Está en la página 1de 13

Música preincaica

La quena, es tal vez (junto con la zampoña) el instrumento más representativo de la música preincaica.

La música preincaica es la música cultivada por los Incas, mayormente durante el Tahuantinsuyo. A la par
con la danza, desempeñaba un papel importante en la sociedad andina incaica. Existía música amorosa,
guerrera, fúnebre y agrícola. La música inca se componía de cinco notas musicales.

Los habitantes de las sociedades incaicas contaron con diversos instrumentos musicales de viento y
percusión entre los que se encuentran: la quena, la tinya, el calabacín, la zampoña, el wankar y la baqueta.
La música incaica era de las más desarrolladas de las músicas prehispánicas.

 Características y evolución

La música preincaica era pentatónica (do, re, fa, sol, la), como lo señalaron en un principio los esposos R.
y M. D'Harcourt.

El pentatonismo incaico no se encuentra necesariamente en otras civilizaciones u otros pueblos de


América del Sur: André Sas demostró que los Nazcas poseían antaras cromáticas como se puede observar
y constatar en los museos de Nasca, del Perú y del mundo además de investigaciones de distinguidos
musicólogos. Los musicólogos Salas y Pauletto observaron que «La mayoría de los aborígenes americanos
Página 1
parece emplear esta escala defectuosa, aunque algunos del Amazonas y sur de Chile escapen a esta
influencia incaica».

Refiriéndose a la música preincaica y su evolución, Salas y Pauletto opinan que:

«En las monodias indígenas del período precolombino, (...) la línea melódica, generalmente extensa, posee
una gran libertad. No es difícil encontrar en ella grandes intervalos; de séptima, de décima y aún mayores.
En cuanto a la armonía, la monodia incaica pura se abstiene completamente de ella. Los aires indios son
efectuados al unísono, aún en los casos en que intervienen muchos instrumentos o individuos cantantes.»

La música era de ritual y de múltiples expresiones, manifestándose especialmente en la danza. Los


mencionados musicólogos precisan que:

«A juzgar por las numerosas citas que hacen los cronistas, las fiestas y las danzas fueron muy comunes
entre los antiguos quechuas. Se destacan en primer lugar las grandes fiestas periódicas, que celebraba el
pueblo de toda la nación, en presencia de los más altos dignitarios imperiales. (...) Estaban también muy
arraigadas en el ambiente indígena las fiestas agrícolas o del trabajo rural las del cultivo de las tierras
sagradas del Sol; etc. (...) En otro lugar hemos mencionado a las danzas guerreras de los Tahuantinsuyos,
poniendo además un ejemplo de ellas. Este tipo de danza era reservado para los hombres que intervenían
en ellas luciendo armas de combate al son de una música apropiada a las circunstancias.

Página 2
Este arte era sumamente sentimental, melancólico y monótono:

«Como resultado de la conquista, por la presencia de mestizajes, el carácter melancólico de los aires
nativos se acentuó aún más. (...) La música, reflejo del alma, transparenta el dolor de una raza vencida. La
conquista implica para el indio una situación de inferioridad con respecto al hombre blanco, que no puede
dejar de experimentar, dada su característica sensibilidad. La prepotente volundad del español no le deja
otro recurso que quejarse al viento en sus melodías, que se tornan por ello aún más sentimentales que
antes. El mestizo también se siente un ser inferior, que los blancos desprecian; por eso vibra en sus labios
la queja de profunda tristeza.»

 Instrumentos musicales

Ya a principios del siglo XX señalaron Salas y Pauletto que:

«El instrumental usado en el antiguo Tahuantinsuyo es actualmente una de la fuentes de estudio más
importantes para las investigaciones científicas que se realizan con el objeto de conocer con exactitud el
adelanto musical del Imperio de los Incas. Muchísimos instrumentos de innegable antigüedad se han
hallado en las ruinas del altiplano andino, y hoy se estudian con detenimiento. Ellos constituyen un
conjunto sumamente variado, en donde se observan no pocas veces semejanzas con instrumentos de otras
civilizaciones de América. (...) El indio lo elaboró para que respondiera a sus necesidades musicales,

Página 3
utilizando para ello materiales que creyó convenientes; huesos, piedras, vegetales, arcilla, etc. Los sonidos
que de ellos obtenían los indios se prestaban, más que los de ningún otro instrumento perfeccionado, para
la expresión de la música autóctona. Se contaron entre ellos, durante el período precolombiano, numerosas
variedades de viento y de percusión. Recién después de la conquista hispánica los indios fabricaron
instrumentos de cuerda.»6

Los incas tuvieron instrumentos de viento y percusión, no conociendo los instrumentos de cuerda, estos
instrumentos musicales han sido motivo de estudios muy profundos por parte de Arturo Jiménez Borja,
Policarpio Caballero y por estudiosos franceses. El arqueólogo peruano Federico Kauffmann Doig
clasifica los instrumentos musicales incas en tres tipos:

 Instrumentos aerófonos

Eran aquellos instrumentos que para poder ser ejecutados se utilizaba el aire por acción humana, dentro de
los cuales encontramos:

Flautas: Las cuales fueron confeccionadas con materiales propias de las zonas de quienes las ejecutaban,
como cañas de carrizo, huesos y cerámica.

Página 4
Quena: Instrumento de uso muy generalizado, del cual se confeccionaban de distintas formas y materiales,
siendo el más típico el longitudinal de una sola pieza con varios agujeros y abierta en ambos extremos.

Pincullo: Era una especie de flauta de gran tamaño, la cual se confeccionaba con cerámica, siendo
adornada con motivos y colores propios del ayllu o región.

Antara: Es un instrumento musical cuyo uso sigue siendo muy extendido entre los músicos de los Andes.
Este instrumento es conocido también como “flauta de pan” o “zampoña”. Se confeccionaba con cañas de
carrizo y huesos.

Pututo: Instrumento musical confeccionado de un caracol marino, el cual estaba agujerado en la base por
donde se sopla. Emitía sonidos profundos, siendo un instrumento muy utilizado por los chasquis, para
enviar mensajes y como señal de guerra.

Quepa: Este instrumento musical estaba confeccionado con una calabaza agujerada en forma de mate.

Manchaypuito: Una especie de cántaro hecho de barro, el cual consistía de dos flautas fabricadas con
fémures humanos, y con el cual se podía entonar una melodía triste.

 Instrumentos membranófonos

Página 5
Dentro de esta clase de instrumentos tenemos los tambores, los cuales fueron confeccionados con el cuero
de los animales y otros fabricados con la piel del vientre del enemigo vencido; también eran usados los
huesos largos de los brazos o de las piernas con los que golpeaban el tambor. Podemos distinguir dos tipos
de tambores:

Tinya: Este tipo de tambor era pequeño, el cual era usado principalmente en las faenas del campo.

Huáncar: Eran tambores más grandes, que eran utilizados en las guerras o en los grandes bailes.

 Instrumentos idiófonos

Instrumentos que eran de suma importancia en las danzas, ya que eran utilizados para seguir el compás de
estas danzas. Entre este tipo de instrumentos podemos distinguir:

Sacchas: Que eran cascabeles de metal o de pepa. Estas sacchas se colocaban en las rodillas.

Sonajas: Estos instrumentos eran colocados en las muñecas.

Bastones con sonajas: Estos instrumentos servían para seguir el ritmo tanto de la música como de la
danza.

Página 6
La ejecución de los números musicales iban de la mano con las danzas y eran frecuentes en la vida diaria.
La música incaica estaba referida a diversos aspectos y actividades como la agricultura, religión, guerra y
fiestas diversas. La música variaba según la región o provincia y podemos decir que constituye la base del
folclore andino.

 Formas musicales de origen incaico

Harawi: Posteriormente a la conquista se transformó en yaravíes:7 «canción amorosa, es la expresión más


bella y más pura del arte indio. Música suave y melancólica, de la impreción de perfumar el ambiente con
su tristeza.»8 Su texto narraba la ingratitud de la amada, la ausencia de la penas de amor.9

Huayno: «Comprende aires indios compuestos para las danzas en un compás de 2|4.»10 «Se conocen
también el wayno-pasacalle y el wayno triste, más lentos y más graves.»11 Actualmente toma diversas
denominaciones según la región (wayno, chuscada, qachwa, etc.), aunque estas hacen más referencia al
baile que a la melodía.

Trilla-takiy: Eran canciones ejecutadas durante la trilla.

LA MUSICA, EN LA EPOCA COLONIAL

Página 7
Tras la conquista de los Españoles, junto a su idioma, religión y costumbres, llegaron los primeros instrumentos
musicales, las trompetas, pífanos (flautas) y atabales (tambores), mucho después la vihuela y otros instrumentos de
cuerda y teclado, a través de los núcleos religiosos que se dedicaron a impartir la enseñanza de la música culta y
religiosa, iniciándose con ello la labor pedagógica y cultural de la Iglesia Católica. Por las ordenes de Franciscanos,
Dominicos, Jesuitas etc; Que en el afán de evangelizar llegaron hasta las tribus de moxos chiquitanos, y todos los
pueblos y comarcas de toda la audiencia de charcas, capacitándolos en el manejo de instrumentos musicales y una
infinidad de artesanías, que fue la base para crear más delante los colegios y conventos.

LA MUSICA, EN LA VIDA REPUBLICANA

La llegada y posterior construcción de los primeros órganos en Sucre y Potosí, facilito la práctica y enseñanza de los
pobladores, que iban creando obras con motivos y lenguajes vernaculares, costumbristas cristalizando muy pronto
formas y géneros de música folklórica criolla, rescatando y clasificándola, fue de gran valor el trabajo del Potosino
Julián Vargas y del chuquisaqueño Alejo Franco. En la parte literaria se da inicio con el resurgimiento de poetas y
literatos de la talla de Juan Wallparrimachi, Vicente Pasos Kanqui, José Manuel Loza, Manuel Urcullo. Después de
estrenarse el primer teatro de espectáculos en la ciudad de la Paz en 1847, la creación de la Sociedad Filarmónica de
Sucre 1834, la Estudiantina Paceña 1892, la Escuela Militar de música fundada en 1904, al que le sigue en
importancia y el Conservatorio Nacional de Música en 1907 dirigidas estas instituciones por músicos extranjeros y
posteriormente por directores Bolivianos, estas se convierten en importantes centros de enseñanza y formación de
los más destacados músicos y compositores que más tarde se preocuparon de estructuraran y formar la vertiente
musical de nuestra patria.

Página 8
EL FOLKLORE COMO CIENCIA

Bolivia por ser una Nación multiétnica y pluricultural, sus sentimientos se manifiestan en una infinidad de
caracteres, pero siempre típicamente populares que son transmitidas en forma oral, o a través de sus fiestas, ritos,
danzas y costumbres, es por demás sabido que una de las tendencias principales es la historia que se acerca a las
manifestaciones del alma de los pueblos, del pueblo en el pasado pero vividos hoy a su modo, ya que conserva lo
esencial con cambios de forma; además es generativa transformacional, dicho de otro modo, que conservando lo
esencial genera diversidad de formas, de acuerdo con el momento en el que se vive. Son varios los conceptos sobre
el Folklore, y es deber de comprenderlos para no mal interpretar sus principios, Nuestro País considerada como una
de las naciones más ricas en manifestaciones y hechos culturales, corre el riesgo de estropear la esencia de sus
manifestaciones por no ser comprendida en su cabal dimensión, provocando la desvirtuación y perdida de su
elemental función, estos antecedentes se los viene observando en muchas festividades y acontecimientos sociales
que se llevan a cabo a veces sin fundamento en cada pueblo o ciudad. La trayectoria y evolución que ha seguido la
música como ciencia, parte del término “Folklore” dado a conocer por primera vez en la revista londinense “El
Ateneo” por Williams John Thoms el 22 de agosto de 1846, para permitir la recolección y clasificación de toda la
obra literaria, musical y popular, la Palabra Folklore está compuesto por dos sustantivos “Folk” que significa
“gente-pueblo; y “Lore” conocimiento-saber. En nuestro País recién se pudo catalogar a través de la creación del
Instituto Tiahanacu de Antropología, Etnográfica y Prehistoria de Bolivia, fundada por don Manuel Vicente
Ballivián en 1918, en la ciudad de la Paz. Desde que el Folklore se constituye en ciencia independiente, se ha
tratado de explicar sus alcances en varios congresos, simposios y seminarios donde se ha establecido las seis
funciones básicas del fenómeno Folklórico que son las siguientes: La Tradicionalidad, El Anonimato, La

Página 9
popularidad, La funcionalidad, La plasticidad y La Ubicabilidad. La Tradicionalidad, Determina el hecho
folklórico, de transmisión cultural a través del conducto oral y/o de imitación a lo largo de la sucesión de varias
generaciones por una supervivencia del pasado. El Anonimato, Contribuye a esclarecer las condiciones de
desconocimiento del, o de los autores, por efecto del tiempo transcurrido La Popularidad, Es el carácter que nos
muestra que los fenómenos folklóricos son colectivos que atañen a la sociedad misma en forma parcial o total. La
Plasticidad, Por circunstancias sectoriales, regionales y hasta locales, muchos hechos folklóricos cambian de
acuerdo a los usos y costumbres, que acontecen en cada parcialidad. Por otra parte un mismo fenómeno puede
quedar estático, mientras se dinamiza en otra región. La Funcionalidad, Desde el momento que una manifestación
satisface elementales necesidades biológicas o espirituales se hace funcional. En materia de folklore, las
manifestaciones son funcionales por que ponen de manifiesto todo el sentir de la misma, en el ámbito de la
popularidad. La Ubicabilidad, Es finalmente la característica, que debería precisar con objetivos de estudio y
conocimiento generalizador, la localización de cualquier acontecer folklórico. Todas estas reglas y conceptos sobre
el Folklore, debía ser motivo de preocupación de las autoridades, instituciones y de la ciudadanía en su conjunto,
disponiendo su enseñanza desde la escuela colegios y aun universidades, realizar periódicas charlas, para educar y
concienciar sobre esta ciencia de la que dependen todas las manifestaciones de expresión cultural que existe en
nuestro País, ya que como dijimos más adelante somos dueños de una gran variedad de géneros musicales y
diversidad de danzas las cuales estamos en el deber de preservar y transmitirla a otras generaciones en su más pura
esencia. Las clases sociales de la población boliviana, determinaron la práctica de las aspiraciones musicales, en
tanto que los grupos selectos y elitistas se sumergían en los bailes de salón; Las clases populares cuya música con
acento racial, criollo y multicolor se mantenía, gracias a la presencia de músicos de clase media que formaban parte
de pequeñas estudiantinas, orquestas y/o bandas de músicos. Quienes fueron promotores de la creación de casi todos
Página
10
los géneros populares, y fue a través de la música y la literatura lo que permitió transmitir vivencias y costumbres,
de las variadas regiones de nuestro País.

PROMOTORES DE LA MUSICA POPULAR BOLIVIANA

La diversidad de obras creadas por reconocidos cultores, lamentablemente nunca fue reconocida por el Gobierno y
la sociedad Boliviana, por cuya causa se está perdiendo una gran producción literaria y musical, por la falta de
interés de hacer un registro que permita conocer con mayor precisión la biografía y obras de todos quienes han
aportado en la creación de una variedad de obras, producto de un sacrificado trabajo de inspiración e investigación.

ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA

El estado plurinacional de Bolivia se encuentra ubicada en la zona central de América del Sur, entre los paralelos: 9
grados 39 minutos, y 22 grados 53 minutos de latitud Sud; y entre los meridianos: 57 grados 25 minutos, y 69
grados 38 minutos de longitud occidental del meridiano de Greenwich. Limita al Norte y al Este con la República
Federativa de Brasil, al Sudeste con la República del Paraguay, al Sud con la República Argentina, al Sudoeste con
la República de Chile y al Oeste con la República del Perú.Bolivia fue constituida el 6 de agosto de 1825 como
República unitaria, libre, independiente y soberana. El nombre de la República, constituye un homenaje al
Libertador Simón Bolívar, propuesto por el Presbítero Manuel Martín Cruz, en los siguientes términos: "Si de
Rómulo, Roma; de Bolívar, Bolivia". La capital de la República fue denominada Sucre, en reconocimiento al
Mariscal Antonio José de Sucre.La historia del territorio que hoy constituye la República de Bolivia se remonta a
las culturas que se desarrollaron en la zona altiplánica, como la Viscachanense, la Ayampitinense, la Chiripa, la
Página
11
Wancarani, los Urus y particularmente la Tiwanacota, caracterizada como el primer Imperio Andino, en cuyos
dominios se construyó la primera ciudad planificada de la región: Tiwanacu. Durante el desarrollo del Imperio Inca,
el área que corresponde a Bolivia pasó a denominarse Collasuyo.Los grupos étnicos en Bolivia se dividen en dos
principales ramas, el grupo Andino asentada en mayor parte en las regiones altiplánicas y valles de Bolivia; y el
grupo de las regiones cálidas: Otras etnias con características propias, también forman parte de los antecedentes
histórico-culturales del País.La llegada de los españoles en 1532, desarticulo la organización que durante siglos
funcionó en esa región, implantando una nueva estructura política institucional, apoyada en la explotación de los
recursos naturales no renovables. Para cumplir con los objetivos trazados, los conquistadores organizaron el
territorio y fundaron ciudades con funciones definidas en zonas estratégicas para sus intereses.Es así que a partir del
1538 fundan sucesivamente las ciudades de : La Plata, hoy Sucre (1538), como centro político y administrativo de
la Real Audiencia de Charcas; Potosí (1545), en base a la explotación de la plata del Cerro Rico; La Paz (1548),
como activo centro comercial y de intercambio; Santa Cruz (1561) y Trinidad (1686), como barreras al
expansionismo portugués y para control de la zona oriental; Cochabamba (1574), como centro recolector y
proveedor de productos agrícolas; Tarija (1574), como área de conexión con el Río de la Plata; y Oruro (1600), por
el potencial minero de la zona.Algunas de estas ciudades, fueron escenarios de acontecimientos históricos de gran
trascendencia, tanto local como continental. Uno de ellos, es la fundación en Chuquisaca, de la Universidad de San
Francisco Xavier, en cuyos claustros maduraron las ideas de rebelión, que dio lugar al primer grito de libertad, el 25
de mayo de 1809. El 16 de julio del mismo año, La Paz se sumó al movimiento, dando inicio a un proceso que
luego recorrió el Continente Sud Americano y culminó con el reconocimiento de los países de la región como libres,
soberanos e independientes.

Página
12
Página
13