Está en la página 1de 6

PRÁCTICA 2.

ANÁLISIS DE LA POROSIDAD

La porosidad del suelo viene representada por el porcentaje de huecos existentes


en el mismo frente al volumen total.
La porosidad depende de la textura, de la estructura y de la actividad biológica del
suelo. Cuanto más gruesos son los elementos de la textura mayores son los
huecos entre ellos, salvo si las partículas más finas se colocan dentro de esos
huecos o sí los cementos coloidales los obturan. No obstante lo más corriente es
que los suelos con elementos gruesos presenten poros también gruesos y los
suelos limosos y arcillosos, huecos muy numerosos pero de pequeño tamaño. La
materia orgánica contribuye a aumentar sensiblemente la porosidad. Son por tanto
los suelos coloidales los que tienen la mayor porosidad.
La influencia de la estructura es tan evidente que a menudo se utiliza el valor de la
porosidad para dar una idea de la estructura del suelo; además los agentes que
destruyen la estructura disminuyen la porosidad, como por ejemplo el apisonado.
El tercer factor que tiende a desarrollar la porosidad es la actividad biológica del
suelo, especialmente la de la microfauna. En los suelos cuya actividad biológica es
intensa se observa con frecuencia, al lado de las huellas del recorrido de las
lombrices, un gran número de canalículos finos que resultan del trabajo de
pequeños insectos. Cuando este tipo de poros resulta predominante se dice que el
suelo tiene una porosidad tubular.
La infiltración es el proceso por el que el agua atraviesa la superficie del suelo. La
capacidad de infiltración de agua en el suelo es una propiedad compleja que
depende de muchos factores, como su textura, su estructura, el estado de su
superficie, su grado de compactación, etc.
Es una propiedad que se relaciona directamente con la susceptibilidad del suelo a
la erosión, cuando se trata de suelos en zonas con pendiente, o a la facilidad con
la que éste se encharca, cuando se encuentran en zonas llanas.
Para estimarla solamente es preciso medir el volumen de agua que puede
atravesar la superficie de un suelo, así como el tiempo en el que la infiltración se
produce.
(Adaptación del autor basado en DOMINGUEZ, J.E. y LAZBAL, E.)

De acuerdo a la siguiente tabla se ve la permeabilidad de suelos de menor a


mayor
Suelo Textura Permeabilidad

1.Suelos
Fina
arcillosos

Moderadamente
De muy lenta
2.Suelos fina
a
limosos Moderadamente
muy rápida
gruesa

3.Suelos
Gruesa
arenosos

Fuente: l. Rucks, f. García, a. Kaplán, et.al. (2004)

De acuerdo a la práctica esta se hizo en un suelo de tipo limo -arcilloso en la


ribera del rio Sinú alrededor de la universidad de córdoba se midió el índice de
porosidad del suelo con una muestra de este, la penetración de agua en la
muestra de suelo en un tubo de ensayo graduado durante un minuto fue de 2 mL
de agua.
PRÁCTICA 3. PRESENCIA DE MATERIA ORGÁNICA
La presencia de materia orgánica en los suelos, particularmente en los horizontes
más superficiales, suele poderse observar fácilmente gracias a la coloración oscura
que le confiere y al desarrollo de agregados generalmente redondeados (estructura
granular compuesta), como los que se observan al arrancar un tepe de césped de
gramíneas.
La materia orgánica es un componente de gran importancia, ya que actúa sobre las
propiedades físicas (agregación, porosidad, retención de agua, etc.), químicas
(regulación del pH, capacidad de retención y liberación de nutrientes al
mineralizarse, etc.) y biológicas del suelo (abundancia y diversidad, solubilización y
asimilación de nutrientes, etc.).
Su cuantificación en suelos suele requerir aparatos o reactivos de manejo
complicado, aunque su presencia se puede detectar fácilmente, ya sea por el color
oscuro del horizonte o bien mediante la adición de agua oxigenada. De haber una
cantidad suficientemente alta de materia orgánica en el suelo, la reacción que se
produce es la que se muestra a continuación, que permite la observación de
efervescencia:
(PORTA J., LÓPEZ-ACEVEDO, M., POCH R. M. (2013)

Se tomó una muestra de suelo de las zonas de la ribera del río Sinú de la
universidad de córdoba, la presencia de materia orgánica (vegetal o animal) están
presente las enzimas catalasas que al reaccionar con agua oxigenada (peróxido de
hidrogeno) hidroliza el peróxido de hidrogeno en agua más oxigeno gaseoso, se
produce una efervescencia fuerte porque se nota gran cantidad de materia
orgánica animal o vegetal en el experimento que se realizó.

La reacción que tiene lugar es la siguiente:

2H2O2 + Materia orgánica +catalasas → 2H2O+ O2 ↑


PRÁCTICA 4. PRESENCIA DE CARBONATO CÁLCICO

Dentro de los componentes sólidos del suelo, además de los silicatos (cuarzo,
minerales de arcilla, entre otros), se pueden encontrar una serie de compuestos
químicos tales como el carbonato de calcio (CaCO3). Su presencia condiciona
numerosas propiedades edáficas como la reacción básica del suelo y, por lo tanto,
la disponibilidad de muchos nutrientes.

Para detectar la presencia de CaCO3 solamente son necesarias unas gotas de ácido
clorhídrico diluido al 10% o a partes iguales en agua (HCl 10% ó 1:1). Al aplicarlo
sobre una muestra de suelo que tenga carbonatos se producirá una efervescencia
de diferente intensidad según su contenido total. (NEVIANI, I. (1975).

En la práctica que se hizo para determinar la presencia de CaCO3 en una muestra


de suelo de las zonas de la ribera del río Sinú de la universidad de córdoba que no
son suelos calizos, se tomó como opción cal (oxido de calcio) como fuente de
calcio y se mezcló con una muestra de suelo y se hizo reaccionar con una acido
orgánico de características débiles ( vinagre o ácido acético diluido), produciendo
una ligera efervescencia muy poco visible de desprendimiento de dióxido de
carbono, debido a la poca disociación del ácido sobre el óxido de calcio o cal.

La reacción que tiene lugar es la siguiente:

CaCO3 + CH3COOH →Ca (C2H3O2)2 + H2O + CO2 ↑


CONCLUSIONES

La metodología utilizada para realizar el análisis de suelo, fue fácil de ejecutar,


sencilla, muy didáctica; lo cual motivo a que todos los integrantes del grupo
trabajaran con responsabilidad y empeño.

Para saber qué tipo de suelo hay en la universidad de córdoba, es indispensable


que realicemos un análisis de suelo, el cual nos permitirá determinar qué
características posee, que tan factible y que tan apto es para el establecimiento de
cualquier actividad que se requiera para su utilización.

El análisis de la porosidad de un suelo con características arcilloso–limoso


encontrado en la universidad de córdoba es de una permeabilidad moderada de
acuerdo a la prueba realizada.

Con respecto al resultado del análisis del suelo obtenido se pudo determinar que
este presenta gran cantidad de materia orgánica (animal o vegetal) debido la
efervescencia fuerte que se pudo observar.

La prueba de la presencia de carbonato de calcio en estos suelos que no son


calcáreos, hubo la necesidad de enriquecer la muestra con cal para la observación
de una efervescencia lenta.

Durante la práctica se pudo observar que el suelo necesita de nuestro cuidado y


protección, ya que al pasar del tiempo se va desgastando la capa vegetativa por la
acción de la naturaleza y por nuestra propia mano.

http://www.areaciencias.com/quimica/fuerzas-de-van-der-waals.html
BIBLIOGRAFIA
 https://www.eweb.unex.es/eweb/edafo/ECAP/ECAL5PFPorosidad.htm
 Adaptación del autor basado en DOMINGUEZ, J.E. y LAZBAL, E.
Evaluación del efecto del manejo interior del suelo sobre macroporosidad,
densidad aparente y rendimiento del cultivo de papa. Tesis Ing. Ag.
Montevideo, Uruguay, Facultad de Agronomía, 1996
 PORTA, J; LÓPEZ-ACEVEDO, M; ROQUERO, C. (2003). Edafología para
la agricultura y el medioambiente. Mundi-Prensa. 3ª ed. 929 pp. Madrid.
 NEVIANI, I. (1975). El suelo. Ed. Avance. Barcelona. 59pp.