Está en la página 1de 3

La resolución de Problemas

Luego de realizarse diversas investigaciones, se ha tratado


de demostrar que los no escolarizados prefieren llegar a
conclusiones más sobre la base de experiencias que
apoyándose en l información que les provee el problema, y
que la escolarización puede ser necesaria para la resolución
de problemas que requieren operaciones formales.
En base a estos resultados Segall. Distingue cuatro
alternativas:
a) la lecto-escritura produce nuevos procesos cognitivos.
Promueve asimismo la abstracción y el pensamiento crítico,
prerrequicitos del razonamiento científico.
b) la escolarización facilita la aplicación de procesos
existentes a una gama de contextos, incluyendo algunos
nuevos y no familiares; enfatiza la búsqueda de reglas
generales y se caracteriza por el uso de instrucciones
verbales fuera de contexto, libre de las contingencias
sociales inmediatas.
c) las habilidades aprendidas en la escuela son especificas
del ámbito escolar, pero probablemente tienen escasa
relevancia para la vida diaria.

II. Algunos Enfoques Teóricos de la Inteligencia

1.- El paradigma de la inteligencia general. ¿Qué es la


inteligencia? ¿Qué es la inteligencia que miden los test?

Binet (1905) y Terman(1916) son dos hitos en los llamados


test mentales y son los antecedentes directos sobre los que
Wechsler (1939) elaboró sus conceptos
Los test construidos por Binet han tenido gran influencia
tanto en las pruebas que se diseñaron posteriormente como
en la concepción de que es la inteligencia. Esto tuvo un
aspecto positivo, que fue su gran utilidad práctica, pero
desde un punto de vista conceptual y teórico no se presto
atención al problema de la naturaleza y de la estructura de
aquella.
Al mismo tiempo fueron apareciendo teorías sobre la
naturaleza y estructura de la inteligencia, identificando sus
componentes principales a partir del método de análisis
factorial, que consiste en analizar las correlaciones
existentes entre distintos test. Spearman (1927) es quien
hace estos desarrollos:
a) la inteligencia no es algo unitario: se han identificado
ciertas habilidades primarias o factores, entre los que se
encuentran los factores verbal, numérico, de organización
perceptiva, de memoria, de razonamiento y espacial, entre
otros.
b) la inteligencia no es un conjunto de rasgos inconexos.
Las correlaciones existentes entre los distintos test que
definen las habilidades primarias han puesto de manifiesto
la existencia de un factor “g”, factor general de la
inteligencia.
El proceso psicológico que subyace a dicho factor es
noegenético y de abstracción. Entiende por noegénesis a la
capacidad de introspección por el cual el sujeto puede
observar lo que ocurre en su proceso de pensamiento; es la
capacidad de educir relaciones esenciales entre dos hechos
o ideas y la capacidad de educir correlatos.
En base a estos hallazgos Spearman propone sustituir las
pruebas heterogéneas (tipo binet) por otras más
homogéneas y saturadas en “g”, tales como los test de
matrices progresivas y el test de domino.
Con relación a estas pruebas es importante destacar que
son buenos instrumentos cuando se necesita realizar una
estimación del nivel de funcionamiento intelectual, pero
que su utilidad en el contexto clínico es muy limitada

2.-Las escalas de Wechsler


Su escala nace en un contexto clínico, Wechsler adhiere a la
idea de Binet de que existe una habilidad mental general.
Define a la inteligencia como “la capacidad agregada o
global del individuo para actuar con propósito, para pensar
racionalmente y para habérselas de manera efectiva con su
medio ambiente”. Según este autor, es global, porque
caracteriza al comportamiento del sujeto como un todo y es
agregada en cuanto se encuentra compuesta de
habilidades, que no son completamente independientes y
se consideran cualitativamente diferenciables. Señala que
la inteligencia no es igual a la suma de las habilidades, sino
que depende de cómo las mismas se combinen.
Plantea asimismo que la única forma de evaluar la
inteligencia cuantitativamente seria a través de la medición
de tales habilidades; puede considerarse a la inteligencia
como una clase de energía que conoceríamos por las cosas
que nos permite hacer; las habilidades serían esos
productos mentales (el aprendizaje, el razonamiento, la
memoria, etc)
Wechsler retoma a Spearman quien hablaba del factor “g” y
factores “s”, específicos, estos son propios de una actividad
en particular pero al mismo tiempo son interdependientes;
el factor común a dichas actividades es el factor g. Agrega
que si medimos solo este factor se dejaria de lado
habilidades fundamentales para el comportamiento
inteligente.
De este modo plantea que la inteligencia constituye un
aspecto de la personalidad, por li que np puede medirse en
abstracto. Propone que se han de tener en cuenta factores
que no son puramente cognitivos, entre los más imporantes
citamos: los impulsos, incentivos, el deseo de tener éxito en
lo que se emprende, el placer de realizar una tarea, el
interés definido por lo que se está haciendo.

2.1.-El Subtest de las Analogías de la escala de la


inteligencia de Wechsler para niños. WISC-III
El subtest de analogías forma parte de la escala verbal del
WISC-III la que está compuesta, en su totalidad por 10
subtest de administración obligatoria, y tres
suplementarios.
2.2.- Las analogías. Fundamentos teóricos de su inclusión
en la escala de inteligencia de Wechsler