Está en la página 1de 16

Selección,

Mantenimiento, Recarga
y Control de Extintores
Portátiles Contra
Incendios

Preparado por Ing. Néstor Adolfo BOTTA


para Red Proteger
Rosario, marzo 2006
Selección, Mantenimiento, Recarga y Control de Extintores Autor: Ing. Néstor BOTTA
Portátiles Contra Incendios

Depósito legal
Todos los derechos reservados
Hecho el depósito que marca la ley 11.723

El derecho de propiedad de esta obra comprende para su autor la facultad


exclusiva de disponer de ella, publicarla, traducirla, adaptarla o autorizar
su traducción y reproducirla en cualquier forma, total o parcial, por medios
electrónicos o mecánicos, incluyendo fotocopia, copia xerográfica,
grabación magnetofónica y cualquier sistema de almacenamiento de
información. Por consiguiente, ninguna persona física o jurídica está
facultada para ejercitar los derechos precitados sin permiso escrito del
autor.

 Copyright 2006 por RED PROTEGER®. Derechos Reservados – Edición Marzo 2006 Pág. 2/16
Selección, Mantenimiento, Recarga y Control de Extintores Autor: Ing. Néstor BOTTA
Portátiles Contra Incendios

"La SEGURIDAD nunca es


un accidente: siempre es el
resultado de un esfuerzo
de la inteligencia"
John Ruskin

 Copyright 2006 por RED PROTEGER®. Derechos Reservados – Edición Marzo 2006 Pág. 3/16
Selección, Mantenimiento, Recarga y Control de Extintores Autor: Ing. Néstor BOTTA
Portátiles Contra Incendios

INDICE

1) SELECCIÓN DE EXTINTORES
1.1) Un Extintor para Cada Tipo de Incendio
1.2) Personal Disponible y Facilidad de Uso
1.3) El Entorno Físico
1.4) Consideraciones sobre Seguridad e Higiene en el Uso de Extintores
2) DISTRIBUCIÓN DE LOS EXTINTORES
3) INSPECCIÓN Y MANTENIMIENTO DE EXTINTORES
3.1) Diseño de un Puesto de Extinción
3.2) Inspección de Extintores
3.3) Como Sacar de Servicio un Extintor
3.4) Pautas para Sacar de Servicio un Extintor
3.5) Registro de Inspecciones
3.6) Frecuencias Recomendadas de Control
3.7) Extintores Certificados
3.8) Mantenimiento de Extintores
3.9) Que Significa la Fecha de Vencimiento del Mantenimiento
3.10) Extintores de Agua
3.11) Extintores de Polvo
3.12) Extintores de Anhídrido Carbónico
REFERENCIAS

 Copyright 2006 por RED PROTEGER®. Derechos Reservados – Edición Marzo 2006 Pág. 4/16
Selección, Mantenimiento, Recarga y Control de Extintores Autor: Ing. Néstor BOTTA
Portátiles Contra Incendios

SELECCIÓN DE EXTINTORES

Antes de la elección de un extintor es importante saber:

- La naturaleza de los combustibles presentes.


- Las condiciones ambientales del lugar donde va a situarse el extintor.
- Quién utilizará el extintor.
- Si existen sustancias químicas, en la zona, que puedan reaccionar negativamente
con el agente extintor.

Cuando se elija entre distintos extintores, debe considerarse:

- Si es eficaz contra los riesgos específicos presentes.


- Si resulta fácil de manejar.
- El mantenimiento que requiere.
- El potencial usuario del extintor no debe salir lesionado por haber elegido en
plena emergencia un extintor equivocado. El potencial usuario, en el momento
del problema, no debe pensar en la selección adecuada del extintor, sino
solamente en usarlo.
Por ejemplo, NO se debe colocar en el mismo puesto un extintor de polvo ABC y
uno de agua presurizada, exteriormente y a simple vista son iguales, esto puede
hacer que el usuario tome por equivocación o desconocimiento, el extintor de
agua para apagar el fuego que se esta desarrollando en un tablero eléctrico.

1.1) Un Extintor para Cada Tipo de Incendio

Con mucho, el factor de mayor importancia al elegir extintores es la naturaleza de la


zona que hay que proteger. Los extintores se clasifican según el tipo de combustible en
Clase A, B, C y D. Los extintores se diseñan para su empleo contra uno o más de estos tipos
de incendios.
Los extintores Clase A se utilizan sobre todo para la protección ordinaria de edificios.
Entre los agentes clasificados para su empleo en fuegos Clase A, se encuentran el agua, la
AFFF, los polvos polivalentes e hidrocarburos halogenados.
Sin embargo, los extintores de Clase A no son el único tipo que se necesita en la
protección de edificios. Por ejemplo, en la mayoría de las zonas de restaurantes, los
combustibles principales son madera, papel y tejidos. En la cocina, sin embargo, el principal
es la grasa, que requiere un extintor de Clase B (comercialmente se encuentran los tipo K).
En los hospitales, generalmente se exigen extintores de Clase A en habitaciones, pasillos y
oficinas, pero en laboratorios, cocinas, salas de grupos electrógenos y áreas donde se
empleen o almacenen anestésicos, deben emplearse extinguidores de Clase B y C.
Los fuegos Clase B son los de líquidos inflamables, y los agentes extintores de Clase
B incluyen CO2, polvos químicos, AFFF y agentes halogenados.
Los extintores de Clase C se emplean en fuegos eléctricos. Deben seleccionarse de
acuerdo con las siguientes consideraciones: (1) características constructivas del equipo
eléctrico; (2) grado de contaminación del agente que se permita; y (3) naturaleza de los
combustibles en la zona. De estos factores, el último es particularmente importante; un
cuadro de distribución, por ejemplo, contiene más materiales aislantes de Clase A que un
transformador relleno de aceite, que contiene fundamentalmente material de Clase B. Entre
los agentes clasificados para uso en fuegos Clase C se encuentran el CO2, los polvos
químicos y los agentes halogenados.

 Copyright 2006 por RED PROTEGER®. Derechos Reservados – Edición Marzo 2006 Pág. 5/16
Selección, Mantenimiento, Recarga y Control de Extintores Autor: Ing. Néstor BOTTA
Portátiles Contra Incendios

1.2) Personal Disponible y Facilidad de Uso

Antes de seleccionar los extintores debe considerarse el personal que lo va a utilizar.


La evaluación debe incluir la capacidad física, reacciones en estado de tensión y
entrenamiento previo. En caso de emergencia, cuantas más posibilidades de elección tenga
el usuario mayor son las probabilidades de error.
La reacción emocional de un individuo ante el fuego estará influida en gran medida
por su familiaridad con el extintor, su experiencia en empleo u observar su empleo y en su
propia confianza. Los empleados deben estar bien adiestrados para que no pongan en
peligro su propia seguridad.
A veces el tamaño o peso de un extintor es importante. El problema del peso puede
solucionarse a veces eligiendo un modelo similar con un recipiente más ligero o agentes con
mayor capacidad de extinción por unidad de peso.

1.3) El Entorno Físico

Otro factor que influye en la selección de extintores es la zona en la que han de ser
emplazados. Esto resulta importante si el extintor va a estar sometido a temperaturas
extremas. Normalmente, los laboratorios de ensayo evalúan los extintores a base de agua a
temperaturas entre 4 y 50 ºC y el resto de los tipos entre –40 y 50 ºC. Cuando los
extintores hayan de instalarse en zonas sometidas a temperaturas fuera de los límites
indicados, deben homologarse para dichas zonas o colocarse en un recinto donde se
mantenga la temperatura apropiada.
Otras condiciones climatológicas que pueden afectar a las prestaciones del extintor
son la luz directa del sol, la nieve, la lluvia, el polvo en suspensión y los vapores corrosivos.
Si los extintores han de colocarse en el exterior, su instalación en cabinas o protección con
cubiertas ayudan a impedir su prematuro deterioro.
Los extintores pueden verse también afectados por las vibraciones generadas por
batidoras, martillos de forja, trenes, vehículos y embarcaciones a motor. En dichos casos
deben ser de diseño robusto, montarse firmemente e inspeccionarse con frecuencia.

1.4) Consideraciones sobre Seguridad e Higiene en el Uso de Extintores

Al seleccionar extintores, siempre deben considerarse los posibles riesgos que


comportan para la salud. Generalmente los fabricantes colocan etiquetas visibles de
precaución sobre extintores que pudieren producir vapores tóxicos o de descomposición. A
veces, sin embargo, el peligro no reside en el exterior sino en la zona donde vaya a
utilizarse. Este problema puede combatirse colocando señalizaciones de advertencia,
disponiendo de lanzas de largo alcance, instalando ventilación especial o proporcionando
aparatos de respiración artificial a los empleados de la zona.
Todos los extintores a base de agua sólo pueden emplearse para fuegos de Clase A,
excepto los modelos de AFFF, que se emplean sobre fuegos de Clase B. Si se usan modelos
de agua espuma en fuegos Clase B, pueden provocarse llamaradas, propagarse el fuego o
dañar a los operarios. Si se emplean extintores a base de agua sobre equipos eléctricos
bajo tensión o en sus proximidades, el chorro de agua puede transmitir una descarga mortal
al operario.
Aunque el CO2 no es tóxico en sí, no es respirable cuando se emplea en cantidades
lo suficientemente importantes como para extinguir un fuego. Si se emplea un extintor de
CO2 en una zona sin ventilación, diluye el oxígeno y cualquiera que permanezca en la zona
puede perder el conocimiento e incluso morir por falta de oxígeno. Por otra parte, una nube
densa de CO2 puede provocar la desorientación de las personas.

 Copyright 2006 por RED PROTEGER®. Derechos Reservados – Edición Marzo 2006 Pág. 6/16
Selección, Mantenimiento, Recarga y Control de Extintores Autor: Ing. Néstor BOTTA
Portátiles Contra Incendios

Los polvos químicos no se consideran tóxicos, pero pueden ser irritantes si se


respiran durante períodos prolongados. El más irritante es el fosfato monoamónico, seguido
de los agentes a base de potasio. El menos irritante es el bicarbonato sódico. Si se
descargan polvos químicos en un área cerrada, pueden reducir la visibilidad y provocar
desorientación. Debido a que los polvos químicos no son conductores, los depósitos
acumulados en contactos eléctricos pueden reducir o impedir que éstos conduzcan la
electricidad. Pueden, además, obstruir, si se descargan en las proximidades, los filtros del
sistema de acondicionamiento o limpieza de aire. Los polvos químicos polivalentes (a base
de fosfato monoamónico) tienen carácter ácido y, si se mezclan con agua, incluso con una
pequeña cantidad, corroerán algunos metales, a menos que se limpie rápidamente.
Finalmente, la descarga inicial del agente de un extintor tiene una fuerza considerable; si se
lanza a corta distancia contra un fuego pequeño de líquido o grasa inflamable, puede
originar una considerable propagación antes de llegar a controlarlo.
Los extintores que contienen agentes halogenados (Halón 1301, 1211) presentan
tan sólo una ligera toxicidad en condiciones normales. Sin embargo, los productos de su
descomposición pueden ser peligrosos. Cuando se empleen estos extintores en lugares sin
ventilación (pequeñas habitaciones, vehículos de motor, armarios y otros espacios
cerrados), debe evitarse el respirar los vapores o gases producidos por descomposición
térmica.
Debe hacerse hincapié en que prácticamente todos los fuegos emanan productos
tóxicos de descomposición y algunos materiales inflamados generan gases de elevada
toxicidad. Hasta que el fuego se haya extinguido y el área se haya ventilado bien, es
importante permanecer fuera de la zona, o utilizar aparatos de respiración artificial.

4) DISTRIBUCIÓN DE LOS EXTINTORES

Independientemente de la cuidadosa que sea la elección de los extintores para


adecuarlos a los riesgos potenciales de una zona y de las personas que vayan a utilizarlos,
éstos no serán efectivos a menos que pueda disponerse de ellos inmediatamente. Algunas
veces se tienen a mano (como en las operaciones de soldadura), pero lo más frecuente es
que haya que trasladarse desde el fuego al extintor y volver al punto de incendio antes de
comenzar a apagarlo. En tales casos, la distancia a recorrer hasta el extintor más cercano
es de gran importancia. Este recorrido es la distancia real (alrededor de particiones, a
través de puertas y pasillos, etc.) que ha de cubrirse para alcanzar el extintor.
Cuando se instalen extintores deben seleccionarse puntos que:

- Proporcionen una distribución uniforme.


- Sean de fácil accesibilidad y estén relativamente libres de obstrucciones
temporales.
- Estén cerca de los trayectos normales de paso.
- Estén cerca de entradas y salidas.
- No sean propensos a recibir daños físicos.
- Se puedan alcanzar inmediatamente.

5) INSPECCIÓN Y MANTENIMIENTO DE EXTINTORES

Una vez adquirido un extintor la responsabilidad del mantenimiento, recarga y


control periódico del mismo recae sobre el usuario.
El mantenimiento y recarga implica el retiro de los equipos del edificio, su
procesamiento en taller y su devolución.

 Copyright 2006 por RED PROTEGER®. Derechos Reservados – Edición Marzo 2006 Pág. 7/16
Selección, Mantenimiento, Recarga y Control de Extintores Autor: Ing. Néstor BOTTA
Portátiles Contra Incendios

El control periódico es una inspección de los equipos en su ubicación o puesto de


extinción y la confección de las observaciones al respecto, que busca asegurar una correcta
operatividad de los equipos.
Ambas tareas son realizadas en distintos lugares, el mantenimiento y recarga en un
taller especializado, y la inspección dentro de la propia empresa o edificio, y con distintos
objetivos y metodología.

3.1) Diseño de un Puesto de Extinción

Identificación de
Altura 300 x 300 mm
ABC 1

Nº de Puesto
de Extinción

1
Identificación
de Pared

Nº de Extintor

1,2 -1,5 m

Los de masa
total mayor que
20 kg se
instalarán a una
altura no mayor
de 1 m del 200 mm
suelo en su
parte superior.

200 mm

Protección metálica,
recomendable en lugares
de alto transito.

 Copyright 2006 por RED PROTEGER®. Derechos Reservados – Edición Marzo 2006 Pág. 8/16
Selección, Mantenimiento, Recarga y Control de Extintores Autor: Ing. Néstor BOTTA
Portátiles Contra Incendios

200 mm

Protección
metálica,
recomendable en
Franja de 50 mm sobre el 500 mm
lugares de alto
piso para demarcar zona
transito.
de exclusión.

3.2) Inspección de Extintores

La inspección o control periódico de extintores es una tarea de fundamental


importancia para asegurar las condiciones de prevención contra incendio en una propiedad.
Permite verificar en forma periódica el tipo y características de los equipos disponibles, su
ubicación y señalización, y que las condiciones no hayan sido alteradas.
Además permite tener la certeza que tampoco se han alterado las condiciones de
operatividad de los equipos: o sea que estén cargados, que no tengan daños o le falten
accesorios.
La inspección es básicamente una comprobación visualmente sobre el extintor y
sobre su puesto de extinción. El objetivo es asegurarse que el extintor está cargado y que
funcionará eficazmente si se necesita.
Es práctica común el colocar etiquetas para llevar el registro de las revisiones
efectuadas. Para esto se emplea una tarjeta atada o una etiqueta adhesiva en donde se
anota la fecha e iniciales del inspector.

Una inspección debe tener en cuenta los siguientes ítems:

- Que extintor está en el lugar indicado.


- Que el tipo de agente extintor corresponda al riesgo.
- Que no tenga obstrucciones para su visibilidad.
- Que su acceso no se encuentre obstruido.
- Que las instrucciones de funcionamiento en la placa de características estén
legibles y den la cara al usuario.
- Que los precintos y trabas o pasadores de seguridad no estén rotos o falten.
Siempre que el precinto esté intacto, existe una razonable garantía de que el
extintor no ha sido utilizado.

 Copyright 2006 por RED PROTEGER®. Derechos Reservados – Edición Marzo 2006 Pág. 9/16
Selección, Mantenimiento, Recarga y Control de Extintores Autor: Ing. Néstor BOTTA
Portátiles Contra Incendios

- Que la presión está dentro del intervalo de funcionamiento. Los extintores


presurizados pueden tener fugas y perder su presión aunque permanezca
intacto su precinto.
- Que no ha sido activado ni está parcialmente o totalmente vacío.
- Que no ha sido manipulado indebidamente.
- Que no haya daño físico obvio.
- No ha sufrido daños ostensibles ni ha sido expuesto a condiciones ambientales
que pudieren interferir en su funcionamiento.
- Control de la cantidad de agente extintor por peso.
- Verificación de la señalización, tanto en altura en caso de ser necesario, como la
de pared y de piso.
- Correcta correspondencia entre el número de puesto de extinción y número de
extintor.
- Verificación de iluminación de emergencia o luz de localización, en caso de
considerar que el mismo es necesario.
- Verificar correcta altura del extintor.
- Verificar el peso del extintor en función al tipo de usuarios.
- Realizar inspección visual en el extintor para detectar: ralladuras, problemas
serios de pintura, corrosión, golpes, globos, panza, estado de la base, fisuras,
soldaduras, abolladuras.
- Realizar limpieza del extintor y la señalización.
- Control del estado del manómetro.
- Control de la presión.
- Verificar estado de manguera, tobera o difusor.
- Verificar las fechas de mantenimiento y de prueba hidráulica del recipiente.

3.3) Como Sacar de Servicio un Extintor

En caso de detectar anomalías que impliquen fallas en el uso del extintor, este debe
ser sacado de servicio. Para sacar de servicio un extintor se puede proceder de la siguiente
manera:

- Colocar una tarjeta de NO USAR atada al cuello del extintor.


- Colocarlo acostado en el piso, en caso de no poder retirarlo en ese momento.
- Poner en su lugar un extintor “muleto” o de reemplazo, de capacidad extintora y
tipo de agente extintor igual.
- Mandar el extintor a mantenimiento o recarga.
- Colocar el mismo extintor en su puesto una vez reparado.

3.4) Pautas para Sacar de Servicio un Extintor

Las pautas para sacar de servicio un extintor son las siguientes:

- Precinto de seguridad roto o faltante. Nos da una señal de que pudo haber sido
usado o manipulado, por consiguiente ante la duda correspondería sacarlo de
servicio y enviarlo a mantenimiento para su verificación.
- Despresurizado.

 Copyright 2006 por RED PROTEGER®. Derechos Reservados – Edición Marzo 2006 Pág. 10/16
Selección, Mantenimiento, Recarga y Control de Extintores Autor: Ing. Néstor BOTTA
Portátiles Contra Incendios

- Presión en zona roja.


- Señales de malos tratos.
- Descargado o usado. Para el caso de los PQS un uso mínimo implica sacarlo de
servicio.
- Agente extintor con menos del 10% de la carga original, no valido para los PQS,
que debe ser retirado ante cualquier disminución de cantidad de polvo.
- Recipiente que presente problemas de abolladuras, panza, globos, corrosión,
golpes, soldadura corrida, y cualquier tipo de problema que debilite el
recipiente.
- Fecha de mantenimiento y de prueba hidráulica vencidas.
- Falta de manguera, tobera o difusor.

3.5) Registro de Inspecciones

El art. 184 del decreto 351/79 obliga al empleador a llevar un registro de


inspecciones y tarjetas individuales por equipo que permitan verificar el correcto
mantenimiento y condiciones de los mismos.
El registro de inspección, es una serie de planillas prediseñadas, donde se vuelcan
los resultados de las inspecciones periódicas; conviene que en estas planillas queden
asentados los datos de quien hizo la inspección, la fecha de la inspección, y las medidas
tomados en cada caso. Como se trata de un documento legal, deben quedar archivadas en
la empresa.
La tarjeta individual, es una hoja de vida de cada extintor, en ella se asientan todos
los datos del equipo, y se van asentando todas las novedades, como fecha en que se mando
a mantenimiento, quien le hizo el mantenimiento, costos de las reparaciones, problemas
detectados, repuestos que se cambiaron, etc.; estas tarjetas pueden ser del mismo tipo de
las que usa el área de mantenimiento con las máquinas y equipos de la empresa.

3.6) Frecuencias Recomendadas de Control

Conforme las recomendaciones realizadas por IRAM en su norma 3517-parte 2, los


matafuegos deben ser controlados regularmente, según las necesidades del sector en que
se hallen ubicados. La frecuencia mensual es la mínima, debiendo aumentarse si existe
alguna de las causas siguientes:

a) Alta probabilidad de principios de incendios.


b) Alto riesgo de incendio.
c) Susceptibilidad a la acción de personas inexpertas, vandalismo o daños
intencionales en los matafuegos.
d) Experiencia o posibilidad de robo de matafuegos.
e) Ubicaciones en las que los matafuegos corran el riesgo de ser dañados
mecánicamente.
f) Posibilidad de obstrucción física o visual de los matafuegos.
g) Exposición a temperaturas anormales o atmósferas corrosivas.
h) Características propias del matafuego, como ser facilidad para que se produzcan
pérdidas.

 Copyright 2006 por RED PROTEGER®. Derechos Reservados – Edición Marzo 2006 Pág. 11/16
Selección, Mantenimiento, Recarga y Control de Extintores Autor: Ing. Néstor BOTTA
Portátiles Contra Incendios

3.7) 1Extintores Certificados

En la Argentina, el decreto 351/79 reglamentario de la ley nacional 19.587 sobre


seguridad e higiene en el trabajo, no tiene normado como debe ser un extintor, ni tampoco
define pautas especificas sobre el mantenimiento, recarga e inspección o controles
periódicos.
Lo hace IRAM2 a través de su norma IRAM 3517-2 Extintores manuales y sobre
ruedas. Parte 2: Dotación, control, mantenimiento y recarga. Las normas IRAM no son de
aplicación obligatorias, salvo que una norma legal las cite para su cumplimiento.
Hay que hacer una gran diferenciación entre aquellos productos, en este caso
extintores, que se venden diciendo que CUMPLE CON LA NORMA IRAM y entre aquellos
productos QUE TIENEN EL SELLO IRAM.
¿Qué es el sello IRAM? El sello IRAM de conformidad con la Norma IRAM es una
licencia especial que otorga el IRAM a aquellas empresas que en forma voluntaria se
someten a las rigurosas inspecciones que realiza el IRAM para verificar el cumplimiento de
la norma aplicable a la efectividad de su sistema de calidad.
Las empresas de control, mantenimiento y recarga de extintores licenciatarias de
Sello IRAM se encuentran bajo el control de las inspecciones del IRAM, para verificar que el
servicio se realiza según lo establecido en la norma IRAM 3517-2. Estas inspecciones se
realizan en los talleres de recarga y también como muestreos de mercado en las
instalaciones de los propietarios, de forma de dar la máxima seguridad a los mismos.

Sello de identificación válida de una recarga segura

1
Realizado sobre la base de información de IRAM - Instituto Argentino de Normalización y Certificación
(www.iram.org.ar)
2
Instituto Argentino de Normalización y Certificación (www.iram.org.ar)
 Copyright 2006 por RED PROTEGER®. Derechos Reservados – Edición Marzo 2006 Pág. 12/16
Selección, Mantenimiento, Recarga y Control de Extintores Autor: Ing. Néstor BOTTA
Portátiles Contra Incendios

Sello de identificación de control

3.8) Mantenimiento de Extintores

El mantenimiento se distingue de la simple inspección en que supone un examen con


detenimiento de cada extintor. El mantenimiento consiste en una cuidadosa verificación del
matafuego, con el fin de dar la máxima seguridad que el matafuego operará segura y
efectivamente. Un mantenimiento implica desmontaje del extintor, examen de todos sus
componentes, limpieza y sustitución de cualquier pieza defectuosa y montaje, recarga y,
cuando sea aplicable, presurización del extintor. Estas revisiones pueden revelar la
necesidad de realizar pruebas hidrostática del contenedor e incluso la conveniencia de
desecharlo y sustituirlo por uno nuevo.
El mantenimiento y recarga implica el retiro de los equipos del edificio, su
procesamiento en un taller especializado y su devolución.
El mantenimiento se debe realizarse periódicamente conforme lo definen las normas
que se apliquen, al vencer la fecha de mantenimiento indicada en el cilindro del extintor,
inmediatamente después de cada utilización o cuando una inspección muestre la necesidad
de revisión. Por ejemplo, si durante una inspección se descubren daños severos de
corrosión, el extintor debe someterse a una revisión profunda incluso si recientemente se ha
llevado a cabo una. Igualmente, si la inspección revela que se ha producido una
manipulación indebida, hay fugas o evidencias de daños, debe iniciarse una revisión
completa.
¿Es conveniente que la misma Empresa ejecute el mantenimiento, la recarga, y las
inspecciones? Las inspecciones o el control pueden ser realizados por una Empresa diferente
a la que realiza el mantenimiento y recarga de los equipos.

3.9) Que Significa la Fecha de Vencimiento del Mantenimiento

Es el período que garantiza la empresa de mantenimiento respecto al correcto


funcionamiento del mismo. Vencida la fecha, el extintor NO deja de funcionar, siempre y
cuando el resto de las condiciones estén OK, pero lo hace sin tener garantía.

3.10) Extintores de Agua

Aparte de las inspecciones rutinarias, a menos que el extintor haya sido utilizado o
que una inspección haya sido utilizada o que una inspección haya revelado su estado
defectuoso, el mantenimiento de estos equipos se realiza cada cinco años. Esta costumbre
ha producido muchos fallos y malos funcionamientos, por lo que conviene realizarse un
servicio anual. Los principales aspectos que deben comprobarse son: manguera gastada o
dañada, manguera suelta, lanza taponada, cuerpo abollado, manómetro estropeado y anillo
de seguridad atascado o dañado.

 Copyright 2006 por RED PROTEGER®. Derechos Reservados – Edición Marzo 2006 Pág. 13/16
Selección, Mantenimiento, Recarga y Control de Extintores Autor: Ing. Néstor BOTTA
Portátiles Contra Incendios

3.11) Extintores de Polvo

Los extintores de polvo deben inspeccionarse mensualmente y sufrir una revisión a


fondo anual. La cantidad de agente extintor que contienen los modelos activado por
cartucho puede comprobarse por el peso o simplemente destapándolo y efectuando una
inspección visual. También debe comprobarse el peso del cartucho de gas. En los modelos
de presión incorporada, el manómetro indica el mantenimiento de la presión adecuada,
mientras la cantidad de agente se comprueba mediante pesada.
Los extintores de polvo deben llenarse inmediatamente después de su empleo,
aunque solamente se hayan descargado parcialmente. Antes de recargarlos, debe tenerse el
máximo cuidado para comprobar que no existe en el interior ni la más mínima traza de
agua o humedad. Aunque los polvos para extintores estén tratados con un producto
hidrófugo, podrían eventualmente apelmazarse si existiera algo de humedad. Antes de
introducir el agente extintor es aconsejable vaciar totalmente el cuerpo, bien invirtiéndolo o
efectuando una aspiración por vacío, así como eliminar todos los residuos del producto que
pueden en la manguera.
El gas nitrógeno utilizado para la presurización deberá ser del tipo estándar
industrial, con un punto de condensación de –56,6 ºC o menos para que quede totalmente
libre de humedad. Una vez que el extintor ha quedado presurizado, debe realizarse una
prueba de pérdida o esperarse doce horas antes de volverlo a poner en servicio para
comprobar si hay fugas.

3.12) Extintores de Anhídrido Carbónico

El único método para determinar que los extintores de CO2 están totalmente
cargados es comprobar su peso. Deben pesarse por lo menos dos veces al año, al mismo
tiempo que se examina la posibilidad de que hayan sufrido algún deterioro o daño físico. Los
pesos del extintor cargado y en vacío deben estar grabados en la válvula. Todo extintor de
CO2 que haya sufrido una pérdida de peso equivalente al 10% debe recargarse y
comprobarse por si tuviera fugas.

 Copyright 2006 por RED PROTEGER®. Derechos Reservados – Edición Marzo 2006 Pág. 14/16
Selección, Mantenimiento, Recarga y Control de Extintores Autor: Ing. Néstor BOTTA
Portátiles Contra Incendios

REFERENCIAS

- Manual de Protección Contra Incendios NFPA. 4º edición en castellano.


Editoral MAFRE SA
- Manual del Bombero, Técnicas de Actuación en siniestros, 2º edición.
Editorial MAFRE SA
- NFPA 921 – Guía para las investigaciones sobre incendios y explosiones.
Editorial NFPA – MAFRE
- Manual de Seguridad Industrial en Plantas Químicas Y Petroleras.
Editorial Mc Graw Hill
Autor J. M. Storch De Gracia
- IRAM – www.iram.org.ar.
- Decreto 351/79, reglamentario de la ley 19.587 sobre seguridad e higiene en el trabajo.

 Copyright 2006 por RED PROTEGER®. Derechos Reservados – Edición Marzo 2006 Pág. 15/16
Selección, Mantenimiento, Recarga y Control de Extintores Autor: Ing. Néstor BOTTA
Portátiles Contra Incendios

 Copyright 2006 por RED PROTEGER®. Derechos Reservados – Edición Marzo 2006 Pág. 16/16

También podría gustarte