Está en la página 1de 9

Las Primeras Campañas De Conquista

A principios del siglo XVI tiene varias territorialidades donde habitaban los Chortís, lencas,
Tolupanes, Pech, sumos y chorotegas. Estos pueblos originarios eran parte de la
población autóctona de este continente, la cual se fue conformando mientras curso un
periodo que abarca aproximadamente 40,000 años A. C. Hasta 1492. Aunque hay varias
apreciaciones al enunciar la procedencia de las campañas de conquista, nosotros hacemos
el siguiente ordenamiento. A partir de 1524, Es cuando empieza manifestarse la disputa
abierta por la conquista de la zona se desplaza hacia el centro del istmo, Entre las
corrientes que llegaron hasta Honduras tenemos:

1. En este año, en La española, Gil González Dávila se embarca con 300 españoles
más hacia el sur Y llega a las costas de Honduras para explorar, saquear y encargar paso
terrestre hacia Nicaragua, donde en 1522 ya había iniciado sus operaciones de conquista,
interrumpidas en ese año por las acciones que emprendedores. Pedrarias Dávila,
Gobernador de Castilla de oro. González y su gente, prosiguieron el viaje frente a las costas
del regreso sólo desembarcando en la zona Y continuaron hasta llegar a Olancho.

2. La lucha por el control de Honduras confirmó. En el año de 1524, otra corriente


conquistadora procedente de México, desde donde Hernán Cortés envió a Cristóbal de
Olid A Honduras ordenándole que procurasen poblar una villa Y atrajese Y paz A los
naturales Y que buscase oro y plata entre otras cosas con lo anterior porque es intentó
incorporar esta zona a sus dominios.

3. Enterado cortés de la traición de Olid Como en agosto de 1524 envió a Francisco


de las casas aprenderle, sin éxito Olid, tomó prisionero a las casas Y después a Gil
González, Llevando ambos cautivos en Naco. Ellos lograron detener a Olid mediante
maniobras, siendo imputado en la plaza de Naco.

Las Zonas de Resistencia Indígena: La etapa de la conquista de América, la comprende


tantos sus movimientos de conquista, como los de resistencia. En los territorios de
Honduras, se dieron varias zonas en donde se enfrentaron los nativos con los europeos.

Trujillo y el valle del Aguan: De los jefes principales, Pizacura, fue capturado, otro Mazatl,
se resistió a doblegarse, pero también fue capturado. Los enfrentamientos continuaron
después fueron vencidos y algunos esclavizados.

Zona oriental: Según crónicas españolas en 1526 los conquistadores al mando de Diego
López. Logran incursionare en zonas de Olancho de Honduras. Combatieron contra los
nativos dirigidos por Benito “Señor de Silca” Benito fue capturado y enviado Nicaragua,
donde fue lanzado a uno Jauría que le dio muerte. Posteriormente hacia esta zona se
desplazaron algunos misioneros que intentaron evangelizar a los indígenas, sin éxito.

La occidental y la central: Aquí se efectuaron choques en distintos años:


 En 1530, en Chiquimula Guatemala tropas de Hernando de Chávez lucharon contra
los Chortís dirigidos por Copan Galel. Esto se fueron replegando y se atrincheraron (en
una zona del actual departamento de Ocotepeque resistieron, pero fueron vencidos.

 1535, estando en México, Francisco de Montejo es nombrado gobernador de la


provincia de Higueras del cabo de Honduras, este envío primero capitán Alonso de
Cáceres, Quien llegó a la provincia a finales de 1526. Los lencas mantenían una fuerte
resistencia en zonas es extendían desde San Miguel (san Salvador), Hasta, Comayagua.

 Los españoles controlaron poco a poco las rebeliones indígenas, salvo la dirigida
por el cacique lempira (Elempira) Como se le menciona en algunos documentos coloniales.
Quien con más de 2000 guerreros estableció su centro de operaciones en Cerquin (actual
municipios de Erandique y Gualcince)

Según documentos, lempira murió en combate cuerpo a cuerpo, siendo vencido y


decapitado por el español Rodrigo Ruiz. A pesar de haber eliminado al líder, los
enfrentamientos continuaron Y en 1539, Francisco De Montejo concluyó con la pacificación
esta zona.

Zona del río Ulúa y del Valle de Sula: A Pedro de Alvarado, Gobernador de Guatemala
le fue solicitada su presencia en la provincia vecina, por otros españoles. Aquí no se había
concretado la conquista Y la precaria situación de los españoles que allí habían quedado
les hacía temer por su seguridad. En 1536, Pedro de Alvarado, ingresa a la provincia de
Higueras Y del cabo de Honduras para pacificarla, no sin albergar pretensiones
anexionistas Y de apropiación de riquezas. Su expedición de conquista estuvo compuesto
por unos 80 españoles Y 300 indígenas. En este episodio de la historia de Honduras: Cabe
destacar la participación especialmente brutal de Pedro de Alvarado Y sus auxiliares mayas
guatemaltecos en la región occidental.

Al llegar al valle de Sula, Alvarado chocó una resistencia de los indígenas encabezados
por cacique Cicumba. Al final de los enfrentamientos, Los indígenas fueron derrotados y
sometidos. Ya en 1539, los españoles controlaban buena parte del territorio y gradualmente
se pasó a una etapa de colonización.

Sobre esta etapa de la historia de Honduras, es necesario hacer las aclaraciones


siguientes:

 “Lempira fue el primer defensor de la soberanía Nacional”. Tal afirmación es falsa.


Mentira no fue el primer cacique que se enfrentó a los españoles. Y en aquellos tiempos
los indígenas defendieron su territorio, no la soberanía de un país (Honduras) todavía
inexistente.
 Lempira no era “Cacique Hondureño” era un cacique Lenca. A partir del siglo XVI,
no podemos hablar todavía de “nacionalidad”. La nacionalidad hondureña surge hasta el
siglo XIX, Después de la independencia, el 15 de septiembre de 1821.

El Impacto De La Conquista

Dentro del proceso de expansión europea,


iniciado en 1492, la conquista constituye la
etapa inicial. Después parten de aquí otros
procesos económicos, demográficos y
sociales.

En esta etapa se inicia el choque entre


sociedades europeas e indígenas, para
Europa, implicó el desarrollo de las relaciones
capitalistas producción, la formación paulatina
del mercado mundial. Para España en
particular, fue el punto de partida para la
formación del imperio colonial.

La conquistó militar, genero el movimiento de resistencia indígena, Cuyo resultado fue el


aniquilamiento de los pueblos y el sometimiento posterior de las sociedades autóctonas
vencidas, Tras concluir la fase de las campañas de conquista.

La etapa siguiente de la expansión europea, después de obtener resultados en la


conquista, fue la colonización de los polos conquistados. Ambas etapas conquista y
colonización fueron configurando un proceso que afectó directamente a los pobladores
autóctonos.

“la desestructuración de las sociedades indígenas”: Proceso que se inició a finales del
siglo XV, hacer contacto entre las culturas indígenas los españoles, Provocando
transformaciones sociales, económicas, Culturales Y demográficas en la América
española”. Durante este proceso, después de las campañas de liquidación y sometimiento,
la mayoría de las sociedades autóctonas fueron incorporadas al “orden colonial”.

Los valores culturales autóctonos (lengua, arte, dieta, arquitectura, costumbres, templos,
ciencias, Y calendario) fueron soterrados por la avalancha de los acontecimientos. Unos
se mantuvieron pero en general, Fueron transformándose bajo la influencia de la cultura
dominante de los conquistadores y colonizadores españoles. Sobre estas bases se fue
articulando: la Sociedad colonial.
ESCLAVISTAS Y DEFENSORES DE INDIOS: LAS LEYES NUEVAS DE 1542.
(Varela, Guillermo. Historia de Honduras. 2011. Tegucigalpa. Editorial Guaymuras. Pág. 120-124)

Tomando como referente la misión evangelizadora, dos bandos antagónicos se enfrentaron


en torno a la situación y destino del indio bajo el régimen colonial, la teología de la
esclavitud y la teología de la libertad del indio.

La primera, asumiendo los argumentos racistas de la misión civilizadora, sostenía que el


indio debería ser sometido por la fuerza de su carácter maligno. A través del trabajo orzado
bajo la tutela de un español podría, tal vez, encaminarse en el “buen camino”.

Por su puesto que esta ideología respondía al interés de los conquistadores más urgidos
en su rápido enriquecimiento y regreso a España, que en la evangelización de los nativos.
El logro de este objetivó implicó el despliegue de un brutal proceso de conquista ante la
obvia resistencia indígena a la esclavitud y el sometimiento.

Ante los reclamos de los frayles dominicos por el trato despiadado de los conquistadores
a los nativos, la corona respondió en 1512, con la exigencia de aplicar un requerimiento a
los indígenas antes de cualquier campaña bélica

Se trataba de un documento que debía ser leído a los nativos, en los que se les explicaba
la legitimidad de la presencia española en América para que aceptasen por las buenas la
superioridad de Papa sobre su religión pagana, y la de los reyes de España sobre la de
sus caciques. De lo contrario el conquistador advertía que:

“… certifico que con la ayuda de Dios nosotros entraremos poderosamente contra vosotros,
y os haremos la guerra por todas partes y maneras que pudiéramos, y os sujetaremos al
yugo y obediencia de la Iglesia, y al de sus majestades, y tomaremos vuestras personas,
e a vuestras mujeres e hijos, e los haremos esclavos, e como tales los venderemos, e os
haremos todos los daños e males que pudiéramos, como a vasallos que no obedecen ni
quieren recibir a su señor y le resisten e contradicen…”

La colonización se inspiró en la tradición de reconquista medieval ibérica, es decir, en el


espíritu de cruzada similar al de 1492 cuando los árabes fueron expulsados de España.
Siendo del Rey los territorios recuperados, este, como su dueño y señor, procedía a
distribuirla entre sus fieles y súbditos, en nuestro caso, los conquistadores de América.

Este espíritu medieval fue e norte de los aventureros y conquistadores llegados a América.
Su ideal era reproducir en sus vidas la imagen del señor feudal con sus tierras y sus siervos
y que, en España no podía alcanzar dado el carácter excluyente y cerrado de aquella
sociedad. No se olvide el origen pobre, inculto y hasta criminal de la mayor parte de los
conquistadores.
El mecanismo legal usado por los conquistadores para repartirse tierras e indios fue la
encomienda. Esta consistía en el derecho de un español con méritos de conquista, al
trabajo y al tributo de los indígenas de los pueblos conquistados, pero implicaba, al menos
de palabra, el compromiso de aquel de evangelizar al indio para que alcanzara las “virtudes
cristianas de los españoles”.

Como los primeros años de la conquista y de la colonización la corona dependía de los


conquistadores para la configuración y establecimiento de su imperio, no existió un control,
ni fiscalización directa de ella sobre aquellos. Por ello la encomienda no fue más que un
hábil pretexto para explotar despiadadamente al indio como esclavo.

Como en pocas década pudo observarse un tremendo descenso de la población nativa, se


generó una fuerte confrontación entre los conquistadores y sus descendientes (criollos), y
los que consideraban que la conversión del indio al cristianismo debía priorizar métodos
pacíficos y la persuasión, los frailes dominicos.

Un bando esclavista consideraba que la sobre exploración indígena, por medio de la


encomienda, era su pago por el establecimiento del imperio. Los dominicos, por su parte,
consideraban que la encomienda no era el mecanismo idóneo para convertir al indio en
vasallo del Rey y al cristianismo. Por lo tanto los españoles deberían liberarlos si querían
evitar que su alma se pudriera en el purgatorio. Entre los más fervientes defensores de la
libertad y la dignidad de los indios, sobresalen Fray Antonio de Montesinos y Fray
Bartolomé De Las Casas.

De Las Casas renunció a su encomienda en 1515 en su encomienda por participar como


capellán en la conquista de Cuba al observar los desmanes cometidos por los
conquistadores. En ese momento se incorpora al movimiento antiesclavista protagonizado
por los dominicos.

Sugería que con el indio debían utilizarse mecanismos pacíficos. Por ello desarrolló
experimentos de comunidades educativas y de mejoramiento de la vida de los aborígenes
a las que luego denominarían “Misiones”. Estos experimentos se revelaron exitosos en
Nicaragua y Guatemala en 1537.

Su lucha y tenaz diligencia ante la corona logró la suspensión temporal de las campañas
de conquista y, finalmente, en 1542, la promulgación de LAS LEYES NUEVAS que, como
dijimos, pretendieron contener el abuso contra el indio y formalizar el control de la corona
sobre su imperio.

La corona escuchó atentamente la posición de ambos sectores. Al final decidió promulgar


en noviembre de 1542 las LEYES NUEVAS. Estas vinieron a “poner a raya a los
conquistadores”. La corona envió funcionarios a aplicarlas, recobrando aquella el control
directo de su imperio.
De acuerdo a Mires (1991), las condiciones que posibilitaron la promulgación de las LEYES
NUEVAS fueron las siguientes:
1. La autonomía de los encomenderos escapaba del control de la corona española.
2. Pérdida creciente de fieles y súbditos indígenas por la sobre explotación.
3. Contradicción entre el interés público (Corona) y el privado (encomenderos).
4. En rey de Francia cuestionó las bases legales utilizadas por España para sustentar su
soberanía sobre América, por lo que la corona se vio en la necesidad de declarar como
súbditos (vasallos libres) a los indios.
5. La bula del Papa, Pablo III en 1537, declara al indio como hermano y semejante a los
europeos.

Las consecuencias legales de las LEYES NUEVAS implicaban:

1. Declarar al indio vasallo libre del Rey y abolición de la esclavitud indígena.


2. La encomienda pasa a ser una concesión de la corona (no de un capitán de conquista)
a un español con méritos de conquista consistente en tributo de los indios controlados por
funcionarios reales. Muerto el encomendero, dejaba de existir la encomienda.
3. Derecho a tierras comunales y privadas por parte de los indios.

Citando el tratado de De Las Casas sobre la encomienda nos ofrece el siguiente fragmento:

“…Si vuestras majestades no quitase los indios a los españoles, sin duda alguna todos los
indios perecerán en breves días… pierde vuestra majestad y su real corona infinito número
de vasallos que le matan… pierde tesoros y riquezas grandes que justamente podría
haber…”

Las encomiendas ya no implicarían dominio directo del encomendero sobre el indio.


Exceptuando los tributos en productos de los indios, nadie podía obligar a los indios a
trabajar contra su voluntad.

Dado que la aplicación de las LEYES NUEVAS hubiera significado la disminución radical
de los beneficios de los encomenderos, estos reaccionaron violentamente contra ellas. El
descenso demográfico indígena hubiera encarecido tremendamente el pago por su fuerza
laboral. Por ello los españoles amenazaron con volverse a “España antes que morir
empobrecidos lejos de su tierra natal”.

En Perú, el conquistador Gonzalo Pizarro se proclamó Rey de Perú, y desconoció la


autoridad del Rey.

Tardó tres años la corona en vencer esta rebelión. El costo, sin embargo, fue ceder
parcialmente a las exigencias de los encomenderos. Fueron restablecidos los tributos en
trabajo (Repartimiento), pero serían periódicos, rotativos y regulados por un funcionario
real: el Corregidor. Este se encargaría de tasar los tributos y los repartimientos desde los
pueblos indígenas o reducciones a las tierras de los “nuevos encomenderos”. Como dice
Mario Felipe Martínez: “… los indios siguieron dando de comer a los criollos por tres siglos
más”.

Bartolomé De Las Casas a sus 93 años, antes de morir, exclamaba que Dios castigaría a
España por su burla a los indígenas y su complicidad con los encomenderos. Sin embargo,
no debe ignorarse que en su abnegada defensa de los indígenas, el mismo De Las Casas
sugirió al Rey la importación de esclavos africanos, comenzando así uno de los más
lucrativos negocios para europeos y una de las más abominables páginas de la Historia
moderna.

ESTRUCTURAS POLITICO - ADMINISTRATIVAS

Para hacer efectivo su poder, La corona española y La iglesia Católica empezaron a enviar
a las colonias funcionarios y órdenes religiosas. Los primeros nombramientos fueron
formales ya que los funcionarios no ejercían un poder real en las provincias, al no poder
controlarlas militarmente. Las disputas entre los conquistadores, complicaron más la
formación de estructuras estables en los primeros decenios, después de las primeras
incursiones.

Las primeras disposiciones para crear las estructuras administrativas y políticas fue la
creación de organismos reguladores como: La casa de contratación de Sevilla Y el Consejo
supremo de indias. Entre los primeros nombramientos oficiales en las posesiones del
Istmo, figura el de Pedrarias Dávila, En 1515, como gobernador De Castilla de Oro, Quien
intentó ejercer y extender su autoridad en el istmo sin lograrlo.

En estos primeros decenios de anarquía y saqueo, los españoles no tenían plena


conciencia de las dimensiones geográficas de los territorios que se encontraban como lo
demuestran algunos mapas de la época. Los territorios de la actual Honduras, eran
conocidos parcialmente por ellos.

Así, a zonas del noroeste se les llamó “Higueras”, Y a zonas del noroeste “Honduras”. A
ambas se les denominó Provincias Y en 1526 se nombró formalmente a Diego López de
Salcedo como gobernador de Higueras y del Cabo de Honduras. En 1562 se agrega estas
jurisdicciones, la zona de Taguzgalpa, Sobre la cual los españoles no tenían pleno
conocimiento ni llegaron a conquistarla durante los tres siglos del periodo colonial.

En el decenio siguiente, no había un poder real que ejerciera su autoridad por las disputas
en que estuvieron enfrascados los conquistadores y la imposibilidad de someter la
población totalmente. En 1535, se nombró a Francisco de Montejo como “Gobernador de
la provincia de Higueras y del Cabo de Honduras”, Quien llegó al año siguiente a pacificarla.

Estructuras Regionales:

En principio, la provincia queda adscrita a la audiencia de Santo Domingo y después hasta


que en 1542, se crea la audiencia de los confines, para las provincias del Istmo. La corona
española tardó varias décadas en ejercer la organización política del imperio colonial.
Primero tuvieron que vencer la resistencia indígena y las disputas entre los conquistadores,
lo cual no fue una tarea inmediata.

En el istmo centroamericano empezó a figurar en los planes de la corona, hasta mediados


de los Años 20 del siglo XVI. Aquí, en el proceso de conquista y colonización no alcanzó la
celeridad ni la importancia económica. ¿Porque será? Porque los primeros reportes no
mostraba una considerable cantidad de riqueza como se esperaba. Lo que vino a dar cierto
ordenamiento en la región fue la formación de la audiencia de los confines (1542 – 1562),
Jurisdicción que incluía desde Tabasco, Soconusco, Yucatán, Cozumel, Chiapas (México),
Las provincias del centro de América hasta Panamá. El primer presidente de la audiencia,
fue el licenciado Alonso de Maldonado, y la primera sede fue en Gracias a Dios (Centro
minero del occidente de Honduras). Actualmente la ciudad de Gracias en el departamento
de Lempira.

En 1544, se llevaron a cabo las primeras sesiones de la audiencia. En 1549, la sede fue
trasladada la ciudad de Santiago de los Caballeros (En Guatemala), dada la importancia
económica de esa zona. Y pasó a llamarse audiencia de Guatemala Pero en 1563 la mayor
parte de esas provincias (Parte de Honduras, hacia el sur) Quedaron adscritas a la
audiencia de Panamá, Al disolverse la de Guatemala, por problemas surgidos en la misma.
En 1566, Se reúne la audiencia de Guatemala, Excluyéndose a Panamá.

Fue hasta principios del siglo XVII, que se logró cierta estabilidad político administrativa, al
instaurarse formalmente en 1609 la capitanía General de Guatemala. Se nombró como
primer capitán general, al conde de Gomera. Desde entonces, se empieza a identificar la
región como Capitanía General. De la cual formó parte Honduras hasta el fin del periodo
colonial.

Estructuras Provinciales
La provincia de Honduras se fue organizando jurisdicciones descentralizadas. Estas
estructuras no implicaron la unificación de las jurisdicciones de Tegucigalpa y Comayagua,
Con sus respectivas autoridades. En 1578, las autoridades de la audiencia General de
Guatemala, Formaron la alcaldía Mayor de Tegucigalpa, para controlar las actividades
mineras que se ampliaron al descubrirse yacimientos en varias partes de esa zona
(Tegucigalpa, Santa Lucía, San Marcos, Apasapo y otros) En 1602, la villa de Choluteca
se desligó de las autoridades salvadoreñas de las cuales dependía, y se integró a la
alcaldía Mayor de Tegucigalpa. Después se formaron otras estructuras que no tuvieron
larga duración. Al interior de la gobernación de Comayagua y de la alcaldía Mayor de
Tegucigalpa, existían estructuras administrativas menores: Corregimientos, partidos etc.
las cuales eran formadas o desarticuladas de acuerdo a las necesidades o condiciones
coloniales, Caracterizadas hasta el final del periodo colonial como inestables.

Desde 1578, en la provincia de Honduras se fueron configurando dos regiones, Con


autoridades independientes De la audiencia, gozando de cierta autonomía que impidió
junto otras circunstancias (Rivalidades, intereses económicos diversos) Formar un gobier

no provincial centralizado. Aquí no se considera la Taguzgalpa (Oriente), Aunque en


ocasiones figuró Dentro de los límites de la provincia sin ejercer en ella los españoles un
poder real sobre esta zona.