Está en la página 1de 4

2019

YASCARY
DOMINGUEZ
CARELA

100023638

TEMA 1 Y 2 DE
AUDITORÍA INTERNA

SECCIÓN
N1
CONCEPTO DE EMPRESA:

Una empresa es una unidad productiva agrupada y dedicada a


desarrollar una actividad económica con ánimo de lucro. En nuestra
sociedad, es muy común la creación continua de empresas.

En general, una empresa también se puede definir como una unidad


formada por un grupo de personas, bienes materiales y financieros,
con el objetivo de producir algo o prestar un servicio que cubra una
necesidad y por el que se obtengan beneficios.

Clasificación de las empresas:


 Empresas del sector primario: en que se relaciona con la
transformación de recursos naturales en productos primarios no
elaborados, los que se utilizan después como materia prima.
Aquí podemos encontrar la ganadería, agricultura, acuicultura,
caza, pesca, silvicultura y apicultura.

 Empresas del sector secundario: en el que se transforma la


materia prima en productos de consumo o bienes de equipo que
se pueden utilizar también en otros ámbitos del mismo sector.
En este sector podemos hablar de industria, construcción,
artesanía, obtención de energía.
 Empresas del sector terciario: o sector servicios. Abarca todas
las actividades económicas relacionadas con los servicios
materiales que no producen bienes, y generalmente se ofrecen
para satisfacer necesidades de la población. Aquí podemos
hablar de finanzas, turismo, transporte, comercio,
comunicaciones, hostelería, ocio, espectáculos, administración
pública o servicios públicos (de Estado o iniciativa privada).
Que es plan de control:

Es la fase a través del cual se evalúan los resultados obtenidos en


relación con lo planeado, a fin de corregir desviaciones y errores para
mejorar continuamente.

El proceso de control está vinculado a la realización de objetivos, lo


que implica disponer de información sobre ellos y sobre las actividades
encaminadas a lograrlos. Este proceso produce y utiliza información
para tomar decisiones. La información y las decisiones de control
permiten mantener cualquier sistema orientado hacia el objetivo. El
proceso de control es el complemento de los procesos de planeación y
dirección.

Método de Cuestionarios:

Consiste en el empleo de cuestionarios previamente elaborados por el


auditor, los cuales incluyen preguntas respecto a cómo se efectúa el
manejo de las operaciones y quién tiene a su cargo las funciones.

Los cuestionarios son formulados de tal manera que las respuestas


afirmativas indican la existencia de una adecuada medida de control,
mientras que las respuestas negativas señalan una falla o debilidad en
el sistema establecido

Ventajas:

Representa un ahorro de tiempo.

Por su amplitud cubre con diferentes aspectos, lo que contribuye a


descubrir si algún procedimiento se alteró o descontinuó.

Es flexible para conocer la mayor parte de las características del


control interno.

Desventajas.

El estudio de dicho cuestionario puede ser laborioso por su extensión.


Muchas de las respuestas si son positivas o negativas resultan
intrascendentes si no existe una idea completa del porque de estas
respuestas.

Su empleo es el más generalizado, debido a la rapidez de la


aplicación.

De los métodos vistos anteriormente, ninguno de ellos trata con


relativa profundidad, el elemento clave de la entidad, el humano.

Evaluación:

Es la responsabilidad más importante del auditor interno, debe revisar


constantemente el sistema de control y estar seguro que es adecuado,
y que se mantiene tal y como espera la dirección.