Está en la página 1de 11

De lo espiritual en el arte

por
Vassilly Kandinsky

Este libro de Vassilly Kandinsky me ha dejado boquiabierta. Sinceramente no


sabía que Kandinsky hubiera escrito libros, era admiradora de sus
composiciones, asi que cuando nos dejó leerlo me emocioné muchisimo.

En un principio, el libro me pareció un poco confuso, pero conforme lo leía


entendía mucho mejor el contenido, y se me facilitó bastante, asi que creo que
logré entender la idea principal del libro.
Kandinsky nos dice que cada obra de arte es hija de su tiempo, que cada época
posee sus artistas, y que destacan por medio de los procesos creativos por los
que se van guiando para crear su arte. Entiendo que cada artista reflejará lo que
le rodee tanto en su ambiente social como en el cultural, pero que sólo este
podrá sobresalir si sus ideas son innovadoras, pues, cada forma tiene una voz
interior, pero si la repetimos excesivamente lo único que ocasionaremos será
que nuestra forma pierda su voz interna y termine siendo algo vació, sin mas
significado que un simple ícono, que pierda la fuerza que tenia como figura.

También entiendo que un artista no debe enfocarse en reflejar lo que ve a su


alrededor como tal, sino contar el sentido de la abstracción como elemento
fundamental para lograr su composición, pues al ir pintando lo que ve de una
forma tan literal, ésto se convierte en algo repetitivo, por lo tanto en algo vacio y
sin ningun tipo de innovacion, pues es una simple imitación, no es algo que el
artista realmente quiera reflejar, sino es una copia sin esa espiritualidad que el
artista debe impregnarle a su obra.

Vassilly Kandinsky nos dice que necesitamos que en nuestra creación exista una
diversa variedad de formas, pues con el paso del tiempo, la obra va cambiando y
esta va tomando un significado distinto, y creo que uno debe seguir innovando
para poder generar nuevas formas, lo cual creo que es dificil, pues el que una
obra de arte sea hija de su tiempo significaría que ésta reflejaría lo que nos está
ocurriendo en la actualidad, por lo que probablemente sería un cuadro lleno de
dolor, crisis, fraudes y catastrofes naturales.

Sin embargo, creo que lo mas importante es la necesidad que el artista tiene, sin
importar la epoca, de hablar de su tiempo usando los medios que esten a su
alcance en éste, pues creo que esta necesidad es la que une el arte a lo largo de
la historia.
Punto y Línea sobre el plano
por
Vassilly Kandinsky

En el libro Punto y Línea sobre el plano, Vassilly Kandinsky nos dice que todo
comienza por medio del punto, y que poco a poco se va desarrollando de forma
que comienza a crear algo mucho mas complejo, que en este caso es el plano.

Primero nos da la definicion de un punto, dentro de la cual nos dice que existen
dos tipos de puntos, el fisico y el geometrico, que no se ve, que es invisible, pues
al estar completo y tan independiente se pierde así como el hecho de que está
presente en nuestra vida cotidiana y que sin esto muchas cosas serían
diferentes, por ejemplo en la musica en la cual se utiliza como un acento, o como
en la arquitectura, en la cual manejamos los puntos de fuga para crear una
perspectiva. También nos dice que el punto es la unidad mínima que el ojo
puede percibir dentro de una composición, y que tiene diferentes formas.

En cuanto a una linea nos dice que ésta es un ente que no se, que es el camino
que deja un punto al moverse, por lo que entiendo que sin el punto, no existe la
línea, pues ésta es producto de uno, y que podemos utilizar una línea dentro de
una obra de arte para crear movimiento.
Declara que asi como hay diferentes tipos de puntos, tambien tenemos diversos
tipos de líneas. Una línea recta sería cuando una fuerza exterior hace que
nuestro punto se mueva en cualquier dirección y sea tan larga como nosotros
queramos, clasificándola como horizontal, curva y vertical. Llegando así a algo
mucho mas complejo a base de una combinación entre la línea recta: el plano, el
cual será la superficie que utilizaremos para nuestra composición, la cual debe
estar limitada por dos lineas verticales y dos horizontales.

Con este libro me doy cuenta de la importancia que tiene un punto, antes yo solo
consideraba que era la unidad mas pequeña que podiamos dibujar, pero ahora
veo que es la base del arte, de todo lo que nos rodea, es la partícula mas
pequeña con la que podemos construir cualquier cosa que se nos ocurra, pues
sin éste, no hay nada.

Bases para la Estructuración del arte


por
Paul Klee

Este libro me pareció complejo, no fué tan fácil como leer a Kandinsky a pesar de
que éstos dos fueron amigos y colegas a lo largo de su vida, así como
colaboradores directos de la Bauhaus.
Comienza el libro dándonos 1 sola línea en tres diferentes facetas, y poco a poco
va agregando o modificando posiciones hasta que demuestra que la mezcla
entre éstas genera un movimiento. Nos dice que la base de la comunicación
visual está en las formas geométricas básicas, que comienzas a trasladarse poco
a poco como la fuerza de toda a composición, que al final crea un movimiento
que llena de fuerza a la obra, apoyándose de los colores y las formas
geométricas.

Nos dice que el color, que los pigmentos primarios y las mezclas entre ellos son
elementos en los que debemos apoyarnos pues esta genera el todo. También
menciona que una línea no puede ser colocada en cualquier lugar pues el
espectador tiene un punto visual en el cual irremediablemente su vista se posará,
dentro de nuestra composición debemos poner el asunto de ésta en la linea
visual para que éste adquiera la fuerza necesaria.

También nos muestra las diferentes interpretaciones que puede tener una sola
línea; con esto me doy cuenta de que una línea es mucho mas allá que una
sucesión de puntos, una línea puede reflejar de forma abstracta todo lo que
nosotros queremos decir si la sabemos utilizar.

Creo que a esto es a lo que nos invitan Paul Klee y Kandinsky, a aprender a
manejar las líneas y sus formas de manera que innovemos algo, pero no solo
algo, sino que también nuestra creación esté llena de emociones, sentimientos,
que tengamos un mensaje para transmitir, que agarremos las líneas y los puntos
para hacer algo nuevo, algo que refleje nuestra época sin caer en la cotidianidad
ni en lo literal, por el contrario, que usemos la forma de manera abstracta,
apoyándonos del color y de todas sus interpretaciones.