Está en la página 1de 2

Oración de perdón

La oración de perdón: un regalo valioso

Una oración de perdón es algo que todos buscamos en algún momento de la vida. El perdón es un
don valioso que no se obtiene ni se entrega fácilmente. El perdón es esencial para la vida; Nos
libera de los errores del pasado y nos da esperanza para el futuro. Es por el perdón que Jesucristo
vino a la tierra a morir por la humanidad.

La oración de perdón: hecha posible por Jesucristo

La oración de perdón es una oración que se ofrece a Dios. Aunque podemos lastimarnos
directamente, todos nuestros delitos en última instancia lastiman a Dios. Usted puede preguntarse
cómo es esto posible. ¿Cómo pueden nuestros defectos dañar al Creador omnipotente del
universo? ¿A Dios le importa? En Génesis 6; nos encontramos con que Dios mismo realmente se
lamentó por todos los males que el hombre se había infligido el uno al otro: "Entonces el SEÑOR
vio que la maldad del hombre era grande en la tierra, y que cada intento de los pensamientos de
su corazón era solo el mal continuamente. Y el SEÑOR lamentó haber hecho al hombre en la tierra,
y se entristeció en su corazón "(Génesis 6: 5-6).

A sabiendas, Dios se aflige incluso con el mero pensamiento del mal. Por lo tanto, el perdón final
también debe venir de Dios. Sin embargo, debido a su justicia, el perdón no puede ser dado
libremente. Cada error debe ser considerado para que Dios sea un juez justo. Jesucristo murió en
la cruz en el Calvario en nuestro lugar para que nuestros pecados sean perdonados. Su sufrimiento
pagó por nuestras transgresiones. "Porque esta es mi sangre del nuevo testamento, que es
derramada por muchos para la remisión de los pecados" (Mateo 26:28).

En su amor, Dios sabía que nuestra conciencia necesitaba ser liberada de la culpa y la condena. Él
sabía que el perdón de los pecados era nuestra mayor necesidad. En el acto final de amor, Dios no
solo sufrió el dolor de nuestros errores, sino que también pagó sus consecuencias para que
podamos tener el perdón que se nos ofrece cuando pecamos. Todo lo que necesitamos hacer es
aceptar Su regalo gratuito de perdón.

Oración de perdón: pedir a Dios perdón

Tal vez haya encontrado esta página web buscando una oración de perdón para calmar a un alma
atormentada. O quizás estás luchando con tratar de perdonar a otro por haberte lastimado
profundamente. Para todos los que aceptan a Jesucristo como su Señor y Salvador, el perdón se ha
dado gratuitamente. Si reconocemos nuestros errores y pedimos perdón, Dios nos perdonará, sin
preguntas: "Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y
para limpiarnos de toda maldad" (1 Juan 1: 9).
Si rechazamos a Jesús, en esencia, rechazamos el don de perdón de Dios. De hecho, estamos
diciendo que no deseamos reconciliarnos con Dios (1 Juan 1:10). Si bien es nuestra libre elección
no aceptar el perdón de Dios, al final seremos responsables por todos los pecados que hemos
cometido al final de esta vida. El profundo deseo de Dios es reconciliarte contigo. "Porque tanto
amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda,
mas tenga vida eterna" (Juan 3:16). Si deseas ser verdaderamente perdonado, considera lo que
Jesús dijo y acéptalo sinceramente como tu Señor y Salvador. Serás perdonado y Dios comenzará
una obra transformadora en tu vida.

Oración de perdón: Recibe una nueva vida

La oración de perdón nos da una nueva esperanza y un nuevo comienzo. Todos nuestros pecados
son borrados por Dios. "Porque seré misericordioso con su injusticia, y no volveré a recordar sus
pecados y sus actos sin ley" (Hebreos 8:12).

Si entiendes que eres un pecador y crees que Jesucristo vino como el único Redentor del pecado,
entonces comprendes la oración del perdón. La pregunta es: ¿estás listo para poner en práctica la
oración, al recibir el regalo de Dios de su Hijo, Jesucristo? Si es así, cree en Cristo, arrepiéntete de
tus pecados y confía el resto de tu vida a Él como Señor:

“Padre, sé que he quebrantado tus leyes y que mis pecados me han separado de ti. Realmente lo
siento, y ahora quiero alejarme de mi vida pecaminosa pasada hacia ti. Por favor, perdóname y
ayúdame a evitar el pecado otra vez. Creo que tu hijo Jesucristo murió por mis pecados, resucitó
de entre los muertos, está vivo y escucha mi oración. Invito a Jesús a convertirse en el Señor de mi
vida, a gobernar y reinar en mi corazón desde este día en adelante. Por favor envía tu Espíritu
Santo para que me ayude a obedecerte y para hacer tu voluntad por el resto de mi vida. En el
nombre de Jesús, yo oro, amén.

"Arrepentíos, y que cada uno de ustedes sea bautizado en el nombre de Jesucristo para la
remisión de los pecados; y recibirá el don del Espíritu Santo" (Hechos 2:38).

Si decidiste recibir a Jesús hoy, bienvenido a la familia de Dios. Ahora, como una forma de
acercarnos más a Él, la Biblia nos dice que hagamos un seguimiento de nuestro compromiso.

Bautizate como lo ordenó Cristo.

Cuéntale a alguien más sobre tu nueva fe en Cristo.

Pasa tiempo con Dios cada día. No tiene que ser un largo período de tiempo. Solo desarrolle el
hábito diario de orarle y leer Su Palabra. Preguntar ir