Está en la página 1de 90

Letifer Littera

Est opus occultum veri sophi aperire terram ut


germinet pro populo suo.
1
Futuros Clásicos.

De Ojos Café.
2
Alabado sea el más sagrado.
Bondadoso y misericordioso.

Alabado sea el que es justo, sabio eternamente y muy alabado que decidió concederle al mundo para
olvidar el dolor de las penas la belleza y la dulzura de una mujer, a quien hizo rostro de su amor por todas las
criaturas y ejemplo vivo de la astucia del demonio.

Edgar Elías.

Lis.

Graciosa niña y gran mujer. Que el altísimo tenga piedad de esta infiel.

Nació un día claro de esos que hay pocos en febrero. Le temblaba el mentón cuando hacía frío y se
acurrucaba sobre el pecho de su madre para dormir.
Se hizo la alegría de su casa y por don del misericordioso y bondadoso señor, bella y feliz.
3
Descubrió a tierna edad la magia simpática de la brisa de noviembre, se despertó muchas veces con
el suave beso del sol en sus mejías.
Era tan traviesa como toda niña a la que por bella se le perdona todo.
Seguía a los gorriones entre las flores y alguna vez una abeja que cuidaba su panal sin darse cuenta
era observada por dos ojos color café.
Rompió a los quince el corazón de algún sentimental y un día al despertar se dio cuenta que era la
novia del amor y sus labios tenían la dulzura de un tibio beso, era hora de los vestidos, las sonrisas, los
corazones de San Valentín, los suspiros y las ilusiones.

A los diecinueve usaba un corazón partido pegado con cinta adhesiva y ataviado con esa vieja y
gastada frase: “Todos son iguales”

Lloró sobre su almohada y pidió a la luna, consejera en el amor, que le concediera lo que a toda
joven que desea amar sin miedo.
Sin anhelar más a un príncipe azul dejó de ser la niña que se va a la cama con un cuento feliz.
Era la edad de los besos apasionados.

¿Qué será del que guiado por un corazón necio se interna en las sendas de infinita sabiduría del que
todo lo puede y crea lleno de perfección, gracia y encanto?
¿Acaso un tibio beso, una suave caricia y dos palabras tiernas bastarán para derrumbar los muros de
la fortaleza que un corazón herido elije para guarecerse en busca de fuerza y salud?
Bendito sea el muy clemente.

Fue ella capaz de hacer esta historia con miradas y sonrisas.

Porque la sabiduría es del altísimo y él es misericordioso, él ha hecho a los hombres sabios y rectos
del mundo y a las mujeres de corazón limpio, de mirada dulce dueñas y artífices de grandes vidas.
Pobres los insensatos inseguros de la bondad del todopoderoso, para ellos sólo habrá polvo seco en
los caminos y árboles secos en los patios, pozos secos en las casas y miradas frías por doquier.
Síganlo los fuertes y serán invencibles, búsquenlo los débiles y se harán fuertes.

Debe el que ama estar seguro que su dolor tendrá nombre.

Peregrino en los caminos de la tierra, de viaje, con la juventud a cuestas, confundido, perdido,
enamorado del viento y de las caricias de la soledad.
Un espíritu rebelde por consejero y un amante corazón por compañero de viaje.
La mirada tatuada con la imagen de ojos cafés.

Amor eterno ha de ser pues no le pertenece a nadie, no es de nadie, es libre, es de quien amar quiera.

Alabado sea el misericordioso.


Todo poderoso es, ensalzado sea.

El que permitió un día a dos ojos inquietos por ver la tierra entera descansar en la gracia de sus
criaturas y encontrar en una de ellas la manera de alabarle por su perfecta gracia.
Feliz el hombre que busca la sabiduría en la palabra del que habita en lo alto y encuentra en una bella
mujer a quien amar, pues sus ideas tomarán forma, cuerpo y rostro.
Feliz el hombre que ama a quien es digna. Pues bendito es por el altísimo el amor honesto.
Bendice al todo poderoso y sobre eso misericordioso, porque te da las pruebas para mostrarte fiel
ante sus designios.

Rebelde es el río que por su fuerza incontenible se salta el dique y se desparrama por el valle a sus
anchas sin entender que toda su fuerza proviene de lo alto y que su libertinaje cesará junto con la lluvia. En
tanto sea fiel, el misericordioso verá su capricho; -Vuelve a su sitio tus aguas, le dirá y él buscará su cauce
manso y discreto y seguirá hacia el mar pues de allá vino.

4
El hombre que busca saciar su sed de conocimiento desea saberlo todo, cede a su pasión, pero el de
lo alto que es sabio y tiene piedad por sus fieles ve siempre.
Para saber mucho es preciso empezar a saber poco.
Para entender mucho debes primero entender poco.

Entonces lo importante de hacer un viaje es aceptar que se debe regresar.

Pero se regresa con una nueva concepción del mundo, una visión distinta de la realidad, se entiende
más sobre sí mismo.

Amante corazón que buscas el horizonte enamorado de la vida y la libertad. Cuídate del dolor de
volver a tu casa y no tener ya quien escuche tus canciones y dulces poemas. ¡Ay del río! si desobediente sigue
vagando por el valle y al volver encuentra que han desviado su ruta.
Cuídate tú de la locura si estás de vuelta y descubres que quien amabas ha ido ya con el altísimo.

No hay justicia, ni misericordia sino en el altísimo.


Alabado sea.

Ella que amaba las gotas de lluvia y los rayos de sol.

Una noche de briza fresca y el cielo estrellado su corazón dejó de amar a las flores, sus labios
dejaron de desear un beso tibio y sus mejillas se apartaron de la ventana.
Todo vuelve a su lugar. Tuvimos los hombres una estrella del cielo entre nosotros traída por la mano
sagrada del muy amado y por su gracia y misericordia hecha mujer.
Sólo quien es dueño puede tomar con justicia lo que le pertenece.

No hay justicia, ni misericordia sino en el altísimo.


Alabado sea.

Puso los pies en el suelo patrio (Bendito sea el compasivo) y se sintió en casa aquel que siempre
volvía.

Un hombre puede perder todas las riquezas que tiene y con esfuerzo puede tenerlas de nuevo.
Pero no recuperará el tiempo que pierde.
Grave falta es pues no tener en aprecio los dones del que todo lo da y todo lo agradece.

Las flores le vieron venir y se preguntaban por una respuesta.


El habló de quien amaba.
-No puede amarte, dijeron ellas. –Debes irte.
Fue entonces con el viento de noviembre.
-Ambos sufrimos por ella, dijo el viento.
Fue entonces con la luna.
-¿Porqué sufres? preguntó la luna. –No la confundas más con tu aflicción.
-No entiendo, dijo él.
-Ella ahora es de la casa del que nos reúne.
-Sólo el señor, dueño de lo que es secreto y amo de la conciencia del hombre, puede amarla más que
yo.

Bendito sea el infalible maestro. Porque hará sabio a quien le busque.

5
Bendito sea el muy glorioso. Pues de él es quien merece y descansa en lo eterno y no recibe sino
misericordia y bondad quien ruega a él.
Bendito sea el muy justo, vendito y ensalzado sea; eterno y todo poderoso.

Un Viaje Poco Común.


6
Elías Salvatierra.

Yo compré una casita, invité entonces a mi novia para que viniera a visitarme y decidí que le daría la
sorpresa.
- ¿Y para que querés eso? ¿A vos no se te quita lo pat’e chucho verda’? Bien me dijo tu mamá que no
te estabas quieto. Mejor… sabés una cosa, agarrá esa tu casa de campaña y te me vas mucho a la quinta m…
(Me reservo el uso de la palabra) con todos tus amigos y esas mujeres salidas que andan con ustedes.
Y me dejó tan sorprendido su actitud que sólo acerté a preguntarle. - ¿Y por dónde es que se llega?

A quienes nos han enviado a buscar la misma dirección.

- Pues bueno, dije yo, - soy un hombre que toma los riesgos, que no se deja intimidar por lo
desconocido y que ama la aventura.
Doblé mi casita, empaqueté equipo de sobrevivencia, me amarré las botas y de salida logré llevarme
un libro de mapas que estaba sobre mi escritorio. Pero como también soy un tipo con suerte, en aquellos días
me comunicaba frecuentemente con una señorita de bonita sonrisa y que según se decía por los alrededores
estaba pero… “qué se entiende” y que me ayudaba con eso de la inspiración. Bueno, pues digo que me puse
en contacto inmediatamente con la chica y le pregunté si por casualidad no estaba enterada de cómo se daba
con la dirección esa, “la quinta m…”

7
- No pues la verdad yo no he ido para allá, pero fijate que ya la hiciste porque ahorita acabo yo de
remitir a un tipo justo para el mismo lugar, de repente y si se encuentran en el camino se ayudan. – Pues tiene
razón, dije yo.

Me subí al camino a pie y busqué el sur. No sé porqué pero siempre he ido al sur cuando no tengo
una ruta clara.
En los mapas no aparecía el sitio que yo buscaba, tampoco encontré información en la Internet.
Pero confiaba en hacer amistad con grupos o alguien que anduviera en busca de ese destino.

Caminé sin rumbo fijo, preguntaba a quienes creía que podían darme información, pero parecía que
nadie tomaba en serio mi búsqueda y muchos terminaban mandándome hacia el mismo lugar sin decirme
dónde quedaba.

-¡‘Ta… está canijo! Dije yo, después de andar casi tres días caminando sin rumbo fijo. Pero se me
alumbró el foco. Corté una camisa blanca que llevaba en el equipaje y la amarré de banderita en la mochila
con una foto de mi asesora de viajes, la súper “ex” del cuate que me fue recomendado. Bueno el mensaje
decía:
“Viajo hacia la Quinta M… si alguien conoce a Wendy y por andar de califa lo mandaron hacia el mismo
sitio que a mí, vámonos juntos”
No tardó en aparecer un chavo bien pilas, buena onda que dijo conocer a la chica de la foto y que…
pues que se había perdido en “la ruta” y estaba interesado en viajar con un grupo para tener compañía y un
viaje más interesante también. –Pues compañero, le dije yo, vámonos cooperando para las boquitas y un par
de cervatanazos porque hoy habrá fiesta.
Para la tarde del tercer día habíamos juntado a veinte gentes más con destino a la Quinta m… Entre
ellos había hombres y mujeres.
En esos grupos donde une la misma causa todo es muy fraternal, hay mucha identificación y
solidaridad.
Al anochecer todos concluimos conque habíamos llegado hasta la Quinta m… Era un lugar un poco
extraño, árboles, un espacio un poco trillado, había evidencia de que mucha gente llegaba por ahí y no
precisamente a descansar en paz. Yo me paré en mitad del círculo de viajeros y dije:
-Señores esta noche será una gran noche, nos hemos reunido acá porque creemos estar finalmente en
el sitio al que nos enviaron desde tan lejos. Hemos andado perdidos durante mucho tiempo y es hoy que henos
aquí, todos juntos, bajo el mismo cielo estrellado y con tres, cuatro y más días sin nada de nada porque nos
dieron cortinas. Será hoy entonces el día en que podrán verse más globitos de los que vimos en parvulitos. La
noche será nuestra, estamos tablas, una y uno para cadi’ quien y estamos prendidos, a disfrutaaaaaaaarrrrr
seeeerooootees.

Y al grito de guerra, todos destaparon sus botellas de ron y alguien empezó a tocar tambores, se
sentía vibrar la tierra y las chicas empezaron a buscar parejas y no precisamente para bailar. Yo
inmediatamente le prendí fuego a mis cabezas y empecé a girar. Era un estruendo, era tal la gritería y el
escándalo que no se notaba mucho la ausencia de algunos cuantos que discretamente se habían escapado ya
del grupo y estaban detrás de algún árbol recuperando el tiempo perdido. Por cierto yo no supe qué fue del
chavo con el que me habían recomendado viajar. Pero seguramente no tenía las manos ocupadas tocando
tambores.
Una hora después cada árbol tenía dueño y era realmente difícil encontrar un sitio libre para eso que
ya dije no se trataba exactamente de quedarse quieto.

Era realmente como me lo habían descrito antes en algún libro. “Es un valle de fuego, gemidos y
rechinar de dientes”.
Hasta corta creo que se quedo esa descripción. De cualquier sitio salían quejidos, gemidos y se
escuchaba el rechinar de los dientes. Lo curioso es que no había arrepentimiento en el tono de ninguna queja y
mucho menos en las de tono femenino.

Para ese tipo de libertinaje no soy bueno, - mejor me voy pa’la casa, dije yo. Pero ya no me dio
tiempo. Y terminé detrás de un árbol dándome cuenta de porqué era que algunas chicas hasta gritaban.
-¡’Ta, esto ta’wueno! dije yo, - ya no me quiero ir pa’la casa.
8
Uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuhahay.

Aaaaaaaa. Mmmmmmm. Aaaaaaay.

–¡‘..ta me están hartando las hormigas!


Siiiiii. ------------- --------------- --------------
¡D’ia montón no mucha!

-Con que así se estaba en la Quinta m…

Al día siguiente entre palabrotas, tabaco y recuerdos de princesas nos estábamos quitando lo crudo
con unos cuates y hablábamos de porqué era que nos habían cortado.
-A mí no me cortaron tan feo, no más me dijeron que ya nada de nada, y como ya había estado antes
por acá sabía bien para donde agarrar. –Dijo uno.
-Que bueno es tener experiencia ve. – Pensé yo.
- Vieran visto a mí muchá, dijo otro. -Sólo chulo no me dijo. Esa mujer era una fiera. Nomás porque
me agarró con su hermana en la sala. ‘Ta, yo qué culpa tengo mano si son gemelas.
-Se voló a las dos el gran cabrón. –Me dije yo, entre mí verdad.
-¿Y a uste’ mano cómo fue que le recomendaron este lugar?
-A pues a mí la verda’ es que más bien me la recomentaron. Es que ella me dijo que yo soy muy vago
y que no pienso nada formal. Pero estaba tan cabreada que me mando hasta acá. Además ella era de
Guatemala.
-¿Y qué ..’tas tiene que ver que sea de Guate mano? –¡No, no, no, por favor! ¡guarde ese machete!
Pasa que a las de Guate yo no les caigo muy bien.
Yo mucha, yo que soy más chapín que la tortilla tostada, más guatemalteco que el ave símbolo. Que
estoy mejor que los jocotes tiernos y las naranjas con pepitoria. No me pelan.
A mí que me sigue el fuego más que a una raja de ocote, que no conozco cosa más rica que decir “A
la gran puta” cuando me pego en un dedo.
Yo que soy casi patrimonio nacional muchá, no más porque las torrejas y los tamales no hablan sino
ya me hubieran nominado. Yo que soy más autóctono que un chicote de madrecacao.
Que llevo en las venas pura chela nacional y guaro de barranco, fumo tabaco zacapaneco y cuando
tengo “sequía” agarro una cubetada de agua del pozo. Yo que no juego ni sé nada de futbol, pero a la hora del
partido ahí estoy esperando que gane la sele para ver si vamos al mundial.
A mi muchá, no me pelan las de aquí, ni porque soy más ardiente que la leña de nance. Más fuerte
que un chiltepe y que he volado más que cualquier zompopo de mayo.
Yo que tengo más historias que contar que el sombrerón y el sisimite juntos.
Yo que no me awevo ni enfrente del cadejo y que no he sido traido de la llorona no más porque es
chapina y no me pela.
No muchá, no es justo que yo siendo más criollo que un banano de San Luís, que soy más aventado
que un hondazo y que tengo más casaca que un vendedor de vajilla se me quiera negar el derecho a un
heredero orgullosamente nacional, las chapinas me han despreciado bien feo. Ta’ bien, ta’ bien. Pero no me
awevo.

-Pobrecito.
-Nada que pobrecito, bien jodido estoy.
-Oiga mano y si no es mucha indiscreción. ¿cómo le hace usted para…?
-Pues no le digo que no más para las chapinas fue que salí torcido.
-O sea que no le toca con las de por acá verdad.
-Con usted platico.
-Pero anoche no le fue tan mal.
-Hombre pero es que lo que yo quiero es una novia. ¿Acaso no entiende?
U-n-a n-o-v-i-a. Para enamorarme de ella, para quererla mucho y no tener que estar al día siguiente
adivinando cómo se llamaba la que durmió conmigo.
9
-¿A pues entonces lo que vos querés es casarte pues?
-¿Acaso tengo cara de suicida o de terrorista, tan loco creés que estoy para hacer algo así? Claro que
no quiero casarme.

Y entre murmuraciones yo logré escuchar:


-¿Ya se dieron cuenta que es bien raro? Por eso es que no lo topan las de Guate.
Finalmente alguien me dijo.
-Vos… este… mirá, no te mandamos a la Quinta m… nosotros también sólo porque ya estás aquí.

Y nomás conocí la Quinta m… y me di cuenta de que en Guate no voy a encontrar novia, decidí
entonces que de hoy en adelante todos los días quiero que me manden a donde ellas quieran y si sólo las
chapinas me la saben mentar tan diawevo. Desde hoy se van a tener que ir aprendiendo o inventando unas
nuevas mentadas y otras buenas tapas, porque ya estoy en Guate y vine para rato.

Un Viaje Poco Común II

10
El Caballero Amarillo.

Elías Salvatierra.

Hay que chupar hasta caer.


Porque no es de un caballero chupar tirado en el suelo.

Como en esta parte se tratará más o menos sobre asuntos de caballeros, pues encontré propia una
bienvenida con eso que se oye decir en los círculos en que normalmente se mueven los pocos que aún
“existimos”

Yo he oído de Sir Gadwin y el caballero verde.


11
Del caballero de negro.
Del caballero sin cabeza.
De todo puedo decir, pero no sé cómo me tomarían ustedes si yo me atreviera a decir algo sobre. “El
caballero amarillo” Pues bueno siempre he dicho yo que un caballo no debe tener personalidad, porque no es
persona, debería tener su propia caballosidad. Pero todos se ríen de mí cuando expongo el argumento. Quizá
sea muy corto. Pero no hablemos de eso ahora.
Hablemos de caballeros. Realmente yo apenas si he tenido la oportunidad de conocerlos en la tele o
me los imagino de acuerdo a lo que dicen los libros. Pero no he tenido la oportunidad de ver uno frente a
frente.
Ahora bien contaré algo muy curioso que me ha sabido pasar sólo a mí, creo…

Amadle sin esperar que ella os ame. Y no esperéis que responda a vuestros mensajes.

Y como vengo a ser yo el caballero quien sufre todo lo peor relatado en esta historia, quiero decir que
no me da ni tantita pena. Pues claro, es poco común que un escritor revele su identidad cuando se trata de algo
tan bochornoso, por lo general le tiran el muerto a otro pobre, “un amigo mío” “érase una vez un pobre
hombre” “se llamaba” y de todo dicen, para no decir “Me sucedió a mí precisamente” pero no me consideró
cobarde así que aceptaré humildemente los hechos.

Resulta que después de uno de mis viajes a una ciudad lejana yo regresaba a mi país un tanto
emocionado con la idea de conocer a alguna niña interesante sobre quien escribir algunas cosas. En mi país
las niñas suelen ser muy lindas, atractivas y todas tienen de dieciocho años en adelante. Pues nada peor que
ser demandado ante un juzgado por una madre furiosa y una hija menor de edad que sabe reconocer el rostro
del que será padre del niño que espera.
Yo adopté el lema de vida de algunos experimentados, “caballeros” ellos siempre se ocuparon de que
yo tuviera la mejor instrucción y me transmitieron su sabiduría en eminentísimas frases.
12
Si vas a la farmacia, que sea a comprar un paquete de condones y no uno de pañales.
Odiá los biberones como odiás a los Temerarios o a Capaz de la Sierra.
Cuando sintás que ya no amás a una mujer será el momento justo para pedirle que se case con vos.

Enseñanzas que dejan ver la sabiduría de los maestros tan finos que me formaron para las hazañas, la
aventura, la batalla ardua y todas esas cosas propias de una épica vida.
Bueno como decía antes; yo estaba caminando las calles de mi pueblo en busca de una bella dama,
dispuesta a ofrecer su mano para que mis labios la besaran. Una dama con el porte de señora y el cuerpo de
princesa, pero resulta que me topé con Lady W. Y no crean ustedes que fue ella poco dotada por la naturaleza
no más porque lo diga así como falto de entusiasmo, para nada. Debo aclarar que lo digo como quien se
refiere a alguien que le fue causa de desvelos y dolores de cabeza sobre el escritorio. Tienen que saber
primero mi historia y luego de conocer un poco sobre lo que me aconteció tienen derecho a juzgar por propia
cuenta.
Hubo todo lo que puede contarse en una gran historia, es sólo que yo nunca supe contar todo eso.
De ella siempre tuve lo que todo caballero de la edad media tuvo de su dama predilecta. Es
sólo que yo no soy un caballero medieval exactamente.
Me ignoraba hasta el cansancio, era dueño de su sonrisa sólo cuando me daba contra un poste de
electricidad por ir viéndola en la calle como un bobo, etc, etc y etc.
Pero siempre me sentí honrado por los dioses al poder recrear mis ojos sobre una criatura de tan
exquisita belleza. Con ese paso sobre el suelo que más parecía que andaba en el aire, sin así desearlo creo era
ella tan atractiva al caminar. Parecía barquito en el mar.

Pero en fin, ¿a qué más puede aspirar un caballero? Sino más que a admirar a la dama que adora y a
odiar al príncipe bellamente idiota al que ella ama.

De todo escribe el muy amado en la leyenda de cada ser, y sólo el caballero que anda sin compañía
por su historia personal reconoce el riesgo de perderse en la mirada de dos ojos como los de Lady W.
Así que yo siempre hice la reverencia ante tan digna señora y tan esbelta princesa, pero como un
caballero solitario, sin corte y sin dote para su señor por la mujer dueña de su almohada, que como única
herencia había obtenido el derecho de ser libre y por más preciada posesión contemplaba una pesada carga
para mi espalda en los caminos que el muy justo hizo para que anduvieran mis pies, tenía que apretar las
mandíbulas bajo el yelmo de mi armadura, endurecida y pulida por el filo de la espada en las batallas por el
honor, mientras que todo sapo convertido en príncipe tenía más derecho sobre la cintura de la lady que el que
me daban a mí las batallas a campo abierto, mi vida de peregrino y mis búsquedas del grial.
Pero jamás fui más allá del deber de todo caballero que se precie. Así que seguí el código del Rey
Arturo, el que fue y será. Obligado por mi palabra a proteger a las damas y las princesas antes que a mí
mismo y morir a sus pies defendiendo su honor. Pero ¡oh clementísimo! ¿Porqué tú que lo
creaste todo con gracia admirable y con perfección infinita para tu santa gloria? ¿Cómo fue que metiste la
pata o señor y creaste también a esa mujer?
Pues ni con toda la gracia de tu mano y el arte que te empeñaste en usar para tu santa obra, ni con
todas las estrellas del firmamento, ni con nada de lo que existe y no aún, podrás superar a esa criatura.
Corrían los primeros meses de un año que ya pasó. Digo que corrían porque de verdad que nunca
había visto que el presupuesto se agotara tan rápidamente. El tiempo nos engullía, era como si el remolino del
inodoro se saliera de casa y nos tragara a todos llevándonos hacia allá donde deberíamos mandar a todos los
diputados del congreso.
El calor de los meses de verano me apretaba la garganta hasta hacerme hablar árabe y ya se me
estaba ocurriendo predicar del Islam por las calles mientras caminaba con un turbante en la cabeza.
Pero que importaba, creía sentirme feliz.
Siempre se tenían suficientes fiestas donde intentar olvidarse del sobrecalentamiento global pasando
a un calentamiento de esos que provoca la segregación de torrentes hormonales alterados y enloquecidos por
el alcohol.
Mientras tanto en una esquina desordenada, como debe estar toda esquina en la habitación de un ser
como yo, se encontraba un bote con bolas de papel. No lograba la idea.
Es que las ideas corrían de un lado a otro, lejos de mí, como si las hubiera encontrado en un cuarto de
baño como chicas desnudas.
13
Cuando yo prensaba mis dedos flacos sobre su madera; creía ver al lápiz haciendo esa expresión
desgraciada que hacen las niñas bonitas de quince cuando su mamá les dice que cuelguen el teléfono; hagan la
tarea y se pongan a lavar los platos.
No lograba dominar mis cadenas y en una práctica de artes marciales casi me corto el cuello con un
sable samurai. Tenía casi un año sin volar una delta, tomaba y fumaba como un desahuciado y me levantaba
todos los días a desayunarme con lo mismo que tenía para cocinar; usando todo tipo de químicos para no
sentir el sabor de bagazo podrido que tiene la comida rápida, mientras tanto el yogurt ya me había caído hasta
los dos wevos. Quería aventarme unas tortillas de verdad, de postre fumarme un cigarrillo y soplar sobre la
taza de un buen café cobanero.
Un día cualquiera me harté de ponerle media libra de ablandador a la carne que decían era de vaca
pero que yo estaba seguro que sería algún pedazo de llanta de tractor descompuesto que habrían encontrado
tirado saber en el pastizal de que potrero y por eso la habían subido al camión confundidos simplemente.
¡Maldita sea! -Dije yo. Agarré los saborizantes, el bote de café instantáneo y los tiré al piso como
niño en berrinche por su dulce: -Son babosadas muchá, regreso al rato voy a Guate.
Me subí la mochila y me sentí tan bien de ya no tener que decir que el tricolor juega buen futbol y
que Rafa Marques la había armado en Europa.

Llegué a casa de nuevo y el corazón se me puso más verde y más grande que todo el Petén, se me
llenaron lo pulmones de puro aire. Y empecé a ver mujeres bonitas lavando en la orilla de los ríos.
Sentía la sangre que quería reventarme las venas con más fuerza que la de todo el Usumacinta y
quería meterme a la barriga toda una camionada de cerveza nacional, esa cerveza que hay que ver que es
buena pero de nacional sólo tiene el mejor consumo, luego el precio viene siendo de producto importado y
parece que la traen a mecapal porque la venden carísima.
Luego de unos días festejando con los cuates, me encontré un día de nuevo restablecido y dispuesto
a agarrar camino. Pero algo que resultó tener nombre y usar falda, me dijo: –Please stay here, don’t you need
to go far away.
Pues me quedé otros días. Pero luego cuando ya estaba listo para irme de nuevo, dieciséis
compañeros aparecieron y dijeron al mismo tiempo. “Escuela de Turismo” Y eso es un conjuro mágico que
me detiene donde sea. Así que me puse a estudiar.
Un día de tantos, de esos mismos en los que uno regresa tempranito, bien preocupado por saber cómo
o mejor dicho con quién está la novia, me esperaba ella tan linda, siempre con su falda, un libro y un cigarro,
ahí estaba en la puerta desayunando como siempre quise hacerlo yo en tierra ajena y me dijo lo contrario a un
par de meses antes. -Go away and never go back, please I don’t wanna see you again.
Deplano no fue por el olor a alcohol del perfume.

Pero yo tenía una chiquilla por ahí bien chapina y de huesos muy bien dispuestos.
Nos nacionalizamos dije yo y dejamos de tratar de globalizar a la tortilla.

-¿Cuándo nos vemos vos? Tengo ganas de verte. Y es que de verdad tenía ganas de verla, porque
debo decir que no lo había podido hacer antes realmente, había sido pura tecla y pantallazos de computador
infectado con Windows.
-Hoy en la noche. –¡Eso, así me gusta!
Y de ahí fue que mi sobrina, sacó material para chantajearme y obligarme a que le hiciera la tarea de
inglés a cambio de no decirle a medio mundo que yo le escribía a las chiquillas por temor a que me
cachetearan.
Peligrosas las viejas en Guate muchá.

Pero acepté de buena gana los chantajes porque me ayudó mi niña con lo de las clases de cursilería,
me enseñó a ser más rosado y un poco menos menso para decirles a las muchachas las cosas que ellas querían
oír. –No, no, eso no se dice así. Mejor decí otra cosa. No, no… no le des tantas vueltas a lo que sientes. De
una vez a la yugular.
Pero su enseñanza fue más que efectiva, fue devastadora, es que yo parezco gasolina, con una
chispita y quien me detiene.
Con eso de que debía conocerla más según ella. Porque la chica W, ya me lo había dicho antes. –
Tenés que conocerme más para que te crea todo eso que decís.
Pues al gancho la carne y lo que sea hueso al tambo.
14
Y vaya que sí tenían razón las dos. Tenía mucho que conocer de la niña.

Entonces, cuando yo la conocí aquella noche, se veía tan linda mi muchachita y tan delicada que no
se podía creer que fuese capaz ese angelito de quebrar siquiera un platito de esos que usan las doñas fufurufas
para detener la taza de café mientras se consumen a sorbitos el líquido espeso y levantan el dedo pequeñito,
porque dicen que eso es de tener clase.

Yo había hecho un fólder para guardar todas las hojas con información que sobre ella había
encontrado en la Internet y no había en mi archivo más de cincuenta notas y unas cuantas fotos de la niña, y
después todo sobre patrones faciales, datos vagos sobre conducta y comportamiento que yo había ido
adquiriendo de fuentes que me parecían confiables. Pero cuando de verdad tomé las riendas del caso y me
decidí a investigar por mi cuenta. Tuve que desplazar de mi estantería colecciones completas sobre historia
del hombre y geografía, para ceder espacio a las hordas de hojas masacradas por las letras de una impresora.
Todas esas cosas que invadieron mi cuarto se vinieron encerradas en casi el medio centenar de carpetas que
había en mi banco de emergencia y me hicieron cambiar de opinión sobre eso de tener novia

Revisé un fólder de esos y encontré una nota aclaratoria: -He descubierto que es dueña de una fiera
bestia peluda capaz de matar a un elefante de un dientazo, pero tal bestia resulta ser tan dócil en presencia de
ella que ha decidido la noble dama tomarle cariño y por mascota dándole un nombre. El nombre de esa bestia
in-dominable y que obedece únicamente al timbre de la voz de su hermosa ama parece ser:… Terry.

Un dato muy curioso que me hizo tomar el fólder que estaba repleto de notas como la anterior.
Había otra que explicaba que esa niña, la que por un momento yo confundí con una criatura
indefensa, se atrevía a hacer amistad con grupos enteros de extraños seres de la noche y amantes de la
oscuridad, no habrá sido eso por la buena conducta ni hábitos dignos de confianza en sociedad de sus
integrantes. El caso es que la niña se encontraba con sujetos extraños, de esos que no son muy amantes ni a
las buenas reglas ni normas estatales y viajaban buscando los más lejanos sitios a donde yo no pude entrar
porque me fue impedido el paso, pero supe después que se reunían para hacer extraños rituales con fuego y
danzas que no puedo describir pues soy incapaz de imaginar siquiera lo que son esas cosas demoníacas.
Regresando ella entonces a altas horas de la noche montando motocicletas y atreviéndose a conducir por
lugares peligrosísimos.

Pero lo que deshizo por completo mi ilusión, lo que destrozó mi vida y mis sueños de verme algún
día viajando a una playa lejana con ella fue un paquete dentro del mismo fólder que estaba envuelto con una
cinta negra. Hablaban del contenido unas letras grandes y rojas para prevenir y proteger a quien lo tuviese
entre manos. “Estrictamente Confidencial” “Documento en análisis”
Lo abrí lentamente y empecé a leer.

Lady W. Es un ser excepcional, no se conoce en ningún libro de alguna mujer en quien se observase
conducta tal como la de ella.
Lo que acá se escribe debe ser reservado a personas del más alto nivel de criterio y conceptos de vida
muy amplios. No debe ser expuesto ante ninguna persona que pueda hacer mal uso de esta información, pues
podría ser nefasta para incluso la misma raza humana, de ser que alguien más hiciese algo tan poco común.

Lady W, ha confesado tener amistad con un “Caballero Amarillo”

Pero acá es donde aplica eso de personalidad a persona lo que caballosidad a caballo. Un oso, qué va
a ser un caballero. Sí. Aunque a nosotros nos parezca difícil de creer algo así, ella acepta como si la amistad
con un animal como ese fuese cosa de alguien bien cuerdo.
De acuerdo con informes del gobierno ese oso es un ilegal en este país, no tiene nacionalidad y lo
que se sabe es que era un conocido ladrón, acusado de robar producciones enteras de miel en el bosque: “de
los cien acres” de donde se fugó con otros tres delincuentes, un burro de felpa y un tigre que utiliza la cola
como resorte. El más peligroso de los tres es el plantígrado de color amarillo que usa una ridícula camisa
roja.

15
El oso podría ser un depravado. Se le ha visto no sólo con lady W. Ha sido fotografiado en camas de
niñas desde escasos años de edad hasta señoras de la tercera edad.
No respeta edades ni géneros, puede estar en la cama de hombres y mujeres.
Es conocido como Winnie Pooh. Y vale la pena advertirle a Lady W que corre un gran peligro al
intimar con ese criminal.

Desde ese día, y en vista que ella insiste en proteger a ese delincuente poco común. He decidido que
mejor trataré de convencer a mi antigua novia de que uso perfumes a base de alcohol.

La hipótesis:
Falta de Curiosidad y Su Relación Con la Programación Humana.

16
Y los diálogos de Platón parecieron entonces cosa de niños.

Los hombres alegando que no hay quién sea capaz de entenderlas y ellas diciendo que todos son…
perdón, que somos iguales.

Elías. Salvatierra

La gente huye e intenta de todo para no hablar de sexualidad. Pero corren a la farmacia a comprar su
termómetro de mercurio para la sala. Así somos los humanos, siempre haciendo lo que no sabemos y evitando
a toda costa aprender sobre lo que es útil.
Es que el sexo no es un tema de conversación pública. – Soberbia estupidez.
Pero me alegra que no sea el tema principal esta vez.
El que quiero convertir en el eje central de esta danza de letras es:

La Falta de Curiosidad y Su Relación Con la Programación Humana.

Y entonces porqué empieza hablando de sexo. Porque sin eso no hubiera humanos que programar. Es
la llave.
El juego necio de Causa y Efecto del que todo ser vivo sin excepción es victima lo quiera o no.
Además porque es mi obra y yo la inicio como me parece mejor. Aunque con lo que sí estaré de
acuerdo es con eso de que soy muy joven para tratar temas tan serios. Yo sé y no crean que estoy acá sentado
escribiendo sin antes haberme resuelto frente a un montón de dilemas éticos. Esto de la conducta y la
programación humana como cualquier otra información sobre psicología humana es tema bien delicado.

17
Bueno el caso es que usted se cree un humano cien por ciento natural, bien orgánico sin un sólo
mecanismo de control remoto, sin memorias programables ni nada que lo haga apenas similar a una
computadora electrónica.

Creo que podemos empezar.

Lamento decirle que usted puede estar equivocado. Pero no vaya por ahí diciendo que es como
Trinity o Neo porque no es el caso.
Usted si puede ser programado en casos como: Biología, comunicación, conceptos generales,
conducta sexual y organización social por mencionar algo.

Según los etólogos, el comportamiento especializado está dirigido por una programación dada en sus
genes desde el momento de su concepción.

La etología es la ciencia del comportamiento animal.

Ahora bien muchos de los experimentos con programadores químicos, psicológicos o físicos se han
realizado con animales no humanos y muchos de los ejemplos no aplican para nosotros los humanos animales.
Los tres premios Nobel fundadores de la etología, el austriaco Konrad Lorenz, el holandés Nikolaas
Tinbergen y el alemán Karl von Frisch señalaron cuatro mecanismos básicos con los que la programación
genética ayuda directamente a la supervivencia y adaptación de los animales: los estímulos señal (también
llamados estímulo signo, clave, liberador o desencadenante), las pautas fijas de acción (o patrones fijos de
conducta), los impulsos y el aprendizaje preprogramado.

Hasta hace relativamente poco tiempo, la escuela dominante en la explicación del comportamiento
(animal y humano) ha sido el conductismo, cuyas figuras más conocidas fueron J. B. Watson y B. F. Skinner.
Los partidarios más radicales de esta corriente, como el propio Watson, sostenían que toda conducta, incluida
la de respirar o la circulación de la sangre, es aprendida; asimismo, creían que los animales nacemos como
una ‘página en blanco’ sobre la que el azar y las experiencias van escribiendo sus mensajes. A través del
condicionamiento, se va formando el comportamiento. Los conductistas diferenciaban dos tipos de
condicionamiento: clásico y operante (o instrumental).

Me gusta platicarles de esto para que se sepan que no estoy jugando, puede ser que en determinado
momento para usted sea algo difícil de creer o simplemente necesite profundizar más en los temas sobre los
que yo escriba y estas referencias pueden serle útiles.

Continuamos.

La acción humana, “las maneras de obrar, pensar o sentir”, obedecen a reglas externas comunes y
colectivas, conocidas y aceptadas por la sociedad. La conducta humana es aprendida, es decir, adquirida por
transmisión social. Por ello, el ser humano es producto de los ‘grupos‘ a los que ha pertenecido: país, etnia,
clase social, religión, familia, escuela...

Bueno ahora entremos a lo que es bueno. Se lo explicaré de manera que usted pueda ver que tan fácil
sería confundirlo a usted con una computadora.
Pero usted pensó ahora mismo: -Pero no le entiendo porque usa sólo palabras raras.
Pues bueno… las palabras raras que no entiende se llaman tecnicismos y que usted no sepa lo que
dicen está regido estrictamente por su Base de Programación. Por eso es que estoy escribiéndole, porque
quiero que juntos descubramos: ¿Porqué es que usted quiere hablar de todo pero no se le ocurre nada y
cuando le hablan a usted de todo entonces no entiende nada?

Nota aclaratoria para que continúe la lectura del documento.

18
Usted está leyendo esto porque así lo desea, no necesita hacerlo. Este documento está escrito por un
aficionado a las disciplinas y ciencias de estudio de la Conducta y Comportamiento Humano. Por lo que
pueden haber grandes errores, le sugiero que por su equilibrio psicológico no tome de inmediato como cierto
todo lo que acá se dice. Convencerlo a usted con mis ideas erróneas o las de otras personas con el nombre
extranjero o su discurso bien estructurado sobre un tema tan serio no es honorable. Pero si desea
compensarme por este trabajo y mi esfuerzo al realizarlo, tome nota de lo que le sea útil e investigue acerca de
ello, eso sería un gran honor.

El Diagrama de Flujo del Conocimiento y el Proceso Sistemático de Adquisición de Información Con


Enfoque a la Programación Humana.

Si le logra atinar a esto se va a enterar de porqué es que sabe lo que sabe y podrá entender lo que
necesita hacer para saber lo que aún no ha conseguido aprender.
Pero no se pierda, esto no es la botella del genio, puede ayudarle a descubrir algunas fallas, pero no
se las va a solucionar, es usted quien debe esforzarse por hacerlo.
De acuerdo a mí entender. Se puede trazar un mapa de ruta del saber hasta antes de que usted diga:
“¡ya sé!”. Entonces usted puede seguir hasta las raíces mucho de lo que ahora sabe.

“Nadie cruzará el umbral de la verdad hasta que mil personas honestas le digan pendejo”

Con su ayuda y este documento yo creo que ya estoy cerca de pasarme al otro lado.

19
“El ropaje del espíritu es la letra y la carne del verbo…” Enseñanza reservada a aquéllos que más han
hecho por acercarse a la perfección y que pueden nutrirse de “manjares fuertes”, mientras que para los demás,
para los “niños”, estos manjares serían dañinos. Estos últimos deben nutrirse de “leche”: “tampoco necesita
beber leche más que el niño, ni nadie se alimenta de heno mas que el jumento. Quien no falla cuando habla es
un hombre adulto, capaz de alimentarse con manjares fuertes.
Aunque tenga que comerlo con el sudor de su frente, se alimenta del pan de la palabra sin
traicionarla. Y puede hablar con seguridad a los perfectos sobre sabiduría de Dios, explicando temas
espirituales a los hombres espirituales. Pero con los inmaduros, que son como jumentillos, debe llevar cautela,
tratando sólo de lo que puedan captar, es decir, de Jesús, y éste crucificado. Porque el niño sólo es capaz de
rumiar el bocado de los pastos celestiales, y el adulto los masca. Por eso al niño únicamente le sirve de
alimento, pero al adulto le da fuerzas”.

Para Luz María.


Por ser tan curiosa y más grande que todo deseo de aprender.

Con ayuda de un amansador vamos a desenmascarar a algunos términos así bien canijos que
seguramente se han de escuchar por todos lados pero que nadie realmente puede definir de manera fácil.

Inteligencia. Capacidad para aprender o comprender. Suele ser sinónimo de intelecto (entendimiento), pero se
diferencia de éste por hacer hincapié en las habilidades y aptitudes para manejar situaciones concretas y por
beneficiarse de la experiencia sensorial. (Mejor dicho. Es el arte de usar el conocimiento que se tiene)

Intelecto. (Del lat. intellectus). m. Entendimiento, potencia cognoscitiva racional del alma humana.

Discurrir. Reflexionar, pensar, hablar acerca de algo, aplicar la inteligencia.

Argumento. (Del lat. argumentum). m. Razonamiento ingenioso que se emplea para probar o demostrar una
proposición, o bien para convencer a alguien de aquello que se afirma o se niega.

Curiosidad. (Del lat. curiosĭtas, -ātis). f. Deseo de saber o averiguar alguien lo que no le concierne. || Vicio
que lleva a alguien a inquirir lo que no debiera importarle.

Lo primero que le dicen a uno en las clases de programación es que no existe un sistema creado
perfecto. Entonces sobre ese principio se erigen la piratería informática y muchas otras formas de
delincuencia informática.
20
Ahora bien si usted tiene una base de conducta programable que básicamente constituye su sistema
operacional, imagínese lo que se erige sobre el mismo criterio de imperfección del sistema… Es sólo que todo
será sobre su humanidad misma.
Usted acepta algo como correcto o incorrecto en base a dos valores lógicos de verdad, falso y
verdadero (El true y false del álgebra boleana)

Falso. Falso.
Correcto Incorrecto.
Verdadero. Verdadero.

Bueno veamos entonces. Encontremos la raíz de algo que usted conoce ahora. ¿Cómo se enteró usted
de que vivimos en una pelotota enorme de tierra que gira por todo el espacio sin que nadie la detenga? Trate
de hacer memoria de cuando no sabía eso. Quizá sea un suceso muy aislado y usted esté ahora mismo
esforzándose demasiado por ubicarlo en su base de datos, o quizá no. Entonces ahora que ya sabe más o
menos qué era lo que pasaba cuando no sabía de la pelotota esa; trate de hacer memoria de cómo fue que se
enteró. Pueden haber dos opciones. Alguien se lo dijo o quizá alguien se lo dijo. Cuestione los valores de
verdad que pueda tener esta proposición. Se lo dijo alguien, es cierto o son puras mentiras mías. -Si pero yo
pregunté.
No me venga con variantes ahora. ¿Se lo dijo alguien o se lo dijo alguien? –Es que yo lo leí en
un libro.
Mire déjese de cosas y acepte que alguien tuvo que decírselo, a través de un libro, en código Morse,
a mordidas o como usted quiera. Pero se lo dijo alguien. Entonces, ahora sí nos importan las variantes.
Así que para que usted supiera eso de la pelotota, alguien se lo dijo.
¿Cómo se lo hizo saber? Ahora sí suéltese todas las variantes que pueda haber, porque la constante
será siempre la misma. “A usted se lo dijeron”

Hay tres maneras básicas de enterarse de algo.

1. Se lo dice alguien más.


2. Lo lee en un libro o se lo encuentra por casualidad.
3. Es usted un vidente.
Por ejemplo usted no se había imaginado siquiera que se podía hacer un diagrama de flujo del
conocimiento. Ahora que ya sabe, se puede usted poner a criticar esta obra o a mejorarla, lo que usted quiera,
pero no puede evitar el hecho de que se lo dije yo a través de un letrerío. Ahora bien ¿cómo fue que usted se
hizo de este texto? ¿Lo encontró por su cuenta, se lo recomendó alguien más? piense.
Ahora bien. Si se lo dio alguien más o lo agarró usted saber de donde, ese no es el punto. Analicemos
el desencadenante.
La curiosidad o la falta de Curiosidad.
Sus efectos sobre la adquisición de conocimientos.

Bien ahora veamos porqué es que la curiosidad es la culpable de tanto intelectual y a la vez de
muchas verduras o cerebros vegetales.
Antes bien definiremos algo. Existen personas que son científicos sin saber leer ni escribir. Son los
que yo llamo científicos rurales. Pero están también los científicos urbanos. Los académicos esos que se saben
las ecuaciones y fórmulas complicadas del genoma humano. Y los que son del género aquel de los que
lograron escribir en la Biblia que el “juilín” (bagre) no es bueno para comer porque no tiene escamas. O que
la carne de camello no es buena porque el condenado animal tiene el hocico partido.
Que unos digan que es pecado para explicarlo todo a los demás imberbes que no entenderían porqué
de todas maneras y otros demuestren lo que saben con puros números no los hace a la larga tan diferentes. Su
amor al conocimiento podría ser el mismo, pero las edades de las ciencias son distintas y las condiciones de
estudio muchas veces hacen variar el método de transmisión.
Bueno entonces usted relativamente no es nada diferente a Einstein, pero bueno no se me le suban
los moños.
21
Averigüemos entonces, porqué es que usted no tiene como explicar eso de que el condenado pescado
bigotudo no se debe consumir.
Pongo este ejemplo porque en Latinoamérica y en casi todo el mundo, por muy tarado que usted sea
habrá leído por lo menos la Biblia y sabrá que ahí dice que el pescado sin escamas es impuro.
Se dice que es impuro para que la gente no pida tanta explicación pero al carecer de escamas este
animalito carece también de sistema de defensa ante parásitos que no le afectan tanto a él, pero sí al que se los
traga en filete.

Eso lo sabían los antiguos, pero no podían ponerse a explicarle cada cosa a todo el mundo y decían
“Pecado y punto, si te lo comés… te va a caer v… vas a ver”
Y ahora cómo es que hasta los que menos sabían de celulares podían entender eso y usted que hasta
sabe enviar mensajitos por cobrar, no puede dar una explicación coherente sobre el pellejo de un pescado.

Le ha faltado la curiosidad. Simplemente no le ha motivado nada a descubrir cosas nuevas para


usted, porque quizá para otros ya son cosas viejas.

Entonces básicamente el desencadenador de todo es la curiosidad. Ya vio como se avanza en esto.


Paso por paso, no nos atragantemos con el bocado de los pastos celestiales.
Ahora ya casi hemos tocado fondo.
La curiosidad es entonces la que mueve a los seres a descubrir todo lo que se necesita para hablar de
un pescado. Así como lo llevará a usted a explicar que el camello no debía comerse no tanto por lo del hocico
sino porque si la gente daba entonces en comer camello se iban a quedar sin animales para cruzar el desierto.
Acaso usted come caballo. Perdón si es usted cubano, verdad. Pero el caso es que en Guate no se come
caballo no porque tenga el casco cerrado, es porque si comemos caballo y no tenemos cuidado nos mata tanta
proteína, sí, esa carne la usan para nutrir a los niños que padecen anemia.
Ya vio como ya sabe usted más de asuntos bíblicos, de ciencias y hasta de cocina nutricional.
-Pero… ¿cómo puedo tener curiosidad por algo que ni siquiera puedo imaginar?
Ya caímos entonces a un eslabón de muchos lados. La creatividad, la inventiva, la percepción, -
Pero entonces no es sólo asunto mío lo del conocimiento, porque la creatividad está ligada a procesos de
estimulación temprana en los que yo nada tuve que ver. ¡¡¡Bingo!!! Y ahora caímos a la pura programación
¿ya se dio cuenta?
Ahora puede decirme que usted no es programable si quiere seguir de terco. Pero yo ya hice lo mío
para demostrarle que es todo lo contrario.
Pero lo del asunto de la creatividad claro que puede arreglarlo usted ahora ya de grandecito, no va a
quedar así como que está nuevecito, pero por lo menos ya será algo.

¿Bien, bien ahora démole al hueso de esto? ¿Porqué es que usted se entera de que algo existe?
Porque lo percibe con los sentidos. Y no me salga con que usted no es muy bueno para eso porque nomás
tiene cinco sentidos. Yo le puedo decir que eso es mentira porque está científicamente probado que existen
muchos más sentidos que sólo cinco.
Pero básicamente usted se ayuda con estos cinco, y de hecho todos lo hacemos y si usted no logra
sacarle ventaja ni con todos los demás que tiene a gente que se la ha arreglado sin sentido del oído, de la vista
y hasta del olfato lo que es generado por fallas en el sentido del gusto. Imagínese a alguien que únicamente le
hace competencia a usted con el tacto, pero que de alguna manera aprendió a leer Braile. Y es posible que él
no entienda exactamente lo que está diciendo usted cuando se refiere al color de una rosa, porque no puede
ver los colores, o no sabe a que sabe el chocolate, y quizá no ha olido ningún perfume. Pero es a él al que le
preguntan sobre un montón de cosas complicadas porque se la pasa leyendo y no a usted que es el que sabe
cuál es el mejor tinte para cabello o el mejor pinta uñas.

Quizá a usted no lo estimularon lo suficiente cuando estaba pequeño y ahora resulta que a usted le
gusta jugar futbol. Pero no se preocupe, acá es posible que usted descubra alguna buena técnica para hacerse
de conocimientos.
No se trata sólo de llenarse la cabeza de datos y ya es usted una eminencia. Para nada. Debe usted ser
inteligente. Debe saber usar los conocimientos que tiene, no importa si son pocos o si son muchos.
Y eso de la inteligencia ya le dije que es o pura cuestión de creatividad o puro arte y para eso
necesita que alguien lo ayude de niño.
22
Bueno pero como ya está usted entradito en años como que no le servirá mucho saber eso, pero no
sea egoísta, acuérdese que vienen otros.
Ahora bien, acuérdese que esta es la versión demo de mi libro El diagrama de Flujo del
Conocimiento.
Si usted quiere tener acceso a la teoría. Puede pedirla a:
eliasalvatierra@yahoo.com

Malas Artes.
E. Salvatierra.

El arte en las malas artes, Frase que frunce el seño de unos y otras. Un caso de disciplina artística de
la cual trataremos a continuación, padre de las mentiras e hijo de cosas que el gobierno combate a diario, es
por lo que en casa a muchos nos ha caído uno que otro fuete y en fin ya habrán adivinado que no se trata de
nada bueno.

Engañar… Se dice mucho del arte de engañar, pero en realidad pocos son los que han logrado tocar
fondo en los discursos que sobre este tema se inician. Engañar implica estilo, personalidad y carácter, por eso
se dice que es arte y porque también pueden distinguirse claramente la o las escuelas que formaron al artista.

23
Para descubrir un engaño se necesita educación no sólo de un sentido como suele ocurrir en otras
disciplinas artísticas, para esto necesitaremos oído, tacto, vista, gusto y hasta olfato, una buena dosis de
sentido común y de talento.

Ahora que básicamente hemos descrito el perfil del arte y del artista y también tenemos casi claros a
sus críticos, podemos entrar puramente en materia y, no vamos a hacer un estudio completo, tan sólo serán
unos comentarios al azar sobre el tema, ya que hemos dicho que son pocos los que han logrado ser universales
o profundos en estudios sobre las Malas Artes.

Para Suethz.

Por las clases sobre arte obscuro.

Para un hombre es muy fácil descubrir a un congénere que intenta engañar. Pero es muy difícil que
este mismo hombre descubra a una mujer en el mismo proceso. Y pasa que una mujer seguramente descubrirá
fácilmente a otra mujer y yo me pregunto ¿Porqué es la misma mujer puede creerle a un tipo que le dice que
la luna es de queso? O cosas por el estilo
Digámoslo fácil, los hombres a los hombres y las mujeres a las mujeres.

Pero esto no tiene valor en absoluto en el lienzo de un artista del engaño. Hay mujeres a quien nadie
engaña y hombres que tampoco conocen el sabor del atol servido con el dedo.
Hablemos del engaño solamente no toquemos la mentira. La mentira es casual y despreciable y
carece de buen gusto además es apenas una herramienta de la que se vale la persona que engaña. En cambio el
engaño requiere premeditación, planificación y una ejecución perfecta que únicamente se logrará si se tiene
originalidad para ello. Cualquiera miente, pero no cualquiera logra su cometido con el engaño.

-A mí nadie me engaña. ¿Cuántas veces hemos escuchado esa expresión? Y eso cuando sabemos
exactamente con quien está la novia del sujeto en cuestión.

-¡Yo no te engañé jamás!

Y otra serie de frases, expresiones y discusiones que se arman sobre una palabra... Engaño. ¿Qué
dirían los metafísicos de esto, o los alquimistas?

-Pues entonces yo no creeré ni confiaré en nadie.


Pero es que así no se puede vivir.

24
Creo que lo más odioso es ser “tomado del pelo” como se le dice de cariño al muchas veces cruel y
despiadado engaño. Pero también es odioso que se descubra que uno anda tratando de entrar a la escuela de
malas artes.

-Bueno entonces no engañaré a nadie, no me hace falta y quien lo haga conmigo me la paga.
¿El que le haga qué? Además esto sería lo que concluiría una persona común y corriente que crea que
concluir sobre el engaño basta.

Lo más tonto es engañarse uno mismo, eso sí sería equivalente a escribir un virus e infectar la propia
máquina.
-Creerse uno sus mismas pajas.
Así lo dirían mis asesores literarios. Por lo que yo ofrezco una disculpa a las damas lectoras, que por
cierto son del género ese al que no saber engañar constituye un error gravísimo. Tan grave que no se puede
pensar en pedir perdón hasta que la compañía de celulares móviles lance un nuevo aparato y les parezca a
ellas un detalle como para permitirle al novato artista seguir preparando el lienzo para su obra maestra.

Recomendación a los obscuros artistas amateurs, irse a vivir a un pueblo donde no exista señal para
celulares, ni electricidad, que sea un lugar donde no puedan conducirse automóviles ni motocicletas y donde
tampoco existan tiendas de ropa cara.
Eso evitará añadir el rubro: “Por califa” a la hoja de presupuesto.
Si ya está clara la idea es porque me expliqué bien y porque seguramente usted es un gran crítico de
este arte.
Y si no, pues no es para preocuparse, será quizá que aún necesita agudizar el sentido común.
Digo esto porque acá tendría ya que saberse entender sobre las maneras de comportarse en este
medio.
Nada más fácil para una mujer que reconocer a un hombre que se siente culpable, y ninguna otra
mejor oportunidad para surtir el ropero o para agrandarlo.

Ahora bien, cada ser humano aprende en la escuela pública de la vida algunas técnicas y adquiere
con el paso del tiempo sus utensilios y su boina de maestro o los cuernos por mal alumno.

Bueno ahora bien. Como seguramente usted estará acá tratando de decirme a mí la típica mentira de
los hombres y las mujeres: -Yo sé eso. O quizá. –Yo sé más que vos de eso.

-Pues permítame felicitarle y para terminar con esto de manera que usted pueda descubrir porqué es
que le digo que es necesaria la teoría en todo arte, le permitiré analizar un caso.
Usted decida si necesita o no aprender más.
-------------------------- ---------------------------
Noc, noc, noc. –¡Un momento!
-¡Amor soy yo! Dice una voz femenina –¡Sí, dame un minuto! Responde una vos grave. Y
pasa el minuto.
-¡Adelante!
Ahí está en fin de semana; Juan, recién levantado, a las once de la mañana abriendo la puerta. Isabel
es su esposa y está llegando de un viaje de esos que basta decir y entender que son de negocios. Ella esperaba
darle a Juan la sorpresa por su regreso antes de tiempo, pero al parecer a Juan se le está notando mucho la cara
de alguien a quien no le cae bien ese tipo de sorpresas.
-Mi amor pero pasá por favor, ¿porqué no avisaste que venías? –Es que quería darte la sorpresa,
¿Pero no estás feliz entonces? –Pero claro que estoy feliz, mirá. ¡Uuuuy, uuuujuuujuy! –Pero Juan no se quita
de la puerta del ropero.
-Mi amor me doy un baño y salgo para la casa de Julia, me llamó hace cinco minutos y dice que le
urge que le de una mano con un pastel, vos sabés que ella está en la escuela de cocina pero no sabe ni hervir
agua pura. –Pero apenas llegaste ¿Y vas a irte ahorita de una vez? –Sí amor pero te traigo un pedazote de
pastel. –Que rico… bueno… “hay que hacerle”. -Amor seguro te está entrando la tarde entonces para llegar
donde Julia, querés que te saque tu ropa del ropero. –Que lindo. –Pero tu más mi reina preciosa.

25
Isabel se baña, y Juan le trae la ropa, pero algo le dice que esa ropa no va a durar mucho tiempo
puesta sobre el cuerpo que vista.
Piensa, analiza, la situación, se quiebra la cabeza, pero no le encuentra los pies ni la cabeza al
argumento.
Se le ocurre revisar el celular de Isabel para saber quién la llamó, pero no… él quiere que ella
continúe con lo suyo. Los miles de años de evolución, la escuela del arte y las técnicas modernas, le dicen a
este macho, todo un cornudo en potencia, que no es cierto lo que ella dice. Que Isabel no cocinará pastel y
que no va a donde Julia.

-Adiós amor. No me esperés a almorzar. -¿Pero para la noche sí? –Sí para la noche te traigo el postre.
–Que lo disfrutes mi nena. -¿Cómo? –Nada, que disfrutes cocinando.

Zapatero a los zapatos.


¿Dónde está el engaño?

¿No que estaba fácil, no que ya sabían todo de esto y que no los tomaba nadie y que… Qué me van a
decir ahora?

No es justo especular si ustedes creen que lo saben todo sobre esto, es preciso conocer de conducta
humana en ambos géneros, psicología básica, escenas, cuadros, desencadenadores, comportamiento etc. etc.

Ahora a lo nuestro pues.

Todo hombre sabría porqué es que Isabel no va a ir con la vecina, pero las mujeres serían capaces de
ver porqué es que él lo sabe.
¿Acaso notó Isabel algo en la actitud de Juan que le indicara falta de confianza?
Quizá no, pues de haber sido así ella no hubiera salido, las mujeres son muy perceptivas y saben
hacer los oficios y más que eso.
¿A dónde pues iría una mujer si no va a donde la vecina a cocinar un pastel? ¿Acaso ha engañado a
su querido Juan?

Como yo me siento en capacidad de decir algo muy acertado en cuestiones de conducta y


comportamiento humano y por género me concierne el papel de Juan. Diré que Juan sabe que intentan
instalarle cuernos, no porque lo intuya, porque está seguro de ello.
Pero el hombre aguanta un poco ese tipo de cosas cuando vale la pena o no tiene otra opción. Porque
si este Juan le hace una escena a su muñequita en este cuadro, desencadenaría una serie de berrinches y
pucheros lo que concluiría seguramente en una Isabel, como todos los demonios que se encierra en la
habitación, se desviste y guarda la ropa en el ropero y… mejor no.
Yo esperaría a que Isabel saliera de la casa para sacar a Julia del condenado guardarropa porque ya
lleva ahí casi media hora y ha de estar arrugando los vestidos.
Ahora bien si no hubiese tenido a Julia metida en el ropero, al revisar el celular de Isabel hubiera
quedado completamente convencido que “mi terroncito” es una dulzura y un ángel en la cocina porque el
número correspondía a la casa de Julia. Ahora Juanito ya sabe que esto está cardiaco. Pero veámonos con el
tacto femenil, espero crear cuadros claros y escenas a la altura.

La excusa de Julia para salir de casa fue que Isabel estaba sola y que ella quería acompañarla esa
noche. –¿Pero porqué no le decís a Isabel que se venga para acá y hacemos la cena juntos? –Es que vos ya
sabés que Isabel a vos ni en pintura viejo.

Como seas mujer ya tienes la idea clara, si no sigue leyendo. Hago este comentario porque si eres
hombre aún te estás quebrando la cabeza. Y si no acierto, pues no te preocupes, porque yo no lo hago. Aún
falta lo más interesante.

26
-¡Julia! –Sí amor. –Pero si vas con Isabel ya viste que siempre venís hasta la tarde al otro día. Decime
dónde están los ingredientes para el pastel…
¿Ahora sí?

El marido de Julia no se trago el cuento de ella, porque Isabel obviamente a veces lo ve mejor que en
una pintura y le cuenta cuando sí y cuando no está en casa.
Julia escuchó desde el ropero lo que Isabel le dijo a su marido y sabe que no va a cocinar pastel
exactamente, que no irá a amasar harina.
Juan por supuesto sabe que Isabel va a la casa de Julia, pero no a ver a Julia.
Isabel cree que engañó a Juan y de Julia ni se acordó, mientras tanto fue Juan quien engañó a su
“muñequita preciosa”.

Matemática ciencia auxiliar.

Pero porque nos enfocamos siempre en la vida íntima de las parejas cuando se habla del engaño.
Engañar es saber sonreír cuando hay un clavo en el zapato que nos da pinchazos cada vez y ser
artista es bailar con ese clavo en el zapato. Mentir es tener que decir que no existe tal clavo a pesar de estar
sintiéndolo.
Fracasar en el engaño es quitarse el zapato frente a todos, aceptar que hay un clavo fuera de su lugar,
aceptar que no se quiso aceptar tal cosa en su momento y disculparse frente a la mirada condenatoria de los
demás todo eso cuando la fiesta ya terminó.

-Yo no te engañaré nunca. Para una mujer eso puede significar fidelidad eterna.
Para un hombre eso quiere decir. –Me cuidaré mucho para no meter la pata.
Porque ojos que no ven, corazón que no siente.
-¡Mis cuernos! Pues sí. En esto si te descubren no hay engaño, y difícilmente vas a tener la
oportunidad de intentarlo de nuevo. Si pasás la prueba del ropero entonces sí la armaste, lograste engañar a
alguien por lo menos.
Cuando tu pareja te dice que el pastel te quedó buenísimo aún así tenga que apartar con la nariz la
factura de la tienda donde lo compraste.

Hombres si quieren saber si su pareja esconde a alguien en el ropero, prendan la tela y vean el futbol.
Mujeres si desean probar la fidelidad de su pareja, háganle cosquillas, si se ríe es infiel y si no se ríe
igual.

Esto claro considerando que las parejas son como dios manda. En caso contrario, pues lo único que
puedo decir es que aún no me siento en capacidad de hablar nada de situaciones que se presenten en tales
asociaciones no regulares.

27
-Les van a aumentar doscientos quetzales a los del gobierno.
-Oh’Ala y les alcance para lo que le van a aumentar a la verdura.

Realmente me venía sobrando la crisis nacional. La veía caminar por el patio de su casa y lo que
pensaba el resto del día tenía siempre algo que ver con su cintura.

-¡Elías! ¿Estuvo buena la despedida del año? –Me acosté a las diez y hace mucho que no me las
pongo si es por la carita.
-¿Qué será entonces? – No sé y ya dejate de cosas que me estás poniendo nervioso. -¡Tiene nombre!
-¡No me digás! -¡Y usa faldas! – Sí a veces. –Ya sabía yo. –¿Se va a San Pablo? –Sí. -¿Y a Pana seguro? –
Así mero. –¡Aaa! -Ta bueno pues, mi niña linda te quiero mucho, sos una cosita linda, como… -No, no, así
no funciona, tienen que ser más directo. –No puedo. –Si se pone a darle vuelta a todo pierde el gusto,
¿cuándo la conoció?
Siempre me trataba de “usted” y la única vez que me dijo “vos” se puso toda roja.
-Bueno, si no te burlás te digo. –A bueno, ya hace rato entonces. –Bastante. –Si le da vuelta a todo
pareciera que no esta seguro, tiene que ser directo y luego hasta cuando ya tenga algo… se pone todo bobito
con la palabrería. –¡Bueno! ¿y de dónde sabés todo eso vos?. Bueno no importa. –Quiere decir que debo ir
al hueso. –Simón. –Orale pues.
-¿Te gustaría… te gustaría…?? ¡ a ya sé! ¿Te gustaría fumar conmigo? No, así no era. –Es que usted no
agarra nada en serio. Ya casi va, siga practicando.
-¡Hey! -¿Qué? –Es delgada y me gusta un motón y no lo sabés todo aún... –La conoció allá adentro. –
Pero no así como: “la conoció allá adentro” Algún día la conozco en persona vas a ver. –¡Hum, sí, sí! Sólo
que quepa por la disquetera.

28
Para Suethz.

Super Eminent Et Occultum.

No sabía si decir “Soy un pendejo” o pensar sencillamente “que pendejo soy”


Ser caballero al parecer no me ayudaría con ellas, necesitaba aprender de vanidad y dejar a un lado
el discurso organizado, ellas querían poesía y yo me emocionaba con la biografía de Coelho y quería que
entendieran a Becquer.
Afortunadamente yo sabía que “nadie cruza el umbral de la verdad hasta que mil personas honestas
le dicen pendejo”

Vivencias. A lo Macho.

Y un día en el polideportivo oficial de acá de Poptún nos encontramos de casualidad con media
botella de guaro y gaseosa, unas manías y dos vasos. – Mirá. Le dije a Abel, esto es una señal de arriba.
Debemos obedecer la voz que es guía, que es sabia y que es más poderosa que nosotros. – ¿Y qué se hace con
esto pue’ vos? –Pues mirá acá hay vasos, seguro serán para tomarse eso que está en las botellas. – ¿No será
venenoso eso vos? – Pues que sea lo que sea.
Y decidí luego, por el estado mental y emocional en el que nos encontramos después de un par de
tragos de ese elixir de vida dado por los dioses, escribir algunas cosas que nos han pasado, será sólo a
nosotros.

Urbanidades.

-Vos pero mirá las patojas pues, es que se pelan mano. ¿Qué es eso de andar ahí viendo para acá?
Miralas, todas coquetas ahí como si tal cosa.
-Pues lo de coquetas dejá vos, que todas son así de ofrecidas. Calculá cuantos años tienen.
-No pasan de los quince vos.
-O sea que más o menos te vas unos tus quince días al bote si te agarra la policía mal parado con una
de ellas.
-Entonces no.

De viaje.

-Carlos para el carro, pará esa mierda.


-¿Qué putas?
29
-Que ya reviro las pacayas serote.
-Puta Elías y ese serote de Cristian dónde se hartó pacayas.
-No hombre es su manera de decir que la goma lo está volviendo loco y no se le detiene nada en esa
gran barriga.

Balnearios.

- ¡Tirate Elías, vamos serote, vamos, vos podés!


- ¿Pero me van a levantar si me parto la madre?
- No te awevés.
- ¡Cristian! - ¿Qué putas? – Traé una pala para levantar mierda.

Sobrevivencia.

- ¿Qué hacemos muchá? Sólo ajustamos cincuenta quetzales entre los siete y eso no alcanza para
irnos todos.
- A la madre.
- ¿Cuánto es de pasaje? - Treinta por cabeza.
- Puta pero qué van a decir los culitos cuando nos miren sin cabeza muchá.

La labia.

- Mirá Anggy, y si me voy a México te tenés que casar conmigo.


- No te has puesto a pensar que yo tengo mi novio.
- Pues no hay problema, lo invitamos a nuestra boda. Incluso encárgate ahí de preguntarle si
quiere ser el padrino.

Biología marina.

- Es que fui a comer.


- ¿Tan rápido?
- Sí es que no está lejos.
- ¿Y que comiste?
- Pescado.
- No me habías contado que sos delfín.
- Claro que no soy una delfín.
- Pues comés pescado.
- Ja. Y vos que serás.
- Yo soy un tiburoncín, y me voy tener que comer a esa delfincita que anda nadando en mi pedazo
de mar.

Pues Como Ella Siempre Pide Sinceridad.


Plática en el MSN.
Y neta que ese Elías así es de burro.

- Ella dice. No me pasaste las diapositivas.

30
- Yo digo. Es que se me olvidó por estar viendo porno.
- Ella dice. A la gran y por eso.
- Yo digo. No seas mulita mujer, es que no mirás que el Jairo no las tiene en su memoria, el
Cristian es un gran pajero y Piloxy anda a pija.
- Ella dice. ¿Entonces no me las vas a pasar amor? y acordate que hoy es el examen y yo no
tengo con que estudiar.
- Yo digo. ¡Puta madre! ¿Amor acaso no te dije que te las iba a pasar pues? para hoy vos tenés
esas babosadas en tu correo, no te awevés.
- Ella dice. Pero ¿a qué hora? Mirá que ya es tarde.
- Yo digo. A que chingadera, ahorita te las estoy enviando corazón.
- Ella dice. A bueno y mirá para hoy son los trabajos también.
- Yo digo. Vos querías las diapositivas, no dijiste nada de trabajos, así que dejame en paz con eso
sí, por favor.
- Ella dice. Bueno.
- Yo digo. Ahí te van esas mierdas.
- Ella dice. Gracias.
- Yo digo. Y ya dejá de estarme contestando porque me aparece aquí esa ventana enfrente de otra y
me estorba.
- Ella dice. Gracias vos nos vemos hoy en la tarde.
- Yo digo. Que dejés de estarme interrumpiendo te digo. A la gran...
- Ella dice. Te quiero amor.
- Yo digo. Vos sabés que yo también te quiero mi cielo, mi vida mi cosita preciosa. Nos vemos al
ratito sí. Te quiero mucho, mucho, mucho.

La Clase Antes Que Nada.

- ¿Vos querés un trago?


- Pero es que no hay en que tomar muchá.
- Puta ¿y ese montón de vasos para que sirven?
- Es que yo sólo tomo en copas, y tienen que ser de cristal cortado.
- ¿Porqué vos?
- Es que si no se me ampolla la trompa.

Presumiendo las Amistades.

- ¡A la gran vos! Gusto de saludarte mano.


- Vos mirá este es el cuate del que te hablaba el otro día.
- ¡A la gran puta! ¿Cómo está mi hermano? Me hablan maravillas de usted.
- ¿Pues cómo de qué se tratarán esas maravillas?
- Dicen por ahí que usted habla latín mano. Que habla inglés, que está aprendiendo italiano y que
es un genio multimateria.
- A pues estarán confundidos los muchachos. Es que eso del latín fue porque mi mamá me ponía a
rezar cuando decía malas palabras de pequeño y se me quedaron de memoria algunas letanías.
Eso del inglés son sólo algunas frases al aire ahí. “¿Como estás de how are you?” “Estoy fine
gracias” el Italiano porque el director de mi colegio era de Italia el cuate y cuando no le
saludabas con el Buon giorno, casi te expulsaba, entonces me aprendí algunas cositas ahí, “va
bene” “Come esta lei” “Figlio de putana” “porca miseria questa cosa tua” El hebreo si es cierto
vos, en eso si nos hemos pulido hasta las cachas hermano.
- ¿Así vos y cuándo practican o cómo hago para aprender un poco mano?
- Pues mirá hoy podemos si tenés tiempo. Comprate un par de botellas de guaro y vas a ver.
- ¿Como así vos?
31
- Para ponernos bien hébreos y vas a ver como hablamos de enredado. Y por último eso de genio
multimateria es paja vos. Los patojos ahí que todo lo confunden con ciencia cuando les habla un
charlatán.

Ocurrencias.

- Rinnnnnng.
- Alo.
- ¿Cómo estás vos?
- Bien vos gracias.
- Oíme te llamaba sólo para salir de unas dudas.
- Haber.
- Alguna vez te he llamado para decirte que te quiero mucho.
- Sí.
- ¡Aaa. Chingada madre! ¿Y para decirte que me gustás mucho?
- No para eso creo que no.
- ¡UuUuUuuuuuu. Síííííííí!
- Porqué tan feliz.
- Es que me dijeron cosas bien feas, y me las estaba creyendo todas, pero ahora ya me di cuenta que sólo la
mitad es cierta de todo eso feo que me dijeron.
- ¿Y que te dijeron?
- Es que estaba yo en lo que es mío, cuando se suelta la condenada con lo mismo de siempre – Es que vos sos
igual que todos los hombres, sólo decís mentiras.
Entonces dije yo vamos a llamar a aquella para ver si es cierto. Pero ya viste que no soy tan mentiroso
como ella cree.

Solo en Guate.

Sólo en Guate. Te llamás Elías y te dicen Eli.


En Guate. Vas a la tienda y decís: “Buenas”
Sólo en Guate. Te dicen: “Vos serote no seas malcriado”
En Guate. Cuando estás chiquito tenés novia pero ella no lo sabe.
En Guate. A todo lo que es bonito le hacen pancita.
Sólo en Guate. Un niño es Wiro. Un caramelo es un Chupete y un golpe es un putazo.
Sólo en Guate. Te dicen que hagas ¡sho! cuando ya te pasaste.
Y
En Guate: Somos hábiles, diestros, inteligentes etc. Es decir que somos unos serotes.
En Guate: Nada tiene sólo un nombre. Un ladrón puede ser. Una lacra, una rata, una garra, un ladrillo, un
largo. Y un niño puede ser: Un patojo, un ishto, un pizadito, un serotito o un ishtillo.

Guate: Es el único lugar donde podés irte a la Quinta mierda.


En Guate: Antes de prepararte una enchilada te preguntan si la querés con chile.
Si sos de Guate: Para que un hombre se sienta bien le decís “Sos un remaldito vos serote” Y si sos hombre le
decís a tu chica. “Me llegás por pilas”
Si sos de Guate: Y se te ocurre cualquier día ponerte a chupar con los cuates, te van a pegar una gran putiada
cuando vayás midiendo la calle y bien de goma para la casa, tu traida se va a ir de culo cuando sepa que
andabas con un culito que no era ella y entonces vas a ver a quién tenés en la casa, eso si no te cuadra un
sartenazo por la torre y te deja hinchados los ojos.

32
-Bueno, dije yo. -Como no conozco pues wa conocer.
Agarré un traguito, encendí un cigarrillo y me acomodé en la silla más suavecita. Así hago
yo muchá, digamos que es el protocolo obligado para cuando tengo algo que creo vale la pena leer.

El hombre es medido por su intelecto.


Cristian C.

El caso es que yo me había topado con el testamento de Judas de Poptún verdad. – Ja, peligroso de
veras, ese es el famoso pasquín, muchá.

-Laicorum arbor sine folis. Pratum sine floribus.

No muchá, así no tiene sentido gastarse el patrimonio de la familia en los colegios y el del estado en
las escuelas públicas, si uno va a terminar usando lo que sabe para demostrar exactamente lo contrario.

Fumadas Corporation.

Editor de Casa: Humo.


E. Salvatierra.
33
Consejo Superior de Asesoría.

Cristian C.
Abel P.

Presentan.

Lo Que Dejamos Ver.

Escribimos, no pendejeamos.
Fumamos ideas, no porquerías.
No protegemos ni su imagen ni su dignidad, tampoco le tiramos tierra.
Somos cabrones, no faltos de agricultura.
Somos expertos en el uso artístico del coloquio, sus tapas y demás vulgaridades. No simples malcriados y
resentidos sociales.

Editorial Humo es responsable de los comentarios que hace el equipo de Fumadas Corp en todas
las ediciones publicadas, por lo que su equipo está debidamente identificado con nombres y/o apellidos. El
material fotográfico que se obtiene a fuerza o de manera forcivoluntaria, no está ni estará expuesto
públicamente en ningún sitio de la red internacional (Internet) y tampoco será distribuido por ningún medio a
responsabilidad de Fumadas Corp o Editorial Humo, sin la previa autorización del equipo de la
corporación, para lo cual serán observados estrictos códigos éticos.
Porque así es muchá, el hombre es medido en parte por su intelecto, pero también por los wevos que
tiene de dar la cara por lo que hace o por lo que dice.

Por eso es que el Miki nos ama. Saludos al que ahora ya será “Don Miki” y a toda su familia.

Saludos a todas las frutas…..???¿¿¿¿¿’’’’!!!!.

No muchá, no, así no se puede con ustedes. Las frutas muchá, las frutas del “coktail criollo”
manzana, banano y piña.

Conste que fue la Liz la que no quería vender churrascos, y nomás porque la agarramos no porque ya
iba ella con su tabla de picar rumbo a Santa Fé, buscando a no sé quién con una cara extraña y repitiendo,
Coktail, coktail, coktail.

Saludos también a los cumpleañeros del año muchá, déjenme decirles que ya están un año más
viejos. Porque las chicas no envejecen va muchá, ¡essssoooo! Qué lujo de hombrecitos. Ellas de por sí son
viejas.

Reconocidos Gúias generales, Arqueólogos de renombre en Guatemala y el extranjero. Amigos del


turismo, con quienes ya tenemos prometido el chupivio de graduación.

Saludos a bolos, chuntos, chinchiflas y capiruchos. ¿Esa es de Molotov va muchá? Y no es porque


sean mexicanos los patojos, es porque acá en Guate también tenemos grupos buenos, ahí están los Pata de
Conejo. “Orgullosamente Naciooonallll wey”

Y de eso se trata lo que viene mis chavos, disfrutenle. La vida se acaba y no es cola de iguana. El
tiempo dura lo que dura el tiempo y hasta hoy sólo sabemos y podemos asegurar que el amor dura lo que dura
dura.
34
Fumadas Corp. Y su proyecto Editorial Humo. A sus lectores:
Nada de lo que escribimos debe ser tomado como realidad. Todo lo que decimos es ficticio acaso con
grandes rasgos de verdad, pero infectada con humo de tabaco y ron. Todas las escenas son preparadas, los
cuadros son generados por una que otra mente de esas que ya no hay en base a un detalle, simplemente.

Escucho a Marley cantándome a toda madre dentro de la cabeza, tengo un chenquero que ya no da
para más sobre el escritorio, topado con los restos de improductivas dosis de nicotina y alquitrán.
El estómago me arde por el exceso de café… pero nada… ni una peregrina idea. Necesito
inspirarme, necesito un sueño una visión.

Alabado, bondadoso y misericordioso señor. Tú que tejes con tu mano y sagrada voluntad la trama
del universo y la tela de la vida con los hilos del destino. Tuyas son todas las cosas, las verdades de nuestras
bocas y los fieles a tu voluntad.
Alabado seas por permitirnos encontrar a Ulises en la Antigua. Un humano de corazón noble y buena
voluntad. Ten misericordia de este infiel y bendice su casa.

Shokran, min fadilak, ahir mariz wahid wa ishrin youn al kamis.

Continuemos con lo de nosotros muchá, es que con los ETP aprendí a orar antes de empezar algo
importante y es bueno agradecer por el favor que hizo el cuate, también hay que ver que hace un calor de mil
diablos y ya me está sacando hasta lo árabe, ya parece que estamos en el desierto.
Ahora sí, hijos de la guayaba, cacharon todos. Hasta traje de baño había comprado la Nekistía para
irse al río en semana santa. – No vayas nena, te va a salir cola de pescado. Pero ella no, terca que se quería
meter al agua. Nada muchá, pero nada de ni m..rda, pura agua del cielo le tocó nomás.

-Fuego en las canchas de arena de la Quince. Nada Muchá pura agua esa noche.

-Chupivio en la playa. Nada, puro llover.


-Hasta permiso tenía la banda para sacar a dorar la traida. Ni para remedio había sol. Pura lluvia.

-Nos estás chingando. -Ja ja ja ja-------- aja aja aja ajjjj ajjj. ¡No me órquen cabrones!
-Permitime la compu… Vos crees que es nomás de soplar y hacer botellitas ¿va’?… cabroncito…
¿muy chingón?

-Cama.leo- no cambió cuero, no hubo sol. Puros insectos sintéticos. Por eso no engorda y está más
flaco que un yogurt.

35
Salí, papa divertite, tenés que aprender a comer cosas naturales, dejá de ver La Matrix, eso no sirve.
Te vas a secar frente al escritorio y luego… ¿Qué hacemos?
-Lo vendemos.

Se vende camaleón.
No ha mudado cuero.
Fuma, chupa y hace fuego.
Ideal para adornar la sala o el jardín.

-Méndigos, jijos de la gran (tapa bien roja) Y ustedes no se rían cabrones que ahorita que ya me tocó
a mí les viene lo suyo.
¡Que wevos! ¡Hubo ocsay señor arbitro! - “Out side” repeat after me. O-u-t- - - S-i-d-e.
No es justo que la Chavela se confiese tan diawevo y nuestras viejas no suelten nada. Confiesen
condenadas. ¿Qué fue lo que hicieron para semana santa? Porque lo de antes y después ahorita cae.

Los Tijerazos.

Los cortes, las mentadas, todo, todo. Nosotros manejamos información que ni Marroquín J. & Reyes
Entertainment. Sabe que existe.

-Me caigo en la leche tío, lo han tijereado al hombre. – No exageréis, no habido tal tijerazo, la niña
que nomáz le ha hecho el dezaire. -¿De que tía estais hablando vosotroz? - ¿De quién máz iba a ser hombre?
¿Es acazo que te hacez el caballo?
-Ya os entiendo, vosotroz no quereís dar nombres para no ofender el honor de la chiquilla. –Hombre
cuerdo erez, aunque parezcaz un orejotaz.

-Abajo del puente había una serpiente con cara de inocente, chupando y fumando enfrente de la
gente. Perdón… perdón… Qhhhjummm.

Los patojos aquí muchá que son unos salidos, preguntando lo que pasó para el churrasco en la
Quince y la lavativa.

Patojas chulas. Mi respeto derecho para ustedes y la mitad del izquierdo también. La verdad es que
sin ustedes… seríamos sólo nosotros y -¿Por dónde? Eso es lo primero que preguntaría Miki.
Vámonos respetando vos mierdicta.
Es que no les digo pue muchá, todo lo agarran por el lado de atrás, ustedes mano. …ta no se puede
descuidar uno entre tanto Caifás.
Como les iba diciendo sin nuestras mujeres… porque sí son nuestras va´ muchaá… unnnnnnnnnn
Bola de vacas echadas, aquí no hay esperanza chicas.
Es que la mara está bracas porque dicen que así no se puede, que nomás las deja uno “encima de
algún lado” y otro se las levanta.
No hay compromiso, no hay lealtad…No hay más guaro, ¡a comprar más carajo!…

36
Eso es mentira también, porque yo las he visto, cocinar, administrar y cuanto la fregada, estoy seguro
de su alma si tuviera que vender algo para irnos de gira.

-Pero mejor, hhhsssssssss… esa rola me llega vos, pasame ese montecito que está sobre la silla mirá.
…ta es hierba-wena muchá, es que me duele el estómago, a la gran.

Y unos comerciales.

Chicas solteras, enviar la palabra sí al *666 y les responderé de inmediato.

Noticia de última pasta.

La hermandad de niñas bonitas presentó quejas a la oficina de redacción de Humo por medio de una
integrante X… wey.
Dis que los del grupo no las pelan, que no hay amor, que ni a la esquina.
Acá dice que fueron con el mero brujo y que ni él supo como aclarar la situación.

Hoy con nosotros un experto en desamores para explicar los motivos que han minado la convivencia
amorosa de los ETP y la Hermandad de Niñas Bonitas.

-Los muchachitos tienen sus razones para no agarrar por esas tierras vos, no creas. Son zorros. Ellos
ya olieron la trabada. Ya olieron el maícito quebrado su agüita de maza. Pero no quieren estar como cochitos.
Los muy puntudos ya vieron el delantal y ven venir los sartenazos desde la cocina y no quieren fregar los
platos. Ellos quieren seguir diciendo que no son ni mariquitas ni mandilones mucho menos amilanados.

-Por favor podría usted expresarse de manera que les sea a nuestros lectores mucho más fácil
comprenderle.

-Ta weno papa, pero tranquilizate. Mirá pues, los chavitos tienen miedo colgarse de las patojas, ¿Me
entendés? Son águilas los condenados porque quieren jugar a la pelota pero no quieren meterse al equipo.
Quieren cortar la manzana pero sin subirse al palo. ¿Ya captaste?
Ellos quieren seguir como si nada, para que no les anden diciendo:
-No en ese lugar no vas a dormir vos.
-No mi amor, con esos no te me vas a andar juntando.
-Cariñito, dios guarde y te vaya viendo yo bien a pija.

-¡Ja mis canicas! esos patojos ahí donde los mirás pero ya se dieron cuenta de que se tratan esos
amores. No se quieren colgar,
no quieren que los miren de la
manita de las chiquillas…
aja, eso es.

-¿Con que eso es no?


– Pues es cierto. Porque
también nosotros
fuimos con un druida y nos
dio algunos consejitos.

37
Fumadas Corp.
Y
La Hermandad de Niñas Bonitas.

Presentan:

Con el apoyo del editor: E. Salvatierra.

Autorizado por: El Consejo Superior de Asesoría de Editorial Humo.

Original del Equipo de Asesoras de: La Hermandad de Niñas Bonitas.

38
Super Eminent Leniter Restricta.

Largus Instrumenti Artificialiter Entranti.


“Compositae Sine Herbis”

Pulcra Enim Sunt.

La Hermandad de Niñas Bonitas no presentó sus comentarios para hacerlos públicos por este medio.

Agradecemos de todas maneras que no lo hayan hecho.

39
Lo que creemos ser, lo que
queremos ser, lo que nos dicen
que somos, lo que tendríamos que
ser, todo eso junto carece de peso
frente a lo que somos en verdad.
¿Qué es el ser?

Existimos o coexistimos.
Podemos existir de manera, física,
En Brazos de la Fiebre.
real, ideal,
matemática.
psicológica o

Ahora bien el
existencialismo, esencialismo,
pragmatismo, politeísmo, etc. Todo
eso no viene al caso en este
documento que se tornará
complejo y exigirá al lector una
total entrega neuronal para su
lectura correcta y comprensión
satisfactoria.  La foto nos
sorprenderá nuevamente
con sus exóticas vivencias en las
cuales usted podría estar
involucrado. El nuevo orden
humorístico del grupo de jóvenes
que harán de todo para no ser
descubiertos por sus demás
compañeros de clase mientras
disfrutan una de tantas jornadas
en los brazos de la fiebre.

 
40
Elías, Abel y Cristian.
La curiosidad, ¿qué es la curiosidad? Lo mismo que te mueve a preguntarte ahora, Qué es la curiosidad. Es
una palabra nacida del latín curiosĭtas, o bien curiositātis que sirve para nombrar el deseo de alguien por
saber o averiguar lo que no le concierne.

Nada vale la pena tanto como la verdad y las preguntas resueltas con ella.
Elías.

Lo que creemos ser, lo que queremos ser, lo que nos dicen que somos, lo que tendríamos que ser,
todo eso junto carece de peso frente a lo que somos en verdad. ¿Qué es el ser?
Existimos o coexistimos. Podemos existir de manera, física, real, ideal psicológica o matemática.
Ahora bien el existencialismo, esencialismo, pragmatismo, enanismo, politeísmo, la boda de
Fernando II de Aragón, el movimiento gay, la célula que explota, el camote y los videos porno de Poptún que
en lugar de calentura dan diarrea, todo eso no viene al caso en este documento que ya empieza a tornarse
complejo y exige una total entrega neuronal para su lectura correcta y comprensión satisfactoria.

Todo lo que una persona quiere puede hacerse realidad.


Julio Verne. No sabemos si lo dijo en estado de lucidez o bien a pija.

Cuando un hombre desea algo con todas sus fuerzas todas las cosas conspiran para que lo
consiga.
Esa se la fumó Pablo Coelho y nos la obsequió en su obra literaria “El Alquimista” pero lo que se le
olvidó a Pablito fue aclarar que aplican algunas restricciones, eso porque si las cosas colaboraran cuando un
hombre desea algo con todas las ganas del mundo, pero hablo de esas ganas muchá que quien diablos, seguro
que hicieran algo para que no le doliera tanto la cabeza a la condenada como últimamente me ha dicho.

Reunidos en consistorio, los de la foto, preparándonos para las tradicionales del fin de año, henos
aquí, bueno ahorita estoy sólo porque los otros dos elegidos fueron a la tienda a comprar guaro mientras yo
me pendejeo. Queridos compañeros, tomo mi humilde computadora y pienso en tantos momentos juntos…
41
¡shoo serote nos vas a chingar el estilo!
–Ya vinieron.

-Vos no habían verdes, -¿Qué compraron? –Cocas, -me lleva la chingada, que plástica, porque eso no
va a ser goma. –¿Qué has escrito?, -ni mi nombre, no se me viene nada. –¿Ya les llegó aquel mensaje que
anda rolando por hi5 que dice que hay que reenviarlo y no se que más y si no lo envías a tus cuates que te van
a cancelar la cuenta? –Sí esa es pura paja, -pues no. –Pues sí, es que habían encontrado un virus en la página,
dicen que era de diseño diferente a todos, pequeñito y todo lo que agarraba lo hacía tres mierdas, -¿pero ya lo
sacaron o qué? –creo que no lo han sacado del todo, pero por el momento le cancelaron el sitio a la Luz
María. –¡Burro!

Y este es un son dedicado a Miki y a todos nuestros culos.

–Llamó aquella muchá que dice que va a venir –¡Puta madre! ¿Cuándo? -¡Ahorita serote! Ya viene,
-¡comé mierda y mirá como tenemos este reguero¡ -Pela, -además sólo hay una pinche botella.
-¡Pasame el chile¡ -¿por donde? -¡Puta madre! –Vaya tranquilo, llega.

-Muchá y qué pasó en Pana, -pues no mucho, nos echamos como a las nueve… bueno este serote se
enrrolló como a las ocho. -¿Y qué putas? –Pasa que era domingo mierdita, -¡con razón! -Otra es que Miki nos
profetizo una muerte por violación masiva y cuando llegamos al hotel habían tres culazos en la habitación de
arriba y pensamos que se trataba de las de la profecía, así que nos quedamos.
-¿Y nuestros culos qué hicieron? –Disque a bailar y chupar a donde el Jovanni, -¡puta! –Pues
nosotros nos quedamos en el cuartín y empezamos a pendejear, al rato nos llamaron que llegáramos que la
gran diabla, a esa hora si nos estaban llamando era porque no había con quien más chingar en la pinche disco
imaginate Panarock en sábado. –¡A la gran! ¿y ustedes no fueron? –Pues a qué o cómo qué. Y perdernos el
morir violados.
-El serote de Jairico se quería aventar un su brinquito “a la italiana”, pero le salió relumbrosa la
condenada y él se salió tirando mierda el cabrón, -¿Y qué putas? –Que la vieja llegó bien flex y le brillaban
los ojos y cuando el chompipito llegó disque’alinearse, la vieja que lo mira con aquellos ojos que ni el diablo
mano y que aquel se le raja pues. –¡A la madre!.

¡Noc, noc, noc,! -¡Abrí tipo es aquella.


-Hola, hola, ¿Qué hacen muchá? ¡A la gran madre, chupando! –para nada, sólo estamos agarrando
aviada, -Puta con ustedes muchá y yo que a conocer chavos bien pilas y toda la paja y miren como están. –
Pues nosotros bien y vos ni se diga, a ver ¿querés un traguilín? –Qué tu traguito ni que tu awela, si me querés
pendejear que sea con pura nacional. –Muchá váyanse ustedes los dos a comprar chela y tárdense todo lo que
quieran. –Pelámela pisadito vos no has salido ni una sola vez. –Pedazos de pico traigan aquí el pisto me
aviento yo… pero con ella. –¡Puta! finalmente a don serote se le ocurre algo bueno, pero no vayan a traer la
chela caliente, -No mierda va ser otra cosa.

Veremos que ocurrió pues.

-¡Muchá abran la puerta serotes! –¡Abrí! -¡Abrí vos culero que no me puedo parar! –Puta si yo
estoy igual. -¡Apúrenle muchá que se me están rompiendo las bolsas! –Oí mierda a aquel ya se le cuela el
agua, ¡abrile! -¿Las patas? –La puerta maldito que se le cae el guaro. –Entonces sí.
-¡Puta que calor!

-¡Hay pero que cosa tan enorme! –Ponete algo bueno vos. –Brafo brama u fashe bru kabala il ani u
bara fili fahi. –¿Muchá y a este qué le agarra? –No le hagás caso es que a veces se le traba el yoyo y termina
pinchando moscas.
-Vos mano agarrá suave esa mierda que mirá ya estás asustando al culito.

42
-Muchá y qué se cuentan. -Vos Crosh esa no mano mejor algo de Soda Estéreo –Piloxy pasame la
caja de discos que está sobre la compu. –¿Qué querés que te contemos? Hasta ahora ha sido de ir a chingar
todos los días.

-¡Prendan la tele dicen que hay vergueo en San Luís, no sé que rollo hay! –Ni se aweven, lo
que ha de pasar es que la Liz viene para la escuela y ya saben que la mara no puede ver algo poco usual que
ya hacen la bulla.
-Además para qué van a prender la tele, nos vamos a desconcentrar. –¿Tienen que ir a la escuela hoy
entonces? -Pues yo creo que sí pero, mejor no vamos va’ muchá. –Si no están contentos pueden ir. –Mira
esta mujer pue’ lo que se le ocurre. -¿Cómo dijo seño?

-Desde que entramos a la escuela este año ha sido de estar chingando, de arriba abajo, imaginate la
gastadera y cuanto la gran diabla. Pero eso no es todo, lo difícil que es para nosotros tres, porque somos los
únicos que nos ponemos hasta atrás cada vez que salimos a alguna parte, aunque esta gira de Pana fue un
desastre porque el Crosh no se vino y sólo de aquí para San Luís este serote se ha puesto una gran pija y todo
el camino fue de wacatelas, no llevamos ni la mitad del dinero que nos íbamos a gastar y terminamos con que
nos estaba llevando la gran chingada.
-¿Ya habían salido antes así de lejos? -La primera vez que salimos fue a Yax’ha. -¿Dónde es eso? –
Es un sitio que está… vamos a ver -¿Dónde está vos? –Antes de llegar a Tikal en la ruta a Melchor. –Bueno
pues esa vez nos hemos puesto chiquititos, ha pero eso sí, éramos más. –Sí vos, había más mara, marón, tres
viejas más, ha’ puta pero las gemelas eran diawevo mano. –Si hombre pero el bote de leche que nos
tragamos no era de las gemelas era de la nena de la Ale. -Nombre pendejo y no la Karlita lo había llevado para
Felipe pues. –Tampoco que para esa vez X wey. –Hablando de vergueras lo del cerro estuvo como mandado a
hacer mucha. –Lo más talega fue que a don serote se lo llevó la verga subiendo y bajando el pinche cerro,
primero que la leña y después que a las viejas se les olvidó lo que íbamos a cocinar y ya cuando teníamos las
tortillas en el fuego no aparecía la méndiga carne por ningún lado y se llevaron a este para que les ayudara a
subir las chivas. –Esa vez estuvo fumada.

-Piloxy ¿a quién vas a extrañar más cuando terminemos el curso? –Puta y yo a quién o porqué voy a
extrañar. –¡Pues ni modo que al conserje mano. –Del grupo wey! –Pues sí, yo sé que del grupo pero para qué,
nada me saco. –Yo sé quien te va a hacer falta, yo sé por quien vas a chupar tres días seguidos. -¡Tate quieto
hiju’e puta hombre, me chingás el estilo¡ Lo de Cobán estuvo mejor que lo de Pana. –Míralo cambia la
plática, pero eso sí hay que ver que talega nos hemos colocado.
–Puta como no fue a ustedes que les mandó el mensaje el don de la cabaña va’ pisados. –Y qué decía. –
Quería que le pagáramos los dos galones de limpiatubos que usó y el medio día que se pasó trabajando para
destapar el baño cabrón. –Ha’ deveras que ese baño quedó arruinado mano. –¿Vos y las botellas aquellas
neta las encontraron en la cocina? –Y no que habían como diez, así sin paja. –Puta Elías y vos tan rogado
mierda, nos hubiéramos tomado otra, si esas mierdas ni contadas estaban. –Puta si tantas ganas tenés serote
vamos otra vez, ahora ya sabemos donde las guardan.
–Mucho bla-bla y nada de glu-glu-glu. –Exigentes las viejas va’. –Con una así me quiero casar yo mano.

-¿Vos y la vilmis está jetona va’? –No’mbre ella así es. –Pura lata.
–Vos Elías y así neta, pero con los dos en la mano. -¿Cuál vos? –La derecha porque la otra se te cae
serote? –No mierdita cuál neta. -Qué se sabe de… -Muchá que aburridos se están poniendo. –Lo que pasa es
que tenemos que aprovechar los últimos momentos de lucidez para redactar este documentillo porque luego
ustedes se ponen en jaque y ya sólo dos mejor nos ponemos a chupar.

-Lo que admiro de la mara de viejas es el aguante que tienen para andar de un lado para otro con
nosotros, que se han portado a la altura, que si no fuera que nosotros somos unos bolos serotes, panes sin sal,
porque realmente hay que aceptar que pa’qué chingados, nos pelan, así no tiene chiste para ellas esa
chingadera pues, a ver ¿cuándo hemos hecho algo para ellas, cuando hemos salido a chingarnos la madre con
ellas? –Es que tienen su estilito mano. –Sí puta, pero mira que se han aventado, no neta yo no tengo nada en
contra de nuestras viejas mano, se han tenido que aguantar un chingo de madreadas por la culpa de uno que
otro pisado que se le ocurre que aún no se quiere ir, que más tarde que no se que más pajas, pura
irresponsabilidad de nosotros y que a la larga siguen acá porque deplano les gusta estar en la movida ¿o no,
qué creés? es por la chingadera cabrón. Y sinceramente nosotros les chorreamos el palo. –Bueno a la larga
43
puede que tengás razón, pero muy a la larga. –Pero vos de todas maneras no hablés serote si sólo huludo te la
pasas, a ver ¿con quién de ellas te llevás? –Pués con ninguna. –Viste. –Puta pero ustedes sí mierdas. –
Tampoco si no se puede. –Cómo no. –Pues ya viste. –Hay’ta. –No pos’ sí. Bueno pero a la larga que pisados
que vivan nuestros culos.
-Salud.

-Pasame esa mierda pa’ca voy a soltarme un par de tratados. –Pero no le vayás a chingar las teclas.

-Bastante fue la chingadera en Yax’ha, que contá una historia, que un cuento y no dejaban dormir. Pues bueno
a ver si les parece esta fumada.

Sarah.

Arrancaba el filtro a los cigarrillos y los encendía despacio, los fumaba a pausas muy pero muy
largas. Cuidaba una planta rara que crecía en un vaso para ron de la que a veces cortaba una hojita con mucho
cuidado y la agregaba a su cigarrillo, luego se metía en una tina con agua caliente y estaba en ella por mucho
tiempo.
Fumaba al salir de la tina y se tumbaba en la cama donde dormía sin parar.
Por la mañana se levantaba tarde y fumaba mientras tomaba una amarga taza de café.
Los domingos la veía llevar pantalones cortos y una camisa a cuadros, botas amarradas y una gorra
que la hacía verse bastante atractiva.
Tenía una mariposa tatuada en la espalda a la altura de la cintura.
Al parecer su fuente de placeres era la cajita de cigarrillos.

Me convertí en su vecino cuando cambié de escuela y ella se convirtió en mi objeto de estudio


cuando nos conocimos. Vivíamos en el mismo piso uno frente al otro y compartíamos las flores y los sillones
del patio a la hora de leer. Ella siempre andaba metida con libros raros, simbología, arte, historia y cosas así,
yo prefería descargar chistes de la red y luego leerlos tranquilamente siempre y cuando no fuera temporada de
evaluaciones y anduviera ocupado estudiando… como robarme el examen
Ella hablaba a pausas muy largas, siempre lo tenía a uno en suspenso entre lapsos premeditados. Me
pedía mi ordenador para escribir sobre sus hallazgos raros y poco comunes. Mezclando no sé que aceite con
tal raíz y agregando saber que cosas, se obtiene finalmente una excelente fórmula para atraer murciélagos
chupadores de sangre.
Era muy linda y no niego que me gustaba mucho, pero no le aguantaba esa mirada cuando le
preguntaba sobre la cruz invertida que andaba en su collar.
Me encantaba ir de excursión a su cuarto, especialmente de noche, se veía muy graciosa con la carita
adormilada y los ojos chinitos de tanto leer. Yo no entiendo cómo alguien puede despreciar treinta y siete y
dos veces más la misma invitación a bailar y para cuando finalmente lo hace es para robarse el show con la
forma de moverse.
Ella podía hablar desde el lenguaje de un niño hasta la jerga de los abogados. Estudiaba lengua y
evolución de la conducta humana. Yo estudiaba todos los días la manera de sobrevivir una vez más a los
dolores de cabeza que provocan los libros de programación y las clases de informática. Los dos de veinte y
nuestra vida girando en torno al próximo cigarrillo.
Yo no sé cuando empecé a convertirme en mago, puede que sea desde que nos hicimos novios y
empecé a tener que desaparecer repentinamente cuando llegaban sus papás o cuando tenía que sacar
explicaciones hasta de las orejas para hacerla entender que la que había llegado a verme era mi prima Tona y
que era maestra del disfraz por eso no se parecía nunca a las otras veces.
En fin.
Ella era de alma noble, sin prejuicios, con muy poca vanidad, muy original y siempre con la sencillez
de alguien que entiende eso de: “El contexto total de la vida es el telón de la totalidad”
De ella aprendí muchas cosas. Le gustaba mostrarme como las hormigas se comunican por medio de
químicos, la divertían cosas como ver volar las golondrinas.
Ella nunca dijo nada cuando me olvidé de decirle que no llegaría a cenar, tampoco discutíamos por el
par de días que me olvidaba de ella entre semana, callaba siempre las cosas torcidas y gritaba cuando había

44
algo bueno que celebrar, aprendí a llevar una foto suya en mi mochila al irme de viaje y a escribirle durante el
camino.
Poco a poco fui aprendiendo a encontrar en la teoría del pensamiento y en la historia del arte algo
más que aburridos debates y explicaciones complicadas, ya dormía poco y empecé a dormir menos con eso de
querer entender el porqué de la divina proporción y el Pi radial y la constante universal.
Ya estaba fumando mucho, pues empecé a fumar aún más para quitarme el sueño.
Empecé a dormirme durantes las clases.
Dejé de leer algoritmia y código C++. Cambié el descansador de Linux por una fotografía del cuadro
de la última cena. Me empezó a interesar el vuelo de los gavilanes, el sánscrito y la alquimia, empecé a leer a
Coelho y a Dan Brown.
Ella empezó a usar collares con semillas y a hablar más rápido y yo a hacer más pausas y a
olvidarme de lo que quería decir.
Así que todo se nos mezcló, ella hablaba de lo que no entendía de las variantes y las funciones
matemáticas aplicadas al algebra boleana y yo me la pasaba criticando a Tolstoi y hablaba de lo complicado
de un arco de medio punto y de la clave de bóveda, de capiteles y de columnas de grecas y escudos familiares.
Ella empezó a dormir sobre el teclado de mi ordenador y yo entre las hojas de los libros de leyendas
medievales. Cambiamos sus discos de flauta, laud y sacra por los míos de regae y rock. Ella empezó a viajar y
a olvidarse de mí dos días a la semana y yo descubrí lo chistoso de un caracol cuando camina.
Yo hice el análisis de conducta humana para final del curso y ella el de programación remota.
Ella tiene ahora un novio informático mientras yo riego a diario una plantita extraña y escribo esta
historia mientras agrego una hojita rara a mi tabaco para meterme a una tina de agua caliente.

-Maldicto te fumaste hasta la chenca papá. –Así es uno cuando se inspira vos. –Puta y de quién viene
la inspiración si se puede saber. –No se puede. –Decinos hombre si no va a salir de aquí. –No, no lo digo por
mí sino por ella. –Saquémole la sopa a éste aunque sea con cuchara. –¡No! Déjenlo acaso a ustedes les gusta
que les hagan eso. -Así somos los hombres mujer nos gusta chingar. –Ahora amarralo al sillón. –Pasame la
caja de discos que está entre la bolsa de basura. –Nos decís quién es o ya vas a ver cabrón. –No muchá yo les
conté en buena onda, no sean pura mierda. –Piloxy poné este disco en el aparato.

Llegamos los dos, buscando un hotel…

-Noooo. Maldictos, me chingan el estilo, nooooo. -¿Quién es? –No la conocen cabrones, no sean
pura lata, quiten esa mierda. -¿Quién es? –Quítenla y les digo mano. –Quitá esa mierda Pilo. ¿Va, ora sí
quién es? –Chínguense serotes. –Piloxy ponele el disco tres.

Ella necesita que duerman en su cama…

-Aaaaaaaaaaaaaah. Noooooo. Ya no soporto más, aaahh. No sean tan pura mierda, quítenla,
quítenla… por favor.
-Ahora la quitamos hasta que nos digás. Nombres queremos.
-Se llama --------. –A bueno, así sí. Quitala Abel.
-Y ahora contá otra que esa te la fumaste bien. –Va pues pero hora sin tortura serotes.

Imperio Muerto.
Diez de la noche, había un frío traicionero en el silbido del viento. Dentro de su tienda ella buscaba
ropa para dormir, afuera se oía tronar la leña que poco a poco se hacía humo, imaginó el círculo de
compañeros alrededor del fuego tomando cerveza, hablando bajo y riendo a escondidas.
Salió de la tienda, se subió la capilla a la cabeza y atravesó de cuatro pasos el poco espacio entre su
tienda y el fuego, se acercó despacio y estiro los brazos para calentarse las manos.
El miedo había superado su timidez.

De los cuatro sentados esa noche alrededor de la fogata uno la había visto salir de prisa de la tienda,
se había fijado en sus manos apretadas y su respirar ansioso, sentada junto a los otros ella apenas podía verle
el rostro con ayuda del reflejo de las llamas que parecían crecer por momentos para lanzar su luz sobre él que
estaba ahí recostado sobre un tronco, tenía las piernas estiradas y fumaba al parecer desprendiéndose alguna

45
idea pegada en la oscuridad de sí mismo. Prestaba atención por un momento a lo que alguien decía y luego
llevaba la idea hasta muy adentro donde únicamente el humo del tabaco parecía llegar.
Ella sentía el calor de las llamas en su rostro y a veces una fría bofetada del aire que alborotaba las
lenguas de fuego haciéndolas bailar y lanzar chispas.
Sabía que era el punto de atracción de las miradas de los cuatro compañeros y deseaba mostrar
seguridad, sin embargo estaba ahí clavada en el trozo de madera que le servía de asiento sin encontrar la
puerta a la conversación.

Lo pensó mucho para decidirse a viajar con el grupo. Estando ahí sola con los cuatro desconocidos
empezaba a sentirse nerviosa. Eran los mejores cuenta cuentos, la hacían sentirse parte importante del grupo,
sabía que no había esperanza de encontrar en ellos formalidad, que su vida estaba escrita con tinta de fiestas y
papel de aventuras, eran prácticos y sabían ser serios en su momento, pero por propia seguridad no se atrevía
a dejarlos solos, sus habilidades no superaban su gusto por la cerveza y el tabaco aunque pudieran hacer de
todo con una cuerda y un cuchillo.

Advirtió la mirada que se había fijado sobre ella como una nube gris, desde el otro lado del círculo
un par de ojos calculaban tiempo y espacio, sentía como era traspasada de lado a lado por dos ojos fríos. El se
llevó por última vez la mano derecha a la boca lentamente consumió lo último del cigarrillo y se deshizo de la
colilla, a lo lejos la braza se fue apagando con la humedad de la hierba mientras se elevaba un pequeño rizo de
humo que ya nadie vio. Ella empezó a sentir un leve hormigueo en la espalda, se le hizo un nudo en el
estómago, las piernas no le obedecían. El dirigió la vista a la caja de plástico que estaba frente a ella y levantó
el dedo índice para indicarle “una”. Ella abrió la caja y la cerró de inmediato, hizo un movimiento negativo
con la cabeza y dejó de verlo, se dirigió a los otros y los tres la veían como esperando algo, ansiosos, tenían
la mirada embriagada.
El corazón le daba tumbos. Volvió a verlo y se encontró con esa misma mirada fría, desapasionada
pero que iba siempre más allá de los ojos. Entonces comprendió, como si de pronto la hubieran tomado por
los hombros y una brusca sacudida la regresara a su lugar junto al grupo y el fuego. Abrió la caja y sintió
como el frío del hielo le entumecía la mano, sus dedos delgados y largos palidecieron se cerraron sobre la lata
fría, su cuerpo perdió peso, el corazón le dejó de saltar dentro del pecho, le vino al rostro su color normal y
una leve sonrisa se le prendió a los labios.
Con un gesto amable la invitó a sentarse junto a él, su mirada seguía fija en ella, no dejaba pasar un
sólo detalle. -Pensé que tendría que ir por esa cerveza yo mismo. Ella observó a los demás y todos estaban
sonriéndole levantaron su cerveza y dijeron –Salud.

El líquido frío le inundó la boca y llegó a su estómago un momento después, luego se fue para todo
el cuerpo. – ¿Has tomado muchas? – Escuchó la pregunta y pasó más de lo que acostumbraba pensando en la
respuesta. – Es la segunda, pero ya tengo sueño y no habrá tercera, aquí hay menos que nada que hablar.
¿Cómo te sientes? – Bien… sólo un poco cansada por el camino y un poco… - Asustada – no, no… es sólo un
poco de… - Miedo – ¡Ya deja que hable¡ Los dos rieron. - Es la primera vez que salgo sola a un lugar tan
lejos y solitario como este… bueno no sola es que no acostumbro salir con “compañeros”. – Tienes suerte. -
¿Suerte? Las palabras la sorprendieron.
– Si yo estuviera en un bosque lejano y solitario con cuatro mujeres, ¿crees que podría ser un tipo
con suerte? – ¿Qué no es lo que desearía un hombre? – Pues quizá pero ese hombre sería uno que tendría que
estar cuidándolas, acompañándolas a sus tiendas, empezando porque tendría que buscar el mejor lugar para
instalarlas. En fin mucho trabajo, buscar la leña, asegurarme que no va a venir un animal a meter la nariz por
la ventana, ¿qué te parece? Pero vos, tenés a cuatro sujetos que van a tropezarse por hacer lo que les digás.
¿Me entendés? – Se ruborizó – Bueno sinceramente no lo había visto así. – Yo sé como lo ves mujer, vos
creés que estás entre cuatro contenedores de testosterona alterada por el alcohol y que en cualquier momento
vas a ser víctima de un ataque de miradas y todo tipo de groserías. – Bueno no… no tan así…
- En fin, me alegra que estés aquí, eres valiente, dejá decirte; vamos a cuidarte muy bien, no te vas a
arrepentir de estar acá. –Y le pasó la lata de cerveza, -no gracias yo no tomo. – Es para que me hagas el favor
de llevarla a la basura niña. – De nuevo se le encendió el rostro, pero él ya no lo notó, se había agachado para
encender otro cigarrillo y perderse de nuevo en su mundo de razones, ideas y argumentos.

Hacia el norte como mudos testigos del tiempo se alzaban, templos, altares, palacios y observatorios
astronómicos, una antigua ciudad entre tierra y las raíces de ancianos y gigantescos árboles. De noche la
46
niebla se metía en el bosque y los cerros y lo inundaba todo con jirones blancos. El arroyo cruzaba entre
árboles de pan y corría hacia la ciudad perdida, los peces saltaban cazando a las arañas y los mosquitos que
caían al agua, una fruta se desprendía de pronto y caía haciendo que el agua saltara fuera del cauce, el ruido se
escuchaba muy lejos y algún animal dentro de su madriguera se lamía los bigotes, la cena estaba lista. Los
cangrejos se lanzaban sobre las frutas y desprendían grandes pedazos que acarreaban a sus cuevas entre el
lodo. Alguien dentro de su casa de campaña también había escuchado las frutas cayendo, pero sabía que para
conseguir comida fácil en la montaña necesitaba más que paciencia. Ya estaba conectado con todo a su
alrededor, los árboles, las piedras, los caminos, el aire. Escuchaba a la hembra en el nido arrollando a sus
pichones, a una lagartija que venía hacia su tienda, a la serpiente que siseaba sobre la hierba, al ratón que
recogía lo que quedó de su cena junto al tronco y que se convirtió en la cena del pájaro que se lanzó desde la
rama del castaño.
Era un elemento más en el ambiente.
Tras el campamento se veía una enorme y blanca pared de piedra.
No podía dormir, tocó su mochila e hizo memoria del interior, brújula, cuerdas, lámparas,
baterías, comida enlatada, ganchos, pasadores, arnés, guantes. -Su estómago se puso tenso, recién se habían
conocido y estaba siendo atraído por ella como no lo había pensado.
Adelantito ustedes se van a enterar porqué fue que no terminé la historia.
-Vos, vos; parala. Está buena tu historia pero a qué viene, me parece que reconozco algunos
personajes. –Muchá no lo interrumpan está bien interesante. - Verda’ que sí, es que usté’ sí sabe. –¡Va
pero no, no! ¡Hey esa es mi falda dejala! ¡Vas a ver! –Puta mano va acelerado. –Muchá les llamo a unas mis
amigas que tengo por ahí para que estemos más parejos porque este se está poniendo peligroso. –No seño
mire si usté’ se viene a sentar aquí conmigo yo le prometo que nadie más la va a abrazar ni acariciar ni nada
de eso. -¿Hoy no hay escuela entonces muchá? –Callate hombre no llamés mala suerte.
Media hora más tarde.
-Vos hay’tan aquellas. –Hola, hola. –Hola muchachas lindas. –Pero qúe dice éste, relindas.
–Wenas. –No muchá ustedes no tienen remedio. –Y no lo queremos tener viera. –Califas hasta donde ya no. –
Se nos nota mucho va’ señito. -Ya no me digás seño que… -¿Bravha muchá –Yo no soy brava vos. –
Dije que trajeron bravha y también una de doce. Y por cierto cómo es que se llama usté’ a ver. -Miralo ya le
salió la campechanada. –Me llamo (----). -¡Así si ya pasamos a entendernos miré.

Hora y media después en el cuarto de arriba.

-Oíme y así como escribís sos también para… -¿Para las demás artes? Claro que sí, toco guitarra,
flauta y hasta me gusta estudiar idiomas. –No, no, yo digo para lo de cama. –A no, no par’eso de la
carpintería salí chueco, eso no es lo mío. –¿Me querés ver la cara va’? –Pues y como aunque no quiera, ¿acaso
no estás ahí enfrente pues? –¡A la puta!
Luego en la Sala.

-Orale muchá. –¿Y vos que ya te vas? –Si ese no quiere nada, creo que es weco. -¿Es que allá tiene la
compu va’? –Sí. –Apagale esa mierda. Tené llevale cigarros. –él tiene. –Entonces llevale un trago. Quitale
los lapiceros y las hojas de papel y por cierto vos (-----) mirá prestale tu falda a ella un rato porfa. –¡Puta! ¿Y
yo en que me quedo? –Y si de todas maneras… -Va Pues.
-Vas a ver como lo arreglamos a este cabrón.

Otra Vez en el Cuarto de Arriba.

-¡Jue’ su madre, Apagaste la compu y yo no había guardado, te volaste mi historia! –Ese lapicero.
-¿Qué? -Venga pa’ca. Y te ponés a decir y a hacer cosas que valgan la pena. –Pero mamita… -Pero nada.
-Dónde conseguiste esa falda. –¿Conque no se la viste a la (----) -No si yo a vos te he estado viendo desde que
vinieron
.

47
Esa Noche en la Escuela.

-Muchá. ¿Y aquellos porqué no han venido? –Chupando han de estar. –No creo si hoy es miércoles.
-Si pero ellos son de Poptún. –Llámenlos que vengan muchá habemos muy poquitos. -¡Luz¡ ¿Tenés saldo? –
Sí, si tengo.
-Que dice Abel que están en Dolores recibiendo una clase con el arqueólogo no sé quien y que van a
salir un poco tarde, que no van a poder venir hoy.
-Y no nos dijeron nada esos pura lata muchá, hubiéramos ido nosotras Luz, ese señor dicen que es
pilas.
-¿Vos Chany y vos crees eso pue’?, esos a esta hora están pero bien chiquititos.
-Chiquitistillos se dice vos, aprendé‘hablar. –Carlos ya venís a chingarr. –Perdón flor. –¿Ya estudiaste
miquillo? –No, vos yo no sé nada. –Por eso te pregunto si ya estudiante mierdicta.
-¡Jóvenes, qué putas, buenas noches¡ -¡Buenas noches profesorcito lindo, bonito mia’mor. –
Sssssssssssss. –¡Vos cállate Carlos¡
-¿No han venido todos los serotes? –Es que viera profe que los patojos están en Dolores recibiendo
una charla con el arqueólogo… ¿Cómo es que se llama? Colibrí, coliflor, no recuerdo como dijo Abel y que
no van a poder venir hoy, pero que mañana ellos nos dan copia de lo que les diga el señor. –A bueno,
interesante.

En la Casa.

-Crisstian, Crisstian, abbrime la p’uerta. –¿Qué ya te vas vos también? –No coño voy a la farmacia,
me quedé sin blindaje. –Pero vos andás a verga. –En verga ando, prestame cinco pesos serote. –Vamos yo
voy con vos, dame la llave.
-Vos Cristian esas viejas que vos trajiste tragan en puta hermano. –Puta yo no las traje. –Qué hora es.
–Hora de recreo, andate agudo porque nuestros culos van a andar en la calle y si nos miran van a decir que
somos bolos y que nos gusta chupar. –Los bolos y a quienes les gusta chupar son la misma chingadera. –Pero
ellas no entienden hombre y después dicen ahí babosadas.
En la Escuela.

-¡Chany, vamos a comer¡ -Hoy no tengo hambre vos. –¿Y eso? ¿Qué le está pasando a esa pancita? –
Es que hoy me invitaron a almorzar ya tarde y comí mucho vos, no quiero comer más. –Huuuuy
peligrosa la muchacha, bien guardado lo tenías mi’ja. –Va pues y a dónde vamos. –A la casa, que mi mami
hizo un pollito que vieras.

Aquellos en la Calle.

-¡No, no, por aquí no serote, es contra la vía! –Ahora ya nos metimos. –Meté la moto aquí detrás
de este carro mirá y así si aquellas pasan no la miran. –Seño regáleme una cajita de compases porfa’. Y una
cajita de caramelitos de menta también. ¿Cuánt’ues?... –Son “cincuenta quetzales joven” ¡Puutaaa! Pilo ¿tenés
un quetzal? Gracias oye, pase feliz noche. –Que mejor la pase usted joven. –Usté’ descuide que para eso
compré una caja de estas mierdas.
Aquellas en la Calle.

-Y vieras que guapo estaba, se me quedó viendo y yo me empecé a poner roja… -Vos Luz esos eran
Abel y Cristian. -¿Dónde? –En la farmacia. -¿En la farmacia a esta hora? –No’mbre ellos ahorita no están
aquí, yo creo que sí están en Dolores.
De nuevo en la casa.
-Puta Elías y vos qué. –¡Callate cabrón! Las viejas quieren más guaro. –¡Puta madre! ¿Cuánto? –
Dos botilas de tequella. –Maldicto, hoy sí vamos a pelar cables. –¿Nos hacés wevos tu’avía Elías? –Con una
botella quizá mano ya con la otra hay que ver. -¿Y vos Pilo? –Puta “sólo que la mar se seque no me bañaré en
sus olas” traé esas botellas y otra de azul. –dios me guarde con dios me libre, amén, aaaalleluuuya’.
Doce de la Noche.
-¡Que buena mierda, más rápido Elías! -¡Que bonito yo no sabía que ustedes hacían eso! –Hacemos
otras cosas bien lindas pero esas toman como nueve meses..

48
-¡Vamos Pilo! -¡Vengan chicas entren al fuego. – ¡Nos van a quemar! –No mujer, vas a
ver que no. -¡Vamos, vengan!
-¡Hay, hay, hay! Shhhhhhhhh.

Muchá yo no me acuerdo de nada más. Al otro día nos levantamos a las cuatro de la tarde ya las
viejas se habían ido. Encontramos como evidencia seis botellas vacías en el suelo y cuatro litros de bravha sin
tocar, además una botella de tapa azul con la que nos terminamos de cocer porque amanecimos crudos. Un
pedazo de falda de la (----) todo chamuscado estaba junto al sofá, yo estoy todo quemado, Abel quemó la
camisa y Cristian tiene un lado de la cara ahumado e hinchado.
Pero seguirá siendo un gran gusto hacer trastadas y que luego ustedes se diviertan riéndose con
nosotros de ellas.
Hasta el web’o.
Saludos especiales al Cristian que está de Cumpleaños. Disculpá si no voy a la fiesta pero es que
acordate que en mi casa esos días son de mala suerte y no me dejan salir.

Niñas and machos. Tiren sus muñecos de Batman, Superman y todos esos weyes, hasta los de Winnie
Pooh, que voy a lanzar el mío.

Elijah. Así se dice Elías en hebreo. Eso quiere decir, “Profeta de Fuego” Un día me dijo el señor, - Elías
vos sos cabrón para girar esas tus babosadas con fuego. Te encomendaré una tarea en la tierra.
Resulta ser que Cristo en persona vino y me dijo te daré el don de interpretarlo todo para que los hombres
y las mujeres entiendan el mensaje del señor. – Diawevo maestro, ¡aaaleluya! usted si que es la mera verga, le
dije yo. – Ya no te llamarás Elías, me dijo él, de ahora en adelante serás: Sero-man. Y tu escudo será una tapa
de inodoro e irás predicando por el mundo con un rollo de toilette en la mano.
49
Ahora soy super héroe y vino a ser que tengo el poder para leer el mensaje y de interpretarlo para ustedes.

Sero-man.

E.Salvatierra.

Para los nuestros.

-Haced el amor unos a otras y viceversa dice el señor.


-No os aweveis por el incremento a la gasofa, hijos míos, ni demás tiliches, awevaos más por el
incremento al guaro y al tabaco.
-Venid a mí las niñas canzadas y arrepentidas por no dar con el que se la sepa. Aquí estoy yo que he
recibido el don de lenguas.
-No desearemos la vieja del Próximo dice nuestro señor. Muchá si alguien conoce a Próximo avise para
no desearle la vieja a ese pisado.
-No se acostarán macho con macho, ni hembra con hembra. A coger parados todos serotes.
-El señor está molesto. Dice que le celebran su día a la gran madre, a la gran patria, pero que no se
acuerdan de la gran puta.
50
Me enseñó el señor algunas otras cositas.
-Tu señor tiene grandes planes para vos y tu vida. No te cases.
-El señor te ama. Sacale plata.
-A excepción del VIH y el mal de amores, el señor sanará todas tus enfermedades.

Hacé lo que se te venga en gana dice el señor, total miralo de esta manera. Acaso no te gustaría ser
diputado, hasta soñás con ser presidente, te encantaría ser ministro o consejero del gobierno. Pues como verás
toda esa gente se va a ir al infierno.
¿No serás eso, eso es lo que estás diciendo? a bueno, entonces seguro serás así como yo, loco, tirado a la
mierda, rebelde, etc. Pues te vas a ir al infierno, porque los tontos no van al cielo dice Jessy & Joy.
Yo sé una cosa muy cierta y vos podés verla como se te ronque la re.pt’ gana. Estamos seguros que vamos
derechito a colgar los tenis, de eso no hay duda, correcto. No sabemos cuándo ni dónde.
No sabemos ciertamente qué hay después de esta vida. Puras suposiciones, puras supersticiones. –No, no.
Yo sí estoy seguro, porque tengo mi fe. A bueno y por esa fe que decís que tenés es que te da tanto miedo la
muerte.
Mirá aceptemos por un momento que todo eso que sabemos es puro atol con el dedo.
Ta bien, te quedaste en blanco. No crees nada, no hay nada para después.
Ahora yo digo. Humildemente aceptá, que si hay un dios en donde quiera que esté se va a dar cuenta que
estás haciendo lo bueno con aquél a quien se lo está cargando la chingada. Y así como ve eso, va a ver
también si se la estás metiendo a la de Próximo y que sé yo que demás cosas.
Dios no es tuyo, no creás que piensa igual que vos, no creás que es nomás de venir a saber lo que él
quiere, no es de ningún grupo, ni de los pentecostales, los católicos o los del séptimo día.
Hacé lo que se considere correcto en tu sociedad.
Hacé de todo pero no chingués a nadie, no hagás pendejadas cuando andés bolo porque no será preciso
que baje Cristo rodeado de su gloria a meterte tus vergazos, de ahí mismo vas a sacar cuenta.

No te destruyas vos mismo y no te lo digo por aquello de que te quieras mucho, te lo digo porque
podemos necesitarte vivo, por tu inteligencia y tu visión.
Escribí por lo menos un libro y dejanos tus ideas, ya sean estas buenas o así como las mías, porque ideas
malas no hay, así podremos recordarte, acordate que alguien deja de existir sólo cuando ya nadie se acuerda
de él.

No humillés a nadie, no andés ahí de galanote insultando a los chavitos que andan con su novia nomás
porque a vos no te peló la condenada. Como no te pueden dar tus pijasos de frente te la van dejar ir por atrás.

Respetá a las mujeres y si no querés, hacé lo que vos creas que podés con ellas. Vos sos el que va a
terminar hecho mierda al fin de cuentas, porque con esos demonios ni dios padre mano.

Cuidá el agua y todos tus recursos, parte de amar a la del Próximo es dejar algo para quienes vienen
después y nos estamos hartando todo.

En fin la idea es que comprendás que todas las wecadas que hagás van a repercutir en vos mismo.
Y todo lo diawevo que te avientes para la banda, va a ser para otros no para vos. Total que estás
desgraciado por todos lados.

“Tratá a todos como quieras ser tratado” Esa es pendejada dice el señor, además se oye bien fresa digo yo
y muy marica.

Mirá pués. Vos pórtate diawevísimo con toda la banda y enseñanos a ser así y entonces vamos a ser
diawevo todos, no te vamos a tratar exactamente como vos querés, pero de todas maneras no te queda otra.
Ahora bien si querés, hacenos mierda a todos vos nomás y esperá a que todos juntos te hagmos mierda a
vos solito.

Ahora que ya te quedó claro lo que dios quiere.


Te vas a ir a la iglesia a darle gracias por lo que aprendiste.

51
Dale gracias a dios pero tené cuidado con lo que agradecés no seas tan mula, mirá pues, no le des gracias
por el dolor que sentís, no sea que él entienda que te gusta y te va a pegar otro más fuerte. Dale gracias por la
vida que tenés y que tenemos todos que es lo que permite que sintamos lo bueno y también ese ingrato dolor
de muelas.

El diezmo. A sí. Mirá con eso el señor y yo no nos metemos. Si vos querés colaborar, vos sabrás mano. A
vos es que te suda el traste para ganarte lo que tenés y como quedamos con el maestro, no hay nada más
diawevo que poder decidir sobre lo que es de uno y mejor si eso le ha costado y quiere dárselo a alguien.
Hacé como tu conciencia te indique. Por aquello que tu conciencia necesite una manita te voy a pasar mi
número de cuenta.

Si vas a cantar que sea una de Molotov. Si va’ vos. No mano hay que ser discreto, si te querés hacer tres
mierdas alabando a tu dios dale, pero tené cuidado y vas emputando a los vecinos. Mirá que ahora la banda
anda viendo por alguien que se las pague no por quien se las debe.
Pero vos no dejés que nadie te diga la manera en la que tenés o no tenés que agradar a tu dios. Pero
acordate que el maestro y yo decimos lo mismo.
Hacé lo que sea correcto. ¿Qué es lo correcto? lo que no te deja cargos de conciencia.
A menos que en tu iglesia te digan que chupés y fumés, pero entonces dame la dirección de esos serotes.

Si no vas a ningún lado y no creés en nada, dejá que te diga que si estás hecho mierda.
Mirá pues, yo le miento la madre al demonio y a dios porque los dos me caen mal y pueden estar por
cualquier lado, no me interesa saber dónde va’.
Pero sé que están ahí, la gente les tiene toda clase de nombres, pero si vos te creés tan gallito, ta’ bueno,
yo te digo algo. Todo eso que no creíste cuando estabas vivo, lo vas a creer justo un instante antes de estirar la
pata. Y vas a decir: -¡Mierda, porqué fui tan pendejo! Pero ya será tarde.
Los que creen en él, arrepiéntanse de sus mierdas, porque cerca está el asador y el día en que se los va a
llevar la gran puta, dice el señor.
Arrepentirse no garantiza que no te lo van a dejar ir, sino que vas a morir con la conciencia tranquila que
es lo importante.

Los que no creen el él, crean o no de todas maneras se los va a llevar la gran puta, dice el salvador.

Todas estas pendejadas que digo, las digo amparado en la constitución política de este país que nos
permite expresarnos a los ciudadanos libres y consientes y que pagamos cabalmente los impuestos que sirven
para que los diputados serotes se vayan de viaje.
Y amparado en el código de fe de la biblia cristiana y judía. Pecarás contra el nombre del hijo, del padre,
contra tu madre y tu padre y encontrarás perdón en la misericordia del altísimo. Más no insultarás al espíritu
santo.
Y ahora yo pregunto, ¿sabés vos cuál es el templo del espíritu santo?

Muchá, si a sí lo quieren, miéntensela a su papá o a su mamá, échense contra el cielo y el que lo creó todo
y aún así tendrán esperanza de ser perdonados.
Pero cuidadito exceden sus límites porque entonces sí que van a comer tres mierdas. Yo sé cuáles son mis
límites, porque me he puesto a prueba y sé lo que aguanto y lo que no. ¿Vos sabés cuáles son los tuyos?

52
53
Los Clásicos.

- Es que eso fue hace mucho tiempo, además tú estás muy chiquita para esas historias y mirá la hora
que es. ¡A la cama, órale pues¡ - Pero papi… - Nada, a la cama. Y uno, dos, uno, dos. - ¿Me llevás en tus
hombros? – Y bien adentro acá del lado izquierdo mi reina. Vengase pues, ¡arriba! – ¿Me vas a contar de tus
viajes mañana? – Ta’ bueno, pero tenés que levantarte… vamos a ver… cinco años mayor. –
¡Ala no… no seas así conmigo! – ¿Y hoy qué te cuento para que te duermas? – Quiero que me
cuentes esa historia del hijo del comerciante que se fue bien lejos y tuvo una hija que se llamaba así como me
llamo yo.

Cuando mi hija se ponga así de terca, cuando yo no sepa como decirle que se esté en paz, cuando me
tenga que sentar a la orilla de su cama a contarle cuentos.
54
A: 6 Cielo y su abuelo.

Elías Salvatierra.

Éramos los tres problemas oficiales del barrio y de la escuela. En casa cada uno hacía lo suyo para
conseguirse cada problema y meterse en cada embrollo. Los tres hablando siempre de lo que seríamos de
grandes, hablando mal de la seño del grado y espiando por la ventana del aula a las niñas de sexto.
Los días pasaron y uno de tantos nos dimos cuenta que la vida no era ya tan divertida e intentamos
asimilar esa calamidad con tabaco y ron barato.
Luego los años pasaron nuevamente y fue un día sentados en una esquina de la calle los mismos tres
que nos dimos cuenta que teníamos que dejar de vernos. – Yo voy a Cuba, quiero ser doctor. – Yo voy a la
ciudad, quiero ser abogado. – ¿Y vos? - ¿Yo qué? - A sí… este… bueno yo… voy a viajar… sí, por todos
lados y… escribiré libros… sobre mis aventuras... y… conoceré a mucha gente.

A mis amigos les gustó, creo que sintieron envidia por esa parte de las aventuras.
El cubetazo fue cuando lo dije en mi casa.
Hubo sermones y al final me pusieron a lavar los platos. – ¡Un pat’e’chucho sos! ¿Cómo se te
ocurre? Pero ya estaba comprometida la palabra y no es de caballeros dar la espalda cuando se trata de algo
tan serio.

55
Al día siguiente me decidí en serio y le dije a mamá que realmente quería con toda el alma irme de
viaje cuando grande. – Pero vos querías ser monje. – Me dijo. – Pero es que los monjes no viajan. –
Bien, ellos se van de viaje y yo conozco a muchos que han llegado “hasta México”.

A mi mamá siempre le han caído poco bien los viajes y conoce poco de geografía así que ir a México
seguro ya se le hacía bien lejos. Pero yo seguía convencido de que eso no sería suficiente para mí.
– Pero es que los monjes comen lechugas y repollos y me voy a poner todo verde. – Solté.
Yo no creo que ella pudiera creer eso, pero estoy seguro que dejé ver que sí estaba tronado con la
idea y ella no sabrá de geografía, pero si sabe muy bien que sus hijos somos demasiado tercos como para que
valga la pena tratar de convencer a uno que se atreve a decir que se va a poner verde si no lo dejan viajar.
Además pienso que ella siempre estuvo segura que ya se me iba a pasar y que sólo estaba
entusiasmado del ratito.
Pero es que ella tampoco sabe mucho de historia universal y creo que tengo que agradecerle el haber
prestado poca atención a cierta parte de mi vida que al final terminó siendo mi vida entera.
He viajado desde que tengo memoria, me acuerdo que iba de niño con mamá para todos lados y que
me entregaba en serio a la tarea de que me vieran a lágrima partida por todos lados si me dejaba en casa.
La escuela, la fiebre, el calor o el frío, todo me sobraba en la mochila a la hora de oír “viaje”. Encima
de todo eso el apellido, eso es lo que realmente tiene la culpa, “Marroquín” viene de un pueblo que ha sido
nómada desde siempre.
Un pueblo de mercaderes, caravanas, piratas y gitanos.

Y por otra parte la herencia de padre.


En Guatemala mi papá traficaba productos agrícolas hacia la capital del país, fue parte de las
caravanas de su aldea desde que tenía diez años.
Un día cuando llegaron con su grupo a la cima de la sierra, vio que allá lejos había más pueblos y se
imaginó que más y más lejos había más y más pueblos y que él quería conocer a la gente que vivía en ellos.
Regresó junto al grupo y se dio cuenta que todos estaban hablando del regreso a casa. La noche siguiente se
recostó en un cajón de madera en un mercado de la ciudad y se durmió, soñó que volaba en las alas de un
pájaro enorme por encima del mar, tan alto que no se veían las gentes ni sus pueblos y las ciudades eran tan
sólo una mancha en el suelo. A la mañana siguiente mi papá se levantó y se prometió a sí mismo volver algún
día a su pueblo y contarle a su gente una historia diferente, una historia grande, fabulosa.
Mi padre fue un gran soñador y todo un aventurero, un loco para la gente que así lo creyó.
Su aldea estaba en la espalda de la sierra y otro día cualquiera él se subió allá arriba y se enamoró del
horizonte, volteó y de frente a todo y a quienes conocía dijo: - Horitía regreso muchá.

Yo no sé si fue coincidencia o es que él ya se sabía el camino, el caso es que encontró el pueblo


donde vivía quien ahora es mi madre y desde ese momento empieza la verdadera aventura de mi padre.
Anduvo con su familia de este a oeste y del sur al norte y cada vez mi mamá tenía que arrancar las flores de
su jardín recién plantado y llevarlas a otro lugar.

Cuando la guerra de guerrillas llegaba a su final en el país y ya todos hablaban de paz y de derechos,
cuando mi familia tenía ya más de una década de sedentarismo, aparecí yo y el pueblo de mi familia fue
también el mío, tuve una tierra a la cual regresar y de la cual enamorarme como de nada más, una casa con
una cocina siempre sacando humo donde se metía el perro al que siempre quise enseñarle a comer verduras.

Conocí a mi madre cortando rosas y geranios de todos colores en un jardín grande y a mi papá a
quien aún no se le quitaba lo inquieto. Él se iba una semana para la montaña y luego para la sabana cuando ya
no aguantaba otra vez las ganas de estar solo. Me gustaba cuando regresaba, porque traía siempre cada cosa.
Recuerdo que mi mamá salió corriendo alguna vez de la cocina porque en su mochila mi viejo traía un animal
bien vivo.
Mi papá me hizo la primera mochila con un saco de nylon y recuerdo que siempre que la usaba me
lastimaba los hombros.
Mi papá me subió un día a un camión de carga para que fuera a visitar a mi madre a la ciudad y fue
entonces que viajé solo por primera vez, tengo en la memoria aún cada instrucción que él se sabía, seguro que
tenía razón porque conoció desde niño la ciudad y recordaba muchos detalles de esa maraña de calles y
montones de concreto.
56
Mi papá siempre tuvo tiempo para sentarse a platicar conmigo, hablábamos de todo, de cuando él era
niño, de los lugares a los que iba a pescar con mi abuelo, me contaba con quienes y a qué jugaban en su tierra
y por último siempre decía: -Ustedes mis hijos tienen que ir lejos y darse cuenta de lo que hace la
gente más allá de donde el sol empieza a calentar la tierra.
Cuando yo nací Chamán Eki, abrió bien grandes los ojos allá en el cielo y la estrella que guía a los
comerciantes y a las caravanas Marroquíes en el desierto empezó a brillar con más fuerza.
Conozco lo que existe debajo del cielo hacia el sitio que vean mis ojos en este país y bastante de lo
que lo rodea y tengo en mis pupilas lejanas la tierra entera.
Quizá no sea fácil que mi papá entienda porqué es que prefiero una casa de campaña y una mochila o
quizá no compartamos algunas ideas sobre los viajes, pero en el fondo, heredé mucho de él y estoy orgulloso
de haber tenido a un papá con suficiente tiempo para contarme historias del mar, sobre todo porque estuvo en
él, que me contaba sobre la sierra porque durmió sobre ella junto a su caravana, estoy orgulloso de que mi
papá me contara como se ve todo desde el cielo porque voló junto a las nubes. A él le debo mi pasión por lo
desconocido, mi amor al conocimiento y el poder algún día escribir una historia para que mi hija se duerma en
los brazos de una madre en cuyos ojos pueda verse toda la tierra y las olas golpeando la orilla de un país al
que siempre llamaré mío.

Hace muchos años, en una tierra que queda al otro lado del mar, allá donde se esconde el sol, un
joven comerciante viajaba a la ciudad con una caravana que partió de su aldea al amanecer.
Al caer la noche llegaron a un sitio en la montaña donde se prepararon para dormir. El joven
comerciante se apartó del grupo y fue solo a ver las luces de los pueblos que quedaban hacia el sur de la
sierra donde acamparon esa noche. Alguien de su aldea le contó una vez que el mar estaba hacia el sur.
El joven comerciante no sabía qué era el mar, pero con lo que le habían contado imaginaba que tenía
el tamaño de muchos y muchos ríos juntos y que hacía ruido al tocar la tierra. – Quizá algún día pueda ir yo
también al mar. Pensó.

Cuarenta años después, luego de haber criado a sus hijos y de haber disfrutado del paisaje de muchos
lugares, agradecido con su dios por la vida y por su sabiduría, una noche sentado a la mesa contó la historia de
su vida.
En sus ojos estaba lo que ninguna de sus palabras era capaz de decir. Y la emoción en su voz al
hablar de los viajes que hizo cautivó el espíritu de su hijo último, que veía en los ojos de su padre la tierra
toda, con sus ríos y sus mares, sus montañas y sus gentes.
- Yo también iré al mar del sur y cruzaré la sierra papá. – ¡Algún día será hijo, pero andate a la cama
ya, mañana tenés que ir a la escuela! – Yo no quiero ir a la escuela. – Si querés viajar tenés que ir primero a

57
aprender. – Uste’ viajó por muchos lugares y nunca fue a la escuela. – Pero yo me perdí de muchos lugares a
los que vos sí vas a ir si me hacés caso y te levantás temprano para irte a la clase.

Esa noche el niño se soñó en un viaje montando una nube, volando sobre eso que su padre llamaba
“el mar” y que se le hacía increíble. Soñó que había crecido y regresaba a casa con el viento del sur. Pero la
que había sido la casa de su madre y sus hermanos ya no estaba, su padre no lo esperaba ya para oír sus
historias. Había regresado a casa pero no a la que esperaba, lo recibió una mujer que aunque bella y amable
no era su madre y una niña que no era su hermana cantaba dentro de la casa.

El pequeño despertó confundido y asustado, la edad no le permitía entender su visión, pero pensó
que era bueno recordar los ojos de la mujer y la voz de aquella niña.

En una aldea a la espalda de la sierra un padre se sentía orgulloso de su hijo al verlo regresar de la
ciudad con las cajas vacías sobre el lomo de las bestias que se apresuraban a saciar la sed en el estanque del
patio mientras alguien les quitaba los aparejos y las cinchas de cuero empapado.
Y bendecían padre e hijo a su dios por la salud y el regreso a casa para alegría de la madre y de la
casa.
Aquel comerciante envejeció feliz en otra tierra, y un día empezó a hinchar su pecho de orgullo al
ver a sus hijos regresar a casa y se sentaba entonces a la mesa a escuchar sobre las tierras extranjeras, besaba
la frente de sus nietos y bendecía a las madres de estos.

Hoy al caer la noche, Cielo. Al otro lado del mar, donde el sol empieza a entibiar la tierra, la bella
esposa de un extranjero acunará en su regazo a una pequeña que cantará una canción que su padre sacó de un
sueño. La mujer tendrá en sus ojos una mirada que por alguna razón su esposo dice que ha visto antes, él cree
también que ya ha escuchado antes la voz de su hija cantando su canción.
El extranjero es el hijo de un viejo comerciante y ha andado al norte de la tierra, al sur, al este y al
oeste, ha viajado por los mares y los desiertos, ha visto las grandes ciudades sobre la tierra y ha estado no en
las nubes… arriba de ellas.
Esta noche él besara la frente de su niña y le dirá al oído:
– Buenas noches Cielo.

58
Porque todos sabemos que la tierra es una pelotota gracias a quienes se atrevieron a viajar por ella.

-Buenas noches Cielo.

Alma de los Viajes.

¿Quien será Alma de mi próximo viaje?

Iniciando con las largas rutas de migración de las tribus nómadas en la tierna edad del hombre.
Pero no nos vayamos hasta los antiguos primates, nada de esos changos feos, alejémonos hasta los
neandertales y desde ahí hasta el hombre de nuestros días, (bueno yo me tendría que referir a la mujer de mis
días) El caso es que logremos entender básicamente porqué es que estamos los humanos modernos tan
acostumbrados a movernos de un sitio a otro.
Nos atrae viajar por la misma razón por la que nos acercamos al amor del fuego.
El hombre ha estado hermanado al fuego desde sus inicios y de la misma manera está habituado a
viajar.

Desde el que viaja en un jet privado, pasando por la primera clase de un jumbo hasta la clase turista.
Desde los que atraviesan a lomo de camello el Sahara hasta los que atravesamos un continente entero con una
mochila en el lomo.
59
Todos somos viajeros por igual y lo hacemos por la misma razón. Es necesario.

No importa porque lo sea. Por estudiar, por trabajar, por conocer o porque se nos atravesó un
demonio juguetón en la cabeza y no deja de molestarnos hasta que nos cargamos la mochila.

En esta ocasión hablaré únicamente de los viajes de mochila. No hablemos de los demás porque
alargaríamos mucho esto, además jamás he viajado en primera clase, así que no sé que decir, tampoco he
viajado en un jet privado. Mejor dicho no he viajado en avión, porque odiaría decir que he viajado miles de
kilómetros y tener que aceptar que no conozco la tierra entre uno y otro destino.
A lo más que llegaría creo que sería a viajar en barco.
Amo volar, pero no en motores con alas.

Alma mía, te quiero contar algo de lo que viajar significa para mí.
Para mí viajar realmente ha sido una actividad producto, eso quiere decir que ha habido un proceso
para que finalmente yo pueda decir ahora “soy un viajero” “un patechucho” diría Wendy. Porque verás que
acá en Guate nomás a muy pocas mujeres les gusta colgarse la mochila, a todas les encanta irse de viaje, pero
eso de la aventura como que les queda un poquito grande. A mí por eso me va horrible por acá con eso de las
novias te cuento. Pero no es ese el tema.

La vibra.

Mucha gente te dice eso, buena vibra, mala vibra, pero realmente ¿qué significa? Y muy pocos son
los que se hacen esa pregunta y tratan de contestarla, porque la verdad nadie dice lo que eso es, solamente la
sientes. Y cuando la sientes no importa si has oído hablar de eso o no, sabés que es buena o mala vibra.

Eso es básico en esto de los viajes, digamos sólo por ahora que es como el octavo sentido, te vas a
encontrar con gente con la que puedes viajar días y días y no te sientes incómoda, pero te vas a topar con
quienes están cerca media hora y ya te tienen como todos los diablos. Y así es.
Bueno, para que entendamos un poquito a toda la banda que viaja por este mundo la vamos a dividir
en partecitas.
El grupo, la sociedad, la caravana y los free-lancer.
El grupo se forma en carretera, estás viajando y te puedes unir a un grupo, puede ser gente de tu
mismo idioma o no el caso es que si estás en un grupo es porque eres útil, tienes alguna habilidad: artesanía,
música, fuego, pintura. Y esto puede ser de provecho para el grupo pues éste creará el tan útil y muy noble:
capital común. El grupo es lo más complejo de las divisiones que he hecho yo de la banda. En un grupo están
todos tan unidos que no he sabido de un grupo en el que alguien pueda estar mal y los otros estén bien. Un
grupo mientras mantenga menos de diez integrantes mejor, pues el liderazgo es compartido.
El grupo no sale de ningún sitio, él está siempre en ruta, puedes entrar y dejar el grupo cuando
quieras, unos se unen a otros y otros a otros y forman un grupo, y tu puedes decir “mí grupo” pero cuando lo
dejes seguirá siendo un grupo y antes de entrar ya era uno así que... El caso es que el primer grupo de viajeros
del mundo aún no se ha terminado y estará mientras existan dos humanos que anden juntos. En un grupo de
viajeros hay mucha lealtad, mucho respeto y sobre todo mucha comunicación. Cuando uno de estos tres
valores se pierde ya no hay grupo. Lo que queda es un montón de perdidos que no saben para donde agarrar.

La sociedad es casi lo mismo que el grupo con la única diferencia que se tiene un objetivo y por lo
general consta de un líder solamente, además puede tener hasta más de veinte integrantes. Pero en las
sociedades cada uno funciona con su propio capital. Una sociedad se inicia y se espera que termine en
determinado momento y lugar. El objetivo de una sociedad por lo general es cumplir con un itinerario, eso es:
Salimos de acá, vamos allá y regresamos de nuevo acá.
La sociedad está formada por amigos, amigas, amigos de las amigas que a veces no la llevan con
alguien, pero igual, viajan todos, se divierten y por lo general regresan al mismo lugar del que partieron.

La caravana es la variante de un grupo o una sociedad, esto porque se ha adquirido equipo de


transporte. Camionetas, motocicletas, animales, etc.

60
Los free-lancers, porque en español no nos hemos preocupado por nombrarlos, el caso es que estos
son los que viajan solos.
Yo soy uno. Y te puedo contar porqué es que viajo solo, con la condición de que antes comprendas
que no es posible generalizar mi punto de vista, cada uno tiene sus motivos para viajar sin compañía.
Aunque existen algunas características que pueden encontrarse en más de un caso, quizá no todas
pero unas cuantas bastan para que alguien se sienta fuera de lugar si viaja con alguien más: Seriedad,
desconfianza, rigidez, dureza, retracción, falta de conciencia colectiva y muchos más.
Pero te digo, es poco probable que un humano con todos esos complejos se sienta cómodo viajando,
así que no es posible tener más de dos.
Yo soy serio y rígido. Pero no todo lo demás, en cambio he conocido gente dura y desconfiada, y
otros sin idea de lo que significa un compañero.
Así que los que viajamos solos siempre hemos sido vistos por toda la banda, que no es muy llamada
a apegarse a las reglas sociales, como unos rebeldes.
Eso quiere decir que un mundo formado no precisamente por quienes se apegan a las normas, nos ha
llamado a nosotros los free-lancers. Rebeldes.
Otros dicen que somos viajeros solitarios, pero eso es imposible. No tratemos eso, sólo digamos que
es imposible que alguien viaje completamente solo.

Ahora bien, seas caravanera, de grupo o lo que quieras, tienes que saber algunas cositas del mundo
de las mochilas.
En este como en cualquier medio uno conoce a los colegas. En Guatemala saben de vos, en México
saben de mí, a dónde vamos a quiénes conocimos, lo que hicimos, lo que nos gustó y lo que no. Todo se sabe,
eso porque todo lo contamos y lo que no contamos nosotros lo cuenta la gente que conoce a la gente que te
conoce.
Así es, no se puede evitar.
Así que también hay códigos de conducta que rigen muchas veces el comportamiento de los que
viajamos, esos códigos no puedes saltarlos sin que se sepa. Si alguien pasa la raya se sabe, porque estas cosas
son puramente morales, son el hueso de la comunidad. No están escritas en papel ni nada de eso, esos códigos
los traemos escritos en los genes, los que heredamos sangre de gitanos. Son códigos de vida, de convivencia.

Los hombres cuidan a las mujeres y punto. Si las mujeres tienen que cuidarse solas será porque ya no
quedan hombres en el grupo y eso será porque ya se murieron defendiéndolas.
Podés estar durmiendo entre las piernas de veinte hombres, pero ninguno de ellos irá más allá de lo
que tú quieras que vaya y el que pase sobre tus decisiones en casos tan delicados… es que no pasa, entonces
no sé lo que haría el grupo, podría no sé vos. La verdad no sé de ningún grupo en que una chica se haya
quejado de algo como eso. Yo muchas veces viajo en grupo, aunque prefiero hacerlo solo. Y hemos dormido
en lugares con dos y hasta tres chicas y te puedo decir que las veces que más he disfrutado es cuando me paso
la noche con una solamente, no te digo que duermo con una, porque sería mentiroso, a lo menos que se dedica
uno en esos casos es a dormir.

Pues bueno, como decía antes el respeto por las chicas está en alta estima, todo se planifica de
acuerdo a lo que ellas quieren en muchos casos, o a lo que ellas soportan.
En los únicos casos en los que he visto maltrato a las chicas, y no es broma es en serio… es cuando
son matrimonios. Siempre he visto que las chicas tienen que soportar a un desgraciado hombre que se
encanija porque ya le pesó la mochila y remata con la pobre niña. Entonces lo que he pensado yo es que lo
más nocivo para los viajes y no solamente para ello, es el casamiento.
Novias, novios. Es muy difícil mantener ese concepto tan chocante en los viajes de grupo o en los
que son de mucho tiempo. Pero no te creás que la banda termina así de grueso como en las novelas, que se
halan el pelo y pegan de gritos, para nada. Simplemente entienden los dos que hay mejores opciones. Y de
nuevo felices. Tengo que decir que muchos son los que ya no pueden seguir viajando juntos. Pero eso es
asunto de cada uno. En un grupo los hombres y las mujeres se ven de frente con su naturaleza infiel. Que si se
viaja en grupo es porque se obedece al instinto milenario de la tribu y que en esas es cuando el ser es
propenso en mayor grado a tomar de nuevo su vieja conducta de macho o hembra en su más desnudo
concepto. Nadie te va a ver mal porque seas una hembra, pero tienes que entender que se te entiende porque
vos entendés a los machos. Eso en los casos más extralimitados, pero sí a veces se hace todo un esfuerzo por
respetar los mismos códigos de pareja a los que estamos mal acostumbrados, para evitar contratiempos.
61
-Que la fulanita es novia del fulanito. ¡Que buena onda! Pero el fulanito que tenga cuidado y no me
agarre la fulanita un día algo alterado porque juimonos. Y yo tengo que entender cuando aparezca mi novia
con que la del fulanito le gustó más, y por favor entendamos bien esto, he visto como las chicas se van y no
precisamente con otro.

Jamás se presiona a nadie dentro del grupo para que haga algo que no quiere hacer. Eso en todo
sentido. Porque el grupo es responsable de la seguridad física y emocional de cada individuo que lo conforma.
A excepción de encontrarse en riesgo la integridad física de alguien más y que se haga estrictamente
necesario y como única salida al peligro empujar al sujeto para que salte de una cascada de 50 mts.

Cuando el grupo está formado únicamente por hombres, por lo general ellos buscan grupos de chicas
para complementarse, eso pasa por lo general al caer la tarde. En casos como estos hay que tener un poco de
precaución, no alejarse mucho de zonas habitadas, no ingerir demasiado alcohol o materiales paliatorios,
porque la conducta humana es impredecible en muchos casos y pueden ocurrir cosas lamentables si no se
tiene el debido control de las situaciones. Si no hay mujeres u hombres en un grupo será por el concepto que
se tiene del género. Entonces hay que andarse agudo.
Hay grupos que están formados únicamente por mujeres y ellas también buscan con quien pasar la
noche, los hombres felices de la vida. Pero no por eso deben creer ellas que son parte de un grupo de machos
protectores. Quizá mientras el beneficio sea para nosotros, pero mucho cuidado.
Ahora cuando el grupo es mixto y no hay parejitas. En la noche se puede hacer de lo que uno quiera,
porque los hombres del grupo te van a proteger como ya dije antes sin molestarse por quien fuera tu elección.
Ahora bien si te fuiste a dormir con un sujeto que no era parte del grupo ya es otra cosa, Y si a alguien le
molestó eso y resulta que él te gusta, ya sabés quien más quiere contigo, es sólo cuestión de que se pongan de
acuerdo.

Lo más peligroso en los viajes es el exceso de libertad con el que uno se encuentra. Es que podés
hacer todo lo que quisiste hacer siempre. Pero el problema es que como no lo habías hecho antes no sabés
como controlar nada cuando la cosa se pone fuerte.
Si vas a fumar algo que no has fumando antes, asegurate que quede alguien que te esté cuidando,
porque el peligro no viene de los demás que están fumando, sos vos misma. No se sabe cómo vas a actuar si
no has experimentado nada parecido antes. Si vas a tomar algo nuevo o querés tomar bastante, hay que tener
un ángel de la guarda.
Aunque con el guaro lo que hacen las chicas ya es bien conocido. Se acuerdan de alguien que las
mando por el tubo más delgado y se ponen bien tristes y se prenden a llorar como Alma en pena. Pero bueno.
Eso se controla con un par de coscorrones y un. “Váyase pa’la casa” Las lleva uno a su cama y se quedan
como un tronco, al otro día andan que no pueden ni empacar nada porque les tiembla todo el cuerpo y no se
pueden agachar a nada porque vomitan hasta el estómago.
Yo recuerdo una vez con una compañera cuidamos a una chiquilla que se quedó bien dormida en la
casita de campaña instalada en un bosquecito medio raro. Al otro día preguntó por lo que le había pasado y
yo le dije: -No te acordás Ina. Te quitaste la ropa a media noche, y que se te ha metido que querías bailar
conmigo y no sé que más cosas. –Eso no es cierto. Dijo. –Es cierto le dijo la otra amiga. Te pusiste bien loca,
no te podía controlar, le dije a Elías que se saliera porque no te podía ver así y te pusiste peor, que querías que
entrara. Pues como yo también tenía mis tragos me valió y al fin de tanto, Elías entró y nos vio a las dos en
cueros, y para no chivarnos él también se quitó la ropa, pero al rato cuando ya nos había pasado la calentura
nos dio pena y nos vestimos de nuevo, pero vos te habías quedado bien dormida y te tuvimos que vestir entre
los dos.
-No les creo nada. –Pues no creás. –Le dijo la otra chica.
Y yo que ya no aguantaba la risa, haciendo como que estaba bien chivado y todo sentido. Y
se me quedó viendo Ina como los mil diablos.
– Sos un aprovechado, jamás creí algo así de vos… miserable.
-Pero si vos iniciaste todo. – Pero estaba borracha y no tenías derecho. -Y vos. Le dijo a
la amiga - Sos una pura mierda, no pudiste tener un poco más de cuidado conmigo.
Y los dos empezamos a cantarnos de la risa. Y cuando se dio cuenta que eran mentiras se
puso toda roja y se puso a llorar, mi muchachita. Y como no sabíamos que hacer para que encontrara
consuelo… nos pusimos otra vez a chupar.
62
Porque lo que pasa es que en algunos estados mentales provocados el ser humano es capaz
de perder el control de sí mismo y de perder la memoria de sus actos también.
Pero nada como un buen cuate que te haga cuentazo.
En los viajes conocés cuates de verdad, conocés a un hombre a una mujer que puede dar la
vida por vos. Te podés topar con la mujer o el hombre de tus sueños. De todo te puede pasar. Sobre todo si no
tienes cuidado.

Mochila, Letras y Vos.


“Te escribiré”.

Elías Salvatierra.

63
11
16
04 Un monitor frente a los ojos por diez horas, café y mucho tabaco, eso para poder quedarte con la
información que no podés comprar.
Todo es siempre distinto a lo que te presentan por televisión o en las noticias, pues nunca te dicen
que para poder hacer una investigación que valga la pena tenés que saltarte las contraseñas de las páginas o
que tenés que entrar de clandestino por donde los demás pasan con ayuda de su tarjeta de crédito.
Es simple, cuando no tenés dinero hacés lo que está a la mano y en este caso especialmente pues
sólo tenés que usar los dedos y la cabeza para poder andar por donde sea, fisgoneando, metido donde no te
llaman, total, todo lo que sea prohibido produce atracción y te excita saber que estás yendo contra las reglas y
lo hacés de forma natural porque esas, como todas las reglas, fueron hechas para ser rotas.

Empezamos con el 2,004 durante ese año se daban situaciones bastante complicadas con eso de
conseguir con que pagar lo que uno consume. Realmente se apretaba más cuando encima de uno estar torcido
salía el profesor y nos ponía a cargar las mochilas durante una semana de gira por la linda y eterna Guatemala.
Tiempos duros aquellos en los que lo único que quedaba era… cargar la mochila.

Ya estábamos bien, digo yo, con los quince cursos ordinarios y un día cualquiera aparecía el
administrador con dos más.
Realmente era pesado el material

Informático nunca me pensé, pero bueno finalmente de tanto robar hojas de prueba de las computadoras
de la dirección creo que fui adquiriendo habilidades. Yo recuerdo que fue para finales del año 2,003 que
escribí el primer mensaje. Pero dejémoslo para un año después para ser más realista, cuando yo estaba
viajando muy seguido para Poptún y tenía que estar mucho tiempo en las computadoras y en los cyber-cafés
realmente tendría que tener acceso a los registros de la cuenta receptora de mis mensajes electrónicos para
saber con certeza la fecha exacta, pero es algo que no quiero repetir.

Yo bajé del bus aquel día un poco atolondrado porque me había quedado dormido llegando al pueblito.
Venía de la escuela, vestido de particular con mis acostumbradas sandalias, un pantalón bastante cómodo diría
yo, una playera blanca y un pañuelo en la cabeza. En el morral traía mi computadora pero no para conectarla a
la red.
En aquellos días un cyber era la única ventana abierta al público en Poptún que te daba acceso a la
Internet y bueno cobraban como un ojo de la cara por conexión. Así que yo ya había aprendido a hacer todo
rápido y me quedaba una media hora de gran vago por la red. Así fue aquel día, ese interesante día que inició
toda esta historia.
Luego de responder las respectivas madres a los cuates me fui para una sala de chat para ver si podía
hablar con algún conciudadano sobre la crisis nacional de carburos y energéticos. Y resulta que me encontré a
un sujeto que decía ser de Petén y yo feliz verdad porque eso era algo mucho mejor, podría hablar de cosas
que ambos conociéramos.

-¡Que bueno que me encuentro a alguien de por acá donde yo muchá¡ Ayer estuve por el lago allá en
Flores nadando un rato.
-Como no te ahogaste cabrón ya hubiera un burro menos.
-¿!?
¿Qué se puede hacer ante una respuesta tan de una vez canija? Yo solté una serie de mis mejores tapas
contra el agresor y le pregunté de dónde era exactamente.
-Soy de donde el sol nace pando y lo enderezamos a plomazos. De Poptún por si vos no entendés.
Ahora sí que se ponía bueno.
Porque entonces fue que yo supe que el brutísimo estaba sentado en una de las máquinas que yo tenía al
lado. Lo mantuve interesado en insultarme mientras me metía a rebuscar en la red local. Salir de la red local
para buscar por la Internet no es necesario cuando el tipo está sentado en la silla contigua (como ya había
descubierto). Invité a todos los de la sala común del cyber-chat a presenciar un enfrentamiento bastante
interesante.

64
Era un chavito de no más de 16 años de esos que hay por acá en mi pueblo y que no saben nada de
respetar a sus mayores así que necesitan que alguien decida mostrarles la senda del bien de forma un poco
más práctica a manera que la entiendan y que la sigan.
Fue triste después de todo porque el pobre amiguito salió bastante apaleado, le parpadeaba el monitor y
no sabía hacer nada para defenderse de un ataque tan ensañado, además yo le hacía creer que le estaba
formateando el disco duro a su terminal y que le avisaría por mail al administrador para que le cobrara las
reparaciones y en fin, si ese chavo usa la red para insultar de nuevo a alguien así de feo como lo hizo conmigo
es porque no existen los traumas.

Pero acá es apenas parte del principio de la historia, yo estaba recibiendo buena parte de las felicitaciones
en la sala común del chat cuando entró al cuarto de computadoras una chica de respetables coyunturas y de
huesos acomodados pero que bien y ocupó la máquina que el chavito había dejado unos cuantos minutos
antes. Realmente yo tenía que entrar de nuevo a la máquina para borrar una que otra huella y bueno esas cosas
pasan. El caso es que sí… yo me robe la dirección de la chica también, pero no me robé ninguno de los
archivos pwl. Y tampoco me aproveché de tener el control del terminal para fisgonear dentro del buzón de la
chica. Pero, pese a lo que haga o trate de hacer para explicarlo, ella no me creerá que no puede ser que yo abra
su buzón.
Así precisamente arranqué esta historia, como si presionara el botón de arranque de un computador para
conectarme a la red. Ahora cuatro años después yo estoy acá sentado escribiéndole de nuevo. Será un poco
loco pero también interesante.

De cuatro años manuscritos y textualizados para Wendy.

Cuando dije escribiré no me refería precisamente a los mensajes enviados al buzón eléctrico.

Así sea.

Para: 6 Cielo.
Mi niña también un día yo hice travesuras.

09
13
07
65
No todo ha sido fácil últimamente. Hemos tenido viajes muy bonitos, hemos estado siempre
disfrutando de algún buen paisaje y buenas fiestas, pero en realidad creo que falta algo. Falta la chispa
adecuada. Falta una razón para el siguiente trago de licor en la garganta, faltan siempre motivos para suspirar
por el aire fresco en la cara. Falta algo por lo que seguir despierto a las tres de la mañana, falta sabor en la
comida.
Falta alguien.
Faltas siempre tú.

01
30
07

Febrero es un mes corto, estaba pensando quedarme sin hacer muchas letras pero ahora creo que
tengo razón de sobra. Ya me había decidido por escribirte algo más elaborado, algo con más cuidado, pero es
que son bastantes hojas las que se tienen que llenar con sólo veintiocho letras. Hoy estuve intentando
ponerme en contacto contigo pero nada.
Yo he conseguido mucho material y estoy empezando a compilarlo

02
25
07

“Quien no ha leído algo escrito por mí no puede decir que me conoce.”


Original de: E.M.S

Disculpá pero te quiero mucho como para ponerle cuidado a la franca resistencia demostrada a los
mensajes eléctricos que envío por la red.
Te sugiero que tengás en cuenta las fechas, pues quiero que el documento sea lo más parecido al
original iniciado a finales del 2,004.

Formato de Fecha.

Mes
Día.
02
25
07
Año.

Existen mucho las desvariadas maneras mías de llamar a la misma cosa, moverte dentro de este
documento será moverte dentro de mí mismo, así que si querés quedarte con la definición de algo te sugiero
elijás la fecha más reciente porque pasa que luego de quince minutos ya no pienso igual que antes, pero
escribiré todo para que no se pierda nada.

06 Sarah.
14
07
66
Arrancaba el filtro a los cigarrillos y los encendía despacio, los fumaba a pausas muy pero muy
largas. Cuidaba una planta rara que crecía en un vaso para ron de la que a veces cortaba una hojita con mucho
cuidado y la agregaba a su cigarrillo, luego se metía en una tina con agua caliente y estaba en ella por mucho
tiempo.
Fumaba al salir de la tina y se tumbaba en la cama donde dormía sin parar.
Por la mañana se levantaba tarde y fumaba mientras tomaba una amarga taza de café.
Los domingos la veía llevar pantalones cortos y una camisa a cuadros, botas amarradas y una gorra
que la hacía verse bastante atractiva.
Tenía una mariposa tatuada en la espalda a la altura de la cintura.
Al parecer su fuente de placeres era la cajita de cigarrillos.

Me convertí en su vecino cuando cambié de escuela y ella se convirtió en mi objeto de estudio


cuando nos conocimos. Vivíamos en el mismo piso uno frente al otro y compartíamos las flores y los sillones
del patio a la hora de leer. Ella siempre andaba metida con libros raros, simbología, arte, historia y cosas así,
yo prefería descargar chistes de la red y luego leerlos tranquilamente siempre y cuando no fuera temporada de
evaluaciones y anduviera ocupado estudiando… como robarme el examen
Ella hablaba a pausas muy largas, siempre lo tenía a uno en suspenso entre lapsos premeditados. Me
pedía mi ordenador para escribir sobre sus hallazgos raros y poco comunes. Mezclando no sé que aceite con
tal raíz y agregando saber que cosas, se obtiene finalmente una excelente fórmula para atraer murciélagos
chupadores de sangre.
Era muy linda y no niego que me gustaba mucho, pero no le aguantaba esa mirada cuando le
preguntaba sobre la cruz invertida que andaba en su collar.
Me encantaba ir de excursión a su cuarto, especialmente de noche, se veía muy graciosa con la carita
adormilada y los ojos chinitos de tanto leer. Yo no entiendo cómo alguien puede despreciar treinta y siete y
dos veces más la misma invitación a bailar y para cuando finalmente lo hace es para robarse el show con la
forma de moverse.
Ella podía hablar desde el lenguaje de un niño hasta la jerga de los abogados. Estudiaba lengua y
evolución de la conducta humana. Yo estudiaba todos los días la manera de sobrevivir una vez más a los
dolores de cabeza que provocan los libros de programación y las clases de informática. Los dos de veinte y
nuestra vida girando en torno al próximo cigarrillo.
Yo no sé cuando empecé a convertirme en mago, puede que sea desde que nos hicimos novios y
empecé a tener que desaparecer repentinamente cuando llegaban sus papás o cuando tenía que sacar
explicaciones hasta de las orejas para hacerla entender que la que había llegado a verme era mi prima Tona y
que era maestra del disfraz por eso no se parecía nunca a las otras veces.
En fin.
Ella era de alma noble, sin prejuicios, con muy poca vanidad, muy original y siempre con la sencillez
de alguien que entiende eso de: “El contexto total de la vida es el telón de la totalidad”
De ella aprendí muchas cosas. Le gustaba mostrarme como las hormigas se comunican por medio de
químicos, la divertían cosas como ver volar las golondrinas.
Ella nunca dijo nada cuando me olvidé de decirle que no llegaría a cenar, tampoco discutíamos por el
par de días que me olvidaba de ella entre semana, callaba siempre las cosas torcidas y gritaba cuando había
algo bueno que celebrar, aprendí a llevar una foto suya en mi mochila al irme de viaje y a escribirle durante el
camino.
Poco a poco fui aprendiendo a encontrar en la teoría del pensamiento y en la historia del arte algo
más que aburridos debates y explicaciones complicadas, ya dormía poco y empecé a dormir menos con eso de
querer entender el porqué de la divina proporción y el Pi radial y la constante universal.
Ya estaba fumando mucho, pues empecé a fumar aún más para quitarme el sueño.
Empecé a dormirme durantes las clases.
Dejé de leer algoritmia y código C++. Cambié el descansador de Linux por una fotografía del cuadro
de la última cena. Me empezó a interesar el vuelo de los gavilanes, el sánscrito y la alquimia, empecé a leer a
Coelho y a Dan Brown.
Ella empezó a usar collares con semillas y a hablar más rápido y yo a hacer más pausas y a
olvidarme de lo que quería decir.
Así que todo se nos mezcló, ella hablaba de lo que no entendía de las variantes y las funciones
matemáticas aplicadas al algebra boleana y yo me la pasaba criticando a Tolstoi y hablaba de lo complicado
de un arco de medio punto y de la clave de bóveda, de capiteles y de columnas de grecas y escudos familiares.
67
Ella empezó a dormir sobre el teclado de mi ordenador y yo entre las hojas de los libros de leyendas
medievales. Cambiamos sus discos de flauta, laud y sacra por los míos de regae y rock. Ella empezó a viajar y
a olvidarse de mí dos días a la semana y yo descubrí lo chistoso de un caracol cuando camina.
Yo hice el análisis de conducta humana para final del curso y ella el de programación remota.
Ella tiene ahora un novio informático mientras yo riego a diario una plantita extraña y escribo esta
historia mientras agrego una hojita rara a mi tabaco para meterme a una tina de agua caliente.

06
14
07
Verás que es fácil venir a inventar relatos como estos, pero para mí que eso no tiene
esencia, ¿qué tal eso de pasar cuatro años escribiéndole a alguien y de vivir un chorro de aventuras sólo para
tener que escribir? Eso me parece más emocionante, historias como la anterior las encontrás en Reader
Digest o Pc World y todas terminan así: –Y se conocieron finalmente en una cafetería y se gustaron mucho,
se casaron y ahora viven felices para siempre cuidando quince hijos y un perro.
Sinceramente yo no espero que esto termine así, pero sí me gustaría que por lo menos dijera: –Y
durante los cuatro años que tardaron en conocerse él escribió esta historia.

06
11 Finalmente calló el muro. Ahora hasta tengo una fotografía tuya. ¡Mirá nomás que linda
07 eres! Y justo la persona a quien le he escrito durante estos años, finalmente había estado un poco
preocupado con eso de que ya no escribieras, pero bueno.
Madres es que eres bien linda.

Yo he puesto mucho interés últimamente en la proyección social y la identidad porque realmente no


la he tenido y por lo mismo no sé como me estará yendo, pero por lo que encuentro en mi buzón espero que
bien.

03
10
07
Estaba dos días des-actualizado, dos días perdido en el laberinto del tiempo.
Al parecer podré terminar loco, según el diagnóstico de personas profesionales en el ramo de
meterse en lo que no incumbe.
Las gentes andan interesadísimas en saber de alguien que necesite corrección para aplicar sus
medidas duras e injustas al punto que se olvidan de sí mismas.
No recuerdo ya nada de lo que te estaba escribiendo, seguramente generalidades como siempre hago
cuando estoy afectado por el síndrome del escritor distraído.
Ahora yo tengo un poco más de entusiasmo y prisa por escribirte, pero ya no me llena como antes
porque sé que existe la posibilidad de hablar contigo con palabras pronunciadas. Ya no me hace
completamente feliz el escribirte.

¡Soy un maldito endemoniado loco!


¿Te conté alguna vez que me gustaba escribirme mensajes a mí mismo para poder leerlos después y
recordarme algunas cosas que se me podían ir de la cabeza?
Pues justamente ahora encontré un mensaje que me llevó a otro y ese otro finalmente a uno que
escribí para vos hace muchísimo tiempo, no tiene fecha pero recuerdo que fue justo cuando dejaste de
contestar mis correos y dice:

- Mirá que tengo mucho para contarte. Desde hace mucho tiempo atrás ya no he recibido ningún
mensaje tuyo.

68
Ya que ahora la conexión se ha interrumpido creo que lo mejor será guardar tanta palabra como
sea posible en hojas para que lleguen después.

Y cuando me pasa eso es cuando digo: –Realmente es bueno que exista gente a quien escribirle.

Quien − sabe
Bien como que usar el lapicero me cuesta un poco, ya veré como me acostumbro
nuevamente. Tengo los pies en la tierra y la cabeza saber donde, mi alma está de feriado y mi mente anda de
fiesta y no creo que sea fácil encontrarla.
Además mi cerebro se ha unido a mi subconsciente para hacer huelga, y así entre nos, te diré que
creo que mis papás están apoyando ese movimiento porque de un momento a otro se les ha metido que
quieren que mejore mis notas de la escuela en un 40%.

Quien − sabe
Abro mis ojos, frente a mí y a mi alrededor. Sobre y bajo de mí… nada.
Has desaparecido como por arte de magia de algún malévolo hechicero.

Tan sólo fue otro despertar triste a la realidad, otro sueño más que termina cuando nos escapamos
volando juntos en mis alas de plástico y metal.
Ese sueño donde con la guitarra al hombro y tu mano en mi cintura vemos la puesta del sol.

Se hizo tarde otra vez, mañana me conecto a ver si sé algo de ti, pero por ahora necesito descansar.

02
25
07 Estoy en el comedor (buen lugar) y escribo esto. Tengo seis teléfonos móviles enfrente y dos
de ellos los tengo desarmados porque quiero hacerles algunos cambios en la maquinaria. Un
radio receptor que transmite a mis neuronas la música que programa el operador. Hay un pájaro que está
picoteando el cristal de la ventana donde se ve reflejado y no entiende que es él mismo.

02
04
07 Maldita sea. Estoy muy apegado a las letras. Por los diablos Wendy, vos estás hecha para
que maten y mueran por ti, eres muy linda.

02
05
07
Wendy por los duendes de Isis, por los tibios infiernos, por los dioses de Grecia y Roma del
amor y de todo lo más bonito que existir pudiera en ese entonces. Por la música de los arpas celestiales y por
lo que existe y no existe aún.
Eres la más divina de las creaciones. Como no ibas a tener razón cuando dijiste que no podía amarte si no
te conocía. Ahora no es posible amarte más pero si pudiera lo haría. Ahora puedo hacerlo sin miedo, sin prisa.
69
Eres magnífica, eres gracia plena.

04
14
07
Catorce, como si fuera tan fácil. Hoy me quité el pelo. Todo un logro personal en asuntos de lucha contra
el sistema… en el suelo. Todos tenemos que aprender a ser como queremos ser y…

04
13
07

Aaaah, a veces me vienen ganas de contarte unas fumadotas mías, pero luego como que me chivo.

04
11
07
Un osito de peluche de Taiwán suavecito como alfombra de piel, delicioso como dulce de leche. Yo creo
que así va la canción y luego corrieron Yellow. Te escribí un poema en México o bueno mejor dicho copié un
poema que vi escrito en una pared. Y hay una parte que dice:

Nosotros somos los que lloramos al llegar y reímos al despedirnos. Tocamos la noche y tatuamos el
humo, corremos sobre el aire y volamos bajo la lluvia. Nosotros amamos sin actos, sin miradas y sin palabras,
simplemente amamos.
Es de estructura simple pero es como me gusta, sin rima, sin conexión sin nada pero tan propio. A veces
pienso que uno se cuida mucho del dolor del ego.
Dentro de lo legal yo no excedo los límites pero es que verás que cuando uno es chiquito ve todo cubierto
de chocolate y cuando es jovencito todo lo ve con amor y bien romántico y todo cursi. Pero de pronto te da
por ver a los ojos cuando otra gente habla y te da por preguntarte cosas y prestar atención a los noticieros del
medio día, como que te preocupa si va a llover o no y piensas que tu camisa debería ser mejor de otro color.
Te da por visitar a los amigos y ya no saltas en la cama. Para mí que estoy enfermando de algo que no sé
porqué pero pienso que no se cura.

03
30
07
Aprendí a escribir algunas cosas y a leer otras, eso antes de entrar a la escuela. Fui siempre un problema
para los profesores de matemática desde el primer día. Y me gustó mucho ir a caminar solo por los
alrededores de mi barrio. Era feliz cuando encontraba una gran plantación de corozo o una piedra bien alta,
pero nada superaba el encontrar la entrada a una cueva. Siempre se me hacía un nudo en el estómago cuando
encontraba una cueva porque sabía que iba a terminar entrando pero nunca supe a donde iría a conseguir el
valor para entrar, debo admitir que muchas veces no logré entrar de una vez y tuve que ir a traer a uno de mis
hermanos mayores para que entrara conmigo. Me la pasaba partiendo semillas y comiendo frutas en la
montaña hacia el sur de mi casa. Llegaba de la escuela y me colgaba mi mochila llena de cosas raras, un
pasador de cuerda, una brújula descompuesta, una lámpara que un día había sido de frente y ahora era
necesario cargarla en la mano. Un rollo de cuerda que mi hermano me regalo y fue la primera cuerda de
alpinismo que tuve. Unos binoculares que no acercaban nada pero que a la larga daban más importancia a
cargar la mochila. En todos esos años aprendí el valor de observar, callar y me descubrí tal cual soy, con mis
miedos y con las agallas que tengo, sé a lo que puedo atenerme y sé cuando debo salir corriendo, es sólo que
ahora ya no llamo a mis hermanos.

03
25
07 70
Detesto lidiar con variantes, eso lo aprendí con la algoritmia. “Vos no me creés pero yo te quiero” eso es
una variante en caso de programación humana. En fin yo opto por las constantes, aunque al final me aburre la
monotonía, en fin es un desmadre.
Yo creo que en quien menos pienso cuando escribo algo para vos es en vos misma, y se siente bien
horrible, pero es que todo lo que sé se viene de una vez sobre cada palabra y me hace desvariar, porque un
segundo escribo sobre vos y luego sobre tus patrones de conducta y tu etc. Etc. Tengo mi computadora en un
taller así que toda la información que tengo ahora en papel va a ir para el disco duro, pero hasta que la tenga
de vuelta y la pila de hojas escritas a mano crece día a día. Luego de revisar el texto digital lo imprimo y
tengo varios planes y una que otra opción.
He soñado cada día con dos cosas, construirme un ala delta y la otra, irme a Israel. Y puedo decir ahora
que las dos cosas son un tanto más fáciles de lo que yo creía, pero pienso que ahora, precisamente ahora no
tengo mucho tiempo para desperdiciarlo en jueguitos de gitano, necesito vegetar como un humano
responsable, aunque si todo hubiese sido como yo pensaba aún estuviera con una mochila en la espalda. No es
el dinero lo que me preocupa, porque al final he aprendido a viajar sin un centavo y estar por meses en cinco
estrellas, pero es que se gasta el deseo.
Lo que más me divierte es ver que cuando viajo subo de peso y cuando estoy varado bajo mucho y hasta
me enfermo. A veces me levanto y digo ¡hoy me cuelgo la mochila! Y luego reacciono y digo ¡no! Un día
alguien me dijo muy disgustado: -Te estás enamorando de los ángeles y de las hadas de tus historias y te estás
olvidando de las mujeres de la realidad. Y yo respondí: -Es que lo hago a propósito de. Y de todas maneras
¿Qué tan malo puede ser enamorarse de un ángel que tiene cuerpo de mujer?
.

03
11
07

Ya me decidí yo quiero conocerte, pero en persona, esperaré un año más a ver que pasa y a ver si es
conveniente.

03
11
07

Yo he estado muy emocionado estos últimos días y ha sido por culpa tuya.

01
30
07

Me siento como un niño, un niño que aún sabe muy poco de todo lo que desea saber. Un niño que tiene
algo de lo que quiere tener.
.El tiempo no cuenta mucho en ciertos planos Wendy. Al final la suma de la vida es a base de emociones y la
calidad de los momentos no del número de días o años que has pasado sobre la tierra.

71
Tú dejaste de ser vos y te hiciste una parte de mí. Mi interés por ti ha sido siempre algo que ni yo mismo
puedo entender. Eres como un complemento de mi subconsciente, eres como ese cablecito verde que necesito
conectar a la máquina para que encienda y nunca he entendido porqué, pero si no lo hago no enciende.
Inspiraste muchos de mis trabajos sobre papel, muchas veces fuiste el centro de la danza de las letras.
De verdad sentí que te enojabas cuando me dejé llevar por la flojera del tintero, te burlaste cuando me
enredé entre tanta paráfrasis, te chivaste cuando escribí sobre tus pies y de tu cintura, te aburriste cuando me
solté el discurso de despedida. Y sólo tengo letras para agradecerte por todo eso. Fuiste hasta cierto punto
muy real y, si no creés tenés que leer de nuevo todo esto.

03
31
07

Anoche soñé que era un inquisidor y todo porque a un señor se le ocurrió decirme en broma que el diablo
me tiene miedo. Yo desperté a media noche erizo y asustado y mentando madres por el susto. Quiero un buen
trago de wiskilín y un cigarro, no es bueno ser desconsiderado con uno mismo en estos casos.

01
23
07
Le llamo “La chispa adecuada” y no creo que sea copia de los discos de Héroes del Silencio, aunque se
le parezca. La chispa adecuada es un detalle sutil, algo que no puede dejar de notarse, también puede estar en
cualquier parte o ser no importa quien. La chispa adecuada nos hace olvidar todo lo triste del día y nos puede
ayudar incluso a no notarlo.

01
16
07
El texto de este día está expuesto en la portada.

01
12
07

Había una bombilla que no encendía en la sala de la casa de mis papás y me dijeron que si la podía
cambiar. Llegué y me puse a pensar mientras presionaba el interruptor. –Y qué tal si la soplo nomás o le digo
que se encienda en latín o muevo la mano con un gesto un poco místico. Y me quedé viéndola pensando que
tendría que ir a traer una silla para alcanzarla y en eso, se enciende la condenada luz. Si hubiera hecho algo de
lo que pensaba hubiera quedado todo pero bien asentado.
Mi sobrina tiene una computadora y a cada rato tengo que ir para arreglar las averías que le hace. Un día
me llamó y llegué pero con una weva de aquellas. No quería ni ver que tenía la méndiga compu así que no
más le di un beso en el monitor y le dije a mi sobrina que lo que pasaba era que tenía mal de amores y que
cuando la enciendo todo estaba en orden y los dos nos quedamos parados viendo como se iniciaba el sistema
los dos con la boca abierta.

01
12
07

72
Vos Wendy realmente hay música rara, existen muchas maneras de expresarse a través del arte pero
¿acaso es necesario complicarse tanto para hacer música? Me gusta mucho la música Medio Oriental allá
hacen música de todo lo que emite sonidos.

01
04
07

De nuevo me viene el deseo de caminar, es algo sobre lo que no tengo ningún control, es químico
circunstancial. Los que vivimos el tiempo hacia atrás no vemos el resultado de la acción hasta que se lleva a
cabo.

01
01
07
La fuerza del bruto es en mide en sentido opuesto su inteligencia. Y los arrebatos del necio hablan de su
falta de sentido.
Demonios este wiskilín está bien bueno vos. Poco a poco pero golpea.
-Otro traguito a ver.
Este copón aguanta con un cuarto de la botella yo creo que no me lo termino aquí sentado. Es una lástima
que la letra de la computadora haga perder mucho de lo que se podría notar en el documento original, pero es
que esa versión no lograrías entenderla por la calidad de la letra.

Tú que sabes hasta donde he llegado podrás decidir hasta donde llegaré, pero una cosa es cierta siempre
será como tú crees que es y no como tiene que ser, porque lo que es siempre está donde se tiene que estar. La
primera será la primera y la última la primera siempre y cuando no cuente con los dedos que ya los miro
dobles. Mejor Orale.
Ups regué la tinta.

07
06

Me encantaría saber la fecha exacta, para estar informado no sé de qué. Bueno el caso se empieza a poner
como diría alguien por acá “interesante”

Perseguía mariposas y se hicieron flores para abrirme la piel.


73
Las serpientes dieron sus frutos en abril y los árboles nadaron en paz.
Los días botaron las hojas y los conejos volaron al sur.
Mi lapicero se robó mi mochila y se fue al oriente para llenarse de aventuras de colores. Yo me quedé un
día más para comprarme un cigarrillo.

Quién − sabe
A veces tengo que salir corriendo para que no me alcance la idea de que te fuiste a dormir sin acordarte
de mí. Y cuando veo hacia atrás viene ya con la idea de que pasaste por un cyber y encontraste un mensaje
mío y no lo respondiste.

Digo yo que uno hace lo que le parece porque eso cree que es lo mejor, y qué importa si es o no.
Aventurarse por ahí para conseguir historias es para mí como un acto reflejo.

Quién − sabe

Vos Wendy yo escribo desde que entendí que para eso son los lapiceros y me encuentro ahora con este
papelaje acá que me confunden todo, años fechas, ideas sin raíz sin nada claro que me deje ver porqué
escribo.
Cuando te sentás frente a un monitor y te empezás a sacar de la cabeza puras letras, es como si pudieras
pintar las hojas con los colores de tus ideas, a veces leés partes vivas de vos, es como si los párrafos fueran a
empezar a desperezarse y a levantarse y fueran a quedarse viendo para afuera del monitor. Cada párrafo es
como algo que nace y lo curioso, renace y vive de nuevo mientras lo leés.

Si a mí me escribiera alguien sólo porque no quiere irse a dormir o porque deplano le gusto nomás, no
creo que me sintiera tan bien, a veces me pongo en lugar de la gente para quien escribo, pero como cada uno
es distinto, a veces a las personas les gusta saber que piensan en ellas

Quién − sabe
Yo confío en que tú nunca dejarás de ser tan pequeña como para irte a la cama a dormir sin oír un cuento
y espero poder escribir siempre uno que te guste.
De Las Crónicas de Narnia.
Yo soy el duende del café y tú la ninfa de la cintura estrecha y los pies lindos. iremos algún día a un
castillo real entre las nubes y vamos a visitar a un amigo que es genio y nos cumplirá tres deseos, luego al
centro de la tierra donde mis camaradas nos harán vasijas de barro para que cargues oro y piedras finas. Que
nuestra vida sea siempre danza de dulce ritmo. Tú serás quizá como hada orgullosa que provoca arranques y
arrebatos entre quienes le rodean. Yo he ido juntando palabras y letras por muchas ciudades extranjeras para
amontonarlas en un libro sin fin, porque cada vez que estoy lejos me doy cuenta que aún no tengo una buena
historia.
Tú eres por quien los caminos se me hacen cortos y los desiertos refrescantes. Yo soy quien no tiene a
nadie y quiere robarse la idea de ti para inspirarse.
08
03
06
Vos Wendy a veces las cosas no van como yo quisiera, en fin vos sabés que a veces uno hace las cosas
con la idea de… no sé… ver, sentir, oír. Me gustaba antes hacer cosas que funcionarían hasta mucho tiempo
después por tener el aguijón de la curiosidad clavado por años hasta el día en que funcionaba todo.
Me gusta escribir y leer mucho y sobre todo que me escriban mucho especialmente para después. He
tenido cartas sin abrir por semanas sólo por la curiosidad de saber que dicen, por todos lo días imaginar que
dicen cosas grandiosas y tengo la suerte de que la mayor parte de ellas las dicen.

74
Yo escribiré esto y tú no dirás nada si no te gusta y si te gusta tampoco espero que digas nada, pero tienes
que aprender algo, algo simple. Uno vive vos y cree que vive únicamente para uno, el ser humano es muy
egoísta, pero puede ser que no sea así como debe ser, puede ser que: como un árbol uno haga vivir a muchos
otros seres. Haceme el favor, si con todo esto yo no logro explicar que la vida de los seres está tramada en la
tela del destino con hilo de casualidades, viví para vos, pero si logro dar la idea básica y comprendés que
muchas veces no tenés que pensar solamente en vos cuando caminás, cuando hablás, cuando pensás entonces
estaré satisfecho. Los humanos tenemos que entender que nuestra vida es importante para otros y que la vida
de otros es importante para todos. Si la humanidad entendiera eso y viviéramos todos sin tanto egoísmo todo
fuera distinto.
Aclaro. No quiero que sometás esto a un análisis simple, vos tenés material para entender el verdadero
significado de estas ideas. El sigma no es literal.

08
06

Hoy ha sido un día cansado. Construir una casa por lo visto es algo que requiere de mucha energía. Fijate
que a veces pienso que cada día escribo más feo. Bueno creo que será porque ahora le presto un poco más de
cuidado al español que hablo que al que escribo y por eso cuando leo lo que escribo me parece que hay
muchos más errores. Vos Wendy, me gustaría dejarme crecer el pelo.
A veces me da por imaginarme lo que vos pensás de mí y me da un poco de tristeza saber que no es tan
fácil saberlo. Hasta el momento has venido siendo muy útil. Vos tenés carácter de esencial ingrediente para
mis días. Escribirte me relaja, me hace sentir bien. El punto exacto en que se funde la realidad y la fantasía,
ese punto sos vos. Estás y no estás. Y no es aquello de estar enamorado de vos, si lo estuviera te lo diría,
además no podría estarlo. Con esta lengua que tengo yo y con lo que puedo contar creo que no me iría tan
mal, pero a la semana ya no estaría en paz contigo. No entiendo porque ya no escribiste de vuelta a los
mensajes que dejé en tu buzón. Vos el disco de regae que está sonando ya se arruinó y además es demasiado
tarde o quizá realmente demasiado temprano.
Hasta otro día.

Quién − sabe

Acostumbraba pensar en vos y luego escribir, luego escribía y pensaba en vos, con el tiempo las dos
cosas se unieron y fue un desmadre. Luego entendí que de nada sirve pensar o actuar de una u otra forma
pensando en vos y empecé a creer que ese no era mi estilo. La verdad es que muy pocos somos lo que hemos
decidido.

Demonios hoy será como veintisiete o algo así de junio no creo que menos y tampoco estoy muy
interesado en saberlo. A mí me encanta viajar y arriesgar el cuero y vos sabés eso. Y cuando sé de alguien que
tiene preferencia por ese tipo de alegrías como que me gusta conocer más acerca de él. Por acá hay gente que
parece que también carga la mochila, pero son poquitos. Vos Wendy yo te quiero mucho y por eso te voy a
decir esto: Realmente a mí me parece que a vos te está valiendo madre… bueno aunque pensándolo bien no es
uno quien decide me gusta éste o aquella y venga que él o ella me quiera también, ya sé que no funciona así.
Pero en fin me gustaría que pensaras que muchas veces cuando una chica presta atención aunque sea por
cortesía hay muchas cosas que podrían salir mejor para alguien, especialmente si ese alguien sólo pide un
mensaje por la red.

12
13 75
06
Yo creo que ya nada me salva, no me da para aguantarle al reto de levantarme cada vez y soportar estar
vivo doce horas.
A veces sólo permanezco en el piso sin mover un músculo por verme de pie. No se me ocurre nada para
manchar una simple hoja de papel.

12
12
06

¿Es o era? Realmente no estoy seguro

Sobrecargás todo con energía y no me dejás escribir nada en orden. Las letras ya no son energía pura
pues no van a tu subconciente sino a tu mente.

06
10
06
Cambié mi bolsa de dormir por un serrucho unos clavos y una plomada, cambié mis botas de camino por
unas de plástico y una azada.

Me conseguí un machete nuevo vendiendo un libro de mapas. Tenía una casa de campaña y la cambié por
una rueda de carreta y carne salada para toda una temporada. El bosque amanece nublado y se me moja la
ropa al bajar del cerro a traer agua al arrollo. Me regalaron un caballo que grita todas las mañanas antes de
irse a meter entre el zacate. Estoy construyendo un horno para quemar cal y pronto empiezo a construir una
cabañita de piedra.

09
06
Si yo fuera Dios me odiarían los trabajadores y los estudiantes, yo no quiero que este año termine. Yo sé
que te pueden molestar estas notitas, pero es que tenés que hacerme el favor de entender que por el momento
vos sos la única persona por quien vale la pena hacer esto.

08
01
05
Es como si empezara a tener un plan, un plan bien estúpido pero ya es tener algo. Está bien canijo armar
algo desde acá porque yo no conozco como se mueve todo por donde vos. Tú ocupada en tus asuntos y yo
metido en lo mío. Yo no instalo programas para esta realidad pero si pudiera claro que haría uno para vernos
en algún momento.

08
05
05
76
Hay alegría y emoción flotando entre los cuerpos se habla de aventura y de lugares lejanos. El corazón
palpita fuerte y las piernas tiemblan con tanto peso.

07
05

¿Porqué llegaste? Tan bien que estaba sin ti, tanto papel que ahorraba, dormía y comía bien.
Pero tenías que aparecer, me alegras, me hundes una palabra tuya y puedo estar vivo o muerto.
Aún tengo paciencia, poco a poco me acostumbro a lo extraño de mi vida, pero, cómo me acostumbro a ti
con tantas cosas nuevas cada vez.

07
26
05
El aire huele a libertad e inocencia y se pierde entre encaños y barrancos limpiándolos de espíritus
perturbadores.
El olor de mochilas viejas y mapas nuevos impregna el ambiente.

07
10
05

Antes que me olvides por completo quiero que te quedes por un segundo pensando en las veces que tuve
que botar paredes, saltar sobre fuego, romper redes y saltar al abismo.
Antes de olvidarme quiero que pienses ¿quién es el que puede evaporarse en un segundo por ti, sin
conocerte si quiera? ¿Quién te hace dueña y señora sin conocer ni tu voz, quién te adora si haber visto tus
ojos?

Quien − sabe

Yo soy el que vive dentro de un ordenador, me la paso todos los días en lo mismo sólo para saber que
nada es igual.
Discos, monitores y muy rara vez una chica como tú que aparece en mi monitor. A mi me gusta mi vida
así pero a la mayoría no.
Soy alguien que siente, alguien que llora porque todo le parece tan artificial.
- Hola, buenas tardes. Quiero abrir una sesión en el foro de programadores. ¡Pero qué diablos! Un
maldito hacker que no tenía nada mejor que hacer se metió en mi mail. De acuerdo juguemos
cabrón.
Y por estar jugando te encontré a ti que te gusta jugar a las escondidas y también eres amante de no
contestar los mails.

77
Yo sigo siendo el mismo loco de siempre, no cambio, sin remedio y no lo quiero tener, más bonito me
faltó ser para poder interesar, pero no hay porque lamentarse.
Pero no puedo llegar y decirte desde el primer momento – oye tú, sí es a ti que te estoy hablando, en
serio y no es juego, estás bien linda.

Ese no es mi estilo, pero qué quieres que haga si al final no me entiendes.

Quien − sabe
Bueno no tengo idea de la fecha que puede ser y creo que tampoco la quiero tener. Afuera está lloviendo
y hay fuego en el cielo.
Hay algo en el aire que atrae miedo y tristeza para muchos y que hace que mi cuarto se empape
obligándome a salir.
El caso es que el mundo sigue su curso sin importarle qué es lo que pienso yo.
Hay locura y el cuerpo la siente, la veo venir con cada relámpago. El siniestro mundo de las tinieblas con
toda su fuerza gobierna mi pequeño mundo, hace brotar serpientes en mi estómago que se retuercen y me
hacen llorar.
La tristeza está ya conmigo, y la soledad es la única que viene a abrazarme, el aburrimiento se burla de
mí y el llanto me acaricia el rostro.
Cada sueño me hace creer que la realidad empieza cuando cierro los ojos y que los abro para vivir de
nuevo una fantasía.
Amo la oscuridad porque cuando me sumerjo en ella me lleva hacia ti, tan brillante y única.
Casi puedo sentir tus manos y tu grácil anatomía transformarse en algo que no puedo explicar.
Gracias a ti porque iluminas mi mundo y que frente a tanto ser tan sincero y tantos locos me haces todo
tipo de ingratitudes.
06
28
05
No te has ido un sólo momento de mi memoria y yo no quiero que lo hagas
Me has dado momentos felices y tristes también, me has sacudido sin misericordia en el abismo de la
desolación, me regalaste tu presencia fugaz y luego sin compasión te marchaste.
Tan sólo quiero de nuevo saber de ti.

06
27
05

Pesadillas que traen mensajes obscuros, sueños en la madrugada que me hacen saltar, garras, dientes,
miradas y burlas.
Todo está saliéndose de control, gritos de sepulcros y sueños de cadáveres.
Peleando con espíritus y queriendo ganar con espadas lo que han de derrumbar las ideas de los “más
capaces”.

Reina mía/ portadora de belleza obscura y ciega ternura/ a tu nombre dejo mi corazón y a tu servicio mi
fuerza/ concédeme mi reina el honor de serte fiel y la alegría de ver cada día tu rostro como el sol/ concédeme

78
o señora el permiso para llegar a ti de esta manera y no me niegues/ por piedad/ el gusto de recibirte en mi
templo.

Iluminarás mi triste senda y serás mis ojos, mi faro y mi guardián.


Serás mi música y mi mejor idea, permanecerás hasta el fin a mi lado.

06
24
05

Apagado y confuso, con miedo y vergüenza, con sueño y tristeza. Confundido.


Mis ojos están cansados. Mis palabras embriagadas con el vino de tu nombre.
Miradas discretas, pero llegan profundo, al final sólo me hacen enloquecer más.

06
24
05

Yo empecé a creer en hadas desde que te conocí. En magos desde que me cargaste de magia. En duendes
desde que descubrí que existe algo más que no conozco y en las ilusiones cuando descubrí que los sueños
pueden hacerse realidad.
No me importa mucho. Me importa que aunque no te importe no necesito ser importante para que tú lo
seas para mí.

06
23
05

En la alfombra húmeda de mis decepciones.


Antigua es esta forma de sentir, pues ya desde mucho tiempo atrás me he limitado a observar detrás
de la barrera de timidez que se yergue entre tú y mis manos.
Tú me sostienes cuando viajo en el espacio, entre humo y rizas apagadas.
Tú adormeces mi mirada con la suave canción de tus palabras.
Tú detienes mis intentos con sublime belleza.
Eres la causa y el efecto.
Eres mi dueña y yo soy tu esclavo.

06
22
05
En mi diaria reunión contigo en mi mundo de discretas alucinaciones me escapo momentáneamente del
mundo de crudas realidades. Tu dulce energía me acompaña, me mueve, me levanta.
Yo sólo me limito a deslizarme.

06
21
05
Sumido en tristes ideas que brotan sin parar en caudales y se derraman sobre cuanto toco convirtiéndose
en signos que transportándolos por lugares desconocidos van a parar a tus más profundas soledades donde
permanecerán siempre activos, más siempre ocultos a tus recuerdos.

79
Esas ideas fruto de la vendita unión de tu belleza y de mi extrañeza. Esas ideas de las que los dos somos
responsables.
No necesito que me quieras, sólo necesito que existas sólo eso.

06
21
05

Finalmente calló una pared. Ahora hasta tengo una fotografía tuya. Mira nomás que linda eres y eres
justamente de quien y a quien he hablado todos estos años, me alegra que aún conservo algunas habilidades,
últimamente había estado un poco preocupado porque se me ocurrió que me había equivocado quizá, pero
feliz de que no sea así.
Madres eres bien linda.
Yo sé poco de proyección social e imagen pública, pero al final debo hacer algún trabajo en esa área, lo
necesito así que, por el momento mi arma principal es Internet, aún no me fijo metas concretas, pero espero
que pronto tenga claro exactamente un buen objetivo y me lanzo hasta tenerlo en las manos, que es algo que
me gusta hacer.

Quién − sabe

Poco a poco entiendo más de lo que muchas veces he escrito y es que en verdad creo que nunca he sabido
lo que escribiré, sólo empiezo y luego la hoja sugiere algo para llenar su espacio, al final es un montón de
ideas raras escritas de tal forma que pareciera que significan algo.
Para ser sincero muchas veces no estoy de acuerdo con mis ideas así que las escribo para que alguien
haga el favor de revisarlas y decir que le parecen.
Ese ha sido muchas veces el motivo de largas pláticas por correo con gente que he visto una vez o quizá
nunca.
El marcador que me sirve para saber si estoy concentrado o no es el basurero en la esquina del cuarto.
A veces saco buenas ideas hasta de las recetas de cocina, de las etiquetas de los botes de leche, pero
realmente me encantaría poder ser un poco más selectivo.

04
26
05
Bueno el caso es complicado, trataba de sacar alguna vieja idea de entre polvo y papel así que la mejor
opción era recurrir a viejos apuntes.
Listo para filtrar todo ese material y como siempre con alguien fuera esperando el producto de tantas
horas frente a un monitor.
Es bastante cansado estar tanto tiempo frente a la pantalla agotando hasta la última gota de energía, todo
eso para lograr una nota comprimida que viajará en segundos hasta un buzón y luego hará que venga de vuelta
en unas cuantas líneas el estimulante perfecto para que nuestro cuerpo responda, es tanta la adrenalina que
hasta hace sudar.

Quién − sabe
80
Y no me vengás con que las cosas buenas nomás cuestan un poquito. Paciencia, estrategias que no
funcionaron, otras que si. En fin mucho que contar eso sí, al final de cinco años que no tardaron tanto en
pasarse llevando todo y a todos. Vos sos mi historia favorita y la de mucha gente también, hay personas que
quieren saber tu número de teléfono, tu dirección en fin, pero a la larga tiene que haber mucha discreción en
esto de la red. Pero lo cierto es que a todo el mundo le interesa saber que hay dos personas en este mundo así
como imagino habrá de haber un montón más que se escriben de vez en cuando sólo porque les gusta saber
que pasa del otro lado.

Quién − sabe
Resulta difícil escribir en circunstancias como estas, quiero decir, completamente desacomodado,
bastante es ya con estar despierto a esta hora con la impaciencia que provoca el desorden alrededor. Es posible
estar seguro de muy poco en cuanto a estabilidad, material y, espiritual sobre todo.

Quién − sabe
De todas las chicas que influyeron en este trabajo a la que hay que darle las
palmas es a Wendy.

Así empezaba la historia, era un librito que poco a poco se fue agrandando y agrandando hasta que llegó
a ocupar casi todo mi cuarto, hojas de papel por todos lados, material de desecho, el bote de la basura ya no
resistía en fin. Pero no quiero hablar del libro sino del porqué eras la piedra angular.

La verdad creo que fue por la manera en la que empezó todo, vos fuiste la primera con quien usé una
computadora, y pasó que no necesitaba verte para que me fluyeran las ideas, no fue así como amor a primera
vista, pero fue algo como: -Me inspiras suficiente y yo tengo que escribir demasiado para no aprovechar la
oportunidad.
Es un caso complicado este y como no la veo no sé como reacciona a lo que yo propongo.
En el peor de los casos siempre terminaba todo con un café, un cigarro y un -Con que fuiste vos.
Así que creo que este sigue siendo un caso inconcluso y ¿a quién le interesa que concluya?

Hace unos días estaba sacando algunos viejos libros de una caja de cartón, creo que a propósito de
encontrar algún viejo material de aporte a mi obra Esgrimir las Letras, y me encontré un atado de hojas de
cuaderno con un montón de expresiones bien concretas sobre mí persona, escritas por mí mismo. Bueno lo de
ideas concretas a ver si lo discutimos luego porque para cuando escribí ese documento yo tenía apenas
diecisiete años y los errores y la falta de coherencia muchas veces y otras la sintaxis y en otra la metafórica
comparación de los hombres y los pescados, en fin, lo cierto es que terminé casi enloqueciendo con tratar de
entenderme a mí mismo y lo que quería decir, por eso espero que no te pongas a tratar de discernir entre lo
que está bien y lo que está mal de este documento porque se te va a complicar la vida de manera tal que vas a
terminar odiando que lo escribiera.

04
26
05
Es algo más de media noche y no he logrado hacer que el sueño venga para acompañarme
hasta mañana.
Generalmente escribo algo antes de dormir, pero mi somnífero por excelencia es la lectura.
Lo que me trae a esta página hoy es un asunto grave, gravísimo. Resulta que recuerdo que de niño oí no
sólo a mi mamá sino a otras personas decir que a mí no se me podía engañar tan fácil. Y aún hoy yo sigo
oyendo esas palabras. Hasta hoy mi mamá no encuentra un lugar seguro de mí para guardar el chocolate y no
conozco a nadie que haya sido capaz de guardar una mentira cuando yo lo estoy viendo a los ojos y por eso y
muchas cosas más con relación a conocer eso y mucho más de los demás de lo que debiera es que me surge
una pregunta. ¿Porqué diablos escribo tanto a gente que no conozco? Y creo que la respuesta contiene mucho
material, suficiente creo yo como para llenar este cuaderno y tres más.
81
Mirá Wendy, tengo el corazón duro, muy duro quizá, a veces parece que soy insensible a cosas que
muchos pensarían son importantes para mí.
Perdoná mi ambigüedad pero es que parece que me está costando expresarme claramente desde hace unas
cuantas páginas atrás.
Yo no me canso de darle vueltas a esto vos porque antes de hacer nada más serio que escribir sin enviar
nada, me gustaría tener una discusión, un alegato coherente que justifique mis acciones.
Tengo sueño, buenas noches.

09
10
05 Siguiendo la costumbre la vieja costumbre, pero que diablos si la llama de la inspiración se
apagó. ¿Dónde está el amanecer discreto que proponía tantas novedades, ese cuarto y su
desorden la fría y negra noche, las ilusiones y sus fantasmas? ¿A dónde se han ido el tiempo y sus espectros,
dónde han puesto la caja con sus recuerdos perfumados?

01
05
04
Algún día espero cerrar una nota para vos con este mensaje. La verdad no sé si será muy extensa, no lo
creo, por lo regular no tengo la oportunidad de escribir mucho a las chicas que veo sólo una vez. Puedo
decirte que me pareces muy linda.
Estoy viajando a la escuela y no puedo escribir con tanto movimiento. Veré si puedo darte esta nota y que
seas feliz, no creo que haya tiempo ni la posibilidad de conocernos, pero me da igual eso no cambia lo linda
que eres.

01
30
07
Si ese día hubiera sabido en lo que iba a parar la condenada notita.

Hasta siempre.

82
AnálIsis.

Cuando un escritor muere, se inicia una serie de investigaciones a cargo de los críticos de la
literatura o de admiradores del difunto. Todo esto para definir el estilo literario al que perteneció el genio o
decir entonces si pudo romper los esquemas y crear un nuevo estilo.
Lamentablemente esos estudios como ya se dijo vienen cuando al escritor no le sirven para nada, no
puede corregir sus errores, no puede cambiar el curso de su obra.
En fin, creo que el propósito de este actuar por parte de los analistas es puramente el de no
interrumpir en vida al maestro. Para no influir directamente en su obra, aunque es muy posible que si desearan
hacerlo de todas maneras no puedan porque cada uno sabe lo que quiere y sólo cada uno decide si cambiar o
no lo que está haciendo.

Aunque hay que ver que algunos escritores están un tanto corruptos. Por ejemplo siempre se habla de
León Tolstoi, ese escritor está considerado por las mentes más brillantes como un payaso de la aristocracia
rusa. Yo cito el caso de Miguel Angel Asturias, premio Nobel de literatura. Este señor sería el equivalente
chapín a las payasadas de Tolstoi.
¿Y porqué es que hablo de eso? Pues es simple, a ellos se les dijo que eran payasos y simplemente
siguieron su rumbo y acaso simplemente vieron de reojo lo que decían los críticos.

Yo detesto autodenominarme, siempre he preferido que otros hagan ese trabajo. Pero eso no quiere
decir que no tenga valor de aceptar lo que soy o que me defina absolutamente lo que se dice de mí, para nada,

83
se trata simplemente de cómoda modestia y del honor que otros mucho más grandes sean los que se fijen en lo
que hago y digan: -Es que él es tal cosa. Aunque yo ya lo sepa.
Entonces detesto decirme a mi mismo “escritor” porque esa camisa me gusta mucho pero me regañan
en la casa si la saco.

-Ya que he contado tanto de otras gentes creo que merezco contar algo de mí.

La vieja y la nueva escuela. Siempre tan marcadas enemigas. Por eso es que les dimos nombres
femeninos “¡¡¡cómo no!!!”
Pues bueno, si se trata de mis letras dejemos de hacer caras raras. Yo sé que no se puede venir a
estudiar el trabajo de letras que hace alguien en ocho años. Eso es juguete.
Sí pero ya dije que también se hace algo como esto cuando muere un escritor. En este caso no es que
yo me esté muriendo, para nada, aún estoy soltero y pienso seguir así por mucho más tiempo. Aún no llega mi
hora. Sabemos todos que no he hecho literatura, simplemente me he dedicado a escribir. Yo quiero ser literato
no sólo escritor. Y para empezar ser escritor ya es bastante.
Se dice que la literatura no es enfocada a nadie en especial sino a un público en general y entonces la
culpa de que yo no sea un literato en estos ocho años de estar a puro pan y letra tiene nombre. ¿Verdad
Wendy?
Se dice que para que un texto tenga valor literario, debe estar cargado de figuras retóricas. Y eso está
bien peliagudo, acá se vienen todas esas palabras a las que Coello llama raras. Lítotes, oxímoron, sinestesia y
otras que no más no quiero ni imaginar como se escriben. Se dice que el texto debe tener una estructura
estética, tiene que contener muchos vocablos poéticos y debe proporcionar un placer mucho mayor al simple
consuelo, alegría, información o formación.

Entonces veamos mi hueso estilístico.

Imaginación sobre la razón, emoción sobre la lógica, intuición sobre la ciencia, tramas rápidas y
complejas, fusión de géneros, libertad estilística. Exotismo, naturaleza, anarquismo y super-naturaleza.
Curioso que eso sea lo que nosotros entendemos por romanticismo en esto de las letras, bueno
Wendy, con un poco de paciencia vas a entender que siempre hay un montón de llaves, códigos y cosas
desabridas detrás de algo bien elaborado.

¡Eso! entonces entremos.

El género siempre fue romántico. Pero es que definamos que es romántico por favor maestro porque
me parece que estarás pensando que sigue siendo eso todo cursi y digamos que hay letra para eso. La letra
cursiva.
Un cursi es aquel que pretende mostrarse elegante y gasta muchas vueltas para terminar con que
nadie le cree que sea lo que quiere que digan que es. Muy refinado muy estilizado y con ínfulas de elitista
pero siempre gafo. No me atrevo a decir lo que usaría la gente acá en Guate para definir a los cursis de
manera rápida, las gentes sensatas y practicas.

Bueno entonces los románticos que vienen siendo de los que a mí me caen bien, son todos esos tipos
rebeldes, peculiares en cualquier manifestación social o cultural, generosos y soñadores. Que siempre andan
con eso del nacionalismo, exaltación de lo autóctono y metidos en la lucha por la libertad, la denuncia social y
moral o detrás de una aventura. Entre esos entrarían muy acertadamente, los piratas, los guerrilleros, los
mochileros y los caballeros medievales.

Y tenemos a los sentimentales. Esos son unos enfermos. Esos son los que se la llevan de tiernos y/o
amorosos. Exagerados en la expresión de sus sentimientos. Un montón de esos cuates a los que las chicas
llaman románticos. El sentimental es confundido muchas veces con los que son románticos primero porque es
muy sutil la línea que los divide y luego porque las chicas no se preocupan por averiguar qué diablos es cada
uno de los que le hacen la corte. Sólo dicen: -¡Que romántico! Y se sueltan a suspirar y les vale si el cuate es
un bárbaro cursi o un empalagoso sentimental.
84
Bueno. El caso es que ahora ya entendemos de que se trata si digo texto o estilo romántico, aquellas
anotaciones ciertamente carentes de ortografía y muy lejos de tener una corrección de estilo que pueda decirse
decente. Eran de carácter poco común para muchas de las chiquillas a las que les tocaba recibir uno de esos
misteriosos mensajes.
Imaginate. Si Rousseau dijo “Siento luego existo” porqué no podía decir yo “antes muerto que perder
la vida” aunque mi movimiento me exigiera el suicidio por un amor no correspondido. Pero bueno con mi
vida nadie se mete y el que quiera ya está.
¡Aaa, ya basta de peleas!

Bueno dejemos a Rousseau. El caso es que más o menos de por allá de las primeras novias que yo
tuve fue que apareció eso de escribir muy sobre el derecho de expresarse públicamente con voz y voto y todo
eso que dice la constitución aprueba para todo ciudadano honorable, aunque en Guate cuando hablás mucho te
manda a silenciar el gobierno.

Es que a veces prefería retirarme un poco de mis habituales discursos para evitar esas feas mentadas
y marcas en los cachetes gracias al patrocinio de alguna grácil mano de señorita enfadada.
Me la pasaba hablando en las cartas de los que entonces eran mis primeros viajes, de lo emocionante
que era sentir que se va de trompa el ala delta, de lo bonito que se miraba todo desde arriba, de todo lo que
llegaba a amar yo a una persona tan linda como la que estaba leyendo el mensaje. Y las señoritas se ponían
todas rosaditas de los cachetes y se les veían los ojitos todos abiertos, dando todo por saber quien era el
grande y guapo amante que les estaba escribiendo tantas cosas raras. El problema era cuando aparecía yo, y
ellas… era divertido. No creían nada, se resistían a aceptar que era yo el que había escrito todo o simplemente
daban por llamarme mentiroso.
Y preferían mandarme a coger los huevos de la marrana antes que dejar de esperar a su príncipe azul.
Ya se habían enamorado de alguien ideal y no les importaba para nada la realidad. Entonces mi problema
siempre fue mi sombra.
Mi sombra fue y sigue siendo mucho más pesada que yo, más astuta. Se enamoraban las chiquillas de
la imagen que yo creaba de mí y luego cuando me conocían no lograba ser yo ni la mitad de lo que ellas
habían leído de mí. Pero lo canijo fue que siempre escribí de lo que soy en realidad nunca me metí a escribir
tonterías. Me desnudé el alma frente a ellas y cuando me vieron no pudieron ver lo que está dentro sino…
estaban confundidas y yo tuve la culpa siempre.

Así inicia. Ahora bien. Mis textos siempre fueron dirigidos a algo que yo le llamo centro común, yo
creía que todas las chicas compartían un mismo punto débil, en mi concepción adolescente de las chicas todo
se generalizaba de manera que era mucho más fácil entender lo que fuera partiendo de un “punto cero”
Hay que alcanzar ese centro común y todo lo demás es lo mismo en todas. Esa era mi filosofía y la
doctrina que regía mi escuela de pensamiento.

Entonces cargaba los textos con todo lo que normalmente nadie decía, me salía por la tangente,
creaba clímax y anticlímax en una la misma página, el nudo y el desenlace de mis grandes historias iban casi
siempre en las veintiséis líneas de la hoja del cuaderno. Entonces era como ingeniería social. Desconcertantes,
controversiales. Así eran los primeros textos, y luego cuando yo aparecía la chiquilla se había formado una
idea de su remitente y únicamente mi otro yo era capaz de estar a esa altura.

Aaa, trizte mi caso.

Entonces en lugar de estar buscando el nacimiento del tercer ojo, prefiero apurar el nacimiento de mi
otro yo.
Aaaa. Que bueno. Poder dejar de ser alguien, crear a otro alguien a criterio y hacerlo que sea tu otro
yo sin dejar de ser tú.
Que buena cosa, creo que cambiaré de proveedor, esta está mejor que la que compraba antes.

Pero concentrémonos en mis textos.


Bueno entonces se dieron los textos aquellos de conciencia, donde se aprovechó el arte de las letras.
Se trataba de hacer conciencia a las muchachas, algo un poco necio, porque la chiquillas qué iban a entender
85
de conciencia social, en plenos dieciséis. Sobre la conciencia colectiva y la visión “Elíana” de elevar la
comunidad a institución legal.
Era tonto pensar que cupiera en la cabeza de un chavo de diecisiete todo eso, todas creían que era un
super tipo pariente del Che Guevara o quizá el mismo Cien Fuegos que había resucitado.
El caso es que yo me divertía de lo lindo escribiendo toda clase de cosas con la firma siempre bien
clara “Hasta la Victoria Siempre”

Uffff. Y se me ponía el cuero de gallina cuando terminaba esos mensajes y hasta elevaba los brazos
imaginando recibir aplausos de una multitud exaltada y rebelde de chicas que me veían a mí como supremo
ídolo. ¡¡¡¡¡Aaaaaaa, que viva ese serote. Aaaaaaa, bravo… es nuestro héroe. Aaaaaaa….!!!!!!
Pero nada.
Resulta que lo único que recibía y que sonaba como aplauso era el porrazo en el cachete, que no se
porqué siempre fue el izquierdo. Porqué no cambiaban siquiera la manera de cachetear las condenadas sino
querían hacer conciencia.

Como romántico debo aceptar que la regué, hasta digamos… vamos a ver 2,006 mejor dicho me los
regaron hablando de dientes.
Muchas de las primeras notas que fueron para vos (Wendy) venían encuadradas en la concepción
romántica que yo tenía de las chiquillas. Ja ja. Pero faltaba pegarme la primera enamorada, o mejor dicho,
lograr por primera vez que funcionaron las cartas con una de las niñas y terminé perdidamente decepcionado
de la realidad.
Eso fue por allá del 2,004 estaba yo nuevito aún en eso de enamoramientos, aunque ya no era
inexperto, me daba yo mis jalones de pelo con las niñas pero no me había tocado dejar el cuero con una de
ellas. Mis cuernos dije yo. Esto es serio, no es cosa de andar jugando con esos demonios.
Entonces inicia pues el periodo de transición, juntamente con el cambio de concepciones que yo predicaba fue
cambiando el estilo literario, entonces se da esa transición en más o menos un año entre el 2,004 y el 2,005 y
justamente en ese periodo estaba toda mi realidad y mi conciencia cuando aparece pues la chica W@.
Entonces por eso es tan importante, porque fue por ella que en parte ya no perseguí un eje central individual
sino uno universal. Más jodido todavía.
Es que eran tiempo duros aquellos, con edad para colegio, saliendo de una relación que de verdad,
fue duro que se terminara porque era todo lo que yo había soñado, casi la había diseñado a mi manera.
Realmente apenas lograba expresarme cuando eso se terminó.
Acá cabe un texto de esos tiempos, este aparece en el texto Mochila, letras y vos.

“Sumido en tristes ideas que brotan sin parar en caudales y se derraman sobre cuanto toco convirtiéndose en
signos que transportándolos por lugares desconocidos van a parar a tus más profundas soledades donde
permanecerán siempre activos, más siempre ocultos a tus recuerdos.
Esas ideas fruto de la vendita unión de tu belleza y de mi extrañeza. Esas ideas de las que los dos somos
responsables.
No necesito que me quieras, sólo necesito que existas sólo eso”

II

“Yo creo que ya nada me salva, no me da para aguantarle al reto de levantarme cada vez y soportar estar vivo
doce horas.
A veces sólo permanezco en el piso sin mover un músculo por verme de pie. No se me ocurre nada para
manchar una simple hoja de papel”

Entonces, como es fácil de entender, las letras son la piel del espíritu y es lo que nos deja apreciar la
figura del alma.
Lo que pasó entonces fue que luego de los años que tenía como mensajero, pues ya me sabía algunas
técnicas para pulir las parrafadas y había adquirido eso sí un estilo un tanto burdo pero ya era mi propio estilo,
sin haberle copiado a nadie y habiéndomela tenido que reventar para conseguirlo.
86
Entonces, para cuando terminé de escribir el primer compendio de letras no-dirigidas, porque lo
contrario sería aceptar que trataba de cazar a Wendy. Pues entonces digamos que para la última de todas las
princesas a quienes escribí en serio, me di cuenta, mejor dicho pude apreciar una constante tendencia a
satirizar la realidad, la dolorosa realidad que antes fue la base para las letras románticas, ahora era lo que me
hacía reírme no sólo de la realidad sino de mí mismo. Entonces fue cuando retomé el lápiz. Porque luego de la
transitoria etapa entre el 2,004 y el 2,005 yo había caído en un periodo de depresión, el “síndrome del escritor
distraido” le llamé yo y no es error que escriba “distraido” sin tilde así es, el síndrome del escritor “Distraído”
es otra cosa.
Y es cuando empiezan a aparecer letras un tanto tímidas pero más naturales, más frescas y ya se
quedan entonces en el compendio universal.

III

“Estoy en el comedor (buen lugar) y escribo esto. Tengo seis teléfonos móviles enfrente y dos de
ellos los tengo desarmados porque quiero hacerles algunos cambios en la maquinaria. Un radio que transmite
a mis neuronas la música que programa el operador. Hay un pájaro que está picoteando el cristal de la ventana
donde se ve reflejado y no entiende que es él mismo”

Y luego como que empiezo con una nueva actitud a ver la vida. Simplemente dejé de tomarme las
cosas tan en serio, y no es que ya me las tomara en serio, sólo unas cuantas y me quedaba tirado en cualquier
banqueta.
Pero eso también cambió la dirección de los textos. Entonces, después de demostrarme a mí mismo
por experiencia propia que mi ciencia me estaba destruyendo el alma, decidí alejarme de la práctica. Dispuse
entonces retomar el lado constructivo de mis textos y mi técnica.
Y se ve claramente en esta parte.

“Uno vive vos y cree que vive únicamente para uno, el ser humano es muy egoísta, pero puede ser que no
sea así como debe ser, puede ser que: como un árbol uno haga vivir a muchos otros seres. Haceme el favor, si
con todo esto yo no logro explicar que la vida de los seres está tramada en la tela del destino con hilo de
casualidades, viví para vos, pero si logro dar la idea básica y comprendés que muchas veces no tenés que
pensar solamente en vos cuando caminás, cuando hablás, cuando pensás entonces estaré satisfecho. Los
humanos tenemos que entender que nuestra vida es importante para otros y que la vida de otros es importante
para todos. Si la humanidad entendiera eso y viviéramos todos sin tanto egoísmo todo fuera distinto”

Bastante radical el cambió que se empieza a ver en los textos que son para una señorita bien linda
que bien pude haber visto como una nueva cachetada.
Pero lo contrario a ver a una persona más que como una simple meta fue lo que hizo que me saliera
completamente de mi zona de control, empecé a dejarme llevar por la corriente, dejé que mis textos me
mostraran hasta donde podía ir. Me desesperaba harto cuando no conseguía nada.
Y hay ejemplos claros.

IV

“Disculpá pero te quiero mucho como para ponerle cuidado a la franca resistencia demostrada a los
mensajes eléctricos que envío por la red”
Eso demuestra que no estaba realmente dirigiendo las notas, estaba sólo divagando entre las hojas de
papel. Estaba sólo escribiendo.

Luego justamente escribiendo para Wendy es cuando logro perfeccionar una técnica que ya conocía
era sólo que no había puesto mucho cuidado en utilizar porque como cazador de corazones no me traía ningún
beneficio concreto. Y es precisamente el relato de Sarah el que me deja ver que puedo hacer algo distinto a
sólo desperdiciarme entre las letras.
Y escribo finalmente.

“Y cuando me pasa eso es cuando digo: –Realmente es bueno que exista gente a quien escribirle”

87
Y desde ese día se fusionan puramente el estilo romántico con el género satírico. Y como puede pasar
que alguien decida no creer que eso puede el que sea tiene que aceptar que me importa tres pepinos lo que
quiera creer. Yo fusioné esos términos y usando como primera herramienta el lenguaje más usual en sociedad,
nada de finezas extravagantes que nadie entiende. Puramente lenguaje común. Un lenguaje que sólo hablamos
en Guatemala y que sólo se entiende acá.

“Es que las ideas corrían de un lado a otro, lejos de mí, como si las hubiera encontrado en un cuarto
de baño como chicas desnudas”

Eso, la sencillez de lo cotidiano, pero entendamos como lo cotidiano para el chapín lo que dice
muchas veces tal como lo piensa, no eso de encontrar a las niñas en el baño. Entonces también lo complejo de
lo que somos realmente. Y aparecen algunas cosas bien típicas de mí, un poco estilizadas simplemente y que
dejan ver mi concepto Simpático Social de las chicas. Y en estos términos ya no me refiero sólo a lo escrito
para Wendy, acá ya se mezcló todo entre lo que escribo para la demás gente también.

VI

“Saludos también a los cumpleañeros del año muchá, déjenme decirles que ya están un año más
viejos. Porque las chicas no envejecen va muchá, ¡essssoooo! Qué lujo de hombrecitos. Ellas de por sí son
viejas.

VII

“Chicas solteras, enviar la palabra sí al *666 y les responderé de inmediato”

Ya abandoné mi viejo y conservador estilo romántico, y en este caso sí estaba escribiendo para
Wendy y me refiero al texto “Un viaje poco común” en su segunda parte, que hago la misma historia dos
veces, justamente como en 6 Cielo. Que es una técnica muy propia para retroalimentar y presentar la misma
realidad en dos ocasiones y de dos maneras muy distintas.
Y se vino la revolución entonces para inicios del 2,007 empiezan a surgir textos como: En brazos de
la fiebre, Un viaje poco común I y II, Malas artes, Superiores, Vivencias a lo macho. Y trabajos como: Wendy
elevada al cuadrado. Que dejan ver que ya no estoy interesado propiamente en morder a las niñas sino en
entretenerme a mí mismo. En dejar ver más de mí, algo de lo que en verdad soy pero sin intensiones
premeditadas, que venga lo que sea. Que la gente vea lo que desea ver no lo que yo quiera.
Entonces, es ahora que me atrevo y solamente ahora, a decirle a Wendy que es propio que me
despida, mi muy fina señorita que El guardián de la fe sea misericordioso con usted.
Porque de seguir con esto voy a terminar escribiendo Watemala. Que ya se me está metiendo
demasiado su nombre en la cabeza.
Guatemala. <Quien sabe cuando>

88
i1
Guía de los mercaderes, capitán en las guerras y protector de los viajeros.
Letifer littera.

3……………………..De Ojos Café.

7……………………..Un Viaje Poco Común.

11……………………Un Viaje Poco Común II

18……………………De Conducta Humana.

25……………………Malas Artes.

30……………………Super Eminent et Ocultum.

31……………………Vivencias a lo Macho.

35……………………Lo Que Dejamos Ver.

42……………………En Brazos de la Fiebre.

53……………………El Profeta.

58……………………6 Cielo.

63…………………..Alma de los Viajes.

68…………………..Mochila Letras y Vos.

90…………………..AnalIsis.

Intereses relacionados