Está en la página 1de 19

Tema 1: Introducción a Derecho

Concepto

En el complejo de las disciplinas científicas que integran la Ciencia del


Derecho, la que se ocupa de las referencias y relaciones orgánicas de toda
su unidad sistemática es la 'Introducción al Estudio del Derecho "
al señalar los fundamentos sociológicos que se refieren a la realidad social
en su ser y en su afirmación como Derecho, las principales instituciones,
y el concepto esencial del fenómeno jurídico. Puede definirse como la
disciplina que tiene por objeto reproducir el organismo viviente del Derecho
en su unidad orgánica y sistemática; o mejor, como aquella que tiene por
objeto la investigación de la totalidad de la experiencia Jurídica en su
esencialidad sociológica, dogmática y filosófica.

Elementos

Comprende:

1. Un elemento sociológico

El hombre es un ser social, que requiere de la sociedad a cause de las


limitaciones que le son inherentes y en virtud de las cuales no puede
desarrollar íntegramente su personalidad sino conviviendo en
comunidad. La sociedad, a su vez, implica el Derecho; de donde la
experiencia jurídica constituye una experiencia universalmente humana e
íntimamente ligada a la esencia misma del hombre, y por ende, un
fenómeno común a todos los pueblos en todos los tiempos.

Luego, una investigación sobre el fenómeno jurídico integral que debe


comenzar por el análisis del concepto de sociedad y de derecho, como
productos de la naturaleza humana. Este elemento sociólogo, por lo
tanto, se refiere a la realidad social en su ser y en su afirmarse como
derecho, al hecho de la convivencia social y al fenómeno jurídico
entendido como relación de vida.

2. Un elemento dogmático

Referido a la sistematización de las instituciones, y conceptos


fundamentales de un determinado ordenamiento jurídico, y a su
presentación en una unidad orgánica y sistemática. Para esto debe
profundizar en la observación de los fenómenos Jurídicos, extraer de
ellos los caracteres que les son esenciales, construir con estos los
conceptos, estudiar los nexos que existen entre ellos y organizar todo el
material en sistema.

Por tanto, el fin de la Introducción no es el de descubrir los conceptos


comunes a las diversas disciplinas jurídicas, sino el de presentar aquellos
conceptos esenciales y primarios que llamamos principios o conceptos
generales, que son los cimientos de la Ciencia del Derecho, ordenados
en sistema. En esta parte, la Introducción asume un carácter particular y
no universal, aún cuando, en referencia a algunos temas, puede adquirir
mayor amplitud y referirse a ordenamientos más amplios, como por
ejemplo, el vigente en todos los países de tradición romanística.

Si bien es cierto que el Derecho es, a nuestro entender el ordenamiento


justo de la vida social, único y universalmente válido, no es menos cierto
que él está integrado por diversos ordenamientos, que difieren unos de
otros, si no en lo esencial, por lo menos en sus concreciones; y, para
estudiar las materias de orden dogmático, hay que hacer obligada
referencia a un ordenamiento determinado, a menos de caer en
generalizaciones demasiado amplias o en trataciones filosóficas.

3. Un elemento filosófico

Debe abarcar el universal jurídico, en una búsqueda del concepto integral


del Derecho, que sea una lógica conclusión de todo lo anterior, y en el
cual se exprese y represente la totalidad de la realidad jurídica en virtud
de que el concepto del Derecho es único y universalmente válido, de
naturaleza filosófica y empírica al mismo tiempo.

Estos tres elementos -el sociológico, el dogmático y el filosófico deben


estar unidos entre sí por una común base filosófica. Si la Introducción
busca estudiar el Derecho bajo el aspecto de su unidad, ella no puede
concebirse sino cimentada sobre un fundamento filosófico, ya que es
imposible unificar y sistematizar sin un pensamiento de las relaciones y
de los nexos que existen entre los diversos componentes que se ordenan
en sistema, sin una actividad que provoque la abstracción y la
generalización en vista a un principio unificador.

Pero, entiéndase bien, con esto no se pretende afirmar que la


Introducción al Estudio del Derecho deba ser una introducción filosófica,
sino solamente que ella deba desarrollarse sobre una base filosófica,
como única manera que logre su objetivo de reducir a unidad sistemática
los caracteres esenciales del Derecho.

Se concibe así la Introducción al Estudio del Derecho como el sistema


de las instituciones y conceptos jurídicos recogidos y ordenados a unidad
por los tres elementos: sociológico, dogmático y filosófico.

Características
 Autónoma, con personalidad propia, cuyo fin específico es el de la
reducción a unidad sistemática del Derecho. Por lo tanto, ella resulta
de verdades que se constituyen en sistema, de manera de reproducir
la realidad esencial de la experiencia jurídica; y no representa una
posesión, sino el resultante de una lenta conquista a través de un
proceso lógico riguroso guiado por un método.

 Sustentada de materiales suministrados por otras ciencias del


Derecho; tales como la Sociología (concepto de sociedad); Civil
(persona jurídica); del Jus-publicista (soberanía) y de la Filosofía del
Derecho; ya que lo único determinante es que debe sistematizar y
reducir a unidad la pluralidad de elementos, de manera de presentar
un sistema orgánico y unitario que los comprenda a todos.

 Finalidad propedéutica, al servir para enderezar el espíritu jurídico


hacia el desarrollo de las ideas fundamentales, precisando los nexos
orgánicos que existen entre las diversas partes de la Ciencia del
Derecho.

 Orienta y sirve de guía a aquel que se inicia en la gran aventura del


Derecho, con el objeto de que las particularidades y la casuística no
le hagan perder la visión de la totalidad que es propiamente el
Derecho.

Relación con otras ramas del Derecho


La Introducción al Estudio del Derecho, en cuanto a su elemento
dogmático, es también una síntesis orgánica de los conceptos jurídico-
dogmáticos fundamentales que son comunes a varias disciplinas en un
cierto punto de su elaboración, pero no es la síntesis superior de estos
conceptos; representa un grado de abstracción de la dogmática, pero no
el más alto grado.
Luego, la diferencia entre la Introducción al Estudio del Derecho y la Teoría
General del Derecho, es que la primera comprende elementos
sociológicos, dogmáticos y filosóficos y la segunda tan sólo elementos
dogmáticos. Por tanto, dicha diferencia más que cualitativa, es cuantitativa,
por cuanto si bien las dos son construcciones sistemáticas de conceptos
jurídico-dogmáticos, la Introducción al Derecho representa una síntesis
inferior, en cambio la Teoría General del Derecho, la síntesis superior.

La Introducción posee semejanzas, también, con la Filosofía del Derecho,


que es, según la definición del profesor Giorgio del Vecchio, 'la disciplina
que define el derecho en su universalidad lógica, busca los orígenes y los
caracteres generales de su desarrollo histórico y los valora según el ideal
de la justicia derivado de la pura razón”.

Se puede no estar de acuerdo con esta concepción del insigne maestro,


pero todos coinciden, en que la Filosofía del Derecho, tiene por objeto la
búsqueda de las razones y principios supremos del Derecho, el estudio del
fenómeno jurídico en universal; y que su fin esencial es el de dar una
definición del Derecho valorada según el principio absoluto de justicia.

Así, la Filosofía, considera al Derecho, universal, y su campo se encuadra


en la búsqueda del principio último y de la causa final del Derecho; y por
ello representa la síntesis fundamental del conocimiento jurídico, que
explica los fundamentos y presupuestos de todas las ciencias jurídicas
particulares. Desde el punto de vista propedéutico, es la cumbre de los
estudios de Derecho, porque presupone un conocimiento de la entera
realidad jurídica, y debe, por lo tanto, enseñarse en el último curso de la
Facultad de Jurisprudencia para que su aprendizaje sea realmente
provechoso para la formación de la mentalidad del estudiante.

Ambas disciplinas poseen semejanzas y puntos de contacto, siendo la


Introducción, en cierta manera, el antecedente de la Filosofía del Derecho.
Aquella presenta, en visión sintética, los elementos esenciales de la
Ciencia del Derecho, y ésta los elabora, los eleva a universal y los valoriza
según el principio de justicia.

Las dos disciplinas tienen una base común y buscan la unidad, pero la
Filosofía procede con una deducción rigurosamente filosófica, mientras
que la Introducción se vale de una investigación sociológica, dogmática y
filosófica.

Mientras en la Filosofía del Derecho la búsqueda del concepto universal


es una consecuencia del pensamiento filosófico, en la Introducción, la
síntesis unitaria es el producto del progreso científico iluminado por el
pensamiento filosófico.

Tema 2: Ubicación del Derecho en el mundo

Sin duda alguna, todas las personas tienen alguna idea de que en el
mundo en el que viven hay un sinfín de cosas que pertenecen al ámbito
de lo jurídico. Pero esa idea se basa en conocimientos meramente
superficiales, es decir, un conocimiento vulgar.

Cabe hacer notar que, quien desee descubrir la noción universal de lo


jurídico, tendrá que responder a variadas preguntas y la primera a la que
tenemos que enfrentarnos es: la pregunta sobre el concepto del derecho.

Las diferentes y contradictorias fisonomías con que


el Derecho se presenta
El derecho se presenta desde un punto de vista como algo valioso, noble,
beneficioso. Desde otra perspectiva, aparece con una fisonomía antipática
y perfiles cortantes y antipáticos.

El derecho es el agente garantizador de la paz entre los hombres, del


orden social, de la libertad de la persona, el defensor de sus posesiones y
de su trabajo, el órgano que ayuda a llevar a cabo grandes empresas y a
realizar importantes ideales, cuya puesta en práctica no sería posible sin
la intervención jurídica.
Gracias a la acción organizadora del derecho, los humanos ven
satisfechas muchas de sus necesidades de todo orden, materiales,
culturales y éticas.

El derecho desemboca en el empleo de la violencia material contra


quienes se apartan de los cauces establecidos por las reglas jurídicas.

Por un lado, los filósofos de todos los pueblos y de todas las épocas han
enaltecido la función del derecho. Por otro lado, el derecho, especialmente
sus instrumentos, los procesos, los fiscales, los jueces etc. suscitan un
sentimiento popular de profunda antipatía.

El problema de la localización del Derecho en el


universo
Suele llamarse "universo" al conjunto de todo cuanto hay, al conjunto de
todas las cosas. En el mundo hay no solo cosas externas a mí, sino que,
hay otros múltiples y variados algo de muy diversa índole.

El reino de la cultura, a saber, es el conjunto de las obras que el hombre


hace en su vida, los productos de su acción, dotados de sentido, esto es,
impregnados de significación; estas obras humanas el hombre las hace
siempre por algo, es decir, por virtud de un motivo; y además para otro
algo, esto es, con un propósito, finalidad que desea realizar.

Sentido, comprensión y alcance del buscado


concepto del Derecho
Un concepto esencial, debe darlo la esencia de lo jurídico, dejando a un
lado todas las posibles y reales adjetivaciones; ese concepto que
buscamos, ha de comprender dentro de sí la teoría de los valores que el
derecho debe realizar.

El derecho es el instrumento producido por los hombres para servir a la


justicia. Uno de los componentes esenciales de todo derecho es la
referencia internacional a unos valores específicos (justicia, dignidad,
libertad, entre otros). Lo que en el mundo hallamos es solo derecho más o
menos justo, pero nunca derecho totalmente justo.

La averiguación sobre la esencia de lo jurídico requiere la localización del


objeto Derecho en el universo. Requiere también que, después de haber
ubicado el derecho en el mundo, nos enteremos qué tipo de realidad tiene
el derecho.

Posteriormente, es preciso investigar los caracteres esenciales de lo


jurídico e indagar cuáles son las necesidades humanas que con el derecho
se trata de satisfacer; y al mismo tiempo, cuáles son los agentes que
intervienen en la producción del derecho.

Así, el Derecho existe en el ámbito de la vida humana social.

El Derecho no pertenece a la naturaleza física ni a


la realidad mental
La naturaleza física, es el conjunto de fenómenos concatenados por nexos
forzosos de causalidad, carentes de todo sentido; y, además, ajenos a toda
autodirección finalista; y asimismo, ciegos o indiferentes para cualquier
valoración.

El derecho, en tanto que es producto humano, está lleno de sentido. El


derecho tiene un propósito: el de realizar determinadas finalidades, al
servicio de lo cual crea una normatividad, un deber ser. Por el contrario,
los fenómenos de la naturaleza física son manifestaciones de una
forzosidad causal.

Tanto en el mundo de la naturaleza como en el ámbito del derecho se


habla, de leyes. Pero las leyes de la naturaleza física son leyes causales,
mientras que las leyes jurídicas son leyes normativas.

La naturaleza física, es el conjunto de fenómenos concatenados por nexos


forzosos de causalidad, carentes de todo sentido; y, además, ajenos a toda
autodirección finalista; y asimismo, ciegos o indiferentes para cualquier
valoración.

El derecho, en tanto que es producto humano, está lleno de sentido. El


derecho tiene un propósito: el de realizar determinadas finalidades, al
servicio de lo cual crea una normatividad, un deber ser. Por el contrario,
los fenómenos de la naturaleza física son manifestaciones de una
forzosidad causal. Tanto en el mundo de la naturaleza como en el ámbito
del derecho se habla, de leyes. Pero las leyes de la naturaleza física son
leyes causales, mientras que las leyes jurídicas son leyes normativas.

Tampoco el derecho se encuentra presente en los organismos biológicos


(vegetales o animales), no obstante, siempre alberga un propósito
humano, una finalidad, que los hombres intentan lograr mediante la
regulación jurídica.

Por último, el Derecho no es posible reducirlo a una realidad mental, por


cuanto el estudio de los mecanismos psicológicos no nos conduce al
hallazgo del derecho. La esencia del derecho no podemos encontrarla
escudriñando esos procesos psíquicos.

El Derecho no es idea pura, ni tampoco valor puro


Llámense seres ideales puros los objetos irreales, esto es, que no tienen
existencia ni en el tiempo ni en el espacio, pero que poseen una
validez. Llámense ideas puras los objetos ideales que poseen una objetiva
consistencia, una validez intrínseca, independiente del acto del
pensamiento, como por ejemplo, una verdad geométrica todos los rayos
de un círculo son iguales. Ambas expresiones demuestran que el Derecho
no es una idea pura, pues un código no existe antes de haber sido
elaborado. Un código nace gracias a una obra humana.

Los valores representan aquellas cosas y conductas que estimamos como


valiosas, cualidades que coinciden con ideas de valor, por ejemplo, se nos
muestran como justas, buenas, hermosas. En otras palabras, los valores
son criterios mediante los cuales en la realidad discriminamos entre lo
bueno y lo malo; entre lo justo y lo injusto, entre lo bello y lo feo y la
objetividad de los valores es algo que se da en la existencia humana y que
tienen sentido precisamente en relación con la vida del hombre.

El derecho es algo que los hombres fabrican en su vida, bajo el estímulo


de unas determinadas necesidades; y algo que lo viven en su existencia
con el propósito de satisfacer aquellas necesidades, precisamente de
acuerdo con pautas que realicen unos específicos valores, sobre todo el
valor de la justicia y el bienestar general.

Localización de lo jurídico en la vida humana


El derecho se localiza en la realidad de la vida o existencia humana. La
vida humana, es lo que pensamos, sentimos, deseamos, disfrutamos,
sufrimos etc. La vida humana consiste en la coexistencia del yo con su
mundo. La vida no nos es dada hecha; es tarea; tenemos que hacérnosla
en cada instante cada uno de los seres humanos.
La vida consiste en un tener que decidir en cada momento lo que vamos a
hacer en el siguiente, o lo que es lo mismo lo que vamos a ser. Vivir es
tener planteado constantemente el problema de uno mismo con el mundo
que le rodea y es tener que ir resolviendo en cada momento. Propiamente
la vida radica en la decisión que tomamos de hacer esas cosas.

La estructura del hacer humano consiste en que se quiere hacer lo que se


hace, por algo (por un motivo, que deriva de una urgencia, de una
necesidad, de un afán) y para algo (con una finalidad), todo lo cual está
dotado de sentido o significación. Esto es, el hombre piensa en un efecto
aun no producido, y piensa después en los medios, en las causas para
producir dicho efecto.

El hombre imagina primero unos efectos (fines) y pone después en acción


unas causas (medios) para lograrlo. En lo que atañe al derecho, es posible
afirmar que el hombre se siente amenazado por algunas posibles
conductas de sus semejantes y esto le incita precisamente a elaborar
normas jurídicas de inexorable cumplimiento, que le proporcionen certeza
y seguridad.

El Hombre es libre albedrío

La importancia del libre albedrío para el derecho, recae en dos razones:


primero, porque el derecho está constituido por normas; y las normas, en
tanto que tales, tienen sentido solo dirigidas a sujetos libres. Segundo,
porque las normas jurídicas deben mandar tan solo aquellas conductas
que figuren como posibilidades para el promedio de los hombres, para la
casi totalidad de quienes estén sometidos a esas reglas.

El hombre es libre albedrío, se trata de una inserción con un margen o


espacio de holgura, entre las cuales el hombre tiene que optar,
decidiéndose por sí mismo, por su propia cuenta y bajo su responsabilidad,
por alguna de esas posibilidades a su alcance. La circunstancia concreta
de cada ser humano, consta múltiples y variadas realidades, en primer
lugar está el alma del sujeto; también el cuerpo y la sociedad condiciona
el ámbito de las posibilidades para la vida de cada hombre.

La combinación de todos esos ingredientes del contorno (psíquico,


biológico, geográfico, cultural y social) determina para cada sujeto el
ámbito de su vida y la serie de posibilidades que se le deparan en cada
momento de ella; ámbito y posibilidades que son diferentes para cada
sujeto. Pero cada sujeto halla siempre la posibilidad de diversas conductas
en cada momento, por lo cual es albedrío, ya que el tiene que elegir alguna
de esas conductas posibles.

Que el hombre es albedrío no significa que de hecho el conjunto total de


cuanto se produce en su vida sea libertad. El yo tiene que elegir entre las
varias cosas que puede hacer.

El Derecho es un producto cultural


Hay en el mundo una serie de objetos que no son cosas ni hechos
producidos por la naturaleza, sino que son creados por los hombres, que
son resultados de actividades de los humanos.

Todos esos objetos del mundo de la cultura tienen substratos reales, sean
corpóreos o psíquicos. Tales objetos, en tanto que ya hechos, ya
realizados, son vida humana objetivada. Y, en en la medida que son
revividos, repensados, reutilizados, reactualizados por nuevas gentes,
constituyen vida humana revivida, vida humana reactualizada.

Llamamos vida humana objetivada o cristalizada a eso y cualesquiera


otros productos análogos, vienen a ser obras que el hombre ha realizado.
Sucede empero, que esas obras humanas, esos objetos de vida humana
cristalizada, suelen, en alguna medida, ser reactualizados, es decir,
revividos, vueltos a vivir por otras gentes posteriores.

El derecho, en tanto que normas pre-constituidas (leyes, contratos,


sentencias, entre otras) se localiza en el universo dentro de la región de
las objetivaciones de la vida humana, o reino de la cultura. No obstante,
mientras las normas jurídicas son cumplidas e individualizadas por los
funcionarios judiciales y los administrativos, el derecho se presenta como
un vivir de nuevo como un revivir esas normas en conductas reales.

Tema 3: Los valores

Los valores son elementos sociales de gran importancia por cuanto


constituyen patrones de conducta individual y social, contribuyendo así
preservar la identidad nacional del país.

Los valores permiten la descripción valorativa de lo que es útil o deseable


para el individuo y la sociedad. Además contribuyen a preservar la
identidad Nacional Venezolana dentro del contexto sociológico para así
asociarlo a su ente creador; el hombre. También permite expresarse y
simbolizar los diversos grados de valoración que desempeña el ser
humano en su papel dentro de la sociedad.

Características
La humanidad ha adoptado criterios a partir de los cuales se establecen
las características de los valores. He aquí algunas de ellas:

 Durabilidad: los valores se reflejan en el curso de la vida. Hay


valores que son más permanentes en el tiempo que otros.

 Integralidad: cada valor es una abstracción integrada en sí mismo,


no es divisible.

 Flexibilidad: cambian con las necesidades y experiencias de las


personas.

 Satisfacción: los valores generan satisfacción en las personas que


los practican.

 Jerarquía: hay valores que son considerados superiores (dignidad,


libertad) y otros como inferiores (los relacionados con las
necesidades básicas o vitales). Las jerarquías de valores no son
rígidas ni predeterminadas; se van construyendo progresivamente a
lo largo de la vida de cada persona.

 Transcendencia: los valores transcienden el plano concreto; dan


sentido y significado a la vida humana y a la sociedad.

 Dinamismo: se transforman con las épocas.

 Aplicabilidad: se aplican en las diversas situaciones de la vida;


entrañan acciones prácticas que reflejan los principios valorativos de
la persona.

 Complejidad: obedecen a causas diversas, requieren complicados


juicios y decisiones.

Clasificación

Valores morales
 Ética: Es la disciplina que se ocupa de la rectitud del
comportamiento humano y se propone justificar los principios y
normas que lo regulan. En forma general y llevándola a la práctica,
se trata de un conjunto de normas morales que regulan la
moralidad de los actos humanos.

 Solidaridad: Es un principio adquirido en el grupo familiar ya que


esta es determinante para tener éxito en la vida y facilitar la
adaptación del hombre a los diferentes grupos sociales que
conforman su entorno.

 Generosidad: Es una virtud que conlleva nobleza de espíritu y


sentimiento o sensibilidad humana y social y se exterioriza con
actitudes de desprendimiento, caridad, solidaridad y consideración
hacia sus semejantes.
 Cooperación: Es toda forma de integración donde las persona o
grupos determinados trabajan juntos prestándose ayuda mutua de
un modo organizado para el fomento de fines comunes de este
modo el éxito de uno depende del éxito de los demás.

 Honestidad: Es una cualidad de calidad humana que consiste en


comprometerse y expresarse con coherencia y autenticidad (decir
la verdad), de acuerdo con los valores de verdad y justicia.

 Respeto: Una de las bases sobre la cual se sustenta la ética y la


moral en cualquier campo y en cualquier época. El respeto exige
un trato amable y cortés; el respeto es la esencia de las relaciones
humanas, de la vida en comunidad, del trabajo en equipo, de la
vida conyugal, de cualquier relación interpersonal. El respeto es
garantía absoluta de transparencia.

 Responsabilidad: Es un valor que está en la conciencia de la


persona, que le permite reflexionar, administrar, orientar y valorar
las consecuencias de sus actos, siempre en el plano de lo moral.

 Tolerancia: Es la capacidad de saber escuchar y aceptar a los


demás, valorando las distintas formas de entender y posicionarse
en la vida, siempre que no atenten contra los derechos
fundamentales de la persona.

Valores políticos y sociales


 Territorialidad: Es un principio fundado en la idea de la Soberanía
en cuanto a la aplicabilidad de la Ley en la jurisdicción de un
Estado. Por otro lado, la territorialidad comprende los distintos
espacios geográficos de la República, en los cuales se ejerce
soberanía plena.

 Seguridad: Abarca muchos aspectos que, en forma general, tiene


que ver con las personas, las instituciones,la nación o el Estado.
Son ciertas garantías que permiten satisfacer en diferente medida,
grado o nivel una infinidad de necesidades, aspiraciones o
intereses que son fundamentales para la sobrevivencia,
estabilidad, orden, paz, tranquilidad, integridad, calidad de vida,
bienestar social, político, cultural, geográfico, ambiental y militar.
No solo es competencia, responsabilidad u obligación del Estado,
también lo es de las personas o habitantes del país.

 Soberanía: Es la prerrogativa inalienable del pueblo de gobernarse


así mismo, a tomar decisiones y resolver sus conflictos. Reside
intransferiblemente en el pueblo y mediante su ejercicio a través
del sufragio surgen los Órganos del Estado quedando sometidos a
la soberanía popular que es la fuente del Poder Público.

 Libertad: Es la ausencia de coerción general o especifica. Las


libertades políticas comprenden garantías legales específicas o
restricciones a los poderes del gobierno y sus agentes; ello implica
la protección natural o derecho natural.

 Igualdad: Este valor implica el trato idéntico hacia a un organismo,


estado, empresa, asociación, grupo o individuo que se le brinda a
las personas sin que medie ningún tipo de reparo por la raza, sexo,
clase social u otra circunstancia plausible de diferencia o para
hacerlo más práctico, es la ausencia de cualquier tipo de
discriminación.

 Salud: Es un derecho social fundamental y constituye obligación


del Estado garantizando como parte del derecho a la vida.
Entendemos la salud como el bienestar físico, mental y social de
un individuo.

 Educación: Además de constituir un valor y un deber social, es


también un derecho humano transcendental. Así, a través de la
educación, las nuevas generaciones asimilan y aprenden los
conocimientos, normas de conducta, modos de ser y formas de ver
el mundo ya que la educación es la mayor fuerza transformadora
de un país. Siendo esta una obligación del Estado y un derecho
constitucional.

 Religión: Conjunto de creencias y de ritos o practicas con que los


hombres de las más diversas culturas han entendido su relación
con un ser misterioso y superior sentido como sagrado.

Valores ciudadanos

 Historia: Permite el conocimiento de los hechos y evolución de los


principales acontecimientos del pasado. Como disciplina se vale de
método científico y el apoyo de otras ciencias enla investigación,
análisis e interpretación de tales hechos o acontecimientos. Como
ciencia social estudia los seres humanos, las sociedades, su
evolución social, económica, política, sociológica, cultural entre otros
aspectos, en un periodo determinado de tiempo, espacio, contexto o
circunstancias.

 Símbolos de la Patria: Los podemos definir en forma general, como


elementos representativos de la nacionalidad, Soberanía e Identidad
Nacional. La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela
establece textualmente en su Artículo 8 que: "La Bandera Nacional,
el Himno Nacional Gloria al Bravo Pueblo y el Escudo de Armas de
la República son los símbolos de la patria”.

 Tradiciones: consisten en la transmisión de valores creados por las


generaciones pasadas y constituyen elementos muy importantes
para dichas generaciones. Más allá de manifestaciones objetivas
que la personalizan en su aspecto documental, se elevan con
Fisonomía propia para constituir el “genio” de los pueblos.
 Cultura Nacional: es la organización total de las instituciones que
comparten en común las personas de una sociedad determinada. El
pueblo participa de un sistema cultural pero no en el sentido que
todo hombre y grupo participe de la misma manera y lo haga todo
exactamente igual; de ser así, seríamos una sociedad de autómatas;
cada individuo participa de acuerdo a su propia personalidad, con
las potencialidades que ha desarrollado y en la medida en la cual
compromete su voluntad en esa participación del espíritu colectivo.

 Manifestaciones Culturales, Tradicionales o Folclóricas. En


Venezuela, los indígenas de la zona poseían sus costumbres, sus
hábitos de vida, religión, folklore, entre otros elementos propios de
su forma de vida. Pero con la llegada de los españoles, y luego los
negros, cada uno de ellos con sus costumbres y elementos
culturales, se da una etapa de acoplamiento e imposición de
costumbres, a la que los indígenas debieron adherirse; como
resultado de esta etapa se dio un mestizaje tanto desde el punto de
vista étnico como cultural. De todo es proceso nace una nación
influenciada por múltiples costumbres y con una gran diversidad de
razas, lo que se ve reflejada en la gran variedad de costumbres
locales.

Todos los elementos comunes que unen a un pueblo, una nación,


personas, tales como el idioma, la religión, gastronomía, folklore,
música, danza y muchos otros elementos; ese sentimiento común a
todos los ciudadanos que conforman un país es lo que se conoce como
Identidad Nacional.

 La Religión. Desde la época de la conquista y colonización se dio


inicio a la llamada Evangelización de América, proceso que fue
llevado a cabo por grupos misioneros católicos: Jesuítas,
Franciscanos, Capuchinos y Dominicos. Las llamadas Misiones
tenían por objeto enseñar a los indígenas a vivir la fe católica. Al
principio fue difícil lograr insertar en las costumbres de los indígenas,
y luego los negros este tipo de religión, pero con el pasar de los años
y la llegada de nuevas generaciones mestizas dicha religión se fue
aceptando y arraigando en las familias y sociedad.

En la actualidad, el pueblo de Venezuela es en gran porcentaje (más del


60%) perteneciente y practicante de la religión Católica, sin embargo, con
el pasar de los años han ido ingresando al país otros grupos religiosos de
orden ortodoxo o protestante y a la que muchos venezolanos se han
sumado, esto es lo que se llama la libertad de cultos consagrada en el
Título III referido a los Derechos Civiles, artículo 59 de la Constitución de
la República Bolivariana de Venezuela. El elemento religioso es un
aspecto sumamente importante en la cultura venezolana, ya que las
personas encuentran esperanza, aliento, fuerza para continuar y afrontar
las diversas situaciones que se le presentan en la vida.
Tema 4: Ley Natural y la Norma

Definiciones
Ley natural: Son juicios enunciativos cuyo fin estriba en demostrar las
relaciones indefectibles que en la naturaleza existen. También pude
decirse que son juicios que expresan relaciones constantes entre
fenómenos.

Igualmente pueden definirse como el conjunto de actuales leyes científicas


basadas en observaciones empíricas, las cuales describen el
comportamiento del universo y lo que hay en él.

Entonces, la ley natural pertenece al reino de la naturaleza y enlaza a un


hecho antecedente como causa, con un hecho consecuente como efecto.
En la ley la forma de enlaces de los hechos es la causalidad (tener que
ser) ejemplo; todos los hombres deben morir, o las leyes físicas de
Newton, etcétera.

Norma: Se define desde dos puntos de vista o se enfoca desde dos


sentidos:

 En sentido amplio: Aplícase la concepción de norma a toda regla


de comportamiento obligatoria o no, es decir, una norma es una
regla que debe ser respetada y que permite ajustar ciertas conductas
o actividades.

 En sentido estricto o restringido: Norma jurídica es aquella que


impone deberes y confiere derechos.

Definiciones
Ley natural: Son juicios enunciativos cuyo fin estriba en demostrar las
relaciones indefectibles que en la naturaleza existen. También pude
decirse que son juicios que expresan relaciones constantes entre
fenómenos.
Igualmente pueden definirse como el conjunto de actuales leyes científicas
basadas en observaciones empíricas, las cuales describen el
comportamiento del universo y lo que hay en él.

Entonces, la ley natural pertenece al reino de la naturaleza y enlaza a un


hecho antecedente como causa, con un hecho consecuente como efecto.
En la ley la forma de enlaces de los hechos es la causalidad (tener que
ser) ejemplo; todos los hombres deben morir, o las leyes físicas de
Newton, etcétera.

Norma: Se define desde dos puntos de vista o se enfoca desde dos


sentidos:

 En sentido amplio: Aplícase la concepción de norma a toda regla


de comportamiento obligatoria o no, es decir, una norma es una
regla que debe ser respetada y que permite ajustar ciertas conductas
o actividades.

 En sentido estricto o restringido: Norma jurídica es aquella que


impone deberes y confiere derechos.

Diferencias
Ojo cuadro