Está en la página 1de 7

FORMAS DEL DISCURSO

1. Cuando nos comunicamos verbalmente con otros (ya sea oralmente, ya por escrito) empleamos

necesariamente alguna forma de discurso.

2. Principales formas del discurso:

a. Narración (reproducción verbal de una serie de sucesos [reales o imaginarios], que alguien

realiza siguiendo un determinado orden cronológico)

b. Descripción (describir es pintar con palabras. Una descripción consiste en una

representación de los rasgos característicos de una realidad [un objeto, una persona, un

lugar…], realizada para que el interlocutor pueda “verla” en su imaginación).

c. Diálogo (consiste en la reproducción de las palabras o pensamientos de varias personas

[reales o inventadas] que hablan unas con otras)

d. Exposición (presentación, ordenada, de una serie de ideas sobre un tema, con la finalidad

de que el interlocutor las conozca y comprenda)

e. Argumentación (defensa de una opinión determinada, mediante la presentación de pruebas

y razones, con el objetivo de convencer al interlocutor).

3. Narración, descripción, diálogo, exposición y argumentación son las formas de discurso

fundamentales, las que empleamos normalmente en nuestra comunicación diaria.

LA NARRACIÓN.

1. Narrar es contar, de manera secuenciada, una serie de acciones realizadas por unos personajes en

un lugar y a lo largo de un tiempo determinado.

a. Estas acciones, así como los personajes que las realizan y el lugar donde se encuentran,

pueden ser reales o inventadas. Y esto no afecta al carácter de la narración, porque (en

cualquier caso) lo que pretende el autor de un relato es que, quien lo escucha (o lee)

pueda “ver” con su imaginación los sucesos que le está contando.

b. Nuestras comunicaciones cotidianas están llenas de narraciones.

2. Elementos de la narración.

a. Todas las comunicaciones narrativas tienen una serie de elementos en común, que son los

que hacen de ellas textos narrativos. Elementos de los textos narrativos:

i. Personajes

ii. Acciones (realizadas por cada personaje)

iii. Tiempo (las distintas acciones que realizan los personajes no suceden todas a la

vez, sino que transcurre 1 tiempo [poco o mucho] entre la primera y la última).

iv. Espacio (los hechos ocurren siempre en algún lugar. A lo largo de la narración los

personajes pueden desplazarse, moverse, a distintos sitios, con lo que el espacio

cambia).

1
v. Narrador (en todo texto narrativo hay, necesariamente, alguien que contempla

los hechos que suceden y que nos lo cuenta de 1 manera ordenada; a veces,

incluso comenta y juzga lo que ocurre).

 LA ACCIÓN NARRATIVA.

1. En todo texto narrativo se cuenta una historia (= serie de acontecimientos que están relacionados

entre sí y que han sucedido en un momento determinado).

2. Una misma historia puede ser contada de formas muy distintas y, por lo tanto, puede dar lugar a

narraciones diferentes. Lo que cambia es la estructura de la acción narrativa (= peculiar manera en la

que, en un relato concreto, se han organizado los acontecimientos que constituyen la historia).

3. En un relato, la acción está constituida por episodios.

4. El orden en el que los episodios se presenten depende de qué pretenda decirnos el autor con su relato,

es decir, del sentido del texto.

a. Pero siempre es posible distinguir (al menos) una situación inicial y una situación final. Los

sucesos que ocurren y los actos que realizan los personajes son los que hacen pasar de la una

a la otra.

b. A este esquema básico (situación inicial-actos de los personajes-situación final) corresponde

un tipo de estructura habitual en muchos relatos:

i. Planteamiento (se cuenta quiénes son los personajes; a veces, dónde y cuándo sucede

la historia; y cuál es el problema o conflicto que les afecta).

ii. Nudo (se desarrolla el conflicto narrando todo lo que los protagonistas hacen para

alcanzar sus propósitos o resolver su problema. En los relatos largos suele ser la

parte más extensa. Está formado por múltiples episodios que se van encadenando).

iii. Desenlace (episodio final. Se narra cuál es el resultado final, es decir, si el personaje

alcanza o no lo que se proponía).

c. No todos los textos narrativos se ajustan a este esquema:

i. en algunos casos no hay ninguna presentación y, entonces, el relato comienza

directamente “en la mitad del asunto” (narración “in medias res”).

ii. A veces, se comienza directamente por la situación final, para contar más tarde qué

es lo que ha llevado a ese desenlace (narración “in extremas res”).

iii. En otras ocasiones, el autor prefiere no contarnos cuál es el desenlace de la historia,

dejando que sea el lector el que se imagine cómo termina (narración de final abierto).

 EL NARRADOR.

1. El narrador es un elemento estructural de una narración, que consiste en la ‘mirada’ que contempla los

hechos narrados y la ‘voz’ que los cuenta.

2. No hay que olvidar nunca que autor y narrador no son lo mismo.

3. Es el autor quien decide quién va a ser el narrador de su relato y qué características va a tener.

2
a. Estas características constituyen el punto de vista de la narración, que viene definido por

distintos factores:

i. Participación del narrador en la historia.

1. La voz que narra la historia puede ser:

a. la voz de uno de los personajes que intervienen en ella (= narrador

interno):

i. el autor construye el relato fingiendo que la historia la

cuenta uno de los participantes

1. lo más frecuente es que el narrador interno coincida

con el protagonista.

2. Y como es el propio personaje el que habla de sí

mismo y de lo que le pasó predominan las formas

verbales y los pronombres en 1ª persona.

3. Este tipo de relato se lo conoce con el nombre de

narración en primera persona.

ii. En otras ocasiones, el narrador no coincide con el personaje

principal, sino con un personaje secundario, que da cuenta de

lo que el protagonista hace. Es el narrador testigo.

b. La voz de alguien que (sin haber participado en los hechos) los conoce

por alguna razón (= narrador externo).

i. Un narrador externo relata los acontecimientos ‘desde

fuera’ (conoce los hechos que sucedieron y a los que

intervinieron en ellos, pero él no participó, sólo cuenta la

historia).

ii. No suele hacer referencia a sí mismo.

iii. Se trata, siempre, de relatos con narración en 3ª persona.

ii. El narrador conoce la historia

1. Otra característica importante del narrador es el grado de conocimiento que

tiene de los hechos que está contando.

2. Hay dos tipos fundamentales de narrador:

a. Narrador omnisciente

i. Conoce todos los aspectos y detalles del mundo que crea con

su relato (lo que piensan todos los personajes, sus

intenciones, su historia anterior, lo que va a pasar con ellos

después…)

ii. Podemos compararlo con una especie de “dios” que todo lo

sabe y que puede desplazarse a voluntad de un sitio a otro,

3
de un tiempo a otro, para contarnos lo que pasa en cada

momento.

b. Narrador objetivista

i. Solo muestra lo que los personajes hacen o dicen, pero nunca

lo que piensan ni por qué actúan de tal o cual manera.

ii. Tampoco da (en ningún momento) información adicional que

nos explique su comportamiento.

iii. Este tipo de narrador funciona como si fuera una cámara de

cine.

iii. El tiempo del narrador.

1. Hay que considerar, también, cuándo cuenta el narrador los hechos.

a. Lo habitual es que el narrador relate historias que (supuestamente)

han sucedido con anterioridad (= narraciones en pasado).

b. Pero también existen narraciones en presente (se supone que los

acontecimientos están sucediendo justo en el momento en el que el

narrador los cuenta; p.ej., las retransmisiones deportivas por radio y

televisión)

c. Más raras son las narraciones en futuro (el narrador cuenta los

hechos como si aún no hubieran sucedido).

iv. El narrador también opina.

1. Normalmente, el narrador se limita a contar lo que los personajes hacen o

dicen, de forma que el sentido de la historia y la valoración que haya que

hacer de ella queda a juicio del lector, que será quien decida si las acciones de

los personajes le parecen buenas o malas. Se dice entonces que el narrador es

objetivo.

2. Pero, en otros relatos, podemos encontrarnos con que el narrador interviene

de alguna manera, a veces cortando el hilo del relato (para valorar y juzgar los

hechos y dar su propia opinión). Este tipo de narrador pretende dirigir la

interpretación del lector en un determinado sentido. Es un narrador subjetivo.

 LOS PERSONAJES.

 Los acontecimientos que el narrador relata suelen ser acciones que realizan uno o varios

personajes.

 No hay que confundir personaje con persona:

 Un personaje es cualquier entidad que (de manera voluntaria o accidental) lleva a cabo acciones

que hacen que el argumento progrese. Pero no tiene que ser (necesariamente) una persona; así,

un animal, o incluso un objeto, pueden hacer que en la narración se pase de una situación inicial

a otra nueva.

4
 Tipos de personajes:

1) Protagonista

 personaje al que se refiere la acción narrativa en su conjunto, de forma que lo

que hace, o lo que le sucede, es lo que centra el interés del narrador.

 En muchos relatos el protagonista es alguien que pretende conseguir alguna

cosa o resolver algún problema.

2) Antagonista

 Es el personaje que se opone a las acciones del protagonista e intenta que no

consiga su propósito.

3) Personajes secundarios

 Son el resto de los personajes que intervienen en la historia acompañando al

protagonista (y al antagonista) y participando en la acción.

 Lo que importa de los personajes es el sentido de su participación en la historia. Debes plantearte

siempre por qué aparecen y para qué sirven dentro del relato, es decir, qué función desempeñan en

relación con el tema que el autor quiere tratar.

 Caracterización del personaje:

 Cada personaje es una creación del autor. Aunque estén más o menos basados

en alguna persona real, el escritor construye a su personaje a lo largo del

relato, y va descubriéndonos quién es, cómo es y qué rasgos son los que lo

caracterizan.

 En este proceso de construcción y caracterización del personaje, el autor se

vale (fundamentalmente) de tres recursos:

1) La descripción (unas veces al comienzo del texto, otras veces poco a poco,

mientras el relato avanza, el autor utiliza descripciones físicas y

psicológicas para retratar al personaje y que podamos representárnoslo en

nuestra imaginación).

2) Las acciones (lo que el personaje hace en cada momento, su comportamiento

y sus reacciones nos ofrecen también una información fundamental de cómo

es).

3) El diálogo (los rasgos característicos de un personaje aparecen también en

sus palabras: lo que dice en sus conversaciones con otros nos revela sus

ideas e intenciones).

 EL TIEMPO NARRATIVO.

 De una manera u otra, el tiempo está siempre presente en

una narración.

5
 Las acciones que realicen los personajes no pueden transcurrir

todas en el mismo momento: necesariamente se producen unas después de otras, formando una sucesión.

 Para analizar el tiempo narrativo debes tener en cuenta cuál es el

tiempo de la historia y cómo es el tiempo del discurso (o de la narración), pero siempre hay que estar pendiente de

las indicaciones que vaya haciendo el autor en cada momento. Subraya y anota siempre todas las expresiones que

signifiquen tiempo.

1) Tiempo de la historia

a) ¿Cuándo suceden los hechos?

 Es frecuente que el narrador haga alguna indicación (más o

menos concreta) de la época o del momento.

 En otros casos, el lector puede deducir la época a partir de

cómo son los personajes, cómo visten…

 Pero también puede suceder que no haya ninguna referencia a

ello, porque se quiere que el relato tenga una validez universal.

b) ¿Cuánto dura cada uno de los hechos y la historia en su conjunto?

 Se trata de establecer la cronología de los acontecimientos.

2) Tiempo del discurso

a) ¿En qué orden se han relatado los hechos?

I. Narración lineal (los hechos se cuentan en el mismo orden en que

sucedieron).

II. Narración no lineal (el narrador también puede alterar el orden

de la historia mediante diferentes técnicas):

 Comienzo “in medias res” (a veces la historia comienza por

la mitad del asunto)

 Comienzo “in extremas res” (la historia comienza por el

final)

 Si el narrador lo considera oportuno (para explicarle algo

al lector), puede insertar en un determinado momento de

la historia hechos distintos:

a) Retrospección o flash-back (hechos sucedidos antes

de la historia que se cuenta)

b) Prospección o flash-forward (hechos que sucederán

más tarde la historia que se cuenta)

c) Simultaneidad (hechos que están ocurriendo al mismo

tiempo en otro lugar)

b) ¿Cómo es el ritmo de la narración?

6
a. Relatos de ritmo rápido (se cuentan muchos acontecimientos en

poco espacio: el narrador resume lo que pasa, en incluso da saltos en

el tiempo y deja de contar lo sucedido en un período, por no

considerarlo importante).

b. Relatos de ritmo lento (se cuentan hechos que han durado en

realidad poco, pero el narrador alarga su discurso narrándolos con

mucho detalle e insertando descripciones, reflexiones o

explicaciones).

 EL ESPACIO NARRATIVO.

 El espacio narrativo está constituido por el conjunto de

referencias que el narrador hace al lugar (o lugares) donde suceden los hechos.

 Respecto al espacio, hay que tener en cuenta algunas

aspectos:

 ¿El espacio es único o variable?

a. Hay relatos en los que las acciones suceden siempre en el mismo

sitio, en un espacio único.

b. En otros relatos algunas acciones ocurren en un lugar y otras en

otro lugar diferente. Anota estos cambios, si los hay.

 ¿El espacio está sólo indicado o descrito por extenso?

a. Unos espacios pueden estar solo indicados

b. En otras ocasiones, el espacio puede estar descrito por extenso.

 ¿El espacio contribuye al relato?

a. Sobre todo cuando está descrito, el espacio narrativo contribuye

al relato creando un determinado ambiente. Nunca olvides precisar

cómo es ese ambiente y qué sensación produce en el lector.