Está en la página 1de 5

Túnel del tarso:

Neuropatía compresiva del nervio tibial a nivel del tobillo en la parte interna, bajo el retináculo
flexor, pudiéndose acompañar de otras neuropatías como la compresión de los nervios rama
plantar lateral y rama plantar medial. Más frecuente en mujeres de 40-45 años

-Clínica: Dolor, quemazón que aumenta con la bipedestación o caminatas largas, que mejora
con el reposo o al retirar el zapato, siendo frecuente el aumento del dolor por la noche. La
zona más frecuente del dolor es el talón, pudiendo también localizarse dolor, parestesias,
hipoestesias o calambres en zona medial del tobillo. Puede irradiarse a cara interna de pierna
hasta la mitad de la pantorrilla. En casos crónicos puede haber debilidad o atrofia de la
musculatura intrínseca del pie.

-Causas: Lesiones ocupantes de espacio (sinovitis, varices, quistes, gangliones,lipomas,


tumores), lesiones traumáticas (fracturas de tobillo, de calcáneo, esguinces de tobillo),
enfermedades (DM, AR) mala pisada con hipertrofia del aductor del primer dedo. El STT agudo
se encuentra a menudo después de las carreras de maratón como un efecto agudo de la
tensión mecánica inusual.

-ENG: La presencia de un hecho aislado de lesión del nervio tibial en el túnel del tarso se
confirma por la medición de la velocidad de conducción nerviosa motora y sensitiva. El método
más sensible, es la medición de velocidad de conducción del nervio plantar medial y nervio
plantar lateral. Se aconseja comparar con el lado contralateral.

Los estudios de conducción nerviosa importantes de realizar incluyen latencias motoras


distales del tibial (plantar medial y lateral) bilateral a AHB y ADM, estimulando el nervio tibial
proximal al túnel tarsal en el maleolo medial . Las amplitudes y latencias distales del potencial
de acción muscular compuesto (CMAP) se comparan un lado con el otro. Teóricamente, si hay
desmielinización a través del túnel tarsal, las latencias distales en el lado afectado deben estar
marcadamente prolongadas. En lesiones de pérdida axonal, las amplitudes del CMAP estarán
reducidas y las latencias serán normales o sólo ligeramente prolongadas.
Los estudios sensitivos de superficie son difíciles de realizar, incluso en sujetos sanos normales.
Los estudios sensitivos de superficie ortodrómicos pueden realizarse estimulando los dedos
gordo y pequeño (nervios plantares medial y lateral, respectivamente) y registrando sobre el
nervio tibial en el tobillo medial proximal al túnel tarsal. Los potenciales usualmente son
extremadamente pequeños en amplitud, haciendo necesario promediar muchos potenciales.

Aunque es más doloroso para el paciente, el registro cerca del nervio del nervio tibial en el
tobillo medial con promediación puede producir respuestas sensitivas que se pierden en
estudios de superficie. También pueden realizarse estudios sensitivos de superficie
antidrómicos, pero tienen las mismas limitaciones técnica.

El registro de superficie de los nervios plantares mixtos es ligeramente más fácil. Los nervios
mixtos plantares medial y lateral pueden estimularse en la planta, registrando sobre el nervio
tibial en el tobillo medial (proximal al túnel tarsal). Se requiere aún promediación para medir
estos pequeños potenciales y en individuos mayores pueden estar ausentes. Frecuentemente,
los potenciales sensitivos y mixtos plantares medial y lateral son inobtenibles incluso en
sujetos normales. Consecuentemente, un potencial ausente o de baja amplitud no debe ser
considerado definitivamente anormal a menos que se encuentre una clara diferencia de un
lado a otro usando idénticas distancias entre los puntos de estimulación y registro. No debe
atribuirse significado diagnóstico a la ausencia bilateralmente de las respuestas plantares
sensitivas o mixtas, especialmente en individuos de edad media o mayores.

Además de los estudios bilaterales plantar motor, sensitivo y mixto, más conducciones
nerviosas deben realizarse rutinariamente, especialmente para excluir una polineuropatía.
Estudios de rutina motores del peroneal y tibial y sus respectivas respuestas F deben
obtenerse junto con la respuesta sensitiva del sural. Si la respuesta sensitiva del sural es
anormal, cualquier anormalidad en los nervios plantares probablemente es secundaria a una
polineuropatía o, menos frecuentemente, a una lesión ciática o de plexo lumbosacro

-EMG: El EMG frecuentemente es muy problemático en la valoración del TTS. Un estudio EMG
de los músculos intrínsecos del pie está cargado de problemas. El primero es la capacidad
limitada de los pacientes para tolerar el examen. La planta es muy sensible y la colocación de
la aguja de EMG en los músculos intrínsecos del pie es muy dolorosa para la mayoría de los
pacientes. El segundo, que activar estos músculos es difícil en la mayoría de los pacientes, y
por lo tanto es frecuentemente difícil valorar un número suficiente de potenciales de unidad
motora (MUAPs). Los músculos intrínsecos del pie comúnmente muestran actividad de
inserción aumentada y ocasionalmente fibrilaciones, asociadas con MUAPs grandes, de larga
duración, como los que se pueden esperar en una lesión neurogénica. Sin embargo, estos
hallazgos no son inusuales en sujetos normales sin síntomas, y se ha pensado que son debidos
al desgaste diario del pie.
Rama medial: abductor hallucis Rama lateral: abductor digiti minimi
Estudio de nervio mixto

Estudio sensitivo
Tunel del tarso anterior:

Compresión del nervio peroneo profundo en cara anterior del tobillo y pie. Los síntomas son
dolor y /o hipoestesia en dorso del pie que se irradia hacia la cara lateral si se afecta la rama
lateral profunda o en el primer espacio interdigital si se afecta la rama medial

Causas: Osteofitos en región dorsal, gangliones