Está en la página 1de 24

EJERCICIOS ENUNCIACIÓN

DEIXIS
A diferencia de otras clases de palabras, la referencia de un deíctico no es fija sino que
adquiere significado en la enunciación: Yo, por ejemplo, no tiene significado si no conocemos
ciertos elementos de la situación comunicativa.

1) Leer las historietas de Mafalda y responder a continuación:

a) Identificar los deícticos en cada una de las historietas e indicar de qué tipo son.
b) ¿Qué sucede con la situación comunicativa y los puntos de vista? ¿Qué pasa con las
competencias intelectuales y expresivas de los hablantes?

2) Cartel de kioskos y mercados.

1
a) Identificar los deícticos
b) ¿Por qué suele ser gracioso o tramposo ese cartel?

3) Ejercitación y análisis:

La intrusa

Ella tuvo la culpa, señor Juez. Hasta entonces, hasta el día que llegó, nadie se quejó de mi
conducta. Puedo decirlo con la frente bien alta. Yo era el primero en llegar a la oficina y el
último en irme. Mi escritorio era el más limpio de todos. Jamás me olvidé de cubrir la máquina
de calcular, por ejemplo, o de planchar con mis propias manos el papel carbónico. El año
pasado, sin ir muy lejos, recibí una medalla del mismo gerente. En cuanto a ésa, me pareció
sospechosa desde el primer momento. Vino con tantas ínfulas a la oficina. Además ¡qué
exageración! recibirla con un discurso, como si fuera una princesa. Yo seguí trabajando como si
nada pasara. Los otros se deshacían en elogios. Alguno deslumbrado, se atrevía a rozarla con la
mano. ¿Cree usted que yo me inmuté por eso, Señor Juez? No. Tengo mis principios y no los
voy a cambiar de un día para el otro. Pero hay cosas que colman la medida. La intrusa, poco a
poco, me fue invadiendo. Comencé a perder el apetito. Mi mujer me compró un tónico, pero
sin resultado. ¡Si hasta se me caía el pelo, señor, y soñaba con ella! Todo lo soporté, todo.
Menos lo de ayer. "González –me dijo el Gerente– lamento decirle que la empresa ha decidido
prescindir de sus servicios". Veinte años, Señor Juez, veinte años tirados a la basura. Supe que
ella fue con la alcahuetería. Y yo, que nunca dije una mala palabra, la insulté. Sí, confieso que
la insulté, señor Juez, y que le pegué con todas mis fuerzas. Fui yo quien le dio con el fierro. Le
gritaba y estaba como loco. Ella tuvo la culpa. Arruinó mi carrera, la vida de un hombre
honrado, señor. Me perdí por una extranjera, por una miserable computadora, por un pedazo
de lata, como quien dice.

En: Pedro Orgambide: La buena gente

a) Al comenzar la lectura, ¿cuál creíste que era el referente de Ella?

2
b) ¿Qué elementos del texto hicieron que pensaras que se trataba de otra cosa?

_______________________________________________________________

_______________________________________________________________

c) ¿Cómo logra esto el autor?

_______________________________________________________________

_______________________________________________________________

d) Marcar los deícticos que remitan al enunciador.

3
MODALIDAD
En el punto 1 definimos la diferencia entre enunciado y enunciación; veamos ahora cómo
intervienen las modalidades en cada caso:

Modalidad de enunciación: Corresponde a una relación interpersonal entre un hablante que


asevera (afirma o niega), interroga, ordena, o exclama algo, y su interlocutor. Estas
modalidades de la enunciación pueden ser:

- declarativa

- interrogativa

- imperativa/exhorativa

- exclamativa

- desiderativa

La modalidad del enunciado en cambio, es la posición que el hablante asume ante el


contenido de su propia enunciación, situando su enunciado en relación con la verdad,
falsedad, probabilidad, certidumbre; o con lo correcto o incorrecto; o con lo necesario o
contingente (modalidades lógicas); o en relación con juicios apreciativos: lo feliz, lo triste, lo
bello, lo feo, etc. (modalidades apreciativas).

La modalidad lógica alética está relacionada con la idea de “aletheia” (verdad, lo que es real o
no; lo posible y lo imposible; lo necesario y lo contingente).

La modalidad lógica epistémica se relaciona con el conocimiento (lo seguro, lo probable, lo


improbable).

La modalidad lógica deóntica se vincula con la ética y lo moral, con el deber ser (lo que es
obligatorio, lo que está permitido, lo que es lícito).

DE LA ENUNCIACIÓN DEL ENUNCIADO

Viajás esta noche Aseverativa Lógicas

¿Viajás esta noche?  Interrogativa Es posible que viajes esta noche

¡Viajás esta noche!  Exclamativa Seguramente viajes esta noche

Viajá esta nocheImperativa Está mal que viajes esta noche

4
Deseo que viajes esta nocheDesiderativa Es adecuado que viajes esta noche.

Es obligatorio que viajes esta noche

Apreciativas:

Es una suerte que viajes esta noche

Afortunadamente viajás esta noche

Es una pena que viajes esta noche

Qué lindo que viajes esta noche

Es muy importante que viajes esta noche

1) Indica la modalidad del enunciado

a) Deben de ser ya más de las ocho.


c) Es cierto que Los Beatles revolucionaron el modo de hacer música.
d) Lamentablemente no voy a poder asistir al turno médico.
e) Nunca me gustó bañarme a la mañana.
f) Está prohibido vender bebidas alcohólicas a menores de 18 años.
g) Qué lindo el cuadro que pintaste.

2) Transformar las frases anteriores modificando las modalidades de la


enunciación (Declarativa, Interrogativa e Imperativa). Por ejemplo:

a) Deben de ser más de las ocho


Son más de las ocho (Declarativa)
¿Son más de las ocho? (Interrogativa)
¡Son más de las ocho! (Imperativa)
b) Declarativa:
Interrogativa:
Imperativa:
c) Declarativa:
Interrogativa:

5
Imperativa:
d) Declarativa:
Interrogativa:
Imperativa:
e) Declarativa:
Interrogativa:
Imperativa:
f) Declarativa:
Interrogativa:
Imperativa:
g) Declarativa:
Interrogativa:
Imperativa:

3) Identificá a qué modalidad del enunciado pertenecen las


siguientes oraciones

a) ¿Me pasas la mayonesa?


b) Estoy viendo la nueva temporada de Glow.
c) Saca la bolsa de basura, por favor.
d) ¿Cuántos países conocés?
e) ¡Qué paisaje de montaña tan bonito!
f) Ojalá te recuperes pronto de tu lesión.
g) Nunca me gustó bañarme a la mañana.

4) Transforma cada una de estas oraciones a la modalidad indicada


entre paréntesis.

a) Mi cuñada se casará la próxima primavera. (Dubitativa)


b) Esta mermelada no está vencida. (Desiderativa)
c) Desearía que atendieras más durante las clases. (Imperativa)
d) No sé si todos llegaron a tiempo. (Interrogativa)

Polifonía y discurso referido


Cuando hablamos y cuando escribimos, introducimos permanentemente en nuestro
propio discurso palabras que pertenecen a otras personas, palabras que fueron
producidas por esas personas en otras situaciones comunicativas orales o escritas. Esas
palabras "ajenas" introducidas en nuestro propio discurso se llaman discurso referido.

6
Cuando un hablante o escritor "elige" utilizar el discurso referido directo provoca en el oyente
o lector un efecto de autenticidad. De allí que el discurso referido directo sea tan utilizado en
la prensa y en la conversación cotidiana. Provocar este efecto de autenticidad no significa que
el que cita esté de acuerdo con lo que cita. Muchas veces puede estar de acuerdo con ello, y
entonces apela al discurso referido directo para reforzar la idea que quiere transmitir. Pero
otras veces no está de acuerdo con ello y entonces convierte a la cita directa en un objeto al
que ironiza, al que se opone, destruye, parodia...

Cuando un hablante o escritor elige, en cambio, utilizar el discurso referido indirecto el efecto
es otro, puesto que desde la sintaxis misma integra ese discurso al propio, lo “absorbe” dentro
del propio enunciado.

San Martín dijo: “Serás lo que debas ser o si no, no serás nada”.

Discurso indirecto

El discurso indirecto es aquel en que el hablante o enunciador cita las palabras de otro
incluyéndolas en su discurso.

Cuando se usa esta estrategia se producen cambios en los tiempos verbales y en los giros
expresivos que hacen referencia a la situación comunicativa del discurso referido o citado. En
este tipo de discurso se requiere un verbo introductorio de "decir" seguido de "que" o "si".

Es un procedimiento de integración textual que se caracteriza por mantener estable el


contenido del discurso citado, pero se presenta en una sola fuente de enunciación, la fuente
del discurso citante.

La característica principal del estilo indirecto es que se manifiesta como una interpretación del
discurso que refiere, que comenta y no como una reproducción exacta.

Los tiempos verbales, los pronombres y los adverbios se modifican en su paso del estilo directo
al indirecto.

No admite raya de diálogo ni comillas como marcas gráficas de diferenciación de voces.

En resumen, el enunciador introduce lo que dicen los otros enunciadores sin marcar con signo
alguno los límites entre sus palabras y las palabras ajenas; en cambio, se ve obligado a utilizar
un nexo incluyente (que, si).

Entonces, los enunciados referidos indirectos resultan “absorbidos” por la voz del enunciador
principal, como un comentario desarrollado del verbo introductor.

Por ejemplo, el discurso directo:

“¡Qué mal!¡ Esto sí es una gran torpeza!”

no puede ser presentado en el discurso indirecto como:

“Él dijo que que mal y que esto sí es una gran torpeza”.

sino como:

7
“Él dijo que estaba muy mal y que eso era una gran torpeza”.

o como:

“Él exclamó con sorpresa que estaba muy mal y que se trataba de una gran torpeza”

Los verbos introductorios

Tanto el discurso referido directo como el indirecto suelen ser introducidos por un verbo de
decir. En el caso del discurso referido indirecto, ese verbo siempre está presente y se ubica
antes de las palabras del otro. En el caso del discurso referido directo, ese verbo puede estar
ubicado al final de las palabras citadas, puede quebrar el discurso referido e incluso puede
faltar.

¿Cómo "decir" lo que el otro "dijo" sin "decir" (o escribir) siempre la palabra "dijo"? Si bien el
verbo "decir" es el más usado, existen muchísimos otros verbos que permiten introducir las
palabras de otros. Entre esos verbos, algunos son más neutros que otros, porque no dan
ninguna pista acerca del cómo o del porqué del discurso referido, y tampoco dan pistas acerca
de los propósitos comunicativos de la emisión referida. En cambio, hay verbos que muestran
cierta valoración del discurso que se refiere

La siguiente lista contiene algunos de los muchísimos verbos que se pueden utilizar para
introducir el discurso referido:

Decir, asentir, rogar, ratificar, aceptar, exponer, contestar, corregir, preguntar, urgir, mentir,
responder, instruir, criticar, sostener, acusar, aconsejar, aclarar, lamentar, pedir, opinar,
confesar, amenazar, murmurar, quejarse ,suplicar, interrogar, narrar, explicar, replicar, citar,
desmentir, remarcar, contar, fundamentar, acordar, llorar, confundir, disculparse, gritar,
aseverar, ordenar, aullar, informar, argumentar, susurrar, recriminar, inquirir, cuchichear,
declarar, aseverar, reír, especificar, prometer, señalar, resumir, afirmar, jadear, ejemplificar,
sugerir, gemir, negar, fabular, repetir, anunciar, confirmar, agregar, asegurar, alabar,
enmendar, indicar, dudar, detenerse, continuar.

1) Identifiquen los enunciados referidos en el siguiente texto, y determinen si son


directos o indirectos:

En una charla que dio en Santiago del Estero en una escuela el doctor René Favaloro en 1997, a
la que asistió un periodista del diario La Gaceta, quien luego lo entrevistó, el famoso médico
habló sobre muchos temas.

Abordó a los chicos por los temas que a ellos les importaban, pero con información real, sin
edulcorantes ni eufemismos, directo al corazón. El fútbol, el sexo, la noche, la eutanasia, la
droga, el aborto. Pero el eje de su disertación, y de la conversación a solas que mantuvimos
después, fue siempre el mismo, en todos los temas: “la hipocresía que nos gobierna”, tal como
repitió varias veces. Se lo notaba enfadado, furioso con la sociedad. Y tres años después
sabríamos, drásticamente, cuán enojado y desilusionado estaba con este mundo.

8
Comenzó diciendo, por ejemplo, que millones de dólares se lavaban en el fútbol. Y que gran
parte de ese dinero provenía del narcotráfico. Hoy parece obvio y hasta ingenuo, pero hace
casi dos décadas pocos hablaban de esto con tanta franqueza.

Dijo cosas tan fuertes, desde el punto de vista periodístico, que cuando terminó de hablar me
acerqué, me presenté, y le pregunté si podíamos conversar. Me respondió “mirá muchacho, yo
ahora sólo pienso en tomarme un whisky, si me querés acompañar, encantado”. Y así partimos
hacia el bar del hotel, donde charlamos durante más de una hora, en la que Favaloro bebió
tres medidas de escocés importado y yo dos. Invitó él, o el hotel, no lo sé, pero no me dejó
pagar.

Durante esa charla Favaloro dijo cosas como estas:

“Los ricos defienden el aborto ilegal para mantenerlo en secreto y no pasar vergüenza. Estoy
harto de que se nos mueran chicas pobres para que las ricas aborten en secreto. Se nos
mueren nenas en las villas y en los sanatorios hacen fortunas sacándoles del vientre la
vergüenza a las que tienen plata. Con el divorcio decían que era el fin de la familia y sólo fue el
fin de la vergüenza para los separados ilegales. Con el aborto legal no habrá más ni menos
abortos, habrá menos madres muertas. El resto es educar, no legislar”.

También dijo: “el aborto es un acto criminal, sin lugar a dudas. Pero también estoy en contra
de la hipocresía. La hipocresía es esa nenita de clase media a quien, cuando se embaraza, su
papito la lleva al médico y esa misma noche esa nenita ya está bailando en un boliche de
nuevo. Muchos señores a quienes vemos por ahí hablando con toda naturalidad sobre lo malo
que es el aborto son unos hipócritas porque saben que, en la realidad, las cosas suceden de
otra manera. No hay que tenerle miedo a la educación sexual y a hablar de sexo con los chicos.
Es muy necesario e importante. Hay que hablar de frente sobre este tema para que el
embarazo no deseado no sea una sorpresa. Hasta la misma Iglesia ya está cambiando en esta
época y está procesando de otra forma el problema del aborto”.

De estas citas, que son sólo un fragmento de todo lo que dijo ese día sobre aborto y
sexualidad, se publicó casi todo en el diario, excepto la primera parte, donde dice que los ricos
defienden la ilegalidad para mantener al aborto en secreto.

Discurso Indirecto Libre

El discurso indirecto libre (D.I.L.) no se sitúa en el mismo plano que el discurso directo o el
indirecto. Empleado sobre todo en la lengua escrita y en particular en la narración literaria,
constituye una técnica que combina los medios propios de las otras dos formas de discurso
referido. En efecto, en su nivel más inmediato se presenta como un procedimiento que reúne
las marcas del enunciador del discurso citado (como el D.D.) y el punto de vista “exterior” del
que refiere el discurso citado (como el D.I.). El problema que presenta es justamente a qué
enunciador referir el D.I.L.: se trata de un enunciador puramente textual situado a la vez en el
“interior” y en el “exterior” del personaje. Comparemos los siguientes enunciados:

1) La semana pasada Pablo dijo que estaba aliviado y que ese día todo estaba listo. (D.I.)

9
2) La semana pasada Pablo dijo : ¡Qué alivio! ¡Todo está listo hoy! (D.D.)

3) Pablo se acomodó. ¡Qué alivio! Todo estaba listo. Hoy, ¡por fin! iba a instalarse. (D.I.L.)

En: 1) “estaba aliviado” está ligado al yo del discurso citante; en 2) “¡Qué alivio!”, al yo del
discurso citado, pero en 3) se ve que “hoy”, deíctico dependiente del presente, es
contemporáneo de un pretérito imperfecto impuesto por el contexto narrativo (cuando esta
asociación era imposible para el discurso directo). En cuanto a la exclamación (¡Qué alivio!)
reenvía a “Pablo” que no puede formularse en un yo.

2) A partir de los siguientes enunciados:

A-El comisario respondió: “Es imposible, nadie puede salir de acá sin mi permiso”

B- El comisario nos respondió que era imposible, que nadie podía salir de ahí sin su permiso

2.1 Aplicá lo aprendido sobre ED y EI para caracterizar A y B.

2.2 Completá el esquema destacando los cambios entre el ED y el EI.

A B
“Es”: verbo: Presente del Indicativo (presente
de la enunciación)
“Acá”: deíctico espacial que hace referencia
al espacio en que está en ese momento el
enunciador
“Mi”: deíctico personal de 1° persona, se
refiere al enunciador.

2.3 Reponé la pregunta inicial que motiva la respuesta del comisario, repitiendo el
esquema (primero en ED, y luego en EI):

A- _____________________________________________________________

B- _____________________________________________________________

3) El paciente insolente reclamó: “Ese doctorcito novato no firmó la receta”.

10
¿Cuántos enunciadores hay? ________________________________________

¿Cuál de ellos califica al doctor y cuál al paciente?

_____________________________________________________________________

La subjetividad en el discurso: Enunciación y subjetividad

En un enunciado como “¡Esto es horrible!” pronunciado en una situación de


intercambio real, el pronombre demostrativo “esto” es evidentemente deíctico y la
modalidad de la enunciación en la que el locutor se expresa es exclamativa y la del
enunciado apreciativa, pero además, el adjetivo “horrible” implica una toma de
posición del locutor frente a un referente. El empleo de ese término valorativo es
relativo a la naturaleza de quien enuncia, a su escala de valores, a sus cánones
estéticos. Es decir que aquello de lo que se hace referencia se construye en el discurso
como un objeto percibido, interpretado, evaluado.

Queda por considerar, entonces -además de la modalidad y los deícticos- otra manera
en que el locutor inscribe en el enunciado su subjetividad: los subjetivemas.

El locutor siempre tiene a su disposición distintas unidades léxicas (palabras,


expresiones) que debe seleccionar, a partir de dos opciones básicas:

-Un discurso objetivo1, que intenta borrar toda huella de valoración individual

-Un discurso subjetivo en el cual el enunciador asume explícitamente su opinión

Por ejemplo, en un manual francés de Geografía destinado a los alumnos de


curso elemental, el capítulo referido a Francia se titula: “Nuestra dulce Francia”, este
enunciado está doblemente marcado subjetivamente (si se lo compara con un posible
título como “Francia”) por el uso de “nuestra” que implica que el locutor se dirige a sus
compatriotas y por el uso del adjetivo “dulce” que enuncia un juicio de valor y un
compromiso emocional por parte del sujeto con respecto al referente.

Toda unidad léxica es, en cierto sentido, subjetiva, puesto que según la situación de
enunciación puede connotar de forma diferente:

a) La chica era simpática pero un poco rápida

1
Es importante recordar que la objetividad completa es prácticamente imposible en el habla real, es un
término útil como punto de comparación para establecer grados mayores o menores de subjetividad

11
b) Consideraron que la construcción de la vía rápida hacia La Plata era un gesto
electoral.

Llamamos subjetivemas a aquellas unidades léxicas (sustantivos, verbos y adverbios,


fundamentalmente) que en un discurso particular manifiestan subjetividad, es decir,
informan acerca de una evaluación (valorativa o afectiva) del enunciador

Profundicemos acerca de la noción de subjetivemas:

La teoría de la enunciación se preocupa en estudiar las marcas que la situación de


enunciación deja en el enunciado. De todos los elementos que forman parte de la
situación de enunciación, el que más interesa es el enunciador (la persona, el conjunto
de personas o la institución que produce el enunciado). Es por esta razón que, además
de estudiar los deícticos, se analizan aquellos recursos que dan cuenta de la posición
que adopta el enunciador respecto de lo que dice.

Veamos estas dos situaciones:

El profesor entrega la evaluación a un alumno y le dice:

Situación A: “-Me cuesta terriblemente darte esta mala noticia; lo lamento mucho,
pero no aprobaste.”

Situación B: “-Estás desaprobado.”

En A, la subjetividad del enunciador (el profesor), el sentimiento que experimenta


frente a lo que dice, aparece expresado en el enunciado mediante palabras como
cuesta, terriblemente, mala, lamento. En cambio, en B el enunciador (el profesor) no
muestra su subjetividad, y produce un enunciado neutro.

Los subjetivemas son palabras y expresiones que expresan la subjetividad del


enunciador; es decir, muestran una relación afectiva del enunciador con respecto a lo
que dice, o una valoración sobre aquello de lo que habla.

Veamos otro ejemplo:

Caso A: “La policía reprimió la manifestación.”

Caso B: “La policía puso orden en la manifestación.”

Caso C: “La policía intervino en la manifestación.”

Analicen cuál es la palabra o expresión que actúa como subjetivema en cada caso, y
cuál de los tres enunciados es neutro porque no se evidencia la subjetividad del
enunciador:

12
_____________________________________________________________________

_______________________________________________________________________
_______________________________________________________________________
_______________________________________________________________________
_______________________________________________________________________
_______________________________________________________________________
_______________________________________________________________________
_______________________________________________________________________
_______________________________________________________

Analicen las palabras o expresiones que funcionan en cada caso como subjetivemas, y
fundamenten, a partir de ellas, la posición de cada enunciador sobre el “bullying”:

a- “En estos últimos meses estamos viendo cómo niños que, aún en primaria, están
sufriendo bullying, hasta el punto de que algunos han acabado hospitalizados. Por
mucho que pienso no llego a encontrar dónde empieza el problema. ¿Cómo pueden
niños menores de 10 años llegar a sentir tanto odio hacia otro niño como para darle
una brutal paliza? No sé si el problema está en la educación que reciben en casa o si la
culpa tiene que ver con el hecho de que estén todo el tiempo ante una pantalla. Solo
sé que cada vez los casos se dan a edades más tempranas y me asusta cómo pueden
llegar a ser estos agresores cuando alcancen la adolescencia. Deberíamos analizar qué
estamos haciendo mal para que ocurran estas cosas. Estamos hablando de menores, y
no hay nada más triste que pensar en esos niños que se están perdiendo los mejores
años de su vida sin razón ni culpa.” Anna Moreno Navarro. Manresa (Barcelona).

b- “El sufrimiento humano me desespera -es lo que te pasa cuando tienes un


'overbooking' de neuronas espejo- pero cuando el que sufre es un niño, tengo un
acceso de ira que nace en lo más profundo de mi alma. El 'bullying' no es un
compendio de mala suerte, ni una casualidad, ni algo circunstancial. El 'bullying' es un
fenómeno que ocurre por obra y desgracia de varios agentes, de manera repetida,
durante un periodo de tiempo. Vamos por partes.” Tomás Navarro (Barcelona)

c- “En diálogo con Entremujeres, Dennis Smith, autor de la obra teatral “Boysocuts”,
reveló qué lo impulsó a abordar esta temática: “Yo fui víctima de bullying gran parte
de mi vida, es algo que yo viví y sufrí y que con el paso de los años dejó de dolerme”.

13
El autor, director y actor de la obra detalló que lo preocupante de este flagelo es que
se trata de “un ensañamiento contra el débil; el débil, claramente, es el que no tiene
poder. Si un chico está solo contra diez, no tiene respaldo. Es una masa contra un
individuo”. Diario Clarín

_______________________________________________________________________
_______________________________________________________________________
_______________________________________________________________________
_______________________________________________________________________
_______________________________________________________________________
_______________________________________________________________________
_______________________________________________________________________
_______________________________________________________________________
______________________________________________________________________

Apelativos

Los apelativos son aquellas palabras o expresiones que se refieren a una persona y, al
mismo tiempo, brindan algún tipo de información sobre ella, como por ejemplo “el
rector del colegio”, “la delegada del curso”, “los sobrevivientes de la catástrofe”, etc.

En ciertas ocasiones, los apelativos manifiestan la evaluación que el enunciador realiza


sobre el sujeto a quien se refiere; esta puede ser positiva o negativa: “el crack del
fútbol”, “la genial escritora”, “el tirano” (apelativos axiológicos). Otras veces,
presentan marcas de afectividad: “mi amorcito”, “la estúpida esa” (apelativos
apreciativos). Cuando poseen estas marcas de subjetividad, los apelativos funcionan
también como subjetivemas.

En el cuento “La intrusa”, reconocer apelativos e indicar a quién se refieren, y si son o


no subjetivemas:

_______________________________________________________________________
_______________________________________________________________________
_______________________________________________________________________
______________________________________________________________________

14
Ubicar los siguientes enunciados, en un grado de menor a mayor subjetividad,
marcando los subjetivemas nominales y verbales:

a) Los manifestantes interrumpieron hoy la ruta 2


b) Los trabajadores se manifestaron hoy en la ruta 2
c) Los piqueteros cortaron la ruta 2 esta mañana

-SUBJETIVO _____________________________________________ +SUBJETIVO

A partir de los tres fragmentos que figuran a continuación, determinar los


subjetivemas con que se califica:

1. El acto de abortar
2. La persona que lleva a cabo la acción
3. La persona que es objeto de la acción

¿Podrías elegir entre uno de los tres fragmentos al menos subjetivo? Justificar en
función al análisis

A) Ofuscados por informaciones y opiniones contradictorias, no pocos católicos


están asaltados por múltiples dudas acerca de las enseñanzas y aplicaciones concretas
del Magisterio tradicional de la Iglesia sobre una de las desgracias de nuestro tiempo:
el asesinato voluntario de una vida.
En esas condiciones, encontrarán dificultades para cumplir, adecuadamente, el
ineludible deber de defender con eficacia la vida inocente del no nacido, bajo
constante amenaza en la sociedad contemporánea. De ahí la importancia fundamental
de conocer con toda exactitud y en profundidad la doctrina católica sobre el tema, así
como la respuesta precisa a las objeciones repetidas por los abortistas.

B) El aborto es la interrupción del embarazo antes de que el desarrollo del feto


haya alcanzado las 20 semanas, después de este tiempo la terminación del embarazo
antes del parto, se llama parto pretérmino. Se diferencia del término "aborto
espontáneo" en que éste último se refiere a los hechos que se presentan de manera
natural, mientras que el primero es realizado mediando la voluntad de una persona

C) Somos mujeres y varones comprometidos con los derechos humanos.

15
Porque defendemos la vida, no podemos aceptar que en nuestro país mueran 100
mujeres por complicaciones de abortos realizados en forma clandestina e insegura
cada año. Esta realidad es una violación de los derechos humanos de las mujeres.
También es una injusticia social muy grave porque quienes mueren son las más pobres
que no pueden acceder a abortos seguros.

En la Argentina se realizan alrededor de medio millón de abortos por año y la


penalización no los evita. La despenalización, por el contrario, reduce los riesgos de la
ilegalidad y permite que las mujeres accedan a un acto de libertad sobre su cuerpo y su
futuro. Quienes estamos de acuerdo con la despenalización también estamos a favor
de que las mujeres puedan evitar un aborto. Para ello, prevenir un embarazo no
deseado es la única alternativa.

Los modalizadores

Al producir un enunciado, el enunciador puede poner de manifiesto sus sentimientos y


su valoración respecto de lo que enuncia. Además, puede emplear palabras que
señalan el mayor o menor compromiso que asume respecto de la verdad o la falsedad
de lo que enuncia, y el grado de aprobación o rechazo de todo lo enunciado. Esas
marcas reciben el nombre de modalizadores, y aparecen en enunciados de modalidad
asertiva.

Por ejemplo:
Frente a un jarrón caído y roto, en una casa, cuatro personas dicen lo siguiente:
Enunciador 1: Posiblemente lo haya tirado el viento.
Enunciador 2: Yo creo que fue el perro.
Enunciador 3: Sin lugar a dudas, fue el nene.
Enunciador 4: Lamentablemente, se rompió.

En cada caso, la afirmación sobre lo que le ocurrió al jarrón está modalizada de modo
que se restringe o limita su valor de verdad, o valora esa verdad negativamente.
(“Posiblemente” limita la certeza de que el viento tiró el jarrón; “Yo creo que” también
restringe la afirmación de que fue el perro, limitándola a una opinión personal; “Sin
lugar a dudas” enfatiza, desde el punto de vista del enunciador, la verdad de que el
culpable es el nene; y “Lamentablemente” aprecia negativamente la afirmación de que
el jarrón se rompió). El grado de compromiso con la verdad que cada enunciador tiene
en relación con lo que dice es débil en los dos primeros casos, mientras que en el
tercero el grado de compromiso del enunciador es alto respecto de la verdad del
enunciado. En el cuarto caso no se modaliza la validez de la afirmación, sino que se la
valora apreciativamente desde el punto de vista del enunciador.

16
Modalizadores que restringen la aserción

- Verbos en modo condicional (El culpable podría ser cualquiera)

- Adverbios y giros adverbiales (“es posible que”, “tal vez”, “posiblemente”, “de alguna
manera”, “seguramente”, “ciertamente”, “apenas”, “casi”, “al menos”, “difícilmente”,
“afortunadamente”, “desgraciadamente”, etc.)

- Verbos que expresan opinión o creencia (suponer, creer, pensar, estimar, calcular,
conjeturar, sospechar, imaginar, esperar, desear, dudar, pretender, etc.)

Modalicen de diferentes maneras el siguiente enunciado, para mostrar distintos


grados de compromiso del enunciador con la verdad de lo enunciado:

Renunció el primer ministro.

COHESION
1) Trata de mejorar la cohesión de estos breves textos:

A
El otro día en la calle me encontré con unos amigos. Los amigos me contaron que
habían comprado una moto. Habían comprado la moto con un dinero que habían
ganado en verano. En verano habían estado trabajando para ganar dinero y comprar
una moto.
B
Tener animales en casa es muy agradable. También tener animales en casa tiene
problemas. Tienes que sacar a los animales a pasear y tienes que llevarlos al
veterinario. Hay personas que no quieren tener animales en su casa. No quieren tener
animales por varios razones. Algunas personas tienen alergia a los animales. Otras
personas no pueden cuidar a los animales.
C
Mis padres vivían en una casa junto a un campo de fútbol. Mis padres siempre van a
ver los partidos de fútbol y antes también iban a ver los partidos. Ahora mis padres
viven en el campo. Se mudaron al campo porque quieren vivir ahora una vida más
tranquila y siempre han vivido junto a un campo de fútbol. Hay mucho ruido junto a un
campo de fútbol.

2) Localiza recursos de cohesión en este texto.

Hablaba y hablaba... (Max Aub)

Hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba. Y venga


hablar. Yo soy una mujer de mi casa. Pero aquella criada no hacía más que hablar, y
hablar, y hablar. Estuviera yo donde estuviera, venía y empezaba a hablar. Hablaba de

17
todo y de cualquier cosa, lo mismo le daba. ¿Despedirla por eso? Hubiera tenido que
pagarle sus tres meses. Además hubiese sido muy capaz de echarme mal de ojo. Hasta
en el baño: que si esto, que si aquello, que si lo de más allá. Le metí la toalla en la boca
para que se callara. No murió de eso, sino de no hablar: se le reventaron las palabras
por dentro.

COHERENCIA
A
Después de llegar al campus, me fui a mi habitación y deshice el equipaje. Nunca he
sabido por qué mis padres se compraron aquel coche

B
Los niños se alegraron al abrir los regalos que estaban junto al árbol de navidad. Las
clases estaban acabando y ya tenían ganas de que llegaran las navidades.

C
Hay varias ideas en que se defienden en el libro. La obra es una crítica feroz contra la
globalización.

1) Señala dónde están los problemas de coherencia en estos textos

2) Elige uno de ellos y escribe un texto algo más largo presentando las ideas de una
manera coherente

18
CORPUS DE ANÁLISIS

A) Discurso de Felipe Solá para la celebración del Día del niño

LUGAR: PLAZA 12 DE OCTUBRE, PILAR.


FECHA: 7 DE AGOSTO DE 2004

Hola chicos, queremos que estén contentos, pero no sólo hoy, sino todos los días, que
puedan jugar libremente, que puedan tener un ambiente sano, muchos amigos, que
vivan en casas donde no haya tristeza, que recuerden el día de mañana su infancia
como la etapa más feliz de la vida.

La infancia, para todos nosotros, los grandes, está grabada en la memoria, la patria de
cada uno son los recuerdos de la infancia, aquello que conserva dentro del corazón. Lo
que nos pasa de chicos nos marca para toda la vida, si es malo, o si es bueno. Para
nosotros, la peor preocupación, en un país con tantas dificultades, sobre todo en los
últimos años - aunque estemos mejorando mucho - es lo que pasa con los chicos desde
el vientre de la mamá hasta cuando cumplen dos o tres años. Es en esos años cuando
se resuelve si el chico va a poder tener capacidades y potencias igual que cualquiera
para enfrentar la vida más adelante.

Tratamos en todo lo posible, que las madres, cualquiera sea su edad, los padres, los
familiares, los hermanos mayores, se den cuenta que de ellos depende que se sientan
poderosos para criar chicos más fuertes, no es tan difícil si los ayudamos. Es difícil a
veces la vida cotidiana, pero se puede salir adelante, y de la consciencia de cada
madre, de lo que necesita para sus hijos, lo cual debe exigir y pedir, moverse, y que
nosotros estemos cerca de ella. Allí está la defensa de ese chico para cuando sea un
adulto. En esa consciencia, allí está todo el centro de la cuestión, que nosotros lo
tengamos como objetivo, que Humberto Zúccaro en Pilar lo tenga como objetivo, que
la Secretaria de Desarrollo Social lo tenga como objetivo y sepa que es el principal
objetivo de un pilar que tiene de todo, gente muy rica y gente muy humilde. También
es una meta que cada madre sepa que si se lo propone, su chico puede criarse de una
manera más sana, mejor y más feliz.

Por eso estamos aquí anticipando el día del niño que es mañana, junto con quien es un
militante social, que quiere estar aquí, me refiero a Larry. Él trabaja todos los días en
TV, los fines de semana está en Escobar poniendo su empeño y su energía por su
ciudad, por su gente, por los que más necesitan, poniendo aquello que da la
posibilidad de ser una figura conocida. Le agradecemos muchísimo que esté hoy en
Pilar.

19
Para mí ha sido muy importante pasar esta tarde de sábado con todos ustedes,
comprometámonos todos juntos, madres, padres, hombres que tienen
responsabilidades políticas, a que no hayan chicos infelices en la provincia de Buenos
Aires, a que todos hagamos una enorme fuerza.

Viva Pilar, viva los chicos de Pilar, viva las madres de Pilar y los padres, los que luchan
todos los días, viva el niño, viva la Patria.

Muchas gracias.”

B) Alegato del fiscal Julio César Strassera en el juicio a las Juntas Militares

Señores jueces:

Se ha probado durante este juicio la existencia de un plan criminal que no concluyó


cuando fueron reemplazados los procesados Galtieri, Anaya y Lami Dozo. La crisis
interna que produjo entre las autoridades del Proceso de Reorganización Nacional la
derrota militar sufrida en las Islas Malvinas, no importó ningún cambio en las directivas
dadas a raíz de la lucha contra la subversión.

(...)

Este proceso ha significado, para quienes hemos tenido el doloroso privilegio de


conocerlo íntimamente, una suerte de descenso a zonas tenebrosas del alma humana,
donde la miseria, la abyección y el horror registran profundidades difíciles de imaginar
antes y de comprender después.

Dante Alighieri -en "La Divina Comedia"- reservaba el séptimo círculo del infierno para
los violentos: para todos aquellos que hicieran un daño a los demás mediante la
fuerza. Y dentro de ese mismo recinto, sumergía en un río de sangre hirviente y
nauseabunda a cierto género de condenados, así descriptos por el poeta: "Estos son
los tiranos que vivieron de sangre y de rapiña. Aquí se lloran sus despiadadas faltas".

Yo no vengo ahora a propiciar tan tremenda condena para los procesados, si bien no
puedo descartar que otro tribunal, de aún más elevada jerarquía que el presente, se
haga oportunamente cargo de ello.

Me limitaré pues a fundamentar brevemente la humana conveniencia y necesidad del


castigo. Sigo a Oliva Wondell Holmes, cuando afirma: "La ley amenaza con ciertos
males si uno hace ciertas cosas. Si uno persiste en hacerlas, la ley debe infligir estos
males con el objeto de que sus amenazas continúen siendo creídas".

El castigo -que según ciertas interpretaciones no es más que venganza institucionaliza-


se opone, de esta manera, a la venganza incontrolada. Si esta posición nos vale ser
tenidos como pertinaces retribucionistas, asumiremos el riesgo de la seguridad de que

20
no estamos solos en la búsqueda de la deseada ecuanimidad. Aun los juristas que más
escépticos se muestran respecto de la justificación de la pena, pese a relativizar la
finalidad retributiva, terminan por rendirse ante la realidad.

Podemos afirmar entonces con Gunther Stratenwerth que aun cuando la función
retributiva de la pena resulte dudosa, tácticamente no es sino una realidad: "La
necesidad de retribución, en el caso de delitos conmovedores de la opinión pública, no
podrá eliminarse sin más. Si estas necesidades no son satisfechas, es decir, si fracasa
aunque sólo sea supuestamente la administración de la justicia penal, estaremos
siempre ante la amenaza de la recaída en el derecho de propia mano o en la justicia de
Lynch".

Por todo ello, señor presidente, este juicio y esta condena son importantes y
necesarios para la Nación argentina, que ha sido ofendida por crímenes atroces. Su
propia atrocidad torna monstruosa la mera hipótesis de la impunidad. Salvo que la
conciencia moral de los argentinos haya descendido a niveles tribales, nadie puede
admitir que el secuestro, la tortura o el asesinato constituyan "hechos políticos" o
"contingencias del combate". Ahora que el pueblo argentino ha recuperado el
gobierno y control de sus instituciones, yo asumo la responsabilidad de declarar en su
nombre que el sadismo no es una ideología política ni una estrategia bélica, sino una
perversión moral. A partir de este juicio y esta condena, el pueblo argentino
recuperará su autoestima, su fe en los valores sobre la base de los cuales se constituyó
la Nación y su imagen internacional severamente dañada por los crímenes de la
represión ilegal...

Los argentinos hemos tratado de obtener la paz fundándola en el olvido, y fracasamos:


ya hemos hablado de pasadas y frustradas amnistías.

Hemos tratado de buscar la paz por la vía de la violencia y el exterminio del adversario,
y fracasamos: me remito al período que acabamos de describir.

A partir de este juicio y de la condena que propugno, nos cabe la responsabilidad de


fundar una paz basada no en el olvido sino en la memoria; no en la violencia sino en la
justicia.

Esta es nuestra oportunidad: quizá sea la última.

(...)

Señores jueces: quiero renunciar expresamente a toda pretensión de originalidad para


cerrar esta requisitoria.

Quiero utilizar una frase que no me pertenece, porque pertenece ya a todo el pueblo
argentino. Señores jueces: "Nunca más".

21
C) Revista Rolling Stone, diciembre 2018, por Lucas Garófalo (extracto)

La historia de Wos, el pibe de barrio que se convirtió en campeón internacional de


rap.

"También podemos ir a un lugar menos cheto, si querés", dice Wos después de sugerir
que caminemos unas cuadras para almorzar en una panadería francesa de Villa Crespo,
uno de esos lugares que, cuando aparecen, indican claramente que un barrio está
siendo gentrificado2. Es una tarde gris de octubre y estamos en una de las esquinas del
Parque Los Andes, en el límite con Chacarita, la zona en la que este rapero de 22 años
vive desde que era chico, cuando el paisaje era otro. Acá nomás, en Atlanta, jugó al
fútbol de niño, y en unos banquitos de esta plaza, sobre la calle Guzmán, a los 13 tiró
sus primeras rimas junto a sus amigos. No hay nada demasiado cheto en la historia de
Wos: fue a un colegio público (el Mariano Acosta), estudió actuación en la Escuela
Metropolitana de Arte Dramático (EMAD, también pública), y el día que ganó la final
nacional de la Red Bull Batalla de los Gallos de 2017, agarró el micrófono y le dijo a un
Luna Park repleto: "Les quiero agradecer mucho a mis amigos que están acá, guacho, a
la gente de El Quinto Escalón que hizo que esto crezca una banda, y también tomar
conciencia hablando de todo lo que pasa: están pasando cosas muy crudas en el país,
hay mucha gente que se está quedando sin trabajo, acaba de desaparecer Santiago
Maldonado...". Fue una declaración totalmente atípica para una escena más
acostumbrada a mirar para adentro que para afuera (Papo, el campeón del año
anterior, había usado ese espacio para disparar contra Sudamétrica, la crew de
Mustafá Yoda, un pionero del rap local con el que está enemistado), pero muy típica
de Wos, que suele abordar la temática social... a su manera. "Así que guacho, no hay
que olvidarse de las cosas, y hay que tomar conciencia, guacho."

Sin embargo, acá estamos, sentados en una mesa de Le Blé, analizando si vale la pena
pedir el sándwich de jamón crudo y queso brie que nos recomendó el mánager de
Miranda! cuando nos vio entrar. Son casi las dos de la tarde, pero Wos sigue
bostezando: anoche se quedó anotando rimas hasta que se hizo de día. "Mi tarea
ahora es escribir", dice. "Tengo un montón de oportunidades para salir a tocar, pero
necesito armar un repertorio."

Después de su consagración en 2017 como el rapero de competición con más


proyección del país (además de ganar la nacional de Red Bull, fue subcampeón de la

2
El término gentrificación (proveniente del inglés gentry, «baja nobleza») se refiere al proceso de
transformación de un espacio urbano deteriorado —o en declive— a partir de la preconstrucción —o
rehabilitación edificatoria con mayores alturas que las existentes— que provoca un aumento de
los alquileres o del coste habitacional en estos espacios. Esto induce a que los residentes tradicionales
abandonen el barrio —y se afinquen en espacios más periféricos—, lo que produce que este «nuevo»
espacio termine por ser ocupado por clases sociales con mayor capacidad económica que les permita
afrontar estos nuevos costes. Este proceso tiene especial relevancia en los últimos años en los países
capitalistas y principalmente en ciudades con importante potencial turístico y relevancia económica.

22
final internacional, en México) y de debutar como actor en Las Vegas, la película del
director Juan Villegas ( Sábado, Los suicidas) que abrió el último BAFICI–y donde
aparece acreditado como Valentín Oliva, su nombre real, Wos acaba de estrenar sus
primeras dos canciones como solista, "Púrpura" y "Andrómeda", que ya suman unos
10 millones de reproducciones en YouTube. Esos temas significan el paso inicial de una
carrera que él pretende consolidar pronto, siguiendo el camino de Duki, Paulo Londra,
Ecko y Lit Killah, todos freestylers de su edad que competían en las plazas con él y
saltaron de las batallas a la música en el último año. "Pero, a diferencia de ellos, yo no
quiero hacer trap", dice. "Están todos haciendo eso, y yo tengo la oportunidad de
ocupar un lugar que no está ocupando nadie: el lugar del rap."

Wos quiere ir por el lado del sonido boombap de los 90, retomando la escuela que,
entre 2012 y 2014, generó La Conección Real ("pero no terminaron de explotar", dice
él) y después continuaron algunos de sus componentes como Fianru y Urbanse, y
satélites como T&K. Ahí es donde le parece que ahora hay un espacio para que los
nuevos salgan a la cancha y humillen, como es el caso de Acru, el favorito de Wos
(también salió de las batallas).
Si bien la base de "Púrpura" podría considerarse trap (son cosas que se asocian de
forma automática porque ese es el color del Dirty Sprite, la bebida característica de
ese subgénero musical), lo cierto es que Wos rapea barras con un estilo clásico, al igual
que en "Protocolo" (donde se pone al frente del grupo de funk-rock Banzai) o en
"Andrómeda", donde dice: "¿Plata? Obvio que quiero/Pero la vida es un flash como
para pensar solo en dinero/Si estoy solo, ¿pa’ qué quiero estar primero?/Me deprime
imaginarme dormir solo con mi ego". Ambos temas los hizo con Nico Cotton, que en
2015, con 25 años, se convirtió en el productor más joven en ganar un Gardel de Oro
por su trabajo con Axel. También tuvo mucho que ver con estos temas de Wos su
amigo Louta, la nueva gran cosa del indie argentino de festivales, que cumplió un rol
de consejero fundamental.

Wos duda. Por ejemplo, hoy ya leyó el menú del almuerzo cinco veces y todavía no
sabe qué va a pedir. Es tan indeciso que generalmente necesita ayuda externa. "Yo
dudo de todo", dice. "No sé por qué me pasa, pero es tremendo."
Duda siempre, salvo cuando está improvisando. Y que no te engañe esa carita de
bueno: Wos puede ser letal. Su estilo se nutre de sus conocimientos de actuación,
cierta versatilidad para adaptarse a diferentes ritmos y su capacidad para aplicar
punchlines agresivos y originales que prácticamente nadie ve venir.
En 2017 debutó en Batalla de los Gallos, donde literalmente arrasó en la nacional
después de cinco cruces a priori complicados (Nacho, Ecko, Papo y Klan) que ganó sin
réplica y con el voto unánime de cinco jurados. Luego fue a la internacional de Red Bull
en México e increíblemente avanzó hasta la final, donde perdió contra Aczino, el local
y una leyenda de las batallas, considerado uno de los mejores freestylers de todos los
tiempos en habla hispana. Pero como quedó segundo, Wos se garantizó un lugar en la
internacional de este año, que será el 9 de este mes en el Club Hípico, en Buenos Aires,
donde el que jugará de local ahora será él.
"Giré toda mi vida en torno a esto", dice Wos, mientras el camarero se acerca a tomar
nuestro pedido. "Dejé de estudiar actuación para profundizar en el rap, y hoy en mi
mira está la revancha contra Aczino."

23
Entonces agarra el menú y vuelve a quedar enredado en su propia indecisión: no sabe
si efectivamente quiere el sándwich de jamón crudo, la hamburguesa o un bagel de
salmón. Hace varias preguntas, ninguna de las cuales parece ayudarlo. "¡Aghhh!", grita
en un momento. "No sé, qué sé yo, traeme el de salmón." (…)

D) Julio Cortázar, Rayuela, “capítulo 68”

Apenas él le amalaba el noema, a ella se le agolpaba el clémiso y caían en hidromurias,


en salvajes ambonios, en sustalos exasperantes. Cada vez que él procuraba relamar las
incopelusas, se enredaba en un grimado quejumbroso y tenía que envulsionarse de
cara al nóvalo, sintiendo cómo poco a poco las anillas se espejunaban, se iban
apeltronando, reduplimiendo, hasta quedar tendido como el trimalciato de
ergomanina al que se le han dejado caer unas fílulas de cariaconcia. Y sin embargo era
apenas el principio, porque en un momento dado ella se tordulaba los hurgalios,
consintiendo en que él aproximara suavemente su orfelunios. Apenas se
entreplumaban, algo como un ulucordio los encrestoriaba, los extrayuxtaba y
paramovía, de pronto era el clinón, las esterfurosa convulcante de las mátricas, la
jadehollante embocapluvia del orgumio, los esproemios del merpasmo en una
sobrehumítica agopausa. ¡Evohé! ¡Evohé! Volposados en la cresta del murelio, se
sentía balparamar, perlinos y márulos. Temblaba el troc, se vencían las marioplumas, y
todo se resolviraba en un profundo pínice, en niolamas de argutendidas gasas, en
carinias casi crueles que los ordopenaban hasta el límite de las gunfias.

24