Está en la página 1de 3

Arte y sus ciencias auxiliares

Concepto del arte


Arte, actividad que requiere un aprendizaje y puede limitarse a una simple habilidad
técnica o ampliarse hasta el punto de englobar la expresión de una visión particular del
mundo. El término arte deriva del latín ars, que significa habilidad y hace referencia a la
realización de acciones que requieren una especialización, como por ejemplo el arte de la
jardinería o el arte de jugar al ajedrez.

Las ciencias auxiliares del arte


Se ha dicho que todo arte es una ciencia y que toda ciencia implica un arte. A la ciencia
corresponde observar, analizar, sintetizar, elaborar las leyes que han de regir determinado
tipo de fenómenos; al arte compete elevar a la categoría de obras de arte los fenómenos
que la ciencia estudia. La ciencia se expresa en es, el arte dice sea; la ciencia conoce a
través de la razón, el arte crea mediante el sentimiento. Sin embargo, a pesar del aparente
abismo que separa el arte de la ciencia, existen infinidad de puntos de contacto.

Enumeración
Para encarar racionalmente el arte, auxilian al hombre de manera específica algunas
ciencias que se proyectan sobre el problema artístico y que se han a llamado ciencias del
arte:

psicología,
sociología,
física,
matemática,
historia,
antropología,
pedagogía y
filosofía.
El objeto de estudio de estas ciencias no es el arte, pero penetran en él para un mejor
conocimiento del fenómeno artístico.
Concepto e incidencia
La psicología es la ciencia que se ocupa de las actividades de la mente humana y de todos
los fenómenos que en ella ocurren y que reciben el hombre de vivencia; la psicología del
arte analiza el proceso artístico para determinar el papel que desempeñan las funciones
psíquicas no sólo en el momento de la creación artística, sino en la contemplación, la
interpretación y la crítica, es decir, en toda la vivencia artística. Examina la sensibilidad del
artista, del contemplador y del crítico, del intérprete y aun del que reproduce la obra de
arte; además esta vivencia artística es estudiada por la psicología tanto en su aspecto
individual como social.
La física y la matemática en general se ocupan de establecer la base numérica para medir
y cuantificar los hechos reales; en el arte todas las obras se expresan en el espacio y en el
tiempo, con las formas que imprime el artista. La física atiende al material que se usa para
la realización de la obra, la matemática determina la medida y proporciones que explicarán
su aspecto cuantitativo.
La sociología es una ciencia que estudia el desenvolvimiento de las sociedades, los
factores de la vida social: raza, herencia, costumbres y tradiciones, religión, economía,
sistema de gobierno, etc., y la influencia que del medio social recibe el hombre. La
sociología del arte estudio todo esto en relación con el fenómeno artístico, observa al
artista para determinar la influencia que ha recibido del ambiente en que se desenvuelve,
así como la que el propio artista y sus obras han dejado en una época o un pueblo;
además se ocupa de establecer cuáles formas de arte influyen más en el conglomerado
humano y en especial, cuál es la función que desempeña el arte en la vida humana.
La historia estudia los hechos ocurridos en el pasado; la historia del arte relata la evolución
de éste a través de los tiempos. La historia enseña que ninguna época ha estado aislada
de las demás sino que cada una representa un eslabón en una cadena que abarca desde
los tiempos más remotos hasta el día que la vida humana termine. El presente del arte no
es atribuible solamente al momento en que se vive, sino a todo el conjunto de aportaciones
que a través del tiempo han dado a los artistas.
Y así como la historia no se limita a una escueta narración de los hechos, sino que a
través del espíritu histórico obtiene una interpretación de los mismos, la historia del arte no
se limita a hacer una descripción de obras, estilos y escuelas, sino que penetra para en
ellas para indagar el espíritu que las ha modelado. La investigación histórica sobre el arte
representa un valioso elemento auxiliar de la estética, pues arroja luz sobre un aspecto
muy importante del hecho artístico: la evolución de sus formas en el tiempo. La historia
describe el drama de la vida humana; la historia del arte describe ese drama en relación
con el arte, el artista y su obra.
La antropología, ciencia del hombre, abarca el estudio del mismo en toda su amplitud; la
antropología social estudia de modo especial los grupos primitivos sin relacionarlos con el
proceso histórico de cambio. La primera analiza toda la actividad del hombre, desde su
más temprana manifestación; la segunda, la misma actividad, pero realizada dentro de un
grupo: La antropología del arte contempla a éste como una expresión típicamente humana,
analiza la espontaneidad del arte primitivo y trata de descubrir el tipo de sensibilidad y los
conceptos que de la vida subyacen bajo la forma de las obras, donde se mezcla la
expresión artística con las necesidades prácticas de la vida rudimentaria.
El contacto entre arte y pedagogía es innegable, la educación requiere del arte como uno
de los elementos formativos de la personalidad; el arte a su vez necesita de la educación
para pulirse y para buscar nuevas expresiones.

La filosofía se ocupa del hombre, de sus pensamientos y problemas en relación con la


vida, es una reflexión sobre el quehacer humano; la filosofía del arte contempla lo que el
hombre realiza en el terreno del arte, y con un criterio científico auxiliada por todas las
demás ciencias, estudia al artista y su obra, los valores entendidos en la misma, investiga
su esencia, su origen, sus fundamentos, su métodos, su finalidad y su función en la vida
humana. La filosofía del arte se convierte en una axiología del arte.
La técnica y la estética
Técnica es el camino o procedimiento que se sigue para realizar un propósito. En el caso
del arte el fin propuesto es la expresión del sentimiento, lo que implica disponer del nutrido
conjunto de elementos materiales que posee el artista y elegir el que vaya de acuerdo con
su expresión. Es decir, la técnica comprende la elección del material y la realización de la
forma, es fruto de un prolongado ejercicio, el domino de la técnica da al artista el
conocimiento pleno de los materiales y la manera de aplicarlos.

La técnica varía en cada una de las bellas artes, así como el modo correcto de aplicarlos,
la perspectiva, la proporción, la textura del material que va a usar como fondo de su obra;
el escultor y el arquitecto deberán poseer sentido del equilibrio y de la armonía, así como
de la dureza del material que van a usar. El compositor debe saber manejar los sonidos,
manejar el ritmo y la armonía; el poeta debe conocer profundamente su lengua y todas las
reglas relativas, para poder convertir en poético el lenguaje prosaico.

La estética, ciencia para la cual el problema del arte es lo fundamental engloba, y ordena
los datos proporcionados por las ciencias del arte y con base en ellos enseñará a
justipreciar al artista y sus creaciones.

Arte y ciencia
Tanto el arte como la ciencia requieren habilidad técnica. Los artistas y los científicos
intentan crear un orden partiendo de las experiencias diversas y, en apariencia, aleatorias
del mundo. También pretenden comprenderlo, hacer una valoración de él y transmitir su
experiencia a otras personas. Sin embargo, existe una diferencia esencial entre ambas
intenciones: los científicos estudian las percepciones de los sentidos de modo cuantitativo
para descubrir leyes o conceptos que reflejen una verdad universal.

Los artistas seleccionan las percepciones cualitativamente y las ordenan de forma que
manifiesten su propia comprensión personal y cultural. Mientras que las investigaciones
posteriores pueden llegar a invalidar leyes científicas, una obra de arte —aunque cambie
el punto de vista del artista o el gusto del público— tiene un valor permanente como
expresión estética realizada en un tiempo y en un lugar determinado.