Está en la página 1de 1

Disartria

La disartria es un trastorno del habla que afecta a un 25% a 55% de los pacientes
con esclerosis múltiple (EM). Se caracteriza por una articulación imprecisa de las
palabras, anormalidades en la voz (tanto en la velocidad como en la calidad del
habla) y fatiga vocal. En resumen, la persona con EM tiene dificultad para decir las
palabras debido a los problemas con los músculos que le ayudan a hablar.
Dependiendo de su causa, la disartria se puede desarrollar de manera lenta u
ocurrir repentinamente.
Síntomas
Los signos y síntomas de la disartria pueden variar según la causa oculta y el tipo
de disartria, y pueden comprender los siguientes:
• Balbuceo
• Ritmo lento al hablar
• Incapacidad de hablar más fuerte que un susurro o hablar demasiado fuerte
• Ritmo rápido al hablar que es difícil de comprender
• Voz nasal, áspera o forzada
• Ritmo irregular o anómalo al hablar
• Volumen irregular del habla
• Ritmo monótono del habla
• Dificultad para mover la lengua o los músculos faciales

Afasia
Se entiende como afasia al trastorno de la dificultad de comunicación, e interacción
con las demás personas, provocado por lesiones cerebrales. Suele afectar además
del habla, el aprendizaje, dificultades para aprender a leer y escribir. Suele
presentarse en adultos que presentaron un derrame cerebral, tumores -
generalmente, glioblastomas multiformes– demencia u otras lesiones que se
presentan usualmente.
Existen diferentes tipos de afasia, entre ellas se encuentran:
 Afasia expresiva: El paciente se encuentra consciente de lo que necesita
expresar, pero tiene dificultad para comunicarlo o redactarlo.
 Afasia receptiva: Puede leer con facilidad o escuchar la voz de una persona,
pero no termina de comprender lo que está leyendo o escuchando.
 Afasia anómica: No tiene un vocabulario correcto, por lo cual no hace uso de
las palabras adecuadas para describir cosas, situaciones o eventualidades.
 Afasia global: Es la peor afasia de todas, ya que el paciente no comprende
lo que se le dice, no tiene capacidad de leer y tampoco puede escribir.
Entre las principales diferencias entre la disartría y la afasia, es que la disartria es
una dificultad directamente motriz, que se ocasiona por zonas afectadas del cerebro
y la afasia tiene otras causas, además de tener otras consecuencias o dificultades,
totalmente diferentes al trastorno del lenguaje.
El tratamiento de las afasias suele ser únicamente fisioterapeutico, acompañado de
actividades que fomentan el lenguaje, además de aparecer en adultos por los
accidentes que se presentan normalmente, no suelen manifestarse en infantes de
ninguna forma.