Está en la página 1de 7

Contracción muscular.

Se refiere al proceso fisiológico durante el que el músculo, por deslizamiento de las estructuras
que lo componen; se acorta o se relaja. Su funcionamiento está estrechamente relacionado
con la estructura de la fibra muscular y la transmisión del potencial eléctrico a través de
las vías nerviosas. El modelo que describe la contracción muscular se conoce como mecanismo
de deslizamiento de filamentos.

Ciclo de contracción

La secuencia de fenómenos que da lugar al deslizamiento de los filamentos o sea el ciclo de


contracción consta de cuatro etapas:

Hidrólisis de ATP: La cabeza de miosina contiene una bolsa de unión con el ATP y
una ATPasa (enzima que hidroliza el ATP en ADP y un grupo fosfato). Esta hidrólisis le confiere
energía a la cabeza de la miosina.

Formación de puentes cruzados: La cabeza de la miosina provista de energía se enlaza a los


sitios de unión en la actina, posteriormente libera el grupo fosfato.

Fase de deslizamiento: Se abre la bolsa de la cabeza de la miosina y deja escapar el ADP


durante este proceso la cabeza gira lo que genera fuerza hacia el centro de la sarcómera, con
la que se desliza el filamento delgado sobre el grueso hacia la línea M.

Desacoplamiento: Al concluir la fase anterior, la cabeza de la miosina permanece unida a la


actina hasta que se una a ella otra molécula de ATP, provocando que esta se separe y el
proceso comience otra vez.

Contracciones isotónicas e isométricas

Las contracciones pueden ser clasificadas en isotónicas e isométricas. Se dice que son
isotónicas ("misma tensión") cuando la tensión del músculo permanece casi constante
mientras este se contrae. Estas contracciones se usan para los movimientos corporales y para
mover objetos, y pueden ser de dos tipos: concéntricas y excéntricas. Cuando es concéntrica el
músculo se acorta y tira de otra estructura para producir movimiento y reducir el ángulo en
una articulación, como cuando se toma un libro del escritorio; mientras que en las excéntricas
aumenta la longitud del músculo, como cuando se coloca el libro sobre la mesa. Durante las
contracciones isométricas ("misma longitud") se genera energía considerable sin el
acortamiento de músculo, como cuando sostenemos inmóvil un libro con el brazo extendido.

Alteraciones de la contracción muscular

Atrofia muscular: Disminución del tamaño de las fibras musculares como consecuencia de la
pérdida progresiva de miofibrillas, ocurre cuando no se ejercitan los músculos o cuando se
daña o corta la fibra nerviosa que inerva el músculo.

Hipertrofia muscular: consiste en el aumento del diámetro de las fibras musculares por la
producción de más miofibrillas, mitocondrias y retículo sarcoplasmático.

Rigor mortis : Después de la muerte aumenta la permeabilidad de la membrana por lo que los
iones calcio salen del retículo sarcoplasmático y permiten que las cabezas de miosina se unan a
la actina. Sin embargo se ha detenido la síntesis de ATP se ha interrumpido por lo que los
puentes cruzados no pueden destruirse y como consecuencia los músculos se tornan rígidos.
Este proceso se inicia tres o cuatro horas después del fallecimiento del individuo y se extiende
durante casi veinticuatro horas.

Miastenia grave: enfermedad autoinmunitaria que provoca daño crónico y progresivo a


la unión neuromuscular. El sistema inmunitario produce anticuerpos que destruyen los
receptores de la acetilcolina, causando una disminución de la transmisión del impulso y una
consecuente disminución de la contracción muscular.

Existen sustancias como el curare que se unen a los receptores de la acetilcolina y los bloquean
causando una parálisismuscular. El diisopropil fluorofosfato es otra de estas sustancias que,
inactivando la acetilcolinesteraza, enzima encargada de degradar la acetilcolina excedente en
el proceso de contracción, producen un estado de "nerviosismo"; lo que le brinda una
aplicación militar como gas nervioso.

¿Qué es un Tirón Muscular?

necesario que sepas que el músculo es un órgano que está formado por miles de fibras
musculares.

A su vez, la fibra muscular es la célula muscular o miocito.

Los músculos desarrollan su función porque las fibras musculares tienen la capacidad de
contraerse y de estirarse, algo muy parecido a un elástico.

Cuando se rompen las fibras musculares es cuando se produce un Tirón muscular o Rotura de
Fibras o Rotura Fibrilar o un desgarro Fibrilar.

Sin embargo, la Rotura Muscular se produce cuando se rompe el músculo por completo.

Después de un Tirón Muscular, la regeneración del músculo es escasa.

La zona de la Rotura de Fibras es reemplazada por tejido fibroso cicatrizal. Este tejido cicatrizal
no se puede contraer por lo que aumentará el riesgo de lesiones futuras.

¿En qué músculos se produce un tirón muscular?

Una Rotura de Fibras se puede producir en cualquier músculo estriado del cuerpo humano.

Los músculos en los que con más frecuencia se produce un Tirón Musculardependerá:

Del tipo de deporte.

Del tipo de esfuerzo físico realizado en un trabajo concreto.

No obstante, los músculos más afectados del cuerpo humano por un desgarro muscular son
los biarticulares, o lo que es lo mismo, los músculos que unen o realizan el movimiento entre 2
articulaciones.

Son los siguientes:

Gemelos.

Isquiotibiales.

Aductores de la cadera.

Cuádriceps.
Sóleo.

Deltoides.

Triceps.

Biceps braquial.

Rectos abdominales.

Oblicuos abdominales.

Músculos intercostales.

Causas de la Rotura Muscular

Las causas de la Rotura Muscular son tres:

Por un estiramiento excesivo del músculo.

Por una contracción fuerte, brusca y repentina del músculo.

Por un sobreesfuerzo del músculo que supera su capacidad biológica.

Los momentos en los que se puede producir un tirón muscular tanto en la práctica deportiva
como en la vida normal son los siguientes:

Aceleraciones bruscas.

Deceleraciones bruscas.

Paradas bruscas.

Cambios bruscos de velocidad.

Esfuerzos intensos.

Tos intensa.

Síntomas de un Tirón Muscular

Los Síntomas de un Tirón Muscular son los siguientes:

Dolor.

El dolor es brusco y repentino cuando se está haciendo la actividad física, el movimiento, el


trabajo o después de toser.

La persona nota un “pinchazo” en el momento de la lesión.

A veces la persona lo refiere como si hubiera “recibido una pedrada“.

Generalmente no se puede terminar la actividad deportiva o el trabajo que se estaba


realizando.

Después de un episodio de tos intensa o un movimiento brusco torácico se percibe un dolor


intenso torácico o entre las costillas, a modo de pinchazo que no desaparece.
El dolor aumenta si se sigue realizando la actividad física o el trabajo. Esta acción puede
agravar el Tirón muscular e incluso producir una Rotura muscular.

Inflamación o Hinchazón en el lugar de la lesión.

Hematoma.

Se produce como consecuencia de la rotura de los vasos sanguíneos que hay cerca del Tirón
Muscular.

Decalaje en el lugar de la Rotura Fibrilar o de la Rotura Muscular.

Es como si el músculo tuviera un escalón

Impotencia funcional o Incapacidad para realizar movimientos.

Mareo.

Sudor Frío. Estos dos últimos síntomas pueden ser posibles.

Tratamiento de un Tirón Muscular

Para el tratamiento de la Rotura de Fibras es muy importante distinguirla y diferenciarla de


la Contractura Muscular, la cuál ya la expliqué en el artículo Contractura Muscular, Qué es,
Tratamiento.

Para realizar un tratamiento correcto hay que respetar el periodo biológico del proceso de
cicatrización del músculo.

El tratamiento de una Rotura de Fibras será diferente dependiendo del grado de la misma.

Calambre muscular

Es el nombre común de un espasmo muscular. Estos se pueden presentar en cualquier


músculo del cuerpo, pero a menudo se producen en una pierna. Cuando un músculo está en
espasmo, se contrae sin control y no se relaja.

Causas

Los espasmos musculares a menudo se presentan cuando un músculo está sobrecargado o


lesionado. Los factores que podrían causar un espasmo muscular incluyen:

Hacer ejercicio cuando usted no ha tomado suficientes líquidos (está deshidratado).

Tener bajos niveles de minerales, como potasio o calcio.

Algunos espasmos ocurren debido a que el nervio que se conecta a un músculo está irritado.
Un ejemplo es una hernia discal que irrita los nervios raquídeos y causa dolor y espasmo en los
músculos de la espalda.

Los espasmos en la pantorrilla ocurren comúnmente al patear durante la natación o al correr.


También se pueden presentar en la noche mientras usted está en la cama. Los espasmos de la
parte superior de la pierna son más comunes con actividades como correr o saltar. El espasmo
en el cuello (columna cervical) puede ser un signo de estrés.

Síntomas
Cuando se presenta un espasmo muscular, el músculo se siente muy tenso y algunas veces se
describe como un nudo. El dolor puede ser intenso.

Pruebas y exámenes

Para diagnosticar un espasmo, el médico buscará músculos tensos o duros que son muy
sensibles al tacto. No existen estudios imagenológicos ni exámenes de sangre para esta
afección. Si la causa del espasmo es la irritación de un nervio, como en la espalda, una
resonancia magnética puede servir para encontrar la causa del problema.

Tratamiento

Al primer signo de espasmo muscular, suspenda la actividad e intente estirar y masajear el


músculo afectado.

En un principio, el calor ayuda a relajar el músculo, aunque la aplicación de hielo puede servir
después del primer espasmo y cuando el dolor haya mejorado.

Si el músculo aún sigue dolorido después de aplicar calor y hielo, se pueden usar
medicamentos antiinflamatorios no esteroides para ayudar con el dolor. En casos más graves,
su proveedor de atención médica puede prescribir medicamentos antiespasmódicos.

Después de recibir tratamiento, su proveedor de atención médica debe buscar la causa del
espasmo para evitar que se vuelva a presentar. Si un nervio irritado está involucrado, se podría
necesitar fisioterapia o incluso cirugía.

Tomar agua o bebidas para deportistas al hacer ejercicio puede ayudar a aliviar los calambres
debido a la deshidratación. Si tomar solamente agua no es suficiente, las sales efervescentes o
las bebidas para deportistas pueden ayudar a reponer los minerales en el cuerpo.

Prevención

Actividades que puede llevar a cabo para disminuir la probabilidad de espasmos musculares
incluyen:

Hacer estiramiento para mejorar la flexibilidad.

Cambiar las sesiones de entrenamiento para ejercitarse dentro de sus capacidades.

Beber mucho líquido mientras se hacen ejercicios e incrementar la ingesta de potasio. El jugo
de naranja y los bananos son excelentes fuentes de potasio.

Final del formulario

¿Qué es el desgarro muscular o rotura de fibras musculares?

El desgarro muscular, también conocido como rotura de fibras musculares es una lesión del
músculo donde las fibras que lo componen se estiran demasiado hasta que se desgarran o se
rompen. Normalmente se reconoce porque el desgarro provoca un dolor muy intenso que
obliga a la persona a suspender inmediatamente la actividad.

Además si se intenta retomar el ejercicio, el músculo se contrae y pone en tensión el área


lesionada llevando de nuevo a la persona a sentir un dolor agudo y muy localizado.
Con un desgarro muscular normalmente no aparece hematoma ni ningún signo exterior de la
lesión pero se siente un dolor intenso en la zona afectada.

Es una lesión muy frecuente en los deportistas, sobre todo en los músculos de
las extremidades inferiores, aunque también podría ocurrir en el bíceps, tríceps o pectoral.

En ocasiones se compara con el dolor producido al recibir una pedrada. Sobre todo cuando el
desgarro muscular se produce en el gemelo, por lo que comúnmente se le
denomina síndrome de la pedrada.

¿Por qué se produce el desgarro muscular o rotura de fibras?

El desgarro muscular, como adelantaba, es bastante común en el mundo deportivo y puede


deberse a varios factores diferentes dependiendo de cada deportista. Falta de calentamiento o
pobre condición física, por ejemplo. Aunque la lesión en sí puede producirse de dos maneras
diferentes:

De forma directa: el desgarro muscular o rotura se produce como consecuencia de un golpe o


porque el músculo se haya estirado más de la capacidad que tiene para estirarse.

De forma indirecta: se produce como consecuencia de una contracción rápida y fuerte del
músculo y es la forma más común que tiene el desgarro muscular o rotura de fibras de
producirse.

Hay muchas formas de clasificar las roturas fibrilares, pero generalmente se determinan por el
número de fibras desgarradas en la lesión. Existen las roturas milimétricas, conocidas como
“microrroturas” fibrilares o las roturas más grandes conocidas como desgarro muscular. Estas
últimas pueden llegar a ser de varios centímetros o incluso llegar a producir la rotura completa
del músculo.

Tiempo de recuperación de un desgarro muscular

Como en la mayoría de lesiones, el tiempo de recuperación de una rotura o desgarro muscular


varía mucho según diversos factores. El tamaño de la lesión, el estado de salud de la persona,
así como su edad, peso o el tratamiento recibido hace variar el tiempo de recuperación.

Aunque podría decirse que en términos generales si el desgarro ha sido leve estaríamos
hablando de 8 a 10 días de recuperación. Si la rotura es moderada podríamos decir que cerca
de 1 mes de recuperación. Aunque si la rotura es grave podríamos estar hablando de 1 a 3
meses.

Tratamiento de la rotura fibrilar

El tratamiento de un desgarro muscular se basa especialmente en los siguientes aspectos:

Reposo: con el fin de evitar que se agrave la lesión se recomienda suspender la práctica
deportiva.

Kinesiotaping o vendaje neuromuscular: ayudará a la reducción del hematoma que ocurre tras
el desgarro muscular. Además gracias a este tipo de vendaje puede reducirse
considerablemente el periodo de recuperación con resultados visibles a partir de tres días.

Aplicación local de frío: el hielo o bandas de gel congeladas calman el dolor y reducen la
inflamación. No debe aplicarse directamente sobre la piel y se recomienda hacerlo durante
unos 15 minutos en la zona afectada.
Rehabilitación: si el desgarro muscular ha sido considerable se recomienda acudir al
fisioterapeuta para que éste pueda indicar los estiramientos adecuados para cada tipo de
lesión. Se recomienda empezar a realizar estiramientos en la zona conforme vaya cesando el
dolor antes de volver a realizar actividad física.

Una de las mejores maneras para prevenir el desgarro muscular es realizar un buen
calentamiento antes de practicar ejercicio

Si sufres un desgarro muscular y quieres una opinión personalizada no dudes en ponerte


en contacto con nosotros.

Otra forma de entender las roturas de fibras del gemelo

En el caso de la rotura de fibras musculares del gemelo esta teoría nos dice que existe una
predisposición a la rotura por un aumento en la tensión inconsciente e involuntaria de los
gemelos (y además, ésta tensión de los gemelos también puede ser que evolucione hacia una
tendinitis del tendón de Aquiles); que a su vez está producido por una alteración en el
funcionamiento de la vejiga. La vejiga entra en disfunción debido a 2 peculiares tensiones
emocionales: un bajo estado de ánimo y desesperanza. Un paciente que ha percibido en las
últimas semanas una sensación de que su vida está muy cuesta arriba bien en el ámbito laboral
o familiar puede tener una alteración de la función de su vejiga.

Tratamiento de una rotura de fibras del gemelo

La vejiga se puede ver afectada por una mala gestión de las emociones como he explicado
anteriormente pero además, como el resto de las vísceras, se va a ver afectado por una mala
alimentación, donde hay un exceso de proteínas de origen animal (es decir, un exceso de
carnes, especialmente la carne roja) y por un exceso de dulces y de lácteos. Observa el
siguiente video:

¿Cómo podemos prevenir la rotura de fibras del gemelo?

Siempre el mejor aliado ante las lesiones es la prevención de las mismas(3). Además de
equilibrar el funcionamiento de la vejiga, que será fundamental para esto, podemos hacer una
serie de ejercicios de estiramiento y auto-masaje que ayudarán a mantener estos músculos
más relajados y por lo tanto con menor predisposición a sufrir lesiones y desgarros.