Está en la página 1de 4

1. ANTECEDENTES.

La poligonal, hoy en día, es el principal elemento utilizado en los trabajos topográficos


y trabajos catastrales; ya que este, es el procedimiento geométrico que nos permite
realizar un levantamiento topográfico, mediante el uso de figuras llamadas polígono o
poligonal. Siendo poligonal una sucesión de trozos de línea rectas unidas entre sí bajo
ángulos horizontales cualquiera. Estos trozos de líneas son los lados de la poligonal;
los puntos extremos de los mismos son los puntos poligonales o vértices y los ángulos
poligonales son los que se miden en esos puntos poligonales.

2. OBJETIVOS.-

2.1. OBJETIVO GENERAL

Realizar el levantamiento topográfico de la zona a la cual nos fue asignada, de acuerdo


con la precisión y exactitud con la que se debe trabajar. Mediante los requerimientos,
medidas mínimas e instrumentos para poder lograr el trabajo de campo para
posteriormente hacer la representación en una escala adecuada para el manejo.

2.2. OBJETIVOS ESPECIFICOS

 Poner en práctica los conocimientos adquiridos en la materia para poder lograr


el trabajo de campo (levantamiento topográfico)
 Manejar adecuadamente los instrumentos con los cuales se realizará la práctica
como el jalón, el nivel y la huincha.

3. MARCO TEORICO

Los levantamientos topográficos se clasifican en dos categorías generales: geodésicos


y planimétricos. La distinción principal reside en las hipótesis en las que se basan los
cálculos, aunque las mediciones de campo para los levantamientos geodésicos se
efectúan normalmente con mayor precisión que para el caso de los levantamientos
planimétricos.
En la topografía plana, excepto en nivelaciones, se supone que la base de referencia
para los trabajos de campo y los cálculos es una superficie plana. La dirección de una
plomada (y en consecuencia la gravedad) se considera paralela en toda la región del
levantamiento, y se supone que todos los ángulos que se miden son planos. Para
áreas de tamaño limitado, la superficie de nuestro enorme elipsoide es en realidad
prácticamente plana.

Para los cálculos de topografía plana se usa el álgebra, la geometría plana y la


analítica, así como la trigonometría plana.

El levantamiento topográfico, se realiza con el fin de determinar la real configuración


del terreno, y su posición geográfica sobre la superficie de la tierra
(Georeferenciación), con el objeto de determinar información tal como: su extensión
superficiaria, linderos, información complementaria (áreas, cultivos, elementos físicos
y naturales presentes en el mismo).

REDES DE APOYO Entre los tipos de redes de apoyo plan métrico se tiene:

LA POLIGONAL. Es la red de apoyo, que como su nombre lo indica tiene la forma de


polígono, es utilizada en terrenos de mediana extensión, aunque si se conforma una
red de varias poligonales, se puede utilizar en levantamiento de extensiones
considerables, por la forma de cálculo se hace necesario contar con las longitudes de
los lados y la amplitud de sus ángulos, motivo por el cual no es recomendable cuando
el terreno es accidentado.

LA TRIANGULACIÓN Es la red de apoyo, que la base de sus formas es el triángulo,


de allí su nombre, en esta red es necesario medir con precisión todos sus ángulos y
respecto a sus medidas longitudinales, se mide únicamente la base (un lado), o en
algunos casos también la base de comprobación, lógicamente que dicha longitud debe
medirse lo más preciso y exacto posible. Es muy utilizada en levantamientos de
grandes extensiones y su precisión es mayor que la de una poligonal. Levantamiento
Topográfico. Es el conjunto de operaciones que tiene por objeto la determinación de
la posición relativa de puntos en la superficie de la tierra o a poca altura sobre la misma.
El proceso de levantamiento puede dividirse en dos partes: Trabajo de campo. Toma
directa de datos.

4. LA PRÁCTICA DE LA POLIGONAL TOPOGRÁFICA.-

El primer paso para hacer correctamente una poligonal, consistió en una inspección
del terreno, para ver la necesidad de bases que tenemos y resolver la cuestión con el
mínimo número de bases que sea posible, ya que esto redundará en una mayor
facilidad de observación y cálculo, así como en una disminución de los errores.

Una vez definida nuestra poligonal y materializados los puntos en el terreno se empezó
a hacer un estudio de previsión de errores para poder elegir el instrumental que
deberemos utilizar, de acuerdo con las exigencias del trabajo.

Ya elegido el equipo, se pasó a abordar el trabajo de campo, que consistirá en


estacionar en cada uno de los vértices de la red y visar el punto anterior y siguiente,
anotando los datos o bien grabándolos en el instrumental.

Con estos datos se hizo un análisis y se resolvió la poligonal, comprobando que los
errores cometidos están dentro de la tolerancia y en caso afirmativo se procedió a su
compensación rigurosa.