Está en la página 1de 3

El lenguaje literario: un poema de Juan Ramón

Jiménez

Recuerdos

Íbamos paseando por la orilla

solitaria del lago.

La tarde estaba hermosa;

el ígneo sol de mayo

sonriendo se moría,

una canción de luces suspirando.

Serenos nuestros ojos,

unidas nuestras manos,

vagábamos tranquilos,

dulcemente mirándonos.

Latía el parque, mudo:

se estasiaban las flores y los pájaros.

De pronto, “Di”, me dijo,

“¿por qué el azul espacio,

por qué el cielo purísimo

se mancha al reflejarse

en la verdina lóbrega del lago?”

Miré su frente blanca,

y la besé en los ojos, sollozando.

En la calma magnífica del parque

resonó el beso con un eco largo.

Un ruiseñor despierto
Texto científico corto: El corazón

El corazón es el órgano principal del sistema circulatorio. Su función es propulsar la


sangre a todo el cuerpo. Situado en el mediastino, está constituido por cuatro cavidades —dos
aurículas en la región superior y dos ventrículos en la inferior—, las arterias aorta y
pulmonar, las venas cavas inferior y superior, las válvulas bicúspide, tricúspide, aórtica y
pulmonar, y tres capas protectoras: el pericardio, el miocardio y el endocardio.

Un grueso tabique que separa las zonas derecha e izquierda impide que la sangre pase
directamente de un lado al otro. Para arribar al lugar del que partió, el flujo sanguíneo debe
recorrer el circuito general y el circuito pulmonar.

Ejemplos de texto literario

La poesía” de Eugenio Montejo (poema)

La poesía cruza la tierra sola,


apoya su voz en el dolor del mundo
y nada pide
-ni siquiera palabras.

Llega de lejos y sin hora, nunca avisa;


tiene la llave de la puerta.
Al entrar siempre se detiene a mirarnos.
Después abre su mano y nos entrega
una flor o un guijarro, algo secreto,
pero tan intenso que el corazón palpita
demasiado veloz. Y despertamos.
Paseando mi cigarro” de Gay Talese (crónica literaria, fragmento)

Todas las noches después de la cena salgo, en compañía de mis dos perros, hasta
Park Avenue, para darle un paseo a mi cigarro. Mi cigarro es del mismo color que mis
dos perros, y a mis perros también los atrae su aroma: me saltan por las piernas
cuando lo enciendo antes de echar a andar, con los hocicos ensanchados y los ojos
estrechamente enfocados, con esa mirada glotona que ponen cada vez que les ofrezco
galletas para mascotas o una bandeja de canapés condimentados que haya sobrado
de uno de nuestros cocteles. (…)
Artículo

Son idiomas oficiales del Estado el castellano y todos los idiomas de las
naciones y pueblos indígena originario campesinos, que son el aymara, araona, baure,
bésiro, canichana, cavineño, cayubaba, chácobo, chimán, ese ejja, guaraní,
guarasu’we, guarayu, itonama, leco, machajuyai-kallawaya, machineri, maropa,
mojeño-trinitario, mojeño-ignaciano, moré, mosetén, movima, pacawara, puquina,
quechua, sirionó, tacana, tapiete, toromona, uru-chipaya, weenhayek, yaminawa,
yuki, yuracaré y zamuco.

II. El Gobierno plurinacional y los gobiernos departamentales deben utilizar


al menos dos idiomas oficiales. Uno de ellos debe ser el castellano, y el otro se
decidirá tomando en cuenta el uso, la conveniencia, las circunstancias, las necesidades
y preferencias de la población en su totalidad o del territorio en cuestión. Los demás
gobiernos autónomos deben utilizar los idiomas propios de su territorio, y uno de ellos
debe ser el castellano.

También podría gustarte