Está en la página 1de 84

Doc 9718

AN/957

Doc 9718 AN/957 Manual relativo a las necesidades de la aviación civil en materia de espectro

Manual relativo a las necesidades de la aviación civil en materia de espectro de radiofrecuencias

Volumen II Criterios para la planificación de la asignación de frecuencias para las radiocomunicaciones aeronáuticas y los sistemas de navegación aérea

Aprobado por el Secretario General y publicado bajo su responsabilidad

Primera edición — 2013

Organización de Aviación Civil Internacional

Publicado por separado en español, árabe, chino, francés, inglés y ruso por la ORGANIZACIÓN DE AVIACIÓN CIVIL INTERNACIONAL 999 University Street, Montreal, Quebec, Canadá H3C 5H7

La información sobre pedidos y una lista complete de los agentes de ventas y libreros pueden obtenerse en el sitio web de la OACI:

www.icao.int

Primera edición, 2013

Doc 9718, Manual relativo a las necesidades de la aviación civil en materia de espectro de radiofrecuencias (Volumen II — Criterios para la planificación de la asignación de frecuencias para las radiocomunicaciones aeronáuticas y los sistemas de navegación aérea)

Núm. de pedido: 9718-II ISBN 978-92-9249-421-6

© OACI 2014

Reservados todos los derechos. No está permitida la reproducción de ninguna parte de esta publicación, ni su tratamiento informático ni su transmisión, de ninguna forma ni por ningún medio, sin la autorización previa y por escrito de la Organización de Aviación Civil Internacional.

ENMIENDAS

La publicación de enmiendas se anuncia periódicamente en los suplementos del Catálogo de publicaciones de la OACI; el Catálogo y sus suplementos pueden consultarse en el sitio web de la OACI: www.icao.int. Las casillas en blanco facilitan la anotación de estas enmiendas.

REGISTRO DE ENMIENDAS Y CORRIGENDOS

ENMIENDAS Núm. Fecha Anotada por
ENMIENDAS
Núm.
Fecha
Anotada por
CORRIGENDOS Núm. Fecha Anotado por
CORRIGENDOS
Núm.
Fecha
Anotado por

(iii)

PREÁMBULO

Antecedentes y objetivo

El Volumen II de este manual contiene criterios para la planificación de la asignación de frecuencias para las radiocomunicaciones aeronáuticas y los sistemas de navegación aérea.

Este documento se preparó como respuesta a solicitudes de las regiones de la OACI de que se establecieran criterios de planificación de la asignación de frecuencias que puedan aplicarse mundialmente, a fin de asegurar que las radiocomunicaciones aeronáuticas y los sistemas de navegación estén protegidos de manera uniforme contra la interferencia perjudicial. Los criterios de planificación de la asignación de frecuencias fueron definidos por el Grupo de expertos sobre comunicaciones aeronáuticas de la OACI, en cooperación con las Oficinas regionales de la OACI.

Contenido del Manual (Volumen II)

Este volumen contiene criterios detallados de planificación de la asignación de frecuencias para sistemas de comunicaciones aire-tierra en VHF (voz y datos) en la banda de frecuencias de 117,975 – 137 MHz, complementa las normas y métodos recomendados (SARPS) pertinentes del Anexo 10 al Convenio sobre Aviación Civil Internacional — Telecomunicaciones aeronáuticas, en particular el Volumen V — Utilización del espectro de radiofrecuencias aeronáuticas, y contiene orientaciones para la aplicación de dichos SARPS. Además, se incluyen los antecedentes que llevaron a la formulación de estos criterios.

Al preparar los criterios se tuvo en cuenta el material que ya existe, que se usa en las regiones de la OACI y que se publica mediante los Planes regionales de navegación aérea pertinentes.

Las revisiones futuras incluirán material sobre planificación de la asignación de frecuencias para los sistemas de comunicaciones aeronáuticas aire-tierra en HF (voz y datos) y para los sistemas de radionavegación (NDB, ILS, VOR, GBAS, DME y MLS).

Aplicación de los criterios de planificación de la asignación de frecuencias

La información que se proporciona en este volumen es de carácter general y debería ser aplicable en todas las regiones de la OACI. No obstante, la aplicación en las regiones debe hacerse mediante decisiones pertinentes de los Grupos regionales de planificación y ejecución (PIRG), que son responsables de enmendar y actualizar las disposiciones de los Planes regionales de navegación aérea. Dentro de lo posible, se tuvieron en cuenta los requisitos regionales específicos del uso de radiofrecuencias. Los futuros requisitos regionales específicos pueden atenderse mediante acuerdos regionales de navegación aérea y/o incorporarse en revisiones futuras de este Manual.

Cabe señalar que la coordinación de las asignaciones de frecuencias, así como la formulación de los planes regionales de asignación de frecuencias, son responsabilidad de las Oficinas regionales de la OACI y que, cuando Estados miembros de la OACI estén considerando enmiendas de esos planes, es necesario consultar con dichas oficinas.

Nota.En algunas regiones, por razones administrativas y prácticas, pueden aplicarse otros mecanismos de coordinación.

(v)

(vi)

Manual relativo a las necesidades de la aviación civil en materia de espectro de radiofrecuencias

Plan mundial

Los criterios de planificación de la asignación de frecuencias promueven la formulación de planes de asignación de frecuencias armonizados, como un elemento del Plan mundial de navegación aérea, y su aplicación asegura la protección de las asignaciones de frecuencias de manera armonizada y uniforme mundialmente.

Organización del Manual (Volumen II)

El Capítulo 1 contiene principios generales e información que puede usarse para el análisis de compatibilidad de sistemas de radiocomunicaciones aeronáuticas y de navegación aérea. Este material constituye la base técnica para los criterios de planificación de la asignación de frecuencias, y puede también usarse al evaluar la compatibilidad de nuevos sistemas que se prevean operar en bandas de frecuencias que ya se utilicen para fines aeronáuticos.

El Capítulo 2 contiene los antecedentes que se tuvieron en cuenta al definir los criterios de planificación de la asignación de frecuencias para sistemas de comunicaciones aire-tierra en VHF (voz y datos). En este capítulo se tienen debidamente en cuenta las diferencias regionales al utilizar la banda VHF, pero se mantienen los principios fundamentales para la protección de las radiofrecuencias contra la interferencia perjudicial sobre la base de principios aceptados mundialmente.

ÍNDICE

 

Página

Glosario

(ix)

Capítulo 1.

Metodología general para los análisis de compatibilidad

1-1

1.1 Introducción

1-1

1.2 Modelo de compatibilidad

1-1

1.3 Modelos de propagación

1-7

Capítulo 2.

Sistemas de radiocomunicaciones aeronáuticas aire-tierra por VHF

que operan en la banda 117,975 — 137 MHz

2-1

2.1 Introducción

2-1

2.2 Modelo de interferencia

2-1

2.3 Criterios de planificación de la asignación de frecuencias

2-12

2.4 Adjudicación de la banda de frecuencias 117,975 – 137 MHz

2-16

2.5 Separación de frecuencias y disposición de canales

2-18

2.6 Servicios y cobertura operacional designada (DOC)

2-19

2.7 Cálculo de las distancias de separación (metodología)

2-25

2.8 Distancias de separación (servicios de comunicaciones aire-tierra y servicios de radiodifusión basados en tierra)

2-37

2.9 Distancias de separación para VDL (Modo 2 y Modo 4)

2-42

Apéndice A.

Curvas de propagación para los servicios aeronáuticos en 125 MHz, 300 MHz, 1 200 MHz y 5 100 MHz

Ap A-1

Apéndice B.

Planes regionales de adjudicación de frecuencias

Ap B-1

Apéndice C.

Cuadros regionales de adjudicación de frecuencias

Ap C-1

(vii)

GLOSARIO

Acrónimos

ACR.

Rechazo del canal adyacente

ANP.

Plan de navegación aérea

AOC.

Control de las operaciones aeronáuticas

AS.

Superficie del aeródromo

ATIS.

Servicio automático de información terminal

CMR-12.

Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones — 2012

COM.

Comunicaciones

D/U.

Deseada a no deseada

dB.

Decibel

dBi.

Decibeles relativos a una fuente isótropa

dBm.

Decibeles relativos a 1 milivatio

dbW.

Decibeles relativos a 1 vatio

DME.

Equipo radiotelemétrico

DSB-AM.

Doble banda lateral — amplitud modulada

EUR.

Europeo

FMG.

Grupo de gestión de frecuencias

GBAS.

Sistema de aumentación basado en tierra

ILS.

Sistema de aterrizaje por instrumentos

MSL.

Nivel medio del mar

p.i.r.e.

Potencia isótropa radiada equivalente

RF.

Radiofrecuencia

SAR.

Búsqueda y salvamento

SARPS.

Normas y métodos recomendados

SMA(R).

Servicio móvil aeronáutico (ruta)

UHF.

Frecuencia ultra alta

(x)

Manual relativo a las necesidades de la aviación civil en materia de espectro de radiofrecuencias

UIT.

Unión Internacional de Telecomunicaciones

VDB.

Radiodifusión de datos en VHF (utilizada con el GBAS)

VDL.

Enlace digital en VHF

VHF.

Muy alta frecuencia

VOLMET.

Información meteorológica para aeronaves en vuelo

VOR.

Radiofaro omnidireccional VHF

Términos y definiciones

Alcance o altura operacional designada (DOR o DOH). El alcance o la altura en el (la) cual se requiere operacionalmente una ayuda para proporcionar un servicio particular y dentro del (de la) cual el servicio recibe protección de frecuencias.

Nota 1.El valor designado para alcance o altura se determina según los criterios para instalar la ayuda en

cuestión.

Nota 2.El valor designado para alcance o altura constituye la base para la planificación técnica de las

ayudas.

Cobertura operacional designada (DOC). Combinación del alcance operacional designado y la altura operacional designada (p. ej., 200 NM/FL500 es la DOC para una ayuda con un alcance operacional designado de 200 NM y una altura operacional designada de 50 000 ft (nivel de vuelo 500).

Cuadros regionales de adjudicación de frecuencias. Los cuadros regionales de adjudicación de frecuencias que se mencionan en este Manual (Volumen II) pueden descargarse del sitio web del Grupo de expertos sobre comunicaciones aeronáuticas en:

http://legacy.icao.int/anb/panels/acp/repository.cfm

Al aplicar los criterios de planificación de la asignación de frecuencias que figuran en este Manual (Volumen II) en los Planes regionales de navegación aérea, se alienta a las Oficinas regionales a que consulten estos cuadros de adjudicaciones.

Capítulo 1

METODOLOGÍA GENERAL PARA LOS ANÁLISIS DE COMPATIBILIDAD

1.1

INTRODUCCIÓN

1.1.1 En este capítulo se describe una metodología general que puede utilizarse para analizar la interferencia

entre sistemas radioeléctricos similares y diferentes, así como los procedimientos para calcular la distancia y la separación de frecuencias requeridas para evitar la interferencia perjudicial en los sistemas utilizados por la aviación para fines de comunicaciones y (radio)navegación.

1.1.2 Para un análisis más detallado, teniendo en cuenta los requisitos de compatibilidad aeronáutica, en

algunos casos puede usarse el método descrito en la Recomendación UIT-R SM.337 “Separaciones en frecuencia y en distancia”. También son pertinentes las disposiciones de la Recomendación UIT-R SM.1535 “Protección de los servicios de seguridad de emisiones no deseadas”.

1.2

MODELO DE COMPATIBILIDAD

1.2.1

Evaluación de la compatibilidad

La compatibilidad electromagnética de los equipos radioeléctricos debería calcularse de la siguiente manera:

Paso 1: determinar el nivel de la señal deseada (y la distribución espectral) en la entrada del receptor deseado (interferido);

Paso 2: determinar el nivel máximo de la señal no deseada (interferente) (y la distribución espectral, incluyendo el ruido) en la entrada del receptor deseado (víctima), teniendo en cuenta los requisitos operacionales del sistema receptor total (deseado), de conformidad con el Anexo 10;

Paso 3: determinar los efectos interactivos (p. ej., la relación D/U) entre las señales deseadas y no deseadas en distintas separaciones de frecuencia, cumpliendo los requisitos operacionales del sistema receptor total (deseado) de conformidad con el Anexo 10. Estos efectos pueden determinarse mediante medidas físicas o análisis;

Paso 4: determinar a partir de los datos obtenidos en el Paso 3, la separación en frecuencia y/o distancia requeridas para proporcionar el nivel de servicio requerido, asegurando que la interferencia que pueda recibir el receptor interferido no sea perjudicial; y

Paso 5: determinar el modelo de propagación apropiado para establecer los requisitos de separación en frecuencia/distancia.

1-1

1-2

Manual relativo a las necesidades de la aviación civil en material de espectro de radiofrecuencias

Nota.— En todos los casos deben evaluarse los requisitos de protección de la frecuencia compartida, de preferencia mediante mediciones. Los procedimientos descritos en la Recomendación UIT-R SM.337 permitirían, en condiciones específicas, establecer la separación en frecuencia/distancia cuando la señal interferente no está en la misma frecuencia que la señal deseada, cumpliendo al mismo tiempo con los requisitos de operación del sistema total.

1.2.2 Protección de la señal deseada

1.2.2.1

La protección de la señal deseada puede considerarse en términos de dos principios.

1.2.2.1.1

El primer principio calcula la intensidad de campo real, tanto de la señal deseada como de la no deseada,

en la antena receptora, teniendo en cuenta la distancia al transmisor (deseado). Basándose en la relación deseada a no deseada (D/U) establecida, el nivel máximo de la señal no deseada (interferente) determina, a su vez, el nivel máximo de la señal interferente antes de que la interferencia sea perjudicial, como se indica en la fórmula (4) en 1.2.5. Este principio se ilustra en la Figura 1-1:

Entrada Entrada de la del p.i.r.e. D antena Pd receptor RPd Transmisor Pérdida en la
Entrada
Entrada
de la
del
p.i.r.e. D
antena Pd
receptor RPd
Transmisor
Pérdida en
la línea de
alimentación
Ganancia
de la antena
Pérdida de
propagación
Ganancia
de la antena
Pérdida en
la línea de
alimentación
Receptor
PTd
Fd
Gd
Ld
Gr
Fr
PTr
Entrada
Entrada
de la
del
antena Pu
receptor RPu
Pérdida de
Transmisor
Pérdida en
la línea de
alimentación
Ganancia
de la antena
propagación
PTu
Fu
Gu
Lu
p.i.r.e. U

donde:

Figura 1-1.

Diagrama esquemático del escenario completo por analizar

F d :

pérdida en la línea de alimentación del transmisor deseado (dB)

F r :

pérdida en la línea de alimentación del receptor (dB)

F u :

pérdida en la línea de alimentación del transmisor no deseado (dB)

G d :

ganancia de la antena del transmisor deseado (dBi)

G r :

ganancia de la antena del receptor (dBi)

G u :

ganancia de la antena del transmisor no deseado (dBi)

Capítulo 1.

Metodología general para los análisis de compatibilidad

1-3

L

d :

pérdida de propagación de la señal deseada (dB)

L

u :

pérdida de propagación de la señal no deseada (dB)

PT

d :

potencia de salida del transmisor deseado (dBm)

PT

u :

potencia de salida del transmisor no deseado (dBm)

P d :

potencia de la señal deseada en la antena del receptor (dBm)

P u :

potencia de la señal no deseada en la antena del receptor (dBm)

RP d :

potencia de la señal deseada en la entrada del receptor (dBm)

RP u :

potencia de la señal no deseada en la entrada del receptor (dBm)

1.2.2.1.2 El segundo principio se basa en la intensidad de campo mínima en la antena del receptor (señal en el

espacio) tal como lo especifica la OACI para todos los sistemas de comunicaciones y navegación. Esta intensidad de campo mínima debe asegurarse en toda la DOC del servicio. De manera similar a la del primer principio descrito en 1.2.2.1.1, el nivel máximo de la señal interferente antes de que la interferencia sea perjudicial puede determinarse sobre la base de la relación D/U establecida. Este método es más apropiado para establecer protección en toda la DOC que el método descrito en 1.2.2.1.1. Este principio se ilustra en la Figura 1-2.

Entrada del receptor RPd

Ganancia de la antena Pérdida en la línea de alimentación
Ganancia
de la antena
Pérdida en
la línea de
alimentación
Entrada de la antena P (según especificación) d Pérdida en la línea de alimentación Ganancia
Entrada de la antena P
(según especificación)
d
Pérdida en
la línea de
alimentación
Ganancia
de la antena
Pérdida de
Transmisor
propagación

Receptor

PTr

Gr Fr Entrada de la antena Pu
Gr
Fr
Entrada
de la
antena Pu

Entrada del receptor RPu

PTu

Fu

Gu

p.i.r.e. U

Lu

Figura 1-2.

Diagrama esquemático del escenario de señal mínima

1.2.2.1.3 Cuando las interacciones entre la señal deseada y la no deseada no se hayan determinado debidamente

(es decir, mediante mediciones reales), la protección de la señal (aeronáutica) deseada debería obtenerse asegurando que la señal no deseada esté bien por debajo (6 – 10 dB) de la potencia de ruido del receptor aeronáutico.

1-4

Manual relativo a las necesidades de la aviación civil en material de espectro de radiofrecuencias

1.2.3 Determinación de la señal deseada en la antena del receptor interferido

1.2.3.1 La Figura 1-3 ilustra el escenario por analizar.

Señal deseada (sistema transmisor) Pd RPd Transmisor Pérdida en la línea de alimentación Ganancia de
Señal deseada (sistema transmisor)
Pd
RPd
Transmisor
Pérdida en
la línea de
alimentación
Ganancia
de la antena
Pérdida de
Ganancia
de la antena
Pérdida en
la línea de
alimentación
Receptor
propagación
PTd
Fd
Gd
Ld
Gr
Fr
NFDd

Sistema receptor

Filtro RF / detector

Figura 1-3.

Diagrama esquemático de la trayectoria de la señal deseada a la antena receptora

1.2.3.2 La potencia recibida en la antena del receptor puede calcularse mediante la potencia del transmisor, las

ganancias de antena y las pérdidas en la línea de alimentación como se indica en la fórmula (1):

donde:

= + (1)

PT d :

potencia de salida del transmisor deseado (dBm)

F d :

pérdida en la línea de alimentación del transmisor deseado (dB)

G d :

ganancia de la antena del transmisor deseado (dBi)

L d :

pérdida de propagación de la señal deseada (dB)

P d :

potencia de la señal deseada en la antena del receptor (dBm)

La pérdida de propagación L d se calcula según el modelo de propagación apropiado desarrollado por la UIT. Véase 1.3 sobre modelos de propagación y el uso del modelo de propagación para calcular la pérdida en la trayectoria.

Cuando se especifica el nivel mínimo de la señal deseada en la antena del receptor (p. ej., en el Anexo 10, típicamente en el formato de µV/m) y se utiliza para cálculos de compatibilidad, se aplica el escenario de la Figura 1-4. En este caso, la P d en la antena del receptor es como se especifica en las disposiciones pertinentes del Anexo 10.

Esto cambia la fórmula (1) por la fórmula (2):

= xx dBm (2)

Capítulo 1.

Metodología general para los análisis de compatibilidad

1-5

Señal deseada mínima especifica P en la antena

d

Sistema receptor Pérdida en Ganancia de la antena la línea de alimentación Filtro RF /
Sistema receptor
Pérdida en
Ganancia
de la antena
la línea de
alimentación
Filtro RF /
detector
Gr
Fr
NFDd

Entrada del receptor RPd

Figura 1-4.

Trayectoria de la señal deseada cuando se especifica la intensidad de campo mínima

1.2.4 Cálculo de la señal no deseada en la antena del receptor interferido

La Figura 1-5 ilustra la trayectoria de la señal no deseada por analizar.

Nota.— El cálculo del nivel de la señal no deseada se aplica a los dos principios identificados en 1.2.2.1.1

y 1.2.2.1.2.

Sistema receptor Pu Ganancia de la antena Pérdida en la línea de alimentación Receptor Gr
Sistema receptor
Pu
Ganancia
de la antena
Pérdida en
la línea de
alimentación
Receptor
Gr
Fr
Transmisor
Pérdida en
la línea de
alimentación
Ganancia
de la antena
Pérdida de
RPu
propagación
PTu
Fu
Gu
Lu

Sistema transmisor de la señal no deseada

Figura 1-5.

Diagrama esquemático de la trayectoria de la señal no deseada

1-6

Manual relativo a las necesidades de la aviación civil en material de espectro de radiofrecuencias

La potencia recibida en la entrada de la antena del receptor puede calcularse mediante las distintas potencias del transmisor, ganancias de antena y pérdidas en la línea de alimentación, como se indica en la fórmula (3):

donde:

= + (3)

F u :

pérdida en la línea de alimentación del transmisor no deseado (dB)

G u :

ganancia de la antena del transmisor no deseado (dBi)

L u :

pérdida de propagación de la señal no deseada (dB)

PT u :

potencia de salida del transmisor no deseado (dBm)

P u :

potencia de la señal no deseada en una antena de potencia isótropa radiada equivalente (dBm)

La pérdida de propagación se calcula según el modelo de propagación apropiado desarrollado por la UIT. Véase 1.3 sobre modelos de propagación y el uso del modelo de propagación para calcular la pérdida por trayectoria.

1.2.5 Relación D/U

Después de calcular los valores (o utilizar el valor normal correspondiente de la OACI) para la señal deseada y las señales no deseadas en la antena del receptor, los niveles de señal deben cumplir con la fórmula (4) para proteger la señal deseada contra la interferencia perjudicial de la señal no deseada:

donde:

= (4)

P

u :

potencia de la señal no deseada en el receptor (dBm)

P

d :

potencia de la señal deseada en el receptor (dBm)

D/U:

relación de protección (dB) requerida por el Anexo 10 o determinada a partir de mediciones

Nota.— Si el análisis de compatibilidad se hace para determinar la compatibilidad entre un sistema aeronáutico y un sistema no aeronáutico, debe entonces agregarse un margen de seguridad del orden de 6 – 10 dB a la relación D/U requerida.

1.2.6 Efecto del rechazo del canal adyacente

Cuando las frecuencias están desplazadas (es decir, la frecuencia de la señal deseada difiere de la de la señal no deseada), las características del canal adyacente del receptor deseado atenuarán la señal deseada antes de ser procesada en el receptor. El factor por el cual se atenúan estas señales es el rechazo del canal adyacente (ACR). El ACR puede ser el especificado por la OACI (típicamente para compatibilidad dentro de un sistema) o el obtenido mediante mediciones (típicamente para compatibilidad entre sistemas).

La potencia Pu en la antena, calculada con la fórmula (3) y considerando el ACR, será para las frecuencias adyacentes:

= + (5)

Capítulo 1.

Metodología general para los análisis de compatibilidad

1-7

1.2.7 Relación D/U en la entrada del receptor

En la antena del receptor, la ganancia G r y las pérdidas en la línea de alimentación del receptor F r son iguales para la señal deseada y para la señal no deseada. Por lo tanto, la relación D/U en la antena del receptor es la misma que la relación D/U en la entrada del receptor.

1.2.8 Inmunidad a la interferencia en los sistemas digitales

1.2.8.1 Función receptora capacidad de inmunidad a la interferencia. En la técnica normal de medición de los

sistemas digitales se duplica la intensidad de campo de la señal deseada, y se aplica la señal no deseada en niveles incrementales hasta que el funcionamiento del canal, a saber, la proporción de errores especificada, se degrade hasta un valor equivalente al de la sensibilidad especificada del receptor.

1.3 MODELOS DE PROPAGACIÓN

1.3.1

Introducción

1.3.1.1 La UIT ha desarrollado varios modelos de propagación, algunos de los cuales pueden aplicarse al estudio

de los criterios de planificación de sistemas aeronáuticos y a la protección de esos sistemas contra la interferencia de otros sistemas radioeléctricos que están compartiendo la banda de frecuencias, u operando en una banda de frecuencias adyacente.

1.3.1.2 Los modelos de propagación comunes que se utilizan en estudios de espectro aeronáutico se describen

en 1.3.2 a 1.3.4, y su aplicabilidad, las ventajas y las desventajas, se describen en 1.3.5.

1.3.2 Modelo de propagación en el espacio libre

1.3.2.1 El modelo de propagación en el espacio libre, según se define en la Recomendación UIT-R P.525 —

Cálculo de la atenuación en el espacio libre, supone una trayectoria de propagación ideal, en donde las antenas transmisoras y receptoras se consideran antenas isótropas en un medio perfectamente dieléctrico, homogéneo, isótropo e ilimitado sin obstrucciones. La atenuación en el espacio libre o pérdida de propagación puede calcularse con la fórmula (6):

donde:

= 20 log (6)

L bf :

pérdida básica de transmisión en el espacio libre (dB)

d:

distancia

λ:

longitud de onda

Obsérvese que d y λ se expresan utilizando la misma unidad de medida.

1-8

Manual relativo a las necesidades de la aviación civil en material de espectro de radiofrecuencias

La misma fórmula puede también escribirse en función de la frecuencia en vez de la longitud de onda:

= 32,4 + 20 log + 20 log (7)

donde:

 

f:

frecuencia (MHz)

d:

distancia (km)

o

 

= 37,8 + 20 log + 20 log (8)

donde:

 

f:

frecuencia (MHz)

d:

distancia (NM)

1.3.2.2

Cabe señalar que la propagación de ondas radioeléctricas en las bandas de muy alta frecuencia (VHF) y

ultra alta frecuencia (UHF) está sujeta a algunas condiciones adicionales en comparación con la propagación en el espacio libre. La refracción y la propagación por conductos atmosféricos que se describen a continuación pueden extender el alcance al que se aplica este modelo de propagación:

Refracción — Los cambios graduales en el índice de refracción de la atmósfera tipo por la altitud hacen que las ondas radioeléctricas se curven ligeramente hacia la Tierra (o en algunos casos en dirección opuesta). Con este efecto las ondas radioeléctricas pueden propagarse más allá del horizonte físico y pueden recibirse hasta una distancia que se conoce comúnmente como horizonte radioeléctrico, tal como se ilustra en la Figura 1-6. A lo largo de esta trayectoria no se consideran pérdidas (significativas) fuera de la pérdida de propagación en el espacio libre entre el transmisor y el receptor. No obstante, las variaciones en el índice de refracción de la atmósfera causan también variaciones en el horizonte radioeléctrico. El efecto de curvatura de la refracción se corrige en la propagación radioeléctrica calculando la distancia al horizonte radioeléctrico utilizando un factor de 4/3 del radio de la Tierra. Esta aproximación se derivó de una atmósfera tipo al nivel del mar y por lo tanto no se aplica universalmente. Sin embargo, se usa ampliamente y da una buena aproximación del efecto de la trayectoria de propagación globalmente.

Horizonte radioeléctrico Horizonte físico ANTENA
Horizonte radioeléctrico
Horizonte físico
ANTENA

Figura 1-6.

Horizonte radioeléctrico versus horizonte físico

Capítulo 1.

Metodología general para los análisis de compatibilidad

1-9

Conductos — El cambio en el índice de refracción normalmente es gradual, pero en determinadas condiciones atmosféricas, una capa de aire caliente puede quedar atrapada por encima de aire más frío, con frecuencia sobre la superficie del agua. Como resultado, el índice de refracción disminuirá con mucha mayor rapidez con la altura. Esta rápida reducción del índice de refracción (y por ende la constante dieléctrica) puede causar una curvatura completa, como se ilustra en la Figura 1-7. Las condiciones atmosféricas inusuales atrapan las ondas radioeléctricas dentro de un conducto. La curvatura extrema de las ondas entre la parte superior del conducto atmosférico y la reflexión de las ondas en la superficie terrestre puede propagarlas a distancias muy largas (p. ej., más de 500 NM). Otros fenómenos tales como las tormentas de arena también pueden causar la propagación de las ondas radioeléctricas por conductos.

Parte superior del conducto atmosférico

Superficie terrestre
Superficie terrestre

Ondas atrapadas en el conducto

Figura 1-7.

Propagación por conducto

1.3.2.3 En la planificación de la asignación de frecuencias para la navegación aérea no se tienen en cuenta las

variaciones en el índice de refracción de la atmósfera [que causa variaciones en la distancia al horizonte radioeléctrico y modifica efectivamente el factor de 4/3)], ni el efecto de conducto. Cuando estos fenómenos causan problemas graves, puede considerarse la aplicación de criterios diferentes.

1.3.2.4 En el modelo de propagación normal para la navegación aérea se suponen condiciones de propagación

en el espacio libre cuando el transmisor y el receptor están dentro de la distancia al horizonte radioeléctrico [visibilidad directa (radioeléctrica)].

1.3.2.5 La distancia al horizonte radioeléctrico (4/3 el radio de la Tierra) puede calcularse con la ecuación (9):

donde:

d

h

RH :

Tx :

= 1,23 (9)

distancia de la estación al horizonte radioeléctrico (NM)

altura del transmisor por encima de la superficie terrestre (pies)

Nota.— La misma fórmula puede usarse para calcular el horizonte radioeléctrico del receptor sustituyendo la altura del transmisor por la altura del receptor.

1-10

Manual relativo a las necesidades de la aviación civil en material de espectro de radiofrecuencias

1.3.2.6 Al aplicar la fórmula (9) al transmisor y al receptor (p.ej., entre un transmisor de a bordo y un receptor de a

bordo), puede usarse la fórmula (10) para calcular la distancia al horizonte radioeléctrico entre el transmisor y el receptor:

= 1,23 + (10)

donde:

 

d

RH :

distancia de separación del horizonte radioeléctrico entre el transmisor y el receptor (NM)

h

Tx :

altura del transmisor sobre la superficie terrestre (pies)

h

Rx :

altura del receptor sobre la superficie terrestre (pies)

 

1.3.3

Curvas de propagación para los servicios aeronáuticos

1.3.3.1

La Recomendación UIT-R P.528 “Curvas de propagación para los servicios móvil aeronáutico y de radio-

navegación aeronáutica que utilizan las bandas VHF, UHF y SHF” contiene un método para predecir la pérdida de transmisión en la gama de frecuencias 125-15 500 MHz para los servicios aeronáuticos y por satélite. El método utiliza un método de interpolación de datos de pérdida básica de transmisión de series de curvas. Estas curvas son válidas para enlaces tierra-aire, tierra-satélite, aire-aire, aire-satélite y satélite-satélite. Los únicos datos que se necesitan con este método son la distancia entre antenas, la altura de las antenas sobre el nivel medio del mar, la frecuencia y el porcentaje de tiempo. Las curvas de la Recomendación UIT-R P.528 se encuentran en el Apéndice A. Éstas están también en formato tabular [UIT-RP.528-1 (hoja de cálculo)]. La Recomendación UIT-R P.528 puede descargarse del sitio web de la UIT.

1.3.3.2 Esta Recomendación incluye también los cálculos de la relación de protección prevista o relación señal

deseada/no deseada excedida en el receptor durante por lo menos el 95% del tiempo, R (0,95). Este cálculo requiere los siguientes datos adicionales de las señales deseada y no deseada: la potencia transmitida y la ganancia de las antenas de transmisión y de recepción.

1.3.3.3 Estas curvas de propagación se basan en datos empíricos de pérdidas de propagación efectivas durante

el 5%, 50% y 95% del tiempo. Dentro del horizonte radioeléctrico, estas curvas son coherentes con la pérdida por trayectoria en el espacio libre y dejan un margen para tener en cuenta los distintos porcentajes de disponibilidad de tiempo. Las curvas se derivaron del modelo IF-77. Las curvas también son válidas cuando la trayectoria de propagación va más allá del horizonte radioeléctrico, y se usaron para determinar la atenuación de las señales radioeléctricas más allá del horizonte radioeléctrico.

1.3.3.4 La planificación de la asignación de frecuencias aeronáuticas se basa en las curvas del 50% del tiempo.

Estas dan una buena aproximación de la propagación en el espacio libre (hasta el horizonte radioeléctrico, más allá del cual se aplican las pérdidas por trayectoria descritas en 1.3.3.1).

1.3.3.5 Para la propagación más allá del horizonte, y basándose en las curvas de la Recomendación UIT-R P.528

para 125 MHz, 1 200 MHz y 5 100 MHz, se establecieron las siguientes pérdidas por trayectoria expresadas en dB por milla náutica (a):

en la banda 108 – 137 MHz a es 0,5 dB/NM

en la banda 960 – 1 215 MHz a es 1,6 dB/NM

en la banda 5 030 – 5 091 MHz a es 2,7 dB/NM

Capítulo 1.

Metodología general para los análisis de compatibilidad

1-11

1.3.3.6 Si la distancia real d entre el transmisor y el receptor es inferior a la distancia al horizonte radioeléctrico, la

pérdida de transmisión en el espacio libre puede calcularse mediante la fórmula (8).

1.3.3.7 Si la distancia real d entre el transmisor y el receptor es superior a la distancia al horizonte radioeléctrico

(es decir, el receptor está más allá de la visibilidad directa del transmisor), la pérdida de transmisión total es la suma de la pérdida de transmisión en el espacio libre para la distancia hasta el horizonte radioeléctrico, y la pérdida de transmisión para la propagación más allá del horizonte radioeléctrico (p. ej., 0,5 dB/NM para frecuencias VHF como se indica más arriba). La pérdida de transmisión total puede calcularse mediante la fórmula (11):

= 37,8 + 20 log + 20 log + . (11)

1.3.4 Cálculo de la pérdida de transmisión básica cuando el transmisor no deseado y el receptor deseado están ambos en tierra

1.3.4.1 En algunas situaciones, el transmisor no deseado y el receptor deseado (interferido) están ambos en tierra

(p. ej., cuando la aeronave está en la superficie del aeropuerto y puede interferir con una estación receptora terrestre, o un transmisor terrestre interfiere el receptor de una aeronave). En este caso, si se aplica la pérdida de propagación en el espacio libre, el resultado será pérdidas de transmisión bajas, no realistas. En estos casos pueden aplicarse modelos más realistas, ya sea el modelo de dos rayos (o modelo de Tierra plana) o el modelo de Egli.

1.3.4.2 Modelo de dos rayos o de Tierra plana

Para calcular la potencia recibida teniendo en cuenta el efecto del terreno, puede aplicarse el modelo de dos rayos de reflexión terrestre o modelo de Tierra plana, utilizando la fórmula (12). Éste da una predicción más precisa de la potencia recibida que el modelo del espacio libre:

= + − 40 log + 20 log + 20 log (12)

donde:

P U :

Potencia recibida (dBm) en la entrada del receptor

pire U :

p.i.r.e. (potencia isótropa radiada equivalente) del transmisor no deseado (interferente), incluyendo la ganancia de la antena y las pérdidas de cable

d:

distancia (m) entre el transmisor (no deseado) y el receptor (deseado)

H

T :

H

R

G R

:

:

L

L

R :

pol :

altura de la antena transmisora (m)

altura de la antena receptora (m)

ganancia de la antena receptora (dB)

pérdidas de cable del receptor (dB)

discriminación de polarización (dB) (se supone que es 10 dB si la dirección de la polarización difiere 90º)

Nota.— Esta fórmula es una aproximación de la pérdida de propagación en ángulos bajos y en una distancia corta (p. ej., en la superficie de un aeropuerto).

1-12

Manual relativo a las necesidades de la aviación civil en material de espectro de radiofrecuencias

1.3.4.3 Modelo de Egli

El modelo de Egli puede usarse para predecir las pérdidas de propagación teniendo en cuenta el efecto del terreno, cuando tanto la antena transmisora como la receptora están localizadas relativamente cerca de la tierra. Este modelo predice con más precisión la pérdida de trayectoria que el modelo del espacio libre. El modelo de Egli se basa en pérdidas de trayectoria medidas y convertidas al modelo matemático que se indica a continuación. Es un método alternativo genérico para predecir las pérdidas de propagación cuando las antenas están cerca de la tierra, e incluye una corrección empírica dependiente de la frecuencia para frecuencias superiores a 30 MHz:

La potencia recibida de un transmisor no deseado (interferente) puede calcularse mediante la fórmula (13):

= + − 40 log + 20 log + 20 log + 20 log 40 − 20 log (13)

donde:

P U :

potencia recibida (dBm) en la entrada del receptor

pire U:

p.i.r.e. del transmisor no deseado (interferente), incluyendo ganancia de la antena y pérdidas de cable

d:

distancia (m) entre la antena (no deseada) y el receptor (deseado)

H

H

T:

R:

G R:

L

L

f:

R:

pol:

altura de la antena transmisora (m)

altura de la antena receptora (m)

ganancia de la antena receptora (dB)

pérdidas de cable del receptor (dB)

discriminación de polarización (dB) (si la dirección de la polarización difiere 90º se calcula en 10 dB)

frecuencia (MHz)

Nota.— Esta fórmula es una aproximación de la pérdida de propagación en ángulos bajos y en una distancia corta (p. ej., en la superficie de un aeropuerto).

Capítulo 2

SISTEMAS DE RADIOCOMUNICACIONES AERONÁUTICAS AIRE-TIERRA POR VHF QUE OPERAN EN LA BANDA 117,975 – 137 MHz

2.1

INTRODUCCIÓN

2.1.1 La banda de frecuencias 108 – 137 MHz está atribuida por la Unión Internacional de Telecomunicaciones

(UIT) al Servicio móvil aeronáutico (ruta) [SMA(R)] y se utiliza para las comunicaciones de voz aire-tierra y para las

comunicaciones por enlace de datos aire-tierra y aire-aire. El uso de esta banda está regulado por la UIT a través del Reglamento de Radiocomunicaciones de la UIT y de las Recomendaciones UIT-R e Informes pertinentes. El Volumen I de este Manual contiene detalles sobre este Reglamento. Las disposiciones específicas para el uso aeronáutico de esta banda figuran en las normas y métodos recomendados (SARPS) de la OACI pertinentes, en el Anexo 10, Volúmenes III

y V. Este capítulo contiene información técnica y operacional sobre la asignación y el uso de frecuencias en la

banda 117,975 – 137 MHz. La información sobre el uso de la banda 108 – 117,975 MHz para el [SMA(R)] (GBAS/VDB

y VDL Modo 4) se encuentra en el Capítulo 3 de este manual (en preparación) sobre sistemas de navegación en VHF/UHF (ILS, VOR, GBAS/VDB, VDL Modo 4, DME).

Nota.— El uso de la atribución en la banda108 – 117,975 MHz al [SMA(R)] está sujeto a las condiciones descritas en la Resolución 413 de la UIT (WRC-12).

2.1.2 Documentos de la OACI pertinentes para la planificación de la asignación de frecuencias en la

banda 117,975 – 137 MHz:

a) Anexo 10, Volumen III (Sistemas de comunicaciones)

i) Parte I (Sistemas de comunicaciones de datos digitales) — Capítulo 6 — Enlace digital aeroterrestre VHF (VDL);

ii) Parte II (Sistemas de comunicaciones orales) — Capítulo 2 — Servicio móvil aeronáutico;

b) Anexo 10, Volumen V, Capítulo 4 — Utilización de frecuencias de más de 30 MHz;

c) Planes regionales de navegación aérea de la OACI y acuerdos regionales de navegación aérea pertinentes.

2.2 MODELO DE INTERFERENCIA

2.2.1

Generalidades

2.2.1.1 Los sistemas de comunicaciones aeronáuticas pueden ser objeto de interferencia causada por

transmisiones de otras aeronaves cercanas y de estaciones terrestres. Esas transmisiones interferentes pueden generarse en la frecuencia (operacional) deseada (interferencia en la misma frecuencia) o en frecuencias adyacentes a

2-1

2-2

Manual relativo a las necesidades de la aviación civil en material de espectro de radiofrecuencias

la frecuencia deseada (interferencia de frecuencia adyacente). La metodología general para determinar las distancias de separación entre asignaciones en la misma frecuencia o frecuencias adyacentes para los sistemas de comunicaciones aire-tierra (descrita en el Capítulo 1), se ilustra en las Figuras 2-1 y 2-2.

2.2.1.2 La protección de las comunicaciones contra la interferencia perjudicial requiere que, en general, al recibir

una señal de una fuente en radiofrecuencia (RF), el receptor no reciba simultáneamente una señal de otra fuente RF (no deseada) que cause interferencia perjudicial en la recepción y procesamiento de la señal deseada. Para esto, el proceso de planificación de la asignación de frecuencias debe asegurar que la fuente de RF no deseada esté separada en distancia (si ambas fuentes operan en la misma frecuencia) del receptor (deseado) o, si operan en frecuencias adyacentes, esté suficientemente separada en frecuencia y distancia. Se requiere una separación en distancia (o en distancia/frecuencia) suficiente como para reducir la señal no deseada a un nivel por debajo del cual la interferencia, si la hay, no sea perjudicial y se cumplan los requisitos de funcionamiento del sistema receptor total.

2.2.2 Modelo de interferencia para la planificación de la asignación de frecuencias aeronáuticas

2.2.2.1 El modelo utilizado para determinar las distancias de separación (en la misma frecuencia) para la

planificación de la asignación de frecuencias aeronáuticas de sistemas que usan la banda 117,975 – 137 MHz para comunicaciones aire-tierra en VHF, se basa en la metodología general descrita en el Capítulo 1 e ilustrada en las Figuras 2-1 y 2-2. Este modelo evalúa la interferencia en la entrada de la antena (señal en el espacio). Las especificaciones de la OACI para sistemas aeronáuticos también se refieren a señal en el espacio.

2.2.2.2 Las emisiones RF en la misma frecuencia (o en frecuencia adyacente) que la frecuencia de operación de

la estación terrestre A y la estación de aeronave a en la Figura 2-1 (p. ej., emisiones de la estación de aeronave b o de la estación terrestre B) pueden interferir con las comunicaciones dentro de la DOC de la estación o servicio deseado (área A de la Figura 2-1). La planificación de la asignación de frecuencias a las estaciones terrestres A y B en la Fig. 2-1 debe asegurar que no se cause interferencia perjudicial entre las estaciones que operan dentro de las DOC de la estación terrestre A y de la estación terrestre B. Esto se logra con una separación geográfica apropiada entre las estaciones terrestres.

b a B A du dd Alcance de la estación terrestre A = RA =
b
a
B
A
du
dd
Alcance de la estación terrestre A = RA = dd
Alcance de la estación terrestre B = RB

Figura 2-1.

Modelo para determinar las distancias de separación

2.2.2.3 En las comunicaciones aire-tierra, la protección del receptor de la aeronave deseada (que se está

comunicando con una estación terrestre) contra interferencia perjudicial causada por transmisiones de otra aeronave (que opera en la misma frecuencia o en una frecuencia adyacente), normalmente es el factor más limitante para

Capítulo 2.

que operan en la banda 117,975 – 137 MHz

Sistemas de radiocomunicaciones aeronáuticas aire-tierra por VHF

2-3

asegurar que esas frecuencias estén libres de interferencia perjudicial. Este modelo se ilustra en la Figura 2-1; la Figura 2-2 representa el diagrama esquemático de este modelo.

2.2.2.4 En la Figura 2-1, la estación de aeronave a, que está recibiendo señales de la estación terrestre A

(deseada), puede tener interferencia de las transmisiones de la estación de aeronave b (o de cualquier otra fuente de RF no deseada). La distancia de separación entre la estación de aeronave a y la estación de aeronave b debe asegurar que el nivel de las señales (no deseadas) que recibe la estación de aeronave a de la estación de aeronave b esté suficientemente por debajo del nivel de las señales que la estación de aeronave a recibe de la estación terrestre A para evitar la interferencia perjudicial. La relación de señal necesaria para proteger la señal deseada contra la interferencia perjudicial de la señal no deseada es la relación de protección (D/U).

Nota.— Si la estación terrestre B (o las dos estaciones terrestres A y B) es una estación de radiodifusión aeronáutica [p. ej., de información meteorológica para aeronaves en vuelo (VOLMET)], se aplicaría una geometría diferente a la de la Figura 2-1. Esta situación se describe en más detalle en 2.7.2.4 y 2.7.2.5.

2.2.2.5 El nivel de las señales deseada y no deseada en la antena de la aeronave puede calcularse con el

método que se ilustra en la Figura 2-2.

El nivel de las dos señales en la entrada de la antena (deseada) puede calcularse mediante las fórmulas (14) y (15) y como se indica en el Capítulo 1, 1.2.3 [fórmula (1)] y 1.2.4 [fórmula (3)].

El nivel de la señal deseada en la entrada de la antena es:

= + (14)

El nivel de la señal no deseada en la entrada de la antena es:

= + (15)

La fórmula (4) de 1.2.5, Capítulo 1, indica que P −P =

Nota.— Tanto en el caso de la señal deseada como de la no deseada, la ganancia de la antena y la pérdida en la línea de alimentación de la estación receptora son iguales cuando la frecuencia de ambas señales es la misma o cuando los dos transmisores operan en la primera frecuencia adyacente (25 kHz). Por lo tanto, la relación señal deseada/no deseada en la antena es igual a la de la entrada del receptor.

En la fórmula (14), L d es la pérdida de propagación en el espacio libre para el alcance operacional designado (DOR) de la instalación deseada (A en la Figura 2-1). Esta puede calcularse como se indica en el párrafo 1.3.2 del Capítulo 1 [fórmula (8)]:

= 37,8 + 20 log + 20 log

En la fórmula (15), L u es la pérdida de propagación en el espacio libre para la distancia de separación entre la fuente de RF no deseada (estación de aeronave b en la Figura 2-1) y el receptor deseado (estación de aeronave a en la Figura 2-1). Esta puede calcularse de la siguiente manera:

= =

= 37,8 + 20 log + 20 log

=

− 20 log + 20 log

2-4

Manual relativo a las necesidades de la aviación civil en material de espectro de radiofrecuencias

Entrada del p.i.r.e. D Entrada de la antena Pd receptor RPd Transmisor Pérdida en la
Entrada del
p.i.r.e. D
Entrada
de la antena Pd
receptor RPd
Transmisor
Pérdida en
la línea de
alimentación
Ganancia
de la antena
Pérdida de
Ganancia
de la antena
Pérdida en
la línea de
alimentación
Filtro
Receptor
propagación
RF
PTd
Fd
Gd
Ld
Gr
Fr
PTr
Entrada
de la antena Pu
Entrada del
receptor RPu
Pérdida de
Transmisor
Pérdida en
la línea de
alimentación
Ganancia
de la antena
propagación
PTu
Fu
Gu
Lu
p.i.r.e. U

Figura 2-2.

Trayectoria de la señal deseada y de la señal no deseada hacia el receptor deseado (interferido)

A partir de esta fórmula puede calcularse la distancia mínima de separación en el espacio libre entre el receptor

deseado y el transmisor no deseado (d SEPDIST ).

2.2.3 Método para calcular la relación de distancia de separación

2.2.3.1 Si

Figura 2-1) es igual, la D/U requerida puede expresarse como la relación entre d SEPDIST y d DOR en la fórmula anterior.

la p.i.r.e. del transmisor deseado (A en la Figura 2-1) y de la fuente de RF no deseada (b en la

Para la señal deseada en la antena receptora:

= p. i. r. e −

Para la señal no deseada en la antena receptora:

= p. i. r. e −

Nota.— En la asignación de frecuencias para sistemas de comunicaciones aeronáuticas aire-tierra normalmente se supone que la p.i.r.e. es igual para los transmisores de tierra y de aeronave. La p.i.r.e. incluye la potencia de salida del transmisor y el efecto de la pérdida de cable y la ganancia de la antena. Las Tablas 2-1 y 2-2 en 2.3.2 presentan los valores típicos que normalmente se usan en análisis de compatibilidad.

La relación D/U es igual a [fórmula (4) del Capítulo 1]; P d y P u se expresan en dBm.

= p. i. r. e − + p. i. r. e − + =

L d y L u son respectivamente la pérdida de propagación a lo largo de la trayectoria desde el transmisor deseado y entre

el transmisor no deseado y el receptor, y se basan en condiciones de propagación en el espacio libre. L d (dB) se calcula

a partir de la DOR de la instalación deseada. El modelo de propagación en el espacio libre se describe en el

Capítulo 1, 1.3.2. Si la separación entre el receptor deseado y el transmisor no deseado es superior al horizonte radioeléctrico de cada estación, hay que considerar el efecto de la propagación más allá del horizonte radioeléctrico.

Capítulo 2.

que operan en la banda 117,975 – 137 MHz

Sistemas de radiocomunicaciones aeronáuticas aire-tierra por VHF

2-5

Este efecto se describe en el Capítulo 1, 1.3.3, y en el Capítulo 2, 2.2.5. La pérdida de propagación en el espacio libre se calcula con la fórmula (8) del Capítulo 1, 1.3.2, de la manera siguiente:

= 37,8 + 20 log + 20 log

y

= 37,8 + 20 log + 20 log

de donde

= = 37,8 + 20 log + 20 log 37,8 + 20 log + 20 log = 20 log − 20 log = 20 log (16)

La fórmula (16) demuestra que la relación señal D/U puede expresarse como la relación entre la distancia del receptor al transmisor no deseado y la distancia al transmisor deseado en condiciones de propagación en el espacio libre.

En el caso de los sistemas de comunicaciones aeronáuticas orales aire-tierra en VHF, los SARPS de la OACI especifican que la relación de protección D/U para los sistemas de comunicaciones orales aire-tierra es de 20 dB (señal en el espacio). En áreas con congestión de frecuencias, puede usarse una relación de protección de 14 dB.

Al sustituir en la fórmula (16) D/U = 20, se obtiene una relación de distancia de separación (d u /d d ) de 10. Si (en el espacio libre) la distancia del receptor al transmisor no deseado es 10 veces superior a la distancia al transmisor deseado (cuando los dos transmisores radian con la misma p.i.r.e.), la relación señal deseada/no deseada es 20 dB.

Al sustituir en la fórmula (16) D/U = 14, se obtiene una relación de distancia de separación (d u /d d ) de 5. Si (en el espacio libre) la distancia del receptor al transmisor no deseado es 5 veces superior a la distancia al transmisor deseado (cuando los dos transmisores irradian con la misma p.i.r.e.), la relación señal deseada/no deseada es 14 dB.

Nota.— Las condiciones de propagación en el espacio libre se aplican únicamente cuando el transmisor y el receptor están en visibilidad radioeléctrica directa (dentro del horizonte radioeléctrico). La relación de distancia de separación (d u /d d ) supone p.i.r.e. iguales de las estaciones transmisoras deseada y no deseada. Véase 2.3.1 para la aplicación de la relación D/U de 20 dB o de 14 dB.

2.2.3.2 El modelo de interferencia descrito en 2.2.2 y el método para calcular la relación de distancia descrito en

2.2.3 calculan (directa o indirectamente) el nivel de la señal deseada en la antena receptora (o en la entrada del receptor). En estos modelos, cuando la distancia entre el transmisor deseado y el receptor se reduce, la potencia efectiva de la señal en el receptor aumenta y, aunque cumple con los criterios requeridos para D/U, la distancia del transmisor no deseado (interferente) al receptor puede reducirse.

Nota.— El método para calcular el nivel mínimo de la señal descrito en 2.2.4 se basa en la protección de la intensidad de campo mínima en toda la DOC del servicio deseado. En este caso, las limitaciones en la planificación de la asignación de frecuencias son más restrictivas.

2.2.3.3 Las relaciones de distancia de separación de canales adyacentes también puede calcularse con el

método de relación de separación de distancia. Al calcular la separación de canales adyacentes, la fórmula 16 calcula:

=

2-6

Manual relativo a las necesidades de la aviación civil en material de espectro de radiofrecuencias

Para los cálculos de canales adyacentes teniendo en cuenta el rechazo del canal adyacente (ACR), la fórmula puede modificarse así:

= +

= = + = +

= =

;

= 10

/

Nota.— es la distancia del transmisor no deseado al receptor.

La relación D/U que se usa (normalmente 20 dB) depende de los criterios de planificación de la asignación de frecuencias acordados regionalmente.

2.2.3.4 La distancia mínima de separación geográfica entre instalaciones que operan en el primer canal

adyacente (25 kHz o 8,33 kHz) es normalmente 10 NM. Esto implica que las áreas de DOC en donde se usan los canales adyacentes tienen que tener una separación de al menos 10 NM.

2.2.3.5 En un medio mixto, en donde se usan separaciones de 8,33 kHz y 25, se aplican otros criterios para el

canal adyacente (véase 2.7.4). El método descrito en 2.2.4 se recomienda para determinar la separación de los canales adyacentes.

2.2.3.6 El método de relación de distancia no puede usarse para determinar las distancias de separación

geográfica para servicios de área (p.ej. ACC, FIR) ni para casos en los que el transmisor está localizado muy fuera del centro (o incluso por fuera) de una zona de servicio circular.

2.2.4 Método para calcular el nivel mínimo de la señal

2.2.4.1 El Anexo 10, Volumen III, especifica niveles mínimos de intensidad de campo (señal en el espacio) para

los sistemas de comunicaciones aire-tierra que pueden operar en la banda de frecuencias 112 – 137 MHz. La protección de los sistemas de comunicaciones aire-tierra en VHF se basa típicamente en el principio de que la señal mínima deseada no es objeto de interferencia perjudicial cuando la señal interferente (no deseada) está 20 dB o más (o 14 dB, según se requiera) por debajo de la intensidad de campo mínima especificada (de la señal deseada), según las disposiciones del Anexo 10. Como se especifica en el Anexo 10, Volumen III, Parte II, 2.2.1.2, la intensidad de campo mínima para los sistemas de comunicaciones aire-tierra VHF (VHF COM) debería ser de 75 µV/m en toda la DOC y, como se especifica en el Anexo 10, Volumen V, 4.1.4.1 y 4.1.4.2; la relación D/U es de 20 dB o, cuando corresponda, de 14 dB.

Nota.— Estos niveles de intensidad de campo, junto con otros datos pertinentes tales como valores típicos de potencia del transmisor terrestre o de abordo, se reproducen en las Tablas 2-1 y 2-2 (véase 2.3.2).

2.2.4.2 Al proteger únicamente el nivel de la intensidad de campo especificado (el método más seguro desde el

punto de vista de la protección de la asignación de frecuencias), el método utilizado para determinar las distancias de separación en la misma frecuencia no tiene en cuenta la energía radiada del transmisor deseado, sino requiere que la señal RF mínima especificada en toda la DOC esté protegida. Generalmente este método da una protección mejor que la del método de relación de distancia descrito en 2.2.3.

Capítulo 2.

que operan en la banda 117,975 – 137 MHz

Sistemas de radiocomunicaciones aeronáuticas aire-tierra por VHF

2-7

2.2.4.3 El método del nivel mínimo de la señal se describe en el Capítulo 1, 1.2.2.1.2, Figura 1-2 y se ilustra en

las Figuras 2-3 y 2-5. En este método, para que la señal deseada esté protegida contra interferencia perjudicial, se requiere que una señal de la fuente no deseada (p.ej. la estación de aeronave b en la Figura 2-3) en el receptor deseado, esté suficientemente por debajo del nivel mínimo (75 µV/m) de la señal deseada (y no el nivel real de la señal deseada, según se calcula en 2.2.2 y 2.2.3).

2.2.4.4 Este modelo también se aplica para calcular las distancias de separación cuando el receptor deseado y el

transmisor no deseado están operando en frecuencias adyacentes. Debido al efecto de la selectividad RF del receptor deseado, la distancia mínima de separación en este caso es inferior a la distancia cuando están operando en la misma frecuencia. La estación no deseada (interferente) puede ser una aeronave o una estación terrestre.

2.2.4.5

Efecto del diagrama polar vertical de las antenas VHF COM

2.2.4.5.1

El método del nivel mínimo de la señal supone que la instalación VHF COM radie, en todas las

direcciones, la potencia suficiente para generar el nivel de señal mínimo especificado en el Anexo 10 en el borde del área de cobertura. Al diseñar el sistema para los sistemas VHF COM debería asegurarse que la estación terrestre cumpla las condiciones del Anexo 10 (que especifican la intensidad de campo mínima). Dado que el modelo alternativo o simplificado no tiene en cuenta la p.i.r.e. real de la estación terrestre deseada (transmisora), no puede establecerse el criterio de distancia de separación descrito en 2.2.2.4.

b a E=75 µV/m B A du Alcance de la estación terrestre A = RA
b
a
E=75 µV/m
B
A
du
Alcance de la estación terrestre A = RA
Alcance de la estación terrestre B = RB

Figura 2-3.

Modelo para determinar las distancias de separación

cuando se especifica la intensidad de campo mínima

2-8

Manual relativo a las necesidades de la aviación civil en material de espectro de radiofrecuencias

Ganancia relativa (dBi) vs. ángulo de elevación

90° 80° 70° Frecuencia = 127.000 MHz Altura de antena = 100 ft Terreno promedio
90°
80°
70°
Frecuencia = 127.000 MHz
Altura de antena = 100 ft
Terreno promedio
Resolución = Media
60°
Inicio = 0° ->
Fin = 90,0°
50°
40°
30°
20°
10°
0
-10,0-9,0 -8,0 -7,0 -6,0 -5,0
-3,0 -2,0 -1,0 0,0
1,0
2,0 3,0
4,0 5,0
6,0

Figura 2-4.

Diagrama polar vertical de la antena

a 30 m sobre el nivel del terreno

2.2.4.5.2 El método del nivel mínimo de la señal se recomienda, en particular, cuando tiene que establecerse

compatibilidad con sistemas disímiles (p. ej., VHF COM voz y VDL).

2.2.4.6 El método de nivel mínimo de la señal exige el cálculo del nivel de la señal no deseada en la entrada de la

antena receptora. El nivel de señal deseado es 75 µV/m. La relación D/U [P d – Pu (dBm)] es 20 (14) dB. El siguiente

análisis describe este método, el cual se ilustra esquemáticamente en la Figura 2-5.

2.2.4.7 El nivel de la señal deseada (P d ) en la antena es de 75 µV/m (–82 dBm). El nivel de la señal no deseada

(P u ) (estación de aeronave b en la Figura 2-3) se calcula mediante la fórmula (15) en 2.2.2.5.

= 75 μV/m = −82 (en la antena receptora)

= + (en la antena receptora; para la mayoría de los transmisores P Ttu es típicamente 25 W)

Para P Tu = 25 W (44 dBm), F u = 3dB y G u = 0 dB,

= 44 − 3 + 0 − = 41 −

= 20 = = −82 − 41 + = −123 +

= 143

Capítulo 2.

que operan en la banda 117,975 – 137 MHz

Sistemas de radiocomunicaciones aeronáuticas aire-tierra por VHF

2-9

Entrada del receptor RPd

Ganancia de la antena Pérdida en la línea de alimentación
Ganancia
de la antena
Pérdida en
la línea de
alimentación
Entrada de la antena P (75 µV/m) d Transmisor Pérdida en la línea de alimentación
Entrada
de la antena P
(75 µV/m)
d
Transmisor
Pérdida en
la línea de
alimentación
Ganancia
de la antena
Pérdida de
propagación

Receptor

Filtro

RF

PTr

Gr Fr Entrada de la antena Pu
Gr
Fr
Entrada
de la
antena Pu

Entrada del receptor RPu

PTu

Fu

Gu

p.i.r.e. U

Lu

Figura 2-5.

Señal mínima deseada en la antena y trayectoria de la señal no deseada hasta la antena receptora deseada (interferida)

2.2.4.8 En este escenario (D/U = 20 dB), y suponiendo una potencia típica del transmisor de la aeronave no

deseada de 25 W, la distancia de separación mínima entre el receptor deseado y el transmisor no deseado (aeronave) tiene que asegurar que las pérdidas de transmisión en la trayectoria radioeléctrica sean de 143 dB.

La fórmula (8) del Capítulo 1, 1.3.2, calcula que para una pérdida de transmisión en el espacio libre de 143 dB (f = 127 MHz) se requiere una distancia en el espacio libre de 1 428 NM. La distancia es mucho más del doble de la distancia al horizonte radioeléctrico para una aeronave a una altitud de 45 000 ft (2 261 NM), según se dispone en el Anexo 10. El efecto del horizonte radioeléctrico se describe en 2.2.5. Los cálculos para determinar la distancia de separación mínima entre instalaciones figuran en 2.7.

2.2.4.9 Si la relación de protección es de 14 dB (véase 2.3.1), la pérdida de transmisión en el espacio libre requerida

se calcula de la siguiente manera:

= 14 = = −82 − 41 + = −123 +

=

La fórmula (8) del Capítulo 1, 1.3.2, calcula que para una pérdida de transmisión en el espacio libre de 137 dB (f = 127 MHz) se requiere una distancia de separación (espacio libre) de 718 NM. La distancia es mucho más del doble de la distancia al horizonte radioeléctrico para una aeronave a una altitud de 45 000 ft. El efecto del horizonte radioeléctrico se describe en 2.2.5. Los cálculos para determinar la distancia de separación mínima entre instalaciones figuran en 2.7.

Nota.— Al aplicar el método del nivel mínimo de la señal descrito en esta sección, la aplicación de un D/U de 14 dB o 20 dB no tiene efecto (o es limitado) en la distancia mínima de separación con una estación interferente en la misma frecuencia, ya que, en ambos casos, la distancia de separación en el espacio libre que se requiere para asegurar la protección de la señal deseada contra la interferencia perjudicial es superior a la suma de las distancias al horizonte radioeléctrico de las instalaciones respectivas.

2-10

Manual relativo a las necesidades de la aviación civil en material de espectro de radiofrecuencias

2.2.4.10 El método de nivel mínimo de la señal descrito en 2.2.4.7 también puede usarse para calcular la distancia

de separación del canal adyacente de la siguiente manera:

= 75 μV/m = −82 (en la antena receptora)

= +

+ (en la antena receptora)

De donde la pérdida de transmisión total para la señal no deseada =

+

(ACR es +60 dB para el primer canal adyacente)

Para P Tu = 25 W (44 dBm), F u = 3dB y G u = 0 dB,

= 44 − 3 + 0 −

− ACR = 41 − ACR

= 20 = = −82 − 41 + + ACR = −123 + + ACR dB

= 123 + (para los valores de P d y P u )

Si ACR = 60 dB (rechazo de primer canal adyacente), = 63 +

= 37,8 + 20 log + 20 log = 83

Para f = 127 MHz y D/U = 20 DB

= 1,4

Aplicando la misma metodología, para un ACR = 50 dB y D/U = 20 dB, la distancia de separación mínima

= 4,5

Nota.— Para proteger el receptor hasta el umbral de silenciamiento 5 μV/m o P d = –105,6 dBm), se requeriría una distancia mínima de separación de 21 NM.

La distancia mínima de separación geográfica entre instalaciones que operan en el primer canal adyacente (25 kHz o 8,33 kHz) es normalmente 10 NM. Esto implica que las áreas de DOC en donde se usan los canales adyacentes tienen que tener una separación de al menos 10 NM.

Para un medio mixto, en donde se están usando separaciones de canales de 8,33 kHz y 25 kHz, se aplican otros criterios para canales adyacentes (véase 2.7.4).

Nota de redacción.— El Grupo europeo de gestión de frecuencias (EUR FMG) formuló disposiciones para calcular la separación geográfica de canales adyacentes para instalaciones que operen en un medio mixto de 8,33 kHz y 25 kHz. En esta sección se incluirá material adicional [en preparación] que aclarará estas disposiciones. Entre tanto, los criterios para canales adyacentes formulados por el EUR FMG se incorporaron en 2.8.

Capítulo 2.

que operan en la banda 117,975 – 137 MHz

Sistemas de radiocomunicaciones aeronáuticas aire-tierra por VHF

2-11

2.2.5 Efecto del horizonte radioeléctrico

2.2.5.1 El efecto del horizonte radioeléctrico en la pérdida en la trayectoria se ilustra en la Figura 2-6.

b DBLOS a B A RHA RHB Horizonte radioeléctrico Alcance de la estación terrestre A
b
DBLOS
a
B
A RHA
RHB
Horizonte radioeléctrico
Alcance de la estación terrestre A = RA
Alcance de la estación terrestre B = RB
Distancia más allá de la línea de visibilidad directa = dBLOS

Figura 2-6.

Trayectoria de propagación más allá de la línea de visibilidad directa

Cuando la distancia mínima de separación en el espacio libre entre el receptor y el transmisor no deseado (interferente), calculada por los métodos descritos en 2.2.3 ó 2.2.4, es superior a la suma de la distancia al horizonte radioeléctrico de las instalaciones respectivas, el cálculo de la distancia mínima de separación total debe incluir las condiciones aplicables a la propagación “más allá del horizonte”. Las señales radioeléctricas más allá del horizonte se atenúan mucho más rápidamente por milla náutica que la propagación en el espacio libre. Esto se ilustra en las curvas de propagación de la UIT que figuran en el Apéndice A. Para las frecuencias VHF, la atenuación más allá del horizonte radioeléctrico es de 0,5 dB/NM (véase el Capítulo 1, 1.3.3.1).

En el ejemplo de la Figura 2-6, la pérdida total en el espacio libre (pérdida de propagación) entre las estaciones de aeronave a y b es igual a la suma de la atenuación en espacio libre de la trayectoria (RH A + RH B ) a lo cual debe agregarse la atenuación d BLOS .

Usando la fórmula (11) del Capítulo 1, la pérdida total por trayectoria entre estaciones de aeronave a and b que se ilustra en la Figura 2-3 puede calcularse de la siguiente manera:

= 37,8 + 20 log + + 20 log + 0,5

En esta fórmula, RH A , RH B y d BLOS se expresan en NM; f se expresa en MHz. RH A y RH B pueden calcularse mediante la fórmula (9) del Capítulo 1.

2.2.6 Protección basada en la separación en línea de visibilidad directa

2.2.6.1 Cuando la separación mínima requerida entre la DOC de instalaciones que operan en la misma frecuencia

es mayor que la suma de la distancia al horizonte radioeléctrico de cada instalación [para obtener la relación D/U requerida (20 dB o 14 dB)] al final de la cobertura (alcance máximo y altura máxima), los criterios de planificación de la asignación de frecuencias aplicables a la planificación de las asignaciones en frecuencias compartidas, que figuran en el Anexo 10, Volumen V, 4.1.4, requieren que las áreas de DOC para cada instalación estén separadas por distancias no inferiores a la suma de la distancia al horizonte radioeléctrico de cada instalación.

2-12

Manual relativo a las necesidades de la aviación civil en material de espectro de radiofrecuencias

2.2.6.2 Esto significa que cuando la distancia de separación es efectivamente determinada por la suma de la

distancia al horizonte radioeléctrico de las instalaciones respectivas, la relación de protección D/U requerida no se cumple en un área pequeña en los puntos más cercanos entre las dos DOC. Sin embargo, se reconoce que es muy poco probable que dos aeronaves estén en el punto más cercano del extremo de cada DOC al mismo tiempo. El tamaño del área pequeña depende de las dimensiones de la DOC de las dos instalaciones.

2.2.6.3 No obstante, en algunos casos específicos, como se describe en 2.7, al determinar las distancias de

separación geográfica debe considerarse el efecto de propagación más allá del horizonte radioeléctrico.

Nota.— El cálculo de las distancias mínimas de separación para diversos servicios de comunicaciones aire-tierra se describe en 2.7 y 2.8.

2.3 CRITERIOS DE PLANIFICACIÓN DE LA ASIGNACIÓN DE FRECUENCIAS

Nota.— En esta sección se describen los criterios de planificación de la asignación de frecuencias para los sistemas de comunicaciones aire-tierra en VHF. Los criterios para el enlace de datos aire-tierra en VHF (VDL Modo 2 y VDL Modo 4) figuran en 2.9.

2.3.1 Criterios generales de planificación

2.3.1.1 Las disposiciones relativas a la asignación de frecuencias en VHF y para evitar la interferencia perjudicial

figuran en el Anexo 10, Volumen V, Capítulo 4, 4.1.4.

2.3.1.2 Para las asignaciones en la misma frecuencia, la separación geográfica mínima entre instalaciones será

tal, que la DOC de cada instalación esté separada por una distancia no inferior a:

a) la necesaria para establecer una relación D/U de 20 dB; o

b) la suma de la distancia al horizonte radioeléctrico de la DOC de cada instalación.

Alternativamente, en áreas en donde la congestión de frecuencias es severa, puede emplearse una relación de protección de 14 dB, sobre la base de un acuerdo regional de navegación aérea.

Nota 1.Las instalaciones que usan una frecuencia común no requieren protección entre ellas (p. ej., instalaciones de alcance ampliado).

Nota 2.La distancia al horizonte radioeléctrico se calcula de la manera indicada en el Capítulo 1, 1.3.2, con la fórmula:

donde:

d RH:

h:

= 1,23 √ℎ

distancia de la estación al horizonte radioeléctrico (NM)

altura del transmisor o del receptor sobre la superficie de la Tierra (pies)

c) la aplicación de la distancia mínima de separación basándose en la suma de la distancia al horizonte radioeléctrico de cada instalación supone que es muy improbable que dos aeronaves estén simultáneamente en los puntos más cercanos entre las dos instalaciones y a la altitud máxima del volumen del servicio protegido de cada instalación;

Capítulo 2.

que operan en la banda 117,975 – 137 MHz

Sistemas de radiocomunicaciones aeronáuticas aire-tierra por VHF

2-13

d) el párrafo 2.7 contiene detalles sobre el cálculo de distancias de separación. El 2.8 se refiera a las distancias de separación para la DOC uniforme para los servicios aeronáuticos identificados en 2.6;

e) la distancia de separación se calcula para aeronaves que operan en el alcance y altura máximos de la DOC;

f) cuando hay servicios de radiodifusión (VOLMET), la distancia mínima de separación geográfica requerida para obtener una relación de protección D/U de 20 dB se establece en relación con el transmisor de radiodifusión en tierra.

2.3.1.3 Para asignaciones en frecuencias adyacentes, la separación geográfica mínima entre instalaciones será tal,

que puntos en el extremo de la DOC de cada instalación estén separados por una distancia suficiente para asegurar operaciones libres de interferencia perjudicial.

Nota 1.El borde de la DOC está en el alcance y altura máximos.

Nota 2.Para instalaciones que operan con separación de canales de 25 kHz o 8,33 kHz, se ha establecido la separación de canal adyacente de 10 NM.

Nota 3.La protección se basa en un rechazo del canal adyacente (ACR) de 60 dB con el primer canal asignable de 25 kHz o 8,33 kHz.

Nota 4.Al hacer las asignaciones de frecuencias en un medio mixto donde se usan separaciones de 25 kHz y 8,33 kHz, deben aplicarse las separaciones de canal adyacente que se indican en la Tabla 2-6.

2.3.2 Parámetros típicos

2.3.2.1 Las Tablas 2-1 y 2-2 contienen valores típicos de potencia del transmisor terrestre y de a bordo que

pueden emplearse en análisis de compatibilidad detallados.

2-14

Manual relativo a las necesidades de la aviación civil en material de espectro de radiofrecuencias

Tabla 2-1.

Valores típicos de diversos parámetros para sistemas de comunicaciones en VHF (transmisor)

Parámetro

DSB-AM

DSB-AM

VDL-M2

VDL-M2

VDL-M3

VDL-M3

VDL-M4

VDL-M4

TRANSMISOR

A bordo

Terrestre

A bordo

Terrestre

A bordo

Terrestre

A bordo

Terrestre

Potencia de salida (la potencia de salida típica de una estación terrestre es de 25 W o 50 W (44 dBm o 47 dBm)

44

dBm

50

dBm

42

dBm

44

dBm

44

dBm

44

dBm

42

dBm

45

dBm

(25 W)

(100 W)

(16 W)

(25 W)

(25 W)

(25 W)

(15 W)

(32 W)

Pérdida en la línea de alimentación (supuesta)

3 dB

3 dB

3 dB

3 dB

3 dB

3 dB

3 dB

3 dB

Ganancia de la antena (supuesta)

0 dB

2 dB

0 dB

2 dB

0 dB

2 dB

0 dB

2 dB

p.i.r.e.

41

dBm

49

dBm

39

dBm

43

dBm

41

dBm

43

dBm

40

dBm

44

dBm

(12,5 W)

(80 W)

(8 W)

(20 W)

(12,5 W)

(20 W)

(10 W)

(25 W)

Emisiones en frecuencia adyacente (transmisor) para VDL especificadas en el Anexo 10, Volumen II, Parte I, 6.3.4.

 

1ª frecuencia adyacente (6 kHz anchura de banda)

No especificada en el Anexo 10

18 dBm

18 dBm

18 dBm

18 dBm

18 dBm

18 dBm

2ª frecuencia adyacente (25 kHz anchura de banda)

No especificada en el Anexo 10

28 dBm

28 dBm

28 dBm

28 dBm

28 dBm

28 dBm

4ª frecuencia adyacente (25 kHz anchura de banda)

No especificada en el Anexo 10

38 dBm

38 dBm

38 dBm

38 dBm

38 dBm

38 dBm

8ª frecuencia adyacente (25 kHz anchura de banda)

No especificada en el Anexo 10

43 dBm

43 dBm

43 dBm

43 dBm

43 dBm

43 dBm

16ª frecuencia adyacente (25 kHz anchura de banda)

No especificada en el Anexo 10

48 dBm

48 dBm

48 dBm

48 dBm

48 dBm

48 dBm

32ª frecuencia adyacente (25 kHz anchura de banda)

No especificada en el Anexo 10

53.dBm

53.dBm

53.dBm

53.dBm

53.dBm

53.dBm

Capítulo 2.

que operan en la banda 117,975 – 137 MHz

Sistemas de radiocomunicaciones aeronáuticas aire-tierra por VHF

2-15

Tabla 2-2

Valores típicos de diversos parámetros para sistemas de comunicaciones en VHF (receptor)

Parámetro

DSB-AM

DSB-AM

VDL-M2

VDL-M2

VDL-M3

VDL-M3

VDL-M4

VDL-M4

RECEPTOR

A bordo

Terrestre

A bordo

Terrestre

A bordo

Terrestre

A bordo

Terrestre

Señal mínima en la antena del receptor Anexo 10, Volumen III

75 µV/m

20 µV/m

75 µV/m

20 µV/m

75 µV/m

20 µV/m

75 µV/m

35 µV/m

(82 dBm)

(93 dBm)

(82 dBm)

(93 dBm)

(82 dBm)

 

(93 dBm)

(82 dBm)

(88 dBm)

Parte II,

Parte II,

Parte I,

Parte I,

Parte I,

Parte I,

Parte I,

Parte I,

2.2.1.2

2.3.1.2

6.2.2.

6.3.2

6.2.2.

6.3.2

6.9.5.1.1.2

6.9.5.1.1.1

Pérdida en la línea de alimentación

3 dB

3 dB

3 dB

3 dB

3 dB

3 dB

3 dB

3 dB

Ganancia de la antena

0 dB

2 dB

0 dB

2 dB

0 dB

2 dB

0 dB

2 dB

Señal mínima en la entrada del receptor

85 dBm

94 dBm

85 dBm

94 dBm

85 dBm

94 dBm

85 dBm

89 dBm

Inmunidad fuera de banda del receptor según Anexo 10, Volumen III, Parte I, 6.3.5.3 (VDL) y Volumen III, Parte II, 2.3.2.8 (DSB-AM).

1er canal adyacente

40 dB

40 dB

40 dB

40 dB

40 dB

40 dB

4º canal adyacente

50 dB

50 dB

60 dB

60 dB

60 dB

60 dB

60 dB

60 dB

2.3.2.2 La conversión de potencia de entrada (dBm) a intensidad de campo (µV/m y vice versa) se calculó

mediante la siguiente fórmula (17):

= − 20 log − 167,2 (17)

donde:

Pr:

potencia isótropa recibida [dB(W)]

E:

intensidad del campo eléctrico (dB(µV/m)

F:

frecuencia (GHz) (Recomendación UIT-R P.525-2)

Esta fórmula puede reescribirse así:

10 = 20 − 20 − 77,2 (18)

donde:

P r:

señal en la antena del receptor (en el espacio) en mW

2-16

Manual relativo a las necesidades de la aviación civil en material de espectro de radiofrecuencias

E:

intensidad de campo en la antena en µV/m

F:

frecuencia f en MHz

[dB(µV/m) = 20log(µV/m)]

10 log se expresa en dBm (potencia relativa a 1 milivatio).

Nota.— La potencia típica del transmisor de estaciones terrestres puede variar de 10 – 100 W.

2.4 ADJUDICACIÓN DE LA BANDA DE FRECUENCIAS 117,975 – 137 MHZ

2.4.1 FRECUENCIAS ESPECIALES

2.4.1.1 El Anexo 10, Volumen V, Capítulo 4, 4.1.1 y la Tabla 4-1 contiene una adjudicación general de la banda

de frecuencias 117,975 – 137 MHz. Las principales subdivisiones de esta banda son las bandas de frecuencias atribuidas a los servicios internacionales y nacionales, y las bandas de frecuencias atribuidas únicamente a los servicios nacionales. Las adjudicaciones específicas para servicios se determinan regionalmente. Los Apéndices B y C contienen esos planes de adjudicación acordados regionalmente. En la práctica, las adjudicaciones para uso nacional/internacional no son objeto de mayor consideración (véase la Figura 2-7).

Nota.— Las asignaciones de frecuencias para uso internacional son aquellas que se requieren según el Plan regional de navegación aérea. Esas frecuencias se identifican como “OACI” en el plan de asignación de frecuencias. Otras frecuencias son para uso nacional y se identifican como “NAT” en el plan de asignación de frecuencias.

Nacional/Internacional Nacional Nacional/Internacional Nacional Nacional/Internacional Superficie de aeródromo
Nacional/Internacional
Nacional
Nacional/Internacional
Nacional
Nacional/Internacional
Superficie de aeródromo
Control de operaciones aeronáuticas
(anchura de banda determinada a nivel regional)
1 8 MHz1
5 Mh1 z EM,12
1 22
M
zH
123,1 MHz SAR
-aiazMH54,321 ireer
M,321 zh7
,92 71
hM z
31 0,
zhM9
9 26 5,1 M3
zH
CSC VDL
4M
76 5,1
M3
2M9
zH
CSC VDL
zHM713

Figura 2-7.

Frecuencias especiales y adjudicaciones (Anexo 10)

Capítulo 2.

que operan en la banda 117,975 – 137 MHz

Sistemas de radiocomunicaciones aeronáuticas aire-tierra por VHF

2-17

2.4.1.2 El Anexo 10, Volumen V, incluye disposiciones sobre el uso de frecuencias específicas, que se indican en

la Figura 2-7 y en la Tabla 2-3 siguiente:

Tabla 2-3.

Adjudicación de frecuencias y frecuencias especiales

 

Frecuencia (MHz)

Uso

Comentarios

Anexo 10, Volumen V

121,500

Frecuencia aeronáutica de emergencia

Banda de guarda* 121,450 – 121,550 MHz

4.1.3.1

121,550 – 122,917

Comunicaciones de superficie en los aeródromos

 

123,100

Frecuencia auxiliar (SAR)

Banda de guarda* 123,050 – 123,150 MHz

4.1.3.4

123,450

Comunicaciones aire-aire

Fuera del alcance de estaciones VHF

4.1.3.2

128,825 – 132,025

Control de operaciones aeronáuticas

Alcance determinado regionalmente**

4.1.6.1.2 Recomendación

136,925

Canal común de señalización

Reservado para VDL Modo 4

4.1.3.3.2

136,975

Canal común de señalización

Reservado para VDL Modo 2

4.1.3.3.1

136,500 – 136,975

Únicamente para asignaciones de frecuencias con separación de canales de 25 kHz

 

4.1.6.1, Nota 1

*

**

Las frecuencias 121,450 MHz, 121,550 MHz, 123,050 MHz y 123,150 MHz son frecuencias asignables. Los planes regionales de adjudicación han determinado la banda efectiva para las comunicaciones de control de las operaciones aeronáuticas.

2.4.1.3 Los planes regionales de adjudicación contemplan el uso de la banda de frecuencias 136 – 137 MHz para

VDL (VDL Modo 2 y VDL Modo 4). En Europa, la banda de frecuencias 136,700 – 137,000 MHz está reservada para VDL (véanse los Apéndices B y C).

2.4.2 Planes regionales de adjudicación

2.4.2.1 Además del plan general de adjudicación del Anexo 10, todas las regiones han elaborado planes de

adjudicación más detallados en los cuales se adjudican ciertas bandas de frecuencias a servicios operacionales, y están incluidos en los Planes de navegación aérea (ANP) de la OACI pertinentes. El objetivo principal de esos planes de adjudicación es incorporar nuevas asignaciones de frecuencias en las sub-bandas adjudicadas a un servicio particular. Los Apéndices B y C contienen más detalles sobre esos planes de adjudicación.

2.4.2.2 De preferencia, las asignaciones de frecuencias deberían hacerse de conformidad con lo dispuesto en el

cuadro de adjudicación regional. No obstante, si no se puede atender un requisito particular de una asignación de frecuencia en la sub-banda adjudicada al servicio en cuestión, pueden considerarse otras sub-bandas para satisfacer el requisito. Los planes regionales de adjudicación de frecuencias incluyen también disposiciones para sub-bandas para las comunicaciones del control de operaciones aeronáuticas (AOC).

2-18

Manual relativo a las necesidades de la aviación civil en material de espectro de radiofrecuencias

2.4.2.3 Los planes regionales de adjudicación estipulan el uso de la banda de frecuencias 136 – 137 MHz para

VDL (VDL Modo 2 y VDL Modo 4). En Europa, la banda de frecuencias 136,700 – 137,000 MHz está reservada para VDL.

2.5 SEPARACIÓN DE FRECUENCIAS Y DISPOSICIÓN DE CANALES

2.5.1 Separación de frecuencias entre canales VHF COM

2.5.1.1 En el Anexo 10 se dispone que la separación mínima entre frecuencias asignables en el servicio móvil

aeronáutico (R) será de 8,33 kHz (véase el Anexo 10, Volumen V, 4.1.2.2). En esta disposición se reconoce que en regiones o áreas, en donde la separación entre canales de 25 KHz proporciona un número adecuado de frecuencias para satisfacer los requisitos nacionales e internacionales con equipo diseñado para separación de 25 kHz, ésta se seguirá utilizando y protegiendo. La introducción de separaciones de 8,33 kHz en regiones o áreas requiere un acuerdo

regional de navegación aérea para implantar el porte de equipo diseñado para separaciones de 8,33 kHz entre canales.

2.5.1.2 Actualmente, la separación de 8,33 kHz entre frecuencias sólo se ha introducido en la región EUR. El

resto de las regiones han convenido en basar la planificación de la asignación de frecuencias en una separación de 25 kHz. Esto implica que el equipo diseñado para separaciones de 50 kHz o 100 kHz, que todavía puede estarse usando operacionalmente, puede no estar protegido siempre contra la interferencia perjudicial que pueden causar estaciones que operen en frecuencias adyacentes con separación de 25 kHz o 8,33 kHz.

2.5.2 Protección de las asignaciones de frecuencias de 25 kHz de las asignaciones de 8,33 kHz

En regiones en donde se sigue usando equipo de comunicaciones diseñado para una separación de frecuencias de 25 kHz, las asignaciones de frecuencias están protegidas contra la interferencia perjudicial por el uso de frecuencias en múltiplos de 8,33 kHz, tanto dentro de la región como en regiones adyacentes (véase el Anexo 10, Volumen V, 4.1.2.3, Nota y 4.1.6.1, Nota 2).

2.5.3 Disposición de canales

En la aviación (p. ej., en radiotelefonía), normalmente la frecuencia en uso se identifica por la frecuencia misma. Al usar frecuencias de 8,33 kHz, la identificación se remplaza por una identificación de canal, empleando un número similar al de la identificación de una frecuencia, que está relacionado con la frecuencia en uso. La identificación de canal o frecuencia utilizada para identificar las frecuencias con una separación entre canales de 8,33 kHz se indica en la Tabla 2-4.

Tabla 2-4.

Pareo de canales/frecuencias para frecuencias con separaciones de 25 kHz y 8,33 kHz

Frecuencia

Separación de

 

(MHz)

frecuencias (kHz)

Canal

118,0000

25

118,000

118,0000

8,33

118,005

118,0083

8,33

118,010

118,0167

8,33

118,015

Capítulo 2.

que operan en la banda 117,975 – 137 MHz

Sistemas de radiocomunicaciones aeronáuticas aire-tierra por VHF

2-19

Frecuencia

Separación de

 

(MHz)

frecuencias (kHz)

Canal

118,0250

25

118,025

118,0250

8,33

118,030

118,0333

8,33

118,035

118,0417

8,33

118,040

118,0500

25

118,050

118,0500

8,33

118,055

118,0583

8,33

118,060

118,0667

8,33

118,065

118,0750

25

118,075

118,0750

8,33

118,080

118,0833

8,33

118,085

118,0917

8,33

118,090

118,1000

25

118,100

etc.

   

2.6 SERVICIOS Y COBERTURA OPERACIONAL DESIGNADA (DOC)

2.6.1

Servicios

Se asignan frecuencias para implantar los siguientes servicios aeronáuticos específicos:

Aeródromo

AS

comunicaciones en la superficie del aeródromo

AFIS

Servicio de información de vuelo de aeródromo

TWR

Torre de control de aeródromo

Aproximación

APP

Servicio de control de aproximación

ATIS

servicio automático de información terminal

PAR

radar de aproximación de precisión

En ruta

ACC

Centro de control de área

FIS

Servicio de información de vuelo

2-20

Manual relativo a las necesidades de la aviación civil en material de espectro de radiofrecuencias

Otras funciones

A/A

Aire-aire

A/G

Aire-tierra

AOC

control de las operaciones aeronáuticas

BC

Radiocomunicaciones (terrestres)

EM

Emergencia

GP

Utilización general VHF En ruta

SAR

Búsqueda y salvamento

VOLMET

Información meteorológica para aeronaves en vuelo.

2.6.2 Coordinación de frecuencias especiales

Para las frecuencias de emergencia 121,500 MHz y SAR 123,100 MHz no se necesita coordinación de la planificación de la asignación de frecuencias, ya que estos servicios están disponibles mundialmente en todas las estaciones en donde se requiera el servicio. En las disposiciones del Anexo 10 se incluye una banda de guarda para esas frecuencias a fin de prevenir la interferencia de canales adyacentes. Tampoco se requiere planificación específica de las asignaciones para el canal de comunicaciones aire-aire 123,450 MHz, pues este canal se utiliza únicamente en áreas remotas y oceánicas cuando la aeronave está fuera de la cobertura de las estaciones terrestres en VHF.

2.6.3 Tabla de valores para áreas de cobertura operacional designada (DOC) uniforme

2.6.3.1 Normalmente, las frecuencias para los servicios de radiocomunicaciones aeronáuticas se implementan

para satisfacer la necesidad operacional de servicios específicos. Estos servicios, y sus áreas DOC uniformes, figuran en la Tabla 2-5.

Tabla 2-5.

Tabla de cobertura operacional designada (DOC) uniforme

 

Cobertura operacional designada (DOC)

   

Servicio

Alcance (NM)

Altura (ft)

Comentarios

Modo

Aeródromo

       

TWR

25

4

000

Altura sobre el terreno

A/G

TWR/L

16

3

000

Altura sobre el terreno; solo en EUR

 

PAR

25

4

000

Altura sobre el terreno

A/G

AFIS

25

4

000

Altura sobre el terreno

A/G

EUR: 15

EUR: 3 000

AS

Limites del aeródromo

Superficie

 

A/G

Capítulo 2.

que operan en la banda 117,975 – 137 MHz

Sistemas de radiocomunicaciones aeronáuticas aire-tierra por VHF

2-21

 

Cobertura operacional designada (DOC)

   

Servicio

Alcance (NM)

Altura (ft)

Comentarios

Modo

Aproximación

       

APP–L

50

12

000

 

A/G

EUR: 25

10

000

APP–I

75

25

000

 

A/G

EUR: 40

EUR: 15 000

APP–U

150

45

000

 

A/G

EUR: 50

EUR: 25 000

En ruta