Está en la página 1de 29

Nombre de la Institución: Centro de Estudios Tecnológicos del Mar No.

29

Nombre del Alumno: Tania Yajaira Dominguez De Los Santos

Nombre de la Profesor (a): Johana De Los Ángeles Ocaña Lopez

Grado: 2do Grupo: D Área: Mecánica Naval

Reporte No. 5

Tema: PRIMEROS AUXILIOS


ii
PRIMEROS AUXILIOS

Deteccion

Este documento es un ejemplo.


iii

Este documento es un ejemplo.


iv
TEMA 1: Protocolo de atención primero auxilios

Este documento es un ejemplo.


v
Tema 2: Soporte Básico de la vida.

Subtema: manejo de RCP

1. Reconocer la parada cardiorrespiratoria


Hay que sospechar cuando un deportista cae de repente sin necesariamente haber sufrido
un impacto y queda inconsciente. La persona no responde a los estímulos y no respira con
normalidad. “Cuando esto sucede, es vital iniciar la reanimación cardiopulmonar (RCP) en
los dos primeros minutos tras el colapso”, se enseña en la aplicación.

2. Evaluar y colocar boca arriba


El siguiente paso es poner al deportista boca arriba, teniendo cuidado para no dañar el
cuello. Habría que estimularle y averiguar si hay respuesta de algún tipo.

3. Llamar a emergencias
Si el deportista no responde se debe llamar al 112. Según la app, es conveniente pedir que
traigan un desfibrilador y señala la importancia de que la primera descarga se dé en los tres
primeros minutos después del colapso.

4. Si el deportista no respira, iniciar las compresiones torácicas


Si no respira, no respira con normalidad o se tiene dudas al respecto, se inician las
compresiones torácicas. La app recuerda que alguien debe apuntar el momento de inicio de
las maniobras.

5. ¿Cómo realizar las compresiones torácicas?


Lo ideal sería que alguien se situara detrás del deportista para estabilizar el cuello, mientras
el resto realiza las compresiones. CPR11 explica paso a paso cómo colocarse:
• Poner la base de una mano sobre el esternón, en el centro del tórax.
Este documento es un ejemplo.
vi
• Colocar la otra mano sobre la primera, entrelazando los dedos.
• Mantener los dedos separados del tórax.
• Situar los hombros sobre las manos.
• Poner los brazos perpendiculares al cuerpo.
• Estirar los codos.
• Presionar sobre el talón de la mano, dejando caer el cuerpo sobre ella.
• Hacer compresiones rápidas, unas 100 por minuto; y profundas, 5 centímetros.
• Cambiar de persona cada dos minutos para evitar la fatiga.
Es esencial no interrumpir las compresiones.

6. Técnica de ventilaciones
La reanimación con compresiones torácicas puede ser suficiente en los primeros minutos.
Después se puede iniciar la RCP estándar con 30 compresiones por cada dos ventilaciones.

7. Utilizar el desfibrilador automático (DEA)


Desde la aplicación se insiste en que la primera descarga ha de hacerse en los tres primeros
minutos después colapso. El propio desfibrilador va dando instrucciones de voz. Tras
encenderlo, simplemente se seguirían las indicaciones.
Antes de dar la descarga hay que cortar la camiseta del paciente para dejar su pecho al
descubierto. Se seca la humedad o el sudor si hay y se colocan los parches.
El parche superior se pone en el costado derecho, a la derecha del esternón, por encima del
pecho y por debajo de la clavícula. El parche inferior en el costado izquierdo, por debajo
del corazón.
Nada más colocarlo se reanudan las compresiones y se espera a que el desfibrilador indique
la detención del RCP. Según explica la aplicación, el DEA indica si es necesaria la
descarga. “En ese caso nadie toca al deportista y se aprieta el botón de descarga”. Se sigue

Este documento es un ejemplo.


vii
con las compresiones con ventilaciones hasta que el desfibrilador vuelva a analizar el
ritmo cardíaco.

8. Si no es necesaria la descarga
Si el desfibrilador dice que no es necesaria la descarga, se siguen con las compresiones y
ventilaciones.

9. Continuar con la RCP sin interrupción


Mientras se siguen las instrucciones del desfibrilador, se continúa con el RCP hasta que el
deportista dé señales de vida o lleguen los servicios de emergencia

10. Inmovilización y traslado


Para trasladar al deportista a la ambulancia o al centro médico, se le estabiliza mediante
una camilla o con un dispositivo de inmovilización rígido. No se paran las compresiones,
ni la desfibrilación (en caso de que el aparato indique su necesidad).

11. Si el deportista respira, colocar en posición lateral de seguridad


En caso de que el deportista no responda pero respire con normalidad, hay que ponerlo en
posición lateral de seguridad.

Este documento es un ejemplo.


viii
Subtema 2: Obstrucción de vías aéreas

Una obstrucción de las vías aéreas se produce cuando algo impide que el

aire entre en las vías aéreas de los pulmones y salga de ellas. En las

personas que padecen de asma, las vías aéreas pueden obstruirse o

bloquearse, ya que se hinchan, se estrechan y se taponan con flema

espesa.

Este documento es un ejemplo.


ix
Tema 3: Hemorragia
Subtema 1: Tipos de Hemorragia

Una hemorragia es la pérdida de sangre que ocurre por causa de una herida, trauma
o alguna enfermedad, debido a la ruptura de vasos de la circulación sanguínea.
Puede ser externa, cuando el sangrado se visualiza fuera del cuerpo, o interna,
cuando se produce dentro de alguna cavidad del organismo como el abdomen,
cráneo o pulmón.
En la hemorragia venosa o arterial, puede haber un sangrado abundante, siendo
importante dirigirse a urgencias o a su centro médico más cercano para que se
realicen la suturas necesarias y, en casos graves, una cirugía.

1. Capilar
Es el sangrado más común, que se produce en el día a día debido a pequeños cortes
o escoriaciones en que los vasos pequeños que llegan hasta la superficie del cuerpo,
llamados capilares, son lesionados.
Qué hacer: como este tipo de hemorragia es leve y de pequeña cantidad, suele
detenerse sin ningún tipo de intervención al cabo de unos 5 a 10 minutos. Se debe
lavar la región donde se está produciendo el sangrado con agua y jabón, y luego se
debe cubrir con una tira adhesiva o curita limpia y seca.

2. Venosa
Es una hemorragia que se produce debido a algún corte grande o profundo, con
sangrado y flujo continuo y lento, a veces de gran volumen a través de la herida.
Qué hacer: este tipo de sangrado es grave cuando se lesiona una vena de gran
calibre y, por eso, se acostumbra detener el sangrado comprimiendo el lugar con un
paño limpio. Se debe buscar ayuda lo más pronto posible, puesto que,
generalmente es necesario suturar la herida para que no haya riesgo de infección o
un nuevo sangrado.
Este documento es un ejemplo.
x

3. Arterial
Es el tipo de hemorragia en que son lesionadas las arterias, vasos que llevan sangre
al corazón y al resto del cuerpo y, por eso, se caracteriza por la sangre de color rojo
vivo, por tener un gran flujo e intensidad. El sangrado arterial es el más grave, y
puede producir un chorro de sangre a partes distantes del cuerpo y riesgo de muerte
Qué hacer: como es un sangrado grave, debe ser detenido lo más rápido posible
con la compresión firme en el lugar, con paños limpios o con la realización de un
torniquete, ya que se trata de una hemorragia de difícil control. Se debe acudir
rápidamente a urgencias o a su centro de salud más cercano. Si el sangrado fuera
en un brazo o pierna, se puede elevar la extremidad para facilitar la contención.
El torniquete no debe permanecer mucho tiempo impidiendo la circulación, ya que
si no hay riego sanguíneo por un largo periodo de tiempo, puede causar la muerte
de tejidos en el lugar, lo que refuerza la importancia de recibir atención médica lo
antes posible.
Existe la hemorragia de tipo mixta, que es cuando más de un tipo de vaso
sanguíneo es lesionado, generalmente debido a algún accidente o golpe fuerte,
pudiendo ser más difícil de identificar.

Este documento es un ejemplo.


xi

Este documento es un ejemplo.


xii
Tabla de Contenidos

Capítulo 1 Introducción e información general .................Error! Bookmark not defined.

Título 2 ...........................................................................Error! Bookmark not defined.

Título 2 ...........................................................................Error! Bookmark not defined.

Título 3. ......................................................................Error! Bookmark not defined.

Título 3. ......................................................................Error! Bookmark not defined.

Capítulo 2 Figuras y tablas ...............................................Error! Bookmark not defined.

Título 2 ...........................................................................Error! Bookmark not defined.

Título 3. ......................................................................Error! Bookmark not defined.

Título 3. ......................................................................Error! Bookmark not defined.

Capítulo 4 Resultados y discussion...................................Error! Bookmark not defined.

List of References ..............................................................Error! Bookmark not defined.

Apéndice ............................................................................Error! Bookmark not defined.

Vita.....................................................................................Error! Bookmark not defined.

Este documento es un ejemplo.


xiii
Tema 2: Me todos de contenido de Hemorragia

Este documento es un ejemplo.


xiv
Tema 4: Heridas
Subtema 1: Superficiales y Profundas

Las heridas son muy frecuentes y en ocasiones pueden implicar gravedad


e incluso riesgo para la vida de los pacientes. Es muy importante la limpieza de las
heridas, su desinfección y el empleo de antisépticos, tiras, esparadrapos y apósitos
que consigan una rápida cicatrización, así como la restauración de la superficie de
la piel que ha resultado afectada. Las úlceras son heridas que tardan en cicatrizar y
que requieren unos cuidados especiales, sobre todo en caso de enfermos postrados
y ancianos.

Las heridas superficiales son heridas simples y de pequeño tamaño. Aunque


parezca que no tienen importancia, es conveniente curarlas bien para evitar
complicaciones y, sobre todo, posibles infecciones.

La cortadura puede ser profunda, lisa o mellada. Puede estar cerca de la superficie
de la piel o afectar tejidos profundos, como tendones, músculos, ligamentos,
nervios, vasos sanguíneos o hueso. Una punción es una herida hecha con un objeto
puntiagudo como un clavo, un cuchillo o un diente afilado.

Este documento es un ejemplo.


xv

Este documento es un ejemplo.


1

Tema 5:Quemaduras

Subtema 1: Agente causales

Las quemaduras pueden ser causadas por:


Agentes Físicos: Son los más frecuentes, entre ellos destacan las
llamas, todo aquello que tenga que ver con planchas, estufas, etc., el
vapor o los líquidos calientes como el aceite o el agua.
Sustancias Químicas. Estas suelen producir quemaduras graves, se da
por la ingestión y contacto con productos como ácidos, productos de
limpieza u otras sustancias, alquitrán, fósforo, oxidantes, etc.
Radiaciones. Aparecen como consecuencia de la exposición al sol, a
la luz ultravioleta, o por radioterapia.
Electricidad. Se considera un factor de peligrosidad elevada. En
muchas ocasiones la lesión que aparece en la piel es muy pequeña, sin
embargo pueda haber una importante afectación de órganos internos
.

Este documento es un ejemplo.


2

Subtema 2: tipos de quemaduras

Este documento es un ejemplo.


3

Este documento es un ejemplo.


4

Subtema 3: Tratamiento para quemadura

La mayoría de las quemaduras leves pueden tratarse en el hogar. Suelen


sanar en el plazo de un par de semanas.

En el caso de las quemaduras graves, después de los primeros auxilios


apropiados y la evaluación de la herida, el tratamiento puede implicar
medicamentos, vendajes de heridas, terapia y cirugía. Los objetivos del
tratamiento son controlar el dolor, extraer el tejido muerto, prevenir la
infección, reducir la posibilidad de formar cicatrices y recuperar el
funcionamiento.

Las personas con quemaduras graves pueden requerir tratamiento en centros


de quemaduras especializados. Es posible que necesiten injertos de piel para
cubrir heridas grandes. También pueden necesitar apoyo emocional y meses
de cuidados de seguimiento, como fisioterapia.

Diagnóstico:

Si acudes a un médico para el tratamiento de una quemadura, dicho


profesional evaluará la gravedad de la quemadura a través de un examen de
la piel. Puede recomendar que te trasladen a un centro de quemaduras si la
quemadura abarca más del 10 % de la superficie total del cuerpo, si es muy
profunda, si se produjo en el rostro, los pies o la ingle, o si cumple con otros
criterios establecidos por American Burn Association (Asociación
Estadounidense de Quemaduras).

El médico puede examinarte para detectar otras lesiones y podría pedir


análisis de laboratorio, radiografías u otros procedimientos de diagnóstico.

Este documento es un ejemplo.


5

Tema 6: Estado de shock


Subtema1: tipo de estado de shock
 Shock cardiógeno (debido a problemas cardíacos)
 Shock hipovolémico (causado por muy poco volumen de sangre)
 Shock anafiláctico (causado por una reacción alérgica)
 Shock séptico (debido a infecciones)
 Choque neurógeno (ocasionado por daño al sistema nervioso)

Subtema 2: Reconocimiento de un estado de shock.


El shock un síndrome clínico de muy variada etiología, cuyo denominador
común es la existencia de una hipoperfusión tisular. Es fundamental realizar
un diagnóstico precoz para actuar de manera eficaz en la fase reversible del
cuadro. El diagnóstico sindrómico se basa en la existencia de hipotensión
(aunque no siempre existe), disfunción de órganos y mala perfusión tisular.
El manejo del paciente con shock requiere una monitorización de su estado
hemodinámico y metabólico y el aporte adecuado de oxígeno, fluidos y
fármacos vasoactivos.

Este documento es un ejemplo.


6

Este documento es un ejemplo.


7

Subtema 3: Tratamiento para un estado de Shock

El shock un síndrome clínico de muy variada etiología, cuyo

denominador común es la existencia de una hipoperfusión tisular.

Es fundamental realizar un diagnóstico precoz para actuar de

manera eficaz en la fase reversible del cuadro. El diagnóstico

sindrómico se basa en la existencia de hipotensión (aunque no

siempre existe), disfunción de órganos y mala perfusión tisular. El

manejo del paciente con shock requiere una monitorización de su

estado hemodinámico y metabólico y el aporte adecuado de

oxígeno, fluidos y fármacos vasoactivos.

Este documento es un ejemplo.


8

Tema 7: Fracturas

Subtema 1: Causas de una fractura

Caída desde una altura.


Traumatismo.
Accidentes automovilísticos.
Golpe directo.
Maltrato infantil.
Fuerzas repetitivas, como las causadas por correr, pueden
ocasionar fracturas por sobrecarga del pie, el tobillo, la tibia
o la cadera.

Subtema 2: Identificación de una Fractura

En un momento en el que hemos avanzado enormemente en el


conocimiento de la historia natural de la osteoporosis y de los
fármacos que empleamos en su tratamiento, se hace necesario
identificar a los pacientes con más riesgo para centrar en ellos los
recursos diagnósticos y terapéuticos antes de que su complicación
Este documento es un ejemplo.
9

final, la fractura, aparezca. Esto es especialmente relevante en un


entorno de recursos finitos donde éstos deben situarse en la
población que más se beneficie de ellos. Ocurre además que hoy
conocemos también mejor los potenciales riesgos y limitaciones de
algunos tratamientos –por ejemplo los anti-catabólicos potentes
sobre los que carecemos de datos de seguridad más allá de 10 años
de tratamiento, o los anabólicos que se consideran indicados
durante un máximo de dos años– por lo que precisamos saber en
qué momento de la historia natural de la enfermedad el riesgo
global de la paciente es suficientemente relevante para iniciar un
tratamiento adecuado.

Además, también en los últimos años, hemos progresado mucho en


la comprensión del papel de la baja densidad mineral ósea (DMO)
en la génesis de la fractura osteoporótica. Sabemos que las
fracturas pueden aparecer en sujetos sin criterios densitométricos
de osteoporosis y, a la inversa, muchos pacientes con criterios
densitométricos de osteoporosis no sufren fracturas. Esto ha
permitido el desarrollo de modelos que integran la información
aportada por diferentes factores de riesgo independientes para el
desarrollo de fractura osteoporótica con las que calcular el riesgo
absoluto de fractura en los próximos años. Esta información sobre
el riesgo absoluto de fractura en los próximos 5 o 10 años ha
recibido importantes críticas por su imprecisión en algunas
poblaciones pero, desde luego, supone un avance a la hora de dar
un valor absoluto que es mucho más informativo para los pacientes
y para médicos no expertos en osteoporosis que conceptos como el
T-score, el gradiente de riesgo o el riesgo relativo. También
permiten estas fórmulas el cálculo de los umbrales en los que
Este documento es un ejemplo.
10

determinadas intervenciones diagnósticas –por ejemplo solicitar


una densitometría– o terapéuticas –iniciar un determinado
tratamiento– resultan coste-efectivas.
Sucede además que el cribado universal de la osteoporosis
mediante densitometría no es factible por una desfavorable
relación coste-beneficio por su escasa sensibilidad (ver más
adelante). Además, como ya se ha mencionado, el diagnóstico y el
tratamiento de la osteoporosis debe establecerse a partir de una
valoración integral del riesgo de fractura y no sobre la medida
aislada de la DMO1-8.
Algunos de los principales determinantes del riesgo de fracturas
son:
• El valor de DMO normalizado (T-score): por cada desviación
estándar (DE) el riesgo relativo de fractura aumenta
aproximadamente en un rango de 1,5 a 2,0 veces (2,6 para medidas
en la cadera).
• Los marcadores de remodelado, donde se encuentren disponibles,
cuya elevación es un factor de riesgo de fractura osteoporótica
independiente de la DMO (riesgo relativo 2), aunque no se ha
constatado en todos los estudios.
• Los factores de riesgo de fractura osteoporótica independientes
de la DMO (Tablas 1 a 3), y cuyo valor predictivo combinado
supera al de la medida de DMO (particularmente en la predicción
de fractura de cadera)1,5; en el caso de las fracturas no vertebrales
resulta además especialmente relevante el riesgo de caída y el tipo
de ésta así como los factores de riesgo de caídas (Tabla 4).
• Por último, nunca debe olvidarse que el riesgo individual de
fractura que depende, básicamente, de la edad y de la esperanza de
vida

Este documento es un ejemplo.


11

Este documento es un ejemplo.


12

Subtema 3: Atención de una fractura

Una «fractura» hace referencia a un hueso quebrado. Esto requiere atención


médica. Si la fractura de un hueso se debe a un traumatismo o a una lesión
grave, llama al 911 o al número local de emergencias.
Además, solicita ayuda de emergencia si sucede lo siguiente:

La persona no responde, no respira o no se mueve. Comienza a realizar


reanimación cardiopulmonar (RCP) si la persona no respira o si el corazón
no late.

La persona tiene un sangrado intenso.

Incluso aplicar presión suave o realizar movimientos no bruscos causa dolor.

La extremidad o la articulación está deformada.

El hueso perforó la piel.

La extremidad de la pierna o del brazo lesionado, como un dedo del pie o de


la mano, está entumecido o tiene un color azulado.

Sospechas que se fracturó un hueso del cuello, de la cabeza o de la espalda.


No muevas a la persona, excepto si es necesario para evitar más lesiones.
Toma estas medidas de inmediato mientras esperas ayuda médica:

Detén cualquier sangrado. Aplica presión en la herida con una venda


estéril, un paño limpio o un pedazo de ropa limpia.

Inmoviliza la zona lesionada. No intentes volver a alinear el hueso ni


empujes hacia adentro el hueso que se haya salido. Si recibiste capacitación
Este documento es un ejemplo.
13

sobre cómo entablillar un hueso y no hay ayuda profesional disponible de


inmediato, coloca una férula en la zona superior e inferior de la fractura.
Utilizar un material acolchado en las férulas puede ayudar a reducir las
molestias. Aplica compresas de hielo para limitar la hinchazón y ayudar
a aliviar el dolor. No apliques hielo directamente sobre la piel. Envuélvelo
en una toalla, en un pedazo de tela o en otro material.

Ayuda a la persona si está en choque. Si la persona se siente mareada o


tiene una respiración entrecortada y rápida, recuéstala con la cabeza en una
posición un poco más baja que el tronco y, si es posible, levántale las
piernas.

Subtema 4: Tipo de ferulas


Blandos
Son utilizados en lesiones en las que el hueso no sufre daño, como en
esguinces y luxaciones, donde los tendones y articulaciones absorben el
impacto.

Vendaje

Para inmovilizar este tipo de lesiones se utilizan vendas comunes y algodón.


Sobre la zona afectada (normalmente se encuentra inflamada) es necesario
colocar una cama de algodón y recubrir vendando la zona afectada.

Cabestrillos

Este documento es un ejemplo.


14

Se utilizan para dar soporte al abrazo tras una dislocación del hombro, este
inmovilizador es específico puede improvisare, utilizando algún trozo de tela
que ´pueda dar soporte al abrazo al apoyándose del cuello.

Férulas prefabricadas

Son comúnmente utilizadas por deportistas para mitigar el malestar en


articulaciones.

Resumen
Los primeros auxilios consisten en la atención inmediata que se le da a una
persona enferma, lesionada o accidentada en el lugar de los acontecimientos,
antes de ser trasladada a un centro asistencial u hospitalario.
Los primeros auxilios, son aquellas medidas terapéuticas que se aplican con
carácter de urgencia a las víctimas de accidentes o enfermedades de
aparición repentina, hasta disponer de tratamiento especializado.
El objetivo de los primeros auxilios es aliviar el dolor y la ansiedad del
herido o enfermo y evitar el agravamiento de su estado. En casos extremos
son necesarios para evitar la muerte hasta que se consigue asistencia médica.
Los primeros auxilios varían según las necesidades del paciente y según la
preparación del socorrista.

Este documento es un ejemplo.