la ciencia de
la traducción.

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 2|Page


EXÉGESIS BÍBLICA

 En primer lugar, el lector debe saber si la traducción que tiene a la mano se ha hecho
directamente de los idiomas originales. Muchas versiones son adaptaciones o traducciones
de traducciones (del mismo idioma o de otros).
 Además, el lector debe estar familiarizado con cuestiones de crítica textual. ¿Cuál es el texto
detrás de la traducción? Esto es importante, sobre todo para entender por qué algunas
versiones tienen notas de carácter textual.

2. Concordancias: Son indispensables para el trabajo exegético. La concordancia enumera los


lugares (un libro, un testamento, toda la Biblia) donde aparece una palabra. Nos ayuda a
determinar el uso, la distribución y los contextos de una palabra específica.
 Las concordancias son útiles para el estudio temático (por ejemplo: Salvación) o para
descubrir los temas característicos en los distintos libros de la Biblia.
3. Diccionarios: Estos dan información necesaria para ubicar el mensaje bíblico en su contexto
inmediato y global. Por ejemplo: Ofrecen información detallada de una ciudad o un monte.
Presentan un panorama completo de un concepto teológico (Ej.: Elección, pecado). Dan
biografías completas de personajes importantes en la Biblia. Ofrecen datos arqueológicos,
históricos y culturales. Tienen mapas y cuadros cronológicos. Dan información importante sobre
cada libro de la Biblia.

4. Comentarios: Es imposible dar aquí una lista de comentarios que quisiéramos sugerir para cada
uno de los libros de la Biblia. Sin embargo, sí queremos dar algunos consejos a seguir para hacer
la mejor elección.
 En primer lugar, el estudiante de la Biblia debe tener como regla no usar ningún comentario
hasta haber hecho su propia investigación. Recurrir a un comentario antes de hacer el
estudio personal ayuda a la pereza mental y le roba al estudiante la satisfacción de haber
descubierto algo por sí mismo.
 En segundo lugar, hay que evitar aquellos comentarios de carácter devocional, que no
ayudan al estudiante a encontrarse con los asuntos propiamente exegéticos, sino que de
inmediato saltan a la aplicación.
 Los comentarios recomendados son aquellos que empiezan con una introducción bastante
completa, donde se encuentran detalles de dónde, cuándo y quién escribió el libro, por qué
y para quién lo escribió, cuál es su estructura y bosquejo, y cuáles son sus temas teológicos
más importantes. Además, estos comentarios explican, paso a paso, las unidades de
discurso, los problemas de traducción, la estructura de cada unidad, y todo lo que tiene que
ver con la mejor comprensión del pasaje. Estos comentarios, por lo general, no ofrecen la
interpretación y aplicación contemporánea del pasaje. Su preocupación es ayudar al lector
moderno a entender el pasaje de la misma manera como lo entendieron los primeros
receptores del libro; estos comentarios no se interesan en decirle al estudiante de hoy qué
es lo que deben creer, sino que ellos lo decidan después de un estudio serio y sistemático
de la Palabra.

5. Historias (del Antiguo y Nuevo Testamento): Estos libros son muy importantes para ubicar libros
y pasajes en el contexto histórico al que se refieren y al que perteneció el autor y su audiencia.

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 3|Page


EXÉGESIS BÍBLICA

Ayudan al estudiante de la Biblia a tener un cuadro más realista de la historia bíblica, y a poder
colocar libros y personajes bíblicos en una correcta perspectiva histórica. Se debe recordar que
el orden canónico (de los libros de la Biblia) no sigue una línea cronológica.

Biblias: Varias
versiones

FORMAL Concordancias
El aspecto
Acercarse al FORMAL,
texto
requiere de las
DINÁMICO
EXÉGESIS
Diccionarios
Que el texto se herramientas ya
acerque
descritas
PRÁCTICO Comentarios
Que el texto
confronte

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 4|Page


EXÉGESIS BÍBLICA

Tema 2
MÉTODO EXEGÉTICO (Parte I)

RECORDEMOS: ¿QUÉ ES EXÉGESIS?

La palabra EXÉGESIS, se deriva de la palabra griega “exomai” que


significa “explicación, narración o relato”.

La Exégesis investiga, busca el contexto histórico, lingüístico,


geográfico, arqueológico, etc.

2. Que el Texto se Acerque


Aquí ya empezamos a movernos de afuera hacia adentro. Como cristianos, reconocemos que somos
miembros del pueblo de Dios, tal como lo fueron quienes nos antecedieron (Antiguo Testamento,
Nuevo Testamento, historia del cristianismo). Que el Dios de ellos es el mismo Dios nuestro. Que la
historia narrada en la Biblia es también nuestra historia. Por eso debemos hacer preguntas globales
que nos abarquen a todos por igual. En este paso es importante tomar en cuenta que empezamos
a movernos de afuera hacia adentro y para ello podemos preguntarnos:
 ¿Qué revela el pasaje sobre la dignidad y la vocación humana dentro de la naturaleza y la
historia?
 ¿Qué dice el pasaje sobre los propósitos de Dios para el mundo y para su pueblo?
 ¿Cuál es la contribución más importante del pasaje para fundamento de la fe a la que se
pertenece?
 ¿Tiene el texto algo que no se afirma a la práctica dentro de la Iglesia?

Hay que preguntar también como otros cristianos de ayer y de hoy, de aquí y de allá, han leído este
pasaje. Cómo han encontrado su camino en la oración y en el desarrollo del culto de la Iglesia.
Una manera eficaz para que el texto nos llegue es recontarlo desde nuestra historia siendo la
contextualización de manera pertinente para los cristianos de la actualidad.

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 5|Page


EXÉGESIS BÍBLICA

FORMAL
Acercarse al
texto
Compenetrarse

EXÉGESIS
en la Palabra de
DINÁMICO Dios Es comprender el
Que el texto se pasaje desde
acerque
Entendimiento ADENTRO
del pasaje
PRÁCTICO
Que el texto
confronte

3. El Texto me Confronta
Nuestro estudio de la Biblia nos lleva al momento en que nos damos cuenta de que ya no somos
nosotros quienes la interpelamos, de que ya no somos quienes la leemos o la escudriñamos. Es la
Palabra la que nos interpela y nos lee, nos escudriña. Es ese el momento en que llegamos a la
convicción de que se tal texto escribió especialmente para nosotros. Su mensaje nos habla en forma
directa.
a. ¿Qué pecados y temores míos, o de mi comunidad o sociedad en que vivo, desenmascara
el texto?
b. ¿Qué promesas y esperanzas tiene el texto para este particular momento que me toca, o
nos toca, vivir?
c. ¿Qué desafíos concretos y actuales nos presenta?

No podemos pensar que nos podemos dar el lujo de leerla como si viviéramos aislados de los demás.
La Biblia nos habla de la necesidad de escuchar la Palabra de Dios en las voces de otros. Sería bueno
considerar seriamente quién hace las preguntas a la Biblia y quién las contesta.
Una de las experiencias más elocuentes al respecto, es la relectura, escribir el texto desde nuestra
historia y para nuestra historia. (Contextualización)

FORMAL
Acercarse al texto

EXÉGESIS DINÁMICO
Que el texto se
acerque
Ser Interpelado por
la Palabra de Dios
PRÁCTICO Es el FRUTO de ser
Que el texto expuesto a la
confronte
PALABRA DE DIOS
TRANSFORMACIÓN

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 6|Page


EXÉGESIS BÍBLICA

Este proceso es una guía que le permite tener un orden al momento de preparar el estudio
bíblico, tener un crecimiento en la Palabra de Dios y ampliar el criterio en el análisis de la
misma, sin embargo lo más importante es tener un acercamiento con el Señor y ser
confrontados por Su Palabra. Se debe recordar siempre, que de primera mano el que
prepara el estudio debe ser el primer impactado, esto requiere la responsabilidad de tomar
el tiempo adecuado para la preparación del tema a impartir.
¡Que la pasión por el Señor no falte cada vez que se acerque a estudiar Su Palabra!

2 Ti. 3:16-17:
“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir,
para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente
preparado para toda buena obra”.

1. No se puede enseñar la Palabra de Dios, si no existe una preparación responsable y


adecuada de cada tema que se imparta.

2. Es necesario tener conciencia de la importancia que lleva el enseñar la Palabra del


Señor, es por ello que debe existir la responsabilidad de una exposición apegada a la
Biblia.

3. En el estudio se debe buscar en toda la Escritura, y es importante no pasar por alto los
detalles de los escritores y el contexto en el que fueron escritos, esto permite al lector
tener una visión mucho más clara de cómo Dios en Su amor y misericordia al ser
humano y que sigue extendiendo la oportunidad de Salvación para la humanidad.

4. De la misma manera en que estos hombres de Dios, no dudaron en poner sus talentos
al servicio de Él con el pensamiento de un legado para las generaciones que vendrían,
el creyente de este tiempo tienen el mismo reto, dar continuidad a la Palabra del Señor
en las generaciones venideras acercándose a la Biblia con responsabilidad y con la guía
del Espíritu Santo en todo momento.

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 7|Page


EXÉGESIS BÍBLICA

Tema 3
PANORAMA BÍBLICO EXEGÉTICO (Parte I)
El Antiguo Testamento
Durante el primer siglo d.C. surgieron 3 corrientes de pensamiento entre los estudiosos, por la
comparación entre el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento. Estas corrientes no pueden ser
admitidas por quienes aceptamos la inspiración y autoridad de todas las Escrituras. A continuación
se presenta un resumen de estos conceptos históricos equivocados:

a. Negación de toda validez del Antiguo Testamento

Se denomina marcionismo a una de las primeras herejías del cristianismo. Toma su nombre de su
creador, el teólogo y comerciante Marción (85 d.C. – 160 d.C.), un cristiano nacido en Sínope, ciudad
del Ponto griego. En el momento de su muerte (160 d.C.) había logrado exitosamente el primer
cisma (división) del Cristianismo, cuyos efectos se prolongarían hasta el siglo III. El redactó el primer
canon del Nuevo Testamento, organizándolo conforme a su propio dogma.

b. Alegorización del Contenido de la Biblia

Otra corriente de pensamiento fue el uso excesivo de la alegoría. La alegoría es una ficción mediante
la cual una cosa representa o simboliza otra distinta. Un ejemplo muy ilustrativo de esto aparece en
Ga. 4:21-31.

Como puede apreciarse en el pasaje bíblico anterior, la alegoría es un lenguaje figurado que tiene
su correcta interpretación en la Palabra, pero el error de los seguidores de esta corriente de
pensamiento fue aplicar el principio alegórico a la interpretación de TODA la Escritura, por lo cual
sacaban conclusiones y significados distintos, que según ellos, estaban ocultos a simple vista y que
eran más ricos y profundos.

Obviamente, este método no tomaba en cuenta lo que el Espíritu Santo inspiró a los diferentes
autores de los libros de la Biblia y daba libertad al intérprete de aplicar su pensamiento personal y
muy particular. Un ejemplo de este método alegórico decía relativo a los ríos del Edén mencionados
en Ge. 2: 10-14: “Con estas palabras Moisés se propone bosquejar las virtudes particulares, que son
cuatro: prudencia, templanza, valor y justicia, siendo el río principal de donde salían estas cuatro

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 8|Page


EXÉGESIS BÍBLICA

ramas la virtud genérica, que es la sabiduría de Dios. Las cuatro virtudes son ramas de la virtud
genérica que a semejanza de un río riega todas las buenas acciones de cada uno con un abundante
caudal de beneficios”.

El método alegórico llegó a predominar de modo sorprendente en la historia de la Iglesia hasta la


Reforma, es decir, desde el siglo I hasta el siglo XVI. Como dijo el erudito bíblico Bernard Ramm: “La
maldición del método alegórico es que obscurece el verdadero significado de la Palabra de Dios”.

c. Establecimiento de una Dualidad o Dicotomía entre lo Permanentemente Válido y lo Caduco o


Inadmisible
Dicotomía significa “algo que se parte en dos”. Según esta interpretación, lo válido del Antiguo
Testamento se reduce al decálogo (los 10 mandamientos), algunos Salmos y los mensajes más
brillantes de los profetas. Los seguidores de esta corriente de pensamiento rechazaban el resto del
contenido de la Biblia, dejando grandes porciones de ésta sin aplicación.

Durante los primeros años del cristianismo la solidez de las doctrinas apostólicas, es decir, de las
enseñanzas que los apóstoles recibieron de Jesús, se mantuvo intacta. Esto impidió que otras
interpretaciones de las Escrituras, tan erróneas como las que hemos mencionado, afectaran a la
Iglesia con sus herejías. Pero, a medida que la Iglesia se fue alejando de sus orígenes, la tradición
cristiana se fue cargando de elementos ajenos al Evangelio que debilitaron la consistencia teológica.

Una vez que hemos descrito estas tres corrientes equivocadas de pensamiento, podemos decir con
propiedad que el verdadero concepto es tomar LOS DOS TESTAMENTOS COMO UN TODO, ESTE ES
EL MÉTODO VERDADERO.

Las Escrituras del Antiguo Testamento registran la historia de Israel, el pueblo escogido por Dios, así
como la relación establecida con ellos, a través de Su Pacto hecho con Abraham y por consecuencia
la bendición de Israel, extendida a todas las naciones de la tierra que por la simiente, la cual es Jesús,
serían benditas todas las familias de la tierra en la promesa de “serás salvo tú y tu casa.” En la
correcta interpretación de los dos Testamentos, la historia y la teología se entrelazan en un todo.
Por eso no hay división entre uno y otro Testamento.

El Nuevo Testamento está escondido en el Antiguo Testamento y el Antiguo Testamento está


revelado en el Nuevo Testamento, y ambos se complementan entre sí.

Una evidencia fuerte de la autenticidad del Antiguo Testamento es que fue aceptado por Jesús,
quien lo citó muchas veces en los Evangelios (en total se encuentran 16 referencias y 22 citas del
A.T.) Constantemente, las profecías escritas en el Antiguo Testamento se iban cumpliendo en la
persona de nuestro Señor Jesucristo a medida que Su vida iba transcurriendo y de conformidad con
los diversos relatos evangélicos, Jesús utilizó las Escrituras hebreas con frecuencia para validar Su
misión, Sus palabras y Sus obras.

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 9|Page


EXÉGESIS BÍBLICA

Las Escrituras Hebreas (Antiguo Testamento)


La Biblia hebrea tiene 24 libros, divididos en tres grandes secciones: La Toráh, Nebiim y Ketubim.

Primera Sección: LA TORÁH


Toráh es un vocablo hebreo que por lo general se traduce como “Ley”, pero cuyo significado
correcto es “instrucción” o “enseñanza”. Esta sección contiene los llamados cinco libros de Moisés:
Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio (llamados también El Pentateuco).

Segunda Sección: NEBIIM


El nombre de esta sección es un vocablo hebreo que significa “profetas”. La misma se subdivide en
dos grupos: Los profetas anteriores, que comprende los libros de: Josué, Jueces, Reyes y Samuel.
Los Profetas Posteriores conformado por los libros de: Isaías, Jeremías, Ezequiel y el Libro de los
Doce (los profetas menores).

Tercera Sección: KETUBIM


El significado de la palabra hebrea “Ketubim” es “escritos”. Esta sección incluye 11 libros: Salmos,
Proverbios y Job; un grupo de 5 libros llamados Megilloth (rollos), los cuales son: Cantar de los
Cantares, Rut, Lamentaciones, Eclesiastés y Ester; y finalmente Daniel, Esdras-Nehemías y Crónicas.

Con las iniciales de Toráh, Nebiim y Ketubim se ha formado la palabra hebrea TANAK que significa
“la Biblia”.

Los 24 libros de la Biblia Hebrea, son idénticos a los 39 que se incluyen en el Antiguo Testamento de
las Biblias protestantes, es decir, no contienen los libros deuterocanónicos (libros que no forman
parte del canon bíblico oficialmente aceptado por la Iglesia protestante: Tobías, Judit, Macabeos, la
Sabiduría, Eclesiástico, Baruc y otros).

La diferencia con respecto al número de libros de la Biblia Latina se debe a que se cuentan uno a
uno los doce profetas menores, y en la separación en dos libros cada uno de Samuel, Reyes, Crónicas,
y Esdras y Nehemías.

La Septuaginta
Durante el cautiverio del pueblo judío en Babilonia ocurrido en el siglo VI antes de Cristo, gran parte
del pueblo judío fue forzado a desplazarse desde Palestina hasta la capital del imperio de
Nabucodonosor II.
En el año 721 a.C. el reino del norte (Israel) fue aniquilado por las fuerzas asirias. El reino del sur
(Judá) obtuvo una prórroga, gracias a la guerra entre Asiria y Babilonia, la cual acabó con la
entronización del imperio caldeo que se asentó definitivamente en la región de la Mesopotamia, lo
que le permitió iniciar la agresión militar hacia el oeste. En el año 587 a.C. el rey Nabucodonosor II

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 10 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

conquistó Jerusalén terminando con la independencia de los hebreos. El cautiverio concluyó con la
conquista de Babilonia por el rey persa Ciro en el 538 a.C. (ver los libros de Daniel y Ester).

Uno de los resultados del cautiverio de Israel en Babilonia fue el desarrollo de comunidades judías
en diversas regiones del mundo conocido. En Alejandría, capital del reino de los ptolomeos, la
presencia judía insertada entre la población de habla griega era considerable, y como Judea formó
parte del reino hasta el año 198 a.C., esa presencia judía aumentó con el paso del tiempo.
Luego de varias generaciones, los judíos de Alejandría adoptaron el griego como idioma de uso
diario, (debido a la gran conquista de Alejandro Magno, el uso del griego se hizo oficial en todo el
territorio conquistado) mientras que el hebreo era hablado solo en sus actividades de culto a Dios.

Para responder a las necesidades religiosas de la comunidad judía, pronto se hizo necesario
traducir las Escrituras Hebreas al griego. Al comienzo, la lectura de la Toráh (que era fundamental
en el culto de la sinagoga) se hacía en hebreo, con una posterior traducción oral al griego, o sea la
comunidad judía necesitaba un intérprete para comprender las Escrituras. Posteriormente los
textos se tradujeron de forma escrita; ese proceso de traducción oral a escrita se llevó a cabo
durante los años 250 – 150 a.C. La Toráh, o Pentateuco como se conoció en griego, fue la primera
parte de las Escrituras en traducirse. Más tarde se tradujeron los profetas y el resto de los escritos.

Una leyenda judía, de la cual existen varias versiones, indica que desde Jerusalén se llevaron a
setenta o setenta y dos ancianos hasta Alejandría para traducir el texto hebreo al griego. Esta
leyenda dio origen al nombre SEPTUAGINTA o de los Setenta (LXX), con el que casi siempre se
identifica y se conoce la primera traducción del hebreo al griego del Antiguo Testamento.

El orden de los libros en los manuscritos de la Septuaginta difiere del que se presenta en las
Escrituras Hebreas, posiblemente ese orden revela la reflexión cristiana en torno al canon.

La Septuaginta hizo posible que los judíos de habla griega en la Diáspora (del griego “dispersión”:
nombre que hace referencia a las comunidades de judíos que viven fuera de Israel y que empezó
con la cautividad en Asiria y Babilonia), tuvieran acceso a los textos sagrados de sus antepasados en
el idioma que podían entender. Además, el texto griego dio la oportunidad a grupos gentiles de
estudiar las Escrituras Hebreas (Hch. 8: 26-40). Se puede decir que la Septuaginta se utilizó en un
60% o más, para citar el Antiguo Testamento en el Nuevo Testamento.

La Iglesia cristiana se benefició sustancialmente de la traducción de la Septuaginta: La utilizó como


su Libro santo y le llamó “Antiguo Testamento”. El texto en griego dio la oportunidad a los
cristianos de relacionar el mensaje de Jesús con pasajes de importancia mesiánica (Hch. 7: 8); les
brindó recursos literarios para citar textos del canon hebreo en las discusiones con los judíos (Hch.
13: 17-37; Hch. 17: 2-3); y jugó un papel fundamental en la predicación del evangelio a los gentiles
(Hch. 14: 8-18; Hch. 17: 16-32).

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 11 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

Tema 4
PANORAMA BÍBLICO EXEGÉTICO (Parte II)
El Nuevo Testamento
Cada uno de los libros del Nuevo Testamento fue escrito a mano en algún momento de la última
parte del siglo I. Todos ellos se escribieron en papiros y en el idioma griego, aunque actualmente
hay traductores que afirman que también fueron escritos en siriaco o arameo (así lo indica la Biblia
Peshita en español).

En la Biblia misma existen muchos elementos que reflejan la tradición oral. Esto vale no sólo para el
Antiguo Testamento, sino que es igualmente válido para diversos pasajes del Nuevo Testamento,
en el cual muchos de los relatos sobre Jesús sin duda se transmitieron oralmente por mucho tiempo,
por medio de los apóstoles, antes de plasmarse en forma escrita.

Puesto que existieron muchos testigos presenciales de los hechos de la vida del Señor, su registro
escrito pudo haber parecido completamente innecesario, máxime si se tiene en cuenta que muchos
de los primeros cristianos creían que Jesús regresaría muy pronto para “poner a los enemigos debajo
de sus pies.”
Los primeros creyentes continuaron esa tradición y utilizaron los textos hebreos, y sobre todo sus
traducciones al griego, en sus discusiones teológicas y en el desarrollo de sus doctrinas y enseñanzas.
De esa forma la Iglesia contó desde su nacimiento con una serie de escritos de alto valor religioso.

Las primeras comunidades cristianas que recibieron los escritos originales, probablemente hicieron
copias para cristianos de pueblos cercanos. Quizás cuando varias comunidades cristianas se reunían
en diferentes hogares, en la misma ciudad (véase Ro. 16: 5), cada una deseaba tener su propio
evangelio o carta de Pablo. Cuando se hicieron las primeras copias de estos escritos, los copistas
también llamados escribas, no las consideraban como escrituras sagradas.

Según ellos, simplemente hacían copias de cartas de Pablo o de Pedro, o de un evangelio que había
escrito algún cristiano igual que ellos. Esto significa que a veces hicieron cambios deliberados,
añadiendo cosas o cometiendo errores. Solo gradualmente, a partir del siglo II empezaron los
cristianos a tomar conciencia de que estos escritos eran Escrituras, en un sentido equivalente a las
Escrituras Hebreas que la Iglesia había recibido del judaísmo.

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 12 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

A inicios del siglo XX, solo se conocían nueve papiros. Hoy día, se conocen noventa y cuatro
manuscritos en papiro, aunque muchos de ellos están muy fragmentados y contienen pocos
versículos originales.

Clasificación De Los Libros De La Biblia

Antiguo Testamento
 Libros de la Ley (Pentateuco)
 Libros de Historia
 Libros Poéticos y Sapienciales
 Libros de Profetas Mayores
 Libros de Profetas Menores

Nuevo Testamento
 Evangelios (más que biografía de Jesús son resúmenes de las enseñanzas y ministerio de
nuestro Señor).
 Historia (Libro de los Hechos)
 Cartas Paulinas (Cartas a la Iglesia y 3 pastorales: I y II de Timoteo y Tito). Se llaman Pastorales
porque dan instrucción a los obispos o líderes de la Iglesia.
 Cartas Generales (Hebreos; Santiago; I y II de Pedro; I, II y III de Juan; Judas y Apocalipsis).

La relación entre los dos Testamentos fue resumida por Agustín como: “En el Antiguo Testamento
yace oculto el Nuevo Testamento”

En cuanto a las formas literarias de las Escrituras, podemos decir que en el inicio fueron sermones
orales y en arameo, luego fueron vertidas al griego en el Nuevo Testamento.

A continuación se muestran tres cuadros ilustrativos:

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 13 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

a. El primero compara los libros de la Biblia Hebrea con una versión latina de las Escrituras.

BIBLIA HEBREA
Orden de los Libros del Antiguo Testamento
LA LEY  Génesis
9 Libros  Éxodo
(La Toráh)  Levítico
 Números
 Deuteronomio
LOS PROFETAS 4 PRIMEROS 4 POSTREROS
8 Libros  Josué  Isaías
(Nebiim)  Jueces  Jeremías
 Samuel  Ezequiel
 Reyes  Los doce
LOS ESCRITOS 8 POÉTICOS 5 ROLLOS 8 HISTÓRICOS
11 Libros  Salmos  Cantar de los  Daniel
(Ketubim)  Proverbios Cantares  Esdras
 Job  Rut  Nehemías
 Lamentaciones  Crónicas
 Ester

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 14 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

b. Un segundo cuadro que muestra la agrupación que se hace actualmente de los libros que
componen el Nuevo Testamento.

BIBLIA ESPAÑOLA
Orden de los Libros del Antiguo Testamento
LA LEY  Génesis
5 Libros  Éxodo
 Levítico
 Números
 Deuteronomio
HISTÓRICOS  Josué  1 Reyes
12 Libros  Jueces  2 Reyes
 Rut  1 Crónicas
 2 Crónicas
POESÍA  Job
5 Libros  Salmos
 Proverbios
 Eclesiastés
 Cantar de los Cantares
PROFECÍA 5 MAYORES 12 MENORES
17 Libros  Isaías  Oseas
 Jeremías  Joel
 Lamentaciones  Amós
 Daniel  Abdías
 Ezequiel  Miqueas
 Nahúm
 Habacuc
 Sofonías
 Hageo
 Zacarías
 Malaquías

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 15 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

c. Un tercer cuadro que muestra la clasificación de todos los libros que componen el Canon
Bíblico de la Iglesia protestante contemporánea.

EL NUEVO TESTAMENTO COMO CONJUNTO


NUEVO TESTAMENTO 3X9=27 LIBROS 8 AUTORES 100 AÑOS
PRESENTE PASADO FUTURO
HISTORIA ENSEÑANZA PROFECÍA
EVANGELIOS EPÍSTOLAS EPÍSTOLAS PROFECÍA
HECHOS 5 PAULINAS 14 GENERALES 7
Mateo 28 Romanos 16 Santigo 5 Apocalipsis 1
Marcos 16 1 Corintios 15 1 Pedro 5
Lucas 24 2 Corintios 13 2 Pedro 3
Juan 22 Gálatas 6 1 Juan 5
Hechos 28 Efesios 6 2 Juan 1
Filipenses 4 3 Juan 1
Colosenses 4
1 Tesalonicenses 5
2 Tesalonicenses 3
1 Timoteo 6
2 Timoteo 4
Tito 3
Filemón 1
Hebreos 13
LA PERSONA DEL LOS PRECEPTOS DEL CRISTIANISMO EL PROGRAMA DEL
CRISTIANISMO CRISTIANISMO

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 16 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

Clasificación de todos los Libros que componen el Canon Bíblico de


la Iglesia Protestante

ANTIGUO TESTAMENTO
Pentateuco Históricos Poéticos Profeta Profetas
Mayores Menores
Génesis Josué Job Isaías Oseas
Éxodo Jueces Salmos Jeremías Joel
Levítico Rut Proverbios Lamentaciones Amós
Números 1 Samuel Eclesiastés Ezequiel Abdías
Deuteronomio 2 Samuel Cantar de los Daniel Jonás
1 Reyes Cantares Miqueas
2 Reyes Nahúm
1 Crónicas Habacuc
2 Crónicas Sofonías
Esdras Hageo
Nehemías Zacarías
Ester Malaquías
ANTIGUO TESTAMENTO = 39

NUEVO TESTAMENTO
Históricos Epístolas Paulinas Epístolas Generales Proféticos
Mateo Romanos Santiago Apocalipsis
Marcos 1 Corintios 1 Pedro
Lucas 2 Corintios 2 Pedro
Juan Gálatas 1 Juan
Hechos Efesios 2 Juan
Filipenses 3 Juan
Colosenses Judas
1 Tesalonicenses
2 Tesalonicenses
1 Timoteo
2 Timoteo
Tito
Filemón
Hebreos
NUEVO TESTAMENTO = 27

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 17 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

Tema 5
TEXTOS NARRATIVOS Y PROFÉTICOS (Parte I)
Los géneros literarios son las distintas categorías o clases en que se pueden ordenar las obras de
acuerdo a los rasgos comunes de forma y contenido que presentan.

La Biblia es muy rica en géneros literarios, dentro de sus páginas aparecen una gran variedad de
ellos, y entre los mismos se encuentran los Textos Narrativos y los Textos Proféticos que se estudian
a continuación.

Textos Narrativos
Los textos narrativos se distinguen porque exponen hechos, centrándose en algo que ha acontecido.
Otros tipos de textos en sus géneros literarios, hablan de normas, principios, mandamientos,
alegorías, poesía, profecía, ideas, etc., pero los textos narrativos están ligados a eventos históricos.

Hablando de textos narrativos encontramos abundante material en las Escrituras. En el Antiguo


Testamento, los textos narrativos incluyen más de la mitad del Pentateuco, los libros históricos (de
Josué a Ester) y también los libros proféticos.

La manera en que se cuentan los hechos puede variar. Por ejemplo, no es del mismo tipo la narración
de la Creación en el capítulo 1 de Génesis, que el relato de la caída de Jerusalén en el capítulo 25,
de 2 Reyes. Sin embargo, los textos narrativos siempre mantienen su carácter histórico y de
veracidad en lo narrado.

Una característica hermosa de la narración bíblica es que es de doble vía:


 No solo habla de algo
 sino habla a alguien.

Ese alguien pudo ser una persona o un grupo de personas en el pasado, pero también en el presente
nos puede hablar a nosotros.

Los textos narrativos se dividen en narraciones prehistóricas y narraciones históricas.

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 18 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

a. Narraciones Prehistóricas
Están comprendidas de Génesis capítulo 1 al capítulo 11, y describen con gran sencillez y
majestuosidad los hechos de los orígenes de la Creación, la existencia y atributos de Dios.

Han existido desde la antigüedad y también en la era moderna contradicciones entre exégetas y
científicos, con respecto a la veracidad de la Creación; pero en la Exégesis bíblicamente hablando se
deben descartar los extremos, cuando Dios habla de la Creación no se debe tomar el texto bíblico
como una narración de cosmogonía, geografía, biología, etc., sino que se ha de subrayar que las
narraciones prehistóricas del Génesis no tienen por objeto ilustrarnos científicamente, sino su
finalidad es eminentemente teológica, dejando establecida una sólida conexión entre Creación y
Creador; entre el Dios Todopoderoso y el Dios del Pacto, la historia del mundo en pecado y la
provisión de un Salvador.

Como estudiantes de su Palabra debemos saber que: “sin fe es imposible agradar a Dios; porque es
necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay…” (He. 11: 6a).

Desde siempre Dios ha deseado tener comunión con el hombre, y al caer este último, toda la
Escritura habla de la obra de salvación con el fin de redimirlo. Ese debe ser el enfoque principal,
cuando deseamos entender e interpretar el mensaje de los Textos Narrativos.

Aunque muchos escritores han querido darle al Génesis un carácter de mito y un carácter de leyenda
a la etapa patriarcal (Mito: Fábula, ficción alegórica, especialmente en materia religiosa. Leyenda:
Relación de sucesos que tienen más de tradición o maravillosos que de históricos y verdaderos),
PARA EL PUEBLO DE DIOS HAY PRUEBAS que dicen lo contrario, pues el Génesis es el libro de los
principios de todo: Del cielo y la tierra (mar, estaciones, día, noche, etc.). En sus páginas se explica:

 El principio de toda vida animada e inanimada (animal y vegetal).


 El principio del hombre (la Creación del varón y la mujer).
 El matrimonio (que existe hasta hoy como la fórmula establecida por Dios para la familia).
 El principio de la familia.
 Las genealogías.
 El pecado del hombre (la caída).
 El principio de Redención y Salvación por el derramamiento de sangre y la promesa de un futuro
Redentor (Ge. 3:15).
 Los linajes del bien y del mal (Caín y Abel).
 El nuevo principio del hombre, después que la tierra pasara el juicio del diluvio.
 El principio de las razas, nacionalidades y lenguajes en Babel.

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 19 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

Ningún otro libro hace una exposición tan completa y global de todos estos temas. Con todas estas
pruebas, el Génesis es un libro que no se puede tomar como mito o leyenda; debemos tomarlo
como la Palabra de Dios y creerlo.

Ahora bien, ¿Cómo recibió y de dónde obtuvo el hagiógrafo (Moisés, el autor), el conocimiento de
lo que relata? Las que siguen, son algunas de estas fuentes:

a. Dada la naturaleza de las Escrituras de inspiración divina, el primer lugar lo ocupa la revelación.
En el caso de los primeros capítulos de Génesis, no había otra posibilidad de conocer los hechos.
Moisés recibió la luz de Dios para relatar la Creación, de la misma manera que los profetas la
recibieron para anunciar los acontecimientos sobre el futuro. Así, al historiador bíblico del
Génesis, le fue revelado el remoto pasado “pues no hay nada imposible para Dios”.
b. Las Escrituras constantemente dicen “habló Jehová a...”. A Samuel siendo niño, Dios le habló
(ver 1 S 3:4).
c. Dios habla, da visiones, escribe, da sueños: “Y dijo Jehová a Moisés: Escribe esto para memoria
en un libro….” (Ex. 17: 14).
d. La tradición antigua transmitida verbalmente (tradición oral) de generación en generación (ver
Dt. 6:1-9). Aquí es sorprendente notar que las genealogías tienen su origen desde Adán.

Los capítulos 10 y 11 del libro de Génesis nos dejan frente a las naciones dispersas, expandiéndose
por la tierra, pero también creciendo en iniquidad. ¿Hacia a dónde avanzan las naciones? La
respuesta como siempre la da la Escritura en el capítulo 12 de Génesis. El mundo y la historia siguen
bajo el control de Dios y en ellos se cumplirá de forma gradual la acción salvadora de Él.

b. Narraciones Históricas
Se inician con el llamado período Patriarcal comprendido entre los capítulos 12 y 50 de Génesis, y
se extiende hasta el libro de Nehemías. El vocablo patriarca se deriva del término hebreo “abot”
que significa antecesores (no simbólicos, sino reales).

Comentaristas como J. Wellhausen, dicen que no es posible obtener datos históricos de los relatos
bíblicos patriarcales, atribuyéndolos solo a una reflexión teológica. Sin embargo, tal opinión ha sido
desvirtuada como resultado de los descubrimientos arqueológicos llevados a cabo en el siglo XX;
por numerosos puntos de referencia establecidos entre los relatos bíblicos del Génesis y textos
extra-bíblicos encontrados en excavaciones sobre el estilo de vida tanto en Mesopotamia como en
Egipto y por las prácticas del pueblo amorreo que fue contemporáneo de los patriarcas (2,000 –
1,500 a.C.). Estos testimonios arqueológicos, han hecho que comentaristas modernos acreditados
admitan la historicidad sustancial de los acontecimientos de ese período.

Sin embargo desde el punto de vista hermenéutico lo fundamental es captar el significado del texto,
reconocer que no son simples biografías para satisfacer la curiosidad de los lectores, sino que su
propósito es referir hechos reveladores de los grandes propósitos de Dios que se van cumpliendo
en Su justicia, Su soberanía, Su amor y Su sabiduría en la vida de los patriarcas.

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 20 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

Al igual que en la sección anterior, podemos hacernos la siguiente pregunta: ¿Cómo recibieron y de
dónde obtuvieron los hagiógrafos (los autores originales que escribieron de su puño y letra los
textos) el conocimiento de lo que relatan?

a. Tuvieron acceso a material escrito existente en sus días. Tomemos un breve tiempo para leer
estas citas bíblicas, las cuales aportan la evidencia de lo afirmado: Ex. 17:14, Éx. 24:4 y 34:27;
Dt. 17:18-19; 1 R. 15:7, 16:20; Is. 8:1; Jer. 30:2, 36:2. Éx. 32:16: “Y las tablas eran obra
de Dios, y la escritura era escritura de Dios grabada sobre las tablas”. Ver también Ex.
34:1.
b. Tuvieron material antiguo complementado con documentos nuevos, en los cuales
constaban hechos recientes (ver Esd. 6:1-2; Est. 6:1).
c. La tradición antigua transmitida verbalmente (tradición oral) de generación en
generación (ver Dt. 6: 1-9).
d. Existieron también libros y otros materiales escritos cuyo paradero se desconoce, como
algunos que se citan en la Biblia:
 El libro de las Guerras de Yahvé (Nm. 21:14-15).
 El libro de Jaser o del Justo (Jos. 10:13), del cual tomó el autor de los libros de
Samuel la elegía de David (2 S.1:18).
 La Historia del profeta Natán.
 Profecía de Ajiyah – el siloneo-.
 Visiones de Yedo (o Iddo) el vidente (2 Cr. 9:29).
 Libro de la historia de Salomón (1 R. 11:41)
 Libro de las Crónicas de los Reyes de Judá (1 R. 15:7).
 Libro de las Crónicas de los Reyes de Israel (1 R. 15:31).

Estos dos últimos no son los libros que aparecen en la Biblia hispana como 1 y 2 de Crónicas.

Aclarado lo anterior, se puede entonces decir con toda propiedad, que PARA EL PUEBLO DE
DIOS EL VERDADERO ENFOQUE es:

 Todo cuanto existe tuvo su origen en Dios. El universo no es eterno, solo el Creador lo
es.
 Dios es Único y Soberano. No hay otras fuerzas o seres que puedan rivalizar con Él.
 La Creación de la tierra es el escenario donde Él colocó al hombre como corona de Su
Creación, y Su propósito fue que el hombre gobernara con un señorío de beneficio
sobre los demás seres de la Creación.

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 21 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

 El ser humano es un acto creador especial de Dios, y el hombre solo fue o existió cuando
recibió el “halito de vida” de Dios y esta vida quedó plasmada en él, cuando fue hecho
a la imagen y semejanza de su Creador.
 Existe una plena identidad física, psíquica y espiritual entre el hombre y la mujer, siendo
la monogamia la que distingue al matrimonio según el Plan divino.
 La raza humana constituye un todo, una unidad por su origen de un tronco común:
Adán (ver 1 Cr. 1:1, Job 15:7, Os. 6:7, Lc. 3:38, Hch. 17:26), lo cual desvirtúa teorías
erróneas (como la teoría de la evolución) del origen del hombre.
 El politeísmo concepto panteísta que cree que Dios forma parte de todo y el todo forma
parte de Dios, es erróneo, pues Dios es diferente a la Creación e infinitamente superior
a ella.
 La Astrología que pretende predecir el futuro en base a la observación de los astros,
también constituye un error, pues los astros son obra de Dios e instrumentos en Sus
manos para propósitos determinados como separar el día y la noche, marcar las
estaciones, regular las mareas etc., y no fueron creadas como objetos de adivinación.

c. Historia del pueblo de Israel


La historia de Israel empieza con el llamamiento de un personaje llamado Abraham, a través de
quién Dios en Su soberana voluntad, haría la promesa de que: “serían benditas todas las familias de
la tierra”. Con él y su descendencia se inicia el relato bíblico del pueblo de Dios, escogido para ser
depositario de la revelación divina y con la misión de llevar la luz de la salvación a todo el mundo.

Israel aparentemente alejado del resto de naciones, solo se entrelaza por períodos de tiempo que
Dios permite, con otros pueblos que tuvieron alguna relación con él, como: Egipto, Babilonia, Asiria,
entre otros.

Como ocurrió en la Creación, este pueblo surge del poder de la Palabra de Dios con la triple promesa
hecha a Abraham:
a. La posesión de una nueva tierra,
b. Una descendencia innumerable, y
c. Una relación con él (Abraham) y de su simiente con Dios, basada en el principio bíblico de
la elección y la promesa de llevarnos a Cristo, Gá. 3:14 y 16: “14para que en Cristo Jesús la
bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la
promesa del Espíritu. 16Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente.
No dice: a las simientes como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la
cual es Cristo”.

Como puede verse, Dios sólo demanda del hombre la fe para apoyarse totalmente en Él. A Abraham
le pide salir de Ur para ir a Canaán, marcando un estilo de vida para el creyente. La dinámica de la

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 22 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

fe cristiana siempre ha tenido esa doble vía de “salir de… para entrar en…”, cuya última y más
trascendente consecuencia es “salir del mundo para entrar a la patria celestial” (ver He. 11 8-12 y
14-16).

Vienen luego las historias de Isaac, Jacob y José, llegando el pueblo de Israel a Egipto, en donde los
hebreos se multiplicaron a tal punto que en el éxodo salieron más de medio millón de personas, sin
contar mujeres y niños. (Ex.12:37). Moisés es escogido como un instrumento para realizar los
designios de Dios, con sus virtudes y debilidades como todos los patriarcas, pero favorecido con
grandes revelaciones, ocupando un lugar único en la historia bíblica, al grado que su persona,
nombre y ministerio, es sinónimo del Pentateuco. En Lc. 16:29 dice: “A Moisés (Pentateuco) y los
profetas tienen…”

Resumiendo a grandes rasgos, esta etapa abarca:

 El período patriarcal.
 La liberación de la esclavitud de Egipto.
 El Pacto Sinaítico.
 La construcción del Tabernáculo.
 La conquista de Canaán.
 Los jueces.
 La monarquía.
 El Pacto Davídico.
 La división del reino.
 La caída de Jerusalén y Judá.
 Las narraciones de Crónicas, Esdras y Nehemías.

En los textos narrativos el intérprete debe prestar atención al mensaje que contienen:

 El pueblo escogido fue dispersado porque no aceptó la realeza, soberanía y gobierno de Jehová,
atrayendo sobre si la ley de la siembra y la cosecha.
 Obediencia versus desobediencia, bendición o juicio, lo cual es igual para nosotros hoy en día.
Sin embargo, se destaca desde el Antiguo Testamento, la gloriosa silueta del ungido de Dios, el
Hijo de David, el Mesías, cuya venida se perfila en el cumplimento del tiempo (Ga. 4:4), para
traer al hombre la esperanza de una vida mejor.

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 23 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

Tema 6
TEXTOS NARRATIVOS Y PROFÉTICOS (Parte II)
Textos Proféticos
Estos exigen un estudio especial para poder entenderlos. Su lenguaje suele ser figurado, poético y
simbólico, por lo que no se puede fijar un método de interpretación generalizado, mayormente
cuando son mensajes predictivos (profecía futura).

1. Naturaleza del Profetismo Israelita


La palabra hebrea para designar al profeta es nabi que significa “llamar o proclamar” o “quien
anuncia algo”. Esta definición coincide con la función del profeta, llamado por Dios para ser Su
portavoz, un mensajero que comunica la Palabra de Dios en su aspecto religioso y moral. Sin
embargo, a menudo el mensaje de Dios era dado a los profetas por medio de visiones, sueños o
éxtasis, por lo que los términos “vidente y profeta” llegaron a ser sinónimo de lo mismo, pero nunca
fue similar al de “adivino” al estilo de los pueblos paganos, que es la antítesis del profeta con
prácticas totalmente reprobadas por Dios.

Dt. 18:9-12: “Cuando entres a la tierra que Jehová tu Dios te da, no aprenderás a hacer según las
abominaciones de aquellas naciones. No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por
el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni
adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. Porque es abominación para con Jehová
cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de
delante de ti”.

El origen del mensaje del profeta era y sigue siendo la revelación dada por el Espíritu Santo. Un
ejemplo de esta afirmación lo constituye el profeta Samuel, que fue sacerdote, juez y profeta.

2. Formas de Profetismo

a. El Profetismo Estático:
Llamado así porque venía la unción sobre una persona o un grupo de personas y profetizaban por
un espacio de tiempo. Un ejemplo de este tipo de profetismo lo encontramos en Nm. 11:24-30,
cuando Jehová tomó del espíritu de Moisés y lo puso sobre los ancianos de Israel, aún sobre dos

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 24 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

que habían quedado en el campamento que también profetizaron. En el capítulo 10 del primer libro
de Samuel se ve también esta forma de profetismo, cuando el rey Saúl fue a buscar al profeta Samuel.
Aunque se manifestaba más en grupos que en individuos, en un ambiente de música y danza para
atraer la presencia de Dios, descendiendo la acción inspiradora del Espíritu Santo y la fuerza de Su
Palabra, no era algo ritual, sino un impulso sobrenatural divino (Os. 12:10).

b. Las Escuelas Proféticas:


Era una forma colectiva de profetismo que apareció durante el período de los reyes. Estas se
formaban en torno a figuras destacadas como Elías y Eliseo (2 R. 2:3). Vivían en comunidad y
estuvieron relacionados con lugares como Betel, Gilgal y Jericó. En estos grupos no se movía un
profetismo estático, sino más bien se movían en milagros, que confirmaban la autoridad moral del
profeta, su enseñanza y autoridad política, manteniendo vivo el testimonio de Jehová y el llamado
al pueblo para apartarse de la idolatría.

c. El Profetismo Clásico:
La acción profética en Israel aparece como un movimiento inspirado y bajo el control del Espíritu
Santo, en forma ascendente, llegando a su punto máximo en el llamado profetismo clásico. En esta
etapa, los profetas hicieron oír su voz en el período más oscuro de la historia de Israel, como fue el
exilio.

Surgieron como resultado de un poderoso llamamiento de Dios, cumpliendo una misión en total
sumisión, bajo un temor santo, prestos a hacer y decir lo que Él les ordenara. Ejemplos: Jeremías,
Ezequiel e Isaías, quienes una vez cumplida su misión desaparecían del escenario.
Fueron ministerios individuales y solitarios, siendo su principal manifestación la del poder de la
Palabra que actuaba en ellos como un fuego irresistible (Jer. 20:9), llevándolos a fuertes
confrontaciones con las autoridades y la sociedad de su tiempo (Jer. 20:7-9; Am. 3:8).

Las frases “Así dice Jehová” y “vino a mi palabra de Jehová”, indicaba que el mensaje no tenía origen
en la mente del profeta, sino en la revelación de Dios. Por ésta razón se les denominó “profetas de
la Palabra”, por denunciar el pecado, la rebelión del pueblo y el rompimiento del Pacto con su Dios.

Por todo esto su exégesis debe ser cuidadosa, acercándonos a los escritos de los profetas con un
profundo respeto, por la seriedad de su mensaje, con humildad debido a sus complejidades y con
sinceridad para comunicar lo que Dios quiere decir a Su pueblo.

A los profetas se les puede agrupar, según la época en la cual profetizaron, en:

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 25 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

TIEMPO PROFETAS
1. Pre – exilio Abdías, Joel, Jonás, Amós, Oseas, Isaías,
Jeremías, Miqueas, Nahúm, Sofonías y
Habacuc.
2. Exilio Jeremías, Ezequiel y Daniel.
3. Post - exilio Hageo, Zacarías y Malaquías.

También se hace distinción entre los profetas del norte (Israel) y los profetas del sur (Judá).

En cuanto a la naturaleza de su profecía, en la época del pre-exilio fue para salvar a Israel de la
destrucción por Asiria. Otros como Sofonías, Jeremías, Nahum y Habacuc para salvar a Judá de la
cautividad de Babilonia. Ya durante el exilio su propósito fue preservar y animar al remanente fiel
que debía ser el núcleo de un nuevo reino espiritual. Después del exilio animaron al pueblo a la
reconstrucción del Templo para restablecer el culto a Jehová y despertar la conciencia nacional.

Algunos profetizaron del juicio divino, por la provocación al Señor, al insistir en la desobediencia.
Otras profecías son de naturaleza espiritual como las del Nuevo Pacto anunciado por Jeremías (Jer.
31).

Otras son eminentemente mesiánicas: Is. 9:1-7, 11:1-10, 53:1-12, 61:1-2; Mi. 5:2, y finalmente hay
profecías que son predicciones para Israel como pueblo y otras para el Israel de Dios (la Iglesia).

Sin embargo, dentro de todas ellas Dios mantuvo Su fidelidad, confirmando que el juicio no
anula la compasión de Dios y que su ira es temporal, pero Su misericordia es eterna.

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 26 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

Tema 7
ANÁLISIS EXEGÉTICO DE
LOS EVANGELIOS (Parte I)
El Nuevo Testamento
Nuevo Testamento es un término cuyo origen se encuentra en la institución de la Cena del
Señor. En Lc. 22:20 se lee: “De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa,
diciendo: Esta copa es el Nuevo Pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama”.

La palabra “Pacto” también significa “alianza” y “testamento”.


Para comprender el Nuevo Testamento como conjunto, es necesario apreciar las partes que
lo componen desde dos perspectivas:

 Primero con una visión panorámica,


 Y luego con una visión minuciosa y detallada, es decir, pasando de un enfoque
general a uno particular.

Los 27 libros que componen el Nuevo Testamento, se pueden agrupar en 3 grandes


divisiones:

HISTORIA Los Evangelios y los Hechos Nos dicen cómo creer en Cristo.
ENSEÑANZA Las 14 Epístolas paulinas y las Nos muestran cómo vivir para
universales Cristo.
PROFECÍA El Apocalipsis Nos habla de la recompensa de
creer, vivir y esperar por Cristo.

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 27 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

El Antiguo Testamento se puede llamar “El Libro de Israel”, de la misma manera que el
Nuevo Testamento se puede llamar “El Libro de la Iglesia”. La doctrina de la Iglesia es la
verdad central que encontramos en los 27 libros que lo componen.

La primera vez que se menciona la palabra “Iglesia” en el Nuevo Testamento, fue cuando el
Señor lo dijo en Mateo 16:18: “Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca
edificaré mi Iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella”, respondiendo esto
a Pedro, quien guiado por el Espíritu Santo afirmó “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente”
(Mt. 16:16). CRISTO ES EL FUNDAMENTO DE LA IGLESIA.

Aspecto Histórico de los Evangelios


Así como el Antiguo Testamento comienza con la Creación del hombre “a la imagen de Dios”
(Gn. 1:26), el Nuevo Testamento inicia en los Evangelios con “Dios hecho en forma de
hombre” (Jn. 1:14). El hombre creado a la imagen de Dios sería derrotado en un bello jardín
(Gn. 2:8); pero Dios en la forma humana, derrotaría victoriosamente a Satanás en un
desierto estéril (Mt. 4:1).

Lo anterior nos lleva a prestar especial atención a la revelación que nos dan los Evangelios
sobre la Persona y Fundador de Iglesia: el Cristo Encarnado, Emmanuel, Dios con nosotros.
Cristo Jesús es la Divinidad que se manifestó en Su vida, en Su muerte redentora y expiatoria,
en Su resurrección y ascensión gloriosa. Su entrega voluntaria para terminar con el pecado
del mundo, nos permite ver que todo el relato de los Evangelios se refiere a la Persona y
vida de Cristo, Nuestro Señor, y a la revelación de Su Reino.

En los Evangelios se nos presenta una visión cuádruple de Cristo y su completa sujeción al
Padre. Aquí es preciso recordar que desde el punto de vista de la numerología bíblica,
cuatro es el número del mundo y aspectos que se relacionan con la tierra, (cuatro puntos
cardinales, cuatro estaciones, etc.) Cuatro enfoques inspirados por Dios el Espíritu Santo,
que hablan del Mismo y Único Redentor.

1. El Evangelio de Mateo
Mateo fue un cobrador de impuestos (publicano), judío al servicio de Roma. Aunque este
libro no identifica a su autor, la tradición de la Iglesia lo atribuye a Mateo, y cuenta que
predicó el evangelio en Palestina durante 15 años, después de la resurrección de Jesús, y
que dirigió campañas para llevar el mensaje de salvación a otras regiones.

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 28 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

El Evangelio de Mateo es el único que usa la palabra Iglesia, por lo que se le llama “evangelio
eclesiástico”.
Mateo presenta a Jesús desde el punto de vista judío: Ve a Jesús como el Mesías prometido
de la simiente de Abraham, padre de la raza hebrea, por la línea real de David. Por eso
presenta una genealogía que empieza diciendo: “Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo
de David, hijo de Abraham”, (Mt. 1:1). Esta es la razón por la cual Mateo ve a Jesucristo
como un REY, en la figura de un LEÓN, según la visión de Ezequiel (Ez.1:5), porque al león
se le reconoce como el rey del reino animal. En Apocalipsis se le da al Señor, el nombre de
“El león de la tribu de Judá” y también “la raíz de David” (Ap. 5:5). Un rey debe tener una
genealogía. Mateo cita mucha profecía. Solo Mateo utiliza la expresión “Reino de los cielos”
y la usa 33 veces. Mateo enfoca 3 puntos principales:

 El linaje de Jesús remontándose al rey David.


 Jesús apoyó y cumplió la Ley.
 Jesús vino a establecer su reino.

2. El Evangelio de Marcos
Marcos, discípulo e intérprete de Pedro, posiblemente recibió de él muchas experiencias y
revelaciones que plasmó en el relato de su Evangelio. Encontramos en este libro pasajes en
los cuales se evidencia la presencia de un testigo que contempló los hechos, como en el
versículo 1:40: “Vino a él un leproso, rogándole; e hincada la rodilla, le dijo: Si quieres,
puedes limpiarme.” Nótese que escribe: “hincada la rodilla”, lo cual solo lo puede decir
alguien que lo vio. Igual ocurre con los pasajes de los versículos 2:1-4, 3:5, 5:4-6, 6:39-40,
7:34 y 8:33. Asimismo, hay pasajes que hablan de la presencia de su tío Bernabé, de otros
miembros de la comunidad cristiana primitiva y de discípulos que frecuentaban el hogar de
su madre.
Este evangelio fue escrito para los romanos: Marcos adaptó su Evangelio al mundo romano,
éstos no eran religiosos, ni filósofos, como los griegos, les impresionaba la fuerza física y el
poder militar. Los romanos respetaban la autoridad, eran personas de acción; por esta razón
el Evangelio de Marcos es muy rápido y lleno de acción. Las expresiones como
“inmediatamente”, “en seguida”, “al instante”, “luego que”, y “al momento” se mencionan
44 veces en este evangelio.

Las características del Evangelio de Marcos son:

 Poca enseñanza.
 No aparece el Sermón del Monte.

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 29 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

 Pocas parábolas (4). Mateo tiene 18; Lucas 19.


 No hay registro del nacimiento o niñez de Jesús.
 No hay genealogía del Señor.
 Hay pocas citas del Antiguo Testamento, Mateo tiene 129.
 Contiene casi todos los milagros notables de Cristo.

Cristo no es presentado como el Maestro de Israel, sino como el Poderoso Hacedor de


Milagros, que podía controlar la naturaleza, los vientos y el mar le obedecían, el mundo
espiritual temblaba ante Su presencia y tenía dominio sobre toda enfermedad.

El escritor fue discípulo directo, intérprete y colaborador de Pedro, quien en su primera


carta lo menciona como “Marcos, mi hijo” (1a. P. 5:13).

Presenta a Jesús como SIERVO de Jehová, representado por la figura de BUEY en la visión
de Ezequiel. El buey es un animal que se identifica con el servicio, por halar junto a otro el
yugo para arar. El Señor fue el Fiel Siervo obediente del Padre: “No puede el Hijo hacer nada
por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo
hace el Hijo igualmente”, (Jn. 5:19).

En este libro no hay genealogía, porque un siervo no necesita una. Las referencias al Antiguo
Testamento son muy pocas, ya que los romanos no estaban familiarizados con las Escrituras
hebreas, ni con las profecías referentes a Cristo.

Por lo anterior, hace poca mención de la relación de Cristo con la Ley Mosaica, y se dice que
escribió a los romanos o gentiles porque su griego está salpicado de muchos términos en
latín (como legión) y da explicación de lugares y costumbres judías a los romanos.

Se dice que este Evangelio fue el primero en divulgarse entre las Iglesias cristianas. Le
siguieron luego los de Mateo y Lucas que incorporaron el bosquejo de Marcos, tomando
mucho material de el en sus respectivos escritos (sin embargo existen otras versiones sobre
esto).

3. El Evangelio de Lucas
Los estudiosos que consideran que Lucas utilizó el Evangelio de Marcos como fuente para
escribir el suyo, fechan el tercero de los Evangelios en los años 70 d. C. Otros sin embargo,
señalan que Lucas lo escribió antes que los Hechos y que lo elaboró durante la primera
prisión romana de Pablo, de quien fue su colaborador, alrededor del año 63 d.C. Al respecto,

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 30 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

hay que recordar que Lucas estuvo en Cesarea durante los dos años que Pablo permaneció
encarcelado (Hch. 28:30). Habría tenido durante ese tiempo amplias oportunidades de
llevar a cabo las investigaciones que menciona en el capítulo 1, versículos del 1 al 4.

Él fue enfático al declarar que su propósito al escribir este Evangelio es presentar “por orden
todas las cosas que Jesús comenzó a hacer y enseñar”. Esta mención hace suponer que los
otros evangelistas no siguieron precisamente un orden cronológico, de lo cual si se ocupó
Lucas.

El Evangelio de Lucas fue escrito para los griegos: Quienes idealizaban la figura humana.
Por esta razón, la humanidad de Cristo es presentada en este Evangelio en la figura de rostro
de HOMBRE vista por Ezequiel. Aquí, Jesús es el “Hijo del Hombre”. Su genealogía en Lucas
es de orden ascendente, desde José su padre legal hasta Adán, padre de la raza humana (Lc.
3:23-38). Las características y atributos humanos del Señor son notables, Él es el hombre
ideal.

4. El Evangelio de Juan
Este es el Evangelio de la deidad de Jesucristo. No hay genealogía, porque Dios no tiene
principio ni fin, Su origen se remonta a la preexistencia: “en el principio era el Verbo, y el
Verbo era con Dios y el Verbo era Dios”, (Jn. 1:1). Trata de la eternidad del Hijo y es el
Evangelio que más nos da a conocer y revela al Padre Celestial.

A Jesucristo, el Hijo Unigénito de Dios, lo identifica con la cara de ÁGUILA de la visión de


Ezequiel, como un ave que se remonta a las alturas. El Evangelio de Juan tiene un carácter
universal, porque no tiene un enfoque para algún sector en particular, sino para todos los
hombres.

A diferencia de los otros, el Evangelio de Juan, sin haberse valido de ninguno de ellos, fue
escrito bajo otro patrón de tradición y otro estilo, como sería el de un testigo ocular, que
después de 60 años de predicar estas verdades, las puso por escrito. Este es el Evangelio
del amor.

Los cuatro Evangelios presentan un cuadro diferente, pero relacionado, del Salvador. Sus
relatos no deben considerarse como resúmenes biográficos de la vida de Cristo, sino más
bien como resúmenes teológicos, en vista que de la vida del Señor, no se conoce mucho,
únicamente se relata Su nacimiento, una breve mención cuando tenía 12 años, y luego
vuelve a aparecer hasta los 30 años, cuando inicia Su ministerio, lo demás se deja fuera.

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 31 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

Fue el propósito de Dios sin duda que se manifestaran las enseñanzas del Padre a través de
nuestro Señor Jesucristo, antes que describir su biografía, al grado que ni siquiera
encontramos una mención a su apariencia personal, sino que fue necesario ser identificado
por Judas, con un beso, porque su aspecto humano era semejante al de los demás.
En resumen:

Evangelio Descripción
MATEO Nos presenta los discursos y enseñanzas de Jesucristo.
MARCOS Nos da un bosquejo, enfocado a los milagros del Señor.

LUCAS Complementa a Mateo y a Marcos, supliendo lo que no se ve en


ellos y sirviendo de enlace con Juan; sus relatos están escritos en
orden cronológico.

JUAN Presenta una visión del Hijo como el Verbo eterno, El Hijo de Dios
en su divinidad.

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 32 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

Tema 8

ANÁLISIS EXEGÉTICO DE
LOS EVANGELIOS (Parte II)
Los Evangelios Sinópticos
Los primeros tres Evangelios pronto recibieron el nombre de SINÓPTICOS, porque
contienen cosas relacionadas entre sí y su semejanza facilita colocarlos en tres columnas
paralelas para estudiarlos comparativamente. Se atribuye a Marcos la elaboración del
primer Evangelio. Marcos es un sobrenombre que significa “martillo”; su nombre era Juan
y se le llamó Juan Marcos, sobrino de Bernabé, e hijo de una de las Marías mencionadas en
las Escrituras. Posiblemente su familia era de buena posición económica, porque tenía una
casa en Jerusalén, donde se reunían los cristianos (Hch. 12:12).

Evidentemente, con la autorización de la Iglesia de Jerusalén y según la tradición, Juan


Marcos escribió en Roma el primer Evangelio, poco antes o después de la muerte de Pedro,
entre los años 65 y 68 d.C.

La serie de crisis que se produjeron durante los años 60 a 70 d.C., especialmente el martirio
de varios apóstoles y de los llamados “los del camino”, produjo carencia de discípulos que
habían vivido con el Señor lo cual alertó a la Iglesia. Empezaron a morir muchos testigos y
la necesidad de escribir las tradiciones se hizo latente, a pesar de que los judíos preferían la
comunicación oral.

¿Por qué razón Mateo, Marcos y Lucas son parecidos y sin embargo, tan diferentes? Todos
presentan el mismo Evangelio, todos fueron inspirados por el mismo Espíritu Santo; pero
los 3 escritores tenían personalidades diferentes y escribieron a personas que tenían

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 33 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

contextos y necesidades diferentes. Cada escritor bajo la dirección del Espíritu Santo
seleccionó de las enseñanzas de Jesús lo que se adaptaba a las necesidades de sus
respectivos lectores, dígase: Judíos, romanos o griegos.

Dios usa sus vasos con sus diferentes personalidades y dones para alcanzar a cierto tipo de
personas. Lucas elocuente escribió a los filósofos griegos; Mateo (Leví) conocedor del
mundo judío, les escribió a los judíos; y el explosivo Pedro a través de Marcos, ministró a
los romanos.

Los autores describen la vida de Jesús, desde el anuncio de Su nacimiento hasta Su


ascensión, antes de la cual dio instrucciones a Sus discípulos sobre las cosas que debían
hacer hasta Su regreso. La etapa de los Evangelios abarca un período de 35 años
aproximadamente. Cada uno de ellos se inicia en el tiempo de Dios.

La Proclamación del Evangelio Oral


En el párrafo anterior, mencionamos que los discípulos del Señor recibieron instrucciones
sobre las cosas que debían hacer luego que Él partiera. La más importante de éstas
instrucciones fue “la Gran Comisión”.

A raíz de esto, los testigos de lo que Dios había hecho por medio de Jesucristo, se impusieron
la tarea de proclamar la “Buena Nueva” de esta grande reconciliación entre Dios y los
hombres de manera oral: “testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y
diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad”, (He. 2:4).

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 34 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

CUADRO COMPARATIVO DE LOS CUATRO EVANGELIOS


Aspectos a comparar Evangelios Sinópticos Juan
Mateo Marcos Lucas
Figura de Cristo Rey semejante a Siervo Hombre perfecto Dios Poderoso semejante a
un LEÓN semejante semejante a un un ÁGUILA.
a un BUEY HOMBRE
Textos bíblicos Primera Segunda Tercera criatura: Cuarta criatura: Semejante
criatura: criatura: Semejante a un a un águila.
relacionados Ez. 1:10 y Semejante a un Semejante hombre.
Ap. 4:7 león. a un buey.
Estilo del escritor Maestro Predicador Historiador Teólogo
Énfasis del escritor Sus sermones Sus Sus parábolas Sus doctrinas
milagros
Grupo cultural por el judíos Romanos Griegos Todo el mundo
cual fue leído
inicialmente
Genealogía Sí, se describe No aparece Sí, se describe en No aparece
en Mt. 1:1-17 Lc. 3:23-38
Razón Un rey debe Un siervo Un hombre Dios no tiene
tener una no la perfecto debe
necesita tener una
Ascendencia Traza una línea Traza una línea
real de David física de David
por medio de su por medio de
hijo Salomón otro hijo: Natán
Descendencia Nos lleva a José, Nos lleva a María
el tutor legal de la madre física de
Jesús Jesús.
Lugares de los sucesos Capernaum: Ciudad en la ribera del Mar de Jerusalén: Ciudad de la
más importantes Galilea. provincia de Judea.
Temática Enfatiza la humanidad de Cristo. Enfatiza la divinidad de
Cristo.

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 35 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

CLAVE DEL CUÁDRUPLE EVANGELIO


Evangelio Escrito a Prueba Registra Pensamiento Palabra
especialmente central prominente
MATEO Judíos JESÚS el Discursos Realeza Cumplido
León – Rey Mesías REY
MARCOS Romanos JESÚS siervo Milagros Servicio Inmediatamente
Buey – Siervo de Dios
LUCAS Griegos JESÚS el Hijo Humanidad Parábolas Compasión
Hombre – del Hombre
Humano Perfecto
JUAN Cristianos JESÚS Divino Discursos Divinidad Creer
Águila – Hijo de Dios
Deidad

Los Milagros de Jesús


Son la acción de un Dios cuyo poder no tiene límites y cuya soberanía es absoluta. Tienen
por finalidad mostrar Su grandeza y acreditar la veracidad de Su Palabra, aunque los
milagros por sí mismos no son credencial suficiente para acreditar que son de origen divino,
si no están confirmados con la revelación de Dios (los milagros deben seguir a la Palabra) se
dan para confirmar la acción del Dios de las Escrituras.

Las obras milagrosas de Jesucristo son inseparables de Su Persona y Sus enseñanzas, ponen
de manifiesto los títulos con que aparece en los Evangelios: “Emmanuel” = Dios con
nosotros, Hijo de Dios”. Querer separar las obras y la doctrina, es ir contra el fundamento
apostólico, pues ambas constituyen un todo en la Persona de Jesús.

Esto ha originado dificultades de interpretación, aunque al principio, en los Evangelios los


milagros no tuvieron dificultad en ser aceptados por judíos y greco-romanos. Más bien fue
el desarrollo de la ciencia y el racionalismo los que condujeron a la negación del milagro. El
impacto de las nuevas ideas planteó a la teología un problema hermenéutico: Mientras
algunos rechazaban toda posibilidad de lo milagroso, otros si creían y no faltaron quienes
buscaron vías intermedias de interpretación.

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 36 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

1. Sentido Bíblico del Milagro en el Antiguo Testamento


En el Antiguo Testamento, encontramos un concepto de lo milagroso más amplio que el
actual. En él se incluía no solo lo que acontecía fuera del orden natural, sino todo lo que de
un modo extraordinario, mostraba la intervención de Dios, fuese en la esfera de la Creación
o en la de los elementos: “Al único que hace grandes maravillas…” (Sal. 136:4)

Hebreo Griego Concepto Cita bíblico


Geburah Dynamis Manifestación de poder Dt. 2:24; Sal. 20:7
Guedola Hecho grande y maravilloso 2 R. 8:4; Job 5:9; Sal.
71:19
Nora Suceso tremendo Éx. 34:10; 2 S. 7:23
Mofeth Prodigio Éx. 7:9; Dt. 4:34
Oth Señal Éx. 7:3; Dt, 4:34

Aún fenómenos tan naturales como la lluvia y el trueno en determinadas circunstancias


podían incluirse entre los milagros: “El cual hace cosas grandes e inescrutables, y maravillas
sin número, que da lluvia sobre la faz de la tierra, y envía las aguas sobre los campos” (Job
5:9); “Truena Dios maravillosamente con su voz; Él hace grandes cosas, que nosotros no
entendemos” (Job 37:5).

El caso del profeta Elías quien detuvo la lluvia por 3 años es un ejemplo muy ilustrativo de
los milagros en el Antiguo Testamento. Para el israelita no había diferencia entre lo natural
y sobrenatural, la acción de Yahvé era y es la de un Dios que no conoce límites.

En el Nuevo Testamento se mantiene el mismo concepto de milagro.

Vocablos hebreos y griegos usados en el


Nuevo Testamento como sinónimos de Milagro

Hebreo Griego Concepto Cita Bíblica


Teras Prodigio o portento Mt. 24:24; Jn. 4:48
Dynamis Obra reveladora de gran Mt. 7:22; 11:20-21-23; 13:54
poder Mr. 6:2; Lc. 10:12; 19:37
Semeion Señal Mt. 12:38-39; 16:1

Cada una de estas palabras tiene un significado especial, tal como veremos a continuación:

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 37 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

 Teras: Indica la finalidad del milagro: llamar la atención, producir una reacción de asombro
y temor reverente. Ejemplos: El paralítico y la tormenta (Mr. 2:12, 4:41)
 Dynamis: Destaca la potencia mediante la cual se realiza el acto milagroso: “¿De dónde tiene
éste está sabiduría y estos milagros?”, (Mt. 13:54)
 Semeion: Muestra el carácter acreditativo del prodigio, así como su naturaleza ilustrativa:
“Vinieron los fariseos y los saduceos para tentarle, y le pidieron que les mostrase señal del
cielo”, (Mt. 16:1).

Los milagros de Jesús eran y son demostración de que el Reino de Dios estaba y sigue estando en
acción.

2. Peculiaridades de los Milagros de Jesús


Son importantes porque muestran el verdadero carácter de los prodigios obrados por el Señor y nos
demuestran:

a. Ausencia de artes mágicas: Jesús realiza Sus obras maravillosas por Su poder divino.
Generalmente basta Su Palabra para que ocurra el milagro.
b. Ausencia de acciones punitivas o de castigo: Las palabras de Jesús al responder a Sus
discípulos fueron: “no he venido para perder las almas de los hombres, sino para salvarlas”
(Lc. 9:56).
c. Ausencia de intervenciones en beneficio propio: Siempre rehusó la utilización de Su poder
para librarse del sufrimiento, ejemplo: Su captura en el Getsemaní.
d. Dignidad y en concordancia con el carácter de Jesús: No se encuentran relatos de milagros
sin propósito. Las narraciones de los Evangelios se distinguen por Su sobriedad.
e. Manifestación de la compasión divina: Fluyen de Su corazón misericordioso y lleno de gracia
que se conmueve ante el sufrimiento, la miseria moral y la muerte de los seres humanos.
f. Carácter significativo: Los milagros de Cristo son una señal con valor ilustrativo, para mostrar
las realidades espirituales que corresponden a un plano más elevado de la salvación. Las
sanidades mostraban que solo eran una parte del Evangelio y que Su restauración abarca
nuestro espíritu, alma y cuerpo, lo cual es más grande.

3. Credibilidad del Milagro


Si el intérprete de las Escrituras se mantiene en el plano del propio testimonio de las Escrituras,
desaparece el problema de la posibilidad o imposibilidad del milagro. Cuando admitimos la
existencia de un Dios que crea, sostiene y rige el Universo con poder sin límites, no puede rehusarse
la consecuencia lógica de que “para Dios todo es posible”, (Mt. 19:26).

a. La expulsión de demonios y espíritus inmundos: En los Evangelios la expulsión de


espíritus inmundos y demonios no es algo accidental, ni de segundo plano. La liberación de
demonios y de espíritus inmundos, ocupa en el ministerio de Jesús un lugar importante y

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 38 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

significativo al desear que el ser humano sea libre de todo tormento. Jesús practicó la
liberación de demonios y espíritus inmundos, con la autoridad de Su Palabra, sin relación
con los conjuros, encantamientos o artes mágicas que utilizaban los paganos.

Las Enseñanzas De Jesús


Gran parte de los Evangelios está destinada a recoger y exponer las enseñanzas de Jesús, dado que
el magisterio fue una de las principales actividades del ministerio del Señor.

En algunos aspectos la enseñanza de Jesús tenía en común la enseñanza de los rabinos, porque
ambos estaban basados en las Sagradas Escrituras. Sin embargo Su contenido básico se distingue
por su originalidad y frescura, sin repudiar la Ley ni ninguno de los escritos del Antiguo Testamento,
sino partiendo de ellos, ahondó y completó Su contenido de forma tan singular que los líderes
religiosos de su tiempo llegaron a escandalizarse, “porque hablaba como nunca antes había hablado
otro hombre”.
Haciendo uso de diversos métodos impartió Su enseñanza de forma tan atractiva, que la gente aún
se olvidaba de comer. Instruía a los oyentes sobre las cuestiones más trascendentes.

Características Del Reino


El concepto del Reino de Dios en los Evangelios es totalmente nuevo. Tiene sus raíces en el Antiguo
Testamento, donde Yahvé es presentado como Rey:

 Es el Rey de la Creación (Sal. 24:1, 93:1, 95:3).


 Su dominio se extiende a toda la tierra (Sal. 47:2; 97:1-5).
 Reina sobre todas las naciones (2R 19:15; Sal. 47:3, 99:2, 103:19).

La idea que predomina no es la de un Reino geográficamente localizado, sino la de autoridad de la


soberanía universal, pero Él no ignora el problema de la rebeldía humana frente a la soberanía divina.

Las ideas que encontramos en las enseñanzas de Jesús dan al tema una gran amplitud, no libre de
dificultades exegéticas. Es decir, algunas son difíciles de entender, algunos aspectos son claros y
otros lo son menos. Los aspectos más importantes de analizar son los siguientes:

a. El Reino
Un reino es el lugar donde gobierna un monarca. El Reino de Dios está allí donde el Señor reina
sobre la vida de las personas que le han dado su corazón. El Reino de Dios no es visible, porque Él
no lo es. Se trata de un Reino espiritual no de uno visible. Jesucristo dijo: “el reino de Dios está entre
vosotros”, (Lc. 17: 21). Aún en el Padre Nuestro Jesús nos enseñó a pedir que “…venga tu reino,
hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra”. En el Reino de Dios todas las cosas
están sujetas al poder divino, sin dilación; es en el mundo visible donde se resiste a la voluntad de

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 39 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

Dios. El Reino viene de arriba, es trascendente y sobrenatural; tanto Su poder como Su autoridad
no dependen de las actitudes humanas. No surge de los hombres, sino que viene a los hombres.

b. El Reino de Cristo
El Reino no solo fue proclamado por Jesús, sino que vino con Él; es inseparable, se manifiesta con
Sus obras prodigiosas. Donde quiera que se reúnan dos que honran a Jesucristo, el Rey, y donde se
halle Su Espíritu, allí está el Reino. En la persona de Jesús, el reinado de Dios se manifiesta.

c. El Reino como una realidad presente y futura


Debe existir un deseo permanente y apasionado por conocer las funciones del Reino para nosotros
hoy, porque ese Reino es eterno, perdurable y allí vamos a vivir. ¿Qué quiere Dios que hagamos en
ese Reino ahora en la tierra?

d. Las Bendiciones del Reino


El Reino llega a nosotros y conlleva las mayores bendiciones que el hombre puede llegar a obtener,
como lo indican las parábolas del Tesoro Escondido y la Perla de Gran Precio en Mt. 13:44-46: Vida
eterna allá y vida abundante aquí, libertad, gozo, salud, bendición espiritual y material. Algunas
características de ese Reino son:

 El perdón de pecados.
 La dependencia divina.

e. La entrada al Reino
Solo es posible por medio de nuestro Señor Jesucristo y establece que “en ningún otro hay salvación;
porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en quien podamos ser salvos”, (Hch.
4:12).
Consecuentemente:
 Requiere un cambio radical.
 Una metanoia (arrepentimiento), un cambio en el modo de pensar, de entender y ver las cosas.
 Implica un cambio de los conceptos acerca de Dios, del hombre, del pecado, de la rectitud moral,
del sentido de la vida y del orden de los valores.
 Restauración en nuestro espíritu, alma y cuerpo (1 Tes. 5:23).

f. El Sermón del Monte


Es una de las enseñanzas de Jesús para los redimidos que incluye normas para vivir en el Reino:

 Regla sobre el dinero: “No os hagáis tesoros en la tierra…” (Mt 6:19-20).


 La regla de oro: relación entre los hombres: “Así que todas las cosas que queráis que los hombres
hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos…” (Mt 7:12).
 Regla sobre el juicio: “No juzguéis para que no seáis juzgados” (Mt. 7:1).

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 40 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

 Reglas sobre la preocupación: “No os afanéis… que comeremos, o que beberemos, o que
vestiremos,… 32 los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre sabe…33… buscad…”
(Mt. 6:31-33).
 Regla sobre la oración: “Pedid y se os dará; buscad y hallareis…” (Mt. 7:7-8).

Sobre el Sermón del Monte se han hecho apasionados estudios y algunos de ellos dicen que no es
posible vivir en esas normas; pero el cristiano si puede, porque tiene el auxilio del Espíritu Santo.

Jesús vino a decirnos que por medio de Él, el Reino está disponible para nosotros, con todos sus
beneficios. Nos enseñó que fue próspero, porque nada le hizo falta: Comida, impuestos, lugar para
la Santa Cena, un burrito, ángeles….todo porque Él dependía del Padre… así nosotros debemos
DEPENDER DE ÉL.

Algunas de esos estudios del Sermón del Monte, destacan interpretaciones con diversos enfoques:

a. Ético-social: Este punto de vista es en su esencia, un programa destinado a la


transformación de la sociedad humana, cuya normativa es universal, no solo para el
creyente en Cristo Jesús. Este concepto ha sido base para movimientos de amplias reformas
sociales, con la esperanza de llegar a un socialismo religioso.

b. Legalista: Interpreta el Sermón del Monte como algo que en nada difiere de la ética del
Antiguo Testamento. Propugna por la obediencia a normas legales y sostiene que Jesús solo
introdujo elementos más exigentes, que corrigió solo algunos puntos del legalismo rabínico,
pero que el Sermón del Monte es ley perfeccionista, no Evangelio. Según Wellhausen, el
Talmud trae todo lo que dice el Sermón de la montaña.

c. Ética de crisis: Según este criterio se ven las enseñanzas del Sermón del Monte como un
llamado a la renuncia y entrega total a una vida heroica, de acuerdo a la época que vivían,
cuando el adversario del pueblo de Dios era inminente. No era para un tiempo normal, sino
que eran normas de un estado de excepción que no volvería a repetirse, por lo cual su
obligatoriedad se ha perdido el día de hoy.

d. Neo-humanista o de la interioridad: No es de influencia político social, sino de una


disposición interna del individuo, siendo las enseñanzas de Jesús una norma para una vida
religiosa-moral y perfeccionista.

e. Interpretación de la impracticabilidad: Los defensores de esta posición decían que era


imposible para un ser humano cumplirla. Todas las anteriores son interpretaciones
humanas; pero el Sermón del Monte, son instrucciones para aquellos que vamos a vivir en
el Reino.

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 41 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

f. Ética expresiva de la voluntad de Dios (la correcta): Interpreta el Sermón del Monte como
la expresión de la voluntad de Dios respecto a la conducta humana, Sus principios y normas
no están condicionados a circunstancias de ningún tipo, sino que corresponden al carácter
de Dios y tienen vigencia para los hombres de todos los tiempos. El hecho de que se cumplan
de modo perfecto, no anula su validez.

Lo especial es que ya en el Nuevo Testamento tenemos al Espíritu Santo dentro de nosotros que nos
ayuda a vivir en santidad y a vivir agradando a Dios.

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 42 | P a g e


EXÉGESIS BÍBLICA

1. LA SANTA BIBLIA
Bibliografía
Antigua Versión de Casiodoro de Reina (1569),
Revisada por Cipriano de Valera (1602).
Revisión de 1960.
Sociedades Bíblicas Unidas.
Impresa en Corea 1,995.

2. BIBLIA DEL DIARIO VIVIR


Sociedades Bíblicas Unidas.
Editorial Caribe.
Nashville, TN. 1996.

3. MI EXPERIENCIA CON DIOS


Blackaby, Henry T. y King, Claude V.
Casa Bautista de Publicaciones.
Año 1996.

4. AUXILIAR BÍBLICO PORTAVOZ


Willmington, Harold L. CEBE-Editorial Portavoz. Kregel Publicaciones.
Michigan, 1996.

5. EVIDENCIA QUE EXIGE UN VEREDICTO


McDowell, Josh.
Editorial Vida.
Miami, Florida, 1982.

6. NORMAS DE INTERPRETACIÓN BÍBLICA


Trenchard, Ernesto.
Editorial Portavoz. Kregel Publicaciones.
Michigan, 1958.

7. CLAVES DE INTERPRETACIÓN BÍBLICA


De la Fuente, Tomás.
Casa Bautista de Publicaciones.
Vigésimo tercera edición. Año 2006.

8. ¡AHORA ENTIENDO! HERMENÉUTICA BÍBLICA


Jaramillo Cárdenas, Luciano.
Editorial Vida.
Miami, Florida, 2005.

9. Biblioteca de Consulta Microsoft® Encarta® 2003. © 1993-2002


Microsoft Corporation.

Centro de Estudios Bíblicos Elim CEBE 43 | P a g e